Francisco Zambrano, autor en Runrun

Francisco Zambrano

Cronología | Los diez presos políticos que han fallecido bajo custodia del gobierno
Falta de atención médica y traslado a centros hospitalarios es la constante entre los 10 reos por razones políticas que han fallecido bajo custodia del gobierno de Nicolás ,Maduro   

@franzambranor

Con la muerte del general Raúl Isaias Baduel ya suman diez los presos políticos fallecidos en cautiverio durante el gobierno de Nicolas Maduro, según cifras manejadas por la ONG Foro Penal Venezolano. 

Desapariciones forzadas, presentación de civiles ante tribunales militares, diferimiento de audiencias, retardo procesal, denuncias de torturas y tratos crueles e inhumanos, además de negación a suministro de tratamientos médicos y traslados a centros asistenciales, son la constante entre quienes han sido puesto tras las rejas por adversar al régimen madurista.  

Aquí una lista de la decena fallecidos:

Rodolfo González 

Conocido como “El Aviador”, Rodolfo Pedro González Martínez fue hallado muerto en su celda del Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin) en el El Helicoide a mediados de marzo de 2015. Versiones indican que González se habría suicidado después de conocer que iba a ser traslado a la cárcel de Yare en el estado Miranda.

González estaba recluido en El Helicoide desde el 26 de abril de 2014, acusado de ser uno de los articuladores de las protestas masivas antigubernamentales en febrero de ese año.

Según el entonces ministro de Interior, Justicia y Paz, Miguel Rodríguez Torres, al momento de su detención a González se le decomisaron armas de fuego, municiones y equipos tecnológicos.

Carlos García

El concejal de Guasdualito en el estado Apure, de apenas 44 años, falleció a mediados de septiembre de 2017, víctima de un accidente cerebrovascular mientras se encontraba detenido en un calabozo del Sebin en la entidad.

Miembros del partido Primero Justicia aseguraron que pese a presentar problemas de salud, a García no se le prestó atención médica alguna. Autoridades informaron que al momento de su detención el 17 de diciembre de 2016, al activista político se le incautaron bolívares en efectivo y fue detenido por presuntos delitos de hurto calificado, instigación pública y saqueos que se suscitaron en la ciudad.  

Rafael Arreaza

Detenido en marzo de 2017 por presunta conspiración contra el Estado, el teniente falleció el 30 de noviembre de ese mismo año con apenas 28 de años de edad a consecuencia de dos disparos que recibió en un presunto intento de fuga de la cárcel militar de Ramo Verde en Los Teques. 

Fernando Albán

El concejal de Primero Justicia murió el pasado 8 de octubre de 2018 luego de que cayera del décimo piso de  la sede del Sebin en Plaza Venezuela.

Versiones oficiales indicaron que el político se escabulló de sus custodios y se arrojó al vacío desde una ventana. Inicialmente el Fiscal General de la República designado por la extinta asamblea nacional constituyente, Tarek William Saab, apoyó la tesis del suicidio, pero luego cambió a homicidio culposo.

“El Ministerio Público solicitó la orden de aprehensión contra los dos funcionarios que custodiaban a Albán”, dijo.  

Nelson Martínez 

Acusado por presuntos cargos de corrupción durante su gestión como directivo en Petróleos de Venezuela (Pdvsa) y Citgo, Martínez falleció el 12 de diciembre de 2018 como consecuencia de una septicemia con falla renal, hepática, cardíaca, cerebral y respiratoria. A Martínez, quien estaba detenido desde noviembre de 2017 a la espera de un juicio, se le contaminó una válvula que tenía en el corazón por falta de atención médica.  

Rafael Acosta Arévalo 

El capitán de corbeta fue detenido por funcionarios de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim) el 22 de junio de 2019, acusado de conspiración y traición a la patria. Seis días después de desconocer su paradero, fue presentado ante el Tribunal Militar Tercero de Control de Fuerte Tiuna con visibles muestras de tortura en su cuerpo, de acuerdo con abogados y familiares. Ante la petición de sus allegados, Acosta Arévalo fue trasladado al Hospital Militar del Ejército “Doctor Vicente Salias Sanoja”, donde murió seis días después.   

Pedro Santana

Acusado de presunta vinculación con actos terroristas, el productor ganadero fue detenido el 29 de agosto de 2019. Casi un año después, el 14 de agosto de 2020, falleció a los 75 años de edad cumpliendo arresto domiciliario a causa de varias complicaciones médicas.

Salvador Franco

El miembro de la comunidad indigena pemón falleció el 3 de enero de este año a causa de un edema cerebral, shock séptico y un cuadro severo de desnutrición producto de una tuberculosis no tratada. Franco fue aprehendido el 30 de diciembre de 2019 y recluido en la cárcel del Rodeo II, acusado de participar en el asalto de dos cuarteles militares en el estado Bolívar. Le fueron imputados los cargos de terrorismo, sustraccion de armas de fuego y municiones en resguardo. Miembros de la ONG Foro Penal informaron que un juez ordenó el traslado de Franco a un centro asistencial, pero las autoridades de la prisión hicieron caso omiso del dictamen  

Gabriel Medina 

Fue detenido el pasado 24 de abril de 2020 junto a otras ocho personas, acusado de planear el secuestro del segundo vicepresidente del Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv), Diosdado Cabello. Bajo prisión preventiva y sin condena, Medina enfermó de tuberculosis y no tuvo acceso a tratamiento médico ni traslado a un centro hospitalario. Murió el 29 de agosto de este año, víctima de un paro respiratorio. 

Raúl Baduel 

El General y otrora mano derecha del fallecido presidente Hugo Chávez murió este 12 de octubre a consecuencia de complicaciones vinculadas al COVID-19, según informó el Fiscal General de la República designado por la asamblea nacional constituyente, Tarek William Saab.

En su cuenta de Twitter, el funcionario expuso que Baduel falleció por un paro cardiorrespiratorio mientras «recibía los cuidados médicos correspondientes» y aseguró que había recibido la primera dosis de la vacuna.

Familiares negaron que el militar haya padecido la enfermedad. Una hija reveló que lo vio el sábado antes de su muerte y que no presentaba síntomas de coronavirus.

Baduel estuvo casi una década detenido. Desde 2017 estaba en la sede del Sebin en Plaza Venezuela, específicamente en el calabozo conocido como “La Tumba” y luego fue trasladado a El Helicoide, de acuerdo a versión de sus familiares.  

Los que no se rinden | Observatorio de Universidades: Volver a la presencialidad pone en riesgo la vida de la gente 
Carlos Meléndez, director de OBU, sostuvo que varias características atentan contra el retorno a clases como el escaso sueldo de los docentes, la lentitud en el proceso de vacunación y las condiciones de insalubridad en las que se encuentran algunas casas de estudio  

Regresar a clases presenciales en las universidades de Venezuela no solo se trata de respetar las normas de bioseguridad ante la pandemia de la covid-19, sino que contempla otra serie de problemas estructurales que hacen cuesta arriba la presencia de docentes y alumnos en las aulas. 

Así lo considera Carlos Meléndez, director del Observatorio de Universidades, un proyecto desarrollado por el Laboratorio de Desarrollo Humano que desde 2014 viene efectuando un seguimiento al estado y desarrollo de las casas de estudio superior en Venezuela.

“La vuelta a la presencialidad pone en riesgo la vida de docentes, alumnos, personal administrativo y docentes”, dijo Meléndez quien sostiene que la crisis humanitaria compleja en Venezuela conspira contra el retorno a los salones. 

“En primer lugar, hay que indicar que en Venezuela existen muchas desigualdades y una cosa es hablar de las universidades privadas y otra de las públicas y para poner un ejemplo, tenemos que 9 de cada 10 estudiantes de universidades privadas se incorporaron a la educación virtual, mientras que en las públicas un tercio de la población estudiantil no pudo tener acceso a esto”.

Meléndez sostuvo que de acuerdo a la encuesta de condiciones de vida de la comunidad universitaria (Enobu 2021), para finales de junio de este año, 88% de los profesores no habían sido vacunados contra el coronavirus, mientras que apenas 5% de los estudiantes habían sido inmunizados

“Lamentablemente a la fecha actual no tenemos cifras de personal docente, estudiantil, administrativo y obrero vacunado. El plan de vacunación universitario se anunció en junio y en agosto comenzó a aplicarse a un ritmo muy lento, sabemos que en septiembre se han aplicado algunas segundas dosis, pero no tenemos certeza de cuantas. A este ritmo no vamos a alcanzar la inmunidad de rebaño que recomienda la Organización Mundial de la Salud”, dijo Meléndez.

De acuerdo a datos de la Organización Panamericana de la Salud, para mediados de septiembre de este año, en Venezuela, 4,2 millones de personas habían recibido las dos dosis de la vacuna, lo que representa un 14,8% de la población.

El pasado 5 de octubre, en la Universidad Central de Venezuela se desarrolló una jornada de vacunación con la primera dosis de la vacuna china Sinopharm en el Decanato de Medicina. Más de 1.800 miembros de la comunidad universitaria fueron inmunizados, según representantes estudiantiles.

El director del Observatorio de Universidades manifestó que la mayoría de los docentes en Venezuela pertenecen a grupos etarios superiores a los 45 años, lo que los convierte en una población de riesgo.

“Son personas que no cuentan con mecanismos de seguridad social que les permita hacerle frente a una enfermedad tan complicada como el coronavirus ni a ninguna otra”, agregó.

Meléndez informó que según datos de la Enobu 2021, 4 de cada 10 profesores padece hipertensión, 9 de cada 10 no puede acceder a medicamentos y el 92% no han sido atendidos en el IPP (Instituto de Prevención Profesoral) por falta de recursos.

Sueldos de hambre

Para Meléndez otro factor que dificulta el retorno a clases de manera presencial es el salario del docente y su equipamiento de cara a garantizar una educación de calidad y la protección adecuada para combatir la Covid-19.

“La convención colectiva no mejoró ninguno de los ingresos de los educadores, 55% de los docentes quedaron excluidos de la distribución de tablets prometida por el gobierno, cuestión que les hubiese permitido trabajar mejor desde casa durante la cuarentena”. 

Agregó que el Plan Una Escuela o Universidad en casa no tuvo efecto alguno. “No tomó en consideración las variables, con políticas que atendieran las necesidades de la comunidad universitaria. El Estado no atiende las necesidades de profesores, estudiantes, personal administrativo y obrero y las condicionantes asociadas a la pandemia”.

De acuerdo a la Enobu 2021, 5 de cada 10 docentes no utiliza vehículo para llegar a las universidades y un 45% tienen que ir caminando, mientras que 56% de los estudiantes también lo hacen a pie. 95% de los profesores no usa transporte público por temor a contagio de Covid-19.

En el piso

Además de los problemas de servicios públicos por lo que atraviesan las universidades como escasez de agua y cortes continuos de electricidad, se suma el deterioro de la infraestructura producto de la asfixia presupuestaria.

“70% de las universidades no han sido atendidas por el Plan Universidad Bella del gobierno, las casas de estudios están deterioradas con techos cayéndose, laboratorios que no tienen instrumentos. En la pandemia además hemos registrado 340 delitos en 16 universidades, algunas han sido desvalijadas”, dijo. 

El director del OBU igualmente acotó que el Estado sigue empeñado en trastocar la autonomía universitaria e intervenir en procesos administrativos, académicos y de autogestión. 

“La designación de autoridades universitarias de manera unilateral en la Universidad Simón Bolívar puede desencadenar una política en cuanto a intervencionismo con la venia de organismos como el Tribunal Supremo de Justicia”.

Estado y organismos internacionales deben intervenir

Para el Observatorio de Universidades, el principal responsable de la crisis universitaria es el Estado venezolano. Afirman que es el propio gobierno quien debe facilitar herramientas para que la educación siga su curso y no ceda ante una coyuntura como la pandemia y la crisis humanitaria compleja. 

“La primera responsabilidad que tiene el Estado es la de revisar la política de sueldos y salarios en las universidades y eso conlleva a la incorporación de distintos actores tanto del gobierno como de oposición, así como de organismos gremiales y sindicales. El gobierno debe asignar el presupuesto de ley que corresponde a las casas de estudio para que podamos hacerle frente a esta crisis estructural”, dijo Carlos Meléndez. 

Meléndez sostuvo que, de continuar estancada la educación universitaria en Venezuela y sin un plan definido, se corre el riesgo de caer en problemáticas de ocio y falta de oportunidades entre la población estudiantil.

“Hay que aplicar un plan de emergencia para la educación, evaluar cada una de las universidades y ver qué requiere. Apenas este mes comenzó un plan de diagnóstico, cuando eso debió hacerse tiempo atrás, de esa manera es muy cuesta arriba que las clases comiencen a finales de octubre como anunció el gobierno”. 

Meléndez dijo que ante la incapacidad del gobierno de responder al problema es perentorio que ONG y organismos internacionales tomen cartas en el asunto. “En el sector universitario hay una gran población vulnerable que necesita atención humanitaria y ayudarlos es tarea de todos. Además se requieren fondos para los procesos de investigación que son tan importantes”.

VIDEO | A los venezolanos se les va la vida en la cola de la gasolina
Horas y hasta días pasan los ciudadanos para surtir de combustible a sus vehículos
Comer, dormir y hacer necesidades alrededor de los carros se ha convertido en rutina para muchos 
En el interior la espera se acentúa y en entidades como Táchira no hay opción de echar gasolina subsidiada 

@franzambranor

A las 5 y 46 de la mañana del pasado domingo 19 de septiembre, Rafael Gómez llegó a la cola para echar gasolina en la estación de servicio “Melo” en la urbanización caraqueña de La Florida .Le tocó estacionar detrás de un vehículo cerca de la Funeraria Vallés. Allí durmió un poco y cerca de las 8 de la mañana un funcionario de la Guardia Nacional Bolivariana que iba de parrillero en una moto le entregó un cartón con el número 40 escrito en marcador. Tenía 39 carros por delante para surtir combustible. Sus compañeros eran una biografía de Woody Allen llamada “A propósito de nada”, un cooler con agua y unas galletas. 

Media hora después de que el militar le diese el número, los carros empezaron a moverse. Fue un lento recorrido que implicaba encender su vehículo, avanzar unos metros y volver a estacionar. Así en esa caravana, en medio de un sol inclemente, estuvo hasta las 11 y 30 de la mañana cuando finalmente pudo registrarse con su huella digital en el punto de biopago del sistema Patria y cancelar la cifra de 225 mil bolívares por 45 litros de gasolina, a razón de Bs. 5 mil por litro.

Antes de la reconversion que le quitó 6 ceros a la moneda este 1 de octubre, ahora serían 10 mil soberanos o 0,01 de la moneda nueva, un monto ampliamente inferior a los 0,5 dólares (alrededor de 2,5 millones de bolívares o 2,5 bolívares de la nueva expresion monetaria) por litro que debe pagarse en las estaciones de servicio con precio internacional desde finales de mayo de 2020, según estipuló el gobierno de Nicolás Maduro. 

Rafael tiene a su disposición 120 litros de gasolina subsidiada al mes y debe administrarse con cautela si no desea terminar acudiendo a una de las bombas con precio internacional. Surtir su carro de combustible al menos una vez cada quince días representa un desgaste físico y mental para el ingeniero industrial que acabó administrando una empresa de mantenimiento de aires acondicionados.

“Esta vez porque era fin de semana, pero los días de semana son jornadas de trabajo perdidas, sin contar con el calor, la angustia de si llega o no la gandola con la gasolina o de si te dan ganas de ir al baño o se te presenta una emergencia, es bastante humillante esta situación, a los venezolanos nos han sometido y reducido a nada”.

A su llegada a casa con hambre, cansancio y sueño luego de 6 horas y media de cola, Rafael se topó con un vecino del edificio donde vive que le dijo “tuviste suerte, yo estuve en esa cola desde el martes a las 6 de la tarde hasta el miércoles al mediodía”. Rafael no sabe si sentirse afortunado o resignarse a una situación que parece prolongarse en el tiempo. 

De acuerdo a la aplicación vePDV, en Caracas hay 45 estaciones de servicio que venden gasolina a precios subsidiados, de las cuales 38 se encuentran en el municipio Libertador, 4 en Sucre y 3 en Baruta. En los municipios Chacao y El Hatillo solo expenden combustible con tarifa dolarizada

En mayo de 2020, el vicepresidente sectorial del área económica y ministro del Poder Popular para el Petróleo, Tareck El Aissami, anunció que 1.368 gasolineras a nivel nacional fueron habilitadas para surtir de gasolina subsidiada al pueblo y que 200 atienden a usuarios que prefieren pagar en divisas

En junio de este año, El Aissami aseguró que para finales de ese mes las colas en las estaciones iban a desaparecer porque la industria nacional se encargaría de producir toda la gasolina.

Maduro también prometió acabar con las largas filas de carros en una entrevista concedida a su ministro Ernesto Villegas a inicios de septiembre. Pero ninguna de las dos promesas se cumplieron. 

Los de Caracas en góndola 

Desde que se implementó el plan dual de distribución de gasolina a principios de junio de 2020, los habitantes del interior del país han padecido en una escala mayor la escasez de combustible. Con colas de dos y hasta tres días en las estaciones con precio subsidiado y de horas en las que manejan la tarifa internacional, ciudadanos regularmente se quejan que a la capital del país siempre la benefician en detrimento del resto.

En el estado Táchira no venden gasolina a precio subsidiado a la población común, solo funcionarios gubernamentales y de seguridad y algunas personas con requerimientos especiales tienen acceso a ella. 

Aquí se acabó la gasolina subsidiada, me tardo un promedio de cuatro horas en poner dolarizada, a veces paso medio día aquí, no le recomiendo a nadie que tenga algún padecimiento venir, he visto a diabéticos desmayarse”, dijo el tachirense Juan Arias.  

Tener una condición médica no exime a las personas de contar con beneficios a la hora de surtir combustible.

“Hoy me tocó el número 168”, manifestó América Contreras en la localidad de Táriba. “Lo que venden es puro internacional y de paso aceptan solo efectivo porque no hay punto de venta electrónico, regularmente me tardo 8 horas en la cola, ni siquiera con un récipe medico me dieron prioridad, se me bajó la tensión, tuve que comprar 2 litros para venir para acá, es increíble lo que está pasando”.

Madrugar no es sinónimo de éxito en Yaracuy

A Manuel Villegas en San Felipe le molesta el hecho de que, en reiteradas oportunidades, ha tenido que devolverse a su casa con el tanque vacío después de horas de cola.

Cuando llega una gandola suponemos que debe traer entre 8 y 9 mil litros de gasolina, pero a veces llega y despachan a 100 carros cuando mucho y dejan de surtir, hacia dónde va el resto del combustible me pregunto…siempre nos dicen que es la gobernación y la alcaldía que manda una lista, muchos aquí subsistimos de la poca gasolina que podamos echar, yo soy taxista y si no pongo combustible no puedo trabajar. Que nos avisen si hay o no hay, no es justo estar pasando hambre y calor en vano”, narró.

La yaracuyana Raiza Caldera denunció que el surtido de gasolina depende en ocasiones de la discrecionalidad de los miembros de la Guardia Nacional Bolivariana. “En una bomba yo estoy vetada por un militar que se cree el dueño de la gasolina y si quiere te marca el carro en la cola con un número o no, aquí pasamos hasta dos noches, haciendo las necesidades en el monte y pasando hambre. No me alcanza el sueldo para echar en dólares, por eso tengo que venir. Uno aquí descuida el hogar y los hijos, los días de trabajo se pierden”.

Un operativo familiar para echar gasolina en Falcón

Cada vez que le corresponde echar gasolina por el terminal de su número de placa, Eusebio Benítez activa a su familia en Coro; alguien se encarga de llevarle desayuno, almuerzo y cena u otro requerimiento si lo amerita, además designa a un reemplazo para irse a bañar.

“Tengo cuatro meses haciendo esto, estoy desde las 6:30 de la mañana del día anterior tratando de coger un puesto para cuando me toque, debo echar cada cinco días, regularmente uno pasa día y medio aquí, cuando tengo ganas de orinar hago en la calle, no puedo poner gasolina en dólares porque no tengo, tendría que decidir entre echar gasolina y comer”.

Jorge Lugo comentó que las colas por la gasolina han causado inconvenientes en las calles de Coro. “Los vecinos se quejan porque la gente hace sus necesidades en la calle, además del ruido y la inseguridad”.

No lo vieron venir en Lara

Una persona que prefirió mantenerse en el anonimato dijo en Barquisimeto que jamás se imaginó que un país petrolero como Venezuela iba a pasar por una situación semejante.

“Si nos hubiesen dicho esto hace 10 o 15 años no lo hubiéramos creído, esto es el pan nuestro de cada día, nadie está preparado para esto. Tenemos que mantenernos en grupo para ayudarnos mutuamente, para el hombre es difícil y para las mujeres aún más, he visto a señoras mayores que pernoctan hasta dos o tres días aquí. De los 7 días de la semana, pasamos 3 haciendo cola, a veces nos vamos a las 2 de la tarde porque nos dicen que la gandola no llegó. Ya esto se volvió rutina para nosotros en el interior, pareciera que Venezuela es solo Caracas”. 

El barquisimetano Alirio Pérez exigió que al interior del país se le provea más gasolina porque, a su juicio, es insuficiente. “El llamado es que traten de surtir más para poder descansar, yo hago viajes y sin gasolina no puedo trabajar, a veces me toca pasar hasta dos o tres días aquí, la situación es grave”.

Doris Rangel está desempleada y en su casa es la única que puede darse el lujo de estar días encerrada dentro de un carro esperando para echar gasolina. “Acá estoy todo el día y toda la noche, me traigo comida, tengo que orinar en un recipiente, estamos pidiendo a Dios que nos quite este yugo que tenemos encima”.  

*Este reportaje contó con la colaboración de reporteros de La Mañana en Falcón, Yaracuy al Día, El Impulso en Lara y La Nación en Táchira 

Ausencia de billetes no convierte en digital a una moneda 
La puesta en marcha del bolívar digital depende de una plataforma tecnológica que no existe en el país  
El empleo de monedas digitales suele hacerse a través de tarjetas electrónicas, teléfonos inteligentes e identificación biométrica de huellas digitales o retina 
No es necesario estar bancarizado para tener acceso al dinero digital e incluso las operaciones pueden efectuarse sin internet y energía eléctrica  

@franzambranor

Con el retiro de seis ceros a la moneda venezolana a partir de este viernes 1 de octubre, viene la supuesta entrada en funcionamiento del bolívar digital, según anunció el gobierno de Nicolás Maduro. Una versión digitalizada de la moneda local que vendría a combatir la escasez de efectivo.

De acuerdo al economista Leonardo Buniak, en estos momentos, Venezuela carece de la plataforma tecnológica para implementar el uso de una moneda digital. 

Buniak señaló que una moneda digital debe reunir ciertas características, entre ellas, tener el respaldo de un Banco Central, en este caso el de Venezuela (BCV).    

Debe ser un perfecto reemplazo del dinero físico, un instrumento que pueda emplearse entre pares y entre cliente y comercio, tiene que poseer aceptación universal y debe ser anónima, es decir, no tienes que revelar tu identidad cuando la usas, como cuando pagas con un billete en un establecimiento”. 

El economista sostuvo que la moneda digital debe ser inclusiva. “Todos tendríamos el derecho a usarla, no hay que tener una cuenta en un banco para acceder a ella”. 

Puede usarse hasta sin internet y electricidad

Buniak indicó que el instrumento para usar dinero digital es una tarjeta electrónica. “Pero también responde a sistemas biométricos a través de la retina o huellas digitales y por supuesto teléfonos inteligentes”. 

El economista señaló que la moneda digital es un organismo tan independiente que incluso puede usarse sin acceso a internet y energía eléctrica. “Obviamente, esa es una tecnología que aquí no tenemos”. 

Buniak sostuvo que alrededor de cuarenta países en el mundo están trabajando en la implementación de esta modalidad de pago, incluyendo la Unión Europea.

“Ya en Bahamas existe el sand dollar o dólar de arena, que es una moneda digital; en China está el yuan digital que opera en cuatro ciudades. En Suecia, que pertenece a la Unión Europea, pero no usa el euro, está el ‘e-krona’ y Santa Lucía, Granada, Antigua y Barbuda y San Cristóbal y Nieves en el Caribe comparten el D-cash”. 

El Banco Central Europeo ya aprobó la emisión del euro digital, un proyecto que podría concretarse en 2026 por la cantidad de países involucrados.  Al menos ochenta bancos centrales”, dijo la directora del BCE, Christine Lagarde.

Voceros del BCE explicaron que la versión digital del euro servirá para complementar el dinero en efectivo, pero en ningún caso para reemplazarlo.

Los europeos han basado sus estudios en pro de poner en funcionamiento el euro digital en privacidad y antiblanqueo, certificación, límites de cantidad de dinero circulante y acceso a la moneda en zonas sin internet.

En Estados Unidos, aunque no ha habido pronunciamiento oficial, un funcionario de la Reserva Federal dijo que se estaba trabajando en la eventual puesta en marcha de un dólar digitalizado. 

No es lo mismo que el petro

Aunque la moneda digital emplea una fórmula basada en la tecnología blockchain, la misma que usan criptomonedas como el bitcoin, ether y el promocionado por el gobierno venezolano, petro, son instrumentos distintos.

El blockhain es una especie de registro digital que facilita las transacciones y rastrea activos dentro de una red empresarial reduciendo así los riesgos. 

La primera y más importante diferencia es que una criptomoneda no tiene respaldo de un Banco Central. 

Las criptomonedas no están ancladas al valor de una moneda legal, sino que responden a la ley de oferta y demanda y son creadas por usuarios. 

En teoría, la volatilidad de la moneda digital es inferior a la de una criptomoneda, porque al no responder a ley de oferta y demanda, depende básicamente de las políticas financieras que generen los bancos centrales para lograr una estabilidad en el mercado.  

Hasta ahora, el gobierno de Maduro no ha especificado cómo se empleará y distribuirá el bolívar digital entre los venezolanos. La incertidumbre sigue siendo el común denominador en materia económica. 

 

Reportan fallas en servicio eléctrico en varias zonas del país
Al menos siete estados se vieron afectados 

Desde el viernes en la noche y hasta horas del mediodía de este sábado, habitantes de Falcón estuvieron sin servicio de electricidad, de acuerdo a reportes de varios ciudadanos en las redes sociales. 

De la misma manera usuarios de Carabobo, Miranda, Merida, Aragua y Distrito Capital se quejaron por fallas con la luz.

En Caracas, habitantes de sectores como Bello Monte, San Bernardino, avenida Panteón, avenida Fuerzas Armadas, La Candelaria y Las Mercedes denunciaron que desde el viernes están sin electricidad. Presumen que se trata de un plan de racionamiento porque lo mismo sucedió la semana pasada.

 

 

Delegacion de Maduro faltó a ronda de negociaciones con oposición en México
La ausencia se produjo luego que el régimen solicitara la incorporación a la mesa del empresario colombiano detenido en Cabo Verde, Álex Saab

Debido a la ausencia de la delegación del régimen de Nicolás Maduro, la jornada de negociaciones entre gobierno y oposición fue suspendida este viernes 24 de septiembre.

Luego de tres horas de espera, el equipo de comunicaciones del jefe de la representación madurista Jorge Rodríguez, dio a conocer la noticia. 

La inasistencia del equipo oficialista se produjo luego que este solicitara incorporar a las negociaciones al empresario colombiano Álex Saab en procura de librarlo de un eventual proceso de extradición desde Cabo Verde a Estados Unidos. 

También luego que la primera ministra de Noruega, Erna Solberg, manifestara en la ONU su preocupación por las “graves violaciones a los derechos humanos” registradas en Venezuela.

Los miembros de la Plataforma Unitaria, encabezada por Gerardo Blyde, se encuentran en México y desconocen sin las conversaciones se retomarán este sábado, fecha en la que tienen previsto debatir sobre la reinstitucionalización del sistema judicial.

“Estamos en México con el objetivo de avanzar sobre la constitución de la Mesa de Atención Social para promover los programas de nutrición infantil, transplantes y vacunación entre otros igualmente importantes. Aquí estamos para abrir la discusión sobre la construcción del sistema de justicia”, señaló la delegación en un comunicado.

Ambas delegaciones firmaron tres documentos referidos a la ratificación y defensa de la soberanía  sobre la Guayana Esequiba y un acuerdo parcial para la protección social del pueblo de Venezuela.

 

Caída de sistema perjudica reputación del Banco de Venezuela 
Economistas consideran que la incapacidad de respuesta inmediata ante la suspensión del servicio genera desconfianza entre los clientes de la entidad 

@franzambranor 

Cinco días pasó inoperativa la plataforma digital del Banco de Venezuela. Del 15 al 20 de septiembre, usuarios de la mayor entidad bancaria del país no pudieron emplear los puntos de pago ni hacer transacciones por medio de su página web.  

De acuerdo a la Superintendencia de la Entidad Bancaria (Sudeban), el Banco de Venezuela cuenta con el 42,5% de las captaciones del sistema en la nación y 421 agencias en todo el territorio nacional. “Este es el banco más grande del país con un promedio de 14 millones de clientes”, dijo el presidente de la entidad José Javier Morales en el marco de una entrevista hecha en septiembre de 2020 en Venezolana de Televisión. 

Una vez más, el gobierno de Maduro esgrimió la tesis del «sabotaje» a una de sus instituciones. 

“Fue muy intenso y agresivo y se buscaba degradar el funcionamiento natural del sistema”, dijo este miércoles 22 de septiembre la vicepresidenta y ministra de economía y finanzas, Delcy Rodríguez sobre el supuesto ataque al banco que pertenecía al español Grupo Santander y que en 2009 fue nacionalizado por el gobierno del entonces presidente, Hugo Chávez. 

Rodríguez sostuvo que la arremetida fue gestada desde Estados Unidos y perseguía boicotear la implementación del Bolívar Digital, sistema que el gobierno ha dicho entrará en funcionamiento a partir del 1 de octubre y que representa el retiro de 6 ceros a la moneda actual en Venezuela. 

A través de redes sociales, usuarios denunciaron que una vez que pudieron acceder al sistema, consiguieron incongruencias en sus cuentas, como menos dinero del que tenían antes del 15 de septiembre u operaciones que no habían realizado. 

Usuarios vulnerables

Para el economista Luis Oliveros, la caída del sistema del Banco de Venezuela es una mala noticia para millones de venezolanos.

“Especialmente en un país donde los precios suben constantemente y el dinero pierde valor”.

El también economista Ronald Balza indicó que quienes reciben bolívares en Venezuela, tienen la necesidad de emplearlos rápido en vista de la hiperinflación. 

“Es probable que la gente lo use para comprar comida y los comerciantes para pagar nómina, pagar a proveedores o comprar dólares, pero tener ese dinero represado ahí por cinco días es un problema porque no puedes atender tus necesidades”.

Oliveros manifestó que un incidente de ese tipo puede suceder en cualquier banco del mundo, el asunto es la extensión de tiempo

“Que hayan pasado tantos días sin poder resolverle el problema a la gente genera grandes niveles de estrés y ya esta economía tiene suficiente”.  

A juicio de Balza, no se puede menospreciar el efecto que tiene la paralización de un banco como el de Venezuela sobre la gente y los comercios.

“Para muchos, que se estén usando dólares significa que los bolívares no hacen falta y eso no es así, esta es la fuente de ingreso de muchos pensionados y empleados públicos en el país”

Balza aseveró que quienes tienen cuenta en el Banco de Venezuela no son ahorristas, son clientes, porque las condiciones económicas del país lo convierten en un mero medio de pago. “No tienen una tasa de interés suficientemente alta y el país está empobrecido, nadie ahorra en bolívares”. 

Reputación a la baja

El economista Ronald Balza dijo que la caída del sistema representa además un inconveniente en la reputación del banco. 

“Se dijo que fue un ataque, entonces un cliente pudiese pensar que siempre pueden ser víctimas de esto y hay que pensar qué está haciendo el banco para enfrentar este tipo de acciones”

Balza sostuvo que el banco pudiese tener muchos clientes cautivos y acciones como esta los alejan. “Puede que el banco esté considerando prestar servicios nuevos, como ofrecer cuentas en dólares, muchos clientes pudieran dudar si poner su dinero allí, porque no se sabe si algo así puede volver a suceder”. 

A la nueva reconversión le dan entre 5 y 6 años de vida 
En el seminario “Cómo presupuestar 2022” de Venamcham analistas dijeron que la incertidumbre ronda la puesta en marcha del bolívar digital
La liquidez en moneda extranjera es cinco veces mayor a la manejada en bolívares 
El dólar podría rozar los Bs. 10 millones para final de 2021 o los 10 bolívares en moneda nueva 

@franzambranor

La vigencia de la reconversión monetaria que arrancará el venidero 1 de octubre podría ser de entre 5 y 6 años. 

Así lo mencionó el economista Asdrúbal Oliveros en el marco del seminario “Cómo presupuestar 2022”, organizado por la Cámara Venezolano-Americana de Industria y Comercio (Venamcham).

El socio directivo de la firma Ecoanalítica sostuvo que en esta ocasión, el retiro de 6 ceros al bolívar podría contar con mayor oxígeno que la reconversión hecha en 2018 por el gobierno, debido a que el país pasó a un proceso de estabilización en el foso. 

“Siempre pongo el ejemplo de un avión que se estrelló, pero ya está en tierra, así está la economía venezolana, no vamos a seguir descendiendo porque la dolarización de facto logró cierto equilibrio”, dijo Oliveros. 

El miembro de Ecoanalítica indicó que la economía venezolana tiene al menos ocho años cayendo y cuatro en hiperinflación. “Al gobierno no le ha quedado otra que reducir el gasto público porque no tiene acceso a créditos. El desplome de la economía no tiene precedentes en un país sin guerra”.

Oliveros manifestó que la apertura hacia la moneda americana ha desacelerado la inflación. “En 2018, la inflación semanal era de 25%, en 2021 es de 4,5%. En enero de 2019 llegó a 500 mil por ciento y en mayo de 2019 se ubicó en 1.600”

De acuerdo con el economista, dos tercios del eslabón comercial en Venezuela depende de divisas. “La dolarización llegó para quedarse. La liquidez en moneda estadounidense es cinco veces mayor a la liquidez en bolívares”. 

Informó que un año los precios de los productos en dólares subieron 35%. “Los precios en dólares suben, pero lentamente”. 

El experto aseveró que si la inflación sigue en su tendencia descendente el país podría pasar de hiperinflación a inflación acelerada. “La dolarización da certidumbre a las empresas”

Oliveros dijo además que Venezuela tiene una economía de contado. “La cartera de créditos se ha hecho polvo, no llega a 700 millones de dólares, cuando lo ideal sería que esté por el orden de los $12 mil millones”.  

Para el socio de Ecoanalítica, no es cierto que en Venezuela haya un boom de importaciones. “Los niveles siguen siendo mínimos y el principal importador es la empresa privada cuando antes era el Estado”.

Añadió que una recuperación petrolera dependerá de los acuerdos que se consigan en las negociaciones entre gobierno y oposición en México y una eventual flexibilización de las sanciones. 

Con qué se come el bolívar digital

Para el economista Leonardo Buniak, la incertidumbre rodea la puesta en marcha del bolívar digital, anunciada por el gobierno venezolano para el 1 de octubre.

“¿Cómo se va a implementar esto? ¿Cuál es el método que van a usar? No lo sabemos”, dijo Buniak. 

El analista en finanzas sostuvo que, por primera vez, la administración chavista llama las cosas por su nombre y se refiere a reexpresión monetaria. 

“La reconversión pasada duró tres años, vamos a ver cuanto dura esta, estoy de acuerdo con Oliveros que en esta ocasión podría ser un poco más”, aseveró.  

Buniak dijo que alrededor de 35 países en el mundo manejan monedas digitales, incluyendo islas del Caribe con una economía menor a la venezolana. 

Añadió que, para que una moneda sea digital, debe cumplir ciertas características, entre ellas que sea inclusiva.

“En naciones como Japón, la gente no necesariamente debe estar bancarizada para tener acceso a la moneda digital, su uso debe ser confidencial, es decir, pueden hacerse operaciones entre personas sin revelar la identidad, así como cuando alguien paga con efectivo en un kiosco, se supone que es el reemplazo del efectivo”. 

Sostuvo que en los países donde hay moneda digital pueden hacerse operaciones on line y off line, es decir, sin necesidad de internet e incluso energía. 

Salario mínimo en empresas aumentará en 2022

Para Iván Acosta, director de PGA Group, los sueldos en las empresas privadas podrían experimentar un incremento el próximo año. “Nosotros calculamos que el sueldo mínimo en las empresas actualmente es de 100 dólares y creemos que en 2022 será de 150”

Acosta informó que los niveles de recuperación salarial en el sector privado pasaron de 61% en 2018 a 179% en 2021.

El ejecutivo expuso que el salario promedio de un profesional que trabaje para privados en Venezuela es de $465 y en 2022 podría ubicarse en $706. “Solo en transporte público, alguien que viva en Guarenas y deba venir a diario a Caracas puede gastar $35.

“El que estemos en un ambiente mejor que años anteriores no significa que tengamos la partida ganada, hoy en día hay más competitividad entre las empresas y siguen habiendo razones para que la gente no se mantenga en sus puestos de trabajo y pase a la informalidad o emigre del país”. 

Covid-19 y dólar a 9 millones 

Para Alberto Afiuni, directivo de EY Venezuela, los desafíos que tiene el empresario para 2022 son retadores, pero no imposibles de cumplir.  

“Los próximos meses pueden ser de estrés por la reconversión monetaria y porque podríamos estar proyectando un dólar a 9 millones de bolívares para finales de año”

De acuerdo a Afiuni, la pandemia demostró quien realmente es líder en una compañía. “El empresario en Venezuela entiende que debe adaptarse a la nueva normalidad y crecer de forma sostenida, es necesario lograr el consenso para retar al status quo, la única respuesta es una evolución constante con innovación y optimización de gastos”. 

Afiuni indicó que, a raíz de la pandemia, el empresario venezolano aprendió a acelerar las soluciones para sus clientes. “La covid-19 representa una gran oportunidad para la productividad y mostrar la capacidad de reacción, no son los más fuertes los que sobreviven a una crisis sino los que se adaptan”. 

Productos importados en las vidrieras

Adriana Dao, consultora de investigación de mercadeo, indicó que 55% de los productos que están en el mercado venezolano son importados. 

Dao sostuvo que de acuerdo a la firma Nielsen, de cada 100 productos que encontramos en una tienda, 36 son nacionales y el resto importados. “Hoy en día el precio no lo es todo, el consumidor también busca calidad”.

Dao manifestó que en las regiones donde se ven mayores productos importados son los andes, Nueva Esparta y Caracas. 

Según el estudio, 37% de los responsables de establecimientos comerciales manifestaron haberse visto afectados por la pandemia y 96% recurrieron a la modalidad delivery para distribuir sus productos. 

Apelar al crédito comercial

Amaru Liendo, presidente de DVC/United y del Dividendo Voluntario para la Comunidad, dijo que ante la inexistencia de crédito por parte de la banca privada, algunas empresas han apelado al crédito comercial. 

“Las alianzas con empresas más grandes que confíen en el emprendedor venezolano es una alternativa, la gente ha trabajado para tener un pulmón de financiamiento que no ha conseguido en la banca privada”. dijo. 

Por su parte, Carlos Benatar, gerente general de Taurel, manifestó que es perentorio adaptarse a la realidad multimoneda. “Es necesario amoldarse en 2022 a esto y no renunciar a la capacidad de seguir exportando porque si se puede”. 

Para María Victoria Díaz, socia de Smart Base Group, entre los nuevos desafíos para el año entrante están la desmaterialización de las oficinas, el diseño de presupuestos cortos y proyectos pequeños y la capacitación del personal

“Hay que hacer un esfuerzo por mejorar esos espacios de trabajo remoto, identificar mejor las herramientas de conectividad y apoyar a los empleados en todo proceso de mejoramiento y aprendizaje”. 

Liendo hizo hincapié en la salud mental de los trabajadores durante la pandemia. “Subestimamos la capacidad de ajuste de los empleados, todos necesitan ayuda porque no es fácil adaptarse a esto”.

Presupuesto en todo momento

En el seminario también intervinieron los analistas Federico Mac Dougall desde Argentina, Oscar De La Torre de Perú y Daniel Yépez desde Colombia.

Para Mac Dougall es importante establecer una planificación, así el país atraviese una inflación de 2% o 300%

“Es muy difícil administrar una empresa en América Latina si no tenemos un presupuesto claro, tenemos que hacer un presupuesto económico y otro financiero, el económico nos va a indicar cuánto dinero se gana o pierde y el financiero nos permite determinar cuando entra la planta y hacia dónde se va destinando”. 

De La Torre manifestó que los presupuestos deben efectuarse independientemente del tamaño de la empresa. “Hay quienes dicen yo no necesito eso porque mi empresa es pequeña, pero necesitamos saber donde colocamos el dinero, así sea poco”. 

Para Yépez es útil manejarse siempre como si se tratase de una economía de escasez. “La situación económica ha variado mucho con la pandemia, pero a la vez algunos gobiernos como el de Colombia exoneró el Impuesto al Valor Agregado por siete meses y algunos pagos de créditos bancarios se congelaron”.  

Cerró el campeón 

El telón del seminario lo bajó el karateca Antonio Díaz, ganador de un diploma en la modalidad de Kata en los pasados Juegos Olímpicos de Tokio

“Como en la economía, el deporte también se trata de perseverancia, esfuerzo y dedicación, siempre tuve la ilusión de asistir a unos Juegos Olímpicos, pero el karate no estuvo incluido en el programa sino hasta Tokio. Fue así como con 41 años hice mi último kata, lamentablemente no me pude traer la medalla de bronce, pero pese a que competí en un estadio vacío sentí toda la energía de mi país. Yo creo en Venezuela y por eso abrí un Dojo para ahora transmitir mi experiencia, no solo para formar a deportistas sino a mejores ciudadanos”.