EFE, autor en Runrun

EFE

Cinco muertos y 23 heridos por erupción de un volcán en Nueva Zelanda

 Volcán Whakaari en Nueva Zelanda | Foto: cortesía

 

Al menos cinco personas han muerto a causa de la erupción del volcán Whakaari, este 9 de diciembre en una isla deshabitada al noreste de Nueva Zelanda, en donde se encontraban medio centenar de turistas; mientras que la policía indica que no hay signos de supervivientes en el lugar.

«Con la información que tenemos, no creemos que haya ningún superviviente en la isla», indicó la policía en un comunicado tras realizar un vuelo de reconocimiento sobre la isla, donde una veintena de personas fueron rescatadas. Asimismo informaron que están trabajando con urgencia para confirmar el número exacto de personas que han muerto, además de los cinco fallecidos confirmados, así como la identidad y nacionalidad de las víctimas.

Previamente, el subcomisario de Operaciones Nacionales de la Policía, John Tims, explicó en una rueda de prensa que «debido al alto riesgo, los equipos de emergencia no pueden acceder a la isla (…) que permanece inestable y con posibilidad de nuevas erupciones». Igualmente apuntó que los muertos son parte de las 23 personas de «varias nacionalidades» que fueron rescatadas de la isla y que se encontraban en ella en el momento de la erupción.

La erupción ocurrió a primera hora de la tarde del lunes con la expulsión de rocas y una gran nube de ceniza sobre la isla de Whakaari, también conocida como White Island y que se encuentra a 48 kilómetros al este de la isla Norte.

Evo Morales indicó que el nuevo gobierno de Bolivia pidió intervención militar israelí
Considera que Bolivia no necesita fuerzas militares externas para arreglar sus diferencias ideológicas y programáticas

El expresidente boliviano Evo Morales afirmó este domingo, 8 de diciembre, que el Gobierno interino de su país ha pedido ayuda a Israel para combatir a la izquierda en el país suramericano, del que dijo que no necesita de una intervención militar extranjera para resolver sus problemas.

«El Gobierno de facto pide ayuda al Gobierno sionista de Israel para combatir a la izquierda. Los golpistas son los violentos, que no respetan la libertad, dignidad e identidad con políticas de intervención militar extranjera que nos dividen entre hermanos», escribió Morales en Twitter.

Añadió que Bolivia no necesita fuerzas militares externas para arreglar sus diferencias ideológicas y programáticas. «Somos de la cultura del diálogo y la paz», expresó.

El pasado 28 de noviembre el Gobierno interino de Bolivia anunció que tiene previsto restablecer relaciones diplomáticas con Israel y fortalecerlas con Estados Unidos, tras los desencuentros con ambos países durante la etapa de Evo Morales.

Morales decidió en 2009 romper relaciones diplomáticas con Israel al acusar a este país de genocidio y crímenes de lesa humanidad por una ofensiva en Gaza en la que murieron más de mil palestinos.

La canciller provisional de Bolivia, Karen Longaric, calificó aquella decisión de «medida política» sin tener en cuenta consecuencias como la caída del turismo israelí en Bolivia.

Acerca de las relaciones con Estados Unidos, la ministra interina comentó que la etapa de Morales perjudicó a la imagen del país, sobre todo «a intereses económicos y comerciales».

Bolivia y Estados Unidos rompieron relaciones a nivel de embajadores en 2008, cuando el Gobierno de Morales expulsó al embajador estadounidense Philip Goldberg tras acusarlo de supuesta conspiración, algo que fue negado por Washington.

En otro mensaje de Twitter, Morales agradeció a sus seguidores por continuar apoyándolo y celebró las conclusiones del congreso extraordinario de su partido, el Movimiento al Socialismo (MAS), de nombrarlo el sábado jefe de campaña de cara a las nuevas elecciones en el país para 2020.

«Gracias hermanos, no estamos solos ni en Bolivia ni en el mundo, luchando con la verdad por nuestra dignidad, unidos por la vida y democracia. Felicito las conclusiones del primer ampliado nacional después del golpe de la derecha racista y fascista. ¡Patria o muerte, venceremos!», declaró.

Morales anunció el pasado 10 de noviembre su renuncia, forzado por las Fuerzas Armadas, tras un informe de la Organización de Estados Americanos (OEA) que advirtió de graves irregularidades en los comicios presidenciales bolivianos del 20 de octubre.

Al día siguiente salió hacia México, país que le brinda asilo.

El exmandatario viajó el viernes a Cuba para una consulta médica, según indicaron fuentes diplomáticas mexicanas y del entorno de Morales.

Sin embargo, las autoridades y medios oficiales de Cuba han guardado silencio sobre la estancia del expresidente en la nación antillana.

Presidente de Haití instó a Maduro a celebrar elecciones legítimas
Jovenel Moise indicó que retiró su apoyo al régimen de Maduro porque los comicios no fueron legítimas

El presidente de Haití, Jovenel Moise, instó a Nicolás Maduro a celebrar elecciones legítimas como condición para volver a apoyarlo. Hasta hace muy poco tiempo ambos gobiernos mantuvieron estrechas relaciones.

En una entrevista con Efe en el Palacio Nacional de Haití, Moise explicó que decidió retirar su apoyo al régimen de Maduro porque las elecciones de 2018 no fueron legítimas.

«No fueron elecciones legítimas. Fueron elecciones contestadas. Si el presidente Maduro hace unas elecciones mañana por la mañana, él participa, la comunidad internacional acepta que ha actuado correctamente y es elegido, yo seré el primero en felicitar al señor Maduro de nuevo. Mi decisión es una decisión de un jefe de Estado responsable», dijo.

Explicó que tomó la decisión teniendo en cuenta que su país es miembro de la OEA y ese organismo, que fue observador en los comicios de 2018, indicó que las elecciones no eran creíbles.

«Dije que apoyo al pueblo venezolano. Pero estoy eliminando mi apoyo al régimen del presidente Maduro», reiteró el gobernante haitiano. El mandatario enfrenta desde septiembre una oleada de protestas exigiendo su dimisión.

Reconoce a Guaidó

Desde enero, Haití reconoce al presidente interino Juan Guaidó. También se ha sumado activamente al TIAR.

Haití destacó hasta el año pasado como un estrecho aliado de Venezuela. Asimismo era uno de los países beneficiarios del programa Petrocaribe, por medio del cual Caracas suministraba petróleo en condiciones ventajosas a las naciones de las Antillas.

El ex presidente René Preval, de izquierda, introdujo a Haití en el Petrocaribe en 2006. Pero los problemas de Venezuela para exportar crudo han llevado a Haití a importar petróleo de Estados Unidos.

Fuente: Efe. 

Delegación opositora pide en Praga más sanciones contra Maduro
La delegación está conformada por los enviados del gobierno encargado Francisco Sucre, Enrique Alvarado y Miguel Henrique Otero, editor de El Nacional

Una delegación del presidente encargado Juan Guaidó instó este viernes 6 de diciembre en Praga al Gobierno y Parlamento checos a endurecer las sanciones de la Unión Europea contra el régimen de Nicolás Maduro, para que se equiparen a las que aplica EEUU.

La delegación está formada por el diputado Francisco Sucre, presidente de la comisión permanente de Política Exterior de la Asamblea Nacional, Enrique Alvarado, embajador extraordinario en misión especial, y Miguel Otero, editor del diario El Nacional.

Los opositores fueron recibidos por el ministro checo de Asuntos Exteriores, Tomas Petricek, y diferentes senadores y diputados, y también sostuvo encuentros con embajadores de países del Grupo de Lima, en lo que fue la última escala de una gira europea que ha pasado por Lituania, Polonia y Finlandia.

Otero criticó el apoyo de Rusia y Cuba al gobierno de Maduro.

EFE

Desarticulan red de contrabando de oro procedente de Venezuela en Brasil
El grupo delictivo estaba integrado por brasileños y venezolanos residentes en el estado brasileño de Roraima y contaba con la colaboración de funcionarios públicos para la compra del oro extraído

Las autoridades brasileñas desarticularon este viernes 6 de diciembre una red internacional dedicada al contrabando de oro, el cual era extraído principalmente en minas venezolanas y comprado ilegalmente en Brasil.

El grupo delictivo, integrado por brasileños y venezolanos residentes en el estado brasileño de Roraima, fronterizo con Venezuela, llegó a contrabandear 1,2 toneladas de oro entre 2017 y 2019, por valor de 230 millones de reales (55 millones de dólares), según informó la Policía Federal en un comunicado.

La banda compraba el oro extraído de Venezuela o de minas ilegales del estado de Roraima y para ello contaba con la colaboración de funcionarios públicos, entre ellos un fiscal y una auditora, quienes recibían sobornos a cambio de emitir documentos falsos para certificar la legalidad del metal precioso.

El oro era posteriormente comercializado por una empresa del interior del estado de Sao Paulo, que lo vendía al extranjero a pesar de “los latentes indicios de irregularidades sobre el origen” del mismo.

 

Según fuentes de la investigación, el oro era exportado a los Emiratos Árabes y a la India.

De acuerdo con la Policía, tan solo en 2018 la compañía investigada exportó más de 1.000 millones de reales (unos 238 millones de dólares) en oro, llegando a triplicar su facturación en los últimos tres años.

En el marco de la operación, bautizada de “Hespérides”, más de 150 policías salieron a la calle para cumplir 85 órdenes de prisión y allanamiento en los estados de Amazonas, Río Grande do Norte, Rondonia, Roraima y Sao Paulo.

Una de las personas buscadas por la Policía ya contaba con una orden de prisión expedida por la justicia de República Dominicana por tráfico de drogas y blanqueo de capitales y consta en lista de notificaciones rojas de la Interpol.

 

En caso de ser condenados, los líderes del grupo delictivo podrían recibir penas de más de 50 años de cárcel, de acuerdo con la Policía Federal.

EFE

Miles de venezolanos recibieron estatus de refugiado por el gobierno de Brasil
El número de venezolanos regularizados como refugiados en tan solo un día prácticamente dobla las 11.231 concesiones de refugio a ciudadanos de todos los países ofrecidas por Brasil entre 1997 y 2018

El Gobierno brasileño le concedió este jueves el estatus de refugiado a 21.432 venezolanos que ingresaron a Brasil huyendo de la crisis económica, política y social de su país, en una decisión masiva e inédita que abre un precedente para casos similares en el futuro, informaron fuentes oficiales.

El número de venezolanos regularizados como refugiados en tan solo un día prácticamente dobla las 11.231 concesiones de refugio a ciudadanos de todos los países ofrecidas por Brasil entre 1997 y 2018, dijeron a Efe voceros del Comité Nacional para los Refugiados (Conare).

«Es un marco histórico en términos de regularización migratoria, un divisor de aguas que abre precedentes para facilitar procesos semejantes en adelante», afirmó el portavoz de la Conare, un organismo interministerial coordinado por el Ministerio de Justicia y Seguridad Social y responsable por la concesión de ese estatus a los refugiados.

La masiva concesión de refugios fue oficializada en un acto en la sede del Ministerio de Justicia en Brasilia que contó con la participación de representantes de la Oficina del Alto Comisariado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur), que elogiaron la iniciativa.

De acuerdo con la Conare, la decisión fue posible gracias a un decreto de junio pasado por el que el Gobierno de Brasil clasificó a Venezuela como un país en situación de «grave y generalizada violación de los derechos humanos», lo que facilita la concesión del estatus de refugio a migrantes que aleguen tal condición.

«La Conare usa el criterio de persecución subjetiva tras dar por hecho que en Venezuela hay una violación masiva, grave y generalizada de los derechos humanos», según el coordinador general del Conare, Bernardo Laferté.

Brasil le concede el estatus de refugiado, que le permite regularizar su situación en el país en condiciones especiales, a personas que han huido de su nación de origen por «fundados temores de persecución» por motivo de su raza, religión, nacionalidad, opinión política o pertenencia a un determinado grupo social.

La masiva regularización también fue posible, según el vocero consultado por Efe, gracias a herramientas de inteligencia e informática que permiten cruzar datos de diferentes solicitudes, agrupar los casos semejantes y establecer un flujo para un juicio conjunto.

Según los datos del Conare, el número de peticiones de refugio de venezolanos en Brasil saltó en un 245 % el año pasado, desde 17.685 en 2017 hasta 61.681 en 2018, cifra ya superada este año pese a que aún no se conocen los datos oficiales.

El aumento de las solicitudes hizo que los venezolanos pasaran a representar el 52 % del total histórico de extranjeros que ha solicitado refugio ante el Gobierno brasileño, además del 77 % de los que lo hicieron en 2018.

El 81 % de las peticiones de refugio de venezolanos el año pasado fue presentado en Roraima, estado amazónico que cuenta con el único paso fronterizo entre los dos países y en donde se ha concentrado la mayoría de los ciudadanos de Venezuela que ingresan a Brasil huyendo de la crisis humanitaria en su país.

El número de venezolanos admitidos como refugiados no incluye a los miles de ciudadanos del país vecino que en lugar del refugio solicitan residencia en Brasil, una herramienta prevista en los acuerdos del Mercosur con las naciones andinas y que igualmente permite a los extranjeros regularizar su situación.

De acuerdo con el Ministerio de Justicia, al menos 75.220 venezolanos contaban con residencia permanente en el país hasta abril pasado.

La concesión masiva de refugio a venezolanos coincidió con la divulgación de un informe en el que la organización internacional de defensa de los derechos humanos Human Rights Watch (HRW) denunció que al menos 529 niños y adolescentes venezolanos ingresaron a Brasil sin la compañía de un adulto en los últimos seis meses, por lo que carecen de protección del Estado en el país.

Estos menores, en su mayoría entre 13 y 17 años, no tienen acceso a educación o salud en Brasil debido a que no cuentan con un adulto o responsable legal que los represente, y terminan viviendo en las calles, en donde están expuestos a la violencia o al reclutamiento de grupos criminales, según HRW.

La Fiscalía de la Corte Penal Internacional (CPI) informó este jueves en un informe que en su examen preliminar sobre Venezuela ha incluido las protestas sucedidas en enero de este año en ese país, donde supuestamente murieron más de 30 opositores y un oficial de policía, reseñó la agencia de noticias EFE.

Asimismo, la oficina de la Fiscalía, dirigida por la jurista Fatou Bensouda, dio a conocer su informe anual sobre los exámenes preliminares abiertos en ocho países, entre los que se incluyen Colombia y Venezuela, este último abierto en febrero de 2018.

 

Según informaciones recibidas por Bensouda, entre 30 y 47 opositores fueron asesinados en las protestas sucedidas entre el 21 y el 25 de enero de este año por las fuerzas de seguridad o por civiles que actuaron en coordinación con las autoridades.

Acotó que “algunas fuentes alegaron además que miembros de las fuerzas de seguridad llevaron a cabo asesinatos selectivos de opositores durante allanamientos de casas”.
En el informe indica que entre enero y mayo de este año unas 2.000 personas fueron detenidas supuestamente en Venezuela por motivos políticos y que “la información sobre la duración de esas detenciones no estaba generalmente disponible”.

 

Bensouda dijo en el documento que espera finalizar el análisis sobre su posible jurisdicción de la situación en Venezuela a principios de 2020 y que, si decide seguir adelante el examen, pasará a la tercera y última fase, en la que se evaluaría la admisibilidad de los casos.

 

Venezuela depositó su instrumento de ratificación al Estatuto el 7 de junio de 2000. Por lo tanto, la CPI tiene jurisdicción sobre los crímenes del Estatuto de Roma cometidos en el territorio de Venezuela o por sus nacionales a partir del 1 de julio de 2002 en adelante.

El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) dijo este miércoles que debe recaudar 255,9 millones de dólares para llegar en el 2020 a 2,7 millones de niños y niñas necesitados en Latinoamérica y el Caribe, donde “varias crisis afectan los derechos de la infancia”.

“UNICEF hace el mayor llamado de recaudación de fondos para ayuda humanitaria en Latinoamérica y el Caribe”, indicó el organismo en un pronunciamiento público divulgado por su oficina regional en Panamá.

Los fondos permitirá a UNICEF dar asistencia urgente a niños y niñas afectados por emergencias en Venezuela (153,2 millones de dólares), países afectados por la migración de Venezuela (64,6 millones) y Haití (18,6 millones).

La acción humanitaria de UNICEF en 2020 es la de proporcionar acceso a servicios de agua, saneamiento, nutrición, educación, salud y protección a los niños afectados por conflictos y desastres.

De la mano con sus socios, los objetivos de UNICEF en América Latina y el Caribe incluyen atender a 2,7 millones de niños en la región, de los 7 millones en situación de necesidad.

 

También alcanzar a 2,6 millones de personas en Venezuela afectadas por los desafíos económicos y políticos, de los cuales 2 millones se beneficiarán del acceso al agua potable, y llegar a 1,3 millones de personas en países afectados por el flujo migratorio venezolano en América Latina y el Caribe, incluidos más de 630.000 niños.

 

Bernt Aasen, director regional de UNICEF para América Latina y el Caribe, recordó que en 2019, el número estimado de personas que necesitaban asistencia humanitaria en América Latina y el Caribe “se duplicó en comparación con el año anterior”.

En los primeros 8 meses de 2019, UNICEF y sus aliados llegaron a 226.000 niños en América Latina y el Caribe, quienes recibieron educación, salud, nutrición, agua y saneamiento, asesoramiento o inclusión social como parte de la respuesta a los flujos migratorios desde Venezuela.

 

“Estimamos que la violencia, la desigualdad, la migración y los fenómenos meteorológicos extremos llevarán a unos 7 millones de niños, niñas y adolescentes a buscar y depender de la ayuda de emergencia en 2020. A menudo ellos son quienes sufren primero y sufren más”, indicó Aasen.

 

La directora ejecutiva de UNICEF, Henrietta Fore, señaló que “hoy, en todo el mundo, estamos viendo la mayor cantidad de niños que necesitan asistencia en situaciones de emergencia desde que comenzamos a tener registros”.

“Uno de cada cuatro niños vive en un país afectado por el conflicto o los desastres”, afirmó Fore, tras presentar la mayor solicitud a los donantes hasta la fecha, que representa 3,5 veces más fondos que los solicitados en 2010.

Fore remarcó que los conflictos, el hambre, las enfermedades infecciosas y los fenómenos meteorológicos extremos relacionados con el cambio climático “fuerzan a millones de personas a buscar ayuda para salvar sus vidas”.