Monitor de Víctimas - Runrun

MONITOR DE VICTIMAS

#MonitorDeVíctimas | Un albañil fue asesinado a puñal al parecer por su excuñado y otro hombre en Catia
Parientes de la víctima, que tenía 34 años, aseguran que el ahora occiso había recibido amenazas desde que había terminó la relación que mantenía con la hermana de uno de los presuntos homicidas

Un hermano de su antigua pareja y otro hombre están sindicados por ser los presuntos responsables de poner fin a la vida de José Antonio Ariza, de 34 años de edad.

El crimen ocurrió a la media noche del pasado sábado 20 de febrero, cuando la víctima se desplazaba por la calle Carbonar del barrio El Amparo, en Catia, parroquia Sucre del municipio Libertador.

De acuerdo con la versión que se maneja hasta ahora, en lo que vieron pasar a Ariza frente a su casa, los dos hombres antes señalados la emprendieron a golpes en su contra. Al parecer lo derribaron en el pavimento, donde le dieron múltiples patadas.

Según el relato de algunos testigos, finalmente uno de los presuntos victimarios le propinó heridas en el corazón y en la parte baja del abdomen usando un arma blanca.

Ariza falleció cuando era trasladado al Hospital Magallanes de Catia. La víctima laboraba como albañil y era el segundo de tres hermanos. Allegados del ahora occiso indicaron que desde que este puso fin a la relación que tenía con su pareja había comenzado a recibir múltiples amenazas.

#MonitorDeVíctimas | En menos de 24 horas asesinaron a dos mujeres en la parroquia Coche
Adayari Olivares, de 19 años, fue apuñalada presuntamente por su expareja, en hechos ocurridos en el sector El Estanque. A Stefanie Esqueda, de 30 años, la asesinaron a bala en el sector La Laguna, al parecer por su pareja

@yohanamarra

La noche del pasado jueves 11 de febrero fue asesinada Adayari Sinaí Olivares Vegas, de 19 años de edad, en el barrio El Estanque de la parroquia Coche. Según fuentes policiales, la joven fue apuñalada presuntamente por su expareja mientras estaba en su casa.

Extraoficialmente se conoció que el señalado agresor hirió a la pareja actual de la mujer, Yubin José Morales Suárez, de 36 años. Este hombre fue apuñalado cuando se encontraba en la calle Zea, también en la parroquia Coche.

Morales Suárez fue trasladado al hospital más cercano con la ayuda de varios vecinos. Aunque no se logró establecer contacto con sus parientes, el reporte policial asegura que el lesionado está fuera de peligro.

De acuerdo con las averiguaciones preliminares, el femicidio fue cometido por celos generados por el hecho de que la mujer ya tenía otra pareja.

La segunda mujer asesinada

El viernes 12 de febrero, al día siguiente de cometido el crimen contra Olivares Vegas, fue asesinada otra mujer. El asesinato también fue cometido en la parroquia Coche, ocurrió a las 7:30 de la noche.

La víctima fue identificada como Stefanie Betzabeth Esqueda Chusmita, de 30 años de edad. La mujer recibió un impacto de bala en el hombro.

Fuentes policiales indicaron que la víctima estaba en su vivienda, ubicada en el sector La Laguna, en el kilómetro 2 de la carretera Panamericana, y que el crimen ocurrió durante una discusión con su pareja. El hombre es señalado como el presunto victimario.

El padre de la mujer la trasladó hasta el Hospital Doctor Miguel Ángel Rangel, conocido como el Periférico de Coche, pero cuando llegaron ya no tenía signos vitales.

Aunque el señalado feminicida huyó, fue detenido la noche del domingo 14 de febrero por funcionarios del Eje Central de Homicidios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc).

El hombre, cuyo nombre se corresponde con las siglas F.J.B.S., de 40 años de edad. Hasta principios de esta semana se encontraba privado de libertad en la sede de la policía científica en El Paraíso.

#MonitorDeVíctimas | Asesinan a un mototaxista durante una fiesta callejera en Baruta
Bandas rivales se enfrentaron a bala en una fiesta efectuada en plena vía pública del barrio Santa Cruz. El hecho dejó un muerto y tres heridos. Testigos aseguraron que ninguna de las víctimas pertenecía a ninguno de los dos grupos delincuenciales

@GloriFernandez

Bandas rivales del barrio Santa Cruz, en Baruta, sostuvieron un enfrentamiento armado la madrugada del pasado 15 de febrero. Todo ocurrió durante una fiesta que tuvo lugar en el callejón Los Mangos. El hecho dejó un hombre muerto y tres heridos.

La víctima fatal fue identificada como Jeison Rivera. El ahora occiso se ganaba la vida como mototaxista y estaba en el lugar porque había decidido unirse a la fiesta, que se realizaba cerca de su casa.

Jeison, de 28 años de edad, recibió un disparo en la cabeza que le ocasionó la muerte de forma instantánea. Era padre de dos niños: uno de 5 años de edad y otro de 13 años.

Luis Alfredo Reales Aponte, Roger Álvarez y otro hombre del cual solo se pudo saber que se llama José Alberto fueron los heridos. A los tres los trasladaron al Hospital Domingo Luciani de El Llanito. 

Testigos del hecho aseguraron que ni el fallecido ni los tres heridos pertenecían a alguno de los grupos delincuenciales que se enfrentaron, pero que lamentablemente quedaron atrapados en la línea de fuego.

No es un problema nuevo en el barrio

Lugareños aseguraron que estas celebraciones se realizan todos los fines de semana y que se incrementaron con la llegada de la cuarentena, pues también se extendieron a los demás días de la semana.

Funcionarios del Eje Este de Homicidios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) iniciaron las averiguaciones para determinar el paradero de los pistoleros, que ya se encuentran identificados.

#MonitorDeVíctimas | Padres localizan a su hijo muerto luego de un mes de búsqueda
Yoanfred José Mendoza Escalona fue asesinado a bala. El cadáver fue hallado al fondo de un pozo de 20 metros de profundidad  | Fotos: cortesía

 

Karina Peraza Rodríguez – @KaryPerazaR

 

Pasaron el último día del año 2020 buscando y orando para que su hijo Yoanfred José Mendoza Escalona, de 27 años de edad, apareciera y así despedir el año juntos, como familia. Ese deseo no fue cumplido.

La búsqueda de Yoanfred, que inició el 30 de diciembre del año pasado, se extendió por todo el municipio Andrés Eloy Blanco, en el estado Lara. Culminó la tarde del pasado 6 de febrero cuando lo localizaron sin vida. 

Un angustiante mes vivieron los padres de Yoanfred José, quienes no supieron más de su paradero. Intuían que algo le había ocurrido porque no solía desaparecer tanto tiempo y mucho menos abandonar su trabajo en la agricultura. 

Visitaban comisarías, centros asistenciales en Sanare, en otros municipios y hasta en Barquisimeto, pero no lograban dar con él. Varios conocidos se unieron a la búsqueda, que al principio fue muy activa, aunque con el pasar de las semanas el apoyo fue menor. 

No se dieron por vencidos

 

Los padres de Yoanfred José no descansaron y llevados por más que un presentimiento pidieron ayuda a un amigo de ellos que forma parte de un cuerpo de bomberos. La única zona en la que les faltaba por buscar era en un respiradero que funge como pozo, ubicado en el sector Lomas de Timonal, en Sanare. 

El funcionario no se negó y acudió al lugar. El pozo tiene al menos una profundidad de 20 metros y cuando hizo la búsqueda encontró lo que buscaba: allí estaba el cuerpo. 

De inmediato avisaron a funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC) de Quíbor. Una vez extrajeron el cuerpo del pozo los padres de Yoanfred José lo reconocieron por su vestimenta. 

El domingo 7 de febrero al cadáver se le realizó la autopsia y el patólogo indicó que se trataba de un homicidio, pues según develó el examen forense, el joven habría fallecido producto de un disparo en la región del tórax.  Ahora funcionarios del Eje de Homicidios Lara del Cicpc avanzan con las investigaciones del caso. 

#MonitorDeVíctimas | Por una bala perdida murió un comerciante en Petare
El hombre, de 41 años, acababa de salir de trabajar. Murió de forma instantánea 

 

Sandra Guerrero

 

De un disparo en la cabeza le quitaron la vida a Juan Jhon Martínez Corrales, de 41 años de edad. El hecho ocurrió aproximadamente a las 7:00 de la noche del pasado jueves 11 de febrero, cuando transitaba por un sector de la Zona 7 del barrio José Félix Ribas, en Petare, municipio Sucre del estado Miranda.

Martínez Corrales, que tenía 7 años trabajando como comerciante, había culminado sus labores e iba con su hermana. La mujer decidió entrar a una carnicería y él continuó caminando.

De repente se escucharon detonaciones producto de un enfrentamiento entre dos grupos delictivos. Uno de los proyectiles impactó al comerciante en la cabeza, ocasionándole la muerte en forma inmediata.

En la zona en la que ocurrió el suceso presumen que los protagonistas del tiroteo fueron miembros de la banda que dirige un individuo conocido como Wileixis, así como otros que forman parte de un grupo rival. 

Un familiar de la víctima que prefirió no identificarse pidió que se haga justicia a la par que formuló una denuncia pública sobre la inseguridad que reina en ese sector  y que golpea a los vecinos de Petare.

“Ojalá la familia tuviera para dónde irse. Vender todo e irse. Esto es Venezuela. Esto no es vida”, dijo ese mismo pariente. Martínez Corrales era padre de dos hijos, uno de 2 años y otro de 18 años de edad.

#MonitorDeVíctimas | 107 niños han quedado huérfanos producto de la violencia en Coche en los últimos 3 años
 “Mi hijo quería reunirse con su familia. Hoy sus hijos están huérfanos de padre y de madre. Quizá nunca los veremos de nuevo”, dijo Florencia Ollarves, madre del joven de 19 años, cuyo cadáver fue dejado sobre el pavimento en Coche

@carlos_dhoy

En mayo del año pasado Jesús Alberto Indriago Ollarves celebraba una ocasión especial en el hospital Miguel Pérez Carreño, en Caracas: nacía su segundo hijo, una niña. Antes de que la bebé cumpliera un año de edad ella y su hermano pasarían a ser parte de los 107 menores de edad que han quedado huérfanos por cuenta de la violencia en la parroquia Coche, en Caracas.

“Trabajaba, siempre trabajaba. No era un muchacho malo, siempre se rebuscaba”, dijo Florenia Ollarves, madre de Jesús Alberto, desde la Morgue de Bello Monte, adonde fue a retirar el cadáver del joven de 24 años de edad, que fue asesinado el pasado 8 de febrero cuando caminaba por la calle Zea, en la mencionada parroquia.

La idea del hombre era ir a reunirse con sus hijos en Colombia. “Era comerciante en el Mercado Mayor de Coche y había logrado ahorrar unos dólares con los que iba viajar en los próximos meses”, relató la mamá de la víctima. “Lo robaron, acribillaron y dejaron su cadáver tirado en el medio del pavimento”, agregó.

Tragedia tras tragedia

A pesar de los esfuerzos que hizo, Jesús Alberto no pudo volver a ver a sus pequeños. Luego de la alegría por el nacimiento de su hija menor todo se vio eclipsado por la tragedia.

Ariana, la mamá de la pequeña, murió en el mismo hospital donde nació la niña. Según los médicos falleció producto de complicaciones postoperatorias. Familiares de la mujer aseguraron que se trató de un caso de mala praxis.

Para el joven padre las noticias no mejorarían. A los pocos meses los familiares de Ariana tomaron la decisión de regresar a Colombia, su país de origen, y de llevarse a los niños con ellos. Consideraron que en el vecino país tendrían mejores oportunidades. A mediados de agosto del año pasado Jesús Alberto se quedó sin sus hijos. Era por eso que estaba ahorrando para ir a verlos.

Jesús Alberto era un venezolano de escasos recursos. Apenas llegó al sexto grado y desde muy joven se dedicó a trabajar. Fue obrero, dependiente en tiendas y también incursionó en el comercio informal.

 “Mi hijo quería reunirse con su familia. Hoy sus hijos están huérfanos de padre y de madre. Quizá nunca los veremos de nuevo”, se lamentó la abuela de los niños en la medicatura forense.

Violencia desatada

La de Jesús Alberto es una de las 132 historias de asesinatos ocurridos en los últimos tres años en la parroquia Coche. Se trata de una ola de violencia que ha dejado al menos 107 niños y adolescentes huérfanos.

Del total de personas asesinadas en Coche desde el 2017, 93% eran hombres. En cuanto a su formación académica, poco más del 50% tenía educación inferior a la media y 5% no tenía ninguna educación.

Un dato importante es que al analizar el perfil de los victimarios, en 55,3% de los casos los homicidas eran funcionarios policiales o militares. De acuerdo con las cifras recopiladas por Monito de Víctimas, 68% de los homicidios fueron presuntas ejecuciones extrajudiciales y supuestas resistencias a la autoridad.

Cerca de 40% de los crímenes cometidos por civiles correspondieron a robos (17), ajustes de cuenta (13), riñas (7) y balas perdidas (4). Las categorías de abuso o maltrato infantil, enfrentamientos entre bandas, linchamientos y violencia de género sumaron un caso cada una. En 14,3% de los casos los móviles no fueron establecidos.

#MonitorDeVíctimas | Acusan a funcionarios del Cicpc de arrollar a joven en el 23 de Enero
La víctima, de 19 años, falleció tres días después del hecho en el Hospital de Lídice. Sus parientes aseguraron que los funcionarios no le prestaron la ayuda debida

 

@Franzambranor

 

José David Suárez, de 19 años, se dedicaba a reciclar deshechos en el 23 de Enero. Clasificaba lo que consideraba útil y posteriormente lo vendía. La mañana del viernes 5 de febrero se encontraba hurgando en un container en la redoma del bloque 37 cuando fue embestido por un vehículo. Falleció tres días después en el Hospital de Lídice. 

Familiares de Suárez dijeron en la morgue de Bello Monte que el automóvil implicado en el hecho había sido una patrulla del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc).

Según esta versión, los funcionarios a bordo del carro no le prestaron la debida atención a Suárez y tardaron en trasladarlo a un centro asistencial. Aseguraron que posteriormente desaparecieron.

Los parientes de la víctima esperan que se haga justicia. Afirmaron que lo ocurrido constituye un irrespeto a la vida y una negligencia de parte de las autoridades.

“Si lo hubiesen llevado a tiempo al hospital tal vez se hubiese salvado”, dijo una persona cercana al joven que no quiso ser identificada por miedo a represalias.  Suárez no tenía hijos y vivía con su madre en la carretera vieja Caracas – La Guaira. Era el menor de los varones de una familia de siete hermanos.

#MonitorDeVíctimas | Para intentar robarlos mataron a bala a un adolescente de 14 años y a un joven de 21 años
El crimen ocurrió en el barrio 5 de Julio, en Petare. Uno de los supuestos responsables ya fue detenido

Rainner David Ruiz Barcenas, de 14 años de edad, y Kleyber Eduardo Barcenas Urbano, de 21 años, murieron el pasado 4 de febrero al ser atacados a tiros por varios individuos que intentaron robarles.

Al tratar de impedir ser despojados de sus pertenencias ambos se trabaron en una riña con los antisociales, que los mataron a disparos. El hecho se registró en la vía pública del sector La Cancha, barrio 5 de Julio, parroquia Petare del municipio Sucre.

Las averiguaciones iniciadas por la División contra Homicidios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) permitieron la captura de uno de los implicados en el caso, un hombre de 25 años de edad cuyo nombre se corresponde con las siglas Y.D.M.T.

Aún faltan por identificar y aprehender a las demás personas que supuestamente participaron en la comisión del crimen. Se supo que uno de los sospechosos es conocido con el apodo de El Portu.