Epidemia archivos - Runrun

Epidemia

Hepatitis desborda las búsquedas de Google en Caracas
Caracas encabeza las estadísticas de Google Trends en la búsqueda de “hepatitis” en lo que se sospecha es un brote en todo el área metropolitana
La herramienta ha servido anteriormente a médicos como un indicador de aumento de casos de otras enfermedades

 

@mpaolams

¿QUÉ TIENEN EN COMÚN GHANA, NIGERIA, UGANDA Y VENEZUELA? Son los países donde más se ha buscado la palabra “hepatitis” en Google en los últimos tres meses. Pero mientras las búsquedas de los primeros países se han mantenido en los últimos doce meses, e incluso decrecido, las de Venezuela van en aumento.

Entre abril y junio de este año las consultas médicas de Caracas empezaron a recibir más pacientes con síntomas de Hepatitis A, una infección del hígado sumamente contagiosa causada por ingerir alimentos o agua contaminados con materia fecal.

Desde entonces, la cantidad de pacientes con hepatitis A no se ha detenido. De hecho, ha aumentado. El gastroenterólogo Jorge Landaeta afirmó que tan solo en la primera semana de septiembre recibió 30 pacientes con el virus. La anterior había recibido 20.

Junto a los casos, las búsquedas de “Hepatitis” y “Hepatitis A” en Google también aumentaron en el país los últimos meses. Específicamente, entre junio y octubre, Venezuela se posicionó como el cuarto país en interés por el término “hepatitis”,aumento de 50 de interes, superado por los países africanos Ghana, Nigeria y Uganda.

El análisis por ciudades de Google Trends indica que Caracas fue la que presentó mayor interés en la búsqueda de la enfermedad, con un tope de 100 entre junio y septiembre, seguido por Lagos, una ciudad portuaria de Nigeria que puntea 80. Guárico y Maracaibo también aparecen entre las primeras 10 ciudades en aumento de interés por el término al incluir las ciudades que registran menos búsquedas.

El incremento en el interés de los venezolanos por buscar información sobre el virus comenzó a inicios de 2018 tras haberse mantenido a niveles normales durante los últimos cinco años.

Tomar el nivel de búsquedas de una enfermedad como un indicador del comportamiento de una epidemia ya había sido hecho por médicos venezolanos con el término “dengue” entre 2004 y 2014, quienes determinaron que las búsquedas se correlacionaron con el volumen de casos reportados, según el estudio publicado en el International Journal of Medical Informatics.

En este caso, el modus operandi podría estarse repitiendo. “Los que atendemos pacientes con enfermedades infecciosas en el área metropolitana de Caracas hemos visto más pacientes con hepatitis A de lo que habíamos visto históricamente”, comentó el médico internista infectólogo Julio Castro. “Eso da un indicio de que algo está pasando”.

Sin embargo, conocer la cifra oficial de casos de hepatitis y declarar una epidemia, aunque en definitiva existe un brote, resulta difícil. En primer lugar porque al ser un virus común, no se cataloga como una enfermedad de anuncio obligatorio para el Ministerio de Salud, y en segundo porque el boletín epidemiológico no se publica de manera contínua desde finales de 2016.

Existe otro indicio de que la cantidad de casos es mayor a la normal para un país como Venezuela. Durante el primer semestre del año fallecieron dos personas en Caracas por hepatitis fulminante. El primer paciente fue registrado en mayo en la Policlínica Metropolitana de Caracas, y de acuerdo a Castro, no sufría de otras enfermedades. Semanas después, en junio, ocurrió la muerte del médico y profesor de la Universidad Central de Venezuela (UCV) de la escuela Vargas, Dimas Hernández, quien tenía semanas con la enfermedad.

Estas dos muertes por hepatitis resultan “una cosa extremadamente rara” para Castro, ya que es un virus con una tasa de mortalidad muy baja, de uno por cada 150.000 afectados, por lo que considera que, según las probabilidades, en el área metropolitana podrían haber más de 300.000 personas con la enfermedad.

La multiplicación de los casos ha llevado a que el virus no solo sea algo común en las consultas, sino dentro de las mismas comunidades. Incluso el excandidato presidencial y pastor evangélico, Javier Bertucci, sufrió el virus.

 

La fuente de la hepatitis

“El riesgo de infección por el virus de la hepatitis A se asocia a la falta de agua salubre y a las malas condiciones higiénicas (manos sucias, por ejemplo) y de saneamiento”, es uno de los primeros indicadores que arroja la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre el virus hepático.

En Venezuela, las fallas en el servicio de agua son el cuarto motivo de protestas a nivel nacional, con al menos 260 manifestaciones por agua registradas hasta agosto por el Termómetro de Calle que realiza Runrun.es junto a Tal Cual y El Pitazo.

Justamente los estados con los más altos números de protestas por agua durante el primer semestre fueron Miranda con 72, seguido del Distrito Capital con 37, y Lara con 30.

Tales fallas provocan que el suministro promedio de agua corriente para el 30% de la población del país haya sido de dos días según Prodavinci, razón por la cual los habitantes deben buscar vías alternas para acceder al servicio, lo que no asegura la salubridad del agua.

Como en la zona sur del municipio Bolívar del estado Táchira, fronterizo con Colombia, donde según el concejal Carlos Chacón ha denunciado que más de 50 personas padecieron de hepatitis A en julio por la falta de agua potable.

“Al no existir agua potable es fácil para cualquier virus expandirse, esa cifra de 50 personas puede hasta duplicarse. No tenemos una cifra exacta ya que no existe ni información oficial y varias de estas personas han sido atendidas en centros de salud privados”, declaró Chacón a El Nacional.

El sector no recibe el servicio de agua con normalidad desde el 22 de diciembre de 2017, cuando empezó a llegarles solo tres días a la semana, según el concejal.

OPS: 127 pacientes con sospecha de difteria fallecieron en Venezuela

Difteria

El nuevo boletín de la OrganizaciónPanamericana de la Salud (OPS) sobre difteria en las Américas informa que de 609 pacientes con sospecha de la infección bacteriana, 127 fallecieron; es decir, 21% del total de los casos probables que las autoridades del Ministerio de Salud notificaron al organismo entre las semanas epidemiológicas 1 y 48 de 2017 (del 1 de enero al 2 de diciembre).

El documento no especifica número de fallecidos de casos confirmados con la enfermedad. Hasta el pasado mes de agosto, el país acumulaba siete defunciones por difteria desde que reapareció la epidemia. En el boletín anterior, fechado el 15 de noviembre de 2017, la OPS no ofreció datos sobre mortalidad, a pesar de que en los últimos meses, autoridades sanitarias locales, médicos y prensa regional reportaron muertes por difteria, especialmente, en los estados Bolívar, Monagas, Anzoátegui, Carabobo y Mérida.

El número de fallecidos reportados por Venezuela supera la cifra de letalidad notificada a la OPS por Haití, cuya nación informó que, entre enero y diciembre de 2017, registró 152 casos sospechosos con una tasa de mortalidad de 10%.

El informe destaca que de los 609 casos sospechosos, 227 fueron confirmados con la enfermedad por pruebas de laboratorio. Con esa cifra, Venezuela aún es el país que concentra más casos con la infección en el continente americano, seguido de Haití que registró 64 pacientes entre el 1 de enero y el 9 de diciembre de 2017. El recuento de los datos disponibles hasta el momento, indica que, desde septiembre de 2016 a la última semana de noviembre de 2017, Venezuela acumuló 933 casos sospechosos y 247 confirmados con difteria.

El boletín precisó que la epidemia se propagó en 21 estados del país desde su resurgimiento el año pasado, sin especificar una distribución de los casos probables y confirmados por entidad. En el boletín anterior, el organismo informó que la enfermedad afectaba a 17 estados del país, donde se habían confirmado 146 casos con la infección, reportados entre las semanas epidemiológicas 1 a la 42 de 2017 (del 1 de enero al 21 de octubre).

El pasado 22 de agosto, la instancia específicó que la epidemia afectaba a los estados Anzoátegui, Apure, Barinas, Bolívar, Carabobo, Cojedes, Distrito Capital, Mérida, Miranda, Monagas, Nueva Esparta, Portuguesa, Sucre, Trujillo, Vargas, Yaracuy y Zulia. A esa lista, el ministro de Salud, Luis López, en declaraciones ofrecidas el 6 de noviembre, agregó cuatro entidades más que no registró la OPS: Amazonas, Aragua, Delta Amacuro, Guárico. En esa oportunidad, López dijo que la enfermedad “circulaba” en apenas nueve estados y señaló que estaba “controlada”.

La difteria aumenta en medio de la opacidad oficial. El Ministerio de Salud no ha divulgado los boletines epidemiológicos de las 50 semanas transcurridas de 2017, que eran colgados en la página web del despacho que permanece inhabilitada desde el pasado mes mayo, tras la publicación de los boletines correspondiente a 2016 que habían sido engavetados por un año.

Más información en El Pitazo.

Diputados piden a la OPS que actúe como mediador ante el gobierno por la falta de medicamentos para combatir la difteria

manuelabolivar

La diputada a la Asamblea Nacional, Manuela Bolívar, denunció ante la Organización Panamericana de la Salud (OPS) la falta de información por parte del gobierno venezolano ante los brotes de difteria que se han presentado en el país. “Exigimos a la OPS que ejerza presión internacional para que se conceda la información que el pueblo requiere ante esta emergencia humanitaria”, afirmó.

“Tenemos más de un año y medio escuchando casos no solo de difteria, sino de malaria y paludismo. Hasta el día de hoy no hay soluciones ante esta situación. No nos dan respuesta. En el Hospital Enrique Tejera de Valencia los familiares nos manifestaron que no se les administra la toxina antidiftérica. No hay disposición de esta. Ahora, me pregunto, por qué no hay, si se sabe que la difteria es una amenaza epidémica para este país desde hace más de un año”, subrayó.

La diputada ante la Asamblea Nacional señaló que es preocupante que los venezolanos no tengan información sobre cuál es el inventario de antibióticos, de penicilina, vancomicina y menos aún de vacunas. “Esto no es un tema para politizar. Lo único que pedimos es responsabilidad y que se nos diga la verdad para que las familias puedan tomar previsiones”, agregó.

Por su parte, el diputado por el estado Vargas, Winston Flores, alarmó que tienen información de que el pasado viernes 20 de octubre fallecieron cinco personas en Valencia y a nivel nacional tienen registrados más de 500 casos.

“Lamentablemente esta cantidad de fallecidos es lógica, ya que no existen los medicamentos, ni la vacuna, ni antibióticos. Además, se debe entender que esto no es un problema solamente de los estados, sino también regional. Podemos contagiar a las comunidades de Colombia, Brasil, Trinidad y Tobago y otros países cercanos”, expresó.

 Además, indicó que los síntomas  de la difteria son cómo los de cualquier virus, fiebre, ganglios inflamados, entre otros. Por ello, la importancia de la información por parte del Estado para que los venezolanos tengan los conocimientos necesarios.

“Le exigimos al régimen que declare emergencia epidemiológica. Estas enfermedades deben ser tratadas en hospitales públicos, por su tiempo de recuperación y la cuarentena a la que deben someterse los pacientes. Por eso, también solicitamos a los alcaldes que asuman responsabilidad, atiendan el problema lo más que puedan y denuncien los casos”, sostuvo.

Médicos advierten sobre nueva epidemia de sarampión con 8 casos confirmados

josé Felix Oletta AVS

La Alianza Venezolana por la Salud (AVS) advirtió sobre la reaparición del sarampión en Venezuela con al menos ocho casos confirmados, a pesar de que el Ministerio de Salud no los ha notificado.

Los doctores y ex ministros de salud José Félix Oletta y Carlos Walter, junto con la doctora Adelfa Betancourt, encabezaron la rueda de prensa en que también advirtieron sobre el aumento en los casos de difteria, presente en 17 entidades federales con más de 800 casos reportados en todo el país, y aumentan semanalmente, aseguraron los expertos.

La aparición de epidemias es una consecuencia del empobrecimiento, la escasez de alimentos, y las fallas en la cobertura de vacunaciones a nivel nacional, que deja a la población vulnerable al contagio y proliferación de estas enfermedades, explicó el ex ministro José Félix Oletta.  

En el caso del sarampión, cuya última epidemia en Venezuela se vivió en 1994, y el último caso visto fue en 2002, fecha tras la cual fue erradicada del país hasta ahora. Los médicos afirmaron tener conocimiento de un caso de sarampión comprobado en el estado Bolívar, específicamente en el municipio Caroní, que data de aproximadamente tres semanas.

De acuerdo a los datos recabados por la AVS, y expuestos por la epidemióloga Adelfa Betancourt, desde entonces han sido comprobados otros siete casos de la enfermedad en distintas localidades de Caroní por la Organización Panamericana de la Salud (OPS). Además, existen 25 casos sospechosos que están por determinar.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) cataloga al sarampión como una enfermedad causada por un virus de la familia de los paramixovirus, cuyo modo de transmisión es a través del contacto directo y del aire, por lo que es de alta transmisibilidad.

Este virus infecta el sistema respiratorio y se extiende al resto del organismo, por lo que puede causar neumonías y demás complicaciones que requieren tratamientos con antibióticos. En niños menores de cinco años, la enfermedad puede ser letal y es una de las principales causas de muerte entre niños pequeños, reseña la OMS.

El sarampión cuenta con una vacuna segura y eficaz, creada en 1980, que redujo la mortalidad mundial por esta causa en un 79% entre 2000 y 2015.

Actualmente, la cobertura de vacunación a nivel nacional no alcanza los niveles óptimos para evitar la propagación de la enfermedad, y Bolívar no es la excepción. “Tenemos bajísima cobertura en el estado Bolívar. Además, la situación se complica por la alta movilización de población que entra y sale, y es muy difícil captar”, señaló Betancourt.

La experta indica que la acumulación de población susceptible –personas que no fueron vacunadas en operativos del ministerio de Salud por la baja cobertura– es la razón por la cual “volvimos a caer en epidemia”. Se calcula que entre un millón y millón y medio de personas son consideradas como susceptibles acumulados durante los últimos años.

La facilidad de transmisión del virus hace sonar la alarma de los conocedores en materia de salud, ya que de un caso pueden aparecer entre 15 y 20 casos nuevos. Para evitar que continúe el contagio, Betancourt afirma que se deben hacer vacunaciones de bloqueo lo más pronto posible, pero el Ministerio de Salud no ha reconocido la epidemia aún.

 

“Un estado fallido también produce crisis”

La Alianza enviará una carta al secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), quien asistirá a la XXIX Conferencia Sanitaria Panamericana de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) a finales de este mes.

En la misiva se le pide a Almagro plantear la necesidad de reabrir un debate sobre la crisis que vive Venezuela. “Las crisis humanitarias no solo son por catástrofes y guerras. Un estado fallido, un estado forajido, también produce crisis”, dijo el especialista Carlos Walter.

La Alianza por la Salud invitó a los venezolanos a firmar la petición dirigida al secretario de la OEA a través de la página de peticiones Change.org. Puedes acceder al link aquí.

 

Organizaciones se alían por la salud

La AVS se formó como una coalición de más de 15 organizaciones civiles y sociedades dedicadas a la salud en distintas áreas, con la intención de juntos defender la salud.

Planes a corto, mediano y largo plazo fueron anunciados por la alianza para responder a los principales problemas de salud del país, iniciando con la petición al secretario de la OEA e incluyendo proyectos para educar a la población sobre sus derechos en materia de salud.

La conforman la Academia Nacional de Medicina, Federación de Colegios de Bioanalistas de Venezuela, la Federación de Colegios de Enfermeros Profesionales de Venezuela, el Colegio Metropolitano de Odontólogos, el Colegio de Nutrición y Dietistas de Venezuela; la Federación de Trabajadores de la Salud de Venezuela; la Red de Sociedades Científicas Médicas Venezolanas, la Sociedad Venezolana de Salud Pública; la Red Defendamos la Epidemiología Nacional, el Observatorio Venezolano de la Salud; la Sociedad Médica del Hospital Vargas de Caracas; la Sociedad Médica de la Maternidad Concepción Palacios; la Sociedad Médica del Hospital José Ignacio Baldo; Médicos Unidos de Venezuela, entre otras.

Piden al Ministerio de Salud declarar emergencia por epidemia de difteria

difteria

 

El diputado José Trujillo, vicepresidente de la comisión parlamentaria de Desarrollo Social, pidió al Defensor del Pueblo, Tarek William Saab, intervenir ante el ministerio de Salud, por considerar que el Gobierno ha dejado de cumplir con sus funciones de prevención ante la epidemia de difteria que ha dejado 50 muertes en el país.

El parlamentario considera que el despacho de Salud debería declarar un alerta sanitario al observar que la enfermedad fue reportada en el estado Bolívar y, en su opinión, ya está en Caracas.

Trujillo, médico toxicólogo, internista y sanitarista de profesión, indicó que el tema fue denunciado ante el Ministerio Público el pasado 14 de febrero, junto con representantes de la Academia de Medicina.

 

Título de caja
Puede leer más de la difteria AQUÍ: Rápida y letal: así es la difteria

 

Afirmó que la difteria es una enfermedad mortal que había desaparecido hace dos décadas en Venezuela e insistió que el gobierno debe declarar un alerta epidemiológica.

Dijo que la comisión de Desarrollo Social de la Asamblea Nacional citó a la ministra de Salud, Antonieta Caporale, quien ocupa el cargo desde el pasado 5 de enero y su antecesora Luisana Melo, sin respuesta al Parlamento.

El médico parlamentario indicó que el Gobierno compró 5,7 millones de vacunas Pentavalente, además recibió una donación importante por parte de la Organización Panamericana de la Salud y la Organización Mundial de la Salud para atacar la epidemia, pero observó que preocupa que el despacho de Salud se abstenga de reconocer la gravedad de la situación.

Epidemia de difteria se propagó a 6 estados en 2 meses

difteria

 

A 2 meses del brote de difteria en el estado Bolívar, que comenzó con la muerte de 3 niños que presentaron los síntomas clínicos de la infección, el número de casos sospechosos de la epidemia se ha multiplicado a una cifra que oscila entre 200 y 300 casos acumulados en los 6 estados afectados hasta la semana pasada. Al cierre de octubre hubo 86.

Datos publicados en la sexta alerta epidemiológica emitida por la Sociedad Venezolana de Salud Pública, en conjunto con la Red Defendamos la Epidemiología Nacional, confirman el aumento acelerado y la expansión de la infección cuyo primer caso fue detectado en abril.

El boletín refiere que la enfermedad se ha propagado a otros seis estados, además de Bolívar. En Monagas, Sucre, Anzoátegui, Miranda y Distrito Capital, entidades que representan demográficamente 25% de todo el país, se han confirmado casos sospechosos. No obstante, aún se desconoce el número exacto de casos. En Apure se registró un muerto por esta causa la semana pasada.

 

 

Los especialistas alertan de que con el avance de la epidemia cada vez más regiones entran a la categoría de vulnerables, por lo que para proteger a la población se debe realizar con urgencia una campaña masiva de vacunación en todo el país, cuya cobertura se alcanzaría, por lo menos, con 5 millones de dosis. Señalan que entidades como Amazonas, Monagas, Delta Amacuro, Zulia, Carabobo y Barinas están en alto riesgo de contagio por no haber alcanzado la inmunización óptima.

La Red insta a intensificar las medidas preventivas para evitar que el padecimiento, erradicado en 1992, se extienda aún más. Alrededor de 2 millones personas, principalmente adultos y adolescentes que residen en zonas de alto riesgo, requerirían ser vacunados, así como aproximadamente 500.000 trabajadores y profesionales de la salud que están en contacto directo con infectados.

 

 

Vea la nota completa en El Nacional

 

 

difteria-01

Asamblea Nacional aprobó acuerdo para atender epidemia de malaria

anaprueba

 

La Asamblea Nacional (AN) aprobó este jueves un proyecto de acuerdo que califica de epidemia la propagación de la malaria en Venezuela.

Es sesión ordinaria, el diputado Américo de Grazia, aseguró que en el documento se exhorta al Gobierno nacional ha tomar medidas rápidas y efectivas para frenar la enfermedad.

“No hay inversiones para atender la malaria desde el año 2013, lo que nos deja mal parados en los índices mundiales de la salud”, indicó De Grazia luego del debate.

De Grazia insistió que si el mandatario nacional no atiende la situación podría haber más de 350 mil casos de malaria al finalizar el 2016.

Por su parte, el parlamentario Winston Flores, señaló que la malaria es una enfermedad que ya había sido erradicada en el país, pero regresó por la falta de gerencia por parte del Estado. 

 

Casos de malaria hasta la fecha superan total registrado en 2015

oletta

 

En lo que va de año se reportan 148 mil 670 casos de malaria.  Esta cifra equivale a un 72% de incremento en relación con el mismo período del año pasado y sobrepasa el total registrado en 2015.

Las estadísticas, de fuentes oficiales aunque no divulgadas, fueron presentadas ayer por el ex ministro de Salud, José Félix Oletta, en una rueda de prensa convocada por el Centro de Estudios del Desarrollo de la Universidad Central de Venezuela (Cendes-UCV), el Instituto de Medicina Tropical de la mencionada casa de estudios, la Academia Nacional de Medicina, la Red Venezolana de Sociedades Científicas Médicas de Venezuela, la Sociedad Venezolana de Salud Pública, Sociedad Venezolana de Infectología, Sociedad Venezolana de Puericultura y Pediatría, la Red Defendamos la Epidemiología Nacional, Sociedad Venezolana de Parasitología, la Asociación Venezolana para el Progreso de la Investigación Universitaria, Fundavac y el Observatorio Venezolano de la Salud (OVS).

Con el aumento de los casos, se agudiza la escasez de medicamentos específicos para tratar la malaria. Esto porque el gobierno no hizo la solicitud oportuna de los fármacos y también porque hay deudas con el sector farmacéutico, alertó la coalición de agrupaciones, luego de informar que al cierre de agosto se reportaron casos de malaria en 16 de los 24 estados del país.

Las cifras presentadas este martes, indican un aumento de 2 mil afectados por semana, en promedio. Más del 80% son diagnosticados en el estado Bolívar, específicamente en el municipio Sifontes.  Es desde allí donde la enfermedad se ha extendido no sólo al resto del país, sino también a Brasil.

Una vez más, los investigadores señalaron que Venezuela es el único país de la región donde la malaria – patología que se había erradicado en 1961- no baja.

csmmd-owcaahtac

 

 

Oletta aseveró que el país está frente a una emergencia de salud pública nacional e internacional, y se preguntó cómo enfrentarla sin medicamentos, mosquiteros ni repelentes.  “Necesitamos con urgencia donaciones externas, así como asesoría de instituciones nacionales e  internacionales”, declaró el ex ministro, quien advirtió: si no se toman medidas inmediatas, el número de muertes a causa de la malaria o paludismo podría alcanzar el medio millón de personas.

Las organizaciones agrupadas en la alianza insistieron en la necesidad de que el Estado venezolano proporcione la información epidemiológica necesaria para atender la crisis. “No pueden seguir escondiendo las cifras”.

Carlos Walter, también ex ministro de Sanidad,  anunció que se acordó enviar una carta de alerta a todos los ministros de Salud de la región, para advertir sobre la grave situación en Venezuela.

Ana Carvajal, presidenta de la Sociedad Venezolana de Infectología, refirió que de acuerdo con fuentes extraoficiales han ocurrido 36 muertes a causa de la malaria.