Opinión - Runrun

OPINIÓN

30 N y la dirigencia democrática, por Eddie A. Ramírez S.
En la reciente elección del 21N la dirigencia democrática que convocó a votar quedó mal parada, pero también la que llamó a la abstención

 

En la reciente elección del 21N la dirigencia democrática que convocó a votar quedó mal parada, pero también la que llamó a la abstención, con el argumento de que se legitimaba a Maduro y al Consejo Nacional Electoral.  Tal día como hoy, 30N 1952, el dictador Marcos Pérez Jiménez convocó la elección de una Asamblea Constituyente. ¿Acaso los que votaron legitimaron a ese usurpador? ¿Legitimaron al dictador Pinochet los chilenos que votaron en el plebiscito? ¿Acaso el CNE que tuvimos cuando sufragamos por Rosales y después por Capriles fue electo respetando la Constitución?

La MUD y los abstencionistas pifiaron: la MUD al dejar para última hora la decisión de participar, al presentar algunos candidatos con poca aceptación popular, pleitos internos, intentos de dar un golpe de Estado al presidente interino Juan Guaidó y al no lograr acuerdos  para presentar un solo candidato.

Los abstencionistas por no presentar otra opción viable, abandonando el instrumento disponible para los civiles en las actuales circunstancias. Obviaron que no estamos armados y que el régimen ha demostrado que dispara a matar, encarcela y tortura a quienes protestan. La abstención se justifica en algunos casos, pero no puede ser la norma. Manuel Rosales realizó bien su trabajo. Felicitaciones, al igual que a los otros ganadores democráticos.

Los mitos

Por soberbia, los opositores hemos incurrido en alimentar dos mitos. El primero es que Chávez tenía el rechazo de la mayoría, lo cual fue cierto antes de que estableciera las misiones. Ganó el referendo revocatorio y las elecciones sobre Rosales y Capriles porque tenía aceptación en los estratos más vulnerables. Recordemos que fue un dictador populista que dispuso de ingresos petroleros nunca vistos. Cierto que no fueron procesos limpios, ya que utilizó recursos del Estado, amenazó a los empleados públicos y a los beneficiarios de las misiones y sus grupos paramilitares amedrentaron al electorado en muchas zonas. 

El otro mito es el de las máquinas de votación. Nunca se demostró que el número de votos indicado por la máquina fuese diferente al de los comprobantes emitidos. El problema es que cuando no tuvimos testigos, los operadores votaban por los ausentes. Jamás tuvimos todas las actas de las mesas y cuando las tuvimos, como en el estado Bolívar, el régimen desconoció el triunfo de Andrés Velásquez.

Ante la pregunta de por qué arrasamos en las parlamentarias del 2015 en tiempo de Maduro, la respuesta de algunos es que el oficialismo se descuidó ¡Qué pobre explicación! ¡Ganamos porque votamos y ya éramos mayoría! Entendamos que el régimen no concederá condiciones acordes con parámetros internacionales. Solo podemos ganarle si votamos masivamente y sin dispersar el voto.

El fraude del 30N

Hoy se cumplen sesenta y nueve años de que el dictador Pérez Jiménez convocó la elección de una Asamblea Constituyente. Los partidos Acción Democrática y Comunista estaban ilegalizados. URD y Copei decidieron participar. El primero tenía más opción. La dirigencia de AD en el exilio llamó a la abstención. Sin embargo, los ciudadanos votaron por URD. Muchos afirman que la dirigencia de AD en la clandestinidad ordenó votar, pero probablemente fue una decisión personal, ya que había censura de prensa y no existían las redes sociales, por lo que divulgar instrucciones no era fácil.

La dictadura desconoció el triunfo de URD y exilió a Jóvito Villalba y a otros dirigentes. Valientes y probos ciudadanos como Vicente Grisanti, Juan Saturno Canelón y otros miembros del Consejo Electoral se negaron a firmar las actas inventadas. La democracia perdió esa elección, pero la votación evidenció el rechazo a la dictadura y el fraude.

El golpe del 24 N

Ese día, en 1948, se produjo la intervención militar que derrocó a don Rómulo Gallegos e inició una dictadura. Al respecto, es obligatorio leer el libro del distinguido compatriota Marco Tulio Bruni Celli. Lo acaba de publicar la editorial Dahbar y también se consigue por Amazon. Son 587 páginas de una investigación exhaustiva sobre las causas de la caída de Gallegos, con discusiones sobre el pretorianismo militar y civil, las pugnas políticas y la conspiración militar. Ya Bruni Celli había publicado otro importante libro sobre el 18 de octubre de 1945. Sin duda que la responsabilidad mayor recae en los militares, pero la pugna política jugó un papel importante. 

Generalmente las dictaduras se imponen por las armas, pero a veces se prolongan por culpa de la dirigencia opositora. Betancourt, Caldera y Villalba lo entendieron y depusieron sus rivalidades. La oposición chilena a Pinochet también lo entendió. La nuestra está en pañales.

El factor relegado

Generalmente nos olvidamos del malestar de los ciudadanos, el cual incentiva a los militares a intervenir por creer, equivocadamente, que son los llamados a enderezar entuertos. Ello solo se justifica en dictadura. No podemos dejar de lado la responsabilidad de muchos de nuestros dirigentes quienes, cuando estuvieron en el gobierno, no fueron capaces de enrumbar al país hacia un desarrollo sustentable. Todos, unos más otros menos, promovieron un capitalismo de Estado, ejercieron controles sobre nuestra economía y no enfrentaron con decisión el flagelo de la pobreza y de la desigualdad social.

Tenemos que dar una gran discusión sobre la Venezuela pospetrolera, la cual está a la vuelta de la esquina. El libro El fin de Petrolia y una nueva Venezuela, del distinguido economista Maxim Ross, contiene elementos para orientar esta discusión. Está disponible en Amazon.

La tarea

Hay que reconocer los errores y objetivamente identificar quienes son los opositores y quienes los palafreneros del régimen. La unidad debe ser entre los que tienen como objetivo salir del mismo. El hecho de que alguien difiera de la línea de la MUD no lo convierte en un alacrán y no todo el que haya llamado a votar o a la abstención es un colaboracionista. Hemos abusado, generalmente por mala fe, al endilgar ese término a cualquiera que piense diferente. También, la dirigencia debe aceptar que el modelo de desarrollo que hemos seguido, antes, durante y después de Chávez no es el adecuado para progresar. Debemos recordar aquello que decía Ludwig Erhard, el padre del milagro alemán: “Tanto mercado como sea posible y tanto Estado como sea necesario”.

Como (había) en botica

Verónica Marín Estrada, joven venezolana de la diáspora residenciada en Canadá, debutó exitosamente en el cine, participando en rol importante en la película Christmas CEO. Su tío, el teniente coronel Igbert Marín Chaparro, y su primo, el capitán Alarcón Camacho, no podrán ver la película por ser presos políticos.

Lamentamos el fallecimiento de Doris Rangel Bonive, Alcides Plaza y Wilmer Macías Morales, compañeros de Gente del Petróleo y de Unapetrol.

¡No más prisioneros políticos, ni exiliados!

eddiearamirez@hotmail.com

Las opiniones emitidas por los articulistas son de su entera responsabilidad. Y no comprometen la línea editorial de RunRun.es

#MoncadaRenuncia, por Carolina Jaimes Branger
¿En qué se diferencian sujetos como Moncada de los chavistas, que para optar para cargos públicos pareciera que necesitaran prontuarios en vez de currículos?

 

@cjaimesb

“Hola, hola, hola… ¿cómo están? Acabo de publicar en mis historias un poco de zorras (o de putas) que por Instagram me empiezan a atacar y no tienen las “bolas” (comillas mías) de nombrarme. Yo sí puse que dos jevas más (sic) para traerme a Tulum. ¡Dejen la envidia, mis amores, que para eso soy rico, pa´ que sepan!… Así es la gente que trabaja. Que ustedes no puedan “pagá” un viaje, no puedan “disfrutá” en familia con excentricidades, ¡qué peo! Lo hago público porque yo no le tengo miedo a nadie. Y ustedes, si empiezo a hablar de ustedes, Giovanna, Nicole, Fabiana (nombra el apellido, que me reservo), Danela, porque a toditas, excepto a Nicole, me las he “agarrado”, ¡pa´ que sepan! Y lo arrecho de todo esto, pa´ terminar e irme a rumbear a Clapton, amigas, pa´ que les dé envidia, es que −no voy a mentir con los números− me escribieron casi sesenta mujeres para que las trajera a Tulum, a Cancún, a DF, todo pago. ¿Cuál es el puto problema? ¡Y lo peor es que una de todas esas jevas que me atacan, me escribió “yo voy, tengo mi prórroga perfecta”… ¡no seas tan hipócrita!”.

El video tiene casi medio millón de vistas. Quien habla es el concejal recién electo en El Hatillo con la tarjeta de la Unidad, Alejandro Moncada. No tenía ni idea de quién era hasta que la abogada María Corina Muskus, fundadora de Venezolanas Globales, puso un tuit que se volvió viral: “Al concejal de El Hatillo se le debería pedir que ponga su cargo a la orden, es decir, su renuncia. Si no, hay que exigir una disculpa pública, exigirle formación en género y derechos humanos. Como sociedad no podemos seguir tolerando estos comportamientos”.

Más claro, imposible. Yo estoy de acuerdo en que el sujeto debe renunciar. Y si no, que la cámara municipal lo destituya. ¿Es que a los políticos que aspiran a cargos públicos no se les realiza una especie de baremo? ¿No se revisan −al menos− sus redes sociales? ¿No se les hace contraloría de la proveniencia de sus bienes?

¿En qué se diferencian de los chavistas, que para optar para cargos públicos pareciera que necesitaran prontuarios en vez de currículos?

Hace una semana, nos quejamos públicamente del video de José Vicente Rangel Ávalos, donde decía que en el Instituto de la Mujer “les iban a buscar machos a todas…”. Otro que debería renunciar, o pedírsele la renuncia, aunque sabemos que eso no va a pasar. El Tribunal de Control con competencia en delitos contra la mujer, a petición de la Fiscalía General de la Nación, emitió la noche del 26 de noviembre una orden de aprehensión en contra de Moncada, a quien se acusa de violencia, acoso y hostigamiento. A Rangel, por supuesto, ni con el pétalo de una rosa. Diosdado Cabello leyó en su programa la disculpa que envió, como si eso resolviera la gravísima falta de respeto. Pero de ellos no espero otra cosa. Por el contrario, de la oposición no solo lo espero, lo exijo. ¿Cómo vamos a reconstruir el país con sujetos como Moncada? Aunque debo decir que no sé si la cárcel es lo que procede… Yo haría lo que sugirió María Corina Muskus.

Pero el video no es lo único que me disgusta de sus redes sociales: hay una foto en Washington, frente al Air Force One, donde afirma que está convencido de que “un exitoso empresario es el que necesita un país para seguir adelante, que no siempre se tiene que hablar bonito y ser políticamente correcto, QUE NO SIEMPRE HAY QUE RESPETAR LOS DERECHOS HUMANOS…”. ¿Ah, no? ¿No siempre hay que respetar los derechos humanos? ¿De qué clase de antro salió este hombre?

Si queremos que esto cambie, no podemos seguir con los paradigmas que ha impuesto el chavismo. Alguien que aspira a ser líder de la Venezuela del futuro no puede, bajo circunstancia alguna, comportarse como un patán. No debe faltar el respeto. Tiene que controlar sus ímpetus machistas y misóginos, racistas, clasistas y homofóbicos. Un líder tiene que ser alguien que inspire, no alguien que dé asco.

El recién electo concejal también publicó un video donde se disculpa del video que describo al comienzo de este artículo. Pero se le ve nervioso, titubeante: su lenguaje corporal lo delata. No es como el primero, donde se siente sobrado.

Moncada, si tanto quieres a tu comunidad, hazle el favor y renuncia. Vete para Tulum. Es el lugar ideal para gente como tú…

Las opiniones emitidas por los articulistas son de su entera responsabilidad. Y no comprometen la línea editorial de RunRun.es

Pablo Milanés, los días de gloria, por Isaac López*
“Los días de gloria se fueron volando y yo no me di cuenta. Solo la memoria me iba sosteniendo lo que un día fue”. El idealismo de la juventud de los 60 merecía ese epitafio de Pablo Milanés

 

@IsaacLpez

Al pueblo cubano en las calles, que canta en sol mayor

“La vida no vale nada sino es para perecer porque otros puedan tener lo que uno disfruta y ama…», «Pobre del cantor que no comprenda que fuimos la semilla y hoy somos esta vida», “No vivo en una sociedad perfecta, yo pido que no se le dé ese nombre. Si alguna cosa me hace sentir esta es porque la hacen mujeres y hombres”, “Yo me quedo con todas estas cosas, más dignas, más hermosas, con estas yo me quedo”. Son estrofas de las canciones de los años setenta y ochenta de Pablo Milanés, una de las figuras emblemáticas de la Nueva Trova Cubana, constituida en movimiento en 1972, y conformada entre otros por Silvio Rodríguez, Noel Nicola, Sara González y Vicente Feliu, quienes se convirtieron en embajadores del proyecto de la Revolución cubana y sedujeron con sus composiciones románticas, comprometidas, rebeldes, vanguardistas, a la juventud de América Latina y más allá.

Seducción, propaganda, nostalgia e ingenuidad. Todo mezclado, todo mezclado. Un continente marcado desde antaño por violencia, desigualdades atroces, pobreza, abuso, falta de institucionalidad y democracia. Esas canciones encontraban terreno fértil en masas juveniles cuyos padres habían emigrado del campo a la ciudad buscando mejores condiciones de vida.

Los años sesenta fueron los de la guerrilla latinoamericana impulsada por el régimen castrista. Luego de la derrota, la izquierda se replegaría a otros espacios de actuación: sindicatos obreros, movimientos agraristas, agrupaciones del magisterio… En Venezuela el nicho destinado preferentemente por el sistema democrático −que la venció con las armas− fueron las universidades. La revisión del texto La subversión marxista en Venezuela 1969-1974, del comisario Arpad Bango Stagel, muestra cómo los cuerpos de seguridad llevaban el seguimiento a la actividad de la izquierda universitaria en aquellos años.  

“Bolívar lanzó una estrella que junto a Martí brilló, Fidel la dignificó para andar por estas tierras”. Esa es parte de la letra de Canción por la unidad latinoamericana, también de Milanés. Todavía en el año 1991, en el Poliedro de Caracas, podía escucharse coreada por un público que gritaba “Cuba sí, yanquis no” en la apertura el Primer Festival de Música Latinoamericana organizado por el Ateneo de Caracas (El Nacional, 27-11-1991, p. B-Farándula). 

Pablo Milanés, días de gloria, por Isaac López
Primer Festival de Música Latinoamericana, en el Poliedro de Caracas, Nueva Trova cubana

Ha costado mucho que la seducción de la Revolución cubana se desvaneciera en los sectores medios, universitarios e intelectuales de Venezuela. Y hablo desde el mea culpa, no solo desde el intento de comprender el entorno. El peso del capital simbólico de Cuba y los legados sociales de la revolución, de los que ha hablado Juan Cristóbal Castro (Prodavinci. Entrevista con Hugo Prieto. 11-7-2021) han gravitado con especial fuerza en el país.  

Ni el eco del renombrado Caso Padilla en 1968-1971, ni las denuncias del escritor Reinaldo Arenas a mediados de los setenta, ni el éxodo de Mariel en los ochenta, ni las noticias de la gente desesperada lanzándose al mar para llegar a Miami, lograron resquebrajar la fe y la creencia, las cuales se mostraron espléndidas en el Manifiesto de Bienvenida -con 911 firmas- presentado a Fidel Castro en febrero de 1989: «como conductor fundamental de la Revolución cubana», por los logros en favor de la dignidad de su pueblo, «y en consecuencia de toda América Latina». Fidel Castro fue «la estrella» de la Coronación de Carlos Andrés Pérez II de ese año. (http://www.lavenezuelavetada.com)

Ha sido solo con la injerencia cubana en la etapa de crisis nacional reciente cuando la melancolía de izquierda ha cedido para imponerse negación, repudio y cuestionamiento.

Una crítica que es selectiva, pues “Con mis amigos −escritores, artistas e intelectuales que exaltaron en diversos medios al castrismo: de Adriano González León al Chino Valera Mora, y de Antonia Palacios a Domingo Alberto Rangel− no te metas”. 

En una entrevista para Globovisión, Nitu Pérez Osuna preguntaba a Soledad Bravo cómo había podido cantarle a un hombre como el Ché Guevara, a quien ella consideraba un asesino que había ajusticiado a tantos disidentes en La Cabaña. La respuesta asombra: nuestra querida Soledad dijo que ella no lo sabía. En 1969 había grabado “Hasta siempre”, la despedida que compuso Carlos Puebla al ícono de la revolución latinoamericana.

Milagros Socorro presenta las incoherencias de Cecilia Todd en un texto de Prodavinci, para evidenciar que hay algo que no cuadra en una artista promovida por el CONAC, FUNDARTE y otras instituciones durante los años de “la cuarta república” que pierde la memoria y señala que solo con el chavismo sus canciones se escuchan en las radios del país. (Milagros Socorro, Cecilia Todd, algo no cuadra, Prodavinci, 20 de junio 2021). Lo mismo se ha dicho para el caso de Alí Primera, quien entonó con solidaridad militante: “Cuba es un paraíso para el cubano señores. Allá se trabaja duro, pero el cubano es alegre, ahora trabaja pal pueblo no trabaja pal señor. Lo vagabundo está afuera, lo echó la Revolución”.

“Los días de gloria se fueron volando y yo no me di cuenta. Solo la memoria me iba sosteniendo lo que un día fue. Vivo con fantasmas que alimentan sueños y falsas promesas, que no devuelven los días de gloria que tuve una vez. Perdí mi yagruma y mi colibrí. Perdí mi guitarra, se perdió en la bruma, donde pierdo el habla y te pierdo a ti. Los días de gloria se fueron con todo lo que un día fui…”. (Días de gloria, Pablo Milanés)

El idealismo de la juventud de los sesenta merecía ese epitafio. La metáfora sirvió a los de la llamada Novísima Trova para denunciar su hastío ante un régimen con el cual ellos también vivieron una etapa de romance. De Carlos Varela a Tanya, de Frank Delgado a Liuba María Evia, de Monte de Espumas a Donato Poveda. Pero las frases de Días de gloria son la despedida que a su modo hicieron Pablo Milanés y Soledad Bravo, está última intérprete en la primera mitad de los setenta de dos discos con Canciones de la Nueva Trova Cubana que fueron blasones de la juventud universitaria venezolana de la época.  

Analizar, reflexionar, debatir, tratar de escapar del presentismo, conversar en medios tan radicalizados, tan balcanizados, tan ardientemente fanatizados por una lucha de nunca acabar, no es tarea fácil. Se impone la descalificación a ultranza. Nadie escucha a nadie. La gente opina por el titular. Tulio Hernández habló de Cuba y Venezuela como de patrias partidas, naciones fragmentadas entre las lecturas del pasado y el futuro, ante terribles presentes.

Silvio Rodríguez ha dicho frente a las protestas multitudinarias de este julio de 2021 en La Habana y otras ciudades, que son parte de la estrategia del imperialismo para destruir a la revolución. Aunque pidió públicamente amnistía para aquellos que no fueran violentos, él se muere como vivió. Milanés, su gran amigo y compañero de trovas, quien reside hace algunos años en Madrid, ha sido contundente:        

«Es irresponsable y absurdo culpar y reprimir a un pueblo que se ha sacrificado y lo ha dado todo durante décadas para sostener un régimen que al final lo que hace es encarcelarlo. Desde hace mucho tiempo, he venido expresando las injusticias y errores en la política y gobierno de mi país. En el año 1992 tuve la convicción de que definitivamente el sistema cubano había fracasado y lo denuncié. Ahora reitero mis pronunciamientos y confío en el pueblo cubano para buscar el mejor sistema posible de convivencia y prosperidad, con libertades plenas, sin represión y sin hambre. Creo en los jóvenes, que con la ayuda de todos los cubanos, deben ser y serán el motor del cambio. A los 78 años seguiré expresando estas mismas opiniones mientras mi salud me lo permita» (Pablo Milanés. 24 de julio de 2021, sitio oficial facebook).

27-7-2021

* Historiador. Profesor. Universidad de Los Andes. Mérida

Las opiniones emitidas por los articulistas son de su entera responsabilidad. Y no comprometen la línea editorial de RunRun.es

Humano Derecho #223 con Jesús Vásquez, representante de Monitor Ciudad  
Monitor Ciudad es una ONG que se apoya en la gestión ciudadana para promover soluciones al problema del agua  

 

@_humanoderecho

¿Cómo surge Monitor Ciudad? ¿Cuál es el trabajo que realizan? ¿Son viables los pozos de agua? Estaremos conversando de estos y otros temas con Jesús Vásquez, representante de Monitor Ciudad.

Vásquez nos hablará acerca de todos los temas relacionados con su organización y proyectos para restaurar y promover el sentido de ciudadanía.

Monitor Ciudad es una ONG que usa la tecnología para ubicar problemas, generar datos apoyándose en la participación ciudadana y promover soluciones creando conciencia. Surge de la necesidad de apoyar las protestas ciudadanas motivadas por el creciente problema del agua.

Según el representante de esta organización civil, «más del 90 % de la población venezolana tiene un servicio intermitente de agua, por ello damos apoyo sobre en dónde están esos cuellos de botellas que impiden que le llegue el servicio de agua a la población”.

Presentado por Génesis Zambrano (@medicenmouzo) y Luis Serrano (@akaLuisSerrano). Somos el radio web show semanal que mezcla la buena música con gente que ayuda a gente. Transmitido por diferentes plataformas del país, es producido por RedesAyuda y Provea.

Más contenido en humanoderecho.com

Las opiniones emitidas por los articulistas son de su entera responsabilidad y no comprometen la línea editorial de RunRun.es

Es preferible dibujar gracioso que dibujar bien, por Juan Eduardo Fernández “Juanette”
Tres artistas extraordinarios, Liniers, Alberto Montt y Raúl Salazar, me enseñaron que “es referible dibujar gracioso que dibujar bien

 

@SoyJuanette

A medida que pasa el tiempo uno como comediante trate de reinventarse, es decir, de acoplarle a tu rutina algún tipo de talento. Por ejemplo, hay standuperos que también son magos, músicos o imitadores. Pero en mi caso soy bastante malo en esas tres disciplinas, por lo que busqué un refugio en el dibujo.

Para no vender falsas expectativas, quiero aclarar que no soy un buen dibujante, aunque siempre he sentido el deseo de expresarme a través de la imagen. No hablo solo del cine o la TV, sino de la caricatura; y esto se lo debo a mi gran amigo Alexander Almarza, @almarzaale, que en los tiempos en que trabajamos en la extinta Cadena Capriles, me permitía rebotar con él algunos chistes que luego se convirtieron en caricaturas, obviamente maravillosamente ilustradas por mi amigo.

En fin, para hacerles el cuento corto, hace algunas semanas decidí inscribirme en tres, no en uno, sino en tres cursos de dibujo con tres maravillosos maestros: Ricardo Liniers, Alberto Montt y Raúl Salazar.

Los dibujantes Ricardo Liniers y Alberto Montt.

Con el reconocido artista argentino Liniers, mundialmente famoso por sus portadas en The New Yorker y por su tira diaria Macanudo, aprendí el arte de las tiras cómicas, desde el desarrollo de la idea, hasta el color.

Portadas de Liniers en The New Yorker

Por su parte Alberto Montt, ilustrador y caricaturista chileno-ecuatoriano me enseñó cómo crear personajes desde líneas aparentemente sin sentido, y cómo hacerlos protagonistas de maravillosos one liners (chistes cortos). El trabajo de Montt pueden disfrutarlo a través de sus Dosis diarias.

Video: Dosis Diarias con Alberto Montt | Canal en Youtube de El Parlante Amarillo

Entre tanto Raúl Salazar, dibujante de la revista satírica española El Jueves, me hizo entender el gran poder que tiene una mancheta humorística en la sociedad actual; y por qué los gobiernos le tienen tanto miedo a esta particular disciplina artística.

Como leyeron, cada uno de ellos me enseñó algo distinto. Sin embargo, hubo una máxima del humor gráfico en la que coincidieron todos y que me voló la cabeza: “Es preferible dibujar gracioso que dibujar bien”. Sé que esto puede ser polémico, pero si lo dicen ellos y además veo la calidad de mis dibujos, entonces prefiero hacerles caso…

Estoy tan entusiasmado que no solo me instalé programas gráficos, sino que hasta me compré lápices, pinceles y una tabla de dibujo para digitalizar. A continuación, les muestro una de mis primeras caricaturas que, según uno de mis profesores está bastante bien (para evitar el escarnio público me pidió que no revelara su nombre: en la siguiente hoja).

Y bueno amigo lector, solo quería compartir con usted esta nueva faceta como dibujante principiante, que espero me divierta. Y me de tantas alegrías como la escritura y el stand up.

Hasta la semana que viene.

Las opiniones emitidas por los articulistas son de su entera responsabilidad. Y no comprometen la línea editorial de RunRun.es

La mediocridad democrática, por Asdrúbal Aguiar
El debate sobre la democracia se ha estancado. No lo revierte el teatro o el espectáculo que cada año conmemora su día internacional. Y mientras más se elige más se desinfla la experiencia democrática profunda, hasta desaparecer

 

@asdrubalaguiar

Desde el instante en que la OEA adopta la Carta Democrática Interamericana, en 2001, nacida de una desviación inédita hasta entonces, la de un gobernante –Alberto Fujimori, de Perú– quien contando con legitimidad de origen destruye los componentes del ejercicio democrático, hago seguimiento cuidadoso a esa y otras experiencias similares que sobrevienen en la región.

Lo relevante, más allá de las reflexiones teóricas y especulativas, políticas y jurídicas, que alcanzo a verter en distintos libros –El derecho a la democracia (2008), La democracia del siglo XXI y el final de los Estados (2009), Digesto de la democracia (2014), Calidad de la democracia y expansión de los derechos humanos (2018)– es algo todavía más grave que lo señalado o el manido desencanto sobre la democracia que revelan encuestas de opinión, no pocas contaminadas con el sesgo ideológico de sus autores.

La cuestión de fondo, y que más habría de preocupar, tal y como lo aprecio, es la expansión de la mediocridad democrática.

Los llamados a reconstituir las fortalezas de la experiencia de una libertad profunda y responsable, que significa asumir a la democracia como forma de vida y estado del espíritu, como derecho totalizante del conjunto de los derechos derivados de la dignidad de la persona humana: el derecho humano a la democracia, hoy se bastan con aceptar la fatalidad del desencanto. Y así, reducen lo democrático a una jornada personal de envite y azar o al asistencialismo que sea capaz de sosegar los encrespamientos del ánimo popular. Nada más.

Que a la democracia se la reduzca a lo instrumental como en el pasado, a método para la selección de cargos y repartición de canonjías entre quienes son profesionales de las candidaturas, o que se la imagine como algo más sustantivo y por lograr, lo cierto es que los políticos de «usa y tire», los de esta hora, lamentablemente suman sus entusiasmos a la tesis que ha conspirado contra la efectividad de la Carta Democrática, reduciéndola a decálogo de propósitos morales.

El debate sobre la democracia se ha estancado. No lo revierte el teatro o el espectáculo que cada año conmemora su día internacional, en un cenáculo que, como la ONU, lo integran una mayoría determinante de satrapías. Así ha sido desde que, a partir de 1990, el Foro de Sao Paulo decide avanzar hacia el poder por la vía electoral para quedarse en el poder y luego modificar las reglas electorales controlando, vía procesos constituyentes, a los jueces y asegurándose el “derecho humano a las reelecciones” de sus miembros.

Desde entonces solo se habla y solo se ocupan los observatorios internacionales de especular sobre las olas electorales, acerca de las misiones de verificación electoral, asegurar que los más –pero no todos– compitan, para “legitimar” verdaderos simulacros; incluidos los presos políticos, a quienes se les concede la libertad con la condición de que participen electoralmente. No reparan aquellos, siquiera por un instante, en ese otro dato trágico de la experiencia recorrida: cada vez más se celebran elecciones y, en la misma medida, en igual o mayor proporción, mientras más se elige más se desinfla la experiencia democrática profunda, hasta desaparecer.

Quien se ocupe de revisar los farragosos documentos del Grupo de Puebla, de la ONU-2030, e incluso los del Gran Reinicio de Davos –desde la izquierda ahora progre y globalista hasta la derecha desregulada y globalizadora– podrá constatar que todos abordan los grandes temas de actualidad.

A la vez, todos a uno obvian considerar dentro de sus agendas la cuestión democrática, dentro de la tríada que esta forma con el Estado constitucional de derecho y la tutela efectiva de los derechos humanos. ¡Es como si hubiesen encontrado la fórmula para resolver sobre los derechos, al margen de la misma democracia y de la garantía de la ley!

El Salvador es el ejemplo paradigmático de lo anterior, no tanto la sufriente Nicaragua; pues si acaso la pareja Ortega-Murillo les hubiese hecho caso a los señores Joseph Borrell y Rodríguez Zapatero repitiendo los pasos de Maduro en Venezuela, ningún ruido hubiese afectado a su “autoritarismo electivo”; que así califican los escribanos y académicos sibilinos del progresismo latinoamericano a estas feroces dictaduras del siglo XXI.

En suma, cuando en 1959, enfrentando a las dictaduras militares los gobiernos democráticos de la región se empeñan en tener elecciones libres y gobernantes civiles, los hombres de Estado de la época, con cabezas bien amobladas, ajenos a la tentación utilitaria, cultores de la ética democrática, mientras crean a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos aclaran desde Santiago de Chile que no hay democracia solo con elecciones.

Se requiere, de modo vertebral de su ejercicio efectivo, que es separación de poderes, proscripción en la perpetuación del poder, tutela judicial de los derechos humanos, condiciones justas y humanas de vida para el pueblo, entre otras.

En reciente fecha y enhorabuena, la Corte Interamericana de Derechos Humanos abordó con fuerza pedagógica ejemplarizante la cuestión democrática. Lo hizo a propósito de su afirmación sobre el atentado que significan las reelecciones indefinidas. Desafió, así, la abulia cómplice del Consejo Permanente de la OEA cuando de asegurar a las democracias se trata. Estimó a la Carta Democrática, sin dejar margen para la duda, de jurídicamente vinculante.

En fin, o en suma, los gobiernos americanos, incluida la Cancillería europea, condenan a Nicaragua por lo ya dicho, pero se cuidan de no atropellar con igual fuerza a Venezuela; tanto como la Comisión Interamericana arrastra los pies cuando se le demanda escuchar y dar satisfacción oportuna a las denuncias de las víctimas de los “autoritarismos” imperantes en el continente. Les exige tener paciencia, esperar que pasen los lustros y hasta una década, para que no perturben el quehacer de los artesanos de nuestra mediocridad democrática. 

correoaustral@gmail.com

Las opiniones emitidas por los articulistas son de su entera responsabilidad. Y no comprometen la línea editorial de RunRun.es

Cuestionario 2.0 | Donaldo Barros, por Nelson Eduardo Bocaranda
¿Lo peor de la tecnología para Donaldo Barros? Hacerle creer a la gente que tiene el poder de hacer lo que les dé la gana

 

@bocaranda20

Donaldo Barros es un reconocido fotógrafo y también un reconocido artista. Pero antes de todo esto, Donaldo fue cantante y uno de los talentos de la FIFA para reclutar lo que son los deportistas de alto rendimiento de fútbol en el país.

Donaldo tiene un control de la cámara y un ojo tan entrenado, que a muchos se les puede pasar que tiene los pies igual de entrenados para controlar un balón, porque es una de las muestras más impresionantes de talentos multifacéticos que tiene este personaje.

Naked faith || 2017 || Fe desnuda, foto en fundación.app@DoBa, de @donaldobarros.

Lo conozco desde hace unos siete u ocho años y Donaldo está en una constante búsqueda de mejorar su sensibilidad social y sus sentidos a través del arte; está en conexión constante con su entorno a través de lo que hace; hoy es fotografía artística, antes era fotografía documental y siempre ha estado, de una manera u otra, relacionado con diferentes corrientes artísticas.

Le tengo un cariño inmenso a quien hoy es nuestro invitado en este Cuestionario 2.0, Donaldo Barros.

−¿Qué es lo mejor que te ha dado la tecnología?

Conectar con gente que está en diferentes partes del mundo, gente que extraño, que quiero y que espero verlos pronto en persona.

−¿Cuál dispositivo es indispensable para tu día a día, y por qué?

Ningún dispositivo es indispensable para mi día a día, pero sí uso muchísimo el celular por temas de conectividad y mi trabajo, simplemente.

−¿Cuál fue el primer celular que tuviste y cuál es el primer recuerdo que tienes de una computadora?

Mi primer celular fue un Motorola, pero no recuerdo la serie, estamos hablando de hace muchos, muchos años. Era inmenso el celular.

Y la primera computadora fue una Apple, imagínate, yo tenía como doce o trece años. La computadora tenía un programa que utilizaba para escribir los documentos y no tenía suficientemente memoria para escribir una página entera. Tampoco tenía color.

−¿Qué es lo peor que te da la tecnología?

−Lo peor que me ha dado la tecnología, no sé si me lo ha dado a mí, pero algo que siento yo que ha implantado en mucha gente, es hacerles creer que tienen el poder de hacer lo que les dé la gana, cuando les dé la gana y como les dé la gana sin pensar en las consecuencias. Eso es algo que habría que pensar un poco y quizás no regularlo, pero sí instruir a la gente para que piensen un poquito más antes de hacer, decir, y comunicar a través de las diferentes herramientas que nos da la tecnología.

−¿Cómo ha impactado la tecnología el trabajo que haces y cómo crees que lo impactará en el futuro?

−Creo que el futuro va a ser muy parecido a lo que está pasando ahora. La tecnología me ayuda a comunicar lo que hago, a transmitir mis obras y llevar el mensaje.

−¿Cuál es la peor pena que has pasado en WhatsApp?

No he pasado por nada que me haya hecho sentir pena o vergüenza, yo uso el WhatsApp de una manera muy directa y siempre pienso bien antes de hacer, pero como no busco hacer nada que después me genere vergüenza, no tengo esa memoria.

−Si tuvieses que recomendar un pódcast, ¿cuál sería?

Vibras Podcast, de un amigo mío que está en Australia, que es súper positivo e inspira muchísimo y creo que vale la pena pasarse por ahí. Hay más, pero ese es el que ahora me viene a la mente.

Vídeo: REDEFINIENDO EL ÉXITO | Vibras

−Si solo pudieras seguir una sola cuenta de Instagram, ¿cuál sería?

−Bueno, si me das esa opción, prefiero no seguir ninguna, honestamente. Me gustan muchas cuentas de gente que admiro, que inspira y que, de una u otra forma, suman en mi vida. Así que no elegiría ninguna. Te debo esa respuesta.

−Todos tenemos una app favorita, ¿cuál es esa app que abres varias veces al día?

−Me gusta mucho Instagram, aunque últimamente le he perdido un poquito de cariño por cómo está funcionando. Aunque hay gente que hace cosas maravillosas, sin duda.

−¿Cuál es la página web que visitas todos los días religiosamente?

Bueno, si mi correo cuenta como página web, esa. De resto, no navego una página web diariamente.

−Estás viendo alguna serie o película vía streaming? ¿Cuál?

−Ahora mismo no estoy viendo ninguna serie porque acabamos de culminar una: Freud, en Netflix. Nos gustó bastante y es interesante. Son muchas las series que hemos visto por allá, pero que esté viendo actualmente, ninguna.

Video: Freud | Official Trailer | Netflix

−Cuéntanos de alguna vez que recuerdes que un avance tecnológico te haga sorprendido. 

Cuando salió Michael Jackson o Tupac como holograma en un show en vivo. Me pareció impresionante, fue increíble. Lo vi por televisión, no lo vi en vivo, pero que hayan logrado eso me pareció brutal.

Video: Michael Jackson – Slave To The Rhythm | Canal en Youtube de Michael Jackson

 

Si Adán y Eva hubiesen sido…, por Reuben Morales
Si Adán y Eva hubiesen sido comunistas, hubiesen expropiado el Edén y lo habrían convertido en chatarra

 

@ReubenMoralesYa

Menos mal que Adán y Eva no nacieron en esta época. Es que de haber sido así, el destino de la Biblia hubiese sido otro totalmente distinto. Con solo pensar en la cantidad de comunidades que hoy abundan en el planeta, no cuesta imaginar qué hubiese pasado si Adán y Eva hubiesen sido miembros de algunas de estas tribus:

SI HUBIESEN SIDO COACHES

DIOS: “Adán… Eva… pueden disfrutar de todo el Edén, excepto del árbol de la vida”.

ADÁN: “¡Por favor, Dios! ¿Habiendo tantas cosas en el Edén vamos a enfocarnos en lo negativo? ¡Enfócate en el vaso medio lleno!”

SI HUBIESEN SIDO ECOLOGISTAS

DIOS: “Muchachos… no me coman del fruto prohibido”.

EVA: “¡Dios, por favor! Comernos ese fruto sería atentar contra la Pacha Mama. ¿Qué te pasa, brother?”.

SI HUBIESEN SIDO EMPRESARIOS

DIOS: “Me hacen el favor y no me comen de ese árbol”.

ADÁN: “Tranquilo que no comeremos, pero pronto llenaremos el Edén de puros cultivos de ese árbol para conquistar el mercado de exportación de manzanas”.

SI HUBIESEN SIDO ABOGADOS

DIOS: “No me pueden comer de ese…”.

EVA: “¡Ya va, ya va, ya va! Hazme el favor y me dices en cuál artículo de cuál ley dice que no se puede comer de ese árbol”.

SI HUBIESEN SIDO GAIS

DIOS: “Ni vean esa manzana porque van a caer en la tentación”.

ADÁN: “¡Por favor, Diosi!… O sea, tú no sabes que yo soy el mejor amigo de Eva porque ella me cuenta todo mientras yo la peino”.

SI HUBIESEN SIDO ATEOS

DIOS: “Podéis recorrer todo el Edén, pero no acercaros a ese árbol”.

EVA: “Adán, ¿tú escuchaste algo…? Hay como un mosquito en el ambiente, ¿no?”.

DIOS: ¿Me escucháis?

ADÁN: ¡Ignóralo, Eva!… La, la, la, la, la, la.

SI HUBIESEN SIDO PROGRES

DIOS: “Es importante que no se acerquen a ese árbol”.

EVA: “Ya va… ¿y por qué solo a ese árbol? ¿Dónde dejas a los demás árboles? ¿Por qué los excluyes? Y además… ¿cómo sabes que ese árbol es “él” y no es “ella”? ¿Por qué no le dices “árbel”?”.

SI HUBIESEN SIDO VEGANOS

DIOS: “Terminantemente prohibido comer manzanas”.

ADÁN: “Lo lamentamos. Ya nos la comimos. Es lo único que comemos”.

SI HUBIESEN SIDO FEMINISTAS

DIOS: “Ni me miren esa manzana”.

EVA: “¡Y cuenta con eso! ¡No quiero que me culpen de haber iniciado el heteropatriarcado machista!”.

SI HUBIESEN SIDO GAMERS

DIOS: “Hijos míos”.

ADÁN: “Ya va”.

DIOS: “¿Me escuchan?”

EVA: “Ahorita no”.

DIOS: “Es importante”.

ADÁN: “¡Ya va, que estamos a punto de pasar de mundo!”

SI HUBIESEN SIDO MILLENNIALS

DIOS: “Y si se comen esa fruta, cometerán el primer pecado”.

EVA: “¡Ja, ja, ja, ja!… Ya nosotros cometimos ese pecado hace como diez años”.

ADÁN: Y seguimos siendo amigos y todo bien.

SI HUBIESEN SIDO CENTENNIALS

DIOS: “Adán… Eva… Es importante”.

EVA: “¡Adán!… ¿Y ese audiolibro?”.

ADÁN: “¡Me hackearon el teléfono!”

SI HUBIESEN SIDO CHINOS

DIOS: “Y si comen esa manzana, cometerán el pecado original”.

EVA: “Y te tenemos este pecao’ imitación que es igualito al oliginal”.

SI HUBIESEN SIDO DEMÓCRATAS

DIOS: “Prohibido comer del fruto prohibido de ese árbol”.

ADÁN: “Levante la mano el que esté de acuerdo con eso”.

SI HUBIESEN SIDO COMUNISTAS

Bueno… ya va… tampoco es tan bueno darle rienda suelta a la imaginación. Porque si Adán y Eva hubiesen sido comunistas, tengan por seguro: no hubiese habido Dios que les hablara, hubiesen expropiado el Edén, lo habrían hecho improductivo, Adán hubiese matado a Eva de hambre, luego se hubiese comido a la culebra para sobrevivir y este artículo ni siquiera hubiese existido porque de seguro ya lo habrían mandado censurar.

¡Ah, pero eso sí!, habrían publicado una Biblia muy bella donde todo se hubiese visto bien hermoso y abundante.

Las opiniones emitidas por los articulistas son de su entera responsabilidad y no comprometen la línea editorial de RunRun.es