Henrique Capriles Radonski archivos - Runrun

Henrique Capriles Radonski

El cocodrilo político, por Orlando Viera-Blanco

 

“A partir de lo dicho y siendo una quimera alcanzar la unidad, pues no queda otra opción que apurar la decantación de la política en Venezuela… y queden los que tienen que quedar”.

La reciente declaración del amigo Henrique Capriles viene a sumarse a una cadena desenfadada de desplantes que siguen exacerbando la fractura de la oposición. Decir “que hay una oposición extremista y sectaria” es una sentencia a lo menos infeliz por infantil e impertinente por segregacional. A este punto si Capriles buscaba impulsar la unidad, pues lo hace terriblemente mal y por el contrario me temo que al calificar a otros de secta se autodefinió como tal por lo cual terminó de liquidar la última reserva de capital político que le quedaba.

EL DERECHO DE NACER

Aunque doloroso y trágico en términos republicanos, Venezuela sigue siendo una novela interminable, no sólo en el capítulo del desmantelamiento social, económico y político, sino de su tejido humano. No alcanza nuestra imaginación avizorar el absorto de estupidez en el que puede incurrir el gobierno o ciertos actores de la oposición política. Solo escritores como Delia Fiallo o Félix B. Caignet serían capaces de escribir un guion donde se combinan el incesto con el amor, la guerra y la paz  o el enlace entres la nacida en La Habana y el nacido en Nueva York …

Que un hombre como Hugo Chávez hable de tierra de gracia ultrajada por la colonización, demonice a Cristóbal Colón, pontifice a María Lionza, a Ezequiel Zamora o el Taita Boves, o lance una apología sobre el derecho de nacer en Sabaneta, es propio de quien acumula incontenibles y confesos reflujos de profundo resentimiento social … Pero que un hombre como Capriles, educado, de cultura liberal y holgura corporativa; de sangre judía y espíritu Mariano, plante arengas de contraste político fundamentadas en el clivaje del color de piel, el pluralismo ideológico o la alusión dogmática, comporta una grave impostura que devela por qué Capriles en su momento fue un flacucho en todo el sentido del mote popular, que por débil y agazapado no cobró lo que tenía que cobrar, ni aglutinó lo que tenía que aglutinar, ni reinició el camino que tenía que cabalgar.

TANTO VA EL AGUA AL CÁNTARO …

No lo digo yo, lo dicen los tratados más importantes de la teoría política de la escuela alemana (Habermas), la contemporánea de Sartori o la española con Miguel Roca en la línea de avanzada catalana: la política debe ser la comprensión ampliada de las minorías y la virtud de integrarlas eficiente y armoniosamente con las mayorías. 

El simple hecho de “combatir” la fractura de la unidad opositora apelando a una intolerancia tartufa divisionista, no es más que una contradicción in terminis que impide un consenso inteligente entre los grupos de competencia. Si en algo ha sido noble e inteligente la oposición política venezolana (Henrique incluido), ha sido en desmontar el mito irresponsable e hiriente de la lucha de clases aupado por el discurso revanchista bolivariano. Por el contrario, si en algo ha errado la oposición ha sido en conseguir una estrategia eficaz para tocar el corazón de las masas y redimir el odio sembrado por Chávez.

Que un mismo actor de oposición trate de sugerir que existe un sector de la oposición de “otro color”-sic- que no comprende las necesidades del pueblo y nada ayuda desde un Smartphone a aliviar el hambre de nuestros niños, no es una sentencia que en este momento le toque atestar a un líder político maduro y moderado en el marco de la polarización que ha destrozado nuestro gentilicio.

En los últimos 20 años hemos patinado reduciendo el debate político  al  esquema vetusto y demencial de la explotación del proletariado y del socialismo como modelo de poder que aún debe sobrevivir después del desastre que ha significado el populismo en Venezuela. Seamos serios. En este esquema a partidos de centro derecha como VP y PJ  o les gusta estar en la internacional socialista y acuñar el verbo repartir. Capriles ensaya un discurso que enaltece el centralismo de estado, las misiones o las políticas estatistas (leninistas) de planificación, control y reparto de la renta petrolera. Seguimos entrampados en el minotauro del dominio partidista y mesiánico  de la riqueza de los recursos del Estado, subestimando el desafío de la tecnología, la privatización, la comunicación y la apertura comercial como ecuación de solución a la miseria y a la pobreza.

El fondo de la cuestión es que nadie suelta el sartén presidencial y de la beneficencia dirigida.  Quien intente hablar de mercado, fuerzas de competencia, productividad o tecnología, será acusado de pertenecer a una secta, de ser extremista y un insensible y descorazonado tecnócrata tuitero, que hay que combatir… Esto en todo caso le toca decirlo y decidirlo al hombre de a pie pero no al que tiene el inmenso compromiso histórico de aglutinar y liderar un profundo e impostergable proceso de transformación social en Venezuela y el más importante rescate republicano desde la llegada de Colón a tierra de gracia.

Pues si Capriles quería llevarle más agua al cántaro lo ha hecho y lo ha roto.

LA ÚLTIMA DECANTACIÓN 

A partir de lo dicho y siendo  la unidad una quimera, pues no queda otra opción que apurar la decantación de la política en Venezuela. Que queden los que tienen que quedar y se marchen los que se tienen que marchar… los cocodrilos políticos. No queda más…

@ovierablanco  

[email protected]

Despedida a Teodoro Petkoff, el murmullo inacabable
En el encuentro, más parecido a una reunión de la MUD que a un sepelio, decenas de personalidades se congregaron en el Cementerio del Este para despedir al político y periodista
Diputados de la Asamblea Nacional le rindieron homenaje
Familiares y amigos coincidieron en el espíritu democrático y el carácter frontal de quien fue candidato a presidente de la República

@franzambranor

FUE CASI IMPOSIBLE QUE el gentío hiciera silencio. Más que un funeral parecía una reunión de políticos, intelectuales, periodistas y religiosos para dilucidar una posible salida a la crisis venezolana. A medida que transcurría el día más personas llegaban y el murmullo se acentuaba. Ni siquiera cuando el padre jesuíta Francisco José Virtuoso emitió unas palabras frente al fèretro se callaron. Todos tenían alguna anécdota o citaban una frase de Teodoro Petkoff Malek, el hombre que este sábado fue velado en la capilla Memorial del Cementerio del Este y que fue parte de la historia política de la nación.

“Vamos a seguir luchando por rescatar a este país, así como lo quería tu abuelo”, le dijo Irene Petkoff a su hija en España a través de una videollamada, mientras le mostraba a los amigos que habían acudido a darle el último adiós a su padre. “No estés triste, tienes que sentirte orgullosa de todo lo que nos enseñó tu abuelo”, agregó.

A pocos metros estaba la viuda de Petkoff, Neugim Pastori y las hijas que viven en Venezuela: Teodora y Alejandra.

Alrededor del ataúd envuelto con la bandera de Venezuela y flanqueados por coronas que iban desde la del partido Movimiento al Socialismo (MAS) hasta el diario Tal Cual, estaban figuras como el político de izquierda Américo Martín, el diputado José Guerra, el excandidato presidencial Henrique Capriles Radonski, el cineasta Carlos Oteyza y el presidente de la Asamblea Nacional, Omar Barboza.

También colegas, amigos y simpatizantes de Petkoff como Ramón Guillermo Aveledo, Felipe Mujica, Fernando Egaña, Alfonso Marquina, Luis Manuel Esculpi, Américo De Grazia, Henri Falcón, Gerardo Blyde, Stalin González y Miguel Pizarro. La escena parecía mas un cónclave de la MUD que un sepelio. Ningún personero del gobierno se dejó ver por La Guairita, tampoco representante alguno del llamado chavismo disidente.

Barboza y el resto de los diputados de la AN pidieron un minuto de silencio. Rodearon el sarcofago y se leyó un comunicado alabando el espíritu democrático de Petkoff y su apego a la norma constitucional. “Tanto así que fue perseguido por el régimen”, se desprendió de la misiva.

El rector de la Universidad Catolica Andres Bello, Francisco José Virtuoso, ofició la ceremonia religiosa y leyó una carta a Teodoro de su puño y letra. “Nos conocimos por allá en los 90 en el Centro Gumilla cuando él era ministro de Caldera, nos reuníamos frecuentemente con el padre Luis Ugalde y Mercedes Pulido de Briceño…ya en esa época Teodoro nos decía que había que tomar medidas económicas antes que fuese tarde…tenía tanta razon”.

Virtuoso indicó que Petkoff le dijo que había abandonado la lucha armada no porque esta había fracasando, sino porque se dio cuenta de que ese no era el camino adecuado. “Él decía que ‘es de idiotas no cambiar’, era un hombre llamado constantemente a la rectificación”.

Alabó una de las principales virtudes de Petkoff: la sinceridad a toda mecha. “Todos sabían que le gustaba hablar claro y raspao, era capaz de decir lo que pensaba sin mirar mucho las consecuencias; hacer política para él no era complacer a los demás sino decir lo que hay que decir”.

Concluida la alocución de Virtuoso, Capriles Radonski se coló en la capilla para ofrecer el pésame a los familiares no si antes decir “A Teodoro lo vi hace tres semanas y me impresionó que estaba atento de todo a su alrededor”.

La lucidez fue su más firme aliada en los últimos años de confinamiento obligado, no solo por su condición de salud sino por la prohibición de salida del país que pesaba sobre él por una supuesta difamación al primer vicepresidente del Psuv, Diosdado Cabello. Limitante que le impidió recibir de primera mano en España el premio de periodismo Ortega y Gasset.

“Teodoro era un hombre binario, político y periodista. Fundó partidos y periódicos. Su ejemplo deja una lección muy clara y grande”, dijo el ex compañero de armas de Petkoff, Américo Martín.

Empleados de Tal Cual y otros medios dijeron presente no solo para darle cobertura al sepelio de quien fue candidato a presidente de la República, sino para solidarizarse con la manera frontal de abordar el periodismo que tenía Teodoro.

“No es cierto que era un amargado, lo que pasa es que él no soportaba a la gente mediocre y le decía sus verdades sin cohibirse, era una persona de la que se podía aprender, tenía una visión periodística muy amplia”, dijo la comunicadora social y editora, María Fernanda Fuentes.

Además de la bandera de Venezuela y un ramo de rosas rojas, una carta enviada por la nieta de Teodoro, Andrea Petkova, reposaba sobre el ataúd. “El significado de nuestro apellido representa una leyenda y, como sabes, las leyendas nunca mueren. Y me aseguraré de que mis hijos aprendan tu historia y sientan el mismo orgullo que yo siento por ti, porque eres tú a quién yo siempre he admirado”, decía la misiva.

El ruido del murmullo de la gente nunca se detuvo. Como si las anécdotas de Petkoff fueran infinitas.

 

Capriles pide “trabajar juntos” a quienes buscan cambio Gobierno en Venezuela

HenriqueCaprilesR11

 

El dos veces candidato a la presidencia de Venezuela y ex gobernador de Miranda, Henrique Capriles, pidió a quienes quieren un “cambio” de Gobierno “trabajar juntos” así como continuar la “lucha” por “unas elecciones verdaderamente libres y democráticas”.

“Venezuela reclama medidas urgentes. La política es precisamente para eso, para ofrecer soluciones al pueblo. Quienes queremos cambio tenemos que trabajar juntos y elegir un rumbo que nos conduzca por el camino hacia el cambio“, sostuvo Capriles en un texto en su página web.

El exgobernador del estado Miranda señaló que la continuidad del gobierno encabezado por el presidente Nicolás Maduro es “lo peor que le puede pasar a los venezolanos” y que por este motivo “no podemos (…) quedarnos de brazos cruzados”.

“Tenemos que seguir luchando por unas elecciones verdaderamente libres y democráticas porque cualquier otra opción conduciría a nuestra Venezuela a una desgracia de dimensiones aún mayores que las que estamos viviendo”, aseguró.

La coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD), de la que forma parte el partido Primero Justicia (PJ), del que es miembro Capriles, todavía no ha decidido si se presentará a las elecciones presidenciales convocadas por el Consejo Nacional Electoral para el 22 de abril.

La oposición defiende desde hace años que con la actuales condiciones y conformación del Consejo Nacional Electoral (CNE) no es posible ir a unos comicios “justos” ni “transparentes”.

Esa Venezuela 2.0 por Carolina Jaimes Branger

2.0

Viví en Maracay, Estado Aragua, durante 21 años. Durante ese periodo entendí que aquello que decían los caraqueños que “Venezuela es Caracas y lo demás, monte y culebra” es una falacia. Porque Venezuela es lo que está saliendo de Caracas, ya sea por Tazón, Guarenas o La Guaira. Todo, excepto Caracas. Lo mismo sucede con la Venezuela 2.0, donde se generaliza lo que se lee en las redes, pero ésa tampoco es Venezuela. Me niego a creer que sea una muestra de cómo actúa y siente el resto del país.

En la Venezuela 2.0 encontramos extremos: desde las más nobles actitudes de generosidad, como en el caso de conseguir y donar remedios para alguien que los necesite, hasta los insultos más denigrantes. A esa Venezuela histérica me quiero referir. A esa Venezuela que descalifica sin pruebas, acusa irresponsablemente, agrede, atropella, ofende.

Recientemente leí un tuit de un autodenominado “doctor” (mi papá siempre me aconsejaba huir de esos personajes que se auto alaban) denostando de Henrique Capriles, con una visceralidad que me llamó la atención. Henrique Capriles es, sin que me queden dudas, una de las personas que más ha dado por el país, aún a costo de su salud, seguridad y vida privada. Fue quien evitó una masacre el año 2013, porque no llamó a la gente a salir a la calle a reclamar el triunfo en las elecciones. Hizo bien: Capriles no tenía todas las actas, porque no tuvo testigos en todas las mesas como le había asegurado su comando de campaña. Entonces, ¿cómo iba irresponsablemente a pedir a la gente que saliera a la calle, peor aun conociendo el grado de malandraje de quienes detentan el poder?

Pero no sólo es en contra de Henrique Capriles. Es en contra de todo aquel que por una razón u otra se destaque. No les alaban los logros,pero la forma de restregarles los errores es vergonzosa. No ahorran en calificativos y siempre encuentran algo peor que decir. Sin embargo, contrastan sus epítetos en contra de los opositores, con los que usan en contra del gobierno: son mucho peores los primeros. No sé por qué razón.

En esa Venezuela 2.0 se pasa de héroe a villano y de villano a héroe en un abrir y cerrar de ojos. No importa cuánto ni cómo se haya resteado una persona por una causa, un comentario lanzado a la ligera por cualquier irresponsable –muchas veces anónimo- la puede sumir en un mar de escarnio hasta que caiga otra víctima a quien destrozar.

¿Qué nos ha pasado a los venezolanos que caímos en esa vorágine que tanto nos lesiona? De ser los hermanos de la espuma, de las garzas, de las rosas y del sol, pasamos a ser los cófrades de la inquina, la rabia, los agravios y la maldad. Ciertamente hay quienes se merecen los insultos y las descalificaciones por el daño moral y material que le han hecho al país, pero otros, no. Lo más insólito es que los mayores improperios van dirigidos no a los mayores destructores, sino a quienes han luchado contra ellos. Llamar “cómplice” de delitos a una persona es una acusación grave que no debería hacerse si no se tienen todas las evidencias que la incriminan. Pero no, en la Venezuela 2.0 se dice de todo, se denuesta de todo, se cree todo.

Yo estoy segura de que vamos a salir de esta situación que tanto nos agobia. De lo que no estoy segura es con qué tipo de sociedad vamos a contar para la reconstrucción del país. Si la que se va a imponer es esa histérica 2.0, podemos volver a caer en algo incluso peor de lo que ya hemos vivido. Si ésa es la sociedad que se impondrá a la generosa y amplia, mejor paso y gano…

@cjaimesb

Líderes opositores se pronuncian tras liberación de presos políticos

MaríaCorinaMachadoyAntonioLedezma

Líderes opositores celebraron la excarcelación de más de treinta personas vinculadas con las protestas de 2014 y 2017 contra el gobierno de Nicolás Maduro.

Antonio Ledezma escribió en su cuenta de Twitter que de alguna forma el gobierno reconoció que hay presos políticos en Venezuela.

“Lo que está más que reconocido es que sí hay presos políticos en Venezuela y que esa ilegítima y fraudulenta (Asamblea Nacional) Constituyente no podrá con la dignidad de ciudadanos que tienen limpias sus conciencias”, publicó.

 

Por su parte, María Corina Machado calificó de secuestradores a los miembros del gobierno.

“Así es como ‘liberan’ los terroristas a sus rehenes. Los recibimos con emoción y admiración; y con una nueva razón para sacar de una vez a la tiranía, por lo que hoy le han hecho a estos valientes venezolanos”, dijo a traves de la redes sociales.

En tanto, Henrique Capriles Radonski dijo que los casi cuarenta liberados nunca deberieron estar privados de libertad.

Líderes opositores tampoco le pararon a la condena de los sobrinos de Cilia Flores

SI EL CHAVISMO HIZO MUTIS con la sentencia a 18 de años de prisión de los sobrinos de la pareja presidencial, extrañamente los líderes de la oposición hicieron lo propio.

Ni Henrique Capriles Radonski, ni María Corina Machado, ni Antonio Ledezma, ni Henri Falcón, ni mucho menos el presidente de la Asamblea Nacional, Julio Borges, escribieron comentario propio alguno sobre la condena a los familiares de Cilia Flores.

Capriles se limitó a exaltar la labor de los comedores populares en Vargas, Machado solo dio RT a un tuit de un medio de comunicación, Ledezma escribió sobre su reunión con líderes del parlamento europeo, Falcon felicitó a Guaros de Lara por su título obtenido en la Liga Sudamericana de Baloncesto, Henry Ramos Allup alabó la labor social de su esposa Dora D’Agostino en Los Teques y Borges exhibió el premio Sájarov otorgado a los presos políticos.

¿Cautela pre-diálogo o simplemente omisión espontánea frente a decenas de prioridades en el país? La respuesta solo la tienen los adversos al actual regimen y quizás estén aun digiriendo la noticia.

 

Lea también: Condena a los “narcosobrinos” no existió para el chavismo

 

Encuesta de Venebarómetro: Evaluación positiva de Maduro creció 6,7% de septiembre a noviembre

NicolásMaduro_

*28,6% de consultados votaría por Maduro en presidenciales. El opositor con mayor respaldo en unas hipotéticas primarias es Leopoldo Lopez con 20,6%

*65,3% de los encuestados considera que Maduro debe salir de Miraflores, 65,7% califica como negativo el desempeño de la Mesa de la Unidad Democrática

*49,8% está en desacuerdo con el establecimiento de una mesa de negociación entre gobierno y oposición

*75,3 % cree que la situación del país es pésima, mientras que 61,4% piensa que la ANC es ilegal e ilegítima

 

Infografía: Juan Carlos Hernández

@ideografiko 

La más reciente encuesta de Venebarómetro avalada por el Instituto Venezolano de Análisis de Datos (IVAD) arrojó que el 28,6% de los consultados votaría por Nicolás Maduro si las elecciones presidenciales se llevaran a cabo en el corto plazo; 25,1% no respondió o no supo qué decir; 18% sufragaría por el dirigente preso Leopoldo López en caso que pudiese ser candidato; 15,4% por el inhabilitado Henrique Capriles Radonski; 6,6% por Henry Ramos Allup y 6,3% por Henri Falcón.

Entre quienes consideran la gestión de Maduro positiva, el respaldo ha crecido de un 24,4% en septiembre a 31,1% en noviembre de 2017, es decir 6,7%. Mientras que para aquellos que etiquetan como negativo su paso por Miraflores el rechazo ha disminuido de 75,6% a 68%.

Por otro lado, 68% de la población consultada considera negativa la gestión del jefe de Estado y 31,1% cree que es positiva. De esos números, 51% piensa que la administración del presidente es muy mala y 9,2% muy buena

65,3% de los encuestados considera que Maduro debe salir de la presidencia lo más pronto posible, mientras que 32,1% cree que debe continuar.

Más del 75% de los consultados considera que la situación del país es negativa, mientras que 24,5% la percibe positiva. De ese universo, el 50,5% cree que la situación es muy mala; el 17% mala; el 15,6% de regular hacia buena; el 8,3% buena; el 7,8% de regular hacia mala y el 0,6% muy buena.

Un 49,8% de los encuestados está en desacuerdo con el establecimiento de una mesa de negociación entre gobierno y oposición. De esa cifra 31,9% está muy en desacuerdo y 17,9% en desacuerdo. Por otro lado 45% está de acuerdo con el encuentro en República Dominicana; 28,8% solo de acuerdo y 16,2% muy de acuerdo.

Para un 41,7% lo más importante a negociar es la fecha para que se produzcan unas elecciones presidenciales en 2018; un 28,2% considera que es la apertura de un canal humanitario;12,3% que se libere a los presos políticos y 8% que el gobierno respete y reconozca a la Asamblea Nacional.

Un 61,4% considera que la asamblea nacional constituyente es ilegal e ilegítima, mientras que 33,8 opina que es legal.

65,7% de los encuestados califica como negativo el desempeño de la Mesa de la Unidad Democrática y 31% piensa que la labor de la oposición ha sido positiva. De esas cifras 28,4% cree que el trabajo de la MUD ha sido muy malo y 26% malo.

El 37% dijo que no está dispuesto a protestar por la escasez de alimentos; 26,1% estaría muy de acuerdo con manifestar; 23,3% quizás saldría a hacerlo y 9,4% tal vez no respaldaría una iniciativa de esa índole.

40,8% aseguró no estar dispuesto a protestar para exigir la salida de Nicolás Maduro; 32,4% dijo encontrarse muy dispuesto y 16,3% quizás lo haría.

34,8% de los encuestados aseguró que no es militante ni simpatiza con partido político alguno; 30,6% con el Psuv; 8,8% con Acción Democrática; 8,2% con Primero Justicia; 4,8% con Voluntad Popular; 2,1% con Un Nuevo Tiempo y 1,9% con Copei.

De mayo a noviembre de 2017, el apoyo al oficialismo ha crecido de un 22,8% a 33%, mientras que el respaldo a la oposición pasó de 45,8% a 49,1% en el mismo período.

En lo que respecta a quienes se definen como opositores, el 46% dijo que estaría muy seguro de ir a votar si las elecciones primarias fuesen próximamente, 29% manifestó que probablemente lo haría, 12% aseguró que no votaría y 10% que probablemente no.

En el caso hipotético que pudiesen postularse un amplio abanico de candidatos a una eventual elección primaria de la oposición; 20,6% apoyaría al encarcelado Leopoldo López; 11,7% a Henrique Capriles Radonski; 10,8% a Henri Falcón; 7,1% a Lorenzo Mendoza; 5,7% a Henry Ramos Allup; 5,2% a María Corina Machado; 4,8% a Julio Borges y 2,1% a Manuel Rosales.

A la pregunta ¿Por cuál candidato nunca votaría para presidente de Venezuela?, Henry Ramos Allup lideró la consulta con 23,6%; seguido de cualquier candidato oficialista con 22,5%; Henrique Capriles con 12,1%; Henri Falcón con 8,5%; Leopoldo López con 6,1%; Julio Borges con 6,1%; María Corina Machado con 4,4% y Manuel Rosales con 0,6%.

 

 

Encuesta VB_V2-01

 

 

Acceso a la Justicia: Rosales y Scarano, dos caras de una misma moneda

CON LA HABILITACIÓN POLÍTICA del exgobernador del estado Zulia, Manuel Rosales el pasado 30 de octubre de 2017, el Tribunal Supremo de Justicia reconoció que las inhabilitaciones ordenadas por la Contraloría General de la República violan el debido proceso, pero con la decisión también dejó en evidencia el trato discriminatorio de la administración de justicia venezolana.

La Sala Político Administrativa del TSJ, en sentencia n° 1.169, resolvió dejar sin efecto la inhabilitación de Rosales para ejercer cargos públicos por un período de siete años y seis meses, impuesta por la CGR en agosto de 2014.

Con el fallo, es la primera vez que esta instancia cuestiona una disposición de la Contraloría que restringe la participación política de un opositor. Estas medidas ya habían sido condenadas como una práctica de persecución por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos  en el informe intitulado “Democracia y Derechos Humanos en Venezuela”, publicado en 2009.

En el documento, la CIDH advierte que se trata de una violación al debido proceso, porque la CGR no siguió procedimiento alguno para establecer la inhabilitación, y además por la irregularidad que supone que un órgano administrativo imponga una condena penal y no un tribunal.

Hace unas semanas esa misma sala, en sentencia n.° 1.110 de fecha 17 de octubre no tomó la misma resolución con respecto al exalcalde del municipio San Diego en el estado Carabobo, Vicenzo Scarano.

Atendiendo a la decisión, la sala argumentaría que las causas por las que consideró que en el caso de Rosales no hubo debido proceso son distintas a la del procedimiento seguido contra Scarano y otros políticos. Al exgobernador del Zulia, la SPA le reconoció la violación, señalando que cuando fue inhabilitado él estaba fuera del país, por lo que fue procesado en ausencia, mientras que Scarano y otros dirigentes estaban en el país, por lo que no se trataría de la misma situación.

Sin embargo, Acceso a la Justicia hace notar que, como refiere la CIDH, la decisión de inhabilitarlos provino de un órgano incompetente y no de un tribunal, además que fue tomada sin procedimiento alguno, por lo que el estar en Venezuela no les garantizó tener un debido proceso.

Cabe resaltar además que lo hecho por la CGR con Rosales replica lo hecho por la Sala Constitucional con Scarano la primera vez que lo inhabilitó, así como lo ejecutado contra varios alcaldes recientemente y el exgobernador de Miranda, Henrique Capriles Radonski. La Sala les siguió juicios en ausencia bajo la figura de un amparo cautelar y un supuesto desacato, tomando una decisión de índole penal y además violando su derecho a que los procese su juez natural.

Principio de igualdad

Otro elemento que debe ser considerado, por las dudas que genera en cuanto a la intencionalidad de la sentencia, es por qué se le dio un trato distinto a Rosales si es un opositor político al igual que Scarano y otros alcaldes.

La inquietud parte de que una vez conocida la medida, el Consejo Nacional Electoral (CNE), por orden de la fraudulenta Asamblea Nacional Constituyente, decidió repetir la elección del gobernador del estado Zulia tras declarar vacante el cargo, pues el mandatario regional electo en octubre pasado, Juan Pablo Guanipa, perteneciente a la oposición, no se subordinó a la ANC, pero Rosales se inscribió para participar en esa elección inconstitucional.

Sumado a la secuencia de eventos que favoreció la vuelta al ruedo político de Rosales, pero no así la de otros tantos opositores, Acceso a la Justicia pide a la SPA que habilite a Scarano como lo hizo con el exgobernador zuliano, así como al resto de dirigentes de la oposición que la CGR ha inhabilitado sin seguir los procedimientos de ley.

Otro elemento que ensombrece la decisión es que, de forma muy inusual, la sentencia a favor de Rosales se publicó un día lunes, cuando lo habitual, en el caso de la SPA, es hacerlo de martes a jueves (días de despacho). La revisión de las sentencias publicadas en lo que va de año evidencia que esta es la única decisión divulgada un día fuera de los establecidos para dar despacho.

De manera coincidente, las postulaciones para la elección del gobernador zuliano iniciaron el día después de dictada la medida, de acuerdo con el cronograma publicado por el CNE.

Conocidos los hechos, Acceso a la Justicia está en la obligación de señalar todas las irregularidades que evidencien un trato ajeno a la imparcialidad de cualquier decisión judicial, y que el TSJ dé despacho un día que no corresponde para publicar una única sentencia y en el contexto antes descrito es un ejemplo de ello.

En suma, para la ONG resulta preocupante que la justicia se esté aplicando de manera distinta según quién sea la persona que se enjuicia, cuando un tribunal para ser tal debe ser imparcial e independiente, y debe aplicar la Ley con base en el principio de igualdad constitucional.

También es contrario a la seguridad jurídica, que un juzgado modifique sin razón y el debido proceso, las reglas y derechos, pues ello coloca a las personas en una situación de absoluta y grave indefensión.

Cada vez se hace más claro que, al estilo de la obra Rebelión en la granja, de George Orwell, en la que el autor, imaginando en lo que se convertiría el socialismo, describe un Estado totalitario con un partido único en el que el Gobierno hacía lo contrario a lo que promovía con su discurso e iba cambiando las normas a su conveniencia, en Venezuela rige la regla: “todos somos iguales pero unos más iguales que otros”.

Con información de Acceso a la Justicia