Sandra Guerrero, autor en Runrun

Sandra Guerrero

#MonitorDeVíctimas | Una comisión del Cicpc lo mató en Mariches en presunto enfrentamiento
El hecho ocurrió cuando con vecinos organizaba la llegada de cajas CLAP

Sandra Guerrero @SandraGuerrero1 / Fotografias Carlos Ramírez

A las 7:30 pm del lunes pasado, Cristian Gerardo Osorio se encontraba en el sector Filas de Mariches en el kilómetro 15 de la carretera Petare Santa Lucía, junto con otros vecinos de la zona organizando la entrega de las cajas Clap.

Allegados a Osorio relataron que al sitio llegó una comisión del Cicpc que le disparó y lo hirió en el tórax. Fue llevado al centro de diagnóstico integral de La Dolorita donde falleció.

Osorio era padre de 8 hijos, cuatro vivían con él y su actual esposa. Laboraba vendiendo artículos usados en Petare.

Un allegado a la víctima manifestó que nunca estuvo detenido ni tenía en su poder armas de fuego. Negó que se hubiese enfrentado a la comisión policial porque estaba organizando la entrega de las cajas Clap con otros vecinos

Cuando uno de los familiares acudió a la policía científica a declarar en torno a la muerte de Osorio un funcionario le manifestó que el fallecido era un delincuente que estaba solicitado.

Ejecutan a un hombre en situación de calle

Allegados a Ricardo José Pérez Serna, de 31 años de edad, denunciarán en el Ministerio Público la forma en que el hombre murió y que se quiere hacer creer que se trató de un enfrentamiento.

Un familiar explicó que Pérez Serna, aunque estaba en situación de calle, laboraba como obrero en Inmerca y también vendía mercancía para mantener a su bebé de cinco meses de nacido y a su esposa.

De acuerdo a lo relatado por testigos, el jueves de la semana pasada, Pérez Serna se encontraba trabajando cerca del hospital Periférico de Coche cuando llegó un auto conducido por un funcionario del Cicpc en compañía de una mujer quien se bajó del auto y le propinó una cachetada. Posteriormente el policía lo subió al vehículo y se lo llevó.

El viernes a las 5:00 pm la familia de Pérez Serna supo que su cadáver estaba en la morgue con un disparo en el abdomen. 

Se enteraron porque a una hermana del  fallecido, que se encuentra detenida en el Cicpc de Pro Patria por el delito de homicidio, un funcionario le manifestó: “Puedes ir a buscar a tu hermano que está muerto en la morgue”. También les dijeron que había muerto en un enfrentamiento y que había sido trasladado al hospital Miguel Pérez Carreño, ubicado en La Yaguara, a donde llegó muerto.

Familiares que acudieron a la medicatura forense a realizar los trámites para retirar el cadáver explicaron que a Pérez Serna lo querían implicar en el crimen por el que está presa su hermana, pero aseguraron que él no tenía nada que ver con ese caso.

#MonitorDeVíctimas | Delincuentes mataron en El Llanito a la gerente de una pizzería
Al parecer ella ofreció resistencia al robo de la moto que conducía su hermana.

Sandra Guerrero @SandraGuerrero1 / Fotografía: Carlos Ramírez

A las 8:30 p. m. del 23 de febrero pasado, Yohanis Yolimar Bravo Rodríguez, de 26 años de edad, llegaba frente a su residencia en la calle El Mamón, sector Graveuca de El Llanito, municipio Sucre. Iba como parrillera de la moto que conducía su hermana, quien siempre la esperaba a la salida de sus labores como gerente general de la pizzería Pizza Loka, ubicada en Sabana Grande.

Las dos fueron sorprendidas por la llegada de una moto tripulada por dos hombres.

Ambas fueron sometidas con un arma de fuego para despojarlas de la moto Matrix en la que habían llegado.

Al parecer Yohanid Yolimar habría ofrecido resistencia y uno de los delincuentes le dio un disparo en la región lumbar.

Mientras los delincuentes huían, la hermana llevó a la herida al hospital Domingo Luciani, de El Llanito, y enseguida fue ingresada a pabellón para someterla a una operación en la cual le quitaron 30 centímetros de intestino.

Durante los nueve días que Yohanis Yolimar estuvo recluida en el centro de salud sufrió cuatro paros respiratorios.

El último fue a las 7:30 p. m. del noveno día de estar hospitalizada y fue cuando murió.

La víctima era la mayor de dos hermanas. Llevaba cinco años laborando en la pizzería.

#MonitorDeVíctimas | Señalan a comisión de las FAES de matar a vendedor de material estratégico
Los policías llegaron a la casa en El Junquito, sacaron a la esposa y dos hijas

Sandra Guerrero @SandraGuerrero1 / Fotografías: Carlos Ramírez

Elvis Joan Ríos Polanco, de 23 años de edad, su esposa y dos hijas, de 2 años y un año, respectivamente, dormían en su vivienda del sector El Parque de Carapita, kilómetro 8 de El Junquito, cuando a la casa irrumpió una comisión de las FAES, entre las 6:30 y 7:00 am de este martes.

El que fungía como jefe de la comisión le ordenó al hombre que se vistiera.

A la esposa, antes de sacarla de la vivienda con sus hijas, le dijeron que se lo llevarían detenido. Uno de los uniformados le dijo: “Salte que cuando nos lo llevemos te avisamos” y enseguida le ordenaron que saliera con las niñas a la casa de un vecino.

El tiempo fue aprovechado por los policías para matar a Rivas Polanco, que trabajaba recolectando material estratégico. Le dieron un tiro en el tórax y lo llevaron al hospital de El Llanito.

Cuando la esposa de la víctima salió de la casa del vecino aún había funcionarios de las FAES en la calle. Uno le informó que a su esposo se lo habían llevado detenido a la sede de la PNB ubicada en La Quebradita, parroquia San Juan.

Los policías no se habían percatado que al pasar delante de la puerta de su vivienda, la esposa de la víctima vio manchas de sangre y la pistola que le habían sembrado además hicieron múltiples detonaciones para simular un enfrentamiento.

De la casa de Ríos Polanco los policías se llevaron un par de zapatos deportivos nuevos, marca New Balance y unos audífonos.

La familia de la víctima admitió que estaba a presentación ante un tribunal de control porque hacía más de un año que había estado preso unos dos meses, junto con dos amigos, porque les habrían sembrado dos kilos de cobre, material cuya venta está prohibida, así lo explicó un familiar de Ríos Polanco quien tenía 3 años recolectando material estratégico para venderlo en las recicladoras ubicadas en la vía de El Junquito.

#MonitorDeVíctimas | Funcionario de las FAES asesinado en Coche iba a comprar un camión con un amigo
El supervisor agregado recibió dos disparos en la cabeza y perdió el control del auto que conducía

@SandraGuerrero1 / Fotografías: Carlos Ramírez

El supervisor agregado de la PNB, adscrito a las FAES del estado Táchira, Néstor José Vásquez Olmos, de 31 años de edad, y su amigo Daniel Enrique Ocanto, de 27 años, fueron asesinados a tiros pasadas las 3:00 pm de ayer en el sector Cochecito, parroquia Coche, del municipio Libertador.

Ambos fueron a esa zona a ver un camión que estaba en venta y que habían visto por la red social facebook.
Los familiares del funcionario policial desconocen quiénes eran los vendedores del vehículo. Solo saben que en la mañana de ayer, Vásquez y Ocanto fueron a Maracay, estado Aragua, a ver un camión que querían comprar, pero al ver que no les convenía regresaron a Caracas. Después de almuerzo se fueron al sector Cochecito, parroquia Coche del municipio Libertador para ver otro vehículo venta, pero fueron atacados a disparos.

Ocanto recibió tiros en el cuello, brazo y el hombro. Además, tenía heridos un oído y la pierna. Mientras que Vásquez, el efectivo de las Faes, recibió dos en la cabeza.

Presumen que delincuentes de la zona los mataron para robar el arma del funcionario y unos 8.000 dólares para la compra del vehículo.

Es posible que alguien le haya informado a los antisociales que en el Toyota Corolla gris iba un funcionario policial.

Vásquez Olmos, tenía dos hijos, estaba en Caracas por días libres. Había sido funcionario de la PM y tenía 15 años como policía.

Ocanto también dejó dos hijos pequeños y su esposa está embarazada.

 

PNB lo detuvo y cuatro días después fue hallado en la morgue

Allegados a Maykel Antonio Guillén García, de 24 años de edad, relataron en la morgue que éste fue aprehendido por una comisión de la PNB en la vivienda de una vecina, ubicada en el sector San Isidro de Altavista, Catia, parroquia Sucre, municipio Libertador, el 17 de este mes.

Los funcionarios no explicaron el motivo por el cual lo detuvieron.

Los parientes del hombre lo buscaron en dependencias de la PNB además de otros cuerpos policiales y hospitales sin lograr resultados.

El 21 de este mes los familiares, en vista de que Guillén no llegaba, decidieron ir a Atención a la Victima del Ministerio Público para denunciar el caso, pero en la tarde de ese día volvieron a la morgue de Bello Monte donde les indicaron que el cadáver había sido ingresado a esa dependencia procedente del hospital Periférico de Catia. Tenía un disparo en el tórax.

La víctima era padre de dos niños de 5 y 2 años de edad.

Tenía un registro policial por violencia de género.

#MonitorDeVíctimas | De seis disparos mataron a panadero en el barrio Mesuca de Petare
Mediante una llamada anónima le avisaron a la familia, la mañana del  martes, que fuera a la morgue a identificar el cadáver

 

@SandraGuerrero1 / Foto: Carlos Ramírez

 

La familia de Demilcar Jesús León Machado recibió la noticia de su muerte mediante una llamada anónima que recibieron a las 8:00 am del martes pasado.

Le dijeron que lo buscaran en el hospital de El Llanito donde, en efecto, identificaron su cadáver.

El hombre, de 32 años de edad, que era panadero, fue asesinado de seis disparos en el barrio Mesuca de Petare.

La familia desconoce detalles del suceso así como el móvil porque, según sus ellos, no confrontaba problemas con nadie ni había sido amenazado.

Era padre de un adolescente, de 13 años de edad, y de un bebé de cinco meses de nacido.

La  policía científica recuperó su morral así como la cédula de identidad y otras pertenencias.

 

#MonitordeVíctimas | De un tiro en el abdomen lo mató comisión de Polisucre delante de un hijo
Su pareja niega que se trató de un enfrentamiento porque la víctima tenía una lesión en la mano derecha y no portaba arma de fuego

@SandraGuerrero1 / Fotografías Carlos Ramírez

 

Rosalba Mendoza, pareja de Carlos Alberto Guzmán Vilera, aseguró que su marido no se enfrentó a funcionarios de Polisucre, el miércoles 22 de enero,  cuando regresaba a su casa con su hijo de 15 años de edad, luego de haber comprado alimento para unos cerdos que estaba criando. 

De acuerdo a la versión suministrada por el adolescente, la moto que conducía su papá, de 53 años de edad, fue interceptada por 2 funcionarios de Polisucre, que sin intercambiar una palabra con Guzmán Vilera, uno de ellos le dio un tiro en el abdomen y luego los uniformados lo llevaron al Hospital de El Llanito. El crimen ocurrió entre la 1:00 y 1:30 pm, en el kilómetro 13 de la vía Petare-Santa Lucía, estado Miranda.

Mendoza negó que su marido se hubiese enfrentado a los Polisucre pues tenía una lesión en la mano derecha que se ocasionó, hace cuatro meses en un accidente de tránsito. Hacía 15 días le quitaron un tutor que tenía en esa mano, que no podía mover y la próxima semana iniciaría la rehabilitación

El hijo de la víctima dijo que los policías colocaron en la mano derecha de su papá una pistola e hicieron unos disparos para simular que hubo enfrentamiento.

La víctima dejó siete hijos, cinco de ellos son menores de edad.

Era mototaxista, pero debido al accidente sufrido no estaba laborando.

Rosalba Mendoza dijo que teme por su vida y que por eso hizo la denuncia de lo ocurrido en el Ministerio Público

Agregó que su esposo nunca estuvo preso, no tenía antecedentes ni tenía problemas con nadie.

“Nunca vi que tuviese un arma de fuego”, dijo.

 

 

 

https://runrun.es/wp-content/uploads/2020/01/plantilla-instinto-de-vida-monitor_Mesa-de-trabajo-7-1.png

#MonitorDeVíctimas | Padre de hermanos muertos en presunto enfrentamiento negó que tuviesen antecedentes
Cicpc alegó que tenían prontuario estos 2 y 3 mas que murieron el 13 de este mes

Luis Miguel Torres, padre de Luis Carlos Torres Bello, de 25 años de edad y Armando Miguel Torres Bello, de 23 años, negó que sus hijos registraran prontuario policial por los delitos de secuestro, homicidio, robo y hurto.

Ambos resultaron muertos, junto con Edilberto Blanco, Gabriel Borges y Luis Borges, el 13 de este mes en la autopista Gran Mariscal de Ayacucho, después del túnel de Turumo, en un presunto enfrentamiento con una comisión del Cicpc.

Los jóvenes que tripulaban un auto Lada, propiedad de Luis Carlos regresaban del cementerio Jardines del Cercado, en la via de Guarenas, donde llevaron flores y rezaron en las tumbas de unos amigos que cumplieron un año de fallecidos en un accidente de tránsito.

Torres expresó “yo conocí muy bien a mis hijos. Nunca vi en sis manos un arma de fuego. Eran trabajadores. Lo mas que hacían era ir a una fiesta o tomarse unos tragos con sus amigos”.

Luis Carlos laboraba como chofer de una familia. Era padre de dos hijos. Armando Miguel se desempeñaba como supervisor de una empresa de cerámicas.

El padre de las victimas indicó que ninguno de los dos estuvo preso y no registraban prontuario policial.

#MonitorDeVictimas | Lo degollaron para robarlo en su casa de El Junquito
Se llevaron tres bombonas de gas, un celular y un televisor

 

@SandraGuerrero1

Foto: Carlos Ramírez

 

Fue un vecino de Juan Vicente Espinel Vera quien localizó su cadáver, a las 10:00 am del pasado martes, en su vivienda ubicada en el sector El Cañaveral, kilómetro 11 de la carretera de El Junquito.

El hombre, de 43 años de edad, estaba degollado en el piso.

En el domicilio había un total desorden. El o los homicidas lograron entrar al violentar la cerradura de la puerta principal.

A simple vista el vecino observó que se habían llevado tres bombonas de gas, un celular y un televisor.

Espinel Vera trabajaba para una empresa ubicada en Los Dos Caminos, municipio Sucre, que se especializa en la instalación de pisos de granito. Vivía solo y era el penúltimo de 10 hermanos. No dejó hijos.