Manifestación archivos - Runrun

Manifestación

Fabiana Rosales:
La primera dama hizo un llamado a las mujeres a asistir a la manifestación convocada para este 10 de marzo

A propósito de la denominada protesta creativa en conmemoración del Día Internacional de la Mujer, la Primera Dama de Venezuela, Fabiana Rosales acudió a la manifestación y llamó a movilizarse este próximo 10 de marzo hacía el Palacio Federal Legislativo.

“La lucha por la Mujer debe ser reivindicada en la calle, por eso este 10 de marzo nos movilizamos. Esta lucha es por el futuro de las mujeres, para que nunca más una mujer sea bañada de sangre o tenga que llorar porque se le muere un hijo o familiar en los hospitales porque no hay insumos, o sufra en los terminales porque nuestros hijos se tienen que ir del país a buscar oportunidades”.

A propósito del Pliego Nacional de Conflicto, la titular del despacho de la Primera Dama llamó a respaldar la lucha de los sectores, “salgamos a la calle para reivindicar a los sectores, para luchar por el voto libre, para que haya justicia, levantémonos miles de mujeres por aquellas que son maltratadas”.

Rosales instó a vencer el miedo, recordó que el sistema dictatorial está diseñado para infundir temor, “hoy el mayor miedo que tienen los venezolanos es que sus hijos no puedan crecer en este país, que no pueden salir a la calle, que tengamos que enterrar a nuestros familiares por falta de alimentos o medicinas (…) Imagínense que hace años la mujer no hubiera protestado por sus derechos, hoy no estaríamos aquí”.

Asimismo rechazó que el régimen use a las mujeres y que durante años no se haya dado respuestas a las necesidades del género, “utilizan a la mujer como objeto y no como sujeto, hicieron un ministerio de la Mujer que no está a nuestro servicio, utilizaron a la mujer para robarse elecciones, mientras hoy nuestras mujeres se exponen a la violaciones en la frontera, a la trata de personas, trabajo forzado, vulnerabilidad ante la ausencia de tratamientos médicos o reproductivos”, Rosales urgió a elevar la voz por aquellas que no tienen.

Fuente: PresidenciaVE

Relatores de la ONU exigen investigar muertes de manifestantes en Venezuela

RELATORES DE LA ORGANIZACIÓN DE LAS NACIONES UNIDAS sobre derechos humanos exigieron a Nicolás Maduro que ordene una investigación imparcial de las muertes durante las protestas en Venezuela. Además, demandaron la liberación de todos los detenidos en las manifestaciones.

Ataque de colectivos a marcha en San Cristóbal dejó dos muertos y más de 15 heridos

Crédito: @eli.maestro

EN LA CAPITAL DEL ESTADO TÁCHIRA, los ciudadanos se reunieron la mañana de este miércoles en cuatro puntos para marchar hasta la 7ma avenida, en el centro de la ciudad: los 1,36 kilómetros que componen una de las vías principales de la ciudad estaban repletos de punta a punta.

Aunque la manifestación fue pacífica durante toda la mañana y el recorrido hasta el punto central, de acuerdo a varios manifestantes consultados por Runrun.es, camiones con miembros de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) estuvieron patrullando las calles todo el tiempo.

Sin embargo, la presencia de cuerpos de seguridad cesó cuando, cerca de la 1:30 pm., cuando los manifestantes esperaban para ver por la pantalla en la tarima al presidente de la Asamblea Nacional hablar ante miles de personas en la concentración de Caracas. En ese momento, un grupo de cerca de 20 miembros de colectivos en moto se aproximó al extremo de la concentración y empezó a disparar armas de fuego, según relató una manifestante.

“Yo estaba ahí cuando los colectivos llegaron. Empezaron a disparar al aire y todos empezamos a correr. Me salí de la Séptima avenida hacia el viaducto viejo. Luego, ellos cruzaron hacia el viaducto, se devolvieron, y empezaron a disparar a lo loco”, dijo a Runrun.es.

Videos difundidos por redes sociales muestran cómo un joven herido e inconsciente era arrastrado por los manifestantes y cómo lo subían a una moto para ser trasladado al Hospital Central de San Cristóbal.

Junto a él, otras cuatro personas arribaron al hospital antes de las tres de la tarde, todos con heridas de arma de fuego. Un sexto herido, un médico traumatólogo que se encontraba manifestando, fue llevado a la Clínica El Samán también por herida de bala.

Dos de los heridos ingresaron en condición crítica y fallecieron a los pocos minutos de su llegada al centro asistencial. La gobernadora de la entidad, Laidy Goméz, informó que uno de los asesinados fue Edwar José Marrero, de 21 años de edad. El joven presentaba heridas de bala a nivel de tórax y de la región axilar.

El segundo asesinado fue Luigi Ángel Guerrero Ovalles, un joven de 24 años que estudiaba 4to año de Comunicación Social en la Universidad de Los Andes, informó la periodista Omaira Labrador.

Después del ataque, en las pequeñas calles que conforman el centro de San Cristóbal los colectivos continuaron persiguiendo, enfrentando y disparando a manifestantes, de acuerdo a reporte de medios locales y redes sociales.

¿Dónde estás?, por Gonzalo Himiob Santomé

 

No es esta una pregunta que vaya dirigida algún buen amigo o a algún primo de los que no se tienen noticias desde hace tiempo y que, se presume, se fueron, como tantos otros, de nuestro país. La pregunta es para ti, que sigues aquí, en Venezuela, en ese país al que ya no reconocemos como aquel en el que crecimos y que, con sus buenas y malas y con sus imperfecciones, le daba cobijo, oportunidades y tranquilidad a todo el que entendiera que no se construye una vida ni se pone el pan en la mesa esperando las limosnas del gobierno.

¿Qué ha sido de ti? Allá por el 2001, cuando el gobierno de Chávez insinuó apenas que quería jurungar la educación de tus muchachos te le plantaste de frente y, bajo la consigna “con mis hijos no te metas”, lo hiciste retroceder. Más tarde, en 2002, Chávez nos impuso una retahíla de decretos y acabó con la meritocracia que regía en nuestra más importante industria, en aquellos tiempos una de más eficientes y rentables del mundo, y saliste a la calle como nunca lo has vuelto a hacer después, hecho millones, en paz y con la frente y tu bandera en alto. Es verdad, por razones que todos conocemos y que no viene al caso comentar en este momento, tras mucho bregar esa fue una batalla que perdimos, pero tu voz se alzó clara y contundente contra los abusos y demostraste también que estabas a la altura del momento. Después vino el paro cívico nacional 2002-2003, y pese a los cuentos de camino que el poder se empeñó en consolidar como la “verdad oficial”, lo cierto es que cumpliste tu parte, te quedaste en tu casa y el país, en efecto, estuvo casi completamente paralizado.

Después vinieron, desde el 2003 hasta el 2004, los lances del firmazo y del reafirmazo, y allí también pagamos cuotas muy altas, como las pagamos luego en 2007 cuando te vi en la calle luchando, solo con la Constitución en la mano, contra el cierre arbitrario de RCTV y contra aquella propuesta de reforma constitucional que pretendía convertirnos en lo que nunca hemos sido. No pudiste evitar que Chávez siguiera en el poder, de hecho, luego demostraste que lo único que le interesaba era reelegirse de manera permanente, ni que RCTV saliera del aire, pero al abuso le plantaste tu “no” y, de la mano de un movimiento estudiantil como no se ha vuelto a ver, te alzaste con una victoria incontestable contra las intenciones hegemónicas de uno que hasta ese momento se había creído invencible y todopoderoso. Además, demostraste que ya empezabas a ser parte de esa gran mayoría que ya tenía claro que el país no debía seguir por la senda que unos pocos se empeñaban, y se empeñan, en imponernos.

Luego estuviste a punto de cambiar la historia de tu país. Te organizaste, tragaste sapos y culebras (como lo harías también después, consciente de que no era el momento de poner tus antipatías y disgustos personales por encima de las necesidades del país) y, primero en 2013, estuviste a mucho menos de un 1% de votos de darle un giro de timón a Venezuela, cambiando de presidente, y después, en 2015, lograste que la AN dejara de ser un simple instrumento del Poder Ejecutivo y le demostraste al mundo que el gobierno ya no tenía respaldo popular alguno. Hoy es el único órgano del Poder Público que tiene indiscutible legitimidad de origen. Eso lo lograste tú.

En 2014 dijiste, “ya basta”, y de nuevo alzaste tu voz y tu bandera en todo el país. Lo mismo hiciste en 2017. La máquina represiva, ocupada solo de mantener a los pocos en el poder, contra el deseo de muchos, se terminó de quitar la careta y el mundo conoció por fin su verdadero talante y lo que en Venezuela significa y cuesta alzar la voz contra el poder. Es verdad, en esos momentos confiaste en gente que después te traicionó, gente a la que solo le interesaba su propio juego y que, cuando más la necesitaste a tu lado, cuando más la querías resteada y firme, te dio la espalda. A esos los ha juzgado, y los seguirá juzgando, la historia. Algunos lo hicieron por conveniencia, otros para seguir de fichas ilusas en un tablero en el que no han terminado siendo, creyéndose reyes y reinas, más que peones prescindibles, otros, los menos, pueden incluso hasta haber obrado de buena fe, pero cualesquiera que hayan sido, aquellas fueron sus intenciones y sus decisiones, no las tuyas, no puedes seguir escudándote en ellos ni en sus errores para evadir tus responsabilidades como ciudadano.

Si miras hacia atrás, lograste que el Himno Nacional, que antes de esta locura se escuchaba con hastío y hasta como obligación, volviese a tener sentido y que hasta lágrimas nos arrancara. Eras parte del “bravo pueblo”, luchabas sin cansarte contra el yugo y la opresión y reclamabas del poder, en cada uno de tus pasos, el respeto y la gloria que sentías tan tuyos como tu propio corazón.

Pero ahora no te veo. La situación está ahora mucho peor que antes. Ningún momento de nuestra historia reciente te ha dado tantos motivos para ejercer tu ciudadanía, para plantarle con decisión y arrojo la cara al oprobio, pero solo se siente de ti un silencio pesado y abrumador: Ocupados solo de sobrevivir hora a hora y un día a la vez, nos movemos y comportamos como zombis desde una inercia que dista mucho de ser digna de las notas que cantan y enaltecen nuestro gentilicio libertador. Lo sienten nuestros muertos, nuestros presos políticos, nuestros exiliados. Lo sienten tus padres y tus hijos, y lo siente Venezuela. La peor prisión que padecemos hoy los venezolanos que seguimos en nuestro país, la estamos construyendo con nuestra apatía, con nuestra indiferencia, con nuestro egoísmo y sí, también en muchos casos, con nuestra ceguera y con nuestra estupidez. Duele, pero es así.

Por eso la punzante pregunta nos estalla todos los días en la cara y se cuela en cada resquicio, en cada calle, en cada barrio, en cada hospital en el que se nos muere un hermano por falta de medicinas, en cada alimento que no podemos comprar porque ya no está o porque no nos alcanza el dinero, en la morgue atiborrada, en cada esquina en la que un padre tiene que hurgar en la basura para darle de comer a sus hijos, en cada empresa que cierra, en cada empleo que se pierde, en cada lágrima impuesta por la distancia y la separación forzada entre los padres y los hijos y en cada atentado impune contra nuestra dignidad: ¿Dónde estás?

@HimiobSantome

“Usan la muerte de mi hijo para culpar al candidato de la MUD”

cesarpereira

 

Zulimar Villegas, madre de Cesar Pereira, joven asesinado en Anzoátegui durante una manifestación en contra del gobierno de Nicolás Maduro, denunció que la imagen de su hijo y las demás víctimas de los cuerpos de seguridad del Estado, que nunca garantizaron el derecho a la libre protesta, están siendo usadas con fines políticos en la entidad.

“El comando de campaña Mi Papa, que preside Antonio Cedeño, trata de ensuciar la imagen de mi hijo y todos los caídos con un documento que pretende llevar a la asamblea nacional constituyente para culpar al candidato de la Mesa de la Unidad Democrática, Barreto Sira, de la muerte de los jóvenes cuando ejercían su legítimo derecho a la protesta. Sin embargo, eso no es cierto”, dijo la madre de Pereira.

Acusó al funcionario del Cuerpo Bolivariano de Policía del Estado Anzoátegui, Odán Pereira, de ser responsable de la muerte de su hijo, quien tenía de 20 años de edad. “A ese policía lo protege Nelson Moreno, el actual gobernador”, indicó.

Dijo que responsabilizaba a Moreno de su vida y las de sus familiares. Aseguró que corre riesgo por negarse a ocultar la verdad de la actuación de los cuerpos de seguridad del gobierno. “Seguiré exigiendo justicia por los caídos. ¿Qué pretende el gobierno? ¿Hasta cuándo?”, agregó

Pereira, quien recibió un disparo en el abdomen el pasado 28 de mayo, era estudiante de Publicidad y Mercadeo en el Instituto Universitario de Tecnología “Rodolfo Loero Arismendi”  de Anzoátegui y su madre es una de los tantos familiares de las víctimas de la represión que se ha negado a participar en la comisión de la verdad que ha sido convocada por Nicolás Maduro y Delcy Rodríguez, presidente de la asamblea nacional constituyente para investigar  las muertes que se produjeron durante las manifestaciones entre abril y agosto.

 

Vea la nota en El Nacional 

Ago 25, 2017 | Actualizado hace 3 años
Encrucijada, por Gustavo Tarre

CaminosAElegir

Hace unas semanas, escribí algunos comentarios sobre el dilema que se le presentaba a la oposición venezolana: participar o no participar en las elecciones regionales convocadas por Nicolás Maduro y Tibisay Lucena. Ha corrido agua bajo los puentes y quisiera transmitirles unas nuevas reflexiones.
Ya la mayoría de los partidos de oposición tomó la decisión de inscribir candidatos para las gobernaciones. Las razones que dieron no me convencieron y, además de tardías, no fueron (que yo sepa) producto de una discusión abierta e inclusiva dentro del movimiento opositor.

Pero, a lo hecho, pecho.

Lo que tenemos que preguntarnos ahora ante esta nueva encrucijada, es ¿qué hacer para que la lucha en contra de la dictadura se vea afectada lo menos posible por esa decisión? ¿Es el voto de unos y la abstención de otros el mejor camino? ¿Cómo combatir el desánimo y la desesperanza?

Antes de formular algunas propuestas, quisiera hacer una consideración personal:

No comparto el razonamiento de quienes piensan que la MUD “se vendió” y “traicionó” al pueblo venezolano. En mi opinión la MUD simplemente se equivocó. Muchos opositores están muy disgustados por el accionar de sus líderes, y tienen buenas razones para ello, pero yo presumo la buena fe, con los ojos muy abiertos. La mayoría de los dirigentes democráticos viven tiempos de riesgos, de sacrificios y muchos de ellos de estrechez económica. Lo digo porque conozco a muchos de ellos. No niego que existan vagabundos. En toda actividad humana los hay. Pero la mayoría de los dirigentes fundamentales no lo son. Que actúan movidos por ambiciones personales. Es verdad. Nunca conocí un político que no se moviera por algún grado de ambición, como ocurre también en otras profesiones o actividades. Que la ambición sea lo único que los mueve, cada uno piensa como quiere, pero es obvio que consideraciones de estrategia tuvieron un peso importante a la hora de decidir. Que las decisiones muchas veces tienen que ver con los intereses partidistas, es verdad y lo lamento, pero todos saben que el mayor interés partidista es salir del chavismo. Que se hayan vendido al gobierno, por dinero o migajas de poder, salvo rarísimas excepciones, tampoco lo creo. Los hay poco inteligentes y/o no muy honestos, pero son minoría. Nuevamente, lo digo porque los conozco. Y ante la frecuente acusación de que sacrificaron todo por un cargo, digo que ser candidato a gobernador puede satisfacer al ego de algunos, pero provechos personales habrá muy pocos: quienes han aceptado postularse, compraron un pasaje para la persecución y la cárcel. De haber elecciones y de resultar ganadores, serán gobernadores con las manos atadas. Las candidaturas son meramente simbólicas.

Dicho esto, me atrevo a hacer algunas propuestas, sin pretender dar lecciones a nadie:

La primera es una verdad de Perogrullo: No se puede abandonar la calle. Pero, si a ver vamos, la calle ya se estaba perdiendo. Casi cuatro meses de represión, de gases, de perdigones y de arriesgar la libertad y la vida, traen consigo lo que eufemísticamente podríamos llamar una “fatiga”. La calle no se “enfrió” únicamente por la decisión de la MUD, aunque ésta, sin duda, ayudó.

La calle es el instrumento movilizador por excelencia cuando se enfrenta una dictadura. Respaldo idea de recentrar las razones de la protesta: Al pedido de democracia, de elecciones libres y de libertad para los presos, hay que agregar una cada vez mayor queja por el hambre, por la inseguridad, por las enfermedades que no se atienden, por el salario que no alcanza.

En segundo lugar, hay que reforzar, reconstruir, intensificar y también reinventar la unidad. Nadie duda que la MUD ha cometido errores, pero no sobra recordar que ha tenido grandes aciertos.

También es cierto que en éstos últimos meses hemos visto, con emoción y admiración, la presencia cada vez mayor de una pléyade de jóvenes dirigentes, que nos llenan de orgullo y de optimismo sobre el futuro de Venezuela. La inmensa mayoría de ellos militan en los partidos de la MUD.

A la MUD hay que abrirla hacia la sociedad civil, hacerla eficaz, ayudarla a que aprenda a comunicar, exhortarla a que no excluya a nadie, pero, por sobre todo MANTENERLA, con ese o con otro nombre. Por ello celebro la decisión de Alianza Bravo Pueblo, que no postulará candidatos a las gobernaciones pero que permanece dentro de la alianza opositora.

Se puede discutir si conviene o no dialogar con el gobierno, pero ¿puede alguien, en su sano juicio, sostener que los opositores no deben dialogar entre ellos? Hay que dejar de lado la prepotencia, olvidar la intransigencia, no creer que la razón pueda ser objeto de monopolio. Descarta las viejas y nuevas rencillas. No seguir interpretando al gusto el mandato del 16 de julio. El único e inequívoco mandato del pueblo venezolano fue luchar por poner fin a la dictadura. El “cómo” se irá desarrollando paso a paso. Arroparse en interpretaciones de leguleyos es inconveniente, inútil y sólo trae más división.

La disonancia, las contradicciones y la incoherencia desorientan al pueblo opositor, que es un solo. La decisión de presentar (y la de no presentar) candidatos a las elecciones de octubre fue anunciada primero por cada partido y luego vinieron declaraciones conjuntas. Eso no tiene sentido, confundió, sembró escepticismo y estimuló la desconfianza.
Como bien ha dicho Luis Enrique Pérez Oramas: “Si la dictadura es el reino de una política sin reglas, entonces es también el espacio de lo que no conocemos. Y tendremos que aprender a actuar ante lo que no conocemos, evitando a toda costa las normas absolutas, los mandamientos tiesos, los maximalismos del discurso ante la amenaza inminente que es también el régimen del terror con el cual la dictadura se hace eficaz”.

La oposición se merece un “borrón y cuenta nueva” para formar un bloque político poderoso, eficaz y merecedor de la confianza de todos. Tal vez tenga razón Claudio Nazoa cuando afirma que “todos tenemos la razón”.
¿Mi conclusión? Hay que hacer de tripas corazón.

Hay gente que piensa votar y gente que piensa no hacerlo. Estamos divididos y los opositores no pueden dividirse. Es importantísimo entonces pedirles que reflexionen. Si hay elecciones cada abstención es un voto por Maduro. Hay quien piensa que la democracia es escoger de entre males, el menor. Votar en vez de abstenerse puede ser lo mismo. Abstenerse es dejar en la estacada a mucha gente valiosa y, muy especialmente, a Miguel Pizarro, a Juan Requesens, a Stalin González, a Freddy Guevara, a David Smolansky, a Armando Armas, a Jon Goicochea, a Carlos Paparoni, a José Manuel Olivares, a Manuela Bolívar y a tantos otros que bien se merecen nuestro respaldo.

Desde la distancia y con humildad, hago un pedido al venezolano de a pie:

Resiste, sigue en la calle, continúa denunciando al gobierno en las redes, en las colas, en los transportes, en tu familia y en tu trabajo, convence cada día a más gente. Como dijo el Profeta Isaías, “levanta con fuerza tu voz”. Emplaza y formula exigencias a los que son dirigentes y a los que pretenden serlo. Si estás convencido, haz campaña por los candidatos, si eso te resulta difícil o ninguno te entusiasma, limita tu acción a golpear todos los días al gobierno en todas las esferas donde vives y actúas. Pero, llegado el día de las elecciones, si es que llega, ve a votar, así sea, como alguna vez dijo Rómulo Betancourt, con un pañuelo en la nariz. Cada abstención es un regalo a la dictadura. Si aún crees que votar es una mala estrategia, tu abstención no la va a cambiar sino a empeorar. Nada pierdes votando, salvo “darte un gusto”, castigando a quienes crees que se equivocaron, pero también es darle un gran gusto a Maduro.
Recuerda que estás votando por los 120 asesinado, por los presos, por los torturados, por los heridos. Estás votando contra la dictadura, contra la corrupción, contra la incapacidad. Estás votando por futuro de Venezuela.

Murió adolescente de 15 años tras ataque de colectivos en San Cristóbal

Daniela Salomón

Una adolescente de 15 años herida el domingo por un disparo de arma de fuego en el tórax murió este lunes en San Cristóbal, capital del estado de Táchira, oeste de Venezuela

La noticia fue dada por el diario El Nacional, que identificó a la víctima como Daniela de Jesús Salomón Machado. La joven se encontraba cerca de la Plaza Venezuela ubicada en La Concordia, una zona comercial de la ciudad andina.

Según su novio, la adolescente no estaba participando de ninguna protesta, pero se topó con un grupo de personas que manifestaban en contra de la Asamblea Nacional Constituyente cuando un grupo de civiles armados, conocidos como colectivos, abrieron fuego contra los ciudadanos. El hecho ocurrió cerca de las 7:00 p.m.

Mientras tanto, la Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos denunció hoy a Venezuela por “continuar violando” el derecho a la libertad de reunión y por dispersar de forma “violenta” las manifestaciones.

Dicho organismo de la ONU expresó su preocupación por que “las autoridades venezolanas continúen violando el derecho de reunión pacífico al dispersar de forma violenta las manifestaciones”.

La Oficina del Alto Comisionado de la ONU instó a las autoridades venezolanas “a cesar el uso excesivo de la fuerza para reprimir manifestaciones”, y reiteró la necesidad de que se respete el principio de la libertad de reunión pacífica.

Asimismo, pidió a todas las partes que no hagan uso de la violencia para expresar sus opiniones y posicionamientos políticos.

Venezuela celebró ayer, domingo, comicios para elegir a la Asamblea Constituyente que modificará la Carta Magna de 1999 y que contaron con el rechazo de la oposición, que decidió no presentarse por considerarlos fraudulentos.

En este marco, durante el fin de semana tuvieron lugar de nuevo graves disturbios que se saldaron con la muerte de una decena de personas.
La Oficina del Alto Comisionado “lamentó” la muerte de estas personas y pidió a las autoridades que las investiguen de forma independiente.

“Hacemos un llamamiento para que estas muertes sean investigadas de manera rápida, efectiva e independiente, y urgimos al Gobierno a cooperar totalmente con estas investigaciones”.

Asimismo, la Oficina se refirió a los registros de casas que las fuerzas de seguridad llevaron a cabo durante el fin de semana, los cuales calificó de “inquietantes” e instó a las autoridades a asegurarse de que las fuerzas de seguridad “detengan esta práctica ilegal”.

 

*Con información de EFE y El Nacional

Foro Penal: El 20J fue el segundo día con mayor número de arrestos en las protestas

ForoPenalAlfredoR

 

Alfredo Romero, abogado y director del Foro Penal Venezolano (FPV), declaró en una rueda de prensa que la jornada del pasado 20 de julio fue la segunda con mayor número de arrestos en las protestas iniciadas en abril.

Romero aseguró que hasta las 12:00 am, se totalizaban 367 arrestos relacionados al paro cívico – trancazo convocado por la Mesa de la Unidad Democrática. Aseguró que los estados con más detenciones fueron Zulia, Carabobo y Nueva Esparta.

“Es el segundo día con el mayor número de arrestos desde el 1° de abril de este año. El primero fue el 19 de abril”, dijo el abogado sin mencionar el número de detenidos del día al que hacía referencia.

El director del FPV aclaró que ocurrieron más de 4.400 detenciones en los 111 días que van de protestas. “En todo 2014 fueron 3.700, en todo el año”, recalcó.

Romero denunció que los heridos son detenidos incluso cuando los tienen en centros médicos.

Criticó que conseguir a los detenidos, al menos en Caracas, es cada vez más difícil porque “colocan a dos en un sitio, dos en otro…”, los mueven entre bases militares y comandancias de policías.

 


“477 personas han sido llevadas a tribunales militares en todo el contexto de protestas”, denunció Romero, asegurando que la justicia castrense viola los derechos humanos y la catalogó como una forma de justicia en la que “se pagan y se dan el vuelto”.

También indicó que son delitos los procedimientos que se dan violando domicilios sin orden judicial y llevándose personas.

Confirmó que hasta el momento, se cuentan 444 presos políticos en el país. “Un policía que se meta a una casa sin orden judicial es un delincuente”, expresó Romero.

Además, hizo mención al caso de los 14 funcionarios de Polichacao que están en huelga de hambre. Junto a Yon Goicoechea, José Vicente García y Victor Hugas, los policías municipales tienen boleta de excarcelación.