Eddie A. Ramírez S., autor en Runrun

Eddie A. Ramírez S.

¿Quién es el culpable de que no cese la usurpación?, por Eddie A. Ramírez S.

Los ciudadanos que padecen mil penurias están conscientes de que la causa de las mismas es la pésima gestión de Maduro y sus palafreneros. Sin embargo, no les importa de quién es la culpa de que todavía permanezcan en el poder. Lo que quieren es que cada uno de nosotros haga lo que esté a su alcance para sacarlos, con la esperanza de que se solucionen los múltiples problemas que los aquejan.

Para conectarse con la dirigencia política opositora esa mayoría tiene que percibir sinceridad en la intención de solucionar los problemas y que seleccionen la mejor opción para salir del régimen. Eso es tarea de todos. He aquí algunas sugerencias nada originales.

 El tema militar

La Fuerza Armada es una organización piramidal y el tema militar es complejo. No deben ser árbitros, pero ante el secuestro de las instituciones llamadas a controlar al Ejecutivo, el Alto Mando está obligado a proceder si se viola la Constitución. No hay que descalificar a los militares en general, sino acusar al Alto Mando y especialmente a Padrino. Sus declaraciones de este 5 de julio son vergonzosas.

 Entendimiento opositor

Aunque toda la dirigencia opositora tiene claro que es necesario salir del régimen, son evidentes las discrepancias sobre el cómo. Si esas diferencias se dirimieran internamente, quizá el problema no fuese tal, pero no suman cuando salen a la luz pública. Las mismas no solo alimentan las cizañas de los rojos, sino también a las redes sociales, bien o mal intencionadas, que hacen ruido y siembran desconfianza. ¿Será mucho pedirle a los dirigentes una dosis de prudencia y de entendimiento, así como evitar declaraciones que desorientan?

 Votar o no

El tema de las elecciones parlamentarias es ineludible, ya que el usurpador cuadró fecha y condiciones con su parapeto electoral y con nanopartidos a los que solo les interesa hacer negocios. Ante los atropellos a la Constitución, a los partidos y a sus dirigentes, carecen de peso los argumentos de “no dejar espacios vacíos” o de que “ganamos de calle porque somos mayoría”.

En estos tiempos hemos votado varias veces y la dictadura se ha burlado de los resultados.

Algunos intentan engañar a la gente afirmando que gracias a que votamos en el 2015 y ganamos las parlamentarias, 58 países, la OEA, el Parlamento Europeo y el BID reconocieron a Guaidó como presidente (e). La verdad es que ese reconocimiento se debe a que el mundo democrático no reconoció las ilegítimas elecciones para Asamblea Constituyente en el 2017 ni las presidenciales en 2018, en las cuales nos abstuvimos. Sin esa abstención, probablemente solo los venezolanos hubiésemos reconocido a Guaidó.

Ante la complicidad del Alto Mando militar y la decisión de los países que nos apoyan de no intervenir militarmente en Venezuela, lo cual por demás es indeseable, lo procedente parece ser insistir en que sí acudiremos a votar, pero siempre y cuando haya elecciones limpias, garantizadas por observadores internacionales imparciales. 

 ¿Unidad en la oposición o no importa?

Todos quieren la salida del régimen, pero difieren en el cómo. Un grupo insiste en que la salida es electoral, siempre que haya condiciones aceptables, que quizá se puedan lograr con presión interna y más sanciones de otros países. El otro persevera en que Guaidó invoque los tratados internacionales para solicitar la intervención militar extranjera con apoyo de los venezolanos. Además, un grupo parece pecar de excluyente y el otro de intransigente.

En ambos  hay gente valiosa, luchadora y con capacidad de análisis para escoger la opción más viable. ¿Pueden convivir? Quizá, siempre y cuando no se descalifiquen mutuamente, pero si se siguen negando a lograr un acuerdo, el ciudadano común seguirá protestando solo por lo que requiere para subsistir, mientras el régimen se afianza.

 La responsabilidad política del cese a la usurpación

¿Percibe el ciudadano común que al producirse el cambio se solucionarán sus problemas? Pensamos que no son tan ingenuos para creer que en una transición corta se puedan resolver los problemas. Ya existe un programa mínimo de gobierno. Lo que falta es uno de gobernabilidad. Una opción podría ser que Guaidó asuma el poder real, convoque elecciones en plazo máximo de un año. Los partidos, en consulta con la sociedad civil, seleccionarían un candidato único, que podría ser o no el mismo Guaidó, con compromiso de no reelección. Hay otras posibilidades a evaluar. Los partidos tienen la palabra.

A la mayoría de los ciudadanos quizá no les importa de quién es la culpa de que no cese la usurpación, pero, si esta persiste, no perdonarán a quienes no hicieron lo posible para que se produzca el cambio. Tampoco la historia.

Como (había) en botica

* Vanessa Neumann es tan venezolana como Tarek Saab. La diferencia es que ella es demócrata, honesta y excelente profesional; Tarek es totalitario,  intelectualmente deshonesto, cobarde y payaso. Las órdenes de captura y congelación de bienes a Vanessa, Ricardo Villasmil y otros profesionales es un atropello más del régimen.

* Lamentamos el fallecimiento Mauricio Pérez Badell. También de José Afanador, compañero de Gente del Petróleo y Unapetrol.

* ¡No más prisioneros políticos, ni exiliados!

[email protected]

 

Las opiniones emitidas por los articulistas son de su entera responsabilidad y no comprometen la línea editorial de RunRun.es

Gente del Petróleo y Unapetrol: 18 años, por Eddie A. Ramírez S.

Esta semana se cumplen 18 años de la creación de dos organizaciones inéditas en el acontecer venezolano. El 3 de julio de 2002 empleados de una empresa del Estado tomaron la iniciativa de registrar la Asociación Civil Gente del Petróleo y el sindicato Unapetrol. ¿Qué motivó a los empleados petroleros a tomar esta iniciativa?

Cabe recordar que los empleados petroleros nunca habían participado en  protestas y mucho menos en paros o huelgas. Solo se habían producido conflictos de los trabajadores de la nómina diaria con las transnacionales y con Pdvsa para exigir aumentos de salarios, mejores beneficios sociales y reclamar violaciones al contrato colectivo.

El único antecedente fue en 1975, en vísperas de la estatización cuando, por iniciativa del gran luchador Gustavo Coronel, un grupo de empleados creó Agropet, para hacer ver al gobierno nacional la necesidad de respetar la estabilidad laboral. Y que la nueva empresa, Pdvsa, se manejara como un negocio

El presidente Chávez requería tomar por asalto a Pdvsa para ponerla al servicio de su proyecto político. Los petroleros nos opusimos desde febrero del 2002 a su politización.

Cuando nos reunimos con la sociedad civil algunos nos dijeron que nos apoyaban solo porque visualizaban la posibilidad de salir de Chávez. Evidentemente existía un cortocircuito entre muchos ciudadanos y la industria petrolera y sus trabajadores.

La gente del petróleo pisa tierra

De allí surgió la idea de crear la asociación para lograr una mejor relación, promesa que hizo Juan Fernández el 12 de abril 2002 en la plaza de la Meritocracia. Los petroleros entendimos la necesidad de que el resto de los venezolanos conociera las complejidades de nuestra principal industria. También que supieran que su personal, aunque bien remunerado y con excelentes beneficios sociales, no devengaba más del 75 percentil de los sueldos de las mejores empresas venezolanas y con un  plan de jubilación no indexado.

De nuestro lado, debíamos corregir la prepotencia de algunos, así como la concepción un tanto generalizada de que nuestro deber era solo operar eficientemente para suministrar al fisco los recursos para el desarrollo del país. Desde luego que esta era la principal obligación, pero sin duda descuidamos nuestra relación con el entorno.

Veintidós empleados constituimos Gente del Petróleo. Al frente de la misma estuvo Juan Fernández hasta octubre del 2004. Lo sustituyó quien esto escribe hasta el 29 de mayo del 2014. Desde esa fecha, la coordinadora nacional es Beatriz García. Los primeros años fueron de muy elevado perfil en los medios, y Fernández fue integrante de la Coordinadora Democrática, cuando se pensaba que se podía repetir otro 11-12 de abril 2002.

Los años siguientes fueron de denuncias sobre los innumerables accidentes por malas operaciones, falta de inversión y de mantenimiento, solicitudes de investigación y denuncias ante la Fiscalía General y Defensoría del Pueblo, sobre estos hechos y sobre violaciones a la Constitución. También dimos  apoyo a los partidos políticos en los procesos electorales. En los últimos años continuamos con estas denuncias y elaboramos un Plan Táctico de Emergencia como parte del Plan País, para garantizar la continuidad de las operaciones petroleras, de gas y petroquímicas al salir de la narcodictadura.

Gente del Petróleo cuenta con un equipo coordinador integrado por delegados en 16 ciudades, ubicadas en diez estados y en la capital del país. Sus miembros son los trabajadores de todas las nóminas despedidos ilegalmente por razones políticas en 2002-2003.

Unapetrol, el sindicato

Unapetrol es un sindicato de empleados creado para defender los intereses de sus asociados y la meritocracia ante los atropellos de la dictadura de Chávez-Maduro. Está reconocido por la Confederación de Trabajadores de Venezuela (CTV) y por la Organización Internacional del Trabajo, pero arbitrariamente el régimen ha impedido su legalización en Venezuela. Lo preside Horacio Medina quien, junto con Antonio Méndez, lleva a cabo las actividades internacionales y nacionales. Unapetrol no ha realizado elecciones por estar afiliado a la CTV y no aceptar las condiciones impuestas por la dictadura.

Ocho miembros de estas organizaciones tuvieron que exiliarse, entre ellos Juan Fernández y Horacio Medina, por tener una arbitraria orden de captura. Mientras que 180 fueron sancionados con multas y reparos por supuestos daños durante el paro cívico de diciembre 2002.

Muchos compañeros emigraron al tener prohibición de trabajar en Venezuela, otros han fallecido, algunos por falta de atención médica adecuada. La mayoría sigue en el país trabajando en actividades no petroleras. Nos robaron las prestaciones y el Fondo de Ahorros, pero ninguno se ha vendido. Seguimos presentes y comprometidos para contribuir con el restablecimiento de la democracia, la formación ciudadana y el manejo eficiente de las empresas del Estado.

Nuestro agradecimiento a quienes nos han apoyado, especialmente a los valientes comunicadores sociales.

Como (había) en botica

* Falleció la doctora Clarisa Sanoja, un ejemplo de la valiente mujer venezolana luchadora contra las dictaduras. ¡Sufrió crueles torturas en tiempos del dictador Pérez Jiménez¡

* ¡No más prisioneros políticos, ni exiliados!  

[email protected]

 

Las opiniones emitidas por los articulistas son de su entera responsabilidad y no comprometen la línea editorial de RunRun.es

A 60 años de un magnicidio frustrado, por Eddie A. Ramírez S.

Atentado contra el presidente Rómulo Betancourt, junio de 1960. La foto del discurso del mandatario tras el magnicidio frustrado (der.) es de Leo Matiz. Ambas gráficas en Archivo Fotografía Urbana, fotourbana.org

Mañana 24 de junio se cumplen 60 años del magnicidio frustrado en contra del presidente Rómulo Betancourt. El dictador dominicano Rafael Leónidas Trujillo no le perdonaba a Betancourt su campaña para establecer un “cordón profiláctico” con el cual aislar a los gobiernos no elegidos en procesos electorales transparentes y que sistemáticamente violaban los derechos humanos.

Para asesinarlo, el sátrapa suministró un artefacto explosivo a control remoto y recursos para esa vil acción, asociándose con venezolanos descontentos con el presidente que había sido electo apenas hacía año y medio.

Betancourt resultó con quemaduras en sus manos, lesiones en un oído y en un ojo. Lamentablemente falleció el coronel Ramón Armas, jefe de la Casa Militar, y un estudiante que acudía al desfile en Los Pŕoceres. Con quemaduras leves resultaron el ministro de la Defensa y su esposa. Al parecer, el atentado estaba sincronizado con un alzamiento militar, el cual no se produjo, sea porque Betancourt sobrevivió o porque no existía tal conspiración.

No es la intención ahondar sobre el mismo. Al respecto hay varios escritos. Solo pretendemos comentar superficialmente lo sucedido desde entonces. ¿Qué habría pasado si el presidente Betancourt hubiese sido asesinado? Durante su presidencia, la extrema izquierda adoradora de Fidel Castro puso bombas, asesinó policías, organizó guerrillas y participó en sublevaciones militares; también hubo alzamientos de oficiales que seguían pensando que Betancourt era el comunista de los años 30 o que, equivocadamente, eran ellos los llamados a enderezar entuertos. Gracias a que Betancurt los enfrentó con gran decisión, el país no cayó en manos del comunismo o de militares.

Se puede o no estar de acuerdo con Betancourt, pero nadie puede señalarlo de corrupto, ni de ambicionar el poder por el poder. No quiso ser candidato en 1947, ni en 1973.

Fue actor determinante en la aprobación del voto universal y directo, así como en la unión contra la dictadura de Pérez Jiménez. Algunos lo consideran el padre de la democracia. Una democracia muy imperfecta, pero perfectible. Sentó las bases para que el país progresara y quizá es el presidente con mayor visión de estadista.

Gracias a él fue posible que un presidente electo entregara el mando a otro también electo por el voto popular. Raúl Leoni tuvo que enfrentar el fortalecimiento de la guerrilla rural e inició la pacificación del país. El presidente Rafael Caldera en su primer gobierno completó la pacificación. Los presidentes citados fueron honestos y sentaron las bases para construir  un mejor país. Además fueron garantes de elecciones transparentes. Los tres tuvieron mentalidad estatista y propiciaron la sustitución de importaciones, sin visualizar el potencial de exportación.

Los presidentes que les sucedieron, unos más, otros menos, realizaron obras importantes. Sin embargo, una gestión gubernamental no puede evaluarse solo por las obras construidas. El país tuvo crecimiento económico, pero no desarrollo. La economía no se diversificó. Se constituyeron empresa privadas pero, con las excepciones del caso, recostadas del Estado. Predicaron que éramos ricos, pero el medio rural era pobre y los servicios públicos solo tenían una cobertura limitada. Se formaron buenos profesionales pero no buenos ciudadanos. La corrupción se generalizó y el clientelismo político alcanzó grandes dimensiones. 

Con sus pros y contras, todos los presidentes desde 1959 a 1999 construyeron. No pueden compararse con los destructores Chávez-Maduro. Al finalizar cada período presidencial los ciudadanos decidíamos con el voto quién sería el próximo mandatario.

Hoy eso es cuesta arriba porque el narcorrégimen se prolonga en el poder con la complicidad de un Tribunal Supremo de Justicia ilegítimo y del Alto Mando militar.

Para perpetuarse designaron una pantomima de CNE, les otorgaron a unos tarifados la “legalidad” de la directiva de Acción Democrática y Primero Justicia; ya antes lo habían hecho con Copei. Pretenden hacer lo mismo con UNT y señalar a VP como terrorista. Hecho ese trabajo sucio, van a convocar elecciones parlamentarias.

¿Qué hacemos? ¿Votamos o no votamos? ¿Qué es lo que quiere el ciudadano común? Si boicoteamos las elecciones el régimen de todos modos las realizará y quedará rueda libre en la Asamblea contando con los diputados que le permitan tener a la nanomesa.

Si votamos tendremos una voz no mayoritaria en la Asamblea, pero algo se logrará.

El punto es que lo que importa a la mayoría: que mejore la economía y disponer de buenos servicios de salud, educación, agua, electricidad y combustibles, lo cual hoy son muy precarios.

Ahora bien, lo citado solo mejorará cuando Maduro y sus acólitos salgan del poder. A falta de otras opciones realistas, hay que seguir luchando por condiciones electorales aceptables y restitución de los derechos de los partidos políticos, ojalá contando con presión internacional. Para ello, uno de los requisitos es la unidad opositora.

¡Cómo hace falta un estadista como Rómulo Betancourt que los meta en cintura!

Como (había) en botica

* Luis Fuenmayor, suplente del parapeto de CNE, es tan fanático que niega el Holocausto.

* Lamentamos el fallecimiento del doctor Francisco Kerdel, un gran venezolano.

* ¡No más prisioneros políticos, ni exiliados!

[email protected]

 

Las opiniones emitidas por los articulistas son de su entera responsabilidad y no comprometen la línea editorial de RunRun.es    

¿Sabe usted cómo poner fin a la usurpación?, Eddie A. Ramírez S.

1 ¿Sabe usted cómo poner fin a la usurpación de un narcorrégimen que cuenta con la adhesión sumisa de un Tribunal Supremo de Justicia (TSJ)? ¿Que este está integrado por magistrados intelectualmente deshonestos que pisotean la Constitución? ¿Con un Alto Mando militar sin mérito a quien no le importa las violaciones a la Constitución, y por un fiscal general fanático miembro del partido oficialista?

2 ¿Sabe usted cómo poner fin a la usurpación cuando las protestas pacíficas son reprimidas con disparos, peinillazos y bombas lacrimógenas? ¿Y cuando miles de manifestantes han sido encarcelados y torturados?

3 ¿Sabe usted cómo poner fin a la usurpación cuando, a pesar de la presencia de cubanos castristas, iraníes, rusos, guerrilleros colombianos, narcotráfico e infiltración de Hizbulá, los países democráticos no están dispuestos a intervenir militarmente, aunque desconocen al usurpador Maduro? ¿Sabe usted que la última invasión exitosa fue la de Cipriano Castro y eso porque no existía la Fuerza Armada?

4 ¿Sabe usted cómo poner fin a la usurpación por medio de elecciones si, de acuerdo al artículo 296 de la Constitución, para elegir a los rectores del Consejo Nacional Electoral se requiere el voto de los dos tercios de los diputados, cifra que tuvo la oposición en la elección del 2015? ¿Sabe que inmediatamente la Sala Electoral del TSJ desconoció a tres diputados del estado Amazonas, y la Sala Constitucional sentenció que la Asamblea Nacional estaba en desacato? ¿Cómo puede alguien reclamar que la Asamblea no cumplió con su deber de designar un nuevo CNE?

5 ¿Sabe usted cómo poner fin a la usurpación, si el citado artículo 296 establece que los rectores del CNE no deben estar vinculados a partidos políticos? ¿Que tres de ellos deben ser postulados por la sociedad civil, uno por las facultades de Ciencias Jurídicas y Políticas, y que ninguno de los recientemente designados ilegalmente por el TSJ usurpador cumple con estos requisitos?

6 ¿Sabe usted cómo poner fin a la usurpación si constantemente algunos dirigentes políticos y tuiteros descalifican indirectamente al presidente (e) Guaidó al exigirle que solicite una intervención militar extranjera, aunque pueda justificarse, a la que ningún gobierno está dispuesto?

7 ¿Sabe usted cómo poner fin a la usurpación si llueven críticas al presidente (E) Guaidó por no designar un Gabinete, aun cuando todos irían presos o tendrían que estar en el exterior como jarrones chinos?

8 ¿Sabe usted que políticos chamuscados como el homofóbico Felipe Mujica, el saltimbanqui Timoteo Zambrano, el caza güire Henry Falcón y otros como Claudio, Enrique Ochoa, Bertucci y Bernabé solo cuentan con un nanogrupo de simpatizantes, pero mantienen una relación simbiótica con el régimen? ¿en la que este los utiliza como mampara y ellos se benefician para seguir en la palestra y obtener prebendas?

Todos sabemos lo anterior. Entonces, por qué no hacemos un esfuerzo para evitar críticas sin fundamento que hacen daño a los esfuerzos de muchos para poner cese a la usurpación y recuperar al país.

La dirigencia tiene la obligación histórica de formar un frente común, que critique con lealtad puertas adentro y no como medio para ganar incautos o a desesperados por la situación.

¿A qué se debe que ABP y Vente no hayan firmado el excelente documento de los partidos mayoritarios rechazando la designación del parapeto electoral? 

No hay que poner atención a los integrantes de la nanomesa, ni a las provocaciones del Pithecanthropus del mazo o a las idioteces del usurpador. Tampoco a tuiteros, bien o malintencionados, que disparan desde la cintura. Lo procedente es seguir presionando por elecciones transparentes.

La reciente detención en Cabo Verde de Álex Saab, lo extraditen o no a USA, debe hacer reflexionar a muchos del régimen de que les conviene acordar un CNE y condiciones mínimas de transparencia.

En las actuales circunstancias votar es un suicidio. Aunque con la abstención tampoco ganamos. Además, hay que insistir en que nuestra Fuerza Armada cumpla con la obligación de restituir la Constitución. Lograremos poner cese a la usurpación. Nadie debe desmayar.

Como (había) en botica

* ¿Hay algún ingenuo sorprendido con el brinco de talanquera de Bernabé?

* Continúan las denuncias de torturas a militares presos.

* El último Informe Anual de Pdvsa es del año 2016. En el mismo reportó que tenía 164 370 trabajadores, de los cuales 133 327 en operaciones petroleras y 31 043 en no petroleras, que produjeron, según la Opep, 2 157 000  b/d de crudo; en su página web actual la Pdvsa roja mantiene que desde el año pasado estaría produciendo seis millones de barriles por día (b/d) y refinando 1 800 000 b/d. Pero hoy solo produce 374 000 b/d, según Bloomberg. Y tiene que importar gasolina. La Pdvsa meritocrática presentaba puntualmente sus informes. En  el 2001, contaba con 69 284 trabajadores que produjeron 2 791 900 b/d de crudo y exportaba gasolina.

* ¡No más prisioneros políticos, ni exiliados!

[email protected]

 

Las opiniones emitidas por los articulistas son de su entera responsabilidad. Y no comprometen la línea editorial de RunRun.es

Colaboradores en las tres últimas dictaduras, por Eddie A. Ramírez S.

En las dictaduras de Juan Vicente Gómez y de Marcos Pérez Jiménez hubo ministros, embajadores, presidentes de empresas del Estado y colaboradores que demostraron ser competentes y que podían haber trabajado en el sector privado o incluso en otros países.

¿Cómo es posible que aceptaran trabajar bajo dictaduras que violaban los derechos humanos en La Rotunda, en el Obispo o en Guasina? ¿Qué indujo a buenos profesionales a trabajar en un régimen que asesinaba, torturaba, encarcelaba y exiliaba?

Contrario a la brillantez de aquellos, en la dictadura totalitaria aderezada con narcotráfico de Chávez-Maduro la presencia de colaboradores mediocres ha sido la regla. ¿A qué se debe la diferencia?

Juan Vicente Gómez tuvo ministros de gran calibre. Entre ellos Gumersindo Torres, quien realizó una gran labor al crear conciencia sobre nuestro petróleo y redactar leyes y reglamentos al respecto. Román Cárdenas, ministro de Hacienda, modernizó lo referente a la hacienda pública. El ingeniero Luis Vélez, como ministro de Obras Públicas, diseñó gran parte de nuestro sistema de carreteras. También hubo destacados profesionales como Rafael González Rincones, José Gil Fortoul, Pedro Emilio Coll, César Zumeta, Pedro Manuel Arcaya y Henrique Toledo Trujillo.

Los distinguidos venezolanos citados seguramente consideraron que para modernizar el país era imprescindible eliminar el caudillismo regional. Este, con sus constantes montoneras, impedía la paz necesaria para avanzar. Vieron en Gómez al “gendarme necesario” que requerían esos tiempos. Recordemos también que los derechos humanos no estaban sobre el tapete y, lamentablemente, eran violados impunemente en muchos países.

La dictadura de Marcos Pérez Jiménez también contó con algunos ministros de categoría. Sin embargo, en este caso es difícil encontrar argumentos para explicar, y mucho menos para justificar, la colaboración con el dictador. La mayoría tenía prestigio profesional y ha podido prestar sus servicios al sector privado o fundar sus propias empresas.

Entre ellos destacan Eduardo Luongo Cabello, quien realizó una buena labor como ministro de Energía y Minas. Incluso las concesiones otorgadas a las transnacionales fueron transparentes, dicho por el mismo Rómulo Betancourt; Armando Tamayo Suárez, quien fue un buen ministro de Agricultura y Cría; y Julio Bacalao Lara, que modernizó Caracas como ministro de Obras Públicas. Otros destacados profesionales también colaboraron con la dictadura. Ya en los últimos días de Pérez Jiménez, Giaccopini Zárraga y Humberto Fernández Morán, distinguidos profesionales, aceptaron ir al Gabinete.

En la dictadura de Chávez-Maduro nunca ha habido independientes en el Gabinete. Todos ocuparon cargos por su identificación ideológica con el régimen. Algunos ministros, como Jorge Giordani, Héctor Navarro, María del Pilar Hernández, Nelson Merentes, Aristóbulo Istúriz, Jorge Rodríguez y Rafael Ramírez sobresalen del resto en cuanto a formación profesional. No así en cuanto a gestión cumplida. Particularmente el último citado fue nefasto para el país.

Otros, como Juan Carlos Loyo, Carlos Osorio, Elías Jaua, Iris Varela, Delcy Rodríguez y el resto, difícilmente podrían competir en el mercado de trabajo, por lo que necesitan esgrimir sus credenciales “revolucionarias” para insertarse en cargos gubernamentales.

En las dictaduras de Gómez y Pérez Jiménez los colaboradores eran de categoría porque el objetivo era construir un mejor país. En la de Chávez-Maduro el objetivo es destruir para controlar, lo cual explica la incompetencia. 

Hay otros colaboradores de esta dictadura totalitaria que no ocupan cargos en el régimen. Pero que requieren ser mantenidos ellos o sus nanopartidos. Necesitan vivir de la política para no perecer. Son ciudadanos como Timoteo Zambrano, Claudio Fermín, Segundo Meléndez, Felipe Mujica, Luis Parra, Franklin Duarte, José Gregorio Noriega, Negal Morales, Henry Falcón, Luis Romero, Javier Bertucci y muchos otros.

Respecto al punto anterior, nos permitimos recordar un artículo de Georg Eickhoff en el que narra que en la Alemania Oriental el Partido Socialista Unido de Alemania, léase Partido Comunista, toleraba la existencia de otros partidos. Estos partidos proporcionaban una forma de vida segura a políticos que preferían la deshonra a tener que emigrar, a cambiar de oficio o a sumarse a  la resistencia.

Ya sabemos quiénes son. Si el régimen convoca elecciones con el CNE que designará el ilegítimo TSJ, ellos harán campaña tratando de convencer de que sí es posible salir del régimen con votos. Patrañas para que ellos puedan sobrevivir en tiempos de dificultades económicas. Son parásitos de la política. Ojalá que otros partidos no decidan convivir con el régimen.

Como (había) en botica

* Arbitraria la detención de Héctor Rivero, Carrano y Villamizar, ejecutivos de   DirecTv.

* Lamentamos el fallecimiento de Milagros Pietri y de Ángel Rafael López, de Gente del Petróleo y de Unapetrol

* ¡No más prisioneros políticos, ni exiliados!

[email protected] 

 

Las opiniones emitidas por los articulistas son de su entera responsabilidad y no comprometen la línea editorial de RunRun.es

¡Yo tampoco puedo respirar!, por Eddie A. Ramírez S.

El vil asesinato de George Floyd por parte de un policía seguramente racista merece la condena mundial y justifica la ola de  protestas, aunque no la destrucción. El culpable fue imputado y aspiramos a que los otros policías involucrados también lo sean.

La sociedad estadounidense debe realizar mayores esfuerzos para que la discriminación racial desaparezca del todo. El grito de ¡No puedo respirar!  de un agonizante Floyd nos llena de indignación. En Venezuela los atropellos del régimen, avalados por fiscales y jueces, también nos hacen exclamar ¡No podemos respirar! 

En un país donde no se respetan las leyes y no impera la justicia, se impone la barbarie. En Venezuela los fiscales que imputan y los jueces que sentencian no aplican el significado de justicia del diccionario de la lengua, que la define como Principio moral que lleva a dar a cada uno lo que le corresponde o pertenece; aquello que debe hacerse según derecho o razón. El concepto de justicia no admite confusión, aunque haya un grupo de plantas con ese nombre. 

Cuando los fiscales y jueces rojos fusilan a un escribidor de Twitter, a un manifestante, a un médico que informa del coranovirus, a un sindicalista, a un diputado, a un militar que no exclama ¡Chávez vive!, o a cualquiera que la narcodictadura considera que le estorba, ordenan el tradicional ¡atención, apunten, fuego!

En estos casos, donde el asesinato no implica necesariamente la muerte física del injustamente acusado y sentenciado, el pelotón de fusilamiento -integrado por seres de toga y birrete- dicta sentencias parecidas a una letanía de la muerte. Estas letanías no son iguales a la que le leyeron a Gardner en Utah cuando lo fusilaron en el 2010, sino algo profano y perverso como: Te miraré con mi rostro inexpresivo. No tendré compasión de ti, porque soy tu verdugo, tu destructor. Te condeno para asegurar mi riqueza.

Con frecuencia el condenado por estos jueces ha sido torturado previamente o a posteriori. En la cárcel sufre vejaciones y prohibición de visitas de familiares y amigos. A veces es asesinado, como los casos del concejal Fernando Albán y del capitán de corbeta Rafael Acosta Arévalo. ¿Dormirán tranquilos esos fiscales y jueces? Probablemente sí, porque algunos son deshonestos y otros son fanáticos que justifican cualquier fechoría que les ordene cometer el régimen.

El último de estos asesinatos lo cometió la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Injusticia en contra de la Constitución que juraron defender. Sentenciar que la directiva de la Asamblea Nacional es la presidida por el desvergonzado Luis Parra, sin que haya pruebas de los diputados presentes, es una aberración.

Desconocer que la Asamblea instalada bajo la presidencia de Guaidó sí presentó la lista de los asistentes que formaron el quórum necesario, es un atropello a las leyes y a la inteligencia. Al respecto es obligatorio leer el artículo de Allan Brewer-Carías en El Nacional del 30 de mayo, titulado La fraudulenta y fallida magia del juez constitucional

Frecuentemente los medios recogen severas críticas, con razón, contra los militares por no ejercer la obligación constitucional de defender nuestra Carta Magna. Sin embargo, muchas veces nos olvidamos de que los fiscales y jueces, particularmente los magistrados de la Sala Constitucional, son los indicados en señalar las violaciones a la Constitución.

Si contáramos con magistrados legítimos y probos, solo los fanáticos y corruptos estarían en contra de que el régimen sea depuesto por cualquier vía y ya no disfrutarían del poder usurpado.

¡Yo tampoco puedo respirar!

Como (había) en botica

* Las acusaciones infundadas de Leocenis García en contra de Voluntad Popular evidencian de qué lado está.

* Gracias a Chávez-Maduro, el país “potencia petrolera” importa gasolina y además la raciona; vende 120 litros al mes a 5000 bolívares el litro (0,02 dólares) siempre que se tenga el carnet rojo de la patria. El resto será  distribuido  por amigos del régimen y vendido a 0,5 dólares por litro. No solo es discriminatorio, sino que incrementará la corrupción, el bachaqueo y el contrabando, y la barata no se conseguirá.

* Chávez-Maduro satanizaron el dólar. Afirmaron que no lo utilizarían y sería sustituido por el petro, el yuan, el rublo, el trueque y los “billetes” emitidos por los paramilitares rojos, como el Chavito, el Lionza, el Zamorano, el Panal y otros. Sin embargo, desde hace algún tiempo aceptó la dolarización y ahora, oficialmente, puso el precio de la gasolina en moneda del “imperio”.

* El régimen tiene aislado desde hace más de cinco semanas al teniente coronel Igber Marín Chaparro con la absurda acusación de que desde la cárcel estaba relacionado con la Operación Gedeón. Aun en el caso negado de que fuese cierto, no hay justificación para que lo tengan desaparecido.

* Lamentamos el fallecimiento de los amigos Raúl Antoni, quien fue gerente de Asuntos Públicos de Maraven y de Pdvsa; y de Jesús Pietri, ex gerente general de una de nuestras refinerías, cuando se producía gasolina para el mercado nacional y de exportación.

* ¡No más prisioneros políticos, ni exiliados!

[email protected]

 

Las opiniones emitidas por los articulistas son de su entera responsabilidad y no comprometen la línea editorial de RunRun.es

El general Nico y el sargento Chirinos, por Eddie A. Ramírez S.

No nos referimos al Nico que se las echa de general, quizá porque es el inquisidor general. Al usurpador lo dejaremos un rato tranquilo para que disfrute la satisfacción de sentirse orgulloso de que la “potencia petrolera” tuvo que importar gasolina de Irán. ¡Un gran logro de la revolución roja!

El tema de hoy es sobre un general de división del componente Ejército, que probablemente alcanzó los dos soles sin mayores méritos.

Antes de la hecatombe que destruyó las instituciones del país, los generales ascendían por mérito, con alguna que otra excepción, y de acuerdo a los cargos vacantes, por lo que el número era el adecuado. Entre Chávez y Maduro ascendieron a 1068 generales y almirantes, según informó la periodista Sofía Nederr.

Esta ha sido una de las estrategias para que los generales sean sumisos guardias pretorianos. Los nombran en cargos de la administración pública donde hay cobres, o bien en puestos dentro de la Fuerza Armada no acordes con su rango. Si se respeta el mérito y el número de cargos vacantes pocos pueden alcanzar un sol de general, como era antes. Ahora abundan los bisoleados, trisoleados, cuatrisoleados y cincosoleados. Son tantos los soles, que están quemando a Venezuela.

El caso que nos ocupa es el del general de división Nicodemo Ramos, quien, por falta de oficio, tuvo que ir a la Colonia Tovar a interrogar al sargento Chirinos Parra, integrante del “batallón” de media docena de soldados de la Operación Gedeón que desembarcó en Puerto Cruz. El general tildó al sargento de apátrida y le restregó que esta es la patria de Bolívar y de Chávez.

Nicodemo, apátrida es alguien que carece de nacionalidad. Por ejemplo, tú no pasarás a la pequeña historia como un apátrida, sino como un venezolano traidor a la Constitución y a los principios y valores de la institución armada. Por usufructuar un rango, probablemente inmerecido, te has hecho cómplice de las violaciones a los derechos humanos.

Nicodemo, esta es la patria de todos, no solo la de Chávez.

El sargento Chirinos actuó, como dijo, por su patria y su familia, es decir por todos los venezolanos. Nicodemo, ¿qué interés tenías en interrogar al prisionero al aire libre y ordenar que alguien grabara y divulgara ese bochornoso video? La respuesta obvia es que estás ansioso de otro sol.

Como hemos dicho en un artículo anterior, la Operación Gedeón fue un error. El garibaldismo es romántico, pero con esas acciones no se derroca un régimen totalitario, e incluso puede ser contraproducente. Quienes participaron lo hicieron de buena fe, en contra de un régimen perverso. Mención especial merece el joven Adolfo Baduel, quien a pesar de haber estado preso recientemente, no se ha doblegado.

Los Padrino López, los Ceballos, los Nicodemo y otros dejarán una gran mancha en la Fuerza Armada. Estamos convencidos de que hay muchos más que sí son dignos, aunque están momentáneamente neutralizados.

Como (había) en botica

* La narcodictadura dejó a los venezolanos sin distracción al expulsar a DirecTV. Algo parecido a lo que hizo, mañana hace 13 años, con RCTV. El régimen exigía mantener a Globovisión, cuyo propietario está acusado de actos ilícitos, así como a Pdvsa TV, uno de los muchos órganos de propaganda, sancionada por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos (leer Runrunes de Bocaranda del 23 de mayo).

* Ramón Peña en su artículo Épica de bajo octanaje escribió que “El millón quinientos mil barriles de gasolina que traen los tanqueros, navegando más de ocho mil quinientos kilómetros durante 29.5 días, es lo que nuestras refinerías producían en 48 horas de operación. Suficiente para abastecer todo el mercado interno y ganarnos unos buenos dólares exportando a la costa Este de EE. UU.

* Las acusaciones de la narcodictadura en contra de Yon Goicochea son otra patraña para perseguir a los dirigentes de la oposición.

* Continúan las torturas a los detenidos por protestar por falta de agua, de gas, de gasolina y de electricidad.

* Lamentamos el fallecimiento de Héctor Rojas, luchador de Gente del Petróleo y de Unapetrol.

* ¡No más prisioneros políticos, ni exiliados!

[email protected]

 

Las opiniones emitidas por los articulistas son de su entera responsabilidad y no comprometen la línea editorial de RunRun.es

Preguntas pertinentes, por Eddie A. Ramírez S.

Quienes no somos de la generación milenial pasamos por la experiencia de que nos mandaran a callar al preguntar algo que nuestros mayores consideraban impertinente.

Recuerdo que cuando tenía unos siete años me gustaba cantar “Tú eres la bien pagá y a mí te quisiste dá por un puñao de parné….”, pero mi mamá me mandaba a callar y no contestaba mi  por qué. Años después me enteré de que parné es dinero en lenguaje gitano y lo otro ya ustedes saben. Hoy, afortunadamente, se considera que a los niños y adultos hay que darles respuesta a sus  deseos de aprender.

Aprovechando esta cambio de mentalidad, me permito hacer varias preguntas a nuestros dirigentes políticos, pero como hoy la situación volvió políticos a todos los venezolanos, vayan las preguntas urbi et orbi. Además, como dijo Clemenceau de los militares y la guerra, estamos convencidos de que la política es demasiado importante para dejársela solo a los políticos. Por consiguiente, invitamos a todos los demócratas a contestar las siguientes preguntas: 

¿Está usted de acuerdo en que una fuerza multilateral venga a Venezuela atendiendo el llamado de la oposición para poder salir de un régimen apoyado por Cuba, Rusia, Irán, la guerrilla colombiana y el narcotráfico?

Si su respuesta es afirmativa, por favor cite qué países estarían dispuestos a sacarnos las patas del barro.

¿Considera usted que el presidente (e) Guaidó no ha cumplido su promesa de poner fin a la usurpación?

Si su respuesta es afirmativa, por favor cite nombre de un dirigente que tenga mayor aceptación popular, el reconocimiento de medio centenar de gobiernos y la fuerza para finiquitar la usurpación.

¿Considera usted que una de las fallas de Guaidó es no haber designado un Gabinete con ministros de prestigio?

Si usted está de acuerdo, por favor cite candidatos dispuestos a aceptar la  nominación y, en consecuencia, ir a parar “donde toda incomodidad tiene su asiento”, como decía el Manco de Lepanto.

¿Considera usted que es necesario hacer un llamado a los integrantes de la Fuerza Armada para que, acatando la Constitución, le soliciten la renuncia a Maduro o al menos le exijan realizar elecciones transparentes?

Si usted está de acuerdo, recuerde que el presidente (e) Guaidó hizo un llamado sin éxito en ese sentido para que permitieran el ingreso de la ayuda humanitaria y posteriormente desde la cercanía de la base militar de La Carlota. Por favor sugiera otra acción que pueda ser exitosa.

¿Considera usted positivo que haya dirigentes de oposición que tengan divergencias con los puntos de vista de Guaidó?

Si usted está de acuerdo, como debería estarlo cualquier demócrata, por favor recomiende hacerlo en privado para no incentivar que se magnifiquen esas críticas deseables y que el régimen les saque punta.

¿Considera usted que la escasez de gasolina, diesel, aceites y gas de bombonas es por culpa de las sanciones de Estados Unidos?

Si es así, entonces usted no está informado de que las refinerías venezolanas destruidas por falta de mantenimiento e ineptitud producían combustibles suficientes para la demanda nacional y para exportar, y que el gas de bombona también se producía en el país.

¿Sabía usted que las fallas del servicio eléctrico no se deben a las sanciones sino, entre otras cosas, a que el régimen de Chávez-Maduro regaló a una docena de gobiernos amigos más de once mil millones de dólares para mejorar la generación de electricidad ?

¿Recuerdan el dicho “luz de la calle y obscuridad de la casa?

¿Sabía usted que nuestros diputados no cobran desde hace meses y que siguen trabajando y arriesgando su libertad?

¿Sabía usted que entre los políticos que se dicen opositores hay unos que juegan para el régimen?

Sí, como Claudio y Timoteo, pero la mayoría trabaja y arriesga para salir del régimen, aunque a veces algunos piensen diferente a usted y a quien esto escribe.

¿Considera usted que la falta de una verdadera unión entre la dirigencia opositora es por intereses tanto de algunos del llamado grupo G4, como de los grupos contestatarios?

Si la respuesta es positiva, ¿sería posible que la sociedad civil los presione para que depongan intereses y se integren?

¿Le merece credibilidad un David Rivera, señalado por ser “uno de los más corruptos miembros del Congreso de USA”?

El sujeto aceptó recibir dinero de Citgo para hacer lobby a favor del régimen, pero ahora dice que se lo pasó a Leopoldo López.

¿Sabe usted por qué Primero Justicia negó las acusaciones de algunos medios de que unos diputados suyos realizaron gestiones non sanctas en  Washington, pero no expresó su apoyo al presidente (e) Guaidó?

Quizá algunas preguntas no tendrán respuesta, pero no son impertinentes. 

Como (había) en botica

* Llueven denuncias sobre torturas a patriotas capturados en Operación Gedeón.

* El cobarde Pithecanthropus que amenaza porque tiene un mazo, arremetió en contra de los distinguidos miembros de la Academia Venezolana de Ciencias Físicas, Matemáticas y Naturales por divulgar un modelo sobre posible evolución del coronavirus.

* ¡No más prisioneros políticos, ni exiliados!

[email protected]

 

Las opiniones emitidas por los articulistas son de su entera responsabilidad y no comprometen la línea editorial de RunRun.es