Eddie A. Ramírez S., autor en Runrun

Eddie Ramírez

Oposición: entre la emoción y la razón, por Eddie A. Ramírez S.

Casi todos participamos en  grupos de las redes sociales y tenemos acceso a los artículos de distinguidos compatriotas, todos ellos con deseos de salir lo antes posible de esta narcodictadura totalitaria. A través de estas relaciones con los “amigos invisibles del aire” como diría Arturo Uslar Pietri, se percibe  que  nos debatimos entre la emoción y la razón,  sin lograr el  equilibrio necesario para  acuerdos mínimos.

 Es muy probable que estas confrontaciones se deban en gran parte a que  las opiniones   viajan rápidamente por las redes sociales, las cuales    nos bombardean  con informaciones que a veces son ciertas, pero otras son medias verdades o inclusive mentiras.  Como el cerebro emocional reacciona mucho más rápido que el cerebro racional, disparamos  desde la cintura sin pensarlo dos veces. 

El cerebro emocional es  más primitivo que el racional, ya que se desarrolló  tempranamente para permitir la sobrevivencia   a los primeros homínidos. El mismo es imprescindible para que no seamos simples robots.  El racional se desarrolló gradualmente hasta lograr su máxima evolución con el homo sapiens, aunque a veces dudamos de su sapiencia.

¿Por que gente valiosa con cierto nivel de educación se ha vuelto tan agresiva en contra de otros que generalmente tienen el mismo objetivo? ¿Acaso la cizaña sembrada por el régimen afectó nuestra parte del cerebro que actúa como puente necesario entre la emoción y la razón?  Quizá la explicación es que nos encontramos en una fase  de sobrevivencia, angustiados por la situación económica, la escasez, la persecución política y  por la lejanía de muchos de nuestros seres queridos. En estas circunstancias tiende a manifestarse con mayor preponderancia el cerebro emocional. 

Por ello descalificamos a quienes no nos suministran una solución a corto plazo y nos inclinamos a simpatizar por quien  ofrece  el cese inmediato de la usurpación mediante el arrebato del poder,  aunque en el fondo el cerebro racional  nos indica que “los rusos también juegan”, como dice el profesor Adolfo Salgueiro. Ese relegado cerebro racional debería hacernos notar que   el equipo   que enfrentamos  es malamañoso y sin escrúpulos. Que además cuenta con la incondicionalidad del árbitro y de los guardalíneas, o sea de la Fuerza Armada, del Tribunal  Supremo de Justicia, aunque sea espurio, de los paramilitares rojos y del narcotráfico. En estas circunstancias al equipo de la democracia se le dificulta meter gol, aunque contara  con Messi y Ronaldo. 

Como no hemos podido ganar el partido, el cerebro emocional nos induce a buscar un culpable y rápidamente le echamos la culpa al entrenador, es decir a los partidos políticos. Desde luego que hay argumentos para ello aunque,  a pesar de sus errores, los dirigentes de los partidos siguen dando la cara. Sin embargo, las descalificaciones no cesan. Aquí el cerebro emocional nos juega sucio y la emprendemos en contra de los dirigentes que no caen simpáticos o que a veces se contradicen. También hay que reconocer que no ha surgido un líder que  nos aglutine, sino que tenemos varios dirigentes unos más valiosos que otros y la identificación con los partidos políticos es baja. Parte de la culpa es de ellos y parte de campañas de antipolítica.

A pesar de todo, hoy contamos con unos  diputados que sesionan aunque ni cobran, ni disponen de facilidades de transporte, un grupo de ellos está  refugiado en embajadas y otros presos o  exiliados.  Surgió un joven ingeniero que le ha tocado asumir una tarea difícil y riesgosa. El presidente (e) Juan Guaidó encabeza las encuestas y es una esperanza. No cometamos el suicidio político de descalificarlo. Prometió una ruta y la está cumpliendo. El fin de la usurpación puede producirse por varias vías.  No nos ceguemos.

Las sanciones están actuando, pero no pueden dar resultados a la velocidad deseada y no surtirán efecto sin la reactivación de las protestas de calle.  Conjuntamente sí podrían obligar al régimen a renunciar o a convocar elecciones muy transparentes.  Desde luego que el tema electoral despierta mucho escepticismo por experiencias anteriores,  sobre todo si se realizan con Maduro en Miraflores y es candidato, pero ello es superable con estricto control  internacional, entre otros puntos.   Para que esto   pueda materializarse es necesario dejar las descalificaciones que solo producen  desánimo. En este sentido, mis admirados y respetados luchadores  como  María Corina y Antonio Ledezma,  y distinguidos articulistas como Carlos Blanco pueden hacer una importante contribución en orientar a los ciudadanos.  No parece haber  otra opción en el panorama.

Como (había) en botica: Antonio Pasquali fue un gran venezolano, venido a esas tierras con otros italianos que hicieron una importante contribución a nuestro desarrollo intelectual y material. Nuestro pésame a su distinguida familia . Felicitaciones a María Corina Machado por merecido premio a la Libertad otorgado por   la  Liberal  International ¿Hasta cuándo el general Padrino López va a permitir que se violen los derechos al general Hernández Da Costa, a otros oficiales y a gran número de  ciudadanos? ¡No más prisioneros políticos, ni exiliados!

[email protected]

Inconformes ante los avances, por Eddie A. Ramírez S.

Inconformes son quienes no están de acuerdo con lo establecido, sea en el orden político, social, moral, estético o cualquier otro.Es inevitable y deseable que haya disensos. Aplaudimos las críticas que se hacen a nuestra dirigencia política por parte de personas, conocidas o no, que alertan y protestan ante determinadas decisiones. Sin embargo, cuando se critica que el agua no tiene sabor, olor o color, estamos ante rebeldes sin causa, de gente que desea notoriedad , que tiene intereses creados o fanáticos, aunque muchos proceden de buena fe desesperados ante la tragedia que padecemos.

En los últimos tiempos los demócratas hemos obtenido importantes triunfos en el ámbito internacional que nadie debería negar o minimizar. Cincuenta y cuatro países reconocen a Juan Guaidó como presidente (e), lo cual no tiene precedentes. El Informe de la doctora Michelle Bachelet, Comisionada para los Derechos Humanos de la ONU, fue contundente contra el régimen de Maduro y sus esbirros, para quienes terminará siendo mortal. Sin embargo, algunos inconformes lo critican por alguna omisión.

La Trigésima Reunión de Consulta de Ministros de Relaciones Exteriores actuando como Órgano de Consulta del Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR) aprobó por 16 votos: 1- Elaborar un listado de personas vinculadas al régimen relacionadas con narcotráfico, terrorismo, violaciones a los derechos humanos y corrupción 2- Congelar sus cuentas y propiedades 3- Crear equipo operacional de inteligencia financiera y de seguridad pública para acciones judiciales y policiales. 4- Tomar medidas para investigar sancionar, perseguir, extraditar y capturar a los señalados y 5- Hacer seguimiento a la situación en Venezuela y realizar nueva reunión en dos meses. Lo aprobado evidencia que esos países conocen de las relaciones estrechas de Maduro y sus compinches con el narcotráfico y la guerrilla, sin embargo algunos inconformes critican a varios de los firmantes porque no estuvieron de acuerdo con una intervención militar.

La Unión Europea sancionó a siete miembros de las fuerzas de seguridad del régimen por violaciones a los derechos humanos. Esto se aprobó a solicitud de Josef Borrel, Ministro de Relaciones Exteriores del gobierno de España, a quien los inconformes descalifican frecuentemente porque no actúa conforme a lo que desean.

El Grupo de Lima, en el que además de países de nuestra región participa Canadá, mantiene una posición muy dura en contra de la narcodictadura venezolana. Al igual que Luis Almagro, el Secretario General de la OEA, que defiende a la democracia a capa y espada. Es algo inédito que la OEA haya aceptado que el representante de Venezuela sea el distinguido constitucionalista Gustavo Tarre Briceño, designado por el presidente de la República (e) Juan Guaidó.

El Consejo de Derechos Humanos de la ONU designó una Misión de Investigación de los hechos denunciados, lo cual es un importante paso para reforzar las denuncias ante la COrte Penal Internacional.

Los Estados Unidos elaboraron una lista de 146 chavistas-maduristas incursos en diferentes delitos y cada día profundiza las sanciones económicas en contra del régimen. Sin embargo los inconformes, que andan de la Ceca a la Meca, critican que no se materializa una invasión, la cual traería consecuencias no deseadas.

Los logros mencionados no se han producido por generación espontánea, sino por el tesón de varios de nuestros dirigentes que merecen reconocimiento. Citar nombres tiene el inconveniente de olvidar algunos, pero es inevitable reconocer la labor de Julio Borges. Lo identificamos porque frecuentemente los inconformes lo descalifican injustamente.

Sin duda hemos avanzado mucho hacia el fin del totalitarismo. Sin embargo, algunos inconformes aseveran que el presidente (e) Guaidó es “incapaz de desafiar al poder”, otros lo critican por aceptar las peticiones internacionales de dialogar con los bandidos que usurpan el poder y no falta quienes descalifican a la nueva generación de dirigentes, los cuales cometen errores y tienen algunas carencias, pero arriesgan su vida, su libertad, tranquilidad familiar y sus bienes.

Ahora que el régimen sacó una nueva carta para dialogar con un grupo que no representa a la oposición, ojalá los intolerantes genuinamente de oposición den paso a la comprensión y entendimiento para integrar una unidad sólida en contra del régimen.

Como (había) en botica: La Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los refugiados (ACNUR), reconoce que más de cuatro millones de venezolanos han solicitado refugio y el Fondo de la ONU para la Infancia (Unicef), señala que uno de cada tres niños venezolanos requieren ayuda humanitaria, es decir 3,2 millones La empresa Monómeros Colombo Venezolanos, cuyo control asumió el gobierno legítimo de Guaidó, estaba muy deteriorada cuando Jon Bilbao se encargó de la Gerencia General y logró. Inexplicablemente Bilbao fue sustituido, a pesar de que la había recuperado. Los intolerantes descalifican a Edgar Zambrano porque declara que no es partidario de la intervención militar, obviando que si la solicita va de nuevo a la cárcel ¡No más prisioneros políticos, ni exiliados!

[email protected]

¿Equivocados o traidores?, por Eddie A. Ramírez S.

Cada día se dificulta más que los venezolanos podamos entendernos. Las grandes diferencias entre los demócratas y los totalitarios del régimen son insalvables, ya que estos últimos no comparten los principios y valores básicos de nuestra civilización. Lo que amerita resolver son las diferencias entre quienes nos decimos demócratas, aceptando que no es un grupo homogéneo y que hay especímenes poco confiables.

¿Cómo calificar a quienes se reunieron en la Casa Amarilla con el régimen, después de sostener durante semanas reuniones trascorrales? Muchos los han tildado de traidores comprados por el régimen. ¿Es o no posible que solo están equivocados o que el pragmatismo los llevó a negociar para lograr algo, aunque sea fallo?

Negociar no es un delito. Lo que sí es delito es llegar a acuerdos contrarios a los derechos civiles, políticos y humanos o darle oxígeno a un régimen que los viola. Para negociar hay que tener un mandato y prestigio ¿ Qué representatividad tienen Falcón, Claudio Fermín, Timoteo Zambrano y Felipe Mujica ? Según la encuestadora Pronóstico, Falcón cuenta con 1,1 por ciento de aceptación y su partido solo el 0,2% . Claudio, Timoteo y Mujica no figuran. El primero debe tener respaldo familiar, Timoteo ni siquiera eso, dados sus antecedentes, y Mujica merece el rechazo de todos por su vergonzosa posición homofóbica.

¿Por qué este cuarteto, el mismo que avaló la elección fraudulenta de mayo 2018, tomó esa iniciativa tan criticada ? De sus declaraciones se desprende que los partidos relativamente mayores los marginaron de la toma de decisiones. Seguramente es cierto, pero deben calibrar cuál es su peso específico. Aunque políticamente no son importantes, el régimen los utiliza para intentar engañar, vendiendo la idea de que sí es posible lograr acuerdos con supuestos opositores no radicales.

El narcorégimen les hará algunas concesiones, como la libertad del secuestrado Edgar Zambrano, pero están equivocados si esperan que esa negociación conduzca a la salida de Maduro y sus acólitos, que debería ser el objetivo del cuarteto si es que proceden de buena fe, lo cual no parece ser el caso.

Lo relevante no es si se vendieron o no, allá cada quien con su conciencia y con su mala fama. Lo fundamental es el daño que ocasionan al ayudar al régimen a proyectar una imagen alejada de la realidad. Los venezolanos los conocemos, pero internacionalmente pueden confundir a algunos gobiernos y le dan elementos a la extrema izquierda mundial para que sigan alcahueteando a la dictadura. En este sentido no dudamos en calificarlos de traidores a los principios y valores y merecen el rechazo de los demócratas.

Por otra parte, ojalá no confundamos los traidores a la democracia con otros venezolanos que piensan diferente a la mayoría. Por ejemplo, las encuestas indican que una elevado porcentaje de la población se inclina por la intervención extranjera. Ello tiene explicaciones, pero no es la vía sensata. Otros apuestan a que el régimen tendrá que ceder en una negociación bien llevada, dada la presión de las sanciones y algunos consideran, equivocadamente, que estas deben levantarse. Son posiciones con las que se puede o no estar de acuerdo, pero es injusto tildar de traidores y cómplices del régimen a quienes las sostienen.

Llama la atención que el Copei impuesto por el TSJ usurpador descalifica una posible intervención de nuestros militares. Se olvidan que en el pasado el partido apoyó el golpe del 18 de octubre de 1945, el del 24 de noviembre de 1948 y el del 23 de enero de 1958. Hoy, los militares tienen la obligación de intervenir.

Nuevamente instamos a nuestros dirigentes honestos a crear un frente común y ofrecer un apoyo sincero al presidente (e) Guaidó, quien cuenta con el respaldo mayoritario de los ciudadanos. En el Frente Amplio Venezuela Libre deben estar todos los dirigentes que quieren que cese la usurpación. El pueblo venezolano ha luchado como nunca en el pasado. La dirigencia ha pecado en varias oportunidades. Ojalá rectifiquen.

Como (había) en botica: Prematura y sorpresivamente Venezuela perdió un excelente ciudadano, el área de refinación petrolera se quedó sin uno de sus profesionales más reconocidos y quienes lo tratamos perdimos un gran compañero. Francisco Javier Larrañaga fue un demócrata que predicó y defendió los principios y valores de la democracia. Participó en marchas, foros, asambleas de ciudadano y trabajó con entusiasmo en el Plan de Emergencia para la recuperación de la industria petrolera. Fue miembro de la Academia de Ingeniería y del Hábitat y miembro fundador de Coener, ingeniero industrial de la UCAB, con doctorado en Francia. Tuvo una destacada carrera en Pdvsa y filiales, lamentablemente truncada por Roberto Mandini, entonces presidente de la empresa, quien arbitrariamente lo obligó a jubilarse. Se dedicó a la consultoría privada, a apoyar económicamente a los petroleros despedidos por Chávez en el 2002 y a trabajar por el cese de la usurpación. Nuestro pésame a su esposa Alba, hijos y nietos. ¡No más prisioneros políticos, ni exiliados!

[email protected]

Intransigencia contra los intransigentes, por Eddie Ramírez S.

ESTE TÍTULO CORRESPONDE a una frase en carta dirigida en 1897  por el presbítero Baltazar Vélez a su coterráneo el periodista y político colombiano Carlos Martínez Silva, respaldando su artículo Al borde del abismo.  En el mismo, Martínez hacía un llamado angustioso a liberales y conservadores para que acordaran el cese de la violencia.  En Venezuela estamos al borde del abismo y pareciera que algunos dirigentes quieren dar un paso al frente. Por ello imploramos,  a quienes actúan de buena fe, a lograr acuerdos que permitan salir de este totalitarismo aderezado de narcotráfico, que entregó nuestra soberanía a Cuba  y puso en peligro nuestro derecho sobre el Esequibo.  

Hay dos frentes en los que requerimos actuar. Uno de ellos es entendernos entre quienes deseamos que cese la usurpación de Maduro y su partida de corruptos lo antes posible. El otro, indudablemente controversial, es con quienes están o han estado más o menos cercanos al régimen, no están incursos en violaciones a los derechos humanos y quizá perciben que para bien del país y de ellos mismos es necesario un cambio. 

La primera tarea debería ser coser y cantar. Lamentablemente no es así. Las causas van desde miopía para visualizar una estrategia factible, hasta posibles intereses políticos o personales. Como presumimos la buena fe, apostamos a la miopía como causa de los desencuentros. No es que unos sean miopes y otros no. El punto es que todos somos miopes. La causa no es por falta de inteligencia, ni de formación política, sino porque enfrentamos una situación inédita de un régimen con apoyo de la Fuerza Armada, del Tribunal Supremos de Justicia, de la guerrilla colombiana,  Hezbollah y hampa común, con algunos actores narcotraficantes y corrupción por doquier. Además, que cuenta con el apoyo de la dictadura castrista y fuerte simpatía de los gobiernos autoritarios de China y Rusia. 

Es decir que lo primero que debemos aceptar es que la usurpación no cesa debido a que cuenta con recursos para mantenerse. No es porque existe una oposición   complaciente, oficialista y entreguista que no le importa cohabitar con la dictadura, y otra inmaculada que quiere que la usurpación cese inmediatamente.  

Afirmar que hay una oposición que quiere arrebatarle el poder a quienes lo usurpan y otra que prefiere dialogar y aparentar que desea un cambio es tener una percepción equivocada de nuestra realidad. Muchos creyeron, entre ellos quien esto escribe, que la Fuerza Armada iba a reaccionar por la   brutal represión del régimen a las protestas de calle, los asesinatos, torturas, encarcelamientos, exilios, las sanciones económicas y el desconocimiento a Maduro por más de cincuenta países. Hasta ahora no ha sido así, aunque no puede descartarse que ocurra. Otros, más ilusos, cifraron sus esperanzas en una intervención militar extranjera, la cual nunca estuvo planteada por ningún país y que, aunque muchos no lo consideran así, traería a la larga consecuencias no deseadas. Independientemente que estemos o no de acuerdo, el  TIAR y la invocación del artículo 187-11 no desencadenarán una intervención por la fuerza, aunque es de esperar que el primero derive en nuevas y más severas sanciones.

El diálogo tampoco es la panacea, debido a que este tipo de régimen no sale por las buenas. Ambas partes lo dan por concluido. Sin embargo será inevitable que algunos actores conversen bajo nuevos parámetros. Con suficiente presión y manejo político quizá se podría lograr una implosión en las filas rojas.   

No habrá salida mientras no exista mayor presión interna. La misma tiene que ser una huelga general y presencia masiva en las calles de todo el territorio nacional. Se  ha preguntado nuestra dirigencia ¿por qué la gente prefiere buscar refugio en otros lares en vez de resistir activamente en Venezuela? ¿ Será acaso que no perciben un liderazgo unido que al unísono los convoque y ofrezca una mejor opción?  Estamos conscientes de que con la represión del régimen la gente está temerosa de participar en una huelga general y amilanada ante los asesinatos, torturas y encarcelamiento de muchos que han protestado en las calles. Sin embargo, en otros países se ha logrado. Nuestra dirigencia tiene la palabra. Somos intransigentes con los intransigentes.

Como (había) en botica: Un apreciado amigo que llegó a esta tierra en 1949 y a la cual aportó mucho, me comenta que nuestros dirigentes deben evidenciar con hechos que son  amantes de su patria dispuestos a dar todo por ella. Los tenemos, pero hay que descartar algunos. Criticar el Informe Bachelet porque omitió algunos hechos es una insensatez. El mismo es contundente.  El secuestro y torturas al reportero gráfico Jesús Medina no puede ser ignorado, tampoco el mal estado de salud del secuestrado político Vasco Da Costa. Según fuentes secundarias de la Opep, la producción de Venezuela  en agosto fue de 712.000 barriles; en el 2001 fue de 3.267.000 b/d. Por el despido de casi 23.000 trabajadores calificados, la incorporación de activistas políticos, la falta de inversión y de mantenimiento, la producción se redujo en 2.555.000 b/d ¡No más prisioneros políticos, ni exiliados! 

[email protected]

Los cuatro frentes del presidente (e) Guaidó, por Eddie A. Ramírez S.

Juan Guaidó no buscó el cargo de presidente encargado, sino que tuvo que asumirlo por mandato de la Constitución. Con valentía enfrenta una cáfila de maleantes que solo cuentan con las bayonetas, el narcotráfico y la corrupción. Ha tenido que desafiar un enemigo poderoso. Por si fuera poco, en poco tiempo logró calar en el sentir de la mayoría debido a su sencillez y a no tener un pasado con manchas, y ahora también enfrenta fuego “amigo”.

Cuando un combatiente recibe fuego amigo es por error de quien dispara. En este caso, quienes disparan al presidente (e) Guaidó y lo perjudican no son chavistas-maduristas, sino opositores, algunos corruptos, varios calculadores políticos y los más ignorantes o desesperados por la situación.

Guaidó fue electo presidente de la Asamblea Nacional por el voto de sus diputados, los cuales pueden destituirlo o no reelegirlo cuando finalice su período. Por lo tanto es un poco rehén de este cuerpo. Los partidos exigen cuotas de poder, algunas legítimas, otras no tanto. Ello seguramente lo obliga a avalar decisiones que, en general , han sido positivas. Por ejemplo, se puede estar o no de acuerdo con determinados nombramientos de embajadores, pero eso es asunto de percepción. Siempre habrá candidatos con más mérito, pero ello no descalifica a los designados.

Otras decisiones impuestas seguramente ponen en tres y dos a nuestros presidente (e). ¿Debe ceder a las presiones o pararse en sus treces, como dicen los españoles? Todo depende de la naturaleza del hecho. Con la corrupción no puede ceder ni un milímetro. Uno de los aspectos de la misma es lo relacionado con el financiamiento de los partidos políticos. Lamentablemente, en Venezuela tradicionalmente los gobiernos penalizan a los donantes del sector privado que contribuyen al sostenimiento de los partidos políticos. Esta persecución indebida se ha vuelto crítica bajo la dictadura actual. ¿Qué han hecho la mayoría de las partidos para sobrevivir? Designar militantes en organismos y empresas públicas , otorgar contratos sin licitación con el compromiso de obtener un porcentaje , y recibir donaciones por debajo de la mesa, algunas sujetas a tráfico de influencias, todo lo cual hay que desterrar.

Afortunadamente, nuestros dirigentes han logrado que algunas empresas de Venezuela en el exterior designen directivas relacionadas con el gobierno encargado. En Citgo, por ejemplo, fue designada una directiva idónea. En Monómeros Colombo Venezolanos fue así inicialmente, pero posteriormente intervinieron actores políticos con intereses non sancto. También en Pequiven hubo sustituciones indeseables. El presidente (e) Guaidó debe estar alerta ante este tipo de situación, corregir desaguisados y no ceder a chantajes. Tiene que dar señales de una nueva forma de hacer política y enfrentar posibles reacciones en contra. Para ello cuenta con la aceptación de la mayoría de los venezolanos que no queremos más de lo mismo.

Otro frente con el cual le toca lidiar es el integrado por luchadores democráticos que le exigen a Guaidó cosas que no está en sus manos resolver. Deben entender que Maduro cuenta, por ahora, con el apoyo de los militares corruptos de nuestra Fuerza Armada y de los no menos corruptos de la mayoría de magistrados del Tribunal Supremo de Justicia. Además, que ningún país ha mostrado indicios de querer aplicar el TIAR y menos atender el 187-11 de la Constitución. Algunos actúan de buena fe, pero en otros privan intereses políticos. Ojalá se percaten que no son mayoría y que su actitud puede ocasionarles efectos contrarios a lo que buscan.

Un tercer frente es el de los opinadores y tuiteros que no pierden ocasión para descalificar al presidente (e) por no lograr poner fin a la usurpación. Algunos son seguidores consciente o inconscientes de dirigente que son minoritarios o que han perdido actualidad y luchan por mantenerse en los medios.

El cuarto frente está integrado por ciudadanos que, en ejercicio de su derecho a la libre expresión, arremeten contra el liderazgo opositor a veces con razón, pero la mayoría sin ella. Es entendible que por desesperación algunos critiquen a Guaidó por no hacer milagros, pero ojalá entiendan que, en estos momentos, él es nuestra única esperanza para salir de Maduro y su pandilla.

Para finalizar deseamos recalcar que: 1-Mientras dure la usurpación, Guaidó debe seguir en la presidencia de la Asamblea Nacional y como presidente (e) de la República. 2- En condiciones normales votaría por María Corina, aunque no comparto alguna de sus posiciones. 3- Si se convoca elecciones transparentes, el mejor candidato es quien encabece las encuestas, que en estos momentos es Guaidó por amplio margen. 4- Para mantener esa posición debe descartar a los oportunistas y apoyarse en los ciudadanos de a pie y en políticos que no tienen viejas mañas 5- Debemos entender que a una nueva generación le corresponde gobernar. Ojalá sus integrantes no pequen de prepotencia.

Como (había) en botica: Los allanamientos de viviendas de ciudadanos que tuvieron que exiliarse hace años, como Gustavo Tarre Briceño y Carlos Vecchio, solo se explica por venganza del régimen ¡No más prisioneros políticos, ni exiliados!

[email protected],

Políticos y petroleros, por Eddie A. Ramírez S.

Las relaciones entre el sector político y el petrolero nunca han sido buenas. Muchos políticos consideran que los petroleros son unos prepotentes que pretenden manejar la industria de los hidrocarburos a su leal saber y entender, y que se oponen a aceptar cualquier tipo de injerencia. Por su parte, muchos petroleros consideran que esa actividad debe manejarse solo como un negocio y que el problema es que algunos políticos tratan de intervenir indebidamente. Como casi siempre que se presentan diferencias entre grupos o personas bien intencionados, no todo es blanco o negro y siempre es posible identificar coincidencias y disminuir divergencias.

Estas diferencias no son únicas. También ocurren entre políticos y militares. Los civiles consideran que los militares deben ser mudos en política, mientras que ellos se consideran los llamados a enderezar entuertos causados por los civiles y, en base a un supuesto “destino manifiesto “, a veces intervienen en la cosa pública, con razón o sin ella. Esas divergencias se derivan de diferencias culturales que es necesario conciliar.

No soy de extracción petrolera, sino un agrónomo que tuvo la oportunidad de conocer a esa industria y a su gente. El petrolero tiene una marcada orientación al logro, considera que la rendición de cuentas es algo rutinario, lo mismo que otorgar contratos por medio de licitaciones transparentes; aspiraba ascender de acuerdo a su potencial, a resultados obtenidos y a su conducta; las normas y procedimientos eran de estricto cumplimiento y su labor no estaba influida por agentes externos Las donaciones, como parte de su responsabilidad social, tenían que pasar por diferentes niveles de aprobación.

¿Hubo trabajadores prepotentes? Sí, al igual que en cualquier otro grupo ¿ Hubo violaciones a las normas y actos dolosos? Sí, pero una vez identificados se aplicaban las sanciones requeridas ¿Hubo algunos que ascendieron sin suficientes méritos? Sí, pero fueron la excepción ¿ Estaban en una burbuja y no les preocupaban los problemas nacionales? Sí les preocupaban, pero pensaban que su deber era ser eficientes en su trabajo. Consideraban que no eran los llamados a enderezar entuertos. Sin embargo, cuando detectaron que la empresa iba a ser confiscada por Hugo Chávez para ponerla al servicio de su proyecto político, reaccionaron, organizaron una huelga petrolera en abril del 2002 y posteriormente se sumaron al paro cívico nacional de diciembre de ese año, convocado por todos los partidos políticos, la CTV y Fedecámaras, lo que les ocasionó un alto costo personal y familiar, pero no se arrepienten y el tiempo les dio la razón.

Pdvsa y filiales están en el suelo, al igual que todo el país. Al sector político le corresponde la decisión de intentar recuperar esas empresas o privatizarlas. Hasta el presente, la línea del presidente ( e) Guaidó y de la Asamblea Nacional es recuperarlas. Para ello, un grupo de los trabajadores petroleros despedidos y agrupados en Gente del Petróleo y Unapetrol, así como algunos jubilados, han elaborado recomendaciones a ser evaluadas para incluirlas en el Plan País, en estrecha interacción con los diputados de la Comisión de Energía de la Asamblea Nacional.

Para que el trabajo en equipo rinda frutos, los petroleros deben aceptar que al sector político le corresponde la designación en las empresas de Directores no operativos , considerando los méritos de los candidatos, el establecimiento de las políticas y la evaluación de las mismas a través de la Contraloría, del Ministerio de Petróleo y de la Asamblea Nacional. A su vez, los políticos deben considerar que no es de su competencia nombrar a los gerentes de las empresas, inmiscuirse en las operaciones o interferir en su administración.

Es ineludible mencionar que en el caso de la empresa Monómeros Colombo-Venezolanos ha habido injerencia política indebida. Quienes tomen decisiones deben medir su efecto en el desempeño e imagen de cualquier empresa, así como la credibilidad de la nueva política y posibles efectos no deseados en los recursos humanos.

Cada quien debe desempeñar el rol que le corresponde. Parafraseando a Clemenceau, podemos decir que el petróleo es demasiado importante para que lo manejen solo los petroleros pero, por otra parte, es necesario que nuestros políticos comprendan los límites de su radio de acción. Caso contrario repetiremos errores y no lograremos el desarrollo sustentable requerido.

A título personal considero que el Estado no debería administrar empresas, pero si por ahora nuestros dirigentes deciden mantenerlas, hay que apoyarlos y aspirar que se manejen con criterio gerencial. Una buena señal sería que en el Plan País se especifíque que serán operadas como un negocio al servicio de la nación.

Como ( había) en botica: Es aberrante que magistrados del TSJ que son o han sido profesores universitarios se presten a destruir su Alma Mater. La legítima directiva de Copei es la que tiene apoyo de su militancia, no la que designó el TSJ usurpador. ¡No más prisioneros políticos, ni exiliados!

[email protected]

La Amazonia y Venezuela en llamas, por Eddie A. Ramírez S.

Los grandes incendios en la Amazonia brasileña han acaparado la atención mundial, lo cual es positivo, pero hay una tendencia repudiable a politizar el hecho. Frecuentemente ocurren grandes incendios forestales, los más reciente en la provincia de Alberta, en Canadá, en California, Estados Unidos, y en las Islas Canarias, España, pero a nadie se le ha ocurrido culpar al Premier Trudeau, a Trump o a Pedro Sánchez. También se han producido en Bolivia y Paraguay. Por otra parte, en Venezuela el daño ecológico debido al llamado Arco Minero, que abarca 11.200.000 hectáreas y que incluye a los Estados Bolívar, Amazonas y Delta Amacuro, no ha recibido la atención debida.

Ni la Amazonia, ni los otros bosques tropicales son “el pulmón del mundo”. No pueden serlo porque sus árboles producen oxígeno durante el día, por el proceso de fotosíntesis que les permite crecer, dar frutos y reproducirse, pero tanto en el día como durante la noche tienen que respirar, proceso en el cual producen dióxido de carbono. El balance puede a veces ser positivo a favor del oxígeno y otras veces negativo, pero en todo caso la diferencia no es significativa.

Desde luego que los bosques tropicales son muy importantes y no debe tolerarse su destrucción ya que, entre otros aspectos positivos, alojan muchas poblaciones aborígenes que subsisten gracias a los mismos, contribuyen a la regulación del clima, principalmente el ciclo del agua, permiten la existencia de numerosas plantas, muchas de ellas actualmente útiles a la humanidad y otras con un gran potencial cuando sean mejor estudiadas, así como de una gran diversidad de animales, todos ellos imprescindibles para la salud del ecosistema. Es fundamental su función de almacenar cantidades importantes de carbono, el cual es liberado a la atmósfera como dióxido de carbono cuando se queman o cuando son talados por el hombre y quemados para utilizar el suelo para la agricultura. Además, por la naturaleza de esos suelos, al desaparecer los árboles el paisaje se transforma en sabanas de menor diversidad biológica.

El dióxido de carbono es uno de los llamados gases que producen el efecto invernadero , responsable del calentamiento de la tierra para permitir que sea habitable. Como se sabe, los rayos del sol llegan hasta nosotros en una determinada longitud de onda, parte son devueltos a la atmósfera con una onda más larga y son atrapados por el dióxido de carbono y otros gases. En concentraciones normales de estos gases, el efecto es imprescindible para la vida, pero cuando su concentración se eleva por encima de un límite, el efecto es perjudicial ya que aumenta la temperatura a niveles indeseables, produciéndose el efecto invernadero.

Es importante recordar que el mayor número de incendios forestales es causado por la actividad, consciente o inconsciente del hombre. En el caso brasileño los incendios se han producido en muchos sitios diferentes, por lo cual habrá que esperar los resultados de las investigaciones.

El presidente Bolsonaro debe ser más cuidadoso con sus declaraciones y preocuparse más por el medio ambiente, pero realiza esfuerzos para controlar los incendios. En Venezuela sí se conoce que el régimen de Maduro es el causante de la deforestación de miles de hectáreas y solo contados ecologistas locales y del mundo lo han condenado. Al respecto hay que reconocer las valientes denuncias de nuestro diputado Américo De Grazia, entre otros. La explotación del Arco Minero la realizan 24 empresas, de venezolanos, inclusive de la Fuerza Armada, de Canadá, Italia, Estados Unidos, Suiza, Angola. Palestina, Turquía, Italia y Emiratos Árabes. No se realizaron estudios de impacto ambiental, ni la consulta a los aborígenes de la zona, tal como contempla la ley.

Nuestro país arde por los cuatro costados. Las llamas destruyeron Pdvsa, las empresas de hierro, de aluminio, de generación de electricidad y las empresas agropecuarias e industriales que fueron robadas al sector privado. Las cárceles arden por el clamor de los presos políticos torturados y hacinados. Los millones de venezolanos que tuvieron que buscar refugio en otros países arden de deseos de regresar. El Arco Minero arde por el crimen ecológico que se comete, por la contaminación, corrupción y por las bandas armadas protegidas por la Fuerza Armada. Nuestro país, como productor de energía fósil debe compensar en parte las emisiones de carbono que produce, lo cual le daría ventajas en la comercialización de su petróleo cuando aumentemos la producción. Al respecto existe al menos una propuesta a ser evaluada.

El régimen siente que las llamas lo alcanzaron debido a sus violaciones a los derechos humanos, corrupción e ineptitud. Lo positivo es que de esas cenizas brotará no el mismo Ave Fénix, sino un venezolano diferente, más consciente de sus derechos y, especialmente, de sus deberes.

Como ( había) en botica: Solidaridad con Emilio Lovera. La acusación de Héctor Rodríguez a Primero Justicia por la explosión de gas en Ocumare del Tuy es risible¡ No más prisioneros políticos, ni exiliados!

[email protected]

Plan País: alimentos y divisas, por Eddie A. Ramírez S.

Un país requiere producir una cantidad adecuada de alimentos y generar divisas para importar bienes y servicios que no se originan localmente. En Venezuela, la marabunta roja redujo drásticamente todos los subsectores de la agricultura y retrocedió la extracción de petróleo a los niveles producidos hace unos 75 años. Se requerirá un acuerdo político de largo plazo para sacar al país de la miseria. Afortunadamente, los demócratas han logrado elaborar un Plan País, el cual contiene los lineamientos básicos que amerita algunos ajustes pero es un buen inicio una vez que cese la usurpación.

Según Fedeagro, el sector agrícola tiene actividades en 17 estados, mueve el 80 por ciento de las economías regionales y genera el 30 por ciento de empleo. A pesar de su importancia, los gobiernos anteriores, unos más, otros menos, no le prestaron la atención debida y el régimen de Chávez- Maduro lo tienen sumido en un pozo profundo. Lograr su reactivación requerirá una atención especial, además de acuerdos ganar-ganar entre productores y agroindustria.

Según Aquiles Hopkins, presidente de Fedeagro, “En el 2018 la producción de la mayoría de
los rubros retrocedió a niveles de cuatro a cinco décadas atrás”. Directores de esa organización informan que en el 2018, se sembraron 850.000 hectáreas (ha) de maíz, mientras que hoy la cifra es de apenas 100.000; anteriormente la siembra de arroz era de unos 150. 000 ha, mientras que en este ciclo de invierno solo se sembraron 47.000 ha, la demanda de este cereal es de 1.400.000 toneladas al año, pero el año pasado solo se produjeron 445.000 toneladas y la producción de café tiene 14 años de caída progresiva. Por su parte, los productores de caña, frutales, hortalizas, café, cacao, leguminosas, oleaginosas, raíces y tubérculos, quedaron marginados de crédito e insumos

Armando Chacín, presidente de la Federación de Ganaderos, asevera que este sector se encuentra en “paro técnico y que la estructura de costos de carne y leche se está volviendo inviable; el consumo actual de carne es de 15 kilogramos por año, cuando antes era de unos 25 kilogramos”. ¿ Cuales son los principales problemas comunes? Según Fedeagro: inseguridad personal y jurídica, desabastecimiento de insumos, especialmente fertilizantes, combustible y semillas certificadas, crecimiento exponencial de costos de producción, deterioro de la vialidad agrícola, fallas permanentes de electricidad, restricción crediticia; proliferación de empresas públicas ineficientes, cargadas de burocracia, dependientes del Presupuesto Nacional y actuando desde la provisión de insumos hasta la distribución de alimentos, desmantelamiento de los Centros de Investigación y Universidades.

El Plan País propone un nuevo sistema agroalimentario basado en la propiedad privada y libertades económicas, con la menor intervención del Estado. Una agricultura sustentable como base estratégica del desarrollo rural integral y privilegiar la producción interna. El Estado debe ser el gestor de políticas y condiciones para apuntalar la agricultura, promotor de actividades privadas y contralor de su ejecución. Las políticas públicas serán en base a las cadenas agroalimentarias Producción de rubros con ventajas comparativas y/o competitivas, y producir para la exportación.

De emergencia propone un programa de abastecimiento para garantizar la dieta mínima y, para iniciar el aumento de la producción, apunta que se requerirá provisión de semillas, fertilizantes, insecticidas, fungicidas, sanidad animal, micronutrientes, tractores y equipos, empaques y materia prima cuando se requiera, repuestos, recuperación del sistema de distribución comercial y de propiedades confiscadas, además de cambios institucionales.

El potencial de producción agrícola vegetal es de nueve millones de hectáreas (ha), de las cuales actualmente se siembran 1,5 millones; en cinco años se aspira llegar a 3,5 millones.
Lograr autoabastecimiento de maíz y leguminosas en seis años, de arroz en cuatro, de hortalizas en cuatro, sorgo y girasol en siete, azúcar en nueve, pesca entre 2 y cinco años.

Estamos convencidos que este Plan es factible. Fue elaborado desde la base de los gremios agrícolas y se afina todos los días. Además, Venezuela cuenta con una nueva generación de líderes del sector que siguen los pasos de los maestros del pasado.

Este Plan requerirá divisas, cuya única fuente es la exportación de petróleo, hoy venida a menos. Curiosamente, todos están de acuerdo que es preferible una exitosa Agroisleña privada a una fracasada Agropatria del Estado, pero muchos se oponen a que el sector privado participe directamente en la producción de petróleo. Para contar con las divisas necesarias la opción es que el Estado invierta menos en la recuperación de la industria petrolera. Un grupo de expertos recomienda, entre otros puntos, que por medio de una Ley Habilitante el presidente (e) Guaidó permita la inversión privada y una revisión del régimen de regalías e impuestos, especialmente en las nuevas inversiones.

Como ( había) en botica: Con la desaparición física de Aníbal Martínez, Venezuela pierde un gran geólogo y excelente ciudadano. Acertada la designación de Carlos Jordá, como CEO de Citgo ¡No más prisioneros políticos, ni exiliados! 

[email protected]