Estados Unidos archivos - Runrun

Estados Unidos

Diosdado Cabello culpa al FMI por las protestas en países latinoamericanos
A juicio del oficialista, América Latina está “dando lecciones” y viene un “huracán bolivariano” que no podrán detener

 

El presidente de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), Diosdado Cabello, aseguró este sábado 19 de octubre que las recientes protestas que se han suscitado en varios países de Latinoamérica son culpa del Fondo Monetario Internacional (FMI).

En declaraciones a los medios ofrecidas desde la Esquina de Carmelitas en Caracas, Cabello expresó: “La culpa es del FMI y de las políticas neoliberales que ellos les imponen a los países”, haciendo énfasis en las protestas que han ocurrido en naciones como Chile y Ecuador.

“Los pueblos están despertando. No hay que ser muy inteligente, ni estar pagando a nadie como dicen ellos que nosotros estamos financiando gente. En Colombia es insostenible de acuerdo a la política que lleva Iván Duque y el paraco Álvaro Uribe, en Chile ahí están en la calle atropellando y persiguiendo a la gente. En Ecuador ¿cuántos muertos?, en Honduras, en Haití llevan cuatro meses sin gasolina. Hoy los pueblos pagan las consecuencias. América está dando lecciones”.

En cuanto a Chile, Cabello comentó: “Lo que está haciendo Piñera en Chile es lo mismo que hizo Pinochet en su momento”.

Según Cabello, en Venezuela solo protesta “la burguesía, grupos empresariales, Fedecámaras, no protesta el pueblo”.

 

“El destino final de este camino es la victoria. Nosotros no estamos aislados del mundo, al contrario, cada día Venezuela está más consolidada. Los liderazgos de este mundo están en Rusia y en China, no en Estados Unidos. Apenas estamos en la etapa de brisa y no la detiene ni Almagro, ni el Grupo de Lima. Vamos por un huracán bolivariano. Lo que está pasando en Perú, Chile, Argentina, Honduras, es apenas un huracán. Estamos apenas en una brisita. Eso va a reventar porque tienen una sobredosis de neoliberalismo”, sumó.

 

El sindicato de dictadores de la ONU, por Brian Fincheltub

Sin duda que esta semana la diplomacia mundial vivió un nuevo episodio de deshonra. Pero no solo la diplomacia, sino también la causa global de los Derechos Humanos. Que el régimen de Maduro haya obtenido una silla en el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas es tan contradictorio como si el Departamento de Justicia de los Estados Unidos decidiera nombrar director de la DEA al “Chapo” Guzmán. Si no estuvieran en medio miles de víctimas, esto sería un muy mal chiste, pero no es el caso, por eso esta decisión ha causado indignación generalizada tanto en Venezuela como a nivel internacional.

Sin embargo, aunque la decisión indigna, no es sorpresa para nadie. Nicolás Maduro no es el primer sátrapa en ganar una silla en dicho consejo, antes de él ya otros sanguinarios lo habían logrado. Quizás el número de muertes, presos políticos y ciudadanos torturados sea lo que tomen en cuenta los Estados al momento de votar. Decimos “Estados” porque eso es básicamente lo que es la ONU, una organización de Estados, donde son los gobiernos de turno los que votan y no sus pueblos. Pero además de eso, es necesario saber que, entre los 193 miembros de las Naciones Unidas, las democracias son una minoría. Si esa mayoría antidemocrática debe entonces elegir a los integrantes de un órgano encargado de impulsar investigaciones contra violadores de los DDHH, lo más lógico es que elijan a uno de los suyos y la Venezuela de Maduro lo es, como también lo son Libia, Mauritania, Sudán y Cuba, que también son miembros del sindicato de matones y asesinos en la ONU. Perdonen, del Consejo de los DDHH. 

Aunque la burocracia de las Naciones Unidas pueda tener las mejores intenciones, los mecanismos internos de esta organización siguen permitiendo que este tipo de situaciones contradictorias se produzcan. De allí que los Estados Unidos haya tomado recientemente la decisión de abandonar su silla en el Consejo de DDHH, su justificación más que contundente: no es posible compartir espacio con Cuba en un foro que pretende defender los DDHH. Lo peor que le pudiera pasar a la ONU es que aunado a su ya grave crisis financiera producto de la morosidad de un gran número de naciones, entre ellas Venezuela, su proceso de deslegitimación se siga profundizando. Que la gente deje de creer que las instituciones multilaterales funcionan tendría un impacto en los países democráticos, donde la opinión de la mayoría si cuenta. Los ciudadanos comenzarían a cuestionar que sus gobiernos financien una organización contraria a los intereses de la democracia y la estabilidad mundial y eso sería aun más grave para las ya menguadas cuentas de la ONU. 

Si la ONU invirtiera toda la energía que ha invertido en los últimos años contra el gobierno de Israel en condenar regímenes totalitarios como el venezolano, otra sería la historia. Pero es el mundo que tenemos y con el tenemos que aprender a convivir. Esperando que las cosas cambien solo nos queda denunciar, algún día nuestro pueblo se hará escuchar y con fuerza.

@Brianfincheltub

Crímenes sin castigo | El lado oscuro de las sanciones, por Javier Mayorca
En la comunidad internacional, los bancos y las empresas comienzan a tomar medidas indiscriminadas contra todo lo que provenga de Venezuela, afectando así a justos y a pecadores

En la segunda semana de septiembre, clientes venezolanos del Amerant Bank, una pequeña entidad con oficinas en Florida, Nueva York y Texas, comenzaron a recibir una advertencia sobre el inmediato cierre de sus cuentas, en el caso de que sean funcionarios actuales o hayan sido miembros del gobierno de Nicolás Maduro.

Según esta notificación, el banco se ve obligado a tomar esta decisión en virtud de la Orden Ejecutiva 13.884 firmada por el presidente estadounidense Donald Trump el 5 de agosto. Este decreto básicamente bloquea todos los bienes y activos de la administración Maduro, cuya legitimidad no es reconocida por EEUU y otros 54 países. Pero la parte más polémica de dicha sanción no tiene que ver con el congelamiento de los haberes, sino con la amenaza de una medida similar a las personas y entidades que hayan “asistido, promovido o provisto apoyo financiero, material o tecnológico, o bienes y servicios en respaldo a cualquier persona” incluida en la lista emitida por el Departamento del Tesoro.

Esta lista, que ya incluía a más de 160 nombres de particulares, empresas y naves, se amplió hasta niveles nunca vistos con la emisión de una nueva sanción que, salvo mejor interpretación, abarca a todos los militares activos con los grados de coronel, capitán de navío y superiores, todos los funcionarios en actividad con cargos de viceministro o superior, todos los miembros de la Asamblea Nacional Constituyente, también a todos los familiares directos de los militares, los funcionarios y los constituyentistas, así como aquellas personas que hagan transacciones o negocien con el Ejecutivo venezolano.

La medida tiene una dimensión tal que resultan muy difícil de manejar, especialmente para un sector privado que, hasta el momento, estaba acostumbrado a tomar sus decisiones sobre la base de listados concretos, de personas con nombres y apellidos, empresas con registros específicos, naves debidamente permisadas.

Entramos en la era de lo que Moisés Rendón, analista para el caso Venezuela del Centro de Estudios Estratégicos Internacionales (Csis) ha llamado “sanciones generales”, es decir, medidas destinadas a afectar a sectores completos del país, con la intención manifiesta de obligar a Maduro y a su entorno a retornar al esquema democrático.

Aunque para Rendón y otros estudiosos del tema venezolano era previsible que Washington emitiría decisiones de este tipo en cualquier momento, las alarmas han comenzado a escucharse. Los bancos, para cubrirse las espaldas ante la posibilidad de una multa o una orden de “cese y desista” en sus operaciones, con elevados riesgos de daños financieros y reputacionales, han comenzado a engrosar la lista según su leal saber y entender. Por ejemplo, hasta ahora los decretos presidenciales de Trump no sancionan a quienes hayan sido funcionarios en el pasado, sino a quienes se desempeñan en la actualidad en cargos de cierta jerarquía.

La Orden Ejecutiva no impide que las empresas informáticas vendan sus productos a particulares venezolanos ajenos la nómina de confianza del gobierno madurista. Sin embargo, para gigantes como Adobe y Oracle están prohibidas “casi todas las transacciones y servicios entre empresas y entidades estadounidenses e individuos en Venezuela”. En consecuencia, han cesado sus tratos con clientes del país, independientemente de si se encuentran en el sector público o en el privado.

Otras “víctimas colaterales” han sido las organizaciones no gubernamentales que realizan importantes acciones en beneficio de los más necesitados en el país. En agosto, tres de estas entidades se dirigieron al Departamento del Tesoro (en nombre del conglomerado de ONGs) para solicitar una aclaratoria sobre el alcance de las medidas tomadas por la administración Trump, lo que tenía implícito además una petición de reconsideración. Para ese momento, bancos con sede en EEUU ya habían cerrado las cuentas de ciertas organizaciones, en previsión a lo que vendría. Una de ellas fue Cecodap, aun cuando el decreto presidencial del 5 de agosto establece una clara excepción para todas las transacciones relacionadas con la provisión de artículos como comida, ropa y medicina “para el alivio del sufrimiento humano”. Cecodap es una organización con más de treinta años de actividad en el país, destinada a la defensa de los derechos humanos de la infancia y la adolescencia.

Una de las instituciones que elevó su queja al Tesoro fue Cáritas, cuyos miembros han estado involucrados de lleno en la atención humanitaria a la creciente población afectada por lo que ya se conoce como una “emergencia humanitaria compleja”. Una representante que pidió la reserva de su nombre indicó que más de la mitad de sus transacciones son en divisas extranjeras. Esto incluye los pagos de sus nóminas. En consecuencia, los temores manifestados por los bancos con sede en EEUU han mermado notablemente la capacidad de la ONG para ejecutar sus planes. Una transferencia de fondos, que antes del inicio de la era de las sanciones generales tomaba dos días, ahora tarda quince. Los donantes, además, encuentran graves tropiezos para concretar la caridad. Entonces, no solo resultan afectados los trabajadores de Cáritas, sino la población desprotegida.

Hasta ahora, las ONGs no han encontrado una respuesta concreta. Por el contrario, el curso de los hechos parece indicar que la situación empeorará en el futuro inmediato, tomando en cuenta que los bancos europeos con cuentas corresponsales en EEUU también están poniendo sus barbas en remojo, endureciendo las revisiones a todos los capitales procedentes de Venezuela, o destinados al país.

Este fenómeno, llamado “sobrecumplimiento”, podría llevar a decisiones similares a las tomadas recientemente por Mastercard con respecto al servicio de pagos electrónicos del Banco de las Fuerzas Armadas (BanFanB), puesto que todavía existen otras entidades financieras estatales que operan con este mecanismo. De allí que la Superintendencia de Bancos haya solicitado de manera urgente el diseño de nuevas plataformas para llevar a cabo los pagos en línea, en un contexto en el que nuevamente escasea el papel moneda.

De otra parte, mientras que las sanciones no arrojan el efecto deseado por la administración Trump, se instala en el país la noción de que los problemas de la población ahora sí son el producto de las decisiones tomadas en Washington, y no de la ineptitud y la corrupción nacionales.

Breves

-En este momento, en Venezuela hay registradas unas 1.200 aeronaves de uso civil. El órgano encargado de supervisar y regular la actividad de estos aparatos es el Instituto Nacional de Aeronáutica Civil (Inac), cuya nómina sobrepasa las 2.600 personas, muchas de ellas militares enviados en comisión de servicio, empezando por su presidente, que es un teniente coronel de la Aviación. Esto da una correlación de 2,25 empleados por cada aeronave registrada. En EEUU, donde existe una larga cultura burocrática, la Región Sur de la Administración Federal de Aviación posee 6.180 empleados en nómina, para cubrir las necesidades del sector aeronáutico en diez estados de la unión (Florida, Carolina del Norte y del Sur, Tennessee, Kentucky, Alabama, Georgia, Mississippi, Islas Vírgenes y Puerto Rico). En ellas tienen registradas unas 44.500 aeronaves, lo que da una correlación de 0,13 empleados por cada aparato. Los datos correspondientes al caso estadounidense fueron obtenidos a través de diversas fuentes abiertas, mientras que los de Venezuela llegaron de forma extraoficial, pues no hay data de acceso público sobre el tema.

-Hay una creciente preocupación en foros internacionales por el incremento en el paso de drogas ilegales por Venezuela. Según el jefe del Comando Sur de Estados Unidos, almirante Craig Faller, la cantidad de drogas que salen de Colombia y pasan por Venezuela “se ha duplicado” desde 2018. Esto lo afirmó el 3 de octubre, durante una intervención ante la Asociación del Ejército de EEUU. Aunque el militar se abstuvo de suministrar una cifra neta, el último estimado disponible a través de informes del Departamento de Estado (2016) indicaba que por el país transitaban unas 120 toneladas de cocaína. En estos reportes, la marihuana suele quedar en un segundo plano. De manera que, si se dan por válidos estos números (cosa que los académicos discuten en forma acalorada), por el territorio nacional estarían pasando unas 250 toneladas del alcaloide. Pero la producción mundial de esta droga también ha ido en aumento. Según Naciones Unidas, para finales de 2018 se calculaba que serían fabricadas 1.976 toneladas de cocaína. El proceso se ha acentuado desde 2016, cuando las FARC se desmovilizó. Desde entonces, el tonelaje de cocaína pura se habría incrementado 25%. Si se cruzan unas cifras con las otras, se puede concluir que por Venezuela transitaría el 12,6% de la producción mundial de cocaína. En algunos sectores de la Cancillería estadounidense alegan que la cifra actual de cocaína llevada a través del país es de unas 400 toneladas, lo que equivale al 20% de la producción mundial. Como quiera que sea, estos volúmenes representan un gran desafío para el Estado en general, no solo para sus cuerpos de seguridad. En el actual esquema legal e institucional venezolano -caracterizado por una enorme fragilidad-, un incremento aluvional en el paso de drogas como el que pintan estos números solo augura más violencia en las calles, más corrupción (si fuese imaginable), más problemas de salud pública y un incremento en la población penitenciaria cuya atención hoy en día ya no es posible.

@javiermayorca

Venezuela denuncia impacto de las sanciones de EEUU ante la Unesco

EL RÉGIMEN DE NICOLÁS MADURO denunció este martes 17 de octubre ante la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) el impacto de las sanciones impuestas por Estados Unidos.

Héctor Constant Rosales, embajador venezolano ante el organismo, señaló que esas acciones”ilegales” ocasionaron el “bloqueo” del servicio informático de la Universidad Nacional Experimental Simón Rodríguez (Unesr).

Asimismo, indicó que a pesar de las “medidas coercitivas” el régimen chavista continúa brindando “beneficios” a la población.

“Solo en el año 2018 la matrícula de educación básica aumentó 7% y la de educación universitaria 5% y seguimos asegurando más de 250.000 becas de estudio mensuales. Hoy Venezuela cuenta con 10.500.000 estudiantes desde educación inicial hasta el subsistema universitario, lo cual representa un tercio de toda nuestra población”, expresó Constant Rosales.

Lea también: Gobierno de Chile amenaza a Maduro con un bloqueo naval

Por otra parte, el embajador recordó frente al Consejo Ejecutivo, la activa participación de Venezuela en diferentes proyectos de la Unesco. 

*Con información de Vicepresidencia

EEUU permitirá a los venezolanos solicitar la visa con pasaporte vencido

LA EMBAJADA DE LOS ESTADOS UNIDOS anunció a través de su cuenta en Twitter que  todos los venezolanos que posean prórroga vigente del pasaporte podrán solicitar la visa estadounidense para poder ingresar al país.

“Si tu pasaporte venezolano está vencido, pero tiene una prórroga vigente, podrás solicitar una visa y viajar a Estados Unidos”, es parte del mensaje que publicó la embajada. 

 

El pasado 4 de octubre, el encargado de Negocios de los Estados Unidos para Venezuela, James Story informó que el país reconocerá la validez del pasaporte de los venezolanos así esté vencido o próximo a vencer por un período de cinco años. 

Sin embargo, para solicitar una visa estadounidense es necesario viajar a otro país. El Gobierno de los Estados Unidos informó que su embajada en Bogotá, Colombia, se encuentra activa como unidad temporal para tramitar cualquier documentación.

 

Adobe anuncia que permanecerán activas la cuenta de algunos venezolanos

EL PASADO SÁBADO, la empresa de software estadounidense Adobe envió un mensaje a algunos de sus usuarios de Venezuela en el que indican que se mantendrán activas sus cuentas, luego de haber informado el pasado 7 de octubre que dejaría de brindar servicios de sus programas en el país por las sanciones impuestas del gobierno estadounidense contra el Gobierno venezolano.

Asimismo, varios clientes reportaron a través de la red social Twitter el comunicado de la empresa en el que recibieron mediante el correo electrónico.
 
A continuación, el texto íntegro
 
“Estimado cliente, 
 
El 7 de octubre, le enviamos por error un correo electrónico indicando que ya no tendría acceso a su cuenta de Adobe debido a la reciente orden ejecutiva de los Estados Unidos (EEUU) con respecto a Venezuela. Este pedido, de hecho, no afecta su cuenta de ninguna manera y lamentamos cualquier confusión o preocupación que nuestra comunicación pueda haber causado.
 
Tenga la seguridad de que su cuenta de Adobe permanecerá activa y continuará teniendo acceso a sus activos y servicios. Agradecemos su comprensión y gracias por ser un cliente fiel de Adobe.
 
Si tiene alguna pregunta, comuníquese con nuestro equipo de soporte.
 
Sinceramente, Chris Hall Vicepresidente de Experiencia del Cliente”.
La ONU atraviesa su peor crisis de liquidez y Venezuela es uno de los mayores deudores

LA ORGANIZACIÓN DE LOS ESTADOS Unidos (ONU) vive su peor crisis de liquidez en los últimos diez años, todo a consecuencia de los pagos acumulados por diferentes naciones, que adeudan 1.385 millones de dólares.

El subsecretario general de finanzas de la ONU, Chandramouli Ramanathan, explicó que existen 65 países que no han pagado sus deudas.

Pero son siete los países que acumulan un 97% de la deuda con el organismo internacional, se trata de Venezuela, Argentina, México, Brasil, Irán, EEUU e Israel, el otro 2,5% está combinado entre otras 58 naciones.

Ramanathan desgranó que la “valoración” del presupuesto para el año actual es de 2.850 millones y que se han recaudado unos 1.990 millones, pero más allá de la “brecha” de este ejercicio hay un “acumulado pendiente” total que asciende a 1.385 millones.

El secretario general de la ONU, António Guterres, explicó esta semana que la organización está tomando medidas excepcionales para hacer frente a la crisis financiera que vive, que llegó a poner en peligro las recientes reuniones de líderes internacionales en la Asamblea General.

Esas medidas pasan por no cubrir puestos vacantes, limitar viajes estrictamente a los esenciales, cancelar o posponer reuniones o reducir el apoyo que la Secretaría General ofrece para la celebración de eventos, algo que reiteraron hoy miembros de la organización en una rueda de prensa.

Los problemas de efectivo que sufre la organización se derivan del hecho de que muchos países no pagan a tiempo o al completo las contribuciones que les corresponden, y a fecha de 7 de octubre más de 60 no lo habían hecho aún, como corroboró Ramanathan.

En el caso de EE.UU., el mayor contribuyente de la ONU y que tiene el compromiso de cubrir un 22 % del presupuesto, Ramanathan explicó que el país “debe 674 millones para el año actual, y 381 de años anteriores”.

Advirtió que cada año, entre los meses de agosto y octubre, la ONU incurre en un déficit presupuestario que cada vez llega “más pronto, dura más tiempo y se vuelve más profundo”.

Con información de EFE

Congresistas republicanos solicitan a Donald Trump que proteja a Citgo

CONGRESISTAS REPUBLICANOS DE ESTADOS UNIDOS firmaron una carta este jueves 10 de octubre dirigida al presidente Donald Trump advertirle sobre las consecuencias de que Citgo se pierda.

En el escrito los congresistas señalan que el incumplimiento en el pago del bono Pdvsa 2020 podría ocasionar que no se cumpla con un préstamo que el régimen de Nicolás Maduro recibió de la petrolera rusa Rosneft.

Según el texto, el escenario representa un riesgo para la unidad refinadora de esa compañía, la operatividad de refinerías en Louisiana, Illinois y Texas y la seguridad de centenares de trabajadores.

En ese sentido, los congresistas piden al Trump, que suspenda la Licencia General 5 que facilita a los tenedores de bonos que cobren el bono Pdvsa 2020.

Lea también: Salvar Citgo o pagar con Citgo: ¿qué es lo que más conviene a Venezuela? 

“Los tenedores de bonos Pdvsa 2020 en su intento por tomar el control de Citgo, probablemente rompan en pedazos la compañía, vendan los activos por separado, y pongan el futuro del empleo de miles de estadounidenses en situación inmediata incertidumbre”, dice el texto.

*Con información de El Nacional