OVV archivos - Runrun

OVV

Los que no se rinden | OVV: El reto es vencer la censura
Desde hace 15 años, el Observatorio Venezolano de Violencia refleja cifras e historias de criminalidad en colaboración con las principales universidades del país para atender a personas que son víctimas de los distintos tipos de violencia

@franzambranor

Frente a la ausencia de una política de Estado dirigida al control y prevención de la delincuencia, el Observatorio Venezolano de Violencia se ha planteado desde 2005 articular planes y programas en materia de seguridad ciudadana.

El OVV se basa en cuatro derechos fundamentales: derecho a la vida, a la integridad personal, al acceso a la justicia y a la libertad y forma parte del Laboratorio de Ciencias Sociales (LACSO) 

La Organización No Gubernamental fue creada entre centros de investigación de ocho universidades nacionales, entre las que destacan la Universidad Central de Venezuela (UCV), la Universidad del Zulia (LUZ) y la Universidad Católica del Táchira (UCAT). 

En cada uno de sus informes anuales, esta ONG ofrece al venezolano datos sobre la violencia interpersonal en Venezuela. En 2019, por ejemplo, daban cuenta de 5286 casos de víctimas por resistencia a la autoridad y una tasa de más de 60 muertes violentas por cada 100 mil habitantes. La más alta de América Latina.

En Runrunes conversamos con su director, Roberto Briceño León para conocer con mayor propiedad los alcances de esta organización.  

-¿Cuál era el contexto histórico al momento de nacer la ONG y cuánto ha empeorado el entorno hasta ahora?

-El OVV surge después del paro petrolero, tras un período de conflicto político en Venezuela y en un momento en el cual hay una decisión de cerrar el acceso a las fuentes informativas del país y de iniciar un proceso de mayor control de los mecanismos de información. Nace con estas tres universidades, como una respuesta desde ellas, a la censura oficial de los datos sobre violencia y criminalidad, que tiene lugar a partir del 2004 y que se ve claramente establecida en el año 2005, cuando no se publican las cifras oficiales del año anterior, como por varios años se había hecho. 

A lo largo del tiempo, el OVV ha ido creciendo con la incorporación de otras universidades nacionales: la Universidad de Oriente (UDO), la Universidad Católica Andrés Bello de Guayana (UCAB-Guayana), la Universidad Centro-occidental Lisandro Alvarado (UCLA), la Universidad de Los Andes (ULA) y la Universidad de Carabobo, sede Aragua (UC-Aragua). En la actualidad cuenta con un total de ocho Observatorios Regionales en: Aragua, Bolívar, Lara, Mérida, Región Capital (Miranda y Distrito Capital), Sucre, Táchira y Zulia. 

El OVV nace en el marco de una situación de empeoramiento en el acceso a la información y en las condiciones de violencia. Justamente la censura en el país ocurre después que se había dado un incremento muy importante en los homicidios en los años 2002 y 2003; la tasa llegó prácticamente a duplicarse, en comparación con el momento del inicio del gobierno de Hugo Chávez. A partir de allí, lo que ha ocurrido en el país es un continuo empeoramiento de las condiciones de acceso a la información pública y el cierre de medios de comunicación, que han sido fuentes de información con las que el OVV ha venido trabajando. Sin embargo, a pesar de todas las restricciones, el OVV ha buscado cumplir con su misión, observando, analizando la situación de violencia en el país e informando a la sociedad.   

Protestas y detenciones arbitrarias en Aragua por escasez de gasolina      

-¿En qué áreas se desempeña la organización?

-El OVV recolecta, genera, analiza e interpreta datos e información de calidad sobre la violencia en Venezuela, en base a cuatro derechos fundamentales: el derecho a la vida, el derecho a la integridad personal, el derecho al acceso a la justicia y el derecho a la libertad.

El LACSO-OVV han trabajado en conjunto para construir una metodología confiable de estimación estadística de las muertes violentas en Venezuela, dadas las restricciones en la publicación y acceso de la estadística oficial de violencia. Gracias a este método, anualmente, se ha podido ofrecer a la sociedad venezolana, una cifra estimada de la cantidad de muertes violentas ocurridas en el país. 

-¿A qué se dedicaban los fundadores antes de crear esta ONG?

-Cuando surge el OVV, el grupo de investigadores del LACSO, del Instituto de Ciencias Penales de la UCV y del Instituto de Criminología de LUZ, tenía un proyecto de cooperación científica, financiado y apoyado por el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Tecnológicas (CONICIT) de Venezuela, para investigar sobre el tema de la violencia y criminalidad. Es por ello que, en un primer momento, lo que se hizo fue transformar ese grupo de investigadores en esta organización. 

De igual manera, ese equipo ya tenía la coordinación del grupo de trabajo latinoamericano sobre violencia y sociedad, del Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales (CLACSO); había trabajado y publicado varios libros, pero pasó de ser sólo un proceso de investigación, a uno de observación pública, de defensa de los derechos y de acceso a la información y a la justicia en Venezuela.      

Desde el año 1995, el LACSO ha desarrollado estudios y aplicado encuestas a nivel nacional para medir la percepción que tienen los venezolanos y residentes en el país en torno al tema de la violencia e inseguridad ciudadana, desde las siguientes aristas: actitudes hacia la violencia, motivación al respeto, victimización, temor, inhibición, acciones extrajudiciales, protección a las personas, actuación de la policía, desempeño de las instituciones públicas, evaluación del gobierno, democracia, entre otras. 

Asimismo, se ha dedicado a la investigación de proyectos generales de sociología, que forman parte de cultura política, y de enfermedades transmisibles –prevención en Chagas, malaria y dengue-. También ha trabajado en encuestas comparativas internacionales.  

Trujillo tiene la mayor tasa de suicidios durante cuarentena

-¿Qué servicios ofrece?

-Asesoría, cooperación, investigación y análisis, tanto en el área específica de violencia, como en torno a las condiciones sociales que generan la conflictividad social y, por ende, la violencia. Los investigadores que conforman el OVV tienen capacidad para aplicar encuestas, hacer grupos focales y entrevistas a profundidad, hacer análisis de coyuntura, en las distintas áreas del país, en conjunto con las universidades nacionales, como con universidades a nivel mundial que integran las distintas redes de las cuales forma parte y participa. 

-¿Cuántas personas trabajan en la organización?

-En el LACSO-OVV trabajan 40 personas, entre los equipos central y regionales. Estos equipos están conformados, principalmente, por docentes-investigadores de distintas disciplinas científicas y humanísticas –son sociólogos, educadores, estadísticos, arquitectos, trabajadores sociales, médicos, abogados, geógrafos, criminólogos, entre otras- y periodistas. 

-¿Con quién tienen alianzas estratégicas?

Además de las alianzas estratégicas con las universidades mencionadas anteriormente, con las cuales el OVV ha establecido ocho sedes regionales, hemos tenido alianzas y desarrollado investigaciones conjuntas con el Centro Comunitario de Aprendizaje (CECODAP); Paz Activa; el Instituto de Investigaciones de Convivencia y Seguridad Ciudadana (INCOSEC); la UCAB, la UCV y la Universidad Simón Bolívar (USB) para la Encuesta Nacional de Condiciones de Vida (ENCOVI), entre otras instituciones. 

-¿Cuáles son las mayores vulnerabilidades de las personas que atienden?

El OVV observa, se preocupa y atiende a las personas que son víctimas de los distintos tipos de violencia que hay en el país -interpersonal, autoinfligida, delincuencial, policial-; busca solidarizarse y hacer evidente y público su dolor, y busca, además, entender las condiciones por las cuales ocurren tales violencias.  

OVV: Casi la mitad de las muertes violentas en Lara son ejecutadas por la FAES

-¿En qué zonas operan?

El OVV es una red nacional que opera en ocho estados del país: Aragua, Bolívar, Lara, Mérida, Región Capital (Miranda y Distrito Capital), Sucre, Táchira y Zulia, a través de sus Observatorios Regionales. Asimismo, monitorea y analiza eventos de la misma naturaleza en las entidades aledañas. 

En la actualidad, el OVV se está extendiendo a otros estados del país.  

-¿Cuentan con voluntariado y cómo pueden ayudar personas que estén interesadas en hacerlo?

El LACSO-OVV siempre ha estado vinculado con los estudiantes universitarios, quienes cooperan en la recolección de datos e información. Los interesados pueden ingresar a la Web (https://observatoriodeviolencia.org.ve/) y, en la sección Contactos, optar por el correo electrónico de sus sedes en Caracas o en regiones.  

-¿Cuáles son los mayores retos de la organización? ¿Las mayores amenazas?

Los mayores retos y amenazas de la organización tienen que ver con el incremento de la censura y las limitaciones para el ejercicio de la ciencia, para poder, de esta manera, comprender e informar sobre lo que realmente ocurre en el país en relación a la situación de violencia y criminalidad, y, en consecuencia, ayudar a prevenirla y evitar tantas muertes y heridos.  

-¿Un caso emblemático?

-El OVV ha significado una voz en el silencio durante todos los años de censura. Ha estado allí presente para evitar que la sociedad venezolana y el mundo no conozcan los datos y la información de lo que ocurre en el país, o que sólo se escuche la voz oficial y no las voces independientes que representan las universidades nacionales. 

Briceño León está convencido que la violencia puede ser prevenida y no es un destino que no se puede contrariar.

OVV: Casi la mitad de las muertes violentas en Lara son ejecutadas por la FAES
Entre enero y febrero de 2020, la ONG registró 71 muertes violentas: 43 en enero y 28 en febrero.

Por José Escalona para El Impulso

Carlos Meléndez, coordinador del Observatorio Venezolano de Violencia en Lara (OVV Lara), aseguró que 6 de cada 10 personas asesinadas en la entidad son ejecutadas por las Fuerzas de Acciones Especiales (FAES).

“Desde el año 2018, ésta es una realidad constante. Se mantiene la situación que describimos en el Informe Anual de Violencia en el estado Lara en 2019, elaborado por el OVV. Hay una reducción de los homicidios y un aumento de las muertes por “resistencia a la autoridad”. En el 2020 esto parece que no cambiará, pese a las múltiples exigencias que el gobierno ha recibido por parte de los organismos multilaterales con competencia en materia de Derechos Humanos”, destacó Meléndez, quién además es sociólogo y profesor en la Universidad Centroccidental Lisandro Alvarado (UCLA).

Entre enero y febrero de 2020, la ONG registró 71 muertes violentas: 43 en enero y 28 en febrero. Los asesinatos a manos de los cuerpos de seguridad del Estado representaron 48,7% del total de este tipo de muerte, justificados 25,7% por ser “resistencia a la autoridad” y 23% por tratarse de presuntos ataques a cuerpos policiales.

El OVV Lara da cuenta de estadísticas en las que se destaca que, entre los cuerpos de seguridad en Lara, es las FAES la principal responsable de la violencia policial en 67% de los casos, la Policía Nacional Bolivariana (PNB) le sigue con 16% y el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), con 13%.

Transportistas de alimentos en Aragua denuncian pago de vacuna en divisas para echar gasolina
De no hacerlo solo le suministran 40 litros de combustible

Durante las últimas cuatro semanas de cuarentena obligatoria en el estado Aragua, transportistas que distribuyen alimentos desde y hacia la entidad, denuncian que tienen que pagar vacunas en divisas a los funcionarios responsables de las diferentes estaciones de servicio que abastecen al transporte pesado, para que autoricen el llenado del tanque, ya que de no hacerlo sólo le suministran 40 litros de combustible, que no les permite hacer el recorrido de ida y vuelta a la capital del país.

Explican los afectados, quienes no quisieron revelar su identidad por temor a ser víctimas de represalias, que esta situación implica un incremento económico en los costos del traslado y también representa una pérdida innecesaria de tiempo, que termina compensándose con el incremento final que tienen los diferentes rubros a nivel del consumidor.

Los entrevistados finalizan denunciando que el Estado debe identificar y controlar a estos inescrupulosos funcionarios que, valiéndose de su investidura, negocian y se enriquecen ilícitamente a costa de provocar la pérdida de la poca y maltrecha soberanía alimentaria que afecta la disponibilidad y acceso de los alimentos de la población aragüeña y de la zona centro norte costera y central del país.

Observatorio Venezolano de la Violencia: 14 jóvenes fueron asesinados cada día en Venezuela en 2019
En el informe de la ONG se incluyen las víctimas de homicidios y de resistencia a la autoridad tanto de cuerpos policiales como militares

5.076 niños, adolescentes y jóvenes menores de 30 años fueron asesinados durante el 2019 en Venezuela, a razón de 14 muertes violentas por día, según un informe de la ONG Observatorio Venezolano de la Violencia (OVV).

“En Venezuela cada día del año 2019 murieron 14 niños y jóvenes por razones violentas. Son muertes que se pudieron evitar, que no tienen por qué ocurrir si el país cuenta con programas, acciones y servicios que decidan intervenir en las situaciones que ocasionan estas muertes”, se lee en el estudio.

En este informe se incluyen las víctimas de homicidios y de resistencia a la autoridad tanto de cuerpos policiales como militares.

De las 5.076 víctimas del año pasado, 102 muertes correspondieron a niños con edades de 0 a 11 años, 392 personas tenían de 12 a 17 años, en 2.661 casos las víctimas tenían de 18 a 24 años y, finalmente, fueron contabilizadas 1.921 personas con edades comprendidas de 25 a 29 años.

La ONG detalló que 234 de las víctimas fatales eran niñas o mujeres jóvenes, un 5 % del total de las muertes entre los menores de 30 años.

Las muertes violentas de menores de 30 años del año 2019 disminuyeron con respecto al anterior, pues en 2018 se contabilizó un promedio de 40 asesinatos cada día, para un total de 14.736 víctimas, según los datos del Observatorio.

Con información de EFE

Los estados más violentos de Venezuela durante este año fueron Miranda, Bolívar, Aragua, Guárico y el Distrito Capital
Se registraron 24 homicidios por cada 100.000 habitantes en manos de delincuentes

 

Más de 16 mil fallecidos por muertes violentas se registraron en el país durante el 2019, dijo este viernes 27 de diciembre el Observatorio Venezolano de la Violencia (OVV) durante la emisión de su informe anual.

“Este año cierra con un estimado de al menos 16.506 fallecidos por muertes violentas, con una tasa de 60.3 fallecidos por cada 100.000 habitantes”, dijo el director de la organización, Roberto Briceño León, al tiempo que recalcó que ha diferencia de años anteriores la cifra disminuyó, pero que todavía está muy por encima de Colombia donde se contabilizaron 25 muertes por cada 100.000 habitantes.

Asimismo detalló que de los 16.506 asesinatos, 6.588 fueron por responsabilidad de delincuentes, lo que representa 24 homicidios por cada 100.000 habitantes en manos de antisociales. Mientras que 5.282 fueron víctimas al resistirse a los cuerpos de seguridad, lo que significa que asesinaron a 19 personas por cada 100.000 habitantes.

De igual manera, indicaron que además de la capital, los estados más violentos de Venezuela son Miranda, Bolívar, Aragua y Guárico.

 

La mayor crisis social de la historia

En el año 2019 Venezuela ha vivido la mayor crisis social de la historia por la destrucción de la economía, la pérdida de capital humano por la migración, el deterioro del estado de derecho y el incremento de la desigualdad social. 

En ese contexto de destrucción institucional, la violencia y la criminalidad han sufrido cambios importantes, pues la criminalidad acompaña los cambios en las sociedades, y procura adaptarse a las oportunidades que le ofrece el mejoramiento o empeoramiento de las condiciones de vida en esa sociedad.

El año 2019, Venezuela se mantiene como uno de los países con mayor número de muertes violentas en la región y en el mundo. 

Este año cierra con un estimado de al menos 16.506 fallecidos y una tasa de 60,3 muertes violentas por cada cien mil habitantes, muy por encima de cualquiera de los otros países considerados violentos en América Latina.

 

 

Letalidad policial

Las muertes provocadas por los policías se mantienen en un niveles extremadamente alto, registrándose en 2019 un promedio de 14,5 personas muertas cada día del año.

La acción de represión del delito por parte del Estado se ha reducido al exterminio de los delincuentes. No existe ninguna política sostenida de de aplicar los castigos previstos en las leyes, ni programas de prevención del delito, sino de eliminación de los presuntos delincuentes.

La reducción de la letalidad en algunos estados puede tener su explicación no en la disminución de la acción policial violenta, sino en una nueva modalidad que tortura y amenaza de muerte a los presuntos delincuentes con el propósito de forzarlos a emigrar del país.

 

OVV: Octubre fue el segundo mes con más sucesos violentos en Táchira en lo que va de 2019
27 homicidios se registraron en la entidad

 

El mes de octubre de 2019 se ubicó como el segundo mes con más hechos violentos en la región tachirense, según el monitoreo de prensa realizado al Diario La Nación por el equipo del Observatorio Venezolano de Violencia Táchira (OVV Táchira), con un total de 41 sucesos registrados, en los cuales estuvieron presentes diferentes modalidades de violencia. Febrero ha sido el mes más violento de 2019, cuando se registraron 76 sucesos.

Con 65,9% de incidencia, el homicidio se ubica como el delito más grave ocurrido durante el mes de octubre en el estado Táchira; 27 homicidios se registraron en toda la entidad. En segundo y tercer lugar se encuentran la extorsión y el secuestro, con 7,3% cada uno. También en octubre se registraron, aunque en menor incidencia, delitos como lesiones, robo con lesiones, tentativa de homicidio, violación y robo, entre otros.

Por otra parte, 59,6% de las víctimas del mes de octubre fueron hombres y 10,6% mujeres; el 29,8% restante de las víctimas no tiene identificado el sexo, esto según la información recabada en el observatorio de prensa en Táchira. El 21,3% de los afectados tenía edades comprendidas entre 20 y 29 años.

Del total de sucesos ocurridos en el Táchira en este mes, en 46,3% de ellos se empleó el arma de fuego, mientras que en 19,5% de los hechos se utilizaron armas blancas. El lugar más común de ocurrencia de hechos fue la vía pública con una incidencia de 63,4% y la vivienda ocupó el segundo lugar con 17,1% de los casos. Los sucesos en el Táchira continúan ocurriendo en su mayoría en días de la semana y horario diurno.

Anna María Rondón, coordinadora del OVV Táchira, añade que “solo el 22% de los familiares de las víctimas denunciaron los hechos de violencia y en un 82,9% de los hechos de homicidio denunciados no se informa el estado actual de la causa, lo cual es lamentable porque al no hacer denuncia de los hechos no se puede hacer seguimiento por parte de las autoridades competentes”.

Por otro lado, los grupos irregulares encabezan con 39% el tipo de violencia presente en el estado, siendo en los municipios de frontera su mayor rango de acción; fue en Ureña y San Antonio del Táchira donde ocurrieron, según el monitoreo realizado por el OVV Táchira, 36,6% de los sucesos violentos, siendo una constante, como en meses anteriores, la aparición de cuerpos en trochas (pasos ilegales entre Venezuela y Colombia).

En el OVV Táchira se vislumbra que seguirá incrementando el hallazgo de cadáveres en las trochas que comunican la entidad tachirense con Colombia, debido a que continúan aumentando la cantidad de personas que por desplazamiento del centro del país llegan a estas zonas fronterizas en búsqueda de trabajo. Sin embargo, allí no existen muchas oportunidades de empleo y las personas que llegan optan por dedicarse al paso ilegal de objetos por las trochas, corriendo riesgos físicos ante la presencia de grupos armados que constantemente tienen enfrentamientos por el control de la zona.

La violencia arrasa con la población más joven en Petare
En 2018 hubo una tasa de 112 asesinatos por cada 100 mil habitantes

 

Sucre es el municipio más densamente poblado de Venezuela, en una superficie de 164 kilómetros cuadrados reúne a una población de 711.885 habitantes. Su principal parroquia, Petare, tiene 448.861 habitantes según cifras del Instituto Nacional de Estadística. 

El Observatorio Venezolano de Violencia (OVV) señaló que para el año 2018 Petare tuvo una tasa de 112 asesinatos por cada 100 mil habitantes. Mediáticamente es considerada como una de las zonas más violentas del mundo. 

Al analizar los datos levantados por el Monitor de Víctimas desde mayo de 2017 se pudo observar que la cifra de asesinatos por año no baja de 300 muertes. En 2017 fueron 312, el año siguiente 305 y hasta agosto de 2019 se habían contabilizado 168 crímenes, faltan por recopilar datos de los últimos cuatro meses del año. En ese período al menos 785 personas fueron asesinadas. Poco más del 25% de los crímenes cometidos en toda Caracas donde se registró el asesinato de 3080 personas. 

Víctimas y victimarios 

Según el OVV, la violencia criminal en Venezuela afecta particularmente a hombres, jóvenes, pobres, con menos nivel educativo y trabajadores poco especializados. El informe señala que el criminal venezolano tiene un comportamiento espejo, asesinos y víctimas se asemejan física y socialmente. 

Los datos recopilados por el Monitor de Víctimas, ratifican esas observaciones. En el municipio Sucre, 750 de las 785 víctimas eran hombres, 230 de ellas tenían entre 15 y 30 años. Al encontrarnos en un municipio con una alta población en situación de pobreza, se observa que más de la mitad de las víctimas, 413, para ser exactos, tenían empleos no formales, eran obreros, buhoneros, mototaxistas, mecánicos, choferes y desempleados. 

La violencia además se ensaña con las personas de bajo o medio nivel educativo, 452 víctimas, 58%, tenía a lo sumo bachillerato aprobado. 

Huérfanos y desamparados 

Contrario a lo que se piensa el homicidio no es un crimen de una víctima. Tras el crimen todo el entorno se resquebraja hijos, madres, esposas, son muchos los afectados. La violencia deja profundas cicatrices en la sociedad. En los últimos tres años al menos 581 niños quedaron huérfanos al perder a uno de sus padres. Además al menos 474 personas quedaron a la deriva al perder a quien se encargaba del sustento del hogar. Lo grave de esta realidad es que hasta la fecha no existen iniciativas del Estado dirigidas a brindar asesoría psicológica o económica a los sobrevivientes, por lo que las condiciones de vida de estas familias empeoraron. 

Violencia civil 

En relación a la identidad de los criminales, en 62% de los casos, en 398 muertes, los asesinos fueron identificados como civiles, mientras que en 84 casos familiares no sabían quien mató a la víctima. 

Al comprobar los crímenes cometidos por uniformados, 293 personas murieron a manos de policías y diez perecieron en acciones militares. En relación al tema de la letalidad de organismos policiales, en el caso de Sucre el organismo policial más letal es el Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas (Cicpc) que acumuló 134 víctimas, 13 muertos más que las FAES y la PNB juntas. 

Otro detalle importante es el papel jugado por la policía municipal de Sucre en la violencia, aun cuando parece una cifra pequeña, Polisucre acumula la muerte de 23 personas, la cifra más elevada para policías locales de Caracas. 

Las causas más recurrentes fueron el robo con 164 casos, la resistencia a la autoridad y la ejecución policial con 264 casos, el ajuste de cuentas con 77 víctimas mortales, las riñas cobraron la vida de 41 personas y 40 murieron al quedar atrapadas en la línea de fuego.

Armas de fuego 

Finalmente vale destacar el papel de las armas de fuego en la violencia venezolana. En el municipio Sucre casi 80% de los asesinatos fueron cometidos con armas de fuego cortas y largas, en total 610 víctimas perdieron la vida a balazos.

 

 

363 muertes violentas se contabilizan en Lara desde enero hasta agosto de 2019

EL OBSERVATORIO VENEZOLANO DE LA VIOLENCIA (OVV) informó que desde enero hasta agosto de 2019, se contabilizaron alrededor de 363 muertes violentas en el estado Lara.

El OVV indicó el 57.4% de las víctimas tenían entre 15 y 29 años y el 89% eran hombres. Indicaron que solamente en el mes de agosto de registraron 41 asesinatos en toda la entidad.

Detallaron que el 37.2% de los sucesos tuvieron como móvil resistencia a la autoridad y ataque por organismo de seguridad. Puntualizaron que el62% de las muertes violentas fueron ejecutadas por cuerpo policiales, específicamente funcionarios de las Fuerzas de Acciones Especiales (Faes)adscrito a la Policía Nacional Bolivariana (PNB)