Tal Cual Digital, autor en Runrun

TalCualDigital

El Tiempo: Consulado de Colombia en Caracas abrirá sus puertas en febrero
El medio colombiano refiere que la Embajada de Colombia sí ha empezado a trabajar con poco personal

 

El Consulado de Colombia en Caracas abrirá sus puertas nuevamente el próximo mes de febrero con la misión de atender a cuatro millones de personas, según informó el diario El Tiempo.

De esta forma se comienza a trabajar paulatinamente en la recuperación de la representación consular que lidera el embajador Armando Benedetti, luego de restablecer las relaciones con la administración de Nicolás Maduro.

Una de las dificultades que afronta Colombia actualmente es que en el Consulado en Caracas, que está ubicado en Chacaito, laboran 16 funcionarios pero hasta el momento solo se han asignado tres, empezando por Fulvia Benavides como cónsul. La falta de personal se debe a que la administración de Iván Duque no previó que pudieran reanudarse las relaciones y reasignó los cargos a otras misiones.

Es decir, que para reabrir los cargos requieren de mucho más recursos económicos y eso ha sido uno de los escollos en esta nueva etapa de relaciones con Venezuela.

Otro de los problemas es que las instalaciones están tan deterioradas que aún no se puede instalar a la representación diplomática; reparaciones que deben hacerse y que también cuesta dinero.

El Tiempo refiere que la Embajada de Colombia sí ha empezado a trabajar con poco personal. Ya los colombianos han ido a solicitar trámites consulares como expedición de pasaportes, cédulas y otros documentos. A pesar de recibirles, solo pueden decir que hay que esperar que lleguen los funcionarios del Servicio Exterior.

A mediados de diciembre, el embajador Armando Benedetti dijo a Caracol Radio que aún no está funcionando ningún consulado tras varios meses del restablecimiento de las relaciones entre ambos países.
Alertan sobre proliferación de repuestos falsificados

El presidente de la Cámara Nacional de Talleres Mecánicos (Canatame), Gino Fileri señaló, que el enemigo del sector automotor es la informalidad, por lo que instó a la población a adquirir repuestos certificados y originales.

En entrevista para Unión Radio, Fileri indicó que «es mentira» que los precios en los talleres informales que proliferan en el país sean inferiores a los de las empresas constituidas y registradas en Canatame.

Recalcó que estos establecimientos cumplen con todas las normas, y además ofrecen garantías por los trabajos realizados, pagan impuestos y generan empleos formales.

Asimismo, explicó que un vehículo puede dar un rendimiento de entre 300.000 y 500.000 kilómetros, según el mantenimiento que se practique.

Sin embargo, destaca que en Venezuela proliferan los repuestos de mala calidad, de procedencia dudosa y sin ningún tipo de certificado.

Por ello, refirió que las personas que no compran repuestos originales no tienen garantías ni seguridad.

«En Caracas, hay mecánicos en las esquinas cambiando aceite y no hay una autoridad que actúe. ¿A dónde va ese aceite que cambian? A las cloacas… ¿Y dónde queda la protección del ambiente? Sin duda, la policía tiene que tomar medidas. No puede ser que un carro se repare en la calle», expresó Fileri.

Añadió que la calidad de la gasolina en Venezuela «no es realmente el problema, sino la mala calidad de los repuestos, como las bombas. La informalidad es el problema», dijo.

Por otra parte, mencionó que generará, junto con el Servicio Autónono de Normalización, Calidad, Metrología y Reglamentos Técnicos (Sencamer), un protocolo para certificar la calidad de los aceites y lubricantes automotrices que se venden en el país, con el objetivo de enfrentar la comercialización de productos falsificados.

Fedeagro solicita créditos para crecimiento de la actividad agrícola en 2023
Según Fedeagro, impulsar las ventas sentaría las bases para el crecimiento progresivo de la producción

El presidente de la Confederación de Asociaciones de Productores Agropecuarios (Fedeagro), Celso Fantinel, celebró una recuperación leve del sector agrícola, pero pronostica que para 2023 no se podrá mantener sin actividad crediticia para que los productores incrementen su producción.

Para el representante del gremio, sostener los niveles de 2022 ya sería una buena noticia, puesto que hubo una buena cosecha. Pero, muchos trabajaron a pérdida por una mala comercialización, ya que el consumo en Venezuela es muy bajo debido al poder adquisitivo de la población.

«Tuvimos buenas cosechas, pero mala comercialización en el caso del maíz blanco, el maíz amarillo y el arroz. Mantuvimos los precios por debajo de nuestros costos de producción, lo que mermará la capacidad productiva de los productores», resaltó.

Esta deficiencia deja en evidencia la necesidad de la reactivación de la actividad crediticia, un llamado que han hecho empresas y productores durante los últimos dos años. No solo créditos productivos, sino incluso al consumo, con la rehabilitación de las tarjetas de crédito, para sumar una mayor capacidad de compra de los venezolanos.

Impulsar las ventas sentaría las bases para el crecimiento progresivo de la producción.

Fantinel aseguró que esta solicitud ha sido escuchada por el Gobierno, que en los últimos meses se ha reunido con el sector agropecuario. Las acciones concretas, sin embargo, todavía no se aprecian.

«El Gobierno escucha. Desde el propio ministro de Agricultura (Wilmar Castro Soteldo) y la vicepresidenta (Delcy Rodríguez) con el Ministerio de Finanzas, los ministros y viceministros de Alimentación y Comercio; pero hay un problema de consumo, el venezolano no se alimenta bien ya que no tiene un buen salario», confesó en declaraciones recogidas por Unión Radio.

En meses recientes, el Gobierno ha intentado impulsar levemente el crédito anunciando iniciativas de financiamiento para productores y permitiendo la reactivación de tarjetas de crédito para un puñado de clientes en algunas entidades bancarias.

A pesar de estos esfuerzos y de un leve incremento de la cartera de créditos en 2022, la capacidad crediticia se queda corta para las necesidades del país. De hecho, la banca alcanzó su nivel más bajo de intermediación financiera, es decir, tiene la menor capacidad para prestar dinero en su historia.

Entre tanto, el encaje legal bancario, que obliga a los bancos a congelar una parte del dinero que reciben por depósitos de sus clientes, se mantiene en 73%.

Pese a las peticiones al Gobierno de que este índice decrezca y promesas del Ejecutivo de que bajaría progresivamente, no hay cambios en el porcentaje desde febrero.

Apoyo del CNE para primarias se limitaría a lo técnico
Según indicó el OEV, la participación del CNE en unas primarias de cualquier partido o coalición solo consistiría en un apoyo técnico y tecnológico

 

El Observatorio Electoral Venezolano (OEV) presentó su balance de los análisis realizados en 2022, dentro de los cuales destaca el dilema del apoyo del Consejo Nacional Electoral (CNE) en las primarias que realizará la Plataforma Unitaria en 2023.

En ese sentido, la ONG señala que «la participación del CNE en unas primarias de cualquier partido o coalición solo consistiría en un apoyo técnico y tecnológico, expresado básicamente en la programación de las máquinas de votación automatizada con las distintas opciones, el cómputo de los votos y la totalización de las mesas, pero nunca organizando el proceso».

Asimismo, la ONG indicó que es la Comisión de Primaria la que selecciona los centros de votación, revisa y publica el registro electoral, tiene los miembros de mesa y publica los resultados.

«Es decir, para las elecciones primarias opositoras la comisión especialmente seleccionada para tal fin tendría el control político de todo el proceso», puntualizan.

El OEV ha advertido que la organización de un proceso comicial primario se puede convertir, prácticamente, «en el piso fundacional de su posterior credibilidad y legitimidad. En esto influyen factores objetivos, como la trazabilidad de las acciones y gestiones de la comisión que haga de árbitro, pero también factores más derivados del grado de confianza de los electores».

La Comisión Nacional de Primaria, que preside Jesús María Casal, se reunió el jueves 15 de diciembre con los rectores del CNE para solicitar se realicen operativos especiales de inscripción y actualización en el Registro Electoral (RE), se habiliten los centros de votación para la elección opositora y se garantice el resguardo de la identidad de los votantes.

Los mayores montos se destinarán a los ministerios de Educación; Relaciones Interiores, Justicia y Paz; y Economía, Finanzas y Comercio Exterior

Este viernes 2 de diciembre, la Asamblea Nacional del chavismo introdujo para su discusión el Proyecto de Ley de Presupuesto para el Ejercicio Económico Financiero correspondiente a 2023, que contempla un gasto de 170.703 millones de bolívares, equivalentes a 14.602 millones de dólares al cambio oficial.

La presentación del presupuesto nacional que maneja actualmente el chavismo, y que debe ser aún sometido a aprobación del Poder Legislativo, se hizo con dos meses de retraso, bajo un velo de opacidad y sin cumplir con los protocolos correspondientes.

En el documento, obtenido en exclusiva por TalCual, se revela que los mayores montos se dispondran para las carteras de Educación: Bs 31.744.482.066 (18,6 %); Relaciones Interiores, Justicia y Paz: Bs 22.822.185.205 (13,37 %); Economía, Finanzas y Comercio Exterior: Bs 16.991.410.214 (9,95 %); Salud: Bs 12.704.122.469 (7,44 %); Proceso Social de Trabajo: Bs 11.405.699.920 (6,68 %); Defensa: Bs 10.941.524.051 (6,41 %); Educación Universitaria: Bs 9.791.668.657 (5,74 %) y Energía Eléctrica: Bs 8.377.315.495 (4,91 %).

Lee más en TalCual.

Transporte público eficiente en Venezuela: otra deuda de la revolución
TalCual, junto a los diarios El Tiempo de Anzoátegui, Correo del Caroní de Bolívar, La Mañana de Falcón, El Impulso de Lara, La Nación de Táchira y Yaracuy al Día; entrevistaron a transportistas del país para conocer cuál es la realidad del sector y sus expectativas tras el aumento de diésel a $ 0.50 por litro

El transporte público en Venezuela está en crisis.  Escasez y restricciones para el acceso al combustible; el alto costo de los repuestos de los vehículos y la falta de créditos bancarios para poder renovar la flota de unidades son algunos de los obstáculos que han tenido que sortear estos últimos dos lustros los transportistas de Venezuela. 

Esta crisis se extiende al 70% de la población de país que requiere de vehículos para trasladarse.

Pero los transportistas no solo deben lidiar con las fallas de combustible, también con la escasez de efectivo y el retraso en el pago del transporte subsidiado.

De igual forma, con el mantenimiento de las estaciones de servicio asignadas al sector y, recientemente, con una posible eliminación del subsidio y aumento del diésel, anunciada el pasado 29 de mayo.

TalCual, junto a los diarios El Tiempo de Anzoátegui, Correo del Caroní de Bolívar, La Mañana de Falcón, El Impulso de Lara, La Nación de Táchira y Yaracuy al Día; entrevistaron a transportistas del país para conocer cuál es la realidad del sector y sus expectativas tras el aumento de diésel a $ 0.50 por litro.

Transporte público en Venezuela: una de las flotas más antiguas de Latinoamérica

 

Las voces y demandas de directores de líneas y miembros de cooperativas están reunidas en este especial, en el que también se recuerdan algunos de los proyectos y planes de transporte –entre ellos BusCaracas y BTR de Anzoátegui– que prometió el Gobierno.

Pocas de estas propuestas llegaron concluirse y hoy operan de forma intermitente y deficiente. 

El transporte es otra deuda de la revolución. Venezuela es hoy es el país con las flotas «más antiguas de Latinoamérica: hay autobuses que transitan desde los años 70”, señala el presidente de Transportes Unidos de Venezuela, Hugo Ocando.

Mientras que el Gobierno sigue sosteniendo encuentros y creando mecanismos para regular el transporte, usuarios y conductores esperan por definir cuánto les costará el combustible, cómo acceder a él de forma regular y cuál será la tarifa y consideraciones por sus servicios.

 

Créditos: Jesús Bermúdez, Ánderson Jaimes, Arturo Ramírez, Laura Clisánchez, Magaly Hassan, Enrique Suárez, Bleima Márquez, Roison Figuera, Luis Olaizola, María Graterol, Valentina Rodríguez y redacción Yaracuy al Día.

TalCual junto a varios medios del interior se unieron para ofrecer testimonios y detalles de cómo las restricciones e irregularidades en el acceso a la gasolina no han mejorado luego del cambió en el precio y acceso al combustible

Colas, escasez, irregularidades, corrupción, fallas en el sistema Patria y cientos de horas hombre y de productividad perdidas. A dos años de aumento de la gasolina y del esquema de venta de los combustibles en Venezuela ninguna de estos escenarios ha cambiado; por el contrario, han mutado o se han exacerbado.

TalCual junto a El Tiempo de Anzoátegui, Correo del Caroní de Bolívar, La Mañana de Falcón, El Impulso de Lara, La Nación de Táchira y Yaracuy al Día se unieron para ofrecer testimonios y detalles de cómo las restricciones e irregularidades en el acceso a los carburantes no mejoran y cuánto afectan y merma aún más la calidad de vida de los habitantes de un país que se mueve a punta de combustible.

Qué dicen los venezolanos

Las voces de comerciantes, industriales, transportistas y conductores están reunidas en este especial audiovisual. También la precariedad del servicio, las últimas artimañas a las que han recurrido algunos conductores y funcionarios de seguridad del Estado y la proliferación –sin disimulo ni reservas– de la venta de combustible detallado en la frontera, producto de la escasez y de la crisis económica que atraviesa el país.

Completa el especial un breve recorrido por los últimos años de este «capítulo de terror» de la Venezuela del siglo XXI: el país con las mayores reservas de petróleo sin gasolina. En 2020 los venezolanos vivieron dos sucesos inimaginados: una pandemia que paralizó y cambió el mundo y una escasez de combustible en el país inédita y de la que aún no hay cifras públicas de pérdidas y daños. 

 

Estados Unidos insiste en retomar mesa de negociación en México
Según Gerardo Blyde, jefe negociador del gobierno interino de Venezuela, el rendimiento «no fue bueno» debido a que solo lograron dos acuerdos, que no pudieron tampoco instalarse como la defensa del Esequibo y la atención social

El gobierno de Estados Unidos insistió el viernes a los representantes del régimen de Nicolás Maduro y del gobierno interino de Juan Guaidó a que retomen el ciclo de negociaciones en México para hallar una solución a la crisis política.

Brian A. Nichols, subsecretario de Estado para Asuntos del Hemisferio Occidental del Departamento de Estado de EEUU, reiteró que ese diálogo cuenta con el respaldo del gobierno de Joe Biden.

«Nuestro objetivo es alentar al régimen de Maduro y al gobierno interino a regresar a la mesa de negociación en la Ciudad de México, donde Venezuela negoció y lideró la solución a los problemas de ese país», dijo Nichols en declaraciones a los medios.

Nichols también afirmó que ningún funcionario del gobierno de Maduro acudirá a la reunión ministerial sobre migración que se celebrará en Panamá el 19 y 20 de abril, citó un despacho de EFE.

A la reunión ministerial en Panamá han sido invitados representantes de 20 gobiernos de Latinoamérica con el objetivo de crear un marco para gestionar la migración en el continente.

Nichols, dijo que la reunión ministerial en Panamá supone la antesala a la IX Cumbre de las Américas, que se celebrará en Los Ángeles, EE.UU., del 6 al 10 de junio.

El vocero señaló que los «participantes clave» de la Cumbre de las Américas serán aquellos países comprometidos con la democracia y que, para el momento, la Casa Blanca no había enviado las invitaciones.

Sobre la corriente migratoria, el funcionario estadounidense destacó que el éxodo venezolano no ha aminorado el paso pues el país continúa teniendo una crisis política y económica.

«La falta de acceso a las oportunidades, la democracia, los derechos humanos, el estado de derecho dentro de las fronteras de Venezuela ha llevado a muchos venezolanos a votar con los pies y salir de ese país», señaló. 

El pasado 7 de marzo, Nicolás Maduro anunció la reactivación «con mucha fuerza» de un proceso de diálogo con la oposición, paralizado hace cinco meses. De forma pública, el gobernante se ha reunido con un sector minoritario de la oposición e integrantes de la sociedad civil.

Maduro ordenó suspender la negociación con la Plataforma Unitaria en octubre de 2021, como represalia a la extradición a Estados Unidos desde Cabo Verde de Alex Saab, un cercano colaborador y «diplomático» acusado de lavado de dinero y señalado de ser testaferro del mandatario chavista.

Tras varias reuniones en México, que iniciaron en agosto, las partes firmaron un memorándum de entendimiento, pero no avanzaron mucho en su propósito. Según Gerardo Blyde, jefe negociador del gobierno interino de Venezuela, el rendimiento «no fue bueno» debido a que solo lograron dos acuerdos, que no pudieron tampoco instalarse como la defensa del Esequibo y la atención social.