Pedro Pablo Peñaloza, autor en Runrun

Pedro Pablo Peñaloza

Acusan a Héctor Rodríguez de destruir el Pronto Socorro de Barlovento
Denuncian que no tienen ni oxígeno para atender las emergencias, mientras la estructura del ambulatorio se cae a pedazos

Vecinos de Barlovento culpan al gobernador del estado Miranda, Héctor Rodríguez, por la ruina del puesto de Pronto Socorro de San José de Barlovento, y afirman que la destrucción del ambulatorio impidió atender una emergencia que concluyó con la muerte de un paciente.

El 8 de junio pasado en el perfil “Pronto Socorro San José” en Facebook (https://www.facebook.com/prontosocorro.sanjose), reseñaron la muerte David Peña junto con la siguiente denuncia: “de repente hoy era el día de partir de David, pero lo triste es que en el Pronto Socorro ni oxígeno hay, no hubo nada que colocarle a David. Y no es que fue mala suerte, que en ese momento no había, no, es que desde que llegó Héctor Rodríguez a Miranda no ha habido nada. Esto ha sido una maldición que nos cayó, el personal hizo lo que pudo y se trató de llevar al hospital de Río Chico, pero ya no había nada que hacer”.

Consultado sobre los detalles del caso, el administrador del perfil agregó: “el señor Peña, hombre muy querido en San José de Barlovento, padecía de una enfermedad cardíaca. Fue llevado al Pronto Socorro San José con deficiencia respiratoria y dolor torácico, evidentemente estaba haciendo un infarto al miocardio. Desde hace tres años y medio, en nuestro centro no contamos con monitores ni electrocardiógrafos para el diagnóstico. Tampoco contamos con insumos médico-quirúrgicos ni medicamentos, y ni siquiera con oxígeno.

Se refirió a David al hospital de Río Chico. Por ese motivo, se tuvo que parar un camión de transporte de ganado que iba pasando en ese momento, ya que los bomberos que se encuentran al lado de nuestro centro de salud no tienen unidades operativas desde hace un año o más. Al llegar al hospital de Río Chico, se encontraron con el mismo panorama. No había nada y el único médico que estaba era un MIC (médico integral comunitario) que no sabía qué hacer. David estaba acompañado por un camillero de nuestro centro y una enfermera, que le dieron los primeros auxilios, pero no se le pudo salvar la vida ya que su estado ameritaba atención de soporte avanzado”.

El doctor Gustavo Villasmil, exsecretario de Salud de Miranda bajo la administración de Henrique Capriles Radonski, señala que “el concepto de Pronto Socorro, tal y como lo concebimos y pusimos en marcha en 2010 en Barlovento y Miranda, fue desmontado tan pronto Héctor Rodríguez tomó posesión del gobierno regional. Las fotos que recibí en su día de lo que queda del de Higuerote eran terribles”.

Se contactó al jefe de prensa de la gobernación de Miranda para obtener su posición ante las críticas por la situación que atraviesa el ambulatorio. Sin ofrecer mayores detalles o explicaciones, el funcionario se limitó a responder: “lamento no poder ayudarte en eso”.
El perfil de “Pronto Socorro San José” difunde una serie de imágenes que muestran el deterioro de su estructura y también agradece el apoyo recibido por parte de la diputada Kelly Perfecto, antigua militante del chavismo que reconoce a Luis Parra como presidente del Parlamento y que recientemente se sumó a las filas del “Primero Justicia” de su colega José Brito.

“Queremos agradecer a la diputada Kelly Perfecto por el donativo hecho al centro de salud de varios insumos de limpieza, igual a la empresa privada y ONGs que han aportando un granito de arena por la salud de los barloventeños (…) pero no es todo, ya que un centro de salud requiere de un suministro constante y ya eso es responsabilidad de la Gobernación de Miranda, que ha llevado la salud del mirandino al piso, dejando deteriorar una red de salud que dejó el exgobernador Capriles en excelente estado de funcionamiento”, manifestaron el 23 de junio.

Rafael Ramírez sobre la escasez de gasolina: “¡Es culpa tuya, Maduro!”
El zar petrolero de Hugo Chávez lamenta que en 2014 se desestimara su idea de vender Citgo. “Recibimos ofertas por 15 mil millones de dólares y ahora Cristalex la va a rematar por 1400 millones”

@pppenaloza

 

Rafael Ramírez no se anda por las ramas. “El problema de Petróleos de Venezuela (Pdvsa) está en Miraflores. Cometimos un gran error al llevar a Nicolás Maduro a la Presidencia de la República”, admite el hombre a quien el difunto comandante Hugo Chávez confió casi durante toda su gestión el Ministerio del Petróleo y la jefatura de Pdvsa.

Sobre la escasez de gasolina y la parálisis del sistema de refinación nacional, advierte: “no es un problema de ajustar un tornillo”. El antiguo zar petrolero señala entre las causas de la debacle la falta de mantenimiento y la desviación de recursos, al tiempo que no se anota entre quienes celebran como un triunfo la llegada de los tanqueros iraníes.

“Van a traer unos barcos que servirán para aliviar la situación de sus vehículos y privatizarán el sector. Impondrán un precio internacional, como si la gente ganara 1.200 euros al mes. Esto es absolutamente injusto, destruyeron la industria, es un retroceso tremendo, retrocedimos al año 1943”, denuncia Ramírez, quien asegura que en 2014 presentó las propuestas para evitar el colapso de la economía venezolana y la pérdida de Citgo, pero Maduro las desoyó. Y de aquellos polvos, estos lodos.

 

-¿Por qué Venezuela ahora depende de Irán para tener gasolina?

-Vengo advirtiendo desde 2014, en ese tiempo como vicepresidente de Economía: cuidado con la economía, cuidado con mantener medidas que ya no sirven como el control cambiario, cuidado con el petróleo que viene cayendo. ¿Por qué no hicieron caso? Cuando dices que el petróleo va mal, la gente no lo siente directamente porque el petróleo es un negocio internacional. ¿Cuándo lo comienzas a sentir? Cuando no tienes ingresos.

Maduro dice que es la guerra económica y con eso se ha bandeado, pero ya no hay manera de ocultar la verdad cuando no tienes gasolina ni tienes gas. La gasolina y el gas es el último coletazo de lo que está pasando en Pdvsa. En mi periodo al frente de Pdvsa nunca faltó la gasolina. Nosotros tuvimos gasolina todo el tiempo y eso que la demanda interna era de 660 mil barriles, no esta demanda de ahora que no llega a 80 mil barriles. Satisfacíamos la demanda interna y exportábamos, producíamos 1 millón 72 mil barriles de combustible. 

La falta de gasolina es la evidencia más palpable para la gente de que este señor (Maduro) acabó con Pdvsa. Ahora, a Pdvsa no hay que venderla, el petróleo está allí, lo que hay que tener es un poquito de sentido común, patriotismo y amor por este país, pero el petróleo está allí. En este momento la refinería de El Palito está en cero, la de Puerto La Cruz está en cero y el Complejo Refinador Paraguaná apenas está produciendo 26 mil barriles de gasolina, una planta que en 2014 producía 970 mil barriles. Maduro no puede ocultar su fracaso. Igual pasa con el gas, el criogénico de Jose no está funcionando. ¿Van a seguir echándole la culpa a Ramírez? ¡Es culpa tuya, Maduro, es culpa de Maduro, es culpa de sus equipos incapaces! Hay dos señores que casi nunca se mencionan, Carlos Erick Malpica Flores (sobrino de Cilia Flores) y Simón Zerpa, quienes entraron a la Vicepresidencia de Finanzas de Pdvsa en diciembre de 2014. A partir de entonces no rinden cuentas a nadie y Maduro maneja directamente los recursos, a Pdvsa no llegan los recursos.

-¿Exactamente en cuánto dejó la producción de gasolina al salir de Pdvsa?

-Salí de Pdvsa en agosto de 2014. Ese año la producción fue de 1 millón 72 mil barriles día de combustible. Pero mi último año de gestión fue 2013 y en ese año mi producción de combustible -cifra auditada por KPMG- estuvo en 1 millón 127 mil barriles día de combustible. Allí hay gasolina, fuel oil, diesel, todo. La demanda interna en ese año era de 633 mil barriles, así que nosotros logramos satisfacer la demanda interna pero además exportábamos 460 mil barriles. En el periodo del 2015 al 2020 la cantidad de combustibles producidos cayó de 1 millón 72 mil barriles día a 135 mil barriles día.

-A la par de la escasez de combustible y la llegada de los tanqueros iraníes, surge la noticia del juicio que pone en peligro la propiedad de Citgo. ¿Esta situación extrema no pudo haberse evitado?

-Siempre fui partidario con el presidente Chávez de salir del circuito refinador de Citgo. No solamente porque estoy en contra de lo que allí se hizo, que fue sacar del control del Estado activos de la República, de Pdvsa, sino porque además cuando se hace la apertura petrolera Citgo se convierte en un rehén. Si sufren algún percance la Exxon Mobil, ConocoPhillips o Cristalex, siempre estará sujeto nuestro complejo refinador a acciones judiciales en el exterior. Es decir, tú lo sacas de tu jurisdicción legal. 

Pero, además, desde el punto de vista comercial esa es una mala estrategia. Decían que Citgo se adquiere para colocar nuestro crudo que es pesado, pero igual es México, Canadá y Arabia Saudita y ninguno de esos países adquiere 12 refinerías para colocar su crudo. Eso es como si compraras los supermercados para vender tus productos. La estrategia básicamente era sacar del control del Estado esos activos. En base a esa estrategia se dieron descuentos masivos hasta 1999, que en el informe del comisario están reportados por el orden de 40%. Perdíamos por todos lados, se subsidiaba el suministro de combustible en Estados Unidos y se sacaron del país más de 17 mil millones de dólares en el periodo de mayor crisis a partir de los años 80, específicamente en el 86 cuando comenzó la política de internacionalización. 

Siempre tuvimos la oposición de la Cancillería y de sectores de Pdvsa, sobre todo de la Vicepresidencia de Refinación donde estaba Asdrúbal Chávez -hoy presidente de Pdvsa- porque querían tener Citgo, los gerentes quería tener su green card, querían vivir allá, el sueño americano… Tras la muerte de Chávez, como vicepresidente económico y presidente de Pdvsa le digo en 2014 a Maduro: hay que salir de Citgo, ahora sí. Con Chávez los americanos no iban a confiscar nada de Venezuela porque Chávez era Chávez, tenía su poder, su autoridad, su presencia en América Latina, y otra cosa es Maduro. Claro, yo no sabía que venía Donald Trump, que es muy agresivo, pero Maduro no es para nada lo mismo que Chávez. 

Igualmente, tras mi última reunión de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), le expliqué a Maduro que venía una situación compleja para Venezuela y todos los países petroleros, porque ya yo me había dado cuenta de que había un conflicto entre Rusia y Arabia Saudita, y por eso debíamos vender Citgo y hacer un fondo para contingencias. Maduro no me respondió nada y seguí con mi proceso.

Le dije a Maduro que iba a trabajar un proceso de recepción de ofertas, de competencia. Maduro me dijo, entonces, que usara a la compañía francesa Lazard. Como en el gobierno de Maduro había una vertiente pro-francesa y el Presidente te dice que uses esa compañía en la labor de consultoría, pues la usamos. Una compañía muy famosa y respetada, por cierto. Entonces, comenzamos a hacer un proceso de selección de socios y recepción de ofertas con dos condiciones: 1) que no fuera una empresa productora de petróleo que compitiera con nosotros y 2) la venta tenía que estar atada a un contrato de suministro de largo plazo, 20 años, para obligar a que esa compañía comprara nuestra petróleo. A todas estas, aunque Citgo se compró con la estrategia de adquirir petróleo venezolana, la verdad es que nunca lo adquirió, nosotros nos convertimos en grandes compradores de crudo canadiense.

Cuando hacemos el proceso con Lazard en 2014 recibimos ofertas por 15 mil millones de dólares. Todas las empresas refinadoras norteamericanas estaban interesadas. Sin embargo, eso fue desestimado, Maduro dijo que no, y Asdrúbal Chávez y la Cancillería se opusieron. Ya en ese momento Asdrúbal Chávez estaba complotado con Maduro para sacarnos de Pdvsa. Al final se canceló la operación. Venezuela con Maduro comenzó a tener menos credibilidad, porque no cumple lo que ofrece, y ahora Cristalex va a rematar Citgo por 1400 millones de dólares, una pérdida patrimonial muy importante para el país.

Jaua: Maduro debe concretar acuerdo electoral para facilitar pacto nacional por el coronavirus
El antiguo Vicepresidente de la República sostiene que “se requiere un acuerdo que nos incluya a todos los actores políticos, para superar las consecuencias de la pandemia”

@pppenaloza

 

Del núcleo duro que acompañó al difunto presidente Hugo Chávez y que aún se mantiene en la dirección nacional del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), el sociólogo Elías José Jaua Milano quizás es el único que en la actualidad no ejerce funciones de gobierno en la primera línea de la revolución chavista.

Sin embargo, aunque está fuera, sigue adentro. Y leal a Nicolás Maduro. Desde esa posición, publicó el 29 de marzo un artículo donde propuso una “taima” en el conflicto político venezolano para enfrentar la pandemia del coronavirus, incluyendo en su planteamiento una agenda de trabajo entre el Ejecutivo y “todas las partes de la caotizada Asamblea Nacional”.

A través de un cuestionario enviado por correo electrónico, Jaua Milano expone su opinión sobre la iniciativa de sectores de la sociedad civil que coinciden en solicitar una “tregua” a las partes, y responde si esa “taima” que defiende puede obligar a posponer las elecciones parlamentarias originalmente previstas para este año. 

  • ¿Qué opina de la propuesta impulsada por sectores de la sociedad civil a favor de un “acuerdo nacional” para enfrentar la pandemia del coronavirus?

  • Es importante toda iniciativa de venezolanos y venezolanas en función del debate de ideas que conlleve a un acuerdo que le permita a la familia venezolana recuperar paulatinamente la tranquilidad, el pleno disfrute de sus derechos económicos y sociales y el regreso de los y las compatriotas que migraron, hoy con más urgencia dado el impacto que la pandemia tiene y tendrá en todos los países. 

Ahora bien, ese necesario acuerdo no puede ser el resultado de la intimidación o el chantaje del gobierno de los Estados Unidos de América y sus expresiones extremistas en Venezuela. Un acuerdo democrático y duradero debe ser el resultado de la voluntad de lograr un consenso entre todos o al menos la mayoría de los actores políticos sobre los temas en agenda, en el marco de la Constitución de la República Bolivariana y en ejercicio de nuestro derecho a la autodeterminación nacional.

  • ¿Qué debería hacer la oposición para facilitar ese acuerdo?

  • Desistir de las vías violentas e inconstitucionales para derrocar al gobierno, renunciar al uso de las sanciones económicas y de la amenaza militar de potencias extranjeras, y recuperar su capacidad de tomar decisiones sin injerencia externa. 

  • ¿Y qué debería hacer el gobierno de Maduro para facilitar ese acuerdo?

  • Facilitar y concretar los acuerdos que en materia de procesos electorales se han venido discutiendo con sectores de la oposición, incluso, diría yo, de manera unilateral.

  • Los voceros del gobierno señalan que tienen la situación bajo control y que el país cuenta con toda la infraestructura y los insumos necesarios para enfrentar la pandemia. ¿Esto es así? ¿Cree que podrían hacer frente y superar esta situación sin necesidad de un acuerdo político con la oposición liderada por Juan Guaidó?

  • El gobierno constitucional del presidente Maduro ha demostrado tener la capacidad de controlar las consecuencias sanitarias de la pandemia, mediante una actuación oportuna, responsable y apegada a los protocolos dictados por la Organización Mundial de la Salud. Igualmente, ha contado con una importante cooperación internacional de gobiernos amigos y organismos multilaterales.  

Respecto a la oposición, en verdad yo no sé si se puede hablar de una oposición liderada por Guaido, yo más bien la catalogo como la oposición subordinada a las directrices de la Casa Blanca. Pero sin duda, se requiere un acuerdo que nos incluya a todos los actores políticos, para superar las consecuencias de la pandemia sobre una economía de por sí ya afectada por el conflicto político, que también ha vulnerado los derechos sociales     

  • A un cuadro marcado por la crisis social y económica, la caída de los precios del petróleo y las sanciones, ahora se incorpora la pandemia del coronavirus. ¿Cree que todos estos factores sumados pueden desestabilizar al gobierno?

  • Hasta ahora no ha sido así.

  • Henrique Capriles Radonski, miembro del llamado G4 (Primero Justicia, Acción Democrática, Un Nuevo Tiempo y Voluntad Popular), propuso que Ejecutivo y Legislativo llegaran a un acuerdo por el tema del coronavirus. ¿Nadie en la dirección del PSUV coincide con esta idea? ¿No haría falta que alguna voz del PSUV exprese públicamente su apoyo a una iniciativa similar para allanar el camino a un pacto?

  • El presidente del PSUV, Nicolás Maduro, respondiendo a la propuesta de Capriles,  expresó públicamente su disposición a llegar a un acuerdo nacional humanitario. Yo comparto lo dicho por el Presidente.

  • Maduro respondió a Capriles Radonski planteando una especie de gran mesa de diálogo en la Nunciatura, fórmula que ya fracasó en el pasado, y terminó convocando un Consejo de Estado con el diputado Luis Parra. Si el éxito de un eventual acuerdo en buena medida depende del apoyo de la comunidad internacional, ¿por qué no tender puentes con las autoridades legítimas del Parlamento -encabezadas por Guaidó- para construir un plan que tenga el financiamiento y respaldo de las potencias y organismos mundiales?

  • Entiendo que el gobierno va a dialogar con quien quiera hacerlo y tenga la voluntad de llegar a un acuerdo nacional.

  • ¿El gobierno de Maduro y el PSUV aceptarían un apoyo económico administrado por organismos internacionales como la ONU, y bajo la supervisión y contraloría de la sociedad civil y el Parlamento venezolano?

  • No tengo información al respecto.

  • En estas condiciones, que incluso han impedido avanzar con la designación del nuevo Consejo Nacional Electoral, ¿cree que es posible convocar este año las elecciones parlamentarias o desde ya debe considerarse la posibilidad de aplazar ese proceso para 2021?

  • De acuerdo con la Constitución, el 5 de enero de 2021 debe instalarse un nuevo Parlamento, previo unas elecciones directas, secretas y universales. Eso es lo único seguro, hasta  ahora.

  • ¿Qué Venezuela puede quedar tras la pandemia del coronavirus? ¿Cómo visualiza el futuro del país a corto y mediano plazo?

  • Venezuela, en medio de la pandemia del coronavirus,  ha demostrado tener capacidad profesional, niveles de organización popular y una población con conciencia del cuido de la vida en común.  

Más allá de esta coyuntura sanitaria, tenemos una plataforma agrícola, industrial y científica instalada;  pública, comunal y privada que fue modernizada y expandida durante el periodo del gobierno del comandante Chávez. Nuestro recurso petrolero está ahí, no ha desaparecido, ni debemos entregar el control de su explotación a nadie. Venezuela posee como nación una cultura democrática y una vocación de paz verificada en estos duros años de confrontación, mucho más allá de la impostura de mucho dirigentes que nos quieren llevar a una guerra fratricida. 

Esos elementos, y muchos otros, me permiten afirmar que se despejará el horizonte y habrá  buen porvenir para nuestra patria en esta tercera década del siglo XXI, rumbo al 2030. Así será, lo veremos.  

El coronavirus acelera la lucha por el poder entre Maduro y Guaidó

@pppenaloza

Los datos de Triple P

 

El coronavirus paraliza al mundo, pero no detiene la batalla política en Venezuela. El régimen de Nicolás Maduro y la oposición liderada por Juan Guaidó no se dan tregua. Cada frente intenta usar la pandemia para sus fines: los unos para terminar de imponer su modelo de dominación. Los otros para conquistar la transición democrática. Ambos intentando propinar el zarpazo final para superar un conflicto que también se extiende sin remedio.

Una sociedad atemorizada y escondida en sus hogares. El Ejército y los cuerpos de seguridad desplegados en las calles. Los medios de comunicación repitiendo el mensaje oficial. Restricciones. Toque de queda. Decretos inapelables. Lejos de ser una enfermedad, el coronavirus ha significado toda una inyección de fuerza para la revolución chavista.

Washington ha establecido desde 2015 una serie de medidas punitivas contra el régimen chavista no solo por su deriva autoritaria, sino por su presunta vinculación con el narcotráfico y organizaciones terroristas. Igualmente, la Unión Europea ha impuesto castigos a 26 dirigentes civiles y militares del oficialismo, entre quienes resalta Diosdado Cabello, primer vicepresidente del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV).

Cerca de 60 naciones, encabezadas por Estados Unidos, las potencias europeas y la mayoría de América Latina, consideran que Maduro “usurpa” el poder tras declararse ganador de unos comicios viciados en mayo de 2018, y reconocen al jefe del Parlamento, Juan Guaidó, como el legítimo Presidente encargado de la República Bolivariana.

El gobernante chavista difunde abiertamente las teorías de conspiración que atribuyen a la Casa Blanca la creación del coronavirus para atacar a China, al tiempo que acusa y tacha de irresponsables a sus archienemigos regionales, los mandatarios Iván Duque y Jair Bolsonaro, por no contener la pandemia en Colombia y Brasil. Siempre enfatiza que los primeros casos que se registraron en el país, fueron “importados” de Europa, Colombia y Estados Unidos.

Desde el poder ya diseñan la realidad que vendrá una vez se levante la cuarentena. La denominan “normalidad relativa y vigilada”, sin ofrecer mayores detalles. “Normalidad relativa y vigilada, con medidas especiales. La vida no será la misma hasta que aparezcan las vacunas a esta enfermedad”, ha reiterado Maduro, asomando que las limitaciones se prolongarán en el tiempo.

El oficialismo prescinde de voceros técnicos. Nadie sabe el nombre del Ministro de Salud. En su lugar, el portavoz es el titular de Comunicaciones, Jorge Rodríguez, habitualmente encargado de revelar supuestas conspiraciones y magnicidios. Por estos días, Rodríguez alterna sus denuncias de golpes de Estado con los informes sobre el avance de la Covid-19, siempre aderezados con loas al socialismo y la revolución bolivariana.

Maduro solicitó 5 mil millones de dólares al Fondo Monetario Internacional (FMI), que como era previsible desestimó en cuestión de horas la petición. El mandamás chavista incorporó esta negativa a su discurso contra el “bloqueo” de Estados Unidos, afirmando que la administración del presidente Donald Trump está “persiguiendo a todos los barcos y aviones que tratan de traer comida o medicinas a Venezuela”.

Cura total

Guaidó comenzó pegando en la debilidad de su rival. Recordó que él sí cuenta con la aceptación necesaria para conseguir la ayuda internacional. Así quedó demostrado en la reciente gira que le llevó a estrechar las manos de la canciller de Alemania, Angela Merkel, el presidente de Francia, Emmanuel Macron, el primer ministro de Reino Unido, Boris Johnson, y el propio Trump, entre otros líderes occidentales.

Luego, nombró una comisión de expertos y la puso a disposición de la Fuerza Armada Nacional, aún leal al régimen, para atender la crisis. Y por último redobló la apuesta y llamó a la conformación de un “gobierno de emergencia nacional” sin Maduro en el palacio de Miraflores. 

“Para evitar miles de muertes, necesitamos financiamiento internacional, el cual nadie dará a Nicolás Maduro, quien es desconocido por el mundo y acusado judicialmente por cargos de narcotráfico y terrorismo internacional”, espetó el mandatario interino.

Hasta el lunes 30 de marzo, Venezuela contabilizaba 135 casos y tres muertos por coronavirus. Sin embargo, la República Bolivariana está en una posición de extrema vulnerabilidad por la emergencia humanitaria compleja provocada por el régimen chavista, con una economía en recesión, empobrecimiento generalizado, hiperinflación y colapso de los servicios públicos. Este cuadro ha empeorado por el desplome de los precios del petróleo, casi única fuente de ingresos de Caracas.

El desafío de Guaidó estuvo precedido por el anuncio del Departamento de Justicia de Estados Unidos, que el jueves 26 de marzo presentó cargos criminales por narcotráfico y terrorismo contra Maduro, Cabello, el ministro de Defensa, Vladimir Padrino López, y buena parte de la cúpula oficialista. No contentas con esto, las autoridades norteamericanas le pusieron precio a la cabeza del gerifalte chavista: 15 millones de dólares.

Consultado sobre la pertinencia de esta acción en medio de la pandemia del coronavirus, el fiscal general de Estados Unidos, William Barr, expresó: “Este es un buen momento porque el pueblo de Venezuela está sufriendo. La mejor manera en que podemos ayudar a Venezuela en este momento es librar al país de esta camarilla corrupta”.

Sin cuartel

El oficialismo ha respondido cerrando filas, desatando la operación “Furia Bolivariana” para hostigar a diputados opositores en sus propias casas, y amenazando a Guaidó con cárcel. “La justicia les va a llegar a todos. Operación ‘Tun-Tun’ -allanamientos policiales- a todos los terroristas, a todos los violentos y conspiradores. A ti te va a llegar la justicia, no te pongas a llorar por las redes sociales”, exclamó Maduro evitando mencionar el nombre del líder del Parlamento.

Este martes 31 de marzo el fiscal general chavista, Tarek William Saab, citó a Guaidó para que comparezca el jueves en el marco de la investigación de un presunto complot urdido por el mayor general retirado Clíver Alcalá Cordones, quien el sábado se entregó a la justicia colombiana y posteriormente fue extraditado a Estados Unidos. Antigua figura del chavismo que después pasó a la disidencia y se marchó al exilio, Alcalá Cordones está involucrado en la misma causa que los tribunales norteamericanos abrieron contra Maduro por narcotráfico.

Minutos después de la intervención de Saab, el foco de atención se trasladó a Washington, donde el secretario de Estado, Mike Pompeo, ratificó su respaldo a Guaidó y su plan de instalar un “gobierno de emergencia nacional”. Pompeo aseveró que la presión económica continuará hasta que el régimen acepte una “verdadera transición democrática”, y sentenció: “Maduro nunca más gobernará Venezuela”.

“Que el usurpador asuma su responsabilidad y acepte la oferta que le ha hecho la comunidad internacional. Varios de los suyos han entendido que es la única opción para superar la crisis. Y nosotros vamos hacer todo para preservar la vida de nuestra gente”, disparó Guaidó en Twitter, sugiriendo que factores del chavismo estarían sopesando la idea de sacrificar a Maduro.

El canciller chavista, Jorge Arreaza, reaccionó de inmediato para despejar toda duda. “Ellos pueden decir lo que quieran, cuando quieran, como quieran pero las decisiones en Venezuela, se toman en Venezuela, con sus instituciones y su Constitución. Nosotros no estamos tutelados por Estados Unidos”, aseveró.

Dicen que el coronavirus cambiará al mundo. Quizás también sacuda y transforme a la atribulada República Bolivariana. A un escenario explosivo, afectado por la emergencia humanitaria compleja, la caída de los precios del petróleo y las sanciones norteamericanas, ahora se suma un inesperado detonante: la pandemia. En la pelea por el poder en Venezuela, no hay distanciamiento social que valga. La lucha es cuerpo a cuerpo.

Sobre el Gobierno-Oposición y la Oposición-Gobierno, por Pedro Pablo Peñaloza
En su condición de Gobierno, el chavismo siempre ha hecho una extraordinaria oposición. La oposición no ha mostrado la misma destreza en la función que le corresponde y ahora sufre el ser “Gobierno”… Una reflexión sobre el Gobierno-Oposición y la Oposición-Gobierno en medio del caos.

@pppenaloza

 

1) Sí, el chavismo siempre se ha destacado en funciones de oposición. Maduro repitió la fórmula en estos días y confirmó su efectividad. “No todo es culpa de Trump”, dijo y provocó el revuelo de costumbre. Tres golpes de pecho como las famosas 3R: por mi culpa, por mi culpa…

2) Maduro sigue la lección de su padre, aunque consciente de sus limitaciones de liderazgo y autoridad. Chávez exponía al escarnio público a sus colaboradores, los humillaba y se alzaba como el principal “autocrítico”. De allí venía la “revolución dentro de la revolución”…

3) Las ya recordadas 3R, la guerra contra la burocracia y la corrupción, el “golpe de timón” y una serie de proclamas muy efectivas para la campaña, pero que jamás ofrecieron resultados. Sin embargo, cumplían su cometido: el chavismo era su propia oposición.

4) El chavismo ahora toma un espacio que parecía huérfano: el de la denuncia de corrupción. Ya lo ha hecho en el pasado, pero en este momento las condiciones son mejores porque tiene un “Gobierno” al que enfrentar. Así dispara contra AN, Citgo, Monómeros y la ayuda humanitaria.

5) No se paran en nada. Jorge Rodríguez toma de la abundante corrupción chavista para enlodar a la oposición. Señala a Rafael Ramírez -hijo dilecto de Chávez-, admite el saqueo de la emergencia eléctrica -decretada por Chávez- y se lanza contra Guaidó y la oposición. Y nada pasa.

6) El viernes, Saab informa sobre acciones contra la corrupción en Pdvsa y la Fiscalía. El sábado, Rodríguez grita que allá corre el ladrón. ¿Y la oposición? Vamos con ella, pero antes un comentario para tratar de ser justos y recordar el contexto de la política venezolana.

7) Hacer oposición en Venezuela cuesta muerte, cárcel, persecución y exilio. Todos los partidos están ilegalizados y sus dirigentes sufren el acoso permanente del régimen. Se reconoce el esfuerzo y el riesgo, pero también está claro que se cometen errores.

8) Muchas veces se ha echado en falta un discurso y una posición más incisiva, profunda y sólida, que señale las desviaciones del chavismo. En resumen: que muerda y no suelte hasta ver el hueso, que tome la bandera de la lucha anticorrupción, que no deje “morir” los temas.

9) Aquí merece mención especial el caso de la Comisión de Contraloría. Aún no se presenta un informe definitivo y ya el grupo de Parra amenaza con sacar su “investigación” sobre las directivas de la AN. De nuevo: el chavismo llenando el espacio de la denuncia de corrupción.

10) A esa falla de origen ahora se suma otro hecho: que la oposición tiene funciones de “Gobierno”. Desde esa perspectiva, se dedica a hablar de lo que puede hacer como “Gobierno” -o cuando llegue a serlo plenamente- y deja a un lado su tarea fundamental: ser oposición.

11) Ser y hacer oposición pasa por exigir rendición de cuentas a quienes ejercen el Gobierno, aunque se les considere ilegítimos y usurpadores. Esas personas están manejando los dineros y recursos de todos los venezolanos, entonces, deben dar la cara por la destrucción nacional.

12) Los periodistas agredidos denuncian ante la Fiscalía no porque la “reconozcan” o consideren “legítima”, sino porque ese es el organismo que debe responder y su silencio sirve para confirmar y recordar quiénes son los culpables de la impunidad que genera violencia.

13) Hoy es noticia y motivo de debate que la AN creó un órgano contralor -cosa que debía hacer, sin duda-, pero no es objeto de discusión la labor que desempeña Elvis Amoroso en la Contraloría General de la República. Y así en todos los casos.

14) El país sufre una emergencia humanitaria compleja. ¿Quiénes son los responsables? Hay que ponerle a esto nombre y apellido. Ramírez le responde a Rodríguez llamándolo corrupto, habla de un testaferro. ¿Quién exige respuesta y abre una investigación sobre este hecho? ¿Nadie?

15) En conclusión: la oposición debe ejercer y rendir cuentas sobre aquellos espacios de “Gobierno” que controla. Pero no por eso debe dejar de cumplir su primerísima responsabilidad: ser oposición a un Gobierno que jamás supo gobernar, pero que siempre ha sido una gran oposición.

 

ENTREVISTA | Desde chigüire hasta 1000 dólares: las “cuotas” que pagan en las alcabalas fronterizas
El dirigente político del estado Apure, Juan Francisco García Escalona, denuncia los atropellos que sufren los venezolanos que viven y cruzan la zona limítrofe, y afirma que los grandes contrabandistas son los civiles y militares conectados con el régimen chavista

 

@pppenaloza

 

Juan Francisco García Escalona cuenta lo que ve y padece. Antiguo diputado del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) por el estado Apure en el periodo 2010-2015, describe el caos que sacude la zona limítrofe venezolana, terreno tomado por la violencia y la corrupción.

“La situación en la frontera es de terror”, alerta García Escalona, quien rompió con el chavismo y actualmente es el coordinador de organización del Movimiento Democracia e Inclusión (MDI).

¿Cómo evalúa la situación de la frontera?

Puedo afirmar que no hay una política de atención integral para los pobladores de la frontera, ni una política de desarrollo del territorio venezolano. Imagínate vivir en una zona sin hospital, sin un módulo de asistencia social, sin agua potable, sin energía eléctrica por meses. Muchos de los pueblos de la frontera sobreviven por los países vecinos. Te daré un ejemplo: la comunidad de Puerto Páez, parroquia Codazzi del estado Apure, la más pobre de Venezuela según las estadísticas que conocemos, debe estar conformada por alrededor de 2 mil personas. Esos venezolanos se ven obligados a buscar atención en Puerto Carreño, departamento colombiano del Vichada, cruzando los ríos Apure y Orinoco, a unos 30 minutos, mientras el Estado venezolano ni siquiera los visita.

¿Qué oportunidades tienen los residentes de la frontera para enfrentar la crisis?

Los habitantes de los pueblos de la frontera, sean de Apure, Amazonas, Bolívar, Táchira, Zulia o Falcón, tienen mucho tiempo abandonados y puede decirse que experimentan una especie de desconexión importante con respecto al resto del país. Para sobrevivir, conseguir atención integral a sus familias, vacunas, educación y alimentación, dependen totalmente del país vecino, llámese Brasil, Colombia o las islas Aruba y Curazao. Los habitantes de la frontera no saben cómo calcular el precio de un refresco en bolívares, sus monedas de transacción habitual son pesos, reales, dólares y, en menor frecuencia, el euro. Viven de lo que llevan de Venezuela y venden en Colombia: carne, pollo, pescado, queso, leche y, por su puesto, gasolina. Luego, traen productos que escasean en Venezuela para vender aquí y así se mantienen, en un negocio que ahora ya no solo es llevado a cabo por los pobladores de la frontera, sino que también se ha convertido en una fuente de ingreso para innumerables personas de la región central del país.

¿Las medidas ejecutadas por el régimen de Nicolás Maduro han servido para controlar el contrabando de combustible en la frontera?

Ninguna medida del régimen ha funcionado, por el contrario, han empeorado la situación. Todos los controles implementados han ocasionada el aumento del contrabando, con una gran diferencia: hoy el mayor contrabandista es el propio Estado, representado en gobernadores, alcaldes y militares del Ejército, la Guardia Nacional y la Armada. El contrabando sin duda es un mal terrible, que afecta la economía. Los organismos de seguridad arremeten contra el venezolano de a pie, que desde diferentes lugares del país se traslada en buses y llega a la frontera a vender y a comprar cualquier cosa. Sin ánimos de justificar, debe señalarse que el gran problema no es la pimpina de gasolina, sino los camiones llenos de tambores de 200 litros y las cisternas de gasolina que se llevan los militares y los políticos del PSUV.

Constantemente se señala que distintos grupos irregulares actúan en la frontera con Colombia. ¿Cuáles son los grupos más influyentes en este momento y a qué actividades se dedican?

Son kilómetros de frontera con Colombia, un territorio extenso y desguarnecido, y esta debilidad ha sido aprovechada por estos grupos irregulares que se han arraigado profundamente, lo que significa un peligro para todo el pueblo venezolano. Las denuncias que recibimos de los pobladores señalan a las guerrillas colombianas FARC y ELN por hechos como narcotráfico, secuestro, extorsión y contrabando de alimentos, pescado, ganado en pie, oro, diamantes, bauxita, coltán y combustible. Recientemente hemos recibido denuncias de trata de blancas, menores de edad, por 100 dólares.

El llamado protector del estado Táchira, Freddy Bernal, dice que él garantiza una frontera de paz, donde no pasará “el enemigo”. ¿Bernal está cumpliendo su palabra?

Lo de Bernal es realmente inaudito. Primero, no se protege ni él mismo, menos tiene cómo proteger a ninguna población en específico. Es realmente deplorable que el Estado tenga que impulsar y estimular a delincuentes para crear sensaciones de apoyo al régimen, esto es una muestra del Estado criminal que se ha instaurado en Venezuela. Ojalá el General de la ZODI (Zona Operativa de Defensa Integral) asuma realmente su condición y trace las líneas correctas para la seguridad y defensa integral de la nación, y no se deje tutelar por quien organiza y promueve bandas y colectivos. El régimen impulsa y trata de hacer ver que los enemigos son las demás naciones, pero el país tiene claro que el enemigo del pueblo es un proyecto político inviable, que destrozó la economía y toda la estructura del Estado.

¿Cómo evalúa el desempeño de la Guardia Nacional y los otros cuerpos de seguridad del Estado responsables de resguardar la frontera venezolana?

La población tiene profundo temor de los organismos de seguridad, siendo el más desacreditado la Guardia Nacional. La situación en la frontera es de terror, los efectivos de la Guardia Nacional roban a la población que se dedica al comercio, los bajan de los buses durante horas y en todos los puntos de control les quitan desde jabones, papel sanitario, arroz y pasta hasta dinero, exigiendo pesos o dólares. Igual ocurre con el combustible. Hay mafias enteras de civiles y militares que trafican con combustibles, que van desde vehículos con pimpinas y dobles tanques, hasta el paso de cisternas. No hay un solo punto de control de la Guardia Nacional que no tenga que cancelar una ‘cuota’ al comandante. Hay puntos donde los guardias deben recoger al comandante ‘cuotas’ desde 500 hasta 1000 dólares por semana. También pagan ‘cuotas’ en queso, chigüires, carne de res y cerdo. Esta realidad nos ha desbordado, dejándonos el resultado de un cuerpo de seguridad altamente corrupto, sin ningún tipo de compromisos con el país.

¿Qué medidas deben ejecutarse en corto plazo para fortalecer la seguridad en la frontera y mejorar la calidad de vida de sus residentes?

La frontera, al igual que todo el país, requiere de medidas profundas de asistencia social que el régimen de Maduro no puede brindar. Sin complejos debemos abordar estos temas fronterizos en conjunto con los países vecinos porque todos estamos afectados en materia de seguridad, asistencia social y comercio. En algún momento se deben establecer zonas especiales para el comercio, especialmente con Colombia, sin que esto represente una actividad ilícita. Al contrario, debe brindarse privilegios para el desarrollo de los pueblos de la frontera. Nuestro territorio debe desarrollarse según sus potencialidades, para que genere empleos y así mejorar la calidad de vida de los pobladores. Los organismos de seguridad deben tener salarios dignos, al igual que todos los trabajadores del país. A un efectivo de la Guardia Nacional le es muy fácil delinquir, cuando tiene un salario de 500 mil bolívares y por un tambor de gasolina de 200 litros le pagan 200 dólares en la frontera.

Vaticano se reúne con Stalin González para conocer avances del proceso de Oslo

EL SECRETARIO DE ESTADO DEL VATICANO, Pietro Parolin, recibió este jueves en la Santa Sede al segundo vicepresidente de la Asamblea Nacional, Stalin González, y al ingeniero Fernando Martínez Mottola, miembros de la delegación de la oposición que participa en el proceso de negociación de Oslo.

La reunión con González y Martínez Mottola se realizó por petición del propio Parolin, quien quería conocer los detalles del encuentro que se llevó a cabo en la capital de Noruega entre los delegados del presidente interino Juan Guaidó y los representantes del régimen chavista.

El cónclave en el Vaticano guarda relación con la conversación que la semana pasada sostuvieron Parolin y el enviado especial de Estados Unidos, Elliott Abrams, donde abordaron la crisis venezolana.

Parolin también habría tratado con González y Martínez Mottola el ingreso de la ayuda humanitaria al país, según un boletín publicado por el Centro de Comunicación Nacional.

 

Sobre el apagón rojo, por Pedro Pablo Peñaloza
1) CREO QUE ESTOS APAGONES HAN DEJADO EN EVIDENCIA que los venezolanos estamos absolutamente indefensos y desprotegidos. Ante esta realidad, aumenta el miedo y el desasosiego en la población.
 
2) Mientras millones de venezolanos sufrían el apagón y temían por sus familias, Jorge Rodríguez hablaba del teléfono de Roberto Marrero. Totalmente ajeno a las angustias de la población, Rodríguez se entretenía e ironizaba sobre los supuestos mensajes de un chat de WhatsApp.
 
3) El régimen parecía enviar este mensaje: el apagón no es prioridad. El apagón es algo normal, que la gente debe soportar con “paciencia”. Parte de la cotidianidad que debe ser aceptada como la hiperinflación y la escasez. Entonces, se enfocaron en lo importante: la propaganda.
 
4) En las radios oficiales -las únicas que se escuchaban con la excepción de 3 o 4 privadas que solo ponían música criolla- Adán Chávez ensalzaba a su hermano y Diosdado Cabello decía que le gustaba el carato de mango. El apagón no les arruinaba la fiesta.
 
5) Ningún vocero del régimen daba explicaciones u orientaba a la población, hasta que muy tarde -casi a la medianoche- reapareció Rodríguez para decir lo que todos esperábamos: el sistema eléctrico sufría el enésimo atentado terrorista por parte de la derecha.
 
6) Nicolás Maduro lo advirtió la vez pasada. Vendrán “ataques parciales”, avisó. En Venezuela el sistema eléctrico se ha declarado infalible. Ya no habrá más racionamiento. Comenzó la era de los “ataques parciales”. Muy similares a los cortes diarios aplicados en el interior.
 
7) La propaganda es el discurso oficial. La única respuesta que se ofrece a la ciudadanía en tinieblas. A falta de megavatios, se multiplican los eslóganes: no han podido ni podrán. El ataque artero de la derecha. Venceremos. Y para despedirse: reciban todos un gran abrazo.
 
8) El régimen parece que ya renunció a dar respuestas sobre el apagón. Se extinguieron las iguanas. Y ahora todo es culpa de un enemigo imposible de derrotar: el imperio. El mismo que promueve una “guerra económica” que jamás se ha podido ganar.
 
9) El mensaje es claro: así como la inflación y la escasez llevan años azotando al venezolano, prepárense ahora -sobre todo caraqueños- para hundirse en la oscuridad. El gobierno dará la batalla diaria, pero enfrenta a un enemigo poderoso. Entonces, paciencia. Resistencia. Lucha.
 
10) Así las cosas, que a nadie extrañe que la próxima caja Clap incluya 3 velas y 2 pilas AA “Made in China”. Las baterías en cuestión serán útiles para que las ponga en la radio y coma bastante propaganda. Recuerde: no solo de pan vive el hombre.
@pppenaloza