Carlos D’Hoy, autor en Runrun

Carlos D Hoy

#MonitorDeVíctimas | 300 personas han sido asesinadas en Catia entre mayo de 2017 y junio de 2019
Un violento viernes deja como muestra dos víctimas en la popular parroquia del oeste de Caracas

@carlos_dhoy / Fotografía: Carlos Ramírez

LA PARROQUIA SUCRE, CATIA, se encuentra entre las más violentas del municipio Libertador, muestra de ello es que 300 personas han sido asesinadas en el período comprendido entre mayo de 2017 y junio de 2019, según datos del Monitor de Víctimas.

El primer fallecido fue identificado como Gabriel Alexis Fernández Hernández, de 20 años de edad, quien fue asesinado el pasado viernes en horas de la noche en la segunda escalera de Los Magallanes de Catia, municipio Libertador. Gabriel Fernández, quien trabajaba como obrero y como ayudante de panadero artesanal, se encontraba en las inmediaciones de la casa de su novia en compañía de unos amigos cuando llegaron unos sujetos, aún por identificar, quienes dispararon contra el grupo.

Gabriel recibió un disparo en la cabeza que lo mató de manera instantánea. El cadáver del joven quedó tendido en la escalera, y le robaron el teléfono celular.

El joven era el menor de siete hermanos, no deja hijos.

En otro hecho de sangre ocurrido en la misma parroquia este viernes, se reportó el asesinato de Leonardo José Ortega, de 42 años de edad. Ortega, quien era padre de cuatro hijos, dos adultos y dos menores de edad, fue asesinado en la avenida Sucre de Catia.

Según informaciones suministradas por familiares, José Leonardo Ortega fue interceptado por dos antisociales quienes le dispararon para despojarlo de su motocicleta. Una comisión policial que pasaba por el lugar intentó detenerlos, pero no lo consiguió porque los asaltantes abrieron fuego contra los policías y optaron por abandonar la moto. En el lugar quedó tendido el cadáver.

Leonardo José estaba residenciado en la misma avenida Sucre de Catia donde vivía junto a su pequeña hija y su esposa.

La violencia en Catia y sus víctimas: Hombres jóvenes y morenos

De acuerdo con datos del Monitor de Víctimas, la violencia en la parroquia golpea preferentemente a jóvenes. En total, murieron 289 personas con edades comprendidas entre los 17 y 28 años.

En relación al sexo de las víctimas, 282 eran de sexo masculino y 18 femenino, de las cuales 169 eran de piel morena mientras que 83 eran blancas.

Los principales victimarios en la parroquia son civiles con 244 asesinatos. De ellos 52 ocurrieron durante robos, 29 fueron casos catalogados como presuntos ajustes de cuentas, 15 personas murieron al quedar atrapadas en la línea de fuego entre bandas criminales, 17 murieron durante riñas, se reportaron cuatro casos de maltrato infantil y dos casos de violencia de género, entre otros.

Cuando los victimarios fueron funcionarios policiales se contabilizaron 114 muertes, 91 de las cuales corresponden a presuntas ejecuciones extrajudiciales y 23 están relacionados con supuestos casos de resistencia a la autoridad.

#MonitorDeVíctimas | Hay siete detenidos por el asesinato de una adolescente en El Hatillo
Entre los aprehendidos se encuentran el padrastro de la joven, un hermano y otros familiares

Carlos D’ Hoy @carlos_dhoy / Fotografías Carlos Ramírez

 

SIETE PERSONAS FUERON DETENIDAS por funcionarios de la División contra Homicidios del Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas (CICPC) por su presunta participación en el asesinato de la adolescente cuyo cadáver fue localizado en el sector Turgua del municipio El Hatillo del estado Miranda. 

Entre los detenidos se encuentran el padrastro y un hermano de la joven quien padecía de una discapacidad intelectual. Además estarían siendo investigados otros familiares.

El reporte médico forense determinó que la joven murió a consecuencia de una hemorragia producida por una herida en el tórax efectuada con un arma blanca. 

Historial de abuso y maltratos no atendidos 

En varias oportunidades, la adolescente denunció el maltrato del que era objeto por parte de su familia. Una maestra notó la situación y citó a la madre, quien  arremetió nuevamente contra ella. 

Otros familiares decidieron denunciar el caso ante un organismo de protección a la niñez, ente que pidió que le realizaran exámenes médico forenses a la adolescente, pero estos nunca se realizaron. 

Finalmente, la víctima desapareció el pasado 10 de julio. Su cuerpo fue localizado el 31 del mismo mes en una zona boscosa y en avanzado estado de descomposición. La parte superior del cuerpo se encontraba totalmente descompuesta y había sido devorada por animales, no tenía camisa. 

Cicpc investiga entorno personal de estudiante asesinado en Carabobo

@carlos_dhoy

El Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas (Cicpc) confirmó la información publicada el fin de semana sobre el asesinato del estudiante de la Universidad de Carabobo, Celis Blanco, candidato a la FCU, cuyo cadáver fue localizado el pasado viernes en una residencia de estudiantes ubicada en el municipio San Diego del estado Carabobo.

El director del Cicpc, comisario Douglas Rico, ratificó la causa de la muerte violenta de Blanco, “traumatismo craneoencefálico cervical” y agregó que se iniciaron las investigaciones con entrevistas a las personas que integran el entorno más cercano del estudiante de Contaduría de la Universidad de Carabobo.

Indicó que debido a las circunstancias en que fue localizado el cuerpo se descartaba el robo, ya que no cargaron con objetos de valor de Blanco.

Además aseguró que “de acuerdo con lo que han dicho algunos de sus compañeros de residencia, muchas personas extrañas acudían a visitar al joven asesinado”.

Celis, era dirigente juvenil de Acción Democrática y pertenecía al Movimiento Estudiantil Innovación 111, además era licenciado en Contaduría Pública y profesor de la Universidad José Antonio Páez (Ujap), estaba cursando una segunda carrera en la UC.

La muerte del candidato al Consejo de Facultad de Educación para las elecciones estudiantiles de la Universidad de Carabobo que se realizarían el próximo 14 de noviembre generó una gran polémica debido a la tensa situación que se ha vivido en la casa de estudios carabobeña, por los señalamientos que ha realizado el gobierno de esa entidad encabezado por el gobernador Rafael Lacava contra la directiva de la casa de estudios. Los señalamientos de Lacava contra las autoridades universitarias culminaron con la detención del presidente de la FCU, Iván Uzcátegui, y del director de comedores de la Universidad de Carabobo, Ramón Bravo.

Trabajadores de la morgue de Bello Monte protestan contra pésimas condiciones laborales y malos sueldos

Denuncian epidemias provocadas por pésimas condiciones sanitarias

@carlos_dhoy

LOS TRABAJADORES ADSCRITOS AL SERVICIO NACIONAL DE MEDICINA Y CIENCIAS FORENSES (Senamecf) de Bello Monte realizaron una segunda jornada de protestas exigiendo a las autoridades mejorar las condiciones sanitarias así como mejoras salariales de la principal morgue capitalina.

Desde brotes de tuberculosis y presuntos casos de hepatitis, pasando por la falta de guantes, materiales e insumos de limpieza, quejas por el sueldo que cobran, hasta denuncias de acoso y amenazas, fueron algunos de los señalamientos que formularon los funcionarios de la morgue de Bello Monte la mañana de este lunes.

La protesta se inició el pasado viernes cuando a los trabajadores les iban a pagar la primera parte del bono de fin de año, el popular aguinaldo, cuando fueron a verificar el pago, lo que recibieron fue el pago semanal, de 500 bolívares soberanos “que no alcanzan para comer o para el pasaje” y de los aguinaldos recibieron 2.100 bolívares soberanos.

Ángela Montero, enfermera adscrita al Senamecf criticó que todos los sueldos de los profesionales que laboran para la institución quedaron en su mínima expresión, “todos ganamos sueldo mínimo, antes de la reconversión teníamos un tabulador, cobrábamos primas, bonos y becas, se ganaba de acuerdo a la formación de cada quien, éramos de los mejores pagados de la administración. Ahora ganamos un sueldo mínimo que no alcanza para vivir”.

Advirtieron que han sido amenazados: “nos quieren botar, tapar la boca, vivimos en una amenaza permanente, sólo por exigir nuestros derechos. Ccorremos riesgos de salud y parece que a nadie le importa”, dijo Emily Quevedo.

“No estamos paralizando la morgue, la morgue sigue operativa, pero no trabaja al 100%”, agregó el viernes Roberto Moreno, supervisor de la Sala Forense.

Insalubridad y tuberculosis

Las condiciones de insalubridad también fueron denunciadas por los trabajadores, quienes han indicado que a pesar de las advertencias que han hecho, no los han tomado en cuenta, no se han hecho los correctivos pertinentes”.

“Hay un brote de tuberculosis y hacen caso omiso, hay brotes de hepatitis y nos ignoran”.

Indicaron que tienen cuatro casos de tuberculosis registrados, dos de los cuales se encuentran bastante graves, yo sufrí de tuberculosis y me curé por mis propios medios, no fue porque la institución colaboró con nosotros,” dijo Boris Reyes..

Finalmente los trabajadores negaron los rumores que señalan que en la sala de autopsias se estarían acumulando los cadáveres uno encima de otro, “eso es falso, aun cuando tenemos problemas con las cavas que no reciben el mantenimiento adecuado y si las familias no vienen a buscarlos, entonces los cadáveres se descomponen por falta de refrigeración”.

Acotaron que los cuerpos que se entregan descompuestos, “es porque ingresaron en ese estado a la morgue o porque la familia tardó en localizarlos”.

Autopsia revela que estudiante de la UC habría sido asesinado
Patólogos hallaron fracturas de cuello y traumatismo craneal en el cadáver del estudiante Celis Gregorio Blanco

@carlos_dhoy

A PESAR DE QUE SE HABÍA INDICADO QUE LA CAUSA DE LA MUERTE del estudiante y candidato a la Federación de Centros Universitarios de la Universidad de Carabobo Celis Gregorio Blanco era natural, supuestamente un infarto, la autopsia realizada al cadáver del dirigente juvenil adeco, determinó que su deceso fue un asesinato.

El informe elaborado por patología forense revela que el cadáver presentaba “hemorragia cerebral, traumatismo craneal y fractura del cuello”, por lo que las autoridades que investigan el caso presumen que fue asesinado a golpes o asfixiado.

Según reporta el diario El Carabobeño el secretario general de Acción Democrática en la entidad, Rubén Limas exigió que el diagnóstico patológico sea aclarado, ya que el mismo no dice si la fractura de cuello fue a nivel cervical o si le afectó el hueso hioide.

Esta diferencia que explicaría cómo se produjo el ataque que le causó la muerte a Blanco, de tratarse de una fractura cervical, el ataque pudo haber sido realizado por detrás del dirigente y con un objeto contundente, mientras que si hay fractura del hioides pudo haber sido asfixiado, “esa impresición nos hace dudar sobre el rumbo que tomará la investigación”.

A pesar de las dudas del dirigente estudiantil, fuentes policiales revelaron a El Carabobeño que se detectó la fractura del hueso hioide. La hipótesis que que manejan los investigadores del caso es que al parecer se habría producido una discusión entre Celis Blanco y una segunda persona aun por identificar. En medio de la pelea le habrían presionado el cuello a Blanco provocándole la muerte. “Es un hecho que fue homicidio, lo que no está claro es el móvil”, precisó la fuente.

En este sentido Limas exigió una profunda investigación en torno a esta muerte que se produce días antes de unas controvertidas elecciones estudiantiles de la Federación de Centros Universitarios, marcadas por las acusaciones que ha venido realizando el gobernador de Carabobo, Rafael Lacava, contra las autoridades de la UC y la detención del presidente de la FCU, Iván Uzcátegui, y de Ramón Bravo, director de comedores de la casa de estudios carabobeña.

Una fractura nada usual

El hueso hioide está situado en la parte frontal del cuello, por debajo de la lengua y por encima del cartílago tiroides. Su fractura es muy poco frecuente, al extremo que de acuerdo a la literatura médica supone apenas el 0,002% del total de las roturas de huesos registradas, en otras palabras apenas dos de cada mil fracturas son de este hueso que por su ubicación este tipo de lesiones está vinculado a casos de asfixia mecánica o con fuertes golpes propinados al área alta del cuello.

Familiares de las víctimas de la masacre de Policarabobo esperan por justicia

[email protected]

LA JUSTICIA NO HA LLEGADO para las familias de las 69 víctimas que dejó la masacre de Policarabobo ocurrida a finales de marzo de este año.

El incendio que se desató en los calabozos de la comandancia de la Policía del estado Carabobo ubicada en la avenida Navas Spinola de Valencia cobró la vida de 69 personas, 67 presos y dos mujeres que pernoctaban en el centro de detención.

Humberto Prado, director del Observatorio Venezolano de Prisiones (OVP), en la presentación del informe sobre el aso aaseguró que el poder judicial ha actuado con lentitud en el caso, al extremo que en siete meses transcurridos desde la masacre, aun no se ha realizado la primera audiencia preliminar.

“El juicio ha sido diferido en cinco oportunidades. Hay una frase que dice: justicia tardía no es justicia, en este caso vemos que la justicia está paralizada. A la fecha hay hay cinco funcionarios policiales imputados, quienes se encuentran detenidos en sus comandos, pero en realidad desconocemos si se encuentran en liberad o no, ya que son muy flexibles las condiciones de detención para los propios funcionarios en esos comandos”.

Agregó que aun no ha sido imputado un sexto funcionario del Cicpc, a quien identificó como José Aldana, quien es señalado por los testigos como uno de los que habría disparado contra los presos.

Prado aprovechó para rectificar la cifra que maneja el Ministerio Público sobre las víctimas en ese hecho, “ellos manejan 68 fallecidos, pero días después murió uno de los quemados, con lo que la cifra final, hasta ahora es de 69 muertos”.

Además denunció que los informes forenses no reflejan la causa real de la muerte de las víctimas, en el caso de José Manuel Pérez, el informe indica muerte por asfixia mecánica, sin embargo la madre de la víctima dice que el cuerpo presentaba tres impactos de bala, uno en la cara, dos en el abdomen y varios perdigonazos en el área de los genitales, “cuando le reclamé a la médico que firmaba que eso no era lo que ella había visto, la respuesta que recibió fue que ella no era la forense. Por lo que Prado indicó que es necesaria la exhumacion de los cuerpos y que se realice una segunda autopsia, que aclarará los hechos ocurridos el 28 de marzo de 2018

Lacava y Varela responsables

Prado además apuntó sus señalamientos sobre la falta de acusaciones judiciales contra el gobernador del estado Carabobo, Rafael Lacava y contra la ministra del Servicio Penitenciario, Iris Varela, a quienes señaló de ser responsables por acción y por omisión en la muerte de las 69 personas.

“Los representantes del estado son responsables por acción y por omisión en el caso, ya que por una parte el mandatario regional tenía bajo su custodia a los detenidos y permitió que ocurrieran todas las irregularidades que desencadenaron en esa tragedia, mientras que la ministra no puede escudarse en una supuesta falta de competencias, cuando se determinó que en varias cárceles habían cupos para trasladar a muchos de los presos y no se hizo”.

Criticó la tardía reacción de la titular de prisiones, quien emitió una opinión, salvando su responsabilidad, cinco días después de haber ocurrido la tragedia.

Una masacre por un aire acondicionado

En el transcurso de la investigación realizada por el OVP, se determinó que lo que inicialmente fue presentado por las autoridades, como un motín provocado por los presos, fue en realidad una masacre organizada por funcionarios policiales en retaliación por la negativa de los presos a una requisa y por el cobro de un aire acondicionado que los funcionarios habían permitido que instalaran y que no habían cobrado por su acceso.

“Los presos tenían razones para pensar que se iba a producir una requisa, días antes había sido asesinado un recluso y habían rumores que decían que los policias querían aumentar las tarifas que cobraban por cualquier “beneficio” que tenían como visitas, comida, fiestas, ropa, colchonetas”.

El asunto es que cada vez que hacían esas revisiones, los policías destrozaban todas las propiedades de los reos, colchonetas, ventiladores, ropa, televisores, todo era destruido, por eso se opusieron a la revisión ese día, lo que generó una corto enfrentamiento. Pero al final los detenidos cedieron y pidieron que le permitieran salir a la “visita”, cuando ellas se retiraban los policías dispararon y mataron a la primera víctima de esos hechos, una mujer embarazada, a partir de allí se desató el infierno, los presos colocaron colchonetas en las rejas para impedir que los perdigones pasaran y los policías, que le colocaron candados a las rejas, rociaron con gasolina las colchonetas y entre las bombas lacrimógenas y otras cosas se desató el incendio, luego siguieron echando gasolina que encendían con sopletes y disparando no con perdigones, sino con balas”.

En medio del caos algunos pudieron correr y refugiarse en un baño, muchos no lo lograron, murieron quemados y heridos por las balas”.

Amenazas a familiares de las víctimas

Los familiares de las víctimas rindieron testimonio de la situación por la que han atravesado desde el día de la muerte de sus esposos, hijos y hermanos.

Además denunciaron que han sido amendrentados y amenzados por funcionarios de la Policía del estado Carabobo.

Cecilia Guerrero madre de uno de las víctimas de la masacre denunció que fue seguida por un funcionario encapuchado quien la conminó a mantenerse “calladita como en la cédula” porque le podía pasar algo.

María Rincones, madre de José Manuel Pérez Rincones, agregó, que hace un par de meses cuando salía de su casa, un funcionario policial efectuó un disparo hacia ella, le dijo que era una advertencia por estar sapeando a sus compañeros.

MonitordeVíctimas | Asaltantes asesinan a funcionario de Polisucre en intento de robo

43 policías han sido asesinados en Caracas entre mayo de 2017 y septiembre de 2018

@carlos_dhoy

MÁS DE 20 AÑOS DE SERVICIO EN POLISUCRE TENÍA el supervisor jefe Willy Pedro Valero López de 41 años de edad, asesinado el pasado jueves 24 de octubre en horas de la noche en el callejón San Pedro, sector Santa Isabel de Petare, municipio Sucre del estado Miranda.

Valero López se convirtió en la víctima número 43 de la violencia armada contra policías en la ciudad de Caracas en el período comprendido entre el primero de mayo de 2017 y el 30 de septriembre de 2018, según la data recopilada por el Monitor de Víctimas, iniciativa periodística de Runrunes y la ONG Caracas Mi Convive.

Josefina Cáceres, pareja del oficial de la Policía Municipal de Sucre, asesinado, señaló que la familia había ido ir a visitar a su mamá en el mencionado sector y aprovechar para entregarle varios productos alimenticios debido a que su esposo se encontraba franco de servicio.

“Salimos como a las seis de la tarde, Willy estaba encendiendo la moto… cuando un muchacho de unos 17 años, de piel blanca, no muy alto como de un metro 60 de estatura, con una pistola intentó robarlo. Mi esposo se defendió, ambos dispararon, no se quien lo hizo primero pero los dos resultaron heridos. El ladrón cargó con el Koala y huyó junto a otros que lo acompañaban, no le quitaron el arma ni la moto”.

El supervisor jefe fue trasladado malherido hasta un centro de salud privado ubicado en La Urbina, sin embargo a su ingreso se determinó que no tenía signos vitales, había muerto en el camino.

Según la data recopilada por el equipo del Monitor de Víctimas, en los últimos 17 meses, 20 funcionarios policiales fueron asesinados en robos en la ciudad de Caracas.

11 de ellos murieron durante asaltos que tenían como objetivo quitarles el armamento que portaban. Otros seis fueron asesinados por las motos en que viajaban.

Por el asesinato de Valero López son buscados cuatro jóvenes, presuntos integrantes de una banda que opera en el callejón San Pedro, del sector Santa Isabel de Petare, el grupo acompañaba al adolescente que disparó durante el robo.

Funcionarios policiales realizaban recorridos por los hospitales capitalinos con la intención de localizar al joven herido.

El oficial asesinado deja dos hijos, un joven de 19 años y de un niño de nueve, con estos suman 34 los huérfanos que han dejado funcionarios policiales que han caído víctimas de la violencia en la capital de la República.

Armas y violencia contra uniformados

Según los datos recopilados por el Monitor de Víctimas, las armas de fuego son las grandes protagonistas de la violencia en Caracas.

Pistolas, revólveres, escopetas y fusiles estuvieron de una manera u otra implicadas en los crímenes. Además de ser utilizadas para perpetrar los crímenes, son el móvil para ejecutar las acciones contra los efectivos.

87% de las muertes de policías fueron provocadas por este tipo de armas, 36 de los policías asesinados en el período murieron por disparos de armas cortas que dominan el escenario de la violencia capitalina.

En un caso un oficial de la PNB murió por un disparo realizado con una escopeta y en otro caso, un funcionario murió por las heridas que sufrió tras haber sido atacado con un arma blanca.

Este hallazgo ratifica lo señalado por el Observatorio Venezolano de Violencia que en su informe correspondiente al año 2017 establece que 90% de los asesinatos ocurridos en el país están involucradas las armas de fuego.

A pesar de ello, el robo de armas y motos no son las únicas causas de la muerte violenta de uniformados. Poco más de la mitad de los 43 funcionarios asesinados, 23 de ellos, murieron en otros hechos.

Tres fallecieron en el cumplimiento del deber, tres más fueron asesinados en acciones vinculadas con venganzas perpetradas en su contra por enemigos. Otros tres fueron ejecutados en acciones policiales.

En ocho de los asesinatos las autoridades que investigan los crímenes no habían logrado establecer el móvil de la muerte.

Además dos funcionarios murieron luego de haber sido impactados por balas perdidas, otros dos en riñas y dos más en hechos vinculados con presuntas resistencias a la autoridad.

Libertador un municipio peligroso para los policías

Cuando se analiza el contexto donde ocurrieron los asesinatos, se observa que la mayoría de los hechos ocurrió en la vía pública. Un total de 36 policías cayeron muertos en las calles de Caracas, cuatro perecieron en sus viviendas, dos en el trabajo y uno en un establecimiento comercial.

El municipio más peligroso para los funcionarios policiales es Libertador, allí 34 policías, mientras que seis fueron asesinados en el municipio Sucre del estado Miranda, dos en Baruta y uno en Chacao.

Al estudiar el sexo de las víctimas se observa que 41 eran del sexo masculino, dos eran mujeres.

#MonitordeVíctimas | 107 personas han sido asesinadas en 12 masacres en Bolívar desde 2016

@carlos_dhoy

DESDE EL AÑO 2016 HAN OCURRIDO UNA DOCENA DE MASACRES VINCULADAS CON LA EXPLOTACIÓN DE ORO en poblaciones ubicadas al sur del estado Bolívar, masacres que han cobrado la vida de 107 personas.

La última de estas matanzas ocurrió el pasado fin de semana cuando al menos siete personas fueron asesinadas en el sector El Bochinche, municipio Sifontes del estado Bolívar por supuestos integrantes de la organización guerrillera colombiana Ejército de Liberación Nacional (ELN), aun cuando para las autoridades policiales venezolanas este caso sería parte de un enfrentamiento entre bandas criminales nacionales.

Según un conteo de informaciones periodísticas publicadas en los últimos dos años 12 masacres han sido perpetradas por grupos irregulares en el denominado Arco Minero del estado Bolívar, zona que prácticamente se encuentra en manos de bandas lideradas por los denominados pranes.

Según los reportes de prensa muchos de los crímenes múltiples ocurridos en esta zona estarían relacionados con dos tipos de enfrentamientos.

Por una parte según las autoridades la mayoría de los casos son consecuencia de guerras entre grupos armados rivales por el control de las minas.

Esta sería la causa de la masacre de El Bochinche donde la banda liderada por alias “El Coporo” habría atacado a sus rivales para hacerse del control de un yacimiento de oro.

Por otra parte en muchos de los casos de asesinatos múltiples ocurridos en el estado Bolívar se observa la participación de efectivos militares y policiales, quienes reportan haber sido atacados cuando realizaban patrullaje en la zona. El resultado de esas emboscadas es un número importante de decesos en las filas de quienes atacan y ninguno en las filas de los emboscados.

Una tercera opción que está cobrando fuerza es la participación de irregulares colombianos en el negocio minero. Grupos como el ELN, disidentes de las FARC, miembros de grupos paramilitares y miembros de las denominadas Bacrim, o Bandas Criminales estarían incursionando en la zona minera ante la ausencia o con la complicidad de los cuerpos de seguridad del estado.

Dos años de masacres

11 septiembre 2018 Once personas resultaron muertas en un enfrentamiento con comisiones del Ejército y el Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) ocurrido en el sector El Triunfo

25 de Agosto 2018 Seis personas fueron asesinadas en el sector El Silencio, municipio Sucre del estado Bolívar

22 de agosto 2018 Es asesinado el índer indígena Misael Rondón

3 de Agosto 2018 Tres hombres mueren al hacer frente a comisiones mixtas que realizaban patrullaje en la mina El Salto eb el sector El Perú, al realizar revisiones en el área se localiza una fosa común con 14 cráneos humanos en su interior

5 de junio 2018 Cinco indígenas fueron asesinados en el sector San Luis de Morichal, municipio Sifontes del estado Bolívar

19 de mayo 2018 Cinco mineros mueren en un supuesto enfrentamiento entre bandas rivales ocurrido en el yacimiento La Janza en El Callao

16 de mayo 2018 Un enfrentamiento en una mina en el sector Caorín. Municipio Roscio del estado Bolívar deja seis personas muertas

10 de febrero 2018 En el yacimiento La Cicapra murieron 17 hombres y una mujer en una incursión de la brigada 51 de Infantería de la Selva.

9 Septiembre 2017 Mina Las Babitas, sector El Manteco, Municipio Piar 10 personas fueron asesinadas un operativo conjunto entre el Ejército y el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc).

10 septiembre 2017 En el sector El Triunfo, municipio Sifontes del estado Bolívar, 11 personas murieron presunto enfrentamiento con organismos de seguridad del Estado.

8 de marzo 2016 Masacre de Tumeremo, 28 mineros desaparecieron, presuntamente asesinados por integrantes de la banda de El Topo, la noche del 14 de marzo de 2016, la labores de búsqueda de los mineros desaparecido de Tumeremo fueron dadas por concluidas con el hallazgo de 17 cadáveres