josé luis rodríguez zapatero archivos - Runrun

josé luis rodríguez zapatero

La vergüenza de ser fragata, por Víctor Suárez

Como la costa es bonita, yo me vengo divirtiendo

pero me viene siguiendo de afuera una piragüita.

(“La lancha Nueva Esparta”, folklore venezolano)

 

Un capitán se llama Alex Dudov y, el otro, Yermince Aslenlly Granadillo Medina. Uno es georgiano, el otro es venezolano. El primero es gran timonel de dos supercruceros rompehielos árticos y antárticos, el Orión, de National Geographic, y el Resolute, de One Ocean Expeditions. El segundo es comandante de la fragata Naiguatá, de la armada venezolana. Uno se diplomó en el High Engineering Marine College, en Ucrania 1989. El otro egresó de la Escuela Naval Venezolana en 1996, puesto 19 (de 72), promoción “Francisco Javier Gutiérrez”. Uno es maestro mercante mayor, el otro es capitán de navío.

Encuentro de capitanes

Pasada la medianoche del martes 31 de marzo de 2020, ambos marinos se encuentran en alta mar, a 60 millas náuticas de la costa venezolana, al noreste de La Tortuga, la segunda isla más extensa de Venezuela (a 24.076 kms – 1 mn es igual a 1.852 kms). Visten camisas blancas, de esas que tienen dos bolsillos con tapa al frente. Uno no usa franelilla blanca interior, el otro sí. Sus caponas son diferentes. Las de Granadillo, sobre presilla negra, resaltan tres galones dorados y una coca, que es una especie de letra b sobrepuesta a una p. Las de Dudov son de cuatro galones igualmente dorados, pero el más alejado del cuello es de ancho mayor. En el pecho del georgiano no cuelga guilindajo alguno. En el del capitán de navío han sido cosidas seis hileras y un botón condecorativo.

Granadillo ha ido al sitio a todo vapor, en su fragata que desarrolla 22 nudos/hora. El Comando Estratégico Operacional de la Fuerza Armada Nacional (Ceofan) le ha enviado en misión urgente. Con sus 44 tripulantes ha salido cagando leches desde La Guaira, en su nave de 1.453 toneladas y tres cañones limpiecitos.

Los dos motores diesel de la Naiguatá han rendido como nunca en sus 9 años de servicio. En dos horas y media han llegado a La Tortuga, sortean cabo Herradura y siguen a norte franco en noche de estrellas hacia las coordenadas indicadas. La tripulación no cesa de entonar el himno de la Armada: 

 

Al combate valientes marinos,

nada importa morir en la mar,

si se salva el honor militar

y la patria y su noble destino…

 

Una vez recorridas otras 13,3 millas, al noreste del atolón quelonio, observan un buque, un hermoso crucero que no se mueve, lleva bandera de Portugal, la proa hacia el oeste, bastante iluminado, pero no se ve a nadie cogiendo el fresco en las ventanillas de sus cuatro pisos.

No se mueve porque el Resolute, con 29 años de edad y un tonelaje bruto de 8.445, nacido en los astilleros de Finlandia, ha estado sin propulsión durante más de tres horas en la mar serena caribeña. La irregularidad ha sido reportada al centro de control de la operadora, Columbia Cruise Services, radicada en Hamburgo, Alemania.

Cruzando rompehielos

El capitán Dudov ha estado demasiado atareado en los últimos meses. De vuelta de los mares australes, el año pasado, en su parada en el puerto de Ushauia (Argentina) se le han enredado los papeles de navegación y los itinerarios.

Es un lobo terráqueo nacido en Tiflis, Georgia, ex república soviética, hace poco más de 50 años. Ha atravesado con el Resolute dos veces el Pasaje de Drake (llamado también Mar de Hoces), que es el tramo de 800 kilómetros de aguas furiosas que separan América del Sur de la Antártida, entre el cabo de Hornos (Chile) y las islas Shetland del Sur. Y, también con igual resolución, al mando del explorador geográfico de lujo Orión, ha surcado el estrecho de Bering, donde se besan Estados Unidos y Rusia, en el Ártico, sorteando los hielos polares.

El Resolute estaba programado para realizar un crucero a las Islas Malvinas, Georgia del Sur y la Antártida desde el 19 de octubre de 2019 hasta el 6 de noviembre de 2019, comenzando y terminando en Ushuaia, ciudad argentina considerada “el culo del mundo”. Se produjo una emergencia médica en el barco mientras se dirigía a puerto, lo que retrasó la partida del próximo crucero, por lo que los pasajeros fueron trasladados a Buenos Aires para encontrarse con el barco. El barco zarpó de Buenos Aires el 19 de octubre. El día 22, el barco ingresó a Puerto Madryn, en la costa norte de la Patagonia, para repostar. Después de permanecer en el puerto durante dos días, se reveló que el combustible no se pudo obtener debido a incumplimiento de pago. La ruta antártica fue cancelada y el barco regresó a Buenos Aires con todos sus pasajeros. Una vez en Buenos Aires, los pasajeros desembarcaron y se quedaron solos, sin reembolso ni compensación. Según informe del portal Vessel Tracker, el barco estuvo bajo arresto en Buenos Aires. Así, había perdido el resto de la temporada antártica de 2019 y la del primer trimestre de-2020.

Los problemas no terminaron allí. A finales de marzo el barco apareció en el Caribe Oriental. 

Los entes especializados en rastreos marítimos constatan que el Resolute estuvo 55 días y medio sin rumbo definido y sin ETA (Tiempo Estimado de Llegada) a ninguna parte. Sí se sabía que navegaba hacia el norte. 

El 25 de marzo fue detectado cerca de la costa norte de Trinidad y Tobago. Al día siguiente se maridó fuera de Puerto España con el tanquero petrolero Kerkyra, de bandera panameña, y supuestamente repostó. Luego siguió navegando hacia el oeste. El 29 de marzo el capitán Alex Dudov perdió el control del crucero a unas 60 millas náuticas de la costa norte de Venezuela. “El barco estaba a la deriva, a velocidad de un mísero nudo, a 13.3 millas náuticas de la isla deshabitada de La Tortuga a las 13:00 (hora estándar del este) del martes”, informó el portal canadiense Halifax Shipping News. 

Estar sin comando indica que el barco no puede maniobrar, y todos los buques deben mantenerse alejados, a un PMA (Punto Máximo de Aproximación) de 2 o 3 millas.

Allí fue dónde lo encontraron el C/N Granadillo Medina y sus 44 marineros. Se le fueron pegando y pegando a estribor y por radio entablaron conversación:

 

-¿Pa´dónde va el barco?

-Pa´Curazao.

-¿Quién lo maneja?

-El capitán Dudov.

-Dígale que se ha metido en un rolo e´peo

-What is peo?

El Resolute estaba más vacío que nunca, aunque bastante alumbrado. A bordo, solo el capitán y 32 tripulantes, un tercio de los habituales. Tampoco iba ningún pasajero, ingrimas las 88 cabinas y las cuatro suites que en cada expedición pueden hospedar hasta 146 turistas con billete.

Antes de comenzar a ser operado por Columbia Cruise Services, en 2018, durante 25 años de servicio con su antiguo dueño Hapag-Lloyd, el Resolute había navegado 1.9 millones de millas (3.1 millones de km), visitado 148 países en 677 itinerarios diferentes (incluyendo 128 a la Antártida y 23 tránsitos por el Canal de Panamá). En su recorrido de tres décadas ha enfrentado bancarrotas, insolvencias, embargos, cambios de propietarios, de nombre y de bandera. Ahora estaba varado en las cercanías de La Tortuga.

Historia igual de turbia

La historia de la fragata GC 23 Naiguatá es muy distinta, pero igual de oscura. Su origen está ligado a uno de los escándalos más sonoros  y aún no resuelto de José Luis Rodríguez Zapatero mientras fue presidente de gobierno de España (2004-2011). En 2005 Hugo Chávez firmó un contrato con Navantia, el astillero militar español, para la construcción de una serie de 8 patrulleros (cuatro oceánicos y cuatro de vigilancia del litoral) por un monto de 1.245 millones de euros. 

Las cuatro fragatas se llamarían GC 21 Guaicamacuto, GC 22 Yavire, GC 23 Naiguatá y GC 24 Comandante Eterno Hugo Chávez. La primera terminó llamándose Warao, y la última, doce años después de iniciada su construcción, todavía no ha salido de los astilleros de Dianca, en Puerto Cabello, donde fue ensamblada a partir de los bloques entregados por Navantia. Los españoles, que no han cobrado completo, desistieron de su apoyo y supervisión de los trabajos finales de la fragata del Comandante Eterno, y en enero de 2019 repatriaron al grupo de ingenieros navales que prestaban asistencia.

Cuando la Armada recibió la primera fragata (Guaicamacuto-Warao), estaba Chávez en la explanada del muelle de Puerto Cabello. La banda marcial de la base naval entonó el himno nacional pero al jefe no le gustó: “Quiero que repitan las notas del himno, porque tanto al comienzo como al final he oído (no sé si tengo algo en el oído, no sé si serán los años que están pasando), hay algo extraño en las notas del himno nacional. No puedo irme sin llamar a la corrección. Mande a tocar de nuevo… coro, primera estrofa, coro”. Música, maestro…

A un año de entrar en servicio, el Warao se estrelló contra un arrecife coralino en Fortaleza, en la punta este de Brasil, en ocasión de los ejercicios navales combinados Venbras2012. Los daños fueron muy severos. Fue llevado a Río de Janeiro. Navantia dijo que no se metía en eso. El gobierno no aprobó los presupuestos que le pedían empresas brasileñas para repararlo. Finalmente fue remolcado hasta los talleres de Dianca en Puerto Cabello, donde yace oxidado.

El contrato con el gobierno de Venezuela está siendo investigado desde hace siete años por un juzgado de Madrid por el pago de una comisión del 3,5% (42 millones de euros) a dos intermediarios venezolanos y a sus socios en España: el expresidente del Instituto Nacional de Industria Javier Salas y su antiguo subordinado Antonio Rodríguez-Andía. En la misma causa están imputados el entonces presidente de Navantia Juan Pedro Gómez Jaén y su director comercial Jesús Arce. El contrato inicial fue abultado para incluir las comisiones pagadas. Al entonces ministro de Defensa de España, José Bono, le da repelús hablar de eso.

En junio de 2011 fue incorporada a la Armada la GC 23 Naiguatá en una ceremonia realizada en El Morro (Isla de Margarita), junto al patrulllero oceánico PC 21 Guaiquerí, primero de una serie de cuatro. Este Guaiquerí comenzó siendo corbeta llamada Guaicaipuro, luego renombrado Caribe, y terminó siendo guaiquerí salao.

La Naiguatá que salió a rondar La Tortuga, según ficha original, está armada de un cañón de 76 mm emplazado en una torreta delante de la superestructura principal, así como un par de cañones de 20 mm y dos ametralladoras calibre 12.7 mm. No porta misiles antisuperficie ni antiaéreos, y tampoco morteros ni torpedos antisubmarinos. La tripulación, eso sí, lleva armas de poco alcance.

De la deriva a la locura

-¿Qué andan haciendo ustedes por aquí?, preguntó el comandante Granadillo al capitán Dudov.

-Estamos en problemas. El motor de estribor se apagó hace unas horas y le estamos haciendo mantenimiento. El motor de babor se mantiene en espera para mantener una distancia segura de la isla en todo momento. Vamos a la deriva, a velocidad de un nudo.

-¿Saben que están en aguas territoriales de Venezuela? (¡Chávez Vive!, clamaron los grumetes en cubierta.

-Estamos en aguas internacionales –dijo Dudov, sin dudar. A sesenta millas de territorio continental. A 13 millas y pico de La Tortuga, el doble de lo establecido.

-Que no.

-Qué sí.

-Miren el tracking en sus pantallas, me llamo Resolute, Portugal, IMO 9000168, vea lo erráticos que vamos. No tenemos propulsión.

-Dése la vuelta, míster.

-No puedo. Sería una desviación grave de la ruta programada. Nos espera en Curazao una DPA…

-¿Qué es una DPA?

-Designated Person Ashore, DPA. Una empresa designada en tierra que es la responsable de monitorear la operación segura y eficiente de cada barco. Eso es obligatorio para cada barco mayor de 500 toneladas brutas.

-Vire en redondo, míster.

-Y si estuviéramos en aguas venezolanas, por algún error de cálculo, sin intención, aun así nos protege el derecho del Paso Inocente; este es un barco de pasajeros, no militar, alegó finalmente Dudov.

-Nada de eso. La nuestra es una rutina de control de tráfico marítimo. Enciendan el motor de babor, pongan proa hacia el oeste. Les escoltaremos hasta Puerto Moreno, en Isla de Margarita, la isla de las perlas. Estas son las coordenadas, indicó Granadillo. (¡Reina del Caribe mar!, clamaron los grumetes)

Pero el georgiano se quedó plantao. Pensó en un secuestro, como ha ocurrido en Somalia, con abordajes de piratas protegidos por las autoridades. También en alguna represalia, debido a las sanciones de Estados Unidos a Venezuela.

Dudov decidió quedarse donde estaba. Mientras Granadillo llamaba a su Ceofan, en solicitud de instrucciones, el Dudov se elevó hasta sus estudios universitarios de ingeniería marítima, en Odessa, 30 años atrás, donde le habían contado de un suceso sangriento, allí mismo en La Tortuga. Los holandeses les estaban sacando la sal a los españoles. Habían construido tres salinas, de gran productividad. El fruto era gratis, sin impuestos, ni siquiera derechos de atraque. En 1631, el gobernador de Caracas envió al capitán Benito Arias Montano con 40 soldados terciados con arcabuces y 114 amerindios armados con arcos y flechas rumbo a La Tortuga para desalojar a los intrusos holandeses. Una vez en la isla, una avanzada tomó el control de las instalaciones terrestres, mientras Arias Montano lideraba un ataque contra dos barcos holandeses anclados en la bahía, uno de 600 toneladas con 22 cañones, y otro de 300 toneladas con seis cañones. Los atacantes subieron a bordo y en la lucha cuerpo a cuerpo tomaron el control de las naves. Los prisioneros fueron llevados a Caracas y los ahorcaron. Fueron incautadas 152 toneladas métricas de sal. Los españoles, a quienes no les interesaba esa posesión sino para preservar la integridad del territorio colonizado, destruyeron el embarcadero y todas las instalaciones.

(400 años después, ni se habita ni se saca sal en La Tortuga, pero ahora se está construyendo un hotel turístico, otorgado en concesión a un consorcio privado por la esposa de Diosdado Cabello, Marleny Contreras, cuando fue ministra de Turismo)

Reflexionó: Pero yo soy más grande que tú. Son más de 8 mil toneladas contra 1.400. Son 122 metros de eslora de eslora versus 24. Aunque no ostento cañones de Oto Melara, tengo un casco acorazado con la mayor calificación del mundo para navegar en mares congelados. No has visto sino la punta del iceberg. Los trabajos sobre el motor averiado están a punto de culminar, con el auxilio remoto de nuestros ingenieros en Chipre y en Hamburgo. Nos mantenemos en contacto con nuestro centro de control. Hemos avisado de la situación al Centro de Auxilio Marítimo de Curazao. Hemos notificado a la autoridad portuaria de Portugal (aunque la operadora se encuentre registrada en Bahamas). Bastará con quedarme de brazos cruzados…

Según el análisis de Dudov, esto sería una pelea de burro contra tigre. Como la Topa Beatriz horadando el subsuelo de Caracas, desde la plaza Pérez Bonalde hasta la plaza de Petare para construir los túneles del Metro en 1984, versus, 20 años después, ver a Chávez en cadena nacional usando un martillo eléctrico durante horas para tratar de abrir la entraña de un cerro por la que pasaría el tren hacia Ocumare del Tuy.

Tenía que ser así

“En lo que parece ser una broma de April Fools Day, un barco patrullero de la Armada venezolana se hundió después de embestir a un crucero en el mar Caribe. El crucero, que no llevaba pasajeros a bordo en ese momento y tiene un casco reforzado para navegar a través de aguas heladas, sufrió daños mínimos en lo que la compañía operadora, Columbia Cruise Services, llamó un “acto de agresión … en aguas internacionales”.

Así inicia Joseph Trevithick, su nota del 1 de abril en el portal The Drive.

En Twitter (@DesdeLaCofa), el venezolano Antonio Pérez, oficial de la Armada en situación de retiro, tejió un hilo que ha sido ampliamente aplaudido por buzos y navegaos:

-No creo que sea sustantivo que el crucero estuviese en Mar Territorial o en Zona Contigua. El buque de pasajeros goza del derecho de paso inocente. Quien tiene que dar más explicaciones es el comandante de la guardacostas. En todo buque hay un hombre que, en la hora de la emergencia o peligro en el mar, no puede acudir a otro hombre; hay un hombre que es el responsable en última instancia por una navegación segura, el rendimiento de la maquinaria, el disparo preciso y la moral de su tripulación. Él es el comandante, él es el buque. En eso consiste el privilegio, el prestigio y el peso de un comandante.

El Naiguatá, entrada la tarde, se fue arrimando peligrosamente al Resolute, hubo disparos de advertencia, unos al aire y otros contra la chapa, sin mayores consecuencias. Llegó un momento en que la fragata deliberadamente empezó a darse topetazos con el casco del crucero, para obligarlo a girar 180 grados, en un aparente intento por encaminarlo hacia territorio marítimo venezolano. Se autoflajelaba con furia bolivariana. Muy pronto comenzó a tomar agua, hasta que se hundió en una fosa de 70 metros de profundidad.

Los 45 tripulantes fueron rescatados con vida, pero las autoridades navales venezolanas no han explicado detalles.

Según comunicado de la operadora del buque, el Resolute no huyó, luego de hundimiento de la fragata. Durante más de una hora se mantuvo cerca de la escena. Notificó el hecho al Centro de Coordinación de Rescate Marítimo de Curazao (MRCC), encendió motores y el sistema de señales Asys, aguardó instrucciones y recobró su rumbo hacia el puerto de Willemstad. Lo hizo solo después de recibir la orden de reanudar la travesía y de que ya no se requería asistencia adicional. Columbia Cruise Services asegura que el Resolute permaneció en el área hasta que quedó claro que sus servicios no eran necesarios para ayudar en el rescate de los 45 miembros de la tripulación.

Actualmente el Resolute se encuentra bajo la tutela de las autoridades de Curazao -jurisdicción de los Países Bajos-, mientras se aclara el accidente.

Voytenko Mikhail, redactor de Boletín Marítimo, concluyó en una actualización de su reporte: “No te metas con el Resolute … El capitán del crucero debe ser elogiado por su excepcional valentía personal y habilidades de navegación. Salvó a su tripulación de una prueba muy dura y se prendió fuego a sí mismo, porque él será el objetivo principal de la ira y las demandas de Venezuela, etc.”

April fools day

El primero de abril es el Día de los Tontos en Europa (lo que conocemos como Día de los Inocentes, los 28 de diciembre). 

Vladimir Padrino, ministro de Defensa de Venezuela:

– Decidió embestir al buque de la Armada, lo que provocó el hundimiento.

-¿Qué hacía un buque cerca de la isla La Tortuga, donde se encuentra una pista de aterrizaje de 2.000 metros?

– De manera cobarde y criminal huyó del lugar de la colisión y no trató de rescatar a la tripulación del barco que se hundía.

Nicolás Maduro, comandante en jefe de las FANB: 

– Es un acto de piratería internacional

-Hay un poder superior, fuera de Curazao, que no deja acceder a las autoridades para identificar quiénes son las 160 personas dentro del barco, lo que va confirmando la hipótesis de que estaba siendo utilizado para traer mercenarios a las costas venezolanas y realizar ataques sorpresa contra unidades militares u objetivos políticos.

Jorge Arreaza, canciller venezolano.

-Venezuela exige a la jurisdicción de Países Bajos iniciar una investigación con respecto al incidente, considerado como una violación al derecho marítimo internacional.

Augusto Santos Silva, canciller de Portugal, 

-Existen  versiones contradictorias de lo que ocurrió en realidad.

Alex Dudov, capitán del Resolute:

-Es un barco muy fácil de manejar, girable y receptivo.

Columbia Cruise Services:

Es un acto de agresión en aguas internacionales.

Gaceta Oficial n° 41508 – Martes, 23 de octubre de 2018:

Ministerio del Poder Popular para la Defensa 

Resoluciones Nros. 027102 y 027103, mediante las cuales se designan a los ciudadanos Profesionales Militares que en ellas se señalan, como responsables del manejo de los Fondos de Funcionamiento (Partidas 4.02, 4.03 y 4.04), que se giren a las Unidades Administradoras Desconcentradas, sin firma, que en ellas se indican. (Yermynce Aslenlly Granadillo Medina, Complejo Naval de Soporte Operacional, y Luis Eduardo Parra Calderón, Unidad Educativa Nacional Militar El Libertador).

El expresidente de Gobierno de España y frecuente mediador en procesos de diálogo favorables al chavismo, José Luis Rodríguez Zapatero, prevé una reactivación del diálogo en Venezuela que solucione la crisis política que afronta el país.

En una entrevista otorgada al diario digital El Español dos días antes de viajar a Venezuela, Rodríguez Zapatero se vanagloreó de “conocer la realidad” de Venezuela y advirtió que la prensa internacional no cuenta las dos versiones de la historia, argumento utilizado para reafirmar que espera una solución a los problemas del país mediante un diálogo entre oficialismo y oposición.

“Lo que afirmo es que en Venezuela veremos nuevamente un proceso de diálogo, ojalá de acuerdos, y todas las tesis radicales que se han ido imponiendo en un lado o en otro quedarán afortunadamente olvidadas. Este es mi pronóstico”, enfatizó el político español.

Rodríguez Zapatero se jacta de haber visitaro Venezuela 38 veces y de mediar distintos procesos de diálogo fallidos. La última vez que se sentó tanto con el oficialismo como con la oposición mayoritaria, todo acabó en posible un acuerdo que se firmaría en República Dominicana, que tuvo un cierre abrupto en el que el representante del chavismo, Jorge Rodríguez, aseguraba que ya había compromiso entre ambas partes; mientras que el representante de la oposición, Julio Borges, aseguraba que el chavismo nunca aceptó los términos propuestos.

Este polémico episodio, según el mediador español, ocurrió porque la “oposición radical” cambió de opinión al último minuto, e insinuó que se trataba de una influencia del presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

“Fuimos a firmar y el último día no se hizo, de manera inesperada para el Gobierno dominicano, para parte de la oposición y para mí. Por qué: ¿porque Trump estaba ahí? ¿Por cálculo? ¿Porque se pensaba que se podía tumbar a Maduro?”, se preguntó.

Sobre las elecciones presidenciales de 2018, cuestionadas por la comunidad internacional y las cuales sustentan los argumentos de la Asamblea Nacional para que su presidente, Juan Guaidó, asumiera también como mandatario encargado, Rodríguez Zapatero sostiene que el proceso electoral fue válido ya que los venezolanos votaron libremente.

“Desde luego, lo que la gente vota lo hace libremente y no se puede modificar. Eso es claro. Otra cosa son las condiciones previas: si el Gobierno hace uso y abuso del poder y medios públicos, que por supuesto. Pero eso es distinto”, dijo.

También culpó a la administración de Donald Trump, y a la aplicación de sanciones por parte de la comunidad internacional contra los funcionarios venezolanos, por la crisis socioeconómica que vive el pueblo venezolano.

“La paciencia la perdió Trump porque pensó que podía dar una lección de derechos humanos que yo no me creo”, respondió cuando le preguntaron cuánto duraría la paciencia de los venezolanos.

Finalmente, el expresidente reiteró que en España solo se ha mostrado una parte de la realidad venezolana. Explicó que existe una confrontación entre dos bloques que parecen “irreconciliables”, que provocan una ruptura de “las costuras de la convivencia democrática”.

 

*Lea más en TalCual

DESCARO BURLÓN

El ministro de Educación, Aristóbulo Istúriz, afirmó que los gremios de educadores y de la salud “son los grandes éxitos de la revolución” en respuesta a la protesta de este miércoles, de maestros y enfermeras, para exigir mejoras salariales y el cumplimiento de sus contratos colectivos. Sin embargo, no comunicó ninguna medida que tranquilice a los trabajadores que se han manifestado en disgusto por su estado socioeconómico. Puro gamelote como en todas las cadenas que llevan mas de 300 anuncios desde 1999 con Chávez, ofreciendonos convertir al país en “Venezuela Potencia”. Lo mas grave es que los anuncios en el área de la educación nos ofrecen un retroceso en el tiempo con gallineros y huertos como en la Edad Media. ¿O no es así? La farsa sigue. ¿Cuántos se la creen hoy?

 

¿HAY MAS DE ZAPATERO?

Una investigación de “OKdiario” de España (30/10/2019) da cuenta de lo siguiente: “El Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero negoció en 2005 con Hugo Chávez para vender a Venezuela 31 patrulleras construidas en Vigo por el grupo gallego Rodman Polyships, que preside el empresario Manuel Rodríguez Vázquez. El contrato se cifró en 157 millones de euros. En aquel momento se sentaba en el Consejo de Ministros, como titular de Agricultura y Pesca, Elena Espinosa, quien al mismo tiempo era tesorera y directora de lsociedad offshore Rodman Polyships International SA, registrada en Panamá y presidida por el mismo Manuel Rodríguez Vázquez. Es decir, el Gobierno de Zapatero negoció con Hugo Chávez un contrato de 157 millones de euros para el grupo Rodman Polyships al que seguía vinculada, a través de su filial en Panamá, la entonces ministra de Agricultura Elena Espinosa…”. Es decir que siguen saliendo los negociados con la Venezuela millonaria de Hugo&Cia. Buscando vítores y aplausos en la escena mundial. Del mismo tiempo fue el cuestionado embajador  Raúl Morodo, (2004/2008), acusado de millonario tráfico de influencias  y blanqueo de capitales gracias al “embrujo del eterno” del que se convirtió en aliado y operador dentro y fuera de Venezuela. Que no se nos olvide…

 

ROJOPINTAS

Informes de inteligencia logrados en España e Italia dan cuenta de las coincidencias en las informaciones que sobre el uso del petróleo venezolano se han conseguido de las fuentes originales de Rafael Ramirez Carreño, expresidente de PDVSA, y del general Hugo Carvajal Barrios, exdirector del DIM. Con ellas se esta armando un cronograma, un mapa, de los desvíos no solo del “oro negro” sino del “oro cierto” tras el desgüace del Arco Minero y por supuesto el de la petrolera que incluye parte del período de Ramirez al frente de ella. Las ramificaciones del negocio aurífero se pueden ver en el trabajo especial de nuestro portal www.runrun.es  en asociación con Connectas y el Centro Internacional para Periodistas (ICFJ) titulado: “BCV: la exprimidora oficial del oro venezolano”

https://runrun.es/investigacion/391611/bcv-la-exprimidora-oficial-del-oro-venezolano/

 Prepárese para sorprenderse con el saqueo oficial desde el gobierno hasta las bandas criminales establecidas en el país, nacionales y de mas allá de nuestras debilitadas fronteras.

Rodríguez Zapatero renuncia como mediador en la crisis venezolana

EL EXPRESIDENTE DEL GOBIERNO español, José Luis Rodríguez Zapatero, ha tirado la toalla como mediador en la crisis política entre las facciones de Nicolás Maduro y Juan Guaidó.

De acuerdo con el diario El Confidencial, el político socialista desistió después de tres años en los que lidero la mesa de dialogo iniciada en República Dominicana, y que se disolvió sin un acuerdo entre las partes en febrero de 2018.

En ese entonces, Rodríguez Zapatero propuso un Acuerdo de Convivencia Democrático por Venezuela, que entre otros puntos, proponía una comisión de la verdad para reparar a las víctimas de abusos cometidos por el Estado durante protestas, un consenso para impulsar reformas económicas y lacelebración de elecciones legislativos

Aunque el gobierno de Maduro firmó el acuerdo y trató de imponer su aplicación, la entonces coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática se levantó de la mesa tras alegar que no había garantías para la realización de elecciones en un mes, con la actual directiva del Consejo Nacional Electoral (CNE).

El político mantuvo sus esperanzas en la mesa de dialogo hasta la llegada de Juan Guaidó a la presidencia interina, donde su figura fue perdiendo relevancia hasta las reuniones de Oslo del pasado mayo, en donde no tuvo participación.

No obstante, ha mantenido sus constantes viajes a Venezuela y República Dominicana, siendo su última visita al país en marzo, cuando estuvo solo por una noche. “Cada vez que Zapatero viene a este país pasan cosas terribles. Para nosotros, él no es ni mediador ni interlocutor. Yo no entiendo a qué vino, quizá se le olvidó un cargador en el Meliá”, expresó en su momento el diputado Miguel Pizarro.

Según fuentes cercanas al diplomático, también estuvo la semana pasada en Santo Domingo, ya que al haber fungido por varios años como mediador, es habitual que acuda para asesorar a políticos de ambas partes, a pesar del rechazo general que posee entre las filas opositoras y partidos de derecha españoles como Vox, que le catalogó como un “embajador de Maduro”.

“Hasta cierto punto, puedo entender el fracaso de Zapatero, resulta muy difícil trabajar con la oposición venezolana porque está desunida, cada cual va a sus intereses y, además, muchos de ellos han sido financiados por el propio Gobierno de Maduro“, declaró a El Confidencial un ex alto mando del chavismo que hoy lleva su propia mediación entre Estados Unidos y Caracas.

También afirma que las negociaciones en Oslo son “una pantomima”, pues el madurismo también está dividido en facciones que desconfían entre sí, y grupos como el encabezado por Cilia Flores consideran las reuniones “una traición contra su marido”, a la vez que otros llevan conversaciones aparte con Estados Unidos para acordar una transición sin sangre.

Distanciado de Venezuela, el español ha tornado la vista hacia los conflictos internos de su propio país, ofreciéndose para mediar en la crisis entre el gobierno de su copartidario Pedro Sánchez y el movimiento independentista de Cataluña.

Recientemente ha sostenido conversaciones con el líder del partido secesionista Esquerra Republicana de Catalunya, Oriol Junqueras, quien se encuentra encausado por el Tribunal Supremo español.

De estas reuniones, levantó polémica entre los sectores unionistas por sugerir que se estudie indultar a todos detenidos por el denominado Procés, para “recuperar la necesaria, deseable y saludable convivencia“.

Los #Runrunes de Bocaranda de hoy 20.05.2018: La relación personal del embajador Morodo con Chávez fue más allá de la diplomacia

EL 16 DE DICIEMBRE DE 2004 en mi columna Runrunes, para ese entonces solo en el diario El Universal, comenté acerca de la relación del embajador de España en Caracas, Raúl Morodo, con el presidente Hugo Chávez. Morodo fue nombrado por el presidente del gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero, del PSOE, apenas llegó al poder ese año tras reemplazar al gobierno de José María Aznar quien había sido acusado por Chávez de haber participado en el golpe contra él en el 2002.

Traigo a colación esta crónica ahora que aparece un hijo de Morodo, Alejo, que cobró al menos 3,8 millones de euros en comisiones de la petrolera estatal venezolana. Pdvsa instrumentando la mayor parte de los pagos a través de una sociedad pantalla panameña con cuenta en Suiza, una empresa a nombre de fiduciarios de la que Alejo Morodo reconoció su titularidad al diario El Español de Madrid.

——-

Según ha podido acreditar documentalmente El Español “los pagos de Pdvsa al hijo del diplomático socialista Raúl Morodo, que fue embajador de España en Venezuela bajo la presidencia de José Luis Rodríguez Zapatero, comenzaron poco después de que su padre abandonase el cargo, concretamente en agosto de 2008. A partir de esa fecha y hasta 2013 se sucedieron decenas de transferencias realizadas por supuestas labores de “asesoría jurídica”. Buena parte de estos cobros fueron percibidos por Alejo Morodo a través de una sociedad instrumental panameña denominada Furnival Barristers Corporation, con domicilio en Plaza 2000 Building, 50 TH ST, con cuenta en el Credit Suisse de Ginebra con la siguiente numeración: CH 67048351435769620100. El resto los percibió a través de su bufete madrileño, Aequitas Abogados y Consultores Asociados, S.L.”

——-

Tras la publicación del runrun en 2004, que coloco más abajo, recibí la llamada del embajador y me reuní con él varias veces mientras estuvo en Caracas. Como político, Morodo está considerado una figura histórica de la Transición española, siendo cofundador con Enrique Tierno Galván del PSP (Partido Socialista Popular) y su secretario general hasta 1978. Su admiración por Fidel Castro –la que confesó a Hugo Chávez en el aposento presidencial en el segundo piso del Palacio de Miraflores, mientras el presidente le hacía bromas con un lorito que repetía incesantemente: “Viva Chávez”– le valió que le colocara un teléfono de la red interministerial para que por allí conversara con Fidel cuando le provocara, pues “a Fidel le puse una extensión de nuestra red oficial”, le habría dicho el mandatario. En un informe del embajador a su canciller, Miguel Ángel Moratinos, Morodo describió el desorden personal de Chávez tanto en su entorno gubernamental como en su vida personal. Fumar, repetir el café varias veces al día, desorden en las comidas, gusto por el pisillo de chigüire y horarios extraños para dormir y comer. Igualmente sus deseos de vengar a Guaicaipuro por haberlo asesinado los conquistadores de España. Un día Chávez lo llamó a Miraflores y Morodo se fue de inmediato. Para su sorpresa el caudillo lo invitó a viajar con él en su avión presidencial para “un viajecito de ida y vuelta de unas dos horas al interior del país”. Cuando aterrizó la aeronave estaban en La Habana. Chávez le presentó a los hermanos Castro y el viaje duró hasta el otro día. Morodo no tenía más ropa con él y así terminó el viaje de unas 30 horas. Tal fue la relación que de allí vino la presentación del hijo a Rafael Ramírez, presidente de PDVSA, antes de que terminara su cargo en Venezuela en 2007. Ramírez fue en ese mismo viaje a Cuba.

——–

Aquí nuestra nota:
RUNRUNES EL UNIVERSAL 16/12/2004

LINEA DIRECTA: Recién llegó a Caracas como embajador del Reino de España, Raúl Morodo Leoncio, y reunió al personal de la embajada para advertirles que “de ahora en adelante se acababan los flirteos con la oposición al gobierno de Chávez en esta delegación diplomática que ha venido siendo cuestionada por el apoyo del anterior embajador a los golpistas de abril del 2002”. A muchos sorprendió el ímpetu chavista que demostraba este catedrático venido a diplomático no de carrera, aunque ya antes había ocupado la representación española ante la Unesco y Portugal debido a que informes de la prensa española, en mayo de 2004, daban cuenta de “sus excelentes relaciones con el ex presidente venezolano Carlos Andrés Pérez; haber sido fundador del PSP (Partido Socialista Popular) con Tierno Galván y ser amigo íntimo de Alfonso Guerra, líder del PSOE, y del duque de Suárez”…

EMBRUJO: Morodo quien alguna vez fue crítico del régimen cubano siente hoy una gran admiración por Fidel Castro demostrada en distintas ocasiones públicas y privadas y ese enorme interés en la revolución cubana lo convirtió de inmediato en un ferviente seguidor y admirador a la vez de la revolución pretendida por Hugo Chávez en Venezuela. Además, contando con el visto bueno de su superior, el ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, ha ido estrechando lazos con los más connotados personajes del régimen chavista. So pretexto de mejorar las relaciones, la cercanía del embajador con el gobierno de Chávez ha prendido algunas luces de alarma en España. Un informe confidencial llegado al Congreso de los Diputados da cuenta del establecimiento por parte de Morodo “de un despacho completo en la residencia en el Country Club fuera de la Cancillería de la embajada en La Castellana, para sostener reuniones privadas con funcionarios del Gobierno y así no se den cuenta sus subalternos en la embajada de dichos encuentros ni de sus conversaciones telefónicas. Hoy por hoy el Señor embajador, la mayor parte de las veces, prefiere despachar desde la residencia”. Lo más grave según el documento es “el establecimiento de una línea telefónica directa de la red intergubernamental venezolana (teléfonos interministeriales de la Casa Militar) para sus comunicaciones con el alto gobierno chavista. Sólo otro embajador, el de Cuba, Germán Sánchez Otero (“El Komissar”) tenía hasta ahora ese privilegio revolucionario”…

MONTAJE: Todo el “follón” que se armó en Madrid con las “inoportunas” declaraciones del Presidente venezolano durante su visita oficial a Madrid fue perfectamente planificado por Morodo con el canciller Moratinos. “No hay puntada sin dedal” nos comenta un amigo que nos llama desde España. Ya antes de la llegada del venezolano estaban listas las acciones mediáticas para crear el revuelo en torno a la participación o no del gobierno de Aznar en el golpe de abril del 2002. Por un lado servirían al gobierno de Rodríguez Zapatero para revivir las acusaciones contra el Partido Popular añadiéndole las investigaciones de los hechos madrileños del 11/3 y por otro volvería a poner en el tapete el caso venezolano para que ese caudal informativo diera apoyo internacional a la propuesta del fiscal general venezolano, Isaías Rodríguez, de revisar la sentencia del TSJ en torno a esos hechos. Contactos más allá de las fronteras darían impulso a las declaraciones de Jorge Castañeda, ex canciller mexicano, acusando al gobierno de Aznar de haber propiciado un rápido reconocimiento al efímero e inexistente gobierno de Carmona. También eso sirvió para que el Gobierno salvadoreño desestimara el asilo a Vivas y Forero. Todo bien hilvanado. Como Chávez juramentó la misma noche del viaje a Alí Rodríguez como canciller tuvo que explicarle apresuradamente en el avión presidencial y en Madrid lo acordado con los funcionarios españoles. “No extrañe que la cuerda española reviente por lo más fino…”.

 

Así reseñó la noticia el Diario El País de Madrid de hoy 20/5/2019

 

Cuatro detenciones en el registro a Raúl Morodo, exembajador español en Venezuela, por blanqueo

La Audiencia Nacional investiga al diplomático por cobrar por informes ficticios a PDVSA, la empresa petrolera estatal, a través de Panamá y otros países latinoamericanos

La Policía Nacional ha desarrollado esta mañana varios registros por blanqueo de capitales en oficinas y casas vinculadas al expolítico socialista Raúl Morodo, que fue embajador de España en Venezuela entre 2004 y 2007 durante el gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero. En la operación, que ha impulsado el juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz a instancias de la Fiscalía Anticorrupción, se ha detenido a cuatro personas, entre ellas, Alejo Morodo, hijo del exembajador. Los otros tres detenidos, un socio de este último y las esposas de ambos, les ayudaron, presuntamente, a aflorar el dinero. Se les atribuye el blanqueo de al menos cuatro millones de euros extraídos ilícitamente de Petróleos de Venezuela SA (PDVSA).

Lea la nota completa del El País aquí: http://bit.ly/2JscIXH

 

 

 

Así reseñó la noticia el diario “El Español” este 20/5/2019

 

Detenido el hijo de Raúl Morodo y su socio por presunto blanqueo de 4M de la venezolana PDVSA

La Policía Nacional ha detenido esta mañana al empresario Alejandro Morodo, hijo del exembajador español en Venezuela, Raúl Morodo, por un presunto delito de blanqueo de capitales procedentes de la petrolera venezolana PDVSA. 

En el marco de una operación de la Fiscalía Anticorrupción y del Juzgado Central de Instrucción número 1, los agentes han registrado las oficinas de Raúl Morodo y su hijo en Madrid y han detenido a éste último, a su socio y a otras dos personas que le habrían ayudado a aflorar en España el dinero procedente de la petrolera pública PDVSA bajo la apariencia de un contrato de asesoría legal. Según adelantó EL ESPAÑOL en una información publicada en 2016, el hijo de Raúl Morodo habría comenzado a recibir los pagos de PDVSA poco después de que éste abandonara el cargo de embajador de España en Venezuela bajo la presidencia de José Luis Rodríguez Zapatero

Lea la nota completa de “El Español” aquí: http://bit.ly/2JwdiDw

 

Borrell afirma que Zapatero no viajó a Venezuela por mandato del Ejecutivo

EL CANCILLER DE ESPAÑA, JOSEP BORRELL, negó este miércoles que el ex presidente de gobierno José Luis Rodríguez Zapatero viajara a Venezuela “por mandato” del Ejecutivo español.

En rueda de prensa junto al presidente de la Liga Árabe Ahmed Aboul Gheit, Borrell explicó que él tuvo conocimiento del viaje de Zapatero “prácticamente al mismo tiempo que se estaba produciendo”, después de que el embajador de España en Caracas fuera avisado de la llegada del ex presidente.

El responsable de Exteriores español aseguró que no tiene “noticia” ni de que consistió el viaje ni “cuál ha podido ser el resultado de sus gestiones.

Ese viaje se produjo pocos días después de que Estados Unidos consultó con el gobierno español la posibilidad de que acogiera a altos cargos del actual Ejecutivo venezolano en caso un cambio político en el país.

Rodríguez Zapatero espera que Maduro tome

EL EX PRESIDENTE DE GOBIERNO DE ESPAÑA, José Luis Rodríguez Zapatero, admitió que la administración de Nicolás Maduro ha sumido a Venezuela en la miseria, aunque recalcó que la caída de los precios del petróleo influyó directamente en la crisis que sufre el país. Sin embargo, dijo que espera que el mandatario aplique cambios en sus políticas económicas.

“Espero que Maduro asuma que tiene que haber medidas económicas liberalizadoras, las políticas públicas no funcionan”, añadió Rodríguez Zapatero en una entrevista publicada en el diario El Mundo de España este domingo, 16 de diciembre.

El ex presidente también afirmó que sobre Venezuela hay prejuicios y falta de conocimiento y defendió sus acciones al subrayar que no justifica a Maduro sino la intención de evitar un conflicto civil. Al mismo tiempo, apuntó que confiaba en que la única salida del país era el diálogo.

“Mi convicción es que Venezuela, como cualquier país que atraviesa una crisis política y social muy profunda, sólo tiene un camino de salida, que es el diálogo y la negociación. La solución no pasa por las sanciones, ni por la implosión, ni por la presión al régimen, eso es una miopía total, están acercando Latinoamérica a Rusia y a China”, señaló.

Rodríguez Zapatero enfatizó que su mayor recompensa ha sido, hasta ahora, lograr que varios presos políticos hayan salido de la cárcel y aseguró que las familias de ellos se lo agradecen. Se atribuyó, incluso, la liberación del activista Lorent Saleh.

Más información en El Mundo.

El Parlamento trata de cerrar sus heridas tras el caso Zapatero

 

En la votación que concluyó con la “sanción moral” contra el expresidente del gobierno español, la gran perdedora fue la Asamblea Nacional. Pese a las diferencias que se expresaron en el debate, desde Voluntad Popular y Primero Justicia salen en defensa de sus colegas atacados en las redes sociales

@pppenaloza

De la Lista Tascón a la Lista Zapatero. El acuerdo parlamentario que el martes 6 de noviembre planteó una especie de “sanción moral” contra el expresidente del gobierno español por su cuestionada intervención en el último proceso de negociación, desembocó en una degollina pública contra los 43 diputados que rechazaron censurar al líder europeo y terminó mancillando la imagen de toda la Cámara.

La Asamblea Nacional abordó temas muy importantes en esa sesión. Condenó “la amenaza de muerte de Nicolás Maduro al diputado Américo De Grazia y al dirigente político Andrés Velásquez”. Alzó su voz “en defensa de la soberanía del territorio nacional” frente al ataque de irregulares colombianos en el estado Amazonas, que asesinaron a tres efectivos de la Guardia Nacional el domingo 4 de noviembre. Y fustigaron la designación de Elvis Amoroso como contralor general de la República y la presentación del proyecto de Ley de Presupuesto de 2019 ante la Asamblea Nacional Constituyente.

Sin embargo, nadie se enteró de eso. Lo único que trascendió de aquella jornada fue la discordia que desató un punto del “acuerdo en respaldo de la resolución del Parlamento Europeo” que manifestó su “compromiso con el restablecimiento de la democracia” en Venezuela. La incorporación de un párrafo que declaraba “no admisible  la mediación del señor José Luis Rodríguez Zapatero” dividió a la fracción de la Unidad -53 a favor y 43 en contra- y fue “la noticia” del día.

Uno de los 43 que no votó el acuerdo que incluía el repudio a Zapatero -y que pide no ser identificado- admite que fallaron al momento de explicar sus razones. Aclara que no defendieron la mediación o actuación del expresidente español. “No consideramos estratégico ese tema porque se trataba únicamente de avalar la actuación del Parlamento Europeo y de la Unión Europea, que ya ha manifestado que no tiene a Zapatero como su representante en este proceso”, acota.

El embajador de España en Venezuela, Jesús Silva, dijo el 30 de octubre con respecto al líder socialista: “Es legítimo que haya una parte de la oposición que no se sienta representada, que no lo quiera, pero (…) él es un señor que ha ayudado y que ha intentado ayudar, que lo habrá hecho mejor o peor, habrá errado o no habrá errado eso es cuestión ya de cada uno juzgarlo, pero yo creo que merece respeto, eso sí”.

Ni el gobierno del conservador Mariano Rajoy ni el de su sucesor, el socialista Pedro Sánchez, han identificado a Zapatero como su “hombre” en Caracas. Pero tampoco ninguno lo ha descalificado y siempre la embajada le brindó todo el apoyo en atención a su condición de antiguo jefe del Ejecutivo español.

Además de los temas diplomáticos, otro legislador de los 43 agrega: “En lugar de cuestionar a Zapatero, lo que debemos hacer es nombrar nosotros a nuestro mediador o facilitador. En caso de que volvamos a la mesa de negociación, tendremos que llevar a nuestro representante y el gobierno irá con quien estime pertinente”.

Golpeados, pero unidos

El jefe de la bancada, Juan Guaidó (VP-Vargas), votó a favor de censurar a Zapatero. No obstante, sale en defensa de todos sus compañeros. “Aquí es importante rescatar la integridad de la institución y destacar la labor de los parlamentarios que han resistido ataques armados y que están sin sueldo en el único reducto democrático del país”, subrayó el diputado a Runrunes.

Guaidó recuerda que “durante el año se han aprobado más de 70 acuerdos por unanimidad”, de ese total cinco en la sesión del martes 6 de noviembre. Apunta que con el caso de la mención a Zapatero “hubo una pequeña diferencia”, pero todos coincidieron en los asuntos más importantes como solicitar a la UE que se adhiera a la petición para que “la Corte Penal Internacional inicie formalmente una investigación por los crímenes de lesa humanidad ocurridos en Venezuela”.

“El que intenta dividir es el régimen, al que le conviene un Parlamento dividido es al régimen. No existe una fracción que apoye a una u otra persona, existe una fracción que ha estado respaldando al pueblo de Venezuela”, enfatizó el portavoz de Voluntad Popular y candidato a presidir la Cámara en 2019.

El presidente de la Comisión de Finanzas, Rafael Guzmán (PJ-Miranda), también votó contra Zapatero y luego, por medio de un comunicado, expresó: “Rechazo de forma categórica los señalamientos que, especialmente desde las redes sociales, se le han proferido a mis compañeros diputados, pues lejos de ser beneficioso, esto solo abona el terreno para las divisiones y los errores”.

Guzmán advirtió que “es cierto que los electores tenemos derecho a demandar respuestas de lo que hacen los elegidos, pero estamos rayando al punto de confundir contraloría ciudadana con linchamiento”.

En contraste, la fracción 16 de Julio – de María Corina Machado- sí se ha encargado de remarcar las diferencias. Primero, cuando desecharon su propuesta de abrir un debate para declarar persona no grata a Zapatero, Machado reaccionó en Twitter: “El país, el mundo y la historia juzgarán”. Tras la aprobación del acuerdo, Machado recalcó en Instagram: “orgullosa de cada uno de los 53 diputados que se pusieron del lado de los venezolanos. La historia será implacable y esta es una lucha existencial mientras el país se desmorona”.

Una semana antes, medios digitales recogieron opiniones de Biagio Pilieri (Yaracuy-Convergencia) donde urgía a votar la declaración de persona no grata “para que sepamos de una vez por todas qué diputados de la Asamblea Nacional son amigos de Zapatero o no. Quiénes son parte de la fracción Venezuela y quiénes representan la fracción Zapatero”. Pilieri está alineado con la fundadora de Vente Venezuela.

Degradación moral

Las discrepancias en el seno de la bancada y la publicación de la lista con los nombres de los 43 diputados, provocó un agrio debate en las redes sociales. La crítica al expresidente español pasó a un segundo plano y todos los dardos –o misiles- se lanzaron contra la supuesta “fracción Zapatero”, sobre la cual cayó una lluvia de denuestos de todo calibre.

En medio de la discusión, surgieron otros temas como la disciplina partidista de los legisladores y si fue “correcto” que algunos medios difundieran la lista. Desde una perspectiva formal, las respuestas a esas preguntas están en la Constitución.

Los parlamentarios están “obligados” a mantener a sus electores “informados e informadas acerca de su gestión y la de la Asamblea”. “Solo responderán ante los electores o electoras y el cuerpo legislativo”. Y “son representantes del pueblo y de los estados en su conjunto, no sujetos o sujetas a mandatos ni instrucciones, sino solo a su conciencia. Su voto en la Asamblea Nacional es personal”.

El Reglamento Interior y de Debates añade que “todas las votaciones serán públicas. Excepcionalmente podrán ser secretas cuando así lo acuerde la mayoría absoluta de los diputados o diputadas presentes”. Igualmente, establece que “cualquiera de los parlamentarios presentes podrá solicitar la votación nominal”. Lo que no regula ninguna ley es el uso que se le dé a esas votaciones ante la opinión pública.

“Todo ciudadano tiene plena legitimidad y está enteramente facultado para demandar o exigir la rendición de cuentas de los funcionarios públicos. A lo que no tiene derecho, sobre todo si desea reivindicar un talante liberal, es a discriminar, segregar o degradar moralmente”, escribió en Twitter el politólogo John Magdaleno, cuyo reflexión parece dirigida a Machado y su partido Vente, que levantan las banderas del liberalismo.

Magdaleno indicó que “una cosa es escrutar, fiscalizar y hasta criticar el desempeño de los funcionarios públicos y otra muy distinta es obrar con prácticas de deshumanización, que pasan por la degradación moral. Y me refiero a prácticas que observo entre opositores, para que no haya lugar a dudas”.

En otro mensaje, el académico sentenció: “cualquier intento de discriminación, segregación social o degradación moral es profundamente anti-liberal y anti-democrático. Así intente hacerse en nombre de un presunto ‘liberalismo’. Lo repetiré hasta el cansancio”.