Civil archivos - Runrun

Civil

El dilema militar sobre lo civil, por Asdrúbal Aguiar

VENEZUELA NACE, EN 1811, como una república de ciudadanos. “La idea de un hombre nacido magistrado, legislador, juez, militar o empleado de cualquiera suerte, es absurda”, según nuestro primer texto fundamental. En él se advierte la necesidad de “levantar y mantener ejércitos cuando sean necesarios para mantener la libertad”. “Disminuirlos oportunamente” es el desiderátum.

Lo permanente, tal y como se entiende para la época, son las “milicias”, integradas por ciudadanos, responsables del orden y la tranquilidad públicas. Son el germen de nuestras actuales policías ciudadanas y de la misma Guardia Nacional, hoy transformada en ariete de la constante represión.

Ocurrida la pérdida de la Primera República, declarado formalmente “restablecido el gobierno federal” durante el Congreso de Cariaco de 1817, es cuando Venezuela sabe, por vez primera y casualmente, de gobernantes “interinos”, como lo es hoy Juan Guaidó. Esperan ejercer a cabalidad sus funciones una vez como cese la usurpación española; que sólo será posible – eso lo entienden los congregados – cuando se hagan efectivos el respaldo y la acción militar: “hemos sido restituidos por el eminente General Santiago Mariño […], como 2º Jefe encargado al presente de las riendas del Gobierno”, reza el acta respectiva.

Se explica así, que, al instalarse el Congreso de Angostura en 1819, Simón Bolívar proclame ante los representantes reunidos que en ellos reside la soberanía; pero que los militares y sus espadas son las que “están siempre prontas a sostener su augusta autoridad”.

De tal modo surge como predicado, y para lo sucesivo, la existencia de esos dos mundos separados, el civil y el militar, cuyas realidades propias – así parezca un galimatías – no se alcanzan o justifican aisladamente. Uno y otro se reclaman en reciprocidad, para el sostenimiento de la república.

La condición del presidente como “comandante en jefe de todas las fuerzas de mar y tierra”, quien otorga grados y las organiza y disciplina, viene desde esa fecha; pero no las manda en persona, por disposición constitucional. El Senado es quien le autoriza dar los rangos de coronel “inclusive arriba”, por considerarse, justamente, que, si bien gozan los militares de una condición especial propia a su misión, quedan sujetos, para siempre, a los dictados de la citada soberanía popular.

Adquieren las fuerzas armadas, pues, un carácter permanente. Se les concede fuero especial. Aumentan o disminuyen en tiempos de guerra como de paz, siendo obedientes y no deliberantes por sus finalidades; lo que se extiende como norma a la “fuerza pública”, entre éstas, incluso, a la mencionada “milicia”.

La bicefalia institucional descrita se afirma, en suma. Cada hemisferio cerebral de la república, cabe repetirlo, depende, para subsistir, del otro. Y más allá del juicio de valor que corresponda, en sus grandes trazos se conserva al separarse Venezuela de la Gran Colombia.

La Constitución de 1830 fija, por vez primera, un capítulo particular sobre “la Fuerza Armada”. Pero introduce matizaciones.

A la Fuerza Armada se le integra la milicia nacional, bajo las órdenes del gobernador de cada Provincia. Se dispone como competencia del presidente su “mando supremo”; pero al mandarla directamente y emplearla requiere de autorización previa por el Senado. Y a los jefes militares, mientras ejerzan como tales, les está prohibido ser senadores o representantes.

La polaridad civil y militar y su interdependencia hace parte, por lo visto, de nuestra larga y tormentosa historia de revueltas armadas. Su equilibrio se rompe al empeñarse las espadas en dominar a la república, al punto que los civiles se vuelven militares desde el tiempo de los Monagas.

Llegada la república civil, en 1958, cede la tutela de las espadas y se alcanza una transacción histórica que devuelve a sus orígenes auténticos a los militares, proscribiéndose el ejercicio simultáneo de la autoridad civil y la de las armas. Sólo el presidente de la república, como autoridad civil, comanda en Jefe a las Fuerzas Armadas. Ellas se le subordinan, pero no en lo personal, sino como el punto que resuelve, en cabeza del Estado, el destino de ellas dentro del acontecer de la patria.

Son apolíticas, obedientes y no deliberantes. Y la contrapartida de la neutralidad a las que se les somete, volviendo a la esencia del discurso bolivariano plasmado en Angostura, es la de confiarles “asegurar la defensa nacional, la estabilidad de las instituciones democráticas y el respeto a la Constitución”.

Cabe decir que ese delicado, indispensable, y sabio equilibrio, producto de una larga maduración, quiso romperlo el constituyente de 1999. Más tarde fue prostituido, mediante ley, al hacerse del presidente de la república, inconstitucionalmente, un militar activo. Era lo deseado por Hugo Chávez y lo logra, al sobreponer su realidad de soldado, frustrado por su retiro, a la de jefe del Estado y de gobierno, como autoridad civil, cabe insistirlo.

Esto explica, en buena parte – narco corruptelas castrenses apartes – el fenómeno militarista, de pretorianismo y culto a la personalidad del Comandante en Jefe, entronizado en Venezuela durante las dos últimas décadas.

La república, en consecuencia, es víctima de un espíritu retrógrado. Urge exorcizarla para restablecer su equilibrio cerebral. Para que cese la usurpación. Los militares con futuro y profesionales tienen la palabra. La demandan sus orígenes verdaderos.

@asdrubalaguiar

Felipe González: “Si queremos mantener el poder civil, debe respetarse el revocatorio”

felipeGo

 

El ex presidente del gobierno español, Felipe González, afirmó que en el país es imposible una negociación entre gobierno y oposición si se sigue retrasando el referéndum revocatorio.

“Si queremos mantener el poder civil, que es el único representativo, tiene que haber elecciones de acuerdo con los plazos previstos, debe respetarse el revocatorio y no alargar los plazos y poner en libertad a los presos políticos. Sí Maduro no quiere es que no quiere diálogo”, afirmó en entrevista con César Miguel Rondón en el Circuito Éxitos de Unión Radio.

Destacó que la comunidad internacional está muy preocupada por la deriva en que en la que se encuentra Venezuela. “Quiere aparentar ante la comunidad internacional que la oposición no quiere dialogar y la oposición no puede dialogar con presos políticos en las cárceles ni con un boicot permanente al revocatorio”, aseveró.

Añadió que la justicia en el país no es independiente. “No hay garantía de defensa, no es sólo Leopoldo López, es Antonio Ledezma, Daniel Ceballos, son más de 80 personas que están en situación de presos políticos, eso es incompatible con la democracia”, dijo.

 

Tribunal admite demanda civil de Cabello contra Tal Cual, El Nacional y La Patilla

Captura de pantalla 2015-08-13 a las 12.41.39

El presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, anunció en su programa semanal que fue admitida la demanda civil  que había presentado en abril contra los medios Tal Cual, El Nacional y La Patilla por la publicación de una información que lo vinculaba con narcotráfico, y que había sido publicada originalmente por medios internacionales. Por ser esta de carácter civil, le permitiría al tribunal embargar los bienes a las empresas.

Con la admisión de la demanda se inicia el proceso judicial contra los tres medios cuyos directivos enfrentan una medida de prohibición de salida del país.

Cabello dijo en su programa nocturno “Con el mazo dando”, que está pendiente de la decisión de otra demanda penal que presentó contra los tres medios. El dirigente oficialista anunció que también iniciaría acciones legales contra el diario ABC y otros medios.

ABC difundió a principios de 2015 una noticia, en la que se aseguraba que el capitán de la armada venezolana Leamsy Salazar había solicitado asilo en Estados Unidos a cambio de informar sobre los presuntos vínculos de Cabello con un cartel de drogas. El presidente de la Asamblea Nacional rechazó los señalamientos.

Venezuela en la ONU se abstiene de condenar el uso de gas de cloro en Siria

rafaRamirez

El Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas aprobó una resolución el viernes que condena el uso de gas de cloro en la guerra civil en Siria, conflicto que ha resultado en la muerte de más de 200,000 personas desde que comenzó en 2011.

De los 15 países que conforman el Consejo de Seguridad, hubo una sola abstención: Venezuela. Incluso Rusia, miembro permanente y un tradicional aliado del régimen de Damasco, apoyó la resolución adoptada por el consejo.

La decisión del consejo condenó el uso de este tipo de armas en el conflicto sirio y se basó en un estudio hecho por la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPCW, por sus siglas en inglés). Este reporte determinó que el gas había sido usado en la guerra civil pero no responsabilizó a ningún bando en particular. La resolución 2209 expresó una gran preocupación por el uso de armas químicas y dejó abierta la posibilidad de aprobar sanciones una vez que se determine quiénes son los responsables de usar este armamento.

Por su parte, el embajador venezolano Rafael Ramírez justificó su voto diciendo que el resultado del estudio de OPCW no era definitivo ya que no había determinado culpabilidad del hecho. Siria ha sido víctima de grupos armados que impulsan el odio y la violencia y que también tienen poder militar a gran escala, añadió Ramírez, según la reseña oficial sobre la votación del Consejo de Seguridad.

Sociedad civil respalda Acuerdo Nacional para la Transición

transicion

Este martes, diversos sectores de la sociedad civil venezolana llevaron a cabo un acto en apoyo al Alcalde Metropolitano de Caracas, donde amas de casa, artistas, educadores, estudiantes, empresarios y dirigentes de la Mesa de la Unidad Democrática respaldaron el Acuerdo Nacional para la Transición suscrito por Antonio Ledezma, Leopoldo López y María Corina Machado el pasado 11 de febrero.

Milos Alcalay, Antonio Sánchez García, Germán Carrera Damas, Rolando Salazar, Américo Martín, Enrico Aristigueta Gramco y María Teresa Chacín fueron alguna de las personalidades que participaron en este acto en apoyo al manifiesto que propone una transición en paz, la construcción de una agenda política e institucional para sacar al país de la emergencia social, así como una propuesta de diálogo para la reinvención de la economía.

Asdrúbal Aguiar, jurista, político y escritor venezolano, aseguró que el documento por el que acusan a Antonio Ledezma no es más que un llamado a la democracia. “Vengo con ustedes a ponerme la Patria al hombro y poner mi grano de arena en esta lucha. Estamos hablando del llamado que se nos ha hecho de un Acuerdo Nacional para la Transición. Este documento es un desafío para quienes han secuestrado el poder y nuestras libertades, porque es un decálogo de la democracia. Es un acto de fe en nuestras convicciones democráticas. Antonio Ledezma es la segunda autoridad nacional más importante y el pasado 19 de febrero el Gobierno se burló de la soberanía popular y se puso de espaldas al estado de derecho y el ejecutivo se convirtió en juez y parte y además se atenta contra la libertad de expresión, que es la columna vertebral de la democracia. Y la importancia de este documento es que la oposición le ha ofrecido a Venezuela las bases para luchar por la libertad y la democracia de manera pacífica y constitucional”, afirmó Aguiar.

El historiador Germán Carrera Damas explicó que no se puede hacer frente a una situación presente, sin tener en cuenta la historia política de nuestro país. “No soy optimista, lo que practico es la certidumbre histórica y por eso aseguro que hemos llegado al último escalón de la degradación de una sociedad, que es la violencia. Ya no hay posibilidad de persuadir, lo que queda es intimidar y por eso hacen lo que le hicieron a Antonio Ledezma”, expresó.

Para el abogado, político y escritor, Américo Martín: “la fuerza de la oposición está en su diversidad, en función de un fin unificador que es el rescate de la democracia y la construcción de una sociedad pluralista y libre. Los jóvenes que todos los días se incorporan son la prueba de que el futuro nos pertenece, pero también es importante que el presente también nos pertenezca y por eso estamos aquí, para que por encima de la diversidad, se tomen inicitivas unitarias en pro de la voluntad democrática, tal como han hecho Ledezma, López y Machado”, manifestó.

Otro de los oradores fue Enrique Aristigueta Gramcko, miembro de la Junta Patriótica de 1958.  “Estamos reunidos para darle un respaldo inequívoco, total y absoluto a Leopoldo, a Antonio y a María Corina. Y a los jóvenes les digo que no pierdan la frescura de de sus pensamientos, porque en ustedes está la esperanza de un futuro para Venezuela, que va a requerir a los más honestos, a los más formados y a los que más quieran a esta Patria. Este Gobierno no va a resistir la avalancha democrática que se le viene encima porque no tienen moral”, dijo Aristigueta.

Eloy Araujo, presidente de la FCU de la Universidad de Los Andes, en representación del movimiento estudiantil, aseguró que los jóvenes no dejarán de luchar hasta reconquistar la libertad y la democracia y María Teresa Chacín, en nombre de los artistas de Venezuela, manifestó su apoyo al Alcalde Metropolitano de Caracas, Antonio Ledezma, Leopoldo López y María Corina Machado, asegurando que la justicia y la nobleza son valores de los venezolanos que la sociedad civil está llamada a rescatar.

Finalmente, la ex-diputada María Corina Machado, reiteró su compromiso con cada uno de los puntos expresados en el Acuerdo Nacional para la Transición. “Si Maduro creía que apresando a un hombre honesto nos iba a paralizar, aquí tiene la respuesta. Esos presos de conciencia representan la fuerza de la voluntad democrárica de todos los venezolanos. En Miraflores le tienen pavor a la palabra transición y el Acuerdo Nacional para la Transicion es el punto de encuentro de todos los venezolanos. Vamos a atender la emergencia política e institucional y juntos, los ciudadanos civiles y militares, vamos a reconstruir a Venezuela, a restituir todas las libertades y liberar a todos los presos políticos. Y, sobretodo, vamos a trabajar en una agenda social para que cada venezolano recupere la confianza en sí mismo y en un país de oportunidades para todos. Sabemos lo que tenemos que hacer y lo vamos a hacer de manera democrática y constitucional. Aquí estamos demostrando cómo miles de venezolanos no solo suscribimos un acuerdo, sino que decimos a viva voz que no tenemos miedo. La transición para la democracia en paz es inminente. Ha llegado la hora de los ciudadanos, ha llegado la hora de Venezuela”, expresó.

Machado respaldó a la esposa de Antonio Ledezma, ratificando un mensaje de apoyo que le hiciera llegar el Alcalde Metropolitano e hizo un llamado a la sociedad civil a tomar la calle este sábado 28 de febrero, de manera pacífica, a recabar firmas en apoyo al Acuerdo Nacional para la Transición.

unnamed (6)

Dic 03, 2014 | Actualizado hace 5 años
Jóvito, héroe civil por Ramón Guillermo Aveledo

jovitovillalba

 

El heroísmo que reconocemos requiere virtud, soledad y martirio. El héroe, escribe Savater, “es la visión ética por excelencia”. Omar Pérez, defensor del lector de estas páginas, hizo justicia a un héroe venezolano en su biografía de Jóvito Villalba, a cuyo homenaje acaba de invitarme el Concejo de Pampatar.

Entre nosotros, la manera de contar y aprender la historia, trenzada con retórica de ocasión y propaganda, tiene mucho de Venezuela heroica de Eduardo Blanco, novela romántica, epopeya marcada por hipérboles y epítetos. Y de la gesta por la Independencia pasamos a cualquier batalla, real o imaginaria, aunque sea en la tragedia de las guerras civiles.

No desmerezco al guerrero pero Convit, Gabaldón, Prieto Figueroa, Fermín Toro, Cecilio Acosta, Pérez Alfonzo, Gallegos, Aparicio, Michelena, Narváez, Calvani, Teresa Carreño y Mendoza Fleury han construido más patria que toda la pólvora y la polvareda.

Exaltamos el heroísmo bélico y subestimamos el heroísmo civil de los que educan, investigan, crean, hacen, informan, emprenden y, por cierto, de los que lideran o aspiran a liderar. Los del oficio más denostado, los políticos.

Dejó Villalba constancia de su comprensión de la naturaleza intensamente contradictoria de la vocación que ejerció con entrega vital y elegancia en los modos: “El quehacer político, la política es pugna de intereses y competencia de ambiciones, pero es también, paradójicamente, trabajo por el entendimiento entre los hombres y la unidad de las fuerzas sociales. En esta aparente o real contradicción de sus fines residen su interés y su grandeza. Gracias a esta contradicción, en el tablero de la política se encuentra y alternan el rufián con el apóstol, el demagogo con el estadista y el tirano con el libertador; y la historia, que es en gran parte el discurrir de la política, nos presenta la sucesión de angustiosos momentos de violencia y caos con sublimes horas de afirmación e integración humanas…”.

Su vida nos pone cara a cara con la conciencia. Luchó sin descanso, defendió su manera de querer a Venezuela y su sueño de verla convertida en una sociedad pacífica, democrática, próspera y justa. Enfrentó tiranías y arbitrariedades sin otra arma que su palabra, sin disparar un tiro ni tirar una parada. Si eso no es ser valiente, que alguien me explique qué es el valor. Jóvito es un héroe civil.

@aveledounidad

Últimas Noticias 

ONU llama a alcanzar acuerdo de transición pacífica a un gobierno civil en Burkina Faso

kimoon

Vía Centro de Noticias ONU

El Secretario General de la ONU llamó hoy a todas las partes implicadas en la crisis de Burkina Faso a alcanzar un acuerdo para realizar una transición pacífica a un gobierno civil lo más pronto posible.

En un comunicado, Ban Ki-moon también reiteró su exhortación a un diálogo que incluya a todos los actores políticos y sociales del país.

Ban agradeció la iniciativa de los presidentes de Ghana, John Mahama, de Nigeria, Goodluck Jonathan, y Senegal, Macky Sall, quienes se encuentran en la capital de Burkina Faso, celebrando consultas para encontrar una solución a la crisis política.

Los tres mandatarios llegaron hoy a Uagadugú para reforzar los trabajos de mediación de las delegaciones de la ONU, la Unión Africana y la Comunidad de Estados de África Occidental (CEDEAO).

Por su parte, el representante de Naciones Unidas para África Occidental, Mohammed Chambas, acogió con beneplácito el apoyo de los líderes regionales e informó que la ONU, la Unión Africana y la CEDEAO continúan hablando con todas las partes para garantizar una transición democrática que se ajuste a la constitución nacional.

Después de varios días de manifestaciones violentas en Uagadugú, el presidente Blaise Compaoré dimitió el viernes pasado y el Ejército proclamó como jefe de Estado al teniente coronel Isaac Zida, quien ordenó un despliegue militar en la capital para reprimir las protestas ciudadanas.

Burkina Faso encaminada en el regreso a un régimen civil

Issac Yacouba Zida

 

UAGADUGU, Burkina Faso (AP) — Los diplomáticos que presionan al gobernante militar de Burkina Faso para el regreso a un régimen civil dijeron el miércoles que buscan candidatos a una presidencia interina hasta que se realicen elecciones.

Previamente, los presidentes de Nigeria, Senegal y Ghana arribaron al país para mantener conversaciones. La Unión Africana ha dado plazo de dos semanas para entregar el poder, bajo pena de sanciones que resultarían devastadoras para un país mediterráneo y paupérrimo.

“Agradecemos la solidaridad de los líderes regionales que deben ayudarnos a encontrar el consenso, cualquiera que sea la fórmula aprobada para la transición”, dijo el dirigente opositor Zephirin Diabre a The Associated Press.

Las protestas de la oposición obligaron al presidente Blaise Compaore a dimitir tras 27 años en el poder. Compaore nunca identificó a un posible sucesor y su renuncia creó un vacío político donde al menos tres personas trataron de tomar el control del país en la última semana.

Según la Constitución, el presidente del parlamento debe quedar a cargo hasta la realización de elecciones, dijo Roch Marc Christian Kabore, dirigente de un partido opositor.

Sin embargo, el ejército de Burkina Faso designó al teniente coronel Isaac Yacouba Zida como líder de transición.

La comunidad internacional quiere que el ejército devuelva rápido al país a un gobierno constitucional. El lunes, la Unión Africana, que representa a 53 naciones del continente, dio a Burkina Faso dos semanas para hacerlo o se enfrentará a sanciones.

El presidente de Nigeria, Goodluck Jonathan, el de Senegal, Macky Sall, y el de Ghana, John Dramani Mahama, arribaron el miércoles para mantener negociaciones.

 

Copyright 2014 The Associated Press. All rights reserved. This material may not be published, broadcast, rewritten or redistributed.