Sandra Guerrero, autor en Runrun

Sandra Guerrero

Su pareja niega que se trató de un enfrentamiento porque la víctima tenía una lesión en la mano derecha y no portaba arma de fuego

 

Sandra Guerrero @SandraGuerrero1 / Fotografías Carlos Ramírez

 

Rosalba Mendoza, pareja de Carlos Alberto Guzmán Vilera, aseguró que su marido no se enfrentó a funcionarios de Polisucre, el miércoles 22 de enero,  cuando regresaba a su casa con su hijo de 15 años de edad, luego de haber comprado alimento para unos cerdos que estaba criando. 

De acuerdo a la versión suministrada por el adolescente, la moto que conducía su papá, de 53 años de edad, fue interceptada por 2 funcionarios de Polisucre, que sin intercambiar una palabra con Guzmán Vilera, uno de ellos le dio un tiro en el abdomen y luego los uniformados lo llevaron al Hospital de El Llanito. El crimen ocurrió entre la 1:00 y 1:30 pm, en el kilómetro 13 de la vía Petare-Santa Lucía, estado Miranda.

Mendoza negó que su marido se hubiese enfrentado a los Polisucre pues tenía una lesión en la mano derecha que se ocasionó, hace cuatro meses en un accidente de tránsito. Hacía 15 días le quitaron un tutor que tenía en esa mano, que no podía mover y la próxima semana iniciaría la rehabilitación

El hijo de la víctima dijo que los policías colocaron en la mano derecha de su papá una pistola e hicieron unos disparos para simular que hubo enfrentamiento.

La víctima dejó siete hijos, cinco de ellos son menores de edad.

Era mototaxista, pero debido al accidente sufrido no estaba laborando.

Rosalba Mendoza dijo que teme por su vida y que por eso hizo la denuncia de lo ocurrido en el Ministerio Público

Agregó que su esposo nunca estuvo preso, no tenía antecedentes ni tenía problemas con nadie.

“Nunca vi que tuviese un arma de fuego”, dijo.

 

 

 

https://runrun.es/wp-content/uploads/2020/01/plantilla-instinto-de-vida-monitor_Mesa-de-trabajo-7-1.png

#MonitorDeVictimas | Lo degollaron para robarlo en su casa de El Junquito
Se llevaron tres bombonas de gas, un celular y un televisor

 

@SandraGuerrero1

Foto: Carlos Ramírez

 

Fue un vecino de Juan Vicente Espinel Vera quien localizó su cadáver, a las 10:00 am del pasado martes, en su vivienda ubicada en el sector El Cañaveral, kilómetro 11 de la carretera de El Junquito.

El hombre, de 43 años de edad, estaba degollado en el piso.

En el domicilio había un total desorden. El o los homicidas lograron entrar al violentar la cerradura de la puerta principal.

A simple vista el vecino observó que se habían llevado tres bombonas de gas, un celular y un televisor.

Espinel Vera trabajaba para una empresa ubicada en Los Dos Caminos, municipio Sucre, que se especializa en la instalación de pisos de granito. Vivía solo y era el penúltimo de 10 hermanos. No dejó hijos.

 

#MonitorDeVíctimas | De seis tiros lo mató un vecino durante la celebración de Navidad
El homicida había discutido con otro hombre, pero al regresar lo halló solo y le disparó

@SandraGuerrero1 / Fotografía Carlos Ramírez

 

Desde las 11:00 am del pasado 25 de diciembre, un grupo de jóvenes habitantes de la Gran Misión Vivienda ubicada cerca de la estación Colegio de Ingenieros del Metro de Caracas, municipio Libertador, comenzaron a celebrar la Navidad frente a uno de los edificios.

Conversaban mientras consumían bebidas alcohólicas.

A las 6:30 pm de ese día ya el licor estaba haciendo efecto entre algunos de los vecinos y amigos y así fue como dos de ellos iniciaron una discusión en la que intervino Keiver Jesús Guillén para calmar los ánimos.

En vista del tono que tomó el intercambio de palabras la mayoría se retiró.

Guillén, de 26 años de edad, se quedó pues no formó parte de la discusión, pero uno de los que sí estaba enojado retornó al lugar con una pistola marca Glock y la accionó seis veces contra Guillén, quien murió en el sitio. La víctima recibió los impactos en un pie, para impedir que corriera, y el pecho.

El homicida huyó, pero hay vecinos que dicen que a veces lo ven en la zona.

Guillén era el segundo de los tres hijos de Yamileth Guillén. Dejó a tres niños huérfanos.

Tenía cuatro años viviendo con su esposa en un edificio de la Gran Misión Vivienda y trabajaba como encargado de un negocio en La Candelaria.

No registraba antecedentes y nunca estuvo detenido

 

#MonitorDeVíctimas | En medio de una fuerte depresión mató a su esposa y a uno de sus hijos para luego quitarse la vida
El suceso ocurrió en medio de una discusión entre la pareja, cuestión que ocurría frecuentemente

Sandra Guerrero @SandraGuerrero1 / Fotografía Carlos Ramírez

 

Las detonaciones que se escucharon, a las 3:00 pm de este sábado, en el barrio La Línea de Petare, municipio Sucre del estado Miranda, llamaron la atención de los vecinos que salieron alarmados ver lo que ocurría.

Pero el suceso no se produjo en la calle sino dentro de la residencia de la familia González.
A esa hora, entre María Agustina de González, de 70 años de edad, y su marido Omar González, de 78, se había iniciado una de las tantas discusiones que protagonizaban frecuentemente.
En esta oportunidad, González, abogado jubilado del Seniat, en medio del intercambio de palabras, sacó a relucir una pistola y Omar, el tercero de sus cuatro hijos, decidió interponerse entre sus padres para evitar que González le disparara a su mamá.

La respuesta del abogado jubilado fue descargar nueve veces la pistola en contra de la mujer con quien llevaba más de 50 años de casado.

A su hijo, que también era abogado, le dio dos tiros y finalmente se quitó la vida de un disparo en la cabeza.

La familia presume que la actitud belicosa del septuagenario se debía a su edad. Constantemente sostenía acaloradas discusiones con su esposa por cuestiones sin importancia.
Al parecer el abogado jubilado se caracterizaba porque siempre estaba de mal humor.
Sin embargo, es necesario observar que una persona que se autoflagela, por lo general, confronta enfermedades como la depresión que, cuando se tratan con un médico, suelen superarse. El suicidio se puede prevenir si se detectan a tiempo los síntomas. 

 

 

 

#MonitorDeVíctimas | Mataron a una mujer delante de sus dos hijas menores de edad
“Te traigo un regalo de Chile”, expresó el homicida al entrar a la casa segundos antes de asesinarla

A las 5:00 pm del domingo 22 de este mes, Génesis Leandra Troconis Azuaje estaba sentada en un sofá de la sala de su casa. A ambos lados de ella estaban sus hijas, de 3 y 8 años de edad. Ella esperaba que se avivara el fuego de la leña que estaba en el patio de la vivienda para montar la lata con las hallacas que comerían en Navidad y Año Nuevo. De repente a la residencia irrumpió un hombre que le dijo a la mujer, de 27 años de edad, “te traigo un regalo de Chile” y enseguida sacó a relucir una pistola para matarla de cuatro tiros.

Con la misma rapidez con la que llegó, el homicida salió y subió a la parrilla de la moto que lo esperaba. El homicidio se registró en el sector Fe y Alegría de Artigas, parroquia San Juan del municipio Libertador.

Una hermana de la víctima, que presenció el homicidio, dijo que todo ocurrió tan rápido que no recordaba las características de la ropa que vestía el asesino. Al parecer, Génesis Leandra confrontaba problemas que no habría confiado a nadie. Un día antes del homicidio le dijo a su papá, Mauricio Troconis, “no sabes los problemas que yo tengo”.

“Eso fue un sicariato. Presiento que mi hija tenía miedo, se escondía de alguien”, dijo Troconis. “Habían transcurrido varios días desde que había quitado sus fotos de las redes sociales y eso me causó asombro. Sé que mi hija tenía problemas, pero se fue con su secreto”, explicó.

 

Génesis Leandra era ama de casa. Estaba dedicada a la crianza de sus dos hijas. “No iba a fiestas ni consumía licor. A los padres de las dos niñas los mataron al poco tiempo del nacimiento de cada una de ellas”, indicó Troconis.

Últimamente Génesis Leandra viajaba cada tres meses a Trinidad y Tobago porque planificaba montar un negocio de venta de ropa y bisutería, reveló Oneida Azuaje, mamá de la víctima.

#MonitorDeVíctimas | Mataron a mototaxista para robarle el vehículo y otras pertenencias
El crimen ocurrió cuando la víctima se dirigía a su residencia en la calle Zulia de La Vega

@SandraGuerrero1 / Fotografía Carlos Ramírez

 

Oscar Alexander Duarte Bastidas, de 23 años de edad, era el único hijo de Oscar Duarte y su pareja. El sábado pasado el hombre llegó a la morgue de Bello Monte para hacer los trámites legales a fin de retirar el cadáver.

Allí, Duarte relató que su hijo laboraba, desde hacía cuatro años, como mototaxista afiliado a la línea establecida en la redoma de La Vega. El joven vivía con sus padres en la calle Zulia de esa parroquia.

La madrugada del viernes pasado, el mototaxista regresaba a su domicilio cuando fue abordado por dos hombres que le dieron dos disparos en la cabeza para despojarlo de su moto, celular, cartera y se presume que también le habrían robado alguna cantidad de dinero que habría ganado trabajando ese día. El mototaxista murió en el sitio y una comisión de la policía científica de El Paraíso levantó el cuerpo y lo trasladó a la morgue de Bello Monte.

El padre de la víctima destacó que la moto de Oscar Alexander era una Jaguar, de modelo viejo.

 

#MonitorDeVíctimas | Mataron a funcionario de Cicpc al que habían amenazado de muerte
El 14 de este mes fue de visita a El Valle y lo atacaron. Antes de morir mató a uno de los antisociales e hirió a tres

Sandra Guerrero @SandraGuerrero1 / Fotografía Carlos Ramírez

El detective jefe de la policía científica Daniel Rojas, de 32 años de edad, se había tenido que mudar del sector Cerro Grande de la parroquia El Valle, municipio Libertador, porque había sido amenazado de muerte por delincuentes de esa zona.

No obstante, la noche del 13 de este mes regresó al sector donde vivía a hacer una visita, circunstancia que fue aprovechada por los antisociales para atacarlo a tiros.

Rojas logró defenderse y se enfrentó al trío e hirió a los tres atacantes que murieron, pero a su vez fue impactado por proyectiles. Gravemente herido fue trasladado a un centro asistencial donde fue ingresado sin signos vitales.

Estaba adscrito a la División Contra Bandas del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas, CICPC.

El sábado 14 de este mes los familiares de Rojas llegaron a la morgue a hacer los trámites para retirar el cadáver y fueron rodeados por personal de la policía científica que impidió que los medios de comunicación hicieran contacto con ellos.

#MonitorDeVíctimas | Lo mataron porque no detuvo la marcha de su auto en la Petare-Santa Lucía
Delincuentes que se desplazaban a pie le dispararon y un tiro lo impactó en un costado

Sandra Guerrero @SandraGuerrero1 / Fotografía Carlos Ramírez

Isaac David Vásquez era comerciante, padre de una niña de 2 años de edad y dejó a una mujer embarazada.

El jueves de la semana pasada conducía su auto Corsa por la carretera Petare Santa Lucía, estado Miranda.

Iba a una velocidad moderada debido al mal estado de la vía. Lo acompañaban otras dos personas.

Cuando el vehículo transitaba por el sector Chaguaramas fue atacado con disparos por hombres que se desplazaban a pie e intentaban que el conductor del carro detuviera la marcha y al no lograrlo abrieron fuego.

Uno de los proyectiles alcanzó a Vásquez, de 26 años de edad, en el costado izquierdo.

Entre tanto los delincuentes huyeron.

El comerciante siguió manejando y luego lo trasladaron al hospital de El Llanito donde murió la noche del jueves pasado.

Vásquez era el tercero de seis hermanos.