Guaidó archivos - Página 3 de 7 - Runrun

Guaidó

Comisión Especial inicia formalmente auditoría a la Comisión de Contraloría de la AN
Los parlamentarios tienen un plazo de 15 días para investigar y presentar informe en la plenaria del Parlamento
Serán citados los diputados de la Comisión de Contraloría a partir de este miércoles, 4 de diciembre

@saracosco

La Comisión Especial para investigar a los diputados mencionados en el trabajo de investigación de Armando Info, relacionados a una presunta trama de corrupción, se instaló la tarde de este martes en la Comisión de Contraloría.

El presidente encargado y de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó designó al primer vicepresidente, Edgar Zambrano (AD-Lara), al segundo vicepresidente, Stalin González (UNT-Distrito Capital), la diputada Marialbert Barrios (PJ-Distrito Capital) y al subsecretario, José Luis Cartaya. 

En plenaria de este mismo martes, el presidente Guaidó les dio el mandato de presentar resultados en 15 días. 

Zambrano informó a los medios que se aprobó la agenda que empezará a partir de mañana miércoles. Realizarán una auditoría de las actas de la Comisión de Contraloría, de las subcomisiones, además de la correspondencia enviada y recibida desde el año 2016 hasta el año actual.

Agregó que solicitaron a Consultoría Jurídica del Parlamento la designación de tres funcionarios, para que acompañe el trabajo de la Comisión Especial y también al departamento de seguridad interna para la custodia de la sede física de la Comisión.

“Vamos a solicitar las copias certificadas de los registros y notarías de documentos, donde haya actuado la Comisión o un diputado en particular”, explicó.

Igualmente pedirán la colaboración e información al cuerpo diplomático, específicamente a las embajadas de Portugal, Italia, Francia, España, Bulgaria y Colombia. 

El secretario de esta Comisión, José Luis Cartaya, contará con el apoyo de las trabajadoras de la Asamblea Nacional, Alejandra Díaz, María Alejandra Hernández y Yolismar Rodríguez.

Temprano contra la corrupción

Formalmente la Comisión empezará su trabajo mañana miércoles, desde las 7:30 de la mañana. 

“La corrupción no puede ser un formato del día a día de un poder legítimamente electo por el pueblo”, agregó el parlamentario.

Por eso esta sesión se espera la comparecencia de los diputados William Barrientos (UNT-Zulia), Carlos Berrizbeitia (Proyecto Venezuela- Carabobo), Freddy Valera (AD-Bolívar), Guillermo Luces (VP-Aragua) e Ismael León (VP-Distrito Capital).

Zambrano explicó también que a medida que se avance en la investigación serán citados el resto de los diputados. 

“Los medios y periodistas van a tener acceso a toda la información que podamos suministrar, siempre en protección de la ética, moral, del debido proceso y del legítimo derecho a la defensa”, expresó el primer vicepresidente de la AN.

En un principio se espera que las reuniones con los diputados citados, sea de forma privada, pero que posteriormente se implementará un formato más amplio para que los periodistas tengan acceso.

“Aquí no hay secretos de ningún tipo. Aplaudimos el trabajo de investigación y entendemos que es un formato para la contraloría de la gestión pública”, enfatizó Zambrano. 

A pesar de la intervención o auditoría de la Comisión de Contraloría, Zambrano aclaró que los trabajadores podrán seguir asistiendo y cumplir con sus labores. 

Diputados y senadores invitados dicen que Venezuela es una dictadura y el chavismo los manda
El chavismo gritó consignas como “fascistas” a los senadores españoles
Diputado argentino, Humberto Benedetto, aseguró que es momento de pensar en la “Venezuela profunda”

@saracosco

“Es la primera vez que estoy en Venezuela y de verdad no creo que la gente acá diga las palabrotas que aquí me han dicho sin siquiera conocerme”, dijo el diputado argentino Humberto Benedetto en la sesión ordinaria de la Asamblea Nacional.

Un grupo de seis senadores y diputados de Argentina, Costa Rica y España, invitados al Primer Encuentro Parlamentario por la Libertad y la Democracia, vivieron en primera persona la tensión entre diputados chavistas y opositores en el Hemiciclo de Sesiones del Palacio Federal Legislativo.

Aún con los gritos de “fascistas” y “racistas”, los parlamentarios invitados decidieron expresar su apoyo a la Asamblea Nacional y al presidente encargado y del Parlamento, Juan Guaidó.

Este gesto no gustó entre los diputados del Gran Polo Patriótico, que incluso se acercaron a las sillas habilitadas para los invitados – cerca de la Tribuna de Oradores- para increparlos. Allí Ismael León (VP-Distrito Capital) y Juan Marín (Psuv-Guárico) casi se van a las manos.

Benedetto agregó en su intervención ante sus colegas venezolanos, que entre insultos no van a mejorar la vida de los venezolanos. “Es momento de pensar en la Venezuela profunda”. Pero eso no hizo que los parlamentarios chavistas se quedaran en silencio.

Igualmente el senador español del Partido Popular (PP) Javier Maroto expresó unas palabras desde la Tribuna de Oradores. 

“En este momento el reconocimiento que el PP en España y la Unión Europea es que juntos queremos apoyar al presidente Guaidó y al pueblo venezolano que no está representado por quienes gritan, calumnian y mienten. Vemos el odio en esas caras”, aseveró Maroto.

Esto provocó más consignas entre los chavistas y el diputado Gerardo Márquez (Psuv-Trujillo) respondió con un “váyase a la mierda español, que en Venezuela hay un pueblo que no negocia su libertad”.

Es por eso que la senadora española, Valentina Martínez aseguró que en Venezuela no hay una democracia, porque no se permite escuchar y respetar al otro. Aunque en España – que cuenta con un sistema de gobierno parlamentario, también se presentan debates tensos en el Congreso de los Diputados. Ahí se encuentran y desencuentran los extremos de Podemos y Vox, que ahora ha crecido y ahora cuenta con 52 parlamentarios.

“Me alegro enormemente de que esta sesión se esté desarrollando de esta manera, porque me lo podían haber contado mil veces, pero vivirlo en primera persona es único y efectivamente Venezuela no es una democracia, es una dictadura”, sentenció.

Los últimos acontecimientos en la AN, por Luis Fuenmayor Toro

En la última reunión de la Asamblea Nacional surgieron dos situaciones que es necesario analizar, como forma de saber “por dónde van los tiros”, como decimos los venezolanos. Hasta ese momento, las fracciones de diputados del gobierno y de Cambiemos, partido dirigido por Timoteo Zambrano, habían venido actuando en función de incorporar en las agendas de las reuniones de la Asamblea, el inicio del proceso para la designación de un nuevo Consejo Nacional Electoral (CNE).

Esta estrategia iba orientada a presionar a los diputados de la franquicia opositora a asumir dicho proceso, pues de lo contrario sería declarada una omisión legislativa y el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) se encargaría de dicha designación.

Curiosamente, el punto fue incorporado a la agenda asamblearia por la fracción de Guaidó y no por las fracciones que lo venían manejando. Cabría preguntarse: ¿Acaso las intervenciones de los diputados dialogantes convencieron al extremismo opositor de tomar la política con seriedad? ¿Decidió por fin la franquicia opositora, asumir las negociaciones para cumplir la obligación constitucional de designar un nuevo CNE? Sería iluso si respondiera afirmativamente. Las declaraciones de Guaidó no dejan lugar a dudas de que no es ése el caso, por lo menos por ahora. Pareciera que lo que se quiere es seguir impulsando las líneas fracasadas, mediante el refuerzo de la política de constitución de un gobierno paralelo.

Tendríamos dos presidentes, dos asambleas, dos TSJ, dos fiscales y ahora dos CNE, pues la AN designaría uno con su supuesta mayoría de los dos tercios sin un acuerdo de consenso con el gobierno, que entonces recurriría a dejar el CNE existente o a cambiarlo en el TSJ por uno previamente acordado con la oposición democrática de la mesa nacional de diálogo. Esto último sin duda sería una mejora cualitativa en relación a la situación que hoy existe, pero no sería completamente aceptado por todos los sectores políticos del país ni reconocido por quienes internacionalmente hoy apoyan a Guaidó. De darse una elección de AN en estas condiciones, la abstención se reduciría pero nunca en una proporción imposible de ser negada.

La otra situación sobrevenida fue la reacción de los diputados del PSUV a la propuesta ya explicada de los opositores extremistas. En lugar de apoyar una propuesta similar a la que ellos mismos venían haciendo, se sorprendieron, se confundieron y procedieron a no aceptar participar en la designación del comité de postulaciones y a abandonar el hemiciclo. No sin antes reafirmar que la AN no había salido del desacato y que ellos designarían el nuevo CNE en el TSJ. Esa actitud es contradictoria con su incorporación a la AN y con la conformación de la mesa nacional de diálogo. Es meridianamente claro de esta actitud la existencia de serias contradicciones entre el gobierno de Maduro y el PSUV.   

Aunque las confusiones surgidas y las disputas se pudieron resolver en pocas horas, por lo que el proceso para nombrar un nuevo CNE en la AN continuará con participación de todos, es claro que ambos sectores enfrentados parecen estar convencidos de que no llegarán a un acuerdo de consenso en esta materia o, incluso, de que no desean alcanzar ningún consenso. El gobierno parece desear que se produzca la omisión legislativa de la AN y ya está listo para que sea el TSJ quien haga las designaciones. Los extremistas opositores se alegrarían también de la falta de consenso en la AN y estarían listos para designar un CNE a su imagen y conveniencia.

Sin embargo, que todos acepten que sea la AN el organismo que intente designar al CNE, para lo cual será necesario mucho diálogo y negociaciones, es indiscutiblemente un avance, a pesar de que unos ya estén preparando abortar el posible acuerdo y otros se preparen para cuando esto ocurra. De lo que no debe quedar duda ninguna es que en 2020 toca constitucionalmente elegir a una nueva AN y eso no puede diferirlo nadie. Es cuestión de escoger si se hace con el actual CNE o se hace con un nuevo CNE escogido de consenso por todos.  

Chavismo y oposición mueven sus fichas en la AN para renovar el Poder Electoral
El presidente Juan Guaidó aseguró que dentro del Psuv no se ponen de acuerdo 
Maduro aseguró que la próxima sesión sus diputados llevarán una propuesta para conformar el Comité de Postulaciones

 

@saracosco/Foto: Prensa AN

 

“Ya van a ver que hablaremos del tema electoral y ellos (el chavismo) saldrán corriendo”, fueron las palabras del segundo vicepresidente de la Asamblea Nacional, Stalin González (UNT-Distrito Capital), el día martes antes de iniciar la discusión para elegir el Comité de Postulaciones para renovar el Consejo Nacional Electoral (CNE).

Aun así el presidente encargado y del Parlamento, Juan Guaidó (VP-Vargas), declaró una sesión permanente con un plazo de 24 horas para que los diputados del Polo Patriótico hicieran consultas dentro de su partido y regresaran el miércoles con una propuesta para participar en el comité. 

Pero la sesión que continuó el miércoles 30 de octubre solo contó con la bancada opositora que fue llegando a cuentagotas, mientras el presidente Guaidó estuvo en el Palacio Federal Legislativo desde las 9 de la mañana, una hora antes de lo pautado.

Como ha sido desde abril de 2017 hasta septiembre de este año, la oposición tuvo que debatir frente a unas curules vacías.

El chavismo no hizo su entrada grupal de las últimas semanas y dejó esperando a los diputados opositores y a los periodistas, incluyendo a ANTV, que este miércoles se quedó sin la compañía de VTV, La Iguana TV y de TVES.

El diputado José Sánchez Mazuco (PJ-Zulia) aseguró a los periodistas que fue el chavismo el que planteó hacer las consultas dentro del Psuv. Pero luego de una hora de espera la Junta Directiva decidió dar inicio a la sesión con las curules vacías de la bancada del Polo Patriótico.

El diputado Jorge Millán (PJ-Distrito Capital) propuso continuar con el debate para elegir el Comité de Postulaciones. “Cuando tienen la responsabilidad de darle la cara a Venezuela, se ausentan cobardemente”, expresó el parlamentario.

Mientras el presidente Guaidó criticó que el día martes los diputados del bloque oficialista hablaron de buscar acuerdos y soluciones, pero no asistieron para seguir el debate del tema electoral. “Queda claro que no se ponen de acuerdo”, agregó.

Finalmente, los diputados aprobaron designar el Comité y así comenzar el proceso de renovación del CNE. 

Sin embargo, el presidente Nicolás Maduro aseguró ese mismo miércoles que la próxima semana los diputados que lo representan irán al Parlamento con una propuesta. “Se está negociando con los sectores de la Asamblea Nacional para trabajar en este tema”, aseguró.

Justo en esa sesión ordinaria del próximo martes 5 de noviembre se presentará la lista final de los diputados que formarán parte del Comité de Postulaciones.

Chavismo ve en primera fila la reducción de su bancada en la Asamblea Nacional
Zandra Castillo, electa por el Polo Patriótico, se presentó en la sesión para unirse a los diputados opositores
La diputada Arkiely Perfecto- que hasta 2017 fue chavista- aseguró que el régimen de Maduro “con los hechos mata de hambre al pueblo”

@saracosco/Foto: Prensa AN

A LAS 10:30 DE LA MAÑANA LOS DIPUTADOS CHAVISTAS hicieron entrada en el Palacio Federal Legislativo con un fondo musical de joropo, por la marcha convocada por el régimen de Nicolás Maduro para apoyar a los indígenas de Ecuador.

El exministro y constituyente, Francisco Torrealba, fue el encargado de declarar ante los medios de comunicación, con un discurso repetido desde hace tres semanas: falta de quórum de los diputados opositores para empezar la sesión a la hora y el desacato del Parlamento. 

Torrealba se ha convertido en el vocero de la bancada chavista – aunque no es considerado diputado por haber optado al cargo de ministro del Trabajo en 2017 – además fue el encargado de anunciar – por Twitter – el aumento del salario mínimo sin que más nadie del Gobierno de Maduro se pronunciara.

Con una espera de casi 40 minutos, Torrealba salió a los jardines del Palacio para reclamar la violación del Reglamento de Interior y Debate en cuanto al inicio de una sesión – que establece una prórroga de media hora – sin embargo aseguró que se quedarían para poder “conversar” con la bancada de la Unidad.

También puede leer: Guaidó y el chavismo se ajustan a una nueva rutina en la AN

A pesar del retraso -de una hora- los diputados chavistas vieron perder a una de sus diputadas al comienzo de la sesión. Zandra Castillo, electa en diciembre de 2015 como suplente de Rafael Calles (Psuv-Portuguesa) – gobernador actual de ese estado- presentó sus credenciales y fue juramentada por el presidente de la AN, Juan Guaidó, para asumir su curul.

La diputada vestida con un blazer negro y una blusa amarilla, no participó en ninguno de los debates de la sesión. Se sentó junto a los diputados de la bancada opositora, luego de haber saludado con un beso en la mejilla a Henry Ramos Allup (AD-Distrito Capital) y Alfonso Marquina (PJ-Lara).

Los chavistas vieron perder otra curul en total silencio, no gritaron ninguna frase al respecto – como suelen hacer en las sesiones – y tampoco conversaron entre ellos. 

Ahora la bancada de la Unidad suma un total de 116 parlamentarios, gracias a la unión de 4 diputados del chavismo. 

Además, después de que la diputada Mariana Lerín (Psuv-Portuguesa) aseguró que los venezolanos se han ido del país “huyendo de las sanciones y no de Nicolás Maduro”, el chavismo tuvo que escuchar a la diputada exchavista, Arkiely Perfecto (Concertación por Venezuela-Miranda), asegurar que “conozco el monstruo por dentro. Con las palabras dicen que defienden al pueblo pero con los hechos lo matan de hambre”.

Esto provocó alaridos y aplausos por parte de los diputados opositores y gritos de “traidora” de la bancada del Psuv. 

La diputada habló durante el debate de la migración venezolana. En la Tribuna de Oradores aseguró que ahora la mayoría de los que se van del país son pobres.

Perfecto agregó que “la población venezolana huye arrastrando las penas de la pobreza y la miseria”. Luego mostró un video en el que se escuchan testimonios de venezolanos que se han ido a otros países de la región por no tener comida para darle a sus hijos y a la par se veía a Nicolás Maduro declarar cada año que “el próximo año es el de la recuperación económica”.

Con el video, la diputada de Miranda señaló que critica a “las focas que no se ponen del lado del pueblo venezolano y emigraron”, haciendo un llamado también a ir a las calles para protestar, lo que hizo que el presidente Guaidó se levantara para aplaudirla. 

Régimen de Maduro presentó sus razones para negar el ingreso al presidente electo de Guatemala

A TRAVÉS DE UN COMUNICADO publicado por la Cancillería de Venezuela, el gobierno de Nicolás Maduro aseguró que el presidente electo de Guatemala pretendió ingresar al país con un pasaporte italiano, “lo que llamó la atención de los funcionarios correspondientes”.

En el comunicado – publicado en la cuenta de Twitter del canciller, Jorge Arreaza- se indicó que los funcionarios del Aeropuerto Internacional de Maiquetía, al observar el pasaporte europeo, iniciaron un proceso de verificación de la identidad “y realizar las preguntas de rigor sobre el motivo de su visita”.

La Cancillería venezolana señaló que al confirmarse que no era una visita turística, “y al no existir constancia de invitación por el Ejecutivo Nacional, ni coordinación alguna de parte de la embajada guatemalteca en relación con esta visita, se procedió a declarar su inadmisión”.

Lea también: Guaidó: El gesto del presidente de Guatemala demuestra que no estamos solos

Igualmente indicaron que la visita a Venezuela por parte de funcionarios de otros países, requiere de coordinaciones bilaterales y además “resulta indispensable la presentación de credenciales y documentos de identidad del país en el cual se cumplen funciones de gobierno”.

Sin embargo, el presidente encargado y de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó aseguró más temprano este sábado, que el presidente electo de Guatemala no pudo llevar al área de inmigración.

Guaidó informó que Giammattei venía al país para discutir diversos temas relacionados a la emergencia humanitaria del país y también sobre la migración de venezolanos. 

Guaidó: El gesto del presidente de Guatemala demuestra que no estamos solos
Foto: Presidencia AN

EL PRESIDENTE ENCARGADO DE VENEZUELA y de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó aseguró que la visita del presidente electo de Guatemala, Alejandro Giammattei es una demostración de que el país cuenta con el respaldo del mundo.

En una rueda de prensa, Guaidó dijo que el presidente de Guatemala venía al país en calidad de invitado por su presidencia. Igualmente dejó entrever que tocarían temas migratorios, también para intentar impulsar dentro de la Organización de Estados Americanos (OEA) que se califique a los venezolanos como refugiados.

Guaidó explicó que en lo poco que pudo conversar con Giammattei, este le contó que no lo dejaron llegar a inmigración en el Aeropuerto Internacional de Maiquetía. “Lo retuvieron apenas saliendo del avión. Me dijo que (los funcionarios) estaban muy apenados en general. No le dieron ningún tipo de argumento, solo que eran órdenes de arriba”.

Sobre esto hizo un llamado a funcionarios tanto civiles como militares de que el “seguir órdenes” no exime de responsabilidades. 

“Hoy hay una misión de las Naciones Unidas sobre violación de Derechos Humanos. No es quien da la orden, el que la ejecuta también es responsable de violación de Derechos Humanos”, repitió.

En horas de la mañana de este sábado, el presidente Alejandro Giammattei llegó a Venezuela para reunirse con el presidente Guaidó. Los funcionarios del Aeropuerto no lo dejaron ingresar y fue devuelto a su país. 

Hasta el momento no ha habido una reacción por parte del régimen de Nicolás Maduro.

Un chavismo reducido vuelve a la AN violando la Constitución
De 55 parlamentarios electos por el Gran Polo Patriótico 26 se han ido a otros cargos como ministros, alcaldes o gobernadores
El oficialismo ha perdido 5 curules en total y a varios de sus voceros más conocidos
El segundo vicepresidente, Stalin González ratificó que estos diputados no pueden ocupar nuevamente su curul

@saracosco

“¿HAY ALGÚN DIPUTADO DE LA BANCADA del Psuv, que recién se incorpora hoy, que quiera el derecho de palabra?”, preguntó el presidente encargado y de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó (VP-Vargas) al inicio de la sesión. Inmediatamente el exministro del Trabajo y constituyente, Francisco Torrealba levantó la mano, pero no le facilitaron el micrófono.

Nuevamente Guaidó preguntó: “¿Hay algún diputado que quiera el derecho de palabra?” y Torrealba siguió con su mano alzada como un niño que se sabe la respuesta a una pregunta de la maestra.

Pero ningún trabajador de la Asamblea Nacional le dio el micrófono a lo que Guaidó agregó que el segundo vicepresidente del Parlamento, Stalin González (UNT-Distrito Capital), iba a aclarar un punto importante. Con la Gaceta Oficial en manos del subsecretario, José Luis Cartaya, González indicó que ningún diputado que haya optado por otro cargo público puede volver al Parlamento.

“Le aclaro que si quiere un derecho de palabra tiene que buscarse a un diputado que lo haga. Aquel que haya tomado la decisión de tomar otro cargo pierde la investidura (…) Tenemos todo el derecho a formar parte del debate, los que somos diputados”, fueron las palabras de González hacia Francisco Torrealba, quien fue ministro del Trabajo en 2017.

Minutos antes de esta escena dentro del Hemiciclo, el 24 de septiembre, los diputados chavistas llegaron al Palacio Federal Legislativo con una sonrisa en sus labios y asegurando que el hecho de haber formado parte del Gabinete del Ejecutivo no representaba un problema para ejercer el cargo de diputados, porque “Juan Guaidó dice que es presidente de la AN y de la República y no se ha separado de ninguno de los dos”, aunque al mismo tiempo dijeron no reconocerlo. 

Una semana antes el régimen de Nicolás Maduro y un grupo de partidos minoritarios de oposición firmaron un acuerdo en el que establecieron que la bancada del Gran Polo Patriótico (GPP) debía volver a la Asamblea Nacional. Pero aunque no habían anunciando cuántos o quiénes eran los parlamentarios que regresaban, se daba por sentado que serían solamente los que forman parte de la llamada asamblea nacional constituyente y los que no han tenido algún otro cargo durante estos dos años y cinco meses de ausencia.

Como lo establece el artículo 191 de la Constitución, si un diputado acepta otro cargo público este pierde su investidura y no podrá regresar al Parlamento, así luego ya no esté en ese puesto para el cual fue nombrado.

Una bancada reducida

Según una base de datos del equipo de Runrun.es y siguiendo lo que establece la norma constitucional, solamente un total de 29 diputados chavistas principales son los que pueden asistir nuevamente a las sesiones, ser tomados en cuenta para derechos de palabra, proponer puntos en los debates, votar y firmar la lista de asistencia. 

El resto de parlamentarios – un total de 26 – optaron a otros cargos públicos: 4 como ministros, 4 como directores en gobernaciones, 5 son alcaldes, 7 son gobernadores, Asdrúbal Chávez como presidente de Citgo y como presidente del Banco Central de Venezuela (BCV), Ricardo Sanguino. Ramón Lobo ha asistido a las sesiones a pesar de ser actual Consejero Ministro de la Embajada en Arabia Saudí.

Los parlamentarios más reconocidos como Héctor Rodríguez, Víctor Clark, Carmen Melendez, Haiman El Troudi y Ricardo Molina no pueden volver. Pero estas curules cuentan con sus suplentes para asistir a las sesiones, porque además la mayoría de los diputados que ganó el chavismo fue a través del voto lista que otorga más de un suplente.

Sin embargo, el constituyente Francisco Torrealba (Psuv-Portuguesa) aseguró al terminar la sesión del martes, 24 de septiembre, que fue un encuentro “entretenido” y que seguirán asistiendo.

Pero, nuevamente, el segundo vicepresidente del Parlamento, Stalin González, insistió en que estos diputados perdieron automáticamente su curul dentro de la AN al aceptar irse a otras instituciones con otros cargos. 

Curules perdidas por el PSUV

El haberse retirado de la Asamblea Nacional para luego formar la asamblea nacional constituyente o aceptar otros cargos del Ejecutivo, le provocó a la bancada del Gran Polo Patriótico perder al menos 5 curules, incluyendo la del estado Amazonas que nunca se incorporó por la sentencia del Tribunal Supremo de Justicia. 

Entre los diputados suplentes solo hay cuatro alcaldes, pero por uno de estos cargos el PSUV perdió una curul. En el caso de Elías Jaua (Psuv-Miranda), su curul quedó vacía. En 2017 Jaua se fue del Parlamento para el Ministerio de Educación y su suplente, Gabriela Simoza (Psuv-Miranda), es alcaldesa del municipio Urdaneta en el estado Miranda. 

Hay otras tres curules que pertenecían al GPP, pero se pasaron a la oposición y reconocen a Juan Guaidó como presidente del Parlamento y de Venezuela. La primera es la de Eustoquio Contreras (Bloque Socialista-Guárico) renunció al GPP en 2017 y formó su propia fracción, además es diputado principal. 

La segunda curul del GPP es la de la diputada suplente de Omar Prieto (Psuv-Zulia) Lucila Pacheco (Independiente-Zulia), también asiste a la AN como diputada opositora. Prieto nunca se juramentó y ahora es gobernador del estado Zulia. Aunque esta curul es por voto lista, el resto de los suplentes tienen otros cargos públicos como Aloha Núñez, ministra de Pueblos Indígenas; Calixto Ortega, presidente del BCV; Keyrineth Fernández, alcalde de Semprúm y Damelis Chávez, Autoridad Única de Educación en Zulia. 

Esta curul quedó para Lucila Pacheco como también le sucedió a la curul de Nora Delgado – que salió por voto nominal – quien ahora es alcaldesa del Municipio Brión del estado Miranda y su suplente, Kelly Perfecto (Concertación por Venezuela-Miranda) asumió el rol de principal y desde 2017 se identifica como opositora al régimen de Maduro. La de Perfecto es la tercera curul perdida por el chavismo. 

Aunque hay otro caso como el de la curul de Hugbel Roa, que hasta agosto de este año ejerció como ministro de Educación Universitaria. El tercer suplente es Fernando Orozco y también asumió como principal desde 2017 y desde ese momento se identificó como opositor, pero ahora con el regreso del chavismo si Gerardo Márquez o Carolus Wimmer – primero y segundo suplente respectivamente – asisten al Parlamento, el voto de esa curul cambiaría para el Psuv.

 

No alcanzan los votos

Aunque otro de los puntos aprobados por el chavismo y los partidos minoritarios de oposición en su acuerdo de diálogo fue nombrar un nuevo Consejo Nacional Electoral (CNE), se necesita pasar por la aprobación de las dos terceras partes de la Asamblea Nacional. 

Ese fue justo el número de diputados que ganó la oposición en diciembre de 2015, pero actualmente con las sentencias del Tribunal Supremo de Justicia hay al menos 30 diputados en embajadas, exilio, clandestinidad y uno preso, Juan Requesens (PJ-Táchira). 

Las cuentas no dan para aprobar por sí solos un nuevo directorio del Poder Electoral, pero lo mismo ocurre para el chavismo – que de votar junto a los partidos minoritarios – solo sumaría 7 diputados a una ya mermada bancada “de la patria”, que cuenta con solo 28 principales.

Aunque el segundo vicepresidente del Parlamento aseguró que están dispuestos a llegar a un acuerdo para salir de la crisis y elegir un nuevo CNE, el chavismo llegó a la AN con el mismo discurso del desacato y de que la oposición debe “cumplir con la sentencia del Tribunal Supremo de Justicia”. 

En cuatro años no ha habido respuesta por parte de la Sala Electoral del TSJ, a pesar de que en una oportunidad los parlamentarios de Amazonas solicitaron desincorporarse de la Cámara, con la promesa de que así habría una resolución. 

Para el diputado Henry Ramos Allup (AD-Distrito Capital) esta Sala no responderá sobre el tema porque es un asunto político, como explicó en la sesión del pasado 24 de septiembre y para Stalin González el tema del “desacato” es un invento del oficialismo porque perdieron las elecciones parlamentarias de 2015.

El juego sigue trancando.