Internacional archivos - Runrun

Internacional

Más de 400 venezolanos varados en Estados Unidos por la pandemia del coronavirus piden vuelo humanitario para regresar al país

420 venezolanos que se encontraban en Estados Unidos cuando fue ordenada la cuarentena por la pandemia del coronavirus solicitan a las autoridades correspondientes la aprobación de un vuelo humanitario para poder regresar al país.

En una carta fechada el 21 de abril de 2020, dirigida a organizaciones gubernamentales de Venezuela, el grupo de venezolanos varados en EEUU por el Covid-19, subrayan que muchos se encuentran “a la deriva, sin recursos económicos para mantenernos por más días y con la imperiosa necesidad de regresar a nuestros hogares en Venezuela”.

Carta de solicitud de vuelo… by runrunesweb on Scribd

Los connacionales que se ven imposibilitados de regresar al país por la pandemia  también solicitaron ayuda ante la embajada de Venezuela en EEUU, que representa al gobierno interino de Juan Guaidó. Recibieron como respuesta que los servicios han revisado opciones con las autoridades norteamericanas correspondientes y han coordinado con las aerolíneas que tienen rutas autorizadas hacia Venezuela. Sin embargo, les advirtieron vía whatsapp que ”el régimen de Maduro mantiene el bloqueo del espacio aéreo y la negativa de que a través de los mecanismos gestionados los venezolanos varados en EEUU y el mundo puedan regresar”.

La embajada de Venezuela en EEUU agregó que la administración de Maduro “solo gestionó un vuelo de Venezuela a México para ciudadanos americanos en Venezuela, y desde Toluca, México, retornaron algunos venezolanos en México y EEUU por una lista decidida por el régimen. Esos venezolanos son mantenidos en “cuarentena” en Los Caracas, estado Vargas”.

Lula menciona a un tal Guaidó y no apoya la política económica de Maduro

En la primera entrevista desde la cárcel, el expresidente brasilero pide que “dejen que el pueblo de Venezuela elija democráticamente a sus dirigentes”

Luiz Inácio Lula Da Silva lleva un año preso. Está en las celdas de la Policía Federal de Curitiba, al sur de Brasil, cumpliendo una condena por blanqueo de capitales y corrupción en la compra de una casa de playa en Sao Paulo mientras espera las investigaciones de otros seis casos en los que está acusado.

El expresidente del Partido de los Trabajadores tiene 74 años de edad y está decidido a probar su inocencia. Así lo aseguró en la primera entrevista que da desde su reclusión a los medios El País de España y Folha de São Paulo. 

Fotografías: Isabella Lanave / El País

Durante la conversación, que se prolongó por más de dos horas, Lula dijo que el gobierno liderado por el presidente Jair Bolsonaro era “una pandilla de locos”. Aseguró que está confiado de su inocencia y pide ser juzgado a partir de las pruebas y no de “los titulares de los medios”.

Aliado del chavismo venezolano, y amigo cercano del fallecido presidente Hugo Chávez, considera que la política económica de Nicolás Maduro es un error y critica que el gobierno de su país reconozca al diputado Juan Guaidó como presidente encargado de Venezuela. “Obviamente, no estoy de acuerdo con la política económica de Venezuela, creo que es un error. Pero todavía estoy menos de acuerdo con que Brasil reconozca al tal Guaidó. Sinceramente, qué poca vergüenza. Han llevado a Brasil al más bajo nivel de política exterior que he visto en mi vida. Y después de aquel bochorno de decir que iban a enviar un camión de alimentos y enviaron dos camionetas vacías… Que cada uno cuide de sus asuntos y que dejen que el pueblo de Venezuela elija democráticamente a sus dirigentes. Si quieren salir a la calle para derribar al Gobierno, que salgan, pero es el pueblo, y no Trump, el que va a derribar el Gobierno de Venezuela.

Lula recibe visitas semanales, ve películas, series, discursos, recibe clases por Youtube y presenciales. No lava su ropa y le gusta la soledad. “Quiero salir de aquí mejor de lo que entré, con menos rabia hacia las personas”, dijo.

Precandidata presidencial estadounidense pide juicio político contra Trump

LA SENADORA Y PRECANDIDATA demócrata a la Presidencia de EE.UU. Elizabeth Warren instó hoy a la Cámara de Representantes a iniciar el proceso de juicio político contra el presidente estadounidense, Donald Trump, por la “gravedad” de las revelaciones incluidas en el informe de la trama rusa.

“La gravedad de su mala conducta exige que los funcionarios electos de ambos partidos dejen de lado consideraciones políticas y cumplan su deber constitucional. Eso significa que la Cámara debería iniciar el proceso de enjuiciamiento contra el presidente de EEUU”, escribió la senadora en su cuenta de Twitter.

Warren destacó las revelaciones del informe elaborado por el fiscal especial Robert Mueller, dado a conocer este jueves, en el que se recogen varios episodios de Trump para entorpecer la investigación sobre la posible conspiración con Rusia durante las elecciones de 2016.

La senadora indicó que el documento de Mueller detalla los intentos de Rusia para que Trump fuese elegido como presidente y cómo el actual mandatario “dio la bienvenida a la ayuda” y “luego obstruyó la investigación”.

“Ignorar los esfuerzos repetidos para obstruir una investigación en su propia conducta desleal infligiría un gran y duradero daño en este país, y sugeriría que tanto el actual como futuros presidentes estarían libres para abusar su poder de manera similar”, agregó.

Los demócratas cuentan con la mayoría en la Cámara de Representantes, donde se debería iniciar el proceso de juicio político, pero su presidenta, Nancy Pelosi, ha marcado distancias sobre las consecuencias de esta medida y sus efectos de cara a las elecciones presidenciales de 2020.

Otros aspirantes demócratas a la candidatura, como el ex congresista estatal de Texas Beto O’Rourke, han evitado pronunciarse y señalado que es competencia de los legisladores federales.

Mueller explica en su informe el desarrollo de sus pesquisas sobre la supuesta conexión entre el equipo electoral de Trump y Rusia en la campaña para las elecciones presidenciales de 2016 y la presunta obstrucción a la Justicia por parte del mandatario.

No obstante, el fiscal especial concluye que no había “pruebas suficientes para apoyar cargos criminales” relacionados con los “numerosos contactos entre individuos vinculados al Gobierno ruso” y la campaña de Trump, pero arroja dudas sobre una posible obstrucción a la Justicia.

Juez ordena liberar al expresidente de Brasil Michel Temer

UN JUEZ DE SEGUNDA INSTANCIA en Brasil ordenó este lunes liberar al expresidente Michel Temer, quien había sido detenido el jueves pasado como presunto cabecilla de “una organización criminal”, informó la justicia

La orden tiene efecto inmediato y vale también para el exministro de Minas y Energía, Moreira Franco, así como para otros sospechosos presos en la misma operación, confirmó el Tribunal Regional Federal TRF2 de Rio de Janeiro.

El magistrado Antonio Ivan Athié, que acogió un habeas corpus presentado por la defensa de Temer, explicó en su escrito que pese a los “indicios”existentes contra el exmandatario, referentes a supuestos sobornos recibidos en 2014, la prisión de Temer de forma preventiva (hasta la celebración de un proceso) no tiene justificación legal.

“Aunque se admita que existan indicios que pueden incriminar a los involucrados, no sirven para justificar la prisión preventiva, porque además de tratarse de (indicios) antiguos, no está demostrado que los acusados atentaron contra el orden público, (o) que estarían ocultando pruebas u obstaculizando” un eventual proceso criminal, afirmó Athié

“No estoy contra la llamada (operación) Lava Jato, al contrario, también quiero ver a nuestro país libre de la corrupción que lo azota. Pero, sin respetar las garantías constitucionales, aseguradas para todos, (…) con violación de reglas, no hay legitimidad en el combate a esa plaga”, añadió el magistrado.

Temer, de 78 años, fue arrestado en Sao Paulo el pasado jueves y trasladado a Rio de Janeiro por determinación del juez Marcelo Bretas, a cargo en este estado de la megaoperación Lava Jato contra la corrupción.

El caso está relacionado con supuestos sobornos recibidos en 2014 a cambio de contratos de obras en la usina nuclear Angra 3, en el sur del Estado de Rio.

El Ministerio Público Federal investiga “crímenes de corrupción, desvío de fondos y blanqueo de dinero”, con “pagos ilícitos” efectuados por un empresario “para la organización criminal liderada por Michel Temer”.

La prisión preventiva se justificaba, según el MPF, por la sospecha de que la presunta banda sigue “en plena actividad” y que en 40 años habría “obtenido la promesa, el pago o el desvío hacia la organización de 1.800 millones de reales” (unos 470 millones de dólares al cambio actual).

Al menos dos muertos y decenas de heridos por explosión en París

AL MENOS DOS BOMBEROS HAN MUERTO y decenas de personas han resultado heridas de diferente gravedad por la fuerte explosión hoy en una panadería en el centro de París, informó la prefectura de Policía, que corrigió así las cifras ofrecidas momentos antes por el ministro del Interior, Christophe Castaner.

Además de los dos bomberos muertos, diez personas se hallan “en urgencia absoluta” y otras 37 han resultado heridas leves.

Una Brasilia militarizada espera por la investidura de Bolsonaro

UNOS 12.000 EFECTIVOS de organismos de seguridad, que incluyen a cuerpos de Policía y de las tres Fuerzas Armadas, fueron movilizados hoy en Brasilia para garantizar la seguridad durante la investidura de Jair Bolsonaro como presidente.

El despliegue de policías y soldados, que incluye el refuerzo de blindados y helicópteros, con cazabombarderos listos para despegar frente a cualquier amenaza, militarizó por completo la zona central de Brasilia, donde se concentrarán todos los actos relativos a la toma de posesión del líder de la ultraderecha.

Las fuerzas de seguridad de Egipto matan a 40 supuestos terroristas tras el atentado

LAS FUERZAS DE SEGURIDAD DE EGIPTO mataron a 40 supuestos terroristas en operaciones en tres puntos del país tras el atentado contra un autobús de turistas en El Cairo que este viernes causó la muerte a al menos tres turistas vietnamitas y a su guía.

El Ministerio de Interior anunció que las operaciones fueron llevadas a cabo en la península del Sinaí (noreste), en las afueras de El Cairo y en la provincia de Guiza, al oeste de la capital egipcia.

Integración, el verdadero reto de la migración venezolana en Colombia

YA CONOCEMOS LAS CONSECUENCIAS DEL EXODO VENEZOLANO. Según las cifras oficiales, para finales del 2018, se encuentran legalmente registrados como residentes estables en Colombia 1.235.593 venezolanos, publica La Opinión.

Hay quienes sostienen que el número real es mayor. Pero aceptándolo como el más confiable, en todo caso es la cifra declarada por las autoridades de gobierno, se puede concluir que estamos frente a uno de los más grandes fenómenos de movilidad humana entre dos países con frontera común ocurridos en la historia de América Latina.

También sabemos que el éxodo es para largo. Porque, aún si el régimen autoritario de Nicolás Maduro se derrumbara mañana por la tarde, los niveles de deterioro de la sociedad y la economía venezolana son tan grandes grandes que una mínima recuperación, y por tanto un presumible retorno masivo de los emigrantes, siendo optimistas, tardaría por lo menos unos cinco años en ocurrir.

Además, los estudiosos de las migraciones masivas han observado que, cuando se producen los procesos de retorno, menos del 20% de los que habían partido regresan al país de origen. Los demás echan raíces. Se mezclan. En Venezuela lo sabemos bien.

Europa occidental se recuperó con éxito de las dos guerras mundiales, pero de las centenas de miles de italianos, españoles y portugueses que a partir de los años 1940 emigraron a Venezuela en la posguerra, muy pocos regresaron.

Resulta, además, que el fenómeno contemporáneo de la migración venezolana es bastante atípico. No responde a los factores ya clásicos de los grandes desplazamientos.

Los venezolanos no huyen de un conflicto bélico. Como los sirios a Europa de la guerra civil. Tampoco de una catástrofe natural. Como los haitianos a Dominicana luego del terremoto de 2011. Ni salen a buscar fortuna o a mejorar sus condiciones de vida. Como tantas migraciones latinas a USA o Europa. Y solo una pequeña parte son, en sentido estricto, perseguidos políticos. El caso del Chile de Pinochet o la Cuba de Fidel.

El emigrante venezolano huye de una catástrofe social resultante de un fracaso político. Estamos ante un contingente humano en movimiento cuyos miembros padecen su situación más como un castigo que como una alternativa. Se perciben a sí mismos como refugiados antes que como emigrantes.

El refugiado es alguien que ha sido obligado a marcharse de su país porque su seguridad, su libertad o, incluso, su propia vida está en riego.

El emigrante, en cambio, decidió libremente marcharse por conveniencia personal. Sabe que puede volver cuando quiera. El refugiado no. Porque su vida o su libertad corren peligro si regresa.

El venezolano, especialmente el de menos recursos, quema sus naves al partir. Cuando cruza a pie la línea fronteriza sabe que, como la mujer de Lot a Sodoma, no debe voltear a mirar. Atrás queda la debacle. Adelante la incertidumbre. Es una condición muy vulnerable. Porque, hay que decirlo, la venezolana es una migración de la desesperanza.

¿Qué debe hacer Colombia?

El primer paso es asumir, como al menos en lo declarativo parece haberlo hecho ya su gobierno central, que la migración venezolana es de hecho un componente decisivo del futuro colombiano. Y que su tratamiento exitoso requiere del diseño y ejecución de políticas pública de Estado, integrales y pensadas para el largo plazo. Los paños calientes en estos casos no funcionan.

Veámoslo así. Es como si de improviso se le hubiese anexado a Colombia un nuevo departamento. Porque el número oficial de venezolanos inmigrantes es casi exactamente el mismo del total de pobladores del Norte de Santander. Lo que significa que la población anexada requiere un número de servicios educativos, atención a la primera infancia, vivienda, transporte, salud, y seguridad, equivalente a todos los del Norte de Santander. Y para suplir esos servicios, sin crear caos local, tanto el mundo privado como el Estado deben planificar.

Un aporte al crecimiento económico

Pero también el fenómeno es una gran oportunidad. Si se aplican las políticas correctas a corto plazo, en el largo la migración venezolana puede contribuir al crecimiento económico de Colombia.

Es lo que estima el Informe “La migración venezolana a Colombia”, presentada en noviembre pasado por el Banco Mundial, cuando prevé que en el caso de que 500 mil migrantes se incorpore al mercado de trabajo, el crecimiento económico se aceleraría en 0,2 puntos porcentuales, explicado por un incremento en el consumo de 0,3 puntos y en la inversión de 1,2 puntos.

Para que así ocurra, es necesario dar una salto conceptual y político que algunos hemos definido como el paso de la “migración asistida” a la “migración productiva”. Es decir, entender que la mejor manera para que un migrante forzoso no sea una carga para el país receptor sino un factor de desarrollo económico y cultural, como las migraciones europeas y asiáticas que conformaron el gran melting pot de los Estados Unidos, es facilitando su integración, no aislándolo en refugios.

Para que se integre debidamente es necesario que el migrante se haga ciudadano con deberes y derechos. Y para que sea un ciudadano pleno debe hacerse productivo. Esto es, generar ingresos, ya sea como fuerza de trabajo o como emprendedor, pagar impuestos, cotizar con la seguridad social, conocer, cumplir y compartir las leyes, la cultura y sus derechos y deberes.

Dos grandes concertaciones

Una política migratoria integral debe partir de principios humanistas de solidaridad, pero también de un enfoque jurídico de derechos humanos, y del propósito económico de la integración y el social de la convivencia pacífica de los migrantes y refugiados dentro de la sociedad receptora como meta final.

En ese contexto la asistencia humanitaria es impostergable, pero corresponde básicamente la acción de emergencia. El tratamiento profundo y preventivo del fenómeno, el que lo puede convertir en una oportunidad y no en una amenaza, está en la previsión a largo plazo, la política de Estado y la inversión con sentido futuro.

Y de allí se deriva una segunda asignatura pendiente. Tal y como lo afirma otro Informe importante, presentado en octubre pasado por el Observatorio Venezuela de la Universidad del Rosario, “Retos y oportunidades de la movilidad humana venezolana en la construcción de una política migratoria en Colombia”, el éxito de una política migratoria a nivel nacional dependerá en gran medida de dos grandes concertaciones.

Una, la que tiene que ver con el carácter internacional del fenómeno, la promoción de una política exterior que comprometa a los demás gobiernos de la región, y a los organismos internacionales de cooperación, en acciones conjuntas de corresponsabilidad.

Y otra, en su dimensión nacional, que articule los esfuerzo del gobierno central con la sociedad civil, la academia, los medios de comunicación y, de modo muy especial, los gobiernos regionales, especialmente los de las zonas fronterizas en torno a estrategias comunes.

Tal vez sea este un nuevo comienzo para aquello que ni la diplomacia ni el mercado ha logrado a plenitud. La gran oportunidad para que la anhelada integración entre las dos naciones, desde siempre conectadas por un destino común, se produzca de abajo hacia arriba. Como ocurren los fenómenos sociales más duraderos.

Las migraciones entre ambos países han sido un viaje recurrente de ida y vuelta. Esta vez podría ser un gran paso de la desesperanza cíclica de un solo lado, a la esperanza compartida, de ambos.

Por Tulio Hernández