Monitor de víctimas - Runrun

MONITOR DE VICTIMAS

#MonitorDeVictimas / Lo mataron de seis disparos y su hijo de 10 años de edad quedó herido
Danny José García era comerciante y murió en el hospital Universitario de Caracas. Dejó tres hijos menores de edad
Sandra Guerrero @SandraGuerrero1 / Fotografias Carlos Ramírez

La noche del pasado miércoles, cuando en diferentes zonas de Caracas celebraban el día de santa Bárbara, Danny José García salió de su vivienda en La Vega, municipio Libertador, para dirigirse al sector Santa Eduvigis de El Cementerio y frente a una cancha deportiva se encontró con su hijo, de 10 años de edad.

Se disponía a entregarle al niño una cantidad de dinero para sus gastos de este mes cuando desde un auto en marcha, le dispararon en numerosas oportunidades.

Seis de los proyectiles alcanzaron a García mientras su hijo resultó herido en las piernas por las esquirlas de las balas que se fraccionaron. El pequeño está recluido en un centro de salud,

García, de 35 años de edad, era comerciante, vendía todo tipo de mercancía, menos alimentos, murió en el Hospital Universitario de Caracas. Dejó tres hijos, de 16, 10 y 9 años de edad.

Ahora la policía científica investiga el móvil del homicidio e investiga para identificar a los autores de este hecho.

#MonitorDeVíctimas | Decapitaron un hombre en la puerta de su casa
Estuvo preso dos años en la Penitenciaría General de Venezuela en San Juan de los Morros, estado Guárico

Francisco Zambrano @franzambranor / Fotografias Carlos Ramírez

Como Damián Sailin Zambrano Calzadilla fue identificado un hombre que fue decapitado la noche de este 2 de diciembre en el sector Metropolitana 1 del kilómetro 2 de la carretera Panamericana.

El cuerpo de Zambrano Calzadilla, de 29 años de edad, fue encontrado cerca de su residencia de acuerdo con lo dicho por su esposa, María Medina.

Medina dijo que desconoce por qué asesinaron de esa forma a su marido.

Según Medina, Zambrano Calzadilla era ayudante de albañilería, tenía cuatro hijos y estuvo preso dos años en la Penitenciaría General de Venezuela en San Juan de los Morros, estado Guárico.

De acuerdo con fuentes policiales, Zambrano Calzadilla pertenecía a la banda de “hueco loco”.

#MonitorDeVíctimas | Asesinaron a joven por una deuda de 10 dólares en Carapita
Kelvin Pérez, de 21 años, recibió cuatro impactos de bala en el sector Primero de Mayo. A sus familiares les dijeron que presuntamente discutió con un hombre a quien le debía dinero. En otro hecho, una mujer mató a su pareja, Marcos Camacho, en una discusión por celos. 
 

Por una supuesta deuda de 10 dólares le dieron cuatro tiros a Kelvin José Pérez Benítez. A su familia le dijeron que el joven discutió con el hombre a quien le debía ese dinero a las 4:00 p. m. del sábado 30 de noviembre. 

La víctima, de 21 años, tenía tres meses viviendo en el sector Primero de Mayo, de Carapita, por eso sus familiares no conocen muchos detalles. Trabajaba en una fábrica de zapatos.
A Kelvin lo llevaron al hospital Pérez Carreño, donde murió a las 11:30 p. m. luego de una intervención quirúrgica. Le robaron todas sus pertenencias. Sus parientes pidieron que se investigue el homicidio, pues era un muchacho sano.

Hombre fue apuñalado en discusión por celos

Durante una discusión por mujeres Marcos Yordano Camacho Villalobos, de 35 años, fue apuñalado por su pareja dentro de su casa, ubicada en los edificios de Misión Vivienda de La Rinconada, a las 2:00 a. m. del sábado 30 de noviembre.

Según los familiares, la pareja ingería bebidas alcohólicas cuando comenzaron a hablar de las aventuras que él había tenido. En la conversación la mujer lo agredió con un cuchillo que tenía en las manos.
En el apartamento estaban dos hijos de la mujer, de 17 y 9 años, y un hermano de la víctima, un joven de 16 años. El más pequeño trató de intervenir, pidiéndole a su mamá que no lo matara.

Los adolescentes llevaron a Marcos a un Centro Diagnóstico Integral (CDI) de la zona, pero no les abrieron la puerta. Nadie les prestó ayuda para trasladar a la víctima a un hospital y falleció.

Mientras esto ocurría, la mujer se acostó a dormir encima de las sábanas llenas de sangre y al despertar, la mañana del domingo, se lavó la cara manchada. Una comisión del Cicpc la detuvo, pero alegó que no se acordaba de nada.

Mataron a joven que celebraba su cumpleaños

El viernes 29 de noviembre César Antonio Acosta celebraba sus 20 años de edad en el sector El Cerrito de Mesuca, en Petare. Ese mismo día lo asesinaron de un tiro en la cabeza.

Su papá recordó que la última vez que habló con él, a las 9:00 p. m., le pidió que no regresara tarde a la casa. Sin embargo, él se quedó con sus amigos. 
Ya la mañana del sábado 30 de noviembre sus familiares se enteraron de que al joven lo habían asesinado; no tenía sus documentos. El cadáver fue levantado por funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) a las 11:00 a. m.

El joven dejó huérfano a un hijo. Vendía comida preparada en Petare. 

#MonitorDeVíctimas | Denuncian que FAES mató a hombre que salió hace siete meses de Tocorón
El pasado 20 de noviembre Johandrys Cardozo se dirigía al restaurante de sushi donde trabajaba y recibió un disparo, presuntamente, por parte de efectivos del cuerpo policial

@Daigalaviz / Fotografias Carlos Ramírez

Familiares de Johandrys Cardozo cuentan que el pasado miércoles 20 de noviembre éste fue localizado con un disparo en el pecho en el sector El Estanque, de la parroquia Coche, municipio Libertador. Los deudos, que este 26 de noviembre retiraron el cuerpo de la sede de la medicatura forense de Bello Monte, indican que presuntamente habría sido herido por funcionarios de las Fuerzas de Acciones Especiales (FAES), el grupo táctico de la Policía Nacional Bolivariana.

Cardozo, de 26 años de edad, tenía siete meses de haber salido en libertad. Pasó seis años en el Centro Penitenciario de Aragua, conocido como la cárcel de Tocorón, por estar involucrado en un homicidio. Desde que le fue concedida la libertad plena empezó a trabajar en un restaurante de sushi.

El miércoles 20 de noviembre salió al mediodía a trabajar y horas después sus familiares, quienes pidieron la omisión de su identidad, recibieron la noticia de que había sido herido mortalmente en la vía principal de El Estanque, presuntamente por funcionarios de las FAES.

La víctima fue trasladada por conocidos al hospital Miguel Pérez Carreño, en La Yaguara, pero ingresó sin signos vitales. Deja dos hijos de nueve y siete años de edad. Estaba haciendo las diligencias para ingresar a laborar en Supra-Caracas, la empresa recolectora de basura en la Gran Caracas.

Respecto a este caso se conoció de fuentes policiales, que en ese operativo de las FAES en el sector El Estanque murieron otros dos ciudadanos: Jhon Jairo López Toro y un hombre que no ha sido identificado. Los efectivos alegan que las víctimas formaban parte de la banda del «Loco Leo».

#MonitorDeVíctimas| Las FAES ejecutan 16 formas de matar
Policías, fiscales y jueces operan articuladamente para que se mantengan impunes las ejecuciones extrajudiciales en Venezuela. A través de la investigación “Las FAES matan con patrocinio del Estado”, Proiuris revela los modus operandi de una matanza sistemática

Reporte Proiuris

A través del análisis de 51 casos de presuntas ejecuciones extrajudiciales directamente documentados por Proiuris, la organización no gubernamental de promoción y defensa de derechos humanos identificó 16 mecanismos habituales en la actuación de los funcionarios de los cuerpos de seguridad del Estado, fiscales y jueces.

Los patrones están descritos y analizados en la investigación “Las FAES matan con patrocinio del Estado”la cual corresponde a la labor de documentación de ejecuciones extrajudiciales y acompañamiento de las víctimas sobrevivientes que desarrolla Proiuris.

El 17 de julio de 2019, Nicolás Maduro manifestó su pleno respaldo al grupo élite de la Policía Nacional Bolivariana que acumula la mayor cantidad de denuncias sobre atropellos en el ejercicio de la fuerza pública. “¡Viva el FAES”! expresó Maduro, ignorando los llamados de atención formulados desde diversas instancias nacionales e internacionales, entre ellas la Alta Comisionada de las Naciones para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, quien estuvo en Venezuela en junio de 2019.

Cada uno de los 16 patrones está fundamentado en los relatos de familiares de los fallecidos y testigos de los hechos. En todos los casos, las víctimas sobrevivientes desmienten las versiones oficiales sobre presuntos enfrentamientos entre policías y delincuentes, que son calificados jurídicamente como casos de resistencia a la autoridad” y no son debidamente investigados por el Ministerio Público.

El reportaje especial “Las FAES matan con patrocinio del Estado” también incluye el análisis del shock hipovolémico, como causa genérica de muerte asentada en los certificados de defunción correspondientes a presuntas ejecuciones extrajudiciales, así como la documentación de cuatro masacres perpetradas por cuerpos de seguridad del Estado durante 2019, que suman 26 muertos.

La brutalidad policial tiene un impacto diferenciado en mujeres y en niños, niñas y adolescentes. Las viudas deben asumir la carga del sostén económico de la familia y la canalización de los duelos. Entre enero y septiembre de 2019, 301 niños, niñas y adolescentes han quedado huérfanos por las presuntas ejecuciones extrajudiciales de sus padres.

 

Irrupción violenta en residencias y domicilios. 

Los funcionarios de los cuerpos de seguridad del Estado suelen irrumpir violentamente en los lugares donde desarrollan sus operativos.

 “Sabemos que fue la policía. Pero nadie habló de lo que ocurrió, solo la familia. Los vecinos no quieren decir qué pasó”. Carlos Herazo, sobre la muerte de Noelkis Carolina Ramírez Blanco, de 21 años de edad

El 8 de febrero de 2019, funcionarios de las FAES tomaron el barrio Felipe Acosta Carlez, ubicado en Las Mayas, en Caracas, para vengar el homicidio de uno de sus compañeros de la Policía Nacional Bolivariana.

En el procedimiento fue asesinada Noelkis Carolina Ramírez Blanco, de 21 años de edad, a quien confundieron con un hombre. Según testigos y familiares de las víctimas, antes del mediodía otros cuatro jóvenes del sector habían sido asesinados: José Arteaga, de 18 años de edad; David Arteaga, de 21; José Moisés Flores Espinoza, de 19; y Vicente Ramírez, de 22 años de edad.

 

Concentración de la actuación policial en barrios pobres.

La mayoría de las actuaciones de los cuerpos de seguridad del Estado se lleva a cabo en sectores urbanos y rurales habitados por personas pobres, lo cual apunta hacia una matanza selectiva.

“Están haciendo fiesta con los que son y con los que no son. Han matado mucha gente inocente en Coche. Los policías lo que hacen es robar y maltratar”. Familiar de Freyiber González, de 16 años de edad.

Siete muertos fue el resultado de la razia que se prolongó durante siete horas en varios barrios del Kilómetro 2 de la Carretera Panamericana, el 27 de agosto de 2019.

Según la versión oficial, difundida por el Ministerio de Interior, Justicia y Paz, los miembros de la banda delictiva de “El Peluca” fueron “neutralizados” al “enfrentarse” contra comisiones de las Fuerzas de Acciones Especiales de la Policía Nacional Bolivariana.

Durante las siete horas del “operativo”, los vecinos del sector “La Invasión” permanecieron encerrados en sus hogares, a la espera de los resultados fatales. En la morgue de Bello Monte, se precisaron las identidades familiares de cinco de los fallecidos: Freyiber González, de 16 años de edad; Alber José Armas Armas, de 35; Tony Arsenio Armas Armas, de 30; Yorman Gabriel Puerta Gómez, de 20; y Edwar Zambrano, de 23 años de edad.

 

Las víctimas más frecuentes son hombres jóvenes en edad productiva.

Hombres con edades comprendidas entre 16 y 41 años de edad son los muertos más recurrentes en operativos policiales que podrían constituir ejecuciones extrajudiciales.

“Lo estaban ahorcando. Lo sé porque su esposa logró verlo a través de la ventana. Pero no la dejaron pasar. La tenían sometida a ella mientras tenía al niño en brazos”. Luego, se escucharon los disparos”. Familiar de Antony José Matos, de 22 años de edad.

El asesinato del comisionado en jefe de la Policía Nacional Bolivariana Carlos Valverde, de 43 años de edad, desencadenó la furia de las FAES. Mediante una razia que se desarrolló el 24 de julio de 2019, durante doce horas consecutivas, en varios barrios de El Valle y El Cementerio, funcionarios del cuerpo élite de la Policía Nacional Bolivariana mataron a siete personas.

Los funcionarios de las FAES reportaron solamente un fallecido, cuya identidad no fue suministrada en el reporte filtrado a la prensa. Los reporteros pudieron determinar que los muertos a manos de las FAES son: William Daniel Chacón Mendoza, de 19 años de edad; Giovanny Alejandro Contreras Moreno, de 19; Javier Noria, de 32; Carlos Javier González, de 22; Antony José Matos Hernández, de 22; y Raifer Martínez, cuya edad no se logró precisar. Según sus familiares, todos fueron ejecutados dentro de sus hogares.

 

Presuntos enfrentamientos calificados jurídicamente como resistencia a la autoridad.

En todos los casos de presuntas ejecuciones extrajudiciales, la versión oficial indica que presuntos delincuentes abrieron fuego contra los funcionarios actuantes, quienes “se vieron obligados” a repeler el ataque, en legítima defensa y en cumplimiento de su deber.

“Antes de dispararle, uno de los FAES le dijo: tú no eres familia mía. Mi hijo estaba durmiendo con su bebé, mientras que mi yerno con su hija pequeña. A ellos los despertaron los policías. No hubo el enfrentamiento que tanto dicen”. Nereida Parra, madre de Jonathan Eduardo Gil Parra, de 27 años de edad.

Fue un doble homicidio. Gil Parra habría sido ejecutado junto a su cuñado, Manuel José Martínez, de 21 años de edad, el 20 de marzo de 2019, cuando funcionarios de las Fuerzas de Acciones Especiales (FAES) de la Policía Nacional Bolivariana, que esta vez actuaron junto con agentes de la Policía del Estado Miranda y de la Policía Municipal de Santa Lucía, allanaron la residencia donde vivían ambos, en el barrio Mano Amiga del sector Los Jabillos, en Mariche.

 

“Siembra” de armas para simular enfrentamientos. Las versiones oficiales siempre dan cuenta de presuntas incautaciones de armas a las personas que resultan fallecidas en operativos policiales.

“Los policías me dijeron que lo iban a ayudar, que no le iban a sembrar ni drogas o armas, que solo le iban a imputar ese delito. Nunca entendí esa ayuda”. Tairuma Moreno, madre de Giovanni Alejandro Contreras Moreno, de 19 años de edad.

Los funcionarios de las Fuerzas de Acciones Especiales (FAES) le habían advertido que si no se llevaba a su hijo del barrio se lo iban a matar. Un mes después, el 24 de julio de 2019, en medio de una razia en el barrio 70 de El Valle, ejecutaron a Giovanni Alejandro Contreras Moreno, de 19 años de edad.

Conozca las otras 11 formas en que las FAES matan haciendo click aqui 

 

#MonitorDeVíctimas | Cicpc mató a padre e hijo solicitados por robo de vehículos en San Agustín del Sur
La madre del joven admitió “eran ladrones de carro pero no mataban a nadie”

 

Hasta el pasado lunes 18, los cadáveres de Carlos Alberto Figueroa Pino, de 50 años de edad, y el de su hijo Carlos Alberto Figueroa Cedeño, de 26 años de edad, permanecían en la morgue de Bello Monte.

A ellos los mató una comisión de la División de Vehículos de la policía científica, el miércoles de la semana pasa, luego de hacerle seguimiento, desde Santa Rosalía, municipio Libertador. Se desplazaban en un Chevrolet Corsa rojo.

Beatriz Cedeño, ex esposa de Figueroa Pino y madre del joven, admitió que ambos estaban implicados en el robo de vehículos, “pero no mataban a nadie”, argumentó al llegar a la morgue. 

 

 

Explicó que testigos indicaron que el auto donde iban padre e hijo, volcó. Ambos fueron sacados del vehículo y colocados en el pavimento por los policías para luego darle un disparo a cada uno en el pecho. Después la policía dijo que se trató de un enfrentamiento.

Explicó que cuando el Cicpc inició el seguimiento del Corsa rojo, en Santa Rosalía, los Figueroa llevaban verduras, hortalizas y frutas para vender porque tenían tres meses que estaban dedicados a esa actividad. 

“No mataban a nadie. No eran asesinos. Un ser humano no merece morir así”, reiteró Beatriz Cedeño.

 

 

#MonitorDeVíctimas / Mujer degolló a su pareja en Baruta
Familiares desconocen el móvil del crimen, pero aseguran que la asesina fue capturada en Charallave

Francisco Zambrano @franzambranor / Fotografias Carlos Ramírez

Magaly Méndez todavía se pregunta por qué la pareja de José Alberto Aguilera Concepción, de 20 años de edad, lo degolló. Méndez es tía de Aguilera Concepción y esperaba en la morgue de Bello Monte a su hermano, el padre de José Alberto, para reclamar el cadáver. “Nosotros somos los únicos que quedamos en Venezuela”, dijo. 

Méndez dijo que no conocía a la pareja de su sobrino porque tenían poco tiempo juntos. Tampoco sabe detalles de dónde ocurrió el hecho específicamente, solo sabe que vivían en Baruta, estado Miranda.

José Alberto era oriundo de Irapa, estado Sucre, pero se vino a Caracas a trabajar con su padre como comerciante.

Según Méndez, la asesina de su sobrino fue capturada en Charallave, estado Miranda..

La mataron con un golpe en la cabeza 

Gregoriana La Cruz salió de su casa a hacer unas compras el pasado 9 de noviembre, cuando unos delincuentes la interceptaron en la calle Salón, de Baruta en el estado Miranda, y le propinaron un contundente golpe en la cabeza para quitarle la cartera.

La Cruz, de 67 años de edad, estuvo recluida en el hospital Pérez de León II hasta este lunes 18 de noviembre cuando falleció. 

La Cruz era ama de casa y tenía nueve hijos.

#MonitorDeVíctimas | Culpan al Cicpc de matar a vendedor de zapatos en La Hoyada
Había estado preso por robo y fue asesinado dentro de la vivienda de una vecina

Francisco Zambrano @franzambranor | Fotografía Carlos Ramírez

Según sus familiares, Marcos Daniel Nieves Rivera salió corriendo cuando vio a una comisión del Cicpc el lunes 11 de noviembre en Hoyo de La Puerta, municipio Baruta. Se refugió en casa de una vecina y cerca de las 8:00 am lo mataron dentro de la vivienda.

La familia argumenta que Nieves Rivera le tenía pavor a los funcionarios y por eso emprendió la carrera. Exponen que la mujer que le dio albergue está detenida.

Nieves Rivera, de 37 años de edad, vendía zapatos en el mercado de La Hoyada y tenía dos hijos, un varón de 17 años de edad y una hembra de 16.

De acuerdo a versión de la familia, Nieves Rivera estuvo preso cuatro años por robo.

No saben quién lo mató

También los parientes de José Gregorio Parra, de 25 años de edad, aún se preguntan quién lo mató.

Desde la morgue de Bello Monte denunciaron que recibieron una llamada para decirles que lo habían conseguido muerto en una zona de El Paraíso.

“Estamos en blanco de verdad”, dijo su tía, Carmen Guevara.

Parra vivía en Guatire y según sus familiares vendía ropa para ganarse la vida. Dejó huérfanos a dos menores de edad.

Familiares informaron que estuvo preso cinco años en la cárcel 26 de julio de Guárico por el delito de robo.