Yeannaly Fermin, autor en Runrun

Yeannaly Fermín

Misión de la ONU recomienda a la CPI investigar a funcionarios venezolanos que han violado DDHH
La Misión de la ONU instó a la CPI a analizar si se están llevando a cabo procedimientos contra los individuos identificados como violadores de derechos humanos en su tercer informe sobre Venezuela, en particular, los de nivel medio y alto de responsabilidad
En el tercer informe de la Misión de Determinación de Hechos de la ONU se menciona a varios funcionarios del Estado con distintos niveles de implicación en violaciones de derechos humanos. Entre ellos, destacan Nicolás Maduro, Diosdado Cabello, el director del Sebin y el jefe de la DAE de la Dgcim, Alexander Granko Arteaga
La Misión determinó que figuras políticas como Cilia Flores, Tareck El Aissami «también ordenaron detenciones políticas» y que Delcy Rodríguez era notificada «a diario» de las escuchas telefónicas y vigilancia a opositores que hacía el Sebin a petición de Maduro

 

La Misión Internacional Independiente de Determinación de los hechos de las Naciones Unidas (ONU) sobre la República Bolivariana de Venezuela, recomendóa la Corte Penal Internacional (CPI)  seguir investigando los crímenes de lesa humanidad que se han cometido en Venezuela y que caen en su jurisdicción. 

El informe de la Misión también insta a la CPI a analizar si se están llevando a cabo procedimientos contra los individuos identificados en el tercer informe que presentó la Misión de la ONU este 20 de septiembre, en particular, los de nivel medio y alto de responsabilidad.

«La Corte Penal Internacional debería tener en cuenta, en la aplicación de su mandato de asistencia y cuando se alcance el estadio procesal pertinente, los daños sufridos por las víctimas expuestos en el presente informe«, señaló la Misión.

La cadena de mando de violación de DDHH según la Misión

En el tercer informe de la Misión de Determinación de Hechos de la ONU se menciona a varios funcionarios del Estado con distintos niveles de implicación en violaciones de derechos humanos. 

A continuación, la lista de los mencionados.

Nicolás Maduro

En su tercer informe, la Misión de Determinación de Hechos de la ONU señaló al presidente  Nicolás Maduro de emitir órdenes para detener y torturar a disidentes, esto según las versiones de exfuncionarios del Sebin y la Dgcim.

Las pruebas recabadas durante las investigaciones permitieron sostener, con motivos razonables para creer, que el Presidente tenía conocimiento de las violaciones y delitos y que en ocasiones daba órdenes al director General y a los directores de otras unidades del Sebin. La Misión también constató que el o la vicepresidente conocía o debió haber conocido la comisión de esos delitos en el Sebin. A pesar de que tenía la autoridad efectiva para hacerlo, no evitó los crímenes y violaciones ni los reprimió”, se lee en el informe.

Un exagente del Sebin informó a la misión que el organismo recurre habitualmente a escuchas telefónicas, intervención física de habitaciones y cámaras ocultas para vigilar a los “objetivos opositores” y que estos reportes se envían diariamente a Maduro. 

El grupo de la ONU denunció la “tortura y malos tratos” del Sebin a detenidos políticos durante los actos de interrogatorio para “extraer confesiones o información».

En este punto, señalan a Maduro como una de las figuras que ordenaba practicar estos actos violatorios de los derechos humanos: “Exempleados del SEBIN dijeron que la tortura era ordenada directamente por el presidente Maduro, por las y los directores de línea o por el director general”.

A juicio de la Misión de la ONU, hay “motivos razonables para creer”  que “el Presidente tenía conocimiento de las violaciones y delitos y que, en ocasiones, daba órdenes al director general y a los directores de otras unidades del Sebin”.

 Diosdado Cabello

La Misión también constató que Diosdado Cabello ejercía una influencia significativa dentro del Sebin, a pesar de que durante el período examinado no tuvo una posición dentro de la jerarquía de la organización”, se lee en uno de los apartados del reporte detallado de la Misión de la ONU sobre la utilización de organismos de inteligencia para reprimir y torturar.

Esa «influencia significativa» le permitía, incluso «dar órdenes al director general» de la institución.  

Esas «órdenes» incluían “a qué personas detener, liberar y/o torturar”, según aportes de “numerosas fuentes” a la Misión de la ONU.

Cilia Flores y Tareck El Aissami

El informe menciona brevemente a la primera dama y al actual viceministro económico como “otras figuras chavistas” que  ordenaron detenciones políticas.

“Además, la Misión ha recibido información consistente de fuentes calificadas con conocimiento interno sobre reuniones semanales en las que participan el Ministro de Defensa, el Ministro de Relaciones Exteriores, el Ministro del Interior y de Justicia, así como los Directores Generales de la Dgcim, el Sebin y el Cesspa, en las que se toman decisiones en apoyo de la política que incluyen la comisión de delitos. Información interna fiable indica que el Presidente tiene un círculo íntimo de asesores de confianza, entre ellos Diosdado Cabello, Tareck Zaidan El Aissami Maddah y el Ministro del Interior, a quienes consulta para impartir esas órdenes.Las decisiones se comunican luego a la cadena de mando, lo que da lugar a la comisión de violaciones y delitos”, concluyen.

Gustavo González López, director del Sebin

La Misión encontró motivos razonables para creer que Gustavo González López tuvo conocimiento, participó y contribuyó en la comisión de graves violaciones y delitos contra opositores políticos  al Gobierno que tuvieron lugar en el Sebin a partir de 2014, incluyendo detenciones arbitrarias y torturas y tratos crueles, inhumanos y degradantes, incluyendo actos de violencia sexual.

Gustavo González López se desempeñó como director del SEBIN durante los momentos en los que funcionarios, bajo su máxima autoridad cometieron actos de detención arbitraria, tortura y tratos crueles e inhumanos, incluyendo violencia sexual en El Helicoide.

La Misión recibió información de «fuentes privilegiadas» de que Gustavo González López ordenó a funcionarios cometer actos de tortura o tratos crueles e inhumanos. Los testigos también indicaron que desempeñó un papel en varias detenciones arbitrarias, incluso, por no ejecutar las órdenes de liberación.

Alexander Granko Arteaga, jefe de la Dirección de Asuntos Especiales de la Dgcim

La Misión informa que recibió pruebas de que, entre 2017 y 2022, Alexander Granko Arteaga ordenó, supervisó y participó directamente en arrestos, detenciones arbitrarias, desapariciones forzadas de corta duración y torturas, incluida la violencia sexual, y otros tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes.

Además, el grupo de la ONU pide a las autoridades investigar la actuación de Granko Arteaga por la tortura con la consiguiente muerte del Capitán Acosta Arévalo, así como también  su participación directa en la operación «El Junquito», la cual dirigió y en la que el piloto Óscar Pérez resultó muerto junto con al menos otras seis personas el 15 de enero de 2018.

Carlos Alberto Calderón Chirinos, jefe de la Dirección de de Investigaciones Estratégicas del Sebin 

La Misión encontró motivos razonables para creer que funcionarios del Sebin de la Dirección de Investigaciones Estratégicas, bajo el liderazgo de Carlos Calderón Chirinos, director de Investigaciones Estratégicas, eran responsables de la inteligencia realizada sobre personas sospechosas de afiliación a la oposición política. 

Los testigos también declararon a la Misión que Calderón Chirinos participaba directamente y ordenaba a sus subordinados cometer detenciones ilegales y actos de tortura u otras formas de maltrato.

 «Como se demostró, personas que trabajaban para la Dirección de Investigaciones Estratégicas bajo su supervisión cometieron detenciones ilegales, así como actos de tortura y otros malos tratos y violencia sexual y de género. También, fue responsable de la falta de ejecución de las órdenes de liberación», expresa textualmente el documento. 

Ronny González Montesinos, coordinador de “ Investigaciones de Campo” en la sede del Sebin, en El Helicoide. 

La Misión recopiló información sobre la participación de Ronny González Montesinos en la identificación de objetivos afiliados a la oposición política para su vigilancia y detención.

 La Misión dispone de copias de informes de inteligencia ordenados por González Montesinos contra personas y organizaciones sospechosas de estar afiliadas a la oposición política y realizados sin orden judicial.

«Los individuos de estas organizaciones fueron posteriormente detenidos de forma arbitraria, sin orden de arresto. Al menos uno de los detenidos fue torturado, incluso con violencia sexual», se denuncia. 

Delcy Rodríguez, vicepresidenta de la República

De igual forma,  en el informe que Rodríguez era notificada de las escuchas telefónicas y vigilancia a opositores que hacía el Sebin.

Era una de las funcionarias que, según los testimonios, recibía la información y la transmitía a Maduro.

Iván Hernández Dala 

La Misión de la ONU determinó que Hernández Dala, en su condición de jefe de la Guardia de Honor Presidencial, está en constante cercanía física con el Presidente Maduro y facilita el intercambio de información entre ambos.

Señalan que Hernández Dala «ordenó torturas tanto físicas como psicológicas», manteniendo a las personas detenidas en completo aislamiento, lo que se conoce internamente en la DGCIM como la “psicología del olvido”.

Esta práctica consistía en proporcionarle a la persona detenida una hidratación y alimentación mínimas, prohibirle el contacto con sus familiares y ordenarle que durmieran en el suelo bajo una iluminación constante.

Claves | Las prácticas de torturas del Sebin y la Dgcim que documentó la Misión de la ONU
Según la ONU, el Estado venezolano utiliza los servicios de inteligencia y sus agentes para reprimir a la disidencia, violando derechos humanos con actos de torturas y violencia sexual
 Palizas, descargas eléctricas, asfixia y otros métodos de torturas son aplicados por el Sebin y la Dgcim, según la Misión de la ONU

 

Este martes, 20 de septiembre, la Organización de Naciones Unidas (ONU) reveló que el Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin) y la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim), organismos de inteligencia del Estado, fungen «como estructuras bien coordinadas y eficaces para la ejecución de un plan, orquestado desde los niveles más altos del gobierno, para reprimir la disidencia mediante la comisión de crímenes de lesa humanidad»

La Misión en su informe analizó las cadenas de mando y las responsabilidades por las violaciones y los delitos cometidos y en ambos centros de detención, se determinó que el Estado venezolano utiliza los servicios de inteligencia y sus agentes para reprimir y violar derechos humanos a través de torturas y violencia física y sexual. 

A continuación,  las claves del informe de la ONU sobre las violaciones a los derechos humanos y los crímenes de lesa humanidad cometidos por estos dos organismos de seguridad: 

Tratos crueles, inhumanos o degradantes

La Misión ha documentado 122 casos de víctimas que fueron sometidas a tortura, violencia sexual y/u otros tratos crueles, inhumanos o degradantes perpetrados por agentes de la DGCIM entre 2017 y 2019. Los períodos de mayor incidencia de estos actos fueron 2018 y 2019.

Según el informe de la Misión, Iván Hernández Dala, jefe de la DGCIM, «ordenó torturas tanto físicas como psicológicas«, manteniendo a las personas detenidas en completo aislamiento, lo que se conoce internamente en la DGCIM como la “psicología del olvido”.

Esto consistía en proporcionarle a la persona detenida una hidratación y alimentación mínimas, prohibirle el contacto con sus familiares y ordenarle que durmiera en el suelo bajo una iluminación constante.

El informe señaló que casi todos los actos de tortura se llevaron a cabo en la sede de la DGCIM en Boleíta durante los interrogatorios. Las sesiones de tortura podían durar días o semanas. Algunas personas detenidas también fueron torturadas en períodos posteriores de detención en Boleíta, generalmente con el fin de extraer nueva información o para castigarlas.

La Misión informó que no solo se realizaban actos de tortura para demostrar el control de la DGCIM sobre las personas detenidas, sino también para «extraer una confesión, obtener información, castigar, intimidar, humillar o coaccionar».

Los funcionarios y las funcionarias de la DGCIM también maltrataban a las personas detenidas para extraer las contraseñas de sus teléfonos, redes sociales, correos electrónicos o cuentas bancarias, a veces para robarles dinero.

El documento detalló que, en casi todos los casos, las personas detenidas permanecían encapuchadas durante las sesiones de tortura, pero en ocasiones podían reconocer a sus torturadores por la voz o por el olor.

En algunos casos, las víctimas fueron testigos presenciales de actos de tortura infligidos a otras personas detenidas, pudiendo observar estos actos a través de las grietas bajo las puertas de las celdas. 

Violencia física 

La Misión tiene información sobre patrones de conducta en los métodos de tortura utilizados por funcionarios de la DGCIM, tanto por hombres como mujeres, contra las personas detenidas.

  • Fuertes golpes con bates y objetos punzantes.
  • Descargas eléctricas en partes sensibles del cuerpo.
  • Asfixia con sustancias tóxicas y agua.
  • Cortes y mutilaciones, incluso en la planta de los pies y debajo de las uñas.
  • Esposas excesivamente apretadas.
  • Posiciones de tensión conocidas como “el pulpo” y “crucifixiones”.
  • Uso de un aparato llamado “señorita”, para levantar y deformar cuerpos y bajarlos a tanques de agua.

Violencia sexual y de género

  • Violación con objetos.
  • Amenazas de violación.
  • Desnudez forzada, incluso durante actos de tortura.
  • Golpes dirigidos a los genitales.
  • Descargas eléctricas en los genitales.

Condiciones de detención

  • Privación de alimentos y agua.
  • Comer del suelo.
  • Iluminación constante u oscuridad constante.
  • Calor o frío extremos.
  • Falta de acceso a los aseos.
  • Denegación de tratamiento médico.
  • Alimentación forzada de heces y vómitos.

Violencia psicológica y otros

  • • Amenazas de muerte y de violación hacia la víctima y a sus familiares.
  • Simulación o tortura real de otras personas detenidas.
  • Períodos prolongados de aislamiento y confinamiento solitario.
  • Administración de drogas supuestamente para obtener confesiones.
  • Amenazas con animales vivos, incluso con perros.

Celdas de torturas

La sede de la DGCIM se encuentra en Boleíta Norte. Según la Misión,  todos los sectores del Sótano 1 de la DGCIM, eran totalmente herméticos y no tenían luz natural.

Las celdas no tenían ventanas, sino un agujero en la puerta por donde se pasaba la comida. A través de ese agujero, los detenidos podían ver a otros detenidos, encapuchados, que eran llevados hacia o desde las sesiones de tortura.

La celda 4, denominada el “Cuarto de los Locos”, se utilizaba como zona de castigo y tortura. La celda mide unos 2 x 2 metros y no tiene fuente de luz ni de agua, mientras que sus paredes están cubiertas con colchones. Varios testigos le dijeron a la Misión que las condiciones en la celda eran extremadamente duras.

La Misión también recibió información sobre una celda a la que se referían como la “Nevera”, donde constantemente soplaba aire acondicionado muy frío, y donde al menos, un detenido pasó varios meses.

La Misión recibió información sobre otras celdas de tortura situadas en el Sótano 1: el “Ascensor” y la “Piscina”. La “Piscina” ha sido descrita como un tanque de petróleo, lleno de agua, con un dispositivo de tortura llamado “señorita” por encima, donde los prisioneros eran atados y luego sumergidos bajo el agua para ser torturados.

El “Ascensor” es un viejo ascensor que no funciona, en el cual las personas detenidas dormían, tanto dentro como en el pasillo exterior. También, se utilizaba como celda de castigo, y las personas detenidas permanecían en completa oscuridad cuando se cerraba la puerta.

Otros abusos y sus consecuencias

La Misión informó en su más reciente informe que estos tratos crueles de torturas han provocado lesiones físicas graves y permanentes en las víctimas.

Los casos identificados por la Misión incluían la pérdida de funciones sensoriales o motoras, lesiones reproductivas (tales como daños permanentes en los testículos), un embarazo perdido, sangre en la orina y costillas rotas, entre otros. 

Estos actos también provocaron traumas psicológicos graves y depresión. Las personas detenidas declararon sufrir estrés postraumático y tener pesadillas recurrentes. Al menos tres personas intentaron suicidarse durante su detención.

En varios de los casos investigados por la Misión, las víctimas no fueron llevadas a un profesional médico antes de su comparecencia inicial ante el tribunal. Los profesionales médicos del Servicio Nacional de Medicina y Ciencias Forenses (SENAMECF) evaluaron a las personas detenidas y certificaron que estaban en buen estado físico, a pesar de que tenían lesiones visibles.

En algunos casos, las evaluaciones forenses se hicieron días o meses después de que se llevara a cabo la tortura y cuando las heridas ya se habían curado. Esto incluye a un detenido que no recibió atención médica hasta varios meses después de haber sido torturado.

En otros, las personas también fueron sometidas a castigos severos mientras esperaban el juicio, incluidas represalias en caso de que se quejaran. Las personas detenidas también sufrían este tipo de maltrato si otras personas eran sorprendidas infringiendo las normas.

Carlos Vecchio condenó cualquier trato indigno hacia migrantes
El diplomático venezolano recordó que los migrantes venezolanos son víctimas inocentes de la dictadura de Maduro, por lo que merecen y necesitan solidaridad

 

El embajador de Venezuela ante los Estados Unidos, Carlos Vecchio, rechazó cualquier trato indigno hacia migrantes venezolanos, venga de donde venga.

El político condenó que algunos políticos jueguen con el sufrimiento de los migrantes para su beneficio.

«Cada familia llega acá con una historia y no saben ni dónde están. Yo lo que pido es un trato digno, son refugiados. No están aquí porque quieren», se lee en la nota de prensa.

El diplomático recordó que los migrantes venezolano son víctimas inocentes de la dictadura de Maduro, por lo que merecen y necesitan solidaridad.

Un llamado a la solidaridad 

Vecchio cuestionó que algunos políticos de EE.UU. «jueguen con el sufrimiento» de los migrantes «para su beneficio», haciendo referencia a la estrategia electoralista de enviar a indocumentados a Washington adoptada por el gobernador de Texas, el republicano Greg Abbott, y a la que se sumó el gobernador de Florida, Ron DeSantis.

En este sentido, llamó a la solidaridad a factores de los partidos Demócrata y Republicano, y aseguró que «la única forma» de que no lleguen más venezolanos a la nación norteamericana es logrando «una transición política en Venezuela».

Con información de Efe

La huella criminal del Tren de Aragua en América Latina
Con la emergencia humanitaria compleja que se vive en Venezuela, muchos integrantes de algunas bandas delictivas, como El Tren de Aragua, también han salido del país. Se han desplazado a otros territorios del continente y han exportado su modelo criminal a varios países de Latinoamérica

 

@yeannalyfermin

 

En los últimos años, la megabanda venezolana El Tren de Aragua, que ha estado involucrada en homicidios, extorsiones, secuestros, narcotráfico y contrabando; se ha convertido en una verdadera locomotora que recorre América Latina y ha dejado su huella criminal en países como Colombia, Ecuador, Perú, Chile, Brasil y Bolivia.

El grupo, que opera desde el Centro Penitenciario de Aragua (cárcel de Tocorón), exportó a esos países prácticas delincuenciales que nacieron o se popularizaron en Venezuela. Las han perfeccionado y adaptado a las particularidades de los territorios y comunidades donde ahora hacen vida. Han incorporado nuevos delitos, como el tráfico de migrantes y la trata de mujeres para la explotación sexual. 

Además han sumado novedades a las maneras de operar que tenía la delincuencia local, han hecho alianzas e incluso han desplazado a las bandas criminales de algunas localidades.

Recientemente el Tren de Aragua ha sido noticia en Chile y Colombia por sus prácticas sanguinarias y amenazas con fines extorsivos. Pero también porque han surgido una serie de imitadores que replican algunas prácticas delictivas propias de la megabanda venezolana.

El “hotel negro” de Bogotá

El pasado 13 de agosto, la revista colombiana Semana publicó una investigación sobre el “hotel negro”, una edificación en El Barrio San Fernando, en el centro de Bogotá que sirvió al Tren de Aragua como centro de torturas, homicidios, secuestros y tráfico de drogas. 

Semana reseñó que en el “hotel negro” vivan varios integrantes del Tren de Aragua. Testigos aseguraron al medio que los gritos de las víctimas se escuchaban en la calle y a plena luz del día. 

“Son 20 los cuerpos encontrados en Bogotá, metidos en bolsas y con señales de tortura. La investigación de la Fiscalía está orientada a establecer la responsabilidad del Tren de Aragua y sus asesinos en estos casos”, explica la investigación. 

“Los cuerpos los sacaban en la madrugada, envueltos en bolsas negras, con cintas de empacar cajas, de forma similar como si tuvieran un manual criminal”, se lee en la publicación. 

Se trata de dos casas que comparten una misma fachada de baldosas negras sin identificación porque las direccionales fueron arrancadas.

En el primer piso, están los locales comerciales que solo abren por la noche. El resto, son habitaciones que funcionan como pagadiarios, una modalidad ilegal de préstamos con altos intereses que es considerada como  la nueva forma de esclavitud del siglo XXI.

“Los testimonios son aterradores, delincuentes de otras bandas son secuestrados y sometidos a torturas, en la mayoría de los casos los asesinan y para deshacerse de los cuerpos acuden a una práctica brutal: los descuartizan o les fracturan las extremidades para meterlos en bolsas, sacarlos en bicitaxis y arrojarlos como basura en las esquinas”, señaló la investigación. 

El reportaje también encontró que en la localidad de Santa Fe y Los Mártires, en Bogotá, hay una sucursal del “hotel negro” que es conocida como “la casa de los masajes”. 

El espacio también es utilizado como centro de torturas y asesinatos, todo por el control del tráfico de estupefacientes en el país. La información que manejan las autoridades es que estas ‘sedes’ son repúblicas independientes, pero igual de perversas.

El pasado 25 de agosto, el director de la Policía Metropolitana de Bogotá, el brigadier general Carlos Triana, informó sobre una nueva masacre ocurrida en Bogotá donde tres cuerpos fueron hallados en bolsas negras. 

Los cuerpos encontrados por la policía, todos hombres, presentaban signos de tortura. Se conoció que las tres víctimas habían salido de la cárcel en días recientes, por lo que todo apunta a que fue un ajuste de cuentas a manos de la banda Tren de Aragua.

En declaraciones ofrecidas a los medios de comunicación, Carlos Triana indicó que se ofrece una recompensa de 50 millones de pesos por quien suministre información que lleve a la captura y neutralización de esta organización delictiva.

Extorsiones telefónicas: Modus operandis exportado

Las autoridades chilenas confirmaron en marzo de 2022 que la megabanda criminal estaba operando en su territorio. 

En febrero de 2022, cinco venezolanos fueron detenidos por tráfico de drogas y porte ilícito de armas de fuego durante un operativo realizado por la Policía de Investigaciones de Chile, en la región de Antofagasta.

De acuerdo con los detalles ofrecidos por la policía, a estas personas se les incautaron tres pistolas 9mm con cargador y municiones, y «una importante cantidad de droga”.

Recientemente las autoridades chilenas también han recibido denuncias de presuntas extorsiones a comerciantes y empresarios de ese país suramericano. Según información del Ministerio Público de Chile, durante la última semana del mes de julio de 2022 se recibieron al menos 15 denuncias por violentas extorsiones a dueños de locales a cambio de la protección a sus negocios y familias en la región Metropolitana.

Un reportaje de T13, publicado el 18 de julio, señaló que una banda criminal que dice ser parte del Tren de Aragua, contacta a empresarios y comerciantes y con información certera sobre el nombre de los hijos, ubicación de la vivienda y cantidad de negocios, comienzan a extorsionar, un modus operandis bastante común en Venezuela.

Según reseña T13, un ciudadano chileno fue contactado por la banda criminal y en principio le pidieron 10 millones de pesos como pago inicial para que su familia estuviera a salvo, luego la suma ascendió a 250 millones por cada local comercial, y además exigían que el pago se hiciera en criptomonedas.

Al audio que tuvo acceso T13 se puede escuchar claramente cuando uno de los criminales le dice: “Sabemos que tienes unos negocios de comida, carnicería, tu minimarket, tu vaina. ‘Fino’ papá, se te aplaude todo eso, pero tú sabes que aquí, todos estamos trabajando. Nosotros a ti no te hemos tocado, pero recuerda que para que tus negocios sigan funcionando bien, tienes que pagar tu cuota. Hermano, lo único que queremos es que te alinees como todos los demás, que nosotros tenemos todo ya precisado, tu sitio de trabajo, dónde frecuentas, familia, todo. Tú te portas bien con nosotros y listo”.

El pasado 30 de julio, el jefe de Inteligencia de la Jefatura Nacional Antinarcóticos y Crimen Organizado de la Policía de Investigaciones (PDI) de Chile, Javier Valenzuela, en entrevista para el portal web Meganoticias explicó que los delitos relacionados con el Tren de Aragua en Chile han aumentado, pero que “mucho delincuente común o bandas menores están utilizando el nombre de esta organización como una suerte de franquicia para cometer sus fechorías”. 

Sobre el modus operandi que están utilizando otras bandas criminales haciéndose pasar por el Tren de Aragua, Runrun.es tuvo acceso a la grabación de una extorsión cometida supuestamente por la megabanda venezolana.

En la llamada, realizada a través de la plataforma WhatsApp desde un número móvil de Chile, se aprecia que quien realiza la extorsión no tiene acento venezolano ni se expresa como lo hacen los integrantes de bandas criminales de Venezuela. 

Tal como lo afirmó Valenzuela, bandas menores están utilizando el nombre del Tren de Aragua para cometer extorsiones y sembrar terror en Chile. 

El jefe de la PDI de Chile añadió que las primeras víctimas del Tren de Aragua y de las bandas menores que usan el nombre de la organización criminal, son los propios venezolanos en situación de vulnerabilidad, que son usados como mulas, tráfico de migrantes y explotación sexual. “También hay casos de ciudadanos chilenos que han sido amenazados y estafados a través de llamadas telefónicas”, dijo.  

En Venezuela es bastante amplio el abanico de modalidades que se utilizan para extorsionar a las personas. Uno de los más utilizados durante 2021, fue: “Hola, soy Ana. Guarda mi nuevo número”. Cuando la persona recibe este mensaje, el estafador entabla una conversación con la víctima haciéndose pasar por una persona conocida, luego le dice que está vendiendo dólares por una urgencia y es ahí donde se consuma la estafa. 

Otra modalidad es que delincuentes, alegando que son miembros de bandas criminales de alta peligrosidad o que están llamando desde cualquier cárcel, con información precisa de la víctima, le hacen una llamada para exigirle altas sumas de dinero a cambio de respetarle la vida. 

Recientemente, el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas alertó que se está cometiendo un nuevo fraude a través de la plataforma de WhatsApp. La persona recibe una llamada  y en la pantalla aparece el mensaje Inviable!! Si la persona contesta la llamada, los delincuentes acceden al código de la tarjeta SIM (alma del teléfono) para cancelarlo y crear uno nuevo con el fin de obtener créditos en los celulares, también para estafar a los contactos de la víctima.

Control en las cárceles de Brasil

En 2019, el secretario de Seguridad Pública del estado de Roraima, Olivan Junior, alertó un aumento de criminales venezolanos en la ciudad de Pacaraima, ubicada en la frontera con Santa Elena de Uairén. Según Junior, los miembros del grupo estarían involucrados en tráfico de drogas, armas y personas.

Olivan Junior aseguró que los criminales cuando llegan a los centro de prisión de Brasil se identifican como parte del “pranato” venezolano del Tren de Aragua. 

Prostitución y drogas en Perú

En Perú, el nombre de la banda criminal venezolana también ha resonado. En Lima se han destacado por cobrar cupos para controlar la protitución y la venta de drogas. 

Según reseñó Infobae en febrero de 2022, la mafia de la prostitución en Lima, que extorsiona y asesina a las mujeres que no están dispuestas a pagar la cuota diaria de 200 soles, es la “Dinastía Alayón”, conformada por venezolanos que andan en motos y fuertemente armados. 

Buenas. Este es otro comunicado a esas mujeres trabajadores de la plaza de Mayo, av Alfonso Ugarte. Le habla el carro de oriente, en conjunto con el Tren de Aragua, los gallegos y el desastre. A partir de esta semana nos rendirán cuentas a nosotros. Ya no tendrán nada que ver ni rendirles cuenta a las peruanas. Nosotros la cuidaremos de todo mal. Aquella que se coma la luz, le traerá consecuencias. Aquella que sea vista subiendo a la casa o abordada por esas peruanas, le traerá consecuencias. La plaza a partir de esta semana será 200 soles. A partir de este momento le trabajan al tren. Mañana es el día de pago. Aquella que le pague a las peruanas o suban a la casa, nos pagará también a nosotros y la que se ponga en contra, la agarraremos de ejemplo”, señaló el mensaje.

En marzo de 2022, al alcalde de Independencia en Lima, José Pando, lo amenazaron de muerte luego de haber cerrado seis prostíbulos que se dedicaban a la explotación sexual de extranjeras y menores de edad. 

En la denuncia realizada por el alcalde Pando, aseguró que las amenazas las realizaron hombres que decían pertenecer al Tren de Aragua. 

La trata de mujeres para explotación sexual es uno de los delitos en los que ha venido incursionando el Tren de Aragua en los países de la región donde están operando.

Tráfico de migrantes en la frontera de Ecuador

El Tren de Aragua tiene parada en Ecuador, un reportaje publicado en Runrun.es, en octubre de 2021, el cual es parte del libro Periferias: crónicas del Ecuador invisible, de la Fundación Periodistas Sin Cadenas (FPSC) de Ecuador, señaló que el Tren de Aragua desarrolla al menos 18 delitos en la zona fronteriza. 

La banda criminal además de la extorsión, el tráfico de drogas, el microtráfico de drogas y el tráfico de armas, también se dedica al tráfico de personas por los pasos informales que existen en la frontera entre Ecuador y Colombia.

Según información recopilada por la Brigada de Infantería Andes, que custodia el límite fronterizo, antes de la pandemia se contabilizaban 38 cruces ilegales, luego del cierre del Puente Internacional Rumichaca, subieron a más de 50.

Información policial confirmada detalló que los delincuentes controlaban todo el corredor migratorio y transportaban a sus compatriotas desde territorio colombiano por los diferentes pasos informales hasta la terminal de Tulcán y desde este punto hasta Huaquillas, frontera con Perú.

Según la investigación, solo en 2020, decomisaron en la zona más de 11 toneladas de droga, de las cuales, en su mayoría, era  marihuana que había ingresado al país en pequeñas cantidades, luego se acopiaba para ser trasladada al interior del país.

OVV: Carabobo fue el tercer estado del país con mayor número de delitos en primer semestre de 2022
Los municipios donde se registraron los robos fueron: Valencia, San Diego, Los Guayos, Naguanagua, Puerto Cabello y Libertador

 

2.297 delitos se contabilizaron en Carabobo durante el primer semestre de 2.022. Así se convirtió en la tercera entidad entre los estados con mayor número de delitos después de Distrito Capital y Miranda, según los datos aportados por el Observatorio Venezolano de Violencia (OVV). 

De acuerdo del análisis de los datos obtenidos por el monitoreo de prensa, los delitos contra la propiedad son los de mayor incidencia en la región. Con 1760 víctimas, este flagelo representa el 76,6% de los delitos cometidos entre enero y junio de este año.

De estos, los hurtos ocuparon el primer lugar con 1189 reportes que representan el 51,7%, de los delitos; entre ellos 58 hurtos de vehículos. 

Según el informe del OVV,  los robos ocuparon el 24,9% de los delitos cometidos al reportarse al menos 571 víctimas. De acuerdo con la investigación la mayoría de las víctimas fueron interceptadas en la vía pública por delincuentes para despojarlas de sus pertenencias.

Y el OVV  también contabilizó 165 muertes violentas, lo que representa el 7,2% de los delitos cometidos. De estos casos, 95 fueron tipificados como homicidios; 55 víctimas de la violencia delincuencial, 12 femicidios, un fratricidio, un neonaticidio, uno por venganza y 25 asesinatos que aún permanecen en averiguación. 

Femicidios en Carabobo

La tendencia de las muertes por homicidios aumentó en comparación con las cifras del primer semestre del año 2021, cuando se registraron 86 casos; por debajo de los 95 hechos contabilizados hasta la fecha.

El OVV Carabobo contabilizó 369 agresiones físicas de este tipo; 16.2% de los delitos cometidos. De acuerdo a los casos publicados en los medios de comunicación, se ha incrementado el grado de agresión pues las lesiones pasaron de leves a severas o graves.

Cecodap: Campaña Pedofilia es Crimen debe incluir atención a la víctima
Carlos Trapani insistió en que la campaña que adelanta el MP debe convocar a distintos actores sociales para evitar la violencia contra los niños

 

 

Este martes, 16 de agosto, el abogado y coordinador de los Centros Comunitarios de Aprendizaje (Cecodap), Carlos Trapani, pidió al Ministerio Público (MP) más detalles sobre la campaña Pedofilia es Crimen. 

El abogado reiteró que la campaña es una estrategia de muchas acciones que se tienen que implementar, sin embargo, debe haber atención a la víctima, deben existir políticas públicas, servicios psico-social, gestión jurídica, gestión de casos y servicios de atención médica.

«No basta con hacer un post en Instagram, eso tiene que venir acompañado de una estrategia», dijo Trapani.

Carlos Trapani aseguró que cualquier iniciativa que busque la protección de los niños es una iniciativa que todos tenemos que conocer, comprender y apoyar, pero que el problema se presenta cuando se publica una campaña que cumple con el objetivo de sensibilizar y la víctima acude a un organismo público y no recibe una atención adecuada con acompañamiento. 

El abogado y coordinador de Cecodap indicó que la institución que representa no ha sido informada de otros detalles de la campaña. 

«La información que maneja Cecodap es la información que ha sido publicada en redes sociales y medios de comunicación. Hemos visto algunas imágenes alusivas a la pedofilia y con algunas orientaciones», dijo Trapani. 

Ausencia de datos oficiales 

carlos Trapani explicó que la ausencia de datos oficiales sobre violencia sexual en niños, niñas y adolescentes es un problema. 

«Una campaña pública que no refleje datos, no que muestre quién es el niño víctima, sino saber cómo está la movilidad del delito, cuál es el alcance, a quién afecta más si a niños, niñas o adolescentes, territorialmente dónde hay mayor frecuencia, quién es el principal agresor, es un problema porque no se puede saber ni medir la magnitud y el alcance de este flagelo», señaló.

«Lo que sí identificamos en pandemia fue el incremento de las violencias en las familias. El aislamiento, el encierro, esas formas de mantener a las familias juntas incrementó las violencias físicas, sexuales», afirmó Trapani. 

«Pedofilia es Crimen»

El pasado jueves, 11 de agosto, el fiscal general de la República, designado por la extinta Constituyente, Tarek William Saab, informó que se dio inicio a la campaña Pedofilia es Crimen, destinada a proteger a niños, niñas y adolescentes de los depredadores sexuales que puedan poner en riesgo su integridad y seguridad.

A través de la cuenta en Twitter del Ministerio Público (MP), el fiscal chavista indicó que el objetivo es concientizar a la población sobre la necesidad e importancia de proteger a los infantes de la pedofilia. 

El fiscal explicó que a partir del 15 de agosto y hasta el 30 de septiembre, el MP pondrá en marcha una línea de acción comunicacional y otra de sensibilización.

«La línea de comunicación se centrará en la elaboración y difusión de contenido socio-educativo en formato digital, acompañado de la etiqueta #PedofiliaEsCrimen. Mientras que, la línea de sensibilización consistirá en actividades presenciales con actores de instituciones públicas y privadas», se lee en Twitter. 

El fiscal destacó que ya están listos para tener de manera completa e integral los artículos respectivos para una reforma de la Lopnna. Afirmó que al menos siete proyectos de ley ya han sido presentados a la Asamblea Nacional para sancionar a quienes atentan contra la integridad de niños, niñas y adolescentes. 

Recomendaciones preventivas de Cecodap: 

Hay que hablar del tema sin miedo y sin complejos. 

Hay que dar información cercana y precisa a los niños, es decir, llamar a los órganos genitales por su nombre. 

Es importante que mamá y papá sean las personas que informen. «Para prevenir hay que formar y para formar hay que hablar del tema».

Hay que entender que el niño debe recibir educación sexual de acuerdo a la edad de los niños.

El mandato frente a cualquier alerta de violencia sexual es creerle al niño lo que está diciendo. 

*Con información de UR

Yo solo escuché cuando me dijeron bienvenido a los Estados Unidos (III)
Durante el recorrido por México pasaron por Moncloa, Guanajuato y  Piedras Calientes, ciudad fronteriza del noreste de México, en el estado de Coahuila, ubicada al frente de Eagle Pass, Texas, Estados Unidos, a orillas del río Bravo

 

 

@yeannalyfermin

 

A Omar le faltaban más de 1.800 kilómetros para llegar a los Estados Unidos, pero aún debía vencer tres grandes obstáculos. Y su salud con cada día que pasaba estaba más deteriorada. 

Cuando llegaron a Danlí, una ciudad de Honduras, se desmayó por una baja de tensión y perdió el conocimiento porque no había comido bien. Varias personas del pueblo lo ayudaron a que se recuperara y apenas se sintió mejor continuaron con el viaje. 

Salir de Honduras representaba un precio muy alto para Omar. El salvoconducto tenía un precio de 220$ por persona, pero ellos prefirieron seguir caminando. Más adelante se consiguieron con unos niños que cobraban 10$ por pasarlos por una finca privada y así evitar el punto de control fronterizo. 

“Estábamos nerviosos porque la policía pasaba a cada rato. Nos mantuvimos ocultos hasta que pasó un autobús que logramos parar para que nos dejara en el siguiente pueblo. La meta era llegar a Tegucigalpa, pero el autobús nos dejó como a cuatro horas”, dijo Omar.

Cuando lograron salir del monte, después de haber caminado durante una hora, un señor que manejaba una camioneta les dio la cola y les ofreció medicinas y comida. “Le caímos tan bien al señor que nos llevó más allá de Tegucigalpa, nos dejó en el terminal y nos echó la bendición”. 

Cuando lograron llegar a Aguas Calientes, frontera con Guatemala, le estaban pidiendo el salvoconducto que no pudieron pagar por su alto valor, por lo que tuvieron que pasar por una trocha y pagar un monto de 21 dólares. 

En territorio guatemalteco, Omar quedó impresionado por el nivel de corrupción con los que operan los policías, coyotes y taxistas en la frontera.

A Omar y su grupo no les quedó otra opción que pagar coyotes para llegar hasta Tapachulas, México. El monto del traslado era de 200$ por persona, pero él logró negociarlo a 190 porque eran cinco personas.

«Los coyotes nos llevaron a un hotel y los mantuvieron ahí dos días. Nos daban comida y nos trataron bien. Yo sentía que andaba con gente de un cartel. Estaba muy nervioso”, comentó.

Omar explicó que los coyotes son una banda organizada que opera 24/7 a través de WhastApp. A parte de ellos habían más personas que también iban a cruzar la frontera para llegar a México. Era, según describe Omar, una flota de 18 carros aproximadamente y todos iban cargados con cuatro personas. 

También se comunican por radio y el primer carro que parte adelante es el que comanda y va informando las novedades que hay en la vía, la velocidad y el acercamiento entre carro y carro. Utilizan claves para comunicarse en los puntos fronterizos.

«El primer carro que pasaba iba cantando la zona, si en las alcabalas se ponían necios, él lo iba comunicando. Y así hasta que pasaba el último. En una de esas el que iba de primero llegó a un punto de control, y como era de noche, lo pararon y mandó a que todos los que iban detrás  de él se frenaran, cuadró con los policías y le dio un fajo de billetes. Le dijo yo vengo con 18 carros más, van a pasar 80 personas y te van a dar una contraseña. La contraseña era un cambio de luces y la frase: con diarrea. El paso de los carros tenía un tiempo límite, si se pasan tienen que pagar más plata. Cuando nosotros llegamos faltaban 4 minutos”, comentó Omar.

Finalmente llegaron a la frontera de México y unos muchachos comenzaron a guiarlos, los montaron en unas balsas improvisadas con tripas de camión y dos tablas por los lados. En la otra ribera los esperaban varias motos que prestan servicio y los llevaron hasta Tapachulas. 

Apenas amaneció fueron a sacar la cita de la Comar, la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados, un documento para que los inmigrantes obtengan la visa humanitaria y puedan transitar sin problemas en el país azteca. 

Al día siguiente intentaron nuevamente sacar la cita de la Comar, lo lograron, pero tenían fecha para el 2 de septiembre de 2022. Precisamente en esos días, más de 7.000 inmigrantes hicieron una marcha para la aduana de México y ellos no perdieron la oportunidad para unirse a la multitud y para pasar por el control migratorio. 

“Nos unimos a esa marcha y pasamos por el frente a inmigración de México y no nos pararon, había demasiada gente. El sol en la marcha era brutal, como a 38 o casi 40 grados. Mi novia se me desmayó en plena marcha, eran como las 2 de la tarde y no habíamos comido. Menos mal que había ambulancias y la auxiliaron”, dijo. Omar.

 

Caminaron desde las ocho de la mañana hasta las 10 de la noche. Cuando llegaron a la Aduana de México, donde consiguen el permiso para avanzar, migración los atendió y les entregó un pase válido por 30 días. 

Se devolvieron a la casa donde se habían hospedado, descansaron durante dos días y luego partieron a Ciudad de México y de ahí a Monterrey. 

“Cuando llegamos a Monterrey no encontramos carros y la migración estaba muy violenta, autobús que pasaba lo paraban, bajaban la gente, los devolvían o los metían presos”, relató Omar. 

A la distancia del río Bravo

Durante el recorrido por varios pueblos de México pasaron por Moncloa, Guanajuato y  Piedras Calientes, ciudad fronteriza del noreste de México, en el estado de Coahuila, ubicada al frente de Eagle Pass, Texas, Estados Unidos, a orillas del río Bravo.

Omar y su grupo llegaron a una casa donde ayudaban a los migrantes, una señora los atendió y en la mañana siguiente se ofreció a ir a ver cómo estaba el río o si habían policías en la zona para ver sí podían pasar. Cuando regresó les dio luz verde.

Estando ya frente al río, bajaron la loma corriendo por temor a que la migración los agarrara. Cruzamos primero una parte, porque en el medio del río hay como una isla. Cuando llegamos a la isla había un mexicano todo odioso con un machete y nos estaba amenazando a todos. Llegó un momento en que todos pensamos en agarrarlo, pero que va. Decidimos irnos por otro lado”, dijo Omar. 

Más abajo estaban unos muchachos con unas balsa y les dijeron que cobraban lo que pudieran darles. 

“Los de la balsa nos dijeron: los que sepan nadar ayuden a empujar la balsa, éramos pocos los que sabíamos. Ellos remontaron como pudieron y parte de la balsa se estaba desinflando. Dándole y dándole, logramos llegar al otro lado, a territorio estadounidense. El río estaba súper hondo, yo que soy alto ya no tocaba piso. Cuando llegamos subimos la cerca, tenía demasiados alambres de púa, y cuando la pasamos estaban las camionetas de migración”. 

Sueño americano 

A territorio estadounidense llegaron a las once de la mañana del 3 de julio de 2022. «Yo solo escuché cuando me dijeron bienvenidos a los Estados Unidos, e inmediatamente los de migración nos dieron agua y nos montaron en unas camionetas y nos llevaron hasta un sitio donde estaban como especie de unas perreras, muy cerca del muro que mandó a hacer Trump para frenar la migración».

“Nos llevaron como a un campamento, nos dieron una bolsa más o menos grande para meter nuestras pertenencias, de ahí, nos dieron un ticket con un código que no podíamos perder, eso teníamos que amarrarlo a la bolsa”, comentó Omar. 

Los tuvieron sentados por varias horas y el primer paso fue llenar un formulario con la información personal de cada uno. Luego de ahí, los pasaron a una carpa gigante que estaba dividida en varios sectores.

“En una de las zonas te revisan todo lo que traes y te botan todo lo que esté mojado. Yo solo tenía un par de zapatos, una biblia, una camisa, el cargador, pasaporte, los mil dólares que me quedaban y el teléfono. Te botaban cepillos de diente, desodorante, crema dental, maquillaje. Solo te dejaban la ropa seca”, dijo Omar. 

Luego de cinco horas esperando que los llamaran, y sin comer nada, los pasaron a otra sala donde le tomaron las huellas y las fotos. Ya cerca de las cinco de la mañana, los llamaron para colocarles un brazalete y les dieron un sándwich, una manzana, pasas, unas barritas y agua.

En otra sala, había unos banquitos y los ordenaban ahí para entregarte toallas, cepillo de dientes y los mandaban a bañarse en cinco minutos para que finalmente te fueras a una celda. 

“Ahí duré desde el 3 de julio a las 11 am y salí el 5 de julio como a las 6 am. Era un martes”, recordó Omar. 

Después de que salieron de ahí les entregaron unos papeles con un ID, les advirtieron que cuando llegaran a su destino tenían que reportarse con migración.

“A algunas personas les pusieron grilletes, teléfonos, y a nosotros solo un sello. Nos fuimos a las cuatro de la tarde a Washington, y luego a New York”, comentó Omar.

Omar comentó que actualmente están en un refugio esperando a tener todos los papeles en regla para poder empezar a trabajar. Para ellos la prioridad es hacer las cosas bien y estar totalmente legales para no tener problemas, por eso, trabajan de la mano con la trabajadora social que les asignaron. 

Las motivaciones de Omar para tomar el riesgo de atravesar el Darién fue ayudar a su familia y procurar un mejor futuro para su hijo. Los peligros que podría correr en la selva no eran más grandes que su deseo de conquistar el sueño americano.

Desde Chile a México, Omar gastó más de 4 mil dólares. En total, casi mes y medio duró la travesía de estos tres jóvenes que se vieron obligados a buscar en otras tierras un mejor futuro que no consiguieron en Venezuela, Colombia, Ecuador, Perú ni Chile. 

*Omar González es un nombre ficticio utilizado para preservar la identidad del joven migrante. 

 

 

En el Darién nos perdimos por varias horas (II)
Omar asegura que durante su paso por la extensa selva no escuchó nada malo, no vio animales salvajes ni grupos armados, pero es algo que “no se lo recomienda a nadie»
Con apenas 19 años, fue víctima de una confusión por parte del sistema judicial del país

 

@Yeannalyfermin

 

Ya había pasado más de una semana desde que Omar, su novia y su primo salieron de Chile con el propósito de llegar a Estados Unidos. Cuando los tres jóvenes llegaron a la selva del Darién, comenzó para ellos un camino difícil y tortuoso. Recorrer 575 mil hectáreas y saber que se puede perder la vida, no es sencillo de asimilar.

Cuando llegaron a la selva, el guía los contó y les dio un número a cada uno, debían entregárselo a un indio que los esperaba unos kilómetros más adelante, en una aldea. 

Adentrados en el Darién, dos guías comandaban el recorrido. Uno iba adelante dirigiendo el camino, y el otro iba atrás procurando que nadie se quedara y se perdiera. 

Empezaron a subir la primera montaña y todo marchaba bien. Estaban cansados, pero podían seguir caminando. Cuando ya llevaban cinco horas en la selva, se encontraron con la montaña La Llorona, y fue ahí donde comenzó la odisea. 

Antes de comenzar a subir La Llorona vieron gente que se quedó varada en la selva. Omar comentó que hay un señor con muchas llagas en las nalgas y las piernas que no puedo continuar porque supuestamente se le habían explotado unas varices.

Junto al señor estaba una señora que también estaba muy enferma y se hacían compañía, las personas que iban de paso les dejaban comida, provisiones, pero nadie se frenaba por mucho tiempo porque no querían perderse en la selva.   

Se dice que a la montaña le llaman La Llorona por la leyenda originaria de México que, según la historia, es el alma en pena de una mujer que ahogó a sus hijos y luego arrepentida, los busca por las noches asustando con su llanto. 

Sin embargo, hay otra teoría, y es que la Llorona hace llorar hasta al hombre más fuerte. Súper inclinada, extensa, resbalosa, llena de lodo y con muchas ramas y árboles espinosos. 

Omar dice que durante su paso por la extensa selva no escuchó nada malo, no vio animales salvajes ni grupos armados, pero es algo que “no se lo recomienda a nadie». 

Cuando los tres llegaron a la cima de la Llorona, pensaron que ya habían pasado la parte más “candela” y se sintieron un poco tristes y desanimados porque aún les quedaba mucho camino por recorrer. 

“Bajar La Llorona es más peligroso todavía. Había mecates que estaban amarrados de árboles para que la gente prácticamente termine de escalar sin protección. Nos tocó bajar casi que pegaditos, hasta con las nalgas. Llegando al río le dimos muchas gracias a dios porque muchas personas casi perdieron la vida”, contó Omar. 

Luego que pasaron la segunda montaña les tocó acampar porque cayó la noche y llovió fuertemente. Bajando la montaña, el morral de Omar se rompió por completo, pero ahí mismo consiguió uno abandonado, mejor que el que tenía. Guardó sus cosas y a las 6:00 am ya estaban desayunando una galleta con jugo para continuar la travesía.

En ese momento ya solo contaban con la mitad de la bolsa de pan, tres latas de atún y dos sopas instantáneas. 

Comiendo poco para que les rindiera la comida que les quedaba, subieron y bajaron montañas, cruzaron ríos, caminos pantanosos, y recorrieron cientos de metros. 

“Continuamos el camino hasta que oscureció. Acampamos, logramos comer otro poquito y dormir. Nos tocó tomar agua del río porque ya no teníamos. Al segundo día en la selva le tuve que decir a un guía que me prestara su cocina portátil para hacer la sopa y menos mal porque esas sopas fueron las que nos dieron vida”, comentó. 

Omar y su novia se perdieron en la selva por más de una hora. Relató que lo que hicieron fue seguir las huellas que había en el camino hasta que llegaron a un río y se consiguieron con otras ocho personas que también estaban perdidas. En ese momento llegó un guía que iba de regreso y les indicó por dónde debían seguir.

Según información de  Chamos Noticias Panamá, la cifra de venezolanos desaparecidos hasta el 17 de julio de 2022 asciende a 76 personas, de ellos siete son niños.

Julio de 2022 se ha convertido en el mes en el que se han registrado más muertes de venezolanos en el Darién. Al menos 14 personas fallecieron. Sin embargo, no existe una cifra oficial sobre los muertos debido a que muchos cuerpos son abandonados en la selva o no llegan a ser identificados.

La luz al final del Darién

Ya habían pasado seis días en la selva del Darién, cuando finalmente llegaron al campamento del Abuelo, hambrientos, deshidratados, cansados y sin fuerzas. Les alegraba que ya faltaba muy poco para salir del «infierno del Darién», como muchos migrantes han denominado a la región. 

Las plagas los devoraban, pero eso no fue impedimento para que esa noche descansaran y recargaran sus energías. Cuando Omar despertó y vio que muchas personas del grupo no llegaron, le agradeció profundamente a Dios por el hecho de estar vivo.  

Para continuar el camino debieron tomar una piragua, una embarcación pequeña que les cobró 25$ por persona para que los llevara a un campamento de la ONU donde se tenían que quedar para que las autoridades panameñas los registraran. Luego otra piragua los sacaría totalmente de la selva. 

Fueron cuatro horas de camino y ahí sí escucharon monos salvajes que rugían como tigres. El primo de Omar vio una anaconda que estaba por el río y aunque solo se le veía parte del cuerpo, dijo que era gigantesca. 

Lejos del Darién, agarraron un camión que les cobró 40$ por persona, pero no pensaron dos veces en pagar el dinero porque el ambiente se veía bastante peligroso. 

El comisionado de la Secretaría General de la OEA para la crisis de migrantes y refugiados venezolanos, David Smolansky, indicó a través de su cuenta en Twitter que más de 28 mil migrantes venezolanos han cruzado la selva del Darién en el primer semestre de 2022.

Para Omar, haber atravesado casi toda latinoamérica y la selva del Darién no fue tan peligroso como todo lo que tuvo que vivir en la Penitenciaría General de Venezuela (PGV), en San Juan de los Morros, estado Guárico. 

Con apenas 19 años, dice haber sido víctima de una confusión por parte del sistema judicial del país. Llevar el mismo nombre de un homicida y vivir en La Dolorita, municipio Sucre del estado Miranda, fue el pase directo a la cárcel. 

“La selva del Darién sí me dio miedo, pero no tanto como la cárcel en Venezuela. Ahí a la gente le daban tiros delante de mí. Uno tenía que ver cómo “derretían”, derretir es que le meten cualquier cantidad de tiros en la cabeza a alguien por comerse algo ajeno o hacer algo indebido, como le abrían huecos en las manos a los presos con tiros y como se entraban a cuchillo”, comentó González.

Su paso por Centroamérica

En Costa Rica agarraron un taxi para llegar hasta San José, la capital. Cuando llegaron, el terminal estaba cerrado. Les tocó pernoctar a las afueras hasta las cuatro de la mañana, hora que salía el primer autobús con destino a la frontera con Nicaragua.

En la frontera con Nicaragua tuvieron que pagarle a un coyote para que los guiara y los pasara por la trocha. Dos horas caminando, más el cansancio acumulado que les dejó el, Darién les destrozaron los pies, pero aún así, siguieron para poder cruzar la frontera. 

“Cuando pasamos el río en unas balsitas, que llegamos a Nicaragua, fue otra locura: charcos negros, agua estancada, mosquitos, súper asqueroso, pantano”, dijo Omar. 

Llegaron a Nicaragua y varias personas los ayudaron. De aquel grupo de 40 personas solo quedaban cinco, Omar, la novia, el primo y dos más. La meta, en ese momento, era llegar a Managua, pero antes de agarrar el carro que los llevaría al pueblo de San Carlos, tuvieron que meterse por un finca privada para evitar un punto de control fronterizo. 

“Era de noche, estaba lloviendo, duramos como una hora escondidos en el monte hasta que pasó una gandola y nos dio la cola. Nos enfermamos por la lluvia y el maltrato de tantos días viajando. El camión nos dejó en Managua, ahí sí nos tuvimos que hospedar porque ya no aguantábamos más. Estaba súper cansado, enfermo, me dolía todo…”, dijo.

En este punto de la travesía de Omar, ya había logrado dejar atrás ocho países, pero su cuerpo le empezaba a  pasar factura por tantos días sin dormir bien, de comer a deshoras y poco, de tanto caminar y esfuerzo físico constante. Tenía, tos, gripe, fiebre, dolor de cabeza y en todo el cuerpo. 

A Omar solo lo reconfortaba el hecho de saber que estaba a tres países de llegar a Estados Unidos. Aunque sabía que le faltaba bastante camino por recorrer y enfrentarse con otros desafíos, su ánimo y fe en dios lo impulsaban a seguir avanzando, caminando, pidiendo colas y evitando controles fronterizos, tal como si se tratara de un videojuego en el cual la meta es llegar a Norteamérica.

A Omar y su grupo todavía le falta enfrentarse a las fronteras de Honduras, Guatemala y México, y también al río Bravo, de aguas profundas y heladas y fuertes corrientes. La frontera de Estados Unidos todavía estaba lejos.