Antonio Ledezma archivos - Página 2 de 60 - Runrun

Antonio Ledezma

Antonio Ledezma: “Nunca contraté los servicios de Odebrecht durante mi gestión”

 

El exalcalde metropolitano, Antonio Ledezma, desmintió en su cuenta de Twitter las declaraciones realizadas por el director superintendente de Odebrecht en VenezuelaEuzenando Azevendo. Aseguró que él “nunca” contrató los servicios de la empresa brasileña durante toda su gestión pública.

“A lo largo de toda mi gestión pública nunca contraté los servicios de Odebrecht para ninguna obra que hubiese decidido mi administración o que haya sido heredada de gestiones anteriores”, escribió en la referida red social.

Afirmó que en ninguna ocasión se reunió en sesiones privadas ni formales con el directivo o gerente de Odebrecht. “Nunca hice contacto ni formulé promesa o compromiso alguno sobre intereses que pudiera tener esa empresa en el país”, prosiguió explicando el también dirigente del partido Alianza Bravo Pueblo (ABP).

Ledezma manifestó que se comunicará con sus abogados para que Euzenando Azevendo “enmiende ese error” y “limpie su nombre”. Por otro lado, la también exalcaldesa del área metropolitana, Helen Fernández, tildó de “una infamia” estas acusaciones.

El pasado domingo, el portal web ArmandoInfo publicó una investigación donde Euzenando Azevedo, exdirector superintendente de Odebrecht en Venezuela, confesó el pago de soborno y financiamiento a campañas de políticos venezolanos incluyendo al ex gobernador del estado Miranda, Henrique Capriles.

Oposición venezolana en el exilio acumula millas viajeras
Según una base de datos elaborada por Runrunes, desde las protestas de 2014, 21 políticos opositores han pasado al exilio
La mitad pertenece a Voluntad Popular y siete son de Primero Justicia.
11 partieron en el segundo semestre de 2017
Hay siete alcaldes, ocho diputados y dos concejales
Con la estampida se neutraliza el poder de convocatoria de la dirigencia opositora, debilitan partidos y obstaculizan liderazgos emergentes

 

Francisco Zambrano | @franzambranor

Infografía: Juan Carlos Hernández | @ideografiko

EL EMPUJÓN POR LA ESPALDA que le dio el coronel Bladimir Lugo a Julio Borges, entonces presidente de la Asamblea Nacional, fue una especie de preludio de lo que iba a pasar meses después. Borges, que había ido a mediar con Lugo luego de la agresión a varios diputados por parte de la Guardia Nacional Bolivariana, caminó fuera del cuarto sin lograr reaccionar: apenas miró a los lados buscando en ningún lugar una explicación y se fue. En el sitio quedó Lugo, uniformado, risueño y rodeado de militares, después de haber explusado -frente a una cámara encendida- al máximo representante del Poder Legislativo venezolano.

De manera similar como salió el diputado de Primero Justicia ese 27 de junio de 2017 de la oficina de la GNB en el Parlamento, así tuvo que abandonar el país meses después: sin decir una palabra. Aunque no ha confirmado que pasará a formar parte del exilio, el expresidente de la AN es candidato a engrosar las filas de la diáspora opositora, especialmente luego que el presidente Nicolás Maduro le amenazara en reiteradas oportunidades con cárcel si osa volver.

Borges lideró el diálogo en República Dominicana en el que la oposición decidió retirarse y también la corriente abstencionista frente a las elecciones presidenciales del 20M, comicios sobre los que aún hay incertidumbre entre la ciudadanía. Durante el comienzo del 2018, el ex presidente de la Asamblea Nacional fue una de las caras más visibles de la oposición hasta que, como otros políticos de la MUD, viajó sin retorno y bajó el perfil.

Según una base de datos elaborada por Runrunes el éxodo de dirigentes va por 21 y creciendo. De esas dos decenas de políticos, casi la mitad (10) pertenece a Voluntad Popular, el partido opositor más vapuleado con su máximo líder Leopoldo López encarcelado; su segundo a bordo, Freddy Guevara, protegido en la embajada chilena en Caracas luego de ser despojado de la inmunidad parlamentaria por el Tribunal Supremo de Justicia y acusado de instigación pública y su coordinador político, Carlos Vecchio, refugiado en Estados Unidos después de haber sido señalado de incendio intencional, daños a la propiedad pública y privada y asociación para delinquir a raíz de las protestas antigubernamentales de 2014.

Además, siete forman parte de Primero Justicia, partido que tiene a Borges como máximo representante y principal blanco de acusaciones por parte del gobierno por supuestamente desestabilizar la democracia. Borges, al igual que su compañero de fracción, Tomás Guanipa, inició una gira a principios de 2018 que se ha convertido en un escape de los grilletes de los cuerpos de seguridad del Estado.

Tanto Alianza al Bravo Pueblo, Patria Para Todos, Copei y Acción Democrática cuentan con uno cada uno (ver infografía). La principal figura de ABP, Antonio Ledezma, se fugó el 17 de noviembre de 2017 luego de 102 días de detención. El alcalde metropolitano remitido a la cárcel de Ramo Verde y posteriormente confinado en su casa tras ser acusado de intento de Golpe de Estado hace cuatro años, salió por la frontera con Colombia burlando las autoridades venezolanas antes de llegar, siete días después, a España donde solicitó asilo político.

Pablo Medina, del PPT, se fue a Estados Unidos en el marco de las manifestaciones de 2017 y ahora es miembro de una Junta Patriótica con disidentes en Miami. Roberto Enríquez, presidente de Copei, cumplió en abril de 2018 un año protegido por la embajada de Chile en Caracas luego de que fuese detenido y liberado por el Dgcim (Dirección General de Contrainteligencia Militar) e Ismael García de AD dejó su curul en la Asamblea Nacional para denunciar al gobierno de Maduro fuera de nuestras fronteras, administración que le cataloga de conspirador.

También la mitad de los integrantes de la base de datos (11) abandonaron el país en el segundo semestre del año pasado, después de la oleada de protestas en contra del gobierno madurista, lapso en que el Tribunal Supremo de Justicia dictó condena de 15 meses de prisión a los alcaldes opositores David Smolansky (El Hatillo), Ramon Muchacho (Chacao), Gustavo Marcano (Lecheria) y Omar Lares (Merida) por desacatar una sentencia que les ordenaba impedir las manifestaciones en sus respectivas jurisdicciones.

Ocho miembros de la base de datos están en Estados Unidos, tres en España, tres en Colombia, uno en Francia, dos en la embajada de Chile en Caracas y el resto en giras internacionales que no terminan.

Hay siete burgomaestres, ocho diputados y dos concejales. El promedio de edad es de 45,2 años, cifra que sería menor de no ser por Antonio Ledezma (63 años), Ismael García (64) y Pablo Medina (70).

Acéfalos

La movilización de políticos fuera de las fronteras venezolanas ha generado una acefalía en el seno de los detractores de la administración chavista, además de debilitar la cúpula de los partidos. También ha logrado que liderazgos emergentes como el de los alcaldes jóvenes sean obstaculizados en función de impedir una virtual candidatura a una gobernación o incluso a la presidencia del país.

La mayoría ya tiene la etiqueta de exiliados y a otros hay que ponerles un asterisco como el caso de Borges y sus homólogos Ismael García y Tomás Guanipa, quienes salieron por Maiquetía a denunciar la crisis democrática en Venezuela con la promesa de regresar.

“El problema es cuál es la capacidad que tiene la gente de percibir que estos líderes siguen trabajando pese a que están fuera del país”, dijo el analista político y director de ORC Consultores, Oswaldo Ramirez.

“Esta oposición que se hace ahora en el extranjero merma la capacidad organizativa dentro de los partidos políticos, ya que perdieron a sus líderes fundamentales, a las personas que de alguna forma tienen más poder de convocatoria y aupaban a participar en protestas, marchas y concentraciones”, agregó.

Una fuente vinculada a la Asamblea Nacional considera que la diáspora política opositora irá in crescendo. “Hay mucha persecución y miedo. Julio (Borges) no vuelve, ése pone un pie en Maiquetía y le ponen los ganchos”.

El propio Borges, a mediados de febrero de este año, dijo que no persigue protección de otro Estado. “No he pedido, ni pediré asilo en ningún país, haré una gira”.

Ramírez indicó que con la eventual reelección de Maduro como presidente de la República se podría potenciar el éxodo forzado de dirigentes y la persecución a la disidencia.

El cuento vuelve a repetirse

El historiador Elías Pino Iturrieta consigue similitudes entre la estampida actual de políticos de oposición con las de otras épocas como las del gomecismo (1908-1935) y el perejimenizmo (1952-1958).

“En términos cuantitativos, el éxodo de la era perejimenizta fue mayor. Hubo una salida de toda la cúpula de Acción Democrática encabezados por Rómulo Betancourt, Raúl Leoni y Carlos Andrés Pérez. Copei partió más tarde y luego fueron los líderes de izquierda”, dijo.

“El fenómeno de la Venezuela peregrina opositora está vinculado al siglo XX. En principio comenzó en 1913 con Juan Vicente Gómez y posteriormente se repitió con Pérez Jiménez en la década de los 50”, puntualiza Pino Iturrieta y añade que en la dictadura de “El Benemérito”, los disidentes se exiliaban en las islas del Caribe. “La mayoría se fue a las antillas vecinas y diez años más tarde cogieron destinos como México y Colombia”.

Posteriormente, con la tiranía de Marcos Pérez Jiménez, las naciones que recibieron a disidentes venezolanos aumentaron. “Lo más común en esa época era refugiarse en sitios donde habían democracias consolidadas como Costa Rica, Panamá, México y Estados Unidos”.

Advirtió que en el ADN de todo político exiliado está el regresar a su patria cuando las condiciones sean favorables. “Cuando Pérez Jiménez, los políticos que no murieron en el exilio en su mayoría regresaron para formar parte de la llegada de la democracia”.

“Los líderes, los que forman parte de un partido, tienen un regreso asegurado, porque sienten el compromiso de retornar a construir lo que ha sido derrumbado”, puntualizó.

 

Red de Observación Electoral: Ausencia de condiciones democráticas en comicios del #20M amenaza con incrementar clima de conflictividad

 

La Red de Observación Electoral advirtió, por medio de un comunicado, que las condiciones de desigualdad y desconocimiento de normas esenciales en que se celebrarán las elecciones presidenciales y de legisladores  estadales del próximo 20 de mayo, colocan al país ante el riesgo de culminar con unos resultados que no contarán con el reconocimiento de amplios sectores de la población, lo que redundará con seguridad en el incremento de la división, la discordia y la confrontación que ya existe entre los venezolanos.

Entre las medidas que afectan las necesarias condiciones de equidad, igualdad y  transparencia en estos comicios, el documento destaca el hecho de que las autoridades electorales y de otras áreas han procedido a inhabilitar, utilizando diversos subterfugios con revestimiento legal, a numerosas organizaciones políticas, entre las cuales se cuentan dos importantes partidos como Primero Justicia y Voluntad Popular, así como también a destacados líderes del país que han sido inhabilitados, están presos o se han visto obligados a exilarse, como son Henrique Capriles, Leopoldo López, Antonio Ledezma y otros. De manera similar, a la alianza MUD ─habiendo sido la alianza electoral más votada en la historia del país─ le fue anulada su tarjeta electoral.

Por otra parte, la ROE afirma que la convocatoria de la elección presidencial y de los miembros de Consejos legislativos estadales, fijada finalmente por el Consejo Nacional Electoral (CNE) para el próximo 20 de mayo, obedece a un mandato de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), violatorio de la autonomía y exclusividad que la constitución le otorga al CNE para la convocatoria a elecciones. Por otra parte, esta convocatoria constituye una arbitraria ruptura con la tradición del país, de celebrar elecciones  presidenciales en el mes de diciembre del año en que finaliza el período.

Se cuestiona también que la convocatoria a esta elección se hizo sin la obligatoria publicación del correspondiente cronograma electoral con los lapsos y actividades previstas, como lo ordena la Ley Orgánica de los Procesos Electorales (LOPRE), y lo que es más grave, el lapso total dispuesto para su ejecución fue sustancialmente reducido, pasando de los aproximadamente seis meses que acostumbraba asignar el CNE a la organización de una elección, a la mitad de ese tiempo. Esto da lugar a que se incumplan requerimientos indispensables para garantizar la realización de una elección democrática, tales como los lapsos para la escogencia y presentación de candidaturas; los plazos para la actualización del Registro Electoral; la duración de la campaña electoral; los lapsos relacionados con los procesos de sustitución y modificación de postulaciones y con la interposición de recursos en su contra, entre otros.

Por otra parte, agrega el documento, durante el período transcurrido de la campaña electoral ha sido manifiesto  el uso recurrente de recursos del estado para la promoción de la candidatura del presidente-candidato Nicolás Maduro. En términos generales, en actos de campaña, el presidente-candidato participa en jornadas de entrega de viviendas, ofrece bonos y becas, y amenaza con suspender programas sociales si no recibe votos, lo que da a la elección un profundo sesgo amenazante y ventajista a su favor y constituye un ilícito electoral.  

Finalmente, la Red de Observación Electoral advierte que las autoridades electorales, judiciales y de otros poderes del país están en la obligación de librar a la nación de un indeseable escenario de conflictividad, división, discordia y confrontación, que podría verse agravado con unos resultados electorales que no contarán con el reconocimiento de amplios sectores de la población. Por ello, “les hacemos un llamado a intervenir a tiempo con equidad y sentido democrático para evitarlo”.

 

Antonio Ledezma pide intervención humanitaria por el

Los venezolanos están “secuestrados” por un “régimen opresor” y sufren una “catástrofe” económica y social que demanda una “intervención humanitaria” internacional, declaró en una entrevista con Efe el exalcalde de Caracas Antonio Ledezma.

“Invoco, en nombre del martirizado pueblo de Venezuela, el principio de la intervención humanitaria” previsto en convenciones y resoluciones internacionales, dijo el exalcalde en Brasilia, donde se ha reunido con autoridades del Gobierno de Michel Temer y pedido apoyo para los “demócratas venezolanos”.

Según Ledezma, “el mundo sabe que en Venezuela hay 26 millones de personas secuestradas”, con sus derechos políticos suprimidos, en la prisión por sus “ideas” y sumidos en la miseria y el hambre, todo lo cual ha generado un éxodo masivo cuyos efectos se sienten ya en los países que han recibido una inesperada y creciente ola migratoria.

“Cuando una sociedad o una familia es víctima de un secuestro, actúan los organismos de seguridad”, afirmó Ledezma, exiliado en España desde noviembre pasado, cuando se fugó -o se “autoliberó”, como él dice- de la casa que tenía por cárcel y huyó de su país.

En ese marco, afirmó que “cuando un régimen no está en capacidad de garantizar la vida, la salud, la alimentación de su pueblo, prima el derecho humano de ese pueblo y no interesa el gobernante”.

Apuntó además que “cuando un régimen no es capaz de garantizar” que no haya una represión “masiva y sistemática”, como sostuvo que ocurre en Venezuela, “el principio de autodeterminación de los pueblos” debe dar paso “al principio de intervención o injerencia humanitaria”.

Según Ledezma, “eso es lo que tiene que revisar la comunidad internacional”, pues de otro modo será “espectadora de un exterminio y no valdrán entonces los mensajes diplomáticos de consolación ni servirán las resoluciones compasivas, mientras el pueblo venezolano sigue muriéndose, sigue siendo masacrado, como ocurre hoy”.

La gira que ha emprendido Ledezma le ha llevado a Perú, Costa Rica, Panamá, Florida (Estados Unidos), Argentina y, después de la escala en Brasil, concluirá la semana próxima en Chile.

En todos los casos se ha reunido con mandatarios, parlamentarios y dirigentes políticos para pedir “solidaridad” con los ciudadanos venezolanos y “no con la oposición”, pues Venezuela “no precisa un abrazo de pésame después de que haya muerto la patria”, sino “una mano tendida que la ayude a salir de esta tragedia”.

En ese sentido, defendió la aplicación de sanciones individuales como las que han anunciado Estados Unidos o la Unión Europea (UE) a algunos altos cargos del Gobierno venezolano y también pidió que no se reconozcan las elecciones convocadas para el próximo 20 de mayo.

“Su pueden llamar truco, fraude, trampa, pero no elecciones”, pues todo el proceso “es controlado por un aparato político” que está “al servicio de la continuidad” del presidente Nicolás Maduro, declaró.

Según Ledezma, la oposición mostró su talante democrático cuando protestó en forma cívica y fue reprimida, cuando intentó activar el referendo revocatorio previsto en la Constitución o acudió a mesas de diálogo que “a la postre terminaron siendo una engañifa, una parodia que le ha costado mucho al pueblo”.

El exalcalde dijo que “lamentablemente, todo eso fue truncado por el régimen, que le pasó doble llave a esos caminos”, lo que lleva a una situación en que “no se puede hablar de diálogo o negociaciones, salvo que sea para definir los términos de la salida del dictador”.

En su opinión, sólo la salida de Maduro del poder permitirá una “reconciliación de los venezolanos” y recuperar la “tolerancia” y el “respeto por las diferencias”, de modo que “no importe el credo, el color de la piel o el sesgo ideológico” de cada ciudadano.

También sostuvo que un cambio político en su país abrirá paso al “inicio de la reconstrucción” del aparato productivo y del tejido social, y a “corregir el daño moral que le ha hecho este régimen a Venezuela”, que “debe volver a tener valores y a hacer política con ética”.

 

Antonio Ledezma -en su periplo por el Mundo- viaja a Brasil el 27 de abril de 2018.  No es la primera vez que el dirigente opositor venezolano y destacado vocero internacional de Soy Venezuela, ha privilegiado las relaciones con nuestro hermano Brasil, cumpliendo con su testimonio presencial aquella máxima que pronunció hace varias décadas el diplomático norteamericano Henry Kissinger cuando afirmó  que “ donde se incline Brasil, se inclinará el resto de America Latina”.

Uno de los temas que Ledezma ha defendido en sus múltiples viajes con tenacidad, es la defensa del proceso de integración bilateral, regional y hemisférico, consagrado tanto en la Constitución del 61 como en la vigente. Se trata de consolidar la visión de Simon Bolívar cuando afirmó  “Para nosotros la Patria es America”

Pero ciertamente, no se refería a la America de Lula, Dilma, Kirschner, Lugo, Evo, Ortega, Rafael Correa, Ollanta Humala, y mucho menos, a la continuación de la dictadura de Nicolas Maduro y del colapso del fracasado “Socialismo del Siglo XXI”, quienes dirigidos por Fidel Castro quisieron imponer en el poder a “democracias totalitarias” financiadas en buena parte por la generosa PDVSA a través del ALBA, que hoy está en el ocaso, mientras se consolida el abanico de democracias tal como lo demuestra el Grupo de Lima.

En sus viajes anteriores a Brasil como Alcalde Metropolitano y figura política reconocida, defendió  la tesis de que el Estado Venezolano debía formar parte de MERCOSUR (al igual que debería formar parte de la OEA, de UNASUR, de la Carta Democrática Interamericana, y en fin, de los procesos de integración). Pero en su lúcido y firme mensaje dejó claro que una cosa es el Estado Venezolano, y otra cosa muy distinta es la presencia desestabilizadora del Gobierno Bolivariano actual como miembro de MERCOSUR , y que si bien el Estado debería ser parte integrante de MERCOSUR, el Gobierno Bolivariano debería ser excluido exigiendo la aplicación de la cláusula democrática consagrada en el Protocolo de Ushuaia. En las Actas de la Comision de Política Exterior del Senado y en las entrevistas que publicaron en ese momento O Estado, la Folha y otros medios, se recoge la firme y valiente presentación que hizo de la dictadura en Venezuela.

Lamentablemente en ese entonces surgieron muchas críticas (inclusive de sectores opositores venezolanos) que interpretaron mal sus planteamientos. Pero esa intervención, fue la que permitió, que una vez democratizado Brasil con Temer, Argentina con Macri, Paraguay con Cartes, y el mismo Uruguay, pudieran aplicar la propuesta de Ledezma, y llevar a cabo la expulsión del régimen de Maduro de un organismo subregional regido por el principio rector de la Democracia.

Hoy Ledezma puede volver al Brasil con la frente muy alta para repetir su mensaje y defender la tesis de que cuando retornemos a tener un Estado de Derecho, regido por los principios rectores de la democracia, la Libertad y la plena vigencia de los derechos humanos, politicos, económicos, sociales y civiles, Venezuela regrese con brío a formar parte de  la integración subregional del Sur, en sintonía  con los otros procesos de integración de America Latina, lo que nos ayudará a reconstruir un país destruido por la ineficacia, la corrupción y la tentación totalitaria.

 

@milosalcalay

Antonio Ledezma dice que países pasan “del dicho al hecho” contra Maduro

El exalcalde metropolitano de Caracas Antonio Ledezma afirmó hoy en Panamá que los países y Gobiernos de la región están pasando del “dicho al hecho” con sus acciones y “apoyo real” para ayudar a erradicar la “narco-tiranía” de Nicolás Maduro.

Ledezma, tras reunirse con el Alcalde de Ciudad de Panamá, José Isabel Blandón, indicó que Panamá y Perú se encuentran entre los países que han pasado la página de la “diplomacia retórica” para “dar un paso y avanzar hacia la democracia eficaz”.

Destacó “las medidas y sanciones” adoptadas por el Gobierno de Panamá recientemente, y la decisión tomada por el de Perú de retirar la invitación a Maduro para la Cumbre de las Américas celebrada la semana pasado en Lima.

El viernes pasado, Panamá anunció la suspensión a partir del próximo 25 de abril y por 90 días prorrogables de las operaciones en el país de las aerolíneas venezolanas, en el marco de la crisis diplomática bilateral que incluye ya el retiro de los respectivos embajadores.

El opositor venezolano también aplaudió esta acción del Gobierno de Perú ya que, dijo, “en una Cumbre en la que se iba a hablar de democracia y gobernabilidad, Maduro representa todo lo contrario a lo que es democracia y una antítesis de libertad y gobernabilidad”.

En cuanto a las medidas adoptadas por Panamá, Ledezma indicó que “estamos muy satisfechos con estas acciones”, las cuales, reconoció, “crearán contratiempos que son los sacrificios que tienen que adquirir los pueblos cuando se trata de defender causas superiores”.

También es una acción eficaz, de acuerdo con Ledezma, la posición de Canadá, la de EE.UU., Suiza y los países de la Unión Europea “que han tomado medidas y sanciones personalizadas”.

Aclaró, sin embargo, que estas “no son sanciones contra el pueblo, sino que son un castigo contra una camarilla corrupta que está coludida con el narcotráfico y el terrorismo y la perpetración de crímenes de lesa humanidad, acusaciones que se ventilan en la Corte Penal Internacional”.

“De allí que estamos pasando del dicho al hecho (…) porque lamentablemente nosotros estamos secuestrados por una narcotiranía. No es una simple dictadura, es una narcodictadura”, remarcó.

Destacó que por ello parte de la agenda internacional es buscar más apoyo y más sanciones contra la “dictadura” de Maduro, como se le ha solicitado al vicepresidente de EE.UU., Mike Pence; a Emmanuel Macron en Francia y al presidente Mariano Rajoy en España.

En ese mismo contexto, el exalcalde Metropolitano de Caracas se refirió a su reunión en Lima con Pence y el anuncio que hizo éste del aporte de 16 millones de dólares de ayuda humanitaria que hará EE.UU. para los refugiados venezolanos que salieron de su país y están en Colombia y Brasil.

Ledezma señaló que como el mismo Pence ha dicho que este es un gesto que va a paliar las necesidades de la gente que está en estos refugios, pero insistió en que “la solución es salir de la tiranía” de Maduro.

El opositor venezolano se encuentra en Panamá, donde estará hasta el 19 de abril, como parte de una gira internacional para buscar apoyo para la situación que atraviesan miles de venezolanos que han salido de su país huyendo de la crisis.

En su estancia en Panamá, luego de su reunión hoy con el Alcalde Blandón, sostendrá encuentros con otras autoridades y funcionarios de la Cancillería panameña para hablar también del tema migratorio de los venezolanos y de un plan en esta materia que presentó en la Cumbre de las Américas en Lima.

Luego de Panamá, Ledezma detalló que seguirá a Miami, Argentina, Brasil y Chile.

Ledezma, en arresto domiciliario desde 2015 acusado de conspiración y asociación criminal, huyó el pasado 17 de noviembre de Venezuela a través de la frontera con Colombia.

EEUU anuncia ayuda humanitaria adicional para venezolanos en la región

 

Estados Unidos anunció un paquete de ayuda humanitaria adicional por 16 millones de dólares para los refugiados venezolanos en las Américas.

El vicepresidente Mike Pence, hizo el anuncio el viernes durante una reunión con David Smolansky, ex alcalde del municipio El Hatillo; Carlos Vecchio, lider del partido Voluntad Popular; Julio Borges, ex presidente de la Asamblea Nacional; y Antonio Ledezma, ex alcalde de Caracas, todos líderes venezolanos en el exilio.

La reunión tuvo lugar en la residencia del embajador de EE.UU. en Perú, Krishna Urs, con el objetivo de hablar sobre el compromiso de la administración Trump para restaurar la democracia en Venezuela.

Carlos Vecchio pidió a Pence y a la comunidad internacional no reconozcan los resultados de las elecciones en Venezuela porque la oposición no está participando.

“Nuestros partidos políticos han sido proscritos. Los principales candidatos de la oposición están en el exilio o en la cárcel, o han sido descalificados políticamente y no tenemos observadores internacionales calificados. De modo que pedimos que la comunidad internacional no reconozca estas elecciones”, afirmó el dirigente de Voluntad Popular.Señaló que por esa razón, la oposición no está participando en las próximas elecciones del 20 de mayo. “Para nosotros sería muy importante destacar ese punto durante esta Cumbre de las Américas, transmitir a la comunidad internacional que no debería haber unas elecciones que no sean reconocidas internacionalmente”, señaló.

El vicepresidente Pence expresó su preocupación por Leopoldo López, el líder co-fundador de Voluntad Popular, que se encuentra bajo arresto domiciliario desde julio de 2017. ¿Cómo está, cómo se encuentra?, preguntó.

El ex alcalde de Caracas, Antonio Ledezma dio al vicepresidente estadounidense que Venezuela no es una democracia fallida sino una narcodemocracia y por eso se necesitan más sanciones de EE.UU. y de la comunidad internacional

Pence se comprometió a imponer más sanciones al régimen de Nicolás Maduro y sus asociados e hizo un llamado a la comunidad internacional para adopten medidas similares.

 

Rajoy se reunió con Veccio, Ledezma y Borges e insistió en elecciones libres

 

Este jueves el ex alcalde metropolitano, Antonio Ledezma, el diputado ante la Asamblea Nacional, Julio Borges y el coordinador político de Voluntad Popular, Carlos Veccio se reunieron con el Presidente del Gobierno español, Mariano Rajo, quien pidió que en Venezuela existan condiciones necesarias para unos comicios libres y transparentes.

El trío de opositores fueron recibido en el Palacio de la Moncloa por el titular del Gobierno ibérico, quien a través de su cuenta en la red social Twitter publicó un mensaje junto a unas fotografías.

Ayer los opositores también se reunieron con el presidente de Francia, Emanuele Macron a quien le plantearon algunos aspectos de la crisis que viven actualmente los venezolanos.