Joshua De Freitas, autor en Runrun

Joshua De Freitas

Autoridades reportan 17 muertes por incidentes relacionados con lluvias de septiembre
Protección Civil anunció que también hay dos personas desaparecidas en ríos de Lara y Táchira
Se reportan también un total de  2.000 damnificados en todo el país tras las ondas tropicales que pasaron por Venezuela en septiembre 

Con información de EFE

En las últimas 2 semanas de septiembre se  reportaron, al menos, 17 muertes por incidentes relacionados con las lluvias e inundaciones producto de las ondas tropicales número 39 y 40 que se registraron en Venezuela. 

El caso más destacado se registró en Táchira el 22 de septiembre, cuando un grupo de 36 personas fueron arrastradas por el aumento del caudal de la quebrada La Molina, en el sector Potrero de Las Casas, en el municipio Lobatera.

El grupo estaba congregado en una celebración religiosa cuando la casa donde estaban fue arrastrada por la corriente de la quebrada.

El director de Protección Civil en Táchira, Yesnardo Canal, informó el 03 de octubre que, de esa población, 26 personas fueron encontradas con vida, nueve fallecieron y una sigue desaparecida. 

El equipo de Protección Civil pudo identificar a las víctimas que se enlistan a continuación: 

Víctor Ramírez, de 27 años de edad;

Elián Navas, de 25 años;

Leonela de Navas, de 21 años;

Anny Monsalve, de 21 años;

Leydi Suárez, de 19 años;

Franyer Nieto, de 17 años;

Eliani Liset Pineda, 15 años;

Valentina Ruiz, de 15 años;

Karina Nieto, de 12 años.

La persona que sigue desaparecida es Jhon Jarvey Jáuregui, de 23 años. 

Canal detalló que otras 3 personas  murieron tras ser arrastradas por ríos en el Estado Táchira, dos de ellas en el municipio Bolívar.

Mientras que el domingo 02 de octubre encontraron un cadáver en el municipio Jáuregui. Al momento de la realización de esta nota, se desconocía la identidad de las tres personas. 

Desde el mes de agosto, se han reportado deslizamientos de tierra y el colapso de, al menos, 10 puentes en distintas zonas. Protección Civil destacó que seguirán en la búsqueda de los desaparecidos.

Hasta los momentos, no hay un balance de los daños estructurales por las lluvias en el país. 

Lara: el segundo estado con más reportes

Adolfo Pereira, gobernador del estado Lara, informó el 27 de septiembre que dos jóvenes fueron arrastrados por la crecida de la quebrada La Ruezga, en Barquisimeto. Solo uno de ellos fue encontrado al día siguiente: Eiber Daniel Fernández Gómez, de 18 años.

Los cuerpos de Protección Civil de Lara aún están en la búsqueda del joven de 16 años que sigue desaparecido, identificado como Melvis Cabrera. 

Del mismo modo, las autoridades larenses vinculan la muerte de Jhon Cirilo Chirinos Jiménez a las lluvias. El agricultor de 28 años se encontraba en su vivienda, cerca de la quebrada Honda del Guache, en el municipio Andrés Eloy Blanco, cuando un rayo lo impactó.

El deceso fue confirmado en la morgue del Hospital Jesús María Casal Ramos de la ciudad de Acarigua, estado Portuguesa. Las autoridades confirmaron que Chirinos fue trasladado de una jurisdicción a otra debido a la cercanía de la ciudad de Acarigua con respecto a la ciudad de Barquisimeto.

Las autoridades municipales de Lara estiman un mínimo de 177 viviendas afectadas tras las lluvias del 26 y 27 de septiembre. En esta estimación no cuentan los cortes de luz y las inundaciones temporales que los vecinos de Barquisimeto y otras ciudades del estado documentaron en sus redes sociales dos días después. 

Un balance en aumento

La prensa nacional registró otros 3 casos de muertes tras las lluvias y las inundaciones que causaron en las últimas semanas. 

Josué Guillermo Barrios Marcano, de 11 años, fue recuperado del río Guaire el pasado 25 de septiembre en el sector Las Dos Paredes de Santa Lucía del Tuy, estado Miranda. Había sido arrastrado por la corriente en el sector Chapellín, parroquia El Recreo de Caracas, el 11 de septiembre cuando jugaba junto a la quebrada El Ávila y el nivel del agua creció por las fuertes precipitaciones de días anteriores. 

En Caracas, las lluvias han causado inundaciones de autopistas, deslizamientos de tierra cercanas a zonas urbanas y el desplome de árboles. 

Del mismo modo, los cuerpos de Protección Civil de Carabobo y Mérida notificaron 2 muertes ligadas a las crecidas de los ríos en sus comunidades, un caso sin identificación por cada entidad.

La Niña y las lluvias crecidas

Durante todo ese periodo, el Instituto Nacional de Meteorología e Hidrología (INAMEH) solo emitió una alerta amarilla como medida de prevención a la población frente a las lluvias.

En este sentido, el coronel Ángel Graterol, gerente de meteorología del INAMEH, aseveró en una entrevista al medio de comunicación El Pitazo, que el aumento de las lluvias en Venezuela se debe a la llegada del fenómeno oceanográfico y climatológico La Niña. Destacó que «es importante que las personas mantengan la calma y no se desesperen, pues septiembre es un mes de lluvia».

Los representantes del INAMEH confirmaron que la intensidad de las lluvias está asociadas al cambio climático.

«Todas las precipitaciones que se han registrado en Venezuela corresponden al periodo normal de lluvias. Este año tenemos presente el fenómeno oceanográfico denominado La Niña, que es el enfriamiento de las aguas del Pacifico ecuatorial. Es un fenómeno a nivel mundial», explicó Graterol.

Por otra parte, y de acuerdo con el «Boletín Lluvias Estación U.C.V. mes de septiembre 2022», publicado el 02 de octubre por el Departamento de Ingeniería Hidrometeorológica de esa casa de estudios, se determinó que se registraron 157,9 milímetros (mm) de agua de lluvia solo en el mes de septiembre.

«Es muy superior al promedio mensual, que es de 111,2 mm», establece el boletín, cuyos datos solo se refieren a la región central de Venezuela. «El acumulado total del año hasta este mes (septiembre del 2022) es 692,9 mm, mayor al promedio acumulado de 627,1 mm». 

Lluvias más fuertes

La Organización Meteorológica Mundial (OMM), perteneciente a Naciones Unidas, ha reconocido que el cambio climático y el calentamiento global seguirán causando un incremento en la proporción de las lluvias, inundaciones y los huracanes asociados a las ondas tropicales que tienen impacto sobre Venezuela. 

Del mismo modo, el Panel Intergubernamental del Cambio Climático (IPCC, por sus siglas en ingles) destacó en su informe titulado Climate Change 2022: Impacts, Adaptation and Vulnerability que la región norte del continente sudamericano (Venezuela, Guayana Británica, Guyana Francesa, Surinam y el norte de Brasil) es la zona con mayor riesgo de vulnerabilidad ante fenómenos climatológicos extremos, como las lluvias, pese a ser una de las zonas menos expuestas a los cambios severos del clima. 

Un conteo realizado por Runrun.es establece que solo entre agosto y septiembre, existe un mínimo de 7000 personas afectadas por las lluvias. Las zonas con mayor número de damnificados se encuentran en los estados Zulia, Táchira, Lara, Falcón, Bolívar, Nueva Esparta, Guárico, Mérida, La Guaira y Sucre.

Por su parte, el Inameh pronosticó que la próxima onda tropical, catalogada como la número 41, traerá fuertes precipitaciones en la región costera de Venezuela durante los primeros días de octubre.

Consecomercio afirma que cerca del 40% del sector comercial se ha reducido en 2022
Tiziana Polesel, presidenta del Consejo Nacional del Comercio y los Servicios (Consecomercio) afirmó que la reducción de comercios venezolanos en los últimos meses se expresa, principalmente, en el cierre de sucursales de grandes cadenas comerciales
Afirman que la reposición de inventarios no ha sido la más adecuada para el último trimestre del 2022 porque los comerciantes ya no disponen de créditos
Rusvel Gutiérrez, presidente de la Cámara de Comerciantes, Industriales y Aduaneros del estado La Guaira, comentó que el nivel de importaciones en el país aumentó; pero el proceso de nacionalización de productos se mantiene muy lento

Tiziana Polesel, presidenta del Consejo Nacional del Comercio y los Servicios (Consecomercio), aseveró este 3 de octubre en una entrevista en Circuitos Éxitos que la oferta a nivel comercial disminuyó 40% solo en 2022 comparado con años anteriores; es decir, casi la mitad de los comercios en Venezuela cerraron sus puertas o redujeron su capacidad de ofrecer productos y servicios a sus clientes. 

«Estamos hablando que cadenas comerciales grandes o medianas han reducido el número de sus sucursales», explicó. «Eso no se nota mucho estadísticamente porque el RIF (el Régimen de Incorporación Fiscal) permanece, es uno solo. Por ejemplo, tienes una sola empresa, pero de 10 sucursales, ahora tienen 2». 

Polesel afirmó que los comercios han tenido que cerrar no solo por la contracción económica, si no por la inestabilidad en la entrega de los productos por factores como la falta de combustibles, la inestabilidad de la energía eléctrica, la desatención del mercado en general y el contrabando de mercancías. 

«Aunque vemos una recuperación muy tímida en algunos casos, el tema de la falta de inventario los puede frenar abruptamente», agregó. 

Inventario restringido

Pese a la reducción de la oferta comercial y la contracción económica tanto nacional como internacional producto de la pandemia de la Covid-19, la presidenta de Consecomercio resaltó que el sector comercial nacional mantiene sus perspectivas de recuperación mínima en el último trimestre del año.

«El sector comercial tiene la expectativa de ver crecer un poco las ventas. Venimos de dos años muy complejos y complicados para el comercio», dijo. «Lamentablemente, hay unos factores que inciden y que lleva al consumo venezolano a no disponer de crédito». 

Polesel reiteró que los comerciantes pasaron por una etapa «muy problemática» al abastecerse de sus propios recursos durante la cuarentena decretada el 16 de marzo de 2020 en Venezuela. «Ahora, ya esos recursos propios empiezan a mermar», agregó.

Uno de los factores que resaltó fue la contracción en la capacidad crediticia, en la facultad de pedir un aplazamiento del pago de bienes o servicios que una empresa concede a sus clientes.

«La reposición de inventarios no ha sido la más adecuada para esta época porque los comerciantes ya no disponen de crédito», aseveró la presidenta de Consecomercio. «Si ya veníamos de una contracción económica por la pandemia del Covid-19, ahora los comerciantes nos dicen que no disponen de capacidad crediticia para abastecerse». 

La especialista en Ciencias de Gerencia Profesional y Administración de Empresas estableció que las expectativas más fuertes están en el sector turístico. Pero el gran retraso en los vuelos entre Colombia y Venezuela está ralentizando los beneficios para ambos países.

«Por otro lado, está el tema de la mercancía importada, que tiene un incremento del 40%», subrayó. «Eso, junto al tema de que no existe un crédito, complica la capacidad de planificación». 

La presidenta de Consecomercio afirmó que la inflación de este último trimestre del año no va a ser distinta a años anteriores.

Importaciones frenadas

Mientras tanto, el presidente de la Cámara de Comerciantes, Industriales y Aduaneros del estado La Guaira (Ccialg), Rusvel Gutiérrez, informó que, pese al incremento de las importaciones en el país, el retraso de los procesos de nacionalización de productos limitará a la economía venezolana.

«Hay un leve repunte en las operaciones portuarias y aduaneras con mercancías que tenían retrasos en estos dos años y medio de pandemia», explicó Gutiérrez. «Eso es común en todas las economías del mundo en este momento. Pero aún tenemos ‘rémoras¡, retrasos en las aduanas del país, que es un inconveniente para la nacionalización expedita de productos en Venezuela». 

De acuerdo con la Ccialg, entre 2 a 3 buques llegan semanalmente a La Guaira y a Puerto Cabello. Un aumento «considerable» cuando se toma como referencia la frecuencia de 1 buque cada 15 días en los últimos años. 

«La baja de la importación es considerable», dijo. «También, sabemos que existe una baja de 6 millones de consumidores en Venezuela, lo que compensa la reducción de las importaciones para suministrar al mercado nacional». 

Rusvel aseveró que se debe sistematizar la prontitud de los procesos de nacionalización y los permisos para las importaciones y exportaciones. «De esta forma, se reducen los retrasos, los comercios pueden planificar mejor sus inventarios y se mantiene un mercado menos propenso a irregularidades», agregó.

El contrabando: otra traba del comercio venezolano

Polesel opinó que el sector comercial venezolano debe integrarse de nuevo en la competencia internacional, aunque sea una tarea difícil. 

«El problema es que estuvimos fuera del mercado global debido a la fuerte contracción económica que estamos sufriendo por varios años», afirmó. «Cuando uno sale de esa palestra internacional, otro la ocupará. Pero, por más complicado que sea en este momento, el comercio venezolano debe retomar ese puesto si quiere una estabilidad». 

Del mismo modo, la representante de Consecomercio advirtió que la recuperación económica en Venezuela no alcanzará niveles «considerables» si no mejora la capacidad de compra del consumidor.

«El consumidor tampoco tiene crédito, eso hay que tomarlo en cuenta también. Sí, ha habido una recuperación muy tímida, pero sin la capacidad de crédito no va haber una recuperación económica como uno la espera», afirmó. 

Polesel destacó que el comportamiento del consumidor durante contracciones económicas fuertes y prolongadas, como la hiperinflación venezolana, reduce la capacidad de discernir las opciones de oferta más allá del precio del producto. 

«Allí viene el problema del contrabando: cuando un consumidor no tiene crédito y aún sufre de la contracción económica, tiende a observar principalmente el precio», explicó. «La diferencia de precio entre un producto legal y uno que no lo es está alrededor del 40%. Entonces, el consumidor prioriza el el precio sobre la calidad mínima requerida que pasa por la observación de las aduanas. Eso pone en peligro a la salud e integridad de las personas». 

Sin embargo, concluyó que el sector tiene la expectativa de «vender más» en este último trimestre del año 2022, pese a los obstáculos que enfrentan los comerciantes en estos últimos 3 años. 

 

Observatorio de la Diáspora: Reapertura de frontera con Colombia no frenará flujo migratorio
El gobierno de Guyana notificó que empezarán a legalizar la estadía y el trabajo de más de 22.000 venezolanos que han emigrado desde principios de la década del 2000
Human Rights Watch anunció que el flujo de venezolanos migrantes por el Darién en 2022 es 60 veces mayor al del año pasado
Páez considera que el flujo de migrantes venezolanos seguirá igual o en aumento pese a la reapertura del paso fronterizo legal entre Colombia y Venezuela

Este 29 de septiembre, el sociólogo Tomás Páez, coordinador Observatorio de la Diáspora Venezolana, declaró en una entrevista a Circuitos Éxitos que la migración venezolana seguirá en aumento «mientras siga la crisis humanitaria en el país, sin importar que abran o cierren fronteras»

Sus declaraciones se registraron trasel anuncio de los gobiernos de Guyana y Venezuela para continuar las discusiones con el objetivo de legalizar la estadía y el trabajo de más de 22.000 venezolanos que han emigrado desde principios de la década del 2000

«Quizás la cifra sea un poco mayor, porque algunos venezolanos migran de forma muy irregular y precaria, saltando los puntos de observación», acotó el sociólogo.

Páez consideró que la diáspora venezolana es bastante extendida, pese a la falta de datos estadísticos dentro del territorio nacional. Afirmó que la permanencia de este fenómeno demográfico seguirá de forma constante o en aumento si no mejoran las condiciones de vida de Venezuela.

«Lo importante es saber que existen más de 90 países que son receptores de migrantes venezolanos. Tenemos una nueva geografía de lo que significa la venezolanidad», consideró. «Mientras permanezcan las condiciones (políticas y humanitarias) que existen en el país, la migración seguirá creciendo. Diariamente, se están contando entre 1.200 y 1.400 venezolanos que salen por fronteras. Y si las condiciones se facilitan, quizás salgan más».

Del mismo modo, el sociólogo recalcó que la reapertura del paso fronterizo formal entre Colombia y Venezuela solo mejoraría el comercio y el tejido social de la zona, más no frenaría el flujo migratorio de venezolanos que sale del país con diferentes destinos. 

«Si bien el paso formal de la frontera ayudará al tema económico y social, el fenómeno migratorio está intrínsecamente conectado con la situación interna del país, que estamos viviendo en una crisis humanitaria compleja», agregó. «Cuando tienes una situación tan precaria como la de Cuba o la de Venezuela, las personas buscan otras opciones de vida sin importar el camino».

Flujo migratorio hacia EEUU

El coordinador del Observatorio de la Diáspora Venezolana recalcó que cerca de 69.000 ciudadanos venezolanos han cruzado el Tapón del Darién entre enero y agosto de este año, un número 60 veces mayor al del año pasado, de acuerdo con la ONG Human Rights Watch.

«Lo que ha cambiado estas olas migratorias con los años pasados es que la gente ahora está más empobrecida desde el 2016. No tienen otra opción que salir caminando, con la menor cantidad de recursos posible», dijo. 

Frente a esta dinámica demográfica, donde los venezolanos no tienen visa, ni vuelos ni otros medios de trasporte, Páez opinó que el destino de la mayoría de los venezolanos seguirá siendo Estados Unidos, sobre todo después de que el presidente de ese país, Joe Biden, declaró el 20 de septiembre de que su gobierno no planeará deportar a ningún migrante venezolano, cubano o nicaragüense.

«Creo que el nuevo mensaje es el de protección, aunque sea temporal. Las palabras de Biden se puede considerar como un imán para el flujo migratorio, sobre todo porque Latinoamérica está pasando por una etapa política difícil. Los venezolanos seguirán migrando y viendo a Estados Unidos como un destino atractivo», concluyó. 

 

Alertan que fármacos que se importan de Irán y la India no cumplen con normas de revisión de calidad
Judith León, presidenta del Fecobiove, aseguró que el Estado venezolano importa medicamentos iraníes e indios sin seguir ninguna ley de regulación nacional e internacional
Afirman que «casi 90% de los laboratorios están inoperativos» en Venezuela

«En Venezuela no tenemos medicamentos que sean seguros, asequibles, efectivos y de calidad , porque vulneran todo el marco regulatorio del país sobre la distribución de fármacos», denunció la presidenta de la Federación de Colegios de Bioanalistas de Venezuela (Fecobiove), Judith León, en una entrevista a Unión Radio este 27 de septiembre. 

La bioanalista especificó que no existe una farmacovigilancia acorde por falta de laboratorios de bioanálisis para los medicamentos importados por el gobierno, lo que trae como consecuencia que no exista una garantía plena sobre su eficiencia en el organismo.

«Si bien es cierto que el Estado venezolano tiene la responsabilidad de brindar medicamentos a la población, también tiene la obligación de velar por la calidad de los medicamentos que importa por acuerdos nacionales e internacionales», explicó.

León reiteró que la mayoría de los medicamentos que se están importando a Venezuela «no son seguros» porque «no tenemos un servicio de bioanálisis completo, que es la primera línea que advierte si hay un problema en la calidad de los fármacos y la farmacovigilancia, así como un sistema de salud deteriorado».

«Para nosotros, va mucho más allá de una prescripción y una distribución, sino que se vulneran las normas, el ordenamiento jurídico y también los sistemas y autoridades reguladoras» añadió la presidenta de la Fecobiove.

Salto de protocolos

La bioanalista aseveró que los fármacos que no cumplen con dichas normas de revisión de calidad y distribución ajustadas al marco legal y sanitario de Venezuela proceden principalmente de Irán y de la India. Informó que el Estado venezolano mantiene cierta opacidad sobre el proceso de adquisición de los fármacos extranjeros. 

«El Estado o el gobierno puede traer medicamentos en un momento determinado, cuando exista una demanda y no tienen el fármaco», explicó. «Pero, también, aunque tú tengas esa política, se deben cumplir los ordenamientos. ¿Cómo sabes que el producto tiene calidad? Si cumple con ellos. Sabemos que nuestras regulaciones necesitan mejorarse y actualizarse, pero no se ha articulado a todas las instituciones para lograr eso», agregó.

León denunció que la mayoría de los medicamentos que se saltan lo establecido en la Ley de Medicamentos vienen de las importaciones que hace la administración pública venezolana.

En ese sentido, alertó que las instituciones del Estado venden medicamentos a un costo menor, pero que «no cumplen con ningún protocolo de farmacovigilancia. Puede haber un medicamento que vendan y, a veces, está vencido». 

La representante de la Fecobiobe aseveró que, como mínimo, los medicamentos deben pasar por el Instituto Nacional de Higiene. Pero el panorama sanitario venezolano se encuentra «vulnerado» por el Estado, al permitir la presencia de médicos falsos, venta no regularizada de medicamentos y la falta de atención al sistema de salud.

«En Venezuela, tenemos casi 90% de los laboratorios inoperativos. (…) Eso dificulta muchísimo el proceso de farmacovigilancia. El ciudadano, en este momento, debe garantizar y verificar por su cuenta lo que consume. Esto es una vulneración de sus derechos», concluyó.

«Todo va muy lento»: ALAV sobre reactivación de vuelos Venezuela-Colombia
Humberto Figuera, presidente de la Asociación de líneas aéreas de Venezuela, denunció que el Instituto Nacional de Aeronáutica Civil no se ha pronunciado sobre la reincorporación de las aerolíneas venezolanas a la ruta con Colombia

El presidente de la Asociación de Líneas aéreas de Venezuela (ALAV), Humberto Figuera, aseveró que los representantes del Instituto Nacional de Aeronáutica Civil de Venezuela (INAC) no habían declarado sobre ninguna ruta de vuelo con Colombia hasta la mañana del 26 de septiembre. 

En una entrevista radial on la estación Onda el 26 de septiembre, Figuera comentó: «El INAC no se ha pronunciado ni con relación a Conviasa, ni respecto la actualización de Turpial Airlines, debemos esperar confirmación y a ver qué sucede. Hay muchas aerolíneas que están interesadas. Parece que todo va muy lento», aseveró Figueroa.

Reiteró que Colombia tiene 4 aerolíneas en la ruta hacia Venezuela, pero que no se tiene certeza de sus operaciones. 

«Wingo (una aerolínea de bajo costo colombiana) publicó en su página la cancelación de la venta de sus boletos pocos días antes de abrirse el paso fronterizo formal. Estamos en un limbo. No sabemos nada y falta información sobre el tema», destacó.

Agregó que Wingo está autorizada por la Aeronáutica Civil Colombiana, pero  que el INAC no ha dicho nada al respecto: «Es una completa opacidad».

Figuera explicó que la importancia de saber cuáles aerolíneas venezolanas o colombianas volarán entre los países radica en la planificación del sector turístico.

El hermetismo es la norma

«Por el cierre de los vuelos en la pandemia, las aerolíneas deben volver a pedir permisos para volar a un destino», anunció. «Aunque se ha anunciado un par de aerolíneas venezolanas que posiblemente retomen el vuelo a Colombia, como Conviasa, el INAC no ha dado más información del proceso, ni permisos ni de fechas», agregó Figueroa

El presidente de ALAV especificó el caso de la empresa venezolana Turpial Airlines. El embajador de Colombia en Venezuela, Armando Benedetti, anunció la semana pasada que la aerolínea venezolana realizará al menos 27 vuelos desde hoy hasta diciembre del 2022, pero el INAC no se ha pronunciado al respecto. 

«Para que un diplomático colombiano diga que una aerolínea venezolana va a volar debe haber pasado por un proceso, tiene que haber precedido una autorización del INAC. Pero tampoco tenemos noticias de que eso haya sido así», aseveró. 

El presidente de ALAV opinó que el tema del transporte aéreo debería dejarse por fuera de la diatriba política. 

«El trasporte es algo humanitario. Si una aerolínea cumple con los requisitos de ambos países para realizar sus operaciones, deberían dejar que las personas hagan su transporte, siempre y cuando las aerolíneas extranjeras también cumpla dichos requisitos legales y humanitarios», concluyó.

Paraguay promoverá resolución para que se sigan investigando violaciones a DDHH en Venezuela
Mario Abdo Benítez consideró que América Latina debe estar predispuesta «a adoptar posiciones de principio que se alineen con la preocupación por la plena vigencia de los derechos humanos y el autogobierno colectivo»

Con información de EFE

El presidente de Paraguay, Mario Abdo Benítez, anunció este 20 de septiembre que su Gobierno promoverá una resolución del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas (ONU) que permita seguir investigando las violaciones de los derechos humanos en Venezuela.

«No podemos correr la vista de lo que sucede en otros territorios y dejar a su suerte a naciones hermanas», afirmó el gobernante en su intervención en el 77° periodo de sesiones de la Asamblea General de la ONU.

Benítez reiteró su apoyo a la lucha por la democracia en Venezuela en su últimas declaraciones como presidente de Paraguay en Nueva York, Estados Unidos. Su periodo presidencial concluirá en agosto del año próximo.

«Por eso, Paraguay estará liderando en el Consejo de Derechos Humanos, junto con otros países, una resolución que permitirá seguir investigando a profundidad la violación de los derechos humanos en Venezuela», añadió.

El político paraguayo aseveró que «se requiere más que nunca templanza, diálogo y moderación» entre las naciones democráticas.

Maduro ordenaba detenciones y torturas según informe de la ONU

El mismo día que el presidente de Paraguay daba sus declaraciones, la Misión Internacional de Determinación de Hechos de la Organización de las Naciones Unidas publicó su tercer informe sobre la violación sistemática de Derechos Humanos en Venezuela.

«La Corte Penal Internacional debería tener en cuenta, en la aplicación de su mandato de asistencia y cuando se alcance el estadio procesal pertinente, los daños sufridos por las víctimas expuestos en el presente informe», señaló la Misión.

El documento señala explícitamente a Nicolás Maduro, gobernante venezolano, y a Diosdado Cabello, alto dirigente del PSUV, como partícipes y copartícipes de las decisiones de reprimir, detener y  torturar a disidentes políticos en Venezuela. 

“Las investigaciones de la Misión muestran que los actos de violencia documentados no fueron realizados al azar por individuos desconectados, que actuaron solos dentro del Sebin y la Dgcim. Por el contrario, el Sebin y la Dgcim fueron parte de una maquinaria diseñada y desplegada para ejecutar el plan del gobierno para reprimir la disidencia y cimentar su propio control del poder. Este plan fue orquestado al más alto nivel político, encabezado por el presidente Nicolás Maduro y apoyado por otras altas autoridades”, declaró Martha Valiñas, presidenta de la Misión de Investigación de la ONU en la presentación del informe.

La Misión determinó que las violaciones de derechos humanos en Venezuela, además de constituir crímenes de lesa humanidad, fueron parte de una política deliberada del gobierno venezolano para «silenciar, desalentar y sofocar la oposición al Gobierno».

También, se determinó que varios civiles fueron víctimas de tortura física, psicológica y sexual o basada en género desde el año 2014 hasta la ahora.

Restablecer relaciones solo en democracia

Paraguay rompió sus relaciones diplomáticas con la Administración de Nicolás Maduro en 2019, pero Benítez afirmó está dispuesto a restablecer relaciones cuando se demuestre que el Estado venezolano cumple con estándares democráticos y respete los Derechos Humanos sin variaciones a corto y largo plazo

«El primer gran desafío que tenemos consiste en contener los estallidos de proyectos que manipulando la genuina irritación ciudadana avanzan con acciones demagógicas y despóticas», dijo Benítez. «No debe haber cabida a discursos que busquen, con ofertas engañosas, sacrificar la sagrada libertad».

Consideró que América Latina debe estar dispuesta «a adoptar posiciones de principio que se alineen con la preocupación por la plena vigencia de los derechos humanos y el autogobierno colectivo».

 

«Más de la mitad ha retornado»: Maduro pide a Biden que no «manipule» con el tema de los migrantes
Joe Biden, presidente de Estados Unidos, afirma que «no es racional» deportar a migrantes provenientes de Venezuela, Cuba y Nicaragua que llegan al país norteamericano

Nicolás Maduro afirmó que «más de la mitad» de la población venezolana que migró entre 2018 y 2021 ha regresado al país y «tienen mejores condiciones de vida» que las que alcanzaron en las naciones de acogida en este momento.

«Más de la mitad de la población que migró entre los años 2018, 2019, 2020, 2021 ha regresado a Venezuela. Ellos están regresando a Venezuela y son bienvenidos en el Plan Vuelta a la Patria», aseguró este 20 de septiembre durante un acto televisado.

EEUU y sus migrantes venezolanos

Horas antes de la intervención de Maduro en los medios de comunicación, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, aseguró a la prensa de la Casa Blanca que «no es racional» deportar a migrantes provenientes de Venezuela, Cuba y Nicaragua que llegan al país norteamericano. 

Biden aseveró que la situación en la frontera es «totalmente diferente» al periodo del 2017-2021, ya que «llegan menos migrantes de Centroamérica y México». 

El gobernante venezolano respondió a las declaraciones de la Casa Blanca diciendo que el fenómeno migratorio es exagerado.

«Le exigimos al presidente Joe Biden que no manipule con el tema de la migración de América Latina y el Caribe, y menos con el tema de Venezuela, víctima de las más crueles sanciones del imperio norteamericano», subrayó Maduro.

Aseguró que «la campaña en el mundo contra Venezuela es brutal» y que el Gobierno de EEUU «insiste en mentir y atacar a naciones de la región».

«Exprimieron a nuestro país al máximo para destrozarlo y después arrancan las campañas mundiales con el tema de la migración para manipular políticamente e instrumentalizar el tema de la migración y criminalizarla como la criminalizan en Estados Unidos», añadió.

Flujos migratorios

En agosto, la Plataforma de Coordinación Interagencial para Refugiados y Migrantes de Venezuela (R4V), un mecanismo coliderado por la Agencia de la ONU para los Refugiados (Acnur) y la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), ofreció su última actualización en la que determinó que 6,8 millones de venezolanos salieron de su país de origen en los últimos años.

No obstante, el Gobierno de Venezuela creó en 2018 un programa para el retorno de los migrantes llamado «Plan Vuelta a la Patria». Según los datos del gabinete de Maduro, 29.124 migrantes han regresado a Venezuela hasta el 27 de agosto del 2022. 

«Que no se manipule más el tema de migración. La gran mayoría que se fue ha regresado, están trabajando y les va mejor que en otros países», concluyó Maduro.

Con información de EFE

ONU considera que reformas en el sistema de justicia venezolano son insuficientes
El informe general de la Misión Independiente de la ONU identificó al menos 3 instancias donde el sistema judicial venezolano no mantiene una independencia del Poder Ejecutivo septiembre 2021 y enero de 2022

Un informe de la Organización de Naciones Unidas (ONU), publicado este 20 de septiembre, aseveró que el Estado venezolano no garantiza las reformas legales para establecer un sistema de justicia imparcial, independiente y consecuente con la declaración de los Derechos Humanos 

«Las reformas que han venido anunciándose desde 2021 se han implementado de forma parcial —en el mejor de los casos— y no han abordado las graves deficiencias del sistema de justicia, que socavan su independencia e imparcialidad», indicó el tercer informe de la Misión Internacional Independiente de Determinación de Hechos sobre Venezuela.

La misión de investigación especificó que las reformas establecidas por la Asamblea Nacional venezolana entre septiembre del 2021 y enero del 2022 no cumplen con la protección de la población civil. 

Entre las reformas que consideran irregulares, insuficientes o que se están cumpliendo «a medias» destacan:

Las reformas a la Ley Orgánica del Tribunal Supremo de Justicia del 19 de enero del 2022. 

La reforma, expresada en la Gaceta Oficial No. 6.684, redujo la cantidad de magistrados de 32 a 20 en el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ). Además de la oportunidad de la reelección de magistrados más allá de los 12 años de servicios estipulados en la Constitución. 

«Como resultado, 12 de los magistrados que estaban en activo fueron reelectos y siguen ejerciendo poderes discrecionales sobre los nombramientos y ceses de jueces y juezas provisionales. Además, el nombramiento provisional de fiscales sigue sin resolverse», declara la ONU. 

Ley de Enjuiciamiento Criminal, publicado en octubre de 2021. 

«Los plazos de los procedimientos penales, incluida la detención preventiva, se han reducido mediante dicha reforma (…). Sin embargo, en los casos documentados por la Misión, en la práctica, dichos plazos siguen sin cumplirse», establece el informe. 

Desacato a la reforma al Código Orgánico de Justicia Militar realizado por la Asamblea Nacional con vigencia el 17 de septiembre del 2021. 

La Gaceta publicada bajo el número 6.646 establece que ningún civil puede ser juzgado por tribunales militares. Sin embargo, la ONU ha documentado la sentencia del Tribunal Supremo de Justicia del 9 de diciembre de 2021 que permite que los tribunales militares seguir ejerciendo la jurisdicción sobre personas civiles, con el único requisito de que medie una motivación por parte de un juez militar. 

Antecedentes y preocupaciones

La ONU estableció en septiembre del 2021 que el sistema judicial venezolano tenía una postura «cuestionable» frente a la independencia del Poder Ejecutivo.

«La Misión también llegó a la conclusión de que el sistema de justicia contribuía directamente a perpetuar la impunidad de las violaciones de los derechos humanos y de los delitos, e impedía a las víctimas acceder a recursos legales y judiciales efectivos, y, en ciertos casos, contribuía a la política de Estado de aplastar a la oposición», se lee en el informe de la ONU.

Dentro de los crímenes adjudicados al Estado venezolano dirigido por Nicolás Maduro y el TSJ se encuentran la «falta de investigación y sentencias exhaustivas e imparciales» frente a las ejecuciones extrajudiciales, las desapariciones forzadas, las detenciones arbitrarias, la tortura y otros tratos crueles, inhumanos o degradantes a los procesados, incluidas las relacionadas con la violencia sexual y de género.