Monitor Fuerza Letal: 5000 venezolanos mueren anualmente a manos de funcionarios de seguridad - Runrun
Monitor Fuerza Letal: 5000 venezolanos mueren anualmente a manos de funcionarios de seguridad
Según el segundo “Monitor del uso de la fuerza letal en América Latina y el Caribe”,  que compara la situación en ocho países, Venezuela figura como el país con mayor letalidad policial: uno de cada tres homicidios es el resultado de una intervención de agentes del Estado
La investigación concluye que los niveles de la letalidad policial en Venezuela son “alarmantes”. y que 5.000 civiles venezolanos han muerto por esta causa anualmente durante los cuatro años analizados (2016 al 2019)
En Brasil, que tiene una población siete veces mayor a la de Venezuela, las muertes por intervención de la fuerza pública ocupan entre el 9% y 11% de sus homicidios. En Venezuela este porcentaje es de 33%

 

Venezuela figuró como el país con mayor letalidad policial en el segundo “Monitor del uso de la fuerza letal en América Latina y el Caribe”, un estudio colectivo regional que compara la situación en ocho países y en el que participaron investigadores de Brasil, Chile, Colombia, El Salvador, Jamaica, Trinidad y Tobago, Venezuela y México.

El documento, que se presentó el pasado 26 de enero, concluye que Venezuela registra el abuso de fuerza “más extremo” de los países evaluados: uno de cada tres homicidios es el resultado de una intervención de los agentes del Estado. Esto rebasa tres veces el umbral considerado como extremo.

“Un 10% es lo que se considera como un umbral extremo aceptable. Cuando se supera esa cifra, estamos ante un claro indicio de uso abusivo en fuerza letal. En Venezuela superamos tres veces ese umbral, algo que no se ve en ninguno de los países de la región”, explicó Keymer Ávila, investigador del Instituto de Ciencias Penales y profesor de Criminología de la Universidad Central de Venezuela (UCV), Keymer Ávila y quien fue el encargado de presentar los datos sobre el país.

La investigación concluye que los niveles de la letalidad policial en Venezuela son “alarmantes”. y que 5.000 civiles venezolanos han muerto por esta causa anualmente durante los cuatro años analizados (2016 al 2019). En Brasil, que tiene una población siete veces mayor a la de Venezuela, las muertes por intervención de la fuerza pública ocupan entre el 9% y 11% de sus homicidios. En Venezuela este porcentaje es de 33%. Entre 2017 y 2018, Venezuela totalizó 10.285 muertes por actuaciones de las fuerzas de seguridad, mientras que Brasil registró 9.920 muertes por la misma causa.

“Si observamos las tasas por cada 100.000 habitantes y comparamos con los países vecinos, las diferencias son muy grandes. Triplicamos al país que más se nos acerca, que es Jamaica”, añadió Ávila.

 

Imagen compartida por Keymer Ávila en la presentación del estudio

“Diariamente, unas 15 personas fallecen por estas razones. En la relación entre muertos y heridos civiles con los ataques mortales que padecen los policías, se constatan grandes asimetrías: por cada funcionario fallecido pueden morir hasta 40 civiles; por cada civil herido fallecen 60. En contraste, por cada funcionario herido, solo tres fallecen. Lo que confirma la desproporción entre unos y otros”, se detalla en una de las conclusiones del informe.

Hombres morenos y mestizos: las principales víctimas

El perfil de las víctimas de acciones en las que interviene la fuerza pública en Venezuela es el siguiente:  hombre (98% de los casos), moreno-mestizo (79% de los casos) y con una edad promedio entre 26 y 27 años, perteneciente a los sectores populares y barrios periféricos del país. 

“La mayoría de estos casos ocurre en el contexto de operativos policiales, justificados oficial y discursivamente por la ‘seguridad ciudadana’, algunos de ellos son anunciados de manera propagandística por el gobierno, durante coyunturas electorales o crisis políticas más amplias”, expone el reporte de Monitor del Uso de la Fuerza Letal en América y el Caribe.

Además, lamentan que la “ muerte cotidiana de miles jóvenes pobres en Venezuela a manos de la policía no moviliza, no impacta a la opinión pública, forma parte ya del estado de excepción permanente que se vive en el país”.

“Las víctimas de la violencia en Venezuela, a semejanza del resto de la región, son jóvenes de los barrios periféricos, ellos son víctimas y también victimarios, ya que los agentes de seguridad provienen de los mismos sectores sociales excluidos que sus víctimas. La violencia institucional reproduce las lógicas de exclusión y selectividad de manera más dramática”, añaden. 

Aumento gradual de la letalidad policial, subregistro y silencio oficial

El informe resalta que desde el año 2013, pero  especialmente en 2015, empezó a evidenciarse un “claro incremento” de las muertes a manos de las fuerzas de seguridad del Estado venezolano. 

En términos generales, y según la información oficial disponible, el porcentaje que ocupan las muertes en manos de las fuerzas de seguridad dentro del total de homicidios en Venezuela es cada vez mayor. En 2010, los homicidios por esta causa representaban apenas el 4,08% del total en el país y en 2018 ese porcentaje subió a 33%. 

El reporte recalca que en Venezuela no hay transparencia sobre este fenómeno. Las cifras utilizadas para la construcción del documento fueron las que registraba Naciones Unidas en 2018. Los datos de prensa indican que la situación se agravó en 2019 (un incremento de 57,5% según el seguimiento de casos en noticia) y justo en ese año no se compartieron cifras oficiales. 

“El año 2019 se registró la mayor cantidad de casos en el seguimiento realizado durante los últimos cinco años, probablemente este incremento también haya motivado el silencio oficial sobre la cantidad real de estos casos para este período”, expone el informe final del Monitor de Fuerza Letal. 
Imagen compartida por Keymer Ávila en la presentación del estudio

Ajusticiamientos, ejecuciones extrajudiciales y sumarias

La mayoría de los casos de muertes en manos de los cuerpos de seguridad en Venezuela son por  ajusticiamientos, ejecuciones extrajudiciales o sumarias, y no “enfrentamientos”.  Al respecto, en el documento citan cifras de Provea, que indican que este tipo de ejecuciones representan aproximadamente un 89% de los casos de violación al derecho a la vida en Venezuela.

“No debemos naturalizar, ni banalizar o justificar las muertes por intervención de la fuerza pública. Cuando esto sucede,  la población entera entra en peligro, y de manera más marcada, los sectores más vulnerables de la sociedad. Es fundamental hacer énfasis en los controles  internos. A los organismos policiales no solo hay que exigirles la autocontención, sino también poner un especial acento en el control externo, para lo cual es importante reforzar el papel del Ministerio Público, de la Defensoría del Pueblo y de los tribunales penales. Para ello, debe existir la independencia de poderes”,  opinó Keymer Ávila durante su exposición sobre el caso Venezuela. 

Imagen extraída del documento final

Tasa de homicidios superior a la de la mayoría de los países del mundo

En el año 2019, el Observatorio Venezolano de la Violencia ubicó en 19 por cada mil habitantes la tasa de civiles muertos por intervención de la fuerza pública. En este año no hubo información oficial, la última conocida públicamente situaba esa tasa en 16,6% (2018)

“Es de advertir que las cifras observadas durante los últimos seis años arrojan un registro superior a la tasa de homicidios de la mayoría de los países del mundo”, destaca el informe. 

Nuestro país también registra tasas mayores de 27 civiles muertos por cada 1,000 agentes de seguridad  y a  396 muertos por cada 1,000 armas incautadas. Estas cifras contrastan con el número de agentes fallecidos en funciones que oscila entre 57 y 92 al año.

Imagen compartida por Keymer Ávila en presentación del estudio

Metodología aplicada en Venezuela

El informe se basó en informes anuales de gestión de fuentes oficiales, declaraciones públicas de autoridades, comunicados, mensajes en redes sociales y demás datos abiertos. Los realizadores indican que aunque hicieron solicitudes formales desde marzo de 2021 a al Ministerio del Poder Popular para las Relaciones Interiores, Justicia y Paz (MIJ), al Viceministerio del Sistema Integrado de Policía, así como al Observatorio Venezolano de Seguridad Ciudadana, CICPC, Despacho del Fiscal General de la República, Dirección General de Actuación Procesal y Dirección de Protección de Derechos Humanos del Ministerio Público no recibieron respuesta de estas instituciones.  

Como método complementario, también  se tomaron como fuentes las noticias sobre los casos de muertes a manos de las fuerzas de seguridad del Estado, a partir de un seguimiento general diario de los casos registrados en los medios de comunicación desde el año 2015 sobre uso de la fuerza letal y derecho a la vida. 


Lea el informe completo: MonitorFuerzaLetal_2022_Venezuela