Monitor de Víctimas - Runrun

MONITOR DE VICTIMAS

#MonitorDeVictimas | Lo degollaron para robarlo en su casa de El Junquito
Se llevaron tres bombonas de gas, un celular y un televisor

 

@SandraGuerrero1

Foto: Carlos Ramírez

 

Fue un vecino de Juan Vicente Espinel Vera quien localizó su cadáver, a las 10:00 am del pasado martes, en su vivienda ubicada en el sector El Cañaveral, kilómetro 11 de la carretera de El Junquito.

El hombre, de 43 años de edad, estaba degollado en el piso.

En el domicilio había un total desorden. El o los homicidas lograron entrar al violentar la cerradura de la puerta principal.

A simple vista el vecino observó que se habían llevado tres bombonas de gas, un celular y un televisor.

Espinel Vera trabajaba para una empresa ubicada en Los Dos Caminos, municipio Sucre, que se especializa en la instalación de pisos de granito. Vivía solo y era el penúltimo de 10 hermanos. No dejó hijos.

 

#MonitorDeVíctimas | Mataron a septuagenario dentro de transporte colectivo
La víctima, venezolano por naturalización, intentó frustrar un asalto y fue asesinado

Francisco Zambrano @franzambranor / Fotografías Carlos Ramírez

Raúl Torres quiso evitar una tragedia mayor y eso le costó la vida. El jardinero de 72 años de edad forcejeó con un delincuente que asaltó un transporte colectivo que cubría la ruta Los Guayabitos-Mariche, en Caracas, y recibió un disparo en el pecho.

De acuerdo con la versión de Arelis Julio, quien acompañaba a la víctima, tres delincuentes abordaron el transporte para asaltarlo y cuando se disponían a bajarse de la unidad a uno de ellos se le accionó el arma e hirió a un pasajero en un brazo. Torres aprovechó el episodio para abalanzarse sobre el delincuente y en el forcejeo recibió el impacto en el tórax. Los maleantes escaparon con las pertenencias de quienes se trasladaban en el colectivo.

Torres nació en Colombia, pero se nacionalizó venezolano. Tenía cinco hijos y vivía en Mariche con su familia. 

#MonitorDeVíctimas | De seis tiros lo mató un vecino durante la celebración de Navidad
El homicida había discutido con otro hombre, pero al regresar lo halló solo y le disparó

@SandraGuerrero1 / Fotografía Carlos Ramírez

 

Desde las 11:00 am del pasado 25 de diciembre, un grupo de jóvenes habitantes de la Gran Misión Vivienda ubicada cerca de la estación Colegio de Ingenieros del Metro de Caracas, municipio Libertador, comenzaron a celebrar la Navidad frente a uno de los edificios.

Conversaban mientras consumían bebidas alcohólicas.

A las 6:30 pm de ese día ya el licor estaba haciendo efecto entre algunos de los vecinos y amigos y así fue como dos de ellos iniciaron una discusión en la que intervino Keiver Jesús Guillén para calmar los ánimos.

En vista del tono que tomó el intercambio de palabras la mayoría se retiró.

Guillén, de 26 años de edad, se quedó pues no formó parte de la discusión, pero uno de los que sí estaba enojado retornó al lugar con una pistola marca Glock y la accionó seis veces contra Guillén, quien murió en el sitio. La víctima recibió los impactos en un pie, para impedir que corriera, y el pecho.

El homicida huyó, pero hay vecinos que dicen que a veces lo ven en la zona.

Guillén era el segundo de los tres hijos de Yamileth Guillén. Dejó a tres niños huérfanos.

Tenía cuatro años viviendo con su esposa en un edificio de la Gran Misión Vivienda y trabajaba como encargado de un negocio en La Candelaria.

No registraba antecedentes y nunca estuvo detenido

 

Hasta noviembre las FAES cometieron 70% de las ejecuciones extrajudiciales en Caracas
Según cifras del Monitor de Víctimas, entre enero y noviembre de 2019 hubo 317 ejecuciones en los cinco municipios de Caracas
Las Fuerzas de Acciones Especiales incrementaron sus víctimas en operativos con respecto al 2018. 

 Yohana Marra // @yohanamarra

Pese a la petición de la alta comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (Acnudh), Michell Bachelet, de la disolución de las Fuerzas de Acciones Especiales (FAES), estas aún lideran la cifra roja de ejecuciones extrajudiciales. 

Entre enero y noviembre de 2019 hubo 317 ejecuciones en los cinco municipios de Caracas —según cifras del Monitor de Víctimas—, de las cuales 70 % (223) fueron cometidas por las FAES. Les sigue la policía científica con 63 muertes y la Policía Nacional Bolivariana (PNB) con 7.

El miércoles 18 de noviembre Bachelet reiteró que su oficina todavía recibe denuncias sobre las actuaciones de las FAES, principalmente contra jóvenes varones “en el contexto de operativos de seguridad en barrios marginales”.

Ya el 4 de julio de 2019 la alta comisionada se había referido a este cuerpo policial y pidió su disolución. También instó a investigar las ejecuciones extrajudiciales “llevadas a cabo en el curso de operaciones de seguridad”.

 

Luego de esa petición hubo 2698 fallecidos a manos de la policía, según el informe del Observatorio Venezolano de Violencia (OVV).

Sin embargo, el gobierno de Nicolás Maduro no acató esta recomendación y reiteró su apoyo a las FAES el 17 de julio. 

Entre enero y noviembre pero de 2018, las FAES también lideraron los ajusticiamientos con 200 víctimas. Este año aumentaron la cantidad de muertos durante los operativos.

Contrario al Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) que disminuyó las víctimas, hasta noviembre registraron 191 ajusticiamientos y la PNB 118.

Casi 15 personas al día asesinaron los funcionarios

De acuerdo con las estimaciones del OVV en 2019 los cuerpos de seguridad ajusticiaron a 14,5 personas al día.

El informe indica que ese año hubo 5286 ejecuciones extrajudiciales. La tasa es de 19 víctimas por cada 100.000 habitantes, superior a la de cualquier país de América.

 

En seis estados del país la violencia policial fue mayor a la violencia cometida por delincuentes, estos fueron: Guárico, Trujillo, Anzoátegui, Lara, Aragua y Portuguesa.

Y en 10 municipios de Venezuela no hubo muertes a manos de la delincuencia, todas fueron cometidas por funcionarios policiales. El OVV explicó que esos municipios se encuentran en los estados Guárico, Trujillo y Anzoátegui.

Víctimas en zonas populares

Según el informe «Uso de la fuerza pública y el derecho a la vida en Venezuela», de Keymer Ávila, abogado e investigador del Instituto de Ciencias Penales de la Universidad Central de Venezuela (UCV), 67 % de las víctimas de ejecuciones extrajudiciales son jóvenes varones, entre 18 y 30 años, quienes viven en barriadas. 

El Monitor de Víctimas registró que los municipios que más asesinatos reportaron son Libertador, con 173 ajusticiamientos, y Sucre con 60. En 2018 —también entre enero y noviembre— Libertador registró 271 fallecidos mientras que en Sucre hubo 75.

También hay niños y adolescentes, entre 0 y 17 años, que representan 16 % de las víctimas. Quienes tienen entre 33 y 50 años alcanzan 17 %.

 

El OVV sostiene que la represión del delito por parte del Estado se basa en el exterminio de los delincuentes y no en disminuir la inseguridad, ya que no existe ninguna política pública para hacer cumplir la ley ni programas de prevención del delito, al contrario, solo «dan de baja», como se refieren representantes del gobierno de Maduro, a los presuntos delincuentes.

Responsable la cadena de mando

Provea registra que las ejecuciones representan aproximadamente 89 % de los casos de violación al derecho a la vida en el país.

Tarek William Saab, fiscal designado de manera inconstitucional por la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), dijo en diciembre de 2019 que 505 uniformados de cuerpos de seguridad fueron imputados por vulneración a los Derechos Humanos y de ellos 390 fueron privados de libertad.

La ONG insta a que toda la cadena de mando de las FAES sea investigada y sancionada por las violaciones a los Derechos Humanos, incluso al presidente Nicolás Maduro y funcionarios de su gobierno, como el ministro de Relaciones Interiores, Justicia y Paz, Néstor Reverol.

#MonitorDeVíctimas | Hombre comete femicidio en Santa Cruz del Este
Su pareja la sacó a la fuerza de una fiesta y luego la asesinó

Francisco Zambrano @franzambranor / Fotografía Carlos Ramírez 

 

Stefani Katherine Landaeta, de 24 años de edad, estaba en una fiesta en el barrio Santa Cruz del Este, municipio Baruta, el pasado 26 de diciembre cuando su pareja la sacó a la fuerza del lugar donde se encontraba y en la calle le propinó un disparo en la cabeza que le quitó la vida.

Así lo afirmó su padre, Ernesto Landaeta, quien dijo desconocer el nombre del asesino. Solo sabe que le dicen “el bebé”. 

El progenitor dijo que su hija tenía cinco meses de relación con el sujeto que la mató.

Después del suceso, Stefani fue trasladada al hospital Domingo Luciani en El Llanito, pero llegó sin signos vitales.

Stefani dejó huérfano a un niño de 3 años de edad, producto de una relación previa y era la mayor de tres hermanas.

Ernesto Landaeta dijo que el Cicpc anda en la búsqueda del victimario. 

Asesinado teniente del Ejército

Para robarle la moto en la que andaba por El Paraíso, a David Alejandro Yajuris le dieron un balazo en la región intercostal izquierda que le causó la muerte el pasado 26 de diciembre.

Yajuris, de 28 años de edad, era teniente del Ejército, vivía en La Vega y tenía dos hermanos. Según apuntaron familiares, no dejó que le robaran la motocicleta y como pudo llegó al comando de la Guardia Nacional de El Paraíso donde fue auxiliado. Lo llevaron a la clínica de la GNB en el mismo sector, pero falleció.  

 

 

 

#MonitorDeVíctimas | En medio de una fuerte depresión mató a su esposa y a uno de sus hijos para luego quitarse la vida
El suceso ocurrió en medio de una discusión entre la pareja, cuestión que ocurría frecuentemente

Sandra Guerrero @SandraGuerrero1 / Fotografía Carlos Ramírez

 

Las detonaciones que se escucharon, a las 3:00 pm de este sábado, en el barrio La Línea de Petare, municipio Sucre del estado Miranda, llamaron la atención de los vecinos que salieron alarmados ver lo que ocurría.

Pero el suceso no se produjo en la calle sino dentro de la residencia de la familia González.
A esa hora, entre María Agustina de González, de 70 años de edad, y su marido Omar González, de 78, se había iniciado una de las tantas discusiones que protagonizaban frecuentemente.
En esta oportunidad, González, abogado jubilado del Seniat, en medio del intercambio de palabras, sacó a relucir una pistola y Omar, el tercero de sus cuatro hijos, decidió interponerse entre sus padres para evitar que González le disparara a su mamá.

La respuesta del abogado jubilado fue descargar nueve veces la pistola en contra de la mujer con quien llevaba más de 50 años de casado.

A su hijo, que también era abogado, le dio dos tiros y finalmente se quitó la vida de un disparo en la cabeza.

La familia presume que la actitud belicosa del septuagenario se debía a su edad. Constantemente sostenía acaloradas discusiones con su esposa por cuestiones sin importancia.
Al parecer el abogado jubilado se caracterizaba porque siempre estaba de mal humor.
Sin embargo, es necesario observar que una persona que se autoflagela, por lo general, confronta enfermedades como la depresión que, cuando se tratan con un médico, suelen superarse. El suicidio se puede prevenir si se detectan a tiempo los síntomas. 

 

 

 

#MonitorDeVíctimas | Mataron a una mujer delante de sus dos hijas menores de edad
“Te traigo un regalo de Chile”, expresó el homicida al entrar a la casa segundos antes de asesinarla

A las 5:00 pm del domingo 22 de este mes, Génesis Leandra Troconis Azuaje estaba sentada en un sofá de la sala de su casa. A ambos lados de ella estaban sus hijas, de 3 y 8 años de edad. Ella esperaba que se avivara el fuego de la leña que estaba en el patio de la vivienda para montar la lata con las hallacas que comerían en Navidad y Año Nuevo. De repente a la residencia irrumpió un hombre que le dijo a la mujer, de 27 años de edad, “te traigo un regalo de Chile” y enseguida sacó a relucir una pistola para matarla de cuatro tiros.

Con la misma rapidez con la que llegó, el homicida salió y subió a la parrilla de la moto que lo esperaba. El homicidio se registró en el sector Fe y Alegría de Artigas, parroquia San Juan del municipio Libertador.

Una hermana de la víctima, que presenció el homicidio, dijo que todo ocurrió tan rápido que no recordaba las características de la ropa que vestía el asesino. Al parecer, Génesis Leandra confrontaba problemas que no habría confiado a nadie. Un día antes del homicidio le dijo a su papá, Mauricio Troconis, “no sabes los problemas que yo tengo”.

“Eso fue un sicariato. Presiento que mi hija tenía miedo, se escondía de alguien”, dijo Troconis. “Habían transcurrido varios días desde que había quitado sus fotos de las redes sociales y eso me causó asombro. Sé que mi hija tenía problemas, pero se fue con su secreto”, explicó.

 

Génesis Leandra era ama de casa. Estaba dedicada a la crianza de sus dos hijas. “No iba a fiestas ni consumía licor. A los padres de las dos niñas los mataron al poco tiempo del nacimiento de cada una de ellas”, indicó Troconis.

Últimamente Génesis Leandra viajaba cada tres meses a Trinidad y Tobago porque planificaba montar un negocio de venta de ropa y bisutería, reveló Oneida Azuaje, mamá de la víctima.

#MonitorDeVíctimas | Mataron a mototaxista para robarle el vehículo y otras pertenencias
El crimen ocurrió cuando la víctima se dirigía a su residencia en la calle Zulia de La Vega

@SandraGuerrero1 / Fotografía Carlos Ramírez

 

Oscar Alexander Duarte Bastidas, de 23 años de edad, era el único hijo de Oscar Duarte y su pareja. El sábado pasado el hombre llegó a la morgue de Bello Monte para hacer los trámites legales a fin de retirar el cadáver.

Allí, Duarte relató que su hijo laboraba, desde hacía cuatro años, como mototaxista afiliado a la línea establecida en la redoma de La Vega. El joven vivía con sus padres en la calle Zulia de esa parroquia.

La madrugada del viernes pasado, el mototaxista regresaba a su domicilio cuando fue abordado por dos hombres que le dieron dos disparos en la cabeza para despojarlo de su moto, celular, cartera y se presume que también le habrían robado alguna cantidad de dinero que habría ganado trabajando ese día. El mototaxista murió en el sitio y una comisión de la policía científica de El Paraíso levantó el cuerpo y lo trasladó a la morgue de Bello Monte.

El padre de la víctima destacó que la moto de Oscar Alexander era una Jaguar, de modelo viejo.