Lysaura Fuentes, autor en Runrun

Lysaura Fuentes

#MonitorDeVíctimas | Cicpc investiga la muerte de la pareja de un sargento de la GNB
El funcionario informó que discutió con la mujer y ella optó por quitarse la vida, pero los familiares no creen esa hipótesis. El sargento, al día siguiente del hecho, se llevó varias pertenencias del apartamento y se desconoce su paradero

 

@lysaurafuentes / Fotografías Carlos Ramírez

FUNCIONARIOS DEL CUERPO de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) investigan la muerte de Mirianny Geraldine Hernández Ocando, de 30 años de edad.  El suceso se registró el domingo 18 de agosto, a la 1:30 pm en el apartamento 566, torre 6 de las residencias Catuche ubicadas en Puerta Caracas, La Pastora, municipio Libertador.

La versión que ofreció ese día la pareja de Mirianny, de nombre José Wilfredo Ponce Jaime, de 33 años de edad, quien es sargento mayor de tercera de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), es que sostuvo una discusión con su pareja. Presuntamente ella se encerró en una habitación y él se fue a otro cuarto y en ese momento habría escuchado el disparo que se habría ocasionado Mirianny para quitarse la vida.

Hasta el momento están manejando la versión del suicidio, pero la familia de Mirianny no cree esa hipótesis. En la morgue de Bello Monte, un pariente que prefirió no identificarse, aseguró que el hombre es “celoso, controlador, posesivo, la obligó a cambiar su número de teléfono y a dejar sus trabajos, a ser ama de casa y a que se mantuviera en su hogar, sin hablar con nadie. Incluso generó una discusión entre Mirianny y su hermana gemela”. Los allegados manifestaron que el sargento al día siguiente del hecho se llevó varias pertenencias del apartamento, entre ellos un televisor, una computadora y ropa. Hasta el momento se desconoce su paradero.

Mirianny dejó dos hijos de 11 y 3 años de edad. Era oriunda del poblado Las Calderas, municipio Colina, al este de Coro, estado Falcón, a donde será llevada para el sepelio.

El resultado del informe forense arrojó: “fractura de cráneo por herida de arma de fuego, proyectil único a la cabeza”.

Mirianny tenía ocho meses de relación con el sargento, el cual estaba adscrito al destacamento 435, en Altamira.

 

#MonitorDeVíctimas | Un bartender fue asesinado por un “amigo” en La Pastora
Una discusión terminó en homicidio en medio de una parranda en la que el alcohol no faltó

 

@lysaurafuentes / Fotografía Carlos Ramírez

EL FUERTE HEDOR QUE PROVENÍA de un anexo situado en la calle Curazaito, de Lídice, La Pastora, municipio Libertador de Caracas, llevó al hallazgo del cadáver de un hombre identificado como Salomón Barrios Manjarrés, de 40 años de edad.

Manjarrés era natural de Cartagena, Colombia, y siendo pequeño viajó con su familia hasta Caracas, donde se establecieron.

Desde hace unos ocho años, Salomón trabajaba como bartender en varios establecimientos y actualmente vivía en un anexo, que le concedió un hermano.

El viernes en horas de la madrugada la víctima se encontraba compartiendo con tres amigos en el anexo cuando se presentó una discusión.

Durante la disputa uno de los presuntos amigos de Salomón conocido como “Oriente” lo atacó con un cuchillo y le asestó varias puñaladas.

Al día siguiente el hermano de Salomón no sabía de su paradero y le tocaba la puerta del anexo, pero éste no respondía.

El domingo en horas del mediodía el hermano de la víctima solicitó la intervención de funcionarios de la Policía Nacional Bolivariana (PNB), debido al hedor que provenía del anexo de Salomón. Al entrar encontraron su cadáver al final del inmueble.

El sitio se encontraba desordenado como si se hubiese registrado una pelea y la víctima solo vestía su ropa interior. No dejó hijos.

#MonitorDeVíctimas | Estrangularon una mujer en La Dolorita y se llevaron a su hijo de dos años
Vecinos observaron cuando el esposo de la víctima salía de la vivienda cuando, de acuerdo a la data de muerte, ya había ocurrido el homicidio

Lysaura Fuentes @lysaurafuentes / Fotografía Carlos Ramírez

Los problemas que tenía Bárbara Mayerling Rodríguez, de 27 años de edad, con su esposo terminaron en tragedia. Este domingo, alrededor de las 6:00 de la tarde, fue encontrado su cadáver en avanzado estado de descomposición en su vivienda del sector Las Casitas I, barrio La Lira de La Dolorita, estado Miranda.

Bárbara llevaba tres años de relación con Robert Manuel Medina, con quien tenía un niño de dos años de edad llamado Axel Manuel Medina.

“Ella era muy reservada y no nos había contado que tenía problemas con el hombre”, dijo un familiar quien prefirió no identificarse.

Desde el pasado viernes, los vecinos de Bárbara se extrañaron porque no la habían visto, pero pensaron que se había trasladado hasta Santa Lucía del Tuy, en Miranda, para visitar a su madre que sufre de diabetes.

El sábado a las 6:00 de la mañana, los vecinos vieron a Robert Manuel salir con el niño de ambos en brazos, una situación que los llevó a comunicarse con un sobrino de la víctima, quien ingresó a la casa el domingo y encontró muerta a Bárbara en avanzado estado de descomposición y signos de estrangulamiento.

Funcionarios del Cicpc se encuentran buscando a la pareja de la víctima por ser el principal sospechoso del crimen y por llevarse al niño, pero hasta el momento no ha sido encontrado.

La víctima era docente en la Unidad Educativa Carmen Valverde de la zona y la menor de tres hermanos.

#MonitorDeVíctimas | Pierde la vida una ama de casa tras lanzarse de camionetica durante robo en El Junquito

 

 

LA AMA DE CASA MELANIA COLUMBA BRITO, de 38 años, perdió la vida tras un robo el sábado 15 de diciembre en una camionetica que cubre la ruta La Yaguara-El Junquito.

Melania salió ese día desde tempranas horas de su vivienda, en el sector Nueva Esperanza de El Junquito, para realizar unas diligencias por la zona. Alrededor de las 11:30 de la mañana cuando ya  estaba de regreso la ama de casa se subió a una camionetica y a la altura del kilómetro 7 un grupo de delincuentes, de entre los 17 a 19 años, se subieron a la unidad y comenzaron a robar a los pasajeros, entre ellos a Brito, a quien le quitaron su teléfono inteligente y cartera.

Un joven, que se encontraba al lado de Melania, en los primeros puestos de la camionetica, aprovechó un descuido de los ladrones para lanzarse del vehículo y Brito al ver aquella acción y que el muchacho no resultó lesionado de gravedad, también intentó hacerlo, debido al temor y los nervios del momento, pero en esta ocasión la unidad se encontraba en movimiento y terminó golpeándose la cabeza contra el pavimento.

En ese momento Melania fue trasladada hasta el Dr. Miguel Pérez Carreño, siendo diagnosticada con fractura de cráneo y hemorragia interna.

Una vecina de la mujer informó a su hijo de 19 años de nombre Joan González, quien es comerciante informal en Catia, lo que le había sucedido a su madre, por lo que él se trasladó en un mototaxi hasta la zona donde ocurrió el suceso, lugar en el que le notificaron que su madre había tenido un accidente.

El joven cuando llegó al hospital, alrededor de las 2:00 de la tarde, se enteró que su madre ya había fallecido.

Este 31 de diciembre la víctima iba a cumplir 39 años. Dejó en orfandad a seis hijos, cuatro hembras menores y dos varones, uno de ellos reside fuera del país.

Melania no pensaba irse del país, quería seguir viviendo en Venezuela, a pesar de que tenía a un hijo en Colombia. Los familiares de la ama de casa contaron que los robos en las camioneticas de El Junquito se han vuelto cotidianos.

#MonitordeVíctimas | Asesinan a una mujer de 52 años en robo a una peluquería de Baruta

@lysauraFuentes

A MERCEDES LEONOR FUENTES ARIAS DE 52 AÑOS LA ASESINARON el jueves 4 de octubre a la 1:30 de la tarde durante un robo en una peluquería llamada Wendy Ruth, situada en la calle Bolívar de Baruta.

Mercedes estaba en la peluquería con su nuera cuando dos jóvenes ingresaron al local con la intención de cometer un robo.

Las mujeres fueron arrinconadas por los delincuentes y uno de ellos usó a Mercedes como rehén para amenazar a las demás víctimas.

Los delincuentes luego de que robaron el celular de Mercedes y de las demás clientas de la peluquería, le dispararon en el pecho a la víctima y luego huyeron del lugar en una moto.

Arias fue trasladada hasta la Clínica Félix Boada de la zona, sin embargo llegó sin signos vitales.

Mercedes vendía almuerzos a los conductores de las camionetas de la línea Sur-Este de Baruta. La víctima vivía en el sector Ojo de Agua, era madre de dos hijos y dejó cuatro nietos.

La autopsia de Arias se realizó en el Hospital de Coche, debido a que para el momento en el que fue trasladado su cadáver a la morgue de Bello Monte no había patólogos.

#MonitordeVíctimas |

@lysaurafuentes | Fotografía Carlos Ramírez

EL VIERNES 27 DE JULIO A LAS 5:00 DE LA MAÑANA fallecieron tres personas y uno está desaparecido luego de un operativo que llevaron a cabo funcionarios del Eje Oeste del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) en Alta Vista, parroquia Sucre, municipio Libertador de Caracas.

Una de las víctimas fue Yorbis Jonaiker Acosta, de 22 años, quien se encontraba en su vivienda con su esposa e hijo de dos años cuando llegaron los funcionarios.

Los uniformados sacaron a la esposa y al hijo de Yorbis, mientras que él gritaba: “No me dejes que me van a matar”, así lo contó Kari Uriarte, madre de Yorbis.

Yorbis falleció en el sitio tras recibir disparos a manos de los funcionarios, luego lo llevaron al Hospital General de Lídice Dr. Jesús Yerena.

Yorbis era mecánico de motos, laboraba en un taller que estaba cerca de su casa. Sus familiares presumen que lo involucraron con una actividad ilícita, que habría realizado otro de los fallecidos identificado como Rafael Beltrán. “Él si tenía problemas con la justicia, mi hijo no y me lo mataron”, dijo la madre de Yorbis.

De Beltrán se desconocían mayores datos, se conoce que murió durante el despliegue de los funcionarios, al igual que otra víctima que no ha sido identificada y una persona que está desaparecida.

 

#MonitordeVíctimas | Localizan cadáver de comerciante chileno tras 10 días de desaparecido

@lysaurafuentes | Fotografía Carlos Ramírez

EL PASADO MIÉRCOLES 18 DE JULIO el cadáver del chileno Jorge Edwin Faria Quintanilla, de 73 años, fue encontrado en avanzado estado de descomposición en la carretera vieja Caracas-La Guaira.

La víctima había desaparecido el pasado domingo 8 de julio cuando salió de su vivienda, situada en Naiguatá, estado Vargas, a bordo de su vehículo Toyota Autana, color marrón, para dejar a un amigo en el sector El Tigrillo de la entidad, luego se dirigió a encontrarse con un socio, pero nunca llegó.

Como Quintanilla no tenía familiares en Venezuela, sus conocidos comenzaron a buscarlo en las zonas que él frecuentaba y en hospitales de Vargas y Caracas. Hasta que lograron conocer del hallazgo de su cadáver en la carretera vieja Caracas -La Guaira.

El cadáver estaba en avanzado estado de descomposición, por lo que fue trasladado a la morgue de Bello Monte para realizarle la autopsia. El fallecido no presentaba heridas visibles y funcionarios del Consulado de Chile acudieron al recinto forense para legalizar la entrega del cuerpo.

La víctima tenía 50 años viviendo en Venezuela luego de que llegó al país proveniente de Providencia, Chile. No dejó hijos y era el menor de dos hermanos.

Quintanilla vivía sólo en Naiguatá y era abogado, comerciante y administrador por su cuenta. El vehículo de la víctima está desaparecido por lo que se presume que lo sorprendieron para robárselo.

El fallecido siempre llevaba consigo a su perrita “Mía” de raza Yorkshire que también se encuentra desaparecida.

#MonitordeVíctimas | Adolescente de 16 años asesinó a su madre y abuela en Catia

@lysaurafuentes | Fotografía Carlos Ramírez

UN HECHO SORPRENDIÓ ESTE MIÉRCOLES  4 DE JULIO a los vecinos del bloque 8 de Propatria, situado en la parroquia Sucre del municipio Libertador de Caracas, cuando un menor de 16 años atacó y asesinó con un cuchillo a su madre y abuela, mientras ambas dormían.

El menor vivía con su abuela, madre, abuelo y hermana de 12 años en un apartamento ubicado en el bloque 8 de Propatria, donde se produjo el mortal ataque.

El martes 3 de julio en horas de la tarde una tía del adolescente, contó que vio al muchacho llorando incesantemente, por lo que se le acercó y le preguntó qué le pasaba, él menor le dijo: “no quiero, que mi mamá se vaya, ella se va a ir”.

Alrededor de las 3:00 de la madrugada del 4 de julio, la hermana de 12 años del adolescente, salió corriendo por el pasillo del bloque pidiendo ayuda a gritos, acababa de escapar del horror de casi haber sido asesinada y haber visto los cadáveres de su mamá y abuela, relataron testigos.

Los vecinos auxiliaron a la niña y denunciaron lo que estaba ocurriendo a funcionarios de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) quienes se acercaron al lugar para verificar los hechos.

Los uniformados al ingresar al apartamento encontraron un baño de sangre en el inmueble, allí yacían los cadáveres de la abuela y la madre del adolescente con múltiples heridas provocadas por arma blanca. También estaba el implicado, quien manifestó a los funcionarios que se había desmayado y cuando despertó vio a sus familiares muertos.

El joven quedó bajo resguardo de los uniformados, hasta que llegó una comisión de la División de Homicidios del Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas (Cicpc), quienes lo trasladaron hasta la sede del cuerpo detectivesco en la avenida Urdaneta.

El abuelo del victimario resultó con una herida por arma blanca en la mano derecha y un golpe en la cabeza, por lo que fue trasladado al Hospital de Los Magallanes de Catia, mientras que la menor de 12 años, fue llevada al hospital Dr. Miguel Pérez Carreño con heridas en el cuello.

El tío del adolescente quien es funcionario activo de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) contó que la primera en ser atacada fue la abuela y luego la madre. El abuelo resultó herido cuando intentó desarmar al joven.

Manifestó que su sobrino “no tenía problemas, era muy aplicado y estudioso… cuando se lo estaban llevando… me dijo que no lo dejara solo”.

Hace siete años el padre del adolescente fue asesinado en la planta baja del bloque 8 por delincuentes, lo mataron para robarle el arma que portaba, ya que era escolta. En la misma zona también fue asesinado un tío del menor.

Los vecinos y familiares expresaron su sorpresa por lo ocurrido, “era un muchacho de buena conducta, nunca se manifestó agresivo”, jugaba básquet y estudiaba en un liceo del oeste de la capital.

Los nombres de las cuatro víctimas se mantienen bajo reserva en cumplimiento con lo establecido en la Ley Orgánica de Protección del Niño Niña y Adolescente con el objetivo de proteger la integridad del menor que se encuentra en conflicto con la ley penal, quien según las leyes vigentes en el país no puede ser identificado.