Arauca archivos - Runrun

Arauca

Informe Otálvora: Operación militar creó crisis entre Venezuela y Colombia

MilitaresenColombia

Video oficial colombiano muestra tropas de ese país supervisando el retiro de soldados venezolanos de la ribera derecha del río Arauca el 23MAR17. 

Un grave incidente militar estuvo a punto de ocurrir en la frontera entre Venezuela y Colombia a raíz de la decisión de los mandos castrenses venezolanos de instalar un campamento con decenas de soldados, en la ribera derecha del río Arauca en la frontera llanera entre ambos países. Mientras el gobierno venezolano permaneció casi una semana en silencio, el caso fue llevado por Colombia a consideración de la ONU y fue objeto de consultas urgentes entre diversas cancillerías del Continente.

*****

La presencia de uniformados venezolanos en la zona denominada “Los Pájaros” (versión venezolana) o “Bocas del Jujú” (versión colombiana), a una veintena de kilómetros al oeste de las poblaciones mellizas de Arauquita (Colombia) y La Victoria (Venezuela), fue reportada por lugareños desde el domingo 19MAR17. Ya a mediados de semana, la representación de Colombia habría notificado al Secretario General de la ONU, Antonio Guterres, las coordenadas geográficas del campamento donde ondeaba la bandera venezolana, lo que para militares y cartógrafos colombianos era una obvia invasión y no el extravío de una pequeña patrulla militar. El escenario de los hechos fue el Arauca, alejada región petrolera con alta presencia de la guerrilla de ELN. Allí el límite entre los dos países está determinado por el curso del Arauca, lo que hace que la línea limítrofe esté a merced de las usuales variaciones del cauce y caudal del rio.

 

MapaFronteraInformeOtálvora

Localización aproximada del campamento construido por el Ejército venezolano en la ribera derecha del río Arauca. Imagen: Google Earth

 

Finalmente, el batallón de soldados venezolanos, en presencia de efectivos de tropa profesional del Ejército colombiano, debió arriar la bandera y retirarse del lugar a media tarde del 23MAR17. El batallón venezolano, según fuentes castrenses venezolanas citadas por el portal “El Pitazo”, estaba compuesto mayoritariamente por soldados de reciente alistamiento. Se trataría de tropas  al mando de un teniente coronel, pertenecientes a la Brigada Caribe basada en la fronteriza población de Guasdualito en el estado Apure venezolano.

*****

A lo largo del jueves 23MAR17, la diplomacia colombiana encabezada directamente por Juan Manuel Santos, entró en contacto con  varios gobiernos de la región para advertirles sobre la presencia de tropas venezolanas en territorio colombiano y la disposición de Bogotá de exigir su incondicional e inmediato retiro. Desde el 21MAR17 el gobierno colombiano había enviado al campamento tanto al Cónsul colombiano en El Amparo (población limítrofe venezolana) como a personal civil que realizó mediciones de posicionamiento de las tropas venezolanas. Varias fuentes señalan que helicópteros militares colombianos, probablemente Black Hawk artillados basados en la población de Saravena, sobrevolaron en varias ocasiones el campamento, mientras la Brigada 18 del Ejército colombiano, acantonada en Arauca, recibió instrucciones aprobadas por Santos para rodear a prudente distancia el campamento de los venezolanos. El Director de Soberanía de la Cancillería colombiana, Ricardo Montenegro, arribó a la ciudad de Arauca la noche del 22MAR17 y se desplazó en la mañana siguiente al campamento de los venezolanos donde supuestamente le esperarían sus homólogos venezolanos. En el sitio se comentaba sobre la inminente llegada del general venezolano Gerardo Izquierdo quien ejerce como “Ministro de Fronteras”, pero el encuentro bilateral ofrecido por el gobierno Maduro no ocurrió. Tras Montenegro confirmar a su gobierno la presencia de las tropas venezolanas en la ribera derecha del río Arauca y la negativa del comandante del batallón venezolano de retirarse del lugar alegando “órdenes superiores”, Colombia intensificó sus gestiones diplomáticas pidiendo a varios presidentes latinoamericanos solidaridad y apoyo para condenar la acción del gobierno Maduro en caso de no retirarse de inmediato.

*****

Tras una conversación telefónica solicitada por Colombia hacia el final de la mañana del 23MAR17, la cual según fuentes colombianas fue corta y en tono duro entre Santos y Nicolás Maduro, finalmente el batallón de militares venezolanos  desmanteló su campamento y se dirigió a la ribera izquierda del río. Tanto el jefe del batallón en el sitio como voceros militares venezolanos expresaron una inédita tesis la cual incluso fue reiterara por Maduro a Santos, según la cual el límite internacional ya no se ampara en los tratados firmados en el siglo XX que establecen el río Arauca como lindero. Sin que existan acuerdos bilaterales, la tesis de los militares venezolanos suministrada a Maduro asegura que el límite en esa sección de la frontera está determinado por una hipotética “línea geosatelital” que fijaría las áreas de soberanía de cada país. La posición de Santos ante Maduro fue la de hacer valer los tratados ya centenarios. Maduro prometió a Santos que ordenaría la retirada de los militares venezolanos y cuatro horas después el mandatario colombiano tuiteó: “acaba de salir último soldado venezolano de territorio colombiano”. Mientras tanto, a cientos de kilómetros de Bogotá y Caracas un grupo de militares de la Fuerza de Tarea Quirón colombiana, entrenados y con experiencia en combate real contra la guerrilla, procedían a izar la bandera de Colombia en el lugar donde hasta unos minutos antes habían permanecido los uniformados venezolanos.

Terminaba así una tensa situación que pudo haber desencadenado un serio incidente militar. En el alto gobierno colombiano circuló la hipótesis según la cual el movimiento militar venezolano respondía a alguna táctica de política interna del chavismo. El periodista venezolano Nelson Bocaranda se preguntaba desde su cuenta Twitter: “¿Gobierno estaría preparándose para decretar Estado de Excepción con asentamiento militar en Colombia?”.

*****

La cancillería de Maduro emitió en la noche del 23MAR17 un comunicado en el cual no explicó las razones para la instalación de un campamento con bandera enarbolada, alegando que se trataba sólo de “patrullaje cotidiano en territorio venezolano fronterizo con Colombia”. En su usual estilo, la cancillería chavista arremetió contra “falsarias que pretenden promover la confrontación entre países hermanos” y alegó “alteraciones producto de cambios climatológicos” en el río Arauca que provocan “diferencias de interpretación”.

El incidente en el Arauca no es la primera ocasión en la cual el gobierno Maduro intenta modificar unilateralmente los límites de Venezuela con base en reportes de sus fuerzas militares, creando roces internacionales. El 26MAY15, Maduro firmó un decreto creando “zonas Operativas de Defensa Integral Marítimas e Insulares”. Una de las zonas se extendía al este hasta la Guyana Francesa y otra de las zonas incluía áreas no delimitadas con Colombia en el Golfo de Venezuela y el Caribe. Los reclamos internacionales obligaron a Maduro el 16JUN15 a dejar sin efecto buena parte del decreto.

*****

Según fuentes colombianas, durante su conversación telefónica del 23MAR17 a raíz de los sucesos en el Arauca, Maduro habría reclamado a Santos por haberse unido al grupo de gobiernos que desde la OEA están pidiendo la celebración de elecciones en Venezuela. En realidad no se trata de un grupo de reciente creación ya que actúa desde mediados del año 2016 coordinando posiciones y acciones ante la crisis política interna venezolana.

El “grupo Venezuela” o “”grupo de los 15” está conformado por Argentina, Belice, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, EEUU, Guatemala, Honduras, México, Panamá, Paraguay, Perú y Uruguay. El grupo se ha pronunciado públicamente en dos ocasiones previas: el 15JUN16 emitió un comunicado apoyando la convocatoria de una reunión del Consejo Permanente de la OEA, bajo amparo de la Carta Democrática, para escuchar el informe del secretario general Luis Almagro sobre la crisis política y de DDHH en Venezuela. El gobierno Maduro y sus aliados intentaban frenar aquella iniciativa de Almagro. Luego, el 11AGO16, el “Grupo Venezuela” se pronunció exigiendo se cumplieran “sin demoras las etapas restantes para la realización del Referendo Revocatorio Presidencial”, el cual fue abortado por las autoridades electorales venezolanas controladas por el chavismo. La incorporación del Vaticano como facilitador en el “dialogo Maduro-MUD”, enfrió las acciones del “Grupo Venezuela” en la OEA, el cual ahora nuevamente ha comenzado a operar con el especial impulso del gobierno mexicano.

*****

El 17MAR17, Luis Almagro entregó a la Presidencia del Consejo Permanente de la OEA ejercida por el representante de Belice, un segundo informe según el cual en Venezuela existe una “alteración del orden constitucional”. Almagro recomienda continuar el proceso de la Carta Democrática ya abierto en el 2016, exigiendo a Venezuela llamar a elecciones generales, liberar a los presos políticos, validar las leyes aprobadas por la Asamblea Nacional y elegir nuevos miembros del Consejo Nacional Electoral y del Tribunal Supremo de Justicia. Almagro propone que en caso de no prosperar las gestiones diplomáticas se proceda a  suspender a Venezuela de la OEA, única sanción contemplada en la Carta Democrática.

El nuevo informe de Almagro logró desencadenar una aguda actividad diplomática  continental reactivando el debate sobre la crisis venezolana. Si bien la medida de suspender a Venezuela no cuenta con suficientes votos a favor y es vista por algunos gobiernos como ineficaz o aún apresurada, el “Grupo Venezuela” decidió reactivar las presiones diplomáticas desde la OEA. El 23MAR17 el grupo emitió un comunicado en el cual Belice se abstuvo para mantener una posición negociadora. En el texto, los catorce gobiernos asumen como propios los reclamos de Almagro pidiendo “liberación de presos políticos”, “se reconozca la legitimidad de las decisiones de la Asamblea Nacional” y “se establezca un calendario electoral”.  El “Grupo Venezuela” logró en las últimas horas el apoyo de Bahamas, Barbados, Jamaica y Santa Lucia para solicitar una reunión extraordinaria del Consejo Permanente de la OEA que analice la situación venezolana. La Presidencia de la OEA accedió al pedido y convocó a una reunión extraordinaria a celebrarse el 28MAR17, pese a las protestas del gobierno Maduro. La cancillería chavista solicitó que el Consejo Permanente se reúna el 27MAR17 para “recibir” a la canciller de Maduro, Delsy Rodríguez, quien se dirigirá a la plenaria para rechazar la convocatoria de la reunión solicitada por el “Grupo Venezuela” e intentar abortar la sesión del martes que analizará la crisis venezolana.

 

Edgar C. Otálvora

@ecotalvora

Diario Las Américas

Santos a Maduro: Es inaceptable incursión militar en territorio colombiano

JuanManuelSantos_COL

 

El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, consideró “inaceptable” que soldados venezolanos hayan entrado en territorio de este país en el departamento fronterizo de Arauca y dijo que su homólogo, Nicolás Maduro, le aseguró que ordenó el retiro de ese contingente.

“Acabo de hablar con el presidente Maduro a quien le manifesté que para Colombia es totalmente inaceptable la situación que se ha producido. Me ha asegurado que ha ordenado el retiro de las tropas del territorio colombiano”, manifestó Santos en una declaración que dio en la Casa de Nariño, sede del Gobierno.

Santos hizo la declaración al concluir una reunión con sus ministros de Defensa, Luis Carlos Villegas, y de Relaciones Exteriores, María Ángela Holguín, así como con la cúpula militar y policial, para analizar denuncias de habitantes y autoridades de Arauquita, localidad de Arauca, sobre la incursión de militares venezolanos.

Según esa denuncias, al menos 60 militares venezolanos izaron el pasado martes su bandera y levantaron un campamento en suelo colombiano, pero una fuente oficial de ese país dijo a Efe en Caracas que el territorio en el que se instaló ese grupo, de 123 soldados, pertenece a Venezuela y que su presencia allí es un ejercicio de soberanía.

Toda esta situación ocurre después de que la cancillería colombiana hiciera pública la denuncia. Un oficial del gobierno colombiano explicó que los militares se instalaron desde la mañana del lunes 20 de marzo en el lado colombiano del río Arauca, a la altura de caño Jujú, vereda Los Pájaros, en el municipio de Arauquita.

Los uniformados, que llegaron en dos grupos procedentes del vecino estado de Apure, instalaron un campamento en medio de una platanera cuyo dueño fue obligado a dejar el lugar.

El mandatario colombiano añadió que sobre eso “no cabe la menor duda” pues la línea de frontera en ese sector la determina, según los tratados vigentes, el río Arauca “y los militares (venezolanos) se encuentran en la ribera colombiana”.

Santos añadió que en su conversación con Maduro “acordamos que mantendremos el diálogo y las vías diplomáticas hasta que se normalice la situación”, pero sin embargo dio instrucciones a las Fuerzas Armadas colombianas enviadas al lugar de “que permanezcan en el área y continúen ejerciendo plena soberanía en el territorio”.

¿Buscando un Estado de Excepción?

El periodista Nelson Bocaranda lanzó varios Runrunes en su Twitter con respecto a este nuevo episodio en la frontera. Se preguntó si el conflicto no sería para decretar un Estado de Excepción, con lo que se podría suspender las garantías constitucionales.

“El Estado de Excepción permitiría al régimen de Maduro meter presos a quienes le parezca, comenzando por diputados y activistas DDHH”, señaló Bocaranda y agregó a la lista a políticos y periodistas.

Detalló que mientras se dan las conversaciones entre los dos países para solventar el problema, por parte de Colombia hay llamadas a la Organización de Estados Americanos y el Secretario General de la ONU ya tiene un informe extraoficial con coordenadas de asentamiento militar.

 


 

*Con información de EFE y AFP

Cancillería colombiana afirma que soldados venezolanos se retiran de Arauca

soldadovenezolano

La Cancillería colombiana informó que los soldados venezolanos que habían instalado un campamento, según denuncias de pobladores locales, en territorio colombiano, en jurisdicción de Arauquita (Arauca), desde el lunes pasado, comenzaron a retirarse del lugar la noche del miércoles.

El incidente fue conocido por el gobierno colombiano y manejado con absoluta discreción, a tal punto que el director de Soberanía de la Cancillería colombiana, Ricardo Montenegro, viajó desde el miércoles al lugar para revisar las coordenadas y establecer con rigor la verdad de los hechos.

Montenegro se reunirá con su par venezolano este jueves en el lugar del incidente, y al término del encuentro habrá una declaración.

La Cancillería colombiana también había informado oportunamente al Ministerio de Defensa de Colombia, y varias unidades militares se habían aproximado a la zona, con cautela.

El Tiempo pudo establecer que el miércoles se sostuvieron intensas conversaciones entre oficiales de las cancillerías y los ministerios de Defensa de los dos países para tratar el tema, lo que permitió evitar una crisis mayor.

Los hechos

El secretario de gobierno de Arauquita, Nelson Pérez, le relató a El Tiempo que unos 60 militares venezolanos se instalaron desde la mañana del lunes en el lado colombiano del río Arauca, a la altura de caño Jujú, vereda Los Pájaros, en el municipio de Arauquita.

Los uniformados, que llegaron en dos grupos procedentes del vecino estado de Apure, instalaron un campamento en medio de una platanera cuyo dueño fue obligado a dejar el lugar.

“Son decenas de militares que montaron sus carpas y que ya tienen izada la bandera venezolana en pleno territorio colombiano”, le confirmó Pérez a El Tiempo.

“Me dijeron que están en territorio venezolano, que por coordenadas y por hitos, eso es de su país”, señaló por su lado Ladi Elena Gelves Orozco, personera del mismo municipio y quien ayer estuvo en el lugar de los hechos.

Dijo que al frente de los militares venezolanos estaba un teniente coronel de apellido Varela.

Según la personera, “al campesino dueño de la platanera los guardias le dijeron que tenía que salir del predio porque no era venezolano”.

Los uniformados aseguraron que van a estar en el lugar hasta cuando “el nivel central” (Caracas) les indiquen lo contrario.

El secretario de Arauquita agregó que “es absurdo que esos militares digan que están en territorio venezolano, pues pasaron el río Arauca, que está bastante ancho y no da lugar a decir que se confundieron”.

En esa zona es el río el que marca la frontera, y por eso no se explica la presencia de uniformados del vecino país en la orilla occidental.

Un habitante de la zona, quien pidió el anonimato por razones de seguridad para él y su familia, contó que cerca de 100 uniformados que vestían prendas militares llegaron desde el pasado domingo a este sector colombiano, en límites con la población de La Victoria, donde se han apropiado de los terrenos, han acabado con algunos cultivos y animales de corral.

“La situación que se nos viene presentando es que desde el día domingo, el gobierno venezolano invadió unas islas del territorio colombiano donde hay unos cultivos de plátano y están acantonados ahí. Los dueños de esos cultivos dicen que son unos 100 hombres que andan ahí, que no permiten diálogo con la población, que solo requieren la fuerza pública colombiana”, denunció el campesino.

El labriego se dirigió la tarde de este miércoles a la administración municipal y a la misma personería para poner en conocimiento lo que está pasando en esta zona de frontera entre el departamento de Arauca y el Estado venezolano de Apure.

Según el denunciante, en la zona de ubicación de los uniformados, que serían de la Guardia Nacional Bolivariana de Venezuela, existe una plantación de 50.000 matas de plátano en producción donde no han podido acceder los propietarios colombianos de esas tierras.

“La situación que se nos viene presentando es que desde el día domingo, el gobierno venezolano invadió unas islas del territorio colombiano donde hay unos cultivos de plátano y están acantonados ahí. Los dueños de esos cultivos dicen que son unos 100 hombres que andan ahí, que no permiten diálogo con la población, que solo requieren la fuerza pública colombiana”, denunció el campesino.

El labriego se dirigió la tarde de este miércoles a la administración municipal y a la misma personería para poner en conocimiento lo que está pasando en esta zona de frontera entre el departamento de Arauca y el Estado venezolano de Apure.

Según el denunciante, en la zona de ubicación de los uniformados, que serían de la Guardia Nacional Bolivariana de Venezuela, existe una plantación de 50 mil matas de plátano en producción donde no han podido acceder los propietarios colombianos de esas tierras.

“Nosotros venimos a poner la denuncia o a ver a qué medios dirigirnos, porque esta situación nos preocupa”, dijo el campesino.

El inusual hecho se produce en momentos en los que el gobierno de Nicolás Maduro en Venezuela enfrenta una aguda crisis política, social y económica.

Aunque este jueves habrá una declaración oficial sobre el episodio, el anuncio del Ministerio de Relaciones Exteriores colombiano de que los militares venezolanos comenzaron a retirarse del lugar anoche advertía el fin del incidente.

Gobernador colombiano teme

frontera8 (1)

El gobernador del departamento de Arauca, ubicado en el este de Colombia y fronterizo con Venezuela, teme una “crisis” en su región si se reabre la frontera y aumenta la llegada de venezolanos a la zona en busca trabajo y atención médica.

En una entrevista publicada este lunes por el diario El Tiempo, el gobernador Ricardo Alvarado advirtió que “una avalancha o un supuesto aumento del volumen de personas hacia Arauca nos generaría una crisis en el departamento que no tendríamos cómo soportarla”.

“En este momento, la frontera está cerrada y hay un paso controlado, pero donde la lleguen a abrir no estamos preparados para atender a quienes nos lleguen”, dijo.

La porosa frontera entre Colombia y Venezuela, de 2.219 km, permanece cerrada desde agosto pasado por orden del presidente venezolano, Nicolás Maduro, quien justificó su decisión como una medida para combatir el contrabando y frenar el crimen organizado.

Sin embargo, Alvarado precisó que mas bien el paso fronterizo está “controlado” por el gobierno venezolano y diariamente unas 10 a 15 personas llegan a Arauca desde Venezuela porque las “dejan pasar”.

Una vez en territorio colombiano, en su mayoría buscan “soluciones en la parte de salud ante la crisis que han tenido por el suministro de medicamentos” o trabajo.

También hay “colombianos que viven al otro lado y se las ingenian para venir a buscar la atención médica y algunos productos básicos”, explicó el gobernador.

Venezuela vive una fuerte crisis política y social, con una escasez de 80% de los alimentos y la inflación más alta del mundo (180,9% en 2015), además de una desaforada criminalidad, que motivan el rechazo a Maduro, cuyos niveles de apoyo rondan un 25%.

Ejército colombiano asegura que líderes del ELN están en Venezuela

ELN

 

El comandante del Ejército colombiano, general Alberto Mejía, aseguró hoy que los líderes del Ejército de Liberación Nacional (ELN) se encuentran en Venezuela y que, “sin duda alguna”, imparten instrucciones de ataques como el del pasado lunes, donde murieron 11 militares y un policía.

En varias entrevistas concedidas hoy a medios colombianos, el general Mejía explicó que los miembros del Comando Central (COCE) del ELN, encabezados por Nicolás Rodríguez Bautista, alias “Gabino”, se encuentran en Venezuela.

Mejía, explicó que esa guerrilla cuenta con unos 3.000 miembros “en armas” y tiene una fuerte presencia en los departamentos fronterizos con Venezuela de Norte de Santander y Arauca, “zonas limítrofes por razones obvias”.

Once soldados y un policía murieron el lunes en un ataque del ELN contra una patrulla que transportaba material electoral de una comunidad indígena recabado durante los comicios locales y regionales del pasado domingo.

La emboscada se produjo contra una patrulla en jurisdicción del municipio de Güicán, departamento de Boyacá (centro), dentro del Parque Nacional Natural del Cocuy, un páramo de agreste geografía.

Además, en el combate desaparecieron dos soldados identificados como Antonio Rodríguez y Andrés Felipe Pérez, cuya “recuperación es la máxima prioridad operacional”, explicó el general Mejía.

El comandante del Ejército también indicó que los cabecillas del ELN actualmente se encuentran en Venezuela y que “sin duda alguna” desde el vecino país imparten instrucciones de estos ataques.

 

Guardia venezolana habría herido a un colombiano en Arauca

 

gnb-g

 

 

Un hombre de 24 años de edad resultó herido el pasado fin de semana después de que, al parecer, miembros de la Guardia Nacional de Venezuela dispararon cuando la víctima se movilizaba en una canoa por aguas del río Arauca, en zona rural de Saravena.

El hecho ocurrió el sábado pasado en el sector de Puerto Contreras, en límites de Arauca con el municipio El Nula, en el estado Apure.

Según los testimonios entregados a las autoridades por habitantes de la zona limítrofe, los uniformados del vecino país dispararon contra la canoa donde se transportaban cuatro personas.

La persona herida fue identificada como Yorman Alexander Acevedo, oriundo del municipio de Tame, quien presentó heridas leves en la espalda y parte alta del lado derecho del dorso.

Tras los disparos los demás ocupantes de la embarcación terminaron en las aguas del río Arauca y nadaron para ponerse a salvo del lado colombiano de la frontera.

La persona lesionada por los impactos de bala fue auxiliada por personal militar colombiano que con tropas de la Brigada 18 del Ejército hace presencia en el área.

Hasta el momento ninguna autoridad se ha referido a este incidente en la frontera.

Cruz Roja anuncia liberación de dos soldados retenidos por las FARC

FARC

BOGOTA, Colombia (AP) — Dos soldados retenidos por las FARC desde el 9 de noviembre fueron entregados el martes por la guerrilla al Comité Internacional de la Cruz Roja.

“Acabamos de facilitar la liberación, en zona rural de Arauca, de dos militares que estaban en poder de las FARC”, indicó el Comité en su cuenta oficial de Twitter.

Por su parte las FARC, también en esa red social, comentaron que “los soldados profesionales… que habían sido capturados en combate el 9 de noviembre, fueron liberados por las FARC sanos y salvos”.

Los liberados son Paulo César Rivera y Jonathan Andrés Díaz, retenidos por las rebeldes Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia en una zona rural del municipio de Tame en Arauca, a unos 330 kilómetros al noreste de Bogotá.

Jhonatan-AndrACs-EjACrcito-Nacional-Colombia_CYMIMA20141124_0005_16

El ministro de Defensa Juan Carlos Pinzón comentó que habló por teléfono con los dos soldados, quienes serán trasladados a la capital colombiana.

Patricia Rey, vocera del Comité, informó por teléfono a The Associated Press que “todo salió bien” y que los militares están en buen estado de salud.

“A los dos soldados los recibieron dos delegados de la Cruz Roja Internacional, uno de nuestros médicos y los dos voceros de Cuba y Noruega aproximadamente a las 9.45 de la mañana de hoy (1445 GMT) y los llevamos en un helicóptero… hacia Tame, donde los entregamos a representantes del ejército”, dijo Rey.

La liberación de Rivera y Díaz forma parte de la primera entrega de retenidos anunciada por lasFARC y que también incluye al general activo del ejército Rubén Alzate, a un suboficial y a una abogada que cayeron en poder de la guerrilla el 16 de noviembre en el departamento de Chocó, en el oeste colombiano.

La retención de Alzate llevó a que el presidente Juan Manuel Santos suspendiera el proceso de paz que adelanta con las FARC en La Habana desde fines de 2012 y del que Cuba y Noruega son garantes.

“Esperamos que muy pronto se dé la liberación del general Rubén Darío Alzate y sus acompañantes para que se reanuden los diálogos de paz”, expresó el ministro del Interior Juan Fernando Cristo en un comunicado.

La guerrilla indicó que ahora “enfocará sus esfuerzos en la liberación del señor general Rubén Darío Alzate… y de sus acompañantes”.

Agregó que espera que “el Ministerio de Defensa y el sitio militar contra la población civil se suspendan de inmediato para que la liberación de las personas mencionadas trascurra sin sobresaltos y sin riesgos para ninguna de las partes”.

“Estoy muy contento, esto es algo que uno no puede describir: saber que mi hermano está libre”, dijo a AP Christian Díaz, uno de los hermanos del soldado Jonathan Díaz liberado el martes.

Para el senador Armando Benedetti, del oficialista Partido de la Unidad Nacional o Partido de La U, la liberación de los dos uniformados “significa que las FARC están mostrando como nunca… buena voluntad… con el proceso de paz”.

Pero su colega Ernesto Macías, del opositor Centro Democrático, sostuvo que no se puede “calificar como un buen gesto de paz de las FARC un secuestro, que es una acción criminal”.

 

Copyright 2014 The Associated Press. All rights reserved. This material may not be published, broadcast, rewritten or redistributed.