Consultores 21 archivos - Runrun

Consultores 21

Encuestadores y economistas coinciden: sin cambio no hay salida del foso
Según Delphos, si las elecciones presidenciales se hicieran hoy, Henri Falcón obtendría 25% y Nicolas Maduro 22% de los votos
Datanalisis maneja popularidad de entre 15% y 20% para el presidente en marzo de este año. La Iglesia es la institución que aglutina mayor aprobación en la sociedad con 62%, seguida de la empresa privada con 55%
Consultores 21 considera que 7 de cada 10 venezolanos evalúa negativamente al gobierno y a la par tiene Carnet de la Patria
Ecoanalítica teme la posibilidad de un embargo petrolero, cree que portales de referencia sobre precio del paralelo seguirán proliferando y estima que un millón de venezolanos están enviando remesas al país desde el extranjero

 

@franzambranor

CADA UNA DE LAS PALABRAS QUE SALÍAN de la boca de los ponentes hacía que los asistentes arrugaran la cara. Cifras, estadísticas y proyecciones negativas iban y venían. No había manera de percibir con optimismo las conclusiones de encuestas y análisis en el foro “El embargo viene ¿Cómo sobrevivir?”, organizado por Ecoanalítica y realizado este jueves en Caracas.

Durante casi 5 horas y en un salón repleto, una audiencia ávida de descifrar la manera de salir ilesa de la crisis económica, política y social de Venezuela escuchó con atención a encuestadores y a expertos financieros. Los ponentes no descubrieron el “agua tibia”, pero desempañaron un poco el vidrio de la realidad y ofrecieron tips para levantar el espíritu y tolerar los embates de una galopante e inclemente inflación.

Para abrir el evento, Saúl Cabrera de Consultores 21, estuvo a cargo de la ponencia “El valor del voto en una democracia”, una exposición que perfectamente pudo llamarse “7 de cada 10”.

Según las encuestas de Cabrera, esta es la proporción de los que evalúan negativamente al gobierno, los mismos que tienen Carnet de la Patria, los que piensan que es mejor votar que abstenerse y los que consideran que la situación económica no va a mejorar.

“80% considera que el principal problema es económico, mientras que 83% piensa que el país no está progresando”, dijo para romper el “7 de cada 10”.

A juicio de Cabrera,  4 de cada 10 venezolanos afirma que no come tres veces al día, misma proporción que recibe algún tipo de ayuda económica del gobierno y está seguro que las pasadas elecciones regionales se perdieron por la parcialidad del Consejo Nacional Electoral. “Es importante también decir que 8 de cada 10 encuestados cree que se debe pedir ayuda humanitaria”.

Pasando a materia electoral, Cabrera alertó que 82% votaría si hay condiciones confiables, de ese universo, 55% lo haría por el candidato de la oposición.

Pero los dígitos varían entre los que están seguros de ir a votar el 20 de mayo: 36% afirmaron que irán a sufragar; de ellos, 56% lo haría por Maduro y 40% por Henri Falcón.

Tanto Maduro como el CNE continúan teniendo un rechazo notable. “64% cree que el presidente debería irse, 66% expresa desconfianza en su gestión y 60% no se fía del órgano electoral”, indicó Cabrera.

¿Chávez vive?

Buena parte del auditorio suspiró, exhaló, silbó, abucheó o hizo cualquier tipo de sonido cuando Félix Seijas de la encuestadora Delphos dijo que más de la mitad del país quisiera que el presidente Hugo Chávez estuviese vivo.

“Y aquí obviamente hay una buena cantidad de opositores que creen que el fallecido presidente no hubiese dejado que sucediera esta calamidad por la que estamos atravesando”,   afirmó.

El estadístico mostró un cuadro donde se apreciaba que 43% creía que la situación del país estaba mejor antes que Chávez, 42% durante el mandato del llamado “padre de la revolución” y apenas 5% en el gobierno de Maduro.

Con respecto a los comicios presidenciales dijo que si las elecciones se hicieran hoy Henri Falcón obtendría un 25% de respaldo, Maduro un 22%, Javier Bertucci un 8%, 22% no votaría y 23% no sabe.

Ante la pregunta de si vale la pena votar, 45% dijo que sí, 38% que no y 17% no tiene idea. “Ahora, ¿qué sucede si votamos sin barreras, con condiciones en teoría favorables para todos? 53% lo haría por la oposición, 27% por el Psuv, 11% no sabe y 9% no votaría”, expuso Seijas.

Sentenció que la desactivación del voto contra Maduro radica en la desconfianza en el árbitro electoral y en el liderazgo político opositor. “La verdadera batalla no será tanto en los comicios, a mi juicio está en torno a la legitimación o deslegitimación del bloque de poder”.

Advirtió que el chavismo pasó de ser un régimen autoritario competitivo a un totalitarismo explícito.

También señaló que las consultas revelan un deseo predominante en la gente de recuperar la normalidad.

Estallido social puertas adentro

Cerró el foro de encuestadores Luis Vicente León. Con su frontal y entusiasta manera de dirigirse al público, el presidente de Datanalisis dijo que las sanciones a Maduro y sus funcionarios podrían causar una implosión dentro del chavismo.

“Las sanciones son la única amenaza creíble que tiene hoy en día la oposición contra Maduro”, dijo.

Consideró que independientemente del resultado de la votación del venidero 20 de mayo, es poco probable que Maduro se relegitime en el poder.

“Maduro se dio cuenta de que Chávez ya no es un portaaviones y por ello el intentó ‘madurizar’ a la revolución. Aquí el dilema no es votar o dejar de hacerlo, el dilema es si acudir unido con una estrategia”. León informó que 75% del país quiere cambio, pero no está convencido de votar.

Enfatizó que para marzo de este año, fecha del más reciente estudio de Datanalisis, Maduro tenía una popularidad entre el 15% y el 20%.

“Maduro sigue teniendo algo de popularidad en la región, por debajo en aceptación están los gobiernos de Michel Temer (Brasil), Juan Manuel Santos (Colombia) y Enrique Peña Nieto (México)”, indicó Leon.

“Tenemos un 98,1% de la población que siente que el país está mal o muy mal, eso por supuesto afecta las inversiones y el consumo”.

Para el analista, la primera ola de emigración que se produjo en Venezuela fue de empresarios, luego vinieron los profesionales y ahora la base de la pirámide social.

“Un 34,7% de la gente expresa deseo de emigrar, 42,8% posee sentimientos de tristeza y más de 30% de frustración”.

A León le pareció curioso que en una nación donde el Estado promueve el socialismo y las doctrinas de izquierda, los sectores con más aprobación sean la iglesia con 62% y el empresarial privado con 55%.

Luego de los lapidarios escenarios que plasmó el analista, los asistentes fueron por cafe. En la cola por el guayoyo, marrón o con leche se escuchaban comentarios de resignación de cara a la venidera jornada electoral. “Eso está cantado, el asunto es que vamos a hacer, no podemos quedarnos paralizados”, reflexiono un estudiante de economía mientras engullía una de las empanaditas que se esfumaron de las bandejas en cuestión de minutos. “Solo nos queda lo que se pueda hacer desde afuera como dijo Luis Vicente, porque de acá ya lo hemos intentado todo”, salió al paso otro.

Solidaridad para mitigar crisis

Entre encuestadores y los economistas, Roberto Patiño de Alimenta la Solidaridad y Caracas Mi Convive fue un oasis, un descanso ante la retahíla de cifras y análisis negativos de un país con una economía de guerra.

Patiño señaló que Alimenta la Solidaridad surgió de una iniciativa para dar de comer a niños en la zona alta de La Vega, al Oeste de Caracas, durante el periodo de vacaciones escolares de 2016. “Y afortunadamente continúa. Un niño que no come es alguien que no va a poder ser una persona de provecho en el futuro. Tenemos que actuar. Ser indiferente ante la crisis solo la agudiza”, dijo.

El promotor social indicó que desde el inicio del programa se han repartido alrededor de 250 mil platos de comida. “Hemos tenido la colaboración de las embajadas de Alemania y Francia, hay mucha sensibilidad en el mundo con el hambre que se está pasando en Venezuela”.

Peligro de embargo

A Alejandro Grisanti, director de Ecoanalítica y principal anfitrión del evento le tocó hablar de uno de los escenarios más espeluznantes. En su alocución asomó la posibilidad de que Venezuela sea blanco de un embargo petrolero.

“El problema con el gobierno es que no paga sus deudas desde noviembre del año pasado”, alertó.

Según Ecoanalítica la deuda externa se ubica en 160 mil millones de dólares, cantidad que será difícil de pagar especialmente con una caída en la producción de crudo y sin la posibilidad de poder reestructurarla. “Es imposible modificarla en medio de un escenario de sanciones”.

“De 2014 a 2018 hemos perdido 600 mil barriles de petróleo en capacidad productiva. Hoy estamos produciendo lo mismo que en 1950, cuando había 7 millones de personas en el país. Esa producción que perdimos nos va a llevar cinco años recuperarla”.

Grisanti señaló que en 1998 Pdvsa producía cerca de 3 millones de barriles de crudo diarios, hoy en día esa cantidad bajó a un millón, lo que coloca a Venezuela a la par de países sin tradición petrolera como Colombia.

Lejos del discurso antiimperialista de Maduro y el desmarcaje con la administración de Donald Trump, Grisanti afirmó que Venezuela hoy más que nunca depende del gobierno estadounidense en materia petrolera.

A la hiperinflación no la combate nadie

El socio de Grisanti en la firma Ecoanalítica, el veterano economista Pedro Palma, dijo que nadie entiende por qué el gobierno no adopta política alguna para combatir la hiperinflación.

“Una de las peores consecuencias de la hiperinflación es la caída de los salarios reales y el incremento de la pobreza. Este fenómeno es una reacción a varios aspectos, entre ellos el financiamiento del Banco Central de Venezuela a Pdvsa, la creación masiva de dinero inorgánico y la escasa oferta de bienes y servicios”.

Palma enfatizó que ningún país ha tenido una hiperinflación permanente. “Han cambiado los gobiernos o estos modificado su política económica porque es insostenible”.

Agregó que para combatir el proceso hiperinflacionario hace falta sincerar el precio de los servicios públicos, privatizar empresas a nombre del Estado, eliminar el sistema cambiario y devolver la autonomía al BCV.

Para Palma, de no tomarse alguno de estos correctivos la nueva reconversión monetaria será un mero efecto cosmético.

Tasa paralela en distintas presentaciones

Al más joven de los ponentes, el economista Asdrúbal Oliveros, le correspondió analizar el tema más atractivo de la jornada y el que mueve la fibra del ciudadano común: el mercado cambiario y sus repercusiones en las finanzas.

Oliveros comenzó diciendo que la proliferación de páginas web que ofrecen un precio del dólar paralelo va a continuar. “Eso no es algo nuevo, antes tambien existian esos portales, el asunto es que ya uno dejó de ser la referencia exclusiva. No hay manera que la moneda estadounidense baje su cotización en esta coyuntura”.

Sentenció que las personas con acceso a divisas extranjeras serán la únicas con resistencia en esta crisis de largo aliento. “En Venezuela, un dólar rinde casi tres veces más que en el exterior”.

Olivares sentenció que hay una especie de dolarización informal porque se perdió la referencia en bolívares. “La escasa importación del sector privado se hace a tasa paralela. De hecho, 97% de los productos traídos del extranjero este año se regirán por el precio de esa divisa fluctuante”.

El economista manifestó que el menudeo ha venido escalando. “83% de las adquisiciones de dólares en 2010 provenían de empresas privadas, hoy en día la compra de divisas por parte de individuales ascendió a 50%”.

“1.138 millones de dólares que se movieron en el mercado cambiario en 2017 (42,9% de las transacciones) fueron por concepto de envío de remesas y menudeo. Puede que un millón de venezolanos que viven en el exterior estén mandando divisas al país”.

Alertó que en este 2018, el sector privado está operando por debajo de 30%. “Me impresiona el hecho de que los privados se encuentren rezagados en materia cambiaria y de inflación, parece que no han entendido la dimensión de lo que está sucediendo”.

Cree que después de mayo pueda agudizarse una seguidilla de malas noticias: importaciones privadas ligadas al paralelo, crisis en los servicios públicos y de combustible, aunado al incremento de la escasez de bienes.

Oliveros cerró la maratonica sesion respondiendo a la pregunta de un asistente (por supuesto anónimo) que quería saber si debía invertir 100 mil dólares que posee en Venezuela.

“Si es el único dinero que tienes disponible, no lo creo conveniente. De lo contrario, es buen momento de comprar inmuebles por ejemplo o trazarse una estrategia a largo plazo en función de una posible recuperación económica en Venezuela”.

Posterior a responder preguntas del público presente, algunas persiguiendo una especie de esperanza, los economistas estrecharon manos, dieron palmadas en el hombro a espontáneos y sonrieron, como aquel que se aferra al refrán de “al mal tiempo, buena cara”. El salón se vació y las luces se apagaron, pero el espíritu combativo de los venezolanos se encendió pese a unas estadísticas que con un mínimo de voluntad pueden revertirse.

Más de cuatro millones de venezolanos emigraron, por Milos Alcalay

maiquetia

El reciente estudio sobre la diáspora venezolana presentado por la conocida encuestadora “Consultores 21” arroja la alarmante cifra de que más de 4 Millones de venezolanos han logrado emigrar. Esa cifra equivale al número de venezolanos que constituían toda la población existente en el país en 1950, periodo en el que se inicia una época en la que nuestra Patria además de convertirse en tierra de asilo para cientos de miles de inmigrantes, logró consolidar un proceso envidiable de desarrollo, cultura, oportunidades y esperanza .Una “Tierra de Gracia donde se encuentra el Paraíso Terrenal” como la definió acertadamente Cristóbal Colon en la carta dirigida a los Reyes Católicos al presentar el potencial de la “pequeña Venezia”.

Pero ese potencial de “paraíso terrenal” se ha convertido en un “infierno” y en una pesadilla para sus habitantes y vecinos. Más de cuatro millones de compatriotas se han visto obligados a dejar su Patria como resultado de la perversa, dictatorial e incompetente conducción de un Gobierno de Destrucción Nacional cuyo merito ha sido el de hundir al país en un desastroso colapso social, económico, ético y político. En una primera ola de emigración, salieron inversionistas y empresarios amenazados con expropiaciones destructivas, que prefirieron resguardarse del acoso oficialista procurando otros destinos. Una segunda ola se produjo con la salida de profesionales de gran nivel: médicos, ingenieros, periodistas y destacados profesionales que sintieron la exclusión por no identificarse con la falsa “revolución”. Una tercera ola de técnicos integrada por enfermeros, electricistas, plomeros, mecánicos y otros profesionales eficientes, procuraron otras capitales para asegurar el futuro de sus hijos y nietos. Hoy, nos encontramos ante una cuarta ola de emigración en la que sectores pobres escapan de una penuria invivible que a pesar de la riqueza de Venezuela, el hambre, la enfermedad y la desesperación han hecho que millares de compatriotas escapen evadiendo la nueva cortina de hierro y colmen las zonas fronterizas de indigentes, desplazados o marginados. Colombia ha logrado que el Secretario General de la ONU se comprometiera a ayudar con especialistas que aconsejen como albergar a los desplazados, refugiados, asilados y perseguidos. Colombia envió también delegaciones a Turquia para estudiar cómo han resuelto problemas similares con los refugiados de Siria o Afganistán. Brasil ha enviado delegaciones a países limítrofes de Siria para estudiar los campos de refugiados que los ayude a enfrentar la calamidad ya existente, que ha hecho colapsar a los hospitales de Boa Vista. En nuestras Antillas Holandesas vemos la aparición de la muerte de balseros que procuraban una mejor vida en Curazao; mientras que Panamá, país que siempre estuvo abierto a la inmigración, hoy impone trabas, debido a la cantidad de venezolanos que acuden a buscar trabajo. A su vez, las enormes dificultades que ha impuesto el oficialismo impide la salida de un mayor número de emigrantes. Un pasaje aéreo a un destino cercano no baja de 200 millones de bolívares debido a la hiperinflación, a lo que se suma lo difícil que es obtener un pasaporte u otros requisitos exigidos como el de antecedentes penales. La única solución para frenar la locura del Gobierno de Destrucción Nacional es la de sustituirlo ya, por un Gobierno de Salvación Nacional.

Consultores 21: Carlos Ocariz saca ventaja de 30% en intención de voto sobre Héctor Rodríguez
Carlos Ocariz
Con 30 puntos por encima, en cuanto a intención de voto para las elecciones regionales que se llevarán a cabo el próximo 15 de octubre, se ubica el candidato por la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), Carlos Ocariz, con respecto a su contrincante por el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), Héctor Rodríguez.
Según un reciente estudio de la empresa Consultores 21, al preguntar a los encuestados: “Pensando en las elecciones para escoger gobernador de Miranda, si los candidatos fueran Carlos Ocariz, por la Mesa de la Unidad Democrática y Héctor Rodríguez, apoyado por el PSUV ¿Por quién votaría usted?”, un 57.5% respondió que votaría por Ocariz, mientras que 27.7% lo haría por Rodríguez.
La encuesta refleja que al consultar si los participantes votarían por un candidato del PSUV o por uno de la MUD, 29.5% lo haría por la tolda roja, mientras que 61.2% votaría por la alternativa opositora.
En cuanto a la participación de los ciudadanos en las elecciones regionales del 15 de octubre, 65.5% de los electores asegura que votará en los comicios. Si se toma en cuenta el voto probable, que se ubica en 23%, la cifra total de participación es de 88.5%.
Nov 06, 2015 | Actualizado hace 4 años
Para entender a Tibisay por César Miguel Rondón

tibiluc

 

El Nuevo País titula: “Tibisay Lucena se atrinchera contra la observación electoral. El CNE no termina de acreditar ni siquiera a los aliados de Unasur, quienes alertan que están estancados con el tema.” 2001: “El CNE no permitirá veedores como sea de la MUD”. Lo cierto es que la señora Lucena se atrinchera de cualquier manera en contra de todo aquello que solicite o proponga la MUD para este nuevo proceso electoral del 6 de diciembre. La tozudez, la terquedad y la arbitrariedad de la señora Lucena, crecen en la misma proporción en la que crece el favoritismo opositor en las encuestas.

El Nacional titula a propósito de la rueda de prensa de la MUD: “Las encuestas dan 30 puntos de ventaja a la oposición. Datanálisis, Consultores 21, More Consulting, Venebarómetro y hasta Hinterlaces han determinado en sus estudios de opinión que el gobierno de Nicolás Maduro ha perdido 32 puntos de apoyo desde enero.” Es decir, esta barrena ha ocurrido todo este año 2015.

Tal Cual reseña la rueda de prensa donde el principal vocero fue Enrique Márquez, presidente de Un Nuevo Tiempo: Existe un desplome en la aceptación de la gestión de Nicolás Maduro según More Consulting. De 52% de opinión positiva en enero del 2014 al 20% de octubre del 2015”. Estos son 32 puntos de caída libre. Datanálisis también arrojó indicadores duros. Según las encuestadoras, si se suma el promedio de todas ellas, 8 de cada 10 venezolanos habla mal, se expresa pésimo del señor Maduro. 8 de cada 10, usted seguramente conoce a los otros dos.  Dice Márquez: “Existe una diferencia de más de 20 puntos entre los candidatos de la oposición, esto incluye a los candidatos de la MUD y a los pro oposición y los del PSUV 34% en cuanto a la intención de voto. Venebarómetro habla de 30 puntos de ventaja para la MUD. Hinterlaces, –la agencia del gobierno- da 27 puntos de diferencia. 63% de la oposición contra 36% del PSUV.” Y esta es la encuesta más optimista, la más favorable a las posibilidades del gobierno.

Dice Márquez: “Es a raíz de estos resultados que el gobierno se encuentra tan desesperado”. Leído lo anterior, entendemos el porqué de la tozudez, la arbitrariedad y los arrebatos de la señora Tibisay.

 

@cmrondon

El Nacional

Los peligros de un torneo de radicales por Eduardo Semtei

 AsambleaNacional9

 

Todas las encuestas muestran signos favorables hacia el futuro. Y horrores en el presente.  Datanálisis, Keller, IVAD, Consultores 21. Bueno, hay una por allí, Hinterlaces, bajo la conducción del inefable cachorrito de Maduro, Oscar Schemel, que afirma sin vergüenza y con tupé que el gobierno sube y  sube en popularidad; que Diosdado es el dirigente político más simpático; la economía está creciendo; estamos alcanzando el pleno empleo; el petróleo está a punto de aumentar su precio hasta llegar a 200 dólares el barril; la inseguridad es una ilusión y una falsa sensación  y la gira internacional de Maduro fue la más exitosa de la historia, por cierto Schemel aprieta cada día más su veto a mi presencia en Globovisión. La tiene amurallada contra un grupo de venezolanos opositores. Y tiene la osadía de hablar de democracia, inclusión y libertad de expresión. Que descarado e inescrupuloso.  Me imagino que estará preparando sus maletas para irse del país una vez cambie el gobierno. Ha dejado un largo camino sembrado de amigos traicionados, vetos, maniobras descubiertas, emboscadas,  competencia desleal, en fin. Salvo esta excepción, todas las encuestas coinciden en:

  1. Más del 85% de la población anda indignada, le atribuye a Maduro y al gobierno sus males y pesares, el desabastecimiento, la inseguridad creciente, las colas, la inflación, la chikungunya, el caos en el tránsito, la corrupción y 21 taras sociales y morbos económicos adicionales.
  2. Una caída espectacular en la afiliación del PSUV, ahora tan solo alcanza un 13% cuando siempre estuvo por encima del 35%. La oposición por su parte, si sumamos a todos sus miembros, se acerca al 25%, es decir, por primera vez en 15 años, la identidad del elector con los partidos opositores casi duplica a los rojosrojitos.
  3. Entre los líderes más respetados, los primeros 6 son opositores. Leopoldo. Henrique. Falcón. María Corina, Ledezma y Borges. (es cambiante según diferentes encuestas)
  4. La intención del voto en las parlamentarias se encuentra en un 75% para opositores e independientes (ajenos al gobierno) y 25% para los ahijados de Cilia Flores.
  5. 60% le parece razonable que Maduro renuncie y que no termine su mandato … y
  6. 80% cree firmemente que el Sector Privado es fundamental para recuperar la economía y mejorar el abastecimiento.

Todas son cifras demoledoras. Comprueban que los vientos de cambio soplan en todas las direcciones. Que hay una marcha inexorable hacia la restitución de la democracia. ¡Ay señor! Pero entonces aparecen  quienes conocen “la vía rápida” para cambiar al gobierno.  Se asoman otros que saben exactamente, con precisión de año, mes, día, hora, minuto y segundo el momento  para iniciar una marcha “sin retorno” como aquella de Herman Escarrá que hoy  litiga tranquilamente en el TSJ y que le encuentra cada día más rasgos democráticos al gobierno y un envidiable equilibrio en las decisiones a los tribunales.  Hay otros que apuran las guarimbas, las tomas de calles, el desorden público como chispas que van a incendiar la pradera de la injusticia y la corrupción y nos van abrir las puertas de Miraflores. Atrevidos que afirman que debemos infiltrarnos en las colas de los supermercados e incitar al saqueo.  Se han turnado tantos afirmando que “ahora si llegó el momento” que por inventariarlos surge el aburrimiento.  Estallan en luces sabios políticos, estrategas napoleónicos, calculadores einsteinianos. Todos saben del camino rápido. Son los infalibles.   Los hay por montones en las trincheras del Twitter donde ni por asomo dan su nombre, que llaman a la abstención,  juran que no descansarán su brazo hasta tener a los miembros del CNE bajo rejas, despotrican a veces de Henrique, otras de Leopoldo y recientemente de Falcón. Para fortuna del pueblo  y por la gracia de Dios hay otro grupo, el mayoritario, la corriente más fuerte, la tendencia marcadora donde priva la sensatez, el cálculo adecuado, la estrategia correcta. Que no se atoran. Otean el futuro.  Estiman las variables. Saben que el camino más seguro, más rápido y más democrático es lograr una victoria contundente en las elecciones parlamentarias. Pasos lentos pero seguros. Sin prisa pero sin pausa.  Regresar al equilibrio de poderes. Aprobar presupuestos nacionales racionales. Controlar al gobierno y vigilar su marcha. Supervisar a ministros y destituirlos si entran en desacato. Prohibir por ley regalos, dádivas y préstamos blandos a otros países. Designar poderes públicos decentes con funcionarios probos y experimentados. Aprobar leyes de amnistía para todos los presos políticos. Perseguir con saña a la corrupción.   Designar embajadores de Venezuela y no del PSUV. Desmantelar todo en entarimado irracional  y costoso de controles y alcabalas administrativas. Autorizar la salida del país del presidente cuando sea razonable y no para el turisteo político familiar.  Saben que la unidad es lo primero. Que los francotiradores de las redes sociales no pasan de ser pájaros de mal agüero y ocultos funcionarios del Sebin y la Dgim.  Es obvio que la forma más segura de lograr la libertad de los detenidos por razones políticas es la ley y no el asalto armado de los sitios de reclusión.  Que  se trata, en los actuales momentos, de exigirle al gobierno explique cuáles son las medidas para enfrentar la crisis. Cuál es su programa de emergencia. Obligar al combo oficial  a escuchar al Sector Privado y permitirle el ejercicio de sus actividades productivas y comerciales.  Se cae de “maduro”  que es  más laborioso el camino democrático, participativo, inclusivo. Pero es más firme, más inequívoco, más cierto bajo control de la oposición. Hoy más que nunca unidad en la MUD. Hoy más que nunca consenso opositor. Hoy más que nunca comunidad de intereses.  Todos unidos hacia la victoria parlamentaria. Es el signo de los tiempos.

 

@eduardo_semtei