EFE, autor en Runrun

EFE

Colombia condena ataque
Los considerados paramilitares impidieron el 15 de enero el ingreso de diputados opositores que se dirigían a la Asamblea Nacional

El gobierno de Colombia condenó este miércoles los ataques contra diputados que se preparaban para ingresar al Parlamento venezolano y lamentó que las agresiones por parte de civiles armados ocurrieran en presencia de la seguridad del Estado, que les permitió actuar con “total impunidad”.

“El Gobierno de Colombia lamenta que estos hechos hayan sido perpetrados en presencia de los órganos de seguridad del Estado, quienes permitieron que estos grupos violentos actuaran con total impunidad”, afirmó la Cancillería en un comunicado.

Grupos de civiles armados, considerados paramilitares por los detractores del Gobierno y grupos de derechos humanos, impidieron este miércoles el ingreso de diputados opositores que se dirigían a la Asamblea Nacional (AN, Parlamento), donde Juan Guaidó, considerado mandatario encargado del país por más de 50 países, convocó una sesión para esta jornada.

Colombia “condena los actos de violencia, y en particular el ataque con armas de fuego contra un grupo de diputados que se preparaban para ingresar al Palacio Federal Legislativo, por parte de colectivos violentos afines al régimen de Nicolás Maduro”, agrega la nota.

Igualmente, “rechaza que el Palacio Federal Legislativo haya sido nuevamente militarizado por la dictadura de Nicolás Maduro, a fin de impedir que los diputados de la Asamblea Nacional pudieran acceder libremente a la sesión convocada para hoy 15 de enero”.

Colombia sostuvo, además, que la Asamblea Nacional “tiene el derecho constitucional de reunirse sin intimidaciones ni interferencias” y aseguró que “con estos actos resulta cada vez más evidente que el régimen recurre a la violencia para amedrentar y silenciar el único poder legítimo que existe en Venezuela”.

Además, indicó que “sigue con extrema preocupación los eventos que ocurren en Venezuela y hace un llamado a la comunidad internacional para que condene de manera categórica estos hechos de violencia propiciados por el régimen y se sume a la presión internacional frente a una dictadura que desconoce el Estado de derecho”.

La sede de la AN amaneció esta mañana rodeada por funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB, policía militarizada) y la Policía Nacional Bolivariana (PNB) con equipos antidisturbios, una situación muy similar a la que se vivió el pasado 5 de enero.

En aquella ocasión debía elegirse a la nueva junta directiva de la AN que aspiraba a presidir de nuevo Guaidó, si bien la GNB evitó a golpes que accediera al Palacio Federal.

En paralelo y a contra reloj, la bancada chavista con el apoyo de unos pocos opositores eligieron como presidente a Luis Parra, quien había sido expulsado semanas antes del partido Primero Justicia del que forma parte el dos veces candidato a la Presidencia Henrique Capriles.

Las relaciones entre Colombia y Venezuela están rotas desde febrero de 2019 y la frontera de 2.219 kilómetros es escenario de constantes tensiones que nunca han llegado al enfrentamiento militar.

En una breve audiencia Requesens rechazó declararse culpable por el delito que se le imputa
El proceso, que fue postergado en varias oportunidades el año pasado, se reanudará el próximo 22 de enero

El diputado Juan Requesens, acusado por el atentado a Nicolás Maduro ocurrido en agosto de 2018, y el resto de acusados del caso rechazaron la admisión de los delitos que se les imputan durante la breve audiencia celebrada este martes, informó la defensa del parlamentario.

El proceso, que fue postergado en varias oportunidades el año pasado, se reanudará el próximo 22 de enero.

En declaraciones a periodistas, el abogado defensor de Requesens, Joel García, explicó que en la sesión se les preguntó a los 17 imputados si ellos se acogían al procedimiento especial por admisión de los hechos, mediante el cual el procesado se declara culpable, y todos los 17 imputados lo rechazaron.

“Todos los 17 imputados al unísono declararon que no, que ninguno de ellos se iban a acoger al procedimiento de admisión de los hechos, en el caso particular del diputado Juan Carlos Requesens no puede admitir unos hechos que no ha cometido, no puede admitir unos delitos que no ha cometido”, sostuvo García.

La hermana del diputado, Rafaela Requesens, indicó en su cuenta de Twitter que en esta oportunidad tampoco se permitió el acceso a los representantes del cuerpo diplomático que acudieron a la sesión que se prolongó por unas dos horas.

Más de un año en prisión

Requesens fue detenido el 7 de agosto de 2018 por funcionarios del cuerpo de inteligencia del país, mientras Maduro lo acusaba en transmisión obligatoria de radio y televisión del atentado en su contra.

A finales del año pasado se realizaron breves audiencias del juicio en el que Requesens está acusado junto a otros 16 detenidos por la supuesta participación en el magnicidio fallido, aunque la semana pasada fue la primera vez que el diputado tuvo derecho de palabra durante una sesión.

“El diputado Requesens se refirió a esta pantomima, a este disfraz de juicio que se está haciendo”, dijo la semana pasada García.

Denuncia contra la jueza

García relató que este martes ocho de las personas imputadas en la causa se abstuvieron de declarar ante el juzgado y se acogieron a un derecho de la constitución venezolana que fija que ninguna persona “podrá ser obligada a confesarse culpable o declarar contra sí misma”.

Desde su punto de vista, se trata de un juicio “injusto” en el caso del diputado Requesens y que se caracteriza por “el sesgo” que tiene el tribunal.

En este sentido, el abogado denunció nuevamente “la parcialidad” de la jueza Enid López, responsable del tribunal que lleva el caso, pues consideró que la magistrada “hace actos que desdicen mucho la función de un juez”.

Asimismo, informó que se incorporó un tercer fiscal al caso y que los dos fiscales que conocían de la causa “ya no hablan, no dicen absolutamente nada”.

García informó que a partir de la próxima audiencia “se abre el lapso a recepción de pruebas” y en las que se espera sean presentadas “las pruebas que se promovieron oportunamente durante la fase de investigación y admitidas en la fase preliminar”.

Gobierno de Maduro repudia sanciones de EEUU contra Luis Parra
La Cancillería “rechaza esta nueva agresión estadounidense” que busca “interferir y socavar el buen funcionamiento de las instituciones democráticas del país”

El gobierno de Nicolás Maduro repudió este lunes las sanciones económicas impuestas por el Departamento de Estado de EE.UU. contra el diputado Luis Parra, a quien el oficialismo y un pequeño grupo de disidentes de la oposición eligieron y reconocen como presidente del Parlamento.

El Departamento del Tesoro estadounidense sancionó a Parra y a otros seis venezolanos a los que acusan de liderar “un intento fallido de tomar ilegítimamente el control del Legislativo venezolano y por tratar de evitar la reelección del líder opositor Juan Guaidó como presidente de este órgano”.

En un comunicado, la Cancillería venezolana “rechaza esta nueva agresión estadounidense” que busca “interferir y socavar el buen funcionamiento de las instituciones democráticas del país”.

A juicio del Ejecutivo, se trata de “medidas arbitrarias en contra del presidente de la Asamblea  Nacional, Luis Parra”, con las que “el gobierno de Donald Trump pretende ocultar su manifiesto fracaso en su intento por imponer un cambio de gobierno por la fuerza” en Venezuela.

Estados Unidos “profundiza su intromisión en asuntos internos de Venezuela al punto de inmiscuirse en asuntos exclusivos del parlamento venezolano, con la insólita intención de designar desde Washington las autoridades del poder legislativo venezolano”, prosigue la nota oficial.

El chavismo recordó que las decisiones del Parlamento “son soberanas y autónomas con respecto a los demás poderes públicos del Estado”.

“Estas gravísimas acciones unilaterales son contrarias al Derecho Internacional y atentan contra la estabilidad, la paz y la autodeterminación del pueblo venezolano”, agrega el comunicado que pide a la comunidad internacional “condenar estos nuevos ataques contra su soberanía y sus instituciones democráticas”.

Como consecuencia de la medida del Tesoro de EE.UU., quedan congelados los activos que tengan en ese país Parra y los otros diputados disidentes de la oposición que lo apoyaron: José Noriega, Franklyn Duarte, José Brito, Conrado Pérez, Adolfo Superlano y Negal Morales.

A todos ellos se les prohíbe además hacer transacciones financieras con ciudadanos estadounidenses.

Partido Popular de España pide al gobierno de Sánchez respaldar a Guaidó
Parlamentarios de la tolda conservadora piden que el Gobierno español lidere desde la Unión Europea (UE) la defensa de la celebración de elecciones presidenciales democráticas, libres y transparentes en Venezuela. Además exigen que se sigan imponiendo sanciones individuales a los altos funcionarios del cuestionado gobierno de Nicolás Maduro

El conservador Partido Popular (PP), principal de la oposición en España, solicitó al nuevo Gobierno de coalición español que respalde a Juan Guaidó y que lidere en la Unión Europea (UE) la defensa de elecciones democráticas en Venezuela.

Los representantes parlamentarios del PP presentaron dos propuestas en el Congreso en la que instan al Ejecutivo del socialista Pedro Sánchez a respaldar a Guaidó y a apoyar las acciones internacionales contra el saqueo minero del área amazónica del Orinoco y en defensa de la población indígena.

En la primera de las propuestas presentadas al Congreso, los conservadores piden que España lidere en la Unión Europea la defensa de la celebración de elecciones presidenciales democráticas, libres y transparentes en Venezuela, así como la exigencia de seguir imponiendo sanciones individuales a los altos funcionarios del Gobierno de Nicolás Maduro y sus familias con el bloqueo de sus cuentas.

La iniciativa parlamentaria destaca además que el Gobierno venezolano decretó en 2016 Zona de Desarrollo Estratégico al Arco Minero del Orinoco, y asegura que «la voracidad y el descontrol de la explotación minera está originando graves estragos ambientales y sociales.»

El saqueo de esa importante reserva natural de Venezuela, rica en oro, diamantes y coltán, muy apreciado por uso en la fabricación de teléfonos móviles, por parte del Gobierno de Maduro, ha sido denunciado en numerosas ocasiones por la oposición venezolana.

La explotación de la zona trae también «violaciones de diversos derechos o el riesgo de mujeres y niñas de ser objeto de trata, así como el aumento de enfermedades entre la población indígena», añade la iniciativa del PP español.

 

Delegación noruega visitará Venezuela pero Guaidó rechaza reabrir diálogos

Una delegación del Gobierno noruego hará una visita a Venezuela “en las próximas horas”, informó el equipo del líder opositor Juan Guaidó, si bien rechazó reabrir un proceso de diálogo con el Ejecutivo de Nicolás Maduro y se negó a reunirse con la comisión pues considera que el oficialismo “ha impedido toda solución negociada”.

“Reiteramos que el proceso (de negociación) de Oslo-Barbados ha sido clausurado y que por lo tanto no vamos a participar en ninguna reunión”, reza un comunicado del Centro Nacional de Comunicación (CNC) de Guaidó.

La información agrega que la delegación ha notificado al equipo de Guaidó acerca de su visita si bien no dieron más detalles acerca de quiénes componen la delegación ni con qué finalidad visitarán Venezuela.

LA PELEA POR LA AN EN EL EPICENTRO

En este sentido, afirman que el Gobierno de Nicolás Maduro “ha impedido toda solución negociada a la crisis venezolana”, lo que consideran que quedó probado cuando “asaltó militarmente la Asamblea Nacional (AN, Parlamento)” el pasado martes.

Este 5 de enero, la sesión en la que se debía inaugurar el año legislativo venezolano con la elección de su presidente, cargo que aspiraba a reeditar Guaidó, terminó con una pelea entre el líder opositor y la Guardia Nacional Bolivariana (GNB, policía militarizada) que le impedía el acceso.

En el interior, fue elegido como presidente en una polémica sesión Luis Parra, exmilitante del partido Primero Justicia del que forma parte el dos veces candidato a la Presidencia Henrique Capriles.

Sin embargo y pese a que aseguró contar con los votos para ser elegido presidente de la AN, no ha hecho público hasta el momento quiénes han votado por él por lo que ha sido puesto en duda por el grueso de la oposición, que ostenta una notoria mayoría en la Cámara.

DOS REIVINDICACIONES PARALELAS

En una sesión paralela celebrada en la sede del diario El Nacional, Guaidó fue reelegido como presidente de la AN con el voto de 100 diputados, algo que no reconoce el gobierno de Maduro que respalda a Parra.

Por eso, el CNC aseguró en su comunicado que la AN, bajo la presidencia de Guaidó, es “la única institución que goza de legitimidad nacional e internacional”, por lo que considera que con sus actos el Gobierno de Maduro “ha demostrado su decisión de bloquear todas las soluciones políticas que la República clama”.

Finalmente, agradecieron a Noruega su “preocupación” ante “la grave situación del país”, así como “su respaldo” a Guaidó y su “rechazo y desconocimiento” a Parra.

UN INTENTO FRUSTRADO EN VARIAS OCASIONES

Guaidó, a quien unos 50 Gobiernos reconocen como presidente interino de su país, anunció en septiembre pasado su retirada del proceso auspiciado por Noruega, un mes y medio después de que lo hiciera el Ejecutivo de Maduro.

Maduro suspendió en agosto las negociaciones que tenían lugar en Barbados en vista de que Guaidó “celebra, promueve y apoya” las sanciones del Gobierno de Estados Unidos contra funcionarios del Ejecutivo y empresas venezolanas.

A principios de septiembre Maduro puso como condición para retomar las negociaciones que Guaidó rectificase su supuesta “pretensión de entregar” el Esequibo, un extenso territorio que Guyana y Venezuela disputan y que supone dos terceras partes del primer país.

Entre septiembre de 2017 y enero de 2018, Gobierno y oposición se sentaron a la mesa de diálogo en la República Dominicana, si bien las conversaciones no fructificaron y el oficialismo terminó convocando unas elecciones a las que compareció casi en solitario y que no han sido reconocidas por buena parte de la comunidad internacional.

Elliot Abrams: A EEUU no le basta con elecciones parlamentarias en Venezuela
Pidió también la solidaridad de la comunidad internacional para seguir presionando al país en pro de un cambio interno

El representante especial de Donald Trump para Venezuela, Elliot Abrams, afirmó este viernes que las elecciones parlamentarias no bastan para acabar con la crisis venezolana y que la salida radica en un Gobierno de transición que lleve a unas elecciones presidenciales.

“Vemos un sendero en un Gobierno de transición hacia elecciones libres y elecciones presidenciales, porque las elecciones parlamentarias no son suficientes para salir de la crisis. No confiamos en unas elecciones bajo el Gobierno de Nicolás Maduro”, señaló Abrams en un foro en Miami.

El representante especial del presidente Trump debatió junto a expertos y políticos la situación de Cuba y Venezuela en la conferencia Estado del Mundo 2020 celebrada en la Universidad Internacional de la Florida (FIU).

Abrams, que este jueves anunció que la próxima semana el Gobierno de EE.UU. va a presentar nuevas medidas contra el régimen de Maduro, no especificó en qué consistirán, pero dijo que están barajando sanciones que “serían útiles para atacar no al pueblo sino al régimen venezolano y su dinero”.

Sin embargo, expertos como el director del Centro Latinoamericano y Cubano Kimberly Green, Frank Mora, aseguró que para que haya un cambio debe “haber un proceso nacional interno” y se preguntó si “existen evidencias de que estas sanciones económicas” resultan efectivas y cómo repercuten en la población.

Consultado por los medios, Abrams indicó que “la condición de pobreza del pueblo no es consecuencia de las sanciones, es el resultado de veinte años de este régimen”.

Añadió que Estados Unidos ya ha otorgado 254 millones de dólares para ayudar al pueblo venezolano y el Congreso planea presupuestar 400 millones más.

Además, Abrams pidió también la solidaridad de la comunidad internacional para seguir presionando al país en pro de un cambio interno, y aplaudió unas declaraciones del alto representante para la Política Exterior de la Unión Europea, el español Josep Borrell.

El alto funcionario europeo señaló este jueves que la UE no considera legítima la elección del diputado Luis Parra como presidente de la Asamblea Nacional venezolana y amenazó con “medidas específicas contra las personas involucradas”.

CUBA COMO ORIGEN DEL PROBLEMA

El encuentro de hoy contó con una primera sesión sobre Cuba en la que participaron el excongresista cubano-estadounidense Lincoln Díaz-Balart; la coordinadora de la iniciativa ciudadana Cuba Decide, Rosa María Payá; la directora ejecutiva del proyecto Archivo Cuba, María Werlau, y el exministro de Defensa de Bolivia, Carlos Sánchez Berzaín.

Organizado por el proyecto Initiative for Democratic and Economic Alternatives (IDEAS) para Cuba, de FIU, y moderado por Martin Palous, director del programa Vaclav Havel para los Derechos Humanos y la Democracia de esa casa de estudios, el panel debatió las alternativas de política exterior de EE.UU. para el futuro de Cuba.

Los participantes convinieron en que el régimen cubano es “una raíz fundamental de lo que ocurre en Venezuela” y para solucionar el problema Sánchez Berzaín reclamó que la comunidad internacional aplique la Convención de Palermo para clasificar como “criminales” a las dictaduras “castrochavistas”.

“El origen del problema es Cuba, es el gran jefe del crimen organizado transnacional en las Américas que con cara de política oprime a los pueblos de Cuba, Venezuela, Nicaragua y lo hacía en Bolivia”, declaró a Efe Sánchez.

IRÁN, HERMANO DE VENEZUELA

En el panel titulado “Venezuela: ¿qué hacer?”, además de Abrams, participaron los académicos Astrid Arraras, Jason Marczak, Brian Fonseca, Frank Mora y Luis Guillermo Solís Rivera, este último expresidente de Costa Rica.

Abrams advirtió posteriormente en una rueda de prensa sobre la reciente visita de Diosdado Cabello a la embajada iraní para mostrar sus condolencias ante el asesinato del general Qasem Soleimaní, que murió en un ataque estadounidense en Bagdad.

“El régimen de Maduro e Irán son hermanos y no es sorprendente que Diosdado haya ido a la embajada, aunque la presencia hoy iraní en Venezuela no es muy grande”, comentó Abrams.

El papel que puede tener Irán “es menos importante que el de Rusia o Cuba”, dijo Abrams, quien no cree que “vaya a aumentar su presencia”, ya que “sería un error para el régimen y Estados Unidos no lo va a permitir”.

La OEA respalda a Juan Guaidó como presidente de la Asamblea Nacional
El organismo continental renueva, además, “el llamado para un pronto retorno a la democracia en Venezuela”

La Organización de Estados Americanos (OEA) condenó este viernes las “tácticas intimidatorias” que marcaron la sesión del pasado domingo en el Parlamento de Venezuela y respaldó a Juan Guaidó como presidente de ese órgano legislativo, sin reconocer la elección del diputado Luis Parra para el cargo.

En una sesión extraordinaria, la OEA aprobó una resolución sobre la pugna por el liderazgo de la Asamblea Nacional venezolana (AN, Parlamento), un texto impulsado por Estados Unidos, Brasil, Canadá, Colombia, Guatemala, Paraguay, Perú y Venezuela.

La medida, aprobada con veinte votos a favor, cinco en contra y ocho abstenciones, recibe “con beneplácito la elección de Juan Guaidó como presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela”.

También condena “el uso de la fuerza y de tácticas intimidatorias por el régimen dictatorial de Nicolás Maduro para tratar de impedir que los diputados de la Asamblea Nacional asistan libremente a la sesión convocada para el 5 de enero con el fin de elegir democráticamente su Junta de Gobierno”.

El organismo continental renueva, además, “el llamado para un pronto retorno a la democracia en Venezuela”.

Y vuelve a pedir la celebración de “elecciones generales incluyentes, libres, justas y transparentes, dirigidas por un Consejo Nacional Electoral renovado e independiente” seleccionado por la AN y “por una Corte Suprema de Justicia renovada e independiente, con la presencia de observadores internacionales”.

El pasado domingo, el chavismo y algunos opositores eligió como nuevo jefe de la Asamblea Nacional al diputado Luis Parra, antiguo miembro del partido opositor Primero Justicia, en sustitución de Guaidó, reconocido como presidente interino de Venezuela por más de 50 países, durante una sesión a la que le impidieron entrar.

Horas después de la elección de Parra, Guaidó abrió una sesión improvisada en la sede de un periódico en la que un centenar de legisladores de la oposición aprobó su reelección como jefe del Parlamento.

Guaidó ocupaba el cargo desde enero del pasado año, lo que le llevó a proclamarse presidente interino de Venezuela de acuerdo con una interpretación de varios artículos de la Constitución del país.

La resolución de la OEA, que define el Parlamento como “la única institución democrática que queda en Venezuela”, contó con los votos a favor de Ecuador, El Salvador, EE.UU., Guatemala, Haití, Honduras, Jamaica, Panamá, Paraguay, Perú, República Dominicana, Santa Lucía, Bahamas, Bolivia, Brasil, Canadá, Chile, Colombia y Costa Rica.

A ellos se sumó Venezuela, representada en la OEA por un delegado de Guaidó, Gustavo Tarre, quien subrayó en la sesión que “el objetivo del régimen es someter el Parlamento a través de cualquier medio”.

En contra del texto votaron las delegaciones de Nicaragua, Surinam, Antigua y Barbuda, Dominica y San Vicente y las Granadinas; mientras que se abstuvieron México, Argentina, Uruguay, Granada, Guyana, Trinidad y Tobago, las Bahamas y Belice.

El representante de Nicaragua, Luís Exequiel Alvarado, opinó que la OEA se estaba entrometiendo en “los asuntos internos de un Estado que no es miembro”, porque el chavismo se retiró oficialmente del organismo a mediados del año pasado, aunque la delegación enviada por Guaidó se ha mantenido implicada en la institución.

EEUU sancionará a quienes obstaculizaron la reelección de Juan Guaidó
Elliott Abrams explicó que esas nuevas medidas afectarán a individuos venezolanos, cuyos nombres no desveló

El enviado especial de EE. UU. para Venezuela, Elliott Abrams, avisó de que “en los próximos días” habrá nuevas sanciones contra quienes obstaculizaron la elección como jefe de la Asamblea Nacional (AN, Parlamento) de Juan Guaidó, reconocido como presidente interino de Venezuela por cerca de 60 países.

En una entrevista con Efe, Abrams explicó que esas nuevas medidas afectarán a individuos venezolanos, cuyos nombres no desveló, y adelantó que Washington también castigará a Rusia por su apoyo al presidente venezolano, Nicolás Maduro, aunque esas sanciones llegarán más tarde, en un “periodo más largo de tiempo”.

“No nos gusta hablar mucho o muy específicamente de futuras sanciones, pero sí que ya tenemos sanciones sobre gente que mina la democracia. Y algunas de las personas que están implicadas en lo que pasó el domingo y el lunes, muy claramente se ajustan a esa descripción. Se producirán en la próxima semana. Habrá sanciones adicionales”, dijo.

Al ser consultado sobre si las sanciones afectarán a Cuba o Rusia, Abrams indicó: “Estamos hablando de (sanciones) en los próximos días contra venezolanos implicados en esas actividades”.

“También estamos observando con mucho cuidado lo que están haciendo los rusos y creo que usted verá alguna acción sobre eso, pero será en un periodo más largo de tiempo”, agregó.