RRPlus - Runrun

RRPLUS

Diciembre flexibilizado: un regalo que puede salir caro
La Federación Médica Venezolana calificó como irresponsable la medida de suavizar la cuarentena en el último mes del año
En enero el país podría tener 3.000 casos de COVID-19  diarios 

@franzambranor

La escasez de recursos y la crisis económica ha provocado que el gobierno venezolano ya no tenga para regalar en diciembre electrodomésticos, perniles, cajas Clap o bonos, ahora lo único que puede ofrecer al pueblo es flexibilidad en la cuarentena.

El pasado domingo 22 de noviembre, Nicolás Maduro anunció que toda Venezuela entraría a partir del siguiente día en la última semana radical de 2020. “Volveremos al método 7 x 7 en enero, les regalo un mes de diciembre flexibilizado”, dijo Maduro.

La Federación Médica Venezolana calificó como irresponsable la medida. De acuerdo al presidente de la FMV, Douglas León Natera, los contagios diarios por coronavirus podrían pasar de 400, según cifras oficiales, a 3.000 diarios en el último mes del año. 

Para el ex ministro de salud, José Felix Oletta, no se puede hablar de regalo alguno. “El Estado debe responsabilizarse porque esto no se desborde”, sostuvo el médico internista.

La endocrinóloga e internista Maria Gabriela Guercio manifestó que la flexibilidad en diciembre es meramente electoral, en vista de la proximidad de los comicios parlamentarios del 6 de diciembre.

“Nos podríamos enfrentar a un rebrote parecido o mayor al que hubo en la segunda quincena de agosto y se extendió hasta finales de septiembre”, indicó Guercio. 

“El riesgo de esta estrategia se verá con un eventual incremento de transmisión”, añadió Oletta, quien acepta que la paralización del país es perjudicial para la economía, pero rechazó tomar medidas inapropiadas. “No es correcto hablar de flexibilizar si no hay medicamentos ni centros hospitalarios, lo adecuado es reducir la movilidad”. 

Guercio aseguró que el Estado venezolano no está preparado sanitaria ni económicamente para atender un rebrote igual o mayor al de mediados de año.

“Es una medida imprudente y no es aplicable a todos los estados del país”, advirtió Oletta.

Oletta dijo que los efectos de relajar las medidas de cuarentena en diciembre no solo podrían tener repercusiones en materia sanitaria, sino también en otros aspectos como transporte y alimentación.

El ex ministro de salud sostuvo que no puede flexibilizarse a toda la nación porque el virus se comporta diferente en las entidades. 

“De acuerdo a los más recientes reportes oficiales, en Yaracuy hay 12 municipios donde está el virus, entonces no puedes tratar igual a este estado que a otro donde hay menos”, dijo Oletta.

Según cifras emanadas del Ministerio de Comunicación, las entidades de Zulia y Yaracuy reportaron el mayor número de casos en la última semana de noviembre. 

“Los otros estados en riesgo son Miranda y también Nueva Esparta por la reapertura de vuelos”, sentenció Guercio.

En memoria del personal de salud fallecido por Covid-19

Decisión unilateral 

La decisión de suavizar la cuarentena no fue consultada con académicos ni miembros de la comunidad científica en Venezuela. De hecho, tomó por sorpresa a los trabajadores de la salud. 

“Venezuela es el único país de Latinoamérica donde no se consultan a los especialistas”, dijo Oletta.

Guercio indicó que Venezuela es la nación que menos pruebas PCR hace en el continente.

“Solo se hacen PCR a los sospechosos de tener la enfermedad y no a todo el mundo. Se realizan un promedio de 4.250 pruebas por millón de habitantes. La prueba se debe hacer cuando aparecen los síntomas, no cuando aparece el diagnóstico”, apuntó Oletta.  

Informó Oletta, que el Imperial College of Science de Londres y la Academia de Ciencias Físicas, Matemáticas y Naturales coinciden en que la cifra real de Covid-19 en Venezuela es 4,5 veces más a la informada a diario por el gobierno. “Para el 30 de septiembre se manejaba un subregistro de 48 mil casos”, manifestó Oletta. 

También indicó que el Estado habla a diario de la enfermedad, pero con informaciones no contrastadas. “Están creando falsas expectativas. Son verdades impuestas, los periodistas no pueden hacer preguntas. Ese reporte que dan a diario es diferido, no son los casos del día ”. 

“Según números oficiales, tenemos el 0,1% de los casos de toda América Latina y estamos en el puesto 16, eso es difícil de creer”, dijo Oletta. 

Un paso atrás

“Lo único cierto es que apenas reanudan las actividades en otros países, inmediatamente aumentan los contagios, algo que los ha llevado a entrar en cuarentena de nuevo”, dijo Guercio.

El director regional de la Organización Mundial de la Salud para Europa, Hans Henri P. Kluge, avisó a los países del viejo continente que la relajación de medidas para contener la transmisión del coronavirus puede provocar que en enero se produzcan entre cuatro y cinco veces más muertes que las registradas en el mes de abril. 

Guercio sostuvo que en diciembre se debe tomar en cuenta que el personal en los centros sanitarios trabaja por turnos debido al asueto navideño y ello obviamente reduce la atención. 

“Estamos ante un virus nuevo, la gente no tiene inmunidad, el virus depende del ambiente y las personas, hay que cuidarse”, dijo Oletta. 

Por su parte, Guercio indicó que se deben incrementar las medidas de bioseguridad. “Hay que evitar conglomerados de personas, usar el tapabocas y mantenerse a distancia. Recomiendo que el que no tiene nada que buscar no salga de casa y cuide a los niños y ancianos”.  

El impulso de Trump desde Twitter Venezuela ayudó poco a su opción
Probox detectó que cuentas de llamado grupo Guerreros del Teclado posicionó tendencias en Venezuela a favor de Donald Trump y también participó en las etiquetas sobre las elecciones estadounidenses

Las elecciones presidenciales de Estados Unidos tuvieron una gran atención, especialmente por parte de la oposición “radical” venezolana, quien tuvo su participación a través del posicionamiento de tendencias en la red social Twitter, tanto en su apoyo a Donald Trump como en las tendencias estadounidenses sobre los comicios. 

El observatorio de actividad digital, Probox, determinó que el grupo llamado Guerreros del Teclado, identificado con la oposición más radical, posicionó tres etiquetas en la víspera de las elecciones, específicamente entre el 30 de octubre y el 1 de noviembre. 

La primera de ellas fue #TrumpLibertadYVida, donde participaron 1.011 usuarios, con 4.371 mensajes aproximadamente, de los cuales el 45,18% fueron escritos por posibles cuentas bots. 

Luego, el 31 de octubre, se posicionó la etiqueta #TrumpGarantíadeLibertad, con la participación de 366 usuarios que publicaron aproximadamente 2.776 tuits, con el 0,27% realizados por posibles cuentas bots. 

#GanaTrumpGanaVenezuela, fue la etiqueta del 1 de noviembre con 3.014 tuits aproximadamente, con 1,16% de posibles cuentas bots participando. Esta tendencia fue impulsada a través de un “tuitazo”. El tuit de origen se publicó en la cuenta de @Cumana64 y solo contenía la etiqueta dos veces. 

Trump en Estados Unidos y Venezuela

El propio día de las elecciones estadounidenses, el 3 de noviembre, también se posicionaron tendencias sobre las elecciones en Venezuela. #ElectionDay contó con la participación de 258.784 usuarios que publicaron aproximadamente 1.010.000 trinos en la red social. De este total 1,35% de los mensajes fueron divulgados por posibles cuentas bots.

El tuit de origen fue publicado por la cuenta @JohnKitzer a las 4:35 de la tarde, aunque el pico más alto de trinos ese día se dio, según el estudio de Probox, a las 10:30 pm con 59.595 tuits. 

Otra tendencia de ese día fue #Elections2020 que también se vio en Venezuela con la participación de 183.421 usuarios que publicaron 293.876 mensajes, de los cuales el 1,07% fue por posibles cuentas bots. El tuit de origen fue desde la cuenta @BourdinFred, a las 4:29 pm, minutos antes que la primera tendencia. Allí el pico se dio a las 10:00 pm con 73.182 mensajes.

Trump

Al día siguiente, mientras seguía el conteo de votos en Estados Unidos, la etiqueta posicionada fue #EleccionesUSA2020 con 30 mil mensajes, provenientes de 12.666 usuarios. El 0,30% de los trinos habrían sido publicados por posibles cuentas bots. 

El tuit de origen se publicó en la cuenta @KeniaAgustina, quien además publicó otras etiquetas en el mismo mensaje como #CubaEsSolidaridad #ChileEnDictadura #FreePalestine, entre otros. El pico de mensajes más alto se dio a las 9 de la noche con 3.517 tuits. 

Trump

La última tendencia que se posicionó en Venezuela sobre las elecciones de Estados Unidos fue #CountEveryLegalVote, el 5 de noviembre, además relacionado al mensaje del presidente Trump quien empezó a denunciar un supuesto fraude. 

En este caso la cuenta de origen de esta tendencia es @JennaEllis, quien es abogada y asesora jurídica de Donald Trump. La etiqueta tuvo la participación de 18.960 usuarios que publicaron 158 mil trinos, de los cuales 9,53% fue hecho por posibles cuentas bots. 

Trump

A partir de las tendencias posicionadas por la oposición radical, Probox obtuvo la información de 1.757 usuarios, que participaron en estas etiquetas. De estos usuarios, un total de 475 usuarios, es decir, el 27,03% que participó en las tendencias en apoyo a Trump, también publicó mensajes en las etiquetas sobre las elecciones estadounidenses. 

Además Probox detectó a los 15 usuarios más activos en estas tendencias y que publicaron al menos un mensaje en las tres tendencias en apoyo a Donald Trump, entre ellos @RONALDJFV, @AAraujo001; @michelaic2013; @labrado07; @mvf2008 y @refrired. El usuario con mayor cantidad de seguidores no sobrepasa los 1.500. 

El dólar se disparó 80% en tres semanas: ¿Hasta dónde puede llegar en lo que resta de año?
Para ayudar a la movilización de sus bases y tratar de aumentar la participación en las elecciones del seis de diciembre el gobierno suministra una mayor dosis de gasto público. La inyección de bolívares se traduce en una veloz escalada del dólar que impacta en los precios

 

@vsalmeron

 

En un intento por disminuir la apatía hacia la elección parlamentaria del seis de diciembre Nicolás Maduro triplicó el dinero que reparte entre la población a través de bonos, elevó el monto que deposita a los pensionados y adelantó el aguinaldo en buena parte de la administración pública. Si bien está por verse el impacto político de esta inyección de bolívares, en el terreno de la economía ya hay un efecto palpable: la disparada del dólar.

En las últimas tres semanas la cotización del dólar en el mercado paralelo acumula un salto de 80%, desde 516.881 bolívares hasta 935.017 bolívares, presionado por la mayor demanda de divisas.

El gasto del gobierno activa una cadena que los venezolanos han presenciado en distintas oportunidades: las familias reciben bolívares y rápidamente los gastan en comercios que, a la brevedad, los cambian a dólares porque después de tres años en hiperinflación el bolívar es una moneda moribunda.

Como el dólar se ha convertido en la unidad de cuenta de la economía, en poco tiempo el alza de su cotización se traduce en el incremento del precio de una amplia gama de productos básicos y servicios como consultas médicas o reparación de vehículos.

En los últimos nueve meses la inflación mensual ha estado por debajo de 30% pero entidades financieras calculan que en noviembre superará 50%.

Magia monetaria

Tras la catastrófica caída de la producción petrolera, que ha descendido a niveles similares a los de 1935 y empresas que pagan muy pocos impuestos después de seis años consecutivos de recesión, el gobierno está quebrado pero el Banco Central crea bolívares para que la administración de Nicolás Maduro pueda gastar.

“Es un gobierno en campaña electoral, en cierre de año donde hay más gastos y sin ingresos porque la recaudación de impuestos se ha reducido a medida que la economía se hace más pequeña y el aporte del petróleo se desplomó, entonces solo le queda emitir dinero”, dice Asdrúbal Oliveros director de Ecoanalítica.

Síntesis Financiera indica en su informe El Tesorero que el aumento del gasto del gobierno comenzó a sentirse los primeros días de noviembre: “en la semana que concluyó el viernes seis de noviembre se produjo el salto más importante del año, estimamos que el sector público erogó 75 billones de bolívares casi el triple de lo gastado en la última semana de octubre”.

 El cohete

¿Hasta dónde puede llegar la cotización del dólar paralelo en lo que resta de año? Asdrúbal Oliveros explica que “todo depende de cuánto crezca el gasto del gobierno. Nosotros construimos dos escenarios, uno donde el gasto del gobierno crecía 15% en términos reales en el cuarto trimestre y el dólar cerraba en 960.000 bolívares y otro donde el gasto aumenta 40% y el dólar cierra en 1.700.000 bolívares”.

“Por lo que estamos viendo estamos más cerca del segundo escenario que del primero”, dice Asdrúbal Oliveros.

Síntesis Financiera considera que el gobierno continuará con dosis elevadas de gasto público esta semana y la próxima “buscando que los electores lleguen al domingo seis de diciembre con dinero fresco en los bolsillos. Así, esta semana el precio del dólar pasará la barrera del millón de bolívares y vemos alta la probabilidad de que el rally prosiga en diciembre”.

La firma agrega en su reporte que “Nicolás Maduro anunció la flexibilización continua de la cuarentena durante todo el mes de diciembre. A nuestro juicio, el clima festivo que el gobierno desea propiciar será acompañado de un gasto público vigoroso, si bien este crecerá menos que en noviembre. Estimamos que el gasto público aumentará 50% en diciembre, impulsando una expansión de 38% en la liquidez monetaria y un alza de 45% en el precio del dólar que estaría cerrando el año en 1.400.000 bolívares tras un incremento acumulado de 2.500% en el año”.

La firma Dinámica Venezuela proyecta que el dólar paralelo cerrará este año en 1.279.106 bolívares, a un nivel muy similar del tipo de cambio oficial que, de acuerdo con sus estimaciones, culminará en 1.232.401 bolívares.

Luis Vicente León, director de Datanálisis, considera que “es muy difícil proyectar en una economía volátil, desequilibrada, manipulada, hiperinflacionaria y sobrevaluada. Los números de proyección son sólo referentes generales de tendencias. Lo que sabemos es que la tendencia a devaluación e inflación es imparable pues ambas dependen de la desconfianza en la moneda”.

Frialdad electoral

El boletín del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) afirma que “iniciamos nuestra campaña electoral el pasado tres de noviembre, respetando las normas de bioseguridad; se puede observar el colorido, despliegue y alto nivel de compromiso de nuestro pueblo con las mujeres y hombres que hoy son nuestros candidatos y candidatas para cambiar esa Asamblea Nacional tan nefasta”.

No obstante, en el país no se respira mayor ambiente electoral y las encuestas apuntan a que el próximo seis de diciembre habrá una participación modesta. “Nuestra encuesta de octubre refleja que quienes dicen estar dispuestos y muy dispuestos a votar en las próximas elecciones parlamentarias son 34% de los electores. Esto indica que el segmento potencial de voto está en este grupo, no necesariamente todos votan, pero difícilmente más de esos votan”, explica Luis Vicente León.

En las elecciones parlamentarias de 2015, cuando la oposición obtuvo dos tercios de los escaños, votaron 74% de los electores. En esta oportunidad los partidos más importantes de la oposición no participan por considerar que no hay condiciones para una elección limpia y una parte del chavismo está desmotivada.

Luis Vicente León señala que la estrategia que implemente el gobierno para movilizar a sus bases y la inyección de gasto público a lo sumo podría lograr que quienes muestran inclinación a votar lo hagan: “en el segmento potencial de voto hay que movilizar, presionar, enamorar, amenazar, para lograr la máxima participación posible. Seguramente no será aumentando este segmento que se tenga algún resultado, sino logrando que ese rango se ubique en los topes máximos”.

“El problema es que en una elección donde el proceso no tiene contra balances porque la oposición mayoritaria no va a participar y no va auditar el proceso con testigos, es difícil verificar resultados. La confianza en las cifras será muy baja”, dice Luis Vicente León.

Un factor a tomar en cuenta es que la inyección de gasto público, que en otros tiempos le sirvió al chavismo para impulsar el consumo y crear un ambiente de prosperidad, en esta oportunidad es muy limitada. Los bolívares que entran a la economía a través de ministerios, gobernaciones y alcaldías aceleran la escalada del dólar porque la oferta de divisas es muy baja, pero no representan mayor cosa a escala individual.

El 16 de noviembre Nicolás Maduro comenzó a repartir el bono Amor por Venezuela con el que le depositó 3 millones 120 mil bolívares a un estimado de diez millones de personas. Al tipo de cambio paralelo de ese día, el bono se tradujo en un depósito de tan solo 4,6 dólares por persona.

Vértigo en 2021

El desequilibrio de la economía venezolana es profundo y por tanto el dólar continuará en ascenso durante el próximo año, con mayor o menor velocidad dependiendo de la cantidad de bolívares que cree el Banco Central para financiar un cuantioso déficit en las cuentas públicas que equivale a 16% del PIB.

La producción petrolera, la principal fuente de divisas, es de tan solo 400 mil barriles diarios -87% menos desde que en 1999 Hugo Chávez inició la era de la Revolución Bolivariana- y las sanciones de Estados Unidos complican la posibilidad de exportar.

“Estamos ante un problema de fondo, un Estado sin recursos para cubrir sus gastos y un Banco Central que por el declive de la producción petrolera no tiene divisas para estabilizar el mercado cambiario”, dice Asdrúbal Oliveros.

Actualmente el Banco Central está vendiendo unos 20 millones de dólares a la semana, una cifra enana si se toma en cuenta que en 2013, el año previo al inicio de la recesión, diariamente se vendían 140 millones de dólares en el mercado cambiario.

En este entorno Latin Focus señala en su último reporte que el consenso de sus panelistas, que incluye a entidades financieras como Goldman Sachs, UBS y Credit Suisse es que el próximo año el tipo de cambio paralelo ascienda hasta 7. 563. 430 bolívares por dólar y el tipo de cambio oficial hasta 6. 694.741 bolívares por dólar.

Luis Vicente León advierte que no hay manera de detener el deterioro con medidas económicas: “el círculo perverso devaluación-inflación es inagotable mientras no se rescate la confianza, algo inviable sin negociaciones políticas y alcanzar la estabilización del país. El equilibrio cambiario ya no depende de medidas económicas. Eso sólo atrasa o adelanta la crisis”.

Francisco Zambrano Nov 24, 2020 | Actualizado hace 5 días
Con los pulmones vueltos leña
Exponerse al humo de la madera puede ocasionar graves afecciones al sistema respiratorio que en poco tiempo pueden derivar en EPOC
Niños y ancianos son los más susceptibles a enfermarse 
Recomiendan hacerlo en espacios abiertos y ventilados 

@franzambranor

Antonio Perera vive en una población rural entre Mucuchíes y Tabay en el estado Mérida. Desde hace tres meses ha presenciado como sus vecinos han tenido que recurrir a la leña para cocinar en vista de la escasez de gas doméstico. Asegura que entre las funciones diarias que tienen los niños en sus respectivos hogares está la de ir a cortar leña con sus padres.  

Perera sostiene que 90% de la población recurre a la leña y que las familias han optado por improvisar fogones en sus casas.

“Pensé que por estar en época previa a elecciones iban a traer gas, pero la crisis es tan amplia que ni siquiera tienen para comprar el voto de la gente con una bombona de gas”, dijo Perera.

Según la empresa Gas Energy Latin America, 4,5 millones de familias en Venezuela están afectadas por la escasez de bombonas y de acuerdo al Observatorio Venezolano de Conflictividad Social en septiembre de 2020 se efectuaron 375 protestas por reclamos de gas doméstico.

La crisis del gas ha provocado que la gente emplee cocinas eléctricas o leña. A la primera opción hay que agregarle que los constantes cortes de energía, especialmente en el interior del país, impiden que se lleve a cabalidad esta estrategia, eso sumado al costo de un instrumento portátil a electricidad. “Me estaban vendiendo una cocina  eléctrica de una hornilla por 25 dólares, dije que no”, sentenció Perera. 

Cifras del Observatorio Venezolano de Servicios Públicos indican que ante la escasez de gas doméstico, 39,3% de las familias en Venezuela emplean cocinas eléctricas, 33,2% cocinan con leña, 15,7% compran más cilindros o bombonas, 5,5% realizan comida sin cocción, 2,4% usan carbón y 1,7% acuden a casas de terceros. 

El diputado de la Asamblea Nacional, José Guerra, escribió en sus redes sociales que según la Canasta Alimentaria de Supervivencia una bombona de gas es vendida en el mercado negro por 20 dólares y un saco de leña por 3 $.  

De acuerdo a la Gaceta Oficial Nro. 41.648, hasta el año 2019 Venezuela era el octavo país con las mayores reservas probadas de gas natural por encima de Rusia e Irán con 201,5 billones de pies cúbicos.

No es el humo del cigarrillo que le hace llorar

Antonio Perera dijo que el humo que se desprende de la quema de leña le tiene afectado, desde hace días no puede respirar bien. Eso aunado con las lluvias que caen sobre Mérida en esta época del año le ha hecho recurrir a un nebulizador.

“Para acá vienen alrededor de sesenta niños de la comunidad a nebulizarse, muchos son asmáticos. Para alguien que sufre de asma ese humo es terrible”, dijo Perera.  

La neumonólogo Edelmira Zerpa sostuvo que la exposición al humo de leña genera problemas de salud a los seres humanos, especialmente a niños y ancianos.

Este humo es consecuencia de la combustión de masa biológica y gases inactivos que producen daño al aparato respiratorio conformado por mucosas. Inicialmente puede haber ardor en los ojos, goteo postnasal, tos, expectoración y sensación de asfixia”, dijo la doctora.

Zerpa indicó que las consecuencias pueden ir desde una simple infección hasta EPOC (enfermedad pulmonar obstructiva crónica). 

“También puede ser aparición y empeoramiento de crisis de asma por producción de broncoespasmos, bronquitis por inflamación de la vía aérea, neumonías. Finalmente EPOC, que ocasiona daño de la estructura del tejido pulmonar con obstrucción crónica y limitación progresiva del flujo aéreo. El EPOC es una enfermedad tratable, pero incurable”, aseguró la especialista.

Zerpa manifestó que en 2020 y especialmente desde el inicio de la crisis sanitaria por pandemia del Covid-19, la frecuencia de pacientes en su consultorio ha aumentado debido a afecciones respiratorias.

“Las complicaciones por uso de leña van asociadas con hogares de escasos recursos y en donde hay mayor escasez de gas doméstico. Esto se observa especialmente en estados como Zulia y Táchira”. 

A juicio de Zerpa, la persona que se expone al humo de leña puede enfermar de manera inmediata. 

“Manifestando ardor en los ojos, ardor en la garganta, tos, expectoración y disnea. Empeorando sus episodios de alergia o exacerbando sus crisis de asma. Asimismo pueden aparecer episodios de bronquitis y neumonía”.

Ocho regalos para Maduro en su cumpleaños 58

Nicolás Maduro está de cumpleaños. Este 23 de noviembre cumple 58 años, siete de ellos sentado en el Palacio de Miraflores. Seguidores y algunas figuras políticas le han mandado mensajes a través de Twitter con la etiqueta #FelizCumpleañosNicolás.

Para este año, el hijo político del fallecido Hugo Chávez dijo que el mejor regalo que puede recibir es que los venezolanos salgan a votar el próximo 6 de diciembre en las elecciones parlamentarias. 

Algunos de sus íntimos (no) amigos ya les hicieron los suyos este 2020, como el informe de la Misión Internacional de la ONU que lo responsabiliza por crímenes de derechos humanos y los 15 millones de dólares que Estados Unidos pidió por su cabeza.

Pero en Runrun.es pensamos en ocho regalos para el cumpleañero, sobre todo para que viva una experiencia de la Venezuela actual como cualquier ciudadano de a pie.

Aquí la lista: 

Una bolsa CLAP

En abril de 2016, Nicolás Maduro ordenó la creación de los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP) para repartir comida en todo el país a precios subsidiados para ganar la “guerra económica”. ¿Qué mejor regalo que su propia idea? Una bolsa CLAP, pero sin caraotas, sin leche en polvo, sin atún, sin aceite, ni azúcar porque hace meses que ya no acostumbran a venir en las entregas. Pero no hay problema, eso es lo que también recibe el resto de los venezolanos: una dieta de cero proteínas. Es una lástima que su amigo Alex Saab no se la pueda traer personalmente. 

Un bono

Sabemos que el Gobierno no manda bonos todo el tiempo, pero el próximo que nos caiga en el Sistema Patria se lo regalamos entero al cumpleañero. No es mucho, pero es lo que hay. Quizá le alcance para medio cartón de huevos o unas cuantas canillas. 

Gasolina

“Estamos produciendo toda la gasolina que Venezuela necesita”, aseguró Maduro en cadena hace unos días. No es por llevarle la contraria, pero hemos visto como las colas de vehículos para echar gasolina no disminuyen, ni en Caracas y mucho menos en el interior del país. Por eso cada vez que falta la gasolina, la protesta se enciende. Para que no pase su cumpleaños (y posiblemente hasta su octavita) en una cola, le vamos a regalar un bidón… pero de la gasolina iraní. 

Un viaje en transporte público

Todos sabemos que en el siglo pasado Maduro manejaba un metrobús. Pero no sabemos con exactitud el tiempo que tiene Maduro sin viajar en transporte público, pero debe ser bastante. Le daremos una promoción 2×1: viaje de ida en el Metro de Caracas y viaje de vuelta en camioneticas para que esté en contacto directo con el pueblo. ¡Eso sí! Como es complicado cumplir con las normas de bioseguridad contra la pandemia por la cantidad de gente y las pocas unidades, el tapabocas va por su cuenta. Si nos encontramos con un vendedor ambulante en el camino, le brindamos una fresipop. 

12 horas diarias sin luz

Según datos del Comité de Afectados por Apagones, nada más en septiembre se registraron 84.425 fallas eléctricas en el país. Bajones y apagones que se prolongan por varias horas, en el estado Zulia alcanzan hasta 12 horas de duración. Así que ese tiempo nos parece bastante considerable para estar sin luz: tiempo para leer un libro, hablar con la primera dama y reflexionar sobre más de 20 años de chavismo. Una especie de retiro espiritual, a ver si tiene efecto. 

Un quemaíto de salsa

Nicolás Maduro no pierde el tiempo para echar un pie al ritmo de la salsa y más si es con Cilita. Lo ha hecho mientras en las calles las fuerzas de seguridad del Estado reprimían jóvenes en las protestas de 2017, cuando culparon a los “narcosobrinos” bajo cargos de narcotráfico en Estados Unidos, en momentos de crisis política en Venezuela y mientras cientos de venezolanos no tienen qué comer. ¿Mejor bailar que asumir la realidad? Incluso tuvo un programa radial llamado “La hora de la salsa”, que no sabemos en qué fue a parar. ““Jamás nadie nos va a amargar la vida, somos un pueblo alegre”, dijo cuando estrenó la primera edición por Radio Miraflores en 2016. Así que para que siga moviendo el esqueleto, un quemaíto de salsa le viene bien. En la selección musical no debería faltar los clásicos “Fuego en el 23”, “Careta” y “La cárcel”. 

La cita del pasaporte 

Abrir el pasaporte y ver la fecha de vencimiento es un dolor de cabeza.  Desde el año 2017 se han presentado retrasos en la emisión del documento. No exageramos cuando decimos que probablemente el Saime está en la lista de pesadillas de los venezolanos, dejando a muchos sin pasaporte por fallas en el sistema y falta de personal calificado. Semanas, meses y hasta años es el tiempo que han esperado por una cita para obtener un derecho que está consagrado en la Constitución: el de la identidad. Aunque el presidente del organismo anunció que venezolanos podrán optar por un documento con 10 años de vigencia, es mejor adelantarse a los hechos. Una cita, sin pago de gestores ni años de espera, debe ser un buen regalo. El verdadero quien pudiera. 

Una VPN

Con Maduro (y al parecer con algunos de su círculo) pasa como con el comandante Chávez: que lo tienen engañao. Es por eso que quizás fue ahora que se enteró que es necesario dejar que el sector productivo haga su trabajo y que el fiscal se haya enterado que la FAES hacen lo que hacen. Entonces una cuenta VPN para que pueda tener acceso a la prensa independiente que tiene bloqueada CANTV y otros proveedores de servicio sería un regalo que apreciaría. 

#EnchufaDÍN | Felicita a Carmen Meléndez por su nuevo cargo
Carmen Meléndez volvió al Ministerio de Interior y Justicia

Como un reciclaje, Carmen Meléndez dejó la gobernación de Lara para volver a ocupar el cargo de Ministra de Interior y Justicia, donde solo estuvo por cinco meses la primera vez. Ese despacho reveló que durante su primer año como gobernadora, las muertes por resistencia a la autoridad pasaron del 10% al 82,2%. 

Maduro avanza hacia un capitalismo de oligarcas
La Ley Antibloqueo otorga poderes al gobierno para que con la potestad de declarar operaciones como secretas y confidenciales privatice o transfiera la gestión de empresas públicas a grupos seleccionados a dedo. Analistas advierten que está en gestación un capitalismo de élite consistente con una economía pequeña y desigual

 

@vsalmeron

 

Nicolás Maduro permanece en el Palacio de Miraflores, la sede de la presidencia de Venezuela y disfruta del período de mayor estabilidad desde que en 2018 proclamó su reelección mediante unas elecciones que más de cincuenta países consideran fraudulentas. La oposición se debilitó, las sanciones de Estados Unidos no lo expulsaron del poder y el gobierno aumentó su control sobre una población empobrecida; pero su resistencia no es el triunfo del Socialismo del Siglo XXI, al contrario, es la muestra de una promesa exhausta.

Para resistir Maduro ha estado dispuesto a cualquier cosa.  Dejó a un lado el control de precios, toleró la dolarización de facto de la economía, entregó la gerencia de empresas estatizadas a manos privadas, acabó el control de cambio, fomentó la extracción de oro con un gran daño ecológico y con la Ley Antibloqueo, aprobada el pasado 12 de octubre, camina hacia lo que analistas denominan un capitalismo de oligarcas.

La Ley otorga amplios poderes al gobierno para que de forma poco transparente, con la potestad de catalogar como confidencial determinadas transacciones, privatice o incremente la transferencia de la gestión de empresas estatales al sector privado. 

De esta manera, se crea un entorno perfecto para que empresarios locales o de países aliados como Turquía e Irán, dispuestos a tomar el riesgo de negociar con la administración de Nicolás Maduro, aumenten su presencia en sectores como telecomunicaciones, electricidad, cemento, hotelería, manufactura, gas, petroquímica, hierro, acero y agroindustria. 

Omar Zambrano, director de la firma Anova, señala que “vamos a ver la transferencia de activos públicos al sector privado, hay una decisión de achicar al sector público. El país va hacia un capitalismo oligárquico, donde el sector privado opera con algunas reglas de mercado, pero el acceso proviene de la cercanía con círculos de poder”.

Alejandro Grisanti, exanalista de Barclays Capital, explica que “la ley va a producir una transferencia de activos del Estado venezolano a grupos privados y grupos de poder, muy posiblemente con mucha corrupción en el medio”.

Tras la debacle de la producción petrolera, que cayó hasta niveles de 1935, las finanzas públicas están quebradas y no hay cómo mantener la hipertrofia del Estado, plagado de empresas ineficientes: el déficit fiscal se ubica en 12% del PIB a pesar de que ha habido un agresivo recorte de gasto en inversión, salarios y pensiones.

El gobierno justifica la ley como un arma para enfrentar las sanciones de Estados Unidos, que considera ilegítimo a Maduro. En 2017 Donald Trump prohibió a las entidades financieras estadounidenses otorgar créditos al estado venezolano y en 2019 bloqueó el comercio de petróleo entre Venezuela y Estados Unidos. Además, ha sancionado a compañías extranjeras que transportan petróleo de Venezuela a otros mercados.

“La Ley está dirigida, entre otras cosas, a generar ingresos al país”, dijo Delcy Rodríguez, vicepresidenta ejecutiva y ministra de economía y finanzas. 

Agregó que “Venezuela tiene riquezas y los inversionistas no se acercaban por temor al bloqueo, esta ley ofrece mecanismos para que el inversionista, tanto nacional o internacional, pueda tener un desarrollo seguro de sus inversiones”.

 El texto

Miguel Mónaco, director del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la Universidad Católica Andrés Bello, resume que “la Ley Antibloqueo tiene como aspectos fundamentales la posibilidad de desaplicar otras leyes, efectuar transacciones de forma confidencial e incorporar cláusulas de arbitraje internacional en los contratos”.

El gobierno podrá decidir, al momento de tomar decisiones de negocios, si aplican o no los procedimientos y aprobaciones que estipulan el resto de las leyes y reglamentos.

La ley indica que “el Ejecutivo Nacional procederá a inaplicar, para casos específicos, aquellas normas de rango legal o sublegal cuya aplicación resulte imposible o contraproducente” como consecuencia de las sanciones.

La idea de reestructurar el rompecabezas de empresas del sector público queda clara al permitir que el gobierno modifique “los mecanismos de constitución, gestión, administración, funcionamiento y participación del Estado de determinadas empresas públicas o mixtas, tanto en el territorio nacional como en el exterior” y cuente con la facultad de levantar las restricciones a la comercialización “en actividades estratégicas de la economía nacional”.

La ley abre la puerta para que el sector privado gestione empresas que han sido estatizadas al prever que “los activos que se encuentren bajo administración o gestión del Estado venezolano como consecuencia de alguna medida administrativa o judicial” podrán “ser objeto de alianzas con entidades del sector privado”.

El petróleo

Entre las pocas limitaciones que tendrá el gobierno destaca que las acciones de PDVSA, la empresa petrolera del país, deben permanecer en manos del Estado.

No obstante, Maduro podrá operar con facilidad en el sector de los hidrocarburos. Allan Brewer Carías, doctor en derecho, escribe en un análisis que “el Ejecutivo Nacional podría declarar inaplicable las previsiones de la Ley Orgánica de Hidrocarburos que exigen la autorización de la Asamblea Nacional para que puedan constituirse empresas mixtas en el sector” o las leyes que reservan al Estado las actividades petroquímicas o los servicios y actividades conexas con la industria petrolera.

Agrega que existe la posibilidad de la “desnacionalización total de la industria petrolera y de la comercialización de los derivados del petróleo – entre ellos gasolina -, con la única y exclusiva limitación que las acciones de Pdvsa, la empresa holding de la industria petrolera, deben permanecer como propiedad del Estado”.

“El resultado de las previsiones de la Ley, es que, todas las empresas del Estado subsidiarias o filiales de PDVSA podrían ser total o parcialmente privatizadas, sin límites, secretamente”, advierte Brewer Carías.

En secreto

Las transacciones pueden permanecer ocultas para la mayoría de los venezolanos ya que “por tiempo determinado” y para contrarrestar el efecto de las sanciones las autoridades “podrán otorgar el carácter de reservado, confidencial o de divulgación limitada a cualquier expediente, documento, información, hecho o circunstancia, que en cumplimiento de sus funciones estén conociendo, en aplicación de esta Ley Constitucional”.

Además, “se crea un régimen transitorio en materia de clasificación de documentos de contenido confidencial y secreto”.

La documentación calificada como confidencial “será archivada en cuerpos separados de los expedientes y con mecanismos que aseguren su seguridad” y tendrá “en su portada la advertencia correspondiente, expresando la restricción en el acceso y divulgación y las responsabilidades a que hubiera lugar para aquellos funcionarios o personas que puedan infringir” la confidencialidad de la información.

La opacidad

Empresarios consultados afirman que lejos de dar seguridad jurídica la Ley Antibloqueo, aprobada por una cuestionada Asamblea Constituyente que el chavismo eligió en 2017 para aprobar leyes sin discutirlas en el Parlamento, genera muchas dudas y solo grupos que deseen operar en el anonimato y de forma poco transparente estarán dispuestos a invertir en Venezuela.

Brewer Carías afirma que se pretende “cambiar la política económica en una forma encubierta, opaca, secreta y poco transparente, desestatizando, desnacionalizando y privatizando la economía, promoviendo y protegiendo la participación del capital privado nacional e internacional, pero solo de aquél que opera en la oscuridad y opacidad que es el que resulta de un marco de total inseguridad jurídica y de secreto”.

Añade que el proceso “a lo que podría conducir es a la transferencia indiscriminada de activos del Estado a particulares nacionales o extranjeros, seleccionados discrecionalmente a dedo”.

Los acuerdos con grupos privados no son nuevos para el madurismo. Bajo la figura de “alianzas estratégicas” ya se ha transferido la gestión de compañías públicas a manos privadas, como es el caso de la Empresa Mixta Socialista Arroz del Alba.

Esta compañía, creada el 22 de noviembre de 2007 con participación de 51% por parte del gobierno venezolano y 49% por Cuba, firmó un fideicomiso de 74 millones de dólares con el Fondo de Desarrollo Nacional (Fonden). Tras producir muy poco el 19 de diciembre de 2017 el gobierno ordenó su liquidación y el 11 de abril de 2019 el exministro de Tierras, Elías Jaua, se pronunció públicamente señalando que la gestión de la compañía fue entregada a manos privadas.

“Empresa estatal Arroz del Alba. La gestión de sus activos fue entregada a una empresa privada. El busto del comandante Chávez fue removido”, dijo Jaua.

El 17 de abril de 2019 Nicolás Maduro informó que se había reactivado la granja porcina José Leonardo Chirinos en Lara “en una alianza con el sector privado para la cría de cerdos bebes” sin especificar los detalles del trato.

“Sabemos que apoyándose en la Ley de Contrataciones Públicas que prevé las alianzas estratégicas se ha entregado la gestión de empresas a privados, pero nadie ha podido ver cómo son esos contratos”, dice un empresario.

Solo en el sector de alimentos el gobierno controla 200 empresas de carne, leche, pescado, huevos, aceite y silos.

Burguesía roja en expansión

Empresarios cercanos al gobierno explican que la Ley Antibloqueo permitirá transferir empresas públicas al sector privado para “asegurar la sostenibilidad de compañías inviables por problemas de gerencia que antes tapaban los petrodólares”.

 Pero este sistema donde principalmente se beneficia a grupos cercanos al poder, dispuestos a efectuar negocios de manera poco transparente a cambio de grandes ganancias en el corto plazo está muy lejos del capitalismo que genera prosperidad. 

En el influyente libro Good Capitalism, Bad Capitalism, and the Economics of Growth and Prosperity, el economista William Baumol describe el capitalismo oligárquico como un sistema donde “el poder y el dinero están muy concentrados en unas cuantas personas. Es la peor forma de capitalismo, no sólo por la desigualdad extrema de ingresos y riqueza que esas economías toleran, sino también porque las élites no promueven el crecimiento como objetivo central de la política económica. En cambio, los oligarcas fijan las reglas para maximizar sus ingresos y riqueza”.

La desigualdad se ha ensanchado en medio de la depresión de la economía. Datanálisis indica que una pequeña élite de 6% de la población tiene ingresos en dólares que le permiten mantener los hábitos de consumo de la Venezuela petrolera; 40% recibe un ingreso en dólares modesto y 54% no tiene ingresos en dólares y sobrevive con los bonos y las cajas de comida que reparte el gobierno.

Omar Zambrano indica que “el capitalismo que se está gestando es consistente con una economía muy pequeña, sin tejido productivo, donde seguirá habiendo una crisis humanitaria porque la mayoría no podrá insertarse en la franja que va a beneficiarse. A gran parte de la población solo le quedará vivir con lo poco que le transfiere el sector público o emigrar a otros países”.

El petroestado agoniza, los petrodólares que oxigenaron al Socialismo del Siglo XXI tapando la ineficiencia de las empresas estatales y la economía controlada ya no existen. Tras años de mínima inversión, fallas de gerencia y corrupción rampante, la producción de petróleo comenzó a caer velozmente en 2017 y en 2019 las sanciones de Estados Unidos aceleraron la debacle: hoy Venezuela apenas produce 400 mil barriles diarios de petróleo.

Un nuevo sistema está en gestación y Nicolás Maduro no tiene dudas: “El país cree en mí, creen en la ley porque eso lo redacté yo”, afirmó desafiante al recibir el texto aprobado en una sola sesión por la Asamblea Nacional Constituyente, el instrumento que emplea el partido de gobierno para legislar sin someterse al Parlamento controlado por la oposición.

3 x 3 |  Cuando los medios se atreven a cruzar la raya amarilla
Donald Trump pasó de censurar a periodistas en la Casa Blanca a ser cortado en vivo en los Estados Unidos 
Periodistas e investigadores de la comunicación defienden la verificación de datos o fact checking para confrontar a funcionarios públicos que esgrimen mentiras   

@franzambranor

La noche del pasado 5 de noviembre, las cadenas NBC, ABC y CBS tomaron una decisión sin precedente en la historia del periodismo estadounidense, por primera vez sacaron del aire a un presidente de ese país en plena rueda de prensa.  

Donald Trump, el candidato por el partido republicano a la reelección de la presidencia de Estados Unidos, emitía denuncias sobre supuestos votos ilegales a favor del demócrata Joe Biden y un fraude masivo en su contra. “Ha sido un proceso injusto, tal y como lo predije, están destruyendo nuestro sistema”, declaró Trump.

“Así que al escuchar las denuncias de Trump, los presentadores de esas cadenas decidieron cortar la transmisión y compartir con sus audiencias la información de que no había hechos ni pruebas capaces de sostener el ataque contra el proceso electoral”, se desprende de un artículo de opinión publicado por Univisión.

Otras cadenas como Fox y CNN no cortaron al presidente, pero sí pusieron en tela de juicio sus palabras. “No hemos visto nada que constituya un fraude o un abuso del sistema”, dijo el corresponsal de Fox en la Casa Blanca, John Roberts. “Que noche más triste para Estados Unidos. Trata de atacar la democracia con su fiesta de falsedades”, aseveró Jake Tapper de CNN.

“Tenemos que interrumpir al presidente porque ha hecho una serie de acusaciones falsas”, sostuvo el presentador de NBC, Lester Holt.

Los diarios The Washington Post, USA Today, The New York Times y Los Angeles Times desmintieron al presidente. “Trump ha dicho sin pruebas que la elección ha sido corrupta y fraudulenta”, comentó la editora de USA Today, Nicole Carroll.

Desde que asumió la presidencia de Estados Unidos, el republicano Donald Trump ha sostenido una pugna con la mayoría de los medios de comunicación en esa nación. Desalojar a periodistas de sus ruedas de prensa y evitarles el acceso a la Casa Blanca han sido algunas medidas del otrora celebrity de la televisión.

Y no solo los medios mantienen una pugna con Trump, también herramientas de redes sociales como Twitter, que ha amenazado que si este abandona la Casa Blanca perderá ciertos privilegios.

“Esta aseveración sobre fraude electoral es disputada” puso la compañía del pájaro azul sobre un tuit de Trump en el que defendía su tesis de estafa en las urnas. 

En Runrunes consultamos a tres expertos en materia de comunicación para indagar en el tema: Luisa Torrealba, investigadora y docente de la Universidad Central de Venezuela; Andrés Cañizalez, director general de Medianálisis y Tamoa Calzadilla, periodista y coordinadora del proyecto de fact checking El Detector de Univision. 

¿Cómo evalúa el desempeño de los medios de comunicación estadounidenses durante y posterior al evento electoral del pasado 3 de noviembre?

 Luisa Torrealba: La compleja situación política que está atravesando Estados Unidos ha alcanzado a los medios de comunicación, es una situación imprevista y no había una preparación para abordar una situación así. Ha habido muchos problemas dentro de los propios medios. Es importante contextualizar que Donald Trump desde el inicio de su mandato ha tenido un discurso de confrontación, restricción y de poca tolerancia a cuestionamientos hechos por periodistas. Es importante que los ciudadanos tengan un abanico de opciones, que prevalezcan las garantías para el ejercicio del derecho a libertad de expresión, a la recepción y difusión de ideas de toda índole, desde una perspectiva ética.   

Andrés Cañizalez: Históricamente los medios en Estados Unidos han tenido una posición política, en muchos casos era usual dividir la información de la opinión y había una estrategia de equilibrio e independencia. Percibo desde la distancia que el fenómeno Donald Trump ha contribuido durante todos estos años a polarizar no solo a la sociedad sino también a los medios de comunicación, esto tiene que ver con el fustigamiento que han recibido los periodistas de parte del presidente como no recibir en la Casa Blanca a ciertos medios u ordenar al personal de seguridad quitarle los micrófonos a los medios críticos. Trump alimentó una política de mucha confrontación con el universo mediático. Desde 2016, Trump no ha gozado del respaldo del sistema principal de medios. Ese sistema ha sido históricamente más inclinado hacia el ala demócrata y eso se agudizó con la personalidad de Trump. Ha convertido a los medios y a las plataformas de comunicación en el ring de la polarización y muchos de ellos han caído en ese ring lamentablemente.

Tamoa Calzadilla: Los medios de comunicación en Estados Unidos tienen una rigurosa preparación para las elecciones presidenciales, hacen esfuerzos muy grandes para crear unidades de fact checking con miras a hacer verificación de datos durante los comicios. El objetivo es luchar contra la desinformación en un país donde el presidente es un gran desinformador. Siete meses antes de la elección, Trump ya decía que iba a haber fraude sin emitir prueba alguna. Nos ha tocado luchar contra la desinformación que viene desde el propio gobierno, contra teorías conspirativas que son difíciles de desmontar porque en ambientes polarizados la gente solo cree en lo que quiere.

¿Es correcto cortar el discurso de un funcionario público si el medio de comunicación considera que está mintiendo, incitando al odio o empleando un lenguaje inapropiado? 

Luisa Torrealba: La libertad de expresión como derecho humano contempla la posibilidad de expresar opiniones e ideas de toda índole, así está contemplado en los diversos tratados y pactos internacionales de derechos humanos que contienen garantías para la libertad de expresión y cuando se habla de ideas y pensamientos de toda índole, eso aplica a las ideas que nos puedan parecer repudiables. Este estándar es importante. Obviamente la libertad de expresión como derecho tiene límites, pero son límites que no deben responder al capricho de poderes establecidos, deben vincularse con la seguridad nacional, la protección de derechos de niños, niñas y adolescentes y la prohibición de propaganda de guerra. La norma debe ser prohibir la censura previa y hacer uso del derecho a réplica. Esto nos lleva al abordaje que pueda hacer un medio de comunicación, hoy en día en los Estados Unidos tienen unidades periodísticas que se dedican al chequeo y la validación del discurso público. Pudieron haber empleado esa herramienta más allá de las declaraciones de Trump para que la población tuviese un panorama más esclarecedor y sacaran sus propias conclusiones. Incluso, si un medio de comunicación considera que un funcionario está dando un discurso hiriente puede establecer canales para concientizar a la ciudadanía. Es un tema muy complicado por el contexto en que se emitieron esas declaraciones. Se estaba llevando a cabo en vivo y es difícil saber cómo podríamos reaccionar ante esa situación. 

Andrés Cañizalez: Considero que es inapropiado que los medios de comunicación o las plataformas tecnológicas se atribuyan el derecho de qué deben ver los ciudadanos y qué no, como tampoco respaldo que el Estado deba decir qué se ve y qué no. Creo que lo correcto sería dejar que Trump y sus funcionarios hablen y luego periodísticamente desmontar esas mentiras, considero que es un error grave. Dentro de la polarización que se vivió en Venezuela se dijo tanto que Hugo Chavez volvió loca a la gente y guardando las distancias es algo aplicable a los Estados Unidos. Se han cometido errores como la diatriba pública entre Twitter y Trump. Las plataformas tecnológicas de comunicación no son casas editoriales. Los medios de comunicación no deberían censurar a priori a alguien que diga mentiras, todos los principios de libertad de expresión hablan de lo que son las sanciones a posteriori. Si Trump llamara a una guerra sería otra cosa, pero que esté mintiendo sobre lo que ocurrió en torno a las elecciones no es un tema susceptible para ser sacado de circulación.

Tamoa Calzadilla: Estoy de acuerdo con que los medios cumplan con la función de informar adecuadamente y de ofrecer contenidos verificados y reales. Los medios no están obligados a difundir desinformación. Los medios consideraron que en ese momento, las palabras de Trump eran un llamado a la violencia. Hubo episodios de seguidores del candidato republicano yendo a los centros de votación a intimidar a los trabajadores electorales, quienes hoy en día siguen sosteniendo que no han conseguido indicios de irregularidades en el proceso. Creo que los medios hicieron bien al cortar la señal en vivo y advertir inmediatamente que se trataban de denuncias sin fundamento, ofrecieron un contexto, tranquilizaron a la población y se basaron en noticias comprobadas. No es algo que atañe solo al presidente, sino a cualquier persona que esté mintiendo y divulgando información irresponsable en vivo. En Estados Unidos se practica la libertad, no existen las cadenas y los medios tienen la responsabilidad de rebatir la desinformación. No se trata de censurar, es seguir principios éticos y vigilar el tratamiento de las noticias en vivo  

¿Se puede comparar lo sucedido en Estados Unidos con Trump con el recurso de dividir la pantalla durante una cadena del presidente Hugo Chavez en medio de los sucesos del 11 de abril de 2002?

Luisa Torrealba: Siempre para analizar este tipo de situaciones que son tan complejas que implican transmisiones en vivo es muy importante evaluar los contextos y en las primeras de cambio son completamente distintos, en Estados Unidos son procesos de elecciones presidenciales, tenían la posibilidad de una vez finalizada la alocución presentar una información que pudiese haber contrastado el contenido, en el caso de Venezuela estaba al aire una cadena obligatoria, no había la posibilidad de que un ciudadano pudiera cambiar de canal para recibir otro tipo de información, el recurso de las cadenas termina convirtiéndose en lo que la declaración de principios para la libertad de expresión de la Organización de Estados Americanos califica como imposición arbitraria de información. Atenta contra la información oportuna porque se están ocultando hechos, la gente no podía saber que estaba ocurriendo ese 11 de abril mientras Chávez hablaba, en Estados Unidos el usuario tenía la opción de cambiar el canal y sintonizar otra cadena de noticias. 

Andrés Cañizalez: Podría haber un cierto paralelismo allí, en ese momento los medios de comunicación en Venezuela no cortaron a Chávez, pero una manera de decir que Chávez mentía era mostrar las imágenes en la calle. Sin duda se ha sentado un precedente muy peligroso. No simpatizo con Trump, pero desde un punto de vista principista de la libertad de expresión, los medios y las plataformas tecnológicas han cruzado una raya amarilla al censurar contenidos bajo el argumento de que son mentira, es un error lo que han hecho.

Tamoa Calzadilla: Me parece sumamente peligroso caer en ese juego de las comparaciones porque son realidades completamente diferentes. El escenario, los protagonistas, el contexto y las culturas son distintas. Las personas tienden a generalizar, no hay espacios suficientes para explicar lo particular de una elección en Estados Unidos y un episodio como el del 11 de abril en Venezuela.