Francisco Zambrano, autor en Runrun

Francisco Zambrano

La pandemia visibilizó la carencias en los barrios
La escasez de agua se nota ahora más que hay coronavirus y la gente debe lavarse las manos con frecuencia de acuerdo a la Organización Mundial de la Salud  
Quedarse en casa se hace cuesta arriba cuando se vive del trabajo diario 

@franzambranor

Marcos es mecánico. Desde hace ocho años trabaja en un taller en El Llanito y vive en La Vega, al otro lado de la ciudad de Caracas. Cada día le toma alrededor de media hora cruzar la capital de extremo a extremo. Pero desde que empezó la cuarentena a mediados de marzo de 2020 por la pandemia del coronavirus, su vida laboral sufrió una metamorfosis. Cuenta con los dedos las veces que ha ido al trabajo y ahora desde su casa hace pequeñas reparaciones a vecinos, entre otros menesteres.

“Me tuve que comprar una caja de huevos y empecé a vender en la puerta de mi casa”, dijo Marcos. 

Con una esposa y par de hijos, Marcos no puede darse el lujo de asumir una cuarentena como ordenó el gobierno de Nicolás Maduro desde el pasado 15 de junio. Ahora atiende a sus clientes a domicilio si puede llegar. “Cada vez es más difícil salir del barrio porque los policías trancan todo, así que uno tiene que resolver aquí. Entiendo lo del coronavirus, pero si no trabajo no como, nadie me va a dar nada”. 

Marcos además es diabético y teme contagiarse. Trata de lavarse las manos cuando hay agua y enjabonarse cuando hay jabón, el sueldo no le alcanza para comprar gel antibacterial. Tiene un tapaboca de tela que lava todos los días con el agua que almacena. Hace poco dejó de vender huevos porque no quiere mayor contacto con la gente. Las más recientes cifras oficiales de contagios le dan terror.

Dinámicas corroídas

A juicio del sacerdote Alfredo Infante, experto en temas de comunidades, la pandemia vino a profundizar una dinámica que ya estaba corroída por los embates de la crisis económica. 

“La vida cotidiana del barrio antes de la pandemia ya estaba en franco deterioro por la crisis de los servicios y la imposibilidad de acceder a una atención hospitalaria de calidad y a adquirir medicinas”. dijo Infante.

En eso coincide Adle Hernández, directora de proyección y relaciones comunitarias de la Universidad Católica Andrés Bello. La psicóloga sostiene que el coronavirus hizo más visibles los problemas del barrio.“Hay sectores que padecen la falta de agua desde hace mucho tiempo, pero el no tenerla ahora los hace más vulnerables”.

Félix Seijas de la encuestadora Delphos dijo que el coronavirus efectivamente hace más visible el problema de la escasez de agua, pero ello no soluciona nada. “La falta de agua tiene poco impacto porque es un problema con el que han lidiado por muchos años y siguen haciéndolo. Este es un país donde antes de la pandemia se daban protestas todos los días y nadie se entera por la censura”.

Hernández se preguntó cómo alguien puede lavarse las manos constantemente en una comunidad donde llega agua cada 15 días.

“Es muy complejo para la gente seguir las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud si no cuenta con los recursos para hacerlo”, sentenció.

Para el sacerdote Alfredo Infante la gente en los barrios básicamente lucha por la sobrevivencia. “El tema del confinamiento es muy complicado, las personas se ven obligadas a salir para rebuscarse”

Infante alertó que quienes salen a diario del barrio son la minoría, pero el resto que queda hace una vida bastante activa en las calles.

“¿Cómo una persona puede cumplir con la recomendación de quedarse en casa sin comida?, se preguntó Hernandez. “Es un tema complejo porque no es que a la gente le guste salir a exponerse, es que se ven en la necesidad de hacerlo diariamente para obtener una remuneración”.  

Un tapaboca perenne 

Hernández dijo que el uso del tapaboca también se ha convertido en una especie de cruz para los venezolanos. “Es imposible para cualquiera usar un tapaboca desechable con la frecuencia que lo indican los expertos en la materia, ni siquiera uno diario, económicamente es cuesta arriba”.

La profesora universitaria aseveró que por esa razón la mayoría en el barrio usa uno de tela. “Por naturaleza no tenemos los patrones de conducta adecuados para lidiar con todas las normas, por eso vemos a gente con el tapaboca en el cuello en la cabeza, en cualquier lugar menos en la boca y la nariz, es algo ajeno a nosotros”, sostuvo Hernández.

Alfredo Infante expresó que en las primeras de cambio hubo un proceso de negación del virus al ver que las cifras oficiales emitidas por el gobierno eran bajas, ahora que la curva está pronunciada y transcurridos más de tres meses de cuarentena al habitante del barrio se le presenta un dilema crucial, “entre la necesidad de salir para traer comida a la casa y el miedo a contagiarse”, dijo el sacerdote. 

Infante también cataloga la suspensión del servicio de Directv en medio de la pandemia el pasado 19 de mayo como un golpe intenso en las barriadas. “Era un aliado especialmente para los niños, enfermos y personas mayores”.

Seijas considera que las personas que habitan en zonas populares son las que menos se han visto afectados por la pandemia porque están acostumbradas a lidiar con situaciones extremas

“A la clase media y media alta les afecta más porque no están tan familiarizados con la presencia de colectivos en la zona, alcabalas de las Faes, falta de agua y electricidad. En las urbanizaciones es donde se cumple más con el confinamiento, en los barrios la gente sale a calle porque necesita producir”, dijo Seijas. 

Pero que no sigan las indicaciones de la OMS no significa que en el barrio no haya preocupación por la pandemia opinó Hernández.

“Algunos sectores están muy organizados y hay ganas de cuidarse. No es correcto decir que todo es un caos y desorden, hay gente trabajando en pro de la salud de todos”, dijo Hernández. 

La psicóloga sostuvo que conoce de cerca experiencias en sectores como La Vega y Antímano, donde la gente se protege y procura estar a buen resguardo.

Hernández dijo que la principal reacción cuando se enteran de un caso positivo en el barrio es la precaución y también el miedo. “De parte de los actores comunitarios organizados se hace un llamado a los organismos de salud que han sido designados para hacer las pruebas o para llevarlos a los centros asistenciales”. 

Claves | Miguel Pizarro: El gobierno amplió funciones de las Faes
El comisionado en la ONU sostuvo que el informe de Michelle Bachelet confirma la profundización de las violaciones a los derechos humanos en Venezuela 

Miguel Pizarro, comisionado del gobierno de Juan Guaido en la Organización de las Naciones Unidas, ratificó la denuncia de la Alta Comisionada de Derechos Humanos, Michelle Bachelet, en torno a la política represiva de la administración de Nicolas Maduro en Venezuela.

Después de la presentación del informe de Bachelet, en el cual habla de violaciones a los derechos humanos por parte de cuerpos de seguridad del Estado, el diputado sostuvo un encuentro con representantes de los medios de comunicación vía Zoom y aquí tenemos algunas claves.

 El parlamentario hizo mención a la letalidad de las fuerzas policiales y militares del gobierno de Maduro como instrumento para reprimir y castigar la protesta popular en Venezuela. De acuerdo al informe presentado este 1 de julio por Bachelet  1.324 personas murieron durante operativos de seguridad entre el 1 de enero y el 31 de mayo de 2020, 432 por responsabilidad de las Faes. “El gobierno no solo no eliminó a las Faes como ha sido la recomendación de la Alta Comisionada en informes pasados, sino que ahora amplió sus funciones y realiza labores de control social”.

 Pizarro acusó a Maduro de incumplir su palabra e impedir el acceso de al menos 10 relatores especiales, especialmente los que tienen que ver con desapariciones forzadas y detenciones ilegales. “Ya ha pasado un año y nada. No tiene sentido que se hable de cooperación y no dejen entrar a los relatores. El gobierno creía que por ocupar una silla dentro del Consejo de Seguridad de la ONU se iba a salvar de ser señalado, pero se equivocó”, dijo Pizarro.

 El comisionado de Guaido en la ONU se refirió también al nombramiento de nuevos rectores del Consejo Nacional Electoral por parte del Tribunal Supremo de Justicia, asumiendo funciones de la Asamblea Nacional. “El nombramiento del CNE por medio del TSJ disminuye la posibilidad de construir condiciones para procesos electorales creíbles y democráticos”. 

Pizarro también hizo hincapié en las detenciones arbitrarias, la persecución a dirigentes políticos, activistas de derechos humanos y periodistas y el hacinamiento en las cárceles. “En el informe se habla de la agresión contra los diputados y la toma del Parlamento el pasado 5 de enero por una Asamblea Nacional paralela. A estas alturas todavía no se sabe dónde está Gilber Caro, eso en cualquier otro país es un escándalo”.  

 El diputado de la Asamblea Nacional aseveró que el régimen de Maduro ha optado por radicalizarse y prueba de ello son los acercamientos que ha tenido con el gobierno irani en materia energética. “Por eso sus aliados ahora no son Nicaragua ni Cuba, sino países como Irán y Rusia”. Dijo además que la precariedad en Venezuela no es producto de las sanciones, sino de un modelo económico que ha apostado por la destrucción del capital privado. 

Pizarro indicó que el esfuerzo que hace el Consejo de Derechos Humanos de la ONU no es aislado, sino en cooperación con los países aliados al gobierno interino de Guaidó. Pidió a la comunidad internacional una respuesta más dura frente a los atropellos que a diario comete el gobierno venezolano.

La crisis empuja al venezolano al vacío
Hubo un incremento en la tasa de suicidio de 153% de 2015 a 2018 de acuerdo al Observatorio Venezolano de la Violencia
En 2020 van 94 muertes 

En 9,7 se ubicó la tasa de suicidios por cada 100 mil habitantes en Venezuela de acuerdo a un informe presentado este 30 de junio por el Observatorio Venezolano de Violencia.

Entre 2015 y 2018, el número de muertes autoinfligidas aumentó en un 153% de acuerdo a lo expuesto por el investigador Gustavo Paez.

Durante 2020 se han documentado 94 casos de suicidios

Los factores que han incidido en el alza son: aumento de la pobreza, la inflación y el hambre, especialmente en el último lustro según el OVV.

“Hay un agravamiento de la crisis caracterizado por el crecimiento de la población que vive en miseria, el aumento de los precios y la inseguridad alimentaria”, dijo Páez. 

El experto aseveró que en Venezuela nunca se habían registrado tasas tan altas. “En los 80 años de registro de estadística, jamas como las que hemos visto desde 2015”.

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud, Venezuela registro 1.143 suicidios en 2015, mientras que en 2018 la cifra rondo los 2.900.

Expuso Paez que entre 1950 y 2014 la tasa promedio fue de 4,4 por cada 100 mil habitantes, mientras que en el periodo 2010-2015 el aumento de los suicidios fue de 81%.

El informe determinó que el número de hombres suicidas es cuatro veces mayor a la de la mujer.

La principal forma de acabar la vida en Venezuela es el ahorcamiento, seguido por el envenenamiento y en más de la mitad de los casos hay trastornos mentales de por medio.

Fenómeno global

El director del Observatorio Venezolano de Violencia, Roberto Briceño León, sostuvo que en el año 2016 comenzaron a notar un ascenso en la cifra de suicidios y en 2017 notaron que respondía a una especie de patrón vinculado a un contexto social. 

“El suicidio implica una vergüenza social para familiares y amigos de las víctimas y algunos medios censuran estos hechos por temor de poder generar procesos de imitación”, dijo Briceño León.

El director del OVV aseveró que Venezuela solía ubicarse por debajo de la media mundial en cuanto a suicidios se refiere y que al principio los analistas de la violencia en el país no lo había tomado en cuenta por considerarlo un fenómeno con distintas aristas.   

Los Andes arriba

Mérida sigue acaparando el récord histórico en suicidios, pero Trujillo lidera la estadística en lo que va de 2020, mientras que Táchira está entre los primeros puestos.

Los investigadores del OVV desestimaron que se trate del clima y más bien adjudicaron esta constante a los “detonantes negativos” que ha tenido la crisis económica en la población.

“La crisis actual del país está detonando casos de suicidios en el 33 % de los registros”, dijo Gustavo Páez.

Aunque no llevan un balance de los intentos de suicidio, trascendió que en Mérida se pudieron contabilizar más de 200 conatos en los últimos cinco años. 

Las regiones con menor incidencia de casos son las más cercanas a Distrito Capital, Miranda y Vargas con tasas históricas entre 1,4 y 2,1 por cada 100.000 habitantes.

Un apóstol venezolano en la élite mundial
El aragüeño Héctor Fuentes es el primer venezolano en obtener la prestigiosa beca Schwarzman 
Al programa solo ingresan los 100 mejores estudiantes del planeta 

@franzambranor

Héctor Fuentes hizo todo lo posible por acompañar a su esposa en el nacimiento de su primer hijo en septiembre de 2019, pero no pudo volar desde China a Venezuela. El aragüeño, de 29 años de edad, es el primer y hasta ahora único venezolano en disfrutar de la beca Schwarzman, un programa estudiantil de la Universidad de Tsinghua en Beijing dedicado a las mentes más brillantes del planeta.  

A Fuentes le dolió en el alma no asistir al alumbramiento de su cónyuge. “Pero todo sea por el compromiso de formarnos para hacer un nuevo país”, dijo el oriundo de Cagua en el estado Aragua. 

La beca es una iniciativa del millonario y director de la multinacional financiera Blackstone, Stephen Schwarzman, para formar a profesionales en la tarea de tender puentes entre la economía china y el resto del mundo.

“Schwarzman es asesor económico del presidente Donald Trump y uno de los grandes arquitectos del último acuerdo comercial que se suponía iba a terminar el trade war. Él cree que muchos desacuerdos pueden ser el producto de prejuicios que obstaculizan sin necesidad áreas de posibles beneficios para todos”, sostuvo Fuentes.

Al programa solo acceden entre 100 y 200 personas cada año luego de un riguroso examen de admisión.

Un amigo de Héctor le recomendó aplicar al programa mientras estaba estudiando una maestría en Políticas Públicas en la Universidad de Oxford en Inglaterra, gracias a la beca Chevening que otorga el gobierno británico. “Jonathan Padilla, un americano de origen latino, había terminado ese mismo máster el año anterior y estaba disfrutando de la beca Schwarzman. Él me convenció de que sería una gran oportunidad. Me insistió en que la beca creaba una experiencia práctica de aprendizaje inigualable por el acceso que daba a líderes políticos y al mundo empresarial y académico”, dijo Fuentes.

Al venezolano le enamoró la idea que le vendió Padilla, quien había trabajado en el equipo de comunicaciones del expresidente de Estados Unidos, Barack Obama, escribiéndole discursos para sus encuentros con comunidades de hispanos.

Además de la posibilidad de codearse con los mejores estudiantes del planeta, a Héctor le llamó la atención otro aspecto que involucra a su país. “China es un actor fundamental para la transición y reconstrucción de Venezuela. Entender a China hoy no es opcional, es materia obligatoria”, dijo.

El proceso para quedar entre en un grupo de cien personas estuvo repleto de obstáculos que Héctor superó con pundonor. “Es muy duro. Si quedas para la fase de entrevistas, el programa te paga pasajes y estadía a Nueva York, Londres o Bangkok. El panel de evaluación incluye también líderes del mundo académico y político. Pueden estar hasta ex presidentes y ex premiers”.

Entre los asesores de la beca resaltan el expresidente francés, Nicolas Sarkozy; los ex secretarios de Estado americanos Collin Powell y Condoleezza Rice, los ex primeros ministros de Reino Unido y Canadá, Tony Blair y Brian Mulroney, respectivamente y hasta el chelista estadounidense de ascendencia china, Yo Yo Ma. 

“Me impresionó mucho la apertura y honestidad con la que muchos de estos líderes nos hablaban. La generosidad con la que respondían a preguntas difíciles. Eso creaba un ambiente de gran confianza y transparencia”, indicó Fuentes.

El aragüeño sostuvo que uno de los mensajes que se repitió en las lecciones impartidas por estos líderes sobre liderazgo es el valor de la esperanza y la resiliencia. “Prácticamente todos nos insistieron en que la resiliencia de cara a la adversidad es lo que define a los individuos como personas y líderes”. 

China y su influencia

A juicio de Fuentes, la influencia de China en la geopolítica es incuestionable. Es el país más poblado del planeta con casi 1,4 billones de personas y hogar de la segunda economía más grande del mundo (la mayor si se mide PIB en términos de paridad de poder adquisitivo). “Merece por derecho propio en este momento un lugar en la pequeña mesa de las superpotencias”, enfatizó.

Pese a las diferencias culturales y axiológicas entre China y occidente, los asiáticos han experimentado una transformación sin precedentes en los últimos 40 años. 

“La forma en la que fueron capaces de atraer inversión extranjera, desarrollar su sector manufacturero, reducir los niveles de pobreza y promover desarrollos y avances tecnológicos en tan solo 40 años es absolutamente admirable. Lograron zafarse de la cárceles ideológicas para ejecutar iniciativas que dan resultados”, manifestó el venezolano.

Lo que vino en la maleta 

Fuentes se trajo de China un arsenal de conocimientos. Uno de los que considera más importante es que el ciudadano común posee una profunda fe en lo que puede conseguir como parte de una sociedad. “Desde la persona que hace limpieza hasta el presidente de la universidad están convencidos de que la sociedad china puede lograr cualquier meta que se proponga. Se libraron de la autolimitación mental y ahora se creen capaces de aportar en las fronteras del conocimiento científico y tecnológico, de eliminar la pobreza, de seguir creciendo, de crear más empleos, de seguir mejorando su sistema educativo y eso es impresionante”, dijo Fuentes.

También es destacable como un país de ideología comunista y conservadora se ha abierto a tecnologías y es el nuevo gran mercado de las nuevas tendencias. “Hay una fructífera colaboración entre el sector privado y el público para lograr estos avances y que ahora mismo está atrayendo capital humano de todos los rincones de mundo. Tuve la oportunidad de visitar Bytedance, la empresa que creó TikTok, y Tencent, la empresa que creó WeChat, y lo que están haciendo es impresionante”, enfatizó.

Lo que quiere para Venezuela

De acuerdo a Fuentes todos estos conocimientos y políticas económicas que aplican los chinos encajan en Venezuela, siempre y cuando haya voluntad de desarrollo. 

“Una vez cesado este oscuro capítulo de nuestra historia, Venezuela tiene que dejar su dependencia con el petróleo y proponerse participar en la generación de innovaciones mejorando los incentivos y el ecosistema en la que estos avances ocurren”, sostuvo Fuentes.

Héctor se siente orgulloso de sus orígenes humildes y es de quienes todavía cree en las instituciones. “Somos testigos de que hay instituciones en Venezuela con la capacidad de generar oportunidades reales de superación para los que están dispuestos. Tengo en mente a la Universidad Central de Venezuela, donde estudié Derecho, y a la que le debo parte sustancial de mis avances profesionales”. 

Según Fuentes, la llave de la evolución radica en recuperar la fe perdida y apostar por el desarrollo y la prosperidad.

“El honor de mi vida sería poder convertirme en un apóstol de esta verdad y lograr convencer aunque sea a algunos. Los venezolanos somos valiosos, podemos aportar al mundo más que petróleo y minerales. Cuando nos creamos e interioricemos esta verdad y vivamos de conformidad con ella, vamos a ver de verdad cómo nuestro sistema político, económico y social se transformará para bien”. 

A causa de la covid-19 a Héctor le tocó asistir a su acto de grado de la beca Schwarzman por una teleconferencia de Zoom. Los oradores de orden fueron el propio Stephen Schwarzman y la primer mujer secretaria de Estado de Estados Unidos, Madeleine Albright. 

Actualmente Fuentes labora en una empresa familiar de desarrollo de software y en una organización sin fines de lucro para el desarrollo infantil en sectores populares de Venezuela.

Pero ahora Héctor no esta solo. Henrique Sosa se convertirá en el segundo venezolano en participar en la beca Schwarzman en la promoción 2020-2021.

Persecución a periodistas elevó su curva durante pandemia
77 trabajadores de la comunicación social fueron blanco de atropellos desde que fue decretado el estado de alarma el pasado 13 de marzo hasta el 22 de junio de este año, según Ipys
22 agresiones e intimidaciones a periodistas y 18 detenciones arbitrarias se contabilizaron en poco más de tres meses 

@franzambranor

Desde que fue decretado el primer estado de alarma por el Ejecutivo Nacional a propósito del coronavirus el 13 de marzo y hasta el 22 de junio de este año, 77 periodistas han sufrido atropellos en su labor de informar a la colectividad.

La cifra manejada por el Instituto de Prensa y Sociedad (Ipys) evidencia un recrudecimiento de la persecución a representantes de medios comunicación social durante la pandemia de la Covid-19, etapa que se combina con escasez de gasolina y la custodia de miembros de cuerpos del Estado en las estaciones de servicio.

De acuerdo a Ipys, en el lapso del 13 de marzo al 22 de junio se produjeron 22 agresiones y hechos de intimidación a periodistas, 18 detenciones arbitrarias, en 13 ocasiones se negó el acceso a información pública, 7 agresiones fueron con el uso de normas vigentes, como el paso por tribunales y hubo 5 denuncias de censura interna. 

“Desde el pasado 13 de marzo, hemos contabilizado más de 120 casos de violaciones a los derechos informativos de los periodistas, medios de comunicación y ciudadanos”, dijo Marianela Balbi, directora ejecutiva de Ipys. 

En el renglón de detenciones arbitrarias resaltan las de Darvinson Rojas de Monitor de Víctimas a manos de las Faes, Carol Romero de FM Center por la Guardia Nacional Bolivariana en El Junquito y las de Marco Antoima y Mimi Arriaga por el Cicpc, estos dos últimos ex empleados de Venevisión y condenados a casa por cárcel por el supuesto delito de instigación al odio. 

“Los culparon de incitar al odio, cuando hay solo una presunción. Se toma una decisión bajo un supuesto, no bajo un hecho cumplido”, dijo el presidente del Colegio Nacional de Periodistas, Tinedo Guía. 

Entre los victimarios se documentaron 41 funcionarios de cuerpos de seguridad del Estado y el resto repartidos entre tribunales, gobernaciones y dependencias, directivos de medios y desconocidos.

“La pandemia no ha hecho más que profundizar la clara conducta autoritaria y la acción represiva para silenciar e imponer un discurso único, vertical y sin posibilidad de complementar con información adicional especializada e independiente y con versiones plurales sobre la situación sanitaria que permitan corroborar o desmentir los mensajes que salen de Miraflores”, sentenció Balbi. 

Mayo en rojo

Solo en mayo, la ONG Espacio Público registró 112 violaciones a la libertad de expresión, lo que representa un total de 556 incidencias al cierre del quinto mes del año.

Durante los dos primeros meses de cuarentena (marzo y abril) fueron detenidas 840 personas, entre ellas 22 periodistas de acuerdo a Espacio Público.

La ONG registró 1.049 violaciones a la libertad de información y expresión en 2019, la cifra más alta en los últimos 18 años. 

Durante el año pasado, cerraron 27 estaciones de radio y dos canales de televisión. Las instituciones del Estado fueron responsables del 60% de los casos de violación a la libertad de expresión en internet.

Según Reporteros Sin Fronteras, Venezuela ocupa el puesto 147 entre 180 países en lo que se refiere a libertad de prensa.

“Aparte de lidiar con las limitaciones de la pandemia, los periodistas venezolanos han tenido que enfrentar la intimidación y la persecución. El gobierno busca criminalizar la práctica y decir que los periodistas están incitando al odio”, dijo Tinedo Guía, presidente del CNP.

A juicio de Balbi, la respuesta del gobierno de Maduro al trabajo periodístico durante la pandemia ha sido esencialmente militar, policial y represiva.

“Detrás de una política de aparente transparencia y diligencia, con la presentación periódica de cifras oficiales, se muestra una negligente atención a la crisis sanitaria que intenta enmascarar con información que resulta imposible de corroborar o contrastar, muchas veces confusa y contradictoria”, señaló Balbi.

Otro golpe a la libertad de expresión se dio el 19 de mayo, cuando la empresa estadounidense AT&T anunció el cese de operaciones de Directv en Venezuela, afectando a 2,5 millones de familias y a alrededor de 600 trabajadores.

Cuatro días antes del episodio de Directv, la estatal Cantv y la empresa Inter bloquearon al portal informativo Runrunes. Se trató de una restricción de sistema de nombres de dominio (DNS), según el Observatorio de Internet, Ve Sin Filtro. 

Tinedo Guía aseveró que desde que el gobierno anunció el racionamiento y los nuevos precios de la gasolina, las denuncias de periodistas e infociudadanos han sufrido un salto exponencial.

“Les incautan los equipos o les obligan a borrar el material audiovisual en las bombas de gasolina, incluso les han negado el acceso a surtir gasolina”, sentenció el presidente del CNP.

Para Balbi, los periodistas en Venezuela deben enfrentarse a un trabajo periodístico doblemente complejo. “Enfrentar el restringido acceso a la información en una sociedad que se encuentra bajo vigilancia y medidas de control social ahora justificadas bajo el decreto de alarma, aunado a las restricciones propias de nuestra crisis de servicios públicos, internet, gasolina e hiperinflación”.  

Guia indicó que ejercer el periodismo en Venezuela se ha convertido en una lucha titánica, pero enriquecedora.

“El trabajo se sigue haciendo pese a las agresiones. Continuaremos luchando porque el país merece estar informado”, añadió Guia. 

De acuerdo a Balbi no se puede hablar de una labor periodística bajo una “nueva normalidad”, sin antes recuperar principios fundamentales de libertades democráticas.

“La situación de retorno a una nueva normalidad deberá pasar por una recuperación de la democracia y de las condiciones sociales y económicas que permitan atender la emergencia humanitaria compleja, que restablezca la atención sanitaria como la exige el tratamiento de la pandemia, por una sociedad donde la cuarentena obligatoria no atente contra la manutención de sus ciudadanos, por una sociedad donde un gobierno atienda la necesidades fundamentales en lugar de restringir accesos, reprimir, detener arbitrariamente y conculcar los derechos civiles y políticos. Se ha demostrado que podemos confinarnos para protegernos y resistir al virus, pero eso no es suficiente”, dijo la directora ejecutiva de Ipys. 

72 personas fueron asesinadas por torturas entre 2013 y 2019
La cifra representa un aumento de 176,92% en comparación con 2018

72 personas fueron asesinadas bajo torturas entre enero de 2013 y diciembre de 2019 de acuerdo a un informe de la ONG Provea.

La informacion se desprende en el marco del día internacional de apoyo a las víctimas de tortura, este 26 de junio.

La cifra representa un aumento de 176,92% en comparación con 2018, lo que representa el registro más alto de los últimos 30 años.

2019 fue el peor año con 23 personas asesinadas.

Faes a la cabeza

1.747 víctimas fueron responsabilidad de las Fuerzas de Acciones Especiales (Faes) cuando actuaron en operaciones individuales, mientras que 1.910 murieron en acciones conjuntas con otros organismos de seguridad.

Por su parte, el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) fue señalado en la comisión de 31 casos que involucraron a 943 afectados, cuando actuó de manera individual, mientras que la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), cuando actuó en operativos sin ninguna otra corporación acumuló 53 denuncias que incluyeron a 381 muertes.

Igualmente se encuentran entre los cuerpos que cometen abusos a la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim), Policia Nacional Bolivariana, Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) y grupos de colectivos.

Un patrón generalizado y sistemático por parte de la gestión de Nicolas Maduro para aplastar a la disidencia fue el que evidenció la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos de las Naciones Unidas presidida por la chilena Michelle Bachelet.

 

 

 
#MonitorDeVíctimas | Matan a boxeador en barrio San Blas de Petare
Venía del odontólogo cuando delincuentes le dispararon aparentemente para robarlo

Francisco Zambrano @franzambranor / Fotografías: Carlos Ramírez

Ocho años dedicado a la práctica del boxeo tenía Julián Bracamonte. Al deportista de 22 años de edad lo mataron este martes 23 de junio a las 3:00 pm en el sector Brisas del Zulia del barrio San Blas, en Petare, estado Miranda.

Así lo manifestó un familiar en la morgue de Bello Monte, quien aseguró que el boxeador fue víctima de delincuentes que se dedican a robar en la zona.

De acuerdo a la familia, Bracamonte venía de someterse a una operación para extraer una muela en un consultorio ubicado en la calle El Motor del barrio San Blas cuando fue asesinado de un tiro en la cabeza.

Bracamonte había competido en varios torneos nacionales de boxeo, pero últimamente estaba alejado de la disciplina debido a una lesión en un brazo. Junto a su padre se había dedicado a la fabricación de pan artesanal para vender.

No dejó hijos y era el mayor de dos hermanos.

el futuro de la juventud en sectores populares

Los que no se rinden | Acceso a la Justicia: Somos traductores del derecho en Venezuela
Aseguran que sentencias del Tribunal Supremo de Justicia vulneran los derechos humanos y la democracia
Laura Louza, directora de la ONG, dice que la mayor amenaza en la actualidad es la ralentización de los servicios públicos 

@franzambranor

Creada hace diez años como una organización con fines investigativos,  Acceso a la Justicia fue mutando paulatinamente hacia el activismo en materia de derechos humanos, especialmente en el ámbito del acceso a la justicia y el debido proceso en Venezuela.

Su fundadora y directora general, la abogado Laura Louza promueve la separación de poderes e independencia judicial, al igual que su director desde 2015, Alí Daniels Pinto.

La llegada del chavismo al poder y su posterior influencia en las instituciones han contribuido a un mayor monitoreo de la administración de la justicia en Venezuela.

Tanto Louza como Daniels han sido testigos de atropellos cometidos por el Tribunal Supremo de Justicia, que desde 2015 ha boicoteado y bloqueado a la Asamblea Nacional.

Louza confesó que aunque es cuesta arriba en un país sin estado de derecho, el norte de Acceso a la Justicia desde su fundación en 2010 continúa en pie. “Nuestro compromiso es con la defensa de la justicia, el estado de derecho, la separación de poderes, la independencia judicial, la democracia, la libertad y los derechos humanos”, dijo Louza.

 -¿Cuál era el contexto histórico al momento de aparecer Acceso a la Justicia?

Laura Louza: La situación del estado de derecho y de la justicia en Venezuela ya era muy precaria cuando apareció Acceso a la Justicia en 2010. Justamente a finales de 2009, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos publicó su informe “Democracia y Derechos Humanos en Venezuela”, en el que denunciaba la provisionalidad de los jueces, la ausencia de separación de poderes y la falta de independencia judicial, entre otros aspectos. 

¿Ha empeorado la administración de justicia en Venezuela desde entonces?

-LL: Así lo demuestran en la actualidad las sentencias del Tribunal Supremo de Justicia, las cuales carecen prácticamente de contenido jurídico alguno.

Acceso a la Justicia: Régimen usa pandemia para restringir derechos civiles y políticos

-¿A qué se dedicaban usted y Alí Daniels antes de crear esta ONG?

-LL: Yo era profesora universitaria e investigadora sobre el tema de justicia. Tenía publicaciones nacionales e internacionales en la materia. Alí era abogado en ejercicio y también profesor universitario de la Universidad Católica Andrés Bello en derechos humanos y derecho internacional humanitario. 

¿Cómo cree que es apreciado su trabajo por la opinión pública? 

-LL: Somos un observatorio del sistema de justicia y del estado de derecho en Venezuela, particularmente nos ocupamos de la independencia judicial. Hacemos también análisis de contexto institucional. Algunos seguidores en nuestras redes dicen que somos traductores del derecho en Venezuela.

 ¿Podría decirse que se han convertido en analistas de las sentencias emitidas por el TSJ?

-LL: Esas que vulneran los derechos humanos, el estado de derecho y la democracia. También analizamos cualquier actuación de órganos del estado que vulneren el estado de derecho en Venezuela. Se trata de un servicio de información jurídica y de jurisprudencia al día y gratuito. Tenemos leyes y tratados internacionales de derechos humanos en nuestra página web. Igualmente hacemos investigaciones sobre aspectos relacionados con el sistema de justicia y temas de contexto institucional. En las redes sociales se da mucha información y se ofrece educación jurídica.

Acceso a la Justicia: El secuestro de la justicia, el pecado original del chavismo

¿Alguna alianza estratégica en esta década de existencia?

-LL: Con la ONG Alerta Venezuela, de la cual somos parte. Además, hacemos alianzas para trabajos específicos con otras ONG. Por ejemplo con Provea, Civilis Derechos Humanos, Movimiento Dale Letra, Observatorio Venezolano de Prisiones, Defiende Venezuela y Cepaz

¿Hacia quién va dirigido toda esa bateria jurídica en su web?

-LL: Recomendamos a estudiantes de derecho, pero también a periodistas y expertos en derechos humanos acudir a nuestra página para conocer qué pasa en Venezuela, ya que no solo hacemos análisis jurídicos sino de contexto. También recomendamos bajar nuestra App a celulares Android. Buscar en play store Acceso a la Justicia y descargarla, ocupa muy poco espacio y contiene normas clave y otras informaciones jurídicas sobre Venezuela.

Acceso a la Justicia: En el limbo las parlamentarias de 2020

¿Un caso emblemático?

-LL: El del diputado Gilber Caro y la violación a su inmunidad parlamentaria. Además de la aplicación de la justicia militar a civiles manifestantes y líderes sociales. 

¿Cuál es el mayor reto al que se enfrentan actualmente?

-LL: Lograr estar al día con toda las decisiones que se toman desde la autoridad en materia jurídica en vista de los pocos recursos con los que se cuenta.  La mayor amenaza es el mal funcionamiento de los servicios públicos que ralentizan y dificultan el trabajo.