faes archivos - Runrun

faes

Codhez registró 657 muertes violentas por intervención policial en 2019
Más de la mitad de los casos corresponde a personas de 30 o menos años de edad

 

La Comisión para los Derechos Humanos del Estado Zulia (Codhez) divulgó el boletín de diciembre de 2019 sobre la situación general de los derechos humanos en el Zulia, en el que se documentaron los hechos de violencia en que han estado involucrados funcionarios de seguridad del Estado venezolano y que ocasionaron la muerte de, al menos, 407 personas desde julio hasta diciembre de 2019.

Al sumar los datos del primer semestre, publicados en el boletín de Codhez de junio 2019, en todo el año 2019 en este tipo de hechos violentos han muerto 657 personas calificadas como presuntos delincuentes y 3 funcionarios policiales.

Según el monitoreo hecho por Codhez, a partir de publicaciones de los medios de comunicación de la región, en el primer semestre de 2019, en el estado Zulia se registraron al menos 187 hechos violentos con intervención policial que resultaron en la muerte de 250 personas que fueron calificadas como presuntos delincuentes.

Entre tanto, durante el segundo semestre de ese mismo año, en el Zulia se documentaron 311 hechos violentos con intervención policial en los que murieron 407 personas calificadas como presuntos delincuentes. En estos hechos, también murieron 2 funcionarios. Es decir, en la segunda mitad del año hubo un incremento de estas muertes en 62,80%.

En total, durante el segundo semestre de 2019, se trata de 310 supuestos enfrentamientos entre miembros de diversos cuerpos de seguridad del Estado venezolano, y una persona privada de libertad bajo custodia del Comando Nacional Antiextorsión y Secuestro (Conas) fue asesinada a golpes.

Hechos violentos en cifras

El mes del segundo semestre del año en el que se registraron más muertes por esta causa fue septiembre, con 97 víctimas, y el que tuvo menos fue diciembre, con 31. En julio se registraron 58 muertes, en agosto 79 —incluyendo la de dos funcionarios policiales en diferentes hechos—, octubre tuvo 96, y noviembre 48.

En cuanto al rango de edad de las víctimas, de las que se tienen datos, más de la mitad de los casos (67,38%) se trata de personas jóvenes de 30 o menos años de edad. Cabe destacar que, de las 409 personas fallecidas, 407 eran hombres y 2 eran mujeres.

Sobre la participación de los funcionarios, en 168 de los 311 hechos violentos estuvo involucrado algún cuerpo de seguridad nacional (54,02%), resaltando la participación de las Fuerzas de Acciones Especiales (FAES) en 45 de ellos (14,47%), siendo el segundo organismo que acumula más acciones violentas, siendo superado solo por el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), que estuvo presente en 72 hechos, casi la cuarta parte del total registrado (23,47%).

Asimismo, 110 de estos correspondieron a operaciones policiales con participación de algún cuerpo de seguridad regional (35,37%) y 53 de los hechos violentos involucraron a policías municipales que son cuerpos administrativos de acción preventiva (17,04%).

Ahora bien, de los 311 hechos violentos que ocurrieron en, al menos, 20 de los 21 municipios que conforman el estado Zulia, 196 ocurrieron en el área metropolitana de Maracaibo, siendo este el municipio con más hechos de violencia policial con más de la tercera parte del total (34,41%), seguido por San Francisco (16, 27%), Baralt (8,04%), La Cañada de Urdaneta (7,07%), Cabimas (5,47%), y Miranda (4,82%).

Es preciso destacar que el 23 de octubre de 2019, el secretario de gobierno del estado Zulia, Lisandro Cabello, en declaraciones a los medios de comunicación, afirmó que había registrado la muerte de más de 100 personas cada semana durante enfrentamientos con funcionarios de seguridad del Estado.

Ante este escenario, Codhez considera, en sintonía con lo establecido en el Informe de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, sobre la situación de los derechos humanos en Venezuela, que “existen motivos razonables para creer que muchas de esas muertes constituyen ejecuciones extrajudiciales perpetradas por las fuerzas de seguridad, en particular las FAES”.

La organización también coincide en lo apuntado por la Oficina de la Alta Comisionada, sobre la existencia de un patrón en estas presuntas ejecuciones extrajudiciales: ocurren contra jóvenes varones en el contexto de operativos de seguridad en barrios marginales, sin que se hayan tomado medidas para prevenir la comisión de estas privaciones arbitrarias de la vida. Antes bien, estas han sido auspiciadas por el alto gobierno.

Por último, Codhez exhorta al Estado venezolano a dar cumplimiento a sus obligaciones de prevención, investigación, sanción y reparación integral a las personas víctimas de violaciones a la vida y al debido proceso, quienes, además, tienen derecho a conocer la verdad.

Por Codhez

 

Denuncian que Sebin intenta allanar despacho de Juan Guaidó

Este martes 21 de enero el equipo de prensa del presidente de la Asamblea Nacional (AN), Juan Guaidó, denunció que funcionarios del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) intentan ingresar a las oficinas del despacho del parlamentario, ubicadas en El Rosal.

A través de la cuenta de Twitter el Centro de Comunicación Nacional se informó que los efectivos intentan allanar el despacho del máximo representante del Parlamento, quien se encuentra en Reino Unido como parte de una gira internacional para buscar que naciones del mundo se sumen a apoyar su gestión y el restablecimiento de la democracia en el país.

Las diputadas Adriana Pichardo y Delsa Solorzano denunciaron a través de las redes sociales que cualquier procedimiento que hagan dentro de las oficinas del Presidente encargado del país; lo están realizando sin ningún tipo de permiso, testigos u orden de allanamiento.

La denuncia surge luego que diputados de la AN sesionaran en la plaza de Cumbres de Curumo y no en el Palacio Federal Legislativo, por las trabas puestas por el régimen de Nicolás Maduro para evitar que los parlamentarios, que se concentraban en la sede de Acción Democrática (AD) salieran en caravana hacia la sede del Parlamento.

Asamblea Nacional denuncia desaparición del diputado Ismael León
El parlamentario denunció más temprano acciones de terrorismo ejercidas en Venezuela
La diputada Adriana Pichardo señaló que León fue detenido por funcionarios de las FAES cuando se dirigía a la sesión de la AN

 

El equipo de prensa de la Asamblea Nacional y el partido Voluntad Popular informaron que el diputado Ismael León (VP-Distrito Capital) estaría desaparecido, desde la mañana de este martes, 21 de enero.

Desde la cuenta de Twitter del Parlamento indicaron que sus amigos, familiares y colegas diputados habrían perdido contacto con León desde las 9 de la mañana.

Más temprano el diputado ofreció declaraciones a Vivo Play donde habló sobre el terrorismo en Venezuela.

León aseguró que los colectivos – grupos armados a favor del gobierno de Nicolás Maduro – ejercen el terrorismo cuando golpean a un periodista o ciudadano. 

“Terrorismo es lo que hace las FAES, que persiguen de manera ilegal, cuando te buscan sin orden de allanamiento. Eso es terrorismo y tenemos que enfrentarlo. 

La diputada Adriana Pichardo (VP-Aragua) denunció que funcionarios de las FAES lo interceptaron en la avenida Libertador, mientras el diputado se dirigía a la sesión de la Asamblea Nacional en Cumbres de Curumo.

El pasado 20 de diciembre el diputado Gilber Caro (VP-Miranda), también fue detenido por funcionarios de este grupo comando de la PNB. Desde esa fecha se desconoce su paradero y tampoco ha sido presentado en tribunales. 

Su abogada, Theresly Malavé, informó la noche del lunes a través de su cuenta de Twitter, que pudo ver a Caro y que este se encuentra bien de salud. Sin embargo no detalló donde está detenido.

Junto a Gilber Caro, también fue detenido el periodista Víctor Ugas, quien fue excarcelado el pasado viernes, 17 de enero. El partido Voluntad Popular confirmó la información y agregó que el periodista no puede dar declaraciones a la prensa.

La organización de Derechos Humanos Provea señaló que el periodista no fue “excarcelado” sino liberado por sus “secuestradores”. 

“No podemos hablar de excarcelación cuando no hubo juicio, no hubo defensa, y siempre fue un procedimiento ilegal. Basta de la persecución y chantaje”, agregaron en un tuit. 

#MonitorDeVíctimas | Acusan a las FAES de secuestrar a dos jóvenes en Los Magallanes de Catia y ejecutarlos en Plan de Manzano
Familiares denunciaron que a una de las víctimas le pusieron un chaleco policial y una gorra negra para simular que se trataba de un agente y meterla en el carro sin que los vecinos reclamaran

La madre de Anderson Carlos Alejandro Barrios Maneiro salió corriendo detrás del Aveo gris plomo en el que funcionarios de las Fuerzas de Acciones Especiales (FAES) de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) se llevaron a su hijo y a su sobrino, Kelvin Oswaldo Maneiro Quintana.

“Yo vi cómo a mi hijo, que estaba bien vestido, le pusieron un chaleco de la policía y una gorra negra para meterlo en el carro. Lo pusieron a caminar así”, cuenta la mujer mientras toma una cachucha imaginaria con una mano que dirige hacia el suelo, un ademán para taparse la cara. Relata que intentó seguir el vehículo en el que los trasladaron a bordo de la moto de un vecino, pero el carro se le perdió de vista. Al día siguiente de aquella escena, supo que su hijo había muerto en un presunto enfrentamiento. Ella asegura que lo ejecutaron a kilómetros de donde lo detuvieron.

Barrios Maneiro, de 24 años, y Maneiro Quintana, de 22, estaban a media cuadra de la casa del segundo, en Los Magallanes de Catia, cuando los agarraron los agentes de las FAES. Eran las 11:20 am del viernes 17 de enero de 2020. Los familiares los buscaron en las distintas comandancias de la PNB en Caracas. Fueron incluso al Helicoide, donde está la sede central. No los consiguieron a pesar de que deambularon hasta las 2:30 am del sábado.

Al día siguiente, se fueron directo a las oficinas del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), en la avenida Urdaneta de Caracas, para formular la denuncia. Allí les dijeron que tenían el reporte de dos muertos en un enfrentamiento con las FAES, pero el hecho no había ocurrido en Los Magallanes de Catia. Pese a la incongruencia, los familiares insistieron en saber más del caso.

Por eso subieron al piso 4, al Departamento de Homicidios. Fue allí donde vieron las fichas de las víctimas que, hasta ese momento, no habían sido identificadas: tenían las fotos de los dos jóvenes muertos, Barrios Maneiro y Maneiro Quintana, golpeados en la cara y con disparos en el abdomen. Los habían matado en la Vuelta del Diablo, en el sector Plan de Manzano de la carretera vieja Caracas-La Guaira, el mismo día que los detuvieron, pero en horas de la tarde. De allí los llevaron al Periférico de Catia, pero llegaron sin signos vitales. Ingresaron a las 4:45 pm.

“Aquí en la morgue nos dijeron que murieron desangrados. Lo que ahora suelen hacer es que les ponen un trapo en la boca para asfixiarlos”, reclamó la mamá, al tiempo que insistió en que a los muchachos los torturaron.

 

“¿Se enfrentaron cuándo? ¿Después de que los golpearon?… ¿Con qué dispararon? Porque ellos no tenían ningún arma (…) ¿O fue que los policías esperaron que los muchachos buscaran unas pistolas en Plan de Manzano para que se les enfrentaran? Aquí nada de lo que nos dicen cuadra (…) Aquí la violencia es la misma que trajo el gobierno de Chávez. Se están metiendo a las casas con impunidad y cinismo bárbaro, porque las FAES hasta roban a la gente”, aseveró otro familiar de las víctimas.

Barrios Maneiro llevaba años en el negocio de la compra-venta de mercancía. “Vendía lo que le cayera en las manos”, dijo su madre. Era el segundo de tres hermanos y desde hace algunos días vivía solo en Los Magallanes. Su primo, Maneiro Quintana, también era comerciante y en los últimos meses traía productos desde Colombia para venderlos a sus conocidos. Se había regresado de Ecuador en octubre pasado. Allí vivió dos años hasta que volvió para estar con su familia. Era padre de dos niños.

 

 

Venezuela en blanco y negro, por Carolina Jaimes Branger

Cada vez que puedo, asisto a la procesión de la Divina Pastora. Me encanta llenarme de la energía positiva que se palpa caminando entre tantos devotos que vienen desde todas partes de Venezuela a pagar promesas y con la fe – ese maravilloso don- de que sus peticiones van a ser escuchadas. Es también el momento de visitar amigos entrañables, de compartir deliciosas comidas, tenidas musicales hasta la madrugada y de sentirme venezolana hasta la médula. Es comprobar de primera mano que es cierto que hay tantísima gente que no se rinde, que no se va y que desde ya son parte de la columna vertebral de la reconstrucción del país.

Sentí que este año había más personas que nunca, a pesar de que me consta que muchos desistieron de ir por la escasez de gasolina. No fue un milagro de la Virgen, pero en Barquisimeto hubo luz y gasolina por 48 horas, lo suficiente para que los peregrinos de otras partes del país (especialmente los caraqueños) nos sintiéramos con la sensación de que las cosas “no estaban tan mal”, como si no supieran que aquí ya no engañan a nadie. Muchas alcabalas en el camino, entre ellas una de la FAES, aterrorizantes con sus armas largas y pasamontañas, no ofrecían seguridad porque en general estaban apostadas en lugares poco convenientes como curvas, o cerrando dos canales de la autopista de improviso, cosa que me hizo recordar la lapidaria frase de Henry Ramos Allup “de inteligencia no se van a morir”.

Un enorme número de militares de distintas partes del país se hicieron presentes para asistir a su propio sarao, pues nadie del régimen se atreve a caminar en la procesión como sí lo hizo el presidente Juan Guaidó, lo hace desde hace años María Corina Machado y lo hizo Monseñor Víctor Hugo Basabe, quien por cierto ofreció una homilía memorable por sus denuncias contundentes y valientes.

Al regreso, nos detuvimos en una estación de servicio en la autopista Puerto Cabello-Valencia donde había dos billetes nuevos de cien bolívares tirados como basura en una alcantarilla: una muestra más de la escalofriante devaluación que ha sufrido nuestra moneda. De manera que en dos días vimos lo mejor y lo peor del país. Lo que debe irse y lo que debe permanecer. Lo que amamos y lo que detestamos. Ojalá la Virgen este año sí nos haga el milagro.

 

@cjaimesb

 

TalCualDigital Ene 17, 2020 | Actualizado hace 2 semanas

El periodista Víctor Ugas, asistente parlamentario del diputado Gilber caro, fue excarcelado la madrugada del viernes 17 de enero tras casi un mes de detención.

La información fue confirmada por el partido Voluntad Popular y la organización no gubernamental Espacio Público. A Ugas se le detuvo junto al parlamentario mirandino el 20 de diciembre, sin que se conociera una orden o los motivos de la aprehensión.

Misle González, representante de la ONG Espacio Público, detalló que Ugas fue trasladado hasta su residencia a las 3:00 de la madrugada por funcionarios de las Fuerzas de Acciones Especiales (FAES), un comando adscrito a la Policía Nacional Boliviariana, y tiene una orden para no declarar a ningún medio de información.

Tras la detención de Gilber Caro y Víctor Ugas, sus abogados interpusieron distintos recursos en tribunales y ante distintos cuerpos policiales, pero se les negó información sobre su paradero. Por ello, la defensa aseveró que se estaba ante el delito de desaparición forzada.

El 10 de enero, la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) amplió las medidas cautelares a favor del periodista Víctor Ugas y solicitó al Estado venezolano cumplir con las prerrogativas otorgadas al diputado de la Asamblea Nacional Gilber Caro.

 

#MonitorDeVíctimas | FAES asesinó a dos jóvenes en Las Minas de Baruta
Una de las víctimas dejó entrar a su casa a un amigo sin saber que éste era perseguido por una comisión policial

@franzambranor

Foto: Carlos Ramírez

 

De acuerdo a la familia, el único pecado de Ronald Ochoa Zúñiga,  de 22 años de edad, fue darle resguardo en su casa de Las Minas de Baruta a un amigo que era perseguido por una comisión de las FAES.

Yanelys Zúñiga, madre de Ronald, dijo que el pasado lunes 13 de enero en la mañana su hijo dejó entrar a la vivienda a un amigo y, minutos más tarde, funcionarios de las FAES los asesinaron a ambos dentro del hogar.

Ronald vivía con su abuela, quien no se encontraba en el domicilio en ese momento.

La víctima estaba desempleada, no tenía hijos y era el menor de tres hermanos. 

 

Policía política del chavismo asesinó a más de 5000 venezolanos en 2019
Los funcionarios de la policía política del chavismo se aprovechan del “poder” para emprender ejecuciones extrajudiciales

El régimen de Nicolás Maduro cerró el 2019 con más de 5.000 personas asesinadas por fuerzas militares del chavismo, mientras que el país se mantiene como uno de los más violentos del mundo, destaca Panampost.

Una investigación del Observatorio Venezolano de Violencia (OVV) reveló que se registraron al menos 16.506 muertes violentas en 2019, con una tasa de homicidios de 60,3 por cada 100 000 habitantes, duplicando en violencia a países como Colombia o México con una tasa de 25 y 29 homicidios, respectivamente.

Epidemia de violencia policial

Durante la presentación del informe anual, Carlos Meléndez, uno de los directores de la ONG, señaló que en Venezuela existe una especie de “epidemia de violencia policial” donde funcionarios del régimen se aprovechan de su “poder” para emprender ejecuciones extrajudiciales bajo la falsa excusa de “resistencia a la autoridad”.

El informe señala que se llevaron a cabo 5.286 muertes en manos de funcionarios policiales por el uso excesivo de la fuerza. De hecho, luego de que Michelle Bachelet presentara en julio su primer informe sobre la situación en Venezuela y denunciara las ejecuciones extrajudiciales, en el país fueron asesinadas 2.698 por la acción policial letal.

 

De acuerdo con el OVV, en su mayoría estos homicidios fueron cometidos por los cuerpos de seguridad del Estado, entre ellos las Fuerzas de Acciones Especiales (FAES), comando especial de la chavista Policía Nacional Bolivariana. El OVV realiza este informe con base en los registros obtenidos por un observatorio de prensa, encuestas de muestreo y “cifras agregadas extraoficiales” que, aseguran han sido “levantadas por el Ministerio de Interior”.

Rito de iniciación

Las FAES, mejor conocidas como la policía política de Maduro, estarían implementando una especie de «rito de iniciación» para sus nuevos miembros. Se denuncia que quienes se convierten en sus funcionarios «deben ubicar una víctima y matarla» para iniciar sus carreras. Este es uno de los cuerpos de seguridad del Estado denunciado por su presunta vinculación con asesinatos selectivos, ejecuciones extrajudiciales, detenciones arbitrarias y desapariciones forzosas.

Roberto Briceño-León, director del OVV, dijo a BBC Mundo que “El procedimiento suele ser el mismo. Llegan encapuchados y sin identificación, lo que viola todas las leyes venezolanas, y mientras unos cortan la calle y alejan a los familiares, otros matan al ciudadano, casi siempre en el interior de su vivienda”.

Además, ha informado que “hay pocos casos de funcionarios policiales condenados en Venezuela, pero con la FAES la impunidad es total”. Denunció que funcionarios del Ministerio Público admiten confidencialmente que las investigaciones que afectan a la polémica fuerza policial son sistemáticamente bloqueadas.

A pesar de las denuncias a nivel nacional e internacional, el pasado 20 de diciembre el mismo Maduro llamó a “expandir el FAES” para que trabaje de la mano con los consejos comunales y las comunas, organizaciones de origen cubano implementadas por el chavismo.