Militares venezolanos archivos - Runrun

Militares venezolanos

Militares de Operación Vuelvan Caras esperan que Corte Marcial los exculpe de rebelión
Se trata de la misma causa por la que fue investigado el capitán de corbeta Rafael Acosta Arévalo, quien murió cuando estaba bajo custodia de la Dirección de Contrainteligencia Militar (Dgcim)

 

En 2019, el gobierno de Nicolás Maduro fue prolijo en las denuncias sobre presuntas conspiraciones, una de las cuales fue la que el Ejecutivo bautizó como la Operación Vuelvan Caras, denunciada en el mes de junio. En este caso, la acusación recayó sobre el general retirado Ramón Lozada Saavedra; el general Miguel Sisco Mora: el coronel Miguel Castillo Cedeño; el mayor retirado Pedro Caraballo; el primer teniente Carlos Eduardo Lozada Saavedra, y los comisarios José Valladares Mejías y Miguel Ibarreto.

Ocho meses después, este grupo de detenidos espera que la Corte Marcial ratifique el sobreseimiento de dos de los delitos de los que fueron acusados: traición a la patria y rebelión militar, para cada uno de los cuales se prevé pena de 30 años de prisión. La exculpación de los delitos fue decidida por el Tribunal Militar Tercero de Control, a cargo del capitán Maikel Amézquita Pión, y objetada por la Fiscalía mediante un recurso de apelación.

La abogada Yasnaía Villalobos, defensora del general Ramón Lozada Saavedra y del primer teniente Carlos Lozada Saavedra, señaló que los delitos que quedaron fijados fueron Instigación a la rebelión y, para el primer teniente, el de desobediencia militar. Añadió que persiste la persecución penal para juicio por el delito de instigación a la rebelión, el cual conlleva una pena de 5 a 10 años de prisión.

Más información en TalCual.

Militares sancionados han sido atornillados en los mandos de la FAN
El ministro de la Defensa, el jefe del Comando Estratégico Operacional, los comandantes de la Milicia, de la Armada y de la Guardia Nacional, son parte de los premiados tras veto internacional. El general Bladimir Lugo  Armas es el único comandante de zona de la GN sancionado

LAS RECIENTES SANCIONES DE ESTADOS UNIDOS contra el gobierno de Nicolás Maduro recordaron las medidas administrativas que ese país, la Unión Europea y Canadá, entre otras, han emitido para establecer un veto a miembros de la Fuerza Armada Nacional (FAN) que han avalado las políticas revolucionarios. Algunos de estos oficiales fueron ratificados en su cargos tras las sanciones, como ocurrió con el Ministro de la Defensa y el jefe del Comando Estratégico Operacional y el comandante general de la Armada, y otros han sido reconocidos con posiciones de mayor jerarquía, lo que algunos valoran como una suerte de premiación o de desagravio ante lo que consideren una afrenta.

Esto último ocurrió, por ejemplo, con los mayores generales Manuel Gregorio Bernal Martínez, Jesús María Mantilla Oliveros y Fabio Zavarce Pabón, quienes en julio de 2019 fueron designados como comandante de la Milicia, Jefe de Estado Mayor Conjunto del Comando Estratégico Operacional y comandante de la Guardia Nacional (GN). También se repitió este patrón con el coronel Bladimir Alberto Lugo Armas, quien fue un cuestionado jefe de seguridad de la Asamblea Nacional (AN) y ahora es jefe del comando de zona de la GN en el estado Zulia.

José Alberto Olivar, analista del sector castrense, puntualizó que las sanciones internacionales son emitidas “en la línea clásica  de alentar el deslave interno, en llevar hacia un callejón sin salida que motive a algunas figuras a buscar la salvaguarda del patrimonio mal habido, a cambio de no seguir fungiendo de sostén del régimen. Dentro de la Fuerza Armada hacen flaquear el espíritu de cuerpo en la oficialidad y  pueden estimular nuevos brotes de disidencia. Con estas medidas, el honor militar esta en entredicho y ello repercute en la moral de la institución”.

Más información en TalCual.

Maduro cimienta su estabilidad militar y política en los comandantes de las REDI

AUNQUE TARDARON ALGUNAS HORAS EN RESPONDER, al menos públicamente, tras el madrugonazo militar del 30 de abril, los comandantes de las 8 Regiones Estratégicas de Defensa Integral (REDI) y sus unidades ratificaron la lealtad al gobernante Nicolás Maduro. Este respaldo no es nada despreciable si se considera que los altos oficiales tienen ascendencia sobre la oficialidad, la tropa y manejan sistemas de armas estratégicos.

Según la Ley Orgánica de la Fuerza Armada Nacional (Lofan), las REDI son espacios del territorio nacional con características geoestratégicas, establecidos por el Presidente sobre la base de la concepción estratégica defensiva nacional. Su objetivo es “planificar, conducir y ejecutar operaciones de defensa integral, a fin de garantizar la independencia, la soberanía, la seguridad, la integridad del espacio geográfico y el desarrollo nacional”.

Estas estructuras, creadas por Hugo Chávez, tienen el control militar en el Distrito Capital y todos los estados, por lo cual son clave en el resguardo del país. El 4 de mayo, Maduro informó de una reunión, en Fuerte Tiuna, con los generales y almirantes de la institución castrense. “Compartimos importantes reflexiones sobre el asedio imperial a nuestra Patria y expresaron su firme determinación para defender la soberanía Nacional con lealtad y patriotismo”, señaló el gobernante en su cuenta de Twitter.

En su pase de revista a la FAN en respuesta a la Operación Libertad, al día siguiente, Maduro replicó la cita pero esta vez con los comandantes de las unidades tácticas.

Más información en TalCual.

Marco Rubio envió mensaje a líderes militares en Venezuela

EL SENADOR ESTADOUNIDENSE Marco Rubio dijo que los líderes militares venezolanos aún tienen tiempo de obtener la amnistía, pero solo “si desempeñan un papel en la restauración de la democracia”.

“Todavía hay tiempo para que los líderes militares en Venezuela puedan mantener su rango, se les conceda amnistía legal, se les eliminen las sanciones de Estados Unidos y participen en un gobierno de transición, pero solo si desempeñan un papel en la restauración de la democracia”, escribió Rubio en Twitter.

El parlamentario aseguró el viernes que las personas allegadas al oficialismo que hayan cometido crímenes de lesa humanidad no recibirán amnistía de Estados Unidos.

“Hay algunos funcionarios que no van a recibir ese proceso. No puedo dar nombres, pero hay individuos que no se pueden beneficiar de eso, y de hecho no hay amnistía para crímenes graves por parte de la Corte Interamericana de Derechos Humanos”, acotó Rubio en rueda de prensa.

Este lunes aseguró que los próximos días serán “tensos” para Venezuela y afirmó que el país será libre. Indicó que en conversaciones con el presidente Donald Trump,  concordaron en que la próxima vez que la bandera de Estados Unidos ondee en el país suramericano, este será un Estado libre.

“Los próximos días serán tensos, pero muy importantes. La libertad viene para Venezuela”, afirmó.

El senador, que sigue de cerca la crisis que atraviesa el país,  afirmó que la decisión de retirar a los diplomáticos estadounidenses del territorio venezolano tiene que ver con medidas de seguridad, debido a los problemas energéticos que se registraron en el país y que generarían irregularidades para el personal estadounidense.

Trump advierte sanciones más fuertes contra Maduro

DONALD TRUMP, presidente de los Estados Unidos en una conferencia de prensa conjunta en la Casa Blanca con el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro advirtió este martes que pudiera aplicar sanciones más fuertes contra Venezuela en el marco de la presión para forzar la salida del poder del mandatario Nicolás Maduro.

“Diría que hemos impuesto sanciones justo en el medio, pero podemos ser mucho más duros si necesitamos hacerlo”, agregó el mandatario estadounidense, poco después de que el Tesoro anunciara nuevas sanciones al país sudamericano, esta vez contra la minera estatal Minerven y su presidente por operaciones de oro ilícitas.

Por otra parte, el presidente brasileño Jair Bolsonaro informó que no descarta una posible intervención de Estados Unidos en Venezuela, luego de que su homólogo norteamericano  Donald Trump aseguró que los dos mantenían todas las opciones sobre la mesa y amenazó con endurecer las sanciones contra miembros del régimen de Nicolás Maduro.

Bolsonaro dio una respuesta ambigua sobre el asunto en la conferencia de prensa posterior a su reunión con Trump, cuando una periodista le preguntó si permitiría que el territorio brasileño se usara para lanzar una intervención militar de Estados Unidos en Venezuela, o si implicaría a personal de Brasil en esa operación.

Trump aprovechó la conferencia de prensa para pedir a los militares de Venezuela que detengan su apoyo a Nicolás Maduro debido a que, a su juicio, este no es más que una marioneta de Cuba.

 

El dilema civil sobre lo militar, por Asdrúbal Aguiar

 

 

EN MI DISCURSO DE INGRESO A LA REAL ACADEMIA HISPANOAMERICANA (2014) traté el tema de las relaciones entre los militares y los civiles en Venezuela, al objeto de describir las desviaciones militaristas y pretorianas, de origen bolivariano, que nutren a nuestra historia. Y que sólo han podido conjurarse en democracia bajo liderazgos conscientes y responsables, con auctoritas, hábiles para sostener los equilibrios y con ello asegurar nuestra gobernabilidad.

Al tiempo de subordinación militar al poder civil que marcan la emancipación y la Primera República, entre 1810 y 1812, le sigue el dominio pleno de las espadas, entre 1813 y 1830. A este le pone fin, transitoriamente, un militar civilista – aun cuando sorprenda esto – como José Antonio Páez, hasta que el amago de un ritornelo se hace gráfico durante el choque entre el presidente José María Vargas – la patria es del hombre justo – y el coronel Pedro Carujo, para quien la patria es heredad de los valientes.    

El restablecimiento del dominio militar durante los gobiernos de los hermanos Monagas, apuntalado por los subalternos de Bolívar y en plenitud a partir de 1857, no lo logra enervar el golpe cívico-militar del 18 de octubre de 1945, dada la inmadurez revolucionaria de los civiles de entonces, quienes pretenden el corte constitucional en seco de toda influencia castrense sobre los destinos de la república. Olvidan que los “chopos de piedra” – “en su mayoría civiles disfrazados de generales o coroneles”, como lo recuerda Andrés Eloy Blanco en su Navegación de altura (1942) – se hacen soldados de academia bajo los gobiernos de los generales Eleazar López Contreras e Isaías Medina Angarita. Incluso, alcanzan a formarse en el extranjero, como Carlos Delgado Chalbaud y Marcos Pérez Jiménez.

No por azar, en mi columna precedente –“La obligación humanitaria de los ciudadanos de uniforme”– cito al académico Edgar Sanabria, presidente de la Junta de Gobierno de 1958, quien le hace saber a los venezolanos y a los padres del Pacto de Punto Fijo, autores de la república civil que fenece en 1999, lo que encuentra y urge resolver: “que esos dos mundos ficticios que interesadamente se habían creado [el civil y el militar] dieran paso a una sola comunidad de venezolanos unidos por la aspiración igual de encauzar la República”.

Veníamos del tiempo de mayor influencia de los militares profesionales, cuando Pérez Jiménez les encarga, a la luz de su Nuevo Ideal Nacional, ser los activadores del desarrollo y la modernización del territorio. Se refuerza, así, el icónico papel que el positivismo doméstico asigna al gendarme necesario, constante en la obra de Laureano Vallenilla Lanz, Cesarismo Democrático (1919).

Ávidos lectores de nuestra historia, expertos en palpar la naturaleza de nuestra gente, haber madurado como líderes civiles durante épocas de férreo dominio militar, como hoy le ocurre a la generación de 2007, Rómulo Betancourt y Rafael Caldera combaten la tesis fatal de Vallenilla; pero entienden, sobre todo el primero, por experiencia en carne propia que comparte con su compañero Rómulo Gallegos, que no hay solución posible al dilema venezolano sin una transacción con su herencia épica.

De modo que, el mismo Caldera, Jóvito Villalba: víctima y testigo de 1952, Arturo Uslar Pietri: testigo y víctima de 1945, entre otros tantos, fijan constitucionalmente, a partir de 1961, la subordinación de los militares al poder civil en cabeza del jefe del Estado, como Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas, y su carácter no deliberante; no porque fuesen eunucos sus miembros para lo sucesivo, antes bien, por considerárselos “garantes” – suerte de árbitros – de nuestra estabilidad institucional y en el marco de una abstención recíproca: los civiles a lo suyo y los militares, en unidad y cooperación con éstos, a lo que les corresponde.

Que una claque corrupta y narco-criminal deshonre el uniforme, corrompida por un compañero felón ya fallecido, en nada autoriza las generalizaciones. Que haya sido destruida la institucionalidad militar por aquélla, devolviendo las páginas al punto en que dominan los gamonales, mal predica que oficiales generales, superiores y subalternos, no tengan voz y espacio legítimos en el mapa del porvenir. Están constitucionalmente tutelados desde 1999, que les permite ser deliberantes sin militancia y actores del desarrollo nacional.  

Están tan desnudos como los civiles de unidad institucional, es verdad. Los partidos de estos han sido ilegalizados. Todos a uno, ahora, permanecen atados en lo ciudadano, a través de sus familias, en el dolor compartido, en el deseo por una Venezuela decente distinta de la actual.

A los primeros les cuesta más, pues al igual que los civiles terminan entre rejas o en las tumbas y a diferencia de estos son presas de una disciplina que mal se la entiende desde la plaza disoluta de la protesta ciudadana.

Habrá ingreso posible a la Venezuela del siglo XXI y el inicio de su forja está a la vuelta de la esquina. Mas lo importante es, para que haya gobernabilidad en la transición y después, que cada sector evite asumir frente al otro el papel de perdona vida. Uno y otro son piernas y manos de la nación, indispensables para que se levante de su lecho de agonía.

Sólo falta que los compatriotas de corbata precisen y aclaren dónde y en que espacios corresponde actuar a quienes monopolizan las armas. Un ciudadano militar, a diferencia del civil sin uniforme, le entrega a la patria su vida, para toda la vida.  

 

 

@asdrubalaguiar

[email protected]

Un tercer militar venezolano deserta a Brasil

 

UN MILITAR DE LA GUARDIA NACIONAL DESERTÓ EL DOMINGO EN BRASIL y se unió así a otros dos sargentos que abandonaron las filas del ejército que responde a Nicolás Maduro y que pidieron refugio en la nación vecina, informaron las autoridades.

Los tres militares se encuentran en Pacaraima, una ciudad brasileña fronteriza con Venezuela, y permanecerán en un centro destinado a refugiados venezolanos.

El coronel de la Armada brasileña, George Feres Kanaan, coordinador operacional de la fuerza de tarea logística humanitaria en Roraima, dijo que los desertores recibirán el mismo tratamiento que cualquier persona que solicita refugio en suelo brasileño.

“Estamos defendiendo a nuestras familias, a nuestros hijos y a nuestros vecinos. Todos sufrimos la escasez que se presenta en Venezuela. Que lo sepa el mundo: hacen falta medicamentos y las instituciones están por el suelo”, dijo Jean Carlos Cesar Parra, uno de los sargentos venezolanos que desertó.

La frontera entre Brasil y Venezuela fue escenario de nuevos enfrentamientos el domingo, cuando decenas de manifestantes chocaron con elementos de la Guardia Nacional venezolana para reclamar la apertura de la frontera, cerrada por tercer día consecutivo. Se vivieron minutos de máxima tensión.

Manifestantes en la ciudad de Pacaraima, en el estado brasileño de Roraima limítrofe con Venezuela, arrojaron piedras a las tropas venezolanas, que respondieron con perdigones y gases lacrimógenos que llegaron a suelo brasileño.

Un militar brasileño avanzó solo hacia la línea de frontera para pedir calma a los soldados venezolanos y pidió a periodistas y manifestantes que retrocedieran u se pusieran a resguardo.

Una vez que el conflicto cesó, decenas de seguidores de Maduro llegaron a la frontera venezolana e izaron la bandera de Venezuela, que había sido retirada ayer en uno de los momentos más álgidos de choques a ambos lados de la frontera. Tras gritar contra la ayuda humanitaria y el presidente norteamericano Donald Trump, los seguidores del presidente venezolano se fueron.

Por otra parte, el gobierno de Roraima anunció que el lunes decretará estado de “calamidad pública” debido al colapso en el sistema de atención a la salud, luego del ingreso en masa de venezolanos heridos en episodios de violencia en la frontera, según las autoridades.

Un total de 22 venezolanos debieron fueron internados con heridas de balas de fusil y perdigones en Boa Vista, capital de Roraima, luego de un día de máxima tensión y enfrentamientos en la frontera. De ellos, 18 debieron ser intervenidos quirúrgicamente.

“Estamos haciendo un esfuerzo para salvar la vida de esas personas. En estos momentos el sistema de atención de salud está colapsado” debido a la hospitalización en masa de decenas de venezolanos, dijo a The Associated Press un portavoz del gobernador de Roraima, Antonio Denarium. Los venezolanos llegaron heridos desde Santa Elena, una ciudad venezolana fronteriza con Brasil.

“La idea es que, decretada la calamidad pública, el gobierno pueda comprar medicamentos con carácter urgente y contratar camas en hospitales particulares para dar cuenta de la demanda. Creemos que va a aumentar el flujo de personas enfermas y heridas en los próximos días”, explicó el vocero.

Por tercer día consecutivo, el paso fronterizo entre Brasil y Venezuela amaneció cerrado. Luego de un sábado tumultuoso y mucha tensión, se registraron episodios aislados de violencia por la tarde en Pacaraima.

En una nota oficial del Ministerio de Relaciones Exteriores brasileño, el gobierno del presidente Jair Bolsonaro condenó los actos de violencia del gobierno de Nicolás Maduro y el bloqueo a la entrada de ayuda humanitaria.

“El uso de la fuerza contra el pueblo venezolano que ansía recibir la ayuda caracteriza, de forma definitiva, el carácter criminal del régimen de Maduro”, dijo el comunicado.

Los Runrunes de Bocaranda de hoy 12.02.2019: BAJO: Militares

BAJO

¿DIÁLOGO UNIFORMADO?:

Tomo estos párrafos del portal Konzapata de nuestro colega Juan Carlos Zapata por lo oportuno que es para el momento tan difícil que vivimos en Venezuela. Él analiza los mensajes que el senador republicano Marcos Rubio ha colgado en las redes sociales debido a su cercanía con el presidente Donald Trump en el tema venezolano. Sobretodo porque el senador cubanoamericano marca la pauta de acción del ala trumpista para nuestro país. Un tuit suyo decía: “El futuro de la democracia en Venezuela está en gran medida en manos de 6 hombres”, y los nombró con sus cargos respectivos: “Vladimir Padrino López, el Comandante Estratégico Operacional de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (Ceofanb) Remigio Ceballos, el Comandante General del Ejército, Jesús Rafael Suárez Chourio, el Comandante de la Infantería de Marina, Giuseppe Alessandrello Cimadevilla, el Comandante General de la Fuerza, Aérea Edgar Valentín Cruz Arteaga, y el Comandante de la Guardia Nacional, Antonio Benavides Torres”. Y de una vez Marco Rubio les dice lo que por esta vía otros les están diciendo: “Que no habrá purga. Y que la democracia, la futura democracia, los necesita”.

(Sin embargo se equivocó al colocar al frente de la GNB al MG Benavídez Torres, ya sancionado por EE.UU. y viajero permanente a China y otros países asiáticos.) Quien está al frente de ese componente es el MG Richard Jesús López Vargas. Rubio advirtió ayer lunes que las garantías ofrecidas por el presidente encargado, Juan Guaidó, y el Gobierno de Washington a altos mandos militares de Venezuela si ayudan a “restaurar la democracia” “no estarán siempre”. Sus frases: “Estas ofertas que existen ahora no estarán ahí siempre. Deben tomar una decisión muy pronto sobre en qué lado de la ecuación quieren estar”. Asi lo sentenció en una conferencia en el centro de pensamiento conservador Heritage Foundation, en Washington. Zapata insiste en que “es verdad que hay contactos directos con militares. Y esto lo han reconocido líderes de la oposición. Los contactos son al más alto nivel. Ya no se trata de la conspiración clásica. Porque en estos momentos, los puentes de transmisión han avanzado en la calidad de los acercamientos. Es la negociación de las garantías y la amnistía lo que está en marcha. Y lo que debe operar es que los oficiales de la Fuerza Armada involucrados en estos asuntos tengan éxito en la comunicación hacia sus colegas de armas”. Fin de la cita.

ESTRATEGIA EN EUROPA: Hay que ver los programas de las televisoras de Francia , Alemania y otros países europeos donde la izquierda -que se ha chuleado por 20 años al rojo gobierno venezolano- domina o participa en sus programas para saber las baterías que tiene coordinadas el gobierno de Maduro para defenderlo y atacar al “autoproclamado” Guaidó.  Desde el excandidato francés Melenchon (chulete de postín y de repetido turismo millonario por Venezuela) y el chulete, ahora de oro, Ignacio Ramonet montando operativo en Francia para defender a Maduro tras usufructuar por años las canonjías de Chávez y del actual mandatario en Miraflores.

LO$ MI$ILE$ RU$O$: Durante sus ahora frecuentes actividades militares, Maduro expresó “vamos a hacer la inversión suficiente para que Venezuela tenga todos los sistemas de defensa antiaérea y antimisilística, en manos de los milicianos y lo soldados hasta los más modernos del mundo, Venezuela los va a tener porque Venezuela quiere paz”. Ordenó hacer las inversiones necesarias para fortalecer el Comando de Defensa Aeroespacial Integral (CODAI), “para que Venezuela tenga todo su sistema de defensa antiaérea y antimisilística”. Esta fue su reacción cuando se enteró que un informe estadounidense en torno a una eventual intromisión en Venezuela alertaba de los radares y misiles rusos que debían ser destruidos antes de violar el espacio aéreo venezolano. De allí que llamó a Rusia para posiblemente negociarlos. Hay que recordar que debemos miles de millones a ese país en materiales de guerra y petróleo.