Opinión archivos - Runrun

Opinión

#CrónicasDeMilitares | Balance del militarismo, un asunto crucial para Venezuela (II), por Elías Pino Iturrieta
De los empeños de un ejército nacido en Venezuela brota un mapa de repúblicas que era una ensoñación hasta la fecha, una fábula sin fundamento

 

@eliaspino

Si cuesta afirmar que, como República, Venezuela es una hechura militar, como tratamos de plantear en el artículo anterior, puede ser más riesgosa la afirmación de que fueran los militares como contingente -el Ejército- la obra más importante de nuestra sociedad a través de la historia. Veremos ahora algo del crucial punto, sin dudar de que pueda crear ronchas en el ámbito de los entusiastas del civilismo.

La Independencia del país no solo fue una hazaña militar indiscutible, la más importante de los venezolanos desde el período colonial, sino también la creación de una maquinaria capaz de imponerse en el país y más allá de nuestras fronteras, como jamás sucedió en el resto de las repúblicas que vieron la luz en el siglo XIX hispanoamericano.

Estamos ante un suceso sobre el cual no se ha insistido lo suficiente, o sobre el cual pasamos sin hacer ruido, pese a su trascendencia. Veremos ahora algunos puntos al respecto.

El análisis de la circunstancia venezolana, muy cuesta arriba debido a la preponderancia del Ejercito Pacificador llegado de la península bajo el comando de Pablo Morillo, hace que Bolívar lleve la guerra hacia la Nueva Granada. La estrategia no solo condujo a triunfos fundamentales a partir de la batalla de Boyacá, sino también a la posibilidad de llevar a cabo campañas plausibles en el sur del continente. Pero lo plausible se convierte en hazaña inesperada, susceptible de rivalizar con las fuerzas independentistas de Argentina y Chile que dirigía San Martín, y de plantar banderas y predominios en el mítico territorio del Perú. Jamás la política local había llegado a semejante preponderancia, hasta el extremo de hacer posible un dominio que jamás había soñado un antiguo colono, un americano que se anuncia como árbitro de una hegemonía jamás imaginada.

Gracias a los movimientos del ejército venezolano que se fortalece y modifica en las campañas de los cercanos Andes, alimentado por las fuerzas reinosas después de enseñorearse en sus páramos, sucede una hazaña que cambia la orientación de la historia universal. Parece exagerado, pero no hay tal desmesura. De los empeños de un ejército nacido en Venezuela, pensado con énfasis por el Libertador y convertido en realidad tangible debido a los empeños de un soldado brillante como Sucre, brota un mapa de repúblicas que era una ensoñación hasta la fecha, una fábula sin fundamento. Y también un poderío que no había existido y que no solo podía imponer las líneas políticas a escala continental, sino también el derrotero de las potencias liberales de Europa y de los imperios en declinación.

La reflexión sobre la influencia del ejército en nuestra historia debe pasearse por estas cúspides, debe solazarse en estos copetes inaccesibles en la víspera, para entender la razón de que en el futuro inmediato la vida venezolana dependa necesariamente de los hombres de armas. No se trata de una imposición caprichosa, ni de una mala jugada de la historia, ni de la opacidad de los civiles, sino de la marcha natural de los acontecimientos. Solo el ejército puede determinar entonces el destino de la república, moldearlo de acuerdo con las necesidades de la oficialidad. Por ejemplo, puede y debe acabar con Colombia para que Venezuela sea lo que era en los principios de la contienda, nada menos.

Trotsky y la CANTV, por Julio Castillo Sagarzazu
Para que todo le funcione al régimen es necesaria la opacidad. En el caso de la CANTV, no se sabe cuáles son los números de la empresa

 

@juliocasagar

A León Trotsky le costó caro no entender lo que estaba pasando en la Unión Soviética. Un sicario de Stalin (que amaba a los perros y terminó paseándolos por las playas cubanas de Varadero) le hundió un piolet de alpinista en el cráneo y suprimió, con ese golpe, la competencia en el mundo del marxismo. Los herederos de Trotsky, como era de esperarse de cualquiera trotskista que se respete, terminaron dividiéndose y subdividiéndose cada vez que se veían al espejo o se sentaban en un encuentro a debatir. Stalin sabía lo que hacía.

Trotsky, preso en la jaula de esa religión laica que es el marxismo, se enredó todo a la hora de caracterizar a la nomenclatura soviética. Pensó, mecánicamente, que como los medios de producción de la URSS estaban en manos del Estado, no podía llamársele clase a los burócratas que los usufructuaban. No entendió que los privilegios de aquellos burócratas venían de los excedentes que Marx llamaba plusvalía, aunque ellos no fueran los accionistas de los entes que los producían. Con esta confusión metodológica, prefirió llamar a esa burocracia estalinista una “casta parasitaria”

La famosa frase de Marx: “El ser social determina la conciencia social” ha podido servirle para explicar el fenómeno que tenía ante sus ojos. Pero, lo repetimos, era esclavo del fetichismo marxista, que afirmaba que la conciencia se determina por el lugar que tengas en las relaciones sociales de producción.

En realidad, el análisis del asunto iba más por el lado de Jung y de Freud, que por el lado de Marx y Engels. Jung, explicando la existencia de un “inconsciente colectivo” que precedía a los inconscientes individuales y Freud, atribuyendo la conciencia y el inconsciente a impulsos interiores, entre los que la libido jugaba un papel preponderante.

En efecto, solo saliéndonos de la caja de razonamiento influida por el marxismo, se puede entender cómo funciona la mecánica de la conciencia y el poder en expresiones como las de la burocracia estalinista o en la de los promotores del socialismo del siglo XXI.

Hoy, cuando algunos se deslumbran y cantan la muerte del pensamiento económico y político de Chávez, porque Maduro acaba de anunciar que pondrá a la venta el 10 % de las acciones de la CANTV, valdría la pena pasearse por estas consideraciones.

En realidad, lo que ha ocurrido y también pasó con Chávez, es que toda elite gobernante, para mantenerse en el poder, busca la manera de crear su propia estructura de privilegios económicos y sociales. Los fenómenos de la burocracia soviética y el del llamado socialismo del siglo XXI, ocurrieron en medio del capitalismo y, por consiguiente, en medio de los “inconscientes” y valores de este.

Como los ideales políticos del socialismo no pudieron concretarse en ninguna parte, al menos no de la manera clásica, como etapa intermedia entre la dictadura del proletariado y el comunismo, tal como lo programaran Marx y Engels, entonces, tampoco cultural y espiritualmente pudo el socialismo construir ninguna conciencia socialista, con códigos de conducta, éticos y estéticos.

En países donde el llamado “socialismo real” llegó a gobernar, se creó una clase, una casta (como quiera llamarse) que cambió las fechas patrias, las banderas, los himnos, las parafernalias protocolares, pero continuó aferrada a los privilegios que da el poder y haciendo lo indecible para defenderlos.

De manera que, regresando al punto inicial, los burócratas del socialismo del XXI lo que ha hecho es crear para sí un mecanismo de reproducción del capital en el que lo único importante es que se garanticen los privilegios materiales y el nivel de vida que han alcanzado hasta hora.

Es de esa manera que hay que interpretar la frase “el ser social determina la conciencia”. Como hemos dicho en otras notas, la llamada ley antibloqueo, es eso lo que busca. En latín vulgar puede traducirse como: “puedes hacer toda la plata que quieras, si eres mi pana, te garantizamos que no tendrás problemas sindicales, que puedes depredar el ambiente y que puedes llevarte por delante las leyes”

Para que todo esto funcione es necesaria la opacidad y la falta de transparencia. En el caso de la CANTV, por ejemplo, no se sabe cuáles son los números de la empresa: no sabemos si ya Carlos Slim, pana de AMLO, ya compró Movilnet a la que desagregaron de la CANTV. Venezuela es un país, estimado lector, donde ni siquiera sabemos cuánto es el presupuesto nacional.

Algunos dicen que es buena esta decisión y que es un paso en la dirección correcta. Es verdad, es buena. Tan buena como darle un analgésico a quien padece una grave infección. Mitigarle el dolor es un acto piadoso, pero si no se la da un antibiótico, no se curará la causa de sus males. El antibiótico que Venezuela necesita es el del cambio político. Las medidas aisladas son pequeñas dosis de analgésicos que no resolverán el problema de fondo. Todo lo contrario, van en la vía de afianzar un modelo que no es el que Venezuela necesita.

No perder este foco es básico para que no nos desviemos por meandros que solo nos harán más largo y complejo llegar a la meta deseada: recuperar la democracia y la libertad para que tengamos las condiciones necesarias para una verdadera y sostenible recuperación económica.

Las opiniones emitidas por los articulistas son de su entera responsabilidad. Y no comprometen la línea editorial de RunRun.es

El crucero de las bananas: el Falke, por Orlando Viera-Blanco*
«El deber es superior a todo; ningún cálculo, ningún temor, ninguna habilidad, ningún deseo puede prevalecer en su contra», El Falke

 

@ovierablanco

Gallegos decía que es imposible escribir la historia de Venezuela sin imaginarla. To be or not to be, that is the question. Dicho por un Hamlet criollo: “Se es o no se es, esa es la vaina”. Y siguiendo esta proclama, Federico Vegas nos obsequia una excelente novela titulada Falke [Halcón, en alemán], nombre de la embarcación que Román Delgado Chalbaud arrendó para invadir a Venezuela por Cumaná.

Federico Vegas −asistido por cuartillas de su tío Rafael Vegas (joven patriota venezolano reclutado en 1928 por la Junta de Liberación Nacional / JLN), escribe una novela, entre ficción y trepidante realidad, que al leer es imposible no sentenciar: ¡Esto es Venezuela!

Traición e insubordinación

El padre de Federico Vegas le explicó quién era su tío Rafael. Recuerda de niño cuando el tío visitó su casa. Quedó impactado por su rostro encendido, rojizo, y su delgadez. El chipo y el mal de Chagas −tras la huida de Monagas− dejaron sus huellas en Rafael Vegas, fundador del liceo Santiago de León de Caracas, exalumno y admirador de don Rómulo Gallegos.

Rafael Vegas exhibía una cicatriz en la mirada proporcional a una épica no revelada. “Los secretos valen mucho más cuando no hay razón para guardarlos… profetizó el padre de Federico. “Y algún día echarás una vaina contando la historia de esos jóvenes audaces e idealistas, retratados con tu tío en la cubierta del Felke: Juan Colmenares, Armando Zuloaga y Juan McGill”. Razón no le faltó. Leer su novela es revelar l’ état de la question

El Falke −ficción o realidad− es apología y reproche a la vez de nuestro modo de ser. Un espeso mar de heroicidad y caos, miedos y épicas, pasión e improvisación; un viaje a la inocencia, a la muerte o a la gloria, aleatoriamente. Jamás planificado, nunca ordenado, para nada solícito. Porque se es o no se es venezolano, navegando en permanente insubordinación, indocilidad y rebeldía. El Falke no fue la excepción…

La JLN (integrada por el Dr. Santos Aníbal Dominici, el Dr. Alberto Smith, José Rafael Pocaterra, Pedro Lugo Delgado, el Gral. Leopoldo Baptista y el comandante en jefe Gral. Román Delgado Chalbaud) tenía el propósito de invadir Venezuela con un buque armado y provocar una revolución contra Gómez, el Bagre. El Falke, un buque de 70 metros de lora, era rápido y manejable.

En Venezuela la tradición de expediciones corsarias y filibusteras se remonta a décadas pasadas… Aparte del capitán Ernst Ziplitt (55), nadie supo la causa del viaje. Hubo rumores de que el Falke sería usado para una expedición científica que sería filmada. Román Delgado Chalbaud y la JLN alquilaron el Falke el 9/6/29 y, un mes después, parte de Hamburgo a Gdynia, el mayor puerto de Polonia. 21 pasajeros venezolanos residentes en París (entre ellos el hijo de Delgado, Carlos Delgado Chalbaud y el poeta José Rafael Pocaterra) se proponían derrocar al Bagre.

El 19/7/1929 el Falke abandonó Gdynia rumbo al Caribe. El 6/8/29, el vapor echó anclas frente a la isla de La Blanquilla, tomó cientos de revolucionarios y cambió su nombre a General Anzoátegui. Betancourt no llegó de RD por avería de su goleta… El 10/8/29 leva anclas hacia Cumaná. La travesía había superado el descontento de la tripulación alemana al saber que, con varias toneladas de armas, andaban en pie de guerra…

En la madrugada del 11/8/29, el general Anzoátegui entró en el puerto de Cumaná. Los revolucionarios desembarcaron en un comando formado en tres columnas al mando del Gral. Delgado. Al llegar al puente Guzmán Blanco, hubo un encuentro entre rebeldes y tropas leales del Gral. Emilio Fernández, presidente del estado Sucre. Chalbaud y Fernández cayeron abatidos a fuego cruzado… Los revolucionarios se retiran de la ciudad ante el acoso de las tropas del gobierno, y sostienen un último combate en el cerro Santa Ana, donde muere Pedro Elías Aristeguieta.

Federico Vegas apela al imaginario criollo, un diálogo entre el joven Rafael Vegas y Doroteo Flores, sobrevivientes. Flores era un archienemigo de Gómez que le había herido en un muslo en la batalla de Capacho y, según cuenta, “no hubiese pelado una mandarina a esa distancia… El Bagre -dice Flores- “fue un ladrón de rebaños que había derrotado a Fernández en La Puerta, a Loreto Lima y sus lanzas federalistas en El Tinaco, a los mochistas en las serranías de Bejuma, al conde Rangel Garbiras en la frontera colombiana, a Riera y Peñalosa en Urucuru”. Doroteo tenía entre ceja y ceja una segunda oportunidad…

“¿Quién jodió el plan del Falke?”, cuestiona Doroteo a Vegas. “Un traficante llamado Spira, que trató de venderle armas a Delgado y como no se dio el negocio decidió ganarse una plata vendiendo la información (…) Antes, el 9/8/29, Gómez le envió un telegrama a Emilio Fernández anunciando la llegada de su compadre Chalbaud a Cumaná. Una muerte anunciada…

Venezuela nació loca y sorda…

“Veguitas −sigue Doroteo−, Venezuela no es un país para ser escrito (…). Solo la dominará quien la entienda, y la entenderá quien crea y ame esa locura, quien esté dispuesto a hacer el trabajo sucio que a nadie le gusta. ¡Ay, Veguitas!, sepa usted que el mismo Gómez fue quien preparó lo del Falke… quien nos armó esa Arca de Noé… sabía que allí se iba a meter toda la fauna que le embochincha el país. Juntó a tigres y venados, lapas y morrocoyes, y los puso a adobarse en el Falke para bajarlos en una sola calle y desangrarse frente a un puente. Fue un banquete”. Y así lo resume Pocaterra en sus Memorias de un venezolano de la decadencia. To be or not to be…

Historia de tragedias tanto determinantes como absurdas. El autor alemán Albert Daudistel, publicó una novela crítica referida al Falke que tituló El crucero de las bananas. Alegórico. Porque así navegamos. Embriagados más de tentaciones románticas que de voluntad política, donde la locura y la sordidez mueren en la playa, en un puente…

Culmina el libro con una regia reflexión: “El deber es superior a todo; ningún cálculo, ningún temor, ninguna habilidad, ningún deseo puede prevalecer en su contra”, por lo que llegará el día que “echemos una buena vaina”. Y al decir de Gallegos, maestro de Rafael Vegas, el bien −que es pasión− vencerá al mal con un rostro encendido de victoria, que es ser, que es deber.

Las opiniones emitidas por los articulistas son de su entera responsabilidad. Y no comprometen la línea editorial de RunRun.es

#EnPocasPalabras | Guerra de larga duración, por Tony Bianchi
Gleb Pavlovskij, quien fue asesor personal de Putin hasta el 2011, dice que el líder ruso está en “un callejón sin salida y que lo seguirá hasta el final”

 

Según dos eminentes politólogos, la invasión y guerra de Ucrania está destinada a tener una larga duración.

Gleb Pavlovskij, quien fue asesor personal de Vladimir Putin hasta el año 2011, dice que el líder ruso está en “un callejón sin salida y que lo seguirá hasta el final.» A pesar de muchas sorpresas, entre las cuales resalta la inesperada resistencia ucraniana a la invasión rusa, Pavlovskij no puede creer las pocas explicaciones de los errores militares cometidos por Putin y que aparentemente seguirá haciendo el líder ruso. 

Similar opinión merece el politólogo Stanislav Belkovskij, fundador y director del Instituto Nacional de Estrategia de Madrid, quien afirma: «Por una vez, estoy de acuerdo con la inteligencia estadounidense: Putin se está preparando para un conflicto de larga duración, tal vez con conflicto de menor intensidad que la actual. Y que inclusive podría llegar a aparecer como un gran ejercicio militar”.

Y agrega: “Tal vez esto atraerá a los clientes de los bares, motivando a ayudarlo en la lucha para ayudar al país, mientras que las tropas sean utilizadas en una transición de pugna ofensiva a pugna defensiva en el corredor terrestre cerca de Crimea. Esto podría convertirse en una forma radical para desviar la atención de los problemas económicos cada vez más graves que necesitan ser justificados”.

Yurij Fyodoor, uno de los pocos expertos militares independientes presente en el teatro bélico de Ucrania, nos ofrece la presente explicación:

«El presidente (Putin) es consciente del hecho de que Rusia no puede luchar durante mucho tiempo porque los recursos humanos, los aprovisionamientos y la fuerza en vivo no aguantan largos periodos en el frente.”

Pero Fyodoor piensa que Putin no renunciará a su plan de invasión, procediendo por etapas. Primero llegando a las afueras de las ciudades de Donetsk y Lugansk en el Donbás; y luego ocupar el corredor terrestre del oeste ucraniano entre Crimea y la región de Transnistria en la frontera con Moldova, que cuenta con simpatizantes rusos.

Para Fyodoor una solución diplomática solo será posible después de que Putin logre estos objetivos. Pero advierte que este escenario podría cambiar a favor de Ucrania una vez que los soldados de Kiev reciban las instrucciones y estén listos para usar los armamentos de gran eficiencia que les está proporcionando principalmente los Estados Unidos.

Mientras tanto, al no tener suficientes armamento y municiones, la resistencia se ha concentrado en la inventiva. Un experto estadounidense reveló recientemente que el oficial ucraniano Yaroslav Shertusk creó un software al que llaman «el Uber de la artillería”.

“El Uber” elabora un mapa de las posiciones rusas, recopila información histórica y táctica de sus movimientos anteriores y pasa los datos a las unidades de defensa ucranianas; con tales datos, estas cuales pueden escoger entre desplegar las unidades más cercanas a los objetivos de interés y puede seleccionar las funciones estratégicas más indicadas, sean estas baterías, morteros, drones o utilizar ataques directos de fuerzas especiales. Estas unidades también recibirán instrucciones de cómo alejarse luego de sus ataques para evitar una rápida reacción del enemigo.

Hablando de velocidad, parece que los ucranianos recibieron también algunas motos eléctricas para sus “exploradores» que realizan reconocimientos en el campo y que, según un voluntario georgiano, también se emplean para el desplazamiento de sus francotiradores.

Mientras tanto llega el anuncio de la interrupción del suministro de información estratégica que ha venido enviando Estado Unidos a Kiev sobre los movimientos militares rusos en Ucrania.

Esto es por lo menos lo que aseguran los servicios de información norteamericanos a raíz de una fuerte protesta emitida por el Kremlin a través del ministro de Relaciones Exteriores ruso, Serguéi Lavrov. A la misma Washington simplemente contestó que “los EE. UU. no necesitan informar a Ucrania de las actividades bélicas de Rusia,” casi indicando que estos datos ya no constituyen ningún secreto.

Es muy notable el caso del jefe de Estado Mayor ruso, el general Valery Gerasimov, cuyo paradero era tan conocido por los ucranianos que a duras penas logró salvarse de una emboscada en las afueras de Yzum.

Mucho más alarmante para Putin es el anuncio de Finlandia de querer unirse a la OTAN «sin demora». Con ello cierra una era de los que fueron los arreglos y mecanismos de seguridad posteriores a la Segunda Guerra Mundial concebidos como Bloque Occidental y el Bloque Oriental de oposición que se mantuvieron hasta la caída del Muro de Berlín en 1989.

La decisión de Finlandia anunciada por parte de la primera ministra Sanna Marin con un caluroso saludo a los pueblos de Europa (y la OTAN), ¡Terventuloa!, que en finlandés quiere decir “bienvenidos,” marca el camino para que Suecia, Austria y Suiza, países que se declaran neutrales, se unan al tratado de defensa occidental. Exactamente lo contrario a lo deseado por Putin.

Luego de advertir que la decisión de Helsinki “pone en peligro el vecindario con Rusia”, Putin no se hizo esperar en aplicar inmediatamente un corte al servicio eléctrico ruso hacia Finlandia.

Pero como que los finlandeses se lo esperaban. Y sin mucho esperar dejaron saber al mundo que tenían la forma de conseguir electricidad de otro lado y que no abandonarían la idea de unirse a Europa y a la OTAN lo más pronto posible.

Las opiniones emitidas por los articulistas son de su entera responsabilidad. Y no comprometen la línea editorial de RunRun.es

Eddie A. Ramírez S. May 17, 2022 | Actualizado hace 2 días
Noticias, por Eddie A. Ramírez S.
Los ciudadanos estamos ávidos de buenas noticias en nuestro terruño. Es utópico esperar que provengan de alguna acción del régimen   

 

Hoy, cualquier noticia nos afecta en mayor o menor grado. Hay pocas neutras. ¿Quién hubiese pensado que la invasión del genocida Putin a la lejana Ucrania pudiese ocasionar aumento de los precios de fertilizantes y del trigo? Hasta hace relativamente poco tiempo casi no había noticias procedentes de venezolanos en el exterior, ya que pocos compatriotas se aventuraban allende nuestras fronteras.

Francisco de Miranda fue un precursor de nuestra independencia y en cuanto a noticia fuera de nuestras fronteras. Le siguió Simón Bolívar por su gesta libertadora de cinco países. Después de nuestra independencia y hasta mediados del siglo XX, las noticias locales fueron casi siempre malas. Guerra Federal, montoneras, hambre, paludismo, gobiernos autocráticos o claramente dictatoriales.

Ahora, en Venezuela abundan las buenas y malas noticias procedentes de compatriotas en el exterior y, desde luego, las generadas localmente.

Durante la segunda y tercera décadas del siglo XX, las noticias del exterior reseñaban la actuación destacada de dos venezolanas. Una de ellas, Teresa Carreño, fallecida en 1917, compositora, cantante de ópera, excelente pianista y mujer de avanzada. La otra fue Teresa de la Parra, célebre autora de Ifigenia, fallecida en 1936. Ambas mujeres del área cultural.

Por el contrario, los dos hombres que fueron noticia en esa época eran de armas tomar ¿alguna sorpresa? Uno de ellos fue Rafael de Nogales Méndez, tachirense fallecido en 1936, aventurero que peleó bajo la bandera otomana.  El otro fue Rufino Blanco Fombona, caraqueño belicoso, fallecido en 1944, escritor, embajador y gobernador de una provincia española.

A mediados del siglo XX, la exitosa campaña contra el paludismo, realizada por Arnoldo Gabaldón y Arturo Luis Berti, fue noticia mundial. Además, otros tres compatriotas fueron noticia en el exterior, donde estaban exiliados por la dictadura de Pérez Jiménez. Un poeta, un escritor, un político y un militar. El poeta fue Andrés Eloy Blanco, autor del premiado Canto a España, fallecido en México en accidente automovilístico. El escritor, Rómulo Gallegos, nuestro destacado novelista y expresidente de la República derrocado en 1948, quien vivió años de destierro en México. El político fue Rómulo Betancourt, expresidente de la República y autor del libro Venezuela, política y petróleo, quien fue noticia en el exterior por los atentados fallidos de asesinarlo, sus prédicas en contra de las dictaduras y su lucha contra el castrocomunismo.

Por cierto, Carlos Canache Mata acaba de publicar un libro sobre este polémico compatriota, muy combatido en los años sesenta, pero hoy reconocido por su defensa de la democracia. El militar fue el teniente León Droz Blanco, vilmente asesinado en Barranquilla por un esbirro de la Seguridad Nacional. Cuando joven, tuve la suerte de conocer y conversar, desde luego muy brevemente, con Gallegos y con Betancourt, y de compartir durante varios meses con Droz, exiliado en Trinidad. En las décadas siguientes, llamaron la atención del mundo la Central Hidroeléctrica Raúl Leoni y posteriormente el proceso de estatización, así como la apertura e internacionalización de nuestra industria petrolera.

Ayer, las noticias en el exterior referentes a Venezuela eran graneadas y pocas veces eran el titular de un periódico. Hoy, son innumerables las buenas y malas noticias generadas por compatriotas fuera de nuestras fronteras. Entre las primeras, destacan la excelente labor cumplida por científicos, médicos, escritores, músicos, deportistas, artistas plásticos, periodistas, artistas de cine y televisión, chefs y políticos.

¿Y en Venezuela, hay buenas noticias? Sí las hay. Tenemos muchos casos de compatriotas que siguen luchando por la democracia, que prestan servicios de voluntariado, que recaban y divulgan información sobre las violaciones a los derechos humanos. Profesores y maestros que siguen enseñando a pesar de los míseros sueldos. Científicos que siguen investigando. Agricultores que luchan contra viento y marea para producir nuestro alimento

Lamentablemente, también abundan las malas noticias, como las penurias que pasan nuestros compatriotas al atravesar a pie las trochas verdes, la selva del Darién, el río Bravo, desiertos chilenos y montañas andinas; muchos son asaltados y son objeto de xenofobia, lo cual es comprensible por lo masivo de la migración.

Sin embargo, también hay actos de gran generosidad por parte de los habitantes de los países receptores. Seis millones de venezolanos se vieron obligados a emigrar por culpa del régimen de Maduro; hay presos políticos; las torturas son un procedimiento rutinario en las ergástulas del régimen, la inflación devora cualquier salario, el sistema de salud, la educación, suministro de energía eléctrica y de agua están por el suelo.

También son malas las noticias provenientes del sector político, el cual no logra acuerdos para enfrentar al totalitarismo. Es el colmo que en un evento internacional surjan las diferencias que dividen a nuestros dirigentes. Desgraciadamente, estas diferencias también existen entre los ciudadanos de a pie, que a diario discutimos si se debe votar en las actuales condiciones electorales o es mejor abstenernos. Muchos no aceptan que, a falta de otra opción viable, la vía electoral es la apropiada, a pesar de los obstáculos colocados antes, durante y después de los comicios. Las otras, que ojalá se dieran, son solo buenos deseos.

Los ciudadanos estamos ávidos de buenas noticias en nuestro terruño. Es utópico esperar que provengan de alguna acción del régimen. Necesariamente deben producirse en el seno de los partidos políticos y de la sociedad civil. Confiamos en que recapaciten.

Como (había) en botica

  • Le deseamos éxito al diputado Omar Barboza, nuevo secretario ejecutivo de la Plataforma Unitaria. Ojalá demuestre firmeza ante el régimen y logre que, al menos, se pacte un acuerdo de no agresión entre los dirigentes de la oposición.
  • Hildebrando Martell fue un ciudadano ejemplar y un excelente director de Lagoven, una de las filiales de Pdvsa. Lamentamos su partida. Me apoyó mucho en las actividades de Palmaven. Mi sentido pésame a su familia.
  • Manuel Pérez Glesiano fue un apreciado compañero de Gente del Petróleo y de Unapetrol, que descanse en paz.
  • ¡No más prisioneros políticos, ni exiliados!

eddiearamirez@hotmail.com

Las opiniones emitidas por los articulistas son de su entera responsabilidad. Y no comprometen la línea editorial de RunRun.es

Madres comprometidas con las comunidades, por Roberto Patiño*
La lucha de Thais y de otras madres comprometidas nos señala la importancia de seguir apoyando los liderazgos que nacen de abajo hacia arriba

 

@RobertoPatino

Todos los años, cada segundo domingo de mayo, la familia venezolana es convocada para recordar, honrar, celebrar y agradecer a una de las figuras más importantes de nuestra sociedad, el eslabón que une a las generaciones, la piedra angular de la familia y uno de los actores claves desde donde nace, en las comunidades, la solidaridad que tanto nos caracteriza y donde se custodia la esperanza por un futuro mejor. Es el tradicional Día de las Madres.

Es por eso que el sábado 7 de mayo, un día antes de esta importante celebración, decidimos honrar a las madres de la Calle Nueva de La Acequia, en Antímano, Caracas. Un evento sencillo, alegre y revelador, donde pudimos compartir actividades deportivas, disfrutar de una buena sopa que hicimos entre todos y hablar con ellas sobre sus inquietudes, sus proyectos y deseos de cara a unos años tan complejos y decisivos, como los que tenemos por delante.

Llegar a esa comunidad no fue un hecho accidental. Desde hace años hemos venido prestando atención y apoyo al trabajo que hace nuestra amiga Thais González, madre líder de un comedor que desde hace tres años entrega almuerzos a 75 niños de su sector. En un ejercicio de trabajo y constancia ha logrado ganarse a pulso la confianza de sus vecinos y de las asociaciones que hacen vida en su parroquia.

Thais González (en el centro) y otras madres de Antímano comprometidas con su comunidad.

Thais parece estar acostumbrada a hablar en plural. Y es que, cada vez que nos describe su esfuerzo por sacar adelante el Comedor Santa Ana, aparecen los nombres de quienes llenan de vida y dan sentido a su esfuerzo: su comunidad, sus chamos, las organizaciones que la apoyan, sus vecinos y, sobre todo, de sus colaboradoras; un grupo de amigas y lideresas que, como ella, han aprendido a dividirse para poder compaginar su vida personal con el trabajo del comedor y con el compromiso de mantener abierto el programa de Refuerzo Pedagógico que ofrece a los muchachos en el sector.

Ella está clara en el compromiso que la lleva a patear las calles de su sector desde las 6 de la mañana hasta bien entrada la noche: lograr “que estos chamos, que están creciendo, no pasen por las mismas dificultades que nosotros pasamos”.

La vimos preocupada. Nos confiesa que la droga ha entrado con fuerza en su comunidad y muchos jóvenes, a veces niños, pasan el día consumiendo. Es necesario, nos dice, darles opciones a estos muchachos, ocupar su tiempo y recuperar los espacios deportivos.

Thais y otras madres como Alejandra, Dariani y Fabiana, nos muestran que su compromiso comienza siempre en el trabajo por organizarse y dar soluciones concretas a los problemas que nos acosan, rompiendo el cerco de aislamiento al que nos ha empujado la crisis y la confrontación política; esta última se vio disminuida el día de la celebración, pues muchas personas afectas al régimen se unieron para organizar el homenaje a las madres.

La lucha de Thais y de otras madres nos señala la importancia de seguir apoyando los liderazgos que nacen de abajo hacia arriba y que une el amor por los chamos con el compromiso de trabajar por el cambio en el país.

Así como estuvimos en Antímano, nos reunimos en distintas comunidades con madres venezolanas a lo largo del año. En todas encontramos un propósito común. Ellas son las que quieren que sus hijos vuelvan a Venezuela; ellas son las mujeres que viven la calle desde primeras horas de la mañana para atender a los muchachos. Son el desvelo en las noches y la preocupación en la mirada.

En definitiva: son el esfuerzo constante por un país que no se rinde frente a la crisis. Ellas son las madres de las comunidades, las madres de Venezuela.

A todas ellas les brindamos nuestro reconocimiento en este mes de las madres.

* Miembro fundador y exdirector de Alimenta la Solidaridad | Miembro de Caracas Mi Convive | rpatino.com

Las opiniones emitidas por los articulistas son de su entera responsabilidad. Yno comprometen la línea editorial de RunRun.es

La Generación Z: ¿el mundo en manos de ellos?, por Carolina Jaimes Branger
Es preocupante la actitud de buena parte de la juventud de la llamada Generación Z, son niños y jóvenes inmersos en una “realidad” de redes sociales

 

@cjaimesb

Una amiga mía, excelente escritora, por cierto, fue invitada a dar una charla a unos estudiantes de V año de bachillerato de un colegio privado. Iba ilusionada por el entusiasmo de la profesora de Castellano y Literatura. Ser profesor en Venezuela hoy en día es un acto de valentía, mística y dedicación. No necesito explayarme en detalles de cuánto ganan los profesores: decir que es una miseria se quedaría corto.

Me cuenta que había cerca de unos treinta estudiantes. Empezó su charla contando cómo había comenzado a escribir. En un momento dado se dio cuenta de que la mayoría de los jóvenes no le estaban prestando atención. Todos, excepto unos tres, estaban pendientes de sus celulares. Interrumpió la charla, les dijo que ella había venido con mucho gusto a compartir su historia, pero que quienes no estuvieran interesados, podían irse, y ella hablaría con quienes quisieran escucharla. La profesora, apenada, les pidió que guardaran sus celulares. Todos lo hicieron, pero minutos más tarde, ya varios estaban de nuevo activos con sus teléfonos, eso sí, disimulando, pues los tenían entre el pupitre y las piernas. Ella me dice que lo que le provocaba era irse, pero que decidió quedarse porque sintió que era injusto con la profesora y con los tres o cuatro estudiantes que sí parecían interesados.

Cuando vino la parte de preguntas y respuestas, hubo, como era de esperarse, solo tres o cuatro preguntas inteligentes y pertinentes. Las demás fueron preguntas tontas, carentes de sentido y algunas hasta burlonas, por las risitas y miradas de complicidad que intercambiaron los muchachos entre ellos. A una muchacha que preguntó todo lo contrario de algo que ella había detallado profusamente, le dijo: “Yo no dije nada de eso, de hecho, dije todo lo contrario. Me hubiera gustado que hubieras prestado atención”.

Un par de días después la escritora recibió una llamada de la directora del plantel para decirle que la mamá de la joven había ido al colegio a quejarse de que ella “había insultado a su hija y la había hecho quedar en ridículo delante de sus compañeros” y que la iba a demandar. “Que me demande”, respondió ella. Fin de la conversación. Hasta el momento que escribo este artículo, no ha sido demandada. También agregó que ella le había aconsejado a su hija que la próxima vez que le pase algo similar, que le responda “como debe ser, porque el que se trate de una persona mayor no implica que deba respetarla”.

No salgo de mi asombro de la actitud de ciertos padres de hoy en día. Esas solidaridades automáticas no logran otra cosa que hacerles daño a los jóvenes. ¿Cómo que no debe respetar? Obviamente, la niña no estaba poniendo atención y su pregunta -tergiversando todo lo que la escritora había dicho- lo demostraba.

Mi amiga me dice que se sintió frustrada en extremo. “¿Es ésta la generación de relevo?”, me preguntó… Y añadió “¿en manos de quién va a estar el mundo?

Es ciertamente preocupante la actitud de buena parte de la juventud de la llamada “Generación Z, iGen, or centennials”. Son niños y jóvenes inmersos en una “realidad” de redes sociales, donde hay un océano de información… con un centímetro de profundidad. No saben discriminar qué es lo importante y qué no lo es. Tampoco corroboran si lo que leen es cierto o no. No tienen interés en saber de Historia, ni de Literatura, ni de Ciencias. La mayoría quieren ser youtubers, tiktokers o influencers… ¿Quiénes van a ser los médicos, ingenieros, economistas, abogados, comunicadores sociales, científicos de los próximos treinta años?… ¡Y estos muchachos estudian en uno de los mejores colegios de Caracas! ¿Qué queda para quienes están condenados (sí, condenados) a estudiar en un liceo público?

Algo hicimos o estamos haciendo que logra que las cosas -en todo el mundo- vayan muy mal. El siglo que estaba supuesto a ser el más avanzado de la Humanidad, justamente por los avances científicos, está retrocediendo a pasos agigantados. Pienso en todo lo que yo soñaba hacer cuando tenía dieciocho años y siento que hay un abismo entre mi generación (nací en 1958, el último año de los baby boomers) y esta generación que tomará las riendas del mundo a la vuelta de unos años.

No sé cuál será la solución… Corremos el riesgo de que una tercera guerra mundial nos borre a todos del mapa y los que queden tendrán que comenzar de nuevo. Entonces se darán cuenta de que el mundo no es ni YouTube, ni Tik Tok, ni necesita influencers. Pero esa es otra historia…

as

Las opiniones emitidas por los articulistas son de su entera responsabilidad y no comprometen la línea editorial de RunRun.es

Humano Derecho #242 con Quiteria Franco, de la ONG Unión Afirmativa
Unión Afirmativa promueve y defiende los derechos humanos de las personas discriminadas por orientación sexual en Venezuela 

 

@_humanoderecho

¿Cuál es el trabajo que lleva a cabo Unión Afirmativa? ¿Qué diferencia hay en el contexto que vivimos actualmente, aunado a lo que sufre la comunidad LGBTI vs lo que podemos sufrir cualquier ciudadano común? ¿Cómo promovemos el cambio social para la inclusión?

Estos y otros temas los estaremos conversando con Quiteria Franco, coordinadora de la organización Unión Afirmativa, quien nos hablará acerca de todos los temas relacionados con su organización y proyectos.

Unión Afirmativa promueve y defiende los derechos humanos de las personas discriminadas por su orientación sexual en Venezuela. 

«Desde que surge la emergencia humanitaria compleja nosotros hemos estado trabajando en ayudar a las ONG y a las organizaciones de derechos humanos en la atención de personas LGBTI en situación de emergencia».

Franco detalló que recientemente comenzaron con unos grupos de apoyo de asistencia psicológica, en los cuales las personas integrantes de la comunidad LGBTI tienen un espacio con una psicóloga y cuentan con la presencia de un abogado que les puede ayudar en sus casos”.

Presentado por Génesis Zambrano (@medicenmouzo) y Luis Serrano (@akaLuisSerrano). Somos el radio web show semanal que mezcla la buena música con gente que ayuda a gente. Transmitido por diferentes plataformas del país, es producido por RedesAyuda y Provea.

Más contenido en humanoderecho.com

Las opiniones emitidas por los articulistas son de su entera responsabilidad y no comprometen la línea editorial de RunRun.es