ejecuciones extrajudiciales archivos - Runrun

ejecuciones extrajudiciales

#MonitorDeVíctimas | Las FAES se adaptaron a la cuarentena y en mayo mataron casi al doble que en marzo
Mientras en marzo las FAES dieron muerte a 45 personas, en mayo fueron 84 las que fallecieron luego de participar en supuestos enfrentamientos con ese cuerpo policial

@xabiercosco/TalCualdigital.com

Las Fuerzas de Acciones Especiales de la Policía Nacional Bolivariana (FAES) siguen actuando con cada mes mayor letalidad provocando la muerte de 84 personas durante el mes de mayo, 18 de ellas habrían sido ejecutadas, según denunciaron familiares, amigos o vecinos, siendo los municipios Iribarren -Barquisimeto- y Libertador -Caracas- donde sus actuaciones provocaron casi la mitad de los decesos.

Es parte de la información recabada en diversos medios web venezolanos, que dan cuenta de las actividades de este cuerpo policial. Como es costumbre, 38 de los muertos fueron heridos en el lugar del supuesto enfrentamiento y trasladados a un hospital donde todos fallecieron. Las FAES provocaron muertes en 14 de los 24 estados del país.

En las informaciones recogidas se da cuenta de que 38 de las 84 personas muertas, tenían antecedentes penales, lo que para algunos justifica su muerte, pero hay que recordar que en Venezuela la pena de muerte no está contemplada en ninguna ley. Los 84 muertos son hombres y de 30 de ellos se conoció sus años de vida arrojando un promedio de edad promedio de 28 años.

La letalidad de las FAES había disminuido como consecuencia de la cuarentena decretada para enfrentar el covid-19, pero todo indica que este cuerpo policial ha venido adaptándose a esa limitación, pues en el tercer mes del aislamiento dio muerte a casi el doble de personas que en marzo.

En lo que va de año, las FAES ha dado muerte a 396 personas, su actuación sigue siendo apoyada por la administración de Nicolás Maduro, quien ignora las peticiones de disolución de este cuerpo policial hechas por la Alta Comisionada para los Derechos Humanos de la ONU, Michelle Bachelet, y por las organizaciones de defensa de los DDHH venezolanas.

Cofavic registró 357 ejecuciones extrajudiciales entre enero y marzo de 2020
La organización no gubernamental resaltó que 99% de las ejecuciones extrajudiciales registradas fueron contra hombres, mientras que 76% de los casos corresponde a menores de 25 años

El Comité de Familiares de las Víctimas de la Violencia (Cofavic) denunció que tan solo entre enero y marzo de 2020 se registraron 357 ejecuciones extrajudiciales en todo el territorio nacional, lo que evidencia un incremento de esta violación de los derechos humanos en el país.

La organización no gubernamental resaltó que, con estos casos, en el país se han registrado 11.328 ejecuciones extrajudiciales desde el año 2012. En particular, en los últimos dos años registraron 571 casos (33%) en los que aparecieron señalados como presuntos responsables de los hechos funcionarios del Cuerpo de Policía Nacional Bolivariana, al cual están adscritas las Fuerzas de Acciones Especiales (FAES).

En 353 casos (20%) el presunto responsable son funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc).

Sobre las ejecuciones extrajudiciales registradas este año, Cofavic resaltó que el 99% son hombres mientras que 76% de los casos corresponde a menores de 25 años.

Esto corresponde con las denuncias hechas por la Oficina de la Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, que ha denunciado en varios informes sobre la caracterización de este delito en el país y que afectan generalmente a hombres, menores de 30 años y que pertenecen a zonas populares.

Cofavic también destacó que en 24% de las ejecuciones extrajudiciales los primeros tres meses del año participó la Policía Nacional Bolivariana, seguido por el Cicpc con 23%; policías estadales con 22%; Fuerzas Armadas y cuerpos de Policía Municipal con 12% cada uno.

Además, 71% de los casos se dieron en el marco de operativos especiales con participación masiva de funcionarios del Estado, 14% durante un operativo ordinario de vigilancia y un 8% en flagrancia.

En promedio, 66% de casos fueron llevados a cabo dentro de un operativo de organización especial, correspondiente a una logística gubernamental de participación en algunos casos mixta de fuerzas de seguridad del Estado.

55% de las ejecuciones extrajudiciales ocurrió a plena luz del día, lo que a juicio de Cofavic se hace «con el fin de demostrar la fuerza de control social en las zonas donde sucedieron los hechos».

Cofavic señaló que es de vital importancia prestar asistencia jurídica y psicológica a familiares de víctimas de estas violaciones de derechos humanos. Actualmente, la ONG dispone de una Línea de Atención Integral donde pueden recibir asistencia.

Los que no se rinden | Cofavic: No podremos alcanzar la justicia en Venezuela sin antes democratizar al país
Los responsables del Caracazo siguen impunes, tras 31 años de los hechos y 18 años del fallo de la CIDH que ordenó al Estado venezolano reparar esa violación de derechos humanos y sancionar a sus ejecutores
De Plan Ávila pasamos a Plan Zamora. De las fosas comunes de La Peste pasamos a las torturas de los esbirros del siglo 21 y más de 400 presos políticos. Y de las ejecuciones extrajudiciales de 1989 pasamos a las del Sebin y las FAES en 2014, 2017, 2019 y contando… 
“El incremento de la violencia está directamente asociado al déficit de institucionalidad democrática y a la impunidad”, resalta Liliana Ortega
11.328 casos de ejecuciones extrajudiciales ha registrado Cofavic entre 2012 y 2020

 

@nelapalaciosr

El pasado 27 de febrero de 2020 se cumplieron 31 años de los sucesos ocurridos en Caracas que pasaron a la historia como “el día que bajaron los cerros” y que desencadenaron una ola de saqueos que fueron reprimidos con la fuerza militar venezolana tras la activación del Plan Ávila. 

Y hace 18 años la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), en un fallo histórico, sentenció al Estado venezolano por lo ocurrido y exigió la indemnización de las víctimas, la justicia efectiva para cada uno de los casos y la sanción de los responsables de las violaciones de derechos humanos (DDHH) documentadas en ese proceso.

El Estado venezolano indemnizó a las víctimas, pero sigue en mora con la justicia: los responsables de los hechos se mantienen impunes y ni siquiera la normativa de orden público se adecuó a lo exigido por la CIDH. 

De hecho, el Plan Ávila se volvió a aplicar en 2002 y en los últimos años la élite gobernante puso en marcha el Plan Zamora, que ha llegado a criminalizar la protesta hasta con juicios militares aplicados a civiles para controlar los estallidos sociales ocurridos en 2014, 2017 y 2019, que sumaron centenas de muertos más a los registros históricos. 

Las  torturas y ejecuciones extrajudiciales por cuerpos de seguridad del Estado se han multiplicado en forma preocupante y han sido denunciadas ya incluso en la Organización de Naciones Unidas (ONU).

En materia de derechos humanos, el retroceso de Venezuela en los últimos años ha sido sustancial y la impunidad dominante y la politización de la justicia han sido dos factores claves en esto. 

La fundadora y directora del Comité de Familiares de las Víctimas del Caracazo (Cofavic), Liliana Ortega, al igual que otros líderes de organizaciones de derechos humanos que siguen trabajando en el país pese al riesgo y las amenazas que enfrentan (121 ataques al menos), está convencida de que no podremos alcanzar la justicia en Venezuela si no se da antes un proceso de democratización.

“El Estado venezolano solo ha cumplido algunos puntos de la sentencia del Caracazo: las indemnizaciones y la publicación de la sentencia del tribunal interamericano. Quedan pendientes la investigación y sanción a los responsables y la identificación y entrega a los familiares de las víctimas de los restos inhumados en las fosas clandestinas de la Peste y la adecuación de los planes de control de orden público al Derecho Internacional. Pero los hechos del Caracazo fueron un punto de inflexión para la historia política y social del país y algo positivo que se logró a partir de eso fue el crecimiento del movimiento de derechos humanos en Venezuela”, destaca Ortega.

En efecto, cuando Cofavic nació las organizaciones no gubernamentales (ONG) que se dedicaban a la defensa de los DDHH en Venezuela eran muy pocas (4 para ser exactos), pero en la actualidad son medio centenar con equipos bien estructurados que actúan a lo largo y ancho del país y que han logrado consolidar un movimiento emergente, con recursos y capaz de mantener la problemática de los derechos humanos en la agenda pública en forma permanente.

“Ahora la gente logra distinguir entre quienes hacen política partidista con el tema y el trabajo genuino de las ONG. Los derechos humanos son un tema que no es ajeno, como lo era en el 89, y esto obviamente también se debe a la gravedad de la crisis en este ámbito que tiene Venezuela, pero la contribución decidida y sistemática de las ONG ha sido un punto fundamental para lograr los niveles de incidencia que hoy existen. Cofavic es una muestra muy importante de que la lucha perseverante de las víctimas y el trascender del dolor individual puede contribuir a resultados positivos para contrarrestar la violencia y la impunidad”, acotó la abogada. 

La mayoría de las mujeres cofundadoras de Cofavic tienen un origen muy humilde, cuidaban a sus familias y eran costureras, cocineras, empleadas públicas, vendedoras informales y estudiantes.

En su momento, el Padre Trigo s.j. dijo a esas mujeres que ellas habían dado un aporte muy importante al país porque todos los días contribuían con su lucha a que las balas y la violencia no tuvieran la última palabra en Venezuela. 

Ortega comparte esa convicción. “En estos últimos 20 años hubo grandes retrocesos en derechos humanos, una crisis y un cierre del espacio cívico democrático sin precedente, pero hay que celebrar que esta situación se ha podido enfrentar con un movimiento de derechos humanos más fuerte, diversificado en sus temas y diseminado en buena parte del territorio nacional. Eso no existía en 1989 y creo que Cofavic contribuyó a lograr ese objetivo”, acotó.

Cuando el sistema internacional de defensa de derechos humanos se activó en el siglo 20, muchos confiaron en que vendrían mejores tiempos para la justicia en el planeta. Hoy parece estar ocurriendo algo en sentido contrario y muchos compatriotas, por ejemplo, se sienten decepcionados por la “efectividad” de la diplomacia multilateral a la hora de resolver crisis como la Emergencia Humanitaria Compleja de Venezuela o la lentitud de las investigaciones por delitos de lesa humanidad en cortes internacionales como la de La Haya. ¿Por qué llegamos a esto? 

Es cierto que los resultados cuantitativos obtenidos en materia de casos y amparo de víctimas han desestimulado a quienes tenían expectativas masivas en el ámbito internacional. Los sistemas internacionales son subsidiarios y atienden casos emblemáticos, por ello sus resultados no pueden satisfacer a la mayoría si el balance se hace en números. Luego de 30 años, el mundo democrático pasó de la protección de los derechos humanos basados en meros testimonios a un andamiaje internacional muy riguroso y de precedentes que hacen casi imposible que quienes cometen graves crímenes puedan escaparse del escrutinio y de la justicia internacional. Lo que causa frustración en la gente es que se sobreestimen las expectativas. Los organismos internacionales de protección de derechos humanos no resuelven una crisis determinada, son parte esencial de la solución, pero no la única. En este ámbito es que en muchos casos no hay respuestas realmente rápidas. Sin embargo, el monitoreo y el seguimiento de los organismos internacionales es permanente e insoslayable y en general ha dado resultados. Quienes cometen graves violaciones de los derechos humanos y crímenes de lesa humanidad saben que su geografía se acorta cada día mientras estos delitos permanezcan en impunidad y se continúen agravando. La universalidad de los derechos humanos ha sido un paso muy importante que no admite retrocesos y que es una espada de Damocles permanente para los criminales. La jurisdicción universal es quizás el mejor alcance que ha tenido la globalización en el mundo. El movimiento de Derechos Humanos de Venezuela requiere, desde mi perspectiva, afianzar las buenas prácticas de litigio y documentación de casos con estándares internacionales. La fase de la mera denuncia pública ya no es suficiente por el alto nivel de rigor de los procedimientos internacionales. Muchos casos muy importantes pueden ser desestimados si no están bien fundamentados bajo estándares internacionales. 

Sí. Y respecto a eso de que “la justicia tarda, pero llega”, podríamos acotar que hace poco un tribunal de La Haya elevó de 40 años a cadena perpetua la condena que se impuso al serbiobosnio Radovan Karadzic en 2008 por genocidio, debido a la masacre que hubo en Srebrenica en 1995. Pero volvamos a Venezuela: ¿Cómo evalúa la actuación del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), Ministerio Público (MP) y Defensoría del Pueblo (DP)? 

En Venezuela, el incremento de la violencia está directamente asociado al déficit de institucionalidad democrática y a la impunidad, como un eje transversal. A pesar de la opacidad de las cifras oficiales, las existentes son suficientemente explicativas de lo anterior. Siguiendo los pocos datos oficiales que se conocen, en el 99% de los casos de violaciones de derechos humanos no se llega a fase de juicio. La provisionalidad de jueces y fiscales lesiona severamente la autonomía y esto resulta inadmisible luego de tantos años de haberse iniciado una reestructuración del Poder Judicial y de los otros organismos que componen el Poder Moral. La existencia de presos políticos y la verificación por parte de la ONU de la aplicación de mecanismos sistemáticos de tortura que no son investigados ni sancionados debidamente,  son señales inequívocas de que la administración de justicia no está cumpliendo sus cometidos. 

Y los abusos que se están cometiendo ahora durante la pandemia Covid19 son otro ejemplo de eso, el Estado de Alarma no es excusa para violar derechos humanos

 

Foro Penal habla ya de más de 400 presos políticos y aunque la Alta Comisionada de Derechos Humanos de ONU, Michelle Bachelet pidió expresamente su liberación, así como la desactivación de las Fuerzas de Acciones Especiales (FAES) de la Policía Bolivariana, por los casos de ejecuciones extrajudiciales ya documentados, el gobierno hizo caso omiso. En las últimas décadas, Venezuela involucionó mucho en materia de derechos humanos. ¿Cómo revertimos eso? 

La crisis de derechos humanos que atraviesa el país tiene razones estructurales y coyunturales que se han ido desarrollando y profundizando. Una razón transversal es la falta de independencia y correcta estructuración del Poder Judicial y de instancias con importantes competencias en materia de protección y promoción de los derechos humanos, tal y como el MP y la DP. El uso de la justicia como una herramienta de venganza política, la persecución y la discriminación destruyen el tejido social y crean una situación generalizada de desamparo y miedo que va permeando poco a poco a la sociedad. 

Si en Venezuela se logra abrir paso a un proceso de transición y democratización próximamente, ¿qué recomendaciones daría usted a los líderes de esa transición para garantizar los derechos humanos de nuestros ciudadanos? 

Creo que es determinante promover, garantizar y hacer efectiva la instalación de una sede país de la Oficina de la Alta Comisionada de Derechos Humanos de la ONU. Las experiencias comparadas indican que Naciones Unidas es quien tiene las mejores y mayores capacidades para el desarrollo de procesos de reestructuraciones de la justicia y promover y dotar de capacidades democráticas a organismos de seguridad del Estado, sistemas penitenciarios y a todas las instancias con competencias concretas en derechos humanos. Hay un cúmulo de recomendaciones de organismos de la ONU, de la Oficina de la Alta Comisionada, Informes de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y las sentencias de la Corte Interamericana de Derechos Humanos que configuran la hoja de ruta esencial para abordar la crisis de derechos humanos en Venezuela. No hay mucho que inventar en esta materia. Cofavic elaboró una agenda contra la impunidad que contiene un número importante de recomendaciones en este ámbito . Lamentablemente este valioso material no ha logrado la atención de los actores políticos. 

¿Qué cifras manejan ustedes actualmente sobre ejecuciones extraoficiales en Venezuela?

Debido a la gran opacidad que existe en las cifras oficiales, Cofavic ha realizado un monitoreo independiente a escala nacional. Hemos registrado hasta ahora un total de 11.328 casos de presuntas ejecuciones extrajudiciales entre 2012 y 2020. Las cifras demuestran que sistemáticamente las víctimas son hombres (98% de los casos) y en su mayoría jóvenes menores de 25 años (75%). Además, el 66% de las ejecuciones extrajudiciales suceden durante el desarrollo de procedimientos especiales de seguridad ciudadana que implican despliegues de fuerzas militares y policiales y en algunos casos participación de grupos armados civiles que actúan con la aquiescencia del Estado.

¿Qué servicios ofrece Cofavic hoy en día? 

Actualmente, ante las restricciones derivadas del Decreto de Estado de Alarma por la pandemia del COVID-19, tenemos restricciones horarias en nuestra sede, pero dada la contingencia hemos abierto estos servicios. Nuestra Línea de Atención Integral Telefónica está disponible de lunes a jueves desde las 9 am hasta las 4 pm. Y se ofrece Atención Psicológica (0424 2708638 y 0412 9602207) y Atención Jurídica (0424 1947373). En lo concerniente a nuestro acompañamiento jurídico, recibimos consultas en casos relativos a nuestra Misión: detenciones arbitrarias, desapariciones forzadas, debido proceso, ejecuciones extrajudiciales e integridad personal. Las consultas pueden efectuarse vía llamada, mediante mensajes de texto o también vía WhatsApp en el horario señalado. De igual modo, nuestros equipos Psicosocial y Jurídico están preparados para atender inquietudes por correo electrónico, para lo cual se encuentran activas las direcciones: [email protected] y [email protected] [email protected] 

¿Cuántas personas trabajan en la organización? 

Actualmente trabajan 22 personas. COFAVIC posee un equipo interdisciplinario conformado por psicólogas, periodistas, abogados, trabajadoras sociales, geográfo y administradores. 

¿Con quién tienen alianzas estratégicas? 

Cofavic forma parte de la plataforma mundial Red SOS Tortura, la mayor coalición internacional que agrupa a más de 300 ONG, dirigida por la Organización Mundial contra la Tortura de Suiza. Somos miembros fundadores de la Coalición de ONG de América Latina y del Caribe en el sistema interamericano y de la Red venezolana Foro Por la Vida.

¿Cuáles son las mayores vulnerabilidades de las personas que atienden? 

Más del 90% de las personas beneficiarias del proyecto presentan indicadores de pobreza. Necesidades que en el presente contexto de cumplimiento de medidas de prevención ante el Covid-19, se han profundizado. Los grupos familiares se ubican en los estratos D y E, asociados a pobreza estructural, con dificultades para cubrir gastos de manutención, así como la satisfacción de necesidades básicas de subsistencia. De los casos actuales, el 92,3% de nuestras personas beneficiarias residen en barrios de zonas urbanas. El 44,4% se encuentran entre 51-60 años. El 76% de las personas que acuden a Cofavic a denunciar sus casos son mujeres y el 68% de quienes participan en nuestras actividades formativas de derechos humanos son mujeres. El 66.6% de las personas que atendemos residen en Caracas y el Estado Miranda. El 69.23% son mujeres jefas de hogar. El 76.92% de las víctimas de casos de violaciones de los derechos humanos que atendemos han dejado hijos menores de edad (50% entre 6 y 10 años de edad). Más del 90% solo perciben el salario mínimo y en ellas el 84.61% no poseen un empleo fijo. El 66.6 % tienen una sola ingesta diaria alimenticia. El 61.53% son población con riesgo habitacional. 

¿En qué zonas operan? 

Cofavic ha documentado casos y realizado actividades de capacitación en más del 50% de los estados del país (15 estados) aunque no posee oficinas regionales, su método de trabajo basado en la articulación y fortalecimiento de organizaciones locales o regionales, le ha permitido acompañar a cientos de familias, sobrevivientes y víctimas. 

¿Cuentan con voluntariado? 

Sí, para actividades particulares de difusión, acompañamiento y capacitación. 

¿Cómo pueden ayudar a Cofavic las personas que estén interesadas en hacerlo? 

Pueden comunicarse a [email protected] 

¿Cuáles son los mayores retos de la organización y las mayores amenazas? 

Cofavic ha podido desarrollar su misión en los escenarios más adversos para la sociedad civil en Venezuela, en sus inicios 1989, conjuntamente con ONG incipientes, durante el proceso constituyente, hasta en el actual contexto nacional, marcada por una profunda crispación política. Un reto general en estas circunstancias es mantener nuestra esencia, no partidizarnos y saber distinguir el rol que nos toca. Para Cofavic ese rol es siempre al lado de las víctimas. En el Informe conjunto de la Organización Mundial Contra la Tortura (OMCT), Federación Internacional por los Derechos Humanos (FIDH), COFAVIC, Centro para los Defensores y la Justicia y la Vicaría de Derechos Humanos de la Arquidiócesis de Caracas, titulado Enemigos internos: la defensa de los derechos humanos bajo ataque, se reseña que en el primer trimestre de 2020 se registraron 33 casos o situaciones que comprendieron 51 ataques o incidentes de seguridad que atentan contra al trabajo de las personas y organizaciones defensoras de derechos humanos. De estos hechos 21 fueron actos de estigmatización, 15 hechos de intimidación y hostigamiento, 7 ataques digitales. En cuanto a los responsables de los ataques, el Estado aparece como el perpetrador de la mayor parte de los ataques. Si bien las cifras reales superarán con creces este número, esta sistematización de ataques da cuenta de varios de los patrones de represión que se utilizan contra quienes defienden derechos humanos en el país.

7 casos emblemáticos

Cofavic reúne la más amplia experiencia de litigio de casos venezolanos ante el Sistema Interamericano de Protección de los Derechos Humanos y otros organismos de protección internacional. 

Cofavic no solo litigó el Caso Caracazo Vs. Venezuela sino que ha litigado varios casos emblemáticos: 

Caso Víctor Aranguren y otros Vs. Venezuela (Masacre en un internado judicial Retén de Catia, 1992)

Familia Barrios y otros Vs. Venezuela 

Néstor Uzcátegui y otros Vs. Venezuela

López Soto y otros Vs. Venezuela (violencia de género) 

 Caso Blanco Romero y otros Vs Venezuela (Desapariciones Forzadas durante los deslaves en el estado VargasVenezuela 1999)

Y actualmente litiga el caso Jimmy Guerrero y Ramón Molina Vs. Venezuela ante la Corte. 

 

Cofavic mantiene interlocución permanente con el sistema de las Naciones Unidas, así con diferentes plataformas regionales de organizaciones de derechos humanos. 

En materia de litigio internacional, se ha logrado jurisprudencia progresiva, emblemática y específica del Sistema Interamericano en temas como: Ejecuciones Extrajudiciales, Cárceles, Violencia de Género, Masacres/Uso desproporcionado de la fuerza pública, Desapariciones Forzadas, Regulación de Estados de Excepción, Defensores de Derechos Humanos y Debida Diligencia 

Cofavic coloca en el centro de su misión a las víctimas, que han sido históricamente su razón de existencia. Sólo desde el coraje, la perseverancia y la decisión de ellas de cruzar y solventar los diversos mecanismos de impunidad que lamentablemente persisten es que será posible que Venezuela pueda reescribir su historia con la verdad de los hechos y la justicia, para que sean éstas las que tengan la última palabra y nunca más la violencia”

“En lo personal, acompañar durante 31 años a las víctimas del Caracazo en su lucha contra la impunidad ha sido el mayor honor que he podido tener en la vida y la razón por la cual me he mantenido trabajando como defensora de derechos humanos”, concluye Ortega.

Las cofundadoras de Cofavic, todas mujeres venezolanas ejemplares, honestas y de principios firmes, han sabido resguardar su legado en estos tiempos tan convulsionados, manteniendo su independencia y compartiendo generosamente su trabajo y sus espacios para el beneficio de otros casos y no solo los de sus propios hijos. Es decir, como bien dice la canción, son mujeres “puro corazón, fuego y espuela”. Es un gran honor para nosotros compartir hoy de nuevo su historia.  

 

Los que no se rinden

Los que no se rinden | Sindicato de Maestros: El gremio ha sido perseguido, atropellado y abandonado

 

Guaidó denunció operaciones de exterminio en Petare
En un comunicado dicen que al menos 12 personas fueron asesinadas

El gobierno de Juan Guaidó denunció este sábado operaciones de exterminio y ejecuciones extrajudiciales en Petare por parte de Nicolás Maduro.

“Buscan bandas delicuenciales, pero la realidad es que han asesinado a por lo menos  12 personas durante las últimas horas quienes no han sido identificadas debidamente ni se han ofrecido detalles de sus muertes por métodos extrajudiciales”, reza el comunicado.

En el documento dicen que “el mismo régimen fue el creador de estos grupos irregulares para sembrar el terror y mantener el control de los sectores populares”.

Denunciaron que algunos reos fueron liberados de las cárceles en días recientes para recuperar el control del territorio.

Codehciu contabilizó 47 presuntas ejecuciones extrajudiciales en el primer trimestre de 2020
De acuerdo con lo monitoreado por la organización en los últimos 3 meses, el Cicpc es el cuerpo del Estado que ha generado el mayor número de muertes potencialmente ilícitas en Bolívar.

 

El inicio del año 2020 en el estado Bolívar estuvo marcado por víctimas y más violaciones al derecho a la vida. La Comisión para los Derechos Humanos y a Ciudadanía (Codehciu) contabilizó 47 casos de presuntas ejecuciones extrajudiciales, o muertes potencialmente ilícitas, entre enero y marzo.

Caroní es el municipio con más reportes, con un total de 25 víctimas de presuntas ejecuciones extrajudiciales. Sifontes registra 8; Angostura del Orinoco, 8; El Callao, 2; mientras que Sucre, Roscio, Gran Sabana y Cedeño suman 1 caso cada uno.

Codehciu, a través de un monitoreo mensual de redes sociales y medios de comunicación digitales de la región, ha denunciado estas ejecuciones desde el 2018 como arbitrariedades del Estado, ante el incumplimiento de garantías consagradas en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela y lo plasmado en la Declaración Universal de los Derechos Humanos, así como en otros tratados internacionales.

Ejecuciones y violencia

En 2019 Codehciu registró 218 muertes potencialmente ilícitas cometidas por funcionarios de las fuerzas de seguridad pública en Bolívar, y marzo fue el mes con más víctimas ese año con 35.

El Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas (Cicpc) fue el órgano involucrado en más casos en 2019, y esto siguió siendo una realidad durante el primer trimestre de 2020.

El Cicpc fue el cuerpo más letal con 13 presuntas ejecuciones entre enero y marzo de este año. Le siguen el Ejército Nacional con 10; la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) con 5; y las Fuerzas de Acciones Especiales (FAES) con 6.

Otros cuerpos del Estado involucrados fueron: la Dirección de Inteligencia y Estrategias de la Policía del Estado Bolívar (Diepeb) con 4 víctimas; el Servicio de Investigación Penal de Estado Bolívar (Siepeb) con 2; la Policía del Estado Bolívar (PEB) ejecutó a 2 y la Policía del Municipio Caroní a 1 persona.

En par de oportunidades hubo fallecidos en los que actuaron cuerpos mixtos del Estado. En uno de esos casos las FAES y Sipeb ejecutaron a 2 individuos; en otro, FAES y la Policía del Municipio Caroní ejecutaron a 2 personas más.

Derecho a la vida vulnerado

El reporte de Codehciu explica que: “Tres familias desmintieron las declaraciones de funcionarios que señalaron los hechos como ‘enfrentamientos’, alegando que las víctimas fueron ejecutadas, dos por las FAES y una por la Guardia Nacional Bolivariana”.

Euclides Fajardo, de 32 años, se encontraba el 26 de enero en su vivienda en el asentamiento campesino Los Clavellinos, en San Félix, cuando llegaron funcionarios de las FAES y tocaron su puerta. El hombre recibió dos disparos. El Diario Primicia reseñó que las fuentes oficiales narraron un presunto enfrentamiento, pero los familiares de la víctima desmienten esta versión.

Otro de los casos monitoreados por Codehciu durante el primer trimestre de 2020 fue el de Froilán Báez de 21 años. El joven también fue ejecutado por las FAES en el municipio Caroní. La familia de la víctima declaró a la prensa que se encontraba en casa con sus hermanas, y desmintieron un presunto enfrentamiento.

Dylan Vera Zerpa, de 22 años, fue ejecutado por la GNB en la parroquia 11 de Abril, en Caroní, el 18 de febrero. La prensa señala que funcionarios llegaron a su vivienda y sacaron a su familia, para luego quitarle la vida al ciudadano. Los testigos también negaron el presunto enfrentamiento.

Los derechos al debido proceso y a la vida, consagrados en la Carta Magna venezolana y en tratados internacionales, se vulneran cuando el Estado no realiza las investigaciones pertinentes ante este tipo de casos.

Los análisis de la organización sobre estas presuntas ejecuciones tienen fundamento en el Protocolo de Minnesota, documento que sirve de modelo para la investigación de estas muertes, recomendado a los Estados por el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos.

El protocolo brinda una guía para que el Estado investigue toda sospecha de muerte potencialmente de manera independiente, con un enfoque orientado al respeto de la integridad y la vida de la persona.

Por otro lado, febrero de 2020 fue el mes más violento del primer trimestre de 2020 con 25 víctimas. Marzo y enero registraron 11 cada uno.

Ante esto, Codehciu reitera la exigencia al Estado:

“El Estado Venezolano tiene la obligación ineludible de investigar toda sospecha de muerte potencialmente ilícita o ejecución extrajudicial, sancionando a los responsables y garantizar la no repetición. Toda investigación debe hacerse atendiendo a la búsqueda de la verdad, la obtención de justicia para las víctimas y la reparación”.

Recientes actuaciones de los órganos de seguridad

Este 23 de abril los reportes de saqueos alarmaron a los ciudadanos de Upata, en Bolívar. Los disturbios dejaron un saldo de un muerto, Charlis Antonio Núñez de 29 años, y un funcionario del Estado detenido.

El Gobernador del estado Bolívar, Justo Noguera Pietri, declaró “Fallece un joven por disparos que presuntamente hizo un cuerpo policial. Ya esta persona está a la orden del Ministerio Público para la investigación del hecho”.

La organización hace énfasis en la importancia de funcionarios preparados que conozcan sobre los principios básicos que deben regir el uso de la fuerza policial: la legalidad, la proporcionalidad, y la necesidad.

Ante este suceso, Codehciu añade: “La actuación de los órganos de seguridad debe ser ajustada para causar el menor daño letal posible, por como lo expresan los Principios Básicos sobre el Empleo de la Fuerza y de Armas de Fuego por los Funcionarios Encargados de Hacer Cumplir la Ley del ACNUDH”.

OVV: Es inadmisible que sigan muriendo jóvenes por acción equivocada de autoridades
Gloria perdomo, coordinadora del Observatorio Venezolano de la Violencia, dijo que las 2.113 muertes de niños, adolescentes y jóvenes en 2019 a manos de funcionarios de cuerpos de seguridad revela la falta de compromiso con la legalidad y los derechos humanos del Estado 

 

@franzambranor

 

 

14 muertes violentas diarias de niños, adolescentes y jóvenes se registraron en Venezuela durante 2019, según el informe de Juventud del Observatorio Venezolano de la Violencia.

Fueron en total 5076 niños, adolescentes y jóvenes asesinados el año pasado, víctimas de homicidios y de supuesta resistencia a la autoridad.

“Son muertes totalmente prevenibles si en el país tuviésemos políticas de seguridad. Es inadmisible que sigan muriendo jóvenes por la acción equivocada de las autoridades públicas”, dijo la coordinadora del Observatorio Venezolano de la Violencia, Gloria Perdomo.

La cifra de 5076 niños, adolescentes y jóvenes fallecidos representa una reducción del 34,5% con respecto a 2018. Hace dos años, hubo 14736 muertes violentas de niños, adolescentes y jóvenes, a razón de 40 asesinatos por día.

“Siguen siendo muy altas las cifras de muertes por violencia y especialmente a manos de funcionarios. 2.963 fueron por homicidios y 2.113 por casos de resistencia a la autoridad. 2113 es un número alarmante, en cualquier otro país sería objeto de una profunda investigación”, indicó Perdomo.

La coordinadora del OVV sostuvo que la reducción de muertes no es producto de una política de Estado, sino de diversos factores como la pérdida de oportunidades para la acción delictiva y la migración.

“En materia de resistencia a la autoridad uno no puede plantearse que sea algo valioso, esas cifras deberían estar en cero. La política de Estado no puede ser aniquilar a las personas y presentarlas como presuntos delincuentes que ni siquiera han sido debidamente identificados”. señaló Perdomo.

La también profesora universitaria e investigadora indicó que los términos “resistencia a la autoridad” son empleados por el Estado en procura de esconder una actuación de funcionarios que de ninguna manera está clara.

“Usamos resistencia a la autoridad no porque compartamos ese tipo de práctica. La denominación la está haciendo el gobierno y denunciamos que bajo esa categoría se está ocultando una actuación que es tremendamente dudosa”, expuso Perdomo.

Ejecuciones y no enfrentamientos

“La policía mata a quien se le enfrenta. La mayoría no son enfrentamientos, sino ejecuciones extrajudiciales”, dijo Ronna Rísquez, coordinadora de Monitor de Víctimas y editora en español de Insight Crime.

En el informe de 2018, la OVV contabilizó 5.364 casos de muertes por resistencia a la autoridad entre jóvenes menores de 30 años, lo que representa el 71% del total de las víctimas (7.523).

“Esa categoría de resistencia a la autoridad lo que refleja es la letalidad en Venezuela. Tanto los datos de ONGs como Provea y Cofavic, además de los recabados por Monitor de Víctimas a través de testimonios de familiares apuntan a que esos casos de supuesta resistencia a la autoridad son en realidad ejecuciones extrajudiciales”, agregó Rísquez, quien señaló que desde finales de 2019, el gobierno no incluye el rubro resistencia a la autoridad en sus informes sobre violencia en Venezuela porque se percató que era una cifra que ha venido aumentando considerablemente.

Para Gloria Perdomo la intención del informe del OVV es hacer reflexionar a las autoridades para que se tomen los correctivos. “De ninguna manera podemos aceptar que haya un grupo de funcionarios que pretenda convertirse en los que deciden quien vive y quien muere en Venezuela”. 

Informe OVV Juventud de 2019 en cifras

-Miranda fue el estado con mayor cantidad de muertes violentas de niños y jóvenes en 2019 con 771, seguido de Zulia con 548, Bolívar con 424, Aragua con 385 y Distrito Capital con 345.

 

41% de las muertes por resistencia a la autoridad ocurrieron contra jóvenes entre 18 y 29 años.

 

-Cada día de 2019 murieron 14 niños y jóvenes por razones violentas, 6 de ellos por la actuación letal de los cuerpos policiales. 

 

-De los 5.076 niños, adolescentes, jóvenes y adultos jóvenes que murieron de forma violenta en 2019, 2.661 tienen entre 18 y 24 años, 1.921 entre 25 y 29 años, 392 entre 12 y 17 años y 102 entre 0 y 11 años.

 

-De los 5.076 niños, adolescentes, jóvenes y adultos jóvenes muertos, 4.836 son hombres y 234 son mujeres. 41 de las 101 víctimas de 0 a 11 años son mujeres, 342 de los 392 muertos de 12 a 17 años son hombres, 2.584 de las 2659 víctimas de 18 a 24 años son hombres jóvenes y 1.850 de los 1918 muertos de 25 a 29 años son hombres jóvenes adultos.

 

-El 43% del total de homicidios contra mujeres tiene como víctimas a niñas adolescentes y jóvenes. 

 

-La muerte de 5076 niños, adolescentes, jóvenes y adultos jóvenes representa un 42,7% del total de decesos que ocurrieron en el país durante 2019.

 

-De los 2.661 muertos con edades comprendidas entre 18 y 24 años, 1474 corresponden a homicidio y 1187 a resistencia a la autoridad. De 25 a 29 años, 1064 son por homicidio y 857 a resistencia a la autoridad; de 12 a 17 años, 325 por homicidio y 67 por resistencia a la autoridad y de 0 a 11 años, 100 por homicidio y 2 por resistencia a la autoridad.

 

-La tasa más elevada corresponde a adultos-jóvenes entre 25 y 29 años (85,3 dividida entre 47,2 por homicidio y 38,1 por resistencia a la autoridad). Le sigue jóvenes de 18 a 24 años con 81,6 (45,2 por homicidio y 36,4 por resistencia a la autoridad), mayores de 30 años con 51,0 (28,0 por homicidio y 23,0 por resistencia a la autoridad), adolescentes de 12 a 17 años 13,6 (11,3 por homicidio y 2,3 por resistencia a la autoridad) y niños de 0 a 11 años 1,8 (1,8 por homicidios y 0,0 por resistencia a la autoridad).

 

-Las mujeres jóvenes perdieron entre 1 y 1,6 años de esperanza vida en las dos últimas décadas, mientras que los hombres presentaron una pérdida de 1,40 a 2,42 en el mismo lapso.

 

-Se estima que en Venezuela han ocurrido entre 174 y 177 mil homicidios de hombres jóvenes (15 a 29 años) en las últimas dos décadas.

Monitor de Víctimas 2019 | Estos son los nombres de las 896 víctimas de homicidio en Caracas
Cuatro de cada 10 personas murieron a manos de las fuerzas de seguridad del Estado el año pasado
Pese a la disminución de los homicidios, las cifras registradas en los móviles de violencia de género y violencia política fueron superiores a las de 2018

@loremelendez/ Foto de portada: Carlos Ramírez

 

898 personas de enero a diciembre. Ese fue el total de víctimas de la violencia reportadas en los cinco municipios del Área Metropolitana de Caracas por Monitor de Víctimas durante 2019, una estadística que constató que a pesar de que hubo un descenso en el número de muertes con respecto a 2018, cuando se registraron 1.364 homicidios, los móviles en los que intervienen las fuerzas de seguridad del Estado continuaron a la cabeza de las cifras: las ejecuciones extrajudiciales y las muertes por resistencia a la autoridad sumaron 340 víctimas. Esto significa que policías y militares son los responsables de al menos 38% de las muertes, casi cuatro de cada diez murieron en estos procedimientos.

En 2018, los móviles de ejecución y resistencia a la autoridad representaron 41% de los casos. El año pasado, esa proporción apenas bajó tres puntos porcentuales.

Entre todos los cuerpos militares y policiales y tal como ocurrió en 2018, fueron las Fuerzas de Acciones Especiales (FAES) de la Policía Nacional Bolivariana las que actuaron en más casos en 2019: 232. Solo en abril pasado mataron a 33 personas, mientras que en enero hicieron lo mismo con 31 y con 27 en agosto. Después de ellos, el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) figura como la fuerza policial más letal. Sus funcionarios participaron en 71 muertes el año pasado.

Las cifras recolectadas por Monitor de Víctimas también indican que en 189 homicidios no se pudo registrar el motivo por el que se cometieron. El robo, que durante 2017 fue la causa de muerte más común, quedó en tercer lugar con 155 caídos en 2019.

 

Si bien el número de víctimas disminuyó en la mayoría de los móviles, hubo dos en los que, por el contrario, se incrementó. La violencia de género cobró 20 víctimas en 2019, un número superior al de 2018, cuando se registraron 13 homicidios por esta razón. En un año, este delito escaló 54%.

Otro móvil que aumentó fue el de violencia política: hubo 12 víctimas en 2019, mientras que en 2018 no se reportó ningún caso por esta causa.

Libertador continúa como el municipio del Área Metropolitana de Caracas en el que ocurre la mayoría de los homicidios. Allí sucedieron 567 muertes, es decir, 63% de las 898 que hubo durante el año. El municipio Sucre de Miranda fue el segundo, con 255 casos (28%).

Enero fue el mes con mayor cantidad de homicidios, con un total de 105 muertes; seguido de abril, con 86, y mayo, con 83. Julio, en cambio, fue el mes con menor número de víctimas, con 58. Lo preceden febrero, con 61, y noviembre, con 63. 

Estos son los nombres de quienes murieron como consecuencia de un homicidio en Caracas, de acuerdo con los reportes de Monitor de Víctimas durante 2019. Si el nombre de su familiar no está, puede reportarlo al correo [email protected] 

ENERO

Ricardo González Amundaray, Carlos Eduardo Ramírez, Brando Rafael Sanoja Batista, Maikel Cumare Avila, José Rafael Arévalo Pérez, Carlos Eduardo Pérez Sánchez, John, José Herrera Venera, Josues Antonio Rivera Ramírez, Yefferson Flores Trujillo, Ángel David Campos Álvarez, Karina Carolina García Hernández, Chirly Angely Colina Betancourt, Andris Jesús Gámez De Lahoz, Yender Alejandro Omaya, Noel Rogelio Rojas Blanco, Andreina Paola Ortega Arévalo, Yoel Oropeza, Yoswel Oropeza, Beiker José Viera Figueredo, Juan Castillo Alzuru, César Yonaiker Rodríguez Galindo, Miladys María Castillo Pérez, Jairo Alberto Seija Conde, Alixon dos Santos Pizani, Franki Alexander Figuera, Stefany Jajoy Natera, Kevin Antonio Cárdenas Blaquez, Luis Alberto Martínez, Adrián Aponte Odilio, Nicar Bermúdez Muñoz, Mercedes López, Davismar del Carmen Rodríguez Iglesias, Jonathan José Cásares Ramos, Oswaldo Antonio Cisneros Barrientos, Jesús Miguel Sanabria Rudas, Elizabeth Ramírez Durán, Geralbert José Jiménez, Jhonny Marcano, Yorman Yondeiker Vivas, Yoendry Enrique Fernández Pino, Jarrinson José Delgado Martínez, Gabriel Vicente Sojo Rodríguez, Fabio Acevedo Luna, Elio Jesús Romero, Anthony Daniel Meneses, Reison Lozano, Geralver Urbina, Enyerson José Machado Rodríguez, Jonathan Eduardo Maza, Yohni José Godoy Buitrago, Richard Montaña, Emilke Villanueva, José Luis Lorvez Cova, Jesús Ramón Roca Guarapare, José Antonio Jaime Morán, Alberto Carlos González Magallanes, Jhon José Herrera Venera, Yeferson Salas Díaz, José Alberto González, Jonathan Villegas Villegas, Hiter Alexander Flores, Asdrúbal Ramón Flores, Alexander Mantilla, Édgar Alberto Tagliaferro López, Ismael José Barrios Chirinos, Juan Carlos Yánez, Yonaiker Briceño, Zulay, Victor Medina, Danluis Cohen, Rainer Alejandro Berroteran Cordero, Víctor Manuel Arcia León, Geison Eduardo González Rosas, Sandro José Figueroa Rangel, Keimy Manuel Vargas Figueroa, Devin Luna Tovar, Juan José Castillo Alzuru, José Del Carmen Uzcátegui Gil, Rogelio Antonio Villanueva, Maicor De Jesús Hernández, Johan Arcángel Mora Urbina, Graciela Buenaventura Martínez Rodríguez, Frank David Correa Gutiérrez, Enyer Enrique Vaamonde Ovalle, Ismael Gabriel Rauseo Camacho, Mariano Barrios Galindo, Nick Samuel Oropeza López, Kelvi Jospe Jaspe Medina, Ana Lourdes Barreto Hernández, Ángelo Guanile Rondón, Asdrúbal Jonathan Suárez Bustamante, José Manuel Pacheco, Sandro José Figueroa Rengel, Arturo Alejandro Martínez Morales, Nenter Alfonso, Raúl de Jesús Figuera.

 

FEBRERO

Luis Alberto Rodríguez Justiniano, Freider Toro, Yosmar Gacía, Vicente Cacique, Rainiel Romero Negrín, Jefferson Flores Trujillo, Luis Acosta Cabello, José Manuel Bertel Moguea, Josué Anthony Castillo Uzcátegui, Jorge José Guerrero, Ricardo Cacique, Richard Cleiderman Pérez Figueroa, Harry Josué Palma Marquina, Pablo Francisco Gómez Moreno, Juan José Rodríguez, Rainiel Romero Negrin, Noelkis Carolina Rámirez Blanco, Yafer Pineda, Jesús Elias Ávila Arcia, Yeiberson Fabier Molina Castro, Michael José Atencio López, Yorman Allende Figueroa, Anyer Simón Suárez Mercié, Alexander José Gutierrez Figeroa, Samuel Velázco, José Arteaga, David Arteaga, José Moisés flores Espinoza, Vicente Ramírez, Carlos Fernando Alonso Delgado, Wilkis Alberto Sevilla Miller, Deivis Ramces Brito, Yosmar Alberto García González, Gustavo Francisco Barroeta Hernández, Guillermo Antonio Rivas Apíscope, Alejandro José Márquez Quintero, Jofer Díaz, Ángel Raúl Nieves Amundaray, Kevin José Martín Rodríguez, Anderson José Estaba, Yoander Coronel, Gleybert Bolívar, Carlos Javier González Moya, Luis Jesús Bravo Reyes, Efrén Rafael Salazar, Jecksander Jambreiner Linares, Johana Alexandra Mejia Soli, Giovanny Alberto Rodriguez Suárez, Edgar Alberto Dávila Araujo, Richard Gerardo Avilan Castro, Alí Antonio Carrilo Linares, Stewart Jeremi Sosa Lobo, Carlos Eduardo Díaz Cuva, Cristian Eduardo Contreras Zerpa, William José Palao Domínguez.

 

MARZO

José Antonio Montilla Gutiérrez; Jhonny Ezequiel Rendón; Juan Carlos Retersillo; Tomás Sandero; Miguel Ángel Grilman; Rennys Rafael Fernández García; Luis Miguel Hurtado; Atilio José Martínez; Alí Ramón Domínguez; Flor Gutiérrez; Gabriel Arturo Calzado Franco; José Luis Franco; Yoandri Daniel Moreno; Carlos Augusto Erazo; Carlos Antonio González Ramos; Jesús Enrique Maza Riva; Chamberline Anyanwu; Marta Gutiérrez Tavarez; Gabriel David Godoy Robles; Duber Colmenares; Zamir Torres Brandino; Héctor Sánchez González; Omar José Hermoso Méndez; Yosef Daniel Virvod Rodríguez; Yumaiker Acosta; Maikel Alexander Berroterá Escalante; Omar Alarcón; Luis Alberto Mujica; Jesús Alberto Pérez; Simona Vaamonde; Roney Daniel Muñóz Garrido; Willian Francisco Alvarado; Franklin Antonio Barrido; Fabio Garrido; Alex Mota; Vlainer Andrés Mayora León; Alberto Nicolás Solano; Romer Jesús Gutiérrez Martínez; Jefferson Márquez; Daniel Alejandro Pérez; Carlos Javier Delve Domínguez; Ronald Jesús Barajas Trejo; Yorbi Fajardo; Joan Miguel Guerra López; Jean Carlos Ramírez Cadena; Robert Enrique Campbell; Ángel Javier Pereida Hernàndez; Jhonatan Eduardo Gil Parra; Manuel José Martínez; Manuel Hernández Blanco; Yonelbis José Arredondo; Juan Carlos Aguilera Barrios; Samir Antonio Torres Bracho; José Ángel Cabello Mindiola; Yordi Jesús Mendoza Rodríguez; Stefi Nicolás de La Hoz Fontalbo; Luis Alberto Pérez de La Hoz; Ángel Gregorio Durán Mercado; Eduard Alexander Pérez Salas; Freddy Sánchez Pérez; Laizner José Santana Jaimes; Omar Antonio Mijares Rojas; José Luis Cisneros Monasterios; Erick Jesús Acosta; Wilmer Ramón Bolaños; Johan Jesús Garrido Mangarré; Andry José Ferrer Gómez; José Gabriel Pérez Pérez; Edwin; Danielito; Henry; Miguelito; José Gregorio Hernández Marrero; Yorbin Adrián García Chacón; Bárbara Mayerling Rodríguez; Luis Alberto Henríquez Barrios.

 

ABRIL

Jeferson Jesús Serrano Espinoza; Maike Pérez Torres; Brenderson Laya; Rutser Jesús Machado; William David Lara Ruíz; Luis Argenis Guzmán Cabrera; José Gabriel Castillo; Alfredo Gómez Rojas; Yoneker José Mora Martínez; Domingo Alfonso Calderón; Mark Luzón; Mario Mora Ramírez; Juan Carvajal; Luis Reyes Rengifo; Marvin José Martínez Calderón; Héctor del Carmen Rondón Lara; Agustín Vargas. Martín; Ramón Celestino Hernández Figueroa; Jesús Ilario Amarista Córdoba; Harrinson Chacón Rivas; Carlos Rafael Vidal; Alberto Alejandro Mujica Guevara; Pablo Ramón Rodríguez; Freddy Rafael Aguirre Medina; Ángel David Duarte Valera; Vicente Rafael Olivo Valencia; Juan Ramón Chirino; Norbeta Díaz Liendo de Ibáñez; Ángel Gabriel Camero Martínez; Kéymer David Mago; Antony Rafael Mago; Orlando José Monasterio Salas; Ronny Daniel Freites Aular; Marc Nioeh Luzón Abreu; Oscar Alejandro Melo Vargas; Juan Gabriel Goitía ; Luis Maldonado; Leonardo David Yajure Araujo; David José Caraballo; Salomon Barrios Manjarrés; Yuni José Méndez Reitter; Oriana Orlaneth Pérez; Jesús mora Ramírez ; Carlos Eduardo Soto Castillo; Jackson Dario Domínguez Frontado; Alfredo Rojas Garcia; Jouberth Norwing Vargas Zorrilla; Rutxel Palma; Gabriel Esteban Vitar González; Miriam del Carmen Hernández Medina; Javier Alberto Morón Guaiquirima; Yajuare; Pablo Ramón Rodríguez; Ailin Oriana Silva Solórzano; John Paúl Rodríguez Álvarez; Zoraida Felicia Varela; Luis Alfredo Rojas García; José Gabriel Castro de los Reyes; Luis Manuel Acosta; Charlie Manuel Acosta; Johander Josué Sánchez Hernández; Erick Alfredo Bello; Régulo Andrés Figueredo Silva; Jesús Manuel Adalfio Ottamendi; Yobrán Leonardo Colmenares Hernández; Jean Carlos Montaño Pérez; Pedro Luis Alvarado Romero; Vladimir Enrique Cáceres; Marlon Jesús Mayz; David Sanz; Juan De La Cruz González; Andrés Guzmán Angulo; Lexer Román Delgado; Antoni Alfredo Patete, Inés María Rivero; Argenis Junior León Hernández; Alberto José López; Luis Eduardo Cordero Zambrano; Luis Daniel Hurtado; Edgar Castro.

 

MAYO

Luis Alberto Rojas; Edward José Dávila Quintero; Enio Martín Heredia; Santana Rondón; José Ramón Sifontes; Luisa Oleta Martínez; Lizkeila Molina; Yorman Borges; Elic Infante; Dargenis Joneis Marcano; Angelo Moisés Osorio; Fernando Delgado; Wilder Calderón; Mauricio Maylander Vargas Melo; Elmison Motta; Darwin David Guevara Telly; Adrián Eduardo Mujica Ravelo; Gregory Arévalo Rodríguez; Yamil Castillo Carabalí; Adrián Alberto Aguiar; Freddy Junior Méndez Romero; Ruhf Jeinis Hernández Brazón; Víctor José Gregorio Romero; Pedro José Jaimes Chacón; Eli Rafael Infante Malavé; Keivi Alejandro Castellano Barboza; Keiver Alfonso Flores Cabrera; Joan Carlos Aponte Rua; Yehanike Mabel Rangel; Yerbintos Rosales; David Añes; Wolfgang Alexander Mariño; Richard Alexis Rojas; Nelson Rafael Hernández Machado; Yeiker José Florez Isturiz; Gilberto José Polanco Lázaro; Abelardo Negrín Flores; Yubel José Montiel; José Manuel Castaño Acevedo; Cristian Jesús Pereda Ruíz; Christian José Díaz Guevara; Carlos Julio Zambrano; Luis José Peña Godoy; Lenin Herrera Villarreal; Leonel José Aponte; Ángel Gabriel Santaella Hernandez; Víctor Alejandro Rangel Maita; Jorge Luis Malave; Melissa Arcila Ruiz; Alexis José Bello Monsalve; Jorge Martín Romero Angulo; Édgar Alberto Sequera Hernández; Joandry José Novoa Rojas; Joel Alejandro Bryan Julio; Erick Joel Tortoza Díaz; Lisbeth Machado; Gerardo Efraín Guitérrez Godoy; Ismael Rodríguez; Edgardo Ruiz; Jonathan Castillejo Bracamonte; Jorge; Luis Alfredo Ariza Gamarria; Víctor Rangel Mevita; Nigel Moreno; Jefferson Barreto Osiris Villalba; Franco José Leal Pulido; Yoifer Hernández Vásquez; Ángela María Marrón Madrid; Víctor Manuel Dávila Tirado; Neufre Miguel Castro; José González; Erickson Daniel Sanabria Muñoz; Pedro José De la Cruz Betancure; Alexander José Ortega Julio; Melvin Matheus Rodríguez; Joenderick Luque Martínez; Pedro Mujica; Deylimar del Carmen.

 

JUNIO

Carmelo Eduardo Ayala; Yeraldo Eliazar Guerrero Giménez; Carmen López; Erick García; David García; Victor Manuel Alvarez Esconse; Yoandry Daniel Aponte Ruiz; Freider Edgardo Gómez Pérez; Dilinger Gustavo Fernández Rivero; Raimand Alberto Milano Arellano; Neivys Alexis Blanco Pérez; Arnaldo Andrés Chacón; Rosmel Gregorio Chacón; Yonaiker Alejandro Casanova Véliz; Alex Fontalvo Morillo; Reiber Pacheco Useche; Senón Gregorio Delgado Cegarra; Yonaikel Serrano; Jesús Gil Anzola; José Medina; Ramón Mujica; Gennyi Chacón; Edwin José Parra Ramírez; Darwin Alberto Sánchez Ascanio; Luis Miguel Castro Vargas; Johan Enrique Cordones Marcano; Irma Rocío Durán Urrutia; Yeison Rafael Vásquez López; César Antonio Lugo Reyes; Orangel Luis Parra Ilarraza; Jondry Neomar Bompart Bandres; Carlos José Villarroel Lee Chio; Héctor Jsé Figueroa; Ender Pico Gutiérrez; Adriana Desiret Rivero Ozorio ; Gabriel Fonseca; Alvaro Luis Farbellin Aguilera; Jorge Luis Beltran Leito; Milanyela Lisset Tenías ; Freddy Sifontes; Ronaikel Jorki Betancurth Dias; José Antonio Peralta; Larry Gómez; Junior Petaquero; Jhonny Alberto Gutiérrez Macías; Yensir González; Juan Bastidas; Freddy Belarmina Cisneros; Jhonathan Alexander Montilla; Leonidas Rafael Ordosgoiri Gil; Gregorio Hernández Arévalo Parra; Dixon Alejandro Blanco Valladares; Luz Marina Alcalá; Maikel Johander Navarro Linarez; Danny Jose Rivera Morales; Jorge Alexis Romero; Oswaldo Hernández Delgado; Enderson Jesús San Juan Lara; Jonás Efrain Quintero Valera; Henry José Hernández Castillo; Jesús del Valle Velázquez; Diego Armando Velázquez; Richard Johahuri Mentado; Luis Enrique Torres.

 

JULIO

Ender Rafael López Ayala; Eduardo Harold Chique Barcia; Antonio José Cisneros Romero; Hugo Andrés Palomino; Reimer Borges Escorche; Wilfred José Castillo; Carlos José Bocaranda López; Carlos Valverde; Brandon Orlando Zamaro Salazar; Deiber Miguel Bande; José Enrique Texeira Casanova; Jean Pier Reyes Machacon; José Gregorio Guillén; Teilor Difrancesco; Yeison Difrancesco; Raymer Arrollo; Lorenzo Azuaje; Andrés Eloy García; Jonathan Harrison Villaroel; Danny Arquímedes Salazar; Nereida del Valle Torres Luque; Rosmer José Martínez Rodríguez; Jefferson Castillo Belmonte; Jean Carlos Montero; El Mumra; El Cabezón; José Francisco Pacheco Palacios; Camilo Eduardo Ayala; Ana Daidé Brazón; Escarly Alardin González Lucena; Ángel Alfredo Soteldo; Engly José Arroyo; Javier Noria; Carlos Javier González; María Consuelo Carrillo Lozano; José Manuel Maican González; Brayan Valentín Castro Colmenares; Romelis Villanueva; Sindy Natali Parra Parra; Miguel Luis Castro Ñañez; Jesús Daniel Perdomo; Luis Alfredo Pérez Páez; Jesús Alexis Gonzalez; Franco Antonio Sifontes Martínez; Pedro José Urbano Lopez; Dick Gregorio Galea Brito; Alejandro Sosa; Luis Alberto Cabello; Javier Correa; Kelvin Gabriel Castro Cubillán; Miguel Ángel Hinojosa; William Daniel Chacón Mendoza; Giovanny Alejandro Contreras Moreno; Raifer Martínez; Christopher Peña Leo; Anthony Matos.

 

AGOSTO

Emilio José Peñaloza López; Richard Jose Rivero Baralt; Yorman Puerta; Albert Armas; Wilmer Ramon Mendoza; Tony Armas; Fraimer Martínez; Jimmy Sánchez; Jondry Daniel Pérez Blanco; Manuel Heredia; Eiver Pérez Hernández; Maikel Jesús Madero; Carlos Díaz; Francisco Antonio Requena Videl; Emily Fabiola Rosendo Arrieta; Luis González Calderón; El Peluca; El Guasón; El Fresa; El Javielito; El Duende; El Negro; Manuel Jesús Chávez García; Gabriel Alexis Fernández Hernández; Leonardo José Ortiz; Wilder Moisés Pérez Martínez; Yon Alejandro Lozano; Darwin Cova; Daniel Falcón; Jonaikel Aponte; Erick Materano; Ramon de Jesús Vivas Matheus; Israel Aldelzo Vivas Matheus; José Francisco Berríos; Jhonny José Aquino; Jhon Alejandro Lozano; Juan Carlos Matamoros; Mirianny Geraldine Hernández Ocando; Porfirio Avendaño; Rafael Díaz; Daniel Gabriel Díaz Gutiérrez; Brandon José Díaz Pérez; Mariángela Fernández Padrón; Bryan Antonio Rojas Vargas; Brian Jesús Lugo Domínguez; C Pequeño; Willinger Ricardo Moreno Berroterán; Anthony Romero; Luis David Gómez; Eduard Zambrano; Miguel Alexander bolivar Zamora; Jhonny Díaz; Cesar González; Yorbe Soto Hernández; Henry Antonio López Forero; Jesus Gabriel González; Dani Gabriel Díaz Gutiérrez; Tomas Liota; Robert Yeisonth Marcano Figueroa; Gustavo Enrique Azancot Granado; Luis Alfredo Azancort Granado; Jaime Ramos Mota; Reinaldo Jonathan Lastra; Yonaiker José Ortegano Delgado; Wilmer Alexander Medina Vivas; Luis Enderson Sequeiro; Luis Omar Reina; Darwin Alí Coito Soto; Michell Alexander Pérez; Carlos José León Blanco.

 

SEPTIEMBRE

Oswaldo Villegas; Hebert Giovannni Escobar Gardica; Alejandro Manuel Martinez Martinez; Yofren Stainlin Atocha; Apodado El Gordito; Erick Gastón; Javier Román Castillo; Jonathan Castellanos; Alexander José Pérez Guzmán; Ángel David Ontiveros Díaz; Neomar Antonio Galindo Aponte; Andrés Eduardo Cárcamo Martínez; El Gordo Blas; Robert José Coronel; Carlos Alfonso González Marín; Trino Orlando Sánchez Piñero; Daiker Figueroa; Anderson Duarte; Alejandro Feliciano Martínez Ortega; Lindbergh Yosue Pacheco; Wilmer Augusto Quintero ; Heber Giovanni Escobar Garnica; Renny Alexander Toro Carrasquel; Yender Lay Garcia; Jeferson Aquilino Escalona Escobar; Ana Mireya Amore Reyes; Deivis Xavier Abreu Rodríguez; Agapito Cervantes Faría; José Antonio Valderrama; Darwin José Mora Rodríguez; Ricardo David Rodríguez; Frank Nelson Bojo Quevedo; Adrián José Valderrama; José Gregorio Sierra; Marweens Jean Carlos García Barrios; Marcos Andrés Piñate Gutiérrez; Mayra Sanabria; Richard Keivir González Delgado; Norberto Antonio Hernández; Aroan Martínez; Bárbara Blanco; Jonathan Alexis Fonseca; Pedro Pablo González López; Carlos Enrique Acosta Leiva; Erick Ardenis Castillo Hernández; José Ricardo Garboza; Anderson Enrique Centeno Morey; John Manuel Moya; Einson Ríos Castañeda; Yorgenis Orellana; Gustavo Adolfo Valdés Cova; Carlos Alfredo Malavé Cova; Darwin Jesús Méndez Castillo; Antonio Alí Escobar Rivero; Xabier Antonio Alcalá García; Juan Oswaldo González; José Enrique Flores Campo; Joan Jesús Romero; Erick Aldenis Castillo Hernández; Gerson Yonaiker Quintana Ramos; Ingar Guevara Guzmán; Argenis Pérez Pernía; Herrera Ramírez; Limberg Josué Pacheco.

 

OCTUBRE

Jean Carlos Ortiz Terán; José Castellanos; José Eduardo Martínez; Frank Alexander Madriz Escalante; Keyber David Landaeta Villegas; Jonathan Tapia; Aníbal Plaza; Edward Sánchez; Willy Romero; Eiber Adrián Peña Graterol; Wilber Muñoz; Brayan José González Monsalve; John Jairo Díaz; Franklin Daniel Escalante; Jesús Enrique Vilchez Torrealba; Luis Gerardo Cabello Bulén; Mary Rosaley Aceituno Albarran; Karina del Carmen Pulido; José Daniel Ober Mejía; Jhony Manuel Machacán Galeanos; Roberto Herrera Cedeño; Juan Borges; Robert Sasso; Jacqueline de Sasso; Yender Castillo Sira; Leonardo Aníbal Cedeño Montero; Dervinson Enrique Rivera Bastidas; Yonaiker González; Yuglimer Alexandra Medina; Jefferson Álvarez Jiménez; Deninson Antonio Figuera Sandoval; Edmundo Rada Angulo; Rigie Jackson Correa Rodríguez; Ángel Gregorio Marcano Oliveros; Luis; José Gregorio Acuña Bastidas; Yefran; Yonder Neomar Garrido Bustamante; Yeison José Amundaraín; Junior Alexander Omaña Moreno; Josué Juno Mendez Pantoja; Yormael Charrabe; Alexis José Barrios Barboza; Yorby Jesús López; Yilson Jesús Vargas; Michael Rafael Belandria Clemont; Carlos José Chirinos Bermúdez; Diego Simón Mantuano Delgado; Carlos Figueroa Batista; Jeison José Amundarai Valera; Norberto Vargas Lozano; Edgar Daniel Sánchez Iriarte; Julio Cesar Mata Palacio; Alí Sabeth Yousset Fartta; Junior José Delgado; Marco Jorge Sánchez; Ismael Mendoza; José Junior Yerdez Pandoja; José Castellanos; Félix Alfredo Plazola; Reime Michael Rengifo Salas; Nelson Luis Pimentel; Gerald Torrealba; Iván Sperandío; Joan de la Cruz Bolaños; José Castro Torres; Johanderick Antonio Luque Martínez.

 

NOVIEMBRE

Marcos Daniel Nieves Rivero; Luis Beltrán González; Aníbal rafael Márquez Soto; Apodado El Angelito; Apodado El Menor; Apodado Wilder; Aquiles Alexander Tovar Belisario; Carlos Alberto Figueroa; Carlos Alberto Figueroa Cedeño; Carlos José Aragón; Celestino José Palacios Rodríguez; Cesar Ramón Vera Hernández; Cleiber José González Moreno; Damián José Cáceres Pérez; Daniel Alejandro González Torrealba; Dervinson José Fonseca Jiménez; Edinson Jose Muñoz Perez; Edinson Quevedo Hidalgo; Eduado Cumana Velásquez; Eduard Manuel Presilla Silva; Eduardo Sánchez; Enrique José Gómez Aray; Erick González Bermúdez; Gregoriana La Cruz; Henry Adonay Clavijo Aldana; Jackson Díaz; Jennifer del Carmen Brito González; Jessica Medina Viana; Jesús Johan Rodriguez Meza; Jhon Jairo López Toro; Johandrys Cardozo; Jonathan Rodríguez Herrera; José Alberto Aguilera Concepcion; José Gregorio Parra; Julio César Cañizales Medina; Kelvin José Pérez Benítez; Kervin Monare; Luis Rafael Bigot Sequera; Marcos Daniel Nieves Rivera; Marcos Jordan Camacho Villalobos; Miguel Lugo; Nelson David Orozco; Oscar Armando Arnal Morillo; Ramón Antonio Gómez Brito; Ramón Pacheco Rangel; Reinaldo Coneo; Rubén Darío Zerpa; Soledad del Carmen Cruz Rodríguez; Vanessa Peñuela; William de Jesús Lugo Rísquez; Wilmer Alexander Medina Vivas; Wilmer Antonio Hernández Marcano; Yonaiker Sarria; Yoni Alberto Moreno; Yuleidy José Ariza Mayz.

 

DICIEMBRE

Joiber Mendoza; Mauro Alfonso Mora Henríquez; Danny Javier Zambrano Pabón; Melvin Orlando González Mejías; Luis Jose Colon Olivieri; Jason Martínez; Erquis Antonio Urdaneta Gonzalez; David Alejandro Yajuris; Adrián José Martínez; Terry Anderson Benavides; Stefani Katherine Landaeta; Ariannys Valentina Guevara Martínez; Luis Martínez Carvajal; Yeison Ismael Machuca Rojas; Danny José García; Daniel Rojas; Oscar Alexander Duarte Bastidas; Génesis Leandra Troconis Azuaje; María Agustina de González; Omar González; Keiver Jesús Guillén; Danny José Barreto Bernal; Apodado El Jesús DJ; Juan Carlos Parra Orozco; Apodado Raulito; Michelangel Betancourt; Carmen Jeannette Salcedo; Jean Carlos Montalbán Barrios; Apodado El Jeison; Apodado El Guajiro; Jhon Maley Zerpa Vivas; Yefry René, Avendaño Aguilera; Juan Carlos Pérez; Yeiker Jose Zerpa Rojas; Jonnie Ruda; Jhonny Rafael Quintana; Alonso Riberio Guanda Vergara; Robert José Márquez Blanco; Yeison José Marcano Hernández; Faez Yatin Drika; David Alfredo Guerrero Salcedo; Keninger Rada; José Miguel Bermúdez; Walter Gómez; Alexis Yoandry Suárez Ángulo; Lewis David Martíez Alcalá; Antonio José Berroterán; Isaac David Vàzquez; Saida Morales; Óscar Ramón Olivares; Mauricio Miguel Meza Montoya; César Antonio Acosta Tanier; Damián Zambrano; Ángel Luis González Carrillo; Erick Lexoán Canelo Pacheco; Juan Manuel Machado Molina; Víctor Manuel Zerpa Alzualde; Juan Eduard Calzadilla Vivas; Andy Anderson Muria Zambrano; Jesús Alfonso.

Codehciu alerta sobre nuevas cifras de muertes potencialmente ilícitas y hace un llamado de atención al Estado ante la falta de garantía de los derechos humanos  a la vida y a la integridad física

 

En el último reporte de la Comisión para los Derechos Humanos y la Ciudadanía (Codehciu), ONG defensora de derechos humanos, se evidencia que el año 2019 registró más de doscientas víctimas de presuntas ejecuciones extrajudiciales o muertes potencialmente ilícitas en el estado Bolívar.

El mes con más asesinatos en manos de funcionarios del Estado fue marzo, con 35 muertes, le siguen agosto con 31, abril con 24 y julio con 22. Mientras que el mes con menos víctimas fue junio con 9.

Este Monitoreo de Ejecuciones Extrajudiciales de Codehciu adopta elementos importantes de los principios del Protocolo de Minnesota, documento internacional que tiene el objetivo de proteger el derecho a la vida y la promoción de la justicia e investigación eficaz de toda muerte potencialmente ilícita.

El año pasado, cuando el monitoreo cumplió 12 meses en ejecución, entre abril de 2018 y abril de 2019 Codehciu registró 140 víctimas. Pero desde enero 2019 a diciembre del mismo año, se han registrado 218.

En el contexto violento del Estado Bolívar también abunda la impunidad y la negligencia ante estos hechos. Durante el segundo semestre del 2019, Codehciu registró 113 muertes potencialmente ilícitas, en manos de cuerpos policiales que usan la fuerza de manera desproporcionada, e incumplen las normas que establecen los Principios Básicos sobre el Empleo de la Fuerza y de Armas de Fuego por Funcionarios Encargados de Hacer Cumplir la Ley.

Durante el mismo semestre, 5 personas murieron estando bajo la protección del Estado, hombres que se encontraban recluidos en centros penitenciarios; 4 de estos en los Calabozos del Centro de Coordinación Policial de Guaiparo, y el quinto en los Calabozos del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) en Ciudad Bolívar.

Estas muertes, según lo indicado en el Protocolo de Minnesota, también se consideran como potencialmente ilícitas porque:

La muerte sobrevino cuando la persona estaba detenida, o se encontraba bajo la custodia del Estado, sus órganos o agentes. Incluye este supuesto, por ejemplo, todas las muertes de personas detenidas en prisiones, en otros lugares de reclusión (oficiales y de otro tipo) y en otras instalaciones donde el Estado ejerce un mayor control sobre su vida”.

 

 

*Prensa Codehciu