Comedia archivos - Runrun

Comedia

Hoy no es “Muy domingo”, por Juan E. Fernández

@SoyJuanette 

Estoy escribiendo esta columna un domingo, pero no es un día cualquiera, ojo y no es porque sea de Resurrección, sino porque además es otra fecha sin nuestro show de stand up Muy domingo.

Son las 17:30 en Buenos Aires, y justo me pongo a pensar que ahora mismo estaría en la parada del colectivo 26 (no me estoy refiriendo a un grupo armado sino a un autobús), para ir hasta la casa de mi amigo Fran “El capitán” de Producciones Wakanda y de ahí caminar hasta paseo La Plaza para comenzar a volantear en Calle Corrientes y meter gente al show porque “Si no hay gente, pues no hay show”. El tema es que desde hace mucho no nos estamos presentando en el teatro y eso me jode bastante.

Los días previos a que se decretara la cuarentena fueron bastante pesados, Calle Corrientes se veía bastante apagada, algo que, para quienes la conocen, resulta muy extraño. Ojo, cuando digo “apagada” no me refiero a las marquesinas de los teatros que copan la calle más famosa del centro porteño, sino que no había mucha gente caminando por la peatonal, y menos buscando un show para ver.

Al principio se tomaba lo de la pandemia como una joda, algunos pensaron que lo del coronavirus era un cuento y que no nos llegaría, pero a medida que pasaban los días, se instalaba el miedo y la preocupación del contagio. Las calles empezaron a quedarse desiertas, y Corrientes no fue la excepción.  

Fueron pasando los días y así llegamos a ese domingo, el último día en que hicimos función. La verdad, fue superdifícil “meter gente”; de hecho, teníamos varías reservas por internet, es decir, varios habían pagado la entrada online, pero no asistieron al show. Al final, no teníamos la cantidad de público suficiente para presentarnos, pero como había una pareja que venía de Mar del Plata, decidimos hacerlo.

Creo que para mis compañeros Paula Trillo, Mati Báez y Fran Gontero, ese show siempre será especial. No hemos hablado de este tema, pero siento que fue hermoso, podría decirse que las 6 personas que estaban en la sala John Lennon de Paseo La Plaza aquella tarde, se llevaron muchas risas y un lindo recuerdo.

Pero no solo son los shows lo que extraño, sino también compartir con amigos comediantes de otros espectáculos, con mis compañeros volanteros, y toda la fauna de personas que pululan por el complejo; no solo los domingos, sino cualquier día de la semana.

Aún recuerdo la primera vez que fui a paseo La Plaza, eso fue en el año 2007 (si la memoria no me falla). Me sorprendió que alguien tuviese la idea de meter en un pasaje varios teatros, tiendas y restaurantes, para mí era como “un shopping, pero de teatros”.

Pero lo que realmente me sorprendió fue The Cavern, que es un espacio de salas y un restaurante inspirado en Los Beatles, donde además se encuentra un museo oficial con ropa, discos, instrumentos y otros objetos que pertenecieron a la famosa banda británica. En aquel tiempo yo ni me imaginaba que, 10 años después, no solo estaría viviendo en Buenos Aires, sino que me presentaría en esos teatros.

La verdad es que en poco tiempo logré en esta maravillosa ciudad lo que no pude hacer en mi añorada y maltratada Caracas: presentarme todas las semanas y hasta tener mi show fijo de comedia.

Por lo pronto, no quiero bajar los brazos, y espero que usted querido lector tampoco lo haga. Tomemos este tiempo para reinventarnos, reflexionar y, sobre todo, mejorar. Pues sé que más temprano que tarde volveré a escuchar al MC gritar “Bienvenidos a Muy domingo. Pasarán 60 minutos hermosos y finalmente cantaremos la canción de Diego Torres Hoy es domingo”. Y recibiremos el cariño de la gente al terminar la función.

Así que nunca olvidemos que, pase lo que pase, “el show debe continuar”

 

Las opiniones emitidas por los articulistas son de su entera responsabilidad y no comprometen la línea editorial de RunRun.es

Este no es el fin del mundo… todavía, por Juan Fernández

@soyJuanette 

Después de ver la histeria colectiva a causa del coronavirus, descubrí que, sin duda, ser comediante es un apostolado. Trato de no ver mucho las redes sociales, ni la TV para no perseguirme, pues, en todas partes solo se habla de una cosa: el coronavirus. Ahora mismo están de moda términos como cuarentena y aislamiento social, algo que yo vengo practicando desde hace casi cuatro años.

Y es que esto son nuevos tiempos, por ejemplo, ahora está muy “in” lo del teletrabajo, disciplina que tiene sus ventajas, como no tener que peinarte, ni bañarte y donde el placer de quedarte en pijama todo el día está permitido. Y lo mejor: no estás bajo la constante vigilancia de tu jefe, (quien espero no llegue a leer esto). Sin duda, este nuevo invento es la gloria.

Ahora bien, tengo que confesarles que en un momento me angustié muchísimo porque vi a muchas personas que, además de tener miedo por lo del coronavirus, estaban decididas a dejar de hacer lo que se tiene que hacer: no entrar en pánico.

Ciertamente tomar todas las previsiones sanitarias posibles es lo necesario, pero también es muy importante nunca bajar los brazos y tratar de llevar la vida lo más normal posible o como mejor se pueda. Porque como todo en la vida, el virus también tiene sus cosas positivas. Por ejemplo, a mí me inspiró para volver a escribir esta columna, y a realizar un vivo que sirvió de tubo de ensayo para un blog titulado Este no es el fin del mundo… todavía, que verá la luz muy pronto.

Y así como yo, son muchos los que han decido seguir, o tratar de seguir, llevando tranquilidad a la población desde lo que sabe hacer.

El caso Late Motiv

El programa Late Motiv, producido por mis queridos colegas de El Terrat y conducido por el genio de Andreu Buenafuente, fue mudado de su enorme estudio donde recibía a una cantidad importante de personas, a un búnker y sin público. Esto después de que se suspendieran los eventos masivos. Lo que constituye un ejemplo de adaptación a lo que puede ser (o no) un “Nuevo orden mundial”.

Codo a codo

Otro caso emblemático fue el del cantautor uruguayo Jorge Drexler, quien luego de suspender su concierto en Costa Rica, decidió hacer una transmisión en vivo por Instagram y estrenar su canción Codo a codo, donde hace un homenaje a los kinestésicos frustrados.

Otro colega, el comediante español Oscar Saenz, presentó su monólogo Home alone, desde la sala de su casa en Barcelona, el mismo día en que Pedro Sánchez decretó la emergencia sanitaria.

Yo por mi parte, un desconocido total, tengo la idea de hacer un show online que se llame Stand en cuarentena, donde me presentaré a tres personas por vez (pues el layout de Instagram solo permite 4 pantallas y una es para mí) y brindaré mi humilde visión, siempre en tono de humor, acerca de lo que se nos viene.

En fin, para nadie es un secreto que este podría ser el primer virus pandémico que acabe con la humanidad, pero mientras llega mi hora, pienso seguir tratando de hacer reír a las personas. Porque como dijo el mismo Andreu: “EL VIRUS NO PODRÁ CON LA COMEDIA”.

En defensa de Aníbal, por Laureano Márquez

CONOCÍ A ANÍBAL NAZOA GRACIAS A MI AMISTAD CON CLAUDIO, SU SOBRINO. Las cenas con María Lucía -su esposa- y él, en su casa, eran, además de divertidas, terreno fértil para discusiones de alto vuelo con la concurrencia de gente interesante. Se conversaba de literatura, de poesía, de ciencia (yo hablaba poco y escuchaba mucho, además como no existía el celular, era posible concentrarse). Aníbal sabía de todo con detalle y profundidad, era eso que antes se denominaba un autodidacta, con justicia su hermano, Aquiles, lo llamaba “el pequeño Larousse ilustrado”. Las tertulias en su casa dominaban la cena y la trascendían, llegaban hasta el carro estacionado en la calle en interminable despedida y se prolongaban aún con el vehículo encendido largo rato (en aquellos tiempos la inseguridad no era tan extrema) y uno salía de aquella casa con la sensación de que había aprendido un montón de cosas y que tenía otras tantas por investigar y muchos libros por leer. Era un verdadero gusto escucharle. Tan sabrosa era su conversa, que contaba que en los tiempos de su temprana juventud en El Guarataro, estando su grupo de amigos en precaria situación para pagar una entrada al cine, hacían una “vaca” y le compraban la entrada a Aníbal para que luego les contara la película, cosa que él hacía con tal regodeo en los detalles y tanta habilidad narrativa que, muchas veces, cuando alguno de ellos podía luego ver la película en cuestión, se sentía decepcionado. Con razón dijo alguna vez: “Mi infancia fue pobre, pero nunca fue triste”.

Aníbal Nazoa militó siempre en el pensamiento de izquierda, miembro del partido comunista, nunca ocultó sus ideales y luchó fervientemente por ellos usando el arma poderosísima de su ingenio humorístico y su vasta cultura. Siendo hermano de otro grande del humor venezolano, brilló con luz propia dejando una obra importante. Sus escritos muestran agudeza, profundidad y un sentido del humor tan refinado como sutil. Participó en diversas publicaciones de humor, desde los legendarios tiempos de El morrocoy azul del que fue cofundador, pasando por la larga lista de semanarios con los que los humoristas del momento intentaron encontrar un espacio para expresarse. Con el seudónimo de Matías Carrasco mantuvo por muchos años una columna en el diario El Nacional: “Aquí hace calor”. Siempre estuvo su arte y su oficio en las antípodas de la descalificación, el insulto, las mezquindades y el envilecimiento. La estatura intelectual de este menudo hombre de mirada siempre por encima de sus lentes inquietos, estaba por muy distante de la reyerta baja y agresiva que se daba en la arena de la lucha política de momento, como diría el Dr. Caldera, cuya candidatura, por cierto, para el segundo mandato apoyó desde el partido comunista. Eran tiempos en los que las discrepancias políticas no nos llevaban a odiarnos y éramos capaces de admirar a la gente más allá de los desacuerdos ideológicos, pues había personalidades inteligentes en todos los sectores.

A comienzos de los noventa, se intentó revivir la Cátedra del humor que tanto éxito había tenido en la Universidad Central y que comandaba -con la habitual genialidad puesta en todo lo que hacía- Pedro León Zapata. Hicimos el intento de retomarla bajo la dirección de Aníbal. Se presentó en el Aula Magna en cuatro o cinco oportunidades, sin el éxito y el apoyo (la verdad sea dicha) de la original. Hicimos un homenaje al humorista gráfico Claudio Cedeño y dos o tres cosas más entre las que se cuenta una parodia del Don Juan Tenorio de Zorrilla para representarla el día de los difuntos, como manda la tradición española. En esa oportunidad trabajamos juntos en la redacción del guión en verso, del que solo viene a mi memoria uno, cuya actualidad cobra fuerza en las actuales circunstancias:

“La cosa está tan peluda
que Scannone, el gran gourmet,
come hasta batata cruda”

Aníbal Nazoa fue, en definitiva, una figura extraordinaria de nuestra cultura, de nuestro mejor humorismo. Era de esa gente sabia desde antes, tan sabrosa de tratar y conocer. Sin duda -por su destacada actividad periodística e intelectual- merece que un reconocimiento al periodismo lleve su nombre, pero sobre todo merece, como mínimo, que los galardonados con él sean poseedores de los mismos valores de talento, integridad, cultura y honestidad que él representó.

@laureanomar

Workshop “Aprendo Stand-Up” con Reuben Morales

TRAS SU EXITOSA GIRA POR CHILE, ARGENTINA Y URUGUAY, vuelve a Caracas el taller de stand-up comedy que ha formado a más de 500 alumnos en 7 países.

Si quieres ser comediante, meterle humor a tus conferencias o explotar tu creatividad, la formación ocurrirá el 17, 18, 19 y 20 de julio. Un taller por donde han pasado famosos talentos que hoy brillan, como Ismaelito, El Gordo Napoleón, La Titi, Rey Vecchionacce, Domingo Mondongo, La Nadia María y Deivis Correa.

“En este workshop aprenderemos stand-up comedy haciendo stand-up comedy. Conoceremos las técnicas y los secretos para crear material rápidamente y cómo conocer tu yo escénico para desenvolverte mejor en tarima”, afirma Reuben, quien fuera escritor de “Radio Rochela” y actor de “Misión Emilio”, en Televen.

Los estudiantes se pasearán por los estadios que vive un comediante en su profesión: preparación de material y técnicas creativas, manejo de los nervios, técnicas escénicas y autoevaluación de sus presentaciones. Al final, contarán con una muestra ante el público.

Para todos aquellos interesados en participar, pueden comunicarse ya por el WhatsApp +58-414-2647783 o por el correo [email protected]

 

Reuben Morales
www.ReubenMorales.com 

 

 

El comediante y guionista Ricardo Del Bufalo estrena “Por Eso Estamos Como Estamos”, un web show sobre la crisis venezolana. El programa se transmite por su canal de YouTube y contará con ocho episodios esta primera temporada.

Cada domingo a las 6:00 de la tarde se podrá disfrutar de un nuevo episodio, en los que se discutirán temas de interés nacional, como las elecciones, el petróleo, la relación del Estado y el ciudadano, el sentido del humor criollo, la reconciliación nacional, el nacionalismo, la identidad y la emigración.
El web show tiene un tono serio, pero no deja de lado el humor, pues cuenta con secciones divertidas y personajes como La Doña Del Bufetal, que es una señora que siempre tuvo la razón y nadie la escuchó, y Elsabe Lotodo, que es un arrogante insoportable de esos que abundan en Twitter.
El programa se puede ver de manera gratuita en el canal de YouTube “RDelBufalo” y en la web de Runrunes.
“La MUD y yo”, primer sencillo promocional de Ricardo del Bufalo

 

 

Tras seis años de trayectoria en la comedia nacional y dos años de experiencia en la comedia musical, el comediante y guionista Ricardo Del Bufalo estrena La MUD y yo, canción promocional de su primera producción discográfica humorística.

Del Bufalo ha escogido las mejores canciones que cada quince días estrena en el programa radial Calma Pueblo, transmitido por La Mega, y junto a algunos temas inéditos los incluirá en el disco, del que pronto anunciará más detalles.

En este tema, el comediante describe una relación de amor y desamor que tiene con la Mesa de la Unidad Democrática.

Del Bufalo es comediante integrante del espectáculo de stand-up comedy Viral y ha sido presentador de los stand-up comedy de El Profesor Briceño y Laureano Márquez. Es presentador y coescritor del web-show Formemos Democracia, guionista del programa radial Calma Pueblo, del programa televisivo El Show de Bocaranda y ha sido guionista del programa televisivo Reporte Semanal con el Profesor Briceño.

 

Estrena en el Trasnocho Cultural la obra “Así mintió él al esposo de ella”

AsíMintióÉlalEsposodeElla2

 

Bajo la producción, versión y producción general de Alejandro Bello, con dirección general del primer actor Gonzalo Cubero,  llega “Así mintió él al esposo de ella”, a las tablas del Espacio Plural del Trasnocho Cultural desde el 1 de julio hasta el 21 de agosto, en funciones los días viernes 5:00 pm y sábados y domingos a las 4:00 pm.

La divertida e inteligentísima pieza teatral en tono de comedia basada en el clásico del dramaturgo, premiado con Nobel y Oscar, George Bernard Shaw, cuenta con el carácter histriónico de Diana Díaz como Aurora Becerra, junto al versado actor Javier Paredes como Timoteo Becerra y  Alejandro Bello como Pedrito Maldonado.

La historia de “Así mintió él al esposo de ella” se desarrolla en una lujosa mansión de Caracas y se inicia cuando un joven poeta visita a su amante para juntos asistir a una velada de teatro. Pero la dama, una mujer casada con un general, ha perdido unos versos que delatan la relación prohibida. Todo apunta a que el señor de la casa los pudiera haber encontrado. En medio de conjeturas y miedos… ¡se presenta el marido! 

La versión libre vivifica este clásico y lo adapta a los tiempos más modernos.

Las entradas pueden adquirirse en la taquilla del teatro Trasnocho Cultural y a través de ticketmundo.com a un costo de Bs. 1000 + IVA. Reservaciones y ventas por el  teléfono 0212-9916755

Nota de Prensa May 17, 2016 | Actualizado hace 4 años
Stand-Up

MalasIdeas2

¡El humor continúa traspasando fronteras! Tras el éxito arrasador de sus tres temporadas en Venezuela, el show de Stand up Comedy “Malas Ideas” presenta por primera vez su gira internacional con cinco funciones especiales.

Cuatro comediantes de personalidades muy distintas, te dejarán claro que no es que ellos tengan malas ideas, sino que fue una muy buena “Mala Idea” juntarlos.

La divertida e irreverente, Verónica Gómez llegará cargada de ironía, sin filtros, y sin poses, para asumir el papel de host de 3 comediantes, que junto a ella harán reír a los asistentes con sus hilarantes rutinas.

Ale Otero confesará el miedo que siente al pensar en donar su pelo y todo lo que tiene que lidiar con la persona que más le ha dado material de stand up … su mamá.

Rey Vecchionacce se adentrará en la mente de los espectadores para hacerles ver cómo tener una familia, afecta, no importa si eres el mismo Dios.

Nanutria cerrará el show contando sus traumas con los brackets y por qué dejó de creer en la televisión.

Única función en Miami este viernes 20 de mayo a las 10:30 de la noche en el gran Teatro Trail. Para mayor información puedes llamar al +1(786) 479. 3741 o escribir al [email protected]