Sandra Guerrero, autor en Runrun

Sandra Guerrero

#MonitorDeVíctimas | Lo mataron de seis disparos y su hijo de 10 años de edad quedó herido
Danny José García era comerciante y murió en el hospital Universitario de Caracas. Dejó tres hijos menores de edad

@SandraGuerrero1 / Fotografias Carlos Ramírez

La noche del pasado miércoles, cuando en diferentes zonas de Caracas celebraban el día de santa Bárbara, Danny José García salió de su vivienda en La Vega, municipio Libertador, para dirigirse al sector Santa Eduvigis de El Cementerio y frente a una cancha deportiva se encontró con su hijo, de 10 años de edad.

Se disponía a entregarle al niño una cantidad de dinero para sus gastos de este mes cuando desde un auto en marcha, le dispararon en numerosas oportunidades.

Seis de los proyectiles alcanzaron a García mientras su hijo resultó herido en las piernas por las esquirlas de las balas que se fraccionaron. El pequeño está recluido en un centro de salud,

García, de 35 años de edad, era comerciante, vendía todo tipo de mercancía, menos alimentos, murió en el Hospital Universitario de Caracas. Dejó tres hijos, de 16, 10 y 9 años de edad.

Ahora la policía científica investiga el móvil del homicidio e investiga para identificar a los autores de este hecho.

#MonitorDeVíctimas | Cicpc mató a padre e hijo solicitados por robo de vehículos en San Agustín del Sur
La madre del joven admitió “eran ladrones de carro pero no mataban a nadie”

 

Hasta el pasado lunes 18, los cadáveres de Carlos Alberto Figueroa Pino, de 50 años de edad, y el de su hijo Carlos Alberto Figueroa Cedeño, de 26 años de edad, permanecían en la morgue de Bello Monte.

A ellos los mató una comisión de la División de Vehículos de la policía científica, el miércoles de la semana pasa, luego de hacerle seguimiento, desde Santa Rosalía, municipio Libertador. Se desplazaban en un Chevrolet Corsa rojo.

Beatriz Cedeño, ex esposa de Figueroa Pino y madre del joven, admitió que ambos estaban implicados en el robo de vehículos, “pero no mataban a nadie”, argumentó al llegar a la morgue. 

 

 

Explicó que testigos indicaron que el auto donde iban padre e hijo, volcó. Ambos fueron sacados del vehículo y colocados en el pavimento por los policías para luego darle un disparo a cada uno en el pecho. Después la policía dijo que se trató de un enfrentamiento.

Explicó que cuando el Cicpc inició el seguimiento del Corsa rojo, en Santa Rosalía, los Figueroa llevaban verduras, hortalizas y frutas para vender porque tenían tres meses que estaban dedicados a esa actividad. 

“No mataban a nadie. No eran asesinos. Un ser humano no merece morir así”, reiteró Beatriz Cedeño.

 

 

#MonitorDeVíctimas | Murió paciente de hemodiálisis en asalto a camioneta de pasajeros
El cadáver cayó encima de uno de sus dos hijos que lo acompañaban

 

Sandra Guerrero @sandraguerrero1 / Fotografías Carlos Ramírez

 

Marcos Jorge Sánchez Obelmejías, de 38 años edad, murió como consecuencia de un disparo que recibió en el tórax a las 12:30 del mediodía del viernes 25 de octubre, dentro de una camioneta de pasajeros que transitaba frente al centro comercial Coche, municipio Libertador.

A la unidad de transporte público habían subido dos presuntos delincuentes para robar a los usuarios.

Sánchez Obelmejías, que viajaba con sus hijos de 7 y 13 años de edad, se levantó de su asiento y uno de los atacantes le disparó.

El hombre, que era paciente de hemodiálisis, murió en el sitio y su cadáver cayó encima de uno de sus hijos.

Allegados a la víctima indicaron que el resto de los pasajeros abandonó la camioneta.

Los homicidas huyeron una vez que se percataron de la muerte de Sánchez Obelmejías, quien tenía tres años padeciendo de insuficiencia renal.

Uno de los hijos de la víctima llamó a su abuelo materno para notificarle lo ocurrido.

#MonitorDeVíctimas | Lo mató el Cicpc con 10 disparos en presunto enfrentamiento
La madre de la víctima dijo que estaba solicitado por las autoridades por varios delitos

 

Sandra Guerrero @sandraguerrero1 / Fotografía Carlos Ramírez

“Soy una madre consciente de que su hijo falleció porque hacía las cosas mal. Así que yo le pido al Señor que le dé fortaleza a las madres que pierden a sus hijos a través de estos procesos y que el Señor nos dé la fuerza necesaria”, expresó Yesenia Pantoja, cuando llegó a la morgue de Bello Monte a reclamar el cadáver de su hijo.

José Junior Yendez Pantoja, de 23 años de edad, vivía apartado de su familia. 

“Es una angustia. Vives en un bomba de tiempo que no sabes cuándo va a explotar”, explicó la madre del fallecido.

Funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) le habían advertido a la madre que en cualquier momento lo matarían.

Eso ocurrió el 24 octubre pasado, en horas del mediodía, en el kilómetro 12 de la carretera de El Junquito, sector El Cafetal, en un presunto enfrentamiento con funcionarios del Eje Noroeste del Cicpc.

Yendez Pantoja recibió nueve impactos de proyectiles en el tórax y uno en la cara.

Vecinos dijeron que oyeron múltiples detonaciones. Al hombre lo llevaron al hospital Pérez Carreño.

Dejó una hija de 4 años de edad y era el segundo de seis hermanos.

#MonitorDeVictimas | Funcionarios del FAES se lo llevaron y apareció muerto en el hospital de Catia
Fue interceptado cuando se dirigía a su trabajo. Familiares afirman que no tenía antecedentes penales y piden se haga justicia 

 

@sandraguerrero1

Fotografía Carlos Ramírez

 

LA FAMILIA DE JULIO CÉSAR Mata Palacios pide que se haga justicia en su muerte. No registraba antecedentes y nuca estuvo preso, dijeron en la morgue cuando fueron a reclamar su cadáver.

A las 7:00 am de este miércoles, el hombre, de 33 años de edad, salió de su casa ubicada en el sector Cañaveral del barrio Isaías Medina Angarita, de Catia. Se dirigía a sus labores en un galpón, en Altavista, donde laboraba como deshuesador de carne.

En el trayecto, fue interceptado por unos siete funcionarios de las FAES que se lo llevaron, lo mataron y luego llevaron el cadáver al hospital de Los Magallanes de Catia. La familia desconoce la cantidad de disparos que le dieron.

La esposa de Mata Palacios había ido a Barlovento, estado Miranda, en busca de un medicamento para una hija que está enferma.

Los parientes de la víctima expresaron que éste nunca tuvo problemas con la justicia, no registraba antecedentes ni estuvo preso.

Era padre de cinco hijos, de 16, 14, 9, 7 y 3 años de edad.

La víctima tenía 14 años viviendo en Catia.

Algunas veces, cuando había mucha carne en el galpón donde trabajaba, se iba de madrugada a sus labores.

#MonitorDeVíctimas | Señalan que FAES mató a comerciante en su casa del barrio San Blas de Petare

 A LAS 11:00 AM DEL MARTES 24 de septiembre, Marweens Jean Carlos García Barrios, estaba solo en su residencia del sector El Chorrito del barrio San Blas de Petare. Su esposa estaba trabajando y sus dos hijos, de 9 y 4 años de edad, estaban en el colegio.

A esa hora irrumpíó en la casa una comisión de las Fuerzas de Acciones Especiales de la Policía Nacional Bolivariana.. Eran unos 8 encapuchados, uno de ellos le dio a García Barrios un disparo un la cabeza que le ocasionó la muerte. Los funcionarios llevaron el cadáver a la morgue del Hospital de El Llanito.

Los familiares de García Barrios, de 26 años de edad, que llegaron a la morgue para reclamar el cuerpo, aseguraron que la víctima no tenía registros policiales y por lo tanto nunca estuvo preso. Los parientes informaron que hace un año y cinco meses una comisión fe las FAES mató a su primo Yoendris Barrios .

García Barrios era comerciante. Viajaba a Cúcuta, Colombia, donde compraba ropa, zapatos, comida y chucherías, que luego vendía en Caracas.

Antes de irse de la vivienda de la víctima, la comisión de las FAES se llevó una suma de bolívares y otra de dólares desconocida, así como tubos de crema dental, toallas sanitarias y comida.

La Fiscalía 81 en materia de Derechos Fundamentales tiene la averiguación del caso.

 

 

#MonitorDeVíctimas | Hallaron cadáver de ex empleada bancaria en tanque de agua en Santa Fe

Foto: Carlos D´Hoy

 

ANA MIRELLA AMORER Reyes, de 76 años de edad, ex administradora de una agencia del Banco Provincial, desapareció después de las 5:00 pm del pasado martes, 17 de septiembre de 2019. Ella había salido esa tarde a llevar a la doméstica que laboraba en su casa y retornó a su domicilio en residencias Santa Fe, en la urbanización homónima del municipio Baruta, a las 5:12 pm, según lo revelan las cámaras de seguridad del edificio.

Como desde ese momento desapareció, sus familiares presumían que podía haber sido secuestrada. Sin embargo, funcionarios del Cicpc y Polibaruta que investigaban el acontecimiento no encontraron indicios de que se tratara de un secuestro.

Dos días después, la tarde del jueves 19 de septiembre, hallaron su cartera y teléfono celular en el cuarto de bombas del edificio. Pero la mujer seguía desaparecida. Debido a que el agua que salía por las tuberías tenía mal olor, un equipo técnico se introdujo en el tanque de agua del edificio y halló el cadáver de Amorer Reyes en el fondo. Tenía diferentes golpes y una contusión en la región occipital.

El cadáver fue ingresado esa misma noche a la morgue de Bello Monte, una vez que una comisión de la subdelegación de Santa Mónica del Cicpc colectó evidencias y citó a declarar a vecinos y familiares de la víctima.

Los investigadores se llevaron los videos de las cámaras de seguridad, que también grabaron al hombre que se llevó el Honda Civic de la víctima que está solicitado por la policía científica.

Se trata del vigilante de residencias Santa Fe, identificado como Juan Carlos Serrano, de 24 años de edad, quien no tiene registros policiales y tenía 2 semanas laborando en el edificio. La ex administradora del Banco Provincial vivía sola en el apartamento 11 A, piso 11.

 

 

#MonitorDeVíctimas | Asesinaron a dos hombres que salían de fiestas en Petare y Sarría
A ambos les robaron los zapatos. Uno de ellos se detuvo a orinar cuando fue abordado por los antisociales. El otro se retiraba a su casa

Sandra Guerrero @SandraGuerrero1 / Fotografías Carlos Ramírez

FRANK NELSON SOJO QUEVEDO, COMERCIANTE, DE 23 AÑOS DE EDAD, se divertía con sus amigos en una fiesta que realizaban en una casa  de la calle Juan XXIII, sector la U del barrio La Dolorita de Petare.

Junto a unos amigos se marchó de allí para seguir celebrando en otra reunión.

Salieron juntos, pero Sojo Quevedo se quedó atrás porque tenía ganas de orinar y se detuvo en la vía.

Esa circunstancia fue aprovechada por unos delincuentes que estaban a la caza de víctimas.

Los antisociales lo llevaron hasta un callejón y le dieron dos disparos, uno en el corazón y otro en el abdomen.

Cuando el hombre cayó al pavimento los homicidas aprovecharon para robarle sus zapatos y ponerle otro calzado.

Los amigos que habían salido con él de la fiesta se devolvieron en vista de que él no llegaba al sitio acordado y hallaron el cadáver.

A pesar de que estaba muerto lo trasladaron a la clínica popular de La Dolorita. Vivía en el sector El Tanque de esa parroquia.

Murió desangrado

Para el 31 de agosto pasado, Michell Alexander Pérez, de 20 años de edad, no estaba estudiando ni trabajaba.

En la noche de ese día asistió a una reunión familiar que se celebraba en una casa de Sarría, urbanización Simón Rodríguez de la parroquia El Recreo.

Allí estuvo hasta la madrugada del primero de septiembre cuando se retiró de la fiesta para dirigirse a la vivienda de unos primos.

En el camino fue atacado por varios hombres armados. Aunque los vecinos oyeron los gritos de auxilio del joven, nadie salió a ayudarlo.

Cuando los primos fueron a buscarlo, porque Pérez residía en el sector La Troya de Barlovento, lo hallaron muerto porque el disparo que le dieron en una pierna le afectó la arteria femoral.

Le quitaron la vida para robarle los zapatos.

Había venido a Caracas para asistir a la reunión familiar.