Informe Otálvora: Rusia interviene abiertamente en Venezuela retando a EEUU, por Edgar C. Otálvora - Runrun
Informe Otálvora: Rusia interviene abiertamente en Venezuela retando a EEUU, por Edgar C. Otálvora

El ministro de Exteriores de Rusia Sergei Levrov reunido en Caracas con la “mesita” de negociación organizada por el gobierno Maduro el 7FEB20. Foto: Ministerio Exteriores Venezuela.

@ecotalvora

Como precio para mantener abierta su sede diplomática en Caracas, el gobierno de Jair Bolsonaro permite que la sede de la Embajada de Venezuela en Brasilia y los seis consulados venezolanos en Brasil permanezcan bajo control de enviados designados por Nicolás Maduro, muchos de ellos con sus credenciales diplomáticas brasileñas ya vencidas. En contrapartida la cancillería de Itamaraty reconoce a María Teresa Belandria, designada por Juan Guaidó como embajadora ante el gobierno de Brasil.

El 17FEB20 las misiones diplomáticas que hacen vida en Brasilia recibieron una nota verbal procedente de la Embajada de Venezuela controlada por Maduro, informando que la hasta entonces consejera Irene Rondón Graterol había sido designada Ministro Consejera y asumía como jefe de la misión diplomática con carácter de Encargada de Negocios a.i. Según fuentes de la cancillería brasileña, la credencial diplomática de Rondón está sin efecto desde el 17DIC19 por lo cual Itamaraty ya no le reconoce condición diplomática. La coexistencia de dos misiones diplomáticas de Venezuela en Brasil suele crear situaciones poco usuales en Brasilia.

*****

“Si bien la Constitución venezolana prevé la celebración de elecciones parlamentarias en 2020, la democracia se restablecerá plenamente en Venezuela solo mediante elecciones presidenciales libres, justas y creíbles”, fue la posición expresada el 20FEB20 por el Grupo de Lima en el comunicado emitido tras la reunión número diecisiete a nivel de ministros.

El encuentro promovido por Canadá y celebrado en Gatineau, Quebec, fue probablemente la reunión del Grupo que ha contado con mayor número de gobiernos asistentes. Participaron los ministros de Exteriores de Bolivia, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Haití, Panamá, Perú; el comisionado presidencial Julio Borges por Venezuela, los vicecancilleres de Argentina, Honduras y Paraguay así como los representantes de Guyana y Santa Lucia en la OEA. Además asistieron en condición de observadores el canciller de Ecuador y el embajador de República Dominicana en Canadá.

*****

El Grupo de Lima comparte la posición de la oposición venezolana de celebrar elecciones presidenciales y no aceptar solo comicios parlamentarios como los que propone el régimen chavista con apoyo de Rusia. La convocatoria a elecciones presidenciales, con previa designación de nuevas  autoridades electorales y en presencia de “un gobierno de transición negociado y ampliamente aceptable” forma parte de la “hoja de ruta” para Venezuela que el Departamento de Estado de EE. UU. compartiera con sus aliados americanos a finales del año 2019 y que fue hecho pública el 9ENE20. Una versión análoga de ese documento fue publicada como propia por el gobierno de Colombia el 16ENE20.

El comunicado del Grupo de Lima del 20FEB20 dejó en evidencia el estado de incertidumbre que predomina en gobiernos sobre una ruta de acción sobre Venezuela. El Grupo de Lima en su encuentro de Canadá no aprobó nuevas medidas de presión sobre el régimen chavista y se limitó prácticamente a hacer un llamado genérico “a la comunidad internacional para que se una a nosotros en el apoyo a un futuro democrático para Venezuela”. El Grupo anunció que “en los próximos días y semanas” sus representantes “participarán en un período intensivo de gestiones internacionales y consulta con todos los países interesados ​​en la restauración de la democracia en Venezuela”. Entre los países que serán consultados estaría Cuba.

El canciller brasileño Ernesto Araujo, quien asistió a la reunión en Canadá, escribió en su cuenta Twitter: “estamos discutiendo propuestas para una ruta de transición democrática que precisa comenzar por la salida de Maduro”.

*****

El gobierno izquierdista argentino optó por permanecer en el Grupo de Lima y envió a su vicecanciller Pablo Anselmo Tettamanti a la reunión en Canadá del 20FEB20.

La línea de acción diplomática del gobierno de Alberto Fernández es de no confrontación con EE. UU., tender puentes al gobierno ideológicamente confrontados como el de Jair Bolsonaro en Brasil y está procurando intervenir en el “tema Venezuela”. Finalizando una gira europea que le permitió encuentros con la canciller alemana Angela Merkel, el presidente francés Emmanuel Macron; el jefe del gobierno español Pedro Sánchez, con el papa Francisco y con el primer ministro italiano Giuseppe Conte, Fernández se refirió en París a la acción internacional ante el gobierno de Nicolás Maduro. 

Según Fernández, citado por el periodista Guido Carelli Lynch del diario Clarín, “Europa está viendo la Argentina como un país que puede tener la capacidad de amalgamar situaciones de conflicto con normalidad” (…) “uno de esos temas que preocupa a todos es el tema Venezuela, y lo que hoy planteo es que tenemos que buscar otros caminos para resolver el problema de Venezuela” (…) “a todos los líderes de Europa les he planteado que Europa tiene que concentrar sus esfuerzos en Contadora para que Contadora reviva y trate de buscar una solución distinta”(…) “hay que generar una mesa donde los venezolanos se sienten y recuperen el diálogo. Y Contadora es un buen lugar para eso. Venezuela está como estancada y nosotros tenemos que salir de ese estancamiento”.

El Grupo de Contadora no existe: fue creado en 1983 por los gobiernos de Colombia, México, Panamá y Venezuela como una iniciativa internacional en procura acuerdos de paz ante la guerra que cundía en Centroamérica. Contadora desapareció en 1990. Y las palabras del mandatario argentino el 6FEB20 señalan la intención de promover una nueva instancia internacional para que actúe sobre Venezuela. Fernández la ha denominado “Contadora”, mientras que otros gobiernos prefieren aún no asignar nombres a esa probable iniciativa. La idea de crear un “Grupo de Contadora” para Venezuela fue inicialmente manejada por el gobierno mexicano de Manuel López Obrador y se materializó en el infructuoso “Mecanismo de Montevideo” diseñado con Uruguay en 2019 y que contó con el visto bueno de Nicolás Maduro y con la desaprobación de Juan Guaidó.

Mientras en Gatineau se realizaba la reunión del Grupo de Lima del 20FEB20, en Buenos Aires el canciller argentino explicaba al periodista Ernesto Tenembaum de Radio con vos la posición de su gobierno ante Venezuela. Felipe Solá dijo que su enviado a Canadá estaba proponiendo cambiar la línea ante Venezuela. “Cambiarla porque no ha funcionado. Un gobierno que está cerrado dispuesto a pagar cualquier costo y yo diría a lo mejor dispuesto a pelear a lo bélico no puede ser corrido hacia el mismo lado con sanciones, sanciones y sanciones permanentes que además agudizan la situación del pueblo venezolano”.

*****

Tres días antes de la reunión del Grupo de Lima, los ministros de relaciones exteriores de la Unión Europea realizaron en Bruselas una reunión ordinaria del Consejo de Exteriores. El “tema Venezuela” fue incluido en la agenda como “asunto de actualidad” junto a la situación del “Oriente próximo, el Sahel y los Balcanes Occidentales”. No estaba prevista una decisión de los ministros europeos sobre Venezuela pese a las presiones de EE. UU. para incrementar las sanciones de la Unión Europea sobre el régimen chavista.

El 23MAR20, cuando el Consejo de Exteriores de la UE se reúna nuevamente en Bruselas para una sesión formal (habrá reuniones informales Gymnich el 5-6MAR20), deberá ser tratado un nuevo esquema de actuación colectiva europea hacia Venezuela. Al uruguayo-español Enrique Iglesias, asesor de la UE para Venezuela, le fue encomendada la misión de realizar un periplo por diversos países de Europa y América, incluyendo reuniones con Juan Guaidó y Nicolás Maduro en Caracas, para precisar el estado actual de las posiciones ante la crisis venezolana. Según declaró la ministra de Exteriores de España, Arancha González Laya, Iglesias deberá presentar un informe, el cual serviría para “diseñar nuestros próximos pasos”.

*****

Ante la prensa el 17FEB20 en Bruselas, González Laya expuso la propuesta española que es compartida por varios gobiernos de Europa y que es análoga a la expuesta por el gobierno argentino: tender a una confluencia de los distintos grupos internacionales que están actuando sobre Venezuela. La ministra española la denominó “gran coalición” de actores internacionales refiriéndose al Grupo de Lima y al Grupo de Contacto promovido por la UE. Este último está integrado por los gobiernos de Alemania, Bolivia, Costa Rica, Ecuador, España, Francia, Italia, Países Bajos, Panamá, Portugal, Suecia, Reino Unido y Uruguay. El Grupo de Contacto, salvo Uruguay, manifestó el 9ENE20 su respaldo a Juan Guaidó como presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela en rechazo a la maniobra del régimen chavista de imponer una Asamblea Nacional paralela.

Por cierto, el 18FEB20 en Mount Vernon, estado de Virginia, EE.UU., se encontraron el subsecretario para Asuntos Políticos de EE. UU. David Hale y el viceministro de Asuntos Políticos de Canadá Dan Costello en lo que denominan el “Grupo de Alto Nivel EEUU-Canadá”. El propósito de este mecanismo es la coordinación de acciones entre los dos países en relación a “temas globales”. La agenda incluyó los temas China, Irán, Medio Oriente, Corea y Venezuela. No hubo información pública sobre las conclusiones de la reunión.

*****

Aparte de la relación umbilical del régimen chavista con la dictadura cubana, Rusia se ha convertido en el principal aliado internacional del gobierno de Nicolás Maduro. Rusia provee, a alto costo para Venezuela, cobertura ante las sanciones impuestas por EE. UU. a la industria petrolera controlada por Maduro. Desde servicios financieros, logística para el mercadeo petrolero hasta protección diplomática en la ONU, el gobierno de Vladimir Putin optó por apostar fuerte en Venezuela. Bajo ese esquema, Rusia está sirviendo de padrino internacional para la maniobra que el régimen chavista ejecuta buscando neutralizar la presión internacional que respalda a Juan Guaidó y exige elecciones presidenciales.

*****

Las periódicas ruedas de prensa de María Zajárova, la portavoz del ministerio de exteriores de Rusia, suelen contener secciones para desacreditar a Guaidó, comentar eventos menores de la vida política venezolana, respaldar a Maduro y acusar a EE. UU. de inminentes acciones militares sobre territorio venezolano. El 6ENE20 el gobierno de Rusia emitió un comunicado reconociendo al diputado Luis Parra como presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela electo, según Moscú, en “un legítimo procedimiento democrático que contribuye a reinsertar las luchas políticas en Venezuela en el marco constitucional”. Quedó en clara evidencia que Moscú apadrina la maniobra mediante la cual Maduro designaba una directiva de la asamblea nacional paralela a la legítima, encabezada por Juan Guaidó. Desde entonces el Palacio Legislativo quedó vedado a la Asamblea Nacional presidida por Guaidó. Parra, según Maduro y los gobiernos de Cuba y Rusia, es ahora el presidente del poder legislativo.

El 30ENE20, la portavoz rusa anunció que el canciller Serguéi Lavrov realizaría visitas a Cuba, México y Venezuela entre el 5 y el 7FEB20. La presencia del jefe de la diplomacia rusa en Venezuela apagaría cualquier duda sobre la decisión de Putin para intervenir abiertamente en la política venezolana. Lavrov viajaría a Caracas para “intercambiar opiniones sobre la situación actual en Venezuela y las perspectivas de encontrar soluciones políticas de las discrepancias internas a través de un diálogo nacional”. Pero ese “diálogo” promovido por Moscú no implicaba a la oposición venezolana.

En la agenda con Maduro estaría incluido el asunto de las sanciones impuestas por EE. UU. a Rusia y Venezuela.

Igualmente adelantarían conversaciones sobre “cooperación en energía, minería, transporte, sector agrícola, medicina, farmacéutica y cooperación militar”. Posteriormente Rusia dejó saber que durante el mes de mayo se realizarán negociaciones específicas sobre “cooperación militar” lo que puede significar nuevas adquisiciones bélicas rusas por parte del gobierno Maduro.

*****

En su presentación del 30ENE20, la vocero rusa se refirió a “políticos venezolanos responsables que trabajan a diario en la búsqueda de fórmulas de compromisos en el marco de la mesa redonda del diálogo nacional”. Igualmente mencionó que “fuerzas radicales” encabezadas por Guaidó “siguen empeñadas en sus ideas y anuncian el boicot de las elecciones parlamentarias que deben celebrarse este año, negándose a participar en las negociaciones encaminadas a elaborar un acuerdo con unas amplias garantías electorales”.

El 7FEB20 Lavrov llegó a Caracas coincidiendo con el español José Luis Rodríguez Zapatero, quien nuevamente está activado como operador del gobierno Maduro en rol de “facilitador” de negociaciones. En la sede de la cancillería venezolana, Lavrov sostuvo una reunión sin precedentes con voceros de grupos autocalificados como opositores, encabezados por Timoteo Zambrano, Javier Bertucci y Henri Falcón. Estos representan siglas partidistas de casi nulo poder político que mantienen supuestas negociaciones con el gobierno de Maduro para celebrar elecciones parlamentarias prescindiendo de la presidenciales exigidas por la oposición.

Falcón incluso solicitó que Rusia interviniera como observadora de las elecciones en Venezuela. Tras la reunión con Lavrov, los “opositores” se reunieron bajo la conducción de Zapatero en una sesión con los altos jerarcas del régimen, los hermanos Jorge y Delcy Rodríguez. El canciller ruso y el expresidente español avalaban de esta forma el guion chavista que pretende mostrar que Guaidó no controla la Asamblea Nacional y que la “oposición” venezolana participa en una mesa de negociación para convocar a elecciones parlamentarias.

*****

El 14FEB20 el Secretario de Estado de EE. UU. Mike Pompeo y su homólogo ruso coincidieron en la Conferencia de Seguridad de Múnich. En ese contexto se habría producido una discreta reunión entre ambos jefes diplomáticos según una foto divulgada en Facebook por María Zajárova. El 18FEB20 el representante Especial para Venezuela de EE. UU., Elliott Abrams, dejó saber que Pompeo había advertido a Lavrov en Múnich sobre inminentes sanciones que Washington impondría a Rusia en respuesta a su apoyo al régimen chavista. El Departamento del Tesoro impuso el 18FEB20 sanciones a la empresa Rosneft Trading SA y su presidente, Didier Casimiro, por “proporcionar un salvavidas al ilegítimo régimen de Maduro”.

Rosneft Trading SA es una de las múltiples subsidiarias de la petrolera rusa Rosneft de la cual por lo menos el 50 % es propiedad del gobierno ruso. Los bienes de la empresa sancionada y de su presidente en EE. UU. fueron congelados en manos del gobierno estadounidense y quedó prohibido a nacionales de EE. UU. y empresas con presencia en EE. UU. realizar negocios con la empresa rusa sancionada. El gobierno de Donald Trump de esta manera subió las apuestas al incluir el “tema Venezuela” en su política de sanciones a Rusia.

Diario Las Américas

 

Artículo actualizado el 28 de junio de 2020.

Las opiniones emitidas por los articulistas son de su entera responsabilidad. Y no comprometen la línea editorial de RunRun.es