maría corina machado archivos - Página 2 de 33 - Runrun

maría corina machado

María Corina Machado, propuesta como candidata a premios Princesa de Asturias

LA POLÍTICA OPOSITORA MARÍA CORINA MACHADO fue propuesta como candidata a los Premios Princesa de Asturias 2019, en la modalidad de Concordia.

La candidatura de Machado está impulsada por una plataforma formada por diversas personalidades y organizaciones políticas y sociales de España, Colombia y Venezuela, informó el grupo a través de un comunicado este 3 de enero.

Los promotores destacan en la nota “la acción política y social y el coraje y valentía de la líder venezolana, así como su lucha por la recuperación de los derechos y libertades del pueblo venezolano, sufriendo incluso ataques contra su persona”.

Señalaron además que, desde hace cuatro años, el “régimen venezolano, encabezado por Nicolás Maduro, le tiene restringidos sus derechos y libertades, impidiéndole la salida del país”.

Machado “es sin duda la cabeza más visible de la oposición política en Venezuela, un rol que lleva ejerciendo desde sus inicios políticos al frente de la organización Súmate, como diputada a la Asamblea Nacional y ahora al frente de su partido Vente Venezuela”, subrayan los firmantes de la plataforma.

El impulso de su candidatura “supone un reconocimiento general a todas aquellas personas que a título individual o en nombre de organizaciones colectivas se han caracterizado por su esfuerzo en favor de salvaguardar los derechos humanos en Venezuela”, añaden.

Recientemente María Corina Machado ha sido incluida por la BBC británica entre las cien mujeres más influyentes del mundo.

Además ha recibido el Premio a la Libertad 2019, otorgado por la organización Internacional Liberal.

Los premios Princesa de Asturias, los más importantes de España, han reconocido a lo largo de 38 ediciones a personalidades como Stephen Hawking, Daniel Barenboim, Yaser Arafat e Isaac Rabin, y entidades como la Organización Mundial de la Salud (OMS), la Fundación Bill y Melinda Gates, Wikipedia y la Cruz Roja.

El acto de entrega de los galardones se celebrará en octubre en Oviedo (norte), en una ceremonia presidida por los reyes de España.

Cada premio está dotado con la reproducción de una escultura de Joan Miró, 50.000 euros, un diploma y una insignia.

Maria Corina Machado y Valentina Quintero entre las 100 mujeres más influyentes según la BBC

 

MARÍA CORINA MACHADO, FUNDADORA DEL MOVIMIENTO POLÍTICO VENTE VENEZUELA, y Valentina Quintero, comunicadora social, están en la lista de año de las 100 mujeres más influyente según la BBC.

La lista publicada este lunes 19 de noviembre, reconoce a las mujeres líderes, pioneras, y heroninas del día a día de edades desde los 15 hasta los 94 años de 60 países.

La lista está ordenada en orden alfabético por nombre, profesión, país de nacimiento y biografía.

En el caso de María Corina Machado, el medio británico la define como: “líder política quien ha encabezado una campaña para salvaguardar los procesos democráticos en Venezuela”.

Quintero fue reconocida por dedicarse a fomentar y promover el turismo venezolano y temas ambientales a través de diferentes plataformas.

A través de su red social, la dirigente de Vente Venezuela manifestó su  honor por estar acompañar a esas “99 mujeres con experiencias tan diversas e inspiradoras”. “A cada venezolana: no hay censura q nos silencie”, agregó.

 

La conocida presentadora del programa Bitácora manifestó sentirse emocionada por la selección por mostrar a Venezuela, “por defenderla de los desmanes ambientales y promover el sentido de arraigo” al país.

Quintero reafirmó que Venezuela debe ser uno de los destinos más extraordinarios de América. “ Es muy emotivo, es una reconocimiento a una convicción al trabajo que hemos hechos por muchos años y que sea ese trabajo de mostrar, crear sentido de raigo (…)”, dijo.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Amanezco en la lista BBC de las 100 mujeres más inspiradoras y con influencia sobre su entorno del 2018. Me emociona muchísimo que sea un reconocimiento por mostrar Venezuela, por compartirla con ustedes, por defenderla de los desmanes ambientales, por promover el sentido de arraigo. Por esa convicción tan sólida de que nos convertiremos en el gran destino turístico sostenible de América. Si estar en esta lista le da mas fuerza a nuestro trabajo, pues nos honra y nos compromete. Un abrazo a todas las mujeres fuertes, plenas y fajadas que nos acompañan, entre ellas @mariacorinamachado , venezolana como yo. Solo puedo agregar que sigo más #sembradaenvenezuela que nunca. Gracias @bbc La foto es una gentileza de @daviddittmar

Una publicación compartida por Valentina Quintero (@valendeviaje) el

 

 

Machado y Quitero están acompañadas junto a otras siete latinoamericanas: la escritora Isabel Allende; la doctora, rabino y bioética argentina Analia Bortz; la entrepreneur y propietario del restaurante y fundadora de caridad nicaraguense Xiomara Diaz; la fiscal salvadoñera Ana Graciela Sagastume Lopez; la estudantes y coordinadora de ONGs guatemalteca Joseline Esteffania Velasquez Morales, la alcaldesa de Ciudad de México Claudia Sheinbaum Pardo; y  la comediante colombiana Ophelia Pastrana

*Con información de Unión Radio y Tal Cual

El Parlamento trata de cerrar sus heridas tras el caso Zapatero

 

En la votación que concluyó con la “sanción moral” contra el expresidente del gobierno español, la gran perdedora fue la Asamblea Nacional. Pese a las diferencias que se expresaron en el debate, desde Voluntad Popular y Primero Justicia salen en defensa de sus colegas atacados en las redes sociales

@pppenaloza

De la Lista Tascón a la Lista Zapatero. El acuerdo parlamentario que el martes 6 de noviembre planteó una especie de “sanción moral” contra el expresidente del gobierno español por su cuestionada intervención en el último proceso de negociación, desembocó en una degollina pública contra los 43 diputados que rechazaron censurar al líder europeo y terminó mancillando la imagen de toda la Cámara.

La Asamblea Nacional abordó temas muy importantes en esa sesión. Condenó “la amenaza de muerte de Nicolás Maduro al diputado Américo De Grazia y al dirigente político Andrés Velásquez”. Alzó su voz “en defensa de la soberanía del territorio nacional” frente al ataque de irregulares colombianos en el estado Amazonas, que asesinaron a tres efectivos de la Guardia Nacional el domingo 4 de noviembre. Y fustigaron la designación de Elvis Amoroso como contralor general de la República y la presentación del proyecto de Ley de Presupuesto de 2019 ante la Asamblea Nacional Constituyente.

Sin embargo, nadie se enteró de eso. Lo único que trascendió de aquella jornada fue la discordia que desató un punto del “acuerdo en respaldo de la resolución del Parlamento Europeo” que manifestó su “compromiso con el restablecimiento de la democracia” en Venezuela. La incorporación de un párrafo que declaraba “no admisible  la mediación del señor José Luis Rodríguez Zapatero” dividió a la fracción de la Unidad -53 a favor y 43 en contra- y fue “la noticia” del día.

Uno de los 43 que no votó el acuerdo que incluía el repudio a Zapatero -y que pide no ser identificado- admite que fallaron al momento de explicar sus razones. Aclara que no defendieron la mediación o actuación del expresidente español. “No consideramos estratégico ese tema porque se trataba únicamente de avalar la actuación del Parlamento Europeo y de la Unión Europea, que ya ha manifestado que no tiene a Zapatero como su representante en este proceso”, acota.

El embajador de España en Venezuela, Jesús Silva, dijo el 30 de octubre con respecto al líder socialista: “Es legítimo que haya una parte de la oposición que no se sienta representada, que no lo quiera, pero (…) él es un señor que ha ayudado y que ha intentado ayudar, que lo habrá hecho mejor o peor, habrá errado o no habrá errado eso es cuestión ya de cada uno juzgarlo, pero yo creo que merece respeto, eso sí”.

Ni el gobierno del conservador Mariano Rajoy ni el de su sucesor, el socialista Pedro Sánchez, han identificado a Zapatero como su “hombre” en Caracas. Pero tampoco ninguno lo ha descalificado y siempre la embajada le brindó todo el apoyo en atención a su condición de antiguo jefe del Ejecutivo español.

Además de los temas diplomáticos, otro legislador de los 43 agrega: “En lugar de cuestionar a Zapatero, lo que debemos hacer es nombrar nosotros a nuestro mediador o facilitador. En caso de que volvamos a la mesa de negociación, tendremos que llevar a nuestro representante y el gobierno irá con quien estime pertinente”.

Golpeados, pero unidos

El jefe de la bancada, Juan Guaidó (VP-Vargas), votó a favor de censurar a Zapatero. No obstante, sale en defensa de todos sus compañeros. “Aquí es importante rescatar la integridad de la institución y destacar la labor de los parlamentarios que han resistido ataques armados y que están sin sueldo en el único reducto democrático del país”, subrayó el diputado a Runrunes.

Guaidó recuerda que “durante el año se han aprobado más de 70 acuerdos por unanimidad”, de ese total cinco en la sesión del martes 6 de noviembre. Apunta que con el caso de la mención a Zapatero “hubo una pequeña diferencia”, pero todos coincidieron en los asuntos más importantes como solicitar a la UE que se adhiera a la petición para que “la Corte Penal Internacional inicie formalmente una investigación por los crímenes de lesa humanidad ocurridos en Venezuela”.

“El que intenta dividir es el régimen, al que le conviene un Parlamento dividido es al régimen. No existe una fracción que apoye a una u otra persona, existe una fracción que ha estado respaldando al pueblo de Venezuela”, enfatizó el portavoz de Voluntad Popular y candidato a presidir la Cámara en 2019.

El presidente de la Comisión de Finanzas, Rafael Guzmán (PJ-Miranda), también votó contra Zapatero y luego, por medio de un comunicado, expresó: “Rechazo de forma categórica los señalamientos que, especialmente desde las redes sociales, se le han proferido a mis compañeros diputados, pues lejos de ser beneficioso, esto solo abona el terreno para las divisiones y los errores”.

Guzmán advirtió que “es cierto que los electores tenemos derecho a demandar respuestas de lo que hacen los elegidos, pero estamos rayando al punto de confundir contraloría ciudadana con linchamiento”.

En contraste, la fracción 16 de Julio – de María Corina Machado- sí se ha encargado de remarcar las diferencias. Primero, cuando desecharon su propuesta de abrir un debate para declarar persona no grata a Zapatero, Machado reaccionó en Twitter: “El país, el mundo y la historia juzgarán”. Tras la aprobación del acuerdo, Machado recalcó en Instagram: “orgullosa de cada uno de los 53 diputados que se pusieron del lado de los venezolanos. La historia será implacable y esta es una lucha existencial mientras el país se desmorona”.

Una semana antes, medios digitales recogieron opiniones de Biagio Pilieri (Yaracuy-Convergencia) donde urgía a votar la declaración de persona no grata “para que sepamos de una vez por todas qué diputados de la Asamblea Nacional son amigos de Zapatero o no. Quiénes son parte de la fracción Venezuela y quiénes representan la fracción Zapatero”. Pilieri está alineado con la fundadora de Vente Venezuela.

Degradación moral

Las discrepancias en el seno de la bancada y la publicación de la lista con los nombres de los 43 diputados, provocó un agrio debate en las redes sociales. La crítica al expresidente español pasó a un segundo plano y todos los dardos –o misiles- se lanzaron contra la supuesta “fracción Zapatero”, sobre la cual cayó una lluvia de denuestos de todo calibre.

En medio de la discusión, surgieron otros temas como la disciplina partidista de los legisladores y si fue “correcto” que algunos medios difundieran la lista. Desde una perspectiva formal, las respuestas a esas preguntas están en la Constitución.

Los parlamentarios están “obligados” a mantener a sus electores “informados e informadas acerca de su gestión y la de la Asamblea”. “Solo responderán ante los electores o electoras y el cuerpo legislativo”. Y “son representantes del pueblo y de los estados en su conjunto, no sujetos o sujetas a mandatos ni instrucciones, sino solo a su conciencia. Su voto en la Asamblea Nacional es personal”.

El Reglamento Interior y de Debates añade que “todas las votaciones serán públicas. Excepcionalmente podrán ser secretas cuando así lo acuerde la mayoría absoluta de los diputados o diputadas presentes”. Igualmente, establece que “cualquiera de los parlamentarios presentes podrá solicitar la votación nominal”. Lo que no regula ninguna ley es el uso que se le dé a esas votaciones ante la opinión pública.

“Todo ciudadano tiene plena legitimidad y está enteramente facultado para demandar o exigir la rendición de cuentas de los funcionarios públicos. A lo que no tiene derecho, sobre todo si desea reivindicar un talante liberal, es a discriminar, segregar o degradar moralmente”, escribió en Twitter el politólogo John Magdaleno, cuyo reflexión parece dirigida a Machado y su partido Vente, que levantan las banderas del liberalismo.

Magdaleno indicó que “una cosa es escrutar, fiscalizar y hasta criticar el desempeño de los funcionarios públicos y otra muy distinta es obrar con prácticas de deshumanización, que pasan por la degradación moral. Y me refiero a prácticas que observo entre opositores, para que no haya lugar a dudas”.

En otro mensaje, el académico sentenció: “cualquier intento de discriminación, segregación social o degradación moral es profundamente anti-liberal y anti-democrático. Así intente hacerse en nombre de un presunto ‘liberalismo’. Lo repetiré hasta el cansancio”.

María Corina y el quiebre,  por Víctor Maldonado C.

 

NO HAY LUCHA POLÍTICA QUE PUEDA TENER ÉXITO EN AUSENCIA DE CONVICCIÓN. La desmoralización es fatal para cualquier proyecto de envergadura. Por eso el principal campo de batalla se da en el esfuerzo de cada uno de los bandos para domesticar al otro. Que el adversario se de por vencido, huya en desbandada y asuma la preponderancia del que lo oprime. Gana el que derrumba la esperanza de su adversario. Las batallas políticas son sobre todo narrativas mutuamente contradictorias que se confrontan en la psique y el corazón de los ciudadanos. Esa es la razón por la que Sun Tzu planteaba que la verdadera victoria es someter al adversario antes de la confrontación. En nuestro caso el régimen administra una mezcla de amenazas, hechos cumplidos y callejones que solo conducen a su permanencia en el poder.

Hambre, violencia, colapso de los servicios, ruina económica son hechos. Las amenazas tienen que ver con represión y denegación de derechos como efecto demostración. Seleccionan bien sus víctimas, para que los ciudadanos no tengan una sola respuesta apropiada sobre las causas ni el alcance de las consecuencias. Y el callejón, la promesa dilatante, dirigida a la domesticación de las ganas, la capitulación anticipada, es tan vieja como el diablo: “negociar a través de un diálogo una transición hacia ningún lado, que les permite ganar tiempo, los deja en el poder, cristaliza sus instituciones, y devasta la reputación de las oposiciones que se atreven a caer en la tentación”. Algunos se solazan en caer, una y otra vez, en la misma trampa.

Por eso el líder democrático, el verdadero, mantiene un estricto compromiso con la verdad, aunque ella sea dura, aunque no convenga, aunque nadie la quiera oír porque rompe con las expectativas de la paz sin costo que algunos ansían, o porque se sale de los linderos de lo “políticamente correcto”. El verdadero líder denuncia los sepulcros blanqueados de los que proyectan su cobardía como un manual de buenas prácticas de la política. El líder democrático que necesitamos proclama la verdad Incluso cuando invocarla suponga una ruptura con los otros que dicen experimentar lo mismo, pero que no se sienten capaces de traducir esa sensación en salidas apropiadas, y por eso mismo se conforman en promover nuevos saltos al precipicio.

El abismo que todos tememos está lleno de diálogos usurpados y negociaciones simuladas que intentan apoderarse una y otra vez de nuestra escasa capacidad para recordar el fiasco serial del que hemos sido víctimas. ¿Acaso esta metodología de apaciguamiento no comenzó temprano, en el 2002, con supervisión de la OEA y el Centro Carter? ¿Tienen presente que Chávez activó la primera comisión presidencial para el diálogo nacional precisamente en medio de una turbulencia política insoportable? ¿No recuerdan cómo concluyó esa etapa de civilización aparente y corrección política intachable? ¿Va a ser diferente la próxima vez, cuando en todas las ocasiones anteriores resultó ser el mejor camino a disposición del régimen para mantenerse al frente, al menor costo posible para ellos? ¿Cuántos de los compromisos fueron honrados? Sin embargo, cada vez que se plantea el método, algunos lanzan alaridos contra todos los que previenen sobre sus resultados. ¿Vamos a seguir confiando en esos consuetudinarios flautistas del totalitarismo, que tocan el ritmo de la desmemoria y la dominación?

Pocos han sido capaces de encarar esa ola perfectamente organizada para apoyar la ruta planteada por el régimen. Entre todos ellos, no me cabe ninguna duda que María Corina Machado ha sido la que mejor ha expresado ese repudio a las trampas almibaradas que sistemáticamente coloca el régimen. No ha sido la única, pero sí de las más consistentes. En esa ruta se han mantenido con similar firmeza Antonio Ledezma. Ambos han pagado caro la incomprensión del resto, y el bombardeo inmisericorde del establishment, que no solo los ha descalificado, sino que los ha censurado brutalmente. Por cierto, un establishment que cada día está menos en Venezuela, disfrutando de una apropiada distancia que simulan con descaro. Al parecer, cuesta un montón la transparencia y la verdad.

María Corina es de las pocas líderes que, asumiendo ese riesgo, se ha mantenido invicta, aferrada a un diagnóstico certero, comprometida con la verdad, y encarando por todos nosotros, a veces con mucha soledad, las multiformes versiones de la misma tentación que nos quiere someter irrevocablemente a la servidumbre. Otros no se resisten al coqueteo con lo que no es otra cosa que una imposibilidad.

Hasta esta situación no hemos llegado sin la compañía de una maquinaria especializada en hacer pasar por oposición lo que siempre ha sido cooperación. Sin eso hubiera sido imposible tantos años de inestabilidad a punto de colapso. Pero la gente se acostumbra a casi todo, y como hemos visto aquí, a cualquier calidad de dirección y liderazgo. No es nuevo. Pero en algún momento hay que hacer el deslinde necesario, porque mientras tanto esa oposición usurpa el mandato ciudadano, adormece al parlamento y están dispuestos para la próxima foto. ¿Hasta cuando van a estar allí, con nuestra silenciosa anuencia, representando un papel que les excede cualquier actitud o disposición? Esa también es una consecuencia del totalitarismo que vivimos: una dirección vencida, que ya no representa a nadie, que incluso ha dado la espalda al mandato que recibieron, pero que se comporta como una mayoría vigente, legítima incluso. En el transcurso, y debido a tantos errores, se han vaciado de respaldo y significado, aunque sigan allí, administrando cargos y respaldos, sin darse cuenta de la reacción adversa que reciben en las redes sociales.

Sólo para recordar, aludamos al triste caso de Simón, el mago de Samaría. Dos o tres juegos de mano le permitieron parecer lo que nunca fue. Porque no era Dios ni uno de sus enviados. Poco le duró el precario prestigio al confrontar la fuerza telúrica que llevaban consigo Pedro y Juan. Al ver que se le venía una competencia que lo iba a desenmascarar intentó ofrecerles dinero. En ese momento comprendió que algunas cosas no se pueden comprar, la credibilidad es una de ellas. Algunos hoy creen que la disposición de recursos hace la diferencia. No es cierto. El gobierno es un desmentido brutal a esa pretensión. Algunas imposturas opositoras ratifican la falsedad de esa expectativa. Hay algo que se llama probidad que no tiene precio en el mercado de la política. Y ese es el principal capital que exhibe María Corina.

Mientras ella gana adhesiones, prestigio y respaldo popular, en los demás ocurre un trágico colapso. Uno tras otro ha venido cayendo la lista de los falsos magos de nuestra política vernácula. Los gurús, analistas, encuestólogos, especialistas, estrategas, articulistas, editores y políticos no son ni el remedo de la hegemonía que hasta hace poco practicaban con impudicia. Ese castillo de naipes se está derrumbando fatalmente. La gente se amarga -algunos- porque se quedaron sin referentes, porque están cayendo en cuenta que sus viejos santos no hacen milagros.

Pero hay que estar alertas, porque pueblos ansiosos de milagros están disponibles para cualquier espectáculo, por malo que sea. Ese es el principal peligro de los tiempos complicados. Compiten demasiados espejismos que dicen poder salvar, a bajo costo, tantos cuerpos y mentes agotados por el largo peregrinar a través de los senderos oscuros de la tiranía. ¿Se hubiese podido abreviar el camino? Esa pregunta pesa sobre millones de hombros defraudados. Empero, la respuesta, si llega, lo hará demasiado tarde.

El camino ha sido tan largo como nuestra insistencia en dejarnos guiar por falsos profetas, que ni se comprometieron con la verdad ni honraron sus promesas milagrosas. Porque solo un milagro desalojaría a este tipo de expresiones totalitarias, híbridas en su composición, indebidas hasta el extremo en su actuar, mediante un acuerdo ordenado, pacífico y ajustado a derecho. Como si fuese reversible el daño institucional. O fácil el desmantelamiento de la violencia. O la entrega de porciones de territorio y recursos a un sinnúmero de versiones de la peor delincuencia. La magia que algunos pretenden es la del “borrón y cuenta nueva”. Esa magia no existe. El camino desde aquí a la transición requiere firmeza, integridad, claridad en los consensos y mucho coraje. Los que vendan un espectáculo de abrazos y manitos agarradas son farsantes habituales. Son los Simón El Mago del socialismo del siglo XXI.

A veces cansa hablar de la misma farsa y de los mismos farsantes. Antes era más difícil identificarlos, pero ahora, pasado el tiempo, habiendo sufrido todas las decepciones posibles, conociendo con más precisión el talante del opresor, resulta mucho más sencillo saber quién es quién en esta parodia. Los habituales auspiciadores del tiempo perdido siguen resignados a ser los “Jolly Chimp” del socialismo del siglo XXI. Se han reducido a ser ese juguete anacrónico que, cuando le das cuerda comienza el mono a sonar los platillos, mientras exhibe su inexorable sonrisa burlona. Nuestros monos de cuerda cada cierto tiempo son sacados de sus viejas cajas para que aturdan de nuevo el oscuro y taciturno laberinto totalitario. El régimen los activa para que el jolgorio y el ruido distraigan a todos los demás de lo que parece ser su temido colapso, que luce mucho más brutal cuando nada interrumpe su gélido silencio. El régimen, porque está débil, invoca la negociación.

¿Zapatero no es acaso un farsante? ¿La cofradía que le confiere algún poder o reconocimiento no lo son también? Hablemos claro. ¡Lo son! Algo muy malo debe estar pasándonos que a pesar de saberlo le damos cuerda. Pero no hay arrestos suficientes para declararlo no grato desde el parlamento. Allí se puede apreciar, incluso con obscenidad, el hilo de la trama que mantiene al régimen en su sitio. Los que aplauden cualquier anuncio de diálogo y negociación, ¿acaso no se parecen a los tristes sacerdotes de Tlaxcallan, ávidos de la sangre de otros, inermes ante el sacrificio inútil? ¿No son todas esas imposturas de parecer sin realmente ser como el desafiante escándalo que provoca cada grano de arena del reloj que mide nuestras miserias en esta época de servidumbre? Habría que reconocer que Zapatero solamente es el más visible de todos los embaucadores que nos han tocado en suerte. Porque el coro que le canta loas, le hace la corte, le facilita su actuación, son tan culpables como el Tartufo principal. Hay algunos que creen que pueden negociar con el mal absoluto. Eso no es posible. Los que lo intentan se transforman en sus más conspicuos colaboradores, y terminan ahogados en un mar oscuro de intereses y contradicciones.

La verdad es otra: No existen posiciones intermedias en un conflicto tan agonal. En el medio solo ocurre una exasperante estupidez, que al final entrega las banderas de la libertad y la justicia. María Corina ha insistido en ubicarse en una posición de fuerza. “Fuerza es fuerza” ha repetido por todos los rincones del país. Desde el otro lado pitan y se burlan. Pero ella tiene razón. Como no hay plausibilidad entre un extremo y otro, porque el otro es el mal absoluto, lo único factible y debido es acumular fuerza: legitimidad, credibilidad, confianza, esperanza, y capacidad para reaccionar. Cuando habla de fuerza, no es recurrir a la violencia, como imaginan los entregados. Es mantenerse firmes en la estrategia de dejar sin piso político y social al régimen. Es ir construyendo una nueva coalición desde abajo, con nuevos consensos. Es mantener vigente la convicción de que hay una alternativa que puede dirigir la transición, bajo el supuesto de un gobierno de amplio respaldo, y que por lo tanto no es cierto que aquí no haya quien se pueda encargar del proceso. Y, por último, que la unidad es social, es ciudadana, que ya escogió al líder que debe dirigirlos en esta etapa. Esos arreglos cupulares entre quienes ya no significan nada, son una pérdida de tiempo, y otra forma de darle al régimen una bocanada de oxígeno. O por lo menos, jugarretas de tono menor, de un grupo de poder agonizante, pero con recursos que debe gastar y luego justificar. No estamos para eso.

Profeta es quien dice la verdad sin importar el costo. Es el que tiene el coraje de asomarse al caos y comprender las trazas de esas nuevas configuraciones. Es el que se atreve a desandar el laberinto hasta conseguirle sentido y no perdición. Ya ustedes saben quien calza apropiadamente en el concepto. La verdad, dicha con coraje, es el baremo. Porque el quiebre no es otra cosa que una ruptura irrevocable con lo que hasta ahora nos ha venido sometiendo. ¿Estamos listos?

 

@vjmc

Los Runrunes de Bocaranda de hoy 01.11.2018: MEDIO: Plagiarios

 

MEDIO

AL ROJO VIVO: 

La noticia principal del secuestro de tres estudiantes del quinto año de Mercadeo de la Universidad Católica del Táchira no fue solo su liberación por funcionarios del CICPC sino los plagiarios responsables, de los cuales murieron dos en el enfrentamiento con las autoridades. Supuestamente un hermano y la madre de una concejal del PSUV del municipio García de Hevia que antes había sido esposa de un alcalde local. El propio Freddy Bernal informó del asunto. Casualmente, y lo grave, “es que las mismas personas estuvieron involucradas en el primer procedimiento que hizo Bernal en el Táchira denominado operativo Manos de Papel y estaban en la calle, como lo señaló el diputado tachirense a la Asamblea nacional, Franklin Duarte.

 

DENUNCIA EN UPATA: Tras el ataque con golpes, con palos y piedras, y el robo de sus pertenencias a la dirigente política María Corina Machado fue el propio diputado de la Causa R Andrés Velásquez quien denunció en su twitter: “A una cooperativa de moto taxis, le encomendaron la preparación del ataque a @MariaCorinaYA en Upata. Se comenta en todo el pueblo que hicieron reuniones en sede de PoliPiar, donde les habrían ofrecido 2 latas de aceite para moto a cada participante”. Un señalamiento similar hizo el diputado Américo de Grazia quien ha estado presentando, valientemente, informes diarios de las actividades delictivas en el Arco Minero. Grave su denuncia del reemplazo de los “pranes” que controlaban el comercio ilícito por miembros del ELN colombiano al que algunos militares llegan a llamar “aliados”. Si añadimos la declaración del general Juan Carlos Buitrago, director de la Policía Fiscal y Aduanera de Colombia, tenemos otra dura prueba sobre esos guerrilleros:  “las investigaciones y análisis de inteligencia que se han ejecutado en la frontera colombo-venezolana, determinaron que la guerrilla del ELN ofrece seguridad en Venezuela, a contrabandistas y delincuentes del país neogranadino”,  como apareció publicado en el diario La Nación. El general Buitrago dijo que las autoridades tienen interceptaciones telefónicas de alias “Pablito”, jefe de esa guerrilla y miembro del Comando Central, “en las que da instrucciones para custodiar a los contrabandistas que ingresan a Colombia con combustible desde Venezuela”. Por todos lados surgen denuncias.

¿De dónde viene la valentía?, por Carlos Blanco

 

MARÍA CORAJE, MARÍA VALIENTE, ASÍ HAN LLAMADO A MARÍA CORINA MACHADO. Buena parte del país y de ciudadanos de otros lugares del planeta se refieren así a ella. El reciente atentado en Upata, organizado por el régimen y con estilo rojo-cubano, ha elevado a nivel preeminente reconocimientos sobre su carácter impertérrito, lleno de bravura. Como si el peligro le fuera ajeno.

Aunque así se le señala con admiración y generosidad, pienso que puede conducir a ocultar u oscurecer la fuente de esa valentía que, en realidad, emana del cultivo riguroso de los principios y valores que guían su vida, su acción política y la de la organización que fundó y lidera.

Hay quienes sostienen que la política es lo que se puede hacer en cada momento con tal de obtener el poder para, con ese poder, alcanzar las metas que se desean. Cualquier maniobra es válida, cualquier subterfugio si es útil se emplea, y se desprecian valores que pueden restringir el más amplio campo de las estratagemas cómodas ajenas a los principios. Así, por ejemplo, la ignorancia histórica se burla de la demanda de libertad porque la gente lo que tiene es hambre, sin entender que solo la libertad crea el entorno para luchar contra el hambre.

Los principios siempre son necesarios para una conducta política decente: es la honradez personal, profesional e intelectual que preside la acción por más comprometida que sea; es el valor de la palabra y la fidelidad a los compromisos; es la búsqueda de los objetivos sin que los financistas o las conveniencias circunstanciales se interpongan.

En una democracia con instituciones fuertes la carencia de principios de los dirigentes tiene los límites que imponen las leyes, las normas y tradiciones respetadas. Existen tarambanas de la política, pero su acción es restringida por esas instituciones desde fuera de su conciencia. Sin embargo, en un caos como el venezolano, sin instituciones, la navegación en la tormenta se hace sin piloto automático, sin comunicaciones, sin radar, y apenas con la imprescindible guía de esa brújula que son los principios con los cuales se navega. Entonces se puede andar solo, pero bien acompañado por la conciencia.

De allí nace ese coraje inagotable de María Corina y su gente. Es lo que le permite ver que detrás de la mano de Pedro Sánchez y su canciller, detrás de las gestiones del senador Corker, detrás de las gestiones del nuncio Giordano, la pezuña de Rodríguez Zapatero es la que mece la cuna. Y no se confunde.

¿De dónde viene la valentía? De la paz que da tener una conciencia honrada.

 

@carlosblancog

El Nacional

María Corina Machado asegura que ataque en su contra fue ordenado por Maduro

LA DIRIGENTE DE VENTE VENEZUELA, María Corina Machado, responsabilizó al gobierno de Nicolás Maduro por el ataque físico del que fue objeto la noche del miércoles en Upata, estado Bolívar.

Machado, quien junto a su equipo fue agredida por un grupo de personas no identificadas, señaló que “Lo que vimos ayer en Upata es cómo actúa el Estado mafioso. Sí, Venezuela es un Estado mafioso”.

[Video] Atacaron a María Corina Machado y a su equipo durante un acto en Upata
La dirigente aseguró que el ataque fue ordenado por el mandatario Nicolás Maduro, a quien también denunció como responsable de la muertes de niños y adultos por enfermedades como malaria, para la cual no hay suficientes medicamentos en Bolívar, y como responsable de las masacres ocurridas en las minas.

De acuerdo a la opositora, con este ataque Maduro “busca impedir que la Venezuela que lucha contra la barbarie tenga presencia y hable duro, acompañando a los ciudadanos que hoy padecen la barbarie y la crueldad en que se ha convertido este Estado forajido”.

“Lo que está pasando hoy en Venezuela no es que unas mafias han penetrado parte de nuestro territorio. Lo que hoy ocurre es que las mafias se apoderaron del Estado venezolano. El Estado es la mafia. Y eso hoy se vive de una manera particularmente dolorosa en el estado Bolivar”, declaró.

Ante los rumores sobre intentos de un nuevo diálogo entre el gobierno y la oposición, Machado señaló que de ocurrir, esto solo daría más oxígeno a los grupos en el poder. “Vayan y dialoguen en Upata y vean qué es lo que piensan las mafias del diálogo. Es la permanencia y el oxigeno a las mafias que buscan quedarse en el poder”

EEUU, Colombia, la OEA y partidos políticos venezolanos repudian agresión contra María Corina Machado

ESTADOS UNIDOS, COLOMBIA Y LA OEA repudiaron el ataque sufrido por la dirigente de Vente Venezuela, María Corina Machado, y su equipo de trabajo durante su visita a Upata, estado Bolívar, este miércoles 24 de octubre.

Vía Twitter, la embajada de Estados Unidos en Venezuela expresó su “profunda consternación” por la agresión contra la dirigente política  e indicó que “la violencia nunca es la solución. Las ideas son siempre más fuertes que la fuerza bruta”.

Por su parte, el secretario general de la OEA, Luis Almagro, condenó el hecho y pidió a la “dictadura de Venezuela” que le ofrezca condiciones de seguridad a Machado y a su equipo y y cese la agresión en su contra.

 

La vicepresidenta de Colombia, Martha Lucía Ramírez, también rechazó el suceso y señaló al gobierno de Nicolás Maduro como responsable de la integridad física de Machado: “La dictadura de Venezuela tiene la responsabilidad de cualquier cosa que le llegue a suceder a la líder más importante de la oposición en Latinoamérica”.

La vicepresidenta de Derechos Humanos del Parlamento Europeo, Beatriz Becerra, sumó su voz de condena a la agresión contra Machado: “Disfrazado de ‘ataque de violentos descontrolados’, acaban de atentar contra la líder opositora María Corina Machado. Está gravemente malherida. Pido [a la UE] inmediata condena y acciones concretas. Tenemos la responsabilidad de proteger y actuar”.

En el territorio nacional, partidos y líderes políticos se unieron a la condena por este hecho. Voluntad Popular,  Primero Justicia, Un Nuevo Tiempo y Vente Venezuela se mostraron solidarios con Machado y rechazaron la persecución política y el ataque a la oposición.