Edgar C. Otálvora, autor en Runrun

Edgar C. Otálvora

Informe Otálvora | Brasil en caos y castrochavismo acecha, por Edgar C. Otálvora

Bolsonaro saluda a sus seguidores en Brasilia 07SEP21. Foto: Palacio de Planalto.

El nuevo avance de gobiernos de izquierda en el continente y la notoria desatención de Washington a la región están abriéndole paso a intentos del eje castrochavista para tomar control de la institucionalidad continental

 

@ecotalvora

Los gobiernos de México y Argentina, con el nada velado trabajo “diplomático” de las dictaduras de Cuba y Venezuela, trabajan para el cierre de la OEA. El 18SEP21 se producirá una reunión presidencial de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) actualmente presidida por México. La Celac reúne a todos los países del continente con excepción de EE. UU. y Canadá, además de Brasil que se desafilió, y la alianza castrochavista pretende revivirla y presentarla como la opción a la OEA.

El nuevo avance de gobiernos de izquierda en el continente y la notoria desatención de Washington a la región están abriéndole paso a intentos del eje castrochavista para tomar control de la institucionalidad continental.

*****

Un alto clima de tensión política se vive en Brasil. Jair Bolsonaro, quien no cuenta con un partido político propio y procura la reelección en 2022, estimula posiciones antiinstitucionales entre sus seguidores que actúan de forma anárquica sin control partidista alguno. En tanto, diversos sectores políticos intentan sumar fuerzas para un proceso de destitución del presidente que impida su reelección. La pugna de poder incluso ha llevado a que por decisiones del Supremo Tribunal Federal sean encarcelados seguidores de Bolsonaro e incluso fuera detenido para interrogatorio Jason Miller, exasesor de Donald Trump, quien visitó Brasilia para una reunión internacional “conservadora” organizada por el bolsonerismo.

En Brasil existen presos políticos que militan en las filas oficialistas y que han sido encarcelados por orden de los tribunales. A su vez, grupos que apoyan a Bolsonaro lograron cerrar importantes autopistas del país mediante una huelga de camioneros que amenaza con paralizar la economía. La situación, ciertamente, es confusa vista desde el exterior mientras la izquierda está organizándose para intentar llevar a Lula da Silva nuevamente a la Presidencia.

*****

El 7 de septiembre de cada año se celebra la fiesta nacional brasileña y tradicionalmente en las principales capitales se realizan desfiles militares que en el caso de Brasilia es encabezado por el presidente, sus ministros y el cuerpo diplomático extranjero acreditado en la capital. Desde 1994, la izquierda brasileña suele realizar un contradesfile denominado “Grito de los Excluidos” para el cual solían movilizar militantes de todo el país para marchar en el Eixo Central de Brasilia.

La pandemia de COVID-19 hizo que durante los años 2010 y 2011 no se realizaran los desfiles militares y que la concentración izquierdista perdiera fuerza. Pero Jair Bolsonaro convocó a sus militantes de todo el país para que participaran el 07SEP21 en una concentración en la Explanada de los Ministerios, en pleno centro del poder brasileño, para apoyar al gobierno y enfrentar al Supremo Tribunal Federal. Igualmente los convocó para una concentración en la avenida Paulista de São Paulo. En ambos eventos Bolsonaro se haría presente. Las consignas a favor de una intervención militar que implique el cierre del parlamento fueron oídas una vez más en Brasil desde mediados de agosto. Como ya ocurrió en su campaña electoral, Bolsonaro suele montarse en la ola de posiciones militaristas que cuentan con abundantes simpatizantes en Brasil.

El 07SEP21 no hubo acto militar en el Eixo Central ni el acostumbrado saludo del cuerpo diplomático en el Palacio de Planalto, pero Bolsonaro sí realizó una solemnidad de izamiento de la bandera además de un acto político con sus seguidores mezclando el acto oficial con su actividad proselitista.

La concentración bolsonerista en Brasilia del 07SEP21 no concluyó en un asalto a las sedes del parlamento y de los máximos tribunales. En sus dos discursos Bolsonaro advirtió que solo saldría de la Presidencia “preso o muerto”. Reiteró que las elecciones son “una farsa” por no contar con un comprobante impreso del voto y, atacó fuertemente al magistrado miembro del STF Alexandre de Moraes. Los pronunciamientos de Bolsonaro en sus dos discursos atacando al poder judicial sería razón para la apertura de un enjuiciamiento al presidente, según amenazas de altos magistrados.

El magistrado Moraes, enfrentado abiertamente a Bolsonaro, es el responsable de varios procesos judiciales promovidos contra el presidente y ha ordenado allanamientos y detenciones de militantes bolsoneristas. Además Moraes será el próximo presidente del Tribunal Superior Electoral que comandará las elecciones del 2022 y en donde corre un proceso contra Bolsonaro y su vicepresidente Hamilton Mourao que podría inhabilitarlos para la reelección. En Brasilia la figura de Moraes es vista como la cabeza del intento de destitución a Bolsonaro.

*****

No existen, por ahora, condiciones políticas para que prospere la apertura de un proceso de impeachment contra Jair Bolsonaro que pudiera concluir en su destitución. En tanto se estaría produciendo una negociación entre diversas fuerzas partidistas en procura de una paz institucional que permita la permanencia de Bolsonaro en la Presidencia, la realización de las elecciones del 2022 y una serie de reformas que ameritan mayorías parlamentarias.

El 09SEP21, el Palacio de Planalto publicó una nota oficial de Bolsonaro que sería producto de esas negociaciones. El tono inusualmente conciliador de esa declaración presidencial pareciera dejar ver el avance de las negociaciones partidistas en las cuales estaría jugando un papel central el expresidente Michel Temer. “Nunca tuve ninguna intención de agredir a cualquiera de los poderes”, “mis palabras que a veces son contundentes fueron resultado del calor del momento”. En su declaración, Bolsonaro “reiteró” su “respeto a las instituciones de la República” y declaró que democracia es “Ejecutivo, Legislativo y Judicial trabajando juntos”.

*****

Mientras las diversas fuerzas políticas y económicas hacen pulso dentro de Brasil, el aparato izquierdista internacional decidió abrir fuego contra Bolsonaro. El llamado “Grupo de Puebla” cuenta con un hermano mayor que se activa cuando los participantes no son solo iberoamericanos y que se denomina “Internacional Progresista”. En la nómina progresista, además de los miembros del “Grupo de Puebla” figuran nombres usuales como el estadounidense Noam Chomsky o el francés Jean-Luc Melenchon. La “Internacional Progresista” con la firma de connotados políticos latinoamericanos de la alianza castrochavista, publicó el 06SEP21 una declaración advirtiendo que Jair Bolsonaro se disponía a realizar al día siguiente “un golpe de Estado”.

La lista de firmantes incluía al ecuatoriano Rafael Correa, al español José Rodríguez Zapatero y a los colombianos Ernesto Samper y Gustavo Petro entre otros. Todos ellos aliados de los regímenes de Cuba y Venezuela, quienes se mostraban “profundamente preocupados con la amenaza inminente a las instituciones democráticas de Brasil” y prometían permanecer “vigilantes para defenderlas antes y después del 7 de septiembre”.

El pleito político interno brasileño se convirtió de esta manera en un tema de la abierta intervención castrochavista que de forma intensa se está desarrollando a lo largo del continente.

Uno de los principales operadores internacionales del Grupo de Puebla es el excanciller Celso Amorin, hombre de confianza de Lula da Silva.

*****

El 03SEP21 se reunieron en Ciudad de México los emisarios de Juan Guaidó y Nicolás Maduro en las negociaciones organizadas por Noruega y en las que Rusia y los Países Bajos actúan como países “acompañantes”.

Los jefes de las delegaciones, Gerardo Blyde y Jorge Rodríguez, anunciaron el 06SEP21 el haber suscrito dos acuerdos cuyo contenido fue rápidamente distribuido por el ministerio de Exteriores noruego. Los delegados firmaron un acuerdo “parcial para la protección social del pueblo venezolano” y un acuerdo “para la ratificación y defensa de la soberanía de Venezuela sobre la Guayana Esequiba”.

Las “partes” acordaron crear una “mesa nacional de atención social” sin que el texto aclare el propósito de la misma. Según Blyde se trataría de un mecanismo para definir planes de asistencia médica (COVID 19) y alimentaria. Según Rodríguez se trata de un primer paso para que su gobierno recupere el manejo de recursos financieros del Estado venezolano que permanecen congelados en el extranjero o a disposición de Juan Guaidó. Llama la atención que la delegación de Guaidó aceptó firmar un documento que acusa de “sobrecumplimiento” al sistema financiero internacional a propósito de las sanciones impuestas por EE. UU. al régimen chavista.

*****

El fin de las sanciones es el tema recurrente, como ya ocurrió en negociaciones previas, que los voceros del chavismo presentan en cada una de sus intervenciones en la mesa. En el lenguaje pretendidamente “diplomático” asumido en las pláticas de México, el chavismo y la “Plataforma Unitaria” califican como “protección de la economía nacional” al intento de que cesen las sanciones externas. El próximo ciclo de reuniones de las pláticas tendrá lugar a finales de septiembre y los representantes chavistas exigen que la “oposición” apoye una solicitud para que el Fondo Monetario Internacional le asigne al gobierno Maduro un paquete de US$ 5000 millones en Derechos Especiales de Giro.

Las anunciadas negociaciones sobre las condiciones electorales, para garantizar procesos libres y reconocibles, parecieran haber sido pospuestas.

En Venezuela buena parte de los partidos opositores se disponen a participar en unas votaciones regionales que se realizarán bajo condiciones no democráticas. Tanto EE. UU. como la Unión Europea están apostando a la salida rápida de que las pláticas de México permitan superar la crisis venezolana, mientras el chavismo busca normalizar su régimen sin redemocratización del país.

*****

El desembarco del equipo de observación electoral de la Unión Europea para las votaciones convocadas por el régimen chavista para el 21NOV21 comenzaría de forma progresiva el 28SEP21. Quien sea designado como jefe de la misión de observación estaría viajando a Venezuela el 23OCT21. El despliegue de los enviados europeos a lo largo de Venezuela estaría programado para el 18NOV21.

Hasta la fecha, la Unión Europea no ha confirmado su presencia en Venezuela para las votaciones regionales organizadas por el régimen y se espera un inminente pronunciamiento del Alto Representante Josep Borrell quien junto con el gobierno de EE. UU. ha jugado a favor de la participación de sectores opositores. Pese a la falta de una posición definitiva de Borrell, ya el aparato de gobierno comunitario europeo, la Comisión Europea, está realizando el reclutamiento y preselección de personal para ser eventualmente enviado a Caracas. El reclutamiento de ciudadanos de la Unión Europea que, entre otros requisitos, deben contar con alto manejo del español y el inglés, terminaría el 20SEP21. A los candidatos a observadores les están ofreciendo 210 euros diarios para sus gastos de viaje.

Artículo publicado previamente en Diario Las Américas

Las opiniones emitidas por los articulistas son de su entera responsabilidad y no comprometen la línea editorial de RunRun.es

Informe Otálvora | Brasil, Colombia y OEA, en la mira castrochavista, por Edgar C. Otálvora

El enviado de Perú a la OEA, Harold Forsyth, el 11ago21, junto a Luis Almagro. Foto: OEA.

 

La izquierda continental se mueve para recuperar los espacios de poder e influencia con los cuales contó en la década pasada y la «batalla por la OEA» pudiera tener lugar en noviembre próximo en Guatemala

 

@ecotalvora

Las elecciones presidenciales que deberán tener lugar en Colombia y Brasil en el año 2022 comienzan a generar dudas sobre el futuro político continental. En ambos países, las opciones democráticas convertidas en archipiélagos se encuentran debilitadas y enfrentan la posibilidad del regreso del petismo a la presidencia brasileña y la llegada a la Casa de Nariño de una ficha de la izquierda continental.

*****

Las encuestadora de Brasil Datafolha y XP/Ipespe otorgan a Lula da Silva más de cuarenta puntos porcentuales de intención de votos, duplicando al presidente Jair Bolsonaro. En el tenso ambiente que se vive en la política brasileña, los números de las encuestadoras son puestos en duda dado que no parecen corresponderse con las masivas movilizaciones a favor de Bolsonaro y las escuálidas actividades presididas por el petista. Pero las tendencias de las encuestas parecieran, en todo caso, ratificar que los nombres sobre la mesa para las elecciones del 02OCT22 serían los de Da Silva y Bolsonaro.

El actual presidente ya borró de sus propuestas políticas cualquier agregado “liberalista”, ha retomado a posiciones corporativistas y como parte de su acción de gobierno con vistas a las elecciones se encuentra la continuidad de programas de distribución de subsidios masivos iniciados durante los gobiernos del PT.

El rechazo a la clase política que Bolsonaro esgrimía en su campaña presidencial de 2018 ya no existe y en su gobierno tienen cuotas de poder las variadas siglas partidistas del llamado “centrão”.

Lula anda reestructurando a su alrededor una alianza de la izquierda brasileña y busca acercar o neutralizar a sectores democráticos enfrentados a Bolsonaro. Lula, cuya participación en las elecciones podría aún verse frenada por procesos judiciales por corrupción, hace campaña usando el tema de la pandemia de COVID-19, aprovechando para acusar a Bolsonaro de “antidemocrático” por sus usuales proclamas intemperantes contra sus rivales políticos las que le han costado apoyo de la clase media que lo llevó al poder.

*****

La lista de aspirantes a convertirse en un tercer candidato en Brasil es larga pero hasta la fecha ninguna ha cobrado cuerpo. La socialdemocracia, el partido del expresidente Fernando Henrique Cardoso, se debate entre los nombres del gobernador paulista João Doria, el gobernador sureño Eduardo Leite y el exgobernador nordestino Tasso Jereissati. El nombre del exjuez Sergio Moro, responsable de los procesos judiciales contra Lula da Silva, así como el del actual vicepresidente el general (retirado) Hamilton Mourão, se asoman como eventuales candidatos que pudieran retomar la agenda anticorrupción y nacionalista original del proyecto político de Bolsonaro. Ninguno de ellos cuenta con un volumen importante de apoyo en las mediciones.

En Brasil ciertamente existe la posibilidad de un retorno de Lula da Silva al Palacio de Planalto y, por ahora, la única opción para impedirlo electoralmente pareciera ser la reelección de Jair Bolsonaro.

*****

Las elecciones presidenciales en Colombia están marcadas para el 29MAY22. Con las comunidades partidistas históricas (liberales y conservadores) convertidas en parte de un archipiélago de tendencias políticas, sin un liderazgo claro entre las fuerzas democráticas, está ganando espacio la opción del castrochavista Gustavo Petro.

Alrededor de Petro se está conformando una alianza de las diversas líneas de la izquierda colombiana mientras en la acera de enfrente priva una gran pugnacidad. La lista de precandidatos incluye al exgobernador paisa Sergio Fajardo, a hijos de Álvaro Uribe y de Luis Carlos Galán, a la vicepresidenta Marta Lucía Ramírez, al excandidato uribista Oscar Iván Zuluaga, entre otros. Las encuestas con resultados públicamente difundidos otorgan solo a Petro y a Fajardo números significativos de intención de voto.

El nombre Alejandro Gaviria Uribe, exministro de Salud del gobierno de Juan Manuel Santos, comienza a sonar fuertemente como la opción para enfrentar a Petro. Gaviria ejerció hasta el 27AGO21 como rector de la prestigiosa Universidad de los Andes de Bogotá y ya ha ganado el respaldo de varios importantes jefes políticos colombianos. Hasta ahora las encuestas realizadas a lo largo del año 2021 le han asignado a Gaviria solo 2 puntos porcentuales, pero entonces su nombre solo era una hipotética candidatura.

Las elecciones colombianas de 2022 son las primeras en las cuales un candidato del eje castrochavista continental pudiera alcanzar el “solio de Bolívar”, la propuesta con la cual Hugo Chávez y Fidel Castro convencieron a la dirigencia de las guerrillas de las Farc para sentarse a negociar el “tratado de paz” que les permitiera participar en un proceso electoral.

*****

El representante permanente del gobierno izquierdista peruano ante la OEA, Harold Winston Forsyth Mejía, se niega a reconocer la condición del representante permanente por Venezuela de Gustavo Tarre Briceño. La alianza castrochavista continental está proyectando un conflicto hacia el interior de la OEA que ya comienza a reflejarse en los eventos de la organización.

Forsyth fue uno de los primeros cargos designados por el gobierno izquierdista de Pedro Castillo quien tomó posesión de la presidencia el 28JUL21. El 11AGO21 ya Forsyth se encontraba en Washington asumiendo la representación de su país ante la OEA e inmediatamente tomó posesión de la presidencia del Consejo Permanente, la cual corresponde a Perú en el trimestre julio-septiembre.

*****

En su condición de presidente del Consejo Permanente, Forsyth convocó a una sesión extraordinaria celebrada el 25AGO21 a solicitud del gobierno de Bolivia. La sesión extraordinaria tenía por objeto escuchar las intervenciones vía Internet, de Rogelio Mayta Mayta e Iván Lima Magne, ministros de Exteriores y de Justicia del gobierno boliviano.

La sesión del 25AGO21 del Consejo Permanente de la OEA pareció un prólogo de lo que ocurrirá en la 51 Asamblea General, la reunión anual de ministros de exteriores del continente, prevista para el 10NOV21 en Guatemala. Las intervenciones de los ministros bolivianos estuvieron centradas en atacar la gestión del Secretario General Luis Almagro. El gobierno izquierdista de Bolivia mantiene una pugna contra Almagro a propósito de los informes elaborados por la OEA que evidenciaron las señales de fraude electoral en las votaciones del 20OCT19 que generaron una grave crisis política, la renuncia y huida de Evo Morales y otros altos jerarcas de su régimen al extranjero y, la instalación del gobierno provisional encabezado por Jeanine Añez.

*****

La Fiscalía General boliviana, abiertamente controlada por el partido MAS de Evo Morales, anuló el 27JUL21 los procesos de investigación judicial por fraude electoral que comprometían a Morales. La decisión de la Fiscalía boliviana, declarando que la manipulación de los sistemas computacionales en las elecciones “no constituyeron delito” se basó en un informe contratado a un «Grupo de Investigación Deep Tech” de la Fundación General de la española Universidad de Salamanca. El 09AGO21, la Secretaría para el Fortalecimiento de la Democracia de la OEA, dependiente de Almagro, emitió un comunicado “señalando los errores y las omisiones” del informe presentado, aunque no avalado, por la Universidad de Salamanca.

Los técnicos de la OEA ratificaron sus conclusiones de 2019 sobre los indicios de fraude electoral realizados por el entonces gobierno de Evo Morales, lo que provocó que la cancillería boliviana solicitara con urgencia la reunión del 25AGO21.

En sucesión tras las intervenciones bolivianas, con largos discursos en apoyo al gobierno de Bolivia, atacando a Luis Almagro y la presencia de la representación de Venezuela en el organismo, los enviados de México, Nicaragua y Argentina tomaron la palabra. El eje México-Bueno Aires está operando en conjunto dentro de la OEA y adelanta un plan diseñado y auspiciado desde el llamado Grupo de Puebla.

*****

El embajador boliviano Harold Forsyth, quien dirigía la sesión, hacía gala de sus conocimientos de ceremonial y cordialidad, citando nombres, cargos y condiciones de cada uno de los ponentes que tomaban la palabra. Cuando el venezolano Gustavo Tarre Briceño solicitó su derecho de palabra, el peruano se limitó a concedérsela al “señor Tarre”. Forsyth es un diplomático de carrera que ingresó al servicio exterior en 1975 y su manejo del lenguaje con respecto al enviado del “gobierno Guaidó” en la OEA fue la señal de la guerra de baja intensidad que se está escenificando en el organismo continental.

México, Argentina, Nicaragua, Bolivia y Perú, con la gestión interesada de los regímenes de Cuba y Venezuela desde afuera de la OEA, se proponen neutralizar o forzar la renuncia de Luis Almagro y anular la representación de Tarre Briceño. La concreción de este plan depende de la posición que asuman los numerosos países caribeños, algunos de ellos activos aliados del régimen cubano, los cuales curiosamente guardaron silencio en la sesión del 25AGO21. La izquierda continental se mueve para recuperar los espacios de poder e influencia con los cuales contó en la década pasada y la “batalla por la OEA” pudiera tener lugar en noviembre próximo en Guatemala.

*****

No existe ninguna evidencia acerca de negociaciones entre el gobierno de Joe Biden y el gobierno de facto de Nicolás Maduro.

La Casa Blanca y el Departamento de Estado están dando tiempo a las pláticas entre los enviados de Maduro y Juan Guaidó que deberán ser retomadas el 03SEP21 bajo los auspicios del gobierno de Noruega.

Por cierto, Elliott Abrams, quien actuó como enviado especial del Departamento de Estado para Venezuela durante el gobierno Trump, confirmó que EE. UU. se había negado a participar en la mesa de negociación Guaidó-Maduro en condición de “país acompañante” por parte de Guaidó, rol que finalmente aceptó el Reino de los Países Bajos.

El “país acompañante” designado por Maduro es Rusia. En un artículo publicado en el portal The Hill el 19AGO21, Abrams escribió “de manera lógica y apropiada, la oposición [Guaidó] eligió a EE. UU., en teoría su más firme partidario y la nación cuyas sanciones son un objetivo clave del régimen. Pero Rusia dijo que sí al régimen y EE. UU. dijo que no a la oposición democrática”.

Artículo publicado previamente en Diario Las Américas

Las opiniones emitidas por los articulistas son de su entera responsabilidad. Y no comprometen la línea editorial de RunRun.es

Informe Otálvora | Negociaciones Guaidó-Maduro en la mano de Rusia, por Edgar C. Otálvora

Jorge Arreaza y el canciller ruso Sergey Lavrov reunidos el 22JUN21 en Moscú. Foto: Ministerio de Exteriores de Rusia.

Rusia, cuya creciente presencia en Latinoamérica reta abiertamente a EE. UU., es uno de los principales aliados políticos del régimen chavista y su principal suministrador de tecnología bélica

 

@ecotalvora

Para confirmar y hacer sentir el grado de penetración que Rusia ha logrado en Latinoamérica, el gobierno de Vladimir Putin se ha convertido en uno de los dos acompañantes de las pláticas que arrancaron el 13AGO21 en México entre Juan Guaidó y Nicolás Maduro. Rusia, cuya creciente presencia en Latinoamérica reta abiertamente a EE. UU., es uno de los principales aliados políticos del régimen chavista a nivel internacional y su principal suministrador de tecnología bélica. El otro gobierno acompañante es el de los Países Bajos.

*****

Un día antes del inicio de las pláticas entre representantes de Nicolás Maduro y de los partidos que respaldan a Juan Guaidó, el gobierno de EE. UU. dejó sin piso dos de las exigencias que el gobierno de facto de Venezuela había puesto como condiciones para sentarse a “negociar”.  El vocero del Departamento de Estado Ned Price ratificó el 12AGO21 que las sanciones impuestas al régimen chavista continuarán y que EE. UU. mantiene su reconocimiento como “presidente interino” a Juan Guaidó.

Durante las negociaciones previas, con diplomáticos noruegos como intermediarios, los voceros del régimen exigían el fin de las sanciones y el reconocimiento al gobierno de Maduro. Al final, los dos puntos fueron incluidos como parte de los siete puntos que integran la agenda acordada. En las negociaciones previas Guaidó aceptó ser calificado como “plataforma unitaria de Venezuela” y no como el “gobierno legítimo” de Venezuela.

*****

El Grupo de Lima, el esquema intergubernamental creado el 08AGO17 para adelantar acciones en procura de la redemocratización de Venezuela habría llegado a su fin. La paralización de la OEA como un esquema para alcanzar acuerdos sobre Venezuela y activar mecanismos de acción latinoamericana, llevó a que los entonces gobiernos de Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Honduras, México, Panamá, Paraguay y Perú, con apoyo de EE. UU., impulsaran la creación de un esquema informal de concertación de políticas hacia Venezuela.

La nómina de miembros del grupo fue variando a medida que se producían cambios en las líneas políticas de los gobiernos de la región. La inicial efectividad política del grupo fue progresivamente disminuyendo en la medida que la capacidad real de influencia los países miembros se mostraba limitada. Poco de ellos implementaron las medidas de presión, incluyendo sanciones económicas o migratorias, que acordaban en sus documentos.

La llegada al gobierno de Andrés López Obrador en México el 01DIC18 y de Alberto Fernández en Argentina el 10DIC19 marcó la creación de una alianza política de ambos con evidente orientación izquierdista que deja sin efecto al Grupo de Lima. La presencia de los castrochavistas Luis Arce y Pedro Castillo en las presidencias de Bolivia y Perú, y de Philip J. Pierre como primer ministro de la isla de Santa Lucía parecieran dejar sin piso político al Grupo de Lima.

La opción proyectada por el Departamento de Estado de EE. UU. es configurar un nuevo esquema donde junto con Canadá y la escurridiza Unión Europea se conjugue acciones de presión externa para la redemocratización de Venezuela. De hecho, las pláticas acordadas entre Nicolás Maduro y Juan Guaidó que debían comenzar el 13AGO21 en Ciudad de México son producto de este “nuevo esquema” y por ello el 14AGO21 la triada EE. UU.-UE-Canadá emitió una declaración conjunta en la cual acogieron “con beneplácito el anuncio de que pronto comenzarán negociaciones integrales dirigidas por Venezuela en la Ciudad de México”.

El comunicado de la triada, firmado por Antony Blinken, Josep Borrell y Marc Garneau, dijeron esperar “que este proceso conduzca a la restauración de las instituciones democráticas del país y permita que todos los venezolanos se expresen políticamente a través de elecciones locales, parlamentarias y presidenciales libres y justas”. Igualmente advirtieron su “voluntad de revisar las políticas de sanciones si el régimen logra avances significativos en las conversaciones anunciadas”.

*****

El acuerdo suscrito el 13AGO21 en Ciudad de México entre los enviados de Guaidó y de Maduro es una reproducción del proceso de fracasadas negociaciones que ya se cumplieron en República Dominicana en 2017-18 y las auspiciadas por Noruega en 2019.

La agenda de las nuevas negociaciones es la siguiente: Derechos políticos para todos. Garantías electorales para todos. Cronograma electoral para elecciones observables. Levantamiento de las sanciones. Restauración de derecho a activos. Respeto al Estado Constitucional de Derecho. Convivencia política y social. Renuncia a la violencia. Reparación de las víctimas de la violencia. Protección de la economía nacional y medidas de protección social al pueblo venezolano. Garantías de implementación, seguimiento y verificación de lo acordado.

Quizás las únicas novedades sean la forma lacónica de referirse a los temas y la inclusión de un eventual mecanismo de “justicia transicional” para la “reparación de las víctimas de la violencia”

*****

La delegación denominada “Plataforma Democrática de Venezuela” quedó integrada por Gerardo Blyde como coordinador y jefe de delegación, Luis Aquiles Moreno, Luis Emilio Rondón, Tomás Guanipa, Carlos Vecchio, Mariela Magallanes, Stalin González, Roberto Enríquez y Claudia Nikken en calidad de secretaria ejecutiva.

Los cambios en la correlación política en el continente se proyectan sobre la OEA. La alianza castrochavista continental, con Argentina y México como las piezas gubernamentales más activas, intenta defenestrar a Luis Almagro de la posición de secretario general con el paso previo de dejar sin efecto de aceptación del enviado de Juan Guaidó, Gustavo Tarre Briceño, como representante de Venezuela.

El 09ABR19 el Consejo Permanente de la OEA decidió “aceptar el nombramiento del señor Gustavo Tarre como Representante Permanente, designado de la Asamblea Nacional, hasta que se celebren nuevas elecciones y el nombramiento de un gobierno democráticamente electo”. La decisión fue tomada por 18 votos a favor y ocho en contra, entre los cuales se incluía el del representante de Nicolás Maduro que aún asistía a las sesiones de la OEA.

La resolución del Consejo Permanente fue confirmada por 20 votos en la Asamblea General reunida en Medellín el 28JUN19. En la votación del Consejo Permanente a favor de la presencia de un enviado de Juan Guaidó y de la Asamblea Nacional electa en 2015 votaron Argentina, Bahamas, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, EE. UU., Guatemala, Haití, Honduras, Jamaica, Panamá, Paraguay, Perú, República Dominicana y Santa Lucía. Por lo menos tres de estos países (Argentina, Perú y Santa Lucía) no votarían a favor del “gobierno Guaidó” en una votación en la actualidad.

*****

Con esa base inicial de cálculo, varias cancillerías están impulsando la inclusión de un punto de agenda para votar nuevamente sobre la representación de Venezuela en la 51 Asamblea General prevista para el 10NOV21 en Guatemala. Los aliados continentales del gobierno de facto de Maduro intentan desalojar a Gustavo Tarre Briceño de la representación venezolana en la OEA ya que según la versión castrochavista de los hechos, Venezuela no es miembro de la OEA desde el 27ABR19.

Por ahora la situación es poco clara sobre los resultados de las gestiones de México y Argentina, con gran apoyo caribeño, ya que deberían reunir 18 votos para imponer una decisión contra el enviado de Guaidó, lo que por ahora parece poco probable. Pero, el “tema Venezuela” ha ido perdiendo fuerza en las agendas de los gobiernos democráticos del continente y está siendo afectado por la pugna entre los partidos Republicano y Demócrata de EE. UU. que mantiene paralizada la renovación de los cuadros del servicio exterior estadounidense orientado hacia Latinoamérica.

La victoria de un candidato abiertamente castrochavista en Perú y de un gobierno procubano en Santa Lucía parecieran haber tomado por sorpresa y aparente despreocupación a los operadores de política exterior de ambos partidos.

*****

La representación de EE. UU. en la OEA la está ejerciendo un diplomático de carrera, Bradley Freden, en condición de encargado desde que el cubanoestadounidense republicano Carlos Trujillo se retirara del cargo el 20ENE21. La Casa Blanca anunció el 29JUL21 la indicación del también cubanoestadounidense Francisco Frank Mora como representante permanente en la OEA, hecho que confirma que las decisiones de política exterior del gobierno Biden (y de la oposición republicana) pasan por la estrategia electoral hacia las elecciones parlamentarias del 08NOV22.

La nominación de Mora, que requiere de aprobación legislativa para hacerse efectiva, desató las molestias de los republicanos de la Florida. “Nominar a Frank Mora, un abierto partidario de involucrarse con el régimen en Cuba es otra bofetada a los cubanos que exigen libertad” tuiteó el senador republicano Marco Rubio, quien es miembro del Comité de Relaciones Exteriores del Senado. El cargo de EE. UU. en la OEA se ha convertido en un tema electoral floridano lo que amenaza con dejar la representación estadounidense en el organismo continental sin una cabeza con peso y capacidad de acción y presión en el cotidiano pulso político en el organismo. Esta situación se podría prolongar, por lo menos, hasta finales del año.

*****

Salvo la representante de EE. UU. en la ONU y el embajador ante el gobierno mexicano, las designaciones del gobierno Biden para el departamento de Estado están paralizadas por maniobras de los senadores republicanos encabezados por el texano Ted Cruz. El 10AGO21 Cruz logró bloquear varias decenas de postulaciones de política exterior del gobierno de EE. UU. entre ellas la del diplomático Brian Nichols quien está indicado para asumir la Subsecretaría de Estado para el Hemisferio Occidental. Nichols asistió a la reglamentaria sesión ante el comité de Relaciones Exteriores del Senado el 19MAY21 y hasta ahora no ha sido ratificado. En esa oportunidad Nichols se mostró favorable a continuar con el esquema de “presión económica” sobre el régimen chavista de Venezuela.

Al llegar Biden al gobierno, la subsecretaría para el Hemisferio Occidental estaba en manos de la coreano-estadounidense Julie Chung en condición de encargada, y el 04AGO21 fue reemplazada por el hondureño-estadounidense Ricardo Zuñiga manteniéndose la condición de interinato en el principal cargo de política exterior hacia Latinoamérica.

Zuñiga había sido designado el 22MAR21 como “Enviado Especial para el Triángulo Norte” para ocuparse del único tema latinoamericano sobre el cual el gobierno Biden muestra especial interés: la migración irregular hacia EE. UU.. De hecho, el primer viaje de Biden a Latinoamérica sería a México.

Zuñiga formó parte del equipo de política exterior de la Casa Blanca de Barack Obama y junto al ahora encargado del Hemisferio Occidental en del Consejo de Seguridad Nacional, el colombiano estadounidense Juan González, forma parte del entorno de Biden para la política latinoamericana. Zuñiga seguirá como encargado del Hemisferio Occidental en espera de la ratificación de Nichols quien debería encargarse de reestructurar la política de EE. UU. hacia el continente.

*****

En tanto, el Secretario de Estado de EE. UU., Antony J. Blinken, está enfocado en temas muy lejanos de Latinoamérica; la diplomacia hacia el conteniente ha estado asignada a otros funcionarios. El último de ellos en aterrizar el Latinoamérica fue Jake Sullivan, el asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, quien visitó el 05AGO21 a Jair Bolsonaro en Brasilia y al día siguiente al izquierdista Alberto Fernández den Buenos Aires. Sullivan confirmó a Bolsonaro que el gobierno Biden mantiene la promesa de Donald Trump para apoyar que Brasil se convierta en “socio global” de la OTAN” y también le habría recordado la posición de Washington en contra de la tecnología china para el G5.

Según Juan González, en las conversaciones con Bolsonaro y Fernández, su jefe Sullivan habría tratado de “asegurar el consenso hemisférico a favor de la democracia” sin precisar el significado. Todo indica que el actual gobierno de EE. UU. está repitiendo la posición del gobierno Trump en cuanto mantenerse cercano a Alberto Fernández, quizás jugando a una ruptura con la vicepresidenta y jefa Cristina Kirchner y un muy improbable distanciamiento del argentino con sus alianzas izquierdistas internacionales. Alberto Fernández es una de las cabezas del proyecto de retoma del poder en Suramérica por parte del castrochavismo y sus manos han estado involucradas en los procesos electorales recientes en Bolivia, Ecuador y Perú.

*****

Por cierto, quien sí fue ratificada por el Congreso de EE. UU., fue la teniente general Laura J. Richardson quien hasta ahora ha comandado al componente Ejército del Comando Norte de EE. UU. Richardson fue indicada por Biden para convertirse en la comandante del Comando Sur de EE. UU. y el Senado ratificó su designación el 11AGO21.

Durante su exposición el 03AGO21 ante el Comité de Fuerzas Armadas del Senado, la general expresó su preocupación por “la creciente presencia e influencia china y rusa en nuestro hemisferio, particularmente cuando estas naciones están fortaleciendo lazos con los gobiernos que no comparten nuestros valores democráticos como Cuba, Venezuela y Nicaragua”. 

Señaló que en la zona de actuación del Comando Sur se vive una “crisis humanitaria por los millones de venezolanos que huyen de las trágicas condiciones en su patria” y advirtió de una eventual “crisis migratoria” en la zona del Caribe de continuar la “inestabilidad” en Cuba y Haití. Esta es la imagen que los analistas militares estadounidense tienen sobre las inmediaciones caribeñas.

Artículo publicado previamente en Diario Las Américas

Las opiniones emitidas por los articulistas son de su entera responsabilidad. Y no comprometen la línea editorial de RunRun.es

Informe Otálvora | Pacto cocalero promueve castrochavismo, por Edgar C. Otálvora

Evo Morales y el ideólogo del nuevo gobierno de Perú Vladimir Cerrón el 26JUL21 en Lima. Foto: Twitter @vladimir_cerron.

Pedro Castillo llegó a la presidencia con las banderas del partido Perú Libre, una organización creada por un operador político formado en Cuba

 

@ecotalvora

Como ya ocurrió con Hugo Chávez en 1999, el nuevo presidente de Perú juró el cargo prometiendo acabar con la Constitución que le permitió llegar al poder. Pedro Castillo es un militante de izquierda radical quien hace política activa desde una década atrás y quien paralizó el sistema de educación pública peruana en 2017. Llegó a la Presidencia con las banderas del partido Perú Libre, una organización creada por un operador político formado en Cuba. La convocatoria a una asamblea constituyente no está prevista en la Constitución peruana.

Para la toma de posesión de Castillo fueron especialmente invitados Manuel López Obrador, Nicolás Maduro y Miguel Díaz-Canel, quienes prefirieron quedarse cuidando la casa y enviaron a sus respectivos cancilleres. El rey de España, los presidentes de Colombia, Chile y Ecuador, así como los vicepresidentes de Brasil y Paraguay, fueron a Lima para acompañar la ascensión de Castillo quien hacía esfuerzos, poco creíbles, por mostrarse políticamente moderado.

Incluso el 26JUL21, el secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, realizó una llamada telefónica a Castillo en la cual resaltó “la alianza duradera y la larga historia de estrecha cooperación” entre Perú y EE. UU. Curiosamente, Blinken “agradeció al Perú por su apoyo para abordar la crisis de Venezuela y expresó su esperanza de que el Perú continúe desempeñando un papel constructivo para abordar las situaciones de deterioro en Cuba y Nicaragua”. Pareciera que como en otras cancillerías de América y Europa, aún se guardan dudas sobre la tendencia política que guiaría al nuevo gobierno peruano.

*****

A Lima también llegó el presidente argentino, Alberto Fernández, quien se ha convertido en pieza singular de la ofensiva castrochavista para la retoma del poder en diversos países suramericanos.

Pero mientras la diplomacia oficial mostraba la presencia de mandatarios extranjeros en Lima, se producía una diplomacia paralela con la llegada a la capital peruana de diversos aliados internacionales, operadores internacionales de izquierda, quienes viajaron como invitados especiales.

Entre los visitantes en Lima se encontró el español Juan Carlos Monedero, quien ha estado involucrado en las redacciones de las constituciones promovidas por Hugo Chávez, Evo Morales y Rafael Correa y a quien ya asoman como uno de los asesores de la constitución que intentará imponer Pedro Castillo.

Por cierto, en función de la jugada de instaurar una nueva Constitución en Perú, ya la alianza castrochavista ha estado realizando diversas actividades con asesores internacionales, entre ellos Monedero, y en lo cual está activa la excandidata Verónika Mendoza, ficha del castrochavismo en Perú. Monedero sostuvo un encuentro con Dina Boluarte, la nueva vicepresidenta peruana, en la cual se habría analizado el proceso del cambio constitucional y el papel del español.

Entre los convocados para estar en Lima el 28JUL21 una figura particular fue el exmandatario boliviano Evo Morales. El boliviano decidió ingresar a Perú por vía terrestre, en el paso fronterizo de Desaguadero, el 26JUL21. Varios actos políticos fueron encabezados por Morales en su camino a la capital.

*****

Pero Morales, además del personal de seguridad y ayudantes, entró a Perú acompañado de una delegación de las “Seis Federaciones del Trópico de Cochabamba”, la organización de productores de coca que él preside. Evo Morales durante todos sus gobiernos mantuvo la presidencia de la organización cocalera que mantiene un férreo control territorial de un área. La dirigente cocalera Emiliana Salcedo informó a la estación Radio Kawsachun Coca de Cochabamba, que la visita a Perú de los representantes de las organizaciones “sociales”  cocaleras respondía a una invitación expresa de Pedro Castillo. Según reveló recientemente el propio Castillo, su primer encuentro con Morales habría tenido lugar a mediados de la década pasada, justamente en Cochabamba.

El 27JUL21, cuando se produjo el encuentro privado entre Morales y Castillo en Lima, el boliviano se hizo acompañar de los delegados de la federación cocalera y de su excanciller Fernando Huanacuni. “De compañero a compañero” Morales propuso a Castillo una alianza para “defender “nuestras revoluciones democráticas” y definir un plan binacional entre Castillo y el gobierno de Bolivia presidido por Luis Arce.

Después de la reunión entre Castillo y Morales, el boliviano sostuvo un encuentro con “dirigentes sociales” de zonas de producción cocalera en Perú. La reunión con los cocaleros peruanos fue convocada por Guillermo Bermejo Rojas, congresista de la lista del partido de Castillo, activista castrochavista, viajero a Caracas para participar en eventos “antiimperialistas” y cabecilla de actividades de apoyo a Nicolás Maduro en Lima.

En la reunión organizada por Bermejo, Evo Morales expuso abiertamente su propuesta para que los gobiernos de Bolivia y Perú organicen un “consejo andino de la coca”. Homologar la legislación peruana con la de Bolivia sobre producción de coca es la propuesta que maneja Morales y que el peruano Bermejo anuncia como política del nuevo gobierno de Perú.

Por cierto, previo a su toma de posesión, Castillo visitó la provincia de La Convención, la mayor zona productora de coca en Perú.

*****

Si bien Luis Arce asistió con su canciller Rogelio Mayta a los actos de toma de posesión de Castillo e incluso mantuvieron una reunión privada, el nuevo gobierno de Perú confirió a Evo Morales la condición de virtual jefe de Estado. Quedaba en evidencia la condición bicéfala que actualmente tiene el poder en Bolivia y la especial. Morales no fue un simple “invitado especial” en el ceremonial diseñado por el equipo político que rodea a Castillo y que decidió mostrar su claro vínculo con la internacional castrochavista vía Evo Morales. De hecho otros exmandatarios castrochavistas, como el expresidente hondureño Manuel Zelaya, figuraron en la lista de invitados sin que le dieran la notoriedad que fue proporcionada a Morales.

*****

El 26JUL21, Morales sostuvo una reunión y una cena con Vladimir Cerrón, fundador, dueño y jefe del partido Perú Libre. Cerrón llevó a Morales al suntuoso restaurante Costanera 700, desde donde publicó fotografías que mostraban una mesa donde sonriente departía con Morales. Se trataba no solo de una cortesía de Cerrón para Morales, sino su forma de mostrar su especial vinculación con el boliviano. Cerrón cursó estudios de Medicina en Cuba en los años noventa y desde entonces es un público agente del gobierno cubano en la política peruana. Se trata del ideólogo de la candidatura de Pedro Castillo y hasta ahora operó como un enlace de Castillo con la internacional castrochavista.

Cerrón hizo circular la noche del 26JUL21 la noticia de su encuentro con Morales, a dos días de la toma de posesión de Castillo, lo que hizo que un numeroso grupo de reporteros esperaban a la puerta del restaurante al momento en que los ilustres comensales abandonaran el lugar. Varios vídeos mostraron a Cerrón dando declaraciones y exaltando la visita de Morales mientras el boliviano abandonaba el lugar por un costado con visibles señales de afectación, quizás por los vinos que acompañaron la cena.

*****

Ya en los eventos de la toma de posesión el 28JUL21, Morales fue colocado junto al vicepresidente de Brasil Hamilton Mourão en el grupo de mandatarios extranjeros que recibieron honores militares mientras caminaban rumbo a la juramentación de Castillo. Tras la ceremonia de juramentación, en el almuerzo ofrecido a los mandatarios y delegaciones extranjeras asistentes, Morales fue sentado inmediatamente a la izquierda de Castillo quien a su derecha tenía a Felipe VI rey de España. El 29JUL21 Morales fue embarcado en un helicóptero del Ejército peruano que transportaba a mandatarios extranjeros, incluyendo al chileno Sebastián Piñera, quienes acompañaron a Castillo a una “juramentación simbólica” en el monumento a la Batalla de Ayacucho (1824).

La construcción de una imagen para Castillo pasa por presentarlo, como ya ocurrió con Chávez, como un continuador de la guerra de independencia del siglo XIX y un ardoroso reivindicador de los derechos de los indígenas y de los campesinos. Además, la intención política de identificar a Castillo con el presidente “indígena” Morales llegó incluso al nivel de lo simbólico. El peruano se juramentó vistiendo una casaca negra con los vivos colores de la bandera de Bolivia, al estilo de las que Evo Morales ha utilizado desde su llegada a la presidencia. La casaca de Morales es un diseño personalizado para el boliviano realizada por la diseñadora boliviano-neoyorquina Beatriz Canedo Patiño, quien creaba sus exclusivos productos con lanas de camélidos.

*****

La noche del 29JUL21, en el Teatro Nacional de Lima y no en el Palacio de Gobierno, Pedro Castillo hizo público y juramentó a los miembros de su gabinete ministerial.

Las ilusiones que algunos sectores democráticos peruanos conservaban sobre una eventual amplitud ideológica del nuevo gobierno, quedaron sepultadas. Castillo optó inicialmente por no designar un ministro de Finanzas, cargo para el cual había sido mencionado el economista Pedro Francke, militante de izquierda con buen tránsito en diversos sectores peruanos. El cargo de presidente del Consejo de Ministros, figura central en la estructura de gobierno peruana, fue asignada a Guido Bellido hombre estrechamente vinculado con Vladimir Cerrón y quien asegura que en Cuba impera un gobierno democrático.

El cargo de ministro de Exteriores fue asignado a Héctor Béjar Rivera, sociólogo, profesor universitario, quien en la década de los años sesenta formó parte de las brigadas internacionales creadas por el gobierno de Cuba para fomentar movimientos guerrilleros en Latinoamérica. En la hoja de vida del nuevo canciller de Perú aparece la fundación de la organización guerrillera ELN en 1964.

Por cierto, en el gabinete de Castillo solo figura una mujer. Se recuerda la campaña internacional, encabezada por Dilma Rousseff en 2019, para desprestigiar al gobierno de Jair Bolsonaro por el bajo número de mujeres en cargos ministeriales en Brasil.

Artículo publicado previamente en Diario Las Américas

Las opiniones emitidas por los articulistas son de su entera responsabilidad. Y no comprometen la línea editorial de RunRun.es

Informe Otálvora | Régimen cubano se confiesa dependiente de EE. UU., por Edgar C. Otálvora

Foto: Diaz-Canel el 11JUL21 en San Antonio de los Baños ante el inicio de protestas en Cuba.

 

@ecotalvora

El gobierno cubano reconoció su dependencia de las divisas procedentes de EE. UU.

Así lo dejó saber el primer secretario del Comité Central del Partido Comunista cubano y mandatario designado, Miguel Díaz-Canel, durante su alocución, en cadena de radio y TV a media tarde del domingo 11JUL21, cuando estallaban las primeras protestas callejeras. Díaz-Canel, en su primera alocución cuando los medios globales comenzaban a mostrar protestas pacíficas en San Antonio de los Baños, se presentó ante las cámaras solo; convocó a “los revolucionarios” a salir a la calle a confrontar a los manifestantes “contrarrevolucionarios” e intentó justificar los hechos con base en la situación de “desabastecimiento” en el país. “Desabastecimiento de alimentos” fue una de las “limitaciones” que listó el cubano.

Díaz-Canel confesó implícitamente la dependencia que su gobierno tiene con respecto a EE. UU. al afirmar que se le habían cortado las “principales fuentes de ingreso de divisas” a Cuba, especialmente las correspondientes a gastos de turistas estadounidenses y cubanos que viajaban a la isla; así como el envío de remesas por parte de cubanos residentes en EE. UU. Especial mención hizo a las “brigadas médicas cubanas” de las cuales “ingresaba una parte importante de divisas” y, que según Díaz-Canel, fueron objeto de un “plan de desacreditación”. Hasta la fecha, el envío de personal médico al extranjero había sido presentado por el régimen cubano como acciones de solidaridad internacional y no como una operación de obtención de divisas, aunque las condiciones en que laboran los cubanos en el exterior son de semiesclavitud, ya que el Estado cubano le retiene buena parte de sus ingresos.

Vender el servicio de su personal médico, tentar al público estadounidense para hacer turismo “caribeño” en Cuba y valerse de la sensibilidad de los cubanos residentes en EE. UU. deseosos de ayudar a sus parientes, esas son las formas de financiamiento de la dictadura cubana, según Díaz-Canel.

*****

Antes del mensaje televisado del 11JUL21, Díaz-Canel caminó ese día algunas cuadras en San Antonio de los Baños, acompañado de cuadros del partido, escoltas y camarógrafos, en un intento de apaciguar el creciente número de reportes sobre protestas a lo largo de la isla, incluyendo a La Habana. La receta no fue suficiente. Y esa noche comenzó una brutal ola represiva que aún no termina. El 15JUL21 la alta comisionada de Derechos Humanos de la ONU, Michelle Bachelet, exigía a la delegación cubana en el organismo buscar y localizar a 187 personas desaparecidas y proteger su vida e integridad personal.

*****

El 16JUL21 Joe Biden, durante la rueda de prensa conjunta con la canciller alemana Angela Merkel en la Casa Blanca, se refirió a Cuba a solicitud de uno de los corresponsales. Biden habló directamente sobre el tema de las sanciones que tanto molestan al régimen cubano.

“Cuba es –lamentablemente– un estado fallido que reprime a sus ciudadanos. Hay una serie de cosas que consideraríamos hacer para ayudar al pueblo de Cuba, pero requeriría una circunstancia diferente o una garantía de que el gobierno no las aprovecharía; por ejemplo, la capacidad de enviar remesas a Cuba. No haría eso ahora porque el hecho es que es muy probable que el régimen confisque esas remesas o gran parte de ellas”.

Biden ofreció ayuda para atender la COVID-19 en la isla, pero igualmente la condicionó: “con respecto a la necesidad de COVID (…) estaría preparado para dar cantidades significativas de vacuna si, de hecho, me aseguraran que una organización internacional administraría esas vacunas y lo haría de una manera que los ciudadanos promedio tuvieran acceso a esas vacunas”.

Finalmente tocó un aspecto crítico para el apoyo a las fuerzas democráticas cubanas y que habría sido expuesto por el senador republicano Marco Rubio a la Casa Blanca. Dijo Biden al periodista: “Una de las cosas que no preguntó pero que estamos considerando es que han cortado el acceso a Internet (en Cuba). Estamos considerando si tenemos la capacidad tecnológica para restablecer ese acceso”.

Al igual que en el caso venezolano, el gobierno Biden en relación a Cuba no está dispuesto a reducir la presión que representan las sanciones.

*****

Establecer un mecanismo de “justicia transicional” para atender las violaciones de DD. HH. en Venezuela sería uno de los temas que la oposición venezolana dirigida por Juan Guaidó estaría promoviendo para la agenda de unas eventuales negociaciones con el gobierno de facto de Nicolás Maduro. Así lo afirmó  Gerardo Blyde, quien fue designado por Guaidó como negociador, en largas e inusuales declaraciones ofrecidas el 09JUL21 a Román Lozinski en la cadena radial Circuito Éxitos, de Caracas. El Ministerio de Exteriores del reino de Noruega ha continuado actuando como intermediario entre Guaidó y Maduro en lo que denominan un proceso pendular, que estaría aún en la etapa para definir una agenda acordada por ambas partes. El gobierno de México habría ofrecido servir de sede a las eventuales negociaciones directas.

Blyde encabezó una delegación que visitó a finales del mes de junio a Washington, Madrid, Bruselas y Berlín donde se debatió con los gobiernos locales la ruta de acción sobre Venezuela.

“La negociación debe dar pie a discutir el poder y a que se vote por quién se quiere en este” le dijo Blyde a Lozinski. Blyde resaltó que se trataba de la primera vez en la cual había una posición coordinada entre EE. UU. y la Unión Europea acerca de una ruta para Venezuela.

*****

El 08JUL21 arribó a Caracas una misión “técnica exploratoria” enviada por el alto representante europeo, Josep Borrell. El propósito de la misión, que estaría en Venezuela por tres semanas, es el de evaluar “la utilidad, conveniencia y viabilidad” para que el Consejo de Ministros de Exteriores de la UE autorice la organización y envío de una misión de observación electoral para las votaciones regionales convocadas por el régimen para el 21NOV21. El régimen chavista suele negarse a recibir misiones de observación internacional y prefiere “veedores internacionales” sin capacidad o disposición para emitir informes de evaluación de los procesos electorales.

El Servicio Exterior de la UE, consultado por el Informe Otálvora, se negó a revelar el nombre y las áreas de trabajo de los integrantes de la misión. “Nosotros no comunicamos nunca ningunos detalles sobre el trabajo de nuestros expertos en un nivel técnico. Ni en Venezuela, ni en Moldova, ni en África. Eso es simplemente normal trabajo de los expertos y no un espectáculo para los medias (not a media event). Si haya una misión de alto nivel, la comunicaríamos con todos los detalles”, afirmó Peter Stano, vocero oficial para asuntos exteriores de la Comisión Europea.

Stano, en todo caso, aclaró que “el envío de esta misión exploratoria en sí mismo no implica que la UE deba desplegar una misión de observación en las elecciones regionales y locales de Venezuela en noviembre”. Diplomáticos y técnicos electorales conforman la delegación enviada por Borrell a Caracas.

*****

La misión de la UE en Caracas ha celebrado reuniones con altos jerarcas del régimen, incluyendo al canciller Jorge Arreaza y al ministro de Defensa Vladimir Padrino, con las autoridades electorales designadas por el gobierno de facto y con diversos sectores de la oposición. El 09JUL21 en la sede de la Unión Europea en Caracas se celebró una de esas reuniones en la cual participaron varios dirigentes opositores, entre ellos Fredy Guevara. Cercano aliado político de Guaidó, Guevara es uno de los impulsores de las negociaciones promovidas por Noruega y apadrinadas por EE. UU. y la UE.

Pocas horas después del encuentro de Guevara con la UE, el militante del partido Voluntad Popular fue detenido por la policía política y desaparecido por dos días.

La Fiscalía del régimen lo acusó de “terrorismo, atentar contra el orden constitucional, concierto para delinquir y traición a la patria”; y un tribunal del régimen validó la detención y ordenó que fuera encarcelado en una de las sedes de la policía política. Jorge Rodríguez, quien actúa como actual presidente de la “Asamblea Nacional” del régimen, emitió un programa de TV el 13JUL12 desde el cual ordenó a la Fiscalía detener a otros tres dirigentes opositores, a quienes igualmente acusó de terrorismo y de varios intentos de magnicidio. Uno de ellos, el dirigente del partido Voluntad Popular, Emilio Graterón, ingresó el 16JUL21 a la sede de la misión diplomática de Chile en Caracas donde le fue otorgada la condición de “huésped”.

“La decisión del Gobierno de Chile obedece a una solicitud del líder de la oposición Juan Guaidó y tiene por objeto brindar protección a esta persona, quien sufre persecución política por parte del régimen de Nicolás Maduro”, informó el Ministerio de Relaciones Exteriores chileno. La reacción del gobierno de facto de Venezuela fue “rechazar el asilo político” a Graterón. La dictadura venezolana es tradicionalmente violadora de la figura del asilo político y en el pasado se ha negado a conceder salvoconductos para la salida del país de perseguidos políticos que han permanecido bajo la protección de sedes diplomáticas extranjeras.

*****

La detención de Guevara y el anuncio de nuevas detenciones de dirigentes cercanos a Guaidó se producía en medio de una ola de encarcelamientos y allanamientos contra activistas de ONG de derechos humanos.

Las posibles negociaciones entre Guidó y Maduro quedaron mal paradas tras la ofensiva del régimen. El 13JUL21 el llamado Grupo Internacional de Contacto, auspiciado por la Unión Europea, emitió un comunicado tratando de salvar las negociaciones. “Los miembros del GIC apoyan los renovados esfuerzos de diálogo en aras de una salida pactada a la crisis y llaman a ambas partes a participar de forma constructiva en la mesa de negociación”. El GIC está formado por Argentina, Chile, Costa Rica, República Dominicana, Ecuador, Panamá, Uruguay, Alemania, España, Francia, Italia, Países Bajos, Portugal, Suecia y la Unión Europea como organismo.

La eventual validación por la Unión Europea de las votaciones convocadas por el régimen es vista por el régimen como una suerte de carta de “buena conducta” con la cual reclamar el levantamiento de las sanciones. Para diversas cancillerías latinoamericanas y europeas, las negociaciones Guaidó-Maduro serían una salida para una desgastadora e infructuosa gestión sobre la larga crisis venezolana. Pero como en el caso de Nicaragua y Cuba, el régimen chavista opta por la ruta represiva como esquema central para mantenerse en el poder.

Artículo publicado previamente en Diario Las Américas

Las opiniones emitidas por los articulistas son de su entera responsabilidad. Y no comprometen la línea editorial de RunRun.es

Informe Otálvora | CIA inicia diplomacia suramericana de Biden, por Edgar C. Otálvora

Jair Bolsonaro recibe al director de la CIA William J. Burns el 01JUL21 en el Palacio de Planalto.

El veterano diplomático William J. Burns, designado como cabeza de la CIA por Biden, aterrizó en Bogotá presumiblemente el 29JUN21

 

@ecotalvora

El director de la Agencia Central de Inteligencia realizó una sigilosa gira a varios países de Suramérica, convirtiéndose en el más alto funcionario estadounidense en visitar Colombia y Brasil desde el inicio del gobierno de Joe Biden.

El veterano diplomático William J. Burns, designado como cabeza de la CIA por Biden, aterrizó en Bogotá presumiblemente el 29JUN21. El gobierno colombiano se abstuvo de comentar la visita de Burns, salvo las declaraciones del todavía embajador colombiano en Washington Francisco Santos, quien previamente dijo que se trataba de una “misión delicada” y de “una misión importante en materia de inteligencia que logramos coordinar”.

La presencia de Burns en Brasilia fue conocida por dos filtraciones del propio gobierno brasileño: en declaraciones informales a un grupo de simpatizantes Bolsonaro reveló haberse reunido con el enviado de EE. UU., con el cual habría analizado “las cosas en América del Sur”. El encuentro se produjo en el Palacio de Planalto a media tarde del 01JUL21 con presencia del embajador estadounidense Todd Chapman y ministros del área de seguridad brasileños. Luego del encuentro presidencial, ya en horas de la noche, Burns habría participado en una cena ofrecida por Chapman en su residencia oficial en Lago Sur de Brasilia, a la cual fueron invitados los generales (retirados) Luiz Eduardo Ramos y Augusto Heleno, ministros de la Casa Civil y de Seguridad Institucional.

*****

El día anterior al viaje de Burns a Bogotá, Joe Biden había realizado una inusual conversación telefónica con el presidente de Colombia Iván Duque. Algunos miembros del entorno cercano de Biden se muestran poco amistosos con los gobiernos de Brasil y Colombia, pero la definición de estos países como aliados estratégicos se mantiene en la práctica.

Dos eventos habrían apurado la decisión de Biden de comunicarse directamente con Duque: la explosión de un carro bomba dentro de un cuartel del ejército colombiano el 15JUN21 y el ataque con disparos al helicóptero que transportaba a Duque y a sus ministros de Defensa y del Interior ocurrido el 25JUN21. Ambos eventos tuvieron lugar en la zona fronteriza colombo-venezolana. El ataque del carro bomba se produjo contra la sede de la Trigésima Brigada del ejército colombiano basada en Cúcuta. Esa unidad militar es la encargada de organizar y ejecutar las principales operaciones antinarcóticos en la zona del Catatumbo colombiano fronteriza con Venezuela. Personal militar estadounidense, perteneciente a la “U.S. Security Force Assistance Brigade” y que realizan actividades de asesoramiento en el terreno, se encontraban en la sede militar de Cúcuta al momento de la explosión.

Por su parte, el atentado contra Duque ocurrió con disparos desde tierra, cuando retornaba de una visita de trabajo a Sardinata, en la zona de operaciones antinarcóticos del Catatumbo. Su aeronave se desplazada, ya en aproximación al aeropuerto de Cúcuta, a menos de dos kilómetros del rio Táchira que marca el límite entre Venezuela y Colombia

*****

Tras la conversación Biden-Duque el 28JUN21, la Casa Blanca emitió un comunicado donde dejó saber que el estadounidense expresó su apoyo “tras el ataque al helicóptero presidencial colombiano”. Biden anunció la donación de dos millones y medio de vacunas anti-COVID-19 y se refirió a los “derechos de los manifestantes pacíficos”, aunque igualmente condenó el “vandalismo” en referencia a las protestas y acciones de terrorismo urbano que se escenifican en Colombia desde finales del mes de abril.

Biden se refirió a la “cooperación de seguridad conjunta” entre EE. UU. y Colombia y a la situación venezolana durante la conversación con Duque: “el Presidente compartió su preocupación por la situación en Venezuela y su impacto regional y subrayó la importancia de ampliar el consenso internacional a favor de negociaciones integrales que conduzcan a una elección libre y justa”. Fue la primera vez en la cual directamente el presidente de EE. UU. confirmaba la posición de su gobierno ante Venezuela.

Tras la conexión telefónica, la prensa bogotana procuró a Juan González, el colombo-estadounidense que ejerce como asesor de Biden y encargado del Hemisferio Occidental en el Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca. En declaraciones a la cadena Caracol, González introdujo un nuevo elemento en relación a la posición de EE. UU. sobre la crisis venezolana. González reiteró lo expresado por otros altos funcionarios del gobierno Biden en cuanto a que EE. UU. respalda “una negociación en Venezuela que derive en elecciones justas y libres” y “considera que Colombia jugaría un papel fundamental en una eventual negociación”.

Pero González agregó que “Colombia debe tener una silla en la mesa con el resto de la comunidad internacional dada la historia que tienen Colombia y Venezuela”.

De esta manera el asesor de Biden pareciera haberse referido a una suerte de mesa internacional de negociación sobre Venezuela, diferente al esquema de unas negociaciones promovidas internacionalmente pero limitadas al gobierno de facto de Nicolás Maduro y a la “oposición”. Ningún otro vocero de EE. UU. ha confirmado esta afirmación de González.

*****

Mientras Joe Biden conversaba el 28JUN21 con el presidente colombiano, su secretario de Estado, Antony Blinken, se encontraba en la etapa final de una gira europea que lo llevó, entre otros lugares, a la Santa Sede. La visita al Vaticano formó parte de la reconstrucción de los vínculos de la Casa Blanca con los principales centros de poder y advierte sobre una probable próxima visita de Biden.

Blinken sostuvo una reunión de trabajo con los jefes del aparato político del Vaticano, el secretario de Estado Pietro Cardenal Parolín y el secretario de Relaciones con Estados, arzobispo Paul Gallagher. El “retorno a la democracia” en Venezuela fue uno de los temas expresamente tratados entre los jefes de las diplomacias de EE. UU. y el Vaticano. Luego, Blinken fue recibido por el papa Francisco, en audiencia especial, en lo que varios asistentes calificaron como un muy cordial encuentro con casi una hora de duración marcando un nuevo clima entre Washington y la Santa Sede. Según la versión del departamento de Estado, en la conversación entre el papa y Blinken, fue nuevamente abordado el “tema Venezuela” desde el enfoque de la “crisis humanitaria” que vive.

*****

Con la potencial disolución del Grupo de Lima sobre Venezuela, la diplomacia de EE. UU. ha estado procurando un nuevo esquema de respaldo internacional en procura de una salida a la crisis venezolana. La posición de Washington, expresada por altos voceros de la Casa Blanca y del Departamento de Estado, es mantener el esquema de sanciones al régimen chavista, promover negociaciones que conduzcan a elecciones presidenciales con garantías y observación internacional.

La suspensión de las sanciones sería el aliciente, según el anterior y el actual gobierno de EE. UU., para que el régimen venezolano aceptara cambios que pudieran conducir a su desplazamiento del poder. “Nosotros mantendremos la presión de sanciones y la incrementaremos si hay retroceso en ese proceso y estamos dispuestos a levantar la presión si vemos avances concretos” ha expresado Juan González repetidamente.

*****

La línea de EE. UU. se materializó en una inusual declaración conjunta del secretario de Estado Antony Blinken, el ministro de Relaciones Exteriores de Canadá Marc Garneau y el alto representante de la Unión Europea Josep Borrell, difundida el 25JUN21. Los tres voceros afirmaron que “la solución pacífica a esta profunda crisis política, social y económica (en Venezuela) debe provenir del mismo pueblo venezolano, a través de negociaciones de amplio alcance impulsadas por los venezolanos en las cuales participen todos los actores interesados. Un proceso de negociación integral, con plazos concretos, debería posibilitar el restablecimiento de las instituciones del país y permitir que todos los venezolanos puedan expresarse políticamente por medio de elecciones locales, parlamentarias y presidenciales creíbles, inclusivas y transparentes”.

En el contexto de las conversaciones con EE. UU., ya Borrell había anunciado el 21JUN21 el envío a Venezuela de una “misión técnica”. Al finalizar la reunión de ministros de Exteriores europeos de ese día, Borrell afirmo que “en Venezuela hay una posible apertura política. Estoy enviando una misión de evaluación técnica (exploratoria) para ayudar a considerar si se cumplen las condiciones para enviar una misión de observación para las elecciones de noviembre. Lo que estoy haciendo es simplemente enviar una misión técnica para evaluar si se podrían cumplir las condiciones para enviar una misión de observación”. La misión enviada por Borrell debería llegar a Caracas el 06JUL21.

El gobierno de facto de Venezuela convocó a votaciones regionales para el 21NOV21 y con ellas procura mejorar su imagen internacional y argumentar contra las sanciones impuestas básicamente por EE. UU. y en menor grado por la Unión Europea. Normalizar al régimen es el propósito del chavismo con esas votaciones mientras el archipiélago antichavista se debate sobre su participación.

*****

Un pronunciamiento emitido recientemente por un grupo de exrectores de la Universidad de los Andes de Mérida señala que en Venezuela “todos los partidos son ahora pequeños. Las únicas estructuras partidistas de tamaño mayor que quedan son las fuerzas armadas, controladas, por ahora, con la disciplina militar, y la gigantesca burocracia del Estado con disciplina más laxa, unida por los débiles lazos de la dependencia salarial, el miedo, la tácita complicidad, la vagancia tolerada y el silencio”. El documento está suscrito por José Mendoza Angulo, Néstor López Rodríguez y Genry Vargas Contreras.

Artículo publicado previamente en Diario Las Américas

Las opiniones emitidas por los articulistas son de su entera responsabilidad y no comprometen la línea editorial de RunRun.es

Informe Otálvora | Castrochavismo toca la puerta de la Casa Blanca, por Edgar C. Otálvora

El enviado argentino Sergio Massa posa con el asistente especial de la Casa Blanca Juan González. Foto: @sergiomassa

Servir como intermediario entre Washington y los regímenes de Nicolás Maduro y Daniel Ortega, es parte de la oferta que está presentando el gobierno de Argentina a la Casa Blanca

 

@ecotalvora

Alberto Fernández, en su condición de presidente argentino y de miembro fundador del izquierdista Grupo de Puebla, está difundiendo la especie según la cual él cuenta con capacidad de actuar como puente con los regímenes izquierdistas del continente. El gobierno argentino muestra como activos políticos su entronque con los gobiernos y movimientos de izquierda continental, su relación especial con el gobierno mexicano de Manuel López Obrador y su no disimulado activismo político regional con públicas injerencias en los recientes procesos electorales en Bolivia, Ecuador y Perú; así como en los motines registrados en Colombia.

*****

Alberto Fernández personalmente, y mediante el aparato de su gobierno y del sindicalismo kirchnerista, prestó apoyo a sus aliados bolivianos encabezados por Evo Morales, a quien permitió organizar acciones desde territorio argentino contra el gobierno de transición de Jeanine Añez. El gobierno de Fernández se negó a reconocer al gobierno de Añez y la ahora exmandataria fue encarcelada el 12MAR21, pocas horas después de que el canciller argentino, Felipe Solá, visitara La Paz para conversaciones políticas con el actual gobierno boliviano.

Fernández apadrinó al ecuatoriano Andrés Arauz, el candidato de Rafael Correa y del Grupo de Puebla en las elecciones de Ecuador celebradas el 07FEB y 11ABR21. La principal oferta de campaña de Arauz consistía en el ingreso masivo de vacunas contra la COVID-19 a Ecuador, procedentes de Argentina, en caso de resultar triunfador el candidato castrochavista.

El 25MAY2, en medio de las violentas protestas, ingresó a Colombia un grupo de militantes de izquierda asociados con el gobierno de Argentina encabezados por Alejandro Rusconi “secretario de relaciones internacionales” del “Movimiento Evita”. Rusconi es un operador internacional del kirchnerismo en el marco del Foro de São Paulo. El propósito del grupo autodenominado “misión internacional de solidaridad” era servir como soporte político y comunicacional a los organizadores de las violentas acciones que ocurrían en Colombia.

Como parte de la delegación se encontraba el militante Juan Grabois cuyo ingreso a Colombia fue impedido por las autoridades migratorias ya que carecía de pasaporte e intentaba ingresar con un documento digitalizado en su celular. La reacción del entramado de propaganda izquierdista se produjo en minutos denunciando en las redes sociales que a Grabois le habían negado el ingreso.

Ernesto Samper, expresidente colombiano y activo en el Grupo de Puebla, tuiteó que Grabois “viene presidiendo una delegación de líderes de derechos humanos” y “es muy cercano al presidente @alferdez”. El propio Samper fue quien dejó ver la relación directa entre el grupo argentino que llegaba a Colombia y que no se trataba de un grupo de “líderes de derechos humanos” sino de militantes de izquierda, quienes desde Buenos Aires ya habían anunciado su intención de acompañar las protestas callejeras. Por cierto, Samper califica a Fernández como “el líder de la resurrección suramericana”.

El 10JUN21 Fernández se comunicó telefónicamente con el candidato castrochavista peruano Pedro Castillo y poco después tuiteó calificándolo como “presidente electo del Perú”. Para ese momento las autoridades electorales peruanas no habían concluido la contabilización de las actas electorales y no habían comenzado a considerar sobre centenas de actas objetadas por ambos candidatos. Al día siguiente, el Grupo de Puebla emitiría un comunicado ofreciendo “al presidente Castillo” apoyo y colaboración “para el buen suceso de su gobierno”.

*****

El 15JUN21 tuvo lugar una sesión del Consejo Permanente de la OEA cuyo único propósito era considerar un proyecto de resolución sobre la situación en Nicaragua, donde el gobierno de Daniel Ortega adelantaba una nueva ola represiva con el encarcelamiento de al menos cuatro precandidatos presidenciales y líderes opositores.

La resolución que fue aprobada por 26 de los 34 miembros condenó “inequívocamente el arresto, acoso y restricciones arbitrarias impuestas a los precandidatos presidenciales, a los partidos políticos y a los medios de comunicación independientes; y pedir la inmediata liberación de los precandidatos presidenciales y de todos los presos políticos”. Solo el representante del propio gobierno de Nicaragua, y los enviados de Bolivia y San Vicente y las Granadinas votaron contra la resolución. Pero cinco miembros, Argentina y México entre ellos, optaron por abstenerse.

Una vez más la diplomacia argentina y mexicana actuaron en concordancia con la línea del Grupo de Puebla brindando su apoyo tácito a la dictadura nicaragüense.

Poco después de concluir la reunión de la OEA en Washington, los gobiernos de Argentina y México emitieron un comunicado conjunto justificando su voto: “no estamos de acuerdo con los países que, lejos de apoyar el normal desarrollo de las instituciones democráticas, dejan de lado el principio de no intervención en asuntos internos, tan caro a nuestra historia”. Los gobiernos de Alberto Fernández y Manuel López Obrador que intentan desplazar a Luis Almagro de la Secretaría General de la OEA, se arroparon en el argumento de la “soberanía” para no votar la resolución que exigía a Ortega que las elecciones sean “transparentes, libres y justas”.

*****

Tras la salida de escena de Hugo Chávez, el castrochavismo quedó huérfano de un vocero oficial de peso, posición que el uruguayo Pepe Mujica se negó a asumir cuando le fue asomada por Lula da Silva a principios de 2014. Pareciera que Alberto Fernández busca convertirse en ese operador de alto nivel, asumiendo la vocería izquierdista continental y, simultáneamente, procurando acceso directo a la Casa Blanca como Lula da Silva lo tuvo durante su presidencia y con acceso a los gobiernos de España y Portugal como puertas a la Unión Europea.

Ese fue uno de los mensajes asomados por Fernández en su viaje a Europa a mediados del pasado mes de mayo que lo llevó a Portugal, España, Roma, París y el Vaticano. Oficialmente el periplo de Fernández tenía como objeto ganar aliados para la renegociación de la deuda que Argentina mantiene con el Fondo Monetario Internacional. Además de sus encuentros con los mandatarios, con funcionarios del FMI y con el papa Francisco, Fernández sostuvo un encuentro en Roma el 14MAY21 con el exsecretario de Estado de EE. UU., John Kerry, quien ahora actúa como comisionado presidencial de Joe Biden para el cambio climático. Según la versión de Fernández, en su conversación con Kerry fue comentada la situación venezolana y presumiblemente el argentino habría ratificado su oferta de mediar entre Washington y el gobierno de facto de Venezuela.

*****

Venezuela “es un tema tóxico que no puede ocupar tanto espacio” comentó el Ministro de Exteriores de Argentina, Felipe Solá, al periodista del diario Clarín que volaba junto con la delegación de Alberto Fernández a Europa el 10MAY21.

Solá, quien es miembro fundador del izquierdista Grupo de Puebla, ha ejecutado desde su cargo la línea de reaproximación argentina hacia el gobierno de facto de Venezuela y de desmontaje de iniciativas internacionales de presión contra el régimen chavista.

Incluso durante propia ceremonia de toma de posesión de Fernández, el 10DIC19, el aparato diplomático kirchnerista, liderado por Solá, se las ingenió para privilegiar al gobierno de Nicolás Maduro en detrimento de los intentos de aproximación a EE. UU. que Fernández había iniciado desde cuando fue electo dos meses antes. Sin anuncios previos, fue incluido Jorge Rodríguez, como enviado de Maduro, en la lista de invitados al besamanos dándole mayor jerarquía que al jefe de la delegación de EE. UU.

La cancillería del gobierno Fernández inicialmente anunció que se mantenía en el Grupo de Lima pero nunca aprobó los documentos acordados en ese mecanismo de presión regional para la democratización de Venezuela. Finalmente, el 24MAR21 la cancillería argentina emitió un comunicado informando su retiro del Grupo de Lima “al considerar que las acciones que ha venido impulsando el Grupo en el plano internacional, buscando aislar al Gobierno de Venezuela y a sus representantes, no han conducido a nada».

Al día siguiente, el 25MAR21, el gobierno argentino remitió a la Corte Penal Internacional una comunicación mediante la cual dejaba sin efecto la solicitud presentada el 27SEP18 por el gobierno de Mauricio Macri junto a Canadá, Chile, Colombia, Paraguay y Perú para que se abriera un proceso por crímenes contra la humanidad cometidos por el gobierno chavista desde el año 2014.

El 18MAY21, en declaraciones a la estación bonaerense Radio 10, Alberto Fernández aseguró que su gobierno había ayudado a la instalación en Caracas de un equipo de la alta comisionada de los Derechos Humanos de la ONU, Michelle Bachelet. Según Fernández las violaciones de DD. HH., documentados ampliamente, es un “problema” que “poco a poco en Venezuela fue desapareciendo”. Se trataba de un nuevo espaldarazo del argentino a favor del régimen chavista.

*****

Juan González, el colombo-estadounidense que sirve como “asistente especial” presidencial de Joe Biden y como director para el hemisferio occidental del Consejo de Seguridad Nacional, visitó Argentina a mediados de abril. Se trató de la primera misión formal del gobierno Bien que viajaba a Latinoamérica y que sólo incluyó a Bogotá, Buenos Aires y Montevideo. El mandatario argentino ofreció a González servir como intermediario con el régimen chavista.

Aparte de los compromisos oficiales, González y la Subsecretaría (encargada) de Asuntos para el Hemisferio Occidental en el Departamento de Estado Julie Chung, asistieron en Buenos Aires la noche del 13MAR21 a una cena informal que les ofreciera el presidente de la Cámara de Diputados Sergio Massa. Pareciera que Alberto Fernández, ante la imposibilidad de su canciller para distender relaciones con Brasil y EE. UU., está procurando a Massa como interlocutor con Jair Bolsonaro y ahora con el gobierno de Joe Biden. También pareciera que el gobierno argentino ha identificado a Juan González como el enlace necesario para acceder directamente a la Casa Blanca. Mientras Nicolás Maduro se queja en una entrevista, difundida por Bloomberg el 18JUN2, por no recibir señales positivas de Washington, su aliado Alberto Fernández está tocando directamente en la puerta de la Casa Blanca.

*****

Sergio Massa viajó a EE. UU. el 13JUN21 y su primer evento público consistió en un almuerzo privado, en un hotel de la capital estadounidense, justamente con el joven asesor de Biden. El gobierno argentino dejó circular abundantes imágenes del encuentro de Massa con el funcionario de la Casa Blanca, incluyendo una donde sonrientes posan mientras González muestra el disco Reunión cumbre de Astor Piazzolla y Gerry Mulligan que le obsequiara Massa.

En este encuentro, según las filtraciones del propio gobierno argentino, Massa ofreció en nombre de Fernández no solo actuar como enlace con Maduro, sino además ante el régimen nicaragüense. El funcionario estadounidense, siempre según las versiones dejadas saber por Argentina, se habría mostrado interesado en la oferta; e incluso habría sugerido que la Casa Blanca planea invitar a Fernández para una visita a Washington.

*****

Por cierto, una operación del Grupo de Puebla se propone imponer al argentino Christian Gonzalo Asinelli, actual funcionario de la presidente de Argentina, como presidente ejecutivo de la Corporación Andina de Fomento CAF. Por semanas, de forma coordinada, los principales voceros de la alianza castrochavista ejecutaron una campaña de desprestigio contra el postulado colombiano Alberto Carrasquilla, acusándolo incluso de provocar la violencia en Colombia por haber propuesto una reforma tributaria. Colombia retiró la candidatura de Carrasquilla y ha presentado el nombre de Sergio Díaz-Granados.

Artículo publicado previamente en Diario Las Américas

Las opiniones emitidas por los articulistas son de su entera responsabilidad. Y no comprometen la línea editorial de RunRun.es

Informe Otálvora | Régimen profundiza militarización de Venezuela, por Edgar C. Otálvora

Reunión de civiles bajo el mando de un teniente coronel, el 10Mayo21 en la comunidad Balcones del Norte, estado Carabobo. Foto captura de pantalla de @cmdtmiliciab1, en Twitter.

El régimen chavista, abiertamente militarizado, está sistemáticamente reforzando el aparato de control social fundiendo a sus militantes partidistas con los civiles militarizados en la Milicia Bolivariana

 

@ecotalvora

El Mercosur estaría al borde de la virtual disolución o paralización operativa. El organismo vivió en la última década una alta politización a manos de los gobiernos de la familia Kirchner en Argentina, del partido PT en Brasil y de la presencia de Hugo Chávez. Los intentos de regresar a sus orígenes de instancia de promoción e integración económica regional están presentando serias dificultades. Los gobiernos del argentino Alberto Fernández y del brasileño Jair Bolsonaro están abiertamente enfrentados sobre diversos temas, uno de ellos justamente el referido al futuro del Mercosur.

El debate entre más o menos protección arancelaria mantiene dividido al bloque entre Brasil-Uruguay versus Argentina, que encuentra en Paraguay a un acompañante de posiciones. De hecho, en la reunión presidencial del 26MAR21, el argentino prácticamente incitó a su colega uruguayo Luis Lacalle Pou a que retirara a Uruguay del mecanismo. La prevista reunión de cancilleres del Mercosur prevista para el 08JUN21 debió ser pospuesta en espera de alcanzar algún acuerdo previo que oriente las conversaciones ministeriales sobre el tema en el cual Brasil quiere avanzar: reducir aranceles masivamente y flexibilizar normas de asociación comercial con terceros países.

*****

La alianza opositora venezolana centrada alrededor del “gobierno” de Juan Guaidó ha dejado saber su disposición de sentarse a la mesa de negociación con el gobierno de facto de Nicolás Maduro. La diplomacia de Noruega ha realizado en Venezuela, ya por varios años, lo que los noruegos gustan denominar como un “proceso pendular”. Su tarea ha sido servir como estafeta para el intercambio de posiciones entre bandos de la política venezolana. El ritmo de viajes a Caracas de los funcionarios diplomáticos noruegos se incrementó en el último semestre, en tanto se producían cambios en el gobierno de EE. UU. y se enfriaba el “tema Venezuela” en la agenda política internacional; en tanto Maduro y el entorno de Guaidó se mostraban hipotéticamente ganados para una ronda de negociaciones cuyo objetivo aún aparece difuso.

*****

El gobierno de Maduro buscaría ampliar el estado de normalización del régimen mediante la celebración de votaciones regionales que sean autenticadas por la Unión Europea y por la oposición democrática pero, esencialmente intenta ablandar las sanciones externas que le han sido impuestas. Como ya ocurrió en las fracasadas negociaciones realizadas en República Dominicana entre 2017-18, el régimen exige el retiro de las sanciones internacionales como condición para avanzar en cualquier tipo de compromiso político. Ahora, además, Maduro exige que su gobierno y su Asamblea Nacional sean reconocidas como instancias legítimas y, le sean liberados los activos que se mantienen congelados por gobiernos extranjeros en razón de las sanciones.

La propuesta de negociación del “gobierno” Guaidó no difiere de las propuestas hechas durante el último año del gobierno Trump: condicionar el levantamiento de las sanciones al establecimiento de un cronograma para celebrar nuevas elecciones generales con observación internacional y garantías de participación de todos los sectores, ingreso masivo de ayuda humanitaria al país y liberación de todos los presos políticos.

Para las hipotéticas negociaciones Guaidó coloca sobre el tablero las fichas del apoyo que aún recibe desde Washington y en menor medida desde Europa, que se materializan esencialmente en las sanciones impuestas a altos jerarcas del régimen y al entramado empresarial del Estado venezolano. Si bien en Venezuela se reportan diarias protestas ciudadanas, usualmente relacionadas con la falta de servicios públicos, en general existe no existe una movilización política de calle que represente un reto al régimen.

Los planes del gobierno de facto venezolano no incluyen aceptar nuevas elecciones presidenciales o debilitar su actual situación de control del aparato estatal.

El régimen chavista, abiertamente militarizado, está sistemáticamente reforzando el aparato de control social fundiendo a sus militantes partidistas con los civiles militarizados en la Milicia Bolivariana. En los últimos meses se han multiplicado los eventos de creación, juramentación de nuevos integrantes, designación de jefes y actos de reforzamiento ideológico de las denominadas Unidades Populares de Defensa Integral. Las UPDI son grupos de militantes civiles organizados bajo la jefatura del comandante militar local, se reúnen en instalaciones militares y se definen como una de las bases de la defensa en términos castrense según los conceptos de la guerra de resistencia popular promovidos por Hugo Chávez. Pero además, las UPDI se disponen a reemplazar las instancias de poder regional y local, justamente las que estaría en disputa en las votaciones convocadas por el régimen para el 21NOV21.

El poder comunal, administrado desde los cuarteles, pareciera ser el modelo que se dispone a instaurar el régimen venezolano. El mantenimiento de un régimen hegemónico militar con título de socialismo sigue siendo el plan chavista y es el propósito de las “reuniones patrióticas” de civiles dirigidos por militares.

*****

El 01JUN21, el Departamento de Tesoro de EE. UU. extendió hasta el 01DIC21 la situación mediante la cual, pese a las sanciones existentes contra la estatal venezolana Pdvsa, la petrolera Chevron y las empresas de servicios de ingeniería petrolera Halliburton, Schlumberger, Baker Hughes y Weatherford International podrá seguir operando en Venezuela. Licencias similares habían sido emitidas periódicamente por el gobierno de Donald Trump. La nueva licencia (8H) recuerda que la actividad de estas empresas en sus relaciones con Pdvsa y el gobierno chavista deberán seguir limitadas y no podrán verse involucradas en nuevas operaciones de exploración, explotación o mercadeo internacional.

Si bien la licencia emitida por el gobierno Biden solo autoriza funcionamiento mínimo administrativo de las empresas, es en realidad la prolongación de la política promovida por Mike Pompeo, el secretario de Estado Trump, quien alegó la necesidad de mantener la presencia de empresas petroleras de EE. UU. en territorio de Venezuela en espera del “día después”. El intenso lobby de Chevron se impuso sobre posiciones que dentro del gobierno Trump argumentaban a favor de sanciones más severas contra el régimen chavista.

*****

Atento a los retos globales y a las áreas de recurrente conflicto internacional, el gobierno Biden no muestra especial premura por el “tema Venezuela”. Como es usual, Rusia, China, el Medio Oriente, el calentamiento global son los temas que conmueven a Washington. La inclusión voluntaria del “tema Venezuela” en las declaraciones del Secretario de Estado, como ocurrió en varias ocasiones durante la gestión de Mike Pompeo, parecen ya eventos raros y poco probables de repetirse.

Por ahora, la Casa Blanca de Biden pareciera haber optado por mantener el esquema definido durante el gobierno Obama y aplicado extensamente por Trump con las sanciones y el aislamiento del régimen como principales herramientas en procura de la redemocratización venezolana. Los emisarios de Biden han dejado saber que respaldan una “solución venezolana” a la crisis en Venezuela y han dado una suerte de paréntesis temporal en espera de la eventual nueva ronda de negociaciones. Oficialmente las políticas de EE. UU. hacia Cuba y Venezuela están en evaluación.

*****

El tema regional que pareciera inquietar de forma especial a la actual Casa Blanca es el de las migraciones centroamericanas, el cual es visto como un asunto de política interna y para el cual procura una respuesta concertada con los gobiernos del área. Así lo pareciera demostrar el hecho de que el único viaje realizado por el secretario de Estado Antony Blinken a Latinoamérica, el 02JUN21 a Costa Rica, tenía en la agenda como tema central el asunto centroamericano. Igualmente, la designación de la vicepresidenta Kamala Harris como encargada del tema migratorio de la frontera sur y su previsto primer viaje al exterior, con México y Honduras como destinos, refleja la importancia que el tema tiene en los primeros movimientos de Biden hacia Latinoamérica.

*****

El primer listado de países latinoamericanos que recibirán vacunas anti- COVID-19 por parte del gobierno Biden durante el mes de junio incluyen a Argentina, Bolivia, Brasil, Colombia, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Haití, Honduras, México, Panamá, Paraguay, Perú, República Dominicana y algunos países de Caricom. La entrega será mayoritariamente mediante el mecanismo internacional COVAX y en los casos de México y Haití directamente de gobierno a gobierno.

Washington comienza a dar respuesta a la “diplomacia de las vacunas”, carrera en la cual China y Rusia se le habían adelantado.

Artículo publicado previamente en Diario Las Américas

Las opiniones emitidas por los articulistas son de su entera responsabilidad. Y no comprometen la línea editorial de RunRun.es