Froilán Barrios Nieves, autor en Runrun

Froilán Barrios Nieves

Centenario de la OIT: el futuro del trabajo, por Froilán Barrios

El lunes 10 de junio de 2019 se instala en Ginebra la 108a Conferencia Internacional de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), evento mundial programado anualmente, que contiene en esta ocasión un significado fundamental al cumplirse 100 años de su fundación. La OIT fue creada en 1919, como parte del Tratado de Versalles que finalizó con la Primera Guerra Mundial, y reflejó la convicción de que la justicia social es esencial para alcanzar la paz universal y permanente. Su Constitución fue elaborada entre enero y abril de 1919 y aprobada en junio de ese año, teniendo como resultado la conformación de una organización tripartita, única en su género al ser integrada por representantes de gobiernos, empleadores y trabajadores en sus órganos ejecutivos y asamblearios.

Sus antecedentes provienen de las ideas propuestas en la Asociación Internacional para la Protección Internacional de los Trabajadores fundada en Basilea en 1901, con la finalidad de impulsar una organización internacional que abordara temas laborales, por cierto lideradas inicialmente por dos empresarios, Robert Owen y Daniel Legrand y por las acciones del sindicalismo europeo y americano, quienes luchaban contra el capitalismo salvaje del siglo XIX, quien consumía de manera implacable a la mano de obra en condiciones infrahumanas. Así también este organismo laboral surgió ante el apocalipsis de la Gran Guerra que determinó la desaparición estimada en 25 millones de personas entre civiles y militares.

Como es de hacer notar este organismo ha permanecido durante un siglo, período en el que se ha conformado la institución tripartita de mayor tradición e institucionalidad, integrada en la actualidad por 187 Estados miembros de la OIT, donde se han aprobado 400 instrumentos jurídicos, a resaltar 189 Convenios, 6 Protocolos y 205 Recomendaciones, orientadas a la protección de los trabajadores en el mundo entero. A partir de 1945 al conformarse la ONU, la OIT pasó a ser un organismo especializado de las Naciones Unidas con la función de ocuparse de los temas laborales, teniendo como objetivos: Promover los derechos en el trabajo, fomentar las oportunidades de empleo decente, fortalecer la protección social y reforzar el diálogo sobre asuntos de la esfera laboral.

Para los venezolanos la OIT ha sido un escenario privilegiado para denunciar ante la comunidad internacional, las violaciones recurrentes a los convenios fundamentales, tales como la libertad sindical (C87), negociación colectiva (C98), sobre la consulta tripartita (C144), sobre discriminación (C111), entre otros, que han sido citados por los empleadores agrupados en FEDECAMARAS y por numerosas organizaciones y centrales sindicales que representan a los trabajadores, mediante quejas ante el Comité de Libertad Sindical, la Comisión de Normas, ante el Consejo de Administración, lo que ha motivado como respuesta del organismo el envío de 12 misiones, comisiones, de diferente género durante los últimos 20 años, emplazando al Gobierno Nacional al respeto de las normas laborales internacionales reconocidas históricamente por el Estado venezolano. Es fundamental recalcar que Venezuela es miembro de la OIT desde sus inicios, estando separada del organismo por decisión de la dictadura perezjimenista en 1956 y retornando en 1958 al ser derrocado el dictador. En la actualidad ha sido designada en 2018 una Comisión de Encuesta como órgano investigador de mayor jerarquía estatutaria para constatar las violaciones recurrentes que determinaría incluso la permanencia de nuestro país dentro de este organismo, lo que significaría una sanción moral y causal para el Tribunal Internacional de la Haya.

Esta ocasión es una gran oportunidad para los trabajadores y los empleadores venezolanos de dar a conocer nuestra tragedia, ante la 108a. Conferencia de la OIT, que reunirá a 5000 delegados de 190 países miembros e invitados especiales, cuyo tema central es Construyendo un futuro con trabajo decente, ante la realidad que sufrimos de un país donde se ha destruido todo vestigio de trabajo digno, con salarios de 6 dólares mensuales, sin seguridad social, sin contratos colectivos, persecución y cárcel a sindicalistas y empleadores, y cierre paulatino de las fuentes de trabajo del sector privado y público, que ha determinado la estampida de más de 4 millones de venezolanos, representando la diáspora más notoria del hemisferio occidental.

Las conclusiones de esta importante Conferencia mundial son de suma importancia para nuestro país, que se prepara para superar la peor gestión gubernamental de nuestra historia y al mismo tiempo para
impulsar mediante una conversación pública y democrática con el método tripartito, sobre cómo queremos que sea nuestra futura sociedad del trabajo. Relacionada a cómo aprovechamos las ventajas y como ponemos barreras a los riesgos. Hace falta un nuevo contrato social también en Venezuela.

Froilán Barrios

Nieves Movimiento Laborista

Los juegos diabólicos del régimen, por Froilan Barrios Nieves

El régimen anunció a través de Delcy Rodríguez sus torcidas intenciones con la violencia desatada para impedir el ingreso de ayuda humanitaria por nuestras fronteras “lo que pasó el 23 de febrero es una pizca de lo que somos capaces de hacer..”, para luego demostrarlo el 07 de marzo pasado con el apagón más largo de nuestra historia, con una duración de 100 horas, siendo el más extenso ya que afectó a todo el territorio nacional, cuyo efecto fue reconocido a nivel mundial y visualizado en las escenas dantescas de la población buscando sobrevivir a la contingencia de un país en la penumbra, incomunicado, perplejo, impotente, aislado durante 5 noches y 6 días, donde sucedieron miles de eventos y tropelías cometidas por un gobierno insensible que dio la espalda a una población desinformada de lo que ocurría.

Desde 2010 la crisis del servicio eléctrico no es secreto para nadie, los efectos atmosféricos del fenómeno del Niño, abordados entonces por la Ley Habilitante en el contexto de las emergencias de las lluvias, y en el posterior racionamiento en diferentes estados del oriente y el occidente, sin llegar a afectar la capital de la república, dieron cuenta de un servicio precario con interrupciones continuas, fogonazos de corriente destructores de aparatos eléctricos domésticos, sin compensación alguna por CORPOELEC, derivando en el empeoramiento de la calidad de vida, por la incapacidad de una mayoría de hogares de reparar los aparatos dañados por los altos costos. A esta cruenta situación se añade la pérdida de vidas humanas por las decenas de fallecidos en clínicas y hospitales, adultos e infantes ante la caída de la energía eléctrica.

Esta caída del servicio eléctrico estuvo acompañada durante estos años por permanentes excusas, cambio de ministros, hubo uno que solo duró por su manifiesta incapacidad 36 horas en el cargo, quienes solo presentaron argumentos risibles sobre los permanentes cortes de energía, cargando la culpa a la fauna nacional, una vez fue un rabipelado, en otra oportunidad fue una iguana, zamuros, en el caso del Zulia, la caída del servicio eléctrico se debió a sabotaje de un diputado opositor, lo que ocasionó la ocurrencia del humor marabino al señalar como culpable a un armadillo, pez godzilla capaz de morder y cortar el cable submarino asentado en el fondo del Lago de Maracaibo. Recientemente la brillante opinión emitida por el secretario de gobierno regional ante el último corte acaecido esta semana en la capital del estado, según éste ha sido culpa de los papagayos o volantines y por la cercanía del territorio zuliano al astro rey.

No tengo duda alguna en que la situación se prestó para que el Ejecutivo Nacional utilizara la ocasión para aplicarnos un ensayo brutal, un experimento del terror, de aprovechar la crisis eléctrica para prolongar la suspensión del servicio eléctrico, con la intención aviesa de amedrentar y de paralizar todo género de protestas que se han venido acrecentando, en enero y en febrero 2019 se registró el récord nacional de 1600 protestas de índole político, económico y social exigiendo la salida de Maduro y el 90% de la población aspirando a un cambio.

Pues bien en el peor estilo de los fascismos del siglo XX no le importó doblar la rodilla a un pueblo extenuado y hacerle pasar aceite a todos los estratos sociales, a tal extremo que son dantescas las escenas del río Guaire donde pobladas utilizan el agua contaminada para solventar sus necesidades que a la postre puede ser mortal su consumo por la falta de agua potable.

Incluso en algunos estados, y en particular en el estado Zulia la calamidad se expresó en el saqueo generalizado, con la mirada cómplice de la Gobernación y autoridades municipales, ocasionando pérdidas cercanas a los 50 millones de dólares y de casi 3000 puestos de trabajo.

El remate de la faena es aplicar el manido recurso, en el estilo de la confesión, el film de Costa Gavras (1970), en cuyo contexto se utiliza el control absoluto de los poderes públicos para fabricar expedientes, y en nuestro caso difamar al presidente interino Juan Guaidó, de ser el cerebro del apagón planificado desde Chicago, Houston, en circunstancias donde se fraguan culpables, se asesina, se persigue, se encarcela y se prohíbe la libertad de prensa.

En definitiva conocemos a un régimen capaz de lo inverosímil para mantenerse en el poder, dispuesto a continuar sacrificando a la población, condenándola a la penuria, a aplicar experimentos macabros, en esta oportunidad se condicionó a 25 millones de habitantes, ya que 5 millones se han disparado de nuestro país mediante la diáspora. Lo cierto del caso es que la mayoría de la población ha tomado conciencia y cada día el dictador se arrincona en Miraflores temeroso del desenlace inaplazable, que más temprano que tarde lo desalojará del poder.

Froilan Barrios Nieves

Movimiento Laborista

Cuba, hands off Venezuela, por Froilan Barrios Nieves

El cortoplacismo forma parte de nuestras tradiciones políticas al momento de exigir desenlaces épicos, sin contemplar que hasta el 10 de enero el régimen creía tener todo asegurado hasta 2025, incluso disfrutando de un momento superior a la precariedad de 2013 cuando el tongoneo paquidérmico de la presidenta del CNE le adjudicó el triunfo, a una gestión presidencial posteriormente cuestionada por las rebeliones populares de 2014 y 2017 y por el referéndum ciudadano de julio 2017, que exigía un gobierno de transición y la restitución del orden constitucional.

Luego de 20 años de tortura psicológica permanente no nos percatamos que en tan solo 40 días se ha puesto en jaque al régimen criminal, que transcurre su andadura en la puesta en escena de coartadas ideológicas y prácticas represivas, alimentadas por un copioso menú del terror basado en persecuciones, asesinatos, la promoción de la diáspora, todas apuntaladas a bloquear ultimátums y poses de Justo Brito y Juan Tabares, que al no producir el efecto inmediato deseado de derribar la tiranía, generan frustración y decepciones ante el agotamiento de la población.

La tiranía madurista se reclama victoriosa el pasado fin de semana y celebra bailando salsa con tumbao de vallenato, al sabotear el pase fronterizo de la ayuda humanitaria, cuando en realidad salió torpedeada en la proa y la popa, por quedar ante el mundo entero como lo que es, un cruel dictador que prefiere quemar alimentos y medicinas que resolver la tragedia humana de la población, bajo el lema de utilizar todos los medios posibles para mantenerse en el poder.

En realidad la procesión va por dentro. No será resuelto por las poses guerreristas del teniente del Furrial, ni por la kefiyah, bufanda de guerra palestina de Delcy Rodríguez o las imprecaciones del usurpador, quizás como Nerón Tropical prefiere crear un clima de guerra civil para generar un conflicto estacionario tipo sirio en América Latina y prolongar sus tropelías en Miraflores.

Sus argumentos ya se marchitaron, del tradicional y rayado “yankee go home”, lo que plantea la mayoría del pueblo venezolano, es “cubanos y rusos go home”, ante la evidencia de como la maldad está gobernando y saqueando a un país latinoamericano, mediante el colonialismo castrista que ha percibido más de 90.000 millones de dólares de nuestra riqueza nacional durante el siglo XXI, manteniendo el control de las instituciones públicas venezolanas a través de los procónsules del castrismo agrupados en el PSUV y en el estado fallido. Representa tanto Venezuela para la economía cubana que al perder el aporte nacional caería el PIB cubano en un 10% anual.

Con Maduro se termina de hundir esa izquierda latinoamericana gigoló agrupada en el Foro de Sao Paulo y el ALBA, que utilizó la espada de Bolívar para saquear un continente, ¿o es teatro lo que le ha pasado a Lula en Brasil, a la Kichner en Argentina, a Correa en Ecuador, a Lugo en Paraguay, a Mauricio Funes en el Salvador, a Ortega en Nicaragua, acusados en tribunales nacionales e internacionales por millares de dólares de corrupción?.

A esta tempestad de malas noticias se le añade las grietas del acartonado ejército de Padrino López, quien pretende presentar a unas FABN disciplinadas, y por el contrario las deserciones, los pronunciamientos diarios de tropa, suboficiales y oficiales en respaldo a Guaidó, le indican que llegó la hora final. Lo patético del régimen es que en su frenética caída recurre a payasadas y circo, observado por los media global en el concierto cuya figura estelar Paul Gillman, solo logró reunir a una exigua militancia del PSUV y a la tropa obligada como relleno para simular asistencia, teniendo como corolario adelantar el carnaval e imponer una semana mas de asueto para darse un respiro en medio de una economía en ruinas.

Por tanto no debe caerse en desesperación, las redes sociales apuran salidas y reflejan decepciones, por el contrario vamos bien, con la paciencia necesaria y la unidad del liderazgo fresco de Juan Guaidó, el joven que logro unificar a un país y como presidente interino conduce a Venezuela a la reconquista de la democracia y a exigirle al castrismo que retire su planta insolente de nuestro suelo patrio.

Froilan Barrios Nieves

Movimiento Laborista

La coronación del dictador, por Froilán Barrios Nieves

DÍAS CRUCIALES Y DEFINITORIOS PRESENCIAMOS EN VENEZUELA, en primer lugar la Asamblea Nacional el pasado 05/01/2019 ha decidido desconocer definitivamente el nuevo mandato que pretende Nicolás Maduro ungirse el próximo 10 de enero, y en segundo término el próximo jueves de forma desafiante con el estilo típico de las tiranías, se dispone a ser reconocido como mandatario nacional para un nuevo periodo presidencial por dos instancias fraudulentas el TSJ y la ANC.

Por primera vez desde 1959 cuando asumió Rómulo Betancourt la presidencia de la república, se desconoce el principio constitucional del inicio del mandato del período presidencial, de prestar juramento ante el vigente poder legislativo como requisito para el ejercicio de su mandato. Es decir, luego de haberse sucedido 12 gestiones presidenciales originadas a partir de elecciones universales directas y secretas, el hasta hoy  mandatario nacional violenta la Carta Magna para juramentarse ante instituciones írritas, a partir del proceso electoral presidencial ilegal y viciado del pasado 20/05/2018.

Como vemos los hechos y los tiempos no se conjugan en literatura y en política en el mismo contexto, los hechos capitales marcan épocas, eras, acorde con la dimensión del contenido de los acontecimientos y decisiones que los acompañan, siendo en nuestro caso fundamental reconocerlos para el futuro inmediato de la nación, ya que la tiranía gobernante lanza al precipicio nuestra tradición republicana, al destruir el legado conjunto de dos constituciones la de 1961 y la vigente de 1999, las conquistas de 60 años de democracia en Venezuela, con sus bemoles y paréntesis, pero al final expresada en la permanencia aunque maltrechas, en las instituciones emanadas del marco legal y constitucional.

De consumarse el 10/01 la estafa del régimen de imponer un nuevo mandato, cruzará de manera irreversible el punto sin retorno hacia la dictadura, decisión similar que asumiera Pérez Jiménez en 1952 al desconocer su derrota en el proceso electoral de la constituyente e imponer una carta magna como traje a la medida del tirano, que luego violara con el plebiscito de diciembre 1957, hecho que desató la rebelión militar y popular de enero de 1958.

El talante dictatorial del régimen se despliega desde inicios de su cuestionada gestión de 2013, caracterizada por ejecutorias violatorias del marco institucional, teniendo como máxima expresión el desconocimiento y agresión física a la Asamblea Nacional, el manejo corrupto de las finanzas públicas, persecución alevosa a los medios de comunicación, a sindicatos, a empresarios privados, centenas de presos políticos, las masacres de 2014 y 2017 y la ominosa entrega de nuestra soberanía nacional, a un nivel tal que superó en todo margen de tropelías al Comandante de Sabaneta.

Como escogerá llamarse no sabemos, en todo caso en la galería de dictadores hay diversas opciones, Benemérito, Generalísimo, Caudillo por la gracia de Dios, Salvador de la Patria, no nos extraña que el grado de postración de las FABN del actual ministro de Defensa le otorgue más allá de Comandante en Jefe, un generalato de cinco soles. Lo cierto del caso es que la calificación de dictador se hará cada día más evidente tanto para la comunidad internacional que ya se pronunció, como para todo el pueblo venezolano que defiende sus conquistas democráticas. Aspirando tener una vanguardia política, como manifestara recientemente el constitucionalista J. Haro (2019), “que no sea solo cronista de la tragedia llamándolo solo usurpador, sino artífice de una solución urgente” ante el impasse histórico que vivimos como nación.

IV Congreso del PSUV: ¿Todo atado y bien atado?, por Froilán Barrios

 

La pose de Duce tropical del Vicepresidente del PSUV anunciando las conclusiones del mejor congreso de la historia del PSUV, en medio de una patética rueda de prensa donde sólo tres periodistas todos oficialistas, pudieron preguntarle temáticas del “fabuloso evento partidista”, cuyo contenido pretende abrumar a la opinión pública al manifestar tener todo absolutamente controlado por los siglos de los siglos amen.

Vana ilusión. Los miedos internos del poder reflejan en sus interiores los males que padecen los actuales gobernantes, las tensiones, su incapacidad para estabilizar la economía, y brindar cualquier servicio público que añora la población, a tal nivel que ya se atreven a culparse unos a otros, situación que ha determinado al Partido Comunista de Venezuela (PCV) marcar distancia ante los disparates del régimen.

El partido de la revolución y la democracia protagónica demostró en su reciente congreso su método estalinista, por aclamación se reeligen presidente y vicepresidente del PSUV Nicolás y Diosdado, y al mismo tiempo el presidente de la república tiene la facultad de designar los integrantes de la Dirección Nacional, tamaño ejemplo de control no se veía ni en el partido bolchevique en 1919, cuando Lenin proclamaba el centralismo democrático y la dictadura del Comité Central sobre las células.

El PSUV, producto de los enajenados mentales que lo concibieron, es un bodrio similar a una turba, es manipulado como un coleto, que se mantiene a pie juntillas de lo que decida el Estado, en particular el Presidente de la República, es simplemente un apéndice sin ningún tipo de autonomía, sus jerarcas, son a la vez Ministros, Presidentes de empresas públicas, diputados en la ilegal ANC. Como aquel Presidente de PDVSA rojo rojito, hoy viuda del chavismo, quien en su momento también era Ministro de Energía y Minas y Vicepresidente del PSUV.

El Duce tropical en su arenga se burlaba de los partidos opositores, cuando éstos en su origen mas allá de las trompadas estatutarias, si permitían tendencias ideológicas y tenían presencia nacional, bien fueran de la socialdemocracia, socialcristianismo, o de la izquierda socialista, incluso quienes llegaban al poder se liberaban de la disciplina partidista, ya que formaba parte con todas sus limitaciones del aprendizaje democrático del país. Hoy día estas organizaciones políticas, han sido ilegalmente proscritas por los caprichos de la tiranía que utiliza al CNE y al TSJ como comisarios del Estado.

En el PSUV no hay tendencias, solo clanes que se disputan los despojos de una economía en ruinas, dominada por el saqueo de quienes ven a Venezuela como un botín merecido, por los sacrificios sufridos desde un chinchorro en las montañas del Bachiller, desde el Frente guerrillero Antonio José de Sucre en el Turimiquire, o por haber participado en las asonadas militares de febrero y noviembre de 1992.

Partidos como el PSUV no tienen futuro en la historia, les sucederá como al PCUS y a los partidos comunistas de Francia, España e Italia entre otros, cuyas sedes hoy son sólo casas muertas, con la particularidad de nuestro país, donde su destino pudiera terminar junto a Daniel Ortega de Nicaragua, en el obituario de un capítulo de la bien ilustrada saga de National Geografique, El Manual del Dictador.

El destino de dos dictaduras del siglo XXI, por Froilán Barrios

La ironía de las dictaduras se resume en que pretendiendo ser eternas, contienen en su seno el germen de su propia destrucción, al momento que se descubren como tales, desatan en el tejido nacional múltiples contradicciones y conspiraciones, que no cesan hasta dar al traste con el régimen de facto. No puede ser de otra manera al pretender en pleno siglo XXI ahogar y enclaustrar a pueblos, que conocieron los valores de la democracia, sus sinsabores y al mismo tiempo la libertad como condición de vida.

Este fue el origen del desenlace de emblemáticas tiranías en nuestro continente el pasado siglo, asesinaron, manipularon, enviaron al destierro a miles de opositores y al final cayeron, como les sucediera a Videla y Galtieri en Argentina, a Pinochet en Chile, Bordaberry en Uruguay, Fujimori en Perú, entre otros de la galería de dictaduras de América latina. La mayoría alcanzaron el poder por golpes de estado, otros por elecciones, ello no impidió que finalmente terminaran en el basurero de la historia.

En el siglo XXI han resurgido dos casos emblemáticos que trastornan la vida de dos naciones: Venezuela y Nicaragua, cuyos gobiernos bajo la mano del castrismo cubano, reproducen la maquinaria criminal esta vez en nombre de la soberanía nacional y del antiimperialismo, como estrategia para destruir instituciones políticas y sociales y mantenerse en el poder.

Lo que acontece hoy en Nicaragua luego de cumplirse dos meses de protestas contra el régimen de Daniel Ortega, es un replay de lo acontecido en Venezuela hace exactamente un año, con el triste saldo actual en tierra nica de 170 asesinatos, bajo el mismo modus operandi, bandas armadas y paramilitares que difunden el terror ante el clamor popular, que le proclama a los cuatro vientos estar hartos del Frente Sandinista y su gobierno.

A diferencia de lo sucedido en Venezuela, en la tierra de Sandino se conformó la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia, que aglutina al conjunto del sector privado, la sociedad civil, estudiantes, obreros y campesinos, quienes manifestaron se sentarán a la mesa de diálogo, únicamente para hablar de la salida del poder de Ortega y su esposa, la vicepresidenta.

Por otro lado la Iglesia ha jugado un rol primordial, el sacerdote jesuita rector de la Universidad Centroamericana el padre José Idiáquez ha manifestado, “Ortega va a terminar como un asesino, lo que hemos conversado con los obispos es que tenemos que luchar con todos los medios posibles para que no haya más derramamiento de sangre, una guerra civil, que este país no va a poder resistir. Da la impresión que el señor Daniel Ortega y la señora Rosario Murillo quieren dejar destruido el país”. Cualquier parecido con nuestra realidad no es pura casualidad.

Los eventos de Nicaragua anuncian cambios indetenibles para ese país y para Venezuela, cuyos métodos y prácticas criminales inspiradas en la cultura de la muerte, son similares a las que hoy azotan al pueblo nica, hoy la Casa Amarilla salió en defensa de la tiranía de Ortega, entre tanto nuestra oposición, bien gracias. Ya que salir tarde o temprano de las dictaduras, también depende de quienes y como proponen una salida alternativa factible a la tragedia que padecemos.

Froilán Barrios: Destitución de Juan Pablo Guanipa fue un golpe de estado

juan carlos guanipa

A propósito de las últimas fechorías de la dictadura relacionadas con la destitución del recién electo gobernador J.P. Guanipa  cito a Sánchez García (2017) “Aprendí de la lectura de la Filosofía del Estado y del Derecho, de Hegel, que un crimen cometido reiteradamente y no castigado, deja de ser un crimen para convertirse en uso y costumbre, hasta verse transformado en ley.

Aún cuando el gobernador zuliano luego de ser acreditado, acorde con el art. 153 de la Ley Orgánica de Procesos Electorales por la junta regional electoral del CNE el 16/10/2017 y de conformidad con el 160 de la CRBV, solicitó en reiteradas oportunidades por el CLEZ ser juramentado para iniciar oficialmente su mandato, éstos negaron ese requisito legal, procediendo con aviesa intención, a decretar la invención de la vacante absoluta al violar la constitución del Estado Zulia que establece en el artículo 75, “se considera falta absoluta del gobernador: “1) La muerte; 2) La renuncia; 3) La interdicción civil; 4) La condena penal mediante sentencia definitivamente firme; 5) El abandono del cargo declarado por el Consejo Legislativo por el voto de las dos terceras (2/3) partes de sus integrantes; y 6) La revocatoria de su mandato por referendo”.

El Consejo Legislativo basa su argumento en la imposición de juramentar a gobernadores ante la ANC, como norma sobrevenida de la montonera constituyente del PSUV, aprobada dos días después del 15/10. Fecha de las elecciones a gobernador, donde surgiera  Guanipa como vencedor y gobernador electo con los votos del pueblo zuliano.

Como podemos ver la dictadura ha multiplicado el curioso método legislativo de los regímenes fascistas, de inventarse a diario leyes y una nueva constitución como un traje a su medida. En esta oportunidad es del tamaño de un golpe de estado contra la mayoritaria voluntad del pueblo elector y por otro lado de un crimen mayor contra el artículo 4 de la CRBV, que caracteriza la vigencia del estado federal descentralizado.

Desde hoy existirán dos gobernadores, uno constitucional legitimado por el voto popular y otro fraudulento impuesto por la dictadura en la persona de Magdelis Valbuena, presidenta por cierto de un Consejo Legislativo con el periodo vencido desde diciembre 2016.

Este acto criminal del régimen es la mas flagrante evidencia, de todas las que han sucedido hasta ahora, que determina como lo ha manifestado recientemente la canciller canadiense en el Grupo de Lima, del curso sin regreso de Maduro a imponer la dictadura a los venezolanos.

Por tanto, ante el secuestro de los poderes públicos (TSJ, CNE, FISCALIA GENERAL, DEFENSORIA DEL PUEBLO), El gobernador electo debe en las próximas horas, acudir a la Asamblea Nacional, a la comunidad internacional, y a la movilización del pueblo zuliano, para hacer respetar la vigencia de la decisión de más de 700.000 electores, quienes derrotaron en forma aplastante y soberana al candidato de la dictadura F. Arias Cárdenas 

 

Sin límite de tiempo, ni límite de rounds, por Froilán Barrios

CNEElecciones

En la víspera del 15-0 y a propósito del referéndum catalán del 1-0-2017, un periodista español comentaba que la primera vez en su vida que tuvo ocasión de depositar su voto en una urna, fue con ocasión del referéndum que la dictadura franquista organizó en diciembre de 1966 para ratificar la Ley Orgánica del Estado, calificado como un patético intento de institucionalizar el régimen, en torno a algo que pudiera parecerse a una Constitución. Como estaba cumpliendo el servicio militar, lo hizo vistiendo su uniforme de soldado raso y siguiendo las órdenes que había recibido bajo seria amenaza de arresto si no lo hacía así. Igualmente solicitó a la mesa de votación una certificación de que efectivamente había cumplido con su deber en aquella ocasión. Naturalmente votó no, sin ninguna esperanza de que sirviera para algo, con lo que se alineó, de acuerdo a los resultados oficiales, con el escaso 1,5% del censo que mostró su repulsa a aquella carnavalada franquista.

El detalle notorio es que por vez primera tras 3 décadas de la mas horrorosa dictadura de la historia de España, para lograr algo de credibilidad ante una comunidad internacional que lo repudiaba convocó a, “todos los ciudadanos españoles mayores de veintiún años, sin distinción de sexo, estado o profesión, tienen el derecho y la obligación de tomar parte en la votación del referéndum, emitiendo libremente el sufragio a favor o en contra del proyecto legislativo consultado”. Es importante resaltarlo ya que antes el franquismo solo organizaba consultas, bajo el modelo corporativo fascista, donde el jefe de hogar representaba el voto de toda la familia, entre otras menudencias corporativistas.

Modelo que inspiró al régimen madurista al convocar la elección de la turba de montoneros del PSUV el 31/07/2017, donde surgiera el esperpento rechazado justamente por todo el país democrático y por la comunidad internacional, solo respaldado por la galería de dictadores que recientemente visitara Maduro, Recep Erdogan de Turquía, Aleksandr Lukashenko de Bielorrusia y Vladimir Putin el autoritario presidente de Rusia

Por tanto no debe haber ninguna duda en asistir a votar el 15-0 por los candidatos opositores a la dictadura, quien se ha visto obligada para maquillar su barbarie ante el escenario mundial, a convocar de nuevo una consulta universal, a tan solo meses de haber impuesto la fraudulenta y “plenipotenciaria” turba del PSUV. Evento que en estas circunstancias significa una oportunidad para manifestar el repudio a la dictadura y el abuso de poder, al prostituir integralmente el acto primigenio de la democracia como lo es el voto, universal, directo y secreto.

No es momento de pruritos abstencionistas, ya que votar el domingo no es otorgarle un cheque en blanco a la MUD, en su momento la población venezolana ajustará cuentas con las inconsecuencias y capitulaciones, ahora lo prioritario es enfrentar el fraude orquestado desde el CNE y derrotar la dictadura, ya que dicha calificación debemos hacerla valer no solo a nivel internacional, también localmente. Actuando en consecuencia, en lucha de vida o muerte en todos los terrenos hasta su final.

Froilan Barrios Nieves MOVIMIENTO LABORISTA