Inseguridad en Venezuela archivos - Runrun

Inseguridad en Venezuela

Familiares de las víctimas de la masacre de Policarabobo esperan por justicia

[email protected]

LA JUSTICIA NO HA LLEGADO para las familias de las 69 víctimas que dejó la masacre de Policarabobo ocurrida a finales de marzo de este año.

El incendio que se desató en los calabozos de la comandancia de la Policía del estado Carabobo ubicada en la avenida Navas Spinola de Valencia cobró la vida de 69 personas, 67 presos y dos mujeres que pernoctaban en el centro de detención.

Humberto Prado, director del Observatorio Venezolano de Prisiones (OVP), en la presentación del informe sobre el aso aaseguró que el poder judicial ha actuado con lentitud en el caso, al extremo que en siete meses transcurridos desde la masacre, aun no se ha realizado la primera audiencia preliminar.

“El juicio ha sido diferido en cinco oportunidades. Hay una frase que dice: justicia tardía no es justicia, en este caso vemos que la justicia está paralizada. A la fecha hay hay cinco funcionarios policiales imputados, quienes se encuentran detenidos en sus comandos, pero en realidad desconocemos si se encuentran en liberad o no, ya que son muy flexibles las condiciones de detención para los propios funcionarios en esos comandos”.

Agregó que aun no ha sido imputado un sexto funcionario del Cicpc, a quien identificó como José Aldana, quien es señalado por los testigos como uno de los que habría disparado contra los presos.

Prado aprovechó para rectificar la cifra que maneja el Ministerio Público sobre las víctimas en ese hecho, “ellos manejan 68 fallecidos, pero días después murió uno de los quemados, con lo que la cifra final, hasta ahora es de 69 muertos”.

Además denunció que los informes forenses no reflejan la causa real de la muerte de las víctimas, en el caso de José Manuel Pérez, el informe indica muerte por asfixia mecánica, sin embargo la madre de la víctima dice que el cuerpo presentaba tres impactos de bala, uno en la cara, dos en el abdomen y varios perdigonazos en el área de los genitales, “cuando le reclamé a la médico que firmaba que eso no era lo que ella había visto, la respuesta que recibió fue que ella no era la forense. Por lo que Prado indicó que es necesaria la exhumacion de los cuerpos y que se realice una segunda autopsia, que aclarará los hechos ocurridos el 28 de marzo de 2018

Lacava y Varela responsables

Prado además apuntó sus señalamientos sobre la falta de acusaciones judiciales contra el gobernador del estado Carabobo, Rafael Lacava y contra la ministra del Servicio Penitenciario, Iris Varela, a quienes señaló de ser responsables por acción y por omisión en la muerte de las 69 personas.

“Los representantes del estado son responsables por acción y por omisión en el caso, ya que por una parte el mandatario regional tenía bajo su custodia a los detenidos y permitió que ocurrieran todas las irregularidades que desencadenaron en esa tragedia, mientras que la ministra no puede escudarse en una supuesta falta de competencias, cuando se determinó que en varias cárceles habían cupos para trasladar a muchos de los presos y no se hizo”.

Criticó la tardía reacción de la titular de prisiones, quien emitió una opinión, salvando su responsabilidad, cinco días después de haber ocurrido la tragedia.

Una masacre por un aire acondicionado

En el transcurso de la investigación realizada por el OVP, se determinó que lo que inicialmente fue presentado por las autoridades, como un motín provocado por los presos, fue en realidad una masacre organizada por funcionarios policiales en retaliación por la negativa de los presos a una requisa y por el cobro de un aire acondicionado que los funcionarios habían permitido que instalaran y que no habían cobrado por su acceso.

“Los presos tenían razones para pensar que se iba a producir una requisa, días antes había sido asesinado un recluso y habían rumores que decían que los policias querían aumentar las tarifas que cobraban por cualquier “beneficio” que tenían como visitas, comida, fiestas, ropa, colchonetas”.

El asunto es que cada vez que hacían esas revisiones, los policías destrozaban todas las propiedades de los reos, colchonetas, ventiladores, ropa, televisores, todo era destruido, por eso se opusieron a la revisión ese día, lo que generó una corto enfrentamiento. Pero al final los detenidos cedieron y pidieron que le permitieran salir a la “visita”, cuando ellas se retiraban los policías dispararon y mataron a la primera víctima de esos hechos, una mujer embarazada, a partir de allí se desató el infierno, los presos colocaron colchonetas en las rejas para impedir que los perdigones pasaran y los policías, que le colocaron candados a las rejas, rociaron con gasolina las colchonetas y entre las bombas lacrimógenas y otras cosas se desató el incendio, luego siguieron echando gasolina que encendían con sopletes y disparando no con perdigones, sino con balas”.

En medio del caos algunos pudieron correr y refugiarse en un baño, muchos no lo lograron, murieron quemados y heridos por las balas”.

Amenazas a familiares de las víctimas

Los familiares de las víctimas rindieron testimonio de la situación por la que han atravesado desde el día de la muerte de sus esposos, hijos y hermanos.

Además denunciaron que han sido amendrentados y amenzados por funcionarios de la Policía del estado Carabobo.

Cecilia Guerrero madre de uno de las víctimas de la masacre denunció que fue seguida por un funcionario encapuchado quien la conminó a mantenerse “calladita como en la cédula” porque le podía pasar algo.

María Rincones, madre de José Manuel Pérez Rincones, agregó, que hace un par de meses cuando salía de su casa, un funcionario policial efectuó un disparo hacia ella, le dijo que era una advertencia por estar sapeando a sus compañeros.

#Monitor de Víctimas | Mueren dos inocentes en tiroteo entre PNB y presuntos asaltantes en Santa Rosalía

La motocicleta que intentaban robar quedó en el medio de la vía.  Foto Cortesía

@jheilincermeno

DOS VÍCTIMAS INOCENTES IDENTIFICADAS como Luis Enrique Sarria (48), Iraida González (50) y un presunto delincuente muerto fue el resultado de un tiroteo ocurrido entre supuestos asaltantes y funcionarios de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) en horas de la mañana del 26 de marzo en la parroquia Santa Rosalía del municipio Libertador de Caracas.

El hecho se registró a las 10:30 de la mañana en la calle Zuluaga de Los Rosales en la entrada del sector La Cruz, cuando dos presuntos ladrones pretendían despojar de su moto Keenway Outlook a un ciudadano y fueron sorprendidos por comisiones  de la Policía Nacional Bolivariana ( PNB).

Según el parte policial los presuntos asaltantes dispararon contra la comisión en un intento por escapar. Los agentes repelieron el ataque. En la refriega las balas alcanzaron a dos transeúntes, Luis Enrique Sarria e Iraida González quienes caminaban por la zona. El primero recibió un proyectil en un costado, mientras que la mujer fue herida de un balazo en el estómago. Además uno de los pistoleros también cayó mal herido. El segundo fue aprehendido por los funcionarios de la policía.

Luis Enrique fue auxiliado hasta la emergencia del hospital Miguel Pérez Carreño, donde murió mientras era operado. Iraida fue llevada al hospital Clínico Universitario (HCU), pero no resistió. El presunto victimario fue atendido por los galenos y minutos después quedó sin signos vitales también en el HCU.

En la morgue de Bello Monte Zoila Peréz, suegra de Luis Enrique hacía los trámites para retirar su cuerpo. Estaba acompañada por sus tres nietos quienes estaban consternados por lo ocurrido. Explicaron que se ganaba la vida como albañil. “Era un excelente padre y entregado a su familia”, expreso Pérez.

Dijo que tenía 27 años en Venezuela. Era natural de Colombia, específicamente de Antioquía. “Siempre sintió esta tierra como de él. En los próximos días se regresaría a su país por la grave situación que tenemos. Su hermano le había enviado los 100 mil pesos para el viaje”, recordó.

Uno de los hijos de Luis Enrique que resguardó su identidad, mencionó que él acostumbraba a pararse en donde fue baleado porque se tomaba un café allí todos los días.

En la medicatura forense no se encontraban los familiares de Iraida ni del supuesto delincuente.

Una minuta de la policía a la que Monitor de Víctimas tuvo acceso, refiere a Sarria y González como heridos.  También especifica que la fiscal de Derechos Fundamentales 83° Yuleidys Pérez del Ministerio Público tiene a su cargo junto al Cicpc las investigaciones del procedimiento.

Durante la actuación se recuperó un arma de fuego Pietro Beretta, color negro.

La cifra

Según cifras recogidas por el Monitor de Víctimas en la parroquia Santa Rosalía al menos 60 personas han perdido la vida de manera violenta entre mayo de 2017 y febrero de 2018.

Del total de víctimas, 37 personas, el 61,6% de las muertes, fueron a manos funcionarios policiales, 24 murieron en supuestos tiroteos con la PNB, dos con el Cicpc y en 11 casos fueron denunciadas las ejecuciones de las víctimas por parte de funcionarios de los organismos de seguridad del estado.

Las restantes muertes ocurrieron de la siguiente manera, seis al ser asaltadas, cuatro en ajustes de cuenta, uno en una riña. Familiares de 10 de las 67 víctimas desconocían el móvil del homicidio.

Secuestro exprés repuntó con fuerza tras una tregua por las protestas

cicpc

El secuestro exprés resurgió con fuerza en el último tramo de 2017 en Venezuela, después de una tregua de cuatro meses por las protestas de calle contra el Gobierno, que paralizaron sectores enteros del país complicando la movilidad y las operaciones de los secuestradores, explicaron a Efe expertos y afectados.

“La ejecución de esos tipos delictuales requiere escape, requiere la circulación, y al tener las vías trancadas esos tipos delictuales evidentemente sufrieron un impacto”, dijo a Efe Fermín Mármol que es abogado criminalista y consultor de seguridad que asesora a familias de secuestrados en Venezuela.

“Al terminar las protestas ciudadanas las bandas criminales estaban hambrientas”, cuenta Mármol, en alusión a las manifestaciones que entre abril y julio llenaron de barricadas las calles de las principales ciudades del país e hicieron caer los secuestros de unas pocas horas que terminan con el cobro de rescate.

El repunte se sintió con fuerza en la Gran Caracas a finales de noviembre y principios de diciembre, donde en un mes Mármol tiene constancia del secuestro de alrededor de 80 personas.

De estas 80 víctimas, al menos 9 fueron raptadas en solo media hora por una de las tres grandes bandas que operan en la capital, que montó un falso punto de control de tráfico con sus integrantes armados con fusiles y vestidos de policías con uniformes reales.

El resto de los secuestrados cayó en manos de sus captores al ser interceptados -con un vehículo todoterreno mientras circulaban por calles generalmente poco concurridas o salidas de la autopista- y forzados a meterse en el automóvil de los delincuentes, que es la forma más habitual en que se perpetran estos raptos.

Más información en La Patilla.

Cinco muertos y 13 heridos en ataque armado a billar de la frontera

Homicidios

Cuatro hombres y una mujer fueron asesinados y otras 13 personas resultaron heridas, luego que cuatro personas, a bordo de motocicletas, atacaran a tiros a las personas que se encontraban en un establecimiento nocturno ubicado en la parroquia El Palotal del municipio Bolívar del estado Táchira, en la frontera con Colombia.

De acuerdo con la información conocida, los pistoleros arribaron al billar La Gallera entre las 9:30 pm y 10:00 pm de este sábado y sin mediar palabra accionaron sus armas de fuego contra quienes estaban en el sitio. Luego escaparon con rumbo desconocido.

Según las informaciones conocidas en fuentes policiales, los fallecidos fueron identificados como José de los Santos Borges, Franklin Francisco Parra, Juan Carlos Puche y Leonardo Efrén Jaimes, todos de nacionalidad venezolana y Yuleidy Zambrano, indocumentada. Trascendió que al menos los hombres asesinados tenían residencia en la parroquia El Palotal.

Más información en El Nacional.

España recomienda no viajar a Venezuela por los altos niveles de inseguridad

Espanaasilo

El Gobierno español aconsejó hoy no desplazarse a Venezuela, salvo por razones “de extrema necesidad”, debido a las manifestaciones y enfrentamientos diarios en la capital y el resto del país.

El Ministerio de Asuntos Exteriores recomienda en su web restringir “a lo estrictamente imprescindible” los viajes al país latinoamericano y los traslados por el mismo, ya que esas circunstancias pueden causar “obstáculos importantes” a la hora de moverse en automóvil y en los accesos a los aeropuertos.

Las autoridades españolas insisten en que aquellas personas que viajen allí extremen “al máximo” las precauciones, puesto que la inseguridad en el país es, en estos momentos, “muy elevada, tanto en las zonas de interior como, sobre todo, en las grandes ciudades”.

Igualmente, advierten de la necesidad de mantenerse “puntualmente informado” sobre el desarrollo de los acontecimientos en Venezuela y de evitar las aglomeraciones.

En este sentido, recuerdan que Venezuela mantiene en todo el territorio nacional la vigencia del Estado de Excepción y Emergencia Económica, de manera que el Gobierno puede limitar el ejercicio de algunos derechos constitucionales.

El Ministerio español de Exteriores indica, además, que los índices de homicidios y secuestros son motivo de preocupación.

El Gobierno español ha propuesto hoy a la Unión Europea suprimir la autorización para viajar a España y la retirada de visados a las personas vinculadas con el gobierno venezolano de Nicolás Maduro, según dijo el presidente del Ejecutivo, Mariano Rajoy.

Ésta sería una medida de respuesta a la celebración de elecciones a la Asamblea Constituyente de Venezuela el pasado domingo, así como al encarcelamiento de nuevo, la madrugada de este martes, de los líderes opositores Leopoldo López y Antonio Ledezma.

El Ministerio español de Exteriores consideró el lunes en un comunicado que esa asamblea “no representa la voluntad mayoritaria de los venezolanos”.

EE UU mantiene la advertencia sobre la seguridad de aeropuertos venezolanos

1485805963427

Luego de ocho años y varios meses, Estados Unidos mantiene la advertencia sobre la seguridad de los aeropuertos venezolanos, pues el Departamento de Seguridad Nacional de Washington no ha podido determinar si están en condiciones.

En la actualidad, Estados Unidos no tiene vuelos que hagan escala en Venezuela.

El señalamiento se une al del gobierno estadounidense de no garantizarle a sus viajeros y a residentes en Venezuela la seguridad en el país.

El mundo del entretenimiento también se desangra en Venezuela

Monica Spear y Arnaldo Albornoz 700

 

El hampa no respeta a nadie en Venezuela, si bien la mayoría de las víctimas son ciudadanos comunes y corrientes, convertidos en estadísticas por parte del gobierno nacional, las figuras del entretenimiento se han visto afectadas por este flagelo, acentuado con especial énfasis en la administración de Nicolás Maduro.

La más reciente víctima de la violencia en Venezuela fue el animador del programa televisivo “La Bomba” en Televen, Arnaldo Albornoz, quien fue asesinado el pasado domingo a las 2:30 de la madrugada cuando llegaba a su casa ubicada en el Bloque 14 de Caricuao.

Al presuntamente resistirse a ser despojado de su vehículo Ford Fiesta, Albornoz recibió cuatro disparos de parte de delincuentes, condujo unos metros heridos y estrelló el carro contra una camioneta. Falleció en el sitio.

Albornoz tenía 34 años de edad era diseñador gráfico y era uno de los más populares reporteros de farándula del país.

El Ministerio Público asignó el caso al fiscal 24° del Área Metropolitana de Caracas, Juan Carlos Gerdel, para investigar el móvil del asesinato.

Además de Albornoz, Venezuela se ha visto estremecida por otros asesinatos a figuras destacadas. Aquí una lista:

Mónica Spear

Tres años se cumplieron el pasado 6 de enero del asesinato de la ex reina de belleza junto a su pareja Thomas Henry Berry en la autopista Valencia-Puerto Cabello. Ambos viajaban con su hija de entonces cinco años cuando su vehículo se accidentó y fueron interceptados por sujetos para robarles. Por el caso, el Tribunal 2° del estado Carabobo condenó a José Gregorio Ferreira de 18 años, Jean Carlos Colina de 19 años y a Nelfrend Jiménez de 21 años, quienes cumplen condena de más de 20 años en El Rodeo I por los delitos de homicidio intencional calificado. El suceso marcó un hito en la gestión de Maduro y hasta logró establecer un encuentro con miembros de la oposición en Miraflores, cónclave que solo trajo promesas de planes y cuadrantes de seguridad, cuyos resultados por supuesto no fueron fructíferos.

Yanis Chimaras

El 24 de abril de 2007, el actor recibió tres puñaladas, una de las cuales le impactó un pulmón y le causó la muerte. Cuando iba a buscar a una amiga de una de sus hijas en la urbanización Valle Arriba de Guatire, el actor se percató que la familia se encontraba en una situación de rehenes e intentó hablar con los secuestradores, pero su intervención fue infractuosa. Por el homicidio fueron condenados Jean Manuel Montilla, Larry Rafael Acosta y Kelvin Álvarez Cuella, quienes admitieron haber cometido el crimen. Montilla, purga condena de 16 años y fue uno de los implicados en protagonizar un conflicto en la PGV este año.

Libero Iaizzo

El mánager de los Caramelos de Cianuro fue ajusticiado por grupo de delincuentes, quienes previamente lo secuestraron y dejaron su cadáver en la adyacencias de la Universidad Santa María en marzo de 2012. El guitarrista de la banda, Miguel “El Enano” González dijo que los delincuentes lo mataron, pese a que ya se había pagado un rescate. El Ministerio Público logró privativa de libertad para Karen Prado (22), por su presunta vinculación con el rapto y posterior homicidio del empresario.

Ángela Medina

El cadáver de la modelo y Chica HTV fue hallado en agosto de 2014 en la carretera vieja Barquisimeto-Yaritagua con signos de quemaduras en varias partes del cuerpo. El Cicpc señaló como autor material del homicidio a su novio, David Ramírez y también fueron detenidos por el hecho Yohalber González (28) y Victor Marín (37). Durante el interrogatorio ante las autoridades, Ramírez se contradijo y confesó que asfixió a Medina con una funda de almohada tras una fuerte discusión./

Osken Rodríguez

El productor del programa Qué Locura en Venevisión fue asesinado en mayo de 2014 en la localidad de Higuerote. “Perdí a mi asistente, productor y mejor amigo, Osken Rodriguez. Dios te tenga en la Gloria, que dolor tan grande mi pana”, escribió en su cuenta de twitter el comediante Luis “Moncho” Martínez. Según testigos, el carro donde viajaba Rodríguez fue chocado, este se bajó a discutir y recibió varios impactos de bala. El presunto homicida se entregó posteriormente en la sede de Polimiranda en Guarenas y fue identificado como Amaury Héctor Castro Bastidas, de 37 años.

Sixta Coromoto Salazar

La cineasta conocida popularmente como Yackeline fue asesinada cuando llegaba a su casa en la urbanización Miranda el 23 de agosto de 2016. Salazar era vicepresidenta de la compañía Xenon Films y estuvo involucrada en producciones como El manzano azul, Reverón, El malquerido y La casa del fin de los tiempos. Funcionarios de la Policía Municipal de Sucre detuvieron 16 días después del suceso a Santos Javier Marcano Méndez apodado “Santico”.

Rafael Monzant

El mánager de la actriz Norkys Batista pereció víctima del hampa en julio de 2007. El ejecutivo de 46 años fue asesinado cuando llegaba a su residencia en Las Mercedes por unos sujetos que interceptaron el carro donde se trasladaba. “No podemos ser tan fríos. Los venezolanos nos estamos matando”, escribió entonces en su cuenta de twitter la hoy en día animadora de Tves, Layla Succar.

 

 

Aquel día, todos los días por Carolina Jaimes Branger

Estrés

Un día en nuestro país es una pesadilla:

6:00 am. El portero de mi edificio me llama: “baje, que le rompieron el carro y se robaron el equipo de sonido”. El ladrón entró a pesar del cerco eléctrico y de la vigilancia. No solo fue mi carro. El carro de otros vecinos también fue desvalijado. Llamamos a la policía y la respuesta fue de antología: “vienen sólo si los ladrones están todavía en el edificio”… Ahh, ok, gracias. Los ladrones los están esperando.

6:30 am. Leo en el Whatsapp sobre el secuestro el día anterior de una amiga y su esposo. Se los llevaron a pleno día, saliendo de un restaurant en Las Mercedes. Los ruletearon, les vaciaron las tarjetas de débito, las de crédito, les saquearon la casa, y como si esto fuera poco, los “vendieron” a otra banda, se quedaron con su carro y –por supuesto- cobraron rescate. Más de doce horas de angustia. Y terminaron agradecidos de que no les habían hecho daño. Así de locas están las cosas en este país.

7:00 am. Una alumna llega a su oficina y la consigue totalmente saqueada. No solo cargaron con las computadoras, destrozaron lo que quedó. Pero no era la primera vez que pasaba. Era la tercera. Ese sentimiento de vulnerabilidad en cualquier parte donde uno se encuentre, es terrible.

7:15 am. Otra alumna que sacó a pasear a su perro casi la secuestra un hombre que la esperaba en un carro frente al parque. Dos vecinos que pasaron impidieron el secuestro.

9:00 am. Llego a la panadería de un amigo y me dice que está a punto de cerrar por la falta de harina. Años de trabajo y sacrificios echados por la borda. Me siento a conversar con él y logro calmarlo cuando llega un señor que acaba de cerrar su oficina de ingeniería. “Es imposible: los guardias nacionales nos cobran peaje por todo, cemento, cabillas, cerámicas, tubos… encima de que los precios se han ido por las nubes, la matraca nos castiga aún más”. Una empresa que comenzó su padre hace más de cincuenta años, cierra impotente ante la avasallante corrupción. Por supuesto, todo lo que había logrado calmar a mi amigo se fue al saco roto con la historia del ingeniero.

11:15 am. Voy al banco a sacar veinte mil bolívares y me dicen que lo que tienen son billetes de a dos. ¿Y no tienen de a veinte? ¿Cómo un banco no va a tener billetes de mayor denominación? Alguien me comenta más tarde que es una táctica del gobierno para desestimular a los bachaqueros. Desisto: yo no voy a salir del banco con un fajo de diez mil billetes de a dos bolívares para que me maten creyendo que saqué un dineral.

12 m. Llego al CICPC a poner la denuncia del robo y me dicen que ya ellos no toman ese tipo de denuncias “porque no se dan abasto”. Sí, me imagino que ante las denuncias de secuestros y asesinatos, que uno llegue a decir que le robaron el reproductor, es una idiotez. Me explican que la nueva forma es que yo vaya al seguro, ponga la denuncia y luego ellos la sellan. Cuando regreso al CICPC, el funcionario la sella sin verla.

1:30 pm. Comienza el periplo para buscar el vidrio del carro. Las distribuidoras que trabajan con el seguro no lo tienen. No hay, no hay, no hay.

4:00 pm. Finalmente consigo un taller que tiene el vidrio y vuelo para allá.

5:50 pm. Llego a la oficina de seguros a llevar la factura, pero ya habían cerrado, a pesar de que el horario dice “hasta las 6:00”.

6:30 pm. Llego a mi casa, exhausta y me encuentro a una vecina llorando porque la acaban de asaltar a punta de pistola.

Y eso no fue “aquel día”. Pasa todos los días, en todas partes, a toda hora. ¡Pobre Venezuela!

@cjaimesb