Yeannaly Fermin, autor en Runrun

Yeannaly Fermín

La costosa lucha por respirar en Venezuela
Alquilar una bombona de oxígeno puede costar más de 300 dólares, dependiendo de la saturación de oxígeno del paciente
El Índice de Escasez de Medicamentos (IEM) para enfermedades respiratorias se ubicó en 63 %, según el Monitoreo de Salud

 

@yeannalyfermin

 

La noche del domingo 24 de enero, Ruby González sintió que su hija Yesenia de 16 años, se le iba a morir en los brazos asfixiada con una crisis de asma. La odisea comenzó cuando la misma Yesenia con voz entrecortada le pidió a su madre que la llevara al médico porque ya no podía respirar y se estaba sintiendo muy mal. 

A las 9:30 p.m., Ruby le pidió ayuda a un vecino para que le hiciera el favor de llevarlas a un hospital, pero este se negó porque no tenía la gasolina suficiente y en cualquier punto se iban a quedar accidentados. Un taxi le estaba cobrando 50 dólares (por ser domingo en la noche) desde el barrio La Vega hasta el Hospital Clínico Universitario (HCU). 

Mientras tanto, el pecho de Yesenia no dejaba de silbar, con cada bocanada de aire que intentaba inhalar, sus agitados pulmones se congestionaban cada vez más.

Cuando eran las 10:10 p.m. otro vecino notó la desesperación de Ruby y su esposo y les ofreció llevarlos en su carro, pero cuando se disponían a salir rumbo al hospital, una falla en el motor impidió que pudiera trasladarlos. A las 10:20 p.m. varios vecinos resolvieron sacarle la gasolina al carro que se accidentó y surtir al otro vehículo que solo le faltaba el combustible para poder andar. 

A las 10:40 p.m. la tonalidad en la piel de Yesenia estaba cambiando. Sus manos estaban frías, su cara se tornaba azulada y sus ojeras se hacían cada vez más oscuras y la voz no le salía.

A las 11:00 en punto de la noche llegaron a la emergencia del Hospital Clínico Universitario, el doctor de guardia la revisó y confirmó la crisis de asma. Sin embargo, le dijo a Ruby que no la podían atender porque debido a la crisis en los centros asistenciales el oxígeno solo es para pacientes que estén en áreas críticas. 

15 minutos después, Ruby tomó la decisión de llevársela para el Domingo Luciani, pensó que allá sí podían atenderla y colocarle oxígeno que era lo que principalmente necesitaba. 

La respiración de Yesenia cada vez era más corta y forzada, el silbido que emitía su pecho, producto de lo inflamadas que ya estaban sus vías respiratorias, era lo único que se escuchaba en todo el camino. 

A las 11:40 p.m. Ruby y Yesenia estaban ingresando a la emergencia del Hospital Domingo Luciani, en Petare, municipio Sucre. A ambas se les hizo raro no solo lo abandonado que lucía el lugar, sino también la falta de personal. Un médico cirujano fue quien las atendió. Las hicieron llenar una historia médica para luego decirle que no cuentan con los insumos básicos para atender la crisis de asma que tenía la adolescente. 

Las opciones de Ruby se habían agotado, su desesperación no podía ser mayor, la cianosis en Yesenia ya era muy evidente. No sabía qué hacer ni a dónde acudir y no contaba con el dinero para llevarla a una clínica. Una enfermera al ver que estaba llorando y que la joven estaba mal, le sugirió que la llevase al Materno Infantil de Petare, que allá poir la edad de la menor la podían atender. 

A las 12:50 llegaron al centro hospitalario ubicado en La Urbina, donde finalmente la atendieron, le colocaron oxígeno y un tratamiento para que se recuperara. Volvieron a casa a las cinco de la tarde.

Un lujo respirar

Con la severa crisis de asma que le dio a Yesenia, la familia González se tuvo que enfrentar no solo con las incontables deficiencias del sistema de salud público y la escasez de gasolina, sino también con los altos precios en medicinas e insumos médicos. 

“Le mandaron dos inhaladores, uno costaba 80 dólares y el otro 20. Adicional a esto le mandaron antialérgicos y unas gotas descongestionantes. En total, fueron como 120 dólares aproximadamente, sin contar que le mandaron una dieta estricta por un mes, para evitar posibles cuadros alérgicos”, dijo Ruby.

A la madre de Yesenia le sugirieron que tener una bombona portátil o un concentrador de oxígeno sería de gran ayuda para estos casos, pero para esta familia es difícil, ya que una bombona de 7 litros tiene un valor de 150 dólares, mientras que los concentradores superan los 600 dólares. 

En una reconocida cadena de farmacias, se debe cancelar 222 dólares de depósito, 64 dólares por el llenado y 35 dólares la mensualidad. Un total de 321 dólares. Esto sin contar el precio del regulador, el cual puede conseguirse entre 100 y 150 dólares. Si el paciente requiere más de una bombona por día, el precio va aumentando. 

En la misma farmacia ofrecen también bombonas pequeñas de emergencia, las cuales tienen un precio de 53 dólares el alquiler, 18 el llenado y 10 la mensualidad.

En un establecimiento comercial dedicado al suministro de gases y oxigeno medicinal ubicado en la Carretera Petare Santa Lucía, en el sector Filas de Mariches, en el estado Miranda, el servicio es más económico. El alquiler o depósito está valorado en 180 dólares, de los cuales se le entrega al cliente el 20% cuando haga la entrega del cilindro. La recarga del gas son 22 dólares. El precio del regulador de oxígeno tiene un costo de 90 dólares. El servicio no incluye flete. 

El vendedor del establecimiento explicó que la duración del oxígeno dependerá de la condición del paciente, específicamente de la saturación de oxígeno en sangre que tenga el paciente, lo normal es entre 95 y 100. 

“Hay pacientes que la saturación la tienen en 60, estos ameritan más litros por minuto de oxígeno y al día se pueden consumir hasta tres cilindros de 6 metros cúbicos”, dijo el vendedor. 

Las páginas de comercio electrónico también ofrecen el servicio por bombonas de 6 metros cúbicos. La recarga del gas oscila entre los 25 y los 30 dólares y el alquiler por dos semanas en 100 dólares. No incluye transporte. 

Un oxímetro, instrumento necesario para conocer el nivel de oxígeno en la sangre en pacientes que padecen enfermedades respiratorias graves y también coronavirus tiene un costo entre 10 y 30 dólares en páginas de comercio online. 

Según el último informe de la Encuesta Nacional de Hospitales, con datos de todo el año 2019 -antes de que llegara la pandemia-, el déficit de insumos médicos rondaba el 85 %. El estudio también señaló que 70,72 % de los hospitales evaluados en ese año tuvieron oxígeno todos los días, en 22,6 % fue intermitente y en 7,22 % ningún día.

Para Manaos si hay oxígeno

Mientras Venezuela atraviesa por una crisis humanitaria compleja, el pasado 19 de enero, el ministro de Relaciones Exteriores, Jorge Arreaza, informó a través de su cuenta en Twitter la llegada de las primeras seis gandolas cargadas con 136.000 litros de oxígeno a la ciudad brasileña de Manaos. 

Días después, Maduro informó que un segundo cargamento de 86.000 litros de oxígeno sería enviado a los estado de Roraima y Amazonas en Brasil para atender la crisis sanitaria que el COVID-19 ha dejado en la región. Además prometió que semanalmente enviarían oxígeno al país que lo desconoce como jefe de Estado.

Sobre el envío de oxígeno al pueblo de Brasil, la presidenta del Colegio de Enfermeras del Distrito Capital, Ana Rosario Contreras, afirmó que la noticia generó molestias en el personal de salud y sobretodo en el personal de enfermería.

“Las enfermeras tenemos que correr cuando recibimos la orden médica que hay que suministrar oxigenoterapia a un paciente, por eso nos causó mucha molestia que se le resuelva el problema al vecino país de Brasil, mientras que aquí tenemos que dejar de ingresar pacientes porque no se dispone de oxígeno”, dijo Contreras.

La presidenta del Colegio de Enfermeras comentó que a una colega que se contagió con COVID-19 en un hospital y se complicó, tuvieron que buscarle asistencia respiratoria y en varios hospitales de Caracas, entre ellos el Hospital Clínico Universitario y el Pérez Carreño reportaron que no tenían cupo para atender casos de coronavirus porque no disponían de oxigenoterapia. 

En una entrevista para AFP, el miembro de la Organización No Gubernamental (ONG) Médicos Unidos Venezuela, Jaime Lorenzo, señaló que el oxígeno no ha escaseado en los hospitales venezolanos, pero que la infraestructura para atender problemas respiratorios es muy precaria. “Puedes tener el oxígeno, pero si no tienes los equipos ¿Cómo atiendes al paciente?”, dijo.

Sin embargo, un enfermero que lleva más de 10 años laborando en el Hospital Domingo Luciani, quien prefirió no ser identificado por temor a represalias, afirmó que la situación en el centro de salud con el oxígeno es crítica porque no hay bombonas en la emergencia y tampoco tienen cilindros para el traslado, es decir, solo cuenta con los depósitos que hay en el hospital.

“Ahorita el hospital es un desastre, eliminaron sala de asma para colocar una unidad de cuidados intensivos con dos camas que están en las peores condiciones. Está la emergencia donde ingresan los pacientes con dificultad respiratoria, pero no hay cómo nebulizarlos porque no está acondicionado para tratar a un paciente con este tipo de afecciones”, dijo el enfermero. 

En marzo de 2007, la Organización Mundial de la Salud (OMS) informó que el oxígeno está incluido en la lista de los medicamentos esenciales para tratar deficiencias respiratorias e hipoxia (falta el oxígeno en la sangre). Recientemente, el Ministerio de salud en Venezuela incluyó la oxigenoterapia temprana en el manual de tratamiento de la COVID-19.

Según el último balance oficial de personas hospitalizadas por COVID-19 en Venezuela, aproximadamente unas 6553 estarían requiriendo oxigenoterapia, solo en los centros de salud. Sin contar con las que están en  su casa y los que tienen otros padecimientos respiratorios no asociados al coronavirus.

Una investigación realizada por la Alianza Rebelde Investiga (ARI) determinó que 47 hospitales designados como centinelas para atender los casos de COVID-19  carecen de los insumos más básicos, como agua, camas hospitalarias, respiradores y rayos X, lo que desmiente lo anunciado por Nicolás Maduro de tener todo lo necesario para enfrentar la pandemia. 

La tragedia del gremio médico

La situación de los médicos y enfermeros en Venezuela es calificada por el gremio como una “tragedia humanitaria”. La escasez de gasolina, la falta de bolívares en efectivo, los altos precios del pasaje, las fallas eléctricas, la escasez de agua e insumos médicos y el bajo salario que perciben, forman parte de las limitaciones que le impiden al personal de salud cumplir con sus labores. 

Una enfermera del hospital Pérez de León, que prefirió no ser identificada, asegura que la situación económica del país y la pandemia del coronavirus es la peor que le ha tocado enfrentar tanto a nivel emocional como a nivel físico. “Los enfermeros estamos agotados, es una situación muy dura, pero nuestra vocación de servicio es inquebrantable”.

“Trabajamos con condiciones laborales indecentes, la práctica de enfermería está en peligro porque no contamos con las medidas de bioseguridad necesarias para evitar que nosotros, los que velamos por el bienestar y la salud de todos los venezolanos nos contagiemos. Una enfermera en una quincena gana 1.500.000 bolívares, mientras la canasta alimentaria, según el último monitoreo del Cendas se ubicó en 270 dólares, eso no puede ser”, sentenció Ana Rosario Contreras. 

Contreras aseguró que oficialmente y de acuerdo al número de habitantes en Venezuela deberían existir 120 mil enfermeros, hoy el déficit está en un 60 a 70 % a nivel nacional.

Según cifras del último Monitoreo de Salud realizado por la Asociación Civil Convite en diciembre de 2020, en Barquisimeto, Ciudad Bolívar, Maracaibo, Maturín, Mérida, Puerto Ordaz, San Carlos, San Juan de los Morros, San Felipe, San Fernando de Apure, Valencia y Área Metropolitana de Caracas, el Índice de Escasez de Medicamentos (IEM) para enfermedades respiratorias se ubicó en 63 %.

Otro flagelo del coronavirus que afecta directamente al personal de salud es que Venezuela es líder en las estadísticas mundiales con la tasa más alta del personal de salud fallecido a consecuencia del coronavirus.

Según el último reporte de la ONG Médicos Unidos por Venezuela del pasado 10 de febrero, la cifra de muertos con criterios de COVID-19 ascendió a 338. La cifra representa más de 30 % de las muertes reportadas por la gestión de Nicolás Maduro desde que inició la pandemia en el país, el pasado 13 de marzo. 

Retornar a la presencialidad es esencial para el proceso de aprendizaje
La Unesco afirmó que el reinicio de los centros educativos en condiciones de seguridad deben ser “una prioridad”
La FVM y el Sindicato de Maestros coinciden en que las condiciones en Venezuela no están dadas para un retorno a las aulas de clases 

 

@yeannalyfermin

 

Casi 11 meses han pasado desde que Nicolás Maduro ordenó el cierre total de todos los colegios para evitar la propagación del COVID-19. Desde entonces, estudiantes de educación básica, media y diversificada de todo el país, pasaron de un sistema de educación 100 % presencial, a uno improvisado, desigual y accidentado. 

El año escolar 2020-2021 arrancó en septiembre sin ningún cambio significativo en la metodología de clases a distancia para los estudiantes de colegios públicos, quienes son los más afectados con todas las fallas de los servicios públicos y las carencias de aparatos tecnológicos.

Yolanda Ramírez es la madre de Alejandro, un joven de 15 años que recién acaba de comenzar el tercer año de bachillerato. Ramírez asegura que a su hijo se le dificulta aún más este año escolar por las nuevas materias que se suman al cronograma las cuales deben ser explicadas por un profesor. 

“Este año los profesores deberían, aunque sea, dar una clase presencial a la semana con todas las medidas de bioseguridad, esto motivaría mucho a los estudiantes a cumplir con sus asignaciones y a sentir que tienen el compromiso y la responsabilidad de estudiar”, dijo. 

Pero el pasado domingo 31 de enero, el gobernante Nicolás Maduro en cadena de radio y televisión, descartó el inicio de clases presenciales para el mes de febrero. “Todavía no hemos considerado el comienzo de clases presencial, hay países que les ha ido bien a otros no. Llegará el día en que se combinen las clases presenciales”, dijo.

Dos días después, Maduro cambió radicalmente de idea. Durante la celebración de los 22 años de la llegada del chavismo al poder, el gobernante informó que su gabinete está estudiando combinar las clases presenciales con la modalidad virtual. 

“Hay que volver a las clases presenciales con todas las medidas de seguridad; ha llegado el momento de combinar las clases, las teleclases, las clases indirectas y las clases directas con todas las medidas de seguridad”, afirmó este martes 2 de febrero.

El gobernante explicó que los estudiantes de primero y segundo grado podrían ir a escuelas lunes y martes; los de segundo y tercer grado, martes y miércoles; y los de quinto y sexto grado los días jueves y viernes, por mencionar la educación primaria.

“Me parece que es una buena idea. La estamos evaluando para que los estudiantes de todo nivel se reincorporen a clases presenciales”, dijo Maduro.

¿Volver o no volver?

Sobre volver o no a las aulas de clases, Olga Ramos afirma que hay que pensar en la presencialidad. “El regreso o incorporación a las actividades presenciales es algo que debe evaluarse con mucha seriedad porque es importante para el proceso educativo. Hace falta la presencialidad, pero esta no se puede dar de forma improvisada, puede que no sea completa, tal vez mixta, pero para eso hay que tener planificación y estructura”, aseguró.

Por su parte el presidente del Sindicato de Maestros del Distrito Capital, Edgar Enrique Machado sugiere que el Ministerio de Educación debe asesorarse con los especialistas en tecnología educativa para que el docente adquiera las herramientas y conocimientos para trabajar a distancia u online, proveer a docentes y estudiantes de recursos tecnológicos y optimizar las plataformas de internet y comunicación para que todos tengan acceso. 

Machado insistió que para que se pueda dar un retorno a las clases presenciales, todos los docentes deben percibir un salario acorde a la realidad económica y demás beneficios establecidos en la ley, servicios públicos eficientes en los centros educativos y garantizar la protección de bioseguridad, para educadores, estudiantes, obreros, administrativos, padres y representantes, frente al COVID-19.

Por su parte, Orlando Alzurú, Presidente de la Federación Venezolana de Maestros (FVM), indicó que no solo por las condiciones del país sino por las condiciones de la infraestructura escolar en Venezuela “no puede haber presencialidad”. 

“Antes de la pandemia los centros educativos no reunían las condiciones mínimas de higiene y de seguridad para que los muchachos estuvieran en clase. Una vez que llega la pandemia la situación se agravó. Ni siquiera hay productos de higiene, ni mucho menos de bioseguridad para hacerle frente al virus, a eso se le suman los problemas de electricidad, transporte y conectividad a internet”, dijo Alzuru. 

Sobre un regreso semipresencial a las aulas, el presidente de la FVM fue tajante al decir que hasta que no haya un control de la epidemia no se debe volver a las escuelas. 

“Hasta que no existan instituciones que garanticen la bioseguridad de los estudiantes no puede haber ni siquiera clases dos días a a la semana porque uno se puede infectar en un minuto. Lo que debería hacer el gobierno es reconstruir toda la infraestructura escolar para que cuando llegue el momento de volver a la presencialidad sea de manera segura”, dijo. 

Un debate global 

El problema no se presenta solo en Venezuela. El pasado 25 de enero, la asesora regional de la Unesco, Mary Guinn Delaney, advirtió, en una entrevista por TVV Noticias, que el cierre escolar por la pandemia del coronavirus conlleva a la “pérdida de aprendizaje” por parte de los estudiantes.

Por su parte, la directora general de la Unesco, Audrey Azoulay afirmó que “los cierres prolongados y repetidos de los centros educativos están teniendo un coste psicosocial para los estudiantes lo que implica el riesgo de abandono escolar”. Azoulay insistió en que el reinicio de los centros educativos en condiciones de seguridad deben ser “una prioridad”.

Las escuelas de todo el mundo han estado cerradas durante una media de dos tercios de un año académico por el coronavirus, según publicó la Unesco este domingo en el Día Internacional de la Educación.

El organismo recordó que más de 800 millones de estudiantes siguen haciendo frente a importantes interrupciones por la pandemia, que ya se acerca a los 99 millones de contagiados y sobrepasó los 2 millones de fallecidos.

La Sociedad Venezolana de Puericultura y Pediatría emitió un comunicado sobre el regreso de clases presenciales. En el texto afirma que el impacto social de tener las escuelas cerradas es muy grande. Aseguran que las escuelas parecen no ser espacios de grandes transmisión del COVID-19, pero que sí deciden reabrir los espacios se deben tomar medidas estrictas de bioseguridad.

“Si estas medidas en la comunidad existen, y se toman medidas en los centros educativos, la posibilidad de transmisión en el centro educativo no será mayor que la comunitaria”, se lee en el comunicado. 

En entrevista para Unión Radio, Patricia Valenzuela, integrante de la Sociedad Venezolana de Infectología afirmó que actualmente no existen condiciones para retomar las clases presenciales principalmente por el uso del transporte público, uno de los principales lugares de contagio.

“La educación online genera brechas importantes a todo nivel, la cuestión es que el país debe estar acondicionado, porque no se trata solo del aula de clase con menos alumnos con distanciamiento; sino que deben tomar transporte público y esto no permite que la persona se cuide”, dijo Valenzuela.

El costo de volver a la escuela

Para Francia Requena, docente de Biología y Química en una institución privada, este nuevo año escolar no pareciera que va a mejorar sobre todo para los docentes y alumnos de colegios públicos. “Mis colegas, no son bien remunerados, no es que los que trabajamos en privados sí lo seamos, pero ellos están en peores condiciones y llevan mucho tiempo viviendo con dos o tres dólares mensuales. Ni siquiera tienen un plan que les permita estructurar un modelo de clases acorde a la situación de todos los estudiantes quienes son los más afectados con todo esto”. 

Edgar Enrique Machado aseguró que este nuevo año escolar es peor que el anterior. “Los alumnos no tienen las competencias para abordar el año inmediato superior, puesto que el personal Directivo de los planteles, por instrucciones del Ministerio de educación, promueve a los estudiantes aunque no hayan asistido ni una vez al plantel, en contra de los resultados reales de evaluaciones que consignan los docentes”.

Sobre la situación de los maestros, el presidente del sindicato de maestros del Distrito Capital reafirmó que siguen en situación de indignidad debido a que el salario que devengan no tiene poder adquisitivo en un país dolarizado como Venezuela.

“El docente de nivel I actualmente cobra un salario base equivalente a 1 dólar. El docente VI, de la más alta trayectoria apenas llegará a un salario base equivalente 2,5$. Los maestros no  tienen seguridad social, no cuentan con un HCM digno, ni seguro funerario. Una quincena no alcanza ni para medio cartón de huevos en este momento”, aseguró. 

Machado afirmó que un gran número de docentes ha abandonado su profesión, para dedicarse a otras actividades mejor remuneradas. 

“En 2019, teníamos una data de 15.000 educadores en Caracas aproximadamente. De la información que recibimos de nuestros delegados y contactos educativos, podemos decir que una media de 5 docentes por plantel abandonó su puesto de trabajo por considerar que su salario no le permite vivir dignamente, no se le garantizan condiciones de trabajo dignas, ni mucho menos protección de bioseguridad. Esto lleva a una proyección de que 2715 docentes han abandonado la profesión, en los 543 centros educativos que tiene el Distrito Capital”, dijo. 

Clases online han fracasado 

Ketherine Villalobos estudia sexto grado y desde que comenzó el nuevo año escolar demuestra mucha apatía a la hora de ver sus clases a través de pantallas y una precaria conectividad. “Mamá no quiero ver mas clases así, no se entiende lo que la maestra dice y a cada rato están preguntando lo mismo porque no se escucha bien…”.

Ana Belén Rojo, madre de Katherine, y quien también es psicóloga, asegura que esta conducta que se presenta en muchos niños es normal porque “cada vez pierden más interés en sacar buenas calificaciones y en hacer sus tareas debido al alejamiento del entorno escolar donde ellos pueden interactuar y compartir experiencias con sus iguales. Tampoco disfrutan de la metodología y técnicas pedagógicas que solo puede ofrecer un docente”. 

Para Olga Ramos, miembro de la Asamblea de Educación y coordinadora del Observatorio Educativo de Venezuela, el problema del programa de educación implementado por el gobierno para la contingencia de la pandemia, es que no está bien diseñado para la educación a distancia.

“Las actividades no tienen las estructuras ni las instrucciones que deben tener. No tienen ningún tipo de apoyo para que los padres y los estudiantes puedan desarrollar las tareas. En los casos en los que los docentes no se pueden comunicar por las diversas razones de manera cotidiana, los estudiantes quedan a merced de lo que las familias puedan resolver, y en muchos casos las mismas no tienen la formación adecuada para acompañar la formación de los estudiantes”, aseguró Ramos. 

A juicio de Edgar Enrique Machado, presidente del sindicato de maestros del Distrito Capital “las clases online son una mentira, ni docentes, ni estudiantes tienen recursos para sostener un proceso de educación a distancia, por otra parte el docente no ha sido instruido para dar clases a distancia. El sistema educativo seguirá en caída bien sea presencial o a distancia, hasta tanto no se inviertan en educación y en los salarios para los docentes”.

Educación en retroceso

A juicio de Olga Ramos “la vocación del docente y los esfuerzos de las familias son los que están resolviendo los problemas que el Ministerio de Educación no está abordando”.

Para Ramos la mediocridad del sistema educativo está condenando a los estudiantes que deciden tomar una carrera en cualquier universidad porque no tienen las herramientas necesarias para desarrollarse. “Una vez egresados no pueden desarrollarse y eso les genera frustración y terminan desertando”, aseguró.

“Esta situación también tiene consecuencias para la sociedad porque una persona que no tiene las competencias ciudadanas genera caos, si no conoce las leyes y sus responsabilidades, si no sabe cómo hacer una solicitud específica o organizarse con sus vecinos, hacer un emprendimiento… el desarrollo productivo de un país también se ve afectado”, sentenció Olga Ramos.

Nahum Fernández es el nuevo jefe de Gobierno del Distrito Capital
Fernández Molina sustituye a Jacqueline Faría, quien ejercía el cargo desde mediados de agosto de 2020, tras la muerte de Darío Vivas

 

Este jueves, 28 de enero, Nahum Fernández Molina fue designado como nuevo jefe de Gobierno del Distrito Capital. El anuncio lo hizo Nicolás Maduro a través de su cuenta en Twitter

He designado como nuevo Jefe del Gobierno de Caracas, a Nahum Jephte Fernandez Molina. Joven revolucionario y luchador, quien desde ahora en adelante estará asumiendo este importante compromiso. A la batalla y a la victoria Nahum, siempre al lado del pueblo caraqueño”, escribió el gobernante.

Fernández Molina sustituye a Jacqueline Faría, quien ejercía el cargo desde mediados de agosto de 2020, tras la muerte de Darío Vivas.

Sobre el anuncio de Maduro, Fernández le agradeció a Maduro, también con un mensaje a través de Twitter:

“La confianza en mi designación como Jefe de Gobierno de Caracas, honraremos con trabajo el sueño del Cmte Hugo Chávez y Darío Vivas luchando junto al pueblo caraqueño, como usted me lo indicó”, escribió. 

“A Miranda nadie la divide”

La designación de Nahum Fernández se produce a pocos días de las declaraciones que ofreció Jackeline Farías a través de una entrevista por Venezolana de Televisión en donde anunció que llevaría a la Asamblea Nacional de Maduro la propuesta de una ley para añadir los municipios Sucre, Baruta, El Hatillo y Chacao al Distrito Capital.

Sobre la incorporación de los cuatro municipios, el gobernador por el estado Miranda, Héctor Rodríguez informó este jueves que “a Miranda nadie la divide” y que cualquier postura individual no contará con el apoyo de la Gobernación.

“Seguiremos trabajando codo a codo con nuestra gente, para que cada día estemos más orgullosos de nuestra tierra y de lo que ella nos brinda para nuestro bienestar y futuro”, sentenció.

https://twitter.com/HectoRodriguez/status/1354828731806846983?s=20
 
INAC extiende restricciones de operaciones aéreas en Venezuela
El comunicado divulgado por el INAC no hace referencia a las rutas internacionales, por lo que podría presumirse que se mantienen habilitadas las operaciones aéreas con Bolivia, Turquía y México

 

El Instituto Nacional de Aeronáutica Civil (INAC) anunció que se mantendrán suspendidas las operaciones aerocomerciales en el territorio nacional, con excepción de cuatro rutas, hasta el venidero 7 de enero.

A través de un comunicado difundido en su redes sociales, el INAC apuntó que entre los vuelos autorizados se encuentran, desde y hacia el aeropuerto Caracas y de Maiquetía a Los Roques; así como, desde y hacia Porlamar en los aeropuertos de Maiquetía, Valencia, estado Carabobo y Maracaibo.

En el texto el Instituto Nacional de Aeronáutica Civil señaló que también están autorizadas las operaciones desde y hacia los aeropuertos de Maiquetía y Caracas con destino a Canaima, en el estado Bolívar.

El comunicado divulgado por el INAC no hace referencia a las rutas internacionales, por lo que podría presumirse que se mantienen habilitadas las operaciones aéreas con Bolivia, Turquía y México.

Informa que continúa la restricción de operaciones aéreas de aviación general, comercial y privada dentro de la República Bolivariana de Venezuela“, reza el texto.

En noviembre el gobierno de Maduro autorizó los vuelos para esos cuatro destinos. Luego de rumores sobre una supuesta suspensión de las actividades el presidente del Instituto Nacional de Aeronáutica Civil (INAC), Juan Teixeira Díaz, informó el pasado mes de diciembre que las operaciones aéreas en Venezuela se mantendrán activas, al menos en ese entonces.

«El INAC ratifica que se mantienen las operaciones aéreas en las rutas nacionales e internacionales autorizadas por el Ejecutivo nacional y desmiente cualquier información sobre la suspensión de dichas operaciones», publicó en su cuenta de Twitter.

Gobierno reporta 320 nuevos contagios por COVID-19 y cuatro fallecidos
Actualmente hay 4881 casos activos en Venezuela, según la funcionaria

 

Este lunes, 28 de diciembre, la vicepresidenta de la República, Delcy Eloína Rodríguez informó a través de su cuenta en Twitter que en las últimas 24 horas se registraron 320 nuevos contagios por COVID-19, de los cuales 315 son comunitarios y cinco importados.    

Rodríguez confirmó que la entidad que registra la mayor cantidad de nuevos contagios es Yaracuy con 91 casos activos en 7 municipios; seguida por los estados: Mérida (88) y Distrito Capital (45).

Sobre los fallecidos indicó que cuatro personas perdieron la vida a causa del coronavirus. Entre las víctimas se encuentra una mujer de 74 años en el estado Trujillo, un hombre de 56 años en Anzoátegui, una mujer de 70 años y un hombre de 64 años ambos del estado Lara. 

 

La vicepresidenta también ofreció un balance general a 288 días de la pandemia haber llegado a Venezuela. 

“Total de contagios: 112.636, pacientes recuperados: 106.737 (95%), casos activos actuales: 4.881, total de fallecidos: 1.018”, informó.

 

Medidas contra el covid-19

Este lunes, en horas de la tarde, el gobernante Nicolás Maduro reiteró que aún se encuentra estudiando posibles medidas para disminuir los casos de COVID-19 en el país, los cuales han registrado un incremento durante las últimas semanas de flexibilización.

“Hemos tenido un crecimiento leve de contagios, esto puede significar que están dándose las condiciones para una segunda ola. Nuestro pueblo ha disfrutado este año las navidades, a pesar de todo. Estamos estudiando las posibilidades para enero”, expresó.

“Arrancando el mes de enero estamos estudiando establecer 14 días de cuarentena fuerte, pero estamos estudiando las posibilidades. Mientras tanto, disfruten. En estos días daremos esos anuncios”, indicó.

Las Faes detuvo al director de la ONG Convite y allanó la sede
Durante 12 años de trabajo ininterrumpidos, Convite ha realizado importantes investigaciones para atender y brindar asistencia a mujeres, jóvenes y adultos mayores en situación de riesgo

 

La tarde de este martes, 15 de diciembre, la organización no gubernamental Convite, que se encarga de defender y colaborar con la salud de los adultos mayores, denunció que las Fuerzas de Acciones Especiales (Faes) allanó la sede principal de la organización, ubicada en Los Dos Caminos, en Caracas y posteriormente se llevó detenido a su director.

A través de su cuenta en Twitter, Convite informó que Luis Francisco Cabeza, “se encuentra en estos momentos en la sede de la PNB en La Quebradita en Caracas”.

Durante el allanamiento, el denominado grupo exterminio, acusado de miles de ejecuciones extrajudiciales, presentó una orden por “financiamiento del terrorismo”, y procedieron a llevarse los equipos de la ONG.

La directora de proyectos de la ONG, Francelia Ruiz, denunció que en medio del procedimiento le impidieron la entrada a la sede de Convite, y realizar un inventario de los equipos que se llevaban. “Es urgente que las instancias internacionales se pronuncien ante los hostigamientos contra las ONG que realizan trabajo humanitario en Venezuela”, señaló.

El Programa Venezolano de Educación-Acción en Derechos Humanos (Provea) se pronunció para condenar el hecho contra Convite, e hizo mención a Michelle Bachelet para denunciar que las Faes, grupo que ella sugirió disolver, es utilizado para hostigar a la ONG.

De acuerdo al reporte de la ONG, supuestos funcionarios del Tribunal 4to de Control están solicitando información sobre la labor humanitaria que ejecuta la ONG.

Así aumentó la curva de la inseguridad alimentaria durante la cuarentena
Productores de carne y leche en el país, coinciden en que este año ha sido uno de los más críticos en cuanto a consumo y producción de alimentos
Hortalizas, frutas, carne de aves, pescados, huevos y quesos, son los principales alimentos que se han dejado de consumir durante la pandemia 

 

Puede que sea cierto que la curva de contagios del COVID-19 se haya reducido después de nueve meses de confinamiento como afirma el gobierno nacional en todos los balances que ofrece sobre las cifras del COVID-19, pero la paralización parcial de la economía y la escasez de gasolina han sido los motores para que la inseguridad alimentaria, que ya venía arrastrando Venezuela, siga ascendiendo.

Yolanda Brito vive con sus dos hijos adolescentes en La California, municipio Sucre, en el estado Miranda. Anteriormente hacía todas sus compras en reconocidas cadenas de supermercados. Ahora, prefiere buscar otras opciones como los mercados chinos o los camiones que vienen de la Colonia Tovar para rendir lo más que pueda el dinero que le envía su hijo mayor desde Chile. 

“Desde que comenzó la pandemia el impacto económico en los precios de los alimentos ha sido muy fuerte, yo trato de comprar para un mes y armar el menú de la semana, para que la comida rinda. Los desayunos, por lo general son arepas, rindo la masa con zanahoria, calabacín o avena, las relleno con queso o huevos revueltos, tengo tiempo que no compro jamón porque es muy caro. En los almuerzos, siempre es arroz con granos, por lo menos tres veces a la semana. Pollo o carne comemos dos veces a la semana. Me olvidé del pescado, del cerdo y de varios embutidos. Para aliñar solo lo hago con ajo, cebolla y ají dulce. De frutas solo compro cambur y guayabas o la fruta que esté en temporada, nada de fresas, manzanas o parchitas. Dejé de comprar leche en polvo por su alto precio. He disminuido el consumo de azúcar y grasas, trato de hacer todo a la plancha, al vapor o en salsa”, explicó Yolanda. 

En menos de dos años la situación de Yolanda ha cambiado para peor. Comenta que con 100 dólares en 2018 podía comprar carbohidratos, leguminosas, carne, pollo, verduras, productos de aseo personal y limpieza; pagar las cuentas y hasta darse ciertos lujos. Ahora, con la misma cantidad de dinero, no compra ni la mitad de lo que antes podía. La consecuencia es que ha tenido que disminuir el consumo de ciertos alimentos por otros que rinden más y son menos costosos. 

El virus del hambre

Desde 2014, la crisis económica que se vive en Venezuela incide directamente en la alimentación de todos sus habitantes, pero ahora que han pasado ocho meses desde que se inició la pandemia, la situación para las personas más vulnerables ha empeorado y las cifras de desnutrición solo son comparables con países como Yemen, República Democrática del Congo, Haití y Afganistán, según estimaciones de la ONU.

Desde el 13 de marzo de 2020, Marling Granados no trabaja. Su situación económica también ha desmejorado con la pandemia. “Soy madre soltera de dos niños y actualmente estoy desempleada. Me ayudo con los bonos, la caja del Clap y lo que mis hermanos y otros familiares me colaboran. En Venezuela tenemos el virus del hambre porque ahorita hay de todos los alimentos, pero uno no tiene suficiente dinero para comprar, ni siquiera lo necesario”.

Granados detalló que los alimentos que más consumen en su casa son harina de maíz, queso duro y a veces huevos. “La carne y el pollo son muy caros y no me alcanza para comprarlos”, dijo.

Según un estudio, elaborado por la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB), entre noviembre de 2019 y marzo de 2020, más de  79% de los venezolanos no tiene cómo satisfacer sus necesidades mínimas de alimentación. 96,3% de los hogares viven en pobreza de ingresos y la tendencia de deterioro de la alimentación continúa. Apenas 3% escapa de la inseguridad alimentaria.

Cáritas Venezuela, en su más reciente monitoreo correspondiente a los meses de abril-julio de 2020, alertó que la desnutrición aguda global (GAM) -una medición del estatus nutricional de una población que se utiliza con frecuencia en situaciones de refugiados por largos periodos- aumentó 73% en niños y niñas menores de cinco años en seis meses de pandemia. Mientras que 59% de los niños evaluados tenían algún grado de retraso en su crecimiento o estaban en riesgo de tenerlo y que 29% tenía un retraso del crecimiento moderado y severo por la falta de alimentos.

Según cifras del mismo informe, 57% ha incurrido en alguna forma de privación alimentaria; 27% de los hogares ha tenido que recurrir a la mendicidad; 42% a rebuscarse alimentos en la calle para poder comer y 35% ha consumido alimentos que preferiría no haber comido.

Producción de alimentos en crisis 

El coordinador de la Red Agroalimentaria, Juan Luis Hernández, afirmó que la pandemia del coronavirus encontró a Venezuela en las peores condiciones que se hayan registrado en el país. 

“La caída del consumo es extremadamente grande en todos los productos. Sin embargo, los más afectados son aquellos de consumo fresco como frutas y hortalizas, que por los problemas que se han suscitado con la gasolina han aumentado su precio de manera desproporcionada. Las proteínas de origen animal como la leche, carne, quesos y huevos también han presentado una merma en el consumo, situación que afecta directamente a los niños”, aseguró. 

Para el presidente de la Federación Nacional de Ganaderos de Venezuela (Fedenaga), Armando Chacín, este año ha sido mucho más crítico en cuanto a consumo y producción de carne.

“Lo que estamos comiendo este año fue lo que las vacas nos dejaron de los partos del año 2019. Hemos visto cómo el consumidor cada día deja de comer menos proteínas en vista que no tiene cómo comprar la leche y la carne más económica de toda Latinoamérica, porque cuando sacamos cuenta de cuánto cuesta un kilogramo de carne en Venezuela y cuánto cuesta en Colombia, entendemos que la carne más económica es la que está aquí porque no hay poder adquisitivo y la ley de oferta y demanda no permite que esto crezca”, aseguró Chacín. 

El presidente de Fedenaga afirmó que en años anteriores se consumía entre 25 a 26 kilogramos de carne per cápita, y hoy, el consumidor no llega a tener un consumo de más de 8 kilos. “Eso es casi nada porque eso es la ingesta de una persona al año”, afirmó.

La situación con la producción de la leche es similar a la de la carne. Armando Chacín explicó que hoy en día producen 3.200.000 litros de leche por día, prácticamente un tercio de la leche que debe haber en el país. “Debemos producir alrededor de 10 millones de litros para tener 125 litros de leche per cápita y estamos alrededor de 35 litros. Deberíamos tener más porque son los requerimientos mínimos que estipula la FAO”.

Roger Figueroa, presidente de la Cámara Venezolana de la Industria Láctea (Cavilac), afirmó que el consumo de todos los productos lácteos se ha reducido sustancialmente. “La demanda está contra el piso, tenemos una situación inédita y es que los supermercados están llenos de mercancía, pero la gente no los puede comprar”.

“La producción de todos nuestros productos ha decaído, no solo de leche sino de margarinas, mantequillas, quesos… Actualmente se está consumiendo casi el 10 % de la cantidad de leche que se produce a nivel nacional”, dijo Figueroa.

El informe Perspectivas de cosechas y situación alimentaria 2020  de la FAO determinó que el pronóstico preliminar para la temporada principal de la cosecha de maíz, apuntaba a una producción muy inferior a la media, respaldada por una disminución continua de la superficie plantada que comenzó a partir de la crisis económica de 2014.

El presidente de la Federación Venezolana de Industriales de la Panificación (Fevipan), Tomás Ramos, informó en una entrevista para Fedecámaras Radio que las ventas de pan a nivel nacional están por debajo de un 60 %.

Ramos también destacó que el país consumía 120 mil toneladas mensuales de harina de trigo, y que actualmente llega a las 35 mil toneladas, “lo que es casi un barco, de los tres que llegaban”.

El cultivo de cítricos en Venezuela también se redujo este año. De las 35 mil hectáreas sembradas por la Asociación de Fruticultores de Yaracuy solo quedan actualmente 5 % de la plantación. El presidente de la asociación, Rafael Cabrera, explicó en entrevista para Fedecámaras Radio que la reducción masiva del cultivo de cítricos en Venezuela se debió a una bacteria.

Cabrera explicó que la asociación de productores está integrada verticalmente con la agroindustria de multifrutas. Esta última tiene instalaciones para procesar hasta 50 millones de kilos de fruta anualmente. Sin embargo, este año no lograron procesar cuatro millones.

Inseguridad alimentaria

Venezuela es la nación con la cuarta crisis alimentaria más grave en todo el mundo, según el Informe mundial sobre las crisis alimentarias del año 2020. 

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), destacó que 9,3 millones de venezolanos pasan hambre, según datos de 2019. 

Venezuela lleva tres años en hiperinflación según cifras del Observatorio Venezolano de Finanzas de la Asamblea Nacional (AN), lo que incide directamente en el consumo de alimentos de los venezolanos.

Según datos del Centro de Documentación y análisis Social de la Federación Venezolana de Maestros (Cendas-FVM), el precio de la Canasta Alimentaria Familiar (CAF) del mes de octubre de 2020 se ubicó en 141.808.837,30 bolívares, aumentando Bs. 27.780.682,83, 24,4%, con respecto al mes de septiembre de 2020 y 1.769,5% entre octubre de 2019 y octubre de 2020.

A juicio de la nutricionista Érika González, la dieta de la mayoría de los venezolanos es escasa en nutrientes y proteínas, pues más del 80 % de la población no puede adquirir la canasta alimentaria y lo que llega en las cajas del Clap, son harinas refinadas que no cumplen con los estándares mínimos de calidad. 

“Ahora no llegan ni los granos que al ser combinados con arroz, funcionan como fuente de proteínas”, señaló González. 

A pesar de la inseguridad alimentaria que reina en Venezuela, el gobierno de Nicolás Maduro ha impedido que organizaciones como Alimenta la Solidaridad, la cual beneficia a más de 25 mil niños con 240 comedores en 14 estados, continúe con su labor de ayudar a los más necesitados. El equipo ha sido víctima de allanamientos, hostigamiento y recientemente la Superintendencia de las Instituciones del Sector Bancario (Sudeban) congeló todas sus cuentas bancarias.

Hay productos, pero no dinero

Las colas para comprar comida y artículos de primera necesidad ya forman parte del pasado. Ahora, en todos los supermercados, mercados, bodegas, bodegones y quincallas se pueden encontrar todos los productos, de distintas marcas, pero de mayoría importadas, provenientes principalmente de Brasil, Turquía y México. 

Zenaida Carvajal, empleada de un supermercado en La California, asegura que los clientes llevan lo necesario. “Es raro cuando llevan un kilo de queso o de carne. Siempre lo llevan por gramos. Los carros grandes de mercado ya no se ven, son muy pocos los que pueden hacer grandes compras. A pesar de que hay cualquier cantidad de productos y los pasillos están full, la gente no tiene la capacidad de comprar”, dijo. 

A pesar de que no ha salido establecido en Gaceta Oficial, hay varios indicios de que el Ejecutivo Nacional habría aumentado el salario mínimo de 400.000 bolívares a 1.200.000 bolívares, el 1 de noviembre.

El Cendas considera que de ser cierto dicho aumento, sólo alcanzaría para adquirir un 2% de la canasta básica. 

A juicio de Juan Luis Hernández, para que el venezolano pueda alimentarse correctamente se necesita que exista disponibilidad y acceso. 

“En la actualidad eso está extremadamente lejos de producirse, porque no hay condiciones en el área agroalimentarias, sino condiciones generales en la situación económica del país. Con la situación que tenemos en la caída de producción, de hiperinflación y de deterioro brutal de las condiciones de los sectores más pobres eso no es posible”, explicó el coordinador de la Red Agroalimentaria. 

Sobre una posible recuperación del consumo de alimentos, Hernández afirmó que en el marco actual no existe posibilidad real de que los venezolanos tengan una alimentación adecuada. 

“Para que eso suceda se requiere un cambio en el régimen político y económico. De tal manera que ese cambio de la posibilidad de tener financiamiento internacional para poder impulsar la producción agrícola a mediano plazo, pero en la actual condición eso no va a ser posible. Si no se produce un cambio importante nuestro deterioro va a continuar por un tiempo indefinido”, sentenció Hernández.

Inseguridad alimentaria Inseguridad alimentaria Inseguridad alimentaria Inseguridad alimentaria

#ReporteCoronavirus | Las noticias más importantes de la tarde #19Nov

RunRun.es hizo una recopilación de las noticias más importantes del momento sobre el coronavirus. El #ReporteCoronavirus te mantendrá informado de todo lo que ocurre con este nuevo virus que hasta la fecha ha causado 56.708.132 infectados y 1.356.952 muertos en todo el mundo. Aquí las 5 noticias más relevantes de la tarde: 

 

Así afecta el covid-19 al sistema cardiovascular

Numerosos estudios han reportado la lesión cardíaca aguda como una manifestación importante de covid-19. Esta se caracteriza por una elevación de marcadores de daño miocárdico aislados o en conjunto con anomalías en el electrocardiograma y/o en ecocardiografía. La tasa de lesión cardíaca varía entre 7% y 28% de los pacientes hospitalizados. De nuevo, los pacientes con evidencia de esta lesión tienden a ser mayores y con otras factores de riegos cardiovascular. Entre ellos, la hipertensión basal, diabetes, enfermedad coronaria e insuficiencia cardíaca. EN

OMS apoyó que las escuelas se mantengan abiertas, y consideró que los confinamientos son una “pérdida de recursos”

La Organización Mundial de la Salud (OMS) defendió este jueves la necesidad de mantener abiertas las escuelas durante la pandemia de coronavirus, y consideró que pueden evitarse los confinamientos si se aumentan las medidas de protección. “Debemos asegurar la enseñanza para nuestros hijos”, afirmó el director para Europa de la OMS, Hans Kluge, resaltando que los niños y adolescentes no son impulsores principales del contagio y que el cierre de las escuelas no es efectivo. Infobae

Vacuna de Oxford contra COVID-19 logró 99% de inmunidad en adultos mayores

La segunda fase de pruebas clínicas de la vacuna contra la COVID-19 desarrollada por la universidad inglesa de Oxford demostró que es segura y provoca inmunidad al virus. Según el informe, los valores de neutralización dieron como resultado el 99% de eficacia. Todo esto, después de realizar los ensayos correspondientes a esta segunda fase. Los experimentos se generaron con 560 adultos sanos, entre ellos 240 de más de 70 años, con el objetivo de observar su impacto en el sistema inmune y posibles efectos secundarios. EI

La voz, otra víctima del coronavirus

80% de los pacientes de coronavirus se recupera de la enfermedad sin requerir tratamiento hospitalario, según la Organización Mundial de la Salud (OMS). Sin embargo, uno de cada seis puede desarrollar un cuadro grave con dificultad para respirar (disnea) y pérdida de la calidad de la voz (disfonía). Según la Sociedad Española de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello (Seorl), los casos en los que es más posible que la enfermedad se complique se dan tanto en los más mayores como en quienes padecen determinadas afecciones. Entre ellas, patologías respiratorias, inmunosupresión, hipertensión arterial, problemas cardíacos o diabetes. EN

Brasil recibió el primer lote de 120 mil dosis de la vacuna china Coronavac contra el COVID-19

Brasil, uno de los países del mundo más afectados por la pandemia, recibió este jueves el primer lote de la “Coronavac”, la vacuna contra la covid-19 desarrollada por el laboratorio chino Sinovac y cuyos estudios clínicos se encuentran ya en fase final. Las primeras 120.000 dosis de la “Coronavac”, las cuales todavía no pueden comenzar a ser aplicadas, llegaron a San Pablo, cuyo gobierno cerró con Sinovac un contrato para recibir un total de 46 millones de vacunas, equivalentes a toda la población de dicha región, la más afectada en el país por la pandemia. Infobae