Nicolás Maduro archivos - Runrun

Nicolás Maduro

Astucia, falta de escrúpulos y una red de países aliados: así sortean las dictaduras las sanciones económicas
Regímenes como el de Nicolás Maduro en Venezuela, Kim Yong-un en Corea del Norte, Bashar al-Assad en Siria y el de Hassan Rouhani en Irán, confirman que la teoría según la cual sólo sobreviven los más aptos también es aplicable a los dictadores. Bajo la cobertura de un entramado de empresas fachada y con la ayuda de países aliados, estos regímenes han evadido sanciones económicas durante años y han logrado mantener el poder mientras que gran parte de sus ciudadanos sufre incontables penurias. Habituada a hacer negocios en la opacidad, la camarilla que gobierna en Venezuela desde 1999 no sólo está perfectamente adaptada para sortear las sanciones sino que además se beneficia de una característica distintiva: la ausencia de valores éticos

 

Por Gitanjali Wolfermann @GitiW

 

Existe consenso en torno a la poca efectividad de las sanciones económicas impuestas a regímenes autoritarios como método para forzar un cambio político. De hecho, la evidencia sugiere que algunas dictaduras se fortalecen políticamente tras las sanciones pues a la par que proveen una narrativa de ataque enemigo, les abre un abanico de oportunidades para operar en la sombra. 

Tras 57 años de sanciones por parte del gobierno norteamericano, Cuba es un ejemplo emblemático y cercano de supervivencia política pese a las sanciones pero no es el único caso. Corría 1950 cuando los Estados Unidos impuso a Corea del Norte las primeras sanciones económicas debido a graves violaciones a los derechos humanos, a las que luego se sumarían sanciones por el desarrollo de su programa nuclear. El régimen iraní lleva 40 años lidiando con restricciones que si bien han mermado drásticamente su economía no han logrado ni el cambio político ni han puesto freno al desarrollo de su sector nuclear. Las sanciones contra Siria desde 1986 debido a violaciones a los derechos humanos y a sus vínculos con organizaciones terroristas no impidieron ni la guerra civil ni el posterior éxodo masivo.    

Más de 100 personeros del régimen que lidera Nicolás Maduro han sido individualmente sancionados desde 2008 no sólo por los Estados Unidos sino por una amplia coalición de países.  La principal empresa estatal -Petróleos de Venezuela- se unió en 2019 a las más de 50 empresas sancionadas por su participación en delitos como el lavado de dinero producto de la corrupción. Las sanciones tanto a particulares como a empresas obedecen a delitos como corrupción, lavado de dinero, graves violaciones a los derechos humanos y narcotráfico. 

“Los regímenes militares y de partido único tienen menos probabilidades de ceder ante la presión extranjera en comparación con las democracias. Esto se debe a que efectivamente utilizan varias tácticas represivas e incentivos positivos para soportar los costos de la coerción”, argumenta el profesor de Ciencias Políticas de la Universidad de Memphis Dursun Peksen

Diego Moya Ocampo, analista senior para América Latina de IHS Global Insight, coincide con Peksen y va un paso más allá: “Venezuela no sólo puede adaptarse a sobrevivir bajo un régimen de sanciones como ha sido el caso de Irán, Cuba, Siria o Zimbabue, sino que el gobierno de Maduro está en una posición privilegiada y mucho más cómoda. Me explico, desde antes de que se impusieran sanciones a Venezuela lo que ha caracterizado al régimen chavista ha sido la creación de mercados negros. Es un entorno que le es cómodo. Este ha sido un gobierno en el cual la visión de todos sus burócratas ha sido siempre abrir un mercado negro. Pensemos por ejemplo en el sector salud: en vez de recurrir a formas tradicionales de corrupción como pedir sobornos a las empresas farmacéuticas para otorgar contratos, los ministros chavistas cerraron el mercado y crearon un mercado negro para que la única manera de comercializar sus productos fuera a través de un sistema que ellos controlaban. Operar en mercados negros es su posición natural”. 

“Me explico, desde antes de que se impusieran sanciones a Venezuela lo que ha caracterizado al régimen chavista ha sido la creación de mercados negros. Es un entorno que le es cómodo”.

 

Astucia: los mil y un nombres  

A principios de noviembre de 2019, la agencia Bloomberg reportó que los tanqueros venezolanos responsables de transportar petróleo a Cuba han recurrido a la estrategia de cambiar sus nombres para sortear las sanciones. “El buque Ocean Elegance, un petrolero que ha estado entregando crudo venezolano a Cuba durante los últimos tres años, pasó a llamarse Océano después de ser sancionado en mayo. El barco S-Trotter, otro que está en la lista de sanciones, ahora se conoce como Tropic Sea”, informó la agencia de noticias

La misma nota reportó que el carguero llamado Nedas y ahora conocido como Esperanza, tras ser sancionado en abril de 2019 ha seguido realizando envíos a Cuba de modo “fantasma” apagando su sistema de rastreo satelital. Se calcula que solamente ese tanquero ha entregado 2 millones de barriles de crudo a Cuba este año. 

El régimen venezolano es comparable a una organización criminal más que a una dictadura populista y nacionalista convencional y esa es una de las razones por la cual se puede decir que el régimen de sanciones en sí mismo no va a forzar un cambio de comportamiento en el gobierno, al contrario, esto les genera una nueva serie de oportunidades para que los burócratas que están acostumbrados a manejar mercados negros hagan más negocios”, asegura Moya Ocampo. 

“El régimen venezolano es comparable a una organización criminal más que a una dictadura populista y nacionalista convencional y esa es una de las razones por la cual se puede decir que el régimen de sanciones en sí mismo no va a forzar un cambio de comportamiento”.

 

La comparación con una organización criminal también la hace el consultor en estrategias para la gestión de riesgos Alberto Ray, quien acuñó el término economía criminal revolucionaria (ECR) para explicar la forma en la que opera el gobierno de Maduro. “La ECR pasó de ser un sistema complementario de sustentación del régimen a ocupar durante el 2018 y aún más en 2019 la fuente primaria de ingresos en el modelo económico que hoy le da oxígeno a lo que queda de revolución chavista”, dijo Ray en su cuenta de Twitter.

Ray afirma que en su evolución, este sistema ha desarrollado su propia economía sobre la cual se teje una complejísima red de operadores que costará mucho desarticular. “La ECR se ha convertido en el hilo de sustentación del régimen venezolano”, agregó.  

En una entrevista a Runrun.es, Ray explicó que la economía criminal es revolucionaria en tanto se internacionaliza. “La economía revolucionaria fue diseñada adrede y la han ido perfeccionando con los años. Pensemos en cómo han organizado la venta ilegal de combustible por la frontera hacia Colombia. Esa es toda una logística a ambos lados de la frontera. Eso no ocurrió de un día para otro, fue un proceso. Hoy, en vista de que se han cerrado las vías formales y legales de hacer dinero han buscado vías alternas, incluso criminales como la extracción y comercialización ilegal del oro, para hacerse de recursos económicos”, dijo.  

Ray no duda en afirmar que el propósito número uno detrás de un sistema como el de la ECR es mantenerse en el poder a cualquier costo.  “El régimen ha calculado que para lograr ese objetivo no necesita más de 500 millones de dólares al mes. Es decir, cualquier actividad que les produzca esa cantidad de dinero es suficiente. Con ese monto se pagan gastos como la nómina de sus leales en las Fuerzas Armadas, los principales caudillos de las operaciones ilegales y la compra del CLAP. Al final, la fórmula de sostenimiento en el poder pasa por dos factores: la estructura de dominación social a través de los alimentos y la estructura de represión a través de la fuerza”, agregó. 

El rol de los aliados: más allá de los sospechosos habituales

Ninguna dictadura puede mantenerse en el poder durante décadas sin el apoyo internacional. Pese a la extensión de las sanciones impuestas a Siria, Irán, Corea del Norte y Venezuela, la camarilla gobernante en esos países se ha valido no sólo de sus aliados ideológicos sino incluso de algunos países democráticos y en teoría críticos de las violaciones a los derechos humanos para hacerse del dinero que necesitan para seguir en el poder. 

El reducido grupo que gobierna Corea del Norte ha logrado sortear las sanciones y conservar el poder en gran medida gracias a que China le compra el 86% de sus exportaciones y a su vez le provee más de 90% de las importaciones, según información de la Agencia Central de Inteligencia ​ de los Estados Unidos. 

China no es el único país dispuesto a hacer negocios con el hermético Kim Yong-un. Un reporte del Instituto de Ciencia y Seguridad Internacional reveló que hay otros 49 países que han violado las sanciones del Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas impuestas a Corea del Norte entre marzo de 2014 y septiembre de 2017. A partir de datos de la ONU, el estudio encontró que países que van desde naciones pobres y aisladas como Angola hasta potencias globales más ricas como Alemania han ignorado una amplia variedad de medidas que prohíben la actividad económica y los lazos militares con Corea del Norte.

Mientras que Kim Yong-un logra sortear las sanciones para seguir gobernando, más de 11 millones de norcoreanos -casi la mitad de la población- sufre de desnutrición, según reportes del Programa Mundial de Alimentos

En el caso de Irán, China vuelve a relucir pues es su principal comprador de petróleo. No obstante, el rol que juega Alemania es quizás más interesante pues Irán ha logrado evadir las sanciones echando mano de la astucia y de un complejísimo entramado de empresas fantasmas que operan en el país europeo.

“Una buena ilustración de cómo Irán pasa por alto las sanciones son las actividades del régimen en la ciudad alemana de Düsseldorf. Algunas de las mejores tecnologías de Alemania se producen aquí. Concentrados en una región relativamente pequeña, miles de empresas familiares medianas y pequeñas inventan, ensamblan, producen y venden algunas de las mejores máquinas y productos industriales del mundo. Es un lugar ideal para comprar componentes de “doble uso”: materiales que son necesarios para la fabricación de armas nucleares, pero que también pueden usarse con fines civiles, lo que le da al comprador una negación plausible”, describe en un artículo Emanuele Ottolenghi, miembro principal de la Fundación para la Defensa de las Democracias.

Ottolenghi señaló que “Irán ha establecido una vertiginosa variedad de empresas de primera línea desde Düsseldorf hasta Frankfurt. Debido a que la mayoría de estas compañías abren y cierran en cuestión de meses, dejando poco o ningún rastro de papel, es difícil decir exactamente qué hacen. Incluso cuando duran un período de tiempo razonable tienden a operar bajo el radar, a menudo en los hogares de sus gerentes, con poca información disponible para el público. No obstante, muchos de ellos parecen estar involucrados en adquisiciones industriales, incluso, supuestamente para los programas de misiles balísticos y nucleares de Irán”. 

“Irán ha establecido una vertiginosa variedad de empresas de primera línea desde Düsseldorf hasta Frankfurt. Debido a que la mayoría de estas compañías abren y cierran en cuestión de meses, dejando poco o ningún rastro de papel”.

 

Mientras que el régimen de Hassan Rouhani se las ha ingeniado para evadir las sanciones y seguir avanzando en su programa nuclear, el reporte 2019 de Human Rights Watch da cuenta de cómo las autoridades iraníes llevaron a cabo arrestos masivos arbitrarios y graves violaciones del debido proceso durante 2018 en respuesta a las protestas en todo el país por el deterioro de las condiciones económicas, la percepción de corrupción y la falta de libertades políticas y sociales. 

Rusia es otro sospechoso habitual de apoyar las frágiles economías de las dictaduras sancionadas. Ha sido un apoyo clave para Bashar al-Assad en Siria y en consecuencia la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos designó en septiembre de 2019 a una empresa, tres individuos y cinco embarcaciones que participan en un esquema de evasión de sanciones para facilitar la entrega de combustible para aviones a las fuerzas rusas que operan en Siria. 

“El Tesoro está apuntando a un esquema de evasión de sanciones que incluye compañías de fachada, embarcaciones y conspiradores que han estado facilitando la transferencia ilícita de combustible para aviones al ejército ruso en Siria. El régimen despótico de Assad está bajo la atención internacional por usar armas químicas y cometer atrocidades contra civiles sirios inocentes, y confían en este tipo de redes ilícitas para mantenerse en el poder”, dijo Sigal Mandelker, subsecretario de Terrorismo e Inteligencia Financiera. 

Mientras Bashar al-Assad urde estrategias para seguir en el poder, el Centro Sirio para la Investigación de Políticas estimó que la cifra de muertos tras el inicio de la guerra civil en 2011 era de 470,000 y además ha dejado casi 2 millones de heridos. Además, la cifra de refugiados llegó en torno a los cinco millones en 2016 lo que corresponde a casi el 25 % de la población de Siria.

Tanto China como Rusia han sido aliados clave para la supervivencia de la revolución chavista. A lo largo de la última década, China le ha prestado a Venezuela unos 62.000 millones de dólares, según la Base de Datos de Financiación China-América Latina del Diálogo Interamericano. En octubre de 2019, Venezuela y Rusia renovaron contratos de “apoyo y asesoría” en materia militar y energética que incluyen la participación de empresas rusas en el sector petrolero, gasífero y agrícola, anunció Nicolás Maduro. De acuerdo con el portavoz del Kremlin, Dimitri Peskov, la deuda venezolana asciende a 3.000 millones de dólares.

“Estos aliados están ahí en la medida en que represente un negocio para ellos. Por ejemplo, en el caso de China la producción petrolera era lo suficientemente robusta para atraer la inversión en infraestructura pero desde el 2016 dejó de ser un buen negocio y hoy su único interés es que les paguen la deuda. En el caso de Rusia, hoy es un gran negocio para ellos manejar la comercialización, logística de transporte y venta de hidrocarburos, tal y como hasta 2013 lo fue la venta de armas a Venezuela. Ambos serán aliados hasta que Venezuela deje de ser un negocio. Esas alianzas funcionan en tanto sean negocios para esos países. Claro, el problema es que mientras tanto le dan oxígeno al régimen”, argumenta Moya Ocampo.

Turquía y el Líbano se suman a los países con alianzas comerciales con el régimen de Maduro. Una investigación de runrunes reveló que el Banco Central de Venezuela ha vendido oro venezolano a empresas en Turquía que a cambio suministra alimentos para el programa estatal conocido como CLAP. Otra investigación descubrió seis empresas en el Líbano -que no es un proveedor tradicional de alimentos a Venezuela-, con vínculos con dicho programa de alimentos subsidiados. El CLAP ha sido asociado con una trama de corrupción generalizada y es conocido por suministrar alimentos de baja calidad. 

Mientras Maduro y sus grupos de poder se reparten las riquezas de los venezolanos, la emergencia humanitaria declarada por organizaciones como Human Rights Watch sigue su avance. El representante especial conjunto de la Agencia de la ONU para Refugiados (ACNUR), Eduardo Stein declaró en octubre de 2019 que para el próximo año los refugiados venezolanos pueden superar los 6,5 millones. 

Las Naciones Unidas y sus socios humanitarios estiman que hay unas 7 millones de personas que necesitan asistencia humanitaria en Venezuela pues el país tienen un sistema de salud totalmente colapsado. Aún sin cifras oficiales se sabe que ha aumentado la mortalidad materna e infantil; que se propagaron enfermedades que podrían prevenirse con vacunación, como el sarampión y la difteria; que incrementaron enfermedades infecciosas como la malaria y la tuberculosis; y que la desnutrición infantil aguda se elevó a un 100% en 14 estados del país según Cáritas de Venezuela. Además, el Fondo Monetario Internacional estima que 2019 cerrará con 200.000% de inflación y proyecta 500.000% para 2020. 

Sin escrúpulos: lo que hay detrás de la percepción de estabilidad

Incluso a los dictadores les es indispensable construir estabilidad para mantenerse en el poder, asegura Ray. “Entre 2018 y principios de 2019 el equilibrio del régimen fue muy inestable. Lo que les ha permitido la economía criminal revolucionaria es ir más allá del mero sostenimiento en el poder para generar además una percepción de estabilidad. ¿Cómo lo han logrado? Abasteciendo al país a través de una red que si bien no es criminal, sí ha crecido bajo la sombra de la economía criminal”. 

“Lo que les ha permitido la economía criminal revolucionaria es ir más allá del mero sostenimiento en el poder para generar además una percepción de estabilidad”.

 

Ray se refiere al auge de bodegones con comida importada y a la red de pequeños servicios ofertados en dólares que ha proliferado en las principales ciudades de Venezuela. “Son negocios totalmente oportunistas. Eso no es para mejorar la economía del país sino para construir la percepción de estabilidad. La economía criminal no da para arreglar nada estructural sino para mejoras superficiales. De ahí que el foco esté en el comercio. Bajo este modelo no habrá crecimiento económico para nada”. 

Para construir esta percepción de estabilidad han recurrido nuevamente al apoyo de Rusia. Un trabajo de investigación de la agencia Bloomberg reveló que desde ese país se han enviado cientos de millones de dólares en efectivo a Venezuela lo que proporciona un salvavidas al régimen de Maduro ya que las sanciones de los Estados Unidos limitan su acceso al sistema financiero global. “Se envió un total de 315 millones en billetes de dólares americanos y en euros en seis envíos separados desde Moscú a Caracas desde mayo de 2018 hasta abril de 2019”, asegura Bloomberg. 

Para Omar Zambrano, economista jefe de la consultora Anova, esta “burbuja” responde a la presión que viene de la élite y no de la sociedad en su conjunto. “Creo que se dieron cuenta de que la dolarización espontánea está funcionando como motor de una pequeña economía comercial y de servicios en las principales urbes que satisface a la casta empoderada. No va de la mano de las instituciones y por tanto es una dolarización sin estructura ni regulación”.

Zambrano argumenta que aunque en apariencia la situación económica luce mucho mejor de lo que estaba hace 18 meses, el problema reside en que se trata de una economía superficial y de una burbuja que no genera empleos ni producción. “Gran parte de la población no participa de esta economía, de hecho, está generando una fractura profunda entre aquellos que pueden tener acceso a dólares y quienes solo generan bolívares. Me preocupa que se perciba que esta burbuja representa una economía que ya arrancó y que va encontrando caminos pues yo no creo que sea así”.  

La proyección de Zambrano no es alentadora. “Esta economía no nos salva de la crisis pues no genera ni producción ni empleo para las grandes mayorías, por eso por un lado hay un sector de la población con acceso a bienes importados y por el otro hay uno que sufre el rigor de una crisis humanitaria. Esta es una economía que cada día se me parece más a la haitiana o a la de Guinea Ecuatorial. Es una burbuja orientada a la satisfacción del consumo de una élite empoderada y adinerada y, del otro lado, la nada, el walking dead, el país que no tiene forma de comprar comida ni medicinas”.

El analista senior para América Latina de IHS Global Insight advierte que a medida que se cierre la economía formal venezolana y sea menos rentable comercializar con los países aliados por la vigilancia internacional, el gobierno se verá más forzado a recurrir a otro tipo de mercados negros como el tráfico de drogas y el lavado de dinero a gran escala. 

“Hasta ahora, el gobierno de Maduro ha podido adaptarse y evadir las sanciones porque los rusos ejercen el transporte y comercialización de hidrocarburos, pero ante la caída de la producción -se estima que la misma siga cayendo a menos de 500.000 barriles diarios en 2020- ellos no seguirán financiando el aparato de seguridad. No podrán mantener la lealtad del aparato militar que es lo único que mantiene a Maduro en el poder. ¿Qué va a pasar? Que para complementar la pérdida de los recursos lícitos no le quedará otra que volcarse totalmente hacia actividades criminales como el narcotráfico hacia los Estados Unidos y Europa”, dice Moya Ocampo. 

Mientras que la producción petrolera venezolana continúa su declive, India se presenta como un salvavidas del régimen de Maduro tal y como durante años lo ha sido del régimen de Rouhani en Irán. Nueva Delhi ha sido el segundo comprador de petróleo iraní a pesar de las sanciones y, de acuerdo con la agencia Reuters, en diciembre de 2019 contribuyó de manera significativa a que PDVSA evadiera las sanciones y lograra exportar 1.037 millones de barriles de crudo. 

Frente a este panorama, el analista de IHS Global Insight lanza una alerta: “Creo que eventualmente en Venezuela va a haber falsificación de billetes. No porque en Venezuela hoy tengan el conocimiento para hacerlo sino porque le dirán a las mafias que se encargan de ese negocio en Perú que se vayan a Venezuela porque ahí nadie los va a perseguir. Venezuela se convertirá en un estado criminal -cosa distinta a un narco estado-, en el cual toda actividad criminal que sea susceptible de generarle recursos es algo que el gobierno de Maduro apoyará y buscará atraer”. 

Muro de contención

El jurista y expresidente del Comité Ejecutivo de Amnistía Internacional Venezuela, Fernando Fernández, considera que lo que atraviesa Venezuela responde a las características del Estado dual. “Tenemos dos Estados, el que está en la Constitución y el que está en los Decretos ley y ambos son antagónicos. Además tenemos dos gobiernos, dos Fiscales, dos Asambleas, en conclusión, tenemos un caos. Esta economía llegó al fango producto de la gran corrupción o cleptocracia”.  

Fernández coincide con la apreciación de que es un error creer que las sanciones están destinadas a derrocar gobiernos. “Esas sanciones están limitadas a personas naturales y empresas. Venezuela como país no está sancionado. Su función es limitar que el dinero producto de actividades criminales ingrese al sistema financiero internacional pues cuando lo hacen terminan integrándose en toda la economía”. 

El jurista y defensor de derechos humanos esgrime que el país no ha terminado de colapsar porque los venezolanos no se han rendido. “La gente acá adentro sigue peleando. En este país hay muchas reservas morales y hay muchas ONG trabajando, sobre todo en el interior del país. Cada día se une más gente para hacerle frente a esta tragedia”. 

Por su parte, Ray también ve en los valores de los venezolanos un muro de contención ante el avance de la economía criminal revolucionaria. “Veo que estamos en una encrucijada pues el modelo de economía criminal no lo han podido consolidar del todo porque todavía hay mucha lucha por los espacios y por el poder. Esa es una oportunidad para las fuerzas democráticas. Las sanciones personales sobre la casta de testaferros que sirve al régimen ha dificultado que este sistema se consolide totalmente”. 

“Lo que nos puede salvar de este modelo son los valores, apelar a los principios. Los venezolanos no son criminales. Si dejamos pasar esta encrucijada y permitimos que este modelo criminal se afiance del todo será prácticamente imposible desarticularlo. Al final, esta gente es una gran banda. Está en nuestras manos decidir si queremos vivir bajo el amparo de una economía criminal o si vamos a pelear por recuperar el país. Esta gente es tremendamente hábil y su principal ventaja es que no tienen escrúpulos ni siguen ninguna regla. Hacen lo que les da la gana”, concluye Ray. 

Runrunes de Bocaranda: BAJO - DENUNCIA GLOBAL

DENUNCIA GLOBAL: 

El diputado por el estado Bolívar, Américo de Grazia, que fue expatriado por el régimen de Maduro hacia Italia en compañía de la también diputada Mariela Magallanes, ha sido el mas feroz denunciante del ecocidio del Arco Minero y la matanza de indígenas por parte de funcionarios militares así como del saqueo gubernamental del oro de Guayana y su exportación ilegal. De la misma forma denunció a los grupos irregulares que como el ELN y las FARC actúan y transitan libremente por la zona con el visto bueno de Miraflores. Tales denuncias lo obligaron a refugiarse en la embajada de Italia en Caracas para luego partir a Roma acompañado del presidente de la Unión Interparlamentaria en Italia, Ferdinando Casini que vino a Caracas para asegurarse de su salida hacia Roma. De Grazia prometió -y lo está haciendo- presentar la denuncia del caso del Arco Minero en distintas instancias globales.

Ya estuvo en el evento organizado por la ONU a propósito del Cambio Climático. Hizo una exposición sobre el daño ecológico causado al pulmón vegetal del Macizo Guayanés con el Arco Minero del Orinoco. Luego viajará a Houston y a Washington para hablar en actividades relacionadas, una particular y otra ante el Congreso de los Estados Unidos de Norteamérica, teniendo como punto central de la agenda el Arco Minero del Orinoco y sus crímenes, humanos y medioambientales. Luego viajará a Canadá para presentar la exposición sobre el Arco Minero y sus efectos sobre el clima de Venezuela, de América Latina y del mundo, por la tala indiscriminada, el uso del mercurio y la explotación indiscriminada no sólo de oro sino de metales como el Coltan y piedras preciosas.

A mediados de Enero y hasta la primera semana de febrero regresará a Europa para presentar en Berlín, Bruselas y en el Tribunal Internacional de La Haya, los crímenes cometidos en todo ese hermoso espacio que se encuentra enclavado en el Macizo Guayanés, la zona más antigua del planeta tierra. De Grazia aspira accionar -desde el punto de vista jurídico- ante el Tribunal Internacional de Derechos Humanos de la Haya donde denunciará el caos generado por el Arco Minero del Orinoco.

 

VARIOPINTAS: 

Diplomáticos del régimen viajaron esta semana a Belgrado, Serbia, a recibir dinero en efectivo para llevarlos en valija diplomática sellada y con precinto a sus respectivos países en Europa y África. Se movilizarán más de 11.000.000 de Euros. ¿Viola esto las leyes sobre límites permitidos de efectivo y constituiría un abuso de la valija diplomática? Nadie responde. Por la cancillería habrían viajado la directora de administración Yeni Yamel Rivas y la tesorera Nelly Escalona para hacer las entregas del dinero en diferentes países donde las embajadas venezolanas no pueden tener cuentas bancarias…. SIENDO la Iglesia Católica una de las instituciones de mayor credibilidad en el país, preciso es para el gobierno blanquear la deteriorada imagen con ella.

Hace mes y medio que Nicolás Maduro anunció reparar y ayudar las iglesias. No solo los templos católicos sino también los evangélicos. Ya hay algunos alcaldes chavistas y otros voceros del gobierno que están ayudando a restaurar muchos templos en todo el país. Como el régimen no da puntada sin dedal ese acercamiento sería indicativo de querer aparecer al lado de la Iglesia Católica previendo que vengan noticias favorables en torno a la figura del Venerable Jose Gregorio Hernández Cisneros. Maduro quiere que ese hecho lo salpique y le sirva para decirle al mundo que aquí hay paz, respeto, tolerancia y religiosidad.

Por ello la coincidencia de que que a quien encargaron de esa misión con las iglesias es al Capitán Jose Gregorio Vielma Mora. ¿Coincidencia en sus nombres o selección cuidadosa? Lo consideran un hombre de apertura, de diálogo, gerente y cordial. No nos extrañe ver acercamientos con la Iglesia si ese proceso avanza pues les conviene la vinculación con el mencionado caso…RECIENTEMENTE Maduro anunció la creación de la Universidad Teológica Evangélica de Venezuela rodeado de unos pastores del Movimiento Cristiano Evangélico. Allí Maduro instó a desarrollar “un poderoso movimiento evangélico unitario que incluya al pueblo y eleve la conciencia, los valores morales, la responsabilidad con la Patria, la comunidad y la familia” al reiterar que es “cristiano de Cristo”. Sin embargo al día siguiente dos líderes de la Iglesia Evangélica venezolana, que aglutina a la mayoría de las Pentecostales y Bautistas, aseguraron a la periodista Sebastiana Barráez que no conocen a las personas que integran el «Movimiento Cristiano Evangélico por Venezuela» que respaldó a Nicolás Maduro en cadena nacional.

El Pastor Manuel Sangronis, director General de la Convención Nacional Bautista Venezuela dijo que ni los conocen ni están vinculados ese movimiento…¿OTRA SORPRESA?: El informe de la Fiscal Jefe de la Corte Penal Internacional, Fatou Bom Bensouda sobre Venezuela parece que será tan impactante y contundente como el de la Comisionada de los Derechos Humanos Michelle Bachelet. Su relatoría sobre las ejecuciones extrajudiciales, el uso de los colectivos armados por el gobierno, los disparos a quemarropa en asesinatos como el de Oscar Pérez, el armamento de los represores, las discrepancias con las actuaciones de la Fiscalía General y las cifras  “absurdas” que entregaron, el accionar de las FAES y la no independencia del Poder Judicial son algunos de los puntos que molestarán al gobierno de Maduro…

 

“YO Y LOS OTROS”: 

Utilizo, para cerrar esta doble entrega de la columna, con este segmento del artículo del Padre Luis Ugalde que bajo ese título colgó en las redes ,hace solo dos días, pues resume el momento difícil que vivimos y como podemos ir despejando el camino del encuentro entre todos: “Los venezolanos hoy estamos en la encrucijada entre matarnos buscando la realización a costa del otro, o reconocer y afirmar al otro en un camino de solidaridad donde vamos  descubriendo  que la llave de mi felicidad está escondida en el otro para juntos llegar al  “nosotros”.

Como decía el gran filósofo Kierkegaard, la puerta de la felicidad se abre hacia fuera. Este es el misterio humano, el misterio de la Navidad, el misterio del Niño “Dios con nosotros” que se nos da e invita a darnos. Los cristianos sabemos que nos encontramos con Dios y nos bendice cuando damos de comer al hambriento, salud y consuelo al enfermo, visitamos al preso y acogemos al exiliado. Y somos malditos cuando corrompemos las instituciones públicas convirtiéndolas en instrumentos de muerte, hambre, sed, cárcel, tortura, exilio, persecución… Esa negación del más pequeño y desamparado es negación de Dios, dice Jesús. Naturalmente  los que se consideran ateos o agnósticos se sorprenden pero reciben de parte de Jesús una respuesta no menos sorprendente: creyentes o no todos los días se encuentran conmigo al encontrase con el más pequeño. “Quien no ama no ha conocido a Dios, ya que Dios es amor”. “A Dios nadie lo ha visto nunca, pero si se aman unos a otros ahí está Dios (1ª Carta de Juan 4, 8 y 12). Encuentro con Dios en el encuentro con nuestro yo transformado y afirmado en el “nos-otros”.

No podemos rescatar la República de 30 millones de venezolanos sin pacto social ni instituciones públicas, donde nos hacemos “nos-otros” y nos reforzamos mutuamente; distinto de 30 millones de yo devorándonos unos a otros. Navidad es nacer de nuevo al nos-otros, pensando qué puedo regalar yo a los demás venezolanos. Esta Navidad en pobreza nos invita a reconocemos en las necesidades compartidas. Hay millones en miseria y sufrimiento, pero también millones en solidaridad compartiendo las “ollas” en las iglesias, dando vida a las escuelas y hospitales, o venciendo las forzadas distancias de los familiares exiliados con la oración y abrazo espiritual. Encontrar la vida cuando damos amor no es exclusivo de los cristianos, sino es el corazón de todo ser humano. Einstein no se consideraba religioso, pero al final de su vida escribió lo siguiente a su hija: “El amor es luz, dado que ilumina a quien lo da y lo recibe. El amor es  gravedad, porque hace que unas personas se sientan atraídas por otras. El amor es potencia, porque multiplica lo mejor que tenemos, y permite que la humanidad no se extinga en su ciego egoísmo. El amor revela y desvela. Por amor se vive y se muere. El amor es Dios y Dios es amor.”

En el reconocimiento obsequioso del Niño que nos nace nos encontramos con el Dios que nos anima a renacer en una nueva Venezuela de esperanza, con instituciones rescatadas y vida compartida… Renacer no solo en el corazón de cada uno, sino en la política renovada, con convivencia y economía que produce vida. ¡Felíz Navidad y que el próximo sea año realmente Nuevo!…
Maduro afirma que en Colombia
De acuerdo con las cifras de Naciones Unidas más de 4 millones de personas han salido de Venezuela por la crisis, de los cuales, según Migración Colombia, unos 1.488.373 venezolanos se asentaron en ese país

Nicolás Maduro aseguró que las autoridades del gobierno colombiano “exageran las cifras” de migrantes venezolanos en ese país con el objeto de solicitar recursos y “robar al mundo”.

“Exageran las cifras, el Gobierno de Colombia para robar al mundo, para pedir plata (dinero)”, dijo Maduro en un acto de Gobierno transmitido por el canal estatal VTV.

De acuerdo con las cifras de Naciones Unidas más de 4 millones de personas han salido de Venezuela por la crisis, de los cuales, según Migración Colombia, unos 1.488.373 venezolanos se asentaron en ese país.

La Organización Internacional para las Migraciones (OIM) y la Agencia de la ONU para los Refugiados (Acnur) indicaron a mediados de noviembre que se requieren 1.350 millones de dólares para atender las necesidades humanitarias de los refugiados y migrantes venezolanos.

“El Gobierno de Colombia dice ‘en Venezuela se vinieron para Colombia 4 millones’, ¿ustedes saben cuántos autobuses hacen falta para que se vayan 4 millones de venezolanos? Cien mil viajes de autobús”, dijo el mandatario venezolano.

“Sale el Gobierno de Ecuador, ‘en Ecuador hay 4 millones’ y sale el de Perú ‘en Perú también hay 4’ y el de Chile ‘aquí hay 4 también’, o sea que aquí nos quedamos solos, son unos ridículos”, afirmó.

Maduro aseguró que algunos de los venezolanos que emigraron “sufrieron la xenofobia en el mundo”, por lo que decidieron regresar al país.

“Alguna de la gente que se fue para el exterior está regresando, pero por montones, a mí me da risa la guerra internacional”, señaló.

Durante el acto, el líder chavista resaltó la presencia de migrantes colombianos en Venezuela, que estimó en 6 millones de personas y dijo que su Administración sí puede demostrar la veracidad de esos números, pues “en cada barrio hay una familia colombiana”.

Este año, refirió, más de 250.000 colombianos han ingresado a Venezuela para “quedarse a vivir, a trabajar”, un registro superior a los 180.000 colombianos que llegaron en 2018.

Stalin González: El 5 de enero ratificaremos a Guaidó como presidente de la AN
El diputado Stalin González alertó que el régimen de Maduro intentará “armar una campaña para tocar a algunos diputados y afectar la opinión pública”

El segundo vicepresidente de la Asamblea Nacional, Stalin González, aseguró que el 5 de enero Juan Guaidó será ratificado como presidente del Parlamento.

Durante una entrevista ofrecida este martes 10 de diciembre al programa Primera Página, transmitido por Globovisión, Stalin González dijo:

“Quedan 25 días para el 5 de enero y el régimen hará todo lo posible por empañar la figura de Juan Guaidó. En estos días intentarán armar una campaña para tocar a algunos diputados y afectar la opinión pública”.

 

En tal sentido, afirmó que Guaidó será ratificado en su cargo: “Es evidente que nosotros vamos a ratificar a Juan Guaidó como presidente de la Asamblea Nacional el 5 de enero. Serán 25 días duros porque el régimen seguirá atacando”.

El parlamentario reiteró que la ruta para salir del régimen es la misma que se planteó en el mes de enero: cese de la usurpación, gobierno de transición, elecciones libres.

“Son necesarios los tres factores planteados para la ecuación de un cambio político. Ahora, si son en secuencia o no, hay que evaluarlo”, agregó.

Con información de El Nacional

AP: Militares opuestos al régimen de Maduro salieron de Venezuela
Los militares, quienes participaron el 30 de abril en la llamada “Operación Libertad”, manifestaron ser defraudados por los ayudantes de Maduro, incluidos el presidente del TSJ, Maikel Moreno y el ministro de Defensa, Vladimir Padrino López

Durante siete meses de angustia, durmieron todo el día en cuartos estrechos en pisos fríos, mientras pasaban sus noches en oración, manteniéndose en forma con pesas hechas de jarras de agua y mirando a través de las cortinas del complejo diplomático por miedo a la vigilancia.

Debido a preocupaciones de seguridad, los tenientes coroneles Illich Sánchez y Rafael Soto no revelaron exactamente cuándo o cómo dejaron Venezuela. Solo dijeron que viajaron en pequeños grupos como parte de una “operación militar” clandestina que contó con el apoyo de docenas de tropas de bajo rango y sus comandantes, publicó AP.

“Salimos de Venezuela pero nuestra lucha para restaurar la democracia de Venezuela continuará”, dijo Sánchez en una entrevista telefónica desde un lugar no revelado.

 

La historia nunca antes contada de cómo Sánchez y Soto lograron engañar a sus superiores y planear una revuelta contra Maduro subraya que el descontento, y el miedo, se está extendiendo dentro de los cuarteles de Venezuela, incluso cuando el líder en batalla se aferra al poder en medio de las sanciones estadounidenses impuestas después de las elecciones presidenciales ampliamente visto como fraudulento

Los dos oficiales sobresalientes parecían ideales para la misión de alto riesgo, habiendo subido de rango a una posición confiable con control directo de las tropas y contacto regular con los principales ayudantes de Maduro.

Sánchez, de 41 años, comandó una guarnición de unos 500 guardias responsables de proteger los edificios del gobierno del centro, incluido el palacio presidencial y la corte suprema. Soto, de 43 años, fue asignado por un tiempo a la temida política de inteligencia de SEBIN, liderando un equipo de unos 150 agentes acusados ??de espiar a opositores del gobierno.

En su relato, los dos viejos amigos se desilusionaron al ver la devastación de la economía de Venezuela y comenzaron a planear secretamente para eliminar a Maduro. Eventualmente se unieron con los opositores de Maduro liderados por el presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, quien es reconocido como el líder legítimo de Venezuela por Estados Unidos y unos 60 países.

El 30 de abril, sorprendieron a los venezolanos al aparecer antes del amanecer con tanques y tropas fuertemente armadas en un puente en el este de Caracas junto a Guaidó y al activista Leopoldo López, a quienes ayudaron a surgir de lo que consideraron un arresto domiciliario ilegal.

“Cuando reuní a mis tropas a las 2 de la mañana y les dije que íbamos a liberar a Venezuela, rompieron en llanto”, dijo Sánchez, quien como parte de sus deberes oficiales de proporcionar seguridad al Congreso tuvo que hablar regularmente con los legisladores de la oposición. “Nadie lo vio venir, pero todos se comprometieron de inmediato”.

 

Soto agrega: “Todo estaba perfectamente alineado para una transición pacífica”.

Pero dicen que fueron defraudados por los ayudantes de Maduro, incluidos el presidente de la Corte Suprema Maikel Moreno y el ministro de Defensa, Vladimir Padrino, quienes afirman que nunca cumplieron una promesa hecha a la oposición de abandonar su apoyo a Maduro. Tanto Moreno como Padrino han reiterado reiteradamente su lealtad a Maduro.

Después de la confusa secuela de la rebelión fallida, se apresuraron a protegerse en la parte trasera de las motocicletas, despojándose de su uniforme verde oliva y golpeando, sin éxito al principio, en varias puertas de la embajada.

En medio del caos, López llamó por teléfono al entonces presidente panameño, Juan Carlos Varela, quien inmediatamente abrazó su causa y organizó su entrada segura a la embajada.

Recordó cómo dos meses antes de la invasión estadounidense de Panamá, en 1989, el entonces dictador general Manuel Noriega aplastó una revuelta similar y luego ordenó la ejecución de más de 10 cabecillas.

“No podíamos dejarlos solos”, dijo Varela en una entrevista. “El Sebin estaba a 10 pies de la puerta. Iban a matarlos a todos “.

Fuente: AP

Nicolás Maduro aseguró la tarde de este domingo que se “sobrecumplió” la meta de sumar efectivos a la milicia boliviariana y sumar el 8 de diciembre un número de 3.300.000, cuando se había planteado llegar a los tres millones de uniformados en ese cuerpo armado.

En cadena obligatoria de radio y televisión, Maduro aseguró que estos “milicianos” están “organizados, entrenados, armados y dispuestos a defender la patria”, mientras que felicitó al Estado Mayor de la Fuerza Armada Nacional por haber alcanzado las metas establecidas.

Maduro, durante un acto de juramentación de las milicias en el estado Vargas, puso una “nueva meta” a los comandantes del cuerpo al querer aumentar a 4 millones de uniformados adscrito en ese componente para 2020 en todo el país. Resaltó que hay milicianos en 1.141 parroquias del país; 14.383 bases populares de defensa integral, que están situadas en escuelas y liceos del país, desde donde se coordinan las unidades populares de defensa integral que hasta el momento suman 63.890.

 

El incremento del número de milicianos obedece a la intención de fortalecer el Sistema de Organización Territorial de las Unidades Populares de Defensa Integral (SOTU), que comprende, además del adiestramiento para la defensa ante una agresión extranjera, labores en los mecanismos de producción y distribución de alimentos.

 

Las cifras dadas por el Ejecutivo aseguran además que estas organizaciones hacen tener presencia a la milicia en 163.967 calles “cada uno con un comandante”, siendo similar a la estructura de los CLAP respecto a los “jefes de calle”.

Aseveró que el ministro de la Defensa, Vladimir Padrino López, tiene listo el proyecto de convertir la Ley orgánica de la Fuerza Armada Nacional en la “Ley constitucional de la FAN”, que permitiría la incorporación de las funciones de la milicia como “cuerpo combatiente” y que ese articulado debe ser discutido en la cuestionada asamblea constituyente.

Destacó la necesidad de seguir avanzando en un sistema de armas “para que cada miliciano tenga su fusil y su misil”, al tiempo que afirmó que con la llegada de la milicia al sistema de alimentación de los CLAP la misma empezó a funcionar “con honestidad”. Los instó además a participar en el Censo Nacional de Población y Vivienda -proceso que ha sido cuestionado por la supuesta ubicación de viviendas desocupadas de aquellos que se fueron del país para ser “expropiadas”- y en los planes productivos, que incluye el sembradío de conucos en todo el país.

Fotografías de
Más de 100 fotografías serán presentadas este lunes en la Corte Penal Internacional para engrosar el expediente que cursa contra Nicolás Maduro por violación de DDHH y crímenes de lesa humanidad

 

La noche del sábado 7 de diciembre fueron difundidas en el diario español ElMundo.es una serie de imágenes sobre la muerte de Óscar Pérez, exinspector del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), y sus seis acompañantes las cuales forman parte de las pruebas que llevaran ante la Corte Penal Internacional (CPI) de La Haya.

Wilmer Azuaje, diputado en el exilio desde finales de enero, es el encargado de llevar las pruebas ante la CPI que, de acuerdo con sus declaraciones al diario español prueban que la muerte de Pérez y sus acompañantes fue “una ejecución extrajudicial”.

Todas estas fotografías forman parte de un especial del rotativo español titulado “Tiros de gracia a los siete rebeldes en la Venezuela de Maduro”, que salió este 8-D en la edición dominical.

Las imágenes, tomadas dentro de la sala de autopsias, fueron entregadas por Sondas Cortez, funcionario del Cicpc y excompañero de Pérez, quien afirmó en una grabación audiovisual, a la que tuvo acceso el medio español, que después de “evaluar” el material se percató “que existía una completa violación de los Derechos Humanos”.

Todas estas fotografías fueron entregadas al diputado Azuaje en Colombia, para que el parlamentario las llevara a las “instancias jurídicas que sean necesarias para que se haga justicia”, como ocurrirá a finales de enero de 2020.

La exfiscal general, Luisa Ortega Díaz, había expresado en una entrevista con el rotativo español que el 15 de enero de 2018 “irrumpieron en la casa y dispararon ráfagas contra Pérez y los suyos”.

“Algunos presentan incluso orificio en las palmas de las mano y en los brazos; se quisieron proteger ante los disparos”, explicó Ortega y sus palabras fueron confirmadas con la publicación de las nuevas imágenes.

“Hasta en la guerra la vida de los rendidos debe ser respetada según el Derecho Internacional Humanitario”, aseguró la exfiscal.

 

 

Óscar Pérez y un grupo de funcionarios tomaron acciones contra el Ejecutivo de Maduro el 27 de junio de 2018 cuando hurtaron un helicóptero del Cicpc y sobrevolaron varias dependencias públicas como el Ministerio de Interior y Justicia y el Tribunal Supremo de Justicia.

Desde entonces comenzó una persecución contra este grupo insurgente que buscaba un cambio político en el país. Varias acciones grabadas en las redes sociales evidenciaban los actos de Pérez contra el actual régimen hasta que a mediados de 2018, fueron acorralados en un chalet en el sector El Junquito, municipio Libertador, donde el expiloto del Cicpc documentó lo que estaba ocurriendo a través de videos en las redes sociales hasta momentos antes de su ejecución.

 

Con información de Panorama y TalCual

¿Quién está pagando el ajuste económico de Nicolás Maduro? Por Víctor Álvarez

Por ajuste económico suele entenderse el paquete de medidas que un gobierno toma para corregir los desequilibrios macroeconómicos que tienden a agravar los problemas de contracción económica, fuga de capitales, desinversión, escasez, inflación y empobrecimiento de la población. Entre las medidas clásicas que conforman un programa de ajuste económico figuran:

  • La corrección del déficit fiscal a través de la reducción del gasto público y el aumento de los impuestos, cuestión que no le gusta ni a los trabajadores ni a los empresarios;
  • La erradicación del financiamiento monetario del déficit fiscal que obliga a la eliminación de los aumentos de sueldos por decreto y los bonos clientelares; 
  • El aumento del precio de los combustibles y la sinceración de las tarifas de agua, electricidad, gas, telecomunicaciones y otros servicios públicos,  cuestión que resta popularidad al gobierno; 
  • La privatización de empresas públicas deficitarias con la consiguiente reducción de nóminas que genera una férrea resistencia sindical; 
  • La eliminación o fusión de entes públicos inoperantes o redundantes; 
  • La sincronización de las tasas de interés con la inflación lo cual encarece el crédito y aumenta los costos financieros de las empresas y personas ya endeudadas. 

En fin, se trata de una serie de medidas que no suelen ser bien recibidas, sobre todo cuando los costos del ajuste se cargan sobre los sectores más vulnerables como las pequeñas y medianas empresa, la clase media profesional y los trabajadores que viven de un ingreso fijo. 

El ajuste inflacionario del déficit fiscal

En Venezuela, a pesar del descalabro del ingreso fiscal de origen petrolero y del desplome de la recaudación de impuesto sobre la renta (ISLR) e impuesto al valor agregado (IVA) como consecuencia de la prolongada recesión de la economía, se ha mantenido la inercia de un gasto público populista que ahora es financiado con desmesuradas emisiones de dinero, cuestión que se ha convertido en el principal factor propagador de la inflación.

Al desaparecer el superávit petrolero como fuente de ingresos y, ante la reducción de los ingresos no petroleros, el gasto público no se puede cubrir ni con renta ni con impuesto. El déficit fiscal supera el 20 % del PIB y, para financiarlo, el gobierno recurrió primero al financiamiento externo y, una vez cerrados los mercados financieros, a la emisión monetaria del BCV. 

Habilitado por las reformas a Ley del BCV  que prácticamente lo obligaron a financiar los gastos del gobierno, las transferencias a través de la cuenta “Crédito a las empresas públicas no financieras” rellenó con emisión monetaria el hueco fiscal causado por el derrumbe en la recaudación de impuestos petroleros y no petroleros. 

Sanciones obligan el ajuste económico

Maduro heredó de Chávez una deuda externa superior a $ 110 millardos, con pagos a razón de $ 8-10 millardos cada año. Al no renegociar a tiempo un cronograma de pagos que más temprano que tarde no podría cumplirse, se condenó al aparato productivo a hundirse en la depresión más larga de la historia económica de Venezuela. En efecto, para pagar puntualmente la deuda, el ajuste económico se hizo al precio de sacrificar las importaciones de materias primas, maquinarias y equipos que requería la buena marcha de la actividad económica.

Las importaciones se desplomaron de $ 74 millardos en 2013 a solo $ 19 millardos en 2018. Esta drástica reducción generó graves consecuencias para la producción nacional que se vio privada de los insumos importados para continuar su actividad. El PIB se estanca y a finales de 2013 comienza a caer ininterrumpidamente, al extremo de acumular 6 años consecutivos de contracción. Según cifras publicadas por el BCV, la actividad económica se redujo en 49,3 % entre 2013-2018. Para 2019, estimaciones del FMI estiman una caída adicional del 35 %.

A pesar de que los precios del petróleo se mantuvieron altos hasta 2014, desde 2013 la economía va mermando cada vez más. A partir de 2017 la Administración de Donald Trump comienza a aplicar una amplia gama de sanciones financieras, comerciales y económicas que agravan aún más el colapso de la actividad económica y prolongan la contracción del PIB. Diferentes proyecciones estiman que para 2020 habrá una nueva caída entre 10-12 %, a pesar de proyectar un precio promedio de la cesta petrolera en torno a 55-60 $/barril.

Ante las sanciones financieras impuestas por EE.UU. y las sanciones y congelamiento de activos a funcionarios y personas por parte de la Unión Europea, Maduro se ha visto emplazado a profundizar el ajuste económico como estrategia de sobrevivencia. Para prolongar su esperanza de vida en el poder, el Gobierno levantó los controles de cambio y de precios. 

La dolarización oficiosa -aunque no oficial-, se ha profundizado al eliminar la Ley de Ilícitos Cambiarios, aprobar la libre convertibilidad de la moneda en todo el territorio nacional, permitir las mesas de cambio en la banca, autorizar la facturación en divisas e  indexar los créditos comerciales a la evolución de la tasa de cambio oficial. 

También se ha eliminado el arancel de aduanas en la mayoría de los códigos arancelarios y se han flexibilizado los permisos fitosanitarios y zoosanitarios hasta casi desaparecer, con lo cual se han abierto los puertos a toda clase de importaciones que compiten ventajosamente con lo que queda de producción nacional. 

La desigualdad en las cargas del ajuste 

A la larga, el ajuste económico de Nicolás Maduro resultó ser muy recesivo para el aparato productivo nacional que, por si fuera poco, ahora se ve obligado a competir con importaciones traídas a una tasa de cambio sobrevaluada, sin pagar arancel y que no cumplen con los requisitos paraarancelarios a los cuales si se obliga a la producción nacional.

Así, el peso del ajuste económico recayó sobre las pequeñas y medianas empresas, la clase media profesional y los trabajadores, desatando esas mismas olas migratorias: primero la de los empresarios, luego la de profesionales y técnicos, y finalmente la de los trabajadores y sectores más humildes.

La liberación de la economía de los controles de cambio, precios y barreras arancelarias y paraarancelarias se hace con el fin de que la economía privada resuelva por sí sola sus necesidades de divisas, bien sea a través de la repatriación de capitales depositados en la banca internacional, la inversión extranjera, las exportaciones no petroleras o de las remesas. 

Para muestra un botón: si los 4 millones de venezolanos que ACNUR ha registrado como migración venezolana envían a sus familiares un promedio de 100 $/mensual, esto equivale a $ 400 millones/mensual, lo que significa que el monto total por concepto de remesas pudiera ascender en 2020 a 4.800 millones anual. 

Así, la diáspora venezolana se convierte paradójicamente en una máscara de oxígeno para el Gobierno. Por un lado, alivia la presión sobre la demanda de alimentos, medicinas y servicios públicos de salud, educación, vivienda, etc.; y, por otro lado, pasa a ser una creciente fuente de divisas que compensa el colapso de la renta petrolera y el impacto de las sanciones sobre el ingreso externo del país.

 

@victoralvarezr