Ángel Oropeza archivos - Runrun

Ángel Oropeza

Juan Guaidó:  Es momento de unir más fuerzas y crear un bloque sólido para enfrentar

EL PRESIDENTE ENCARGADO DE VENEZUELA Juan Guaidó, se acercó hasta el aula magna de la Universidad Católica Andrés Bello (Ucab) para encabezar un acto del Frente Amplio Venezuela Libre (Favl), tras cumplir su primer aniversario

Guaidó expresó que es el momento de unir más fuerzas y crear un bloque sólido para enfrentar “a la dictadura”. “Solos no podemos, por eso hay que reunirnos con todos”, manifestó durante el encuentro con gremios, políticos y estudiantes.

El presidente encargado aseguró que va a haber una crisis sanitaria si no son atendidas las urgencias de agua y servicios básicos a tiempo, pues ya lo ha anunciado la asociación de médicos venezolanos.

 

Juan Guaidó: lo que anuncian como racionamiento, no es sino simple “incapacidad por parte del Gobierno”

 

Garantías para los empleados públicos

 

Guaidó, informó que en la sesión de este martes se aprobará la Ley de garantías para los empleados públicos.

“El día de mañana ya no más persecución a los empleados públicos, el día de mañana, ya no más chantajes a los empleados”, señaló.

Ratificó el llamado a la ciudadanía el próximo 6 de abril a una manifestación en contra de las fallas en los servicios públicos.

“Debemos hacer la manifestación más grande en rechazo a lo que está pasando, organizada, estructurada, cada comando de ayuda y libertad debe estar organizado en cada municipio y sector”.

Condenó los hechos violentos que se produjeron durante este fin de semana en distintos puntos del país por parte de grupos armados.

“No nos vamos a acostumbrar al racionamiento, a la falta de agua, por el contrario, nos unimos más y, por el contrario, salimos más a las calles”.

 

Diplomáticos asisten al acto

Representantes diplomáticos de Argentina, Portugal y Brasil dijeron presentes en el acto del Frente Amplio para escuchar las declaraciones de Juan Guaidó ante la crisis que atraviesa Venezuela y por los constantes apagones que se han venido registrando desde el 7 de marzo.

El sociólogo y coordinador del secretariado general del Favl, Ángel Oropeza, manifestó que este movimiento fue creado para organizar las demandas de la ciudadanía.

“Ahora más que nunca, debemos estar organizados para lograr el cese de la usurpación”, dijo Oropeza.

Reconoció que debe reforzarse la comunicación y la organización. “Una cosa es que vayamos bien y otra que hayamos logrado el objetivo”, señaló. También advirtió que Maduro pretende repetir el escenario de 2017.

Por otro lado, el rector de la Ucab, José Virtuoso, afirmó que el Favl ha sido una estructura para la lucha. “Aquí estamos para seguir dando lo mejor de nosotros. No nos podemos encerrar ni paralizar. Hay que movilizarse, ocupar nuestros espacios”, manifestó el sacerdote.

Virtuoso sostuvo que el venezolano no debe pretender que el cambio se de en dos meses, tras estar inmersos ”en 20 años de tragedia”.

Guaidó hizo un llamado a la comunidad internacional para que esté alerta por la actuación de grupos civiles armados. “O sucumbimos ante la desesperanza o seguimos unidos y movilizados”, son las dos opciones que expuso Guaidó. Apuntó que en el video donde aparece Cabello con personas encapuchadas queda en evidencia que en Venezuela se aplica terrorismo de Estado. Advirtió que no se detendrá en la ruta que ha planteado desde enero.

 

*Con información de El Pitazo y El Universal 

Frente Amplio llamó a respaldar a la nueva directiva de la AN este sábado

EL FRENTE AMPLIO VENEZUELA LIBRE exhortó este viernes a la sociedad civil para que acompañe y respalde a la nueva directiva de la Asamblea Nacional (AN) este sábado.

“Le pedimos a la sociedad civil venezolana que acompañe también a la sociedad política de este país, a hacer presencia en la AN el 5 de enero y a dar su respaldo al único poder que va a trabajar”, dijo Negal Morales, secretario actual de la Asamblea Nacional.

Por otra parte, el parlamentario indicó que realizarán unos documentos para que la diáspora venezolana, a partir del 10 de enero, vaya hacia las sedes diplómaticas en todo el mundo y exprese el rechazo del pueblo venezolano “a la pretensión de usurpar el poder Ejecutivo y secuestrar la institucionalidad del país”.

“El 10 de enero es la fecha de los usurpadores. Ese día Venezuela amanece sin Presidente electo dramáticamente. La crisis de gobernabilidad se va a agravar. A medida que se debilita el Gobierno va a aumentar la represión y va a jugar a desesperarnos y a dividirnos. Este es el momento de combinar la indignación con la serenidad y la inteligencia, es el momento de la unidad de todos los que queremos a Venezuela”, subrayó el politólogo Ángel Oropeza.

 

*Con información de El Nacional y Efecto Cocuyo

Frente Amplio ensambla un proyecto alternativo de país

La plataforma opositora identifica los puntos comunes de distintos planes impulsados por organizaciones políticas y sociales, con el fin de presentar un acuerdo consensuado desde las bases

 

@pppenaloza

 

LA OPOSICIÓN PREPARA EL DÍA DESPUÉS DE MAÑANA. El Frente Amplio Venezuela Libre, que agrupa a las principales fuerzas políticas y sociales que adversan al gobierno de Nicolás Maduro, se trazó como meta elaborar un proyecto de desarrollo nacional que recoja los puntos coincidentes de los distintos planes impulsados por partidos, gremios, sindicatos y demás organizaciones de la sociedad civil.

El Frente Amplio Venezuela Libre promovió la celebración de 24 encuentros regionales que confluyeron en el Congreso Venezuela Libre, realizado el lunes 26 de noviembre en el Aula Magna de la Universidad Central de Venezuela. Una de las seis mesas temáticas que concentraron el debate llevaba por nombre “Propuestas para el desarrollo nacional y regional”, con el objetivo de que los participantes ofrecieran sus ideas sobre el país que aspiran construir para el futuro.

La iniciativa responde a un documento presentado en septiembre con “la metodología del Acuerdo Nacional de políticas públicas para el desarrollo y salvación de Venezuela”, que pretende ser “un mapa de ruta donde cada sector define sus metas, plazos y acciones para conseguirlas, por medio de un diálogo social entre los sectores involucrados y la técnica y el conocimiento disponible para hacer realidad los objetivos”.

El profesor Ángel Oropeza, miembro de la plataforma política y social, aclara que no buscan diseñar “la propuesta del Frente Amplio Venezuela Libre”, sino convertir a esta organización en “un instrumento que sirva para reunir lo que es común en todas las propuestas para facilitar el trabajo” que debe concluir en un “plan país”.

Oropeza indica que en este momento revisan una serie de proyectos redactados por la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB), los partidos de la oposición, el chavismo disidente, las academias y Fedecámaras, entre otros. En esta fase, “identifican lo que tienen de común y divergente, dejando esto último para un trabajo posterior más político, y a partir de lo común presentar una propuesta unitaria”.

El vocero del Frente Amplio Venezuela Libre observa que las coincidencias son más que las diferencias. “A medida que avanza la crisis, las propuestas tienden a parecerse cada vez más, a acercarse”, resalta, siendo la prioridad de todas “la atención a la emergencia humanitaria por la escasez de alimentos y medicinas”.

Oropeza adelanta que el producto de este esfuerzo será llevado a los estados para que los ciudadanos “lo conozcan y lo hagan suyo”, pues desean construir el consenso desde las bases. “Con la propuesta repetiremos la experiencia de los congresos regionales”, resume.

Al detalle

El G4 de la oposición –Primero Justicia, Acción Democrática, Un Nuevo Tiempo y Voluntad Popular- ha elaborado una propuesta “con los economistas más destacados del país y que, además, incorpora las ideas de distintos sectores sociales”, explica el diputado Ángel Alvarado (PJ-Miranda).

El parlamentario apunta que plantean desplegar “un plan masivo de asistencia humanitaria” y, en paralelo, ejecutar un “programa expansivo” en materia económica para “elevar la calidad de vida de los venezolanos”, recuperando la capacidad de compra.

Alvarado sostiene que es indispensable recobrar el acceso a los mercados, dinamizar el sector petrolero, levantar el control de cambio y restablecer los derechos económicos de la ciudadanía. Todo esto en el marco de un “plan Marshall para la economía venezolana”, en alusión al plan de rescate diseñado para levantar a Europa tras la II Guerra Mundial.

El legislador afirma que el programa ubica al ciudadano en el centro de la actividad económica en contraste con el Estado chavista, “que no deja espacio a la creatividad y el emprendimiento, y donde el empresario es tratado como criminal”. “Se apuesta por un sector privado fuerte”, sentencia, mientras recalca que apuntalarán las actividades agrícola y pecuaria, industrial, bancaria y construcción.

Aunque persiguen la “diversificación de la economía”, Alvarado precisa que también se enfocarán en relanzar el negocio petrolero con una serie de leyes que faciliten la inversión privada nacional e internacional. “Venezuela tiene las mayores reservas de petróleo, pero no tiene la inversión para extraerlo. Eso se debe corregir expandiendo las capacidades del sector petrolero para hacerlo más atractivo para el inversionista”, finaliza.

Regiones presentan más de 1.700 propuestas para el Congreso Venezuela Libre

 

 

 

LOS MIEMBROS DEL SECRETARIADO NACIONAL DEL FRENTE AMPLIO VENEZUELA LIBRE, Ángel Oropeza y Sergio Sánchez, informaron que más de 10 mil personas participaron el pasado fin de semana en los 24 encuentros regionales rumbo al Congreso Venezuela Libre, que se celebrará el próximo lunes 26 de noviembre en el Aula Magna de la Universidad Central de Venezuela.

Oropeza indicó que de los congresos regionales surgieron más de 1700 propuestas para fortalecer la organización de las fuerzas democráticas, definir una estrategia para impulsar el cambio y sentar las bases de un nuevo proyecto de país.

Los congresos regionales contaron con la participación de representantes de gremios, sindicatos, diputados, iglesias y partidos políticos. Todos apostaron por construir acuerdos de abajo hacia arriba, en un marco de respeto a la diversidad y la pluralidad.

“Esperábamos unas 2 mil personas en todo el país y se inscribieron 10 mil, esperábamos 144 mesas temáticas para el debate y terminamos instalando 245 mesas”, resaltó Oropeza.

También detalló que las mesas con más participación y propuestas en los congresos regionales fueron las de estrategia y lucha, como una clara muestra de que toda Venezuela quiere activarse para buscar el cambio. “El primer paso es organizar nuestro principal músculo que es la gente, pusimos las mesas para que la gente hablara y Venezuela habló”, apuntó Oropeza.

El profesor universitario explicó que ocurrido en los congresos regionales es una muestra de que “Venezuela no es un país entregado, abúlico, desesperanzado, sino ávido de que lo escuchen”. “El mensaje pareciera ser claro, la gente quiere salir de esta tragedia, y quiere organizarse para el país que viene”, sentenció.

Oropeza agregó que el tema de la unidad superior fue uno de los aspectos clave entre las propuestas presentadas por los sectores que participaron en los congresos, seguido de tópicos como producción, comercio, servicios, infraestructura, reforma del Estado, economía, superación de la pobreza, Derechos Humanos y libertades individuales. “Todos los estados entendieron que no hay manera de superar la tragedia sin la unidad de los diversos sectores”, subrayó.

Sánchez destacó la unidad que se vivió durante la realización de los congresos. “Fue muy importante que en estos congresos participaron personas que sin formar parte del Frente Amplio decidieron sumarse para plantear sus inquietudes, y lo más importante es que se entendió el tema de la unidad superior”, recalcó Sánchez, dirigente del Movimiento Amplio Desafío De Toso.

“Durante muchos años la política de la polarización fracturó a la sociedad”, lamentó Sánchez, haciendo un llamado al diálogo social y horizontal entre todos los factores para sacar a Venezuela del precipicio. “Podemos no caernos bien, podemos tener diferencias ideológicas pero necesitamos respetarnos”, insistió.

Atendiendo a una pregunta de los medios, Sánchez habló acerca de la coyuntura política en la que entra Venezuela el próximo 10 de enero, fecha en la que culmina el actual periodo de gobierno. “El 10 de enero no nos va a agarrar desorganizados, no nos va a agarrar improvisados”, sentenció el representante del chavismo disidente dentro del Frente Amplio, subrayando que en el Congreso Venezuela Libre se le informará a la población el acuerdo sobre ese particular, del que solo adelantó que provocará una movilización mucho mayor en todo el país. “El 10 de enero generará un gran consenso nacional e internacional de que Nicolás Maduro pierde toda legitimidad y viene un punto de inflexión para la dictadura”, concluyó Sánchez.

El Congreso Venezuela Libre contará con voceros de cada uno de los 24 estados para presentar los acuerdos fundamentales y la agenda de país donde se impulsa un gran movimiento nacional con un objetivo claro: unir a todos los venezolanos para luchar por un cambio democrático.

 

La Mesa de la Unidad Democrática pasa por una nueva reestructuración de la mano de los partidos políticos como una forma para conciliar esfuerzos en una sola estrategia, incluyendo el plano internacional, que logre el cambio de gobierno.

El diputado José Simón Calzadilla fue el vocero de una MUD que ha estado “trabajando discretamente, adaptándonos a las nuevas realidades” para construir un planteamiento que una al país.

“La unidad ha construido nueve grupos de trabajo para que en las diferentes áreas podamos generar permanentemente respuesta y orientación a la militancia y el resto de la población. Que puedan incorporarse a través de un discurso y estrategia a través del Frente Amplio”, indicó el parlamentario.

¿Cómo queda la MUD?

La Unidad ahora está constituida por 21 partidos. Seis de ellos (Acción Democrática, Primero Justicia, Voluntad Popular, Un Nuevo Tiempo, Movimiento Progresista de Venezuela, La Causa R) tendrán su vocería mientras que los otros 15 contarán con una sola representación.

Grupo de tareas del bloque de gobierno, gestión de gobierno, articulación con el Frente Amplio Venezuela Libre, gestión de política y prospectiva, y nuevas formas de gobierno, son algunos de los nuevos estamentos dentro de la MUD, que estarán dirigidos por militantes de los partidos.

Desde las sombras se mantendrá Ramón Guillermo Aveledo, quien asesorará la “junta de conducción” de la MUD.

Calzadilla destacó que el politólogo siempre ha sido un hombre de unidad, luego de los rumores y hasta su propia afirmación, que lo situaba de nuevo en la secretaría ejecutiva. “En este trabajo de superar las diferencias y construir una estrategia común, ha estado ayudando y contribuyendo”.

José Luis Cartaya y Ángel Oropeza, ambos con posiciones de coordinación, se mantienen dentro de esa junta.

Estrategias no, cambio sí

Nuevamente la MUD evita decir cuál es su plan para conseguir un cambio, pues “no se puede adelantar la estrategia ante un régimen dictatorial”, aunque el fin último ya está definido: construir una salida electoral con garantías que derive en un gobierno de unidad nacional.

Calzadilla aseveró que el reto más grande “que estamos intentando resolver y en eso ya estamos bastante avanzados, es tener una estrategia común donde se sume toda la sociedad venezolana en activismo organizado, coherente y disciplinado para tener la eficacia y producir el cambio”,

“Si logramos una estrategia que podamos fortalecerlas con todos los factores, ya es un paso gigante. Nuestra debilidad hace tres semanas era tener estrategias contradictorias. Hoy nos estamos acercando más en las visiones y estamos coincidiendo en las estrategias”, dijo el parlamentario.

Otra de las debilidades que promete mejorar la MUD es la opacidad y falta de información a la población, por lo que harán ruedas de prensa todos los miércoles. “Estamos avanzado en eso y tenemos organización”.

“Ahorita nos está prohibido equivocarnos, tenemos que avanzar en unidad y evitar los intereses personales por el bien del pueblo venezolano”, indicó Calzadilla.

El efecto Falcón

La MUD no descarta aliados y nuevas incorporaciones, pero bajo la vocería de Calzadilla se reiteró que la impugnación que realizó Henri Falcón a los resultados del proceso del 20 de mayo, confirman  lo que la oposición anunció: “es un fraude”.

Recordó que por un audio donde presuntamente se ofrecen pagos a electores, se suspendieron a los diputados de Amazonas mientras que Nicolás Maduro lo hizo de forma pública a través de los carnets de la patria.

Además, el dirigente de Movimiento Progresista informó que la Unidad no ha llegado ninguna convocatoria de Falcón, cuyo partido (Avanzada Progresista) no está incluido dentro de la reestructuración de la MUD.

El exgobernador de Lara, por su parte, ha anunciado que busca conformar una nueva plataforma de alianza donde se incluye a organizaciones políticas que no estaban dentro de ese sector opositor como Bandera Roja, su partido Avanzada Progresista o Copei.

Dentro de la Asamblea Nacional, la bancada de la Unidad todavía permanece intacta con AP y el acuerdo de gobernabilidad entre las distintas fracciones, aunque Calzadilla no descarta que haya cambios. “Eso se evaluará en su momento”, zanjó el dirigente político.

“Las oposiciones no nacen de la mano del Gobierno, nacen de la mano del pueblo”, sentenció el parlamentario en torno a las posiciones de Javier Bertucci y Copei, quienes luego de desconocer los resultados de las elecciones, se han reunido con Nicolás Maduro en Miraflores.

Presos políticos

A juicio de Calzadilla, hasta la realidad de los presos políticos ha cambiado en el país pero con el mismo procedimiento de violación a los derechos humanos, al debido proceso y un aumento de la tortura y desapariciones forzadas.

Mencionó que mientras el gobierno anuncia excarcelaciones de forma pública, se incrementan los detenidos por estas razones, al tiempo que nombró el caso del médico José Marulanda, un cirujano de manos que perdió la capacidad auditiva en el lado derecho y fractura en ambas manos.

 

Nuevas elecciones presidenciales antes que concluya 2018 solicitó el Frente Amplio Venezuela Libre ayer en la sede de Voluntad Popular, ubicada en el Centro Plaza de Caracas.

Con el presidente de la Asamblea Nacional, Omar Barboza, como único vocero, la coalición de partidos y gremios apoyó la propuesta del ex candidato Henri Falcón de llevar a cabo otros comicios este año.

“No hubo una elección este 20 de mayo, por eso tenemos que seguir luchando para que se produzcan comicios en el último trimestre de 2018”, dijo el miembro de Un Nuevo Tiempo.

Flanqueado por Henry Ramos Allup, Delsa Solórzano, Andrés Velásquez, Nicmer Evans, Ramón Guillermo Aveleado y Ángel Oropeza, entre otros, Barboza expresó que la alternativa sigue siendo lograr el cambio político por la vía constitucional a través de una elección libre y transparente , “no el fraude de este domingo”.

Sentenció que si Maduro se juramenta como presidente el 10 de enero de 2019, se convertirá en un usurpador. “Su período culmina en diciembre de este año”.

“El pueblo venezolano quiere votar, quiere elegir, pero no prestarse a una farsa como la de este domingo donde todo el mundo quien iba a salir victorioso”, apuntó.

Asomó que el Frente Amplio anunciará una actividad para este sábado, descartó una nueva jornada de diálogos con el gobierno en el corto plazo y afirmó que estaban dispuestos a sumar fuerzas con los ex candidatos presidenciales Falcón y Javier Bertucci.

“Asumimos con urgencia y humildad el reto de consolidar una alianza superior que permita unificar a todos los que nos oponemos a esta dictadura”.

El fraude estaba cantado 

El director de Visor 360 Consultores, Nicmer Evans, señaló que de abstenerse o votar el resultado del pasado domingo hubiese sido exactamente igual porque “el fraude estaba más que cantado”.

“No hubiese hecho nada de diferente ir a votar o no, de hecho las cifras que dio el Consejo Nacional Electoral son distantes de las que manejamos, nosotros calculamos que un 70,3% de las personas inscritas en el Registro Electoral no fueron a sufragar”, enfatizó.

El politólogo sostuvo que mientras Maduro esté en Miraflores jamás habrán unas elecciones realmente democráticas en Venezuela y la tarea del Frente Amplio es luchar por conseguir unas condiciones competitivas similares a las que se dieron en diciembre de 2015, cuando la oposición logró adueñarse de la mayoría de los curules en la Asamblea Nacional.

15 de octubre: verdades y mentiras, por Ángel Oropeza

verdadfalso

 

Los resultados del pasado 15 de octubre han generado una amplia gama de interpretaciones y creencias que intentan satisfacer la necesidad de las personas de darles alguna explicación. Y esto es así porque mientras en la mayoría de los países las elecciones culminan arrojando certezas y aclarando dudas, en Venezuela el 15-O terminó generando más incertidumbre y oscuridad. Lo cierto es que un adecuado diagnóstico de lo ocurrido arroja tanto verdades como mitos.

La primera verdad es que ese día se materializó un proceso fraudulento sin precedentes en los últimos 60 años en el país. Además de las violaciones previas de la ley, la jornada del 15-O estuvo plagada de una larga lista de fechorías, que incluyen casi la totalidad de las modalidades delictivas electorales que se pueden llevar a cabo. Así, por ejemplo, más de 1 millón de electores vieron impedido u obstaculizado su derecho al voto por máquinas dañadas o por mesas que no abrieron; más de 700.000 fueron reubicados de manera ilegal, y casi 400.000 fueron víctimas de amedrentamiento o violencia por parte de miembros del oficialismo.

Todo esto sin contar la todavía incalculable cantidad de votos múltiples (facilitado, además, por la eliminación intencional de la tinta indeleble), el chantaje a empleados públicos y beneficiarios de programas sociales obligándolos a votar con el “acompañamiento” de dirigentes del PSUV, o la violencia contra testigos de la Mesa de la Unidad Democrática, muchos de los cuales fueron forzados a abandonar sus centros, centros donde “misteriosamente” el oficialismo terminaba la jornada con las votaciones más altas de su historia. Un cálculo preliminar ubica en casi tres millones y medio el universo de electores potencialmente afectados por este rosario de delitos.

Frente a esto, la Mesa de la Unidad Democrática ha exigido la realización de una auditoría total del proceso, pero hecha por organismos internacionales reconocidos, para poder responsablemente reconocer lo que haya que reconocer y exigir las repeticiones donde haya que realizarlas. Es una auditoría que no puede limitarse, como plantea cínicamente el gobierno, a comparar el contenido de las cajas con las actas. Porque en algunos casos, como el del estado Bolívar, el problema sí es de adulteración de actas. Pero en otros, la modalidad delictiva fue diferente. El voto supervisado, el amedrentamiento y la violencia, o los votos chantaje con el carnet de la patria, no aparecen en las actas.

El problema es el proceso fraudulento. En ningún juzgado del mundo se acepta como válida una confesión realizada bajo coacción o tortura, y no se discute si la firma de la confesión pertenece en verdad o no a la persona. El problema no es la firma de la confesión, sino cómo se obtuvo. Aquí nuestro problema no es de actas, sino de la violación de las garantías y del respeto a la ley.

Así como es verdad la naturaleza fraudulenta del proceso, no lo es la explicación simplista de que el supuesto triunfo del gobierno se deba a la abstención de la población opositora. La abstención del 15-O, más que causa, es la consecuencia de un proceso diseñado para que la gente no votara. Así, por ejemplo, de los 230.000 movilizados de manera ilegal en el estado Miranda, solo pudo votar 20%. Asumir que el resto simplemente “se abstuvo”, es hacer una abstracción indebida de la cantidad de obstáculos que antes y durante el proceso se diseñaron, precisamente, para torpedear la participación de los electores.

Otra de las mentiras tiene que ver con la presumible “ingenuidad” al participar en el proceso. Desde el principio, la Mesa de la Unidad denunció cada una de las violaciones de la ley que caracterizaban la elección. Pero, sabiendo que el objetivo del gobierno era “lavarse la cara” a fin de intentar disminuir la presión internacional en su contra, asistimos al proceso convencidos de que no podíamos permitir que el régimen se legitimara de esa manera. Decidimos entonces enfrentarlo en un terreno electoral, que sabíamos por supuesto difícil, buscando lograr dos cosas: o bien erosionarlo y quitarle poder al poder a través de la obtención de nuevos espacios para la lucha democrática o, en caso contrario, obligarlo a deslegitimarse aún más ante el mundo al desnudar su acción electoral delictiva.

Como consecuencia de lo segundo, el régimen no pudo salirse con la suya, y hoy la comunidad internacional a la cual quería impactar con su supuesta cara democrática, desconoce los resultados de su amañado proceso y se apresta, subsiguientemente, a reforzar las presiones sobre él. Hay que recordar que develar el verdadero rostro del opresor para deslegitimarlo es uno de los objetivos de la lucha no violenta.

La gran tragedia del 15-O es que el gobierno dinamitó la salida electoral. Y nuestra lucha principal ahora es restablecerla. Pero para que haya una salida electoral, tiene que haber un cambio en las condiciones que garanticen que se cumpla la ley. Y esto es urgente y crucial, porque la crisis económica no hará otra cosa que agudizarse, haciendo cada vez más grave e insoportable la presión social. El nuestro es un país que sufre, que pasa hambre y que grita cambio desde todos sus rincones. Nuestro reto es que esa demanda de cambio se realice por la vía electoral, que es la única que garantiza una transición pacífica y viable. Si esa vía se tranca como lo logró el régimen el 15-O, si se obstaculiza definitivamente la salida electoral, la presión de cambio –que no va a cesar– puede verse tentada a tomar otros rumbos, no siempre deseables ni efectivos.

Nos esperan tiempos duros. A falta de pueblo, el régimen seguirá apostando por la represión y la violencia, en todas sus formas. Maduro y sus demás violadores de la Constitución van a tratar de hacer lo que sea para vengarse de un pueblo que los aborrece. Con lo cual no harán otra cosa que darnos más razones y fuerza para alimentar nuestra lucha. Porque por más trampas y violencia que ejerza, el régimen sabe que es inútil. Intentar detener a un pueblo cuando se decide a cambiar es como detener un tsunami con la mano. Simplemente no se puede.

 

@AngelOropeza182

El Nacional

El escrache no es justificable, pero si entendible

luciarodriguez

 

@franzambranor

Según el diccionario de la Real Academia Española el verbo escrachar significa romper, destruir o aplastar y se entiende por escrache la acción intimidatoria que realizan algunos ciudadanos contra personas del ámbito político, administrativo o militar, ante domicilios particulares o cualquier lugar público donde se les identifique.

Ultimamente, ante la partida de funcionarios chavistas y sus familiares al extranjero, venezolanos indignados por las condiciones precarias en las que se encuentra el país han increpado a más de uno y recordado el “mar de felicidad” que prometía el fallecido presidente galáctico y el océano de estiércol en el que lo ha convertido su sucesor, Nicolás Maduro.

La hija del alcalde del Municipio Libertador, Jorge Rodríguez, Lucía en Australia; el embajador de Venezuela en Suiza, César Méndez; el Defensor del Pueblo, Tarek William Saab, mientras ofrecía un discurso en el Líbano, el representante de Venezuela en España, Mario Isea; la ex ministra de comunicación Maripili Hernández en Barcelona, el ex ministro de la Banca Pública Eugenio Vásquez Orellana en Miami y hasta el cantante Florentino Primera también en Estados Unidos han sido víctimas de esta nueva práctica de bullying en el exterior.

“Si es mayor de 18 años que aguante, es lo suficientemente grande para saber de donde sacó dinero su papá para mantenerle”, dijo la manifestante Gabriela Guevara en el pasado “Plantón Nacional” en el Distribuidor Altamira.

Muchos se preguntarán si el sueldo que devenga Jorge Rodríguez como burgomaestre del municipio Libertador le alcanza para la manutención de su hija en una universidad australiana y por qué aquellos que antes despotricaban del imperio y alababan el socialismo, ahora poseen propiedades y se pasean por Ocean Drive en la soleada Florida.

“Si bien esas acciones no son justificables, son perfectamente entendibles”, explicó el psicólogo social y ahora coordinador del equipo político de la Mesa de la Unidad Democrática, Ángel Oropeza.

“Imagínate que estás en un exilio forzado, tal vez pasando trabajo, lejos de tus seres queridos y sabiendo que están sufriendo en Venezuela y te consigues a un ex funcionario o hijo de este comiendo en un restaurante lujoso, llevando una vida de rico, mientras en tu país la gente come de la basura, por supuesto que eso produce mucha indignación”, dijo el doctor.

Para Oropeza, el increpar a uno de estos personajes es una forma de expresar legítima indignación y una normal frustración.

Sin embargo, el también profesor universitario asegura que esto es precisamente lo que desea extirpar la oposición.

“Se entiende la rabia, pero no podemos comportarnos de la misma forma en que criticamos a nuestros adversarios políticos, tenemos 18 años con la sombra del discurso de odio promovido por Hugo Chávez y ahora fortalecido por Maduro, una retórica que contaminó a gente de un bando y de otro y que promueve que el que piensa distinto a mi es mi enemigo y hay que destruirlo”, acotó.

Por ello, convalidó la invitación que hizo el primer vicepresidente de la Asamblea Nacional, Freddy Guevara, a no caer en esas tentaciones y dejar en paz a los familiares de afectos al chavismo que habitan fuera de nuestras fronteras.

“La violencia es lo más básico que tiene el ser humano, por eso es muy fácil caer en ese campo de las retaliaciones, el llamado de la MUD es a que cese la confrontación, es momento de unión, es la única forma de salir de este gobierno”.

Oropeza confesó que ante la creciente diáspora, que tampoco escapa a quienes respaldan o apadrinaron en algún momento al régimen revolucionario, el escrache podría incrementarse y en ese sentido la única forma de detener toda la ola de insultos y vejaciones pasa por lo mismo. “Cambiar a Maduro”.

“Es que todos los caminos nos conducen a eso, esto dejó de ser un problema de partidos políticos, de la MUD, la gente cambió y asimiló que la única manera de enderezar su vida, acceder nuevamente a alimentos, medicinas y tener una calidad de vida digna, es cambiando al gobierno, no hay otra”, esbozó.