Xenofobia archivos - Runrun

Xenofobia

EE. UU. vs China: xenofobia y guerra fría, por Víctor Álvarez R. / Davgla Rodríguez A.

@victoralvarezr@davroalvarez 

En su afán por lograr la reelección, Donald Trump intensifica la rivalidad de EE. UU. contra China. Las encuestas muestran que el apoyo al mandatario estadounidense está cayendo en estados clave, en medio de una fuerte crítica por no haber actuado oportuna y eficazmente para evitar la propagación masiva y acelerada de la covid-19, que sigue causando estragos en la población de EE. UU.

La estrategia de Trump es atacar a su rival Joe Biden, quien lidera la intención de voto con 53 % frente a 43 %. Para remontar esta desventaja, los asesores de Trump despliegan una campaña de ataque y llaman Beijing Biden” al candidato demócrata, a quien acusan de estar dispuesto a hacer inadmisibles concesiones a China. Pero ambos candidatos coinciden en manifestar duras posturas contra China para aumentar su número de votos. Tanto así que, entre los demócratas, Biden ha sido criticado por ser caja de resonancia del discurso xenófobo y racista de Trump.

Tanto es el prejuicio sembrado contra el gigante asiático en esta campaña electoral que, según una encuesta de Pew Research Center, dos de cada tres estadounidenses tienen una visión desfavorable de China. Y esa desconfianza se refleja en todo el electorado, sin importar si es demócrata o republicano. Aunque se intensifica entre los seguidores de Trump y las personas de más edad.

El virus chino y la xenofobia

Líderes gubernamentales y altos funcionarios estadounidenses han alentado directa o indirectamente los crímenes de odio y las muestras de racismo y xenofobia mediante el uso y abuso de una retórica antichina. Trump acusa a Beijing de falta de transparencia en el manejo del coronavirus. Le atribuye la principal responsabilidad en la propagación de la pandemia y promete al electorado estadounidense que China pagará por los daños ocasionados por la covid-19.

Poderosos sectores conservadores y reaccionarios han aprovechado la crisis de COVID-19 para impulsar teorías de conspiración contra los inmigrantes y a favor de la supremacía blanca, ultranacionalista y xenófoba que ahora se enfoca en satanizar a la población de origen asiático.

Varios congresistas han propuesto leyes o acciones para castigar a China: el senador republicano Tom Cotton acusó a Beijing de permitir deliberadamente que el virus saliera de sus fronteras. Y el fiscal general del estado de Misuri, Eric Schmicht, demandó por daños a China.

Human Rigts Watch ha hecho un llamado a los gobiernos para que tomen urgentes medidas para prevenir la violencia y la discriminación racista y xenófoba vinculada a la covid-19. El Secretario General de las Naciones Unidas, Antonio Guterres, dijo que “la pandemia sigue desatando una oleada de odio y xenofobia, buscando chivos expiatorios y fomentando el miedo” e instó a los gobiernos a “actuar ahora para fortalecer la inmunidad de nuestras sociedades contra el virus del odio”.

La intensificación de la campaña xenófoba y racista ha sido tan peligrosamente eficaz que donde se ve una persona de origen asiático se advierte un foco de contagio. Por esa razón suelen ser víctimas de ataques, amenazas, insultos racistas, discriminación e, incluso, salvajes golpizas.

En Italia, el grupo de la sociedad civil Lunaria ha recopilado cerca de un centenar de denuncias y noticias sobre agresiones, insultos, acoso y discriminación contra personas de ascendencia asiática. Organizaciones de derechos humanos y otros grupos en Francia, Australia y Rusia informaron a Human Rights Watch sobre ataques y acoso a personas que -por el solo hecho de tener ascendencia asiática- son acusadas a priori de ser portadoras de COVID-19.

La nueva guerra fría

La guerra comercial de EE. UU. contra China -a quien acusa de prácticas comerciales desleales y robo de la propiedad intelectual estadounidense-, se intensifica ahora con la acusación del gobierno de Trump sobre la responsabilidad e intencionalidad de China en la propagación internacional de la covid-19. Estas acusaciones han dado origen a toda clase de teorías conspirativas sobre las supuestas pretensiones chinas de dominar al mundo.

La razón de fondo de toda esta campaña es que China representa para EE. UU. un desafío económico mucho mayor que el que en su momento representó la Unión Soviética.

Al comparar las series estadísticas del PIB entre ambos países, salta a la vista que en ningún momento -durante la Guerra Fría- la economía soviética superó el tamaño de la economía estadounidense. Y cuando más se acercó la URSS, apenas llegó a ser el 44 % de la gigantesca economía de EE. UU.

Pero resulta que en los últimos treinta años despertó otro gigante: el gigante asiático. La economía China ha superado ya el tamaño de la economía de EE. UU. Y esto representa una seria amenaza para la hegemonía estadounidense, aunque China no tenga las mismas pretensiones soviéticas de difundir su modelo político-ideológico ni de expandir su presencia militar.

Lo que sí hace Beijing es seguir invirtiendo en el desarrollo de su gran proyecto global La Nueva Ruta de la Seda. A esta iniciativa se integran cada vez más países bajo el principio de esfuerzo mutuo y beneficios compartidos. Por lo tanto, el desafío de China para los EE. UU. es fundamentalmente económico. Para evitar que la pujante economía china le siga sacando ventaja a la cada vez menos competitiva economía estadounidense, Trump está dispuesto a apelar a cualquier pretexto.

El problema es que el uso del término “virus chino” por parte de Donald Trump y de “virus de Wuhan” por parte de Mike Pompeo, atizan el discurso del odio. Y exponen al ataque de fanáticos no solo a la enorme comunidad china en EE. UU., sino a toda persona de origen y rasgos asiáticos. A medida que se acerque el 3 de noviembre, fecha en la que se realizarán las elecciones, el conflicto entre Washington y Beijing se hará más tenso, cuestión que recrudecerá la xenofobia y prejuicios contra los inmigrantes asiáticos en EE. UU. El peligro que corren es inminente.

 

Las opiniones emitidas por los articulistas son de su entera responsabilidad y no comprometen la línea editorial de RunRun.es

Los diputados de la legítima Asamblea Nacional (AN) aprobaron este miércoles en sesión ordinaria en la Plaza Bolívar de Chacao, un acuerdo para rechazar los actos de xenofobia en contra de los venezolanos que se encuentran en el exterior.

El parlamentario, Renzo Prieto, afirmó que los ciudadanos que han salido del país, representan 14 % de la población, por lo que exhortó a los gobiernos a crear mecanismos que condenen la discriminación hacia los inmigrantes de Venezuela.

“Debemos manifestar nuestro rechazo a las acciones y expresiones de xenofobia contra nuestros inmigrantes venezolanos, que han tenido que migrar forzosamente producto de las políticas que el régimen ha implementado”, dijo Prieto.

La diputada Marialbert Barrios abogó por la creación de mejores condiciones para que los venezolanos puedan retornar y apoyar en la reconstrucción de la nación.

El parlamentario Carlos Valero expresó que se encuentran trabajando la forma de mitigar la xenofobia de los venezolanos en el exterior. “Llenamos vacíos sobre la capacidad laboral e intelectual en muchos países con médicos, ingenieros petroleros, periodistas, gente que tiene mucha preparación y que hay que recuperarla para nuestro país”, reiteró.

El documento aprobado por la mayoría de los diputados, rechaza la discriminación de los venezolanos, solicita a los países de la región crear medidas que disminuyan los ataques de xenofobia y  promover una política de paz, solidaridad y respeto hacia los ciudadanos. Además solicita a los parlamentos crear campañas en defensa de los derechos humanos y procurar mejores condiciones de vida para de los migrantes y refugiados.

El acuerdo será remitido a los países miembros del Grupo de Lima, a la OEA, a la oficina de la alta comisionada para los Derechos Humanos de las Naciones Unidas, a Acnur y a la Comisión Internacional para las Migraciones.

En la sesión del día de hoy también se aprobó la designación de Juan Pablo Soteldo como Contralor Especial de La República Bolivariana de Venezuela. Rechazaron la desaparición forzada del Juan José Márquez, tío de Juan Guaidó y denunciaron la arremetida de “grupos paramilitares” contra periodistas y trabajadores de la prensa. 

 

*Con información de UR y EU

2019: el año de la xenofobia contra los venezolanos
Además de lidiar con el proceso migratorio, los trámites legales y la obtención de permisos; la diáspora venezolana también ha tenido que afrontar tratos discriminatorios, actos violentos y rechazo por parte de los nativos de los países en los que se han residenciado

 

4.769.498 de venezolanos han salido del país huyendo de la falta de alimentos, medicinas, servicios públicos y de la hiperinflación que atraviesa el terruño con las reservas petroleras más grandes del mundo; esta es la cifra que maneja el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur), las oficiales no existen; casi la misma cantidad de personas que salieron de Siria después del conflicto armado que se inició en 2011. Y podría elevarse a ocho millones, si no cesa la crisis humanitaria, asegura el organismo que forma parte de la ONU.

Por tierra, aire y mar ha sido la estampida; unos cuantos se han ido caminando, a principios de 2018 imágenes de caravanas de connacionales cruzando la frontera con Colombia a pie, con bolsos y maletas en la espalda inundaron las redes sociales y no dejaron indiferente a nadie –no militante del PSUV–; un drama que han seguido muy de cerca distintas ONG dedicadas a derechos humanos, migración y refugiados, y medios de comunicación nacionales e internacionales.

Colombia, Perú, Chile, Argentina, Ecuador y Brasil son las naciones que han recibido el grueso de la diáspora venezolana.

Se estrechan los caminos y destinos

Hasta hace apenas cinco años el pasaporte con el Escudo de Armas estaba entre los 25 más aceptados en el mundo. Ahora empieza a quedarse atrás. Hoy, nada más en América, son 11 los países que le solicitan un visado a los venezolanos (o exigen más documentos que hacen cada vez más complicada la entrada), la razón de muchos: al ver que no se producen cambios políticos y económicos en la patria de Bolívar y al darse cuenta que sus servicios públicos y economías comienzan a resentir el aumento repentino de su población; varios vecinos de la región decidieron limitar el ingreso.

Entre los más recientes están República Dominicana, que desde el 16 de diciembre se convirtió en el onceavo país en aplicar esta providencia. Le antecedieron Trinidad y Tobago, Ecuador, Perú y Chile, este último ya había establecido en 2018 un visado de “Responsabilidad democrática” para los que viajaran con la intención de residenciarse o trabajar allá temporalmente; luego en junio de este año instauró que todo venezolano que quiera visitar su territorio debe tener un visado.

 

*Vea la nota completa en TalCual

Perú rechaza acusaciones del régimen de Maduro de apoyar actos de xenofobia

EL GOBIERNO DE PERÚ rechazó las acusaciones del régimen de Nicolás Maduro de supuestamente apoyar o tolerar actos de xenofobia en contra de venezolanos que residen en ese país.

A través de un comunicado publicado este domingo, el Gobierno peruano condenó toda forma de xenofobia. “El Perú ha acogido en actitud solidaria a más de 850 mil ciudadanos venezolanos que han huido de la dictadura de Maduro y de las inhumanas condiciones que ha generado para sus connacionales”, agregaron.

Igualmente responsabilizaron al gobierno de Maduro de la crisis que vive Venezuela y que ha obligado a más de cuatro millones de ciudadanos a salir del país. 

También aseguraron que los únicos responsables de la violación de Derechos Humanos de sus ciudadanos, es el gobierno de Venezuela. 

Por último acotaron que Perú mantiene un permanente contacto con las autoridades “legítimas” de Venezuela – la presidencia encargada de Juan Guaidó- “sobre este y todos los temas relativos a nuestra relación bilateral”. 

Situación complicada

Sin embargo desde hace varios días se han compartido por las redes sociales más fotografías y vídeos de actos de xenofobia en contra de venezolanos por parte de ciudadanos peruanos.

Incluso el representante diplomático de Venezuela en Perú, Carlos Scull informó  que la sede diplomática tomará medidas ante los casos de xenofobia que han sufrido ciudadanos venezolanos en el país. 

 Scull anunció, entre otras medidas, que la embajada ha abierto un canal de Whatsapp para encauzar las denuncias de los connacionales con las instituciones correspondientes. 

Igualmente el representante del presidente encargado Juan Guaidó para las relaciones exteriores, Julio Borges dijo en su cuenta de Twitter que se comunicó con el canciller de Perú, Nestor Popolizio para “abordar los recientes sucesos contra los venezolanos en ese país”.

Agregó que están organizando reuniones con el representante diplomático, Carlos Scull y con autoridades peruanas para atender la situación. 

Régimen de Maduro rechaza actos de xenofobia en contra de venezolanos en Perú

EL GOBIERNO DE NICOLÁS MADURO expresó su repudio a los actos de “xenofobia, agresión y persecución” en contra de ciudadanos venezolanos que residen en Perú.

A través de un comunicado difundido por la Cancillería responsabilizaron a la autoridades del Gobierno peruano por estos “actos bochornosos e inhumanos”.

“Venezuela denuncia al Gobierno de Perú por violar e incumplir sus responsabilidades internacionales, al promover y permitir actos de segregación y xenofobia contra ciudadanos que han ejercido su legítimo derecho a la movilidad humana y que deben ser protegidos por las instituciones y leyes del país receptor”, señalaron.

Para el régimen de Maduro esto es una muestra más de un supuesto plan de agresión en contra de Venezuela, “instigado por varios gobiernos racistas de la región”.

También aseguraron que el Gobierno de Perú ha puesto trabas las operaciones de repatriación de venezolanos que viven en ese país a través del llamado Plan Vuelta a la Patria. “Ante la nueva negativa de las autoridades aeroportuarias y empresas peruanas de garantizar el combustible a la línea aérea Conviasa, el día de ayer las autoridades venezolanas se vieron en la necesidad de suspender otro vuelo que traería de vuelta a 100 connacionales”.

El presidente de Conviasa, Ramón Velásquez, confirmó a través de las redes sociales que las autoridades peruanas no garantizaban el suministro de gasolina para el vuelo. Hasta el momento no ha habido respuesta por parte del Gobierno de Perú.

 

Embajador de Venezuela en Perú anuncia medidas de protección a venezolanos

Carlos Scull, embajador de Venezuela en Perú, informó este sábado que la sede diplomática tomará medidas ante los casos de xenofobia que han sufrido ciudadanos venezolanos en el país. 

“Desde la embajada estamos muy preocupados por las recientes agresiones que han sufrido nuestros hermanos y los casos recientes de xenofobia con nuestra comunidad venezolana en el Perú”, aseguró. 

A través de la cuenta del Centro de Comunicación Nacional anunció que se están llevando a cabo tres medidas para atender a los venezolanos en Perú. 

En primer lugar, “la embajada tiene a su disposición el registro de venezolanos en Perú con el fin de poder saber en dónde está toda la comunidad venezolana, saber sus datos y sus contactos en caso de emergencia o calamidad”, reveló. 

Explicó que en la mayoría de los casos que llegan a la embajada con algún tipo de denuncia se encuentran con la dificultad de no poder identificar al connacional. Puntualizó que deben ingresar a la página web de la embajada y registrarse. 

En segundo lugar, Scull anunció que la embajada ha abierto un canal de Whatsapp para encauzar las denuncias de los connacionales con las instituciones correspondientes. 

En tercer lugar, detalló que “en la embajada estamos adelantando reuniones con instituciones venezolanas y autoridades peruanas para acordar un marco de cooperación que resguarde la seguridad tanto de venezolanos como peruanos”. 

Finalmente, aseguró que la Comisión Permanente de Política Interior de la Asamblea Nacional está trabajando con el Estado peruano para capturar e identificar a delincuentes. 

Ecuador: Autoridades deben atender situaciones de violencia, sin fomentar la xenofobia

En respuesta a las recientes declaraciones del gobierno del Presidente Lenín Moreno sobre la imposición de restricciones de ingreso para personas venezolanas, Erika Guevara Rosas, directora para las Américas de Amnistía Internacional, ha declarado:

“El gobierno del Presidente Lenín tiene la responsabilidad de proteger el derecho de las personas a solicitar asilo y buscar protección internacional, así como de prevenir, investigar y sancionar actos de violencia cometidos en contra de personas dentro de su territorio, sin discriminación por su nacionalidad u otros factores”.

Asimismo, agregó: “Ante graves casos de violencia de género y feminicidios ocurridos recientemente, las autoridades ecuatorianas tienen la obligación de proteger a niñas y mujeres, investigar todos estos crímenes, castigar a quienes resulten responsables, e implementar políticas de prevención de estas formas de violencia. La violencia contra las mujeres y niñas no es una cuestión de nacionalidad o flujos migratorios, pero es el resultado de una cultura que permite esta violencia y una deuda histórica de falta de respuestas integrales de los estados”.

Guevara opina que “estos lamentables hechos no deben fomentar ataques xenófobos, ni la imposición de restricciones adicionales que ponen en mayor riesgo a una población en necesidad de protección internacional en Ecuador y en toda la región, como es el caso de las personas venezolanas que huyen de su país debido a las masivas violaciones a los derechos humanos”.

“Amnistía Internacional le pide al Presidente Lenín Moreno que desista de imponer restricciones de ingreso a las personas en necesidad de protección internacional, a la vez de que se fortalezcan los esfuerzos del estado para atender la endémica violencia contra las mujeres en el país, así como otros actos de violencia en contra de grupos de población en situación vulnerable”, sumó.

Acnur instó a los colombianos a combatir xenofobia contra los venezolanos

JOZEF MERKX, REPRESENTANTE del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) en Colombia, instó este jueves a los colombianos a combatir la xenofobia contra los migrantes venezolanos.

“Hacemos un llamado a la solidaridad porque hace muchos años fue al revés cuando el flujo migratorio era desde aquí”, dijo Merkx en Barranquilla, donde inauguró una oficina de la ONU para apoyar la respuesta del Estado colombiano a las necesidades de la población que huye de la crisis venezolana.

El representante de la Acnur afirmó que los venezolanos no llegan al país por razones de turismo, sino que emigran forzosamente.

“Es muy difícil predecir lo que pasará en los próximos años en materia de migración de venezolanos, pero estamos preocupados porque el flujo es grande, ya que casi todos los días están llegando unas 5.000 personas y casi la mitad se queda en Colombia”, expresó.

Merkx explicó que, además de las acciones de apoyo al gobierno colombiano, se están realizando procesos con las autoridades locales que están recibiendo los problemas generados por la migración masiva tanto de venezolanos como de colombiano retornados.

“Un ejemplo del trabajo que podemos hacer con las gobernaciones y las alcaldías está en las escuelas a donde llegan tantos niños venezolanos. Nosotros podemos apoyar para que presten un mejor servicio, con la construcción de aulas o entregando kits escolares”, aseveró.