Yohana Marra, autor en Runrun

Yohana Marra

#MonitorDeVíctimas | Mariajosé López, estudiante y bailarina de danza, víctima de femicidio
La joven de 20 años fue asesinada la madrugada del domingo 28 de febrero en La California Norte, municipio Sucre del estado Miranda. Presuntamente Edilson Pereira le dio cinco puñaladas a la joven durante una discusión. Ambos tuvieron un noviazgo durante siete años pero Mariajosé López había terminado con él cuatro días atrás

Con datos de Sandra Guerrero

A las 5:00 a. m. del domingo 28 de febrero Richard López se despertó con la noticia de que su hija, Mariajosé López Montilla, estaba herida. Martha Montilla, madre de la joven de 20 años, fue a buscarlo hasta su casa y juntos se trasladaron hasta el edificio Bamir en La California Norte, en el municipio Sucre del estado Miranda. Cuando llegaron “la niña” ya no tenía signos vitales.

“La niña”, como se refirió Richard López para mencionar a la mayor de sus cinco hijas, recibió cinco puñaladas durante una discusión con su exnovio. Edilson José Pereira, de 22 años, la encerró en el cuarto de su apartamento y la muchacha murió por las hemorragias.

Maríajosé había dado fin a una relación de siete años con Edilson aproximadamente cuatro días atrás. Ya no sentía lo mismo por él, así lo manifestó su papá. El domingo en la noche la joven regresó con su jefa de animar una fiesta infantil y ella le recomendó que se quedara a dormir para que no regresara tan tarde a su hogar, en el sector San José de Petare.

La jefa de Mariajosé vive en el mismo edificio que Edilson. Él la llamó y le pidió que bajara a su casa para hablar y terminar en buenos términos. La joven accedió. Ambos discutieron y los vecinos escucharon los gritos de la víctima quien pedía ayuda.

En el apartamento, propiedad de una tía del presunto femicida que no estaba presente, se encontraba también un adolescente, hermano menor de Edilson. “Escucharon los gritos de él diciéndole: ‘La mataste’”, contó Richard López a Crónica.Uno.

La víctima recibió tres heridas en el cuello, una en el estómago y otra a la altura del hombro. De acuerdo con la autopsia murió por hemorragia interna.

“Él huyó con el celular de la niña. Al principio pensamos que la había matado dormida, pero él tiene unos rasguños y los vecinos escucharon un forcejeo, así que pensamos que ella trató de defenderse”.

Edilson se entregó en el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) la madrugada del lunes. Estuvo escondido en casa de una amiga en la calle La Línea de Petare y el papá de Mariajosé presume que tomó esa decisión porque sabía que toda su familia lo estaba buscando.

El joven de 22 años no tuvo anteriormente reacciones agresivas con ella ni le conocían vicios. “Por eso es que esta noticia tiene consternadas a las dos familias, porque él era un muchacho muy tranquilo, trabajador y hasta callado”, dijo Richard López.

Noviazgo desde el liceo

Mariajosé y Edilson se conocieron en el liceo, ubicado al final de la avenida Sanz de El Marqués. La víctima estaba en tercer año y él en quinto año. Mariajosé formalizó la relación cuando tenía 17 años.

“Compartimos con las familias, ella viajaba con la familia de Edilson, sus padres querían a la niña como una hija, y él iba con nosotros a una casa que tenemos en Caucagua. Sus padres son muy decentes, no tengo nada malo que decir de su familia, por eso estamos extrañados”.

Edilson no continuó con los estudios. Trabaja como obrero en la empresa McCormick. Sus padres viven en la conserjería del edificio Bamir, porque los antiguos conserjes se fueron y ellos aprovecharon ese empleo. Por eso, Edilson y su hermano menor se quedaron en el apartamento con su tía.

Estudiante, trabajadora y bailarina

Mariajosé comenzaba sus estudios de Fisioterapia en la Universidad Simón Rodríguez y también fue seleccionada en la Universidad Central de Venezuela (UCV) para cursar Radiología, pero por la pandemia no había iniciado.

Vivía en el sector San José de Petare con su mamá y era hija única por parte de la señora Martha Montilla. En la vivienda multifamiliar, con entradas independientes, también vivía su abuela y tías.

Mariajosé también bailó desde los 10 años. Comenzó en la Academia Danza Expresión Libre y por su trayectoria actualmente era instructora. “Montaba las coreografías en la academia”.

El señor Richard siguió las noticias de los femicidios en Venezuela, durante la última semana de febrero y lamentó la descomposición social en la que se encuentra el país.

“No sé si estamos siguiendo un patrón y el que tiene esa debilidad mental, como le pasó a este muchacho, siguen esos patrones”, dijo.

El femicidio de Mariajosé fue uno de los siete que se registraron en el país en una semana. Douglas Rico, director del Cicpc, se refirió este lunes 1º de marzo a este crimen y contó que el presunto autor del hecho estaba bajo custodia de la policía científica.

“Nuestra institución cuenta con un programa de prevención de delitos contra la mujer, estamos haciendo una campaña, pero con la pandemia no ha sido tan avanzada; sin embargo, seguimos trabajando para evitar que estos delitos sucedan”, dijo durante una conferencia de prensa.

Un feminicidio anterior

La víctima anterior había sido Nahomys Evelyn Lara, de 17 años de edad. La adolescente recibió un impacto de bala en la cabeza. Aunque la joven fue trasladada al hospital desde las cercanías del Nuevo Circo, se presumen que e crimen ocurrió al interior de un apartamento en El Valle.

Por la muerte de la menor de edad las autoridades buscan al hombre con quien Lara mantenía una relación amorosa.

Los femicidios registrados la última semana de febrero ocurrieron en Portuguesa, Mérida, Carabobo, Distrito Capital y Miranda. Dos presuntos agresores están prófugos.  

Entre el 21 y el 28 de febrero se registraron siete femicidios en Venezuela y solo tres ocurrieron en el estado Portuguesa. Entre las víctimas hay dos adolescentes y el resto de las mujeres asesinadas son menores de 35 años.

En la mayoría de los crímenes las parejas o exparejas de las mujeres fueron los presuntos femicidas. Sin embargo, dos jóvenes asesinadas en el municipio Turén, en Portuguesa, fueron víctimas de Nelson Antonio Torrealba Saavedra, quien tras su detención alegó a las autoridades que no las conocía, según el director del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), comisario Douglas Rico.

Infografía: Amadeo Pereiro

Este lunes 1º de marzo, Rico explicó que Torrealba condujo a las comisiones del Cicpc hasta los sitios donde ocultó evidencias como los celulares de las víctimas y la bicicleta de una de ellas.

“Nunca culpamos a un inocente, nunca buscamos que haya impunidad, trabajamos para evitar la impunidad. Seguimos trabajando en los laboratorios para determinar las coincidencias de las evidencias que se encuentran en el proceso de investigación”, dijo Rico a través de una conferencia de prensa.

Crónica.Uno recopiló los datos de los siete femicidios que ocurrieron la última semana de febrero:

El primer femicidio conocido fue el de Eliannys Andreína Martínez Roñoz, de 17 años, el lunes 22 de febrero. La adolescente fue hallada sin signos vitales en un terreno baldío conocido como la Tabacalera del municipio Turén, en el estado Portuguesa.

La menor de edad desapareció el domingo 21 de febrero, cuando fue a la iglesia. El comisario Rico informó que el hombre la interceptó y la llevó a la fuerza hasta el sitio donde ocurrieron los hechos.

Eduarlis Carolina Falcón Torrealba, de 20 años, desapareció el lunes 22 de febrero. Rico contó que el hombre la interceptó cuando ella salió de su casa con destino al gimnasio. Iba a bordo de una bicicleta que se encuentra entre las evidencias recabadas.

Eduarlis fue hallada sin signos vitales también en el municipio Turén. Su cadáver, al igual que el de Eliannys, presentaba signos de violencia física y abuso sexual.

El 27 de febrero detuvieron al presunto femicida de Eduarlis y Eliannys, en el sector La Arenera de La Misión, en Turén. Tarek William Saab, fiscal designado por la ANC, y el comisario Douglas Rico confirmaron la información. Identificaron al hombre como Nelson Antonio Torrealba Saavedra, de 38 años.

Según el comisario Rico, el hombre confesó ambos femicidios y contó que sufría de ataques de ira. Torrealba fue delatado por su esposa, quien se comunicó con las autoridades luego de que él manifestara que se iba de la casa.

En el estado Portuguesa también fue asesinada Carmine Yohanny Sosa, de 33 años, el lunes 22 de febrero. Según la información policial, la víctima tuvo una discusión con su expareja supuestamente porque no quería reconciliarse con él. Jhon Keller Luques se suicidó después de dispararle a la mujer.

El martes 23 de febrero fue asesinada Nahomys Evelyn Lara, de 17 años. Según sus familiares, tuvo una discusión con su pareja y él le disparó. Ocurrió en El Cementerio, Distrito Capital, aunque sus parientes desconocen el sitio exacto. La menor de edad tenía tres meses viviendo con el hombre, quien está prófugo.

Yaverlis Carolina Uzcátegui, de 28 años, fue asesinada la madrugada del jueves 25 de febrero. De acuerdo con el reporte policial, su cadáver fue encontrado en una zona boscosa del sector Agua Regada, municipio Pueblo Llano, del estado Mérida. Presuntamente su pareja, Juan Manuel Rosales Santiago, de 39 años, le dio múltiples puñaladas porque sospechaba que le era infiel. El hombre está prófugo.

El domingo 28 de febrero fue asesinada Mariajosé López, de 20 años, en el edificio Bamir de La California, estado Miranda. Recibió cinco puñaladas.

Sus padres contaron que la víctima decidió terminar recientemente con Edilson Pereira, de 22 años, con quien tuvo una relación de siete años. Sin embargo, él la invitó a conversar el domingo, para quedar como amigos, y durante una discusión la mató.

El joven se entregó ante el Cicpc la noche del domingo, pero hasta la mañana de este lunes 1º de marzo no había querido contar lo que pasó. Los padres de la joven, quien era fisioterapeuta, comentaron que nunca mostró actitud violencia en contra de su hija ni le conocían vicios.

Areinis Desirée Castillo, de 35 años, fue asesinada el domingo 28 de febrero, en el barrio Ruiz Pineda de Valencia, estado Carabobo. El comisario Rico explicó que durante una discusión su pareja la golpeó con un objeto contundente, luego la roció con gasolina y la quemó.

Gustavo Gutiérrez, alcalde del municipio Naguanagua de Valencia, informó que Juan Antonio Rodríguez Mota, presunto femicida, es oficial de la policía municipal y había sido detenido.

#MonitorDeVíctimas | En menos de 24 horas asesinaron a dos mujeres en la parroquia Coche
Adayari Olivares, de 19 años, fue apuñalada presuntamente por su expareja, en hechos ocurridos en el sector El Estanque. A Stefanie Esqueda, de 30 años, la asesinaron a bala en el sector La Laguna, al parecer por su pareja

@yohanamarra

La noche del pasado jueves 11 de febrero fue asesinada Adayari Sinaí Olivares Vegas, de 19 años de edad, en el barrio El Estanque de la parroquia Coche. Según fuentes policiales, la joven fue apuñalada presuntamente por su expareja mientras estaba en su casa.

Extraoficialmente se conoció que el señalado agresor hirió a la pareja actual de la mujer, Yubin José Morales Suárez, de 36 años. Este hombre fue apuñalado cuando se encontraba en la calle Zea, también en la parroquia Coche.

Morales Suárez fue trasladado al hospital más cercano con la ayuda de varios vecinos. Aunque no se logró establecer contacto con sus parientes, el reporte policial asegura que el lesionado está fuera de peligro.

De acuerdo con las averiguaciones preliminares, el femicidio fue cometido por celos generados por el hecho de que la mujer ya tenía otra pareja.

La segunda mujer asesinada

El viernes 12 de febrero, al día siguiente de cometido el crimen contra Olivares Vegas, fue asesinada otra mujer. El asesinato también fue cometido en la parroquia Coche, ocurrió a las 7:30 de la noche.

La víctima fue identificada como Stefanie Betzabeth Esqueda Chusmita, de 30 años de edad. La mujer recibió un impacto de bala en el hombro.

Fuentes policiales indicaron que la víctima estaba en su vivienda, ubicada en el sector La Laguna, en el kilómetro 2 de la carretera Panamericana, y que el crimen ocurrió durante una discusión con su pareja. El hombre es señalado como el presunto victimario.

El padre de la mujer la trasladó hasta el Hospital Doctor Miguel Ángel Rangel, conocido como el Periférico de Coche, pero cuando llegaron ya no tenía signos vitales.

Aunque el señalado feminicida huyó, fue detenido la noche del domingo 14 de febrero por funcionarios del Eje Central de Homicidios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc).

El hombre, cuyo nombre se corresponde con las siglas F.J.B.S., de 40 años de edad. Hasta principios de esta semana se encontraba privado de libertad en la sede de la policía científica en El Paraíso.

#MonitorDeVíctimas | Detenidos dos hombres y dos mujeres por el homicidio de un indígena de la etnia Pemón

Entre los detenidos figura una mujer de 21 años y otra de 25. Según las investigaciones, luego del asesinato robaron varias pertenencias de la víctima, entre ellas una moto.

El crimen ocurrió el pasado 29 de enero en el estado Bolívar. Aún faltan por ser detenidos otros dos presuntos implicados en el homicidio

 

@Yohanamarra

 

Funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) detuvieron a cuatro jóvenes que serían los responsables del homicidio de un indígena del grupo Taurepán de la etnia Pemón. El crimen se registró el pasado 29 de enero en el estado Bolívar.

De acuerdo con las investigaciones, Franco Ernesto Sosa López, la víctima, fue convidado por dos mujeres a ingerir bebidas embriagantes. Cuando ya estaba bajo los efectos del alcohol, llegaron al sitio varios hombres y lo hirieron con arma blanca. Posteriormente, abandonaron su cadáver en el río Uairén.

Los detenidos fueron una mujer de 21 años de edad, otra de 25, un joven de 18 años y otro de 22. Así lo informó el comisario Douglas Rico, director del Cicpc. Sosa López tenía 27 años de edad y se dedicaba a la minería.

Se supo que luego de perpetrado el homicidio los supuestos responsables habrían robado la moto del indígena, así como varias pertenencias que estaban en la vivienda de la víctima, como prendas y dinero en efectivo. Según Rico, aún faltan por ser capturados dos hombres que también estarían implicados en este homicidio. 

#MonitorDeVíctimas | Mataron a su padre porque “los tenía obstinados”
Dos hijos de Orangel Emilio Morales Mujica, el hombre que fue hallado desmembrado en Caricuao, fueron detenidos por el asesinato de su padre. Confesaron haber cometido el crimen

 

@Yohanamarra

 

Airangel Iriana Morales Maicán, de 19 años de edad, y su hermano, un adolescente de 14 años, confesaron que fueron ellos quienes asesinaron a su padre porque “los tenía obstinados”. Así lo informó el director del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), comisario Douglas Rico.  

La víctima fue Orangel Emilio Morales Mujica, de 50 años de edad, cuyo cadáver fue hallado desmembrado la mañana del pasado sábado 6 de febrero en la autopista Francisco Fajardo, debajo del elevado de la estación del Metro de Caricuao.

Por este crimen también fue aprehendido el novio de la detenida, cuyo nombre se corresponde con las siglas J.A.R.C. de 20 años de edad, quien supuestamente se habría encargado de descuartizar a Morales Mujica, en hechos ocurridos en el baño del apartamento del ahora occiso. El hombre vivía en Caricuao.

¿Por el apartamento?

Rico contó que los jóvenes no vivían con su padre. Se presume que el homicidio fue con la intención de apropiarse del inmueble.

Sin embargo, algunos vecinos comentaron extraoficialmente que la víctima peleaba constantemente con sus hijos y que al parecer tenía problemas de consumo de drogas; esta información no pudo ser corroborada por alguno de sus familiares.

 

#MonitorDeVíctimas | Un hombre fue asesinado durante enfrentamiento entre bandas de Petare
La tarde del lunes 25 de enero, miembros de la megabanda del Wilexis y de la banda de los Chicorreos se enfrentaron por disputas. Durante la balacera arrojaron dos granadas, uno de los artefactos detonó y el otro cayó en el Colegio Fe y Alegría, que fue desactivado más tarde por el Sebin

@yohanamarra / Foto: Gleybert Asencio

Maikel Andrés Meneses Telles fue asesinado la tarde del lunes 25 de enero, durante un enfrentamiento entre bandas en José Félix Ribas de Petare. Durante la balacera los presuntos delincuentes arrojaron dos granadas, una detonó y la otra cayó en las instalaciones del colegio Fe y Alegría, pero fue desactivada por miembros del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin).

Meneses tenía 36 años y apenas un mes de haber regresado al sector José Félix Ribas. Su mamá, Isabel Telles, contó que él estuvo un año viviendo en Los Teques y volvió a su casa en Petare.

Según la versión policial, la balacera comenzó la tarde del lunes, presuntamente entre miembros de la megabanda liderada por Wilexis Acevedo, conocido como el Wilexis, y la banda de los Chicorreos, que opera entre los sectores de Fechas Patrias.

Se conoció que las disputas entre ambos grupos delictivos se originaron porque integrantes de la megabanda del Wilexis, al parecer, asesinaron a otro de la banda rival.

Meneses estaba desempleado. Era padre de dos niños, uno de cinco años y otro de nueve.

“Los jóvenes toman sus mismas decisiones, yo luché mucho con mi hijo pero él decidió lo que quería hacer y qué podemos hacer. Le pido a las madres que busquen a Dios, basta ya de tanto derrame de sangre”, dijo la madre de la víctima, desde la medicatura forense de Bello Monte.

 

La megabanda del Wilexis opera en la parte alta de José Félix Ribas, entre las zonas 6 y 10. El 6 de noviembre de 2020 funcionarios de las Fuerzas de Acciones Especiales entraron a la comunidad y según la versión policial se enfrentaron con miembros de la banda e hirieron al líder, pero huyó.

Siete meses antes de ese operativo, el 8 de mayo de 2020, comisiones mixtas tomaron Petare para dar con las bandas delictivas de la zona, según un tuit de Néstor Reverol, quien era el ministro de Interior, Justicia y Paz en ese momento. Sin embargo, oficialmente no se conoció de la cantidad de detenidos o fallecidos que dejó esa balacera.

#MonitorDeVíctimas | Acusan a joven de asesinar a sus abuelos y a su tío en La Vega
Fortuna Peralta de Tovar, de 74 años, y William Tovar, de 60 años, fueron atacados con un arma blanca presuntamente por su nieto, Félix Manuel González Peralta, quien al parecer actuó con dos cómplices. Entre las víctimas también está Félix Peralta, de 55 años, tío del muchacho. Una mujer resultó herida

@yohanamarra / Foto: Crónica Uno

Fortuna Peralta de Tovar, de 74 años, William Florencio Tovar, de 60 años, y Félix Peralta, de 55 años, fueron apuñalados mientras dormían. A la 1:00 a. m. del lunes 18 de enero, dos jóvenes entraron a la vivienda y en presunta complicidad con el nieto de Fortuna y William atacaron a los abuelos con arma blanca.

Félix Manuel González Peralta, de 19 años, vivía desde hacía un año con sus abuelos y tíos, luego de que su mamá falleció de cáncer. Se mudó desde Cartanal, en los Valles del Tuy, al sector Las Casitas de La Vega con su familia.

Según los parientes de las víctimas, una tía del supuesto agresor que resultó herida escribió con sangre en la pared: Fue Félix Manuel. La mujer creyó que iba a morir, pero acudió hasta un Centro Diagnóstico Integral (CDI) de la zona, donde la atendieron e informó lo sucedido. Tenía una herida de arma blanca en el rostro.

Presuntamente, los abuelos del muchacho le habían pedido que se fuera de la casa, porque al parecer se la pasaba con delincuentes de la zona y tenía actitudes que consideraron extrañas. Luego del triple homicidio robaron de la vivienda unos cauchos, una batería, una tablet, un celular y unos dólares que estaban en el cuarto de William.

La vivienda, ubicada en el sector 7 de Las Casitas, tenía tres pisos. William tenía su negocio en la parte de abajo, donde vendía repuestos de vehículos. Fortuna tenía una mercería al lado del negocio de su esposo y Félix ayudaba en el negocio familiar.

 

Los parientes, que estaban este martes 19 de enero en la medicatura forense de Bello Monte, comentaron que las víctimas habían puesto a Félix Manuel a estudiar y siempre trataban de que el joven fuese de bien. Regularmente, la pareja viajaba a Barlovento, en el estado Miranda, donde tenían una parcela y se llevaban a su nieto. En esa propiedad, donde sembraban plátano, ají y pimentón, solían hacer reuniones familiares.

Vecinos de Las Casitas están consternados por el triple homicidio, pues las víctimas eran muy queridas en la comunidad.

Los familiares añadieron que Fortuna recibió una puñalada en el cuello y su esposo, William, en el estómago.

El presunto homicida y sus dos cómplices, un hombre y una mujer, se encuentran prófugos. Sus parientes han denunciado a través de las redes sociales que presuntamente Félix Manuel habría huido hacia Cartanal, en el estado Miranda. Sin embargo, esta información no ha sido confirmada por las autoridades.

Aumentó a 18 el número de víctimas de la masacre policial en La Vega
Según fuentes extraoficiales, presuntamente 16 hombres fueron asesinados en el enfrentamiento con las comisiones mixtas que tomaron la comunidad del municipio Libertador, la mañana del viernes 8 de enero. Las otras dos víctimas recibieron balas perdidas. Hasta el momento no hay una versión oficial

 

La cifra extraoficial de fallecidos durante el operativo en varios sectores de La Vega, del viernes 8 de enero, subió a 18. Según fuentes los cadáveres fueron ingresados a la morgue del hospital Pérez Carreño hasta horas de la noche.

De acuerdo con los datos extraoficiales, presuntamente 16 hombres fueron asesinados durante el enfrentamiento con las comisiones mixtas que tomaron toda la comunidad y hasta el momento no han sido identificados. Tampoco hay una versión oficial de lo sucedido.

Otros dos hombres fallecieron por balas perdidas. Uno de ellos identificado como Nelson Enrique Villalta Lima, de 50 años, quien llegaba a su casa en la parte alta de la calle Zulia, cuando presuntos delincuentes le dispararon a las comisiones de las Fuerzas de Acciones Especiales (FAES).

“Él venía de su trabajo y me dijo que se iba a la casa a dormir. Luego los vecinos me llamaron y me dijeron que estaba tirado en la puerta de la casa. Yo llegué a la casa, con todo y los tiros”, dijo un familiar que no se identificó por temor.

Villalta era profesor en la Fundación Musical Simón Bolívar (Fundamusical) en el núcleo de Chapellín. Y durante la pandemia comenzó a trabajar en un hotel en Altamira, como vigilante.

La mañana del viernes 8 de enero comisiones mixtas de las FAES, la Policía Nacional Bolivariana (PNB), el Comando Nacional Antiextorsión y Secuestros (Conas) y el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) tomaron varios sectores de La Vega.

 

15 muertos deja masacre policial en La Vega