Monitor de Víctimas archivos - Runrun

Monitor de Víctimas

#MonitorDeVíctimasCaracas | Se lo llevaron de su casa en Carapita y le quitaron la vida en la Morán
Fue asesinado a batazos y a tiros

Foto: Carlos Ramírez

Un grupo de individuos sacó de su casa a Yordano Gómez, obrero, delante de personas que transitaban por la calle, y se lo llevaron para matarlo.

El hecho ocurrió este martes 18 de enero.

La víctima residía en el sector Gran Sol de la calle Rómulo Gallegos de Carapita, parroquia Antímano, indicó un pariente de Gómez.

El hombre fue llevado hasta el sector La Cañonera de la avenida Morán, donde le quitaron la vida a batazos en la cabeza, y ocho disparos en ambas manos.

Herido fue trasladado al hospital Miguel Pérez Carreño, donde dejó de existir a pocas horas de haber sido ingresado. Tenía 34 años de edad.

#MonitorDeVíctimasCaracas | En enfrentamiento con PNB murió hombre en Petare
Presumen que los funcionarios policiales confundieron a Carlos Javier Herrera Sanz con un hombre requerido por las autoridades

 

@SandraGuerrero1 / Foto: Carlos Ramírez

 

Como Carlos Javier Herrera Sanz, de 23 años, fue identificado el hombre que este lunes, 17 de enero, murió en un presunto enfrentamiento con una comisión de funcionarios de la Policía Nacional Bolivariana (PNB).

El suceso se registró en la Zona 6 del barrio José Félix Ribas de Petare, municipio Sucre del estado Miranda, refirió una persona vinculada a la familia del fallecido que llegó a la morgue de Bello Monte.

La víctima residía en Petare y tenía cuatro hijos.

El declarante indicó que presumen que los funcionarios policiales confundieron a Herrera Sanz, a quien apodaban Papo, con un individuo conocido como el Oriente, requerido por los cuerpos policiales.

El familiar del fallecido reconoció que este tenía mala conducta.

Ayer los parientes de la víctima hacían diligencias en procura de una suma de dinero para cubrir los gastos del sepelio.

#MonitorDeVíctimasCaracas | Por no tener dinero familiares esperaron 18 días para retirar cuerpo de la morgue
A Junior Rocchis, de 35 años, lo asesinaron el 26 de diciembre. Sus parientes no tenían el dinero para cubrir los gastos fúnebres y debieron esperar que les aprobaran una ayuda económica de una alcaldía por 260 dólares, solo para el traslado

 

Foto: Carlos Ramírez

Han pasado 18 días desde el homicidio de Junior y su cuerpo aún está en la morgue de Bello Monte. Sus familiares no tienen los recursos para costear los gastos funerarios y han debido esperar por una ayuda económica, que demoró.

A Junior José Rocchis Velásquez lo asesinaron el 26 de diciembre de 2021, en la parte baja del sector La Alcabala del barrio San Guillermo, en Petare, municipio Sucre del estado Miranda. Había ido a una fiesta callejera. Su cadáver lo encontraron al lado de un contenedor de basura, con cinco impactos de bala y múltiples heridas por arma blanca en la cabeza.

Una vecina llegó a la parte alta de La Alcabala y tocó la puerta de la casa de Junior. Llevaba la mala noticia. “¿Estás segura?”, le respondió su hermana. La mujer se acercó entre el tumulto de personas que observaban el cuerpo y lo reconoció. Sí era él.

Desde el 26 de diciembre los familiares de Junior se han movilizado para encontrar el dinero y cubrir los gastos fúnebres. Sin embargo, han pasado casi tres semanas y ya no podrán velarlo, el cuerpo lo sacarán directo de la medicatura forense al Cementerio General del Sur.

A través de la Alcaldía del Municipio Sucre encontraron una donación que demoró tanto tiempo por las vacaciones decembrinas y porque al inicio a los parientes de Junior le faltaban varios documentos. Solo el traslado de la morgue al cementerio son 260 dólares.

Según la Encuesta de Victimización, publicada en el informe anual del Observatorio Venezolano de Violencia (OVV), al menos 24,6 % de personas tienen a un familiar que ha sido víctima de un delito.

La mañana del jueves 13 de enero, justo antes de que hicieran el traslado del cuerpo al campo santo, los familiares se enteraron de que solo habían aprobado la mitad y tendrían que seguir a la espera.

La noche del 26 de diciembre Junior no avisó dónde estaría. A su familia le pareció raro porque siempre avisaba si iba a una fiesta. A las 7:30 p. m. salió de casa de su mamá y pasadas las 10:00 p. m. comenzaron a preguntarse dónde estaría.

Los parientes de la víctima no saben qué pasó ni por qué tanto ensañamiento. Según testigos, otro hombre también fue herido de bala en ambas rodillas y apuñalado en la cabeza. La familia desconoce la identidad de esta persona, quien presuntamente una vez baleado fue obligado a cargar el cuerpo de Junior hasta el contenedor.

“Esto nos tomó por sorpresa, aún no podemos creer lo que pasó. Era un muchacho rumbero, como muchos, pero no sabemos por qué lo mataron de esa forma, por qué el ensañamiento”, dijo un allegado a la familia, quien por motivos de seguridad prefirió no revelar su nombre.

Junior trabajaba como técnico de celulares y cocinas, según sus parientes. Dejó huérfanos a cuatro hijos, tres de ellos menores de edad. Uno de los hijos de la víctima, de 16 años de edad, tuvo que levantar el cuerpo, con ayuda de su tío, y montarlo en la furgoneta.

Según el informe anual del Observatorio Venezolano de Violencia (OVV) el estado Miranda es la segunda entidad más violenta del país, con una tasa de 64,1 homicidios por cada 100.000 habitantes.

#MonitorDeVíctimasTáchira | Sexagenaria fue asesinada por su sobrino en Abejales
José Alberto Pérez Sandoval, de 23 años de edad, acabó con la vida de su tía para robarle los ahorros

Monitor Táchira

El asesinato de Carmen Marina Hernández Pérez, de 66 años de edad, mantiene consternados a familiares y amigos, pues fue uno de sus sobrinos quien, para robarle sus ahorros, le quitó la vida, en el sector Centro 1 de Abejales, municipio Libertador del estado Táchira.

Eran aproximadamente las 5:30 de la mañana del 3 de enero de 2022, cuando José Alberto Pérez Sandoval, de 23 años de edad, sobrino de la sexagenaria, al saber que la mujer estaba sola en su vivienda, fue a quitarle 150.000 pesos colombianos, unos 30 dólares americanos, que Hernández Pérez tenía ahorrados y que eran parte de lo cobrado por su trabajo como cocinera.

La mujer escuchó ruido y, aparentemente, encontró a su sobrino hurgando entre sus pertenencias. Este, al notar la presencia de la mujer, la habría golpeado y lanzado al piso.

En ese momento, al parecer, el sobrino sacó un cuchillo y Carmen comenzó a luchar por su vida.

De acuerdo con la información forense, Hernández Pérez tenía varias heridas en las palmas de las manos que demostrarían lo vivido antes de morir.

El homicida le infligió múltiples heridas en la región lateral del cuello y auricular izquierda que le causaron la muerte inmediata.

Luego de cometer el asesinato, Pérez Sandoval salió de la vivienda con manchas de sangre en el cuerpo y la ropa, y con heridas de arma blanca en las manos.

 

Cuando los vecinos notaron la actitud sospechosa del hombre, alertaron a los funcionarios policiales y a otros familiares de la víctima.

Al lugar acudieron funcionarios de la Coordinación Especial de Investigaciones de Delitos contra las Personas, de la Delegación Municipal San Cristóbal del Cuerpo de Investigaciones Científicas, penales y Criminalísticas (Cicpc), quienes, además de colectar las evidencias de interés criminalístico, esclarecieron el femicidio.

A la sala de patología forense de la ciudad de San Cristóbal fue trasladado el cadáver de Hernández Pérez. En el sitio, Freddy Zambrano, uno de los tres hijos de la víctima, comentó que esta había sido una mujer colaboradora, trabajadora y querida en la comunidad.

Mientras que, dijo, José Pérez, a su corta edad, había mantenido una conducta no acorde con la de su familia, y estaba siendo solicitado por el delito de abuso sexual.

*También puede leer: #MonitorDeVíctimasLara | En Palavecino asesinaron a dos mujeres y quemaron sus cuerpos en un basurero

#MonitorDeVíctimasCaracas | Preso homicida de septuagenario hallado en hotel de Caracas

La investigación policial condujo a la captura de un adolescente de 16 años de edad

Sandra Guerrero / Foto: Carlos Ramírez

Una comisión de funcionarios adscritos a la División Contra Homicidios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) detuvo a un adolescente, de 16 años de edad, por su presunta implicación en la muerte de Cirilo Rafael Camacho Sánchez, de 70 años, cuyo cadáver fue encontrado en una habitación del hotel Sole de la parroquia Santa Teresa, en el municipio Libertador.

Las pesquisas adelantadas por la comisión policial, luego del hallazgo de la víctima, condujeron a la captura del adolescente como presunto autor del homicidio.

La investigación determinó que el móvil del hecho fue despojar a Camacho Sánchez de sus pertenencias.

Una vez que el septuagenario y el jovencito llegaron a la habitación del hospedaje, el muchacho procedió a atar de pies y manos a su acompañante con pedazos de tela para luego estrangularlo con el cable del televisor.

 

Después el homicida huyó del sitio y se llevó todas las pertenencias de la víctima.

El adolescente fue capturado por el Cicpc en las adyacencias de la estación Colegio de Ingenieros del Metro de Caracas.

En ese sitio los investigadores recuperaron las pertenencias de Camacho Sánchez.

El caso está en manos de las fiscalías 36 y 117 del Ministerio Público.

*También puede leer: #MonitorDeVíctimasCaracas | Un muerto y un herido en persecución en autopista GMA

#MonitorDeVíctimasLara | En Palavecino asesinaron a dos mujeres y quemaron sus cuerpos en un basurero
Los cuerpos de Margian Méndez, de 24 años de edad, y Fredmar Meléndez, de 27 años, fueron abandonados en un basurero, donde suelen prender fuego a las bolsas por las noches, cerca de la invasión Maximiliano Rojas

@LizGascon

El 3 de enero, en horas de la madrugada, dos mujeres de la comunidad LGBT fueron asesinadas en la Intercomunal Barquisimeto-Acarigua después de que salieron de una fiesta. Las víctimas fueron identificadas como Margian Carolina Méndez Sosa, de 24 años de edad, y Fredmar Alexandra Meléndez Rodríguez, de 27 años. Las autoridades no han determinado el móvil del crimen hasta el momento.

Los cuerpos de las jóvenes fueron abandonados en un basurero, donde suelen prender fuego a las bolsas por las noches cerca de la invasión Maximiliano Rojas, que está ubicada en el municipio Palavecino del estado Lara.

El 2 de enero, Margian y Fredmar asistieron a una reunión con sus amigas, en el asentamiento campesino La Mata. En horas de la noche, Margian se despidió y salió caminando a casa de su novia, situada a varios kilómetros, en la urbanización La Piedad, junto con Fredmar, quien era la prima de su pareja. Pero en alguna parte del trayecto las interceptaron y les dieron varias puñaladas, según testimonios de familiares.

Los cadáveres de ambas tenían heridas de arma blanca y quedaron carbonizados, de acuerdo con las minutas policiales. Margian recibió al menos dos puñaladas en el rostro y el cuello, según la autopsia. Por las quemaduras en el cuerpo de Fredmar, las autoridades solicitaron un estudio odontológico forense para su identificación plena. Los familiares recibieron autorización para darles sepultura a los tres días del ingreso a la morgue del hospital central Antonio María Pineda de Barquisimeto.

La primera víctima en ser reconocida fue Margian. Una hermana y una tía se acercaron al lugar donde hallaron los cadáveres porque desconocían su paradero después de que se fue de la fiesta. Los detectives les permitieron acercarse y allí distinguieron un rosario y un abrigo de Margian entre las cenizas.

Los autores no están identificados

El Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) no ha determinado el móvil del doble asesinato ni identificado a los autores. Funcionarios del Eje de Homicidios interrogaron a varios allegados a las jóvenes, pero no ha esclarecido el caso, dijo a Monitor de Víctimas una tía de Margian, en una entrevista concedida el 5 de enero.

La misma fuente contó que Margian tenía dos meses de relación con una muchacha llamada Yesika, quien habría recibido amenazas de muerte en el pasado por parte de una expareja que salió de la cárcel a finales de 2021. “Ya en varias oportunidades ella le había dicho a la pareja de mi sobrina que si llegaba a saber que tenía a otra persona iba a matar a la otra”, mencionó. Ambas rindieron declaraciones en el Cicpc por este antecedente, precisó su tía.

Pidió a las autoridades seguir con las averiguaciones para encontrar a los responsables de estas muertes. Recordó que Margian cumplió 24 años de edad en Nochebuena y había logrado abrir su primera peluquería y barbería en el sector La Vaquera de Palavecino. Con las ganancias ayudaba a una exnovia que tiene una niña pequeña, sostuvo. Monitor de Víctimas no pudo obtener la versión de los allegados de Fredmar.

*También puede leer: #MonitorDeVíctimasCaracas | Hombre fue asesinado a metros de la iglesia San Pedro en Los Chaguaramos

#MonitorDeVíctimasCaracas | Un muerto y un herido en persecución en autopista GMA
Familiares de Kenny Michel Lugo Correa esperan justicia desde finales de diciembre

Foto: Carlos Ramírez

La madrugada del pasado 28 de diciembre, Kenny Michel Lugo Correa, de 27 años de edad, cantante de vallenato, murió en forma instantánea cuando la moto que conducía, al cambiar de canal para evadir a varios hombres que lo perseguían, chocó en el túnel de la autopista Gran Mariscal de Ayacucho.

En el suceso resultó herido el parrillero de la moto, cuya identidad no fue suministrada.

Se conoció que el lesionado tocaba acordeón en el grupo musical que integraba la víctima.

Ambos retornaban a sus respectivas viviendas luego de participar en una fiesta que se realizó en el sector Araguaney de la vía Petare-Guarenas.

Allegados a Lugo Correa indicaron que el suceso ocurrió cuando los ocupantes de la moto se percataron de que eran perseguidos por varios hombres, lo que habría motivado al conductor de la moto a cambiar al canal contrario del túnel.

Fue cuando Lugo Correa, que conducía la moto, murió al ser impactado por otro vehículo.

El chofer del vehículo fue detenido en el sitio y minutos después quedó en libertad, indicaron dolientes de la víctima, quien era el mayor de cuatro hermanos.

La familia de Lugo Correa denunció que no les entregaron las pertenencias del cantante, ni siquiera su calzado. Además, pidieron que se haga justicia en este caso.

#MonitorDeVíctimasCaracas | Hombre fue asesinado a metros de la iglesia San Pedro en Los Chaguaramos
La víctima tenía 36 años y lo mataron cuando caminaba con su esposa a su residencia

 

Monitor de Víctimas / Foto: Carlos Ramírez

 

Cristian Angulo Guerrero, de 36 años de edad, fue asesinado de dos disparos cerca de la iglesia San Pedro de Los Chaguaramos. El hecho se registró el pasado 6 de enero en la noche, cuando la víctima caminaba hacia su casa con su esposa, tomados de la mano.

Según el relato de familiares, mientras Angulo Guerrero y su esposa caminaban a su residencia, fueron interceptados por un vehículo, cuyos tripulantes le pedían a la víctima un dinero.

Testigos del hecho comentaron a allegados de Angulo Guerrero que este les dijo que no tenía dinero y se dio la vuelta. Segundos después, el copiloto del vehículo le disparó dos veces en la espalda.

El hombre falleció en el sitio, y hasta los momentos se desconoce el móvil del homicidio.

Cristian Angulo era padre de tres hijos.

Es notable que a pocos metros de la iglesia San Pedro hay un puesto permanente de la Guardia Nacional.