Víctor Suárez, autor en Runrun

Sep 29, 2019 | Actualizado hace 3 semanas
La semana que cambió de historia, por Víctor Suárez
Por Víctor Suárez
 
ENTRE LUNES Y VIERNES LA TEMPERATURA ambiente en Nueva York osciló entre 24 y 32 grados °C, sin lluvias, pero en esas 120 horas el chaparrón diplomático, político y económico que se desató contra la dictadura venezolana resultó continuo, trepidante y arrollador.
 
La confluencia del diluvio estuvo en la Plaza de las Naciones #60, donde se desarrolló la 74 Asamblea General de Naciones Unidas, y su fuerza centrífuga se extendió mucho más allá de los llamados “márgenes”, hasta conectar con esos larguísimos afluentes que en esta oportunidad emergieron desde el Grupo de Lima, Grupo Internacional de Contacto, OEA, la Casa Blanca, Unión Europea, Cruz Roja, importantes grupos de presión e inversión y los organismos internacionales radicados en Ginebra.
 
Esta semana, la capacidad de acción estratégica de la oposición organizada se desplegó con brillantez para alinear al mundo democrático a su favor, lo cual está derivando en una situación límite para Maduro y su pandilla. “Tienen que irse”. “Cuanto antes, mejor”.
 
Que también salieron a toda prisa en busca de alguna alcayata. Maduro aterrizó en Moscú, y al cabo de 48 horas regresó a su cueva apenas con dos consejos y una resolución, expresados por Vladimir Putin: negocie, respete a la Asamblea Nacional, no habrá más créditos. Cabello voló 14.346 kilómetros hasta Pyongyang para ofrendar a la sanguinaria dinastía Kim (ramito de flores al pie de las estatuas del abuelo y el padre, y entrega de una carta al hijo Jong Un, a quien ni siquiera vio); de allí cruzó otros 2.759 km, hasta Hanoi, capital de Viet Nam, sí se sabe a qué.
 
En Ginebra, en el 42 período de sesiones del Consejo de los Derechos Humanos de la ONU, hacía su trabajo Jorge Valero, preparando una jugada que no le saldría del todo bien. En Nueva York, al inicio de las sesiones de la Asamblea General de la ONU, pastaban el canciller Jorge Arreaza, el embajador Samuel Moncada y una funcionaria de nombre Daniela Rodríguez, quien chupó más cámara que toda la delegación oficialista pues mientras hablaba el jefe del imperio Donald Trump se entretenía leyendo un libro sobre Simón Bolívar producido por aquel expresidente del TSJ y exembajador en Colombia Iván Rincón Urdaneta. En ningún momento dio señales de vida la adjunta de Moncada, la hija menor de Hugo Chávez.
 
Una semana sabrosa para disfrutar de Nueva York, fin de verano, al margen de los compromisos políticos y diplomáticos. Pero la pandilla de Maduro no aparece en ninguna pizarra, en ninguna agenda. No puede ir a la reunión de cancilleres en la que se invoca el Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR). No puede asomar la cabeza ni en el Grupo de Lima ni en el Grupo Internacional de Contacto, que representan a América y a Europa.
 
Tampoco a la OEA, de la que se ha marchado. Los designados por Juan Guaidó han tomado posiciones desde temprano, en todas las instancias. Julio Borges, Gustavo Tarre Briceño, Carlos Vecchio, Miguel Pizarro, que son funcionarios permanentes, declaran a la prensa y a la TV, la Voz de América les persigue a todos lados, Carla Angola no les pierde pisada, tuitean, se hacen selfies con cuanta celebridad mundial o regional se les acerca. La Asamblea Nacional les ha reforzado con William Dávila y Luis Florido.
 
También están los embajadores en Francia y Canadá. La pandilla de Maduro deberá esperar hasta el viernes 27 para protagonizar media hora en la plenaria de la Asamblea General. El embajador de Maduro en la ONU, Samuel Moncada, padece movilidad limitada, con una especie de grillete electrónico en la cartera que le impide traspasar el perímetro de la Plaza de las Naciones. La última vez que se le vio un poco más allá, en Central Park, sentado en un banquito, trazaba estrategias con Arreaza y con Rafael Ramírez (entonces todavía enchufado en la ONU). Esta vez Arreaza y Moncada andan nerviosos.
 
La credencial de la vicepresidenta Delcy Rodríguez habría sido impugnada, por usurpadora del cargo. Han apelado, para curarse en salud. Sería una catástrofe (otra más). Si se sometiese a votación la presunta impugnación, el reglamento habla de la mitad más uno de los presentes en la sala, no de la mitad más uno del número de países miembros de la ONU. Maduro le temía a esa eventualidad. Quizá por ello ha reculado.
 
LUNES SIN TEATRO
 
Julio Borges, el canciller de Guaidó, había empezado sus rondas con mucha antelación, con entrevistas con los cancilleres de España y Portugal. El lunes 23 se presagiaba cargado de retos y emociones. La delegación venezolana se reuniría, primero, con Michelle Bachelet, la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos. Borges le lanzó par de strikes: “Es fundamental que sea creada una comisión de investigación que castigue cada una de las denuncias del informe que usted presentó sobre Venezuela.
 
No podemos permitir más impunidad, los crímenes de la dictadura de Maduro deben ser juzgados”. Y luego: “Todo el informe presentado por usted debe servir para empujar la denuncia sobre crímenes de lesa humanidad de la dictadura de Maduro en la Corte Penal Internacional. De esto hay un consenso absoluto en la región”. Ambas solicitudes estaban coordinadas con lo que se debatiría en Ginebra el viernes 27, en ocasión del 42 período de sesiones del Consejo de Derechos Humanos. 
 
Las próximas reuniones del día tenían por objeto reforzar las posiciones de América Latina y reclamar a los europeos mayor presión, mayor decisión. Están allí el Grupo de Lima y el Grupo Internacional de Contacto –América y Europa-.
 
En una declaración conjunta reafirmaron su “invariable compromiso con la recuperación de la democracia, la adhesión al Estado de Derecho y los derechos humanos en Venezuela a través de una transición pacífica mediante elecciones presidenciales libres y transparentes”. Se mostraron favorables a adoptar medidas económicas y políticas contra Maduro, “sin el uso de la fuerza”. Dirige el Grupo de Contacto la Alta Representante de la Unión Europea, Margarita Mogherini. También está allí Enrique Iglesias, asesor especial de la UE para Venezuela, quien ha previsto una nueva visita al país.
 
El GIC incorpora a Panamá, se reúne con países de Caricom y con el mismo Grupo de Lima. Aparece la figura de Juan Guaidó, quien participa por videoconferencia en la reunión del Grupo de Lima, donde el norteamericano Eliot Abrams y el venezolano Julio Borges se sientan uno al lado del otro. En uno de sus planteamientos, el GdL promueve, de acuerdo a los ordenamientos jurídicos nacionales aplicables, la investigación, captura y sanción de funcionarios y testaferros del régimen ilegítimo de Maduro involucrados en actividades de apoyo a grupos armados y organizaciones terroristas, así como en actos de corrupción, narcotráfico, delincuencia organizada y violaciones a los derechos humanos.
 
Llegaba la hora del TIAR. Esa luz de bengala había estado encandilando a algunos opositores desbocados, que primero pedían Marines Ya, luego la Responsabilidad de Proteger (R2P) y poco después la aplicación inmediata del TIAR como vara mágica ante sus propias desazones e impotencias. En todos los casos, tales eventualidades estabas asociadas a una intervención militar.
 
El trabajo paciente de la oposición venezolana valoró la pertinencia del también llamado Tratado de Río y logró que fuera invocado en el Consejo Permanente de la OEA, además de ser admitido su representante en nombre de Venezuela. Señala el analista Mariano de Alba en el portal Prodavinci.com: “Dieciséis de los diecinueve países miembros aprobaron una resolución que en resumen busca designar a personas o entidades vinculadas al régimen de Nicolás Maduro para sancionarlos y congelar sus activos en los países que forman parte del Tratado”.
 
El periodista de VPI TV Sergio Novelli también resumió: “Aprobadas primeras acciones en el marco del TIAR que buscan investigar, sancionar, perseguir, extraditar y capturar a personas del régimen de Maduro al determinar que han convertido a Venezuela en refugio de organizaciones terroristas y criminales”.
 
El canciller colombiano Carlos Holmes Trujillo García asumió la vocería del Tratado en rueda de prensa en el Hotel New York Palace. Julio Borges lo hizo por Venezuela. Entre las cuatro medidas que podrían ser adoptadas, la tercera apunta alto: “Crear una red entre las autoridades de inteligencia financiera de los países miembros del TIAR para aumentar la cooperación e investigar actividades ilícitas como lavado de dinero, tráfico de drogas, terrorismo o su financiamiento y delincuencia organizada tradicional por parte de personas o entidades relacionadas con el régimen de Nicolás Maduro”.
 
No es una declaratoria de guerra, se trata de la generalización de sanciones en el continente americano. Uruguay no lo piensa así, vota en contra y finalmente se retira del Tratado. Trinidad&Tobago se abstiene. Cuba continua al margen.
 
Y todavía quedaban flecos en el aire. Guaidó había intervenido por videoconferencia en un acto del Atlantic Council: “Este es el momento de que la comunidad internacional le dé la mano a los venezolanos”. La Unión Europea anunció la organización de una Conferencia Internacional en Solidaridad con la crisis de refugiados y migrantes venezolanos, la cual se celebrará en Bruselas a finales de octubre.
 
Esta iniciativa será organizada conjuntamente con el Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados y la Organización Internacional para las Migraciones, en estrecha coordinación con el Proceso de Quito. Además, la ONU y el régimen venezolano anunciaron la firma de un documento de cooperación que permitirá mantener a dos oficiales de la Alta Comisionada Bachelet en el país, y abrirá las puertas a los relatores especiales durante los próximos dos años. Ese compromiso estaba pendiente de notaría, parecía que Bachelet no lo exigía con severidad y el gobierno persistía en hacerse el tonto. El martes aparecerán los reales… 
 
¿Qué teníamos en Nueva York esa noche de lunes tan traumático para la tiranía? Muy poco porque músicos y teatreros también descansan. Pero al anochecer, en el continente de las redes sociales ya se notaba cierto recogimiento entre los más flamígeros. (Oh, qué bien… Tuvieron que haberlo hecho hace meses… Yo lo dije primero y no me hicieron caso… No se les debe creer absolutamente nada…).
 
La nube de polvo que la semana pasada había esparcido Maduro a través de su Mesita de Diálogo, había desaparecido de la escena. Los diputados oficialistas se aprestaban a volver al redil de la Asamblea Nacional, con el rabo entre las piernas. La AN Constituyente estudiaba si quedaba sin efecto por efecto de medio chuzo. Las protestas de gremios y estudiantes comenzaban a retomar vuelo.
 
En Madrid, el exalcalde Antonio Ledezma pregunta, confundido: “¿Maduro qué hace en la ONU?” En Caracas, María Corina Machado asienta sin sonrojos: “Mi reconocimiento al embajador Tarre Briceño”. El diputado Miguel Pizarro, que había soportado ataques inclementes tras su designación como comisionado de Guaidó en Naciones Unidas, estrenó traje, corbata y soberbias zapatillas de suela blanca.
 
MARTES DE SANCIONES
 
El martes 24, el comisionado de EEUU Eliot Abrams soltó una de las suyas: “No vamos a levantar las sanciones al régimen de Venezuela, ni las vamos a flexibilizar. Al contrario, vienen más sanciones y mucho más severas… y otras cosas que no puedo decir porque eso le corresponde al presidente Trump”. Está calentando las tribunas para la reunión del miércoles de Trump y el secretario de Estado Mike Pompeo con la mayoría de los cancilleres de América Latina. “Esta es una señal muy clara (…) La presión va a continuar”, advierte Borges. Y se lo dijo al canciller ruso Sergey Lavrov, además de: “Rusia debe ser parte de la solución a la crisis venezolana”. Lavrov, que es un ogro, seguramente telegrafió el mensaje a Moscú.
 
Desde muy temprano el grupo venezolano se había estado preparando para su primera gran presentación en un foro cívico de clase mundial, allí en Nueva York. Se trata del Concordia Annual Summit 2019, que se había iniciado el día anterior en el Grand Hyatt Hotel, en la calle 42.
 
Es el evento no partidista más grande entre los que se realizan en simultáneo con la asamblea anual de Naciones Unidas. Reúne a importantes tomadores de decisiones y líderes de opinión del sector público, privado y sin ánimo de lucro. A las 8:30 am se alinean en tarima las Estrellas de Fania: Lilian Tintori, David Smolansky, Carlos Vecchio y Juan Guaidó (por videoconferencia). La animación corre a cargo del periodista Gustau Alegret, quien se desempeña como director de información para EEUU del canal colombiano NTN24. El tema a tratar es “Estrategias para una efectiva intervención humanitaria en Venezuela”.
 
Guaidó suelta una píldora laxante: “Hoy, Maduro es una amenaza para la región. Lo que está sucediendo en Venezuela no solo afecta a los venezolanos, sino que afecta a todo el mundo”. Smolansky, que es coordinador del grupo de trabajo de la OEA para la crisis migratoria venezolana, repite lo que ha estado diciendo desde hace cuatro o cinco días: “Ayer cinco mil venezolanos abandonaron el país … Somos la segunda mayor población de desplazados en el mundo, justo detrás de Siria … La única solución es restaurar la democracia y la libertad”.
 
Vecchio, embajador de Guaidó en Estados Unidos, dice que la única solución a la crisis en Venezuela, para detener el sufrimiento del pueblo y acabar con la amenaza narcoterrorista en la región, es la salida del dictador Maduro del poder.
 
Y cuando le toca el turno a Lilian Tintori, que se proclama activista por los derechos humanos a través de su fundación Rescate Venezuela, casi que la interrumpe el Chacal de la Trompeta. En su inglés campante, se le escapa que para distribuir ayuda humanitaria ha contado “con paramilitares”. Se enreda, pero no se percata de ello. Los rostros de sus compañeros de panel se constriñen. “Quienes nos ayudan a tener campamentos humanitarios en cada estado del país son los grupos irregulares”, recalca Tintori.
 
Inmediatamente comienza el fusilamiento, comenzando por el mayamero Panam Post, que sin embargo está a punto de arriar banderas. La artillería amiga, que había estado agazapada, se despliega a todo gas. Le sacan los habituales trapitos al sol. Ella, ataviada con blusa blanca de mangas largas bordadas, falda larga plisada verde variedad Heno de Pravia y un discreto collarcito, arropada por su blonda cabellera, se le nota un poco ajada y ojerosa. Cuando la virtual descarga de fusilería toma clímax, Lilian emite un comunicado: “Lamentablemente, mi manejo imperfecto del inglés, hizo que se malinterpretara lo que quería comunicar”.
 
Ahora, en español bien construido, se explica mejor: “La situación de Venezuela es tan crítica que los militares y colectivos que históricamente, respondiendo al régimen, impedían la distribución de la ayuda humanitaria en el territorio venezolano, hoy no obstruyen las entregas ni la instalación de campamentos humanitarios. Aclaro que nunca hemos trabajado con grupos irregulares o paramilitares, ni lo haremos”. Pero no le garantizó nada al porvenir, como sí se atrevió en abril de 2012 el Rey Juan Carlos I de España tras la polémica por su accidente durante una cacería de elefantes en Botsuana: “Lo siento mucho. Me he equivocado. No volverá a ocurrir”.
 
Allí están las alcancías para las donaciones, tanto para ayuda humanitaria dentro del país como en sus alrededores fronterizos, y también para garantizar el funcionamiento del gobierno interino en sus necesidades esenciales.
Reino Unido se manifiesta con prontitud.
 
El secretario de Desarrollo Internacional Alok Sharma anunció una nueva asignación de hasta 30 millones de libras esterlinas ($36.866.762), como parte del llamado de la ONU a reunir donaciones este año por un monto de 223 millones de dólares. Esta ayuda de Reino Unido se suma a la de £14.5 millones ($17.818.935) anunciada a principios de año, para un total de £44,5 millones ($54.685.697). El apoyo está dirigido a las agencias humanitarias internas y en la región. “Por razones de seguridad”, el gobierno inglés no identificó a los destinatarios que se encuentran dentro del país. Lo que sí precisó es que esa financiación no pasará por las manos del régimen de Maduro.
 
Esa misma tarde el gobierno de EEUU anunció que triplicaba la ayuda a la oposición venezolana, con lo que, según la agencia AP, “por primera vez aportará dinero directamente a Juan Guaidó”. Mark Green, director de la Agencia para el Desarrollo Internacional (US AID), ofreció un paquete de 52 millones de dólares, tras una reunión con el embajador Carlos Vecchio. Según el periodista de AP Joshua Goodman, un alto funcionario del gobierno estadounidense, no identificado, dijo que “la ayuda incluye 19 millones de dólares para que las fuerzas de Guaidó dispongan de comunicaciones seguras, dinero para gastos de viaje, capacitación en la preparación de presupuestos y otras herramientas que las preparen para gobernar si logran desplazar a Maduro del poder”. Estos fondos se suman a los cientos de millones de dólares que Estados Unidos aporta para ayudar a paliar la crisis de los desplazados venezolanos. Desde Caracas, el Centro de Comunicaciones de la Unidad Opositora distribuye un comunicado en el que asegura que los fondos destinados a la oposición venezolana serán administrados por los donantes y no por los beneficiarios.
 
MIÉRCOLES DE APLAUSOS
 
En la mañana Donald Trump había tomado la palabra en la plenaria de Naciones Unidas. Su discurso era uno de los más esperados. El más televisado. El planeta lo está mirando. Dentro de EEUU esperan la respuesta de un jefe de Estado asediado, en vías de destitución (Impeachment). Fuera de EEUU esperan sus respuestas en cuanto a Medio Oriente, su guerra comercial con China, el pulso con Rusia. Pero a Rusia ni a Putin los menciona, tampoco a Europa ni a la OTAN. Se detiene un poco en Irán: “Ningún gobierno responsable debe subvencionar la sed de sangre de Irán. Mientras el comportamiento amenazante de Irán continúe, no se levantarán las sanciones; al contrario, serán apretadas”. Menciona a China en 10 oportunidades.
 
En ese discurso de 3.800 palabras, el presidente Trump igualmente mencionó a Venezuela en 10 oportunidades, y a Maduro solo una vez. A este le llamó Dictador, le tildó de Títere. Protegido por guardaespaldas cubanos. Se esconde de su propio pueblo. Mientras Cuba saquea sus riquezas petroleras “para sostener su propio régimen comunista corrupto”.
 
Trump remarcó:
1.- Estamos dispuestos a apoyar a los pueblos del hemisferio occidental que viven bajo brutal opresión, tales como Cuba, Nicaragua y Venezuela.
2.- Escuadrones de la muerte han producido centenares de asesinatos extrajudiciales.
3.- Estados Unidos y sus aliados hemos construido una coalición histórica de 55 países que reconocen al legítimo gobierno de Venezuela.
 
4.- A los venezolanos atrapados en esta pesadilla: Por favor, sepan que toda América está unida a ustedes. Estados Unidos tiene listas y a la espera de ser entregadas grandes cantidades de ayuda humanitaria. Estamos observando muy de cerca esta situación.
 
China debió esperar hasta el viernes 27 para responder las 10 menciones de Trump. El canciller chino Wang Yi, muy reposado, sin levantar la voz, dijo en su discurso que su país nunca se ha acobardado ante las amenazas ni se ha sometido ante las presiones.
 
China se ha comprometido a resolver las fricciones comerciales y las diferencias “de una manera tranquila, racional y cooperativa”, así como con “suma paciencia y buena voluntad.” Trump había advertido el martes que no aceptaría un “mal acuerdo comercial” con China, pero que tampoco esperaba un acuerdo beneficioso. Los chinos están celebrando el 70 aniversario de la fundación de la República Popular China. Al respecto, Wang Yi destacó que “850 millones de chinos se han recuperado de la pobreza, y cientos de millones se han unido al grupo de ingresos medios”. ¡Chúpate esa, Catirito!
 
Por el régimen venezolano, Delcy Rodríguez también debió esperar hasta el viernes 27 para exponer lo suyo, pero ellos no negocian en forma tranquila, racional y cooperativa, ni han sacado a nadie de la pobreza (a menos que sea de su propia pandilla).
 
Diosdado  Cabello busca enseñanzas en otro lado. Va a Corea del Norte y lo que le cuentan es una historia de 70 años de hambruna y atraso, pero que “hizo más soberano al pueblo”. Va a Viet Nam y lo que le cuentan es que ese pueblo, luego de décadas de guerra intensa, logró negociar la paz, primero con los franceses y luego con EEUU. Cabello andaba con una agendita en la que anotaba cuanto creía entender. No conoce el iPad.
 
El vicepresidente de la Comisión de Relaciones Exteriores del Partido Comunista de Vietnam, Nguyen Tuan Phong, le dictaba cuanto se le ocurría. Pudo haberle dicho: Mire el punto 5 de los Acuerdos de París de 1973; allí dice que “Dentro de sesenta días desde la firma del Acuerdo, abandonarán Vietnam del Sur todas las tropas, consejeros militares y personal militar, incluidos personal militar técnico y personal militar asociado con programas pacíficos, así como los armamentos, municiones y material de guerra de Estados Unidos”.
 
Cambie Usted Estados Unidos por Rusia, China y Cuba y sanseacabó, ¡evite la guerra! En poco tiempo Venezuela sería como Vietnam, con un PIB de 7% anual. Pero Diosdado no comprende. En 2013 fue a China y en una fábrica de Shanghái le mostraron los prototipos del novísimo tren de levitación magnética, Maglev, previsto para desplazarse a 600 km/hora, pero Diosdado se desentendió de ese prodigio germano-chino porque “el comandante Chávez me encomendó la tarea de estrechar las relaciones entre nuestro partido, el PSUV, y el PCCh”. Solo eso.
 
Según reportes de entonces, Cabello visitó también en Pekín la Escuela Central del Partido Comunista de China, donde dijo que “la razón fundamental de este viaje es estrechar la relación entre partidos”, y adelantó que un primer grupo de “50 de los mejores cuadros” del PSUV viajará próximamente a esa escuela pequinesa para completar su formación política. 
 
JUEVES DE
 
Un taparazo descomunal, masivo, en mitad del cuadril, fue dado a conocer el miércoles 25. Decreto oficial sobre la suspensión de entrada a EEUU a personas que amenazan a las instituciones democráticas de Venezuela. Lo firma Donald Trump. 
 
1. Suspendida la entrada a Estados Unidos, como inmigrantes o no inmigrantes, las siguientes personas:
(A) Miembros del régimen de Nicolás Maduro, a nivel de viceministro, o equivalente, y por encima;
(B) Todos los oficiales de las fuerzas armadas de Venezuela, la policía o la Guardia Nacional en el grado de coronel o equivalentes y superiores;
(C) Todos los miembros de la organización conocida como la Asamblea Nacional Constituyente de Venezuela;
(D) Todos los extranjeros que actúan en nombre o en apoyo de los esfuerzos del régimen de Madura de socavar o perjudicar a las instituciones democráticas de Venezuela o impedir la restauración del gobierno constitucional de Venezuela; 
(E) Los extranjeros que obtienen un beneficio significativo de las transacciones financieras o relaciones de negocios con las personas descritas en los apartados (a) a (d) de esta sección; y 
(F) los miembros de la familia inmediata de personas descritas en los apartados (a) a (e) de esta sección.
Sin embargo, advierte que un portón ha quedado abierto: “Esta suspensión no está destinada a ser aplicada a quienes dejan estas acciones y que tomen medidas concretas para ayudar a Venezuela a volver a su funcionamiento como país democrático”.
 
Son 545 constituyentes, la mayoría dirigentes del PSUV. Son miles los oficiales con grado de coronel o superior. Venezuela es uno de los países de América con mayor número de generales por kilómetro cuadrado o por mil habitantes. La burocracia oficial es inmensa. La familia directa de los señalados es gigantesca. Todo mundo tiene un “primo pesao” en el gobierno.
 
A las 10 de la mañana del miércoles Trump ha vuelto a la ONU para reunirse con un ramillete de mandatarios y cancilleres latinoamericanos y con Borges y Vecchio, quienes muy pronto serán aplaudidos a petición del presidente de Estados Unidos. Ante la salva, ambos se ponen de pie y agradecen.
 
“No nos importan sus sanciones”, ha declarado Jorge Arreaza a la Voz de América. Levantó la mano derecha y comenzó a enumerar los logros de su acción diplomática. “Nos hemos reunido con Simeon Oyono Esono Angue, canciller de Guinea Ecuatorial; con Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de la CEPAL; y con el canciller de Portugal Augusto Santos Silva”. ¿A qué viene usted? “Este año en el 74 período de la Asamblea General ONU abordaremos como temas centrales el cambio climático, la reducción de la pobreza y la inclusión educativa. Desde Venezuela daremos nuestros aportes, seguros de que el multilateralismo es la única vía para garantizar la paz”. Y ya. No han venido a defender su revolución.
 
“Estoy comprometido con un futuro de estabilidad, prosperidad y libertad para Venezuela. Apoyaremos a su pueblo todos los días, hasta que finalmente estén libres de esta horrible y brutal opresión. Serán liberados…, eso sucederá”, lee Trump ante una larga mesa colmada de lo que parecen crisantemos y decenas de botellas de agua carbonatada. 
Pide Borges, rotundo y decidido: 1. Sanciones contra Cuba; 2. Presión sobre testaferros y familiares; 3. Apoyo para el presidente Guaidó y la Asamblea Nacional; 4. Sumar a Europa a la agenda de presión para que adopte más sanciones contra la dictadura. 
 
Al poco rato, Juan Guaidó agradece: “En nombre del pueblo venezolano, reconozco el liderazgo y la determinación del Presidente Donald Trump en acompañarnos hacia el regreso de la democracia en Venezuela. Nos mantendremos trabajando en alianza para lograr la libertad”.
 
Algo ha pasado, está pasando. Diego Arria hoy ha fijado un mensaje en lo alto de su cuenta en Twitter: “El único que representa el rescate de Venezuela es Juan Guaidó. Lo apoyé desde el 10 enero y sigo”. Sobre los aplausos a Borges y Vecchio, larga su buena pro: “Más que merecidos”. A raíz del nombramiento de Miguel Pizarro como comisionado de Guaidó ante la ONU, se desató una campaña virtual que además de acoquinar al diputado por Petare, postulaba a Diego Arria para ocupar ese cargo. (El más competente, el mejor diplomático, el liberador de Serbia y de Kosovo…) Rafael Poleo dice que no, más bien era quien entretenía a Cecilia Matos cuando era canciller de CAP. Dicen en Panam Post: “Ahora a Nueva York, a codearse con el mundo, no llegará la institución Arria en representación de Venezuela, sino un joven diputado, sin currículo que presentar, y con fama de comunista”. Arria camina derecho por los pasillos de la ONU, se entrevista en un rincón oscuro con el canciller ruso Sergey Lavrov. ¿Quién le ha invitado? El Grupo de Lima. Más tarde apunta: “No formo parte del grupo de los personeros enviados por Guaidó a la ONU”. Apenas comenzaba a hablar Delcy Rodríguez en la plenaria del viernes 27, Arria se confunde entre quienes desalojaron la sala en son de protesta. “Nunca imaginé que un día saldría de la Asamblea General ONU en repudio de un régimen”, dice.
 
La reunión con Trump termina y los asistentes se dispersan. Todos declaran. El canciller colombiano Carlos Holmes Trujillo, comenta: “Discutimos una Transición Democrática en Venezuela. Colombia seguirá adelantando acciones políticas y diplomáticas para que el hermano país vuelva a vivir en democracia y libertad”.
 
Borges y Vecchio salen como los toreros luego de tres jornadas con orejas, patas y rabo. Sebastián Piñera, Jair Bolsonaro, Lenín Moreno, Iván Duque, entre otros, han levantado la voz a favor de la democracia en Venezuela en la plenaria de la ONU.
 
Ángel García Banchs, PhD y MSc en Economía, pasa la noche pensando en si publica o no el siguiente tuit: “Si es cierto que Trump felicitó a Borges y a Vecchio, quiere decir, bien que se está burlando de ellos en su cara y nadie se ha dado cuenta, o bien que está en desconocimiento de su(s) rol(es) como colaboradores del narcorégimen, lo cual implicaría que (Trump) requerirá más tiempo para entender”. El economista y expresidente de la Copre Carlos Blanco, por su parte, considera que la “reunión de Trump/Pompeo, con Presidentes y la destacada presencia de Julio Borges y Carlos Vecchio es hecho histórico de respaldo a la causa democrática y al gobierno de transición que debería encabezar Guaidó. Es oportunidad única para generar la amenaza creíble contra Maduro”. El editor del Panam Post concluye en que hoy ha quedado más que ratificado (que) el continente, y particularmente Estados Unidos, aún mantiene su compromiso con la causa venezolana y con la oportunidad que representa el Gobierno interino de Guaidó. “Debemos apostarle a su triunfo”. Pareciera que todos quieren ahora sentarse conmigo en la yerbita, en la yerbita…
 
Los funcionarios no lloran en público, o no debería ser usual que lo hicieran, pero Carrie Filipetti, subsecretaria adjunta del Departamento de Estado de EEUU para Cuba y Venezuela, no pudo reprimirse al comentar lo que había sentido cuando la esposa del concejal asesinado Fernando Alban le relató lo sucedido momentos antes de su ejecución. Carrie Filipetti reveló que la ayuda humanitaria de EEUU ascendía hasta ahora a 568 millones de dólares, distribuidos dentro y fuera de Venezuela.
 
Mañana jueves será día de despedidas, agradecimientos, numeritos, ensalmes y ovaciones, pero no en Nueva York, sino en Seattle, la sede los Marineros. El lanzador valenciano Félix Hernández se despedirá de su afición, que le ha visto lanzar durante quince temporadas. El Marinero Mayor. Le dicen El Rey…
 
En Ginebra se estaba urdiendo una trama, que dirigen Iraq y el representante de Maduro, Jorge Valero. El Concejo de los Derechos Humanos de la ONU celebra allí su 42 sesión. Entre las muchas calamidades mundiales a debatir se encuentra el difícil caso de Venezuela. También se va a elegir a los países miembros del próximo Concejo y el régimen de Maduro aspira ocupar un asiento. Muchas onegés, por insólita, han rechazado esta última posibilidad, a la vez que han denunciado que la resolución que proponen para el jueves solo servirá para atenuar las medidas en torno a las múltiples acusaciones que se le han hecho a lo largo del planeta.
 
La Alta Comisionada Bachelet ha estado en Nueva York y ha hablado con los representantes del poder alterno venezolano. A pesar de su negativa a aceptar las conclusiones del Informe de julio de Bachelet, el gobierno de Maduro ha admitido finalmente cuestiones que prescribía, entre ellas la presencia y libre acción de funcionarios del HRC. La cuestión Venezuela se debatirá y votará en dos sesiones consecutivas. Una el jueves y otra el viernes. 
 
El jueves, la resolución propuesta por Iraq, apoyada por la representación de Maduro, fue aprobada con 18 votos a favor, 23 abstenciones y seis votos en contra. Países como Perú, Argentina y Brasil, que votaron en contra, consideraron que el documento era demasiado transigente con el régimen de Venezuela, lo cual hará que su gobierno “no asuma ninguna responsabilidad por las graves violaciones de los derechos humanos”.
 
En Nueva York, el canciller de Maduro aplaudió alborozado, tomando los hechos con pinzas. Desde su punto de vista, el HRC42 aprobó “una resolución histórica que condena los impactos de las medidas coercitivas unilaterales”. Refirió que es la primera decisión de un órgano de la ONU que hace referencia expresa a las consecuencias negativas del bloqueo de EEUU contra Venezuela. Pero ese no era el tema.
 
La alegría le duró solo un día. El viernes 27 fue sometida a consideración una nueva propuesta, patrocinada por el Grupo de Lima, la cual fue aprobada con 19 votos a favor, 7 en contra y 21 abstenciones. Inmediatamente el secretariado del HRC42 emitió una declaración en la que califica la resolución como una fuerte condena a todas las violaciones y abusos de las leyes internacionales en Venezuela y urge a sus autoridades a liberar a todos los prisioneros políticos que han sido detenidos arbitrariamente. Pero, además, la resolución establece la conformación de una misión independiente de verificación de hechos, lo cual ha sido considerado como un paso crucial.
Esa misión de investigación internacional documentará violaciones a los DDHH en Venezuela, incluyendo la tortura y miles de ejecuciones sumarias.
 
Según la agencia Reuters, el embajador de Maduro en la ONU/Ginebra, Jorge Valero, definió la resolución como “hostil” y aseguró que ese Consejo está “politizado” debido a que “sigue al pie de la letra las instrucciones del imperio norteamericano” y está formado por países que son “verdaderos y avergonzantes súbditos del Gobierno de Donald Trump”.
 
El lanzamiento de la misión “es un tremendo impulso no sólo para denunciar con nombres y apellidos, sino también para castigar a aquellos que han violado los derechos humanos en Venezuela”, señaló Julio Borges, jefe de la diplomacia de la oposición venezolana.
 
La resolución condena “la represión generalizada y la persecución” a través de lo que llamó el uso excesivo de la fuerza contra manifestantes pacíficos, el cierre de medios de comunicación y la erosión del Estado de derecho.
La resolución expresa “profunda preocupación por el hecho de que ha habido al menos 6.000 muertes resultantes de operaciones de seguridad en Venezuela desde enero de 2018 y que, según la información analizada por la Alta Comisionada, muchas de estas muertes pueden constituir ejecuciones extrajudiciales”.
 
La resolución condena las detenciones arbitrarias y las desapariciones forzadas llevadas a cabo por fuerzas de seguridad, tales como las Fuerzas de Acciones Especiales, conocidas como FAES, y grupos civiles armados gubernamentales.
 
Una vez más no pudieron. Países que votaron a favor de una, se abstuvieron en la otra. La correlación de fuerzas varió día de por medio. En Ginebra, también estaban en sintonía con lo que había estado ocurriendo en Nueva York.
 
Estaba prevista su diletantia para las 3 de la tarde, la hora en que mataron a Lola. Son las 4:15 pm del viernes 27 y la transmisión de televisión aun no comienza. Algo pasa. A las 4:25 aparece su imagen por Rusia Today, una televisora moscovita financiada por el Kremlin: “es (el pueblo, la oposición) una maquinaria al servicio del hegemón del mundo y de sus satélites”; “vengo en nombre de la única Venezuela”.
 
En el legajo que lleva al podio de la Asamblea General no se encuentran los 13 millones de firmas (“No+Trump”) que aseguraba haber recogido para entregarlas a Antonio Guterres, el secretario general de la ONU. Han desaparecido, sin explicación.
 
Su hermano Jorge estaba acompañando a Maduro en Moscú, de donde regresaron a Caracas con manos y bolsos vacíos. Delcy Rodríguez, la vicepresidenta, había llegado a la sede de la ONU junto a unos doce funcionarios. Algunos portaban maletines de esos que los cuerpos de seguridad utilizan como escudos blindados que son desplegados en caso de algún atentado. Le esperaban en los bordillos del estacionamiento el canciller Jorge Arreaza y el embajador ONU Samuel Moncada.
 
A Delcy la chotean por su mal vestir, por el uso de espejuelos achatados hacia el ecuador, por su desmesuradas pretensiones, pero nunca le recriminan que su discurso ya lo lleva aprendido con meses de antelación. Al bajar del automóvil negro, aparece con blazer azul marinero, blusa blanca y pantalones de azul más claro que lleva en los laterales listillas ámbar como las utilizadas por las bailarinas del antiguo Folies Bèrgere parisino.
 
En los días previos a su comparecencia se especulaba que por representar a un régimen considerado usurpador, se impugnaría su presencia en el foro mundial. Empezaron a meterles casquillo y se creyeron que existía la posibilidad de que a Doña Delcy se le impediría hablar en la plenaria.
 
Los nervios se habían desbordado. (La ONU no puede permitir eso. Nosotros somos quienes somos. Representamos a Venezuela. Que anden como Pedro por su casa no significa que ellos sean los representantes legales del país. El derecho internacional nos ampara). El lunes 23 Samuel Moncada, como jefe de misión, envió una comunicación a la directiva de la ONU. La petición era inusual. La comunicación estaba numerada 00341, con precedente en la nota verbal 00299 del 3 de septiembre, en la que se solicitaba “certeza legal” sobre los derechos y privilegios de todos los miembros de la ONU y sobre su capacidad para ejercerlos en su totalidad, “libre de cualquier amenaza o coerción de parte de países más poderosos”.
 
¿Qué es esto? ¿De dónde ha salido esta inusitada cagazón? Moncada denuncia que Estados Unidos y sus aliados pretenden impugnar las credenciales de la delegación venezolana que ellos ostentan. De consentir tal pretensión, “ello convertiría a la ONU en un arma de intervención para promover golpes de Estado contra las legítimas autoridades de los estados miembros de la ONU”.
 
Denuncia la existencia de “coleados”, individuos pertenecientes a la oposición venezolana, que han sido acreditados por estados miembros distintos a sus nacionalidades. “Ellos no son ni legítimos ni representativos de Venezuela”. En todo caso, representan a los países que les han acreditado. 
 
En esa comunicación, Moncada alerta que ha sabido de la intención de un grupo de países de propiciar una votación en el seno de la plenaria con el fin de evitar que Su Excelencia Delcy hable el viernes 27 de septiembre a las 3 de la tarde.
 
Sin los 13 millones de firmas, con el cielo encapotado que había desatado tempestad, con la invocación del TIAR, con la noticia procedente de Ginebra que abría investigación oficial sobre violaciones de derechos humanos, con las nuevas sanciones anunciadas por EEUU, con la generalizada condena al régimen que representa, con las posturas de toda América y toda Europa, HE Delcy no podía sino recurrir a mentiras que de paso ya habían sido desmontadas mucho antes de llegar a Nueva York.
 
Mostró una foto de Guaidó al lado de un presunto miembro de la banda Los Rastrojos. Dijo que en Santa Marta, Ríoacha y Maicao, Colombia entrenaba gente para atacar a Venezuela. 
 
Lanza su retahíla: Colombia y EEUU preparan el terreno para atacar a Venezuela. Eso viene desde Obama. El TIAR justifica los pilares para instrumentalizar una intervención armada. Alertamos y prevenimos este potencial conflicto que quieren sembrar en nuestra región. Es unilateralismo grupal. La OEA es un cadáver insepulto. La ONU está llamada a jugar un papel más proactivo sobre la paz y la seguridad internacional.
 
Y se les van acabando sus 30 minutos. En un momento dice que los traductores le piden que hable más lento…
Viva Palestina, viva Cuba, viva China, viva Rusia, viva Irán, viva Corea del Norte, viva Siria, viva Zimbabue. Delcy se va apagando. 
 
Dice el moderador de la sesión: tiene la palabra el representante de Cabo Verde. La funcionaría de la misión permanente, Daniela Rodríguez, había terminado de ojear el libro del maracucho Iván Rincón Urdaneta. El joven diputado de las zapatillas de suela blanca, traje y corbata nuevos, que había ido a Nueva York en busca de una quimera, Miguel Pizarro, emite un veredicto sobre lo que le ha tocado vivir: Tuvimos una semana histórica. El tema de Venezuela ha sido fundamental. Ahora iniciamos un nuevo capítulo de avances y acciones en contra de la dictadura y en pro del cambio que el país merece.
Estoy contigo, Miguel.
Tras los parias de la tierra, entre Luxemburgo y San Petersburgo

DelsaSolárzano

@VV_Suarez

actualy.es

Algunos emisarios de Nicolás Maduro buscaban reconocimiento internacional para su gobierno, mientras transcurrían elecciones regionales en Venezuela, pero se llevaron un chasco tremendo. De los resultados del domingo 15 de octubre podrían depender varias acciones que organismos internacionales debían emprender a partir del lunes 16. Por ejemplo, en la reunión de cancilleres de la Unión Europea (UE), cuyas casas de gobierno habían alcanzado “acuerdos de principio” sobre las sanciones a aplicar al gobierno venezolano, calculaban rigores distintos, según el panorama resultante. En la 137 Asamblea General de la Unión Inter Parlamentaria Mundial (UIP), que comenzó el sábado 14 en la ciudad de San Petersburgo, Federación Rusa, con un discurso de Vladimir Putin, el tema venezolano sería declarado “Asunto de Urgencia” y discutido el lunes 16 en el palacio de Táuride.

EUROPA OCCIDENTAL

Los 28 países de la UE habían decidido darle forma a un marco jurídico para sancionar a los responsables de la represión y otras violaciones a los derechos humanos en Venezuela, que replicaría las medidas adoptadas por los gobiernos de Estados Unidos y Canadá y del Grupo de Lima, formado por 12 países de América Latina. Una vez que los expertos comunitarios configurasen los alcances de las medidas, ellas serían aprobadas el 13 de noviembre en Bruselas. Pero los cancilleres reunidos en Luxemburgo no fueron más allá y sólo se limitaron a calificar de “sorprendentes” los resultados de los comicios, aunque precisaron que no modificarán su línea de acción. La UE considera que la comisión electoral nacional debe tomar medidas para demostrar la transparencia del proceso y publicar todos los datos relacionados y la tabulación”, declaró la portavoz de la Comisión Europea, Catherine Ray.

El presidente Maduro respondió, en un mismo acto reflejo, a Canadá y a Europa. “Si no les gusta Venezuela, váyanse”, espetó al gobierno canadiense, aparte de llamarle “insolente” y ” estúpido”. En vista de que España ha estado impulsando las sanciones en la UE, Maduro recordó a Bruselas que “España no nos representa” en Europa. “Se presentan como los dueños de América Latina porque son sus tierras, sus colonias”. “¿Cómo va a saber Rajoy dónde queda Venezuela si no sabe dónde queda Cataluña?”, expresó el dictador venezolano en sesión con corresponsales extranjeros en Caracas. El miércoles 18 la cancillería española citó al embajador Mario Isea para reconvenirle por enésima vez y expresarle su “rechazo absoluto” ante semejantes declaraciones.

EUROPA ORIENTAL

El presidente de la Asamblea Nacional venezolana (AN), Julio Borges, había anunciado el viernes13 en Caracas que sentía gran orgullo por haber sido invitado a presidir el debate sobre Venezuela que se realizaría en la plenaria de la Asamblea General de la UIP en San Petersburgo. Se aprestaba a viajar a la ciudad cuna de la revolución bolchevique, que está cumpliendo 100 años de su albor.

El 11 de septiembre la AN había solicitado a la directiva de la UIP que el tema Venezuela fuera declarado “asunto de urgencia”. Esa propuesta fue reforzada por el parlamento de Chile.

Pero ni Julio Borges ni Stalin González (comitiva original) pudieron volar a Rusia. Se adujo que el gobierno no les había permitido la salida del país. Desde San Petersburgo, tanto la senadora mexicana Gabriela Cuevas (que posteriormente sería electa nueva presidenta de la UIP) como el senador uruguayo Luis Alberto Heber, grabaron vídeos en los que condenaban al gobierno venezolano por haber impedido a la AN representar a su pueblo soberano en la asamblea de los parlamentos del mundo.

Sobre si el gobierno impidió que zarpara tal expedición, no hubo en Venezuela la más mínima algarada, ocupados como estaban todos en la carrera por las gobernaciones de estado.

 

 

Informe en Foro de Davos: gobierno de Maduro propicia estampida del talento

ForodecDavos

 

El talento personal y colaborativo, su medición y el impacto que tiene en sociedades y economías, es ingrediente que ya se considera básico para la proyección del bienestar y la prosperidad. El sistema económico y de gobierno que lo atrae, lo desarrolla y lo retiene, en el mediano plazo presentará cuentas desde todo punto de vista favorables para sus administrados. Los que repelen el talento, lo condiciona, lo atosiga y le resta oportunidades, lo que cosechan, mucho más en el corto plazo, es pobreza y desafección social, lo que a la vez dispara una diáspora que busca mejores ambientes y contexto social donde quiera que vaya. El recurso humano que se marcha, difícilmente vuelve a su país de origen, advierten los especialistas.

Víctor Suárez

Actualyes

 

Desde 2013 tres instituciones de calibre mundial (Insead, Adecco Group y el Human Capital Leadership Institute), publican un Índice Global de la Competitividad del Talento, el cual es presentado en el Foro Económico Mundial que se celebra cada enero en Davos, Suiza.

Bruno Lanvin, director ejecutivo de Los Índices, señala en el informe de 2017: “A nivel internacional, los gobiernos tienen la difícil tarea de anticipar dónde residirán las fuentes de la competitividad de sus países y cómo esto afectará a su definición de “habilidades empleables””.

TERRIBLE BRECHA

En los cuatro informes realizados hasta la fecha, Suiza y Singapur han encabezado el cuadro de los primeros diez países que más valoran el talento. La características principal de este grupo es su alto nivel de ingreso per cápita y de desarrollo económico.

En esos mismos recuentos, Venezuela ha estado siempre en la cola, a pesar de formar parte del club de países de ingreso per cápita medio alto (no ha bajado de 18,300 dólares/año, según el Banco Mundial). En 2013 ocupó la posición 92 entre 103 países escrutados; en 2014 estaba en el puesto 84 entre 93; en el correspondiente a 2015-2016 se situaba en el 95 entre 109 países. Y en el más reciente, se ubicó en el puesto 105 entre 118 países.

Los países que han sido añadidos al Índice son lo más pobres del planeta. Y cada vez que se añade un grupo nuevo, Venezuela supera en peor desempeño a alguno de sus componentes.

Sin embargo, no es la solidez económica de un país la variable más determinante. Las políticas públicas, entorno empresarial, inversiones, competencia, regulaciones, infraestructura disponible, calidad de la enseñanza, adopción de tecnologías de la información y comunicaciones, etc., son otros de los ingredientes que tienen peso específico en la valoración sociedad-talento.

Los pilares en los que hurga el Índice son seis: capacidad para habilitar el talento, atraerlo, hacerlo crecer y retenerlo, además de la evaluación de las destrezas vocacionales y técnicas demostrables y las habilidades en conocimiento general presentes en un país dado. Es decir, las cuatro primeras dependen del tipo de gobierno y del entorno empresarial, y las otras dos dependen de las personas.

BAILANDO EN EL FOSO

Las recientes órdenes ejecutivas del presidente Donald Trump sobre políticas migratorias en Estados Unidos, han causado rechazo generalizado en la comunidad científica y empresarial. Se habla allí del fin de una era (la de polo de atracción del talento migrante). El venezolano Rafael Reif, presidente del Instituto Tecnológico de Massachusetts, lo advirtió con sumo vigor. Es un escándalo, dicen.

Pero el caso venezolano es sumamente patético. Pareciera casualidad que la publicación de estos Índices coincidiera con la espeluznante caída del país desde 2013 a esta parte. No se trata de que en los 15 años anteriores la situación fuera distinta, a pesar de los inmensos recursos que le ingresaron a causa del aumento sostenido de los precios petroleros, sino que ahora se analiza y se cuantifica con mayor precisión, también en este aspecto, el terrible daño que los ángeles exterminadores han infligido a la sociedad entera.

Según el Índice de 2017, Venezuela ocupó el último lugar en capacidad para habilitar el talento nacional (#118 de #118); el 115 en formulación y aplicación de políticas de atracción; el 117 en retención de “cerebros”. En eficiencia gubernamental compite con Madagascar. En facilidades para hacer negocios apenas sobrepasa a Bangladesh, que se encuentra en el último escalón. En construcción de polos de desarrollo le gana a Moldavia (#118). Último en la relación salario-productividad. En calidad regulatoria de ha dejado quitar el último lugar por Zimbabue. En transferencia tecnológica e inversión extranjera directa (IED) se ganado en buena lid el último puesto. En corrupción, la bandera más preciada por el gobierno venezolano, en todo el mundo no hay quien le supere. En Venezuela no existe mercado en competencia: último lugar. No existe redundancia en equipos, sistemas, infraestructura. Últimos en movilidad social. Últimos en seguridad personal. Finalmente, últimos en ganancia de talentos y penúltimos en capacidad para retenerlos, en un renglón en el que Serbia es el campeón.

En total son 18 las variables en las que Venezuela ha sido lanzada al foso más profundo imaginable (Ver galería de sliders).

GENERACIONES MUERTAS

Al sociólogo Tomás Páez, coordinador del estudio La Voz de la diáspora venezolana, le preguntaron en una oportunidad “¿Cuáles profesionales son los que más han salido (de Venezuela)?”

-En general, 90% tienen grado universitario, 40% maestría y 12% poseen doctorado y posdoctorado. Pero más que el tema de la formación académica lo importante es que poseen experiencia, han trabajado en petróleo, empresas de telecomunicaciones, ingeniería, docencia, psicología, sociología, comunicación (radio prensa y televisión, etc.).

Otro estudio, liderado por Oswaldo López y Paola Romero, describe el perfil del emigrante promedio como profesionales con estudios de postgrado con edades entre 29 y 36 años.

Esta semana ha sido muy discutido un ensayo publicado en el portal de ideas Prodavinci.com por los economistas venezolanos, docentes en Harvard, Miguel Ángel Santos y Douglas Barrios, en el que plantean plazos y escenarios de crecimiento para la recuperación del país. Petróleo y No Petróleo se encuentran en el sustrato de sus proyecciones.

Iván de la Vega, director del Laboratorio Internacional de las Migraciones (USB), advierte en el portal Elestímulo.com que Venezuela se está descapitalizando de forma acelerada en materia de conocimiento y que tardará generaciones para volver a la excelencia académica que comenzó a perder desde los años 80. “El mayor daño causado por Chávez no fue a la economía, fue generar exprofeso pobreza intelectual… ´Mató´ a tres generaciones de venezolanos”.

Durante 100 años en Venezuela no ha habido guerras declaradas, no se ha desmembrado, no ha padecido pestes ni hambrunas (parecidas a las de hoy). Para proyectar la recuperación de un país, habría que tomar en cuenta una constatación que hace el Índice 2017 de la competitividad del talento. La Guerra de los Balcanes duró una década, Yugoslavia se tasajeó en seis países, 300 mil muertos, millones de familias fueron obligadas a abandonar hogares y bienes, todos los responsables de crímenes de guerra fueron enjuiciados…

Veinte años después, los países de la exYugoslavia socialista acompañan a Venezuela en el fondo del abismo.

ABC desvirtúa en 35 segundos demandas de Diosdado Cabello contra tres medios venezolanos

diosdadocabello2-1

Víctor Suárez

@VV_Suarez

Madrid

Apenas un par de fogonazos que se consumieron como las pavesas, y en un santiamén se ha quedado sin luz. La duración del primero fue de 30 segundos y la del otro apenas cinco. Suficientes para desmontar a distancia la base argumental de las demandas que interpuso en 2015 Diosdado Cabello contra el diario Tal Cual por “daño moral”.

Para los medios españoles, más interesante resultaba posar en enjambre en la calle Prim 12, donde un magistrado de la Audiencia Nacional estaba dirimiendo si Oleguer, el benjamín del excaudillo catalán Jordi Pujol, debía entrar en prisión por blanqueo continuado de capitales, antes que desplazarse 5 kilómetros y medio hacia el norte, en Plaza Castilla, sede del tribunal de primera instancia número 12 de Madrid, en donde el director del diario ABC y su corresponsal en Washington habían sido citados a declarar como testigos en un juicio en el que debieron ser los acusados desde la primera vuelta de las rotativas, pero que el demandante prefirió, en su lugar, ejercer su gran poder intimidatorio judicial contra los tres medios venezolanos que reprodujeron informaciones originalmente publicadas en el centenario diario español.

VISIONES DE LOS ASTROLABIOS

El entonces presidente de la Asamblea Nacional se tardó tres meses en presentar una demanda penal y ocho para introducir una civil contra los diarios El Nacional y Tal Cual y el portal digital La Patilla por haber reproducido reportajes y entrevistas aparecidos en ABC, según los cuales un excapitán de corbeta de la Armada venezolana lo señalaba de ser cabecilla de un cártel del narcotráfico. La primera demanda, en abril, motivó que el juzgado primero de primera instancia en lo civil de Caracas prohibiera salida del país a 22 directivos de los medios señalados (“accionistas, directores, consejo editorial y dueños”), muchos de los cuales se encuentran hoy en el exilio o bajo régimen de presentación ante tribunal. La segunda demanda, en agosto, tendría consecuencias pecuniarias. Cabello ha tasado su honra en tres mil millones de bolívares, cifra insólita que deberán pagar a partes iguales los demandados en caso de resultar culpables del supuesto delito de difamación e injuria. “Jamás en la historia jurídica venezolana se ha sancionado por ese monto. Eso no existe en los anales. Creo que es una cifra récord mundial”, declaró en su día Juan Garantón, abogado del diario El Nacional.

AudienciaJudicialMadridABC3

Reportaje de enero 2015 que dio inicio a la cacería de Diosdado Cabello contra medios venezolanos.

La primera noticia sobre el Cártel de los Soles fue publicada en ABC el 27 de enero de 2015, suscrita por el corresponsal en Washington Emili J. Blasco. Decenas de medios y agencias de noticias internacionales reprodujeron la información en todo el mundo. En ABC no ocupó primera página sino gran despliegue en la sección de Internacionales bajo el título “El jefe de seguridad del número 2 chavista deserta a EE.UU. y lo acusa de narcotráfico“. El tema tomó nuevo aire cuando The Wall Street Journal ratifica y abunda en la primicia del diario español. En la portada del 20 de mayo aparecieron abrazados y sonrientes el presidente Nicolás Maduro y el diputado Cabello con el título El chavismo utiliza a España como centro de distribución de droga en Europa”. Bieito Rubido, el director, dijo en su columna Astrolabio: “Cuatro meses después de que Emili J. Blasco desvelara en ABC el vínculo de la cúpula chavista con el narcotráfico y su personificación en la alargada figura de Diosdado Cabello, número dos del régimen bolivariano, se ha hecho pública la confirmación de la noticia por parte de las autoridades norteamericanas a través del diario Wall Street Journal.”

El 28 de mayo, ABC transcribe parte de las declaraciones de Leamsy Salazar, exguardaespaldas de Diosdado Cabello, bajo el título “En defensa de El Nacional, Tal Cual y La Patilla“.

AudienciaJudicialMadridABC4

Portada letal de ABC

CARTA ROGATORIA

Los abogados de Tal Cual comienzan a tejer con nuevo hilo su estrategia de defensa. Su director Teodoro Petkoff, a sus entonces 84 años, observa desde su apartamento de Bello Monte. El abogado del ahora semanario y también portal digital Humberto Mendoza D’Paola viaja a Madrid en febrero del año pasado. Entabla relación con el joven letrado venezolano César Moreno y le otorga representación legal en España. Conversa con Bieito Rubido y con el equipo jurídico de ABC.

Entretanto, Diosdado Cabello varias veces amenaza con demandar a ABC, pero nunca lo hace. Rubido le gira una oferta: “Hágalo, le pagamos el pasaje y la estadía”. Más bien se enreda en una demanda contra The Wall Street Journal que poco avanza debido a que su planteamiento jurídico hasta ahora ha sido rechazados tres veces por los tribunales estadounidenses debido a persistentes errores en forma y fondo.

Se plantea entonces una rogatoria para que ABC, origen de la información que ha reproducido Tal Cual, participe en el juicio. Sorpresivamente en Caracas el tribunal acepta la apuesta. Se inicia el proceso entre las instancias de ambos países. Se llama “Auxilio Judicial Internacional”. Tal Cual quiere que se le certifique si ha tergiversado, manipulado, sesgado, o, por el contrario, reproducido fielmente y con la acreditación suficiente las informaciones procedentes de ABC, en apego a la doctrina de “Reporte Fiel”. Y además solicita al tribunal español que, una vez evacuados los testimonios, remita las resultas con dos copias certificadas de los interrogatorios, las respuestas y los anexos.

En octubre de 2016 el juzgado de primera instancia número 12 de Madrid acepta la solicitud venezolana de que se practique una prueba de declaración de testigos y establece para su realización el día jueves 12 de enero de 2017, a la una de la tarde. En noviembre el ministerio español de Asuntos Exteriores y Cooperación le notifica de la providencia a la embajada de Venezuela en España. Con sello de MUY URGENTE el Encargado de Negocios remite la comunicación por valija diplomática a la canciller venezolana Delcy Eloína Rodríguez Gómez. El 23 de noviembre, el ministerio de Relaciones Interiores y Justicia notifica la situación al juzgado de primera instancia en lo civil que lleva el caso en Caracas. Ya están enterados todos de la “Carta Rogatoria relacionada con la causa del ciudadano Diosdado Cabello Rondón contra la Editorial La Mosca Analfabeta”, editora de Tal Cual.

A LA ESPERA DE LA AUDIENCIA

Y llega el día señalado, el 12 de enero de 2017, día de San Benito. El letrado César Moreno casi amanece en el tribunal. Va de toga, conversa con los asistentes de la jueza. Voy como público, me retienen la cámara fotográfica en el vestíbulo. Rubido llega con su equipo jurídico. Blasco se incorpora casi al borde de la hora pautada: “Vengo de Casa de América, del foro sobre la rueda de prensa de Donald Trump; el director de El País, uno de los ponentes, no asistió, y me tocó hablar”, dice. Hay demora de unos 15 minutos. Conversa habitual sobre los mapas de la vida en los ratos muertos.

AudienciaJudicialMadridABC1

El periodista Víctor Suárez con Bieito Rubido, director del diario ABC, y el apoderado de Tal Cual en España César Moreno, en los tribunales de Madrid.

Rubido cuenta de su entrevista con Chávez en 2005 en el Palacio de Miraflores. Lo sintió seductor en la distancia corta. Durante tres horas Chávez habló con el director de ABC. “Tomaba mucho café. Se lo servía un sargento bastante corpulento. A este suboficial se le encomendó su custodia en el intento de golpe de abril de 2002. Pudo haberle matado, pero se convirtió después en su principal protector. ¿No le teme?, le pregunté. ‘Si no lo hizo entonces, no lo hará jamás’, me contestó. Y luego: ‘¿Te puedo llamar Benito? ¡Es que Bieito no se me da…!’

César Moreno, hijo del exsecretario general de Copei Julio César Moreno, cuenta que Chávez estuvo alojado cinco días en la embajada cuando en los tiempos de Rafael Caldera II su padre era embajador en Chile y que por ello recibió una reprimenda de la cancillería.

Emili J. Blasco dice que se sintió confundido cuando el tribunal le citó, pues creía que era a solicitud de Diosdado Cabello.

Interviene Benito nuevamente: “Miguel Henrique Otero, editor de El Nacional, sostiene que la estrategia de Cabello es darle largas a este juicio, pues con ello los mantiene fuera del país (a él, al director de La Patilla, Alberto Federico Ravell, y a otros directivos exiliados).

LA NOTICIA ES MIA…, TAL CUAL

Llaman a la audiencia. La jueza explica el motivo. Todos lo saben. Lee, pide recaudos y fotocopias, revisa otros papeles, pide identificaciones y coteja, advierte al letrado que no podrá intervenir. El cuestionario que lleva Moreno consta de 20 preguntas, que no podrá hacer. La juez preguntará. Va a comenzar la grabación. Solicita a Blasco que salga de la sala un momento. Rubido se mantiene atento a la voz imperiosa de su señoría.

Jueza a Rubido: Confirme lo publicado por su diario, especialmente en la edición que se menciona, hable de la profesionalidad del trabajo de investigación realizado por el periódico que usted dirige y los reportajes y entrevistas realizadas por el periodista Emili J. Blasco y de las reiteradas respuestas que le ha dado el ciudadano Diosdado Cabello sobre amenazas con demandas por difamación.

Rubido a jueza: ¿Qué quieren saber en Venezuela?

Jueza repite y Rubido responde en 30 segundos:

Nuestra profesionalidad está fuera de toda duda. Nuestro compañero Emili Blasco es nuestro corresponsal en Washington y sus fuentes son absolutamente fiables. Nosotros trabajamos con un beneficio de confianza hacia los periodistas nuestros, tanto si se encuentran en Washington como en Madrid. Su profesionalidad y su trayectoria avalan que sus reportajes son neutrales y veraces. Sobre las amenazas de demandas del señor Cabello… en una oportunidad en una entrevista que me hizo una televisión colombiana me dijeron que el señor Cabello iba a presentar una querella y respondí que si la quería presentar que la presentara, que la esperaríamos…”

Jueza a Rubido: ¿Confirma usted que lo publicado por Tal Cual son reproducciones de sus publicaciones?

-Si, si, nosotros hemos publicado eso.

-Bien, muchas gracias, puede irse o quedarse.

Entra Blasco a la sala. Se repite la introducción.

Jueza a Blasco: Le pedimos que declare sobre su entrevista con el capitán de corbeta venezolano Leamsy Salazar presuntamente realizada el 6 de enero de 2015 publicada parcialmente en ABC y que fueron transcritas también en su libro Bumerán Chávez.

Blasco tarda 5 segundos en responder:

Efectivamente mantuve esa entrevista.

¿La publicación en ABC responde fielmente a la entrevista?

Totalmente.

AudienciaJudicialMadridABC2
El abogado César Moreno y el periodista Emili J .Blasco, corresponsal de ABC en Washington.

Cerrada la audiencia. Jueza y letrado se ponen de acuerdo sobre procedimientos posteriores. En 15 días las resultas saldrán por valija diplomática hacia el juzgado exhortante en Venezuela.

En el largo pasillo del piso dos del juzgado ubicado en calle Capitán Haya 66, Suárez pregunta a Moreno: ¿Cómo le parece la bolada?

La importancia jurídica de estos dos testimonios se basa en que queda totalmente desvirtuada, en nuestra opinión, la posibilidad de que exista difamación e injuria por parte del diario Tal Cual hacia la figura de Diosdado Cabello. El director de ABC, al ratificar la profesionalidad y la forma de trabajo de sus periodistas, y el mismo periodista ratificar que sí hizo directamente la entrevista con la persona que acusa a Diosdado Cabello de tener relación con el tema del narcotráfico, nos da el elemento básico fundamental para desvirtuar de que haya sido un engaño por parte de Tal Cual y que esa mentira haya sido publicada con el propósito de difamar. Ya no puede caber duda de que Tal Cual lo que ha hecho es reproducir una noticia. Al admitir en audiencia el director de ABC la paternidad de esa noticia, nos permite ya decir en juzgado que no puede plantearse la idea de difamación. Con estas dos testificales queda muy claro que se debe desvirtuar el supuesto de hecho que genera la infracción legal que está pretendiendo Diosdado Cabello en contra de Tal Cual.

Smartmatic siempre lleva su 'sanbenito', incluso en EEUU

malloch-brownysweeney

A la derecha, el lord Mark Malloch-Brown, chairman de Smartmatic, junto al presidente y CEO del IFES, William Sweeney.

 

Apareció Edward Snowden y decretó el terror. A cuatro días de las elecciones en EEUU, el 4 de noviembre, una denuncia (con demostraciones prácticas) sobre vulnerabilidades en el sistema de escrutinio de los votos salió a la luz en prensa abierta y digital.

Víctor Suárez

@VV_Suarez

Sonó el nombre de George Soros y se decretó el terror(ismo). También estaba circulando una petición ciudadana, firmada por más de 126 mil personas, que sería llevada al Congreso para que decidiera sobre la paralización del proceso electoral hasta tanto no fueran retiradas máquinas de votación instaladas en circuitos de 16 estados considerados cruciales, por cuanto pertenecerían a una empresa en la cual el magnate Soros tendría intereses, y que se temía que los resultados fueran inclinados a favor de su candidata Hillary Clinton.

 

antoniomagica

Antonio Mugica, fundador y gerente general de Smartmatic

 

El candidato republicano Donald Trump había estado reclamando durante meses que las elecciones estarían siendo “manipuladas” y advirtió a sus partidarios de que el fraude electoral podría dejarlo fuera de la Casa Blanca. Finalmente amenazó con no aceptar los resultados, a menos que ganara. Y ganó.

El asunto no comienza enteramente así. El 27 de octubre se presentó en el programa “Sala Situacional” de CNN el representante Sean Duffy, republicano por el estado de Wisconsin. Esparce rumores: “No tengo evidencia, no lo he verificado. Son artículos que he leído. Escuchamos que una de las empresas de George Soros ha proporcionado algunas de las máquinas para algunos de estos estados. Y, obviamente, el señor Soros se aferra a la izquierda … No lo he verificado personalmente todavía”.

Ese comentario había sido desmentido una semana antes por el portal caza-rumores Snopes, y tres días antes por The Washington Post y Buzzfeed, luego de que había emergido en sitios conservadores tipo The Caller.

El objetivo de los aguijones multilaterales era la empresa tecnológica de origen venezolano Smartmatic, que a última hora debió hacer grandes esfuerzos legales, publicitarios y de mercadeo para disipar las dudas y desentenderse del problema, si es que lo hubiera.

 

EL SUEÑO AMERICANO

A pesar de todas sus petulancias, el sistema electoral en Estados Unidos no ha culminado de implementar el voto electrónico. Desde 2002 están trabajando en ello. El Congreso creó un Programa de Asistencia Electoral y se han estado distribuyendo fondos federales por cerca de 3.000 millones de dólares con el fin de actualizar las votaciones estatales y locales. Aunque en 2016 han sido utilizados diversos dispositivos electrónicos (computadoras con pantalla táctil) en algunas localidades, lo cierto es que tres cuartas partes de los votantes usaron papel y urna en las elecciones presidenciales. De manera que falta muchísimo para que sea culminada la transición desde el uso de aquella tarjeta perforada hasta el voto electrónico pleno, incluyendo el voto en línea. Muchos de los paseos que hacía la TV por los recintos electorales el día de la elección mostraban a funcionarios que contaban a mano papeletas depositadas en urnas de cartón.

Por el monto de los fondos involucrados, por el extenso mercado estadounidense, refinada tecnología y compleja legislación, las grandes empresas del sector hacen lobbies grandiosos para que el horizonte se les despeje 360 grados. Esperan un efecto cascada. El modelo que escoja EEUU serviría de ejemplo para otros mercados, aunque si a ver vamos muchos países ya se le han ido arriba.

En esa carrera se encuentra Smartmatic. En EEUU no ha podido entrar con la fuerza que quisiera, pero considera que se está acercando al mingo. Nació en medio de turbulencias (2000). En las elecciones venezolanas de 2004 y posteriores se le acusó de acunar fraude y de contar entre sus accionistas a personeros gubernamentales que hacían dudar de su fiabilidad. Lo ha desmentido mil veces. Sin embargo, los gobiernos de Chávez y Maduro no han dejado de blasonar: “Tenemos el mejor sistema electoral del mundo…, refrendado por el Centro Carter”. En 2005 adquirió Sequoia Voting Systems, una empresa con bastante tradición en EEUU, pero una disputa sobre inversiones extranjeras (rebote de las políticas de obstrucción a China) le obligó a venderla en 2010 a la canadiense Dominion Voting Systems. A ésta fue que a la que experimentalmente le hackearon las máquinas y Snowden puso en ridículo.

Su expansión internacional ha sido notable en los últimos 8 años. De minúsculas oficinas en Caracas, mudó su cuartel general a Boca Ratón (Florida, EEUU), luego instaló oficinas comerciales principales en Londres y asentó bagajes en Barbados, Brasil, Panamá, Reino Unido, Países Bajos, Filipinas y Taiwán. Trabaja mucho en África, México y América del Sur. Mantiene un centro de excelencia en Estonia y diversifica sus objetivos empresariales hacia terrenos alejados del voto pero no del votante, como gestión de identidad (registro civil, censo electoral, proyectos de registro y autenticación biométrica de personas). Su envión más novedoso se encuentra en servicios de transporte y seguridad ciudadana para Ciudades Inteligentes (Smart Cities). Ya no sólo se sientan en sus directivas aquellos chicos que se mataban por un sorbete, sino que ha hinchado el vagón gerencial con figuras corporativas de gran ascendencia comercial y política, regional y mundial. En estos momentos su fundador y gerente general, Antonio Mugica, ni siquiera recordará que nació en Venezuela ni que su capital semilla manó de las arcas de ese país.

Uno de esos gerentes es el chairman (presidente del Consejo de Administración), el lord inglés Mark Malloch-Brown, veterano del sistema de Naciones Unidas y ministro de Estado para África, Asia y ONU durante el gobierno del laborista Gordon Brown.

 

WE THE PEOPLE

wethepeople

El 21 de octubre, tres semanas antes de las elecciones, apareció una petición en uno de los sistemas digitales de recolección de firmas en torno a pronunciamientos cívicos (petitions.whitehouse.gov), en el que se pedía a la gente que respaldara lo siguiente: “We the people ask congress to meet in emergency session about removing George Soros owned voting machines from 16 states” (Nosotros, el pueblo, pedimos que el Congreso se reúna en sesión de emergencia para la eliminación de George Soros de la propiedad de máquinas de votación en 16 estados). Entre los estados señalados se encuentran Arizona, Colorado, Florida, Michigan, Nevada, Pennsylvania y Virginia.

Ello, por supuesto, abrió el debate. ¿Interviene Soros en la gestión de las elecciones? ¿Las máquinas en liza son de Smartmatic? ¿Soros posee alguna parcela de Smartmatic?

La carambola entre el magnate de las finanzas mundiales George Soros y el presidente  de Smartmatic es posible establecerla debido a que éste es miembro del Consejo Global de Open Society Foundations, una red de 22 organizaciones sin fines de lucro creada por Soros que se dedica a asuntos tan dispares como la reducción de la pobreza y la resolución de conflictos. La empresa ha dicho que su lord no ha trabajado ni trabaja con, ni para Soros y que en su capital no interviene Soros. Repitió una vez más: “El señor Soros tiene cero propiedad en nuestra empresa. Smartmatic no tiene vínculos con partidos o grupos políticos en ningún país y se rige por un estricto código de ética que prohíbe a la empresa hacer donaciones a cualquier campaña política de cualquier tipo.” Esto último no se lo terminan de creer en Venezuela.

 

ESCRUTADORAS HACKEADAS

maquinashackeada

Más tarde, a 96 horas de abrir las urnas, una empresa especialista en ciberseguridad advirtió que las máquinas escrutadoras utilizadas en California, Florida y New Jersey son vulnerables y que están expuestas a que se alteren los resultados electorales en cualquier fase de la votación. Lo demuestran. Utilizan tarjetas de memoria de 25 dólares para sobreescribir el software empotrado y así falsear los resultados. Lo hacen limpiamente.

La empresa, llamada Cylance, dijo que fueron capaces de hackear el modelo Sequoia AVC Edge Mk1. Esta es una variante de la pantalla táctil de la Sequoia AVC Advantage.

No es la primera vez que una denuncia de este tipo es publicada, sólo que ahora lo hace la revista Fortune, una de las más prestigiosas de EEUU. La revista Politico lo expuso así en una portada reciente: “Advantage es una de las más antiguas y vulnerables máquinas de votación electrónica en Estados Unidos”. El artículo detallaba cómo un grupo separado de académicos también había sido capaz de hackear estas máquinas, incluso infectando a Edge con un software malicioso que la convertía en medio para jugar Pac-Man.

En la demostración de Cylance, los investigadores fueron capaces de alterar la memoria de la máquina, así como el rastro de papel que creó para cambiar el recuento de votos y registros de precintos.

Y a 48 horas de la elección apareció el vengador Edward Snowden, quien se remite a los hallazgos de Cylance, y muestra a sus 2.4 millones de seguidores en Twitter lo fácil que es hackear una máquina de votación en EEUU con una tarjeta de memoria de 24 libras. “(Las autoridades tienen) poco tiempo para remendar esta vulnerabilidad, pero todavía pueden prohibir el uso de este modelo”.

Como el retintín continuaba, no había más remedio que continuar explicando.

Smartmatic tuvo que reiterar que no tenía intereses en Sequoia, que la había vendido a la canadiense Dominion, que esas máquinas no eran suyas y que, finalmente, no estaba involucrada en las elecciones presidenciales de EEUU de este año. “No estamos desplegando nuestra tecnología en ningún condado de EEUU en estas elecciones”, señaló en un comunicado.

Por ahora…

El sanbenito es persistente. Sistemas no fiables, asociaciones tenebrosas o no deseables, puros rumores y campañas…

Ese chaparrón en medios y su correspondiente esfuerzo para capearlo quizá no le haya venido mal a Smartmatic. Mientras 90 millones de estadounidenses estaban votando, las mayores empresas de tecnologías electorales de todo el mundo estaban discutiendo en cónclave el futuro del universo. En el hotel Marriot Marquis, en Washington, se reunía entre el 6 y el 10 de noviembre el Programa Elecciones en USA 2016 (USEP) y la séptima Conferencia de la Asociación Global de Elecciones (GEO-7), bajo los auspicios de la International Foundation for Electoral Systems (IFES). Entre los puntos principales a discutir se encontraba la evaluación de una década de reformas electorales en Estados Unidos.

Ranqueada entre las grandes se veía a Smartmatic. Antonio Mugica, pontificando sobre la construcción de confianza en la administración electoral, y al lord Mark Malloch-Brown junto al presidente y CEO del IFES, William Sweeney.

Mientras en Caracas le embargan los bienes por un tema laboral con un empleado. El Estado le adeuda 53 millones de dólares. No se sabe si va a continuar aportando tecnología y equipos al CNE, en momentos en que se discute la posibilidad de elecciones simples o de megaelecciones. Un tema adicional para la Mesa de Diálogo…

 

Chulos de la revolución: desde Podemos hasta Telesur por Víctor Suárez

ScioliyChávez

 

Este gen no es único. Es una variante, pero con mucho morro. Su cinturón explosivo no detonará en el momento de la pérdida de su ciudadela sino que está programado para hacerlo a plazos. Hoy no, mañana sí. No es tonto. No como el kamikaze japonés, que se estrella contra su objetivo y se destruyen ambos, en honor a Hiroíto; ni como él yijadista fanático que se autoflagela en nombre de Alá, ni como los nazis acorralados en sus búnkeres en 1945, ni como Atanasio Girardot, que prefirió hacer estallar la Santa Bárbara patriota para evitar su caída a manos realistas.
Alfredo Serrano Mancilla, el economista andaluz que ama los manantiales ajenos, el agente del Podemos español en América Latina, asesor indistinto de Correa, Evo, Maduro y del Kirchnerismo, anoche no decidió a colgarse de la primera alcayata. El director general del Centro Estratégico Latinoamericano de Geopolítica (Celag, con sede en Quito), prefirió dejar para otro día su sacrificio. No apareció en ningún momento, como analista en nómina de Telesur, entre los llamados a llorar en vivo la derrota del candidato K, réquiem televisivo cuyo oficio había sido encomendado a Víctor Hugo Morales, un ancla argentino parecido al clown chileno Don Francisco pero de aspecto tenebroso, cuya mejor perla de la noche fatal fue: Ese 48 y pico por ciento es muy valioso para negociar la gobernabilidad.

“No hay que tirar la toalla”, ha estado aconsejando Serrano desde hace un mes a sus clientes en América Latina, incluyendo a Vilma Roussef, en Brasil. Observa las dificultades del populismo en América y España, pero las atribuye a la “reconversión de la derecha del siglo XXI”, jamás al fracaso del modelo que aúpa.

Anoche no estaba muy vigilante de su ganado que digamos. No se encontraba en su habitual Buenos Aires, sino en España. Y tuiteó, oteando desde lejos que el barco del Kirchnerismo se bamboleaba ante el embate del huracán: “El futuro está en juego. Ojalá no cambiemos a lo Macri; ojalá gane la Victoria…” Y cuando ya no era posible un milagro, cuando el antiguo poderoso acorazado había encallado, @alfredoserramaci dijo: “La derrota comienza a doler. Habrá que analizar razones. No hay excusas, sí explicaciones. Nunca tirar la toalla”.

La toalla no la tira, ni la lava, pero sí la perfuma.

¿Cuáles son tales razones, cuáles sus explicaciones?

Empecemos por la financiación: el Celag se asegura de renovar convenios con el gobierno venezolano. El pasado 11, en Caracas, la vicepresidencia de Planificación (Ricardo Meléndez) y el Celag iniciaron negociaciones  para la firma de un acuerdo de cooperación ($) para el establecimiento de un plan de trabajo entre ambas instituciones para los años 2016 y 2017. La entidad mediadora será la Escuela Venezolana de Planificación (EVP). ¿Para qué? Pedro Calzadilla, presidente de la EVP, señala que la virtud del proyecto “es la visión continental, ya que, desarrolla visiones, análisis y perspectivas comparadas de lo que está pasando en los países y el comportamiento de los procesos políticos de transformación y las reacciones que tienen las derechas en el continente”.

Ok, la visión del proyecto es desarrollar visiones. Por proyectos fantasmas e inútiles del mismo tenor, el Banco del Alba (es decir, el BCV) pagó € 460 mil al cofundador de Podemos, JC Monedero, por un trabajo presuntamente inexistente (no ha sido publicado, ni aparece en memoria, sólo la factura) sobre una nueva unidad monetaria para el continente. Cuando se descubrió el guiso, el producto de la matraca fue a parar, en orden de volumen, a La Tuerka TV (proyecto televisivo de Podemos), al fisco español y a Ernesto Velasco, el fontanero venezolano que le hizo “la segunda”.

Serrano Mancilla escribe libros sobre las facultades para-economicistas del fausto Chávez, asesora al BCV, aparece como director de línea de la empresa de Jesse Chacón GISXXI, hace tertulias a distancia en Telesur, mantiene un staff del Celag en Venezuela. Practica, así, contrabando de extracción. Un chupóptero, pues.

Pero en su memorial de explicaciones sobre lo sucedido ayer en Argentina, Serrano Mancilla prefiere expresarlo así:
“En este siglo XXI, es la primera vez que un proceso de cambio en América latina pierde en las urnas”. Una simple constatación.

A Cristina Kirchner aconseja: “Toca afrontar este delicado momento, por ejemplo, tal como lo encaró Chávez cuando perdiera el referéndum constitucional del año 2007”. Es decir, que se alce, que burle la ley.

De Scioli dice que no se escribe con K, no es puro, no los representa, no era el candidato ideal, quizá como Maduro respecto de su mentor, aunque, como todo fariseo, siempre ha mantenido que para Chávez fue la mejor elección. “Está más cerca de un peronista de los noventas que de un kirchnerista del siglo XXI. Hay una distancia sideral entre él y la Presidenta”.  Advierte al próximo en el radar (Correa, en Ecuador): “No sirve cualquiera para continuar con un proyecto de cambio por muy bien engrasado que esté”.

Sobre el vencedor, Macri: “Es clave aprender a no subestimar a esta nueva derecha emergente que se complementa -a la perfección- con los medios hegemónicos y con los poderes económicos, pero que se presenta como otra cosa, con otro tono, con otras formas”. La izquierda, su izquierda, no hizo lo que sí le funcionó, a su manera de ver, a la derecha, lo que cree que es la derecha, que en este caso se reinventó.

 

¿Dónde vas mujer de fuego / oh, mujer de cabaret?

No lo sabe. Piojo sin perro pierde el sentido. Sangui sin juela, también. Ahora adjura de su teta, que ayer noche se le fue.

El chupóptero se desorienta por un segundo. Recobra luego su brújula insaciable, con su anzuelo cazabobos emprende camino: ¿Hacia dónde? Hacia Venezuela, próxima escala.

Se dice a sí mismo, y no le importa lanzar la intención al vuelo: “Toca pensar en cómo no perder en la próxima cita electoral en cualquier otro lugar de la región; o cómo levantarse de ésta para volver a ganar. El capitalismo nunca tira la toalla, y por lo tanto, nosotros tampoco”.

“Cómo no perder”, no es lo mismo que “cómo ganar”.

Corrijo: Es un gen único, es capaz de atisbar lo que pasará en Venezuela el 6D.

 

@VSuarezRunrunes

FelipeGonzalez2

 

Es mucho más complejo que decir: “Felipillo salió huyendo” e instalar tal etiqueta en las redes sociales. Al llegar el domingo 7 a Caracas, en Maiquetía, fue abordado por una periodista de un canal oficial que le gritó por encima del caluroso recibimiento que le brindaron en el aeropuerto: “¿Es verdad que usted fue procesado por terrorismo?” Felipe González no perdió el paso y le respondió: “El único que lo intentó fue Franco y no lo logró”. Al momento de abandonar el país el martes 9, a bordo de un avión de la Fuerza Aérea Colombiana, se había colado en la Rampa Cuatro un camarógrafo de Telesur, quien filmó (sólo imagen, ningún sonido) el trecho que va desde la despedida que le rindieron los oficiales de la embajada española en Caracas hasta que sus nalgas bastante abultadas desaparecieron en el interior del jet.

Nicolás Maduro no había abierto la boca durante las 48 horas que el ex presidente del gobierno de España estuvo en su labor, pero, cuando supo que el avión enviado por Juan Manuel Santos había dejado el espacio aéreo venezolano, volvió a desbordarse en improperios.

El circuito que Felipe González había comenzado hace poco más de un mes, bien podría llamarse “Operación Isidoro“, en honor al seudónimo (Nom de Guerre, en términos partisanos) que utilizó durante la clandestinidad que debió sufrir durante la dictadura de Francisco Franco. Y tiene más patas que un calamar.

Por supuesto, el foco es Venezuela, como todos saben (respeto y vigencia de los derechos humanos, detener la degradación democrática, necesidad de auxilio internacional, poner cese a la horrible crisis económica).

Felipe González tomó el testigo y se hizo heráldico militante de esa causa en el momento en que consintió en recibir el premio Ortega y Gasset que le fue otorgado en Madrid a inicios de mayo al luchador democrático y fundador del diario Tal Cual, Teodoro Petkoff. Ya para entonces había resuelto intervenir en la lucha por la libertad de los presos políticos, especialmente la del dirigente Leopoldo López, hoy con más de 15 días en huelga de hambre en una celda de la prisión militar de Ramo Verde. Pero a partir de Teodoro, el panorama se le ensancha a Isidoro. Es más que eso, mucho más.

Logra en España que el gobierno de Mariano Rajoy cierre filas ante sus intenciones de participar en la defensa legal de López; impulsa a su partido de siempre, el PSOE, para que introduzca y se apruebe en el Congreso de los Diputados una moción en favor de las libertades públicas y los derechos humanos en Venezuela; extiende la campaña hasta el Parlamento Europeo para que haga lo propio; vuelve a poner el tema Venezuela en el centro del debate internacional. Aunque, también, la travesía paralela del gobierno de Maduro (con sus demandas y atropellos a medios y periodistas, escalada de la represión, apertura de nuevos frentes de conflicto) han ayudado bastante.

Luego de las elecciones municipales y autonómicas en España el domingo 24 de mayo, la Operación Isidoro toma velocidad de crucero. Y durante 48 horas, en Venezuela, se convierte en tornado de revuelo.

1) Antes de viajar a Caracas (ya había retrasado el viaje el pasado 17 de mayo debido a la suspensión de la vista oral de Leopoldo López), se había reunido con Jean-Claude Juncker, el presidente de la Comisión Europea, quien es el anfitrión de la II Cumbre UE-Celac que comienza hoy miércoles 10 en Bruselas, con el objetivo de que el tema Venezuela formara parte de la agenda. Eso no se logró en las reuniones preliminares, pues a pesar del impulso europeo muchos cancilleres latinoamericanos evitaron el consenso para que se incluyera el tema en la Declaración de Bruselas.

2) No viajó directo Madrid-Caracas, sino que hizo la ruta MAD-BOG-CCS, con el fin de arreglar con el presidente colombiano Juan Manuel Santos la postura común en la Cumbre de Bruselas, en la que de todos modos se va a plantear el tema (en las voces de Santos, el español Rajoy y de la propia la alta representante de la UE, Federica Mogherini) y para afinar estrategias para que a Felipe González se le permita participar en la cumbre como ex presidente del Consejo Europeo y ex jefe de lo que en su tiempo llamaron el Club de Sabios.

3) Una vez en Caracas (a sabiendas de todas las trabas y hostigamientos que le caerían encima), a su tema inicial ya se le habían añadido otros. Esto es: influir para que las posiciones de la oposición política venezolana se acercaran más, dejaran para después los conflictos internos y se enfocaran en lo que piensa es primordial en estos momentos: las elecciones parlamentarias este año con garantías suscritas y vigilancia internacional (Ernesto Samper ha dicho que sí, por cuenta de Unasur; Luís Almagro, nuevo secretario general de la OEA, no parece oponer los mismos remilgos que su antecesor Insulza).

Esas 48 horas en Caracas las repartió muy bien: Con las esposas de López, Ledezma y Ceballos; visita a Antonio Ledezma (por cierto no he visto ninguna foto de ese encuentro); reunión larga con la MUD; reunión con Capriles Radonski (sin foto aún), rueda de prensa internacional y fraterna charla con Teodoro Petkoff, en la sala de la cárcel de su casa.

Durante la entrega del premio Ortega y Gasset en Madrid, González dijo: “En todo caso, me contentaría mucho si sólo me dejaran conversar con mi amigo Teodoro”.

A todas estas, el gobierno y todo su poder (Telesur al frente) arremetían contra la trayectoria de FG. Pero se demostró que quien realmente está preso de pavor es el mismo Maduro: No fue a recibir el premio de la FAO, dejó al papa Francisco en manos de Cristina F. de K, y tampoco se presentará en Bruselas ni hoy ni mañana. En la FAO y en la Cumbre el suplente es Jorge Arreaza, a quien ningún periodista, analista, jefe de Estado o par entre pares se le ocurriría preguntarle, por ejemplo: Mira, mijo, ¿qué va a pasar en Venezuela?

De manera que Felipe González, que ya es ducho en entrar y salir clandestino en aviones protegidos (ejemplo: caso CAP a mediados de los ´70), en esta oportunidad tampoco salió corriendo.

Cuando supo que Maduro ya no está para guardar apariencias y que no se le permitiría visitar a los presos políticos ni asistir a la vista oral en el juicio contra Leopoldo López, el curso venezolano estaba caducando y que otra fase de la Operación Isidoro estaba en puertas.

Entonces salió, en avión expreso de la FAC y no en vuelo regular de Avianca como había llegado, por urgencias del plan maestro. Santos y el mismo FG debían estar en Bruselas hoy. Y son 12 ó 13 horas de vuelo.

Además de lo que digo: Acá en España (esto lo comprenderá todo aquel que haya jugado billar alguna vez en su vida) la carambola también es a cuatro bandas: poner a Podemos contra las cuerdas con respecto a su filiación chavista, resaltar el compromiso de la socialdemocracia española con las libertades básicas y los derechos humanos, aislar a la izquierda momificada tipo Cayo Lara (Izquierda Unida en su extinción), consolidar el bloque logrado en el Parlamento Europeo con respecto a la situación venezolana.

Por supuesto, tienen razón quienes dicen que al gobierno de Maduro no le había quedado otra alternativa que tratar de amedrentarlo a través de sus colectivos mediáticos, los cuales en esta oportunidad han vuelto a mostrar el aura fascista que se ha instalado en Miraflores.

Isidoro no ha terminado…


@VsuarezRunrunes

Felipe González recibirá en nombre de Teodoro Petkoff premio Ortega y Gasset en Madrid

FelipeGonzález8

@VSuarezRunrunes

Felipe González, ex presidente del gobierno español, confirmó hoy en Madrid su participación en el acto de entrega del premio internacional Ortega y Gasset en nombre de Teodoro Petkoff, director del diario venezolano Tal Cual.

La trayectoria periodística de Petkoff fue premiada este año por la unanimidad del jurado calificador, pero no podrá asistir al acto de entrega el miércoles debido a que sobre él, al igual que el resto de la directiva de Tal Cual, pesa prohibición de salida del país, entre otras medidas cautelares, incoadas por el presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, número dos del régimen que gobierna en Venezuela desde hace 16 años.
El diario El País, organizador de los premios Ortega y Gasset, notificó hoy la decisión de Felipe González, quien además acompañará el 14 de mayo a las esposas de los dirigentes políticos encarcelados en Venezuela Leopoldo López y Antonio Ledezma en un acto en favor de los derechos humanos que se realizará en Washington. Asimismo ha expresado su disposición a visitar Venezuela el 17 de este mes, para asistir en la defensa de Leopoldo López, a pesar de que la Asamblea Nacional le ha declarado “persona non grata”.
El jefe de la defensa de Teodoro Petkoff, doctor Humberto Mendoza D’Paola, y el jefe de redacción de Tal Cual, periodista Xabier Coscojuela, ya se encuentran en Madrid, como invitados a la recepción del premio.
Un grupo de periodistas venezolanos residentes en España , entre ellos ex trabajadores de Tal Cual, también compartirán la distinción a Petkoff el miércoles 6 en el audirorium de Caixa Forum en Madrid.