homicidios en Caracas archivos - Runrun

homicidios en Caracas

#MonitorDeVíctimas | Murió paciente de hemodiálisis en asalto a camioneta de pasajeros
El cadáver cayó encima de uno de sus dos hijos que lo acompañaban

 

Sandra Guerrero @sandraguerrero1 / Fotografías Carlos Ramírez

 

Marcos Jorge Sánchez Obelmejías, de 38 años edad, murió como consecuencia de un disparo que recibió en el tórax a las 12:30 del mediodía del viernes 25 de octubre, dentro de una camioneta de pasajeros que transitaba frente al centro comercial Coche, municipio Libertador.

A la unidad de transporte público habían subido dos presuntos delincuentes para robar a los usuarios.

Sánchez Obelmejías, que viajaba con sus hijos de 7 y 13 años de edad, se levantó de su asiento y uno de los atacantes le disparó.

El hombre, que era paciente de hemodiálisis, murió en el sitio y su cadáver cayó encima de uno de sus hijos.

Allegados a la víctima indicaron que el resto de los pasajeros abandonó la camioneta.

Los homicidas huyeron una vez que se percataron de la muerte de Sánchez Obelmejías, quien tenía tres años padeciendo de insuficiencia renal.

Uno de los hijos de la víctima llamó a su abuelo materno para notificarle lo ocurrido.

#MonitorDeVíctimas | Lo mató el Cicpc con 10 disparos en presunto enfrentamiento
La madre de la víctima dijo que estaba solicitado por las autoridades por varios delitos

 

Sandra Guerrero @sandraguerrero1 / Fotografía Carlos Ramírez

“Soy una madre consciente de que su hijo falleció porque hacía las cosas mal. Así que yo le pido al Señor que le dé fortaleza a las madres que pierden a sus hijos a través de estos procesos y que el Señor nos dé la fuerza necesaria”, expresó Yesenia Pantoja, cuando llegó a la morgue de Bello Monte a reclamar el cadáver de su hijo.

José Junior Yendez Pantoja, de 23 años de edad, vivía apartado de su familia. 

“Es una angustia. Vives en un bomba de tiempo que no sabes cuándo va a explotar”, explicó la madre del fallecido.

Funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) le habían advertido a la madre que en cualquier momento lo matarían.

Eso ocurrió el 24 octubre pasado, en horas del mediodía, en el kilómetro 12 de la carretera de El Junquito, sector El Cafetal, en un presunto enfrentamiento con funcionarios del Eje Noroeste del Cicpc.

Yendez Pantoja recibió nueve impactos de proyectiles en el tórax y uno en la cara.

Vecinos dijeron que oyeron múltiples detonaciones. Al hombre lo llevaron al hospital Pérez Carreño.

Dejó una hija de 4 años de edad y era el segundo de seis hermanos.

#MonitorDeVíctimas | Mataron a hombre mientras esperaba transporte en el Terminal de Oriente

@franzambranor

EL PASADO LUNES 14 de octubre, Aníbal Plaza estaba esperando por un transporte en el Terminal de Oriente de Caracas. Su destino era la ciudad de Barcelona, estado Anzoátegui, pero un hombre se le acercó y lo asesinó a balazos.

Rubén Machado, tío de Aníbal, dijo en la morgue de Bello Monte, que nadie comprende por qué sucedió esta tragedia.

“Él no tenía enemigos, ni problemas con la justicia, creemos que fue para robarlo y él probablemente opuso resistencia”, dijo Machado.

El tío de Aníbal sostuvo que el hecho se registró a las 3:00 pm. “Creo que él estaba esperando a otra persona para irse a Barcelona”, sostuvo.

Aníbal Plaza tenía 33 años de edad, era comerciante y deja huérfano a un niño de 10 años.

Acusan a Faes de asesinar a comerciante en La Silsa

Familiares de Willy Romero, de 25 años de edad, denunciaron que éste fue asesinado por funcionarios de las FAES el martes 15 de octubre a las 11:00 am

Según versión de la familia, Romero se encontraba en su residencia con su madre, esposa e hijo de cuatro meses de nacido, cuando efectivos del cuerpo adscrito a la PNB allanaron el lugar y se lo llevaron de su residencia ubicada en la calle La Fe del tercer plan de La Silsa, municipio Libertador, de Caracas.

Familiares aseguraron que escucharon detonaciones minutos después del secuestro. El cuerpo de Romero fue llevado al hospital Periférico de Catia.

“En el informe pusieron que él era un azote de barrio y que fue un enfrentamiento. Todo eso es falso”, dijo una fuente que prefirió mantenerse anónima.

La familia adelanta gestiones para introducir una denuncia en la fiscalía con competencia en derechos fundamentales del Ministerio Público. 

#MonitorDeVíctimas | Asesinaron a dos hombres que salían de fiestas en Petare y Sarría
A ambos les robaron los zapatos. Uno de ellos se detuvo a orinar cuando fue abordado por los antisociales. El otro se retiraba a su casa

Sandra Guerrero @SandraGuerrero1 / Fotografías Carlos Ramírez

FRANK NELSON SOJO QUEVEDO, COMERCIANTE, DE 23 AÑOS DE EDAD, se divertía con sus amigos en una fiesta que realizaban en una casa  de la calle Juan XXIII, sector la U del barrio La Dolorita de Petare.

Junto a unos amigos se marchó de allí para seguir celebrando en otra reunión.

Salieron juntos, pero Sojo Quevedo se quedó atrás porque tenía ganas de orinar y se detuvo en la vía.

Esa circunstancia fue aprovechada por unos delincuentes que estaban a la caza de víctimas.

Los antisociales lo llevaron hasta un callejón y le dieron dos disparos, uno en el corazón y otro en el abdomen.

Cuando el hombre cayó al pavimento los homicidas aprovecharon para robarle sus zapatos y ponerle otro calzado.

Los amigos que habían salido con él de la fiesta se devolvieron en vista de que él no llegaba al sitio acordado y hallaron el cadáver.

A pesar de que estaba muerto lo trasladaron a la clínica popular de La Dolorita. Vivía en el sector El Tanque de esa parroquia.

Murió desangrado

Para el 31 de agosto pasado, Michell Alexander Pérez, de 20 años de edad, no estaba estudiando ni trabajaba.

En la noche de ese día asistió a una reunión familiar que se celebraba en una casa de Sarría, urbanización Simón Rodríguez de la parroquia El Recreo.

Allí estuvo hasta la madrugada del primero de septiembre cuando se retiró de la fiesta para dirigirse a la vivienda de unos primos.

En el camino fue atacado por varios hombres armados. Aunque los vecinos oyeron los gritos de auxilio del joven, nadie salió a ayudarlo.

Cuando los primos fueron a buscarlo, porque Pérez residía en el sector La Troya de Barlovento, lo hallaron muerto porque el disparo que le dieron en una pierna le afectó la arteria femoral.

Le quitaron la vida para robarle los zapatos.

Había venido a Caracas para asistir a la reunión familiar.

#MonitorDeVíctimas | De una pedrada en la cabeza lo mataron en la autopista Gran Mariscal de Ayacucho
Iba en la parte trasera de una camioneta y delincuentes intentaron robar a los ocupantes

Sandra Guerrero @SandraGuerrero1 / Fotografías Carlos Ramírez

UNO DE LOS GRUPOS DELICTIVOS que acecha a los vehículos en diferentes tramos de la autopista Gran Mariscal de Ayacucho para robar a sus tripulantes, intentó detener a pedradas la camioneta pickup donde el pasado 20 de agosto viajaba Darwil Alí Coito Soto, de 28 años de edad.

Desde la vía, a la salida del túnel de Parque Caiza, los delincuentes comenzaron a lanzar piedras a la camioneta y una impactó en la cabeza a Coito Soto, quien viajaba en la parte trasera del vehículo. Mal herido cayó a la vía.

Quienes le acompañaban lo trasladaron al hospital de El Llanito donde murió al día siguiente.

La víctima vendía carne y precisamente ese día venía de Guarenas de haber distribuido el producto en diferentes locales comerciales.

Estaba domiciliado en el sector Hoyo de La Puerta, municipio Baruta.

#MonitorDeVíctimas | Fuerzas públicas son responsables de 47% de los homicidios del primer semestre de 2019 en Caracas
Las ejecuciones extrajudiciales son el primer móvil de las muertes ocurridas entre enero y junio de este año. Las FAES continúan como el cuerpo policial más letal

@loremelendez

 

EN SEIS MESES, 501 PERSONAS FUERON VÍCTIMAS DE HOMICIDIO en el Área Metropolitana de Caracas, una estadística recogida por Monitor de Víctimas que también señala que, como consecuencia de estas muertes, hoy hay 442 niños y adolescentes huérfanos.

En 47% de los casos, 233 en total, los homicidios fueron cometidos por las fuerzas públicas. Hubo 165 ejecuciones extrajudiciales (la mayor causa de muerte) y 37 caídos por resistencia a la autoridad. La suma de ambos, 202, supera a la del robo (79), que hasta 2017 fue el móvil que se repetía con mayor frecuencia en las cifras de violencia de la capital venezolana.

Los uniformados también participaron en crímenes de violencia política, riñas y violencia de género, entre otros.

Las Fuerzas de Acciones Especiales (FAES) de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) continúa como la fuerza pública más letal, con 158 muertes de las 233 que fueron cometidas por los uniformados. A mucha distancia, con 38 casos, el Cicpc fue el segundo cuerpo policial que dejó más caídos.

En los meses de enero, febrero, abril y junio, los homicidios a manos de los policías superaron a aquellos ocasionados por la acción de civiles.

De las 501 víctimas, 460 eran hombres y otras 39 eran mujeres. De ellas, 5 fueron víctimas de violencia de género. El promedio de edad de los muertos es 30 años y 143 tenían entre 18 y 25 años.

El municipio Libertador del Distrito Capital sigue concentrando la mayor cantidad de homicidios de las cinco jurisdicciones que conforman el Área Metropolitana de Caracas. Allí se registraron 317 muertes en los primeros 6 meses del año, es decir, 63 del total de los asesinatos sucedidos en la capital.

Pese a ello, es Petare (municipio Sucre del estado Miranda) la parroquia con el más alto número de homicidios del semestre.

El primer mes de 2019 fue el más sangriento de este primer semestre. Fue el único que sobrepasó el centenar de víctimas. En la cuenta le siguen abril, con 87, y mayo, con 86.

De acuerdo con la data de Monitor de Víctimas, la mayoría de las muertes (63%) sucedió en la vía pública. Sin embargo, esta proporción cambia levemente cuando se trata de homicidios cometidos por la fuerza pública. En esas situaciones, el porcentaje de casos ocurridos en calles y avenidas baja a 53%, mientras que el de aquellos que tuvieron lugar dentro de viviendas sube a 46%. En los meses de febrero y abril, las muertes en los domicilios a manos de cuerpos de seguridad del Estado fueron mayores que las sucedidas fuera de estos.

 

 

 

#MonitorDeVíctimas | Asesinan a tres personas en medio de un cumpleaños en La Vega
En la parroquia del oeste de Caracas ocurrieron al menos 23 homicidios entre enero y junio de 2019
Lorena Meléndez G. @loremelendez/ Fotos: Carlos Ramírez
 

A JEAN CARLOS MONTERO, DE 22 AÑOS, lo mataron la noche del viernes, 19 de julio, mientras se comía un pedazo de torta en medio de un cumpleaños. Estaba en una casa de la calle Nueva China del barrio El Carmen de La Vega, al suroeste de Caracas, cuando se dirigió a las afueras de la vivienda para probar el pastel. Allí estaban unos conocidos, entre ellos, dos hombres que en la zona llamaban “El MummRa” y “El Cabezón”. Sus enemigos fueron por ellos cuando supieron que estaban en aquella fiesta.

Cuentan allegados de Montero, quien para ganarse la vida vendía caramelos y golosinas en el Metro de Caracas junto a un tío, que los disparos se hicieron desde un carro que se detuvo frente a la casa. Las ráfagas alcanzaron a “El MummRa” y a “El Cabezón”, supuestamente el objetivo de aquella emboscada. Pero también a Montero, que cayó con heridas en el pecho y en la cabeza. Los tres murieron en el sitio.

Afirmaron los parientes que en el hecho también hubo dos personas que quedaron heridas de bala y fueron llevadas a un centro hospitalario.

Montero era padre de una niña de 2 años. Vivía en Los Canjilones de La Vega, parroquia caraqueña donde han ocurrido 23 homicidios entre enero y junio de 2019. Doce de estas muertes fueron cometidas por civiles, de acuerdo con estadísticas registradas por Monitor de Víctimas.

#MonitorDeVictimas |
En Pinto Salinas asesinaron a un hombre, padre de una niña, a raíz de una discusión por dinero

Lorena Meléndez G. @loremelendez / Fotografías Carlos Ramírez

 

UNA DEUDA FUE EL DETONANTE de la muerte de José Francisco Pacheco Palacios, de 32 años de edad, quien fue asesinado en su propia casa por el pariente de un hombre a quien no había pagado un préstamo de dinero. 

El hecho ocurrió el pasado 20 de julio en el callejón San José de Pinto Salinas, que se conecta con la calle Capri de la parroquia El Recreo, en Caracas. Poco antes de las 8:00 pm, Pacheco Palacios estaba en su vivienda cuando una mujer llegó alterada a reclamar un pago en metálico que no le había hecho a su hermano. La discusión se prolongó y Pacheco Palacios admitió que no tenía dinero para saldar la cuenta pendiente. Fue ahí cuando ella llamó a su marido por teléfono.

El esposo de la mujer llegó armado con una pistola calibre 22, según pudo determinar el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas en sus pesquisas. Tras arribar y continuar la discusión, disparó varias veces contra Pacheco Palacios, a quien le quedaron siete impactos de bala en el cuerpo. Los esposos salieron corriendo mientras la víctima quedó tendida en la entrada de su casa. Sus vecinos, que no pudieron intervenir en la pelea, lo trasladaron al hospital Dr. José María Vargas, en San José.

El baleado, padre de una niña de 9 años de edad que vive en Colombia, arribó vivo al centro de salud, pero allí no había insumos para atenderlo ni una ambulancia que pudiera llevarlo hasta otro lugar donde lo asistieran. Así fue que montaron a Pacheco Palacios en una camioneta y se encaminaron hasta el hospital Dr. Miguel Pérez Carreño, pero la víctima murió antes de pisar su destino. 

Los familiares desconocen a cuánto ascendía la deuda en bolívares de Pacheco Palacios con el pariente de sus victimarios, quienes al momento de la publicación de esta nota no habían sido detenidos. “Yo estoy seguro de que lo que él debía no alcanzaba ni para pagar su entierro”, aseguró su padre, Mozalín Pacheco.

Pacheco Palacios, quien estaba desempleado, trabajó desde que se graduó como técnico en el Servicio Nacional Integrado de Administración Aduanera y Tributaria (SENIAT). Pero hace algunos años, a raíz de una reducción de personal, quedó desempleado. No volvió a trabajar desde entonces.

Ocho homicidios sucedieron en la parroquia El Recreo durante los primeros seis meses de 2019, según Monitor de Víctimas. Uno de ellos ocurrió también en la calle Capri de Pinto Salinas, cerca de donde vivía Pacheco Palacios con su familia. Ahí fue asesinada Andris Jesús Gámez De La Hoz por su cónyuge en enero pasado.