Eddie A. Ramírez S., autor en Runrun

Eddie A. Ramírez S.

60 años de la OPEP y 45 de la estatización del petróleo, por Eddie A. Ramírez S.

Hace pocas semanas se celebraron 60 años de la OPEP y 45 de la estatización del petróleo. Ambos hechos han sido fuente de debates, con aspectos positivos y otros no tanto. 

Recordemos que para el año de 1960, fecha de la fundación de la OPEP, Venezuela enfrentaba las presiones de las transnacionales que imponían precios y niveles de producción, y evadían impuestos. Además, el gobierno de Estados Unidos había establecido cuotas para el petróleo que importaba. Todo esto determinó la creación de esta organización.

Sus miembros iniciales fueron Venezuela, Arabia Saudita, Kuwait, Irán e Irak, que en conjunto producían 7.891.000 barriles por día (b/d), de los cuales Venezuela aportaba 2.846.000 b/d, un 36 por ciento del total. Gradualmente se unieron otros miembros. Actualmente  son trece que  producen unos 24 millones de b/d, de los cuales Venezuela, solo aporta el 1,4 %.

La Opep ha pasado por días tormentosos por las numerosas guerras en el Oriente Medio. Sin embargo, la producción de la organización ha venido aumentando. Libia y Venezuela son los únicos miembros que han tenido reducciones importantes. El caso de Venezuela es patético, ya que sin guerra su producción se redujo a solo 340.000 b/d.

La política tradicional de la OPEP y de Venezuela ha sido privilegiar precios sobre producción. Por ello ha impuesto cuotas que se reducen en la medida que se desea evitar la caída de precios. Esta política ha sido criticada por muchos en Venezuela, por considerar que nuestras reservas son muy grandes y que es necesario extraerlas. Con los importantes aumentos de producción en Rusia, Canadá y en Estados Unidos, la OPEP ha disminuido su importancia, pero todavía pesa en la fijación de precios, sobre todo cuando logra acuerdos con Rusia.

Aunque Venezuela es la gran perdedora dentro de la organización, ha sido por culpa nuestra y no por pertenecer a la misma.

A 45 años de la aprobación de la ley que reserva al Estado la industria de los hidrocarburos, todavía se debate sobre si esa medida fue beneficiosa o no. Ante un hecho cumplido, más bien corresponde abocarse a una nueva ley que refleje la situación actual en el mundo y en nuestro país.

En el 2001, siendo presidente de Pdvsa Guaicaipuro Lameda, la producción fue de 2.862.000 b/d. De allí en adelante, con los presidentes rojos la producción ha venido declinando. Alí Rodríguez entregó el cargo en el 2004 con una producción de 2.620.000 b/d; Rafael Ramírez entregó en el 2014 con 2.336.000 b/d; Eugenio Del Pino entregó en 2017, con 1.929.000 b/d; Manuel Quevedo entregó en abril 2020 con 730.000 b/d y con Asdrúbal Chávez se están produciendo solo 340.000 b/d.

Todas las cifras citadas son de crudo, no incluyendo condensados, ni líquidos del gas natural, y tienen como fuente a la OPEP. Además, por descuido en la producción de crudo liviano, actualmente hay que importarlo para poder manejar el extrapesado. Como se aprecia, bajo todos los presidentes designados por Chávez y por el usurpador Maduro, la producción de Pdvsa y sus empresas mixtas ha declinado; mientras que los derrames de crudo han producido grandes daños ecológicos.

En cuanto a refinación, solo entre 2003 y 2013 ocurrieron 216 accidentes, con saldo de 78 fallecidos y 255 lesionados, señal inequívoca de descuido en el mantenimiento y en la seguridad industrial.

Venezuela exportaba gasolina hasta que llegaron los rojos. Ya en  el 2013 se importaron 6.510.000 barriles de gasolina, 6.497.000 barriles de diesel y 4.990.000 barriles equivalentes de gas propano, conocido como de bombona. Esto desmiente que la situación actual de escasez sea por las sanciones. Se vendieron algunas refinerías en Estados Unidos y en Europa, para dar prioridad a las de Cuba, República Dominicana y Jamaica, las cuales terminamos perdiendo. Tampoco se construyeron las prometidas.

Han ocurrido numerosos  casos de corrupción no investigados en Venezuela.  El último Informe de Pdvsa es del 2016. Desde entonces miles de trabajadores han renunciado por el deterioro de las condiciones socioeconómicas y de seguridad industrial. Con este dramático panorama y la gran deuda de la empresa, nuestros legisladores deben ser cuidadosos con la nueva Ley de Hidrocarburos que se discutirá. Deben considerar que la destrucción de Pdvsa fue consecuencia de su politización, que despidió a los mejores, contrató ineptos y permitió la corrupción.

Ojalá también tomen en cuenta las recomendaciones de los expertos. La participación privada es imprescindible. A Pdvsa habrá que parapetarla y reducirla de tamaño, para que las operaciones no se interrumpan y compita como una empresa más. De su nueva gerencia dependerá que pueda sobrevivir, aunque sería deseable que el Estado se retire gradualmente de todas sus empresas y dedique los escasos recursos a salud, educación, infraestructura y defensa. 

Como (había) en botica

* Quienes todavía apoyan al régimen no pueden alegar que ignoran que aquí se asesina, se tortura y se encarcela con el visto bueno de Maduro y sus compinches.

* El régimen continúa bloqueando a Noticiero Digital y a La Patilla

* ¡No más prisioneros políticos, ni exiliados!

[email protected]

 

Las opiniones emitidas por los articulistas son de su entera responsabilidad y no comprometen la línea editorial de RunRun.es

Día de la democracia y elecciones, por Eddie A. Ramírez S.

La Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU)  aprobó en el 2007 que  se celebre cada 15 de septiembre el Día Internacional de la Democracia. Esa decisión derivó de la Declaración Universal de la Democracia aprobada en El Cairo por la Unión Interparlamentaria en 1997. 

Como es sabido, realizar elecciones libres es un requisito necesario, pero no suficiente, para que haya democracia. Esta exige que haya justicia, libertad, igualdad, tolerancia y respeto a las minorías.

Como decía Tocqueville, la democracia requiere que los individuos se conviertan en ciudadanos que participen en asuntos de la colectividad, con derechos, pero también con deberes. Churchill afirmaba que la democracia es la necesidad de doblegarse de vez en cuando a las opiniones de los demás. Cabe preguntarnos si los venezolanos somos demócratas o si solo hablamos de democracia cuando logramos imponer nuestros puntos de vista.

Ante la convocatoria a votar el 6D cabe recordar que el Artículo 21 de la Declaración Universal de Derechos Humanos aprobada en 1948 establece que:

1. Toda persona tiene derecho a participar en el gobierno de su país, directamente o por medio de representantes libremente escogidos.

2. Toda persona tiene el derecho de acceso, en condiciones de igualdad, a las funciones públicas de su país.

3. La voluntad del pueblo es la base de la autoridad del poder público; esta voluntad se expresará mediante elecciones auténticas que habrán de celebrarse periódicamente, por sufragio universal e igualdad de condiciones y por voto secreto u otro procedimiento equivalente que garantice la libertad del voto”.

¿Se cumplen estas condiciones? 

Por su parte el Consejo Interparlamentario de la Unión Interparlamentaria (UIP) aprobó en 1994 la Declaración sobre los criterios para elecciones libres y justas, ratificada por todos los miembros en 1997. Estas se mencionan en los siguientes puntos, cada uno de los cuales está detallado:

1. Elecciones libres y justas.

2. Derechos relativos al voto y a la elección.

3. Derechos y responsabilidades relativos a la campaña y

4. Derechos y responsabilidades de los Estados.

Ante la farsa electoral convocada, por ahora, para el 6D, caben varias opciones: 1) Rebelión cívica para impedirla. 2) Acudir a votar conscientes de que nos asaltarán. Y 3) Negarnos a avalar la farsa.

Un buen ejemplo de la primera opción fue la rebelión cívica realizada por el pacífico pueblo costarricense en 1889; entonces, con palos y machetes impidieron el 7 de noviembre el fraude gubernamental contra José J. Rodríguez. Los demócratas ticos celebran esa fecha como el Día de la Democracia. Desde luego, la rebelión tuvo éxito porque quienes estaban en el gobierno no eran una pandilla de facinerosos y cedieron ante la exigencia del pueblo.

Acudir a votar nos convertiría en cómplices necesarios del asalto, sea por ingenuidad del votante común o por  algún beneficio económico para los políticos que quieren avalar la farsa.

Negarnos a convalidar el asalto es la opción de los ciudadanos conscientes de sus deberes y derechos que no aceptan ser cómplices del despojo. No es una posición pasiva, sino cívica en respaldo a los principios y valores de la democracia.

Tampoco es negarnos a votar per secula seculorum, sino seguir presionando para que se postergue la elección hasta que cumpla con las condiciones establecidas por el mundo democrático. Por otra parte, nuestra dirigencia debe evaluar cuidadosamente otras acciones como la del plebiscito vinculante en tiempos de covid-19 y de otros obstáculos. El mismo se justifica pero, como dice el distinguido columnista Fernando Rodríguez, tengamos cuidado de no enredar más la situación; aunque si finalmente se decide realizarlo, lo apoyaremos.

Hoy, Día Internacional de la Democracia, reflexionemos sobre nuestros errores. Pero no decaigamos en la lucha por nuestros derechos y tomemos una dosis fuerte de tolerancia entre los verdaderos opositores.

Como (había) en botica

* Felicitaciones a Acción Democrática por su aniversario.

* En relación al Proyecto de Ley de Hidrocarburos nuestros diputados están conscientes de que para recuperar nuestra industria petrolera hay que atraer inversiones y que el sector privado debe jugar un importante papel. Sugerimos revisar la propuesta de conformación de la directiva de la Agencia Venezolana de Hidrocarburos para garantizar independencia y menor injerencia política en el negocio.

* Excelente el libro Castrochavismo internacional, con artículos de distinguidos especialistas, editado por María Teresa Romero y conclusiones de Fernando Gerbasi. También recomendamos el libro de nuestro compañero de Gente del Petróleo y de Unapetrol Emilio Venuti ¡Bienvenidos al futuro!; una visión, gerencia y acción para transformar a Venezuela.

* Lamentamos el fallecimiento de Ricardo Borjas de Gente del Petróleo y Unapetrol, así como de Rafael Strauss, distinguido gerente de la Pdvsa meritocrática.

* ¡No más prisioneros políticos, ni exiliados! 

[email protected]

Vídeo de la ONU sobre el Día de la Democracia. 

 

Las opiniones emitidas por los articulistas son de su entera responsabilidad y no comprometen la línea editorial de RunRun.es

Razones y sinrazones de Capriles, por Eddie A. Ramírez S.

Henrique Capriles tomó una decisión que los más consideran es un paso desleal con los principios y valores de la democracia, mientras  otros piensan que está en la dirección correcta. No es un traidor que se vendió al régimen. El que se haya equivocado o que haya tomado una decisión por cálculo personal no lo convierte en un Pierre Laval. En su intervención de una hora del pasado día 2 de septiembre dio demasiadas vueltas para excusarse de la decisión que iba a anunciar. Al respecto nos permitimos comentarla. 

Por mis gestiones personales nos sentimos satisfechos de la liberación de 110 presos políticos”, afirmó contundentemente. Ojalá consiga más liberaciones de secuestrados. Sin embargo, como él mismo dijo, está luchando desde el 2018 por la libertad de Requesens y solo ahora le cambiaron el lugar de reclusión. ¿Acaso los indultos se debieron a su gestión o a la necesidad de Maduro de ganar puntos ante la comunidad internacional para buscar apoyo a la farsa del 6D? 

Estamos luchando para que las elecciones sean libres y democráticas”, aseveró el excandidato presidencial. De acuerdo. En eso estamos todos los opositores genuinos. Cuando el Frente Amplio decidió no acudir a la farsa del 6D fue para insistir en que deben existir condiciones adecuadas, como también predican los países democráticos que nos apoyan. ¿Retirará Capriles sus candidatos si no se dan esas condiciones?

La prioridad es la lucha contra el coronavirus, el hambre del pueblo y sus otras necesidades mínimas  e luz, agua, gas y gasolina. La dirigencia ha perdido conexión con la gente y sus problemas. La gente no quiere saber de los pleitos de la oposición”. De acuerdo con Capriles, es positivo el mea culpa y preocupante que exista ese cortocircuito.

Muchos creen que habrá un estallido social por los problemas socioeconómicos. Eso no va a ocurrir, la gente no quiere un nuevo Caracazo”. Este punto mencionado por el exgobernador es polémico y está relacionado con las sanciones, las cuales deben  evaluarse. Sin embargo, cabe recordar que la escasez y elevados precios de los alimentos se deben a las expropiaciones de fincas, de empresas productoras de insumos y productos, al control de precios e inseguridad personal y jurídica en el campo. También que la escasez de gasolina y de gas de bombonas se debe a que Chávez expulsó de Pdvsa a los mejores técnicos y gerentes; y los presidentes rojos de nuestra otrora empresa modelo no invirtieron en el mantenimiento de las refinerías.

Al respecto, hay que tener presente que los estallidos sociales ocurren en el momento y circunstancias menos esperados.

No voy a caer en descalificaciones. No soy destructor, sino constructor”. En este punto Capriles se contradijo, ya que afirmó que es un disparate la designación de embajadores y que tenemos (la oposición) “un gobierno de internet”. Con estas palabras pasadas de tono, por decir lo menos, no consideró que gracias a esos embajadores ad honorem y al presidente (e) Guaidó, hoy 58 países desconocen a Maduro y a su Asamblea Constituyente, reconocen a Guaidó, y exigen elecciones transparentes. 

Si nos dejan una rendija, debemos meter la mano y después el pie para que la puerta no se cierre. El Plan (de Guiadó y de la oposición) se agotó”. Para intentar justificar que decidió votar y postular candidatos por fuera de su partido, Capriles no mencionó que en el 2015 logramos abrir la puerta de la democracia, pero Maduro, con su Sala Constitucional espuria la cerró en nuestras narices. Fuimos a elecciones y Maduro se burló del resultado. Tampoco mencionó que los principales países democráticos no reconocen la convocatoria del 6D y, obviamente, no reconocerán los resultados.

En su comunicado del pasado día 6, Capriles mencionó un nuevo escenario si la Unión Europea acepta venir y le restó importancia al número de diputados que obtenga el oficialismo. Evidentemente esa sola observación no es suficiente ante el secuestro de las tarjetas de varios partidos y un CNE rojo.

Reconoce que no importa cuántos diputados obtendrá el régimen. ¿Entonces llama a votar solo para tener unas curules y que todo siga igual?

El usurpador sigue en Miraflores porque cuenta con el servilismo del Alto Mando militar y del TSJ. Sin mayor aclaratoria, Capriles mencionó que la Fuerza Armada debe defender la Constitución. Mientras se desarrollan otros acontecimientos, lo responsable es seguir protestando y no votar para evitar  pisotear principios y valores. Tal día como hoy, hace 546 años, nació  Ariosto, cabe citar uno de sus versos en Orlando furioso: “Turbarte solo debes de que a tus pactos a faltar te atrevas… Ya diré en otro canto las causas de esta ruina y de este llanto”.

Como (había) en botica

* La excusa de la Asamblea Constituyente fue para redactar una nueva Constitución, pero ya los rojos anunciaron que no va. Evidentemente su objetivo fue anular la Asamblea Nacional legítima.

* Felicitaciones a nuestro compañero Juan Fernández y a Francisco Monaldi, nuevos miembros honorarios de la Sociedad Venezolana de Ingenieros Petroleros.

* Lamentamos el fallecimiento de la distinguida dama Graciela Barbieri, viuda del teniente coronel Martín Parada; también de Fátima Achong de Montiel,  Edgar Parra Nava y Amin Mosri, de la Pdvsa meritocrática.

¡No más prisioneros políticos, ni exiliados!

[email protected]

 

Las opiniones emitidas por los articulistas son de su entera responsabilidad y no comprometen la línea editorial de RunRun.es

Las estrategias de la dirigencia opositora, por Eddie A. Ramírez S.

La estrategia es el arte y la ciencia de conciliar los fines con los medios disponibles. Los estrategas militares no pueden depender de la suerte para intentar ganar una batalla, aunque alguno piense que “la fortuna favorece a los audaces”. Necesariamente se debe contar con una base mínima de recursos. Lo mismo es válido para los políticos, pero estos frecuentemente se engañan y engañan a sus seguidores con cuentos de camino.

¿Cuál es la estrategia de María Corina Machado, Antonio Ledezma, Capriles,  los integrantes de la nonomesa, los usurpadores de las tarjetas de los partidos y del presidente (e) Guaidó?

María C. Machado

Es digna de admiración por ser una luchadora valiente. Contra viento y marea, ha venido incrementando su porcentaje de aceptación popular. ¿Cuál ha sido su estrategia? Seguir en la lucha frontal contra el régimen, pero fundamentalmente marcando distancia con otros líderes y partidos de la oposición. Para ello critica lo que realizan otros dirigentes y ofrece una opción atractiva para los venezolanos desesperados que se sienten frustrados porque no se ha logrado salir de la usurpación.

El punto débil de su oferta de Operación Paz y Estabilidad (OPE), es que la misma requiere que venga a Venezuela una fuerza militar extranjera a sacarnos las castañas del fuego.

Nuestros representantes lo han explorado en reuniones internacionales, pero ningún país ha estado dispuesto a intervenir. Tampoco reconoce que, inevitablemente, habría enfrentamientos con pérdida de vidas. Con todo respeto por ella, pensamos que quizá haya subido en número de simpatizantes, pero ha perdido en el nivel de los mismos. Por apostar al hoy  pone en riesgo su futuro político.

Antonio Ledezma

También nos merece respeto por su lucha en contra del régimen. Fue el primer político que denunció la existencia de una dictadura, con presos políticos y exiliados. Es un político nato y por ello extraña que no acepte que su opción, similar a la de María Corina, no logra conciliar el fin con los medios. Para diferenciarse y mantener presencia en los medios a pesar de estar exiliado, realiza algunas críticas al resto de la oposición, unas  sustentadas y otras no válidas.

Henrique Capriles

También tiene méritos y es injusto descalificarlo, como hacen muchos, al achacarle la culpa por supuestamente no cobrar su victoria electoral en el 2013. Si hubiese convocado a la calle lo más probable es que la mayoría se hubiese retirado con los primeros asesinatos y lacrimógenas. En caso extremo también pudo ocurrir una gran matanza. Su estrategia parece ser mantenerse en la palestra. Sin embargo su discurso es ambiguo. Critica al presidente (e) Guaidó sin mencionarlo. Pareciera que aboga por votar en la farsa de las parlamentarias, pero tampoco aporta elementos que la justifiquen.

Nanomesa

Los integrantes de la nanomesa y los usurpadores de tarjetas no son verdaderos opositores. Este señalamiento no es solo por su posición de participar en la farsa de las parlamentarias, sino por declaraciones de sus miembros reconociendo a Maduro. Definitivamente optaron por cohabitar con el régimen y probablemente bien remunerados. Es la estrategia más clara y más inmoral.

Juan Guaidó

El presidente (e) Guidó ha soportado una avalancha de críticas injustas y otras que sí tienen fundamento. La mayor acusación es que no cumplió con su oferta de poner fin a la usurpación. Este señalamiento es malintencionado, ya que no es un mago para lograr los medios necesarios para lograr el fin. Tampoco otros han identificado una opción viable para contrarrestar el apoyo a Maduro por parte de la Fuerza Armada y del TSJ espurio.

Su estrategia fue apoyarse en los miembros mayoritarios de la Asamblea Nacional. La misma puede lucir sensata, pero olvida que el país es más que el llamado G4. Está a tiempo. Sin descartar a los diputados, debe incluir a ciudadanos independientes y a ONG. Su equipo de comunicación luce sin punch suficiente. Un nuevo referendo tiene sus riesgos, ya que el del 16J fue exitoso, pero no se le vio el queso a la tostada. Su llamado a la unidad debió ser mucho antes. Tiene respaldo internacional y del Frente Amplio.

Solo la unidad de quienes persiguen el mismo fin y un lenguaje sin ambigüedades puede despertar el entusiasmo de la gente de volver a la calle.

No solo para reclamar por la ausencia de luz, agua, gasolina y gas, sino también para exigir elecciones presidenciales y parlamentarias transparentes con estricta supervisión internacional.

María Corina, Ledezma y Capriles deben entender que en estos momentos es imprescindible apoyar al gobierno interino y colaborar con las rectificaciones que hagan falta. Tienen derecho a disentir, pero no a descalificar. Es la única estrategia con visos de éxito.

Como (había) en botica

* Las sanciones al régimen son imprescindibles para presionar por el cese de la usurpación. Sin embargo, sugiero a nuestra dirigencia que evalúe la posibilidad de que se pueda importar gasolina para aliviar el sufrimiento de la población.

* Al diputado Requesens lo cambiaron de sitio de reclusión

* ¡No más prisioneros políticos, ni exiliados!

eddieara[email protected]

 

Las opiniones emitidas por los articulistas son de su entera responsabilidad y no comprometen la línea editorial de RunRun.es

Las tareas y sus dificultades, por Eddie A. Ramírez S.

Las tareas a emprender son muchas y complejas. La destrucción ocasionada en todos los sectores por el régimen de Chávez-Maduro casi no ha dejado piedra sobre piedra.

Recuperar la industria petrolera, los sectores  agrícola y eléctrico, así como el suministro de agua es urgente y relativamente fácil de solucionar. Los recursos financieros se pueden conseguir con organismos internacionales y hay disponibilidad de los trabajadores y gerentes que se requieren. Depurar la Fuerza Armada también es urgente y sin mayores complicaciones. Sanear el Poder Judicial es urgente y espinoso. La salud, educación, ciencia y tecnología son más importantes a mediano plazo y más complejas de solucionar por déficit de personal.

No contamos con un Hércules que limpie los excrementos para proceder a la reconstrucción. Nos corresponde a todos contribuir a enderezar entuertos, rehacer lo que sea necesario, sembrar nuevas ideas y tecnologías que han sido exitosas en otros lares. Así como descartar las locuras que ha intentado imponer el régimen. ¿Por dónde empezar? ¿Cuál es el grado de dificultad de cada tarea?

 Sector petrolero 

La actividad petrolera se puede recuperar con un poco de voluntad. Como primer paso hay que contar con gran parte de los trabajadores que laboran actualmente en Pdvsa, sustituir a algunos gerentes y a todos los directores, reincorporar a los despedidos ilegalmente que hagan falta, reconociendo al resto los derechos violados. Así mismo, otorgar autonomía a las empresas mixtas y reducir la participación accionaria del Estado. Como segundo paso hay que permitir la participación de empresas cien por ciento privadas en toda la cadena del negocio.

 Sector agroindustrial

El sector agrícola puede responder a corto plazo si se garantiza seguridad personal y jurídica, se otorgan créditos, se eliminan los controles de precios y la intervención del Estado. El negocio de los fertilizantes y de otros insumos, así como los silos deben pasar al sector privado. Además, deben diseñarse incentivos a la productividad y reforzar los centros de investigación y de asistencia técnica.

 Sectores eléctrico e hidrológicas

El sector eléctrico está muy deteriorado, con graves problemas de generación, transmisión y distribución de electricidad. El suministro de agua tiene limitaciones de captación, conducción a los centros poblados y distribución a los hogares. Afortunadamente contamos con personal técnico capacitado que debe sustituir a los comisarios políticos que hoy están a cargo.

 Sector militar

Los atropellos cometidos por efectivos de la Fuerza Armada, así como la corrupción, justifican la preocupación de la ciudadanía sobre el futuro de la misma. Sin embargo, el problema a resolver es menos complejo de lo que piensan muchos. Al ser una organización piramidal, basta con sustituir total o parcialmente al Alto Mando, así como enjuiciar a los corruptos y violadores de los derechos humanos.

Habrá que determinar, caso por caso, la posible reincorporación de oficiales retirados arbitrariamente. Así como desagraviar a quienes se les violaron sus derechos. También habrá que sustituir a los oficiales que ocupan cargos en la administración pública sin tener las credenciales necesarias. La Fuerza Armada tiene un papel que cumplir en el desarrollo del país, siguiendo los lineamientos de los civiles que ocupan cargos de decisión.

También tienen el derecho y obligación de hacer planteamientos a través del Alto Mando, pero acatando las instrucciones del presidente de la república.

 Sector judicial

El Poder Judicial siempre ha tenido manchas. Algunos jueces llegaron a esa posición por cuotas de los partidos políticos de entonces y probablemente la mayoría de los actuales fueron designados por ser rojos. La corrupción, tanto por dinero, como por razones políticas es conocida.

Los demócratas  deseamos que, por ejemplo, sean enjuiciados una Marjorie Calderón y un Isaías Rodríguez. También los magistrados de la Sala Constitucional y la Electoral.

¿Será factible? ¿Quiénes juzgarán a los delincuentes del régimen? ¿Habrá que constituir tribunales especiales imparciales? Quizá esta es la tarea más compleja. Sería indeseable que se repita la historia del fanatismo del Tribunal de Responsabilidad Administrativa del trienio 1945-1948.

 Salud, educación, ciencia y tecnología

Estos sectores tienen limitaciones de recursos humanos. Los de mayor experiencia se han jubilado o han emigrado. La salud de los venezolanos está deteriorada por falta de alimentación y de medicina preventiva. La educación siempre ha tenido fallas. Chávez-Maduro y su caterva de funcionarios corruptos e ineptos llegaron al poder por fallas del sistema educativo que no formó buenos ciudadanos. 

Contamos con profesionales que tienen soluciones a los problemas citados. Para emprender estas tareas requerimos el cese de la usurpación. Para ello, la unidad opositora sigue siendo requisito necesario, aunque no suficiente. El presidente (e) Guaidó volvió a convocarla. La mayoría aceptó. Otros están poniendo objeciones. La historia no perdonará

Como (había) en botica

* El poco petróleo que produce Pdvsa no lo exporta, sino lo bota en playas del Parque Nacional Morrocoy.

* Lamentamos el fallecimiento de Pedro Eloy Tineo y Francisco Pérez Santana, compañeros de Gente del Petróleo y Unapetrol

* ¡No más prisioneros políticos, ni exiliados!

 

Las opiniones emitidas por los articulistas son de su entera responsabilidad y no comprometen la línea editorial de RunRun.es

Antes y después del 6D, por Eddie A. Ramírez S.

El 6 de diciembre habrá una farsa electoral. A la misma acudirán los partidos de bolsillo que integran la nanomesa y otros disfrazados de oposición, así  como el PSUV y sus satélites. Votarán los pocos partidarios del régimen, los traficantes de la política y algunos despistados de buena fe.

Los verdaderos partidos de oposición y los ciudadanos conscientes no avalaremos la pantomima.

Salvo algún imponderable deseable, el 6D el régimen designará los diputados que le convenga. ¿Qué haremos los demócratas antes y después de ese evento para continuar en el camino del cese de la usurpación?

Ante un régimen totalitario no es fácil identificar estrategias para lograr su salida. Esta es una tarea complicada incluso ante dictaduras tradicionales. Pérez Jiménez huyó cuando el teniente coronel Martín Parada voló sobre Caracas el 1 de enero de 1958, lo cual desencadenó el aumento del descontento entre civiles y militares. El final feliz fue gracias a los verde oliva. Algunos dirán que Pinochet salió porque la oposición diseñó una buena estrategia. Sin embargo, aceptando que esa oposición tuvo una madurez que no tiene la nuestra, el dictador salió de La Moneda porque aceptó contarse limpiamente. Y porque los militares chilenos lo obligaron a aceptar los resultados en su contra. 

Tengamos claro que el objetivo tiene que ser una elección transparente para elegir un nuevo presidente, como deseamos mayoritariamente los venezolanos. Cabe recordar que el 10 de julio la 114 Asamblea de la Conferencia Episcopal abogó por una elección para establecer un nuevo gobierno de cambio e inclusión nacional. Este documento es más claro que el recientemente emitido por la presidencia de la Conferencia Episcopal.

Acudir a votar en la farsa de las parlamentarias no resuelve nuestros problemas. Además, su resultado no será reconocido por los principales países democráticos, que han planteado la necesidad de un gobierno de transición. Votar es complacer al régimen. No votar abre la posibilidad de un cambio, siempre y cuando hagamos algo más. La situación actual ofrece varias opciones:

 Operación para la Paz y Estabilización (OPE)

En otras palabras, implica una intervención militar extranjera para poner fin a la usurpación, establecer un gobierno de transición y realizar elecciones libres. Aunque pueda justificarse, quien escribe considera que a mediano plazo esa vía no sería conveniente. Muchos la consideran imprescindible, aportando buenos argumentos. El punto es que, se esté o no de acuerdo, ninguno de los países que nos apoyan está dispuesto a acometer esta aventura. Quienes insisten están en su derecho, pero las probabilidades de que se ejecute parecen muy pocas; al menos en estos tiempos.

 Un plebiscito vinculante contemplado en la Constitución, no manejado por el CNE espurio y con participación activa de la OEA.

Es una propuesta válida que permitiría movilizar a la ciudadanía y sentar categóricamente el rechazo al régimen. Vale la pena promoverla e intentar materializarla. Sin embargo, debemos estar conscientes de que el régimen impedirá el ingreso de la OEA y aplicará represión con sus paramilitares rojos para que no se instalen las mesas. Asumiendo que pueda realizarse, ¿alguien puede creer que Maduro y sus palafreneros acatarán el resultado?

 Gobierno de transición: el Grupo de Lima, Estados Unidos, Reino Unido y otros países promueven un gobierno de transición incluyente que conduzca a una elección presidencial libre y justa.

Esta pareciera una buena opción, aunque tiene el inconveniente de que debe ser aceptada tanto por el régimen, como por parte de la oposición. El primero no va a ceder si no hay mayor presión; mientras que en la oposición hay quienes se obstinan en no aceptar nada con chavistas-maduristas.

 Rebelión popular con manifestaciones en todo el país y huelga general.

Ante los sufrimientos de los ciudadanos, esta sería la salida esperada. La represión brutal del régimen impide, por ahora, que se materialice. También requiere que la población perciba una dirigencia unida que le inspire confianza en un futuro mejor.

 Intervención de la Fuerza Armada

Los militares que no están en la cúpula corrupta pasan por dificultades iguales a las de los civiles. El espionaje que ejercen los organismos represores del régimen dificulta cualquier acción. Tampoco los verde oliva perciben unidad opositora que garantice gobernabilidad futura. Es un imponderable.

Cualquiera de estas opciones es bienvenida, pero no le pidamos al presidente (e) Guaidó que haga milagros. Sí tenemos que exigir a todos los  dirigentes que depongan egos e intereses de partido para lograr la unidad de propósito, la cual debería desatar el cese de la usurpación.

Como (había) en botica

* Siguen presos Erasmo Bolívar, Héctor Ravaín y Marco Hurtado por los sucesos del 11 abril 2002. El Ministerio Público no aportó ninguna prueba en contra de los acusados. Sánchez está delicado de salud.

* Lamentamos el fallecimiento de Deyanira Marcano y Elionay Bermúdez, miembros de Gente del Petróleo y de Unapetrol.

* ¡No más prisioneros políticos, ni exiliados!

[email protected]

 

Las opiniones emitidas por los articulistas son de su entera responsabilidad. Y no comprometen la línea editorial de RunRun.es

Tercos y traficantes de la política, por Eddie A. Ramírez S.

La situación crítica en que vive la mayor parte de nuestra población obliga a unir fuerzas para salir del régimen que hundió la economía, destruyó la infraestructura y los servicios básicos, entregó nuestra soberanía y aniquiló todos nuestros derechos.

La unidad requerida no se ha logrado, entre otras cosas, por la presencia de tercos y de traficantes de la política. Señalarlos no es grato, pero es un deber.

Los tercos

Tercos son quienes a pesar de ser valientes luchadores por la democracia y sin duda opositores al régimen, buscan cualquier palabra de más o de menos para no firmar documentos, ni aprobar acuerdos de la Asamblea Nacional en los que coinciden los demás partidos de oposición.

Dicen apoyar al presidente (e) Guaidó, pero frecuentemente intentan serrucharle el piso, reclamando que olvidó la promesa de poner fin a la usurpación. Curiosamente, no informan cómo lograrlo, salvo una insistencia tipo muchacho malcriado que reclama un juguete. Están al tanto  de las diligencias para intentar convencer al mundo del peligro que representa el régimen de Maduro. Diligencias que han dado muchos resultados positivos, pero que han puesto en evidencia que ningún gobierno quiere enviar una fuerza militar para resolver nuestros problemas y que incluso muchos están renuentes en aplicar sanciones económicas.

A veces mencionan que no se retratan en conjunto, ni firman acuerdos por considerar que en ese grupo hay quienes propician la cohabitación e incluso corruptos. Sin embargo no señalan nombres, ni aportan pruebas.

Censuran que se hayan producido diálogos en el exterior, pero callan que  nuestros representantes mantuvieron una posición firme que permitió que el mundo se percatara de que el régimen no quiere realizar elecciones transparentes, ni entregar el poder por las buenas.

Los tercos obstaculizan la unidad. Entre ellos hay ciudadanos con méritos. Hay quienes piensan que no son tercos, sino mezquinos. No en la acepción antigua de ciudadano de segunda que utiliza Andrea de Barberino en su novela Guarino mezquino. Tampoco la de tacaños, sino en el sentido de que les falta generosidad y nobleza de espíritu, que también recoge la Academia de la Lengua.

Ojalá rectifiquen y entiendan que están engañando a sus seguidores al querer montar tienda aparte en base a prédicas que la mayoría considera inviables.

Su tiempo puede que sea en un futuro, pero dependerá de su actuación responsable en el presente.

Los traficantes de la política

El grupo de traficantes de la política está claramente identificado. Para sobrevivir política y económicamente requieren dádivas y prebendas del régimen. Incluye a los integrantes de la nanomesa y a uno que otro realengo.

Tienen muy pocos militantes, pero aspiran a que les regalen unos cuantos diputados en la farsa electoral de diciembre.

Por ello Henry Falcón declaró que está contento por el nombramiento de su compañero de partido Leonardo Morales como rector del CNE, y Enrique Ochoa Antich acepta que “tal vez no se gane, pero hay que tener representación en el Parlamento”. Desde luego esa representación no será de los demócratas, sino del régimen.

Lograr salir de Maduro y de sus acólitos no parece ser el caso del Magnentius, el emperador usurpador que, al verse perdido, se suicidó un día como hoy en el año 353. Tampoco por la vía de la farsa electoral de diciembre. Solo pareciera posible que mediante mayores sanciones económicas y personales, así como presión de calle, el usurpador acepte realizar elecciones libres o acuerde renunciar para que se constituya un gobierno de transición; quizá no como quisiéramos, sino como sea posible.

Seguimos apoyando al presidente (e) Guidó porque es quien tiene mayor apoyo popular en Venezuela e internacional, además de su perseverancia en la lucha y sin ningún lastre del pasado.

Como (había) en botica

* Luis Pacheco, presidente de Pdvsa ad hoc presentó ante los diputados de nuestra Asamblea Nacional, periodistas y público interesado, el informe sobre Citgo, empresa que fue endeudada indebidamente por Maduro, señalando las acciones para evitar que caiga en manos de los acreedores, así como los resultados operacionales y financieros. Cabe recordar que el último informe de la  Pdvsa roja es del 2016.

* En estos días nos dejaron dos damas luchadoras contra de la tiranía. Mi querida y distinguida amiga Aurelena Merchán, quien estuvo presa y exiliada a raíz del asesinato de su esposo Leonardo Ruiz Pineda por la dictadura de Pérez Jiménez. Posteriormente se casó con Alejandro Ferrer, también exiliado. A sus 93 años estaba pendiente de las noticias de Venezuela y deseosa de ver el fin del régimen. Y doña Blanca Rodríguez, ex primera dama, realizó una gran labor social, soportó el exilio con entereza y se comportó valientemente cuando atacaron La Casona el 4 de febrero de 1992.

* Bernabé Gutiérrez es responsable del asalto de paramilitares rojos a sedes de AD.

* Libertad para Rubén González, Nicmer Evans, Requesens, Caro, Renzo y otros presos políticos.

* Solidaridad con el expresidente Álvaro Uribe

* ¡No más prisioneros políticos, ni exiliados!

 

[email protected]

 

Las opiniones emitidas por los articulistas son de su entera responsabilidad y no comprometen la línea editorial de RunRun.es

Guardia Nacional: ayer y hoy, por Eddie A. Ramírez S.

Efectivos de la Guardia Nacional de Venezuela. Foto en El Universal.

Tal día como hoy, en 1937, López Contreras creó la Escuela del Servicio de Seguridad, punto de partida de una Guardia Nacional muy diferente a la actual. En mi casa se hablaba con respeto de esa Guardia, ya que mi padre fue uno de los oficiales del ejército asignado en la etapa inicial en la sede de Villa Zoila. ¿Qué pensaría sobre la Guardia actual el coronel José Machado Briceño, uno de sus primeros directores, o Cecilio Marrero Suárez, capitán de la Guardia Civil española asignado como asesor? Por cierto, cuando en 1954 nuestra familia pasó por Tenerife rumbo al exilio en España, el capitán Marrero y su esposa le regalaron a mi mamá una virgen de la Candelaria.

La Guardia Nacional ha sido tradicionalmente un importante apoyo al gobierno de turno. La excepción fue en 1962 en el Carupanazo, donde el Destacamento 77 se sumó a la insurrección en la que estuvo involucrada la extrema izquierda.

Ese apoyo a los gobiernos es lógico, ya que una de sus funciones es el mantenimiento del orden público, cuando la policía es desbordada. También, por resguardar fronteras y alcabalas, sus integrantes están expuestos a ser comprados por contrabandistas, por lo cual en el pasado enjuiciaron a efectivos por corrupción.

Chacales del régimen

En un país civilizado los organismos de seguridad tienen que utilizar medidas disuasivas en contra de manifestaciones no autorizadas. Sin embargo, durante el régimen de Chávez-Maduro, efectivos de la Guardia Nacional se exceden con frecuencia, disparando balas de plomo, perdigones, bombas lacrimógenas y repartiendo peinillazos.

Estas agresiones son por lo general ante manifestaciones políticas pacíficas. Procuran ocasionar daño, lanzando las lacrimógenas delante, detrás y en medio de los manifestantes.

En otros casos delinquen por omisión, permitiendo que grupos de paramilitares rojos disparen a los ciudadanos.

Los abiertos atropellos a los derechos humanos iniciaron en 2002. Estas son algunas de las fechas clave:

11 de abril del 2002, los guardias asesinaron a tres ciudadanos.

17 de enero del 2003, el general eructo Acosta Carlés ordenó agredir a un grupo de damas en Valencia.

25 de setiembre del 2003, los chacales del Destacamento 44 agredieron en horas de la madrugada a ancianos, mujeres, niños y trabajadores petroleros en el campamento residencial de Los Semerucos, en Falcón.

27 de febrero y días sucesivos del 2004, la Guardia arremetió contra los ciudadanos en Caracas, con saldo de numerosos muertos.

1 de marzo del 2004, un pelotón de la Guardia permitió el acceso y escape de paramilitares  motorizados que asesinaron en San Antonio de los Altos a José Manuel Vilas, de Gente del Petróleo y Unapetrol.

4 de marzo de ese mismo año un subteniente asesinó a Evangelina Carrizo en Machiques. El 16 de agosto permitieron el asesinato de Maritza Ron.

Entre el 12 de febrero y el 29 de mayo del 2014 fallecieron en diferentes hechos, los más por armas de fuego, 42 ciudadanos. No todos pueden achacarse a la Guardia Nacional e incluso fueron asesinados seis efectivos de ese cuerpo. Los hechos fueron confusos, ya que participaron policías, paramilitares rojos y también algunos opositores.

Está claro que guardias nacionales asesinaron a Geraldine Moreno y a José Alejandro Márquez.

Entre el 1 de abril y el 31 de julio 2017, fueron asesinados y heridos cientos de venezolanos.

Hasta el presente están señalados guardias nacionales en los asesinatos de Gruseny Calderón, Mervin Guitar Díaz, Juan Pablo Peñaloza, Eyker Rojas, Yeison Mora, Diego Arellano, Manuel Castellanos, Yormán Bervecía, Manuel Sosa, Fabián Urbina, Roberto Durán, y Rubén Morillo.

La joven Marvinia Jiménez fue golpeada en el suelo con el casco por una gorila de la Guardia.

El pasado 25 de julio, el capitán Carlos Borregales Castellanos fue imputado, junto con cuatro guardias, por el asesinato de Carlos Chaparro, en Anzoátegui.

Además, frecuentemente aparecen en la prensa casos de oficiales y guardias acusados de contrabando, tráfico de drogas, asaltos y matraca. 

Hoy día nuestra Fuerza Armada está desprestigiada por permitir las violaciones a la Constitución, abusos en el Arco Minero y permisividad con la guerrilla del ELN. El componente Guardia Nacional está incurso en numerosos casos de violaciones a los derechos humanos. Necesariamente tendrá que haber una purga para castigar a los responsables. En el caso de la Guardia, su comandante general, Fabio Zavarce, es señalado de reprimir con violencia y encubrir a los delincuentes.

Por otro lado, es justo reconocer que numerosos oficiales de la Guardia están presos, exiliados o dados de baja al no prestarse a las violaciones de los derechos humanos. Confiamos en que este otrora prestigioso cuerpo pueda ser saneado para que los ciudadanos confiemos en el mismo.

Los pioneros se deben revolcar en sus sepulcros.

Como (había) en botica 

* María Corina y Ledezma no suscribieron el documento de la unidad opositora ¿No fueron invitados o siguen con la idea de montar tienda aparte? Mala señal.

* Nuestros políticos deben establecer una relación estrecha con integrantes retirados de la Fuerza Armada. El Frente Institucional Militar es una buena vía. El conversatorio con el diputado Juan Pablo Guanipa fue una buena iniciativa del coronel Antonio Guevara

* ¡No más prisioneros políticos, ni exiliados!

[email protected]

 

Las opiniones emitidas por los articulistas son de su entera responsabilidad y no comprometen la línea editorial de RunRun.es