mujeres archivos - Runrun

mujeres

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) informó este 25 de noviembre que en 2018 al menos 3.529 mujeres fueron víctimas de feminicidio en 25 países de América Latina.

Los datos del Observatorio de Igualdad de Género de América Latina y el Caribe (OIG) de la Cepal indicaron que cuatro de las cinco tasas más altas de feminicidio en la región se registran en países de Centroamérica y el Caribe, además de Bolivia en Suramérica.

El Salvador, Honduras y Bolivia son las tres naciones con mayor proporción de homicidios por cuestiones de género, con tasas de 6,8, 5,1 y 2,3 mujeres fallecidas por cada 100.000, respectivamente. Guatemala, con una tasa de 2 feminicidios por cada 100.000 mujeres, y República Dominicana, con 1,9, completan los cinco países con mayor porcentaje de muertes por violencia machista.

La secretaria ejecutiva de la Cepal, Alicia Bárcena, destacó «la gravedad del fenómeno» en el Día Internacional contra la Violencia hacia las Mujeres.

«El asesinato de mujeres por razones de género es el extremo del continuo de violencia que viven las mujeres en la región. Las cifras recopiladas por la Cepal, en un esfuerzo por visibilizar la gravedad del fenómeno, dan cuenta de la profundidad que alcanzan los patrones culturales patriarcales, discriminatorios y violentos en la región», advirtió.

 

En ese sentido, la institución regional señaló la dificultad de realizar datos comparados entre los diferentes países de América Latina debido, entre otras cosas, a que en algunas naciones no existe la tipificación del delito de feminicidio, por lo que solo se recopilan cifras sobre muertes de mujeres a manos de parejas o exparejas.

Agregaron desde la Cepal que el abanico normativo de la situación es amplio, desde países que contemplan una amplia definición de feminicidio hasta algunos que lo reducen únicamente al matrimonio y la convivencia.

«Millones de mujeres de la región han salido a las calles para reclamar y demandar algo tan fundamental pero vulnerado como es el derecho a vivir vidas libres de violencia», dijo Bárcena.

 

En cuanto a los datos referentes a 2018, Brasil y México destacan sobre el resto en cuanto a la cantidad de mujeres víctimas de feminicidio, que alcanzan los 1.206 y 898, respectivamente, con tasas de 1,1 feminicidios por cada 100.000 mujeres en el país suramericano y de 1,4 en el norteamericano.

Éxodo Venezuela: las mujeres son el eslabón más vulnerable de la trata de personas

PARA CONMEMORAR EL Día Mundial Contra la Trata de Personas, la Asociación Civil Éxodo en alianza con HIAS y el Centro de Estudios de la Mujer CEM-UCV realizó el Seminario La Trata de Personas, más allá de nuestras fronteras el cual contó con ponentes nacionales e internacionales de reconocida trayectoria quienes abrieron espacios para la reflexión en torno a este tema. 

Dorennys Angulo, directora de de la ONG Éxodo, afirmó que el fenómeno de la trata de personas no es neutral en términos de género porque afecta principalmente a mujeres, niñas y adolescentes a partir de su mercantilización, deshumanización y cosificación que en gran medida se encuentra invisibilizada en nuestra sociedad a partir de patrones socioculturales marcados por estereotipos de género.

La directora de Éxodo, advirtió que es una tendencia ligada a la participación de mujeres utilizadas como “anzuelo” para captar a nuevas víctimas, aprovechando la relación de confianza y empatía que las mujeres generamos entre sí, “muchas de las captadoras han sido víctimas de trata anteriormente, y producto de chantajes y relaciones desiguales de poder se les conmina a participar en la cadena del delito, siendo éstas el eslabón más vulnerable”.  

Angulo indicó que el delito de la trata presenta una alta cifra oculta, debido por un lado, al silencio de muchas de sus víctimas por temor a las consecuencias que pueda acarrear su denuncia tanto para ella como para su familia, y por otro porque al no reconocerse el delito puede ser confundido con otro. 

El seminario también participaron la ex defensora nacional de la mujer, María Hernández Royett, quien presentó una nueva plataforma para el reporte de delitos de violencia contra la mujer llamada Yenchi. Delisbeth Villalobos, magíster en Derecho Público y Ciencias Políticas y orientadora legal de Hias, habló sobre la protección a las víctimas de trata. César Batiz, periodista y director de El Pitazo expuso ejemplos de alianzas periodísticas para dar a conocer historias de víctimas de este fenómeno.

A través de unas ponencias en video las especialistas Rosi Orozco, miembro de la coalición Unidos Vs la Trata (México) y Rocío Mora Directora de Apramp (España) retrataron algunos de los patrones de engaño más utilizados para captar a las mujeres para la trata e insistieron en la necesidad de ofrecer apoyo a las víctimas para su reinserción, incluyendo la asistencia psicológica y las indemnizaciones.

 

*Con información de ONG Exodo

Luisa Kislinger: El Estado dejó sobre los hombros de las mujeres la emergencia humanitaria

CON LUISA KISLINGER COMO EXPERTA en temas de género, la Asamblea Nacional dio un debate y aprobó un proyecto de acuerdo en el que rechaza la violencia contra la mujer venezolana dentro y fuera del territorio nacional. 

La diputada Manuela Bolívar (VP-Miranda) se encargó de iniciar la discusión y presentar a Kislinger, que esperaba sentada al lado de la tribuna de oradores vestida de pantalón oscuro, camisa azul claro y zapatillas negras. Con un discurso escrito en hojas blancas, la internacionalista de la Universidad Central de Venezuela, condenó – ante unos diputados distraídos y hablando en voz baja – que el Estado venezolano dejó sobre los hombros de las mujeres la emergencia humanitaria y aumentó las desigualdades.

Kislinger reclamó que actualmente las colas por comida y medicina están conformadas – en su mayoría- por mujeres, que tampoco tienen garantizados derechos sexuales y reproductivos con una escasez de anticonceptivos de un 80% y un repunte en los femicidios.

“El año pasado de 75 mil denuncias sobre violencia de género solo 1% llegó a juicio. La impunidad es total”, alertó.

Al finalizar el discurso, fue acompañada por Bolívar al palco de invitados del Hemiciclo, donde escuchó con atención al resto de diputadas que intervinieron y denunciaron la situación de las mujeres venezolanas.
 
Entre ellas a la diputada María Teresa Pérez (AP-Lara) que aseguró que las mujeres pierden al menos 10 horas para poder comprar alimentos. Igualmente denunció que hay una alta tasa de mortalidad materna y que al menos un 20% está asociada a adolescentes que se practican abortos, porque “les negamos una oportunidad de decidir”.
 
Lo importante y lo urgente
 
Sobre esto también habló la diputada Tamara Adrián (VP-Distrito Capital) al asegurar que el Parlamento puede actuar sobre el aborto, el matrimonio igualitario y el reconocimiento a la comunidad LGBTI, porque la trata de personas afecta de forma desproporcionada a mujeres trans y hombres gays. 
 
Adrián reflexionó que estas problemáticas no son solamente importantes si no también urgentes, lo que fue aplaudido por la mayoría de diputados y provocó que las mujeres se levantaran para reconocerla.
 
Las mujeres indígenas también estuvieron presentes el debate con la denuncia de la diputada Nirma Guarulla (MVP-Amazonas), que aseguró que los mineros ilegales y miembros de la Fuerza Armada Nacional que hacen vida en esas comunidades, las violan y no tienen donde denunciar, porque “no hay gobierno”.
 
Con el apoyo de todos los diputados se aprobó un Acuerdo en el que se le exige al Estado el cumplimiento del mandato de Naciones Unidas y demás convenios internacionales sobre derechos de las mujeres. Además de incorporar la visión de género en la Comisión Especial de Ayuda Humanitaria, iniciar una investigación para ofrecer cifras sobre la violencia contra la mujer, femicidios y formas de esclavitud moderna. 

 
Manuela Bolívar: La transición no puede llegar sin acuerdos

La diputada de la Asamblea Nacional, Manuela Bolívar (VP-Miranda) aseguró que la visión y derechos de las mujeres estarán contemplados en el Plan País y que es importante hacer discusiones sobre las distintas áreas del país porque “la transición no puede llegar sin acuerdos”.

Desde la Sala Cabrujas de Los Palos Grandes en Caracas, la diputada acudió al encuentro del Frente Amplio de Mujeres que conformaron distintas mesas de trabajo, como justicia, educación, medios de comunicación, entre otros, para poder empezar a discutir las propuestas sobre género para el Plan País.

Bolívar destacó que actualmente en Venezuela se ven delitos que antes no existían como la trata de personas. “No hay Estado de derecho, lo que se promueve ahora es lo ilegal”. 

“La prostitución está asociada ahora al crimen organizado. Ante eso debe haber justicia, prevención. Hay que investigar e indagar sobre ofertas engañosas”, declaró.

Igualmente destacó la cooperación que están prestando otros países como Colombia y España que han desmantelado distintas bandas que se dedican al delito de trata de personas. “Hemos enviado denuncias a través de organizaciones no gubernamentales. Pero en Venezuela debe haber una estructura de justicia”, destacó.

La diputada indicó que es vital que las mujeres tengan mayor acceso a la justicia, porque además se ha incrementado el número de femicidios y “no se categoriza bien dentro de la Fiscalía, porque no les interesa el dato real”.

También destacó el hecho de que no cuentan con atención en embarazo precoz, no hay prevención y las mujeres no pueden acceder a anticonceptivos porque “el costo es muy elevado o no existen”.

La migración continuará

Manuela Bolívar aseguró que la crisis en Venezuela no se terminará cerrando fronteras o pidiendo visas. 

“Los migrantes existirán mientras siga la usurpación”, aseguró, al mismo tiempo que expresó entender que cada país tiene sus propios problemas, pero que los ciudadanos venezolanos seguirán saliendo del país.

Destacó que las personas arriesgan sus vidas y han muerto pasando las fronteras y que en este momento de crisis, los venezolanos no son migrantes, “son refugiados”. 

Runrunes, TalCual y El Pitazo crean un decálogo para sus contenidos con enfoque de género

“Los medios de comunicación reflejan y refuerzan patrones que discriminan a las mujeres, por eso es importante sensibilizar con los temas y cambiar el enfoque de género”, fueron las palabras iniciales de Luisa Kislinger en el taller de Producción de contenidos con enfoque de género, donde se reunieron periodistas de la alianza de Runrunes, El Pitazo y TalCual.

En el taller organizado por la ONG Avesa y Aliadas en Cadena con el apoyo de la Unión Europea, se busca hacer una evaluación de cómo los medios de comunicación abordan actualmente distintos temas de interés nacional y la forma en la que se visibiliza la perspestiva de género y el tema de las mujeres en distintos campos. 

El objetivo no es ser igual a los hombres, comenta Magdymar León facilitadora del taller, pero sí es tener igualdad de derechos y participación. “Hay que mostrar que queremos una igualdad de género sin quitarle puesto a los hombres si no tener el mismo puesto que ellos ante la sociedad”.

Por eso uno de los puntos tratados en la actividad fue la de crear un mayor balance cuando se consultan las fuentes para trabajos periodísticos. “Es necesario incluir a las mujeres también en los artículos, no dejándolas de últimas y buscar equilibrar los términos de género en los mismos artículos, buscar una igualdad”, comentó Kislinger.

Entre todos los periodistas presentes en el taller se fue creando un decálogo que tome en cuenta estas consideraciones y otras tan importantes como el uso de un lenguaje inclusivo, evitar el uso de estereotipos sexistas y cosificación de las imágenes, incluir en pautas semanales temas relacionados a las problemáticas de las mujeres.

Igualmente destacar en los reportajes la afectación entre hombres y mujeres, incluir la perspectiva masculina en temas que son considerados “de mujeres”, mantener la dignidad de las víctimas y no exponerlas, evitar juicios de valor y visibilizar los temas más allá de la cuantificación de los casos.

Los medios que han participado en este taller se comprometen con el decálogos creado para ir implementando cambios en la mirada y cobertura de noticias, reportajes, entrevistas y otras notas periodísticas. Igualmente las organizaciones que organizaron el encuentro presentarán un Manual de Cobertura con Perspectiva de Género, que estará disponible a partir del próximo mes de julio en formato digital. 

 

 

¿Cómo podemos prevenir los Feminicidios en Venezuela?

Por: Ignacio Azpurua, Frima Udelman y Guillermo Sardi

 

ES BIEN SABIDO QUE LA GRAN MAYORÍA de las víctimas de homicidio en Caracas y en Venezuela son hombres. Monitor de Víctimas estima que, en el 2018, solamente en la capital, constituyen el 90% de las muertes violentas y de acuerdo con datos del Ministerio de Salud, entre 1996 y 2014, constituyeron en promedio el 93% de ellas. En contraste, según estas mismas fuentes, las víctimas de feminicidio, no superan el 10% del total de las víctimas, lo que hace que sea un tema poco abordado.

A pesar de que los homicidios a mujeres sea un tema poco tratado, resulta importante traer sobre la mesa que las mujeres también sufren las consecuencias de la violencia. Estas consecuencias, no solo son sufridas por ellas y sus familiares, sino a su vez tienen un efecto colateral en la sociedad.

Especialmente, en el caso cuando las mujeres víctimas de homicidio son madres de sectores populares, existe una pérdida significativa de redes de apoyo en las comunidades donde hacen vida. La experiencia que hemos tenido desde Caracas Mi Convive y Alimenta la Solidaridad, es que las madres suelen ser el motor principal de organización de actividades dentro de las comunidades y las más importantes proveedoras de soporte emocional en sus familias.

En este sentido, la violencia contra la mujer y el feminicidio resulta un elemento esencial de ser comprendido y abordado en un programa de políticas públicas de seguridad ciudadana. En un primer lugar, es necesario hacer una tipificación sobre las dinámicas de violencia de género en el país, para luego generar una propuesta para abordarla. Aunque no hay datos oficiales disponibles al respecto, es posible, al menos en la ciudad de Caracas, hacer un análisis detallado de los datos recabados por el Monitor de Víctimas.

Con base en el Monitor de Víctimas en el año 2018, el promedio de edad de las víctimas mujeres fue de 35 años, siendo un número mayor que el promedio de los hombres que está entre los 28 y 29 años. A su vez, los oficios más comunes de las víctimas mujeres eran estudiante y ama de casa respectivamente., lo que refleja es que este tipo de víctimas suelen no tener ocupaciones que les permitan tener una independencia económica a pesar de que la tendencia es que sean mayores de 30 años. Estos datos sugieren que entre menos oportunidades de ascenso socioeconómico tengan las mujeres, más susceptibles están a ser víctimas de homicidio.

A su vez, de acuerdo con el Monitor de Víctimas, en el año 2018, los tres tipos de victimarios de feminicidio más comunes son los desconocidos, conocidos y los cónyugues. En el caso de los cónyugues, es la única categoría que es mayor en las mujeres que en los hombres, lo que refleja que un porcentaje significativo de los perpetradores del feminicidio suelen tener una relación previa con la víctima, a diferencia de las víctimas hombres. No obstante, es preciso reflejar que el robo destaca como el móvil más frecuente reportado en el 2018, lo que indica que las mujeres también son susceptibles a la violencia urbana.

Considerando esta panorámica, ¿Cómo podemos darle respuesta a la problemática de los feminicidios? Las políticas públicas que han demostrado ser efectivas para abordar los feminicidios, son aquellas que hacen más accesible las instituciones del sistema de administración de justicia a las mujeres.

Para lograr una prevención efectiva de la violencia de género hacia las mujeres, evitando que el resultado final sea el homicidio, es necesario entender cómo suelen ocurrir estas dinámicas. La violencia en contra de la mujer suele ocurrir de forma progresiva, en donde los perpetradores tienden a ser hombres con los que las mujeres tienen o tuvieron una relación previa, ya sea familiar o de pareja, los cuales van realizando micro-agresiones previas que van aumentando en intensidad hasta llegar al feminicidio.

La creación de una unidad de policía comunitaria enfocada en prevenir que estas micro-agresiones escalen hasta la violencia letal constituye una alternativa que ha tenido resultados efectivos en Latinoamérica. Desde la Unidad de Conocimiento de Caracas Mi Convive, partimos de la premisa que este tipo de unidades policiales, para que puedan cumplir con su objetivo, deben recibir el entrenamiento adecuado y crear relaciones de confianza con la comunidad.

Estas unidades policiales estarían entrenadas en hacer seguimiento focalizado a familias donde existe violencia doméstica y a hombres que han sido registrados como agresores, ya sea por la denuncia de las mismas víctimas o de la comunidad. Cuando las personas que no son víctimas pero sí testigos de este tipo de actos rompen el silencio y denuncian, la labor policial preventiva es significativamente más efectiva.   

El seguimiento focalizado que hacen estos funcionarios no solo implicaría responder cuando ocurra una denuncia de agresión, ya que a veces las víctimas denuncian cuando la violencia ha escalado unos niveles donde el riesgo de muerte es muy alto. En los enfoques policiales orientados a la solución de problemas (En inglés: problem oriented policing), proponen que el seguimiento focalizado es efectivo en la disuasión del crimen en la medida que esta estrategia sea preventiva. Lo que significa que debe ser sistemática y constante a través del tiempo, a pesar de que no hayan denuncias.

Los funcionarios policiales de estas unidades, entrenados en estrategias de mediación de conflicto, durante las visitas a los hogares de las familias, deben ser capaces de lograr reducir los niveles de hostilidad en las disputas domésticas. A su vez, este tipo de policías deben funcionar como conectores con organizaciones especializadas en programas de atención integral para mujeres víctimas de violencia y sus familias, así como con instituciones especializadas en trabajar con hombres agresores. De manera que, durante las visitas de seguimiento focalizado, parte de sus funciones constituye, inicialmente, poner a las personas en contacto con estas organizaciones y en segundo lugar, hacer un seguimiento de que efectivamente sí están asistiendo a la atención requerida.

Por último, existen casos donde los niveles de agresión han escalado a un nivel tan significativo que los hogares no constituyen lugares seguros para las mujeres y los demás miembros de la familia. De acuerdo con el Monitor de Víctimas, en el 2018, los hogares fueron el segundo contexto más común donde ocurrieron feminicidios. En estos casos de mayor riesgo, estas unidades policiales especializadas en la violencia de género, deben estar entrenadas en proveer protección a las mujeres y a los demás miembros familiares, llevándolas a instituciones que le puedan brindar un sitio donde quedarse transitoriamente.

En conclusión, una política pública de seguridad ciudadana efectiva para reducir los feminicidios, implica la alianza entre las víctimas, la comunidad, la policía y organizaciones externas especializadas en brindar atención integral tanto a las víctimas como a los agresores. En la medida que estos actores tengan una acción coordinada, podrá ser efectivo lograr que las mujeres sean menos vulnerables a la violencia y tengan un acceso igualitario a la justicia y a la movilidad social.

Es Venezuela hijo: ¡Entiéndele!, por Orlando Viera-Blanco
El sacrificio de la mujer venezolana por estos días es gigantesco. Le ha tocado sobrevivir y cuidar a su familia en un país devastado. Es sumarle a la soledad y desarraigo, la indignación.”

Llegué a casa [en el exterior] que no es mi hogar. Uno de los destinos que abrigan esa palabra complicada:Tránsito, de paso, temporal. ¿Hasta cuándo tanta transitoriedad? Un episodio me alegró y estremeció la vida. Mamá y papá habían decidido venir a casa a pasar Semana Santa. Al menos podía amanecer en transitoriedad (solo estaría 48 horas en casa), disfrutando su compañía y un café único: el que prepara mamá…

La procesión va por dentro

Son las 5:30 am. Siento el aroma a café Caraqueño. Es mamá que desde hace media hora está en la cocina colando el culto milagroso. Su proceso es clásico. No el café  instantáneo sino con greca y leche evaporada. Me voy directo a la cocina. Mamá está ahí como lo ha estado desde que nací. Encarando el amanecer. De pronto va al cuarto al lado de la cocina. Mientras hierve el café, va a chequear a papá quien sufre un párkinson espástico avanzado…Llego a la habitación y la veo contemplando a papá. Parada, de brazos cruzados, cabeza gacha, mirada dulce a medio camino entre llorar y reír. Lágrimas que contiene, al ver a quien fue siempre un roble ahora con sus ramas lánguidas y dobladas. Risa que aflora, porque aún vive, reconoce y habla.

-¿Qué haces mamá? Pregunto. “Ya te estoy preparando tu café”, responde como si se tratara de una orden-sic-!que no lo es!. ”Vine a ponerle un poco de música a tu papá”  Boleros tocados a Piano por el prodigioso Cubano de Cien Fuegos, Enrique Chía [Otro talento en el exilio con Cuba en su corazón]. ¡Cuanta alegoría! “A él  le gustan porque los murmura, ahora con menos voz y oído. Le veo acostado [a mi padre] y me quedo como mamá. A medio camino, entre reír y llorar. Muy delgado, mirada voluntariosa entre fatiga, olvido y vejez. Me ve y me dice bromeando: “¡Excelentísimo, dios te bendiga!”. Cuanta alegría recibir al menos unas gotas de lucidez y buen humor.  “Como están todos; Gabi, las niñas, los niños. ¿Cómo ves al muchacho [Guaidó] y Venezuela?”  Le respondo: ¡Vamos muy bien padre! Pero tú: ¿Cómo vas?. “Bueno paseando como la manzanade la sala al comedor.”

De pronto quiere salir y tomar aire. Mamá de inmediato se inclina para sobreponerle. Está muy rígido. Poco mueve sus piernas. Traté de intervenir pero desconozco “la técnica”. No puedes jalarlo sopena de lesionarlo. Tiene su método. A pesar de estar delgado, pesa. Mamá con una destreza única, lo incorpora. ¿De dónde una mujer tan frágil y pequeña con más de siete décadas a cuesta, saca fuerza y destreza para vencer aquella inmovilización? Pues no puede venir de otro lugar que de un amor inmenso e infinito que confiere el poder de Goliat a quien parece un colibrí […] El café anuncia que está a tono. Sale rápidamente de la habitación. Dice que sostenga a papá que va por el café. No tarda más de 5 minutos y regresa con dos tazas.  La otra es para papá. Le da un sorbo, le termina de levantar, y se lo lleva a dar una vuela. Hábilmente, trepidante, heroicamente. No pude tomarme el café. Me senté desplomado en la cama y pensé: Venezuela, un matriarcado de linaje imbatible, no merece otro desenlace que la misma nobleza materna y poderosa que nos distingue. Es hora de sanear un país que intitula tanta historia de libertad y honor.  Es hora…

Nuestras mujeres son únicas

El sacrifico de la mujer venezolana por estos días es gigantesco. Le ha tocado sobrevivir  y cuidar de su familia en un país devastado. Es sumarle a la soledad, desesperanza y desarraigo, la indignación. Pero no se permiten ni llorar ni ser consoladas. Su misión es dar alegría, paz y vida aún a cuenta de la propia. ¡Cuando sentido de honestidad, de entrega, de lealtad! Es la denominada justicia de vientre materno. !Imbatible!

No he visto en nuestra mujeres expresión de derrota. Pueden estar cansadas pero no capitulan. Tampoco recuerdo queja que no venga acompañada de una sabia reflexión…Siendo un niño de 7 años caí de un árbol tratando de salvar un gato de meses que no sabía como bajar. En el intento de llegarle la rama colapsó y caí torpe al cemento. Recibí un fuerte golpe en la espalda que asustó a mi padre como a todo médico cuando el paciente es él o un familiar. También se enfadó por “la travesura” cuya razón desconocía. Mamá en silencio sólo dijo cuatro sabias palabras: ”Es tu hijo. Entiéndele…”

(…) Mamá llegó “del paseo” [10 minutos] de vuelta con papá. Aún no había probado el café. Estaba pensativo, triste. ¿Por qué nos tocó vivir tanta separación en momentos que demanda necesitamos tanta unión? ¿Por qué aún no alcanzamos el derecho a vivir o morir en nuestros en nuestro jardín? Ayudo a acostar a papá nuevamente. Ella sonrió. Es que nuestras madres en los momentos más difíciles, no tienen nada más para sus hijos y para la vida, que una sonrisa, una palabra de aliento y un dios te bendiga.  Le dije: ¡Mamá llevas muy consentido a papá. ¡Le haces todo! Y me respondió con sus cuatro sabias palabras: Es tu papá. Entiéndele… 

Así son mujeres: únicas. Mujeres santas de tierra de gracia. Mujeres abnegadas, madres de la decencia, de la bondad y el amor. Con ese linaje y con esa majestuosa  huella perenne ¿quién pierde la esperanza, la fuerza y el espíritu de lucha?.

Cuando dije a mi madre que a veces me siento un poco cansado y ansioso, ya todos sabéis que me respondió… “Es Venezuela hijo. Entiéndele…” Y no es una orden…

@ovierablanco

Desmantelan red de prostitución en Austria dirigida por venezolanos

ros

 

Agentes de la Policía Nacional y del BKA en Austria liberaron a 15 víctimas de la prostitución provenientes de Colombia y Venezuela y han detenido a los cinco miembros de la organización que se dedicaba a la trata de seres humanos.

Según informa la Policía Nacional en un comunicado, las investigaciones se iniciaron tras conocer la declaración de una mujer de origen venezolano ante la Unidad de Lucha contra la Trata de Seres Humanos y la Inmigración Clandestina de la BKA de Austria. La víctima manifestó que fue captada en su país de origen con la falsa promesa de una oferta de trabajo en Viena (Austria), prometiendo elevados ingresos y una rápida regularización, siendo la propia organización quien costeaba los gastos del viaje.

Sin embargo, al llegar a Austria acompañadas por miembros del grupo criminal, las mujeres como ella eran conducidas a “pisos de citas” donde eran encerradas y obligadas a ejercer la prostitución en contra de su voluntad y en condiciones abusivas y vejatorias desde el primer día, cuando se les retiraba la documentación para que no pudiesen escapar.

La “jefa”, una mujer venezolana de 33 años, obligaba a las víctimas a prostituirse todos los días, las 24 horas. Eran forzadas a prestar todos los servicios sexuales requeridos por los clientes y posteriormente entregar todo el dinero a los miembros de la organización, quienes se cobraban además los gastos que supuestamente les generaba el alquiler de los pisos o el coste del viaje, con unos precios muy por encima del coste real.

Los cinco detenidos son dos hombres y tres mujeres venezolanas, –dos de ellas con doble nacionalidad española–, que se encargaban del control y explotación directa de las víctimas. Con los registros emitidos por Fiscalía de Viena, se pudo liberar a 13 víctimas en distintas direcciones de Viena y Baja Austria, todas procedentes de Venezuela y Colombia y se incautó dinero en en euros y otras divisas, además de estupefacientes.

Los detenidos se encuentran en un centro penitenciario de Viena por orden de la Fiscalía y las víctimas están a salvo, contando con el apoyo y asesoramiento de las instancias competentes.

 

*Vea la nota completa en EuropaPress