Ministerio para el Servicio Penitenciario archivos - Runrun

Ministerio para el Servicio Penitenciario

EFE Mar 18, 2017 | Actualizado hace 3 años
Suben a 15 los cadáveres hallados en la PGV

PGV_1

 

El Ministerio Público informó este sábado que subió a 15 la cantidad de cadáveres encontrados dentro de una antigua cárcel ubicada en el céntrico estado Guárico, y que se presume la existencia de más restos humanos en esta fosa que fue descubierta la semana pasada.

Mediante un comunicado, el MP indicó que está trabajando en la identificación de los restos de 15 personas “que hasta ahora han sido localizados en las instalaciones de una caballeriza dentro de la Penitenciaría General de Venezuela (PGV)”, una cárcel cerrada por el Gobierno de Nicolás Maduro hace más de cuatro meses.

“En estos procedimientos se ubicaron un total de 12 cuerpos con sus respectivos cráneos y las partes de otras tres personas, cuyos cráneos no han sido localizados (…) se presume la existencia de más cadáveres en el sitio”, dice la nota oficial.

La Fiscalía aseguró que en la actualidad realiza acciones de rastreo, detección y ubicación en la PGV con el apoyo del Ministerio para el Servicio Penitenciario, una cartera creada a mediados de 2011 por el fallecido presidente venezolano Hugo Chávez, quien reconoció los graves problemas de los centros carcelarios del país.

Además, el MP indicó que está recabando un “inventario óseo” en el sitio para determinar a quién pertenece cada hueso, y que designó fiscales “a fin de que coadyuven en el procesamiento de denuncias relacionadas con desapariciones de presos registrados en la PGV”.

La antigua cárcel venezolana fue por años una de las más violentas y peligrosas del país, liderada por prisioneros fuertemente armados que ejercían el control bajo torturas y el cobro de impuestos a los internos.

Las autoridades venezolanas afirman que más del 90 por ciento de las penitenciarias del país han sido pacificadas y que prevén alcanzar el 100 por ciento antes del 2020.

Aún siete prisiones, las más peligrosas y con mayor población en el país, siguen bajo el antiguo régimen, controladas por los reclusos armados que operan intramuros centros del tráfico de armas, drogas, extorsión y secuestro.

Infamia carcelaria, por Carlos Nieto Palma

carceles-venezuela-

 

Desde que era niño en mi casa me enseñaron que la honestidad es una de las más grandes virtudes de los seres humanos, entendía en mi niñez que la honestidad era no decir mentiras, no engañar a los demás y ayudar a los necesitados, ser honesto en las cosas que uno hacia y decía, recuerdo que le Padre Olaso, uno de mis grandes maestros me decía que uno tenía que ser coherente con las cosas que pensaba, que decía y que hacía, él siempre decía que ese era el camino del bien.

Revisando el significado de una persona infame me fui al Real de la Academia Española de la lengua y me dio dos significados: “1. adj. Que carece de honra, crédito y estimación. Y 2. adj. Muy malo y vil en su especie” Esto lo hice porque después de escribir estas notas, unos cuantos me acusarían de violencia contra la mujer y tal vez terminé en una cárcel como muchos inocentes lo están hoy en día.

A lo que hoy me voy a referir tiene que ver con una entrevista que le hizo el excelente periodista Gabriel López el pasado jueves 02 de febrero, a la viceministra Formación Educativa y Asuntos Sociales Marielys Valdez del Ministerio Para el Servicio Penitenciario, donde entre otras cosas aseguró “que “no existe un hacinamiento carcelario en Venezuela”, precisando que donde pudiese existir problemas es en los centros de reclusión policial que “no corresponden al ministerio de los Servicios Penitenciarios”. Del mismo modo, Valdez, durante el programa de Globovisión, Primera Página, aseveró que, en la actualidad carcelaria del país, “98% de los hechos violentos han sido reducidos en Venezuela”. “Nosotros tenemos una población carcelaria de alrededor 51 mil personas y en disposición poseemos mucho más de 60 mil plazas, nosotros no tenemos hacinamiento”, comunicó. Refiriéndose al tema de los líderes negativos que se presentan en las cárceles, Valdez afirmó que la ministra ha dicho que “no existen los pranes porque todos los privados de libertad son exactamente iguales”.

Mas desfachatez, mentiras e irresponsabilidad es imposible escucharla y esta funcionaria, irresponsable y carente de ética debería enterarse de algunas cosas que en su lugar de trabajo nadie le ha enseñado, y le voy a explicar unas cuantas que no conoce.

Es claro que el problema de hacinamiento en nuestros recintos carcelarios va completamente relacionado a la incapacidad del Estado venezolano a través del Ministerio Penitenciario de solucionar este grave problema con la construcción de nuevos recintos carcelarios, a pesar de los muchos ofrecimientos que se han hecho al respecto y que no han sido más que promesas incumplidas.

En estos momentos tenemos 100 mil presos, 45 mil en comisarías policiales y 55 en cárceles comunes, jamás tuvimos estas cifras en toda nuestra historia, decir que tenemos cupos de sobras en las cárceles no es más que ignorancia y deslastrarse de su responsabilidad peor aún burlarse le la colectividad con estos disparates

Es necesario recordar que el Plan Nacional de Humanización Penitenciaria, presentado por el para entonces Ministro de Interior y Justicia Tareck El Aissami, ahora Vicepresidente, que antes de la creación del Ministerio para el Servicio Penitenciario era quien manejaba el tema carcelario, contemplaba en su ejecución que se debía desarrollar durante los años 2006 al 2011, la construcción de: 10 Comunidades Penitenciarias, 5 Ampliaciones de cárceles existentes, 5 Centros Penitenciarios de Producción Socialista, y 5 Centros de Producción Socialista de Máxima Seguridad para un total de 25 nuevas obras.

De estas 25 nuevas obras que contemplaba el plan, solo se realizaron la Comunidad Penitenciaria de Coro, inaugurada el 12/07/2008, el Centro Penitenciario Yare III, inaugurada el 06/08/2009, el Centro Penitenciario Femenino del Estado Nueva Esparta, inaugurada el 20/12/2009 y el Centro Penitenciario Agropecuario de Barcelona. De mas esta decir los miles de millones de bolívares que se aprobaron para la construcción de estos recintos que tan solo durante 2011 y 2012 el proyecto conto con un presupuesto de 2,32 millardos de bolívares, de lo cual el Ministro de Interiores Tareck El Aissami dijo en esa oportunidad “es una cifra sin precedentes en la historia penitenciaria del país”, sin embargo, no se logró cumplir ni con un 20% de lo contemplado y ofrecido.

Con la creación del Ministerio para el Servicio Penitenciario en julio del 2011, las promesas de construcción de nuevas cárceles continuaron, la titular de este despacho Iris Varela en entrevista concedida al periodista Eligio Rojas en el Diario “Ultimas Noticias” el 15/06/12 anunciaba que en el lapso de 2 años construiría 24 cárceles, promesa que hasta la fecha tampoco ha cumplido.

Desde la creación del Ministerio Penitenciario solo se han inaugurado 2 recintos carcelarios: la Comunidad Penitenciaria de Lara, llamada Fénix, que estaba en construcción desde la época del Plan Nacional de Humanización Penitenciaria y que estaba inconclusa al crearse el ministerio y la Cárcel 26 de Julio en el Estado Guárico y que eran unos galpones que fueron expropiados a una empresa de alimentos y que sin reunir requisitos para albergar a privados de libertad la convirtieron en cárcel. Los otros espacios que se han hecho en la gestión de Iris Varela has sido pequeños espacios que forman parte de cárceles ya existentes y con una muy poca capacidad para las necesidades actuales.

Es importante destacar que en fecha 18 de octubre fue publicado en la Gaceta Oficial N° 40.031, el Decreto N° 9.228 mediante el cual el para entonces Presidente de la Republica Hugo Chávez Frías decretó la emergencia en materia de infraestructura penitenciaria. De conformidad con el Decreto, el Ministerio del Poder Popular para el Servicio Penitenciario y sus entes adscritos, ejecutarán soluciones necesarias para la construcción, recuperación y optimización de los Centros de Procesados Judiciales. Para esto, tendrán como objetivos principales: 1. Poner en práctica el Proyecto de construcción de los Centros de Procesados Judiciales para el Sistema Penitenciario Venezolano en todas sus fases, que estará a cargo directo del Despacho de la Ministra del Poder Popular para el Servicio Penitenciario y del Fondo Nacional para Edificaciones Penitenciarias (FONEP). 2. Proceder a la construcción, rehabilitación y dotación de la infraestructura física de todos los Centros de Procesados y Penados Judiciales del país.

Lamentablemente este decreto ha sido letra muerta y la construcción de nuevas cárceles siguen siendo una promesa incumplida por el Estado venezolano, paradójicamente si se han cerrado varios recintos carcelarios como el Internado Judicial de Los Teques, la Casa de Reeducación y Trabajo Artesanal “La Planta” en Caracas, el Internado Judicial de Coro, la Cárcel de Sabaneta en el Zulia y recientemente la Cárcel de San Antonio en Nueva Esparta y la Penitenciaria General de Venezuela, en vez de tener mas cupos los disminuimos.

Es claro que el cierre de recintos carcelarios sin tomar las previsiones necesarias como el tener un sitio acondicionado a donde llevar a los reclusos del recinto clausurado, ha aumentado el hacinamiento en otros centros que ya se encontraban con una situación crítica de hacinamiento, aunado a los otros problemas que esto acarrea a los reclusos que aún están en proceso en Centros de Detención Preventiva y son alejados del sitio de donde están sus juicios, o simplemente los problemas que ocasiona a los familiares trasladarse a sitios distantes para poder trasladarse a visitar a sus seres queridos encarcelados además de vivir en condiciones infrahumanas.

Es grave la situación de hacinamiento en nuestras cárceles y Centros de Detención Preventiva y la negligencia del gobierno en solucionar este problema, tenemos casi 400% de hacinamiento que hace imposible el control de las cárceles por los funcionarios encargados de su custodia,

Las mentiras y promesas continúan, la viceministra dijo una gigante, mientras el hacinamiento carcome las entrañas de las prisiones venezolanas y los centros de detención preventiva, ante la indiferencia de los responsables de garantizar el respeto a los derechos humanos dentro de los recintos carcelarios venezolanos.

 

@cnietopalma

[email protected]

 

Denuncian corrupción en obras inconclusas del Centro Penitenciario del Zulia

denuncia-corrupcion-carceles

La denuncia por presunta comisión de delitos contra el Patrimonio Público y violación de Derechos Humanos contra el Ministerio para el Servicio Penitenciario fue presentada ante el Ministerio Público el miércoles 21 de septiembre de 2016 por el  Observatorio Venezolano de Prisiones (OVP), Comisión para los Derechos Humanos del Estado Zulia (CODHEZ) y Transparencia Venezuela, basándose en indicios que demuestran irregularidades en las obras inconclusas del Centro de Reclusión de Procesados y Procesadas Judiciales del estado Zulia (CRPPJEZ).

En el marco de la emergencia de infraestructura penitenciaria decretado por Hugo Chávez el 18 de octubre de 2012, la ministra Iris Varela anunció la construcción del CRPPJEZ en el municipio San Francisco del estado Zulia el 5 de diciembre de 2012, a cargo del Fondo Nacional de Edificaciones Penitenciarias (Fonep) adscrito al organismo. Ese mismo mes, la obra fue asignada a la empresa Constructora Cresmo C.A, a la que fueron adjudicado dos contratos por Bs. 209.104.434. La edificación del centro de reclusión del Zulia debía haber sido entregado el 31 de diciembre de 2014. Hoy en día, muestra una ejecución de apenas 20% y la instalación construida presenta serio deterioro, destrucción, hurto y abandono.

El CRPPJEZ es una deuda pendiente en un estado sobre no existe un centro de reclusión penitenciaria cuyos procesados han sido reubicados a penales de otras entidades, lo que sumado al retardo procesal implica violaciones a la garantía al debido proceso y tutela judicial efectiva de las personas recluidas, aparte de la privación del derecho de visita que afecta tanto a los presos como sus familiares.

primera-piedra-carcel-zulia

Foto de la puesta de la primera piedra del CRPPJEZ de diciembre de 2012

Denuncia formal por presunta comisión delito contra patrimonio público Transparencia Venezuela, Codhez y… by lisboon on Scribd

ONG denuncia estado de caos total en las cárceles venezolanas a 5 años de creado su ministerio

carcel1

Para la organización no gubernamental, Una Ventana a la Libertad, dedicada desde hace 18 años a la defensa y promoción de los derechos humanos de las personas que se encuentran privadas de libertad, al cumplirse 5 años de la creación del Ministerio para el Servicio Penitenciario la improvisación y la falta de políticas adecuadas en materia penitenciaria mantienen a las cárceles venezolanas en un estado de caos total.

Para Carlos Nieto Palma, coordinador general de la ONG, la creación del Ministerio Penitenciario el 26 de julio de 2011 no ha servido para solucionar la crisis que desde hace muchos años se vive en las cárceles venezolanas, sino más bien este se ha ido agravando cada vez más.

Para el experto, los problemas estructurales que con la creación de este Ministerio se prometieron resolver siguen igual y en muchos casos ha empeorado. El hacinamiento, el retardo procesal, la violencia carcelaria, armas en posesión de los reclusos, mafias carcelarias de las cuales forman parte funcionarios de ese ente penitenciario y la Guardia Nacional Bolivariana siguen siendo el pan de cada día del sistema penitenciario venezolano.

Igualmente se ha creado una nueva categoría de privados de libertad que se encuentran en los Centros de Detención Preventiva de los diferentes organismos policiales del país y de los cuales el Ministerio para el Servicio Penitenciario no ha querido ocuparse, aun y cuando estos recintos no están diseñados para albergar a reclusos por más de 48 horas, lo que ha creado un gran conflicto en los diferentes recintos policiales del país y a la seguridad de todos los habitantes del país. Datos recopilados por Una Ventana a la Libertad arrojan cifras de más de 27 mil reclusos en estas condiciones y distribuidos en más de 400 Centros de Detención Preventiva en todo el país que deberían estar a la orden del Ministerio de prisiones.

Para “Una Ventana a la Libertad” la gestión del Ministerio Penitenciario se ha basado en estos 5 años en promesas incumplidas y mentiras, no se puede olvidar que al inicio de la gestión de la Ministra Iris Varela ofreció la construcción de una cárcel para reclusos procesados y otra para penados en cada estado del país y hasta los momentos solo ha construido 2, una en Lara que ya estaba construida a medias desde hace más de 8 años y otra en Guárico producto de la expropiación de unos galpones que fueron convertidos en cárcel. No hay que olvidar que en los 5 años de creación del Ministerio para el Servicio Penitenciario se han cerrado 7 cárceles en todo el país lo que ha incidido en el aumento del hacinamiento en los recintos penitenciarios que es muy grave.

Para finalizar Carlos Nieto Palma afirmo que el Ministerio para el Servicio Penitenciario se ha negado a dar cumplimiento a lo establecido por la Constitución Nacional en su artículo 272 que dicta los principios de cómo debe funcionar nuestro sistema penitenciario entre los que se encuentra la descentralización y el trabajo de penitenciaristas profesionales con credenciales universitarias en los recintos carcelarios, entre otros, convirtiéndose en un Ministerio que trabaja al margen de la Constitución Nacional.

*Con información de nota de prensa

Hacinamiento, infraestructuras y cárceles por Carlos Nieto Palma

CárcelesVenezolanas

 

Todos sabemos que uno de los más graves problemas que sufre nuestro sistema penitenciario son los altos niveles de hacinamiento, para que se den una idea de la situación es bueno saber que en Venezuela tenemos un aproximado de 52 mil reclusos bajo la tutela del Ministerio para el Servicio Penitenciario y aproximadamente unos 20 mil en retenes y comisarias policiales que dependen, ilegal y arbitrariamente, del organismo donde están detenidos preventivamente.

La capacidad real de las cárceles venezolanas son para un aproximado de 20 mil reclusos y de 5 mil en retenes policiales y comisarias, esto nos lleva a la alarmante cifra de más de un 200% de hacinamiento. En materia penitenciaria, cuando se habla de un 30% de hacinamiento podemos decir que es una situación crítica, definitivamente la situación de hacinamiento en nuestras cárceles no es grave, es extremadamente grave.

Es claro que el problema de hacinamiento en nuestros recintos carcelarios va completamente relacionado a la incapacidad del Estado venezolano a través del Ministerio Penitenciario de solucionar este grave problema con la construcción de nuevos recintos carcelarios,  a pesar de los muchos ofrecimientos que se han hecho al respecto y que no han sido más que promesas incumplidas.

Es necesario recordar que el Plan Nacional de Humanización Penitenciaria, presentado por el para entonces Ministro de Interior y Justicia Tareck El Aissami, que antes de la creación del Ministerio para el Servicio Penitenciario era quien manejaba el tema carcelario, contemplaba en su ejecución que se debía desarrollar durante los años 2006 al 2011, la construcción de: 10 Comunidades Penitenciarias, 5 Ampliaciones de cárceles existentes, 5 Centros Penitenciarios de Producción Socialista, y 5 Centros de Producción Socialista de Máxima Seguridad para un total de 25 nuevas obras.

De estas 25 nuevas obras que contemplaba el plan, solo se realizaron la Comunidad Penitenciaria de Coro, inaugurada el 12/07/2008, el Centro Penitenciario Yare III, inaugurada el 06/08/2009, el Centro Penitenciario Femenino del Estado Nueva Esparta, inaugurada el 20/12/2009 y el Centro Penitenciario Agropecuario de Barcelona, inaugurado en el 2010 así como la refracción y reapertura del Centro Penitenciario de Carabobo que se realizó en el año 2007.

De más está decir los miles de millones de bolívares que se aprobaron para la construcción de estos recintos que tan sólo durante 2011 y 2012 el proyecto contó con un presupuesto de 2,32 millardos de bolívares, de lo cual el Ministro de Interiores Tareck El Aissami dijo en esa oportunidad “es una cifra sin precedentes en la historia penitenciaria del país”, sin embargo no se logró cumplir ni con un 20% de lo contemplado y ofrecido.

Con la creación del Ministerio para el Servicio Penitenciario en julio del 2011, las promesas de construcción de nuevas cárceles continuaron, la titular de este despacho Iris Varela en entrevista concedida al periodista Eligio Rojas en el Diario “Últimas Noticias” el 15/06/12 anunciaba que en el lapso de 2 años construiría 24 cárceles, promesa que hasta la fecha tampoco ha cumplido.

Desde la creación del Ministerio Penitenciario solo se han inaugurado 2 recintos carcelarios: la Comunidad Penitenciaria de Lara, llamada Fénix, que estaba en construcción desde la época del Plan Nacional de Humanización Penitenciaria y que estaba inconclusa al crearse el ministerio y la Cárcel 26 de Julio en el Estado Guárico y que eran unos galpones que fueron expropiados a una empresa de alimentos y que sin reunir requisitos para albergar a privados de libertad la convirtieron en cárcel. Los otros espacios que se han hecho en la gestión de Iris Varela han sido pequeños espacios que forman parte de cárceles ya existentes y con una muy poca capacidad para las necesidades actuales.

Es importante destacar que en fecha 18 de octubre fue publicado en la Gaceta Oficial N° 40.031, el Decreto N° 9.228 mediante el cual el para entonces Presidente de la República Hugo Chávez Frías decretó la emergencia en materia de infraestructura penitenciaria. De conformidad con el Decreto, el Ministerio del Poder Popular para el Servicio Penitenciario y sus entes adscritos, ejecutarán soluciones necesarias para la construcción, recuperación y optimización de los Centros de Procesados Judiciales. Para esto, tendrán como objetivos principales: 1. Poner en práctica el Proyecto de construcción de los Centros de Procesados Judiciales para el Sistema Penitenciario Venezolano en todas sus fases, que estará a cargo directo del Despacho de la Ministra del Poder Popular para el Servicio Penitenciario y del Fondo Nacional para Edificaciones Penitenciarias (FONEP). 2. Proceder a la construcción, rehabilitación y dotación de la infraestructura física de todos los Centros de Procesados y Penados Judiciales del país.

Lamentablemente este decreto ha sido letra muerta y la construcción de nuevas cárceles siguen siendo una promesa incumplida por el Estado venezolano, paradójicamente si se han cerrado varios recintos carcelarios como el Internado Judicial de Los Teques, la Casa de Reeducación y Trabajo Artesanal “La Planta” en Caracas, el Internado Judicial de Coro, la Cárcel de Sabaneta en el Zulia y recientemente la Cárcel de San Antonio en Nueva Esparta.

Es claro que el cierre de recintos carcelarios sin tomar las previsiones necesarias como el tener un sitio acondicionado a donde llevar a los reclusos del recinto clausurado, ha aumentado el hacinamiento en otros centros que ya se encontraban con una situación crítica de hacinamiento, aunado a los otros problemas que esto acarrea a los reclusos que aún están en proceso y son alejados del sitio de donde están sus juicios, o simplemente los problemas que ocasiona a los familiares trasladarse a sitios distantes para poder trasladarse a visitar a sus seres queridos encarcelados.

Es grave la situación de hacinamiento en nuestras cárceles y la negligencia del gobierno en solucionar este problema, tenemos casi 200% de hacinamiento que hace imposible el control de las cárceles por los funcionarios encargados de su custodia, para dar un ejemplo sencillo las cárceles de Tocorón y la Penitenciaria General de Venezuela albergan entre las 2 un aproximado de 18 mil privados de libertad, esto representa unos niveles de hacinamiento que se acercan al 1000% en cada uno de estos recintos.

Las mentiras y promesas continúan, mientras el hacinamiento carcome las entrañas de las prisiones venezolanas ante la indiferencia de los responsables de garantizar el respeto a los derechos humanos dentro de los recintos carcelarios venezolanos.

@cnietopalma

[email protected]

El Nacional

ONG rechaza silencio por parte del gobierno en caso de Rodeo II

RedeoII

 

La organización no gubernamental Una Ventana a la Libertad denunció que las razones que motivaron la protesta en la cárcel Rodeo II como es la falta de alimentación y maltratos a los reclusos y sus familiares por parte de funcionarios de la Guardia Nacional y del Ministerio para el Servicio Penitenciario, es la misma que se vive en el resto de las cárceles del país por lo que la situación podría extenderse.

Carlos Nieto Palma, coordinador general de Una Ventana a la Libertad, informo que ven con preocupación que la situación que desde hace 5 días se vive en la cárcel Rodeo 2 no se haya solucionado y más bien existe un silencio total por parte de representantes del Ministerio Penitenciario y otros poderes.

Desde hace varios meses Una Ventana a la Libertad ha venido denunciando la falta de alimentación y los constantes maltratos a los reclusos por las autoridades penitenciarias, sin que ninguna autoridad nacional se haya abocado a conocer y dar solución al problema, al contrario solo se han dedicado desmentir la denuncia y descalificar a esta organización así como a su coordinador general.

Para Una Ventana a la Libertad la situación de las cárceles del país sigue siendo sumamente grave, a la falta de alimentación y maltratos a los reclusos hay que sumarle el retardo procesal que alcanza un 70% así como el hacinamiento que supera el 200%.

Es preocupante que luego de 5 días de la situación de conflicto en la cárcel Rodeo II, explica la OMG, ni la Comisión Nacional de Prevención de la Tortura y otros Tratos Crueles, Inhumanos o Degradantes, adscrita a la Defensoría del Pueblo así como la Comisión de Asuntos Penitenciarios de la Asamblea Nacional se hayan presentado en el sitio para buscar alguna mediación al conflicto.

Para finalizar Carlos Nieto Palma puntualizo que esta situación es la demostración del fracaso del “Nuevo Régimen Penitenciario” y le recordó al Ministerio para el Servicio Penitenciario y la Defensoría del Pueblo que los hombres y mujeres privadas de libertad están bajo la total tutela del Estado venezolano y son ellos los responsables de garantizar y satisfacer sus derechos humanos dentro de la prisión. Lamentamos, explica Nieto Palma, que “el Defensor del Pueblo en vez de buscar soluciones se ha dedicado a descalificar e insultar a todo el que desde las redes sociales le pide su mediación al conflicto en la cárcel.”

Los presos de nadie por Carlos Nieto Palma

SistemaPenitenciario

 

Hoy quiero iniciar mi columna de todos los viernes, recordando al gran al gran escritor uruguayo Eduardo Galeano, quien en uno de sus poemas “Los Nadies” escribió algo que siempre he pensado que lo hizo recordando a los presos, dice Galeano “Los nadies: los hijos de nadie, los dueños de nada. / Los nadies: los ningunos, los ninguneados, corriendo la Liebre, muriendo la vida, jodidos, rejodidos: Que no son, aunque sean. / Que no hablan idiomas, sino dialectos. / Que no hacen arte, sino artesanía. / Que no practican cultura, sino folklore. / Que no son seres humanos, sino recursos humanos. / Que no tienen cara, sino brazos. / Que no tienen nombre, sino número. / Que no figuran en la historia universal, sino en la crónica roja de la prensa local. / Los nadies, que cuestan menos que la bala que los mata”.

Más claro para expresar la vida de un privado de libertad en una cárcel venezolana, imposible, esos son nuestros presos “Los ninguneados”, los que valen menos que la bala que los mata, cualquier preso venezolano se puede ver reflejado en estas palabras.

Y ahora la situación ha empeorado, el sistema se ha creado de crear una nueva categoría de presos que están algarete, que nadie los quiere y viven hacinados en cuanto cuerpo policial, reten o comisaría usted se imagine sin derecho a una vida digna.

Establece el artículo 1 de la Ley de Régimen Penitenciario lo siguiente: “Corresponde al Ejecutivo Nacional, por órgano del Ministerio del Interior y Justicia, la organización y el funcionamiento de los centros de cumplimiento de penas privativas de libertad y los servicios que le son inherentes. El tribunal de ejecución velará por el correcto cumplimiento del régimen penitenciario”.

Igualmente el Reglamento de Internados Judiciales nos dice: “Corresponde al Ejecutivo Nacional, por órgano del Ministerio de Justicia, la creación, organización y el funcionamiento de los servicios carcelarios”.

Más claro imposible, los únicos responsables de los hombres y mujeres privadas de libertad en Venezuela es el Ministerio Para El Servicio Penitenciario, que al momento de su creación, hace ya cuatro años asumió las funciones del Ministerio de Interiores y Justicia que anteriormente tenían esa responsabilidad.

Resulta inconcebible que el Ministerio para el Servicio Penitenciario de manera descarada y violando toda la normativa legal, haya decidido evadir su responsabilidad y pasársela a los organismos policiales que nada tienen que ver con esto.

Los reclusos una vez detenidos y pasados a su audiencia de presentación en las 48 horas siguientes y es allí donde el juez decide a donde va a cumplir el detenido, básicamente en un organismo dirigido por el Ministerio Penitenciario.

Lamentablemente este ministerio ha tomado la arbitraria decisión de no aceptar a los reclusos en sus recintos y tienen los cuerpos policiales que asumir una función que no les corresponde y para la que además no están entrenados.

Entre las muchas razones que semejante disparate nos deja, es que tenemos a policías cuidando presos y por lo tanto no en las calles defendiendo a los ciudadanos del hampa.

Por cierto, la Ministra Penitenciaria, ha optado por cobrar a los organismos policiales la suma de treinta y cinco mil bolívares por una especie de kid que incluye colchoneta, uniformes, útiles de aseo personal y otras cosas más que no son competencia de los organismos policiales y en todo caso es el Ministerio Penitenciario quien debe cubrir con esos gastos.

El caos que a diario vemos en las comisarías, retenes policiales, etc., es única responsabilidad del Ministerio Penitenciario y su titular Iris Varela, que ha decidido tomar la ley por sus propias manos e imponiendo su ley.

Por eso quisimos escribir hoy de esta nueva categoría de presos, los olvidados, los nadies, los que nada valen, a ver si las autoridades se compadecen de esto.

@cnietopalma

[email protected]

Presos en sedes del Cicpc duermen en el suelo

Cicpc2

 

En una transversal de Montalbán, frente al centro comercial Uslar, las detenidas por agentes de la subdelegación La Vega de la policía judicial deben permanecer día y noche esposadas a una silla de metal ubicada en un pasillo. El mismo trato reciben los adolescentes.

La casa fue habilitada como sede policial luego de que los colectivos que operan en La Vega tomaron las instalaciones de la antigua subdelegación, que operaba en la planta baja del bloque 2 en esa parroquia.

Un informe remitido a la superioridad por la jefa de la subdelegación, comisaria jefe Ilda Briceño, indica además que los hombres detenidos permanecen donde anteriormente había un cubículo. El único baño disponible lo usan ellos y los funcionarios.

La situación en las otras ocho subdelegaciones del Distrito Capital no es mucho mejor. Por ejemplo, en siete de ellas los detenidos deben dormir en el suelo sobre colchonetas que llevan los familiares. Algunos afortunados aprovechan algunos barrotes o alcayatas para colgar hamacas.

En todas las sedes, la alimentación de los detenidos corre por cuenta de los familiares. Uno de los artículos más preciados es el botellón de agua potable, pues los reclusos no tienen acceso a ella en siete de las nueve sedes.

Los jefes de subdelegaciones remitieron a la central el primer avance de los informes sobre las condiciones donde permanecen los detenidos. En seis de las nueve instalaciones, los detenidos permanecen en espacios que inicialmente no fueron diseñados para tal fin. En Caricuao, por ejemplo, utilizaron el sitio donde antes estaba el archivo de expedientes. Allí, como en La Vega, no hay lugar para mujeres ni adolescentes.

En Simón Rodríguez los detenidos están en la mitad de un pasillo, a la vista de los funcionarios y también de personas ajenas al ente. Allí el hacinamiento era de 80% para la primera semana de marzo. En El Llanito es de 150% en la celda para hombres.

El informe en su versión final será remitido al Ministerio para el Servicio Penitenciario, donde fue activada una oficina de enlace con el Cicpc.