Mauricio Claver-Carone archivos - Runrun

Mauricio Claver-Carone

Claver-Carone asegura que Estados Unidos aplicará más sanciones contra Nicolás Maduro
Indicó que el chavismo no conoce “la caja de herramientas” de la Casa Blanca

EL DIRECTOR PARA EL HEMISFERIO OCCIDENTAL del Consejo Nacional de Seguridad de Estados Unidos, Mauricio Claver-Carone, dijo que el “bloqueo completo” que Washington aplicó al gobierno de Nicolás Maduro a principios de agosto pasada es “una medida más” de un amplio repertorio de sanciones que, según advirtió, vendrán próximamente.  

“Ellos (Maduro y sus más cercanos) pensaban que ya se había hecho todo lo que iban a hacer, ellos no entienden lo que son la caja de herramientas de los Estados Unidos, que todavía nos queda mucho más por hacer”, reveló en una entrevista a la televisora panameña TVN.

Claver-Carone señaló que varios funcionarios del círculo de Maduro se han visto acorralados con las sanciones y causas abiertas en Estados Unidos. Refirió el caso de Tareck  El Aissami, quien tiene un expediente por tráfico de drogas en ese país y apuntó que tiene tres vías: que lo asesine “algún contrincante del régimen” chavista, que lo haga algún enemigo del narcotráfico o que termine en una cárcel norteamericana.

El asesor del gobierno de Donald Trump recordó que Panamá tenía un papel importante dentro del conflicto venezolano, ya que hasta cierto punto su historia –la del dictador Manuel Antonio Noriega- había sido similar a la de Venezuela.

Dijo que para aquel momento, el gobernante panameño tuvo oportunidades de salida pacífica que no aprovechó “y eso puede ser una lección importante de Panamá a Venezuela”, sentenció.

El también abogado Claver-Carone insistió en que no creía que a Venezuela le hiciera falta “una solución europea”, como la que propone el Grupo de Contacto de la Unión Europea.

“Por eso apoyamos al Grupo de Lima, pensamos que la solución debe ser una solución regional”, recalcó en la entrevista.

Ya en junio pasado, el funcionario estadounidense había indicado que las presiones políticas y financieras contra Maduro y su entorno estaban dando resultados porque el gobernante se encontraba “en una situación de pura arena movediza de la que no sabe cómo salirse”.  Así lo comentó en una entrevista a Miami Diario durante la 49 Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA) que se celebró en Medellín, Colombia.

El asesor contó que se trataba de una política de presión que llevaba apenas unas 20 semanas y que había sido diseñada “con disciplina, constancia y consistencia en mente”.

“Nicolás Maduro no controla ni los propios grupos de seguridad en su país”, agregó Claver-Carone, quien mencionó los casos del general Manuel Ricardo Cristopher Figuera, exjefe del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin), que recién había llegado a Estados Unidos para colaborar con Estados Unidos; y del escape del preso político y ex comisario Iván Simonovis.

EE.UU. advirtió a Maduro que su salida del poder debe ser en un “corto plazo”

EL ENCARGADO DE LATINOAMERICA en la Casa Blanca, Mauricio Claver-Carone, aseguró que el gobierno de los Estados Unidos (EE.UU.) comunicó al entorno de Nicolás Maduro que tiene un plazo corto plazo para abandonar el poder o de lo contrario tendrá que enfrentar a la justicia internacional y nuevas sanciones.

El funcionario estadounidense aseveró en entrevista a EFE  que “es el momento de que Estados Unidos y los países del Grupo de Lima le ofrezcan una salida (a Maduro) en un tiempo definido. Y si no la toma, las medidas se van a endurecer mucho, mucho más”.

A su juicio, la comunidad debe ejercer mucha más presión al régimen de Nicolás Maduro y los funcionarios de su cúpula para lograr una transición política en la nación caribeña.

“Ese plazo es inmediato y ya lo hemos comunicado indirectamente a Maduro, con personas en quien él confía. Es importante que también los países del Grupo de Lima hagan lo mismo”, añadió el asesor del presidente estadounidense.

Las aseveraciones del funcionario norteamericano se conocen luego de que en segunda discusión la Asamblea Nacional (AN) aprobara la Ley de Reincorporación al Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR).

EE.UU. considera que Maduro es

EL GOBIERNO DE ESTADOS UNIDOS aumentará las presiones contra el régimen del venezolano Nicolás Maduro cuya situación es “insostenible” incluso para los militares y sus aliados Rusia y China, aseguró el director para América Latina de la Casa Blanca, Mauricio Claver-Carone.

El funcionario, que está en Medellín por la 49 Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA), dijo en una entrevista con Efe que las presiones políticas y financieras contra Maduro y su entorno están dando resultados, hasta el punto de que el mandatario “está en una situación de pura arena movediza de la que no sabe cómo salirse”.

“Van a ver en estas semanas, las próximas semanas, que va a haber más acciones. Básicamente hemos estado desarrollando una nueva matriz de presiones hacia el Gobierno de Nicolás Maduro, hacia lo que es Nicolás Maduro y los que siguen usurpando el poder, van a ver que se va a incrementar esa presión”, afirmó.

Según el funcionario, la “política de presión máxima” contra Maduro dará resultado porque solo “lleva casi 20 semanas” y fue diseñada “con disciplina, constancia y consistencia en mente”.

“Nicolás Maduro no controla ni los propios grupos de seguridad en su país”, agregó Claver-Carone, quien añadió que el gobernante está “intentando ver cómo sobrevive”.

Para ilustrar el panorama citó el caso del general Manuel Ricardo Cristopher Figuera, exjefe del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin), quien llegó el lunes a Estados Unidos y puede hacer importantes revelaciones sobre el régimen.

“También vimos el escape de Iván Simonovis, que era el director de la Policía, una persona muy reconocida en Venezuela”, dijo el funcionario, y añadió que “todo el mundo a su alrededor está buscando la salida de Nicolás Maduro y él no puede hacer nada”.

Subrayó que Estados Unidos está “más que dispuesto a ayudarlo a buscar esa salida” porque tiene que terminar “la gran tragedia humanitaria, la gran tragedia democrática” de Venezuela.

En este punto añadió que en el Gobierno estadounidense se sienten “muy confiados” porque “hasta los actores externos”, como “los propios rusos y los chinos están sintiendo esa fatiga, saben que Maduro es insostenible, que su situación es ingobernable”.

En el caso de Cuba, dijo que “es una situación diferente porque ellos ven a Venezuela como un tema existencial” por la dependencia económica que la isla tiene del país suramericano.

El encargado de Latinoamérica en la Casa Blanca fue claro al señalar que cuando se habla de ayudar a Maduro a buscar una salida, “por el bien de Venezuela”, no está contemplada otra opción que su retirada del poder porque “el madurismo tiene que acabar”.

“Lo único que estamos dispuestos a negociar con Nicolás Maduro es el cuándo, el cómo y el dónde de su salida (…) para bien de todos los sectores políticos en Venezuela, incluyendo el chavismo, para que el chavismo propio tenga una oportunidad de sobrevivir”, manifestó.

Sobre los fallidos esfuerzos para conseguir que los militares retiren su respaldo al régimen, considerado fundamental para que haya un cambio político en Venezuela, Claver-Carone afirmó que ninguno apoya incondicionalmente a Maduro.

“Yo nunca he tenido una conversación con un alto militar venezolano que nos diga ‘apoyo incondicionalmente a Nicolás Maduro’. Ninguno lo ha dicho”, añadió.

Como carece de un apoyo efectivo en el estamento militar, Maduro no quiere que ellos controlen el país y por eso en el régimen “siguen armando milicias, siguen apoyando a grupos terroristas, grupos guerrilleros como el ELN”, afirmó.

Para el funcionario, una muestra de la desconfianza de Maduro hacia las Fuerzas Armadas fue la suspensión del desfile militar del pasado 24 de junio en conmemoración de la Batalla de Carabobo alegando motivos de seguridad.

“Está buscando conspiraciones, está buscando intentos golpistas, fábulas que francamente siguen creando porque él mismo sabe que todos aquellos a su alrededor quieren una vía democrática o una vía constitucional, y esa es la que está violando Nicolás Maduro”, afirmó.

Sobre el endurecimiento del embargo a Cuba con la entrada en vigor, el pasado 2 de mayo, del Título III de la Ley Helms Burton, por decisión del presidente estadounidense, Donald Trump, dijo que “van a ser las medidas más efectivas posibles para crearle verdadera presión económica al régimen”.

“Nosotros lo que estamos buscando son los medios, los métodos y las medidas más efectivas, más impactantes, que no simplemente sean simbolismo político, que verdaderamente van a afectar lo que es el monopolio de la dictadura cubana, el monopolio de los militares y los equipos de seguridad que controlan las industrias del turismo y servicios en Cuba”, expresó.

Con eso, dijo, “vamos a asegurarnos de que no reciban hasta el último kilo y que lo que están haciendo para violar la democracia y los derechos humanos del pueblo, no solamente cubano sino venezolano, tenga un alto costo” para el Gobierno de la isla.

EE UU:

El diario colombiano El Tiempo publicó este domingo, 10 de febrero, una entrevista a Mauricio Claver-Carone, quien lleva seis meses como Asesor en Seguridad Nacional para el Hemisferio Occidental del presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

En ella, el funcionario garantizó que la asistencia ingresará a Venezuela y habló de un “cerco humanitario” que terminará por doblegar al gobierno. Insistió, también, en que todas las opciones están sobre la mesa y describió el actual momento como uno irreversible que solo concluye con la salida de Maduro del poder. Esta es parte de esa conversación:

El presidente de Colombia, Iván Duque, llega la semana entrante a Washington para reunirse con Donald Trump. ¿Supongo que el tema de Venezuela estará alto en la agenda?

Absolutamente. La relación entre EE UU y Colombia tiene una larga historia especialmente en lucha contra las drogas y el terrorismo y en ese sentido el tema de Venezuela es relevante porque el régimen de Maduro y sus secuaces son la causa de múltiples problemas de seguridad por su relación con grupos terroristas y con el narcotráfico. De eso hablarán, al igual que de la situación actual.

¿Qué rol han jugado Colombia y Brasil en la resolución de esta crisis en Venezuela? Se lo pregunto porque ambos son gobiernos de derecha que acaban de ascender al poder y cuya postura ha sido más agresiva que la de sus antecesores.

Tanto Duque como Jair Bolsonaro han sido aliados claves de EE UU en este tema. Sin el liderazgo de ellos estaríamos ante una situación muy diferente. Además son dos países que están sufriendo de primera mano la crisis de los refugiados y la crisis de seguridad en las fronteras. Están expuestos al mal manejo que ya lleva años en Venezuela y al apoyo a grupos terroristas de parte de Maduro y sus allegados.

La ayuda humanitaria que ustedes prometieron está llegando. Pero persiste el mismo dilema. ¿Cómo hacer que entre y les llegue a los que la necesitan si el gobierno de Maduro continúa bloqueándola?

Vamos a continuar llevando la ayuda y de hecho la vamos a incrementar. No solo en Cúcuta sino alrededor de Venezuela en muchos puntos. La ayuda va a entrar. No es un tema de si podrá ingresar sino de cuándo. Y cuando eso pase estaremos listos para distribuirla de inmediato. Lo que hizo Maduro al poner esos obstáculos en el puente ha sido un desastre desde el punto de vista de relaciones públicas porque está impidiendo que ingrese lo que más necesitan los venezolanos. Las mismas fuerzas armadas, sus miembros, son familias que necesitan esa ayuda.

¿Qué está sugiriendo cuando dice que la ayuda terminará ingresando sí o sí?

No voy a entrar en detalles. Lo que sí le digo es que va a entrar y se lo digo porque estamos avanzando por un camino que es irreversible. No solo Juan Guaidó tiene el apoyo en las calles sino que se están cerrando los espacios financieros a nivel internacional para este régimen. Cuando usted tiene a 30 personas bloqueando el ingreso de la comida y las medicinas que necesitan 30 millones, pues es una pelea perdida. Por eso digo que es cuestión de tiempo.

Más información en El Tiempo.