iris Varela archivos - Runrun

iris Varela

Barbarie en las cárceles venezolanas

Una típica cárcel venezolana. Foto del pódcast Voces del desamparo, episodio Murió de hambre y olvido, documentado y narrado por Johanna Osorio.

@cnietopalma 

Sin lugar a dudas las cárceles venezolanas, esas que la ministra Iris Varela llama “las mejores del mundo”, se han convertido en uno de los actos de barbarie más inhumanos y repulsivos que existen en nuestro país.

Ni el peor delincuente del mundo mereciera estar en una de ellas, convertidas en vulgares depósitos de seres humanos. Son esas mismas cárceles que, según Varela –en sus delirios nocturnos–, sirven de ejemplo al mundo. Y por las cuales las autoridades penitenciarias del resto de los países del orbe la llaman para pedirle recomendaciones.

Mi maestro Gómez Grillo las llamaría infrazoofílicas, con todo y que no vivió todo esto que se vive ahora. Aunque presumía lo que venía y siempre me lo decía.

Presos desnutridos porque no les dan comida. Otros que se mueren de enfermedades como tuberculosis y VIH/SIDA sin que ningún médico les preste atención, ni se les dé los tratamientos para ayudarlos con su recuperación. Otros con enfermedades de la piel como la escabiosis o sarna, como la llamaban mis abuelos, o enfermedades de la vista como conjuntivitis. Y muchas infecciones intestinales. Esto debido a las terribles condiciones de higiene y salud que hay en estos sitios. Así es una cárcel venezolana.

En mayo de 2020 la organización que dirijo, Una Ventana a la Libertad, levantó un informe sobre la situación de los Centros de Detención Preventiva en los estados Distrito Capital, Vargas y Miranda. Monitoreamos 57, con 4589 reclusos, de los cuales 327 eran mujeres. Se determinó lo siguiente:

* 941 padecen desnutrición grave

* 188 presentaban tuberculosis

* 10 tenían VIH/SIDA.

Esto nos da una idea de la grave situación que estamos viviendo. Lo terrible es que se trata de un tema que a nadie le interesa. Nunca los presos le han importado a nadie. Las encuestas globales hablan de que debemos aumentar las penas e imponer la pena de muerte, esto haría que todo el mundo se encuentre mejor. Como decía Galeano “Los presos eran los nadie”.

Pocas veces he oído a soñadores y organizaciones en el mundo, como la nuestra, decir que podemos recuperar a los presos y hacerlos hombres y mujeres de bien. De eso puedo contar varias historias.

Tal vez los narcotraficantes y los corruptos tienen un gran valor dentro del mundo de la delincuencia porque de ellos se nutren muchos políticos y gente con poder. Pero del delincuente común nadie.

Del hijo de Petra o María, el que está en El Rodeo, Yare, la zona de Boleíta de la Policía Nacional, de ellos nadie habla.

Son esos cuyas madres o parejas se levantan a las 5 de la mañana para ver si logran que, al mediodía y tras pagar la poca plata que tienen, un guardia piadoso -que aún los hay-, o un policía malandro -que los hay también y en multitud-, les hagan llegar a sus hijos o esposos la comida que logran prepararles para evitar que mueran de desnutrición.

Para completar la fiesta (una ironía mía), ya la señora Iris Varela anunció esta semana que tiene 40.000 presos listos para que la defiendan a ella y su revolución, por si alguien intentaba tumbarlos.

Ya hace unos meses había pedido los fusiles, supongo que se los dieron. Y ahora, violando toda norma jurídica nacional e internacional, amenaza con sacar a los presos a la calle a matar gente, su misma gente.

Es repugnante que individuos de esta calaña lleven las riendas del país en materia penitenciaria. Siento una profunda vergüenza cada vez que escucho a la ministra Valera, como si fuera dueña de los presos.

Ella nunca se enteró de que las cárceles son para reeducar reclusos y no para hacerlos peores. Además de que la función de la cárcel no es la que ella, en su ignorancia, pretende darle.

Por último Sra. Varela, ni las cárceles son cuarteles, ni los presos son soldados. Estudie que le falta mucho por aprender. También es corrupción tomar un cargo para el que no sabe nada, el mal se paga y esté segura que su día, no muy lejano está cerca. Y no sabe lo felices que estaremos.

[email protected]

 

Las opiniones emitidas por los articulistas son de su entera responsabilidad y no comprometen la línea editorial de RunRun.es

Al menos 1.410 reclusos han sido liberados desde el inicio de la cuarentena
La mayoría de los beneficios otorgados se confirmaron en los estados Carabobo, Miranda, Guárico, Falcón y Portuguesa

La llegada del Coronavirus a Venezuela no solo encendió las alarmas de las autoridades sino también de los más de seis mil privados de libertad en el país y sus familiares, debido al hacinamiento y a la falta de alimentos que hay en las cárceles y en los centros de detención preventiva, lo que convierte a la población penitenciaria en una de las más vulnerables ante esta enfermedad.

Desde el inicio de la cuarentena se han tomado medidas para resguardar a la población carcelaria: suspensión de las visitas, desinfección de los calabozos, en algunos centros del país han realizado pruebas de despistaje, pero aún así siguen sin estar seguros y con la atención médica y de alimentación necesaria.

A inicio de abril la ministra de Servicio Penitenciario, Iris Varela, otorgó 1.373 libertades a presos mediante la figura del Régimen de Confianza Tutelado (RCT), contemplado en los artículos 161 y 164 del Código Orgánico Penitenciario.

El RCT establece que a los privados ya condenados, que cumplen con el tiempo para optar a algunas de las fórmulas alternativas de cumplimiento de la pena y no les haya sido otorgada por los tribunales, el Ministerio de Servicio Penitenciario autorizará su libertad.

Otras 36 libertades han sido dadas a través de tribunales, para un total de 1.410 beneficios otorgados en los últimos 3 meses, según información recabada por los investigadores de Una Ventana A La Libertad (UVL), organización dirigida por Carlos Nieto Palma.

La mayoría de los casos de libertades otorgadas se confirmaron en los estados Carabobo, Miranda, Guárico, Falcón y Portuguesa, de acuerdo con el subregistro que han confirmado los investigadores de UVL. Mientras que en otros estados del país, siguen exigiendo que se reanuden las actividades en los tribunales o que Valera, también tome en cuenta sus casos, denuncias que han sido presentadas desde Nueva Esparta, Anzoátegui, Bolívar, entre otros.

Los familiares han manifestado su rechazo, pues argumentan que la ministra de Servicio Penitenciario ha revisado expedientes de la población reclusa que estaban archivados, solo por la llegada del Covid-19. Otra situación que no es nueva ya que desde hace muchos años se ha puntualizado el retardo procesal que existe en los casos de los privados de libertad.

Cronología de libertades otorgadas confirmadas por UVL

2 de abril: 32 libertades otorgadas a través de Tribunal a privados de libertad de las sedes del Cuerpo de Investigaciones, Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) de San Cristóbal, La Fría, La Grita, Rubio y Ureña.

3 de abril: 161 medidas de libertad de presos recluidos en la cárcel de Yare, en Valles del Tuy, estado Miranda.

4 de abril: 122 boletas de excarcelación a recluidos en el Internado Judicial Rodeo II y Rodeo III en Guatire.

7 de abril: 4 reclusos de la Policía del Municipio El Hatillo (Polihatillo),recibieron boleta de libertad por orden del Tribunal.

22 y 23 de abril: 22 reclusos-18 hombres y 4 mujeres-del Centro de Formación Hombre Nuevo “El Libertador”, y el anexo femenino ubicado en la parroquia Tocuyito, estado Carabobo. La medida fue dada en un plan Cayapa.

23 de abril: 382 privados de libertad del Complejo Penitenciario Carabobo, ubicado en la parroquia Tocuyito, recibieron un régimen de confianza.

16 de mayo: 179 libertades bajo régimen de confianza otorgada a reclusos del Centro Penitenciario de Los Llanos, Cepello, ubicado en el estado Portuguesa.

17 de mayo: 18 libertades tuteladas a 15 hombres y 3 mujeres de la Comandancia General del Cuerpo de Policía del estado Portuguesa. La medida fue firmada en el Centro Agroproductivo 26 de Marzo.

23 de mayo: A 150 privados de libertad del Centro de Formación Hombre Nuevo “El Libertador”, ubicado en la parroquia Tocuyito, estado Carabobo, les otorgaron el Régimen de Confianza Tutelado.

5 de junio: 160 internos de la Comunidad Penitenciaria de Coro, recibieron el Régimen de Confianza Tutelado.

6 de junio: 180 privados de libertad fueron excarcelados del Centro para Procesados 26 de Julio en el estado Guárico.

Construcción de nuevas cárceles, asunto urgente en Venezuela, por Carlos Nieto Palma

@cnietopalma

Definitivamente Venezuela no es Suiza, Suecia u Holanda, que están cerrando cárceles por falta de presos y la disminución de la delincuencia. En Venezuela la situación es muy grave. Y el hacinamiento es más grave aun.

Los calabozos policiales, espacios transitorios donde los reclusos no deberían estar por más de 48 horas, se han convertido en cárceles permanentes donde los presos permanecen hacinados y viviendo en condiciones infrahumanas. Esto no le importa a nadie, incluyendo los representantes del Estado con la obligación expresa de velar por los derechos humanos de este grupo excluido de la sociedad.

¿Acaso han visto ustedes al Defensor del Pueblo velar por los derechos de los presos? Sí, esa es una de sus responsabilidades.

Me atrevo a decir que los presos no les importan al Gobierno, pero tampoco a la oposición. Unos y otros solo buscan un rato de publicidad, como recientemente ocurrió en la cárcel Cepella de Guanare, donde masacraron a 47 presos y hubo más de 67 heridos graves. Un mes después estos siguen pidiendo ayuda, sin que los políticos se volvieran a ocupar de ellos. Unos días de show y nada más.

Tal vez soy duro en mis apreciaciones, pero como no soy político sino defensor de derechos humanos y no busco un cargo público, me atrevo a decirlo sin miedo, porque es la realidad.

Para dar unas cifras aproximadas, porque aquí eso de cifras oficiales no existe, nuestras investigaciones de Una Ventana a la Libertad dicen que tenemos 110 000 presos. 45 000 en cárceles comunes y 65 000 en calabozos policiales.

La ministra Iris Varela ha cerrado 10 cárceles desde que fue creado el Ministerio para el Servicio Penitenciario, el 26 de julio de 2011, y les ha mandado el problema a los policías, que no tienen la función de cuidar presos. Esta responsabilidad le toca a ella, así no quiera asumirla.

Afirmo sin ninguna duda que la ministra Iris Varela es la responsable del terrible caos que vivimos en el sistema penitenciario del país.

Decir que “se van a construir nuevas cárceles en Venezuela” son solo discursos vacíos que no llegan a nada. Es necesario recordar el Plan Nacional de Humanización Penitenciaria presentado por el exministro de Interior y Justicia Tareck el Aissami, quien manejaba el tema carcelario antes de la creación del Ministerio para el Servicio Penitenciario.

Este plan contemplaba en su ejecución, a materializarse entre los años 2006 y 2011, la construcción de 10 comunidades penitenciarias, 5 ampliaciones de cárceles existentes, 5 centros penitenciarios de producción socialista y 5 centros de producción socialista de máxima seguridad, para un total de 25 nuevas obras. De estas, menos del 15 % se hicieron.

Con la creación del Ministerio para el Servicio Penitenciario, en julio de 2011, las promesas de construcción de nuevas cárceles continuaron. La titular de este despacho, Iris Varela, en entrevista concedida al periodista Eligio Rojas en el diario Últimas Noticias el 15/6/2012, anunciaba que en el lapso de 2 años construiría 24 cárceles, promesa que hasta la fecha tampoco ha cumplido.

En Venezuela hay actualmente 5 estados sin ninguna cárcel: Vargas, Cojedes, Apure, Amazonas y Delta Amacuro. Y 3 que funcionan a media máquina: La Planta en Caracas que solo funciona lo que era el Centro de Tratamiento Comunitario Francisco Canestri, un sitio pequeño al lado de la antigua Planta; la Cárcel de San Antonio en Nueva Esparta, con muy pocos reclusos en la actualidad; y el Retén del Marite en Zulia, funcionando al 30 % se su capacidad.

Venezuela vive la situación penitenciaria más grave de toda su historia, y si no se trabaja entre todos los actores involucrados en buscar una solución, todo irá a peor.

De manera personal creo que cada estado del país debería tener un establecimiento cerrado para procesados y uno para penados o condenados, y que funcionen de manera descentralizada como establece la Constitución.

Este sería el comienzo de una solución si es que acaso quieren buscar alguna, porque pareciera que no. Y a la vez una sanación a nuestra maltratada población penitenciaria que, aunque no lo crean muchos y la excluyan por ser delincuentes, tiene derecho a ser reinsertada en la sociedad.

Razón tenía mi maestro Elio Gómez Grillo cuando decía que las cárceles eran un negocio tan productivo como Pdvsa (la de otros tiempos), que producía mucho dinero ilícito y que, mientras esto ocurriera, las cárceles no las iban a arreglar.

[email protected]

 

Las opiniones emitidas por los articulistas son de su entera responsabilidad y no comprometen la línea editorial de RunRun.es

Presos hambrientos, por Carlos Nieto Palma

@cnietopalma   

Hoy nuevamente voy a hablar sobre el hambre que están pasando los presos que se encuentran en cárceles dependientes de Ministerio para el Servicio Penitenciario y en los Centros de Detención Preventiva (CDP) de Venezuela. La hambruna en estos recintos de ha convertido en el principal de los muchos problemas que sufre la población penitenciaria de nuestro país.

Solo para tocar dos temas recientes, el pasado 1 de mayo ocurrió una masacre en el Centro Penitenciario de los Llanos (Cepella), en Guanare estado Portuguesa, donde fallecieron 47 reclusos y 75 resultaron heridos en la primera gran protesta ocurrida en Venezuela motivada por el hambre de los presos. Podemos decir que, con esta, debutábamos en protestar por la hambruna existente en nuestras cárceles.

Tan solo unos días después, el sábado 9 de mayo pasado, los reclusos del Centro Penitenciario de la Región Andina (Cepra) en San Juan de Lagunillas del estado Mérida, secuestraron a dos custodios en protesta por la misma razón: no les dan comida; esta protesta, al momento de escribir esta nota, se mantiene aún.

Es importante aclarar que ambos recintos dependen del Ministerio para el Servicio Penitenciario, cuya titular, María Iris Varela, pregona diariamente, con total desfachatez, que Venezuela tiene las mejores cárceles del mundo y que ella diariamente es consultada por países extranjeros para que los asesore sobre cómo logró este gran cambio en el sistema penitenciario venezolano.

La hambruna en las cárceles y CDP de Venezuela no es algo nuevo. Desde hace varios años hemos denunciado esta situación infinidades de veces desde la organización que dirijo, Una Ventana a la Libertad.

En nuestro informe anual del año 2019, presentado a inicios de este año 2020, pudimos determinar: “Un hallazgo que nos merece una consideración especial, en relación con la salud de las personas detenidas, es la alta frecuencia reportada en el segundo semestre de 2019 de casos de desnutrición, aun cuando no pudimos conocer su género. Si bien no son enfermos por alguna infección como el resto, sí hace a las 289 personas desnutridas más frágiles y propensas a contraer cualquiera enfermedad presente en su entorno”. Lo anterior significa que no será la desnutrición la causa de muerte por lo general, sino la enfermedad que los afecte al final. Probablemente la desnutrición no aparecerá en la partida de defunción y, por ende, en las estadísticas.

Lo más grave de esta situación estriba en que estas personas dependen del Estado, pues están detenidas y su dieta alimentaria y de medicamentos debería ser prioridad del ministerio responsable de estos calabozos.

Una fuente consultada nos indica que se calcula una prevalencia de un 10 % de enfermos desnutridos, aumentando hasta el 60 – 85 % en caso de personas institucionalizadas. Veamos algunos casos en el estado Nueva Esparta, en donde casi todos los CDP tienen carencia alimentaria. El ejemplo que vamos a citar pertenece a dos CDP, uno de ellos para mujeres.

Los privados de libertad no consumen una dieta apropiada, por lo que se podría decir que la mayoría está mal nutrida… Si esto sucede en hospitales no sorprende lo que vemos en los calabozos, particularmente en el caso de una población recluida que depende de que su familia le lleve los alimentos para poder ingerir la dieta necesaria, más aun cuando están enfermos.

Este es un tema sumamente delicado en cuanto a la salud de las personas detenidas cuando la dieta alimenticia depende de sus familiares y no de la institución responsable. No podemos calificar la situación de menos que patética, pues de los 233 (97 %) CDP que respondieron este indicador, 219 (94 %) afirmó que la alimentación de las personas detenidas depende de que sus familiares les lleven productos o comida preparada. Todas las otras fuentes de donaciones, comida no perecedera, etc., son esporádicas.

Pero, sumado a esto, 201 (84 %) CDP reportan que el acceso a medicamentos y/o tratamientos dependen en un 94 % (189) de los familiares. Surge una pregunta: ¿cuántas personas detenidas se encuentran fuera de su región de origen, lo cual impide que algunas de las mujeres de su familia puedan acceder, de manera permanente, a proveerles alimentación y medicamentos? ¿Cuántos reclusos no tienen familiares que puedan ayudarles?”

El artículo 15, numeral 11 del Código Orgánico Penitenciario establece que los privados de libertad tienen derecho a una “Alimentación suficiente, balanceada, variada, consistente en tres comidas diarias, preparada de acuerdo a lo establecido por el órgano rector en materia de nutrición y respetando los regímenes dietéticos”. Esto evidentemente no ocurre en Venezuela y son sus familias las que tienen que costear la alimentación de nuestros presos.

No podemos olvidar que al menos el 95 % de nuestros presos provienen de familias de pobreza extrema y estas, por lo general madres, esposas, parejas, etc., hacen esfuerzos extremos en alimentar a sus familiares privados de libertad, aunado a la falta de transporte para trasladarse y la matraca y robo de alimentos por parte de las autoridades encargadas de su custodia en los recintos donde se encuentran. Sí, la comida es otra de las muchas formas de corrupción existentes en estos recintos.

Solo queda concluir que en Venezuela los presos se están muriendo de hambre, ante la total indiferencia de las autoridades encargadas de su custodia y mientras las autoridades penitenciarias insisten en que aquí no pasa nada.

[email protected]

 

Las opiniones emitidas por los articulistas son de su entera responsabilidad y no comprometen la línea editorial de RunRun.es

Iris Varela anunció la evacuación del Cepella en Guanare
En este operativo de evacuación, 1.083 procesados y 1.071 penados, serán trasladados a otras cárceles del país

La ministra de Asuntos Penitenciarios, Iris Varela, anunció este miércoles la evacuación del Centro Penitenciario de los Llanos (Cepella) en Guanare, estado Portuguesa.

Durante una rueda de prensa, Varela explicó que iniciará la implementación de un nuevo régimen penitenciario en el Cepella en Guanare.

“Ya está todo el dispositivo esperando solamente que llegue la hora acordada para iniciar la evacuación de los privados de libertad hacia otros destinos que serán informados a sus respectivos familiares”, dijo.

Vale recordar que este miércoles Tarek William Saab, fiscal impuesto por la ANC, solicitó imputar nueve funcionarios del Cepella.

Según Saab, entre los imputados destaca el director del penal, Carlos Graterol, luego de una masacre que dejó al menos 47 reclusos muertos y 67 heridos.

Evacuación del penal

A las 6:00 de la mañana del jueves las autoridades penitenciarias iniciaron la evacuación del Cepella, en atención a la orden de Varela.

De acuerdo con El Pitazo, acudió personal del Ministerio de Servicio Penitenciario, Poder Judicial, Defensa Pública, Guardia Nacional y Gobernación de la entidad.

En tal sentido, comenzaron los traslados de los más de 2.000 reclusos que se encuentran en este penal.

Asimismo, los reclusos, 1.083 procesados y 1.071 penados, serán trasladados a otras cárceles del país.

Según Varela, el objetivo es “avanzar en el nuevo régimen penitenciario”.

Varela vincula a la oposición con masacre en cárcel de Guanare
Según Varela, la oposición comete acciones como “quemar gente viva, como sabotear la electricidad, el sistema de bombeo de agua”

Iris Varela, ministra del Servicio Penitenciario, vinculó a la oposición con la masacre de Centro Penitenciario de los Llanos de Guanare, estado Portuguesa.

A través de una entrevista que ofreció a Unión Radio, Varela afirmó que el Cepella no es un problema en Venezuela y resaltó que se concibe como uno de los mejores sistemas en el mundo.

En tal sentido, Varela dijo: “Es un suceso que no desvinculo de toda esta locura en la que una oposición que no tiene escrúpulos”.

Según Varela, la oposición comete acciones como “quemar gente viva, como sabotear la electricidad, el sistema de bombeo de agua”.

Indicó que la cárcel de Guanare es uno de los centros de reclusión en el país en los que no se ha aplicado el nuevo régimen penitenciario.

 

Sin embargo, la ministra aseguró que han estado trabajando para ejecutar la transición en este centro de reclusión.

“La oposición debe tener elementos de conexión, delincuentes que se asocian con ellos y les compran el guion para participar una situación que genere zozobra y malestar para acusar al Estado venezolano”, insistió.

Asimismo, replicó: “No es una política del Estado la violación de los derechos humanos”.

Según Varela, es falso que los reos protestaran por falta de alimentos, como denunciaron algunos familiares y ONG al respecto del motín.

 

“Es totalmente falso que protestaban por alimentos. En las cárceles no hay protestas por alimentos, ha habido en meses pasados situaciones aisladas, pero en estos días no. Hay una mano peluda conectada con sectores fascistas”, subrayó.

Varela confirmó que el suceso dejó 47 muertos y alrededor de 90 heridos.

Con información de El Nacional

Iris Varela: Milicianos derrotaron incursiones sin usar un arma
Varela aseguró que sectores de la oposición “subestiman” a los milicianos

Iris Varela, ministra del Servicio Penitenciario, afirmó que los milicianos derrotaron las incursiones marítimas sin usar armas.

En una entrevista que ofreció a VTV, Varela resaltó la labor de inteligencia de los milicianos durante estas incursiones.

Según Iris Varela, los milicianos trabajan en “neutralizar” este tipo de acciones contra la administración de Nicolás Maduro

Asimismo, instó a los sectores de la oposición a reflexionar sobre la subestimación de los milicianos porque “los derrotaron sin usar ni una sola arma”.

Por otra parte, afirmó que el presidente Donald Trump e Iván Duque deben “explicar” sobre estas incursiones de Macuto y Chuao.

 

Para Varela, a ambos presidentes “les salió el tiro por la culata” porque Maduro llevó la situación con “tino”.

Además, manifestó esperar que la justicia llegue de forma “oportuna” a todos aquellos que, según ella, han hecho mal al país.

Durante los últimos días se registraron presuntas incursiones marítimas en Macuto, estado Vargas; y Chuao, estado Aragua.

Sobre lo ocurrido en el Centro Penitenciario Los Llanos en el estado Portuguesa, donde murieron varios presos, no habló.

Con información de Tal Cual

Iris Varela negó la existencia de
La ministra aseguró que nunca ha reconocido la figura de “pranes” como líderes dentro de las cárceles venezolanas

La ministra de Asuntos Penitenciarios, Iris Varela, desestimó este lunes 9 de diciembre la existencia de los llamados “pranes” en las cárceles venezolanas.

Durante una entrevista ofrecida al programa Primera Página, transmitido por Globovisión, Varela manifestó que nunca ha reconocido estas figuras en las cárceles.

Por otra parte, señaló que si bien encontraron grupos de privados que ejercían dominio, es parte de “eso es parte de un pasado” que no puede volver.

“Yo jamás en la vida he reconocido la existencia ni le he dado beligerancia a grupos criminales en ninguna parte, aquí hay autoridades en los recintos, los que están dentro de las cárceles son privados de la libertad”, expresó.

 

Asimismo, indicó que comisionados de la Organización de Naciones Unidas (ONU) van las cárceles y que los organismos internacionales solo podrían decir que en Venezuela existe el mejor sistema penitenciario del mundo.

A su juicio, el régimen manifestó que la labor del gobierno ha sido un “trabajo formidable” y que el sistema penitenciario “ha experimentado un cambio de 180 grados”.

Con información de El Universal