Runrun.es: En defensa de tus derechos humanos

Inicio

Entre Venezuela, Cuba y Nicaragua hay más de 1400 presos políticos

Este jueves fue el lanzamiento de la campaña “Está pasando de nuevo”, iniciativa de organizaciones para denunciar los atropellos a DDHH en regímenes autoritarios

presos
Francisco Zambrano
11/04/2024

De acuerdo con organizaciones civiles, en Venezuela, Cuba y Nicaragua hay en la actualidad 1.457 presos políticos.

La cifra se desprendió del lanzamiento virtual de la campaña “Está pasando de nuevo, presentada por activistas este jueves 11 de abril en el marco del Día Internacional de las Américas.

 “El autoritarismo nunca ha dejado Latinoamérica y ha regresado con mucho fuerza, la situación es para preocuparse, debemos tener una solidaridad transversal contra todas las dictaduras totalitarias, porque todas son dañinas”, dijo vía zoom Javier Larrondo, presidente de la ONG Prisoners Defenders. 

El  expreso político venezolano Víctor Navarro, director ejecutivo de Voces de la Memoria, indicó que la intención de esta campaña es visibilizar a los presos políticos.

“Queremos llegar a todo el mundo, pero especialmente a la juventud, dimensionar lo que está pasando en estos tres países en lo que se refiere a violaciones a los derechos humanos”, dijo el periodista.

Navarro informó que de acuerdo a la ONG Foro Penal, en Venezuela hay 269 presos políticos. “Estamos viendo un aumento de la represión con detenciones arbitrarias”.

La también expresa política, la nicaragüense Yaritzha Mairena, indicó que a raíz de esta campaña han encontrado patrones en los centros de detención de los tres países. 

“El día a día de un preso político significa un sufrimiento para él y para toda su familia. Los someten a aislamiento sensorial, le quitan la luz, el agua, no hay posibilidad de contacto humano, no tienen noción del tiempo, además de golpizas y violencia sexual”, sostuvo Mairena.

Alexandra Salazar, coordinadora de la Unidad de Defensa Jurídica en Nicaragua, dijo que en el país centroamericano hay alrededor de 130 presos políticos y desde la expatriación de 222 ciudadanos, la lista ha aumentado en un 300%.

“Se han venido cerrando los espacios de denuncia, por eso es importante seguir documentado los atropellos y asumir una defensa técnica en ámbitos internacionales, que son los que pueden activar procesos de justicia en beneficio de las víctimas”, consideró.

Larrondo indicó que en Cuba hay más de 1.000 presos políticos, de los cuales cerca de 200 tienen condena.

“El incremento de las detenciones ha sido brutal. A raíz de las protestas de marzo han aprehendido a más de 40 personas y 24 de ellas están condenadas, sujetas a un proceso penal”, agregó. 

Sanciones, pero personales

El abogado y activista cubano, Alain Espinoza, consideró fundamental mantener las sanciones individuales a quienes detentan el poder en Venezuela, Nicaragua y su país natal.

“Porque aumenta el costo político y hace que se sientan incómodos, hay que obligarlos a modificar el patrón represivo y exigirles que liberen a los presos políticos, para ello esperamos la solidaridad del resto de los estados democráticos y la sociedad civil”, opinó. 

Navarro sostuvo que es perentorio elevar la voz porque las detenciones arbitrarias van a seguir sucediendo.

“Sancionar a los responsables individuales tiene más relevancia en estos casos. Tenemos que crear políticas para la no repetición”.

“Las sanciones que sólo afecten a los represores. Esta campaña es de conciencia, incidencia y visibilización”, agregó Larrondo.

Para Mairena, el tratamiento de los detenidos no es una cuestión política sino de derechos humanos.

No se puede permitir que estos actos queden impunes. Estos gobiernos tienen la costumbre de tomar el poder y perpetuarse para torturar, perseguir y criminalizar”. 

Navarro alertó que para rescatar la constitucionalidad en Venezuela, Cuba y Nicaragua es necesario el apoyo global: “Que aquellos países donde las democracias sean más sólidas puedan visibilizar y alzar la voz, ellos entienden la dimensión del daño y la importancia de vivir en democracia”. 

Salazar, por su parte, alberga esperanza en el trabajo de documentación que han hecho las ONG. “Si bien no estamos en democracia vamos a llegar a ella”.

“Para los presos políticos lo peor es el olvido”, manifestó Navarro.

 

 

22 años de una política represiva que persiste: Recuerdan sucesos del 11 de abril de 2002

"22 años de una política represiva que persiste": Recuerdan sucesos del 11 de abril de 2002

Erasmo Bolívar, Héctor Rovaín y Luis Molina son los tres expolicías de la PM que siguen presos desde hace más de 20 años, pagando las culpas por los sucesos del 11 de abril de 2002

Una base de datos de mujeres y personas no binarias con la que buscamos reolver el problema: la falta de diversidad de género en la vocería y fuentes autorizadas en los contenidos periodísticos.

IR A MUJERES REFERENTES