Harina PAN archivos - Runrun

Harina PAN

Alimentos Polar anunció reactivación de la producción de harina de maíz

AlimentosPolar

 

Alimentos Polar anunció este viernes la reactivación de la producción de harina precocida de maíz que, según dicha empresa, había sido temporalmente suspendida el 30 de mayo de este año por falta de materia prima.

La empresa señaló mediante su cuenta en Twitter que se realizó la compra de maíz blanco asignado del primer buque con estos insumos que arribó a Venezuela y que están a la espera de un segundo barco con materia prima.

En ese sentido, Alimentos Polar puntualizó que las tres “plantas productoras de harina precocida se mantendrán operando a la máxima capacidad que permita la materia prima disponible”.

Alimentos Polar paralizó temporalmente producción de harina en Cumaná

PlantaEmpresasPolar

FOTO: Nayrobis Noriega / El Pitazo

 

Obreros y empleados de Alimentos Polar, planta Cumaná, informaron que, por falta de materia prima, la empresa cesó funciones administrativas y de producción desde este martes 30 de mayo. Desde las 7:00 de la mañana se inició el paro.

La empresa elaboraba 240 mil kilos diarios de harina de maíz precocida marca “Mazorca”, cuya distribución se realiza a los estados orientales del país, según informó Rafael Márquez, secretario de Comunicaciones del Sindicato de Trabajadores de Remavenca (Sintraremavenca)

Empresas Polar, en su cuenta oficial de Twitter, anunció que fue suspendida la producción de harina precocida de maíz, de manera temporal, por falta de materia prima. Esta organización espera la llegada, al país, de dos buques con maíz blanco entre el 5 y el 8 de junio para reactivar la manufactura.

Esta empresa cuenta con asignación para la compra de maíz blanco importado que permitirá reactivar la venta de su producto. El Gobierno Nacional, quien importa el maíz blanco, les informó que 2 buques se encuentran en camino.

Alimentos Polar reactivó temporalmente producción de harina PAN

HarinaPan3

 

Manuel Felipe Larrazábal, Director de Alimentos Polar, informó que el Gobierno Nacional, a través de Agropatria, le venderá 30.000 toneladas de maíz blanco a razón de 3.000 toneladas diarias de lunes a viernes, a 96.50 bolívares por kilogramo.

“Esta cantidad de maíz nos permitirá reactivar la producción de Harina P.A.N. y Mazorca a 80% de nuestra capacidad instalada sólo por las próximas 2 semanas. Esperamos empezar a recibirlas esta misma semana”.

Polar recordó que “con el precio de 96,50 bolívares por kilogramo de maíz blanco más servicios, la empresa pierde 200 bolívares por kilogramo de harina precocida de maíz, es decir una pérdida de -57% de acuerdo con la metodología de la Sundde. Con los actuales precios, la viabilidad de la industria sigue en serio peligro”, indicó.

Larrazábal reiteró que la mejor solución para garantizar la sostenibilidad del circuito del maíz blanco nacional hasta el mes de enero de 2017 es el acuerdo presentado por la empresa, los trabajadores y los productores agrícolas al Ejecutivo Nacional, en el cual se reconoce un valor  justo, tanto para el kilogramo de maíz blanco nacional, como para el kilogramo de harina precocida de maíz hecha en Venezuela.

“No es justo que el Gobierno Nacional reconozca un precio 14 veces más caro a las harinas de maíz importadas, mientras mantiene congelado el precio de la harina producida en Venezuela. El valor del esfuerzo venezolano debe ser reconocido con justicia”, señaló el director.

Dijo que cuando en Alimentos Polar “logramos tener materia prima suficiente, nuestras tres plantas de harina precocida de maíz trabajan los siete días de la semana y consumen diariamente 2.500 toneladas de maíz blanco”.

Informó que para producir a 100% de su capacidad instalada hasta enero de 2017 “requiere 175.000 toneladas de maíz blanco, y que las estimaciones de la cosecha nacional indican que la industria dependerá exclusivamente de las importaciones de maíz blanco que realice el Estado para luego ser vendidas a la agroindustria, a partir de ese mes”.

 

*Con información de Nota de Prensa

Productos importados copan anaqueles y son 1.200% más caros que los hechos en Venezuela

productosimportados

 

Crece la preocupación entre los  sectores productivos del país  por la  presencia de los productos  importados en los anaqueles, sobre todo en las zonas fronterizas, a precios muy por encima de los regulados, la brecha va desde los 1.200%.

Por ejemplo, la harina de maíz  debe sujetarse, según la Ley de Precios Justos, a Bs. 190 el kilo. Sin embargo, la que llega de Colombia al Zulia se exhibe en los supermercados en 2.500 bolívares, el diferencial que se paga es de 1.216%.

Lo mismo pasa con el arroz hecho en Venezuela fijado en  590 bolívares, pero  en estados como Zulia y Táchira se paga entre 1.700 y 1.800 bolívares porque es importado de Colombia. Cuesta  tres veces más que el hecho  en casa.

Asimismo  el azúcar, la regulada a 380 bolívares y la extranjera que comenzó a venderse en Maracaibo a 1.500 va ya por los 3.000 bolívares. La importada vale 689% más que la criolla.

El aceite de girasol controlado, cuando se encuentra con precio marcado es de 1.600 bolívares promedio, mientras que el de afuera  se ofrece al consumidor a  3.500. La pasta es igual, la importada de medio kilo se mueve desde  los 1.800 bolívares en el mercado alternativo de los importados.

Frente a la distorsión, los productores criollos  recomiendan motivar  la producción nacional, darle “margen de ganancia a las empresas” y que el Gobierno deje de “importar alimentos de Colombia u otros países” porque la inversión en dólares es mucho mayor.

El vocero de Fedeagro en el Consejo de Economía Productiva, Antonio Pestana, aseguró que los agricultores han explicado  al Ejecutivo y a la misma Asamblea Nacional que “no están dispuestos  a volver a vender por debajo del precio, la  Constitución nos asiste”.

“Teóricamente se nos dice que hay una Ley de Precios Justos que nos garantiza que podamos vender por encima de nuestros costos de producción. Por ejemplo, el del maíz blanco es de 199 bolívares y  por un 30% el precio debería ser Bs. 259”.

Aún así, Pestana señala que en un nuevo esfuerzo de los agricultores por intentar ayudar a los consumidores han  aceptado 243 bolívares, “eso en  materia prima  para la agroindustria significa un precio de la harina precocida de 770 bolívares, hoy la harina que viene de Colombia o de donde venga está en 2.500 y en el sector informal hasta la venden en 3.000”.

“La oferta que hace el país  a la producción nacional con precio justo está al 28% y 30% del valor expuesto  de importación. Por eso no entendemos cómo el Ejecutivo no permite que la producción nacional siga creciendo”.

Detalló Pestana: “En 2013 la producción de maíz nacional era el 67% de las necesidades del venezolano, en 2014 baja a 60%, en 2015 a 41% y este año a 33%; es decir  la producción de maíz blanco cada vez más decae producto  de intentar seguir fijando los precios por debajo de los costos, eso es un grave problema, a los nacionales no se nos permite tener rentabilidad pero a los de afuera no importa”.

“Estamos luchando para que gane la economía nacional, llevamos 41 reuniones en el Consejo de Economía Productiva   y vemos que  11 meses después seguimos en el mismo problema, pareciera que no se quisiera rectificar”, sentenció Pestana.

Al respecto, el economista Luis Vicente León sostiene que la producción nacional está “demolida”. Dice que el Gobierno ha creado “porosidades, reparten el Clap a los sectores vulnerables, los importados para quien pueda hacer el esfuerzo, y así, pero esa no es la solución”.

“Estamos en una crisis  obvia, la estrategia de importar productos, alimentos, no va durar mucho, ¿cómo hará el Gobierno con la demanda de divisas?,  los importadores van a necesitar”.

“Hay que ajustar precios, dialogar con productores nacionales, quién puede hoy día pagar por los importados, casi nadie. Esto debe atacarse en las mesas económicas que se activaron y todos los sectores deben participar, hay propuestas ya”, agrega León.

La mercancía importada  no se ve con abundancia en Caracas, la mayor presencia está en los estados fronterizos. A principios del mes pasado, José Gregorio Vielma Mora, gobernador de Táchira, anunció el abastecimiento de supermercados de la capital con productos importados.

El jefe de los Clap,  Freddy Bernal, declaró hace semanas a PANORAMA, que estaban entrando a Caracas 67 gandolas diarias con productos importados, pero que aún no cubre la demanda  debido al número de habitantes que es de cinco millones.

Para la presidenta de Consecomercio, Cipriana Ramos, se debe invertir en la producción nacional que está asfixiada. Aseveró que “los precios de los importados  son  impagables (…) ¿por qué se  está viendo un kilo de café a 6.500 bolívares?”.

“¿Cuál es el tipo de cambio que estás aplicando? ¿10 bolívares por dólar? ¿650 dólares un kilo de café? (…)   lo que tú estás viendo en un anaquel es  de hasta 1.800 bolívares un kilo de arroz, nosotros también compramos”, expresó Ramos a medios nacionales.

Alimentos Polar presentó al Vaticano acuerdo para reanudar la producción de Harina Pan

polar-vaticano

 

 

Monseñor Aldo Giordano, Nuncio Apostólico de la Santa Sede, recibió este jueves, 17 de noviembre, en la sede de la Nunciatura Apostólica al Director de Alimentos Polar, Manuel Felipe Larrazábal y al Director de Asuntos Públicos, José Antonio Silva, quienes le presentaron los detalles del acuerdo entre la empresa, productores y trabajadores para reanudar la producción de Harina P.A.N. y Mazorca.

El acuerdo presentado es con la finalidad de que sea considerado en la mesa económica que se ha propuesto en la Mesa de Diálogo, constituida bajo el acompañamiento del Vaticano y la Unasur.

Las tres plantas productoras de  harina precocida de maíz de Alimentos Polar se encuentran totalmente paralizadas desde hace una semana, por falta de materia prima.

Durante su presentación en la Nunciatura, los representantes de Alimentos Polar describieron las ventajas del acuerdo propuesto.

“En la reunión con Monseñor Giordano pudimos explicar en detalle las ventajas que tiene el acuerdo para todos los que participamos en el circuito del maíz y para los consumidores venezolanos, quienes podrán volver a comprar Harina PAN y Mazorca a un precio 70% más barato que las harinas importadas. Asimismo, explicamos que el acuerdo incentiva la actividad en el campo, permite reactivar la producción en nuestras plantas y garantiza 37 millones de kilos mensuales de harina para lo que resta del año”, informó Larrazábal.

El vocero recordó que hasta ahora la única respuesta que ha recibido la empresa por parte del Gobierno Nacional es que el acuerdo es inviable, pero no han propuesto nada distinto para salir de la crisis.

“Frente a la falta de respuestas o soluciones por parte del Gobierno Nacional, ayer acudimos junto a los productores agrícolas y nuestros trabajadores a la Comisión Especial de la Asamblea Nacional para el Estudio de la Crisis Agroalimentaria y hoy acudimos al representante del Vaticano en nuestro país, porque consideramos que estamos en una situación crítica que requiere de una solución en conjunto que sea parte del espíritu de diálogo del que habla el Gobierno Nacional”.

“En Alimentos Polar estamos en disposición de acudir al diálogo con el Ejecutivo para resolver esta situación, de manera que la producción nacional se fortalezca y millones de venezolanos puedan seguir disfrutando de su marca preferida de harina precocida de maíz para hacer sus arepas y hallacas”, indicó Larrazábal.

Polar asegura que producción de maíz alcanzará hasta enero

HarinaPAN

 

El director de Alimentos Polar, Manuel Felipe Larrazábal, aseguró que el maíz blanco sólo estará disponible hasta mediados el mes de enero.

“La cosecha es insuficiente para los requerimientos de la industria y sólo alcanza hasta mediados de enero. Una parte de ese maíz ya ha sido consumido, por el poco inventario con el que se cuenta”, afirmó Larrazábal.

Denunció que cada día es menos cantidad de maíz blanco disponible para la industria precocida del país. “El precio regulado del maíz blanco no cubre los propios costos de producción de los productores agrícolas nacionales”.

El director de Alimentos Polar informó que los productores agrícolas disponen para la empresa del producto siempre  y cuando cuenten con los precios adecuados de 55 mil toneladas y no de las 175 mil toneladas requeridas para operar a los niveles normales de producción.

“Para llegar a finales de enero nosotros requerimos que el Estado nos venda 120 mil toneladas para legar a finales de enero”, afirmó Larrazabal.

 

La Harina Pan: ¿a punto de parar su producción por culpa del gobierno?

CON PRECIOS REGULADOS DEL MAÍZ para el consumo humano y precio libre para los alimentos para animales ningún productor de maíz vende a la industria de alimentos. 

La producción de Harina Pan se detendría en las próximas horas por primera vez en la historia del país y la mayor paradoja es que lo tendrá que hacer  en los meses en que debería haber suficiente maíz blanco.

La razón: con el inicio de la cosecha nacional  ya no se está importando y ningún productor le vende maíz a la industria de harina precocida al precio regulado pues prefieren mezclarlo con amarillo y vendérselo a la industria de alimentos para animales que lo pagan a precio libre. 

Alimentos Polar y Fedeagro trabajaron en un acuerdo que fue presentado en el pasado Consejo de la Economía para darle solución a este problema de forma inmediata. Dicho acuerdo prevé un precio del maíz para el productor que le otorgue rentabilidad y lo incentive a vender el maíz blanco a la industria de harina y también un precio para la Harina Pan que le permita comprar maíz al precio que le venderían los productores y con el que pueda obtener una rentabilidad que le permita la reinversión.

 Al término del encuentro tanto los representantes de la empresa como de  los productores aclararon que todo se haría bajo los lineamientos de la Ley Orgánica de Precios Justos. El acuerdo le ahorraría al país 30 millones de dólares en importaciones de aquí a diciembre y el nuevo precio de la Harina Pan representa un ahorro para la gente de más de 70% en relación con las harinas que está importando el gobierno y con las que se venden bachaqueadas.

Una vez mas se reitera que el control de precios le ha hecho un daño terrible a la producción nacional mientras vemos que el gobierno importa y vende productos a precios libres demasiado costosos para el venezolano de a pie.

Por estos días hemos visto que el gobierno de Maduro prefiere importar juguetes para montar su espejismo de navidad y anuncia con bombos y platillos estas millonarias compras que desvían recursos necesarios para medicinas y alimentos.

Esperemos que con estos traspíes -tan repetitivos en las políticas erradas pero mantenidas a troche y moche por el règimen-  la Harina Pan no desaparezca como consecuencia de una política absurda.

¿Seguirán dictando órdenes los interesados en perjudicar a los industriales y productores nacionales, entre ellos Polar, a costa de los venezolanos cada vez mas pobres?

Ahora todo está en manos del gobierno. El único que puede torcer el rumbo de tanta “malapraxis” económica.  

Alimentos Polar presentó acuerdo al gobierno para garantizar producción de Harina PAN

alimentospolar

 

Alimentos Polar y los productores agrícolas presentaron al gobierno , en la sesión del Consejo Nacional de Economía Productiva del martes, un acuerdo que garantiza la viabilidad del circuito, al establecer precios justos para el maíz blanco y las harina precocida de maíz además de permitir a Alimentos Polar tener acceso a materia prima para seguir produciendo y abasteciendo el mercado.

La empresa reiteró la solicitud de una reunión urgente con las autoridades presentes en la mencionada sesión, para la validación de las propuestas alcanzadas en dicho acuerdo, con el fin de evitar la inminente paralización de la producción de harina precocida de maíz por falta de materia prima.

Manuel Felipe Larrazábal, director de Alimentos Polar, explicó que el acuerdo busca “garantizarle a los productores la compra de toda su cosecha nacional a un precio justo que reconoce el valor del esfuerzo y que les da la rentabilidad que tanto necesitan, al tiempo que les asegura los recursos necesarios para volver a sembrar maíz blanco y hacer posible el autoabastecimiento en la próxima cosecha.”

Otro de los beneficios de este convenio es que la Harina P.A.N. y Mazorca, 100% hechas en Venezuela también tengan un precio justo, y sean 70% más baratas que las harinas tradicionales importadas con autorización del Gobierno Nacional, que se encuentran actualmente en el mercado.

El vocero aseguró que también se le ahorrará divisas al país por el orden de los 20 millones de dólares, al garantizar materia prima hasta el mes de diciembre, lo que evita que el Estado deba realizar importaciones adicionales de maíz blanco durante lo que resta del año 2016.

Agregó que la producción de Harina P.A.N. y Mazorca en los próximos meses estaría  garantizada, pues los volúmenes de maíz blanco que se van a comprar en el país, gracias al acuerdo, permiten revertir la caída de 80% en la producción y ofrecer mensualmente más de 37 millones de kilos de Harina P.A.N. y Mazo.

Para el representante de la empresa este acuerdo  es una muestra más del compromiso que tienen Alimentos Polar y los productores con los venezolanos y evidencia además que, trabajando de forma conjunta, es posible superar los obstáculos que enfrenta la industria mediante el fortalecimiento de las cadenas agroproductivas nacionales.

“En Venezuela existe la capacidad de producir todo el maíz blanco que requiere la industria de harina precocida de maíz, y también es posible abastecer el mercado con harina hecha en Venezuela, lo que hace falta es ofrecer las condiciones para lograrlo. Impulsar la producción nacional beneficia a los agricultores, trabajadores, empresa y consumidores”, finalizó Larrazábal.