RRPlus - Runrun

RRPLUS

Ingreso de venezolanos a EEUU seguirá siendo cuesta arriba pese a derogación del Título 42
En 20 días, no se podrá retornar a personas en las fronteras terrestres de EE.UU. ya que el Título 42 llega a su fin. La orden se implementó con el objetivo de detener la propagación de COVID-19 en marzo de 2020

La derogación del Título 42, prevista para el 21 de diciembre de 2022, abre una esperanza para los venezolanos que buscan ingresar a los Estados Unidos. Sin embargo, todavía son muchos los obstáculos que deben enfrentar los venezolanos que quieran llegar a los Estados Unidos. 

Emitido con el pretexto de detener la propagación de Covid-19, el Título 42 permitió al gobierno estadounidense expulsar migrantes en las fronteras terrestres sin abrir ningún procedimiento y mucho menos una fórmula de juicio.

Según Betilde Muñoz-Poggosian, directora del Departamento de Inclusión Social de la Secretaría de Acceso a Derechos y Equidad de la Organización de los Estados Americanos (OEA), no se podrá retornar a las personas en frontera sin evaluar si efectivamente tienen un miedo creíble de volver de dónde vinieron, pero serán los agentes fronterizos los que harán esta determinación.

Bajo esta orden, entre marzo de 2020 y abril de 2022, la Oficina de Aduanas y Protección de Fronteras (CBP, por sus siglas en inglés), envió de regreso a México y a otros países a 1,7 millones de migrantes. 

En el caso de la migración venezolana, lo que ha frenado su entrada al territorio estadounidense es el parole humanitario, medida con la que el gobierno de EE.UU. intentó ordenar la entrada de personas venezolanas, y tener una mejor noción de quiénes son las personas que están llegando, asegurando también que tuvieran un apoyo para su estabilización e integración. 

A pesar de la imposición de estas medidas, Tomás Páez Bravo, coordinador del Observatorio de la Diáspora Venezolana, aseguró que la migración es un proceso imparable. 

Continúa el parole humanitario 

De acuerdo con los expertos, es difícil adelantarse a lo que pueda ocurrir con la migración venezolana tras la finalización del Título 42.  Muñoz-Poggosian, aseguró que los venezolanos con intenciones de emigrar a Estados Unidos seguirán contando con la opción del humanitario, y tendrán que aguardar para ver cómo estarán organizando y respondiendo los oficiales en las entradas de las fronteras. 

Es decir que, aún cuando finaliza la medida que permite la deportación de migrantes en la frontera, los migrantes venezolanos enfrentan otras barreras en su búsqueda del sueño americano

“El problema es que si no tienen la opción de entrar solicitando asilo, y habiendo pasado Panamá de forma irregular, perderían cualquier chance de regularizar su situación migratoria en EEUU ya que ese es un requerimiento del parole humanitario”, afirmó Muñoz-Poggosian.

Más allá de procesos en curso de visas de trabajo y reunificación familiar, hasta ahora, la única vía legal para entrar al territorio estadounidense sigue siendo el parole humanitario. 

Muñoz indicó que, para que su proceso de emigración a Estados Unidos sea viable, los migrantes venezolanos podrían presentar solicitudes de asilo, acceder a una entrevista con agentes fronterizos y, de determinarse ese miedo creíble de no querer regresar a su país, poder acceder al territorio a esperar su cita del asilo dentro de EE.UU.

Sin embargo, la recomendación de la directora del Departamento de Inclusión Social de la OEA es esperar la dinámica de recepción y reconocimiento del inicio de solicitudes de asilo a partir del 21 de diciembre de 2022, ya que es posible que se siga considerando solamente el parole humanitario para la migración de personas venezolanas. 

No se espera gran aumento de migración venezolana

Para los especialistas, la eliminación del Título 42 no traerá un incremento de la ola migratoria venezolana. 

Páez explicó que el bloque de la orden indica que hay conciencia en EE.UU. sobre el tema migratorio. 

“Es posible y factible que continúe la migración hacia Estados Unidos pese a obstrucciones que ofrecen países como Costa Rica y México”, aseguró Páez.

Otra de las medidas que muestra comprensión sobre el tema migratorio es la decisión de la Cámara de Empresarios de Panamá. “El gobierno panameño entendió que la migración es un activo y no un problema. Es parte de la solución, todos los migrantes aportan”, reiteró Páez. 

Páez señaló que la principal consecuencia de crear políticas fronterizas es el crecimiento de las industrias diaspóricas.

“La trata de blancas, trata de niños, trata de jóvenes y el tráfico de drogas continuará. Es inevitable”, dijo. 

Ayuda internacional amplió a 55 % cobertura de tratamiento contra VIH en Venezuela
Ante un Estado que dejó de adquirir tratamientos desde 2016 y tampoco garantiza la atención y diagnóstico a personas con VIH en Venezuela, el Fondo Mundial y otros organismos internacionales salvan vidas al proveer los tratamientos antirretrovirales e insumos de atención y diagnóstico
Se estima que 58.000 personas con VIH salvaron su vida gracias al tratamiento donado desde 2019 por el Fondo Mundial de Lucha contra el SIDA, la Tuberculosis y la Malaria, explicó Alberto Nieves, director ejecutivo de Acción Ciudadana Contra el SIDA (ACCSI)
Gracias a la donación del Fondo Mundial de la Lucha contra el SIDA, en menos de un año, la cobertura de tratamiento a pacientes con VIH aumentó de 16% en 2018 a 40% a finales de 2019
Las pruebas para monitorear el estado del VIH y la condición inmunológica de la persona que vive con el virus,  (como las de linfocitos CD4, CD8 y carga viral), pueden superar los $150 y se deben hacer, por recomendación de la OMS, al menos tres veces al año
Los procesos burocráticos dentro del MPSS, en ocasiones, imponen barreras y obstáculos para la distribución de estos tratamientos

 

*Manuel, un barquisimetano de 41 años, fue diagnosticado con VIH a principios del año 2014, justo un día antes de que falleciera su padre. “Decirte que fue una etapa oscura sería una atenuación de las circunstancias, pero pude sobrevivir al shock de enfrentar ambas cosas”, expresa.

Tras el resultado inicial le ordenaron exámenes de confirmación y control. Para el momento, en Barquisimeto funcionaba un centro de inmunología próximo al Hospital Antonio José María Pineda. Le hicieron gratuitamente la prueba confirmatoria ELISA, así como su primer conteo de linfocitos CD4, CD8 y carga viral.

“Ese fue el punto de partida del viaje de todos estos años”, comenta. Pero las cosas han cambiado drásticamente desde entonces. La crisis económica y la emergencia humanitaria compleja en el país fueron limitando tanto la atención como el suministro de tratamientos a quienes viven con VIH en Venezuela.

La última vez que Manuel pudo hacerse los exámenes de control del VIH de forma gratuita fue en 2016. Justo en ese año, el Estado dejó de adquirir tratamientos contra el VIH y el colapso del sistema de salud pública restringió y casi anuló la posibilidad de pruebas diagnósticas y de control gratuitas.

A partir de 2017, he tenido que hacer mis exámenes de control en laboratorio privado, en un único sitio que hay en Barquisimeto. Desde allí se envían las muestras de sangre congeladas a Valencia para procesarlas”, cuenta.

Los últimos exámenes de linfocitos CD4, CD8 y carga viral que se hizo en septiembre de 2022 le costaron $140. Un amigo que se los practicó recientemente le contó que tuvo que pagar $180. En poco más de dos meses, aumentaron casi $40. La inflación ha repuntado en los últimos tres meses y los venezolanos con enfermedades crónicas, que ameritan controles de salud frecuentes, sufren las consecuencias.

Casi cinco años después de ser diagnosticado como VIH positivo, en el año 2019, Manuel debió iniciar su tratamiento antirretroviral, que ayuda a impedir la replicación del virus en el organismo. Por fortuna, no ha tenido que interrumpir su medicación por retrasos o ausencia en la distribución del fármaco.

“Mis últimos exámenes arrojaron resultado indetectable, eso significa que mi sistema inmunológico se ha ido recuperando gracias al tratamiento”, añade. Esta es la importancia de contar con un tratamiento antirretroviral adecuado e ininterrumpido. Lograr esta estabilidad en Venezuela es un permanente desafío.

La ayuda internacional salva vidas

Manuel es uno de los miles de venezolanos con VIH que hoy tienen acceso a la terapia antirretroviral gracias a la comunidad internacional. Desde 2019 hasta ahora, se estima que 58.000 personas con VIH salvaron su vida gracias al tratamiento donado por el Fondo Mundial de Lucha contra el SIDA, la Tuberculosis y la Malaria, explicó Alberto Nieves, director ejecutivo de Acción Ciudadana Contra el SIDA (ACCSI).

“En 2018, la cobertura de tratamiento llegó apenas a 16%. Estamos hablando de que un 84% de las 120.000 personas que vivían con VIH para aquel momento, según datos oficiales publicados por la OPS y ONUSIDA, no ingerían tratamiento antirretroviral porque el Estado venezolano no se los garantizó”, lamentó.

En Venezuela, desde 1999, el Tribunal Supremo de Justicia (antigua Corte Suprema de Justicia) ordenó al Ministerio de Salud garantizar la entrega de los medicamentos antirretrovirales, de las medicinas para el tratamiento de infecciones oportunistas asociadas al SIDA y la realización de los exámenes de laboratorio necesarios. Pero en 2009, inició la crisis en la respuesta para esta situación.

En 2012 y 2013, Venezuela ya ocupaba el primer lugar por desabastecimiento de antirretrovirales en América Latina por dos años seguidos, se recuerda en el informe “VIH en Venezuela, un asunto en estado de emergencia», elaborado por la organización Acción Ciudadana Contra el SIDA (ACCSI).

En el año 2016, las autoridades sanitarias informaron a representantes de la Sociedad Civil que no comprarían antirretrovirales por falta de disponibilidad de recursos, lo que representó que un número importante de personas con VIH dejaran de recibir sus terapias antirretrovirales y propició un aumento “vertiginoso” de hospitalizaciones por deterioro de la salud y de personas fallecidas por ausencia de estas medicinas.

Ante la ausencia del Estado, que alega no tener recursos para garantizar la terapia antirretroviral a los más de 100.000 venezolanos que viven con VIH, es el Fondo Mundial de Lucha contra el SIDA, la Tuberculosis y la Malaria el que dona a Venezuela, desde el año 2019, el tratamiento antirretroviral conocido como TLD, que integra tres principios activos en una sola pastilla (Tenofovir + Lamivudina + Dolutegravir)

“Este medicamento TLD es uno de los mejores del mundo, de alta tecnología, el que produce menos efectos adversos y que ha sido muy bien tolerado en las personas con VIH en Venezuela”, explica Nieves. Por los momentos, es la única terapia antirretroviral disponible. Si la persona no lo puede tomar o no la tolera, no tiene otra opción.

“Hay otras terapias que llegan, pero en pequeñas cantidades, a través del Fondo Mundial. El sistema público de salud no adquiere ningún tipo de medicinas ni para controlar la replicación del virus, ni para tratamiento de infecciones oportunistas asociadas al SIDA”, resalta Nieves.

Gracias a la donación del Fondo Mundial, en menos de un año, la cobertura de tratamiento a pacientes con VIH aumentó de 16% en 2018 a 40% a finales de 2019.

Actualmente, se estima que la cobertura de tratamiento antirretroviral está cerca del 55%, lo que significa que aún 4 de cada 10 personas con VIH en Venezuela no está siendo tratada.

Burocracia retrasa entrega del tratamiento del VIH en Venezuela

La compra de tratamientos contra el VIH para Venezuela es puntual. Los recursos del Fondo Mundial son entregados a la Organización Panamericana de la Salud (OPS), quien adquiere las medicinas través del fondo estratégico de medicamentos de la Organización Mundial de la Salud. Estos entes garantizan que sean de una versión genérica de alta calidad y a buen precio.

El traslado del tratamiento a Venezuela corre por cuenta de la OPS. Al llegar a la aduana es entregado al Programa Nacional del Sida del Ministerio del Poder Popular para la Salud (MPPS) para su almacenamiento en el depósito central en Charallave, estado Miranda. Desde allí, se distribuye a las farmacias dispensadoras de antirretrovirales adscritas al programa nacional.

“Las medicinas son trasladadas por Unicef, la OPS y ONUSIDA con recursos propios de estas tres agencias de Naciones Unidas, debido a que el MPPS no tiene capacidad de respuesta para trasladarlas, porque ha reconocido que su flota de camiones está inservible, sin repuestos, dañados u obsoletos”, acota el director de ACCSI.

Al llegar a las farmacias adscritas, los tratamientos son entregados a quienes tengan una prescripción del médico tratante y estén inscritos en el Programa Nacional de SIDA.

Las organizaciones no gubernamentales del país son vitales en el monitoreo comunitario y para poder garantizar que el medicamento donado por la cooperación internacional o Fondo Mundial “le llegue debidamente a las personas con VIH”, indica Nieves.

“La sociedad civil reporta a las Naciones Unidas y al Fondo Mundial como organismo donante. Es una manera de garantizar transparencia, rendición de cuentas y además poder mostrar que en Venezuela hay una sociedad civil que contribuye al rescate del sistema público para su fortalecimiento”, enfatiza.

Pero los procesos burocráticos dentro del MPSS, en ocasiones, imponen barreras y obstáculos para la distribución de estos tratamientos. Desorganización y falta de recursos humanos capacitados para llevar un programa de salud de esta envergadura son algunas de las causas.

“En ocasiones, faltan firmas o documentos para la movilización de las medicinas. En algunos momentos, hemos tenido episodios de desabastecimiento, no porque falte la medicina, sino porque no sale del depósito central del MPPS por incapacidad del propio ministerio y asuntos burocráticos. Esto impacta en la salud de personas con VIH. En estados como Nueva Esparta, Zulia, Lara hemos tenido desabastecimiento de hasta un mes, y no porque no hubiese medicamento antirretroviral donado por la cooperación internacional”, denuncia Nieves.

La atención pública en estado de emergencia

Además de las dificultades con el tratamiento, Nieves resalta que hay crisis en lo que respecta a las consultas de VIH en todo el país.

Reporta que se ha reducido en un 60% el número de especialistas en VIH en los centros de salud públicos, tanto en lo que respecta a médicos como a personal de enfermería y otros profesionales de la salud.

“Se unieron a la diáspora, buscando mejores sueldos y calidad de vida. Y es por ello que observamos que los días de atención y horario en las consultas de VIH se han reducido y no pueden responder a la gran demanda de las personas cuando acuden”, lamentó.

Actualmente, en Caracas, solo hay una consulta de VIH en el Hospital Algodonal. Mientras que en el Hospital Vargas de Caracas, segundo centro de salud más importante de atención a pacientes con VIH en el país, apenas hay tres médicos especializados en el tema.

Por su parte, en el Clínico Universitario de Caracas, que alberga el mayor servicio de atención al paciente con VIH, están saturados para dar respuesta a cerca de las 6.000 personas registradas.

Y en el interior del país, la situación es más crítica. En Zulia, el segundo estado del país con más afectación en materia de VIH, hay una única consulta con tres infectólogos para atender a un estimado de 8.000 a 10.000 personas.

En entidades como Mérida, Nueva Esparta, Lara y Yaracuy la situación es aún más cuesta arriba. Los pacientes con VIH son atendidos por médicos con otras especialidades, que hacen grandes esfuerzos para su capacitación, y a pesar de las infraestructuras derruidas y equipos obsoletos. “Las consultas y las farmacias están dando respuesta gracias al compromiso, ética y gran responsabilidad del personal de salud que está allí”, reconoce Nieves.

Capacidad diagnóstica gratuita prácticamente ausente

El Estado venezolano no ha procurado recursos para garantizar respuesta diagnóstica en materia de VIH Venezuela desde 2016.

Desde finales de 202, y gracias de nuevo a la cooperación internacional de distintos organismos, se han donado a la sociedad civil y gremios como la Sociedad Venezolana de Infectología reactivos de la prueba rápida de cuarta generación.

“A los 20 minutos, el dispositivo revela el resultado y es 100% confiable. Eso ha ayudado a registrar nuevos casos”, dice Nieves. Algunos de estos reactivos llegan a las consultas de VIH del sistema público de salud y a otros servicios médicos. Pero la cantidad sigue siendo insuficiente para la demanda.

“En Lara hacen jornadas, pero apenas una o dos al año. Es insuficiente para la gente que vive con el virus en el estado y sus cercanías, porque antes se atendía también a los pacientes que venían de Lara, Yaritagua, Acarigua. Nadie tiene certeza de cuándo se hacen y, prácticamente, tienes que correr con suerte de que cuando te toque consulta con el médico que te atiende por el programa nacional estén por hacer una jornada y te incluyan en ella”, relató *Manuel,  quien se controla en el Seguro Social Pastor Oropeza de Barquisimeto.

Los exámenes confirmatorios de VIH solo se hacen en laboratorios privados. Algunas ONG practican la prueba de carga viral de forma gratuita gracias a los donativos del Fondo Mundial, la OPS y otros organismos.

Y aunque recientemente se amplió la capacidad diagnóstica a través de nuevos equipos también donados por el Fondo Mundial, la crisis de infraestructura y de servicios públicos limita su funcionamiento.

“En la red de laboratorios de sistema público se acaban de instalar catorce equipos donados por el Fondo Mundial para practicar la prueba de carga viral, no solo en Caracas, sino en el interior. Tenemos estos equipos, pero la infraestructura de la red pública tiene problemas como la electricidad, falta de equipos de refrigeración de muestras de sangre, no funcionan los aires acondicionados o carencia de agua”, lamenta Nieves.

A esto se añade que otros tipos de pruebas de laboratorios para detectar enfermedades o infecciones asociadas a SIDA no están disponibles en sistema público de salud. Tampoco la posibilidad de hacerse rayos X ni tomografías para evaluar infecciones respiratorias, comunes en las personas con SIDA.

En privado, las pruebas de carga viral pueden llegar a costar entre $100 y %150. De acuerdo con la norma técnica del MPPS, este examen debería hacerse al menos dos veces al año, pero la OMS recomienda practicarla cada tres meses. “¿Cómo hace un venezolano que viva en situación de pobreza para incurrir en este gasto?, pregunta el director ejecutivo de ACCSI. Y los venezolanos en pobreza son la mayoría, según la más reciente encuesta Encovi.

La realización de estas pruebas es fundamental para monitorear el estado del virus y la adherencia al tratamiento.  El conteo de CD4 permite medir la cantidad de este tipo de glóbulos blancos que combaten infecciones, como lo explica Medline Plus.  

El VIH suele justamente atacar este tipo de linfocitos y disminuye la capacidad del sistema inmunitario para defenderse. Con esta prueba, los médicos pueden determinar si una persona con VIH está en riesgo de tener complicaciones graves o qué tan bien está funcionando el tratamiento antirretroviral indicado. 

Por su parte, la prueba de carga viral es una medición de la cantidad de VIH que hay en la sangre que sirve para seguir la evolución de la infección.

Destino incierto sin ayuda internacional

El hambre es otro agravante de la situación de las personas con VIH en Venezuela

Un monitoreo comunitario de ACCSI que se practicó entre enero y abril de 2022 encontró que 9244 personas con VIH manifestaron haber tenido hambre al menos una vez al mes.

Esto significa que se quedaron sin alimentos y/o pasaron un día o más sin comer, posiblemente por la falta de disponibilidad de alimentos y/o por carecer de dinero u otros medios para acceder a ellos.

La organización aclara que, aunque una buena nutrición no puede prevenir ni curar la infección en las personas con VIH, también es cierto que si se le asocia con la ingesta de la terapia antirretroviral “retrasa de forma significativa la progresión del virus hacia las etapas terminales”.

Según la última data oficial del MPPS, del año 2021, unas 104.000 personas viven con VIH en Venezuela. Los nuevos casos anuales oscilaban entre 2.000 a 4.000 anuales. Solo 58.000 personas reciben tratamiento, asegura el director ejecutivo de ACCS.

La vida de ellas y de las que aún no reciben medicamentos depende de la cooperación internacional mientras el Estado siga sin responder.

Si ellos se van del país –los organismos internacionales- las personas con VIH tendrán un destino incierto y amenazante para sus vidas y estarán en alto nivel de riesgo”, advierte Alberto Nieves.

Por último, informó que en ACCSI mantiene un servicio de orientación médica y nutricional y psicológica para personas con VIH y personas de la comunidad LGBT, tengan o no VIH.

Los interesados en acudir al servicio pueden llamar al teléfono 0212- 2327938 para tomar su cita. Para más información, visitar el sitio web www.accsi.org.ve, o las cuentas en redes sociales: Twitter: @ACCSI_VIHSIDA/ Instagram: @accsivihsida.

 

*El nombre de la persona con VIH que nos compartió su testimonio fue modificado para resguardar su identidad

Venezuela se convierte en el país más desigual de América
La desigualdad se traduce en un obstáculo para el crecimiento en un país que tras la caída de la renta petrolera necesita más que nunca de una población capaz de aumentar la productividad

Tras la debacle de la economía, la quiebra del Estado y la incipiente recuperación focalizada en pocas áreas de la producción toma cuerpo una sociedad de mayor contraste con una brecha sideral entre el ingreso de la mayoría y los más adinerados.

La Encuesta de Condiciones de Vida (Encovi), elaborada por la Universidad Católica Andrés Bello, con datos a julio de este año, afirma que bajo el parámetro del índice de Gini Venezuela es el país más desigual de América y muestra un marcado retroceso en la distribución del ingreso.

El índice Gini es un indicador de desigualdad que es igual a cero cuando una sociedad es completamente igualitaria y todos obtienen el mismo ingreso, o igual a uno cuando la desigualdad es absoluta y una sola persona recibe todo el ingreso de la economía.

El termómetro del Gini registra un aumento desde 0,40 en 2014, cuando comenzó la recesión que duró 32 trimestres consecutivos y redujo a la economía a su cuarta parte, hasta 0,60 este año: “Venezuela está en el continente más desigual del Mundo y en 2022 es el país más desigual de América”, dice la Encovi.

Datos del Banco Mundial indican que esta desigualdad es comparable con la de Namibia en 2015, cuando el índice de Gini se ubicó en 0,59 y supera el 0,54 de Colombia en 2020 que, junto a Brasil, es de los países menos equitativos del continente.

Para tener una idea menos abstracta basta observar que, en promedio, cada integrante del diez por ciento más rico de la población de Venezuela cuenta con un ingreso mensual de 553 dólares y el diez por ciento más pobre de solo 7,9 dólares: una diferencia de setenta veces.

El índice de Gini no mide el patrimonio de las familias como el dinero depositado en los bancos, acciones de empresas o terrenos. Este dato es relevante porque el patrimonio genera ingresos y aumenta la brecha entre las familias de los distintos estratos.

Cae la pobreza

Tras el colapso del Socialismo del Siglo XXI el gobierno de Nicolás Maduro liberó los precios, permitió la libre circulación del dólar, destrabó las importaciones y abrió espacios a la empresa privada. El viraje acabó con la escasez, desaceleró la inflación y la economía inició un frágil crecimiento focalizado en nichos como la producción de alimentos básicos y artículos de cuidado personal.

Al mismo tiempo, mejoró la producción de petróleo, las exportaciones de ron, cacao y camarones mostraron signos de vida y las importaciones nutrieron las tiendas dirigidas a la capa de mayor ingreso.

Quienes pueden subirse al tren de la nueva economía respiran. La Encovi señala que gracias al aumento del ingreso y al descenso del desempleo por primera vez en siete años la pobreza disminuyó.

Para medir la pobreza extrema la Encovi determina cuántas familias no obtienen el ingreso suficiente para comprar una canasta de alimentos básicos. Luego, añade a los alimentos básicos servicios esenciales como luz eléctrica y transporte para determinar las que se encuentran en pobreza no extrema.

Bajo este criterio, la pobreza extrema disminuyó desde 68% de la población en 2021 hasta 53,3% en 2022 y la pobreza no extrema desde 90,9% hasta 81,5%.

Las consecuencias

La pobreza sigue siendo enorme en Venezuela pero, por primera vez en siete años, se reduce a la vez que aumenta la desigualdad: ¿Importa que exista una sociedad donde pocos ganan mucho y muchos ganan poco?

Luis Pedro España, sociólogo y parte del equipo que elabora la Encovi, explica que la desigualdad importa “cuando se convierte en un obstáculo para el crecimiento de la economía y afecta la posibilidad de que siga reduciéndose la pobreza, porque hay una fracción muy grande de la población que no tiene capacidades productivas”.

“Hay países donde la desigualdad es relativamente alta, como Estados Unidos, pero es una sociedad donde evidentemente la desigualdad de los deciles más bajos no compromete la productividad del país”, dice Luis Pedro España.

Los economistas coinciden en que una condición esencial para que un país eleve el nivel de vida a o largo del tiempo depende de su capacidad para aumentar la producción por trabajador. Estudios de la OCDE indican que una mayor brecha en la distribución del ingreso hace que las familias poco favorecidas inviertan menos en educación y formación.

“Esto probablemente perjudique el crecimiento al reducir el número de trabajadores calificados —y mucho más productivos— disponibles para su contratación en la economía”, dice la OCDE en el libro Desigualdad de ingresos: la brecha entre ricos y pobres.

Luis Pedro España destaca que la productividad de un país «depende de las personas no de los marcianos»: «Cuando teníamos renta petrolera abundante era posible sobre remunerar a los sectores más pobres y desiguales que no tenían capacidad productiva, pero ese ya no es el caso”.

Agrega que la Venezuela que va camino acelerado hacia el posrentismo y hacia la sociedad pospetrolera «es un país que va a depender de su capacidad productiva y si tienes una desigualdad que impide a muchos ser productores entonces difícilmente vas a poder seguir creciendo”.

Ronald Balza, decano de la Facultad de Ciencias Económicas y Sociales de la Universidad Católica Andrés Bello, señala que hay que comprender bien qué significa la actual reducción de la pobreza: “Parte de la población, con un cambio mínimo en las condiciones, podía superar el umbral, pero dejar de ser pobre no es lo mismo que ser rico. Es poder comprar la canasta alimentaria”.

“Tenemos que preguntarnos de dónde viene la desigualdad y si esa desigualdad implica mantener a parte de la población en pobreza”, dice Ronald Balza.

El economista Branko Milanovic, una de las voces más acreditadas en temas de desigualdad, escribe en su blog que la gente que es relativamente pobre (que es lo que quiere decir la desigualdad) «no es capaz, aunque no sea pobre en términos absolutos, de proporcionar a sus hijos una fracción de beneficios, desde educación y herencia a capital social, que los ricos sí consiguen darles a sus hijos”.

Agrega que esto significa que la desigualdad tiende a persistir a lo largo de las generaciones : «Y,por lo tanto, que las oportunidades son enormemente diferentes entre los que están en la cima de la pirámide y los que están abajo”.

También, vincula la desigualdad con la política y afirma que en todo sistema político, incluso en una democracia, «los ricos tienden a tener más poder».

«El peligro es que este poder se utilice para promover políticas que consoliden aún más el poder económico de los ricos. Cuanto mayor es la desigualdad, más probable es que nos alejemos de la democracia y nos acerquemos a la plutocracia”, explica.

Lo que viene

Tras el impacto inicial en la economía de la eliminación de los controles, la mayoría de las consultoras y entidades financieras espera que el crecimiento se desacelere si no hay reformas estructurales que permitan al país contar con un gobierno reconocido en el exterior, acceso al financiamiento internacional e inversiones masivas.

Luis Pedro España señala que, a su vez, el crecimiento perderá efectividad para reducir la pobreza. “La reducción de la pobreza va a ser mucho menos de la alcanzada este año al toparse con el gran obstáculo que supone que gran parte de la población, me atrevería a decir más de 40%, no tiene capacidades productivas”.

“La pobreza tiende a crecer mucho cuando hay recesión económica, y cuando el crecimiento económico aumenta, tiende a ser muy inelástica a la baja”, dice Luis Pedro España.

Para lograr que una mayor franja de la población pueda insertarse de mejor manera en la economía y aprovechar el crecimiento se necesita un Estado que diseñe políticas efectivas, pero la Venezuela que pasó de producir 3 millones de barriles diarios de petróleo a solo 700 mil el petroestado, al igual que el resto de la sociedad, se empobreció.

Entre 2005-2013 los ingresos del gobierno central fluctuaron entre 19,3% y 29,7% del PIB y actualmente, de acuerdo con Ecoanalítica, equivalen a 9% del PIB, algo que se traduce en el deterioro de la calidad en los servicios de salud y educación públicas que son vitales para reducir la desigualdad.

Las transferencias gubernamentales, afirma la OCDE, son esenciales para garantizar que las familias con bajos ingresos no se queden demasiado atrás

Durante los últimos cien años, la economía venezolana giró en torno a la distribución que hacía el Estado de la riqueza petrolera. Hoy la renta es mínima y sin cambios profundos se solidificará una sociedad de extremos: muy pocos arriba y muchos descolgados por debajo.

Ayala Corao: Es importante demostrar unidad nacional en el juicio sobre el Esequibo
Héctor Faúndez destaca la necesidad de cambiar de estrategia y de abogados
Los expertos consultados consideran que hay argumentos para demostrar la nulidad del Laudo Arbitral de 1899

Por: @reyestheis

 

La fase previa del juicio para evaluar la validez del Laudo Arbitral de 1899 que fijó los límites entre Venezuela y Guyana sigue su curso en la Corte Internacional de Justicia (CIJ) y para el experto venezolano Carlos Ayala Corao, es necesario dar demostraciones de unidad nacional en ese escenario.

Durante dos semanas, la sede de la Corte en La Haya, Países Bajos, fue escenario de la presentación de los argumentos de Venezuela y la respuesta de Guyana sobre una objeción preliminar de inadmisibilidad de la demanda presentada por la parte venezolana y que encabezó la vicepresidenta de la República, Delcy Rodríguez.

Según Ayala, exfacilitador en el proceso de los Buenos Oficios en representación de Venezuela sobre el tema Esequibo, la presencia de altas autoridades no necesariamente es buena, sino se cumplen dos condiciones: “Que sean expresión de una unidad nacional comprobada, y no aparente” y que se expresen “argumentos sólidos”.

Guyana acreditó como parte de su representación ante la CIJ a Ronald Austin, asesor del Líder de la Oposición en Asuntos Fronterizos, mientras del lado venezolano no hubo representación de los sectores políticos que adversan al gobierno, a pesar que las partes firmaron en septiembre de 2021 un “Acuerdo para la Ratificación y Defensa de la Soberanía de Venezuela sobre la Guayana Esequiba”, en el marco de las negociaciones en México.

Pero frente a la Corte, ese supuesto espíritu unitario no ha tenido una expresión concreta.

Ayala Corao y el abogado Héctor Faúndez, ambos individuos de número de la Academia de Ciencias Políticas y Sociales, coinciden en que Venezuela cuenta con elementos suficientes para comprobar la nulidad del Laudo Arbitral, que despojó al país de los más de 159 mil kilómetros cuadrados del territorio Esequibo.

“Venezuela tiene muy buenos argumentos sobre la nulidad del Laudo”, sostiene Ayala Corao. Entre ellos señaló que la sentencia dictada a finales del siglo XIX carece de motivación.

Aquella decisión estuvo en manos de un tribunal compuesto por dos representantes de Gran Bretaña, dos de Estados Unidos que representaban a Venezuela y uno de Rusia, cuyo voto era decisivo.

Ayala explica que para llegar a la sentencia se llevó a cabo un abordaje con argumentos y uso de mapas, pero por disposición del árbitro ruso, Federico de Martens, este arbitraje no tuvo motivación de los hechos ni de derecho.

“Soltó una hojita y dijo ‘esta es la decisión’”, aunque “objetivamente, la tendencia aceptada por el derecho internacional es que los laudos deben ser motivados”, explicó.

El abogado Héctor Faúndez, coincide en las posibilidades de éxito: “Las raíces de la nulidad es por lo menos un decena, sostenerlo para Venezuela es fácil, pero no con ese equipo de abogados”, sostiene.

Asevera que hay que cambiar de estrategia y cambiar de abogados. «Con esos, no vamos a ganar”, sostiene. 

Los argumentos para inadmisibilidad

Tras varios años deshojando la margarita entre participar o no en el juicio ante la CIJ, la representación venezolana hizo su primer movimiento concreto: presentó una objeción preliminar de inadmisibilidad de la demanda. Venezuela expuso su argumento al sostener que debido a que el Laudo Arbitral fue producto de un fraude propiciado por el Reino Unido (Guyana era una colonia de esa nación), la representación británica debía formar parte del proceso.

El abogado Christian Tams, uno de los representantes de Venezuela, alegó que el Reino Unido es una parte indispensable. “No es un tercero realmente, es el otro Estado. El único otro Estado”, señaló y agregó “que este caso no puede seguir adelante sin la presencia del Reino Unido”.

La posición del abogado fue previamente esgrimida en esa instancia por Delcy Rodríguez y por el embajador ante la ONU, Samuel Moncada.

Del lado de Guyana ripostaron. Carl Greendige, excanciller guyanés y hombre familiarizado desde hace décadas con la reclamación venezolana sobre el Esequibo, destacó lo que consideró «inconsistencias» entre el discurso oficial venezolano contra el colonialismo y la pretensión de hacer al Reino Unido parte del proceso.

Apuntó además que el Acuerdo de Ginebra, firmado en 1966, no permitió ningún avance, por lo que respaldó la decisión del secretario general de la ONU de llevar el caso ante la CIJ.

Ayala Corao sostiene que Venezuela ha debido trabajar muy duro en la década pasada, como no lo hizo, para evitar que el caso llegara a la Corte Internacional de Justicia.

“Como lo dijo la Academia en un comunicado, han debido llevarse a cabo las acciones diplomáticas, políticas y jurídicas correspondientes, porque este juicio, irónicamente un siglo después del Laudo, toma al país en un momento de debilidad, no solo interna, sino internacional”, consideró.

¿La CIJ rechazará la excepción preliminar¿

Por su parte, Faúndez es crítico sobre el recurso de inadmisibilidad que intentó Venezuela. “Supongamos que la tesis venezolana triunfara en este momento y que le diga a Inglaterra ‘vaya y siéntese ahí¡. ¿En qué forma beneficia eso a Inglaterra? Y ¿qué gana Venezuela en litigar con el formidable equipo de abogados de Guyana y además contra otro formidable equipo como el de Inglaterra, que fueron quienes inventaron la rueda en materia de derecho internacional?”

Considera que en uno o dos meses,  la CIJ va rechazar la excepción preliminar que planteó Venezuela.

«¿Esto es fatal para Venezuela? No, porque lo que interesa no es eso. El problema es que no se debía plantear nunca. El tema es que nos deja muy mal ante la Corte, demuestra que no tenemos confianza en los argumentos y que tenemos un grupo jurídico pésimo para defender los argumentos de Venezuela”, asevera.

Opinó que si la representación de Venezuela lo que pretendía era ganar tiempo para preparar la defensa sobre el fondo de asunto, que es la validez o nulidad del Laudo Arbitral, debió preparar un documento bien hilvanado, pues la demanda se presentó hace más de 4 años y medio.

A su juicio, si se presentan los hechos y se determina el derecho aplicable, y además, el país presenta argumentos en función de esos hechos y ese derecho «de manera coherente y bien hilvanada», sería «extremadamente difícil» que la Corte diga que ese Laudo es válido. 

Asimismo, recalca que Venezuela debe prepararse en caso que la CIJ decida la nulidad del Laudo, porque se entraría en otra fase.

“Sería terrible que venga un equipo de abogados que ponga como punto central la nulidad del Laudo, que logremos que la Corte diga que el Laudo es nulo, pero como no nos hemos preparado en el otro tema, que es la cuestión de los títulos territoriales, la Corte diga, ‘el Laudo es nulo, pero el territorio es de Guyana’”.

La validez del Laudo: el fondo del asunto

Por su parte, Ayala Corao sostiene que “después de la sentencia de 2020 sobre la afirmación de la competencia de la Corte», Venezuela debió haber estado preparando no solo su contestación, «sino la posibilidad de contrademandar»,  para no tener que depender «exclusivamente», de la demanda del equipo de Guyana.

El paso siguiente en la disputa judicial es que la Corte decida sobre la medida de inadmisibilidad presentada por Venezuela.

Ayala considera que en esta instancia, la CIJ va a tener que entrar en un elemento de fondo relacionado con la sucesión de los derechos de estado, es decir, si Guyana heredó de Gran Bretaña tales derechos.

Una vez resuelta la excepción preliminar, hay que entrar en el fondo del asunto, la evaluación de la validez del Laudo, un proceso que es largo y que podría durar más de un año. Guyana solicitó que Venezuela presente su contra memoria en un plazo no mayor de 9 meses.

3x3 | Sociedad venezolana no está lista para vivir sin el Miss Venezuela
Estefanía Mendoza explicó que sí hay avances en el Miss Venezuela. Sin embargo, la visión del valor de las mujeres venezolanas sigue siendo en gran medida problemática
Daniela Malavé reiteró que las reinas de belleza son agentes de cambio que aportan cosas positivas y que se convierten en referencias internacionales del país
Jesús Cordero indicó que el certamen representa una fuente no solo de belleza y entretenimiento sino de trabajo, para las misses, para la organización y todos los que la integran

El certamen del Miss Venezuela celebró su septuagésima edición el 16 de noviembre de 2022 en el poliedro de Caracas. La noche más linda del año no solo estuvo llena de momentos que apelaban a la memoria nostálgica, también hubo denuncias de fraude en la elección de la miss que portaría la corona después de Amanda Dudamel y muchos asientos vacíos. 

A pesar de ello, tres expertos coinciden en que el país no está listo para dejar atrás el certamen que forma parte importante de la cultura venezolana, pero sí debe incluir nuevas pautas que permitan que el concurso se mantenga vigente en el tiempo.

70 años después de su inicio, el Miss Venezuela continúa siendo una plataforma que brinda oportunidades profesionales no solo a las candidatas del concurso, también a todo el equipo que está tras bambalinas. 

Estefanía Mendoza, coordinadora general de Mulier -una organización dedicada a la promoción y defensa de los derechos de las mujeres y niñas venezolanas-, aseguró que el Miss Venezuela  es un elemento cultural muy importante en el país. Además, indicó que para su edición 70, el certamen tuvo intenciones de modernizarse con pequeños cambios, por ejemplo, el acompañamiento de organizaciones feministas que defienden los derechos humanos de la mujer durante el proceso de formación de las candidatas. 

Tras muchos años llevando al país la noche más linda, Jesús Cordero, productor de espectáculos, señaló que, para futuras ediciones el Miss Venezuela, debe apostar por tener representantes integrales, que cuenten con una preparación completa y que realicen una gran labor social. 

Para Daniela Malavé, licenciada en Comunicación Social y Miss Delta Amacuro 2022, una apuesta que debe realizarse a futuro es redireccionar su manera de mostrar a la mujer venezolana.

“Todas las candidatas tienen una historia que contar, un objetivo y un mensaje que va más allá de un sueño”, dijo.

Estos tres entrevistados nos explicaron sus impresiones sobre lo que debe hacer el Miss Venezuela para ser perdurable y adaptarse a los nuevos tiempos. 

En su opinión, ¿qué considera que el certamen de Miss Venezuela debería incluir en su programación para mantenerse vigente en el tiempo? 

Estefanía Mendoza: Primero, hay que reconocer que el concurso es un elemento cultural muy importante en Venezuela. Pero el mundo moderno ha ido comprendiendo cada vez más que los concursos de belleza refuerzan una narrativa de estereotipos de género, de la cosificación de las mujeres y, por lo tanto, han ido perdiendo espacios en sociedades que se sensibilizan más sobre los derechos humanos de la mujer y la igualdad de género. 

Ahora, es innegable el peso simbólico y cultural que tiene el concurso del Miss Venezuela para las venezolanas. Hay que reconocer que se hizo un cambio de directiva y ahora está dirigido por mujeres, que tuvieron la experiencia de ser misses y seguramente tendrán cosas buenas, pero también malas que contar sobre ser cosificadas, sobre esos sistemas que imponen limitaciones o mandatos sobre los cuerpos, sobre cómo debemos lucir. Hay que reconciliar esa idea moderna de esto como algo que no reitere estereotipos y nos acerque a una nueva mirada. 

No es la idea pensar que vamos a volver a los concursos de belleza concursos feministas, porque eso sería falso. Sí siento que hay que asumir algunas medidas que permitan que se envíen mensajes más positivos a las mujeres y a las jóvenes y que se trate de comprender el peso cultural y la responsabilidad que se tiene sobre la narrativa que le damos a las mujeres y niñas venezolanas sobre sus cuerpos, lo que es valioso, lo que es importante y sobre cómo la belleza se ha convertido en nuestro país en una especie de moneda que está por encima de muchas cosas solo en el caso de las mujeres. 

Entonces, lo que debe hacerse es dar esa mirada. Siento que el Miss Venezuela tiene intenciones de modernizarse. Sé que compañeras y organizaciones defensoras de los derechos humanos de la mujer y feministas acompañaron el proceso de formación de las candidatas de este año. Dieron clases y talleres sobre temas importantes para darle una dimensión más comprometida hacia la intelectualidad y la formación de estas mujeres que tendrán influencia en la opinión pública y en sus espacios de incidencia. 

Hay que reconocer que sí hay avances pero que, de raíz, por lo menos desde la perspectiva del movimiento feminista -que entendemos la influencia de estos mensajes y cómo ha repercutido en la visión sobre nuestros cuerpos y nuestra visión del valor de las mujeres venezolanas- el concurso sigue siendo, en gran medida, problemático.

Cuando ves los comentarios en las redes sociales sobre las misses o el certamen se desata mucha toxicidad. Esto no está solo dirigido a las misses, es un mensaje contra el cuerpo de las mujeres y el valor que ellas tienen. Creo y veo difícil que esa cultura pare y que esa cultura se transforme, pero no es algo que dejará de existir, porque el Miss Venezuela ha estado todos estos años. 

Quizás es importante seguir exigiendo esta modernización para que, en los próximos años, cosas como abandonar el tema de las medidas en la pasarela de traje baños continúen siendo indicios de que se están haciendo esfuerzos para hacer el certamen más vigente.

Hay que hacer más proposiciones y acompañamiento sobre cómo transformar estos espacios, porque se convierten en una plataforma de oportunidades profesionales para muchas mujeres. Muchas terminan desarrollando carreras en áreas relacionadas y esto les sirve de empuje profesional, pero también hay muchos temas problemáticos que es importante atender.

Daniela Malavé: El Miss Venezuela, bajo mi experiencia, sigue siendo un formato clásico a pesar de que ha realizado ligeros cambios en su estructura. 

A mi parecer, el concurso debe redireccionar su manera de mostrar a la mujer venezolana. 

Todas las candidatas tienen una historia que contar, un objetivo y un mensaje que va más allá de un sueño. De hecho, en muchos casos, como en el mío, no es un sueño que tuve desde niña, pero soy de las personas que piensa que los sueños se construyen en el tiempo y que más allá de una ilusión, debemos convertirlos en metas. 

Ahora bien, para mantener el concurso en vigencia, haría que tenga presencia en plataformas como TikTok, que es un espacio más dinámico y cercano que puede permitir conocer a las candidatas desde una plataforma inmediata y real. 

Cambiaría principalmente el estilo de peinados. En efecto el estilismo de la miss clásica es hermoso, pero a nivel internacional ya no es la tendencia. De hecho, los concursos internacionales son la prueba de que los estilismos son cada vez más suaves y modernos. Permiten ver a una mujer más real y menos transformada por el maquillaje y el cabello, realzando así la belleza natural y la juventud de cada mujer.

También me parece que sería interesante realizar algún conversatorio o acercamiento público con las personas. Crearía una actividad donde exista un contacto personal con los que deseen conocer a las candidatas fuera de una pantalla. 

Haría también retos interactivos de maquillaje, oratoria e incluso, pasarela, donde las candidatas deban actuar en un tiempo determinado y mostraría el día a día de una miss, es decir, las horas que pasamos en clase, las actividades que debemos realizar en el tiempo que tenemos fuera de la quinta o el canal y todos los sacrificios, por llamarlo de alguna forma, que debemos emprender para poder cumplir con nuestras labores como reinas de belleza. 

Jesús Cordero: El Miss Venezuela es importantísimo. La edición 70 buscó retomar la magia de la época dorada de Venezuela. Se hizo ese esfuerzo de retomar esa grandeza. No considero que faltó magia. Pero siento que ha evolucionado. Antes eran musicales encartonados, ahora queremos simplicidad y llegar al grano. En este caso, fue una presentación de candidatas muy apegadas a parámetros de concursos internacionales. 

El grupo Cisneros debería trabajar en mantener esta fórmula en un gran espectáculo como este. Más allá de hacer una gran inversión monetaria, hay que enfocarse en conseguir un gran equipo que sea creativo. Trataría de no volver al estudio el año que viene. 

El Miss Venezuela forma parte de la cultura venezolana, es una época del año que siempre esperamos, algo que paraliza al país. La población venezolana siempre está atenta a conocer a su nueva Miss Venezuela. 

Hay que restaurar la credibilidad para conseguir potenciales clientes. Para invertir en el concurso, deben creer en este producto, creer que es un certamen que representa una fuente no solo de belleza y entretenimiento sino de trabajo, no solo para las misses sino también para la organización y todos los que la integran. 

Este año había mucha expectativa en torno al escenario, porque ha sido uno de los principales. Llegar al poliedro era una plataforma enorme. Fue referencia por muchos años para concursos internacionales. El Miss Venezuela es como el himno nacional, debe estar presente, debe evolucionar, pero manteniendo esa energía bonita. 

¿Qué aspectos considera que el concurso podría mejorar para fomentar los derechos humanos de la mujer? ¿Por qué?

Estefanía Mendoza: Desde nuestra perspectiva como una organización feminista de los derechos de la mujer y las niñas, que trabaja sobre todo con la prevención de la trata de mujeres y niñas venezolanas, es imperativo que esta gran plataforma que es el Miss Venezuela hable, se deslinde y tome medidas necesarias para desvincularse del tema de la explotación sexual. En esos espacios donde hay mujeres jóvenes con sueños, necesidades y expectativas pueden estar siendo sometidas a dinámicas relacionadas con explotación sexual de algún tipo.

Para nosotras, ese tema es muy importante. Creemos que así como las empresas que son denunciadas por tener explotación laboral en sus espacios se comprometen con medidas para asegurar que no hay formas de esclavitud moderna, explotación y trata en sus cadenas de distribución y producción, al Miss Venezuela le toca hacer lo mismo. 

El tema que pudiera ser bandera para los próximos certámenes es decir que han erradicado cualquier forma de propiciar, facilitar y acompañar la explotación sexual de estas mujeres jóvenes. Incluso, incentivar en las dinámicas internas del concurso, que las mujeres que tienen menos posibilidades no se vean orilladas a dinámicas de explotación sexual para poder persistir o permanecer en el concurso, tener mejores posibilidades económicas para temas de cirugías, vestidos, viajes, etc. 

Esto es un elemento clave. Comprometerse con medidas efectivas de sensibilización, de responsabilidad de señalamiento de denuncias a que este espacio del Miss Venezuela sea libre de explotación sexual de cualquier tipo. 

Daniela Malavé: El concurso muestra el poder que tiene la mujer ante la sociedad más allá de su belleza física. Para fomentar los derechos de la mujer, internamente pienso que incluir en el programa clases sobre inteligencia emocional e identidad personal sería una oportunidad poderosa para empoderar a sus candidatas aún más y que puedan ser así portavoces de los derechos de la mujer. 

A nivel externo siento que ya existen espacios de desarrollo sobre el tema, e incluso labores sociales que son bastante buenas e interesantes. 

Jesús Cordero: Desde el inicio, los derechos humanos están presentes, ya que cada candidata escoge participar, ninguna es obligada. Es una plataforma para presentar belleza y talentos al mundo. 

Se ha visto manchado por temas de prostitución, ha sido lo más fuerte, patrocinantes aplican esto para tener acceso a las misses.

Cada candidata piensa que esta plataforma les permite conocer sus talentos, los evidencian más, es un proceso de crecimiento en cuanto a oratoria. Siempre están bajo la libertad decisión de cada una. Hay libertad moral. Es cierto que hay que tener más claro cuál es la misión real del comité, hacia dónde apuesta los resultados que obtiene la organización a través de la candidata para mostrar a escala internacional. 

La parte social es de las que más refleja los derechos humanos. A la parte social le hace falta fuerza en nivel de proyección, se debería dar a conocer más la labor social que realizan las misses. Mostrar todo lo que pasa después de esa noche tan linda, y enseñar qué aportan esas candidatas al país y al mundo. 

Todo eso afecta temas de resultados. No podemos dejar aún lado la belleza, pero sí se puede dirigir la fuerza hacia esos parámetros de tema social. 

¿Consideras que es relevante seguir haciendo certámenes de belleza en estos tiempos? ¿Por qué?

Estefanía Mendoza: Como organización feminista para nosotras hay muchísimas otras posibilidades de plataformas profesionales o de amplificación de los talentos y los liderazgos que quizás pueden ser más relevantes en estos tiempos y que pueden ser un ejemplo más integral y positivo para los jóvenes.

Pero creemos que sería negar la influencia que tiene el Miss Venezuela en nuestra cultura, el creer que Venezuela ya superó esa etapa. 

La reacción de este evento, algunas medidas tomadas, e incluso, relacionarlo con un concierto para darle una forma más sustentable. Todo eso son medidas que demuestran que sí hay un intento por lograr alguna transformación en alguna medida y que tuvo reacciones muy fuertes de la opinión pública pero también tuvo mucho interés por parte de la misma. Así que no sé si Venezuela ya está en una etapa que considera a los concursos de belleza irrelevantes. 

Lo que sí creo es que podemos alimentar estos espacios y referentes culturales con un mayor contenido de derechos humanos, de promoción de aspectos integrales de la personalidad y talentos de las mujeres y dejar de seguir promoviendo una narrativa sobre la belleza física como moneda que premiamos por un lado en el Miss Venezuela y señalamos despectivamente después en la semana siguiente. Es un círculo vicioso donde lo promovemos y lo castigamos al mismo tiempo. 

Creo que desde las organizaciones que trabajamos en el movimiento feminista y con los derechos humanos de las mujeres, hay muchas otras formas y necesidades en cuanto a visibilizar la situación de las mujeres y quizás el Miss Venezuela puede ser el mismo efecto de burbuja que se ha generado en otros temas en Venezuela: Creer que las mujeres venezolanas están bien y solo son hermosas y desfilan cuando realmente tenemos una situación generalizada de nuestros derechos, en especial, en temas culturales, que impide nuestro avance en lo político, lo social y lo reproductivo, y en la posibilidad de poder vivir libres de estereotipos de géneros. 

Las dinámicas relacionadas a situaciones de explotación sexual, de redes que ya constituyen actividades relacionadas a la trata de personas, son profundamente preocupantes y no podemos seguir respaldando espacios que no sean categóricos con ser espacios que sean libres de violencia para las mujeres y, en especial, cuando son espacios tan relevantes simbólicamente para nuestro país. No sé si nuestra sociedad está lista para vivir sin el Miss Venezuela, pero espero que nuestra sociedad esté lista para seguir trabajando y promoviendo la garantía plena de los derechos de las mujeres, en especial, nuestro derecho a vivir libre de violencia y no aceptemos violencias de los referentes culturales o de personalidades relacionadas a estos espacios que se convierten vacas sagradas en nuestra sociedad.

Daniela Malavé: Sí, los certámenes de belleza, en efecto, tratan en 50% de un aspecto físico llamativo y hermoso, pero también tratan en otro 50% de encontrar a una mujer que sea inspiración y que tome acciones en temas sociales de importancia y de actualidad. Las reinas de belleza también son agentes de cambio, son personalidades que aportan cosas positivas y que se convierten en referencias internacionales de nuestro país siendo además portavoces de las cosas buenas que surgen en Venezuela, de las oportunidades de mejora y siempre significan una ilusión y una luz para nuestra nación. 

La belleza sin un propósito es vacía. La mujer venezolana además de bella es aguerrida y tiene muchas cosas que expresar. Una reina de belleza debe ser un medio para expresar temas de actualidad que la sociedad desea escuchar.

Jesús Cordero: Sí tiene sentido seguir haciéndolo porque forma parte de la cultura. Hay desinterés de gran parte del país, antes se paralizaba el país cuando venía el Miss Venezuela, ahora la gente no sabe ni cuándo es. Es un porcentaje mínimo. El mayor porcentaje sí está pendiente. 

Es importante, además, porque le permite a las candidatas proyectarse en distintas áreas y esas jóvenes que saben o se sienten bellas y que sienten que utilizando ese trampolín pueden lograr ser grandes mujeres con sello venezolano. 

Amanda Dudamel, es un ejemplo de ello. Es bella desde todo ámbito, cuenta con preparación íntegra, hace una gran labor. Hay que apostar a eso, a tener representantes integrales en todos los aspectos, es necesario hacerlo. 

El Miss Venezuela es un regalo que nos damos todos los años los venezolanos, este entrenamiento es importante para el país. Siempre ha estado presente, incluso en los momentos de crisis. 

Crisis económica en el ámbito mundial afecta envío de remesas
De acuerdo con el economista Luis Oliveros la recesión en el planeta hace que algunas personas no dispongan de dinero para enviar a sus afectos en Venezuela
Sostuvo también que el descenso de la pobreza en Venezuela, reflejado en la más reciente encuesta Encovi, hace que algunos demanden menos ayuda del extranjero 
Para Ecoanalítica, las remesas han experimentado un alza en los últimos dos años y para 2023 seguirán subiendo  

 

@franzambranor

 

 

Javier le enviaba 100 dólares mensuales a su mamá en la ciudad venezolana de Coro en el estado Falcón. Con ese dinero hace un par de años a su madre le alcanzaba para proveerse de medicinas y comprar comida. Hoy su margen de acción con este dinero es poco debido, al alza de los costos en divisas en Venezuela.

El hermano de Javier consiguió un trabajo remunerado en dólares y en vista de ello Javier optó por enviarle dinero a su madre con intermitencia, además este cuenta que en Estados Unidos, donde vive desde 2019, la inflación le ha tocado el bolsillo. “Aquí la cosa está dura, se gana plata, pero también se gasta y todo esta caro en comparación con años anteriores…yo ahora le envío dinero a mi mama cuando puedo y gracias a Dios a mi hermano le pagan en dólares y eso es un respiro para nosotros”.

De acuerdo a la Encuesta Nacional de Condiciones de Vida (Encovi), presentada el pasado 10 de noviembre, el envío de remesas a Venezuela ha disminuido en comparación con 2021. 

Según el estudio, las remesas se redujeron de 59% a 49% y 57% de estas se hacen una o dos meses al mes, lo que significa que la frecuencia también descendió. 

“Hay un incremento en la proporción de migrantes que dejaron de enviar ayudas, tanto en dinero como en especies y se reporta una disminución de la frecuencia con la que se envían las ayudas”, dijo en la presentación del informe Anitza Freitez, investigadora y coordinadora del proyecto Encovi.

Freitez explicó en medio de la ponencia que el envío de remesas también ha experimentado un descenso debido a que el grupo familiar en Venezuela se ha desinflado en vista de la migración forzada.

“Las ayudas vía remesa pueden ir dejando de ser una fuente complementaria de ingresos familiares en la medida que el tiempo vaya avanzando, porque ya no van quedando miembros de la familia a quienes enviar ayuda, o se reduce la cantidad de miembros, por lo que la ayuda se recorta”, agregó Freites. 

El economista Luis Oliveros sostuvo que el envío de remesas se está viendo afectado por la recesión económica mundial producto de procesos inflacionarios y la invasión de Rusia a Ucrania.

“Muchos venezolanos que están afuera no la están pasando bien, por lo tanto el dinero que tienen disponible para enviar remesas ahora es menor”, dijo Oliveros.

El economista también se refirió a otro dato aportado por la misma encuesta Encovi: la caída de la pobreza por primera vez en siete años de 65,2% a 50,5%.

“Esa caída en la pobreza hace que lo que necesite la gente sea menor, es decir, que ahora puede que quien necesitaba que le enviasen 100 o 150 dólares mensuales le diga a su familiar en el exterior que le mande menos o nada”, añadió. 

Según un informe de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) en 2021, las remesas en Venezuela se estimaron en 3.500 millones de dólares, lo que representa un 5% del Producto Interno Bruto.

Desde 2016, el envío de remesas ha tenido un rol creciente como fuente de ingreso de una porción importante de los venezolanos.

De acuerdo con cifras de la Organización de Naciones Unidas (ONU) hay 7,1 millones de migrantes venezolanos en el mundo y según el Centro de Estudios Monetarios Latinoamericanos (Cemla), el 85% de los migrantes envían remesas mensuales a sus familias. Los principales países desde donde proviene el dinero son Colombia y Estados Unidos.

 

LEA también:  “La ruina para los venezolanos”: Dólar paralelo se cotizó en Bs. 12 este #24Nov

 

Cifras que contrastan en las remesas

Por su parte, el también economista y director de la firma Ecoanalítica, Asdrubal Oliveros, a diferencia de los datos que tiene la Encovi, considera que los envíos de remesas a Venezuela se han incrementado.

“Más bien, estamos viendo un aumento; el año pasado estimamos 2 .700 millones de dólares en remesas y este año estamos estimando alrededor de 3.500 millones. Y, para el año que viene, esa cifra podría rondar los 4.000  millones de dólares”, dijo Oliveros.

De acuerdo con Oliveros estas cifras obedecen a que este año se están viendo mejores opciones laborales que en el pasado.

“El proceso de recuperación ante el coronavirus ha hecho que muchos trabajadores en el mundo entero vuelvan a insertarse en el mercado laboral”, apuntó.

Cáncer de próstata: vencer la resistencia a la evaluación urológica es vital para prevenirlo
En el mes de noviembre, que se considera internacionalmente como el mes de la salud masculina, el mensaje del control y la prevención cobra relevancia, porque el cáncer de próstata es el más frecuente en hombres venezolanos y el que más muertes causa
Los tabúes acerca de estudios como el tacto rectal pueden retrasar la visita al urólogo . Con ello, se pierde la posibilidad de diagnosticar de forma temprana un cáncer de próstata
“El miedo a hacerse el tacto rectal es un tabú, los pacientes piensen que van a perder la hombría si se hacen el estudio, pero no es así y deben hacerse este examen si lo indica el médico», explicó una experta en Urología
La Sociedad Anticancerosa de Venezuela recomienda comenzar la pesquisa de cáncer de próstata a partir de la cuarta década de la vida, porque el diagnóstico temprano permite iniciar el tratamiento oportuno “con probabilidad de que sea 100% curativo”
En algunos casos, el valor del antígeno prostático no se puede considerar como definitivo para diagnosticar o descartar un cáncer de próstata. Por eso, se debe recurrir a exámenes  como el tacto rectal y biopsias
En Venezuela existen métodos de última generación y mínimamente invasivos, como la plataforma Focalyx y la cirugía robótica con el Robot da Vinci, para diagnosticar y tratar el cáncer de próstata

 

Por: @MrsYaky

 

En los hombres, los tabúes culturales pueden retrasar la visita al urólogo para diagnosticar a tiempo el cáncer más frecuente y el que causa más muertes en Venezuela en este sector de la población: el cáncer de próstata.

Es el caso de Álvaro Corrales. A sus 48 años, este caraqueño admite que nunca se ha hecho un antígeno prostático y que no ve como una prioridad la visita anual al urólogo. Después de varias preguntas y de esgrimir que la crisis económica hace que destine sus recursos a asuntos “verdaderamente necesarios”, se sincera y comenta: “El solo hecho de pensar en un tacto rectal me hace sentir incómodo”.

El cáncer es una enfermedad curable si se diagnóstica a tiempo y si se inicia un tratamiento oportuno. Durante años, la Sociedad Anticancerosa de Venezuela ha repetido esta frase para promover la visita anual al médico tanto en mujeres como en hombres. En el mes de noviembre, que se considera internacionalmente como el mes de la salud masculina, el mensaje del control y la prevención cobra relevancia.

En Venezuela, el más reciente Estudio de los Pronósticos de la Mortalidad e Incidencia del Cáncer 2021, encontró que, al año, mueren 3.792 pacientes por cáncer de próstata en Venezuela y que se diagnostican más de 8.000 casos anuales.

“Eso significa que cada día están muriendo 10 pacientes con ese tipo cáncer y que cada día estamos diagnosticando 23 casos nuevos”, comentó a Runrun.es el doctor Juan Saavedra, gerente general de la Sociedad Anticancerosa de Venezuela.

 

Desde 2003, inició en Australia el movimiento «Movember» para concientizar a los hombres en el mes 11 del año sobre los riesgos del cáncer de próstata, testículo, la prevención del suicidio y el cuidado de la salud mental. Los mensajes enfocados en la prevención de la salud masculina cobran relevancia en este mes.

Por ello, la intención de divulgar las cifras  del cáncer de próstata en Venezuela no es crear alarma, sino motivar al hombre a acudir a la consulta urológica.

Saavedra dijo que, por temas culturales, el hombre venezolano mantiene reticencia a someterse a una exploración urológica, específicamente al estudio del tacto rectal.

Johanna Arias, especialista en Urología de la Clínica de Prevención del Cáncer, recordó que “el cáncer no duele”. “Y cuando produce dolor, es porque está invadiendo otros órganos, porque está avanzando. De allí la importancia de hacer los exámenes diagnósticos al menos, anualmente”, recomendó la médico en una cápsula audiovisual de salud masculina, publicada por la SAV en su cuenta en Instagram.

“El miedo a hacerse el tacto rectal es un tabú, los hombres piensen que van a perder la hombría si se hacen el estudio, pero no es así y deben hacerse este examen si lo indica el médico. Porque el cáncer de próstata no eleva el antígeno prostático en las primeras fases. Si se detecta a tiempo, el cáncer de próstata puede recibir tratamiento farmacológico y se puede ordenar la cirugía, si se requiere”, abundó.

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Sociedad Anticancerosa de Vzla (@sociedadanticancerosavzla)

 

La mortalidad ocurre en edades más avanzadas

Si bien el cáncer de próstata tiene alta frecuencia y elevada mortalidad en Venezuela, las muertes no ocurren generalmente en grupos muy jóvenes, como sucede en otros tipos de cáncer.

“Aunque puede iniciar cerca de los 55 años, la mortalidad es más alta después de los 65 años en adelante, o a partir de los 70. A diferencia de otros tipos de cáncer en la mujer, como el de mama y cuello uterino, que aparecen en mujeres más jóvenes y las muertes también pueden ser en edades muy tempranas”, explicó Saavedra.

La Sociedad Anticancerosa de Venezuela recomienda comenzar la pesquisa de cáncer de próstata a partir de la cuarta década de la vida, porque el diagnóstico temprano permite iniciar el tratamiento oportuno “con probabilidad de que sea 100% curativo”, destaca Saavedra.

Y esto es porque en el cáncer de próstata los factores de riesgo más importantes no son controlables, como la raza (aparece más en afroamericana y en el hombre caribeño) y la edad.

“Un hombre puede controlar el sobrepeso, la obesidad, vigilar su alimentación y hacer actividad física. Pero, para infortunio, los factores de riesgo más importantes para este tipo cáncer son los no controlables. Por ello, se debe comenzar con el antígeno prostático y el tacto rectal, con ambos estudios, uno solo no es suficiente”, explicó Saavedra.

Ocurre que el antígeno prostático, una prueba sanguínea que mide la cantidad de una proteína producida por el tejido canceroso y no canceroso en la próstata, puede aumentar por otras razones no cancerosas, como el aumento benigno del tamaño de la próstata, infecciones urinarias y otras condiciones, como la prostatitis.

“Si combino esa prueba con el tacto rectal, aumenta la capacidad diagnóstica. Es importante combinar antígeno, tacto rectal, y eventualmente, se piden otros exámenes de complemento, como una biopsia. Si en el examen físico se constata la presencia de una próstata dura y leñosa, más el antígeno alto, podemos estar ante un probable cáncer de próstata y se debe hacer la biopsia”, apuntó.

2 de cada 10 tumores se esconden bajo antígenos normales

Algunos hombres toman la decisión unilateral de “controlar” su riesgo de cáncer de próstata monitoreando el valor del antígeno prostático. Y si este indicador se encuentra en valores normales, asumen que no es necesario acudir al especialista porque no hay riesgo de cáncer de próstata.

Pero, como se dijo antes, este valor no es definitivo para diagnosticar o descartar la enfermedad.

“Aunque el antígeno prostático es la prueba madre para el diagnóstico del cáncer de próstata, es importante saber que hasta 20% de los tumores localizados en próstata tienen
antígenos normales, por lo cual es importante acudir a un especialista en urología, quien realiza una evaluación completa del aparato genito-urinario y quien también está facultado para descartar cáncer de riñón y cáncer de vejiga”, explicó el especialista en Urología Oncológica y Cirugía Robótica, Gastone Valongo, en una nota de prensa.

 

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Dr. Gastone Valongo (@drvalongo)

El doctor Valongo recomienda que la visita al urólogo inicie a los 40 años y con una frecuencia anual, aun cuando no se presente ningún síntoma. Y, con más razón, si se tiene antecedentes familiares directos –padres o hermanos- con cáncer de próstata, ya que la probabilidad en estos pacientes es 2,5 veces mayor que en el resto de la población.

Vida saludable, control e ignorar los mitos

Además de la visita anual al urólogo a partir de los 40 años de edad, es importante que el hombre se alimente de manera saludable y balanceada a diario, incluyendo frutas, verduras, granos integrales, vitaminas y minerales.

También, debe mantener un peso saludable y hacer algún tipo de actividad deportiva o física, recomendó César Miranda, experto en educación y prevención del cáncer

Miranda, quien presidió durante más de ocho años la gerencia de educación y prevención de la SAV, recordó que el tabaquismo, el consumo de alcohol de manera habitual, sedentarismo y dietas con alto contenido de grasas pueden incidir en el aumento del riesgo de padecer este u otros tipos de cáncer.

Agregó que la visita al urólogo siempre será el camino más adecuado para que el hombre aprenda sobre sus cambios en la próstata y reciba orientación sobre las pruebas o chequeos a realizar.

“Este profesional y su equipo se convertirán en su mejor orientador, calificado y experto, para contestar sus preguntas, atender sus preocupaciones, encontrar el mejor tratamiento, de ser el caso y, cuidar de la salud de su próstata”, acotó.

La orientación de los expertos es fundamental para derribar mitos y bulos, que en el caso del cáncer de próstata, no faltan. De hecho, en algunas redes sociales se han popularizado movimientos que asocian la frecuencia o no de las relaciones sexuales y la práctica de técnicas como la masturbación con un mayor o menor riesgo de padecer cáncer de próstata.

El doctor Juan Saavedra, gerente general de la Sociedad Anticancerosa de Venezuela, aclara que estos son solo mitos. “No se ha demostrado científicamente que las frecuentes o infrecuentes relaciones sexuales, sean de la naturaleza que sean –incluida la masturbación- estén relacionadas con mayor o menor riesgo de cáncer de próstata. No hay evidencia de que su aumento o disminución aumenten o disminuyan el riesgo”, sostuvo.

Es importante derribar estos mitos pues, quienes caen en ellos, pueden desviar la atención de lo que es verdaderamente importante: la consulta urológica anual.

Métodos de última generación contra el cáncer de próstata

En Venezuela, actualmente se cuenta con métodos avanzados para diagnosticar y tratar el cáncer de próstata con precisión, que favorecen tanto la recuperación del paciente como la conservación de sus funciones sexuales y urinarias.

Entre esos métodos de última generación y mínimamente invasivos se encuentran Focalyx y la cirugía robótica con el Robot da Vinci.

Médicos del Centro Médico Docente La Trinidad, en actividad con periodistas para explicar bondades del Robot Da Vinci

Focalyx es una plataforma que, además de usarse para el diagnóstico del cáncer de próstata, en casos seleccionados también permite tratar la enfermedad.

“Por ejemplo, cuando hacemos 20 punciones en una biopsia y solamente salen positivas 2 o 3. En esos casos, se puede proceder de forma local y conservar la función urinaria y la función sexual. Se trata de un tratamiento localizado y de mínima invasión, sin entrar a quirófano, para tratar una enfermedad que se detectó muy precozmente”, explicó el especialista en Urología, Gastone Valongo.

El Focalyx combina imágenes extraídas de la resonancia magnética multiparamétrica con las obtenidas en una ecografía, para dirigir la biopsia a puntos exactos donde se encuentra el tumor.  Posteriormente, con láser o criocirugía y sin ir a quirófano, se pueden tratar focalmente las lesiones. 

Si el paciente no califica para este tipo de tratamientos focales, la cirugía robótica es otra opción innovadora disponible que reporta múltiples beneficios.

“El paciente se recupera rápidamente a través de una intervención que es mínimamente invasiva, poco dolorosa y con una reducción significativa de los efectos colaterales o las posibles complicaciones de la cirugía urológica tradicional”, agregó Valongo.

La visión del médico en la cirugía robótica es en tres dimensiones  y el aumento de las estructuras es de diez a doce veces mayor. Además, de la consola de control, el equipo cuenta con una cámara móvil que permite el acceso a las partes más remotas o difíciles de llegar.

«Eso permite respetar mejor las estructuras, manipularlas de forma más segura, puedes preservar mejor los vasos sanguíneos, nervios y los tejidos que quieres preservar. La cirugía, entonces, es menos invasiva, con menos sangramiento, el paciente se recupera más rápidamente y los efectos colaterales son menores», explicó Valongo en una actividad con periodistas el pasado mes de septiembre.

3x3 | Panorama de la libertad de Internet en Venezuela pinta oscuro para 2023
“La mejor herramienta en contra de todas estas medidas es la educación, debemos aprender y entender cómo se aplican estas regulaciones que violan nuestros derechos para denunciarlas, documentarlas y combatirlas”, señaló Mariví Marín, directora de Probox
Para Melanio Escobar, director ejecutivo de RedesAyuda, destacó que el régimen autoritario de Venezuela “controla todos los poderes y todos los espacios y utiliza las leyes de manera discrecional para ellos, de alguna forma, satisfacer sus necesidades represoras, así de simple”

 

La libertad de Internet en Venezuela, que comprende el acceso a los medios de información, redes sociales, entre otros sitios en línea, se ha visto vulnerada de manera significativa. Al respecto, el último informe de la organización Freedom House ubicó a Venezuela como uno de los países que más reduce el acceso a la red, lesionando los derechos de los ciudadanos. En una escala de 1 a 100, donde 1 es menos libre y 100 es más libre, Venezuela obtuvo un puntaje de 30 en cuanto a la Libertad de Internet.

De acuerdo con el informe de la referida organización, en las redes sociales, la censura y autocensura dentro de los medios de comunicación han aumentado debido a las detenciones, así como las restricciones legales y extralegales sobre ciertas formas de expresión en línea.

En Venezuela el gobierno también encarcela por publicar mensajes en redes sociales. Recientemente, dos hombres fueron detenidos por escribir comentarios en Twitter contra Antonio “El Potro” Álvarez, presidente del Instituto Nacional de Hipódromos.

Pero ese no ha sido el único caso. En abril de este 2022, la señora Olga Mata, de 72 años, también fue víctima de una orden de detención por parte del Ministerio Público. Por un juego de palabras y la sincronización de labios con un audio, tanto la señora Olga como su hijo Florencio Gil Mat fueron detenidos por “promoción al odio”.

 

Después de ser detenida, la señora Olga Mata apareció en otro video ofreciendo disculpas a los funcionarios del gobierno oficialista a los que ofendió en el primer video que publicó en TikTok.

 

El panorama en los medios de comunicación digital y las redes sociales no es esperanzador. Ante eso, surge la pregunta de cómo se evalúa la libertad de Internet para el próximo año 2023, sobre todo al ser un año en el que se espera que se celebren elecciones primarias de la oposición, con las cuales se escogerá un candidato para los comicios presidenciales previstos para el 2024. 

Para conocer cuál podría ser el escenario de la libertad de Internet en Venezuela en el año 2023, en Runrun.es consultamos a tres expertos en el área: Raisa Urribarri, profesora e investigadora de la Universidad de Los Andes (ULA); Mariví Marín, politóloga y directora ejecutiva del Observatorio Digital Probox; y Melanio Escobar, comunicador social y director ejecutivo de la organización no gubernamental RedesAyuda.

¿Se espera que para el próximo año 2023 disminuyan aún más las libertades de Internet en Venezuela? ¿Cuáles serían las consecuencias de esto y cómo se puede enfrentar con recursos limitados frente a la censura? Esto tomando en cuenta que será un año donde se espera la realización de primarias opositoras.

Raisa Urribarri

En efecto, es una tendencia fácilmente verificable con la lectura de los informes anteriores de que en los períodos políticamente sensibles, tienden a aumentar las restricciones a los medios que operan sobre Internet y también a las plataformas de comunicación y redes sociales.

Uno no tiene una bolita de cristal como para poder prever cuál es en específico serían las situaciones, pero ya vimos en este informe como los medios digitales están siendo cada vez más bloqueados, ya no es solamente el ISP estatal, sino que los ISP privados también se sumaron a las restricciones.

¿Cómo sortear esas restricciones? Bueno, estamos viviendo en Venezuela, en un contexto de altísima desigualdad. Hay sectores sociales que carecen de conectividad, que son los sectores básicamente más vulnerables, y las personas que viven en zonas rurales en provincias castigadas también por los temas de electricidad, pero también tenemos sectores muy activos y también un poco más favorecidos socioeconómicamente que sí tienen mejor acceso.

 

Una de las estrategias que se me ocurren a partir de esta realidad y de este contexto es que las personas que tengan ese acceso un poco menos limitado puedan servir de puente para informar a las personas que tienen menos acceso, para poder así hacer circular la información con mayor propiedad.

La vía para hacerlo no es una vía digital, porque son personas que carecen de justamente de acceso a Internet. La estrategia sería extender puentes extender puentes, como por ejemplo, lo hacen muy bien en Venezuela iniciativas como el BusTV, que toma la información que circula en los medios digitales que hacen periodismo y la trasvasa o la comunica a sectores populares de Caracas a través del cara a cara.

Mariví Marín

Es algo bastante probable que suceda, los informes de organizaciones en defensa de la libertad de expresión (nacionales e internacionales) han documentado cómo en Venezuela, se ha venido censurando cada vez más el acceso a la información en general, y esto cada vez más se hace presente en el mundo online; que, a raíz de la censura en medios tradicionales, se ha convertido en la principal fuente de información en países con regímenes autoritarios o “poco democráticos”.

En el último año reporte de Freedom House vemos cómo Venezuela se ubica dentro de los países donde el internet es calificado como ‘no libre’, este evalúa elementos como: obstáculos para acceder a la información, limitación en contenidos y violaciones a los derechos de los usuarios.

Tomando en cuenta que todas estas acciones contra la libertad de expresión, especialmente en línea, han venido agravándose; es bastante posible que para el próximo año (pre-electoral como tú mencionas) el Internet, que es un espacio fundamental la organización social, el activismo y la articulación de los ciudadanos, sufra más ataques y en consecuencia, mayores restricciones y vulneraciones contra los derechos digitales de los ciudadanos.

 

Además de esto, investigadores y organizaciones han evidenciado el uso de cuentas falsas o con un comportamiento inauténtico para manipular conversaciones y generar desinformación en redes sociales, esto también es una violación al acceso a la información de las personas.

La mejor herramienta en contra de todas estas medidas es la educación, debemos aprender y entender cómo se aplican estas regulaciones que violan nuestros derechos para denunciarlas, documentarlas y combatirlas. Y en esto cada grupo de la sociedad civil tiene un rol que jugar, desde los medios independientes que se las ingenian día a día para seguir informando, hasta cada persona que tiene redes sociales y puede ayudar a frenar o incluso desmentir información falsa que se hace viral.

Seguir fuentes de información verificadas e independientes, no reenviar noticias que nos generan dudas para “verificar” si es verdad o no, y no asumir que todo lo masivo en redes sociales es real son parte de nuestras principales recomendaciones.

Melanio Escobar

Las libertades actualmente en el internet de Venezuela están completamente limitadas, no existen. No podemos hablar de libertad en Internet en Venezuela. Tenemos un acceso limitado, tenemos una capacidad de distribución de información limitada y una capacidad de acceso a la información limitada en Venezuela.

No existe la libertad de expresión en línea y el Estado venezolano ha dado muchas declaraciones en medios de comunicación del país donde dan una avanzada de lo que están planeando para controlar las redes sociales, algo que vienen haciendo de una manera, vamos a decir, más empírica, en el pasado. Simplemente, y de forma arbitraria, encarcelando a las personas que utilizan las redes sociales para expresarse utilizando el contenido que se comparte en ellas a través de la creación de procesos judiciales; o también mediante la persecución a medios de comunicación y ciudadanos.

Ahora, lo que están haciendo es crearle un marco legal a ese accionar que ya vienen haciendo para justificar de alguna forma la censura, la persecución y la represión contra personas que comparten contenido en línea. Eso es lo que están haciendo, entonces yo sí creo que para el 2023 habrá muchas más restricciones en el tema del acceso a las redes sociales y a lo que se puede compartir ahí.

Recientemente, dos personas fueron detenidas por tuitear mensajes contra El Potro Álvarez y antes hubo un caso de una señora que publicó un video en TikTok que también fue detenida, ¿Está bien detener a las personas por esto o se coarta su libertad de expresión con dicho accionar?

Raisa Urribarri

Por supuesto que no está bien. Estas son detenciones que se producen en razón de la aplicación de la Ley Contra el Odio que como sabemos, se promulgó, por así decirlo, en el 2017 y lo hizo este ente denominado la Asamblea Nacional Constituyente, que como bien sabemos, fue producto de un un artilugio del poder para pasar por encima de la legítima Asamblea Nacional de Venezuela elegida en 2015.

Se inventaron este poder público. No digamos que no está previsto en la Constitución Nacional hacer este tipo de leyes, que justamente a lo que están dirigidas o todo su articulado es muy vago. O sea, ¿qué es el odio? . La ley no establece claramente cuáles son los discursos de odio y además establece penas y sanciones absolutamente desmesuradas. Penas de prisión, pena además civiles pecuniarias con altos montos y bueno, seguramente seguiremos viendo ese tipo de situaciones.

 

Esa es una de las tendencias también que marca el informe de este año, las detenciones arbitrarias, aunque de acuerdo con los reportes de la organización Espacio Público, en uno de ellos, el que recuenta la mitad 2021 a inicio del 2022, había una disminución de casos, pero no se eliminaban. Sí, los casos se siguen produciendo y cada vez más en un espacio, por ejemplo, como las aplicaciones de mensajería privada, que la más popular que tenemos en Venezuela es WhatsApp. Hemos visto a gente detenida por mensajes en Whatsapp y por supuesto, en este otro tipo de redes sociales emergentes como el TikTok.

Mariví Marín

Al régimen de Maduro, sin duda, le importa mucho la conversación en redes sociales, no tanto para su “público interno”, sino particularmente para vender una realidad distinta a la denunciada por los ciudadanos ante la comunidad internacional a través de estos espacios. Así que, lamentablemente, no tengo duda que esto no solo se seguirá repitiendo, sino que probablemente durante el próximo año el número de personas detenidas o enjuiciadas arbitrariamente por ejercer su libertad de expresión en línea en Venezuela aumente.

Aunque, de acuerdo con el contexto en nuestro país, temas como el acceso a Internet de manera libre y la protección de la privacidad de los usuarios son entendidos casi como “un privilegio”, los derechos digitales son una extensión de los derechos recogidos en la Declaración Universal de los Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), basándose en que este es un recurso fundamental para el desarrollo humano y por lo tanto, cualquier acción en contra de estos representa una violación a los derechos fundamentales de las personas.

En casos de países como Venezuela, Cuba y Nicaragua, no solo se violan abiertamente estos derechos, sino que se crean marcos “legales” para censurarlos, restringiendo un espacio indispensable para la denuncia ciudadana. Al mismo tiempo, la sociedad civil en estos tres países, especialmente en Venezuela, es quien se encarga de promover narrativas y etiquetas que contrarrestan la realidad manipulada promovida por el oficialismo en redes sociales; por ejemplo en la conversación de Twitter del 2021 la tendencia más repetida del año fue #SinLuz (28 veces), demostrando que los ciudadanos se las ingenian para denunciar e informarse sobre las fallas de los servicios básicos.

O la lucha de los docentes, que han demostrado ser de los gremios más organizados actualmente en el país en su lucha por el cumplimiento de sus reivindicaciones laborales, en las calles y en las redes sociales. Según nuestro registro, estos han representado el 41,54% de los tweets (1.081.414 tweets aproximadamente) de la protesta social digital en Twitterzuela entre enero 2021 hasta julio 2022.

 

Lo que quiero decir es que sí, el escenario para la libertad de expresión en línea en Venezuela no es alentador; pero los ciudadanos y activistas han demostrado que saben organizarse, y van a seguir haciéndolo, para visibilizar sus exigencias, documentar la realidad que viven y denunciar las violaciones a los DDHH que desde el régimen pretenden esconder o minimizar.

Melanio Escobar

Yo creo que no es que va a seguir pasando, es que es una política de Estado, que cuando algo les incomoda que sea compartido en redes sociales, se le aplique el mismo Código Penal como si eso estuviera sucediendo en la calle y en teoría, aplicar el Código Penal a las acciones delictivas criminales realizadas en el Internet no es algo loco, ni es algo poco ortodoxo.

El asunto es que tenemos un régimen autoritario que controla todos los poderes y todos los espacios y utiliza las leyes de manera discrecional para ellos, de alguna forma, satisfacer sus necesidades represoras, así de simple. Eso es lo que sucede cuando encarcelan a alguien que habla del Potro Álvarez o que alguien que hace un vídeo burlándose de Maduro. Básicamente, utilizan todo el artefacto del régimen que controla al país para callar a las voces disidentes y sí, evidentemente meter preso a alguien por lo que dice o no dice en Internet siempre y cuando no cometa ningún tipo de delito, está mal.

Meter a alguien preso por decir que Maduro es un burro, está mal, o por decir que el Potro Álvarez es un enchufado o lo que sea que hayan dicho, está mal. Ahora, en Internet tú no puedes amenazar de muerte a alguien.

En cuanto a la reciente compra de Twitter por parte de Elon Musk, ¿se espera que alguna medida afecte el funcionamiento de esa red social en Venezuela? A propósito de eso, Twitter es uno de los principales canales de información y ya incluso Jorge Rodríguez atacó a Musk y a la propia red social (recordemos que desde el gobierno se ha planteado la posibilidad en varias ocasiones de censurar las redes sociales).

Raisa Urribarri

Sí, sin duda que el descalabro que está sufriendo Twitter y la posibilidad de que se restrinja aún más el acceso a esta red, o de que eventualmente, se colapse al punto de que pierda sentido participar en ella, afecta el ecosistema informativo venezolano, porque sabemos que en el país los medios tradicionales están censurados y los emergentes digitales, estos se bloquean de forma prácticamente sistemática.

Entonces, las redes sociales son como el respiradero que tienen los ciudadanos para acceder a la información, para compartirla y para también para emitir opiniones. También, te diría que significaría un reto y sería interesante que los líderes políticos asumieran el hecho de que ya no tienen una forma fácil para hacer circular la información, sino que pudieran aterrizarla más territorialmente de “cara a cara”.

 

Por otro lado, estamos viendo también los últimos informes de Probox de la organización que hace un chequeo de tendencias, y revelan que el oficialismo tiende a fabricar tendencias, posicionarlas y a diseminarlas con muchísima facilidad. El hecho de que también al gobierno se le restrinja hasta ese canal también resulta perjudicial para ellos.

Mariví Marín

En este momento, la propia empresa está en muchos cambios y procesos internos que podrían llegar a tener consecuencias respecto a lo que significa la plataforma a nivel global, como ya sucedió con toda la polémica alrededor de poder acceder a la verificación (check azul) de Twitter pagando $8 “por suscripción” mensual; pero por ahora, es difícil predecir cómo puede afectar en Venezuela directamente.

Como dije antes, por ahora, ninguno de los cambios que han ocurrido con la empresa afectan la dinámica en Venezuela. De hecho, anteriormente, la plataforma ha eliminado redes de cuentas vinculadas al Estado venezolano por violar sus políticas al financiar operaciones de propaganda (pagar a personas para que Twitteen a su favor) con el fin de “amplificar o suprimir información de forma artificial”, demostrando lo relevante que es para estos manipular y contaminar la conversación que no pueden controlar, política relativa al spam y la manipulación de Twitter

Lo que sí queda bastante claro es que, al ser una fuente plataforma privada pero de alcance mundial y de gran relevancia en el contexto nacional e internacional, el régimen de Maduro utiliza todas las herramientas a su disposición para, censurar y/o manipular la conversación en este espacio que, como bien hablábamos antes y tú haces referencia, se ha convertido en una de las principales fuentes de información para los venezolanos, países en contextos similares y la comunidad internacional.

Twitter sigue siendo, y ojalá continúe siendo, un espacio para la denuncia, el activismo digital y la lucha por la defensa de los derechos humanos en todo el mundo.

Melanio Escobar

Con el tema de la compra de Musk a Twitter uno de los problemas más graves que estoy percibiendo es la visión con la cual Musk está dirigiendo la empresa. En estos momentos, él quiere de alguna forma monetizarla y está teniendo una visión muy primermundista, muy centralizada en el capitalismo americano y no está tomando en consideración a las comunidades y países en condiciones vulnerables que no podrían pertenecer a la plataforma dentro del esquema de negocio que él está planteando.

Se obvia la realidad de que en países como Nicaragua, Cuba o Venezuela, por simplemente nombrar algunos países de la región, no hay acceso a las tarjetas de crédito ni a las cuentas americanas que permita hacer una suscripción a una página y poder pertenecer a ella. Eso es lo que no se está conversando mucho y eso es una de las cosas que más me preocupa, de seguir adelante el plan de monetización que tiene Elon Musk en este momento.

 

Ahora, son todas especulaciones. Mientras va viniendo, vamos viendo. Hasta ahora, cualquier persona puede seguir utilizando Twitter como una plataforma para informarse y poder informar. Esa es la realidad ahorita, el resto son simples especulaciones que van mutando y transformándose de acuerdo con los acontecimientos diarios y los anuncios que se hacen dentro de la plataforma.

Una de las cosas que pudiera de alguna manera afectar actualmente directamente a Venezuela con respecto a Twitter es el tema de la Ley de Redes Sociales. En teoría, en la propuesta, ellos incluirían un artículo que indica que si la compañía de red social, como Twitter o Meta, no tienen una oficina en el país, no puede haber acceso a esa red social dentro del país, porque nadie tiene dónde ir a quejarse. Eso es una premisa completamente descabellada, completamente autoritaria y una excusa para sacar a las redes sociales del país, básicamente.