Venezuela: ¿el mejor sistema penitenciario del mundo?, por Carlos Nieto Palma - Runrun
Venezuela: ¿el mejor sistema penitenciario del mundo?, por Carlos Nieto Palma

@cnietopalma   

La masacre del pasado viernes 1 de mayo, en el Centro Penitenciario de Los Llanos (Cepella), en Guanare, estado Portuguesa, donde fallecieron 47 reclusos y hay un aproximado de 75 heridos, algunos de extrema gravedad, puso al descubierto la verdad del sistema penitenciario venezolano y las mentiras constantes de Iris Varela.

La ministra para el Servicio Penitenciario ha hecho creer que nuestras cárceles funcionan a la perfección.

Realmente no me asombra la indiferencia de las autoridades ante los hechos ocurridos en Guanare. Al Fiscal General y al Defensor del Pueblo, designados por la Asamblea Nacional Constituyente, solo les importan los derechos humanos para defender la dictadura, eso ya lo tenemos claro todos. Por otra parte, a la Ministra Penitenciaria lo que le afecta es que el “régimen penitenciario perfecto”, que solo su imaginación se creía, se vio descubierto y se cayeron las caretas.

Lo ocurrido en el Cepella tiene que ser visto con la gravedad y la magnitud que representa. Se trata de la primera masacre ocurrida en Venezuela en toda la historia penitenciaria cuya causa es el hambre de los presos, que protestaron al ver que las autoridades carcelarias retenían la entrada de la comida que les llevaban los familiares que estaban desde temprano en las afueras del recinto.

Porque “el mejor sistema penitenciario del mundo”, según Varela, no les da comida a los reclusos como lo establece el artículo 15, numeral 11 del Código Orgánico Penitenciario. El mismo consagra que los privados de libertad tienen derecho “A una alimentación suficiente, balanceada, variada, consistente en tres comidas diarias, preparada de acuerdo a lo establecido por el órgano rector en materia de nutrición y respetando los regímenes dietéticos”.

La reconocida nutricionista y defensora de los derechos humanos Susana Rafalli dijo el pasado 2 de mayo desde su cuenta en Twitter que “Quien sea que mire las imágenes de la masacre en el centro penitenciario de Guanare encontrará razones para un motín. Medicina Forense tiene en sus manos la última oportunidad de justicia para esos venezolanos: que la emaciación quede registrada en cada acta de defunción”.

“Que Medicina Forense dé a los reclusos masacrados en Guanare esa mirada que al fin les escuche y deje impresa la memoria pegada a sus huesos. Las prisiones están bajo tutela del Estado. La emaciación de esos cuerpos es asunto de Estado. Paz a sus familias, honramos su duelo”. Susana Rafalli

Según Wikipedia “La emaciación (del latín emaciare) se trata de un adelgazamiento patológico. El síndrome de emaciación, también conocido como síndrome consuntivo, es la pérdida involuntaria de más del 10 % del peso corporal (particularmente de masa muscular) y de por lo menos 30 días ya sean de diarrea o de debilidad, y fiebre”.

El martes 7 de abril la ministra para el Servicio Penitenciario, Iris Varela, a través de un contacto telefónico con el canal del Estado VTV declaró que “En Venezuela existe uno de los mejores sistemas penitenciarios del mundo porque en el país no han habido (sic) protestas de la población carcelaria respecto al covid-19 (sic), mientras que sí se ha visto en otros países. Eso denota que en ningún país tienen el control como el que nosotros podemos tener en los recintos penitenciarios”.

Solo unos días después la masacre del Centro Penitenciario de Los Llanos (Cepella), en Guanare, estado Portuguesa, se encargaría de desmentirla con estos lamentables hechos. Algo que desde hace años vengo denunciando: el mejor sistema penitenciario del mundo solo existe en la imaginación de la ministra para el Servicio Penitenciario.

Lamentablemente la justicia venezolana no va a actuar en este caso, como no lo ha hecho en otros casos similares como el de Policarabobo, Retén de Cabimas y otros recientes, pero como las violaciones a los derechos humanos no prescriben, en algún momento los responsables de estos hechos tendrán que responder ante una justicia imparcial, idónea, transparente, autónoma, independiente, responsable, equitativa y expedita.

[email protected]

 

Las opiniones emitidas por los articulistas son de su entera responsabilidad y no comprometen la línea editorial de RunRun.es